Puntoedu 205

Click here to load reader

  • date post

    28-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    230
  • download

    4

Embed Size (px)

description

Semanario de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Transcript of Puntoedu 205

  • Ao 7 N205Del 4 al 10 de abril del 2011

    [email protected] gratuita

    Publicacin de laPontificia Universidad Catlica del Per

    Vive la Catlica!

    franz krajnik

    .eduwww.pucp.edu.pe

    Clases virtualesConoce las ventajas de Paideia, la plataforma en lnea que ha desarrollado la Direccin de Informtica Acadmica (DIA) para el dictado de clases. Muchos profesores ya la utilizan. [Pgs. 8-9]

    Especial: Msica, Leonar-do!, exposicin en la Casa OHiggins. Ubcate cachimbo: autoridades estudiantiles. Con-

    vocatoria: trabaja en los procesos de admisin. Vida estudiantil: los mejores lugares para leer. En el campus: Tiradedo PUCP, novedoso sistema de viajes compartidos en automvil.

    +Q

    El escribidor Mario Vargas Llosa visit la PUCP y convers con nuestros estudiantes en el marco de la iniciativa Vamos a leer. [Pgs. 2-4]

  • informe

    Los estudiantes y el escribidor

    2 | .edu | LiMa, del 4 al 10 de abril del 2011

    Escucharlo es una experiencia tan gratificante como leerlo. Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, visit la PUCP en el marco de la iniciativa Vamos a Leer. En el encuentro, los estudiantes le hicieron llegar sus preguntas. Aqu, reproducimos algunos momentos.

    VArGAs LLosA En LA PUCP

    riodismo. La decisin de tra-tar de ser solo un escritor la to-m en Madrid, a donde fui gra-cias a una beca. Nunca pens que poda dedicarme solo a la literatura, pero la decisin fue voy a tratar de organizar mi vi-da para que me pueda dedicar a la literatura. Busqu traba-jos con ese criterio: que no me tomaran demasiado tiempo. La nica manera de convertirme en un escritor era dedicarle la mayor parte del tiempo a esta actividad. Esa decisin me ayu-d bastante.

    Volver Lituma en alguna de tus obras?El caso de Lituma es bastante curioso porque es un personaje que aparece en las primeras co-sas que escrib y despus apare-ci en algunas novelas. Y siem-pre he tenido la impresin de que cuando estoy escribiendo se me presenta Lituma y me dice: Aqu estoy yo, puedo ser-vir. Creo que nunca lo he apro-vechado del todo, que es un personaje potencialmente ms rico. Todava quedan en l co-

    sas que debera aprove-char. No descarto que se me vuelva a meter en otra historia.

    esos temas, se encontrar con recuerdos, traumas, experien-cias que marcaron esa primera etapa de la vida.

    Dedicarme a la literatu-ra, digamos, no fue una deci-sin que se dio de un momen-to a otro. Cuando era joven, era muy difcil que un muchacho que senta una vocacin litera-ria decidiera dedicarse a la lite-ratura. Los escritores que cono-c de chico eran profesionales, gente que dedicaba su vida a otras actividades, fundamen-talmente alimenticias y, en al-gunos espacios de esa vida, se

    dedicaban a escribir. As, yo buscaba actividades

    alimenticias que pudieran calzar con una voca-cin literaria. Estudi derecho porque haba la idea de que el derecho y la lite-ratura estaban bastante cerca; pens en el pe-

    Qu tan importante es tu infancia al es-cribir? Qu ocurri para que decidieras dedicarte exclusiva-

    mente a la literatura?Mi infancia ha sido una fuente muy rica de experiencias y creo que mi caso no es excepcional: esos primeros aos marcan todos los destinos individua-les. En el caso de un escritor es siempre una fuente y el origen de muchas fantasas. Hay escri-tores cuyos temas son muy re-currentes y si uno escarba en el pasado, en la genealo-ga de

    Hace cuatro das ha sido su cumpleaos, crees que has alcanzado todas sus metas, hay algn sueo o fantasa que quieras cumplir?Esa es una pregunta muy cruel. Si hubiera alcanzado todas mis metas, ya habra dejado de vi-vir; me hubiera sentado a es-perar la muerte. No es el caso. Tengo muchos proyectos e ilu-siones. Estoy seguro de que la vida no me va a alcanzar para cumplir todos los sueos que tengo en carpeta. Siempre di-go que mi ilusin es llegar vivo hasta el final porque siempre me han producido mucha tris-teza esas personas que se mue-ren en vida. Eso es muy triste, es una derrota. En cambio, siempre me ha levantado la moral ver a esas personas que, hasta el final, siguen sacndole el jugo a la vida y, con todas las limitaciones de la edad, estn ah dando la batalla. Creo que esa es una manera hermosa de terminar. Espero llegar as has-ta el final.

    Cmo es que el Per y la rea-lidad peruana in uyeron como un estmulo para escribir?Quiz sera bueno que diga que hablo por m: mi experiencia no tiene por qu ser idntica

    a la de otros escritores. Los te-mas sobre los que escribo par-ten siempre de experiencias vi-vidas. Si escarbo un poco sobre esos temas, todos tienen una raz en alguna experiencia vi-vida, en algo que viv o le, una experiencia que dej alguna imagen que luego va generan-do en m un fantaseo; algo as como el embrin de una histo-ria. Ese ha sido el comienzo de todas las historias que he escri-to. En todo lo que sea ficcin, parto de una experiencia per-sonal. Para m es enigmtico el porqu ciertas experiencias tie-nen la virtud de hacerme fan-tasear y porqu otras no son tan fecundas para la creacin. Seguramente es porque esas imgenes tocan algn centro neurlgico de la personalidad ms oculta.

    Escribir es una manera de co-nocerse a uno mismoCreo que la experiencia de es-cribir es compleja, pero una de sus caractersticas es que en un momento dado uno tie-ne la sensacin de que no man-tiene el control racional de lo que est haciendo, que algo se ha ido filtrando, algo que vie-ne de una dimensin secre-ta de la personalidad Uno se embarca en un proceso creati-vo y se abren ciertas compuer-tas, reflotan imgenes que uno crea completamente desapa-recidas. Hay algunos elemen-tos espontneos que tambin intervienen, y algunos son de-terminantes en la creacin de una historia.

  • Dicen que, por esas pocas, cuando uno se iba a Pars se de-ca: Va corromperse.Es una historia que escuch en mi casa. Se deca que haba un to mo que un da le dijo a su mujer que se iba a la Plaza de Armas a comprar el peridico, y nunca se supo nada ms de l. Aos despus, a travs del cn-sul del Per en Francia, se ente-raron de que haba muerto en Pars. Me intrigaba esa historia y le preguntaba a mi abuela a qu se haba ido a Pars ese se-or. Ella me deca: A corrom-perse. Mi amor a Francia na-ci del ejemplo de ese to.

    Cmo era la imagen que tu-viste de Europa antes de irte y cuando llegaste? Es una influencia enorme y el viaje fue decisivo para m. Des-de antes de ir, mi sueo era ir a Europa; tena el prejuicio de que si no sala del Per, no iba a llegar a ser un escritor. Mi idea era que en el Per no se poda ser escritor. Tena esa ingenua idea romntica de que en Fran-cia el ambiente te enriqueca de tal manera que era mucho ms fcil llegar a ser escritor. Todos mis aos universitarios so con llegar a Europa. La ex-periencia de Pars fue decisiva.

    Llegue ah cuando la vida cultu-ral era muy rica, haba realmen-te una creatividad extraordina-ria: eran los aos en que empe-zaba el teatro del absurdo; del nouveau roman, una forma expe-rimental en bsqueda de nue-vas formas narrativas; del cine-ma nuevo francs. Haba una proliferacin de ideas por todas partes, estaban vivos Camus, Sartre, Malraux. Una de las co-sas que aprend en Europa fue la disciplina. Descubr que es-cribir no era solamente una vo-cacin, sino una disciplina, una perseverancia, una terquedad, y organic mi trabajo de mane-

    ra disciplinada. Creo que esa es una de las cosas que ms le de-bo a Europa. Otra cosa que le debo es descubrir Amrica Lati-na. En esos aos, Francia descu-bri a Borges y se encandil con l. Descubr que perteneca a una comunidad que desborda-ba ampliamente al Per, y que estaba conformada por pases donde estaban surgiendo escri-tores muy interesantes.

    Esa terquedad la has tenido desde que vivas en Lima y se ve en las novelas que muchos ya estn leyendo. En esas po-cas, antes de ir a Europa, lle-

    gaste a tener siete trabajos, uno de ellos registrando muer-tos en el cementerio. Lo que me parece inslito es que, a pesar de los siete trabajos, pudiste escribir y leer (esta es una aco-tacin de Alonso Cueto, interlo-cultor y moderador de las pre-guntas).Para m, desde que conoc a mi padre (con quien tuve muy ma-la relacin), la literatura fue un refugio. La usaba para sen-tirme defendido contra la ad-versidad. En ese entonces, yo me haba casado muy joven, de una manera bastante insensa-ta, y tena que trabajar para

    informe

    Pontificia Universidad Catlica del Per | .edu | 3

    fotos: franz krajnik

    EntrE EsCritorEs. alonso Cueto, escritor y profesor del Departamento de Humanidades, fue el interlocutor de MVLL y el moderador de las preguntas que le hicieron los estudiantes.

    GrAnDE, mArio. La visita despert el inters y entusiasmo de nuestros

    estudiantes, quienes tomaron fotos y pidieron autgrafos al escritor.

    AUtoriDADEs. frederick Cooper, Efran Gonzalez de olarte, Marcial rubio Correa, Pepi Patrn y juan ossio se

    mostraron atentos a las respuestas e historias de Mario Vargas Llosa.

  • 4 | .edu | LiMa, del 4 al 10 de abril del 2011

    inforME: VArGAs LLosA En LA PUCP

    Cree que los jvenes leen menos ahora o que leen dis-tinto?Yo creo que en trminos es-trictamente numricos se lee ms que antes, porque hay gentes ms alfabetas que antes. Pero al mismo tiempo, creo que para quienes leen la lectura significa menos hoy da que lo que significaba para las minoras que lean en el pasado. Creo que en pa-sado la lectura tena una in-fluencia muchsimo mayor que la que tiene entre lecto-res de nuestro tiempo. Estos ltimos estn mucho ms solicitados por actividades que no son la lectura, activi-dades de entretenimiento o, tambin, otras formas de co-nocimiento que no llegan a travs de la lectura. Qu le dira a aquellos que a rman que el desarrollo tec-nolgico democratiza la cul-tura?Hay un desarrollo tecnolgi-co que pone la informacin al alcance de todo el mun