Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

of 110

  • date post

    13-Feb-2018
  • Category

    Documents

  • view

    269
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    1/110

    ,1

    I N T R O D U C C I O N

    A

    L A

    A N T R O P O L O G I A

    F I L O S O F I C A

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    2/110

    RAL GUTlRREZ SENZ

    DOCTOR EN FIWSOFIA

    DIRECTOR DE LA ESCUELA DE FILOSOFIA

    DE LA UNIVERSIDAD INTERCONTINENT AL

    ROFESOR NUMERARIO DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA

    IN T R O D U I O N

    L

    .

    N T R O P O L O G I F IL O S O F I

    CUARTA EDICION

    EDITORIAL ESFINGE, S.A. DE C.V.

    Calle Esfuerzo N9

    lA

    Naucalpan, Estado de Mxico

    9

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    3/110

    Primera edicin: 1979

    Cuarta edicin: 1988

    La presentacin, disposicin

    y

    de-

    ms caractersticas de esta obra son

    propiedad de Editorial Esfinge. S.A.

    de C.V.

    Prohibida la reproduccin o

    transmisin total o parcial , median-

    te cualquier sistema o mtodo elec-

    trnico o mecnico de recuperacin

    y almacenamiento de informacin,

    sin autorizacin escri ta del editor.

    ISBN 9(i8-412247-O

    IMPRESO EN

    Mxxrc

    Derechos reservados

    Ral Gutirrez Senz

    Cerro Gordo, 4

    Mxico 21, D. F.

    PR O O

    El objetivo principal de este libro consiste en sealar

    la .

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    4/110

    6

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    n.~s a~erca del hombre, no es que se desprecie la descrip-

    Clan smgular de cada fenmeno humano, sino que se insiste

    en aquella caracterstica o rasgo eminente que se encuen-

    tra en todos ellos y que los tipifica a todos precisamente

    como humanos.

    . ~n c.uanto al mtod'o, utilizado en este libro, podemos

    d.I~tmgUlr una doble vertiente. La estructuracin y redac-

    Clan de c~da captulo corresponde .al anlisis y la. srg~~

    que consntuyen la base del funcionamiento racional del

    hombre. Sin embargo, este anlisis y esta sntesis no hubie-

    ran sido posibles de no haber sido precedidas por otro m-

    todo, por cierto bastante descuidado en la actividad cien-

    tfica y filosfica. Se trata de lo que por ahora podemos

    llamar recogimiento o comunicacin intrapersonal, gracias

    al c~a~ la concie?cia hum~na se expande y se capacita para

    percibir un horizonte mas amplio de caractersticas y de

    valores que se encuentran en la realidad. As pues, el m-

    todo de este libro es doble: por un lado se ha utilizado el

    reco,gimi~nto i~trapersonal, y, por otro lado, el anlisis y

    la sntesis de tipo racional.

    Finalmente, quiero expresar mi agradecimiento a las au-

    toridades de la Universidad Iberoamericana que me brin-

    daron el tiempo suficiente para la elaboracin de este libro.

    En especial, quiero mencionar al doctor Ernesto Domfnzuez

    . b '

    al maestro LUISVergara, al maestro Rubn Murlo, al li-

    cenciado Federico Weber y al licenciado Jos Antonio

    Outn, que alentaron y propiciaron la redaccin del texto.

    INTRODUCCIN

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA?

    1. EL SER HUMANO, TEMA DE VARIAS

    DISCIPLINAS

    La primera aproximacin al contenido de una ciencia

    suele plantearse analizando etimolgicamente el nombre de

    dicha ciencia. En nuestro caso es muy conocida la raz

    n -

    t hropos, que significa hombre,

    y

    la raz leeos que significa

    tratado. Por tanto, la Antropologa es el tratado del hombre.

    Esta es su definicin nominal y, como puede observarse,

    resulta demasiado amplia y vaga, puesto que existen varias

    ciencias que tratan del ser humano. Quedara, pues, la ta-

    rea de poner lmites al tema de nuestra ciencia con el objeto

    de poseer, desde el principio, un concepto adecuado de ella.

    Por otro lado, el nombre mismo indica que se trata de

    una disciplina filosfica. Posteriormente indicaremos en

    qu consiste este carcter filosfico de nuestra ciencia. Por

    ahora hacemos notar que con este calificativo estamos mar-

    cando una diferencia con respecto a la Antropologa social,

    que se dedica al estudio de los elementos culturales propios

    de un grupo humano. Ya veremos con mayor detenimento

    el tema y las caractersticas de la Antropologa social; basta

    anotar que se trata de otra disciplina muy diferente a la

    Antropologa filosfica y que es preciso no conflllldirla~

    entre s,

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    5/110

    8

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    El tema de este libro es, pues, el ser humano. Ahora

    bien, existen varios enfoques para analizar la inmensa gama

    de caractersticas contenidas e implicadas en el ser humano.

    Cada enfoque o perspectiva diferente da origen a una cien-

    cia diferente. As por ejemplo, la Historia estudia al hom-

    bre desde el punto de vista de los hechos registrados a travs

    del tiempo. La Psicologa estudia al hombre desde el punto

    de vista de su persona y de la estructura de su conducta. La

    Anatoma tambin estudia al hombre, y su perspectiva trata

    de describir su composicin orgnica.

    El prrafo anterior no ha pretendido definir en forma

    estricta la Historia, la Psicologa o la Anatoma. Solamente

    ha hecho referencia a caractersticas similares a las de la

    Antropologa para tener una nocin ms amplia de esta

    ciencia. El esfuerzo intelectual para definir con precisin el

    campo de una ciencia es un trabajo que difcilmente ha lle-

    gado a una conclusin satisfactoria para todos los que cul-

    tivan dicha disciplina.

    Todas estas ciencias, junto con otras que tambin se re-

    fieren al ser humano, aun cuando coinciden en su tema

    general que es el hombre, se distinguen porque adoptan

    una perspectiva o ngulo diferente para estudiarlo. En tr-

    minos filosficos se dice que todas ellas coinciden, aunque

    sea parcialmente, en su objeto material, pero difieren en su

    objeto formal.

    Recurdense las definiciones que a este respecto se han

    proporcionado en un curso de Lgica

    Q

    de Introduccin a

    la Filosofa.

    Objeto material

    significa el tema general de

    una ciencia.

    Objeto formal

    significa el aspecto o ngulo es-

    pecial que escoge una ciencia para estudiar ese objeto ma-

    terial. La Antropologa filosfica coincide parcialmente con

    la Psicologa y la Historia en su objeto material. Pero se

    distingue de ellas por su objeto formal, tal como quedar

    explicado enseguida.

    2. LAS PARADOJAS DEL FENMENO HUMANO

    Podemos concretar un poco ms el contenido de la An-

    tropologa filosfica diciendo que su tema general, ~objeto

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    9

    material, es el fenmeno humano, es decir, .la serie de ma-

    nifestaciones que atestiguan la presencia del hombre.

    Igt.eresan especialmente aquellas manifestacionesque en-

    traan un cierto enigma o paradoja, tales como el fenme-

    no del conocimiento cientfico, de los juicios de valor, de la

    libertad, de la comunicacin interpersonal y de la religin.

    He aqu cinco modos como se suele manifestar el ser hu-

    mano a fravs'de cualquier tipo de cultura. Si nos detenemos

    un poco en su anlisis, descubriremos, all mismo, extraos

    elementos que envuelven una paradoja.

    Ahora bien, la descripcin del fenmeno humano po-

    dra tener un carcter meramente narrativo, que no es pro-

    pio de una ciencia. Ancdotas, cualidades y mitos constitu-

    yen tambin elementos del fenmeno humano, pero en

    tanto que permanezcan en

    es e

    nivel emprico, carentes de

    estructura, todava no pertenecen a un cuerpo propiamente

    cientfico.

    En este apartado quiero referirme al fenmeno humano

    haciendo notar las aportas o aparentes contradicciones que

    surgen a la vista en el momento de fijar la atencin a los

    modos como suele manifestarse el ser humano.

    E l

    carcter

    cientfico y filosfico de nuestra disciplina, aparte de ser

    analizado con mayor detenimiento en los prrafos posterio-

    res, quedar evidenciado cuando, a lo largo de este libro,

    pueda restablecerse una estructura que satisfaga las aparen-

    tes contradicciones que ahora propongo.

    a)

    El problema del conocimiento.

    El aspecto ms enig-

    mtico del conocimiento reside en el dualismo

    y

    oposicin

    que se da entre sujeto y objeto, pero que, sin embargo,

    desaparece o al menos se oscurece de un extrao modo cuan-

    do

    se

    da el fenmeno del conocimiento. Es decir, el sujeto

    ~ se apodera del objeto, lo asimila, lo interioriza en su pro-

    pio ser,

    y

    de esta manera unifica lo que anteriormente pa-

    reca como distinto y opuesto. A pesar de todo, el objeto

    sigue poseyendo una existencia aparte de la del sujeto. El

    conocimiento, pues, implica una oposicin que simultnea-

    mente llega a ser una unidad.

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    6/110

    10

    INTRODUCCIN A LA AN TROPOLOGA FILOSFICA

    He aqu la paradoja del conocil~liento en ~o~ma interr~-

    gativa: cmo es posible que un objeto sea aSlllllla?o y uru-

    lir.ulo en el sujeto cuando, despus de todo, e objeto man-

    Iicne su diferencia con e sujeto? En este libro se pretende

    dar una respuesta a' dicho enigma. La pregunta se po~r~

    formular

    todava

    en otros trminos: qu es lo que POSIIJI-.

    lita la unin de sujeto y objeto en e conocimiento? Cul

    es la condicin de posibilidad del conocimiento humano?

    b)

    El problema del valor.

    En varias ocasiones sur~e el

    problema de los diferentes juicio~ d~. valor ante el mismo

    objeto, Y la pregunta es: por que ~l~lere ta~t? ~a gente,i

    valorizar las cosas? Qu es lo que ongma un JUlClOde valor.

    Cu;il es la

    condicin

    de posibilidad del val?r? JQ.u h;ay

    CI\

    el hombre, en virtud de lo cual se da un JUIClOapreCla-

    I

    vo de las cosas, pero que, por lo general, suele diferir de

    juicio emitido por otra persona ante e mismo objeto? Los

    valores son subjetivos u objetivos? Estamos frente al famo-

    so problema del relativismo axiolgico: Cad~ ~e:sona y cada

    (')loca se ha caracterizado por una se.ne, de .JUICIOSde valor,

    clIyo origen suele permanecer en l~ mcogmta. En.l~ Antro-

    l

    )oloua Ii losfica interesa el estudio de las condiciones de

    . . . .

    posihilidad del .imhito

    axiolgiro.

    e)

    El problema de la libertad.

    No es raro encontrar per-

    sonas que ni~J~an la lib:t ac.ty aun su posibilidad en el

    110m bre. Segn ellos, e hombre est determinado por los

    estmulos externos y por toda una serie de condicionamien-

    los que imposibilitan la libertad y la colocan en un 'plano

    de mera ilusin. Sin embargo, la lucha por la libertad y la

    .'icJlsacin de Iihertad conseguida en algunos casos son fe-

    nmcnos que se repiten en la historia humana. Cabe, pues,

    cl

    anlisis de la situacin, con el objeto de esclarecer cul

    ('s la condicin de posibilidad de esos fenmenos. Puede el

    hombre liberarse de las trabas internas de su conducta? Es

    lo mismo libertad y espontaneidad? Siempre es ilusoria la

    -nsacin de libertad? Es previsible la conducta humana?

    Si se llega a una raz profunda del fenmeno de la liber-

    t

    acl, se

    podra

    dar una respuesta satisfactoria a las preguntas

    .uucriores.

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    11

    d)

    El problema de la cien?t:

    Si las cosas son singulares

    y contingentes, cmo es posible la existencia de una ciencia

    que trata de lo universal} lo necesario? Aqu tenemos un

    planteamiento acerca de lo enigmtico que resulta la posi-

    bilidad de la ciencia. Con lo anterior se conecta el proble-

    ma de la validez de la induccin cientfica, o sea, e origen

    y el valor de las generalizaciones.

    Tambin se puede plantear el problema de la certeza:

    A qu se debe que el hombre se establece en resultados

    aparentemente definitivos y en seguida corrige la plana y

    establece nuevos puntos de vista en los cuales confa nue-

    vamente como algo permanente? Hay verdades eternas?

    Hasta qu punto es ilusoria la certeza adquirida con el

    pretendido rigor cientfico?

    e)

    El problema de la comunicacin interpersonal.

    Dado

    que los signos del lengu~je son convencionales y arbitrarios

    y no producen por s mismos el significado asociado, ,cmo

    es posible una comunicacin de significados? Dicho de otro

    modo: cmo es posible una verdadera comunicacin entre

    dos personas, dado que cada una posee un mundo interno

    de significados, los cuales, por esencia, no pueden ser trans-

    mitidos, pues lo transmitido en todo caso son signos (no

    significados) y stos son convencionales, y, por tanto, no

    llevan necesariamente la idea significada? Qu hay en el

    hombre, por lo cual se produce el fenmeno de la comuni-

    cacin interpersonal? Por qu hay tanto desacuerdo y tanta

    dlBcliltad para comprender e pensamiento de otras per-

    sonas?

    f)

    El problema de la religiit.

    El fenmeno religioso es

    comn en cada grupo humano. Casi no hay cultura que

    no manifieste ese fenmeno con especial relevancia. Cabe.

    pues, la pregunta: a qu se debe esa tendencia de hombre

    hacia un ser qu~ llama absoluto, creador, infinito, y con e

    cual ipretende establecer contacto como de hijo a padre?

    Se trata de una mera proyeccin y fantasa?

    Por otro lado, tambin se da e fenmeno del atesmo

    y del antitesmo, el rechazo de la religin. y la mu ltipl iri-

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    7/110

    12

    INTRODUCCIN A LA AN TROPOLOGA FILOSFICA

    dad de religiones, con la consiguiente lucha por la supre-

    maca de la propia y la intolerancia acerca de las dems.

    La pregunta es, pues: cmo es que el tema religioso afecta

    tan ntimamente a la vida de una persona? Qu hay en el

    hombre, por lo cual le resulta sumamente difcil permane-

    cer neutral ante el problema de lo religioso y de Dios?

    Estos y otros problemas surgen ante una revisin del

    fenmeno humano. A la Antropologa filosfica le compete

    el estudio del fenmeno humano y la bsqueda de solucio-

    nes a los problemas all planteados. Se dice entonces que

    el

    fenmeno humano es el objeto material de la Antropologa

    filosfica.

    Quedara por esclarecer cul es el aspecto o pers-

    pectiva especial (objeto formal) que estudia la Antropolo-

    ga filosfica en el fenmeno humano.

    3. LAS CONDICIONES DE POSIBILIDAD

    DEL FENMENO HUMANO

    En cuanto a la perspectiva propia de la Antropologa

    filosfica, podemos insistir en un aspecto especial ofrecido

    en los ejemplos anteriores. Se puede notar que una cosa es

    detectar y comparar cules son las costumbres consideradas

    como buenas en la civilizacin occidental y en la tribu zul,

    y otra cosa muy diferente es remontarse a esa cualidad del

    hombre gracias a la cual se ha posibilitado que en cualquier

    tipo de cultura siempre se encuentran prohibiciones, al

    mismo tiempo que se detectan conductas consideradas como

    honestas. Estamos frente al problema de la bipolaridad de

    los valores. El signo positivo o negativo que suele impreg-

    narse a las cosas, personas y hechos, es un tpico juicio hu-

    mano que proviene de una quis caracterstica del hombre.

    Aqu tocamos ya el terreno de la Antropologa filosfica,

    que se interesa por aquello que, en el hombre, hace posibles

    nuestros juicios de valor. El captulo referente a lo

    axiol-

    gico constituye una de las partes ms importantes de nues-

    tro estudio antropolgico.

    Un segundo ejemplo sera el de la libertad, que ha sido

    un tema socorrido a lo largo de la historia

    y

    de las diferen-

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    13

    tes culturas. En Antropologa filosfica no interesa una

    descripcin de los diferentes fenmenos que se han dado a

    este respecto. La lucha por la libertad, el hecho de la es-

    clavitud, los diferentes grados de libertad que se han lo-

    grado, la distincin de varios tipos de libertad, ete., son

    temas de diferentes asignaturas. A la Antropologa filosfica

    le il1tl' xesa.aquello que en el hombre hace posible una con-

    ducta libre. Tenemos aqu un captulo ms en nuestro es-

    tudio antropolgico.

    De la misma manera, habra que estudiar otras caracte-

    rsticas tpicas del ser humano. La religin es un fenmeno

    muy generalizado en las diferentes culturas. Se impone,

    pues, un estudio que trate de descubrir qu es aquello que

    en el hombre conduce en forma tan unioersal a la realiza-

    cin

    de l

    fenmeno religioso) aun en medio de la enorme

    variedad de religiones.

    Aqu es importante hacer notar que el tema de la reli-

    gin puede estudiarse en un nivel cientfico o filosfico,

    sin que esto implique la defensa de ninguna religin ni,

    mucho menos, la actitud proselitista en favor de alguna re-

    ligin determinada. Simplemente, se consideran las carac-

    tersticas de las diversas religiones y se tiende hacia una

    explicacin sintetizadora de todas ellas.

    El hecho de la comunicacin y de las comunidades hu-

    manas es otro fenmeno universalmente encontrado en la

    historia. Habra que estudiar qu es lo que impulsa al hom-

    bre a la formacin de sociedades y de comunidades.

    Los fenmenos del conocimiento y de la ciencia) por un

    lado, y de las emociones y del arte) por otro, constituyen,

    igualmente, datos observables que piden una explicacin:

    qu hay en el ser humano que ha posibilitado estos hechos

    tan universales?

    /

    Con lo anterior podemos enlistar ya una serie de temas

    que son propios de un libro de Antropologa filosfica, ta-

    les como el conocimiento, los valores, la ciencia) el arte, la

    libertad, la comunidad, la religin.

    Todos ellos son fen-

    menos humanos que requieren una explicacin, no tan slo

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    8/110

    14

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    para ver cmo se conectan unos con otros, sino para detec-

    tar su origen humano, es decir, aquello que hace posible la

    existencia de tales hechos reales.

    Aqu es donde surge la pregunta de orden filosfico:

    cul es la condicin de posibilidad de estos fenmenos hu-

    manos?

    Qu hay en el ser humano que ha posibilitado el

    fenmeno del conocimiento, de los valores, de la libertad,

    de la comunidad y de la religin? A pesar de las caracters-

    ticas tan diferentes que han afectado a estas expresiones

    humanas, existe algo en el hombre que explique y d uni-

    dad a toda esa variedad?

    La respuesta a esas preguntas no es fcil. A ese respecto

    propondr dos captulos que contienen una explicacin b-

    sica del fenmeno humano. Se refieren a la conciencia hu-

    mana y a las tendencias axiolgicas o actitud trascendente

    de la conciencia. Aqu est el ncleo de lo que considero

    como tpicamente humano. Su estudio nos colocar en la

    perspectiva adecuada para atacar los temas anteriormente

    enunciados.

    En otros trminos, mi tesis consiste en afirmar queJa

    conciencia trascendente (es decir, la conciencia humana,

    junto con las tendencias axiolgicas) es la condicin de po-

    sibilidad de los fenmenos que hemos enumerado. .

    Por supuesto, es necesario aclarar qu entiendo por con-

    ciencia y por tendencia axiolgica; en qu consiste la cuali-

    dad trascendente de la conciencia, y cmo esas caractersti-

    cas humanas son la condicin gracias a la ctial se explican

    los fenmenos del conocimiento, los valores, la libertad, la

    comunidad y la religiosidad. Tal es el contenido central de

    este libro.

    As pues, nuestra asignatura tiene como objeto material

    el fenmeno humano, pero su objeto formal o enfoque par-

    ticular es muy distinto al de las otras ciencias del hombre.

    Ya no pretende estudiar los hechos histricos, ni su com-

    posicin orgnica, ni su estructura personal y conductual.

    Tampoco abarca las diferentes modalidades en las culturas

    y civilizaciones. El enfoque de esta ciencia est en un plano

    diferente.

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    l;'j

    La Antropologa ..filosfica no se refiere a hechos con-

    cretos,~ino que analiza y explcita cules sonlas condiciones

    de posibilidad de los hechos propiamente humanos. Dicho

    de otra manera: a nuestra disciplina le interesa, no describir ..

    sino explicar los hechos singulares y especficos que se es-

    tudian en las otras ciencias del hombre. ~~.~ ,pli~acin de

    esos hechos consiste en descubrir esas caractersticas huma-

    nas, gr~cias a las cuales ha sido posible realizar la historia,

    la cultura, la religin, el arte, la estructura social y dems

    productos humanos.

    Por tanto, nuestra ciencia no es meramente descriptiva,

    sino que se obtiene gracias a la reflexin intelectual, que

    es capaz de vislumbrar y fundamentar esas condiciones por

    las cuales ha sido posible realizar el fenmeno humano

    observable.

    Podemos sintetizar diciendo que

    el objetJ ,materia'1 de

    la Antropologa filosfica es el fenmeno hirmano ,

    y

    que

    Sil objete formal reside en las caractersticas h.umanas que

    posibilitalldicho. e.nrrH:no .. En otros trminos: la Antro-

    pologa filosfica estudia las condiciones de posibilidad del

    fenmeno humano.

    La esencia de la Antropologa filosfica tambin puede

    enunciarse con la siguiente expresin: estudio del ser hu-

    mano en cuanto tal .

    Esto significa que en el hombre se enfoca aquello que

    es propiamente el ser humano, aplicable a todo hombre,

    de cualquier poca y latitud. Se puede explicar esto de otro

    modo: mientras que las dems ciencias antropolgicas es-

    tudian al hombre en sus manifestaciones, a la Antropologa

    filosfica le compete el estudio del ncleo humano o carac-

    terstica propia de todo hombre, gracias a la cual se pro-

    ducen todas esas manifestaciones enfocadas en las dems

    ciencias.

    Ntese que as quedan unificadas las dos definiciones

    de nuestra disciplina:

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    9/110

    16

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    ;1)

    Estudio de las condiciones de posibilidad del fe-

    nmeno humano.

    2) Estudio del ser humano en cuanto tal.

    En efecto, las condiciones de posibilidad del fenmeno

    humano deben entenderse como las caractersticas reales

    de todo hombre, gracias a las cuales se realiza tal con};- es:

    sas caractersticas reales de todo hombre, colocadas e-;}a

    raz de toda manifestacin humana, es lo que ms propia-

    mente merece el nombre de ser humano. Por esto se ciice

    tambin que la Antropologa filosfica estudia al ser hu-

    mano en cuanto tal.

    4. EL CARCTER CIENTFICO DE NUESTRA

    DISCIPLINA

    Una vez aclarado el tema y el enfoque especfico de la

    Antropologa filosfica, es conveniente fundamentar su ca-

    rcter cien tfico.

    Desde luego, no se trata de una ciencia al estilo de las

    Ma~emticas ni al estilo de la Fsica o de la Biologa, es

    decir, la Antropologa filosfica no es una ciencia exacta

    ni tampoco es una ciencia experimental. Es una ciencia del

    hombre y, como tal, cumple con los requisitos aenerales de

    d

    .

    lo

    a ciencia, aun cuando no llene las cualidades propias

    de esos. dos tipos de ciencia. Dentro de este amplio concep-

    to de CIencia podemos distinguir cuatro, caractersticas esen-

    ciales:

    a) E ? un conocimiento uniuersal En efecto, la Antro-

    pologa filosfica no se contenta con meras descripciones

    anecdticas y

    singulares, sino que relaciona fenmenos y

    descubre las condiciones que hacen posible esos fenmenos.

    ~e la variedad de hechos concluye la unidad de un princi-

    pIO humano que los posibilita y realiza.

    b) Es un conocimiento ueriiicahle

    y cierto

    En efecto,

    la Antropologa filosfica

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    10/110

    18

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    e) Un conocimiento

    aplicable

    que rinde sus frutos no

    slo en el terreno de la contemplacin

    y

    la especulacin,

    sino tambin en e campo de la orientacin, motivacin

    y

    educacin humana.

    5. EL CARACTER FILOSFICO DE NUESTRA

    DISCIPLINA

    Tal como indica el nombre de nuestra ciencia, estamos

    en pleno mbito filosfico. La Filosofa se distingue porque

    se interesa por las causas supremas? no por las causas se-

    gundas o inmediatas. Expliquemos esto.

    Estudiar las causas segundas o inmediatas quiere decir

    atender a las conexiones entre fenmenos de mismo tipo,

    observables y verificables en forma emprica. Cuando se da

    el fenmeno B, se encuentra como antecedente o causa e

    fenmeno A. Los ejemplos ms apropiados se encuentran

    en las ciencias experimentales, como la Fsica, la Qumica

    y la Biologa. Cuando cambio el fenmeno A (por ejem-

    plo, la resistencia en la corriente elctrica), cambia inme-

    diatamente e fenmeno B (la intensidad de la luz). La

    variable dependiente B est sujeta a los cambios de la va-

    riable independiente A.

    Tambin en las ciencias del hombre se da un reflejo de

    ese tipo de relacin entre dos fenmenos. Por ejemplo, un

    historiador analiza las causas de la Revolucin francesa. Esas

    causas estn en e mismo plano emprico de los fenmenos

    donde se encuentran los efectos. Se trata de hechos que an-

    teceden a otros hechos y que de alguna manera explican e

    efecto. Un psiclogo estudia las causas de las neurosis y por

    ellas suele referirse a los hechos de la infancia. La conexin

    que establece entre la infancia y la edad adulta es tambin

    una explicacin de este orden. Ntese que la relacin o

    COneX 9n misma entre el fenmeno tomado como conse-

    cuencia y el fenmeno tomado como antecedente no per-

    tenece al plano emprico, pues no se ve. 'Encambio, los fe-

    nmenos conectados s son observables,

    y

    a veces, hasta

    mcnsurables. Otro ejemplo est en el famoso caso del es-

    tudio de Spitz sobre e hospitalismo. En trminos cuantita-

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    19

    t ivos se ha detectado que la falta de atencin amorosa a los

    nios en el hospicio produce la ms alta mortandad entre

    esosnios.

    En general, las ciencias experimentales conectan feno-

    menos similares, empricos y verificables. Cuando esto su-

    cede, se dice que estamos en e plano de las explicaciones a

    base de causas inmediatas o secundarias.

    Existe otro tipo de explicacin, y consiste en conectar

    el fenmeno estudiado con otro tipo de causa, que llama-

    1Il0Sprimera o remota, y que ya no se encuentra en el nivel

    emprico del fenmeno estudiado.

    Por ejemplo, observamos el fenmeno religioso de un

    pueblo o de una persona, y en un momento de reflexin

    y de comprensin captamos la existencia de algo en el in-

    terior de la persona, gracias a lo cual se produce ese fen-

    meno religioso. Continuamos analizando ese algo interno

    todava sin nombre, y nos damos cuenta que es lo suficien-

    temente.amplio Lomo para, explicar, en. general, la esencia

    del fenmeno religioso previamente definido. Hemos co-

    nectado un fenmeno externo con un ente interno, invisi-

    ble, pero no por eso ineficaz. En este momento estamos en

    d

    terreno de las causas primeras o supremas que constitu-

    yen la preocupacin central de todo estudio filosfico.

    Habra que aclarar que la validez de las explicaciones

    cientficas y filosficas son objeto del estudio de la Episte-

    1Il010gao Crtica del conocimiento, que es una rama fi-

    losfica.

    La Antropologa filosfica pertenece claramente a este

    lipa de disciplinas. Sus explicaciones no pertenecen al plano

    emprico, pues aun cllando se parte de un fenmeno visible,

    se concluye en un ente invisible.

    En ste momento debe quedar completamente aclarado

    1

    ue la falta de visibilidad de un ente no constituye un

    obstculo para que sea considerado causa, explicacin o

    ondicin de posibilidad de un fenmeno. En todo caso,

    tal como lo hemos mencionado ya, la relacin que conecta

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    11/110

    20

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    dos fenmenos empricos (estudiados en las ciencias expe-

    rimentales) es ella misma un ente invisible, que slo se

    capta en forma intelectual, pero no por medio de 1

    3

    sen-

    tidos. Por tanto, la objecin contra la inmaterialidad de los

    ~n.t~,sfilosficos slo puede provenir de una falta de colll-

    prensin de los entes cientficos, entre los cuales se cuent~~

    las relaciones (de fenmenos), que son igualmente invisi-

    bles, inmaterial es y slo detectables por medio de la inte-

    ligencia.

    Todava se puede explicar de otro modo la diferencia

    entre el nivel de las ciencias experimentales y el filosfico.

    Se trata de un triple nivel en donde se pueden ubicar nues-

    tros conocimientos.

    a) El primer.nivel es completamente emprico, sensible,

    y consiste en captar los objetos tal como se presentan. Los

    hechos penetran en la facultad cognoscitiva sin orden ni

    estructura. Aqu todava no hay ciencia.

    b) El segundo nivel es el de las relaciones queconectan

    los hechos captados en el.primer nivel. Estas relaciones son

    descubiertas por la inteligencia, la cual analiza, ordena, es:

    tructura y da unidad a. la serie de fenmenos que se en-

    cuentran a lo largo de la experiencia cotidiana. La ciencia

    sein stala en este segundo nivel. Aunque un cientfico pre-

    tencf. que slo trata con hechos observables, verificables y

    mensurables, de hecho los est relacionando, seleccionan-

    do, catalogando, conectando. Estas relaciones

    y

    categoras

    son invisibles; se refieren a los hechos, y sin ellos no habra

    ciencia. El cientfico eficiente es aqul que est capacitado

    para captarlos con mayor claridad. precisin y rigor.

    e) El tercer nivel est montado sobre los otros dos, y

    consiste en una ~.~r.j~e,d~.:ondicignes,. q~alidades y aspecto~

    esenciales que caracterizan a los entes encontrados en

    e l

    s'cgundo nivel. La Filosofa se encarga de este tercer nivel,

    y

    su trabaj() consiste en detectar esas causas, condiciones o

    principios que caracterizan a las relaciones entre fenmenos.

    As pues, los fenmenos pertenecen a un primer nivel;

    sus relaciones estn en un segundo nivel, y las condiciones

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    21

    de estas relaciones se ubican en un tercer nivel. Con esto

    queda claro por qu a la Filosofa se le ha ll~m~do cie~cia

    de las ciencias, o fundamentacin del conocimiento cien-

    tfico.

    Ponzamos un ejemplo en donde se den estos tres niveles.

    Un bilogo observa el fenmeno de la vida, la reproduccin

    y

    la muerte (primer nivel). Capta, por ejemplo, l~ reali-

    zacin de las leyes de Mendel acerca de la herencia (se-

    gundo nivel). Estas leyes son conexiones en~re hechos, em-

    pricos perfectamente observables. Ahora bien, el rmsmo

    bilogo puede llegar a reflexionar acerca de esas leyes men-

    delianas y descubrir en ellas ciertas condiciones que las

    colocan en un plano de certeza totalmente aceptable (tercer

    nivel). En este momento, el bilogo est reflexionando

    dentro del mbito de la Filosofa.

    Con bastante frecuencia los cientficos incursionan inad-

    vertidamente en el nivel

    filosfico.

    Por ejemplo, todo in-

    vestigador que reflexiona acerca de los fundame?tos. de. su

    propia especialidad cientfica, de hecho est haciendo Filo-

    sofa, aun cuando verbalmente se expresa en contra de esta

    disciplina.

    El hecho de que este tercer nivel parece quedar bastan-

    te alejado de la realidad visible (primer ~ivel), es lo que

    ha inducido la creencia vulgar de que la Filosofa no tr.ata

    de problemas reales, sino de abstracciones intiles. Lo cier-

    to es que la Filosofa es tan til a la ciencia como st~ lo

    es con respecto a los fenmenos visibles, pues ambos tipOS

    de disciplina ordenan, catalogan, jerarquizan, .val?ran y

    conducen a un conocimiento estructurado y unitano, que

    es el objetivo de la inteligencia.

    6. RELACIONES DE LA ANTROPOLOGA

    FILOSFICA CON LA ANTROPOLOGA

    SOCIO-CULTURAL

    /

    Entre las ciencias que estudian al hombre es necesario

    distinzuir dos tipos de Antropologa: la social y la filosfica.

    I,.abAntropologa social estudia al ser humano desde.U?~

    perspectiva muy concreta, como es el tipo de cultura.

    Cl\'111-

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    12/110

    INTRODUCCIN A LA AN TROPOLOGA FILOSFICA

    zacin, costumbres, ritos y normas que adoptan los diferen-

    tes grupos humanos. Un antroplogo, en este sentido, se

    dedica a escudriar y analizar las costumbres, las normas

    y el modo de ser especfico de un determinado sector de la

    poblacin humana. Los datos que obtiene no solamente son

    curiosos, y a veces extraos, sino que suelen funcionar como

    base para un concepto muy amplio respecto a la conducta

    considerada como normal en el ser humano. Gracias a esta

    informacin, recogida en ocasiones a base de un trabajo

    sumamente arduo, es posible ampliar nuestro criterio acer-

    ca de lo que se considera bueno

    y

    malo, justo o injusto,

    sano o enfermizo. Las costumbres de los esquimales, o de

    las tribus de Oceana, o de los indios yaquis proporcionan al

    estudioso una asombrosa pista acerca de la inmensa varie-

    dad de costumbres, criterios, ritos, moralidades y leyes que

    ha adoptado el ser humano, entre las cuales se encuentran

    las del hombre occidental civilizado como uno de tantos

    ejemplos. Asomarse a esa variedad de culturas proporciona

    un espectculo semejante al que ofrece nuestro planeta per-

    dido entre las innumerables estrellas

    y

    galaxias del universo.

    La perspectiva que se logra entonces, coloca al hombre en

    un puesto ms adecuado y proporcionado a su realidad.

    As pues, la Antropologa social se refiere a los fenme-

    nos humanos especficos segn el grupo social que investiga,

    mientras que la Antropologa filosfica estudia el fenmeno

    humano en general. El antroplogo social obtiene conexio-

    nes entre esos fenmenos (y aqu reside su carcter cient-

    fico), en tanto que al antroplogo fi losfico le interesa

    conectar el fenmeno humano con su condicin de posi-

    bilidaCf,a-l cual se remonta gracias a una previa coriside-

    racin

    de ese mismo fenmeno humano.

    Por lo tanto, j.odemos inquirir si acaso la Antropologa

    social es una condicin previa para el estudio de la Antro-

    pologa filosfica, o si existe una independencia entre ambas

    disciplinas. Desde luego pienso que ni hay una absoluta

    falta de conexin entre la Antropologa filosfica y la An-

    tropologa social, ni tampoco habra por qu subordinar

    la una a la otra, o viceversa. De hecho, un antroplogo so-

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    23

    ial realiza sus investigaciones sin tener que conocer la An-

    Iopologa filosfica. Igualmente, el antroplogo . filsofo

    no necesita un prerrequisito de Antropologa sOCl~1p~ra

    obtener la inteligibilidad propia de la Antropologa filo-

    sfica. Sin embargo, en un plan auxiliar se puede es~able-

    er una conexin no indispensable, pero s productiva

    y

    fructuosa. Por ejemplo, a un antroplogo filsofo le puede

    servir la ampliacin del horizonte propio de la Antropologa

    social para corroborar sus propias teoras. Si. llegara a darse

    el caso de que la variedad de culturas estudiadas por.;l an-

    rroplogo social no obtienen una adecuada explicacin en

    la teora de la Antropologa filosfica, ya puede anotar una

    serie de pistas para elaborar una teora lo suficientemente

    amplia como para poder explicar esos casos concretos.

    De la misma manera, un antroplogo social puede ech~r

    mano de la Antropologa filosfica con el objeto de expli-

    o .

    arse algunos de los extraos fenmenos que nene ante su

    vista.

    Desde una perspectiva amplia, fuera del encasillamiento

    producido por una deformac~n profesional; podramos. es-

    iablecer la necesidad que tiene el antropologo (sea filo-

    sfico o social) de conjuntar los aspectos concretos de. ~us

    investigaciones con los aspectos tericos de su elucubraclOn.

    Ni el antroplogo social se puede limitar a una ~imple ,a~u-

    IIIulacin de datos especficos, ni la Antropologa f~osofIc~

    puede mantenerse en el campo de la pura teora sm apli-

    cacin. Naturalmente ambos terrenos ofrecen datos co~-

    plernentarios, propios para la elaboracin de u~a s~n.tesls,

    gracias al espritu abierto del investigador, sea cientfico o

    fiIsfico.

    El carcter cientfico de la Antropologa social es un

    lema muy discutido. Algunos niegan que la Antropologa

    social alcance un status cientfico, dado que de lo

    sll1g111~r

    no es posible hacer ciencia , y la Antropologa se habla

    concretado a recoger elementos culturales. Otros reconocen

    el carcter embrionario de la Antropologa social en cuan~o

    ciencia, y enumeran con claridad las dificultad.es que exis-

    ten

    para que logre ese nivel en forma plena. Sin embargo,

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    13/110

    24

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    tal parece que esas dificultades debieran considerarse como

    un desafo para las nuevas generaciones de antroplogos

    y

    no tanto como una imposibilidad.

    Por mi parte, sostengo que la Antropologa social es una

    ciencia, debido a las razones que en seguida enumero:

    1) Las descripciones slidas de los elementos culturales

    trascienden el nivel de lo singular. Son rasgos caractersticos

    aplicables a todo un grupo humano

    y

    no se concretan al

    dato anecdtico.

    2) Las predicciones que emanan de una tal descripcin

    constituyen, al principio, meras hiptesis por verificar. Pero

    en cuanto se da tal verificacin, el carcter predictivo de

    tales elementos culturales es un valor cientfico encomiable.

    . 3) El mtodo comparativo, tanto en el aspecto

    diacr-

    nICOco:n0 en el as~ect~ sincrnico de las culturas, puede

    proporcionar generalIzacIOnes sumamente iluminadoras acer-

    ca del comportamiento humano. El desafo para los jvenes

    antroplogos est de nuevo planteado.

    4) En general, todas las ciencias del hombre tienen (y

    d.eben tener) un carcter mucho ms flexible que las cien-

    Cl~sde la naturaleza, tales como la Fsica, la Qumica y la

    BIOloga. Tomar las Matemticas como el modelo de toda

    ciencia ha sido el origen de muchas frustraciones indebidas.

    El valor de las ciencias del hombre no estriba en su inflexi-

    bilidad y ausencia de excepciones a las leyes que establece,

    sino en la iluminacin profunda de caractersticas humanas

    que han permanecido ocultas ante el saber puramente em-

    prico. A la Antropologa social le compete esa funcin ilu-

    minadora a raz del dato especfico encontrado en las cul-

    turas estudiadas.

    7. RELACIONES DE LA ANTROPOLOGA

    FILOSFICA CON LA PSICOLOGA

    Desde ahora es conveniente aclarar la diferencia entre

    la Antropologa filosfica y la Psicologa. No existe una-

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    nimidad para definir la Psicologa, dado que se han origi-

    nado, por lo menos, cuatro corrientes psicolgicas:

    1) La Psicologa del inconsciente, con Freud y Jung a

    la cabeza.

    2) La Psicologa conductista, con Skinner como princi-

    pal representante.

    3) La Psicologa humanista, con Maslow y Rogers en

    primer 1ugar.

    4) La Psicologa transpersonal, con Tart y otros, en un

    plan todava incipiente.

    En las cuatro corrientes se advierte algo en comn:

    1) Estudian la

    conductahumana,

    sea con insistencia en

    su manifestacin puramente externa, sea en su significado

    personal, singular e inmanifiesto a primera vista.

    2) Enfocan con especial atencin el caso del hombre

    enfermo, anormal, o con sntomas de desequilibrio,

    y

    tra-

    tan de diferenciarlo con respecto al hombre normal, sano

    o especialmente dotado de cualidades superiores. Existen

    serias divergencias sobre la caracterizacin de lo anormal y

    si acaso coincide con lo enfermizo. La insistencia en el es-

    tlidio del hombre sano, ms que del enfermo, es tpica en

    la corriente de la Psicologahumanista.

    3) Intentan una explicacin de la conducta humana a

    base de ciertas caractersticas, cualidades o fenmenos, que

    han provocado serias discusiones

    y

    disensiones en la disci-

    plina psicolgica, originando as las cuatro corrientes an-

    teriormente enunciadas.

    As por ejemplo, la Psicologa conductista establece re-

    laciones entre estmulos y respuestas, ambos en el nivel em-

    prico y constatable. Acepta la influencia del caudal gen-

    tieo y de los antecedentes histricos, pero rechaza cualquier

    otro tipo de explicacin acerca de la conducta humana que

    requiera la postulacin de entes espirituales, internos o in-

    conscientes.

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    14/110

    6

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    La Psicologa del inconsciente, por el contrario, pre-

    tende una explicacin de la conducta humana, gracias a la

    influencia, a veces determinante, por parte de esa instancia,

    para muchos misteriosa, apriorstica

    y

    carente de validez

    cientfica, que se ha' llamado el inconsciente.

    La Psicologa humanista postula un ncleo o s el] de

    valor positivo, que, gracias a su natural expansividad y

    espontnea actividad, produce y explica la conducta nor-

    mal, sana y creativa, del ser humano.

    La Psicologa transpersonal postula una entidad supe-

    rior al hombre, el Yo csmico, en el cual se inviscera cada

    persona, y de la cual procede la energa y la sana orienta-

    cin en la conducta del ser humano.

    Por mi parte pienso que las cuatro corrientes aci Ltan

    en lo que afirman, pero yerran en lo que niegan cuando se

    oponen a las otras corrientes paralelas. Me parece posible

    una conjuncin de las explicaciones proporcionadas por

    esas cuatro corrientes. Pienso que no son del todo exclu-

    yentes unas con otras, sino que se complementan y

    que

    hara falta un esfuerzo intelectual de sntesis para explicitar

    la unidad que subyace en las diversas aportaciones de todos

    los psiclogos.

    Asentado lo anterior, podemos inferir las semejanzas y

    diferencias entre la Psicologa y la Antropologa filosfica.

    Existe una gran similitud, desde el momento en que

    ambas disciplinas intentan una explicacin d~ la conducta

    humana. No se contentan con una simple descripcin. Sin

    embargo, las relaciones descubiertas son diferentes en cada

    ciencia, y de aqu su objeto formal caracterstico.

    En el caso-de la Psicologa concluctista est clara su per-

    manencia en un nivel emprico y su rechazo de cualquier

    otro nivel. Los tres tipos de Psicologa restantes se asemejan

    bastante a la Antropologa filosfica desde el momento en

    que postulan un ente que ya no est en el nivel emprico

    de los f e n men os explicados. Ese ente es, respectivamente, el

    inconsciente, el sel] y el Yo csmico.

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    27

    Repito que es posible establecer una congruencia y ar-

    mona

    en .esos tres tipos de explicaciones. Aqu es donde

    puede empezar a aclararse la relacin con la Antropologa

    I

    i

    losfica. A esta disciplina le interesa el estudio de las

    ondiciones de posibilidad del fenmeno humano. Por lo

    r .m t o , su nivel es ms abstracto y general que el de la Psi-

    cologa, dado que establece los criterios para juzgar si acaso

    una explicacin de la conducta humana en funcin del in-

    onsciente, del

    self

    o del Yo, es satisfactoria. En otros tr-

    uiinos, a la Antropologa filosfica le compete proporcionar

    ;J( uellos fundamentos en los cuales se puede eregir un co-

    nocimiento cientfico del hombre y de su conducta.

    Se puede explicar lo mismo con otros trminos: Mien-

    Iras que la ciencia psicolgica establece relaciones observa-

    l.lcs a travs de la comparacin o verificacin de diversas

    1

    onductas humanas, a la Antropologa filosfica le corres-

    1)(nde establecer las caractersticas que deben poseer esas

    I.+aciones para que satisfagan a una autntica explicacin

    1

    icntfica.

    La Antropologa filosfica, en este sentido, es una meta-

    (icncia, cuyo nivel de abstraccin puede considerarse en el

    \Iguiente esquema:

    HLOSOFA: Condiciones requeridas en los entes que ex-

    plican el fenmeno humano.

    (:IENCIA: Entes que explican el fenmeno humano: el

    sel],

    el Yo, el inconsciente.

    F.CHOS:

    Datos captados como fenmeno humano: des-

    cripcin de conductas, hechos, sntomas.

    Gracias al esquema anterior, podemos explicitar estas di-

    IITcncias:

    1) A la ciencia psicolgica le interesa una explicacin

    dr

    tacto, mientras que a la Filosofa le interesa una expli-]

    (.I

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    15/110

    28

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    2) A

    la ciencia psicolgica le interesa una verificacin

    de tipo experimental. En cambio, a la Filosofa no slo no

    le interesa tal tipo de verificacin, sino que sera contr~clic-

    torio intentarla, pues se caera en un crculo vicioso. Y es

    que las explicaciones verificables requieren llenar ciertas

    condiciones para que sean vlidas. Esas condiciones quedan

    explicitadas en la Antropologa filosfica, su origen es ex-

    traexperimental

    y

    sirven para fundamentar las explicacio-

    nes sobre los fenmenos. Pretender comprobarIas experi-

    mentalmente sera equivalente a pretender apoyar los ci-

    mientos en las paredes.'k() paradjico en el principio de

    verificabilidad es que l mismo no es verificable.

    3)

    Se trata, pues, de tres niveles. Uno es el de los fe-

    nmenos empricos. Otro es el de las relaciones que unen

    a esos fenmenos,

    y

    otro es el de las condiciones requeridas

    en esas relaciones para que efectivamente produzcan ex-

    plicaciones satisfactorias. La diferencia fundamental de h

    Antropologa filosfica con respecto a la Psicologa est

    en la caracterizacin de este tercer nivel de conocimiento.

    No es necesario advertir que en la prctica no existe

    una clara delimitacin de las actividades de un psiclogo

    con respecto a las de un filsofo y un socilogo. En muchas

    ocasiones, tanto el psiclogo como el socilogo estn in-

    troduci~ndose en los terrenos filosficos, aun cuando de pa-

    labra meguen validez a la Filosofa. Esto sucede cuando, en

    un afn de profundizacin, examinan los fundamentos de

    sus propias ciencias y obtienen

    conclusionesxque

    redundan

    en un mejor conocimiento de lo que es el hombre, de sus

    pote~cialidades profundas, de su capacidad de conocer, ge-

    neralizar, y obtener proposiciones de carcter cientfico.

    8. IMPORTANCIA Y UTILIDAD DE LA

    ANTROPOLOGA FILOSOFICA

    Quedara por aclarar por qu es importante un estudio

    como el que acabamos de caracterizar. Por lo menos de-

    tectaremos dos motivos que otorgan una especial relevancia

    a la Antropologa filosfica.

    QU ES LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    9

    En primer .lugar, se trata de una actividad intelectual

    de nlisis y de .sntesis. La. inteligencia queda satisfecha

    cuando realiza esas operaciones que, dicho entre parntesis,

    sern abordadas en el captulo acerca del conocimiento hu-

    mano. Encontrar relaciones, unificar la amplia gama de

    realizaciones humanas, tales como el arte, la ciencia, la re-

    ligin, la moral, y captarlas en un solo golpe de vista in-

    iclectual, como emanando todas ellas a partir de ese prin-

    ipio humano que es la conciencia trascendente, es uno de

    los mejores momentos que puede vivir una persona admi-

    rada ante la variedad, pero al mismo tiempo deseosa de

    unidad. La unidad en la variedad es la expresin de la be-

    lleza intelectual.

    Por otro lado, la toma de conciencia de todo esto en un

    estudio, a veces fatigoso, equivale a una toma de conciencia

    de uno mismo. Dar relevancia a la conciencia como condi-

    cin de posibilidad de todo fenmeno humano es lo mismo

    que descubrir, tal vez por primersima ocasin, el inmenso

    tesoro de potencialidad que poseemos para conocer, valori-

    lar, ser libre

    y

    comunicarse con los dems seres humanos.

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    16/110

    CAPTULO 1

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    En este primer captulo describir el ncleo de identi-

    dad personal, esdecir, aquello que, desde el fondo de nuestra

    personalidad, posibilita todos los aspectos conocidos como

    fenmeno humano.

    El ncleo de identidad personal (NIP) , por un lado,

    es la respuesta ante la pregunta: quin soy yo?; y, por otro

    lado, constituye la base sobre la cual descansa todo nuestro

    modo' de ser, nuestro pensamiento y nuestra conducta, o

    sea, todo aquello que captamos como fruto o producto de

    nuestro yo.

    El ncleo de identidad personal es, pues, el ser ms

    ntimo que cada uno es. Estudiar el ser humano en cuanto

    tal es estudiar al ncleo de identidad personal. Si queremos

    hablar con cierta precisin, ste no se posee, sino que sim-

    plemente es, y de l surge todo cuanto somos y poseemos:

    ,

    Sin embargo, antes de describirlo directamente, es con-

    veniente referirse a los estratos superficiales de nuestra

    persona, con el objeto de contrastar y aclarar el constitutivo

    central del ser humano. En segundo lugar, explicar algu-

    nas experiencias que conducen directamente al ncleo de

    identidad personal. Slo hasta un tercer lugar podr de-

    tallarlo. Por fin, en cuarto IUQ:ar,indicar alzunos enfoques

    J u

    tpicos que se han utilizado para distinguir este ncleo con

    respecto a otras caractersticas de la persona.

    w

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    31

    1.1. LA PERIFERIA DE LA IDENTIDAD PERSONAL

    Antes de explicar en qu consiste propiamente el n-

    (leo de identidad personal (NIP) , me parece conveniente

    detenerme en algunos , spect()sperif~ricos que suelen con-

    siderarse como integrantes de la propia identidad y que,

    1 11

    algunas ocasiones.. ocupan un lugar preponderante en

    la vida de la persona, como si fueran el ms ntimo ncleo

    de su propia identidad.

    Por mi parte, pienso que estos aspectos que voy a des-

    (ribir a continuacin forman parte de la identidad de una

    persona, pero no constituyen, de ninguna manera, el ncleo

    uuis autntico del ser personal. En la medida en que un

    sujeto logra captar esos aspectos, no como algo desechable

    () despreciable, sino como valores intermedios que pueden

    ,onducir a un centro ms ntimo de la propia identidad,

    1.1

    vida de esa persona se realizar en niveles ms valiosos,

    prcductivos, autnticos y, por ende, ms alegremente felices.

    El siguiente esquema muestra en forma sencilla la idea

    'lile acabo de explicar. Vivir en la periferia, sin descubrir

    ('Sl' ncleo de identidad personal, significa existir en forma

    ui .ru tnt ica ,

    v.vir

    alienado o separado de la raz

    m s

    propia

    ,1(' 11uestro ser.

    De antemano hay que advertir al lector acerca de la

    Inrible dificul tad prctica que puede asaltar a una persona,

    ( 11

    un momento dado, para asumir su verdadero ncleo de

    l.-ntidad, al tener que constatar algn aspecto que durante

    ,I lOS

    haba

    considerado

    corno

    lo m.is ntimo de su ser. Las

    , I isis que afectan a la vida humana en todas sus etapas

    IIHI'ililuyen los ejemplos IIl;s palpables de esta extraa

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    17/110

    32

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    situacin del hombre, aferrado a roles, circunstancias, va-

    lores, cualidades y pertenencias que tan slo forman parte

    de su periferia, pero con el suficiente poder para ocultar

    el verdadero ncleo de identidad personal.. Se podra decir

    que la vida de muclias personas ha consistido en una inade-

    cuada defensa de estos estratos superficiales, con el consi-

    guiente

    dficit

    de vida autntica, dado que ha faltado el

    cultivo explcito y consciente de ncleo verdadero. Desde

    el punto de vista de una Antropologa filosfica, este fe-

    nmeno de ineficiencia puede ser estudiado bajo el rubro

    de alienacin .

    Sin pretender agotar esos aspectos que constituyen la

    periferia de la identidad personal, podemos describir al-

    gunos de ellos.

    1.1.1.

    EL

    STATUS

    a) Ante la pregunta qUlen eres?, la mayor parte de la

    gente responde con su nombre o apodovLa identificaci?n

    con el nombre puede ser muy fuerte, al grado de quear

    gunas personas no toleran cambio alguno o bromas en ese

    aspecto. En ciertos casos, el nombre, y lo que le significa

    a su poseedor, puede explicar la conducta que suele llevar.

    El Anlisis Transaccional ha descrito este oculto poder

    del nombre personal con resul tados sumamente esclare-

    cedores. Sin embargo, ni el nombre ni el apodo constituyen

    la identidadIus ntima de una persona. I\e hecho, el cam-

    bio de nombre o apodo puede afectar fuertemente el ca-

    rcter de una persona; pero, aun en estos casos, el sujeto

    sigue teniendo conciencia de s mismo como el sujeto que

    posea antes otro nombre.

    b) Mucha gente est muy orgullosa de sus parentescos:

    Fulano se presenta como el hijo del presidente o el sobrino

    del ministro. La

    identificacin

    con una figura paterna o

    materna es un proceso normal en el desarrollo del nio.

    La deficiencia acontece cuando ese nio no logra desha-

    cerse de dicha identificacin en etapas ulteriores de su

    evolucin.

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    33

    Asimismo, el fenmeno de( simbiosis con sus padres,

    ron otro pariente o con su mismcnyuge le puede dar la

    ilusin de complementacin, armona y felicidad, cuando

    lo que est sucediendo en el fondo es un desarrollo desequi-

    librado por no saber funcionar con las cualidades que per-

    tenecen al otro de la pareja simbitica. Por otro lado, un

    nio adoptado en una familia desde pequeo requerir

    una especial preparacin para recibir la noticia de que en

    realidad no es hijo de sus padres putativos.

    Con esto se muestra que e parentesco tambin forma

    parte de nuestra identidad personal y que, en algunos casos,

    es difcil desprenderse de estos lazos. Sin embargo, el suje-

    to es capaz de sobrevivir cuando, perdida su tabla de sal-

    vacin, logra tocar un fondo ms slido, estable y gozoso,

    como es e autntico ncleo de identidad personal, que

    luego ser descrito.

    e) Mucho se ha criticado el afn de poseer ttulos y

    diplomas. Sin embargo, se puede hacer una distincin. Un

    ttulo conseguido por esfuerzo autntico en e campo del

    trabajo intelectual, de tal modo que expresa los resultados

    y

    objetivos conseguidos, parece un valor genuino y cae fuera

    de la crtica general contra los ttulos. En cambio, los ttu-

    los comprados, que no avalan ningn logro acadmico, sino

    que se han conseguido por amistad o por deficiencia de la

    institucin que lo expide, son efectivamente vituperables.

    A este respecto, habra que llamar la atencin a ese tipo

    de estudiantes que abiertamente proclaman su anhelo por

    el ttulo, como un pasaporte para altos puestos, sea que

    avale, o no, la consecucin de objetivos acadmicos.

    En los dos casos mencionados, y con mayor razn en el

    segundo, el ttulo en s es un mero smbolo. Lo importante,

    desde luego, es lo simbolizado, que es una serie de realiza-

    ciones de orden acadmico. Entonces podemos obtener una

    conclusin: cuando el aprendizaje avalado por un ttulo

    ha sido un aprendizaje significativo, entonces el ncleo de

    identidad personal queda tocado muy de cerca. En este

    caso, los contenidos asimilados afectan directamente al n-

    cleo de identidad personal, aun cuando

    110

    se identifican

    ANTR. FIL. 3

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    18/110

    34

    INTRODUCCIN A LA AN TROPOLOGA FILOSFICA

    con l. Sobre este asunto trataremos ms ampliamente en el

    captulo referente al conocimiento.

    Existe otro tipo de ttulos, como los nobiliarios ~que

    significan dignidad y honor cuando la autoridad icompe-

    tente lo confiere a un sbdito, como premio por sus actos

    meritorios. Sin embargo, la adquisicin de estos mismos

    ttulos por herencia o por simple intercambio de bienes

    abandona por completo el sentido original de merecimien-

    to. No obstante, la gente, en ciertos pases, contina com-

    prando ttulos nobiliarios para hacer ostentacin de ellos

    en sus fiestas y saraos. El status as adquirido, artificial y

    eglatra, produce una especial satisfaccin a los nuevos mar-

    queses y condes. Puede juzgarse si acaso estos ttulos cons-

    tituyen el ncleo de identidad personal.

    d) La riqueza y, en general, las propiedades, suelen for-

    mar parte del status. Al mismo tiempo se utilizan como

    medios para obtener otros beneficios. Dada su eficacia y

    su objetividad tan claramente detectable, los bienes econ-

    micos se han convertido en la meta final de muchas perso-

    nas. Tambin existe la corriente contraria, que trata de

    rebajar el valor de los bienes econmicos.

    Por mi parte, considero que no es correcto caer en nin-

    guno de los dos extremos citados, y que, por tanto, es ne-

    cesario preservar el valor real de los bienes econmicos y

    el esfuerzo proporcional que se dedica a ellos.

    Todo esto sin que los bienes econmicos lleguen a ins-

    talarse como ncleo o esencia de la propia identidad. E l

    sufrimiento de una persona que posea cien millones

    y

    pierde cincuenta no reside en las necesidades primarias que

    deja de satisfacer, sino en la privacin de un aspecto con

    el cual haba llegado a identificarse. La pobreza que se ha

    predicado como virtud no es la ausencia o privacin de

    bienes, y mucho menos la miseria, sino el desprendimiento

    de los bienes econmicos, como algo diferente al ncleo de

    identidad personal. ...

    Podemos, pues, describir el

    st~id$

    como el conjunto de

    cual idades que se reconocen en una persona y que le con-

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    35

    fieren un especial valor en la sociedad en que vive. Aqu

    se incluye lo que llevamos dicho, como es el nombre, los

    parentescos, los ttulos, las riquezas, y tambin las f~nc~ones

    y roles que se desempean, como veremos en el siguiente

    prrafo.

    Dado que el

    status

    es fuente de aprecio y de reconoci-

    miento,

    fa

    gente suele estar ansiosa por adquirir un mayor

    status) lo cual puede ser completamente sano, siempre y

    cuando no se altere una correcta jerarqua de valores y no

    se despoje al ncleo de identidad personal de sus derechos.

    Un ejemplo de esto se da con frecuencia en la gente que,

    con tal de conservar su puesto o conseguir otros de mayor

    status)

    cae fcilmente en actitudes aduladoras, servilistas o

    falsamente diplomticas, y llega a suprimir sus propias ideas

    y principios bsicos en la vida, si con esto se gana la bene-

    volencia de los poderosos.

    1.1.2.

    LAS FUNCIONES DESEMPEADAS

    a) La ocupacin estable de una persona le da ciertas

    caracterisficas'que luego tiende a defender como algo muy

    propio y personal. Hay personas que se ofenden si. no 10

    llaman Ingeniero, Doctor o Licenciado. Una confusin en

    este sentido para algunos es un error grave.

    Suele presentarse, a este respecto, el problema del cam-

    bio de identidad de una profesin. Por ejemplo, el pro-

    fesor que considera su principal funcin como la de cate-

    drtico, y as se ha desempeado durante varios aos. Con

    los mtodos modernos de Didctica, ese profesor debe cam-

    biar su identidad, pues la funcin de dictar ctedras, aun

    cuando no es desechable, tendr que complementarse con

    otros recursos que no son fciles de aprender. Este cambio

    de identidad en la periferia es rechazado con facilidad por

    las personas que toman muy en serio su identificaci? como

    catedrtico. Desde luego, no t()l

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    19/110

    36

    INTRODUCCIN A LA AN TROPOLOGA FILOSFICA

    Igual que en los aspectos anteriores: tambin aqu po-

    demos hacer notar que \1 l:,cambio de profesin o de n-

    fasis en las caractersticas de su profesin, tambin puede

    ser tolerado por la persona, siempre y cuando haya encon-

    trado previamente (o precisamente en esa oportunidad)

    un ncleo ms profundo y estable de identidad personah

    b) Un cargo especial en una institucin, como el de

    presidente o director de una seccin o departamento, o

    bien, el rol de madre, abuela, sacerdote o consejero, tambin

    pueden constituir una caracterstica especialmente preferida

    que se llega a instalar en el ncleo de la persona como si

    fueta su esencia ms ntima.

    Esta sustitucin del ncleo de identidad personal puede

    llegar a ser un verdadero rebajamiento de la calidad de

    persona de un jefe. Por un lado, la gente trata a esa persona

    tan slo en su calidad de jefe, y no hace caso a su aspecto

    propiamente personal. Por otro lado, el mismojefe se torna

    defensivo respecto a su categora, dado que ve all

    u 1:~

    fuente de reconocimiento y aprecio, y tiende a olvidarse

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    20/110

    38

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    gunos rasgos que se llaman del carcter o del temperamento

    con los que es muy frecuente la propia identificacin, como

    si no pudieran cambiarse o modificarse. En cuarto lugar,

    trataremos el autg-cQ).1cepto, como uno de esos rasgos que

    ms nos afectan a lo largo de la vida y que es la creencia

    acerca de lo que uno es; veremos que tambin en este caso

    no hay tal identidad c

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    21/110

    4

    INTRODUCCIN A LA A~ TROPOLOGA FILOSFICA

    e)

    C,arqqter

    y

    temperamento.

    Es frecuente la identifi-

    cacin de uno mismo con el propio carcter o tempera-

    mento. Suele distinguirse una diferencia entre estos dos

    conceptos. El temperamento comprende una serie de raszos

    o

    psquicos estables en la persona, originados a partir de ca-

    ractersticas biolgicas que suelen ser heredadas. El tem-

    peramento colrico o sanguneo son ejemplos tpicos des-

    critos desde antiguo. Actualmente existen varias clasifi-

    caciones de las personas en cuanto a su temperamento, to-

    mando en cuenta, por ejemplo, la capacidad de percepcin,

    la capacidad de afecto, y el tiempo que permanece el es-

    tmulo recibido,

    Dado que muchos de los rasgos temperamentales estn

    controlados por el funcionamiento hormonal y actualmen-

    te es posible conseguir un considerable cambio en dicho

    funcionamiento, se sigue que el temperamento no consti--

    tuye la base personal desde la cual surge su funcionamiento

    cotidiano. El temperamento es, similarmente a lo que de-

    damos respecto de los condicionamientos adquiridos, una

    serie de caractersticas, muy importantes en el modo de

    ser de una persona, pero, al fin y al cabo, externas al n-

    cleo ntimo de cada sujeto, Son~_~le.Il ~ l 9~_que,-por ms

    estahilidad que muestren, todava no forman parte de .I

    substancia humana.

    Por otro lado, el carcter suele distinguirse como una

    serie de rasgos permanentes, aun cuando son adquiridos

    por la persona a

    10

    largo de su desarrollo y formacin.

    Tambin aqu podramos dejar por sentado que se trata

    de una serie de caractersticas adquiridas, aprendidas, y

    por tanto, igualmente expuestas al cambio, aun cuando

    ste parezca ms lento y difcil, sobre todo si se trata de

    adultos y personas de cierta edad.

    d) El autoconcepto. Desde el punto de vista del desarro-

    llo y, de la educacin de una persona, es de capital impor-

    rancia el tema del autoconcepto. Aqu tocaremos este

    asunto ms bien en lo que se refiere a su relacin con el

    ncleo de identidad personal, todo lo cual conducir a

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    41

    . ouclusiones de orden formativo sumamente ilustrativas~

    .ucrca de lo que es el ser humano,

    El autoconcepto es el conjunto de creencias que una

    persona tiene acerca de lo que es l mismo. Cada sujeto se

    h;1 ido formando, a lo largo de su vida, una serie de ideas

    /' imgenes que parecen corresponder a su propia estruc-

    Ira de un modo ms o menos permanente y necesario.

    l lay personas que creen firmemente en su capacidad para

    g.ll1ar dinero o para vencer en las carreras, y .tambin, por

    desgracia, existen innumerables personas que se han for-

    mudo un autoconcepto negativo, de tal manera que estn

    IH'rsuadidas de su incapacidad para triunfar o para apren-

    ( le r

    determinada disciplina.

    Una de las ms importantes propiedades del autocon-

    '('pto es su poder tan fuerte sobre la voluntad y las tenden-

    ( l as

    del mismo sujeto, de tal modo que se puede decir qll,e

    /, 1

    autoconcepto es, en cierto grado, proftico. Si una per-

    \Olla cree que no es apta para Matemticas, aunque tenga

    ualidades para ellas, de hecho ser intil para esa disci-

    plina, Su autoconcepto lo limita en forma poderosa. Igual-

    mente sucede en sentido contrario: si una persona tiene fe

    1\ sus aptitudes para la msica, de tal manera es poderoso

    W

    autoconcepto que, poco a poco, va desarrollando la ha-

    hilidad para la msica. Habra que determinar hasta qu

    punto es real el juicio que una persona hace acerca de sus

    pr opias cualidades, o si no corresponde, ms bien. a un

    .uuoconcepto demasiado limitante de sus cualidades por

    .h-sarrollar, que estn ah, pero inutilizadas por la fuerza

    .)1 1

    autoconcepto negativo que la persona ha fomentado

    11 s misma.

    En la definicin del autoconcepto, hemos dicho expre-

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    22/110

    4

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    le han dicho que es l, pero sin que esto llegue a ser pro-

    piamente una estructura invariable de s mismo. No deja

    de ser curioso este hecho; la gente est persuadida deq:u:

    e

    es de cierto modo, y que adems, es de un modo estable

    y firme, prcticamente invariable. Lo que estamos aclaran-

    do en este momento es que ese carcter de firmeza e in-

    variabilidad que tiene el autoconcepto no corresponde a

    la realidad. La gente cree que ontolgicamente es as, y

    que en funcin de dicho ser, se forma posteriormente su

    autoconcepto. La realidad, que los psiclogos se han en-

    cargado de demostrar, es precisamente lo contrario, o sea,

    el autoconcepto (tenga o no bases reales) es el que pro-

    porciona un cierto carcter de fijeza en la conducta de

    una persona.

    Existe una cierta dialctica entre el autoconcepto y la

    conducta de una persona, o sea, una influencia mutua, de

    tal manera que, a medida que el autoconcepto origina con-

    ductas cada vez m s frecuentes, acordes con las caracters-

    ticas expresadas en ese autoconcepto, a su vez, dichas con-

    ductas, as realizadas, van fortificando ese autoconcepto. Sin

    dejar de afirmar esta doble influencia, habra que estudiar

    cul de los dos extremos tiene prioridad, y por tanto, cul

    de los dos puede llegar a ser la variable que una persona

    puede llegar a manejar directamente para influir tambin

    en el otro extremo. Los hechos han mostrado que el ma-

    nejo del autoconcepto y su variacin ha influido podero-

    samente en el cambio de conducta de una persona. Estamos

    aqu frente a uno de los ms poderosos factores de la edu-

    cacin de nios y de adultos.

    Desde el punto de vista de un educador, sea padre de

    familia, profesor, sacerdote o gobernante, no se puede exa-

    gerar- la importancia que tiene el buen manejo del auto-

    concepto, Hitler manej el autoconcepto del pueblo alemn

    para llevarlo a la Guerra mundial, Napolen arengaba a

    sus soldados enardeciendo las potencialidades de valenta

    y herosmo que de hecho se encuentran en cada persona.

    Marx ha manejado el autoconcepto del proletariado para

    llevarlo a la revolucin

    y

    al sacudimiento de las explota-

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    43

    nones que ha sufrido. El pueblo judo (aunque no nece-

    sariamente todo judo) maneja un concepto de s mismo

    bipolar, pues, al mismo tiempo que se siente objeto d~ la

    venganza por parte del cristianismo por la muerte de Cnsto,

    confa ampliamente en su poder de inteligencia mesinica

    que se le atribuye en la Biblia.

    Los ejemplos se pueden multiplicar indefinidamen.te.

    l Ina madre que trata a su hijo como tonto

    y

    se lo repite

    a menudo, acaba por convertirlo en un verdadero tonto,

    por lo menos en su comportamiento externo, aun cuando

    las potencialidades internas permanezcan en ese nio. En

    ese caso, lo primero que hay que combatir es ese autocon-

    (Cpto tan fuertemente introyectado y en funcin de un con-

    vencimiento acerca de las posibilidades adormecidas, hacer

    resurgir de nuevo la inteligecia del paciente.

    El homosexual, en muchos casos, lo es gracias a su auto-

    mncepto.Se comporta como miembro del sexo opuesto

    precisamente por la idea que se le ha infundido a:erc~ de

    SIlpropia naturaleza. En el momento en que cambie dIc~a

    idea, poco a poco puede cambiar su conducta y aun su mIS-

    lila fisiologa.

    Los profesores, por su parte, dejan ver, aunque ~ea_en

    lorma indirecta, su grado de confianza en las potencialida-

    des de los estudiantes. El autoconcepto que el estudiante

    \(' forma acerca de sus posibilidades de xito en la asignatu-

    I; se debe en gran parte a la confianza que adivina u oye

    .CI e el profesor tiene en el grupo y en l en particular.

    VI fracaso de muchos grupos se ha debido, en gran parte,

    .1 la etiqueta de maldad o de intil que algunos p~ofesores

    han endilgado en el mismo a causa del comportamIento de

    .iluunos de sus componentes. De acuerdo con Rogers, el

    111:incipalmotivo en la actitud 'de aprendizaje sign~ficativo

    \(' encuentra en el mensaje de confianza y aceptacin que

    ('1educador proporciona al estudiante. Cuando

    110

    hay tal

    mfianza, el autoconcepto se limita hasta el grado de que,

    clcctivamente, no se logra el aprendizaje requerido.

    Por parte del psicoterapeut~, podemos decir lo mismo,

    \

    r

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    23/110

    44

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    en forma paralela. En el momento en que acepte el auto-

    concepto (por supuesto, degradado) del paciente, est[Ji-

    quidada su accin teraputica. El paciente se empear

    en defender su propio autoconcepto, y se sentir ansioso

    cuando note que el psiclogo no cree en eso. Por otro lado,

    ste notar una aceptacin y confianza en posibilidades

    ocultas y no desarrolladas del paciente. El tratamiento

    ser una lucha entre ese autoconcepto que se quiere im-

    poner y esas fuerzas no utilizadas que el paciente puede

    echar a andar, justamente en funcin de la confianza que

    nota en el psiclogo.

    Desde un punto de vista antropolgico, lo que. Ilos in-

    teresa es la distincin que hay entre el autoconcepto yel

    ncleo de identidad de una persona; son diferentes, pero

    a pesar de saberlo, una persona tiende a identificarse con

    su propio autoconcepto. Esta identificacin da lugar a un

    proceso de alienacin, tal como se explica en seguida.

    De acuerdo con lo anterior, la alienacin humana con-

    siste~eri-la proyeccin que el sujeto realiza con respecta

    s mismo, hasta identificarse con su autoconcepto o su auto-

    imagen.

    En realidad, alienacin e identificacin es lo mismo,

    aunque visto desde dos perspectivas diferentes. El trmino

    alienacin alude al despojo que de s mismo hace 1 < 1 : per-

    sona. Identificacin es un trmino que alude a la creencia

    vivencial que el sujeto sustenta acerca de su autoconcepto,

    El sujeto cree que su propia realidad es su autoconcepto. En

    esa creencia se realiza simultneamente la alienacin y

    1

    a

    identificacin, pues, por un lado, se despoja o se balancea

    hacia un polo que no es l mismo, y, por otro lado, cree

    que su autoconcepto corresponde a su realidad, o es su

    realidad. Esto es una verdadera identificacin. Con este

    fenmeno queda caracterizada la enfermedad ms notable

    del ser humano, su rebajamiento y su inautenticidad.

    Para remediar esta enfermedad es necesario que el su-

    jeto tome conciencia de su propio yo, que no es un con-

    cepto, que no est limitado por las caractersticas que l

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    45

    11('(' le pertenecen en forma insoslayable. Lo malo del auto-

    mcepto no es que necesariamente sea errneo o inade-

    I

    liado

    con respecto al verdadero yo, sino que, siendo falso

    11

    verdadero, de todos modos es

    limitado,

    mientras que

    el

    \'(/ no es limitado.

    Alienarse es, pues, limitarse. Identifi-

    r.rrse es tomar el autoconcpto como la nica realidad que

    11110

    es. Aun siendo verdadero el autoconcepto, su falla

    ('SI;

    en que es concepto,

    y

    por tanto, limitado y estructurado

    de un modo esttico.

    e)

    El inconsciente.

    Nos introducimos ahora en uno de

    los ms discutidos captulos tratados por los psiclogos.

    1lesde el punto de vista de la Antropologa filosfica nos

    interesa explicitar qu relacin existe entre el inconsciente

    y el ncleo de identidad personal.

    Entendemos por inconsciente, en primer lugar, un con~,

    [unto de imgenes, valores, conceptos, emociones y mecanis-

    11105

    de respuesta, que de alguna manera subyacen en l i

    persona, pero que ordinariamente no aparecen a la con-

    icncia, e inclusive ofrecen resistencia a ello, aun cuando,

    suelen manifestarse fortuitamente en los sueos, los acto~,(

    fallidos y las asociaciones libres.

    Por otro lado, tambin habra que atender a las descrip-

    ciones de algunos psiclogos a este respecto, segn las cua-

    les, el inconsciente parece ser una zona real de la propia

    persona. semejante a los ocho novenos de un iceberg que

    permanecen ocultos por debajo de la superficie del mar, y

    'lue su influencia en la conducta es determinante en ella,

    o por lo menos, tpicamente productiva de algunas reaccio-

    nes, inexplicables a primera vista, tales como la exagera-

    cin de ciertas respuestas, los tics nerviosos, los sntomas

    neurticos

    tales como las manas. las obsesiones y las fobias.

    Pareciera, pues. que se trata de un fondo de la perso-

    ualidad con un contenido muy importante y decisivo en

    lo que se refiere a la orientacin de la propia conducta.

    Por mi parte, pienso que. con toda la importancia que

    puedan revestir estos datos del inconsciente. aun as no

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    24/110

    46

    INTRODUCCIN A LA AN TROPOLOGA FILOSFICA

    constituyen el ncleo de identidad personal. Habra que

    distinguir el inconsciente como contenido y el inconsciente

    como continente.

    Como contenido, el inconsciente es muy variable; al-

    gunos elementos que lo forman pueden ser malficos y otros

    pueden ser benficos. No solamente se hallan traumas, sino

    tambin experiencias positivas y orientadoras hacia un sano

    crecimiento.

    Lo importante, para nuestro punto de vista, es el in-

    consciente como continente, esto es, como estructura de la

    persona, capaz de alojar una serie de datos, conflictivos o

    no, que orientan la conducta posterior. En este momento

    nos encontramos frente a uno de los grandes hallazgos de

    la Psicologa contempornea, que, a mi parecer, todava

    no ha sido suficientemente explorado, ni en la prctica

    ni en teora.

    Independientemente de los contenidos especiales que

    una persona en particular haya encerrado en su inconscien-

    te, resulta que todo ser humano posee esa estructura o

    rasgo, como una potencialidad que sera conveniente saber

    aprovechar.

    Aqu surge de nuevo nuestra pregunta directriz: es-

    tamos frente al ncleo de identidad personal o hay algo

    ms ntimo que el inconsciente? Mi respuesta es que esta-

    mos rozando al NIP y que el fondo de nuestra persona es

    una estructura que abarca al inconsciente. Desde luego,

    habra que describir ms ampliamente esa estructura; pero

    por lo pronto la estamos conectando con la entidad-que por

    ahora tratamos, que es el inconsciente en cuanto continente.

    La razn principal para desechar al inconsciente como

    ncleo de identidad personal es que precisamente se trAta

    de algo inconsciente. siendo que, como veremos posterior-

    mente, el ncleo de identidad personal es algo consciente,

    o mejor dicho, es conciencia. Sobre esto volveremos ms

    adelante. Por ahora habra que insistir en que la zona real

    del sujeto, que hemos llamado inconsciente como continen-

    te, es una potencialidad efectiva de la persona, y que puede

    ser rescatada de esa oscuridad que la ha caracterizado.

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    47

    El inconsciente, de aqu en adelante, no debera signi-

    ficar tanto, una serie'de amenazas oscuras, sino una fuente

    de energa en donde se alojan elementos que influyen en

    nuestra conducta, y sobre los cuales podemos tener una

    influencia consciente. He aqu un plan de rescate de la

    propia persona que va tomando posesin de lo que le per-

    tenece, en lugar de tener que vivir bajo el temor de una

    amenaza que nos asalta desde los rincones de nuestra per-

    sonalidad.

    1.2. ALGUNAS EXPERIENCIAS QUE CONDUCEN

    AL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAL

    Antes de explicar en qu consiste el ncleo de identi-

    dad personal, conviene describir las experiencias que con-

    ducen directamente a su captacin. Los conceptos y las ex-

    plicaciones orales o escritas no son suficientes para captar

    ese ncleo interno. Tampoco es suficiente esta descripcin

    para vivir dichas experiencias. Sin embargo, con esto ya

    logramos un paso de aproximacin a dicho ncleo. La

    identificacin de estas experiencias puede fomentar su pro-

    mocin ms sistemtica. El fomento de ellas es objeto de

    un sistema educativo integral.

    1.2.1. LA EXPERIENCIA ESTf~TICA

    Consiste en una captacin sensible e intelectual de

    Ull

    objeto que impacta los estratos emotivos de una persona.

    Desde luego, es necesario el uso de los sentidos para captar

    la belleza de la naturaleza o de una obra de arte. Sin em-

    bargo, los sentidos solos no bastan. El intelecto capta un

    significadc) o sentido unitario que trasciende el terreno de

    los sentidos. El espectador de una obra de arte en cierto

    modo vuelve a crear el sentido profundo que el artista

    quiso grabar en su produccin.

    Pero posiblemente es el estrato emotivo el que

    m s

    llama

    la atencin en una experiencia esttica. Se podra comparar

    con la experiencia casera de hacer vibrar un tenedor y acer-

    carlo a una copa con agua hasta la mitad. La copa tam-

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    25/110

    48

    INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    bin

    vibra al unsono. Una obra de arte suele conmover

    las fibras ms delicadas de una persona. La experiencia es-

    ttica impacta a la persona entera.

    Tambin se produce un cierto relajamiento de la per-

    sona. La actitud de descanso, sin 'preocupaciones, sin in-

    terrupciones, favorece la profundidad de una experiencia

    esttica. Las tensiones ordinarias de la vida son un obs-

    tculo para ella. Aqu encontramos un crculo favorable:

    la experiencia esttica tiende a distensionar a una persona,

    y asimismo. la ausencia de tensiones favorece a una mejor

    experiencia esttica.

    Se trata, pues, de una ate nc in pasiva aun cuando esto

    parece contradictorio. La mente est enfocada por entero

    al asunto que produce tal experiencia; sin embargo, no

    hay esfuerzo de concentracin para lograrlo. La personase

    deja llevar por el ritmo de la msica o por la inmensidad

    del cielo estrellado o por la cadencia y la metfora del

    poema que est leyendo. El esfuerzo explcito de tener

    una expenenCla profunda podra echar a perder la misma

    experiencia.

    La palabra concentracin puede utilizarse slo en cierto

    sentido. Si concentracin implica esfuerzo, tensin y hasta

    preocupacin, entonces la experiencia esttica est lejos de

    la concentracin. Pero si esta palabra indica slo ausencia

    de distracciones. atencin completamente enfocada al asun-

    to o tema propio de la experiencia, entonces s hay con-

    centracin. Se trata del fenmeno descrito previamente con

    el nombre de atencin pasiva.

    Otra caracterstica de esta experiencia es la ausencia

    de

    conceptos, En este sentido se puede. decir que es irracional

    (pero no antirracional).

    El

    significado profundo que se

    capta en una experiencia esttica es inefable, no se puede

    expresar conceptual mente. Las explicaciones que se dan

    son slo rodeos o flechas

    que

    tratan de apuntar

    l

    dicho

    signi Iicado.

    En la. experiencia esttica se da el

    conocimiento

    por

    con nat uralidad, ,L~(4U

    est;

    el ncleo esellcial deestaexpe-

    EL NCLEO DE IDENTIDAD PERSONAl.

    49

    riencia, Significa que una persona que la vive est cono-

    ciendo simultneamente dos cosas: el objeto externo (natu-

    raleza u obra de arte) y su propia naturaleza. El objeto

    externo sirve como espejo que logra la captacin de uno

    mismo en sus estratos

    m s

    profundos. (~elleraI111ente no

    omos el latido de nuestro corazn: pero cuando corremos

    v

    late fuerte. empezamos a detectarlo. Algo semejante pasa

    en la experiencia esttica: generalmente nuestro yo pasa

    inadvertido, pero cuando nos emocionamos y vibramos con

    UIl objeto bello. entonces nos captamos en estratos antes

    desapercibidos. En realidad, esta doble captacin se produ-

    ce en una vivencia unitaria; lo que se capta es al mismo

    tiempo el significado de la obra de arte y el estrato profundo

    del espectador. Se entiende esto, dado que el artista, al

    crear su obra, ha plasmado y proyectado elementos inte-

    grantes de su mundo personal. El espectador capta ese

    mensaje gracias a la existencia de su propio mundo interno,

    en cierto modo semejante al del artista.

    Con esto llegamos a nuestro tema. La experiencia est-

    tica es un canal que conduce aL ncleo de identidad perso

    nal. La vivencia esttica abre las puertas para un mejor

    conocimiento de los estratos profundos de la persona. Mien-

    tras ms profunda es una experiencia esttica, ms profun-

    damente se capta ese ncleo interno de identidad personal.

    Existen algunas dificultades para lograr una buena ex-

    periencia esttica.' Generalmente se viven experiencias su-

    perficiales. Una de estas dificultades es la ignorancia acer-

    ca de su valor educativo. Se ha credo que es un lujo o que

    110 es en absoluto necesaria; para algunos es una 'Brdida

    de

    tiempo. Es. en este sentido, como la

    educacin

    podra

    avorecer y fomentar la sanidad de la experiencia esttica,

    Los objetos presentados en algunas obras de arte, especial-

    mente cuando se trata de culturas diferentes a la propia,

    tambin pueden presentar alguna dificultad para vivir la

    xperiencia

    esttica. Sin embargo, la naturaleza misma, en

    todas sus gamas

    y

    rincones, es la mejor obra de arte, abierta

    a la contemplacin de cualquier mortal.

    ANTR. FIL. 4

  • 7/23/2019 Introduccion a La Antropologia Filosofica - Gutierrez Saenz Raul

    26/110

    5 INTRODUCCIN A LA ANTROPOLOGA FILOSFICA

    La experiencia esttica logra que el sujeto trascienda

    el espacio y el tiempo. No tiene nocin del tiempo trans-

    currido. El significado captado no tiene dimensiones.

    Por ltimo, la experiencia esttica es altamente positiva,

    pues logra un desarrollo personal del sujeto; nyectaerer-

    ga, optimismo y confianza en la vida.

    Podramos terminar esta breve descripcin citando a

    Maritain, cuando se refiere a ese ambiente especial de la

    poesa: Llamo poesa no al arte de componer versos, sino

    a la comunicacin de lo ms profundo del ser de las cosas

    con lo ms profundo del ser