PuntoEdu 214

Click here to load reader

  • date post

    11-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    236
  • download

    2

Embed Size (px)

description

¡Que siga la fiesta! www.pucp.edu.pe www.pucp.edu.pe www.pucp.edu.pe El próximo 28 de julio, una nueva familia se mudará al Palacio de Gobierno. Con 57 presidentes anteriores, el edificio alberga más de una anécdota. [Págs. 2-4] ¡Vive la Católica! RECO RTAR Seguimos reportando los resultados de los Juegos Interfacultades. Estudios Generales Letras puso el ritmo al evento y ganó el Bailetón. [Págs. 8-9] PEGAR AQUÍ PARA Publicación de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Transcript of PuntoEdu 214

  • Ao 7 N 214 Del 6 al 12 de junio del 2011

    [email protected] gratuita

    Publicacin de laPontifi cia Universidad Catlica del Per

    Tendencias: la voluntad de ayudar. Publicaciones:

    libro de cuentos La plaza de los burros. Danza: Desgenerados, creacin colecti-va. Msica: guerra de bandas en EEGGCC. Convocatoria: Full Day emprendedor. En el campus: los objetos perdidos buscan a sus dueos. Agenda: sp-timo aniversario de la Filmoteca PUCP.

    +Q

    Elecciones internas

    Que siga la fi esta!

    La semana pasada se inici el proceso de seleccin de nuevas autoridades en nuestra Universidad. Algunas facultades ya eligieron a sus decanos. [Pg. 10]

    Seguimos reportando los resultados de los Juegos Interfacultades. Estudios Generales Letras puso el ritmo al evento y gan el Bailetn. [Pgs. 8-9]

    El prximo 28 de julio, una nueva familia se mudar al Palacio de Gobierno. Con 57 presidentes anteriores, el edifi cio alberga ms de una ancdota. [Pgs. 2-4]

    Nuevo inquilino

    .eduVive la Catlica!www.pucp.edu.pe

    .edu.eduwww.pucp.edu.pe

    .edu.edu.edu.eduwww.pucp.edu.pe

    .edu.eduPAR

    A RECO

    RTAR

    .edu.edu.edu.edu

    PEGAR AQU

  • informe

    Bienvenidos a Palacio

    2 | .edu | LIMA, del 6 al 12 de junio del 2011

    Con casi cinco siglos, nuestro Palacio de Gobierno ha soportado terremotos, saqueos, incendios, reconstrucciones y acumula ms de una ancdota. Este 28 de julio, un nuevo mandatario se mudar al edificio y continuar construyendo su historia.

    nuevo inquilino en Palacio

    Por gonzalo silva infante

    ca Juan Luis Orrego, historia-dor y docente de nuestro De-partamento de Humanidades.

    Durante el Virreinato, la ca-sa empez a tomar forma de un verdadero palacio. Las refor-mas se vieron, sin embargo, in-terrumpidas: en 1746, un fuer-te terremoto sacudi la ciudad y el Palacio se tuvo que recons-truir. Este nuevo palacio tena cosas bonitas como una capilla del siglo XVIII, tena tambin una fachada muy improvisada, pero con una portada que esta-ba bastante bien, destaca el ar-quitecto Jos Garca Bryce, pro-fesor del Departamento de Ar-quitectura. Fue a fines del si-glo XIX que estren una nueva fachada y dej la antigua, que tena balcones y tiendecitas de-bajo de la portada, agrega.

    TIEMPOS REPUBLICANOS. En el siglo XIX, ya como rep-blica, el Estado peruano no te-na los diecisiete ministerios que conforman el actual gabi-nete; eran apenas cinco o seis, los mismos que tenan su local dentro de Palacio. El Presiden-te no resida ah. Los presiden-tes vivan en su casa e iban a Pa-lacio como quien va a su ofici-na, cuenta Orrego.

    La Guerra del Pacfico (1879) signific un duro golpe para los peruanos y tambin lo fue

    Antes de convertir-se en un imponen-te palacio, fue una casa, la Casa de Go-bierno. Estaba en-

    callada en la ribera del ro R-mac, sobre una manzana en-tera, conformada por cuatro solares que se adjudic Fran-cisco Pizarro por sus ttulos ho-norarios. Este, pues, adems de conquistador de nuestras tie-rras, era gobernador, capitn general y alguacil mayor, y ca-da ttulo le daba derecho a re-clamar un solar. Sumados a lo que le corresponda como ve-cino de Lima, en su calidad de fundador, el espaol se logr agenciar cuatro solares sobre los cuales mand a construir la casa desde la cual gobernara.

    La eleccin de la zona pa-ra situar su reinado no fue ar-bitraria: busc estar cerca del principal ro que abastece a la ciudad para tener el control ab-soluto. Si haces una ciudad ba-jo el modelo de damero, la pla-za debe estar al centro; por lo tanto, la Plaza de Armas debi estar a la altura de la iglesia de la Merced, pero est retirada hacia el ro porque por ah sa-lan las bocatomas del Rmac. Desde ah Pizarro controlaba la distribucin del agua, lo que te da el poder en una ciudad de-srtica como la nuestra, expli-

    LA rePbLIcA

  • informe

    Bienvenidos a Palacio

    Ponti cia universidad catlica del Per | .edu | 3

    Juan luis orregoHistoriador y docente del Departamento de Humanidades

    Hasta los aos 60, el men que se serva en Palacio era internacional. Con Velasco empieza una comida ms peruana, incluso se serva cancha.

    Jos garca BrYceProfesor del Departamento de Arquitectura

    Con Fujimori, llamaron a un desconocido espaol de dudoso gusto que hizo unos cambios y le puso dorado a las columnas.

    gran Hall. Se le llama as por sus impresionantes dimensiones. es el primer espacio de Palacio al que se accede por la Puerta de Honor, que es por donde

    ingresan las ms importantes personalidades. Se pueden apreciar bustos de personalidades de la historia de Amrica Latina.

    para Palacio. El Ejrcito chile-no entr y lo saquearon a tal punto que tuvo que ser recons-truido en algunas partes, pues no fue destruido del todo.

    No fue esta la nica vez que nuestro Palacio de Gobierno soport ataques de este tipo. El 3 de julio de 1921, a pocos das de celebrar el centenario de la Independencia y con Augusto B. Legua como presidente, los enemigos del entonces manda-tario incendiaron Palacio para sabotear las celebraciones que se estaban preparando. Des-aparecieron muchos objetos valiosos. No solamente docu-mentacin, sino obras de arte y tambin muebles que tenan su origen desde el Virreina-to. Sin embargo, Legua no se amilan: orden que se retira-ran los escombros, llam a ar-quitectos, ingenieros y artistas, por lo menos, para montar al-go provisional para las celebra-ciones del centenario, recuer-da Orrego. Y as se hizo: para la fecha central de la celebracin, Palacio estuvo habilitado, pero se tuvo que recurrir al Palacio de Torre Tagle (recientemente refaccionado) y a la propia resi-dencia de Legua para celebra-ciones menores.

    NUEvAS HISTORIAS. El Pa-lacio de Gobierno, tal como lo conocemos hoy da, termin de ser construido en 1938 y fue inaugurado en el periodo de scar R. Benavides. A inicios del siglo XX, hubo un concurso arquitectnico para disear un nuevo Palacio de Gobierno con materiales modernos, y fue ga-nado por un arquitecto francs llamado Emile Robert, quien hizo el Palacio Legislativo. Pero el proyecto nunca se realiz. Ya en la poca de Legua, aproxi-madamente en 1926, empieza la obra del nuevo Palacio de Go-bierno, que era un proyecto de un arquitecto tambin francs, pero que radicaba en Lima, lla-mado Jean Claude Sahut, se-ala Garca Bryce.

    Las obras de Sahut se reali-zaron hasta 1930, y fue el ar-quitecto Ricardo de Jaxa Mala-chowski quien continu con el proyecto, en el que se incluy la residencia para el Presiden-te. Para lograrlo, se tuvo que de-moler la iglesia jesuita de Los Desamparados, de ah el nom-bre de la estacin. A los jesui-tas les dieron, en compensa-cin, el terreno donde est aho-ra la iglesia de Los Desampara-dos en la avenida Venezuela, agrega Orrego. El modelo era lo europeo y dentro de lo euro-peo, lo francs. Ya despus ven-dran los movimientos nacio-nalistas en la arquitectura o la combinacin de lo espaol con lo prehispnico. Pero esa euro-peizacin, ese estilo francs alcanz la poca de Legua,

    saln tPac amaru. Anteriormente Saln Pizarro. Predomina el estilo neocolonial, mide 35 metros de largo

    y est dividido en tres cuerpos: una rotonda central y dos alas laterales. fue el primer comedor oficial y lleg a

    albergar a 140 comensales. Actualmente se usa para dar conferencias de prensa.

    fotoS: IGnAcIo cAterIAno roStWoroSWSkI

  • 4 | .edu | LIMA, del 6 al 12 de junio del 2011

    que es cuando se dieron es-tas construcciones, destaca el arquitecto.

    ENTRE gUSTOS y COLO-RES. Este Palacio ha sido tes-tigo de golpes de Estado: el de 1948, a manos de Odra; el de 1962, perpetrado por los mi-litares; el de 1968, hecho por Velasco Alvarado, que incluye la famosa ancdota que cuen-ta que al presidente Fernando Belande lo sacaron de madru-gada en pijama (aunque esto no es tan cierto porque s deja-ron que se cambie, desmiente Orrego); y el autogolpe de Al-berto Fujimori, en 1992.

    cabecillas del golpe de Estado de 1968 en Panam. Alan Gar-ca, por su parte, populariz los balconazos en su primer gobierno. El historiador Orre-go rememora esos improvisa-dos mtines de Garca: Sala sin saco, en mangas de camisa y se pona la banda encima. Ha-blaba lo que se le ocurra. Un da propuso trasladar la capi-tal. Por qu no trasladamos la capital a Jauja?, dijo.

    Cada presidente introdu-jo cambios de acuerdo con sus propios gustos. As lo recuer-da el arquitecto Garca Bryce: Con Fujimori, llamaron a un desconocido espaol de dudo-so gusto que hizo unos cam-bios y le puso dorado a las co-lumnas. Un colega mo, sobri-no de Belande, deca irnica-mente que pareca un chifa. Haba un cuarto, el vestbulo de ingreso, que antes estaba revestido con cuarzo y beige, pero le puso una serie de co-lores rosados, marrones... Es-te artista era amigo personal de Keiko Fujimori. Adems, el poco mantenimiento de al-gunas instalaciones durante el periodo de Alberto Fujimo-ri trajo consecuencias. Parece que hubo mucho descuido en el interior de Palacio, tanto as que cuando entran Paniagua y Toledo, tienen que fumigarlo, seala Orrego.

    Esta situacin ha llevado a que Palacio sufra transforma-ciones que van en contra de su esttica. Garca Bryce se anima a dar una recomendacin: se debe tener vigilancia, eso debe-ra estar manejado por el Insti-tuto Nacional de Cultura. De-bera haber una comisin de gente tcnica, objetiva, que sea consultada cada vez que quie-ran hacer algo. Lo que pasa es que cada uno se cree el dueo y hacen y deshacen pensando que es su propia casa.

    El prximo 28 de julio, un nuevo presidente har su en-trada a Palacio para residir por los prximos cinco aos. La his-toria de este edificio seguir es-cribindose por su inquilino nmero 58. n

    InforMe: nuevo inquilino en Palacio

    testimonios

    ALONSO HIdALgO SALINAS reA Alumno de Derecho

    Recuerdo el ltimo discu