Lectio divina aparecida

Click here to load reader

download Lectio divina  aparecida

of 28

  • date post

    12-Jun-2015
  • Category

    Education

  • view

    4.109
  • download

    2

Embed Size (px)

Transcript of Lectio divina aparecida

  • 1. LECTIO DIVINA: Un itinerario para leer la PalabraReligiosas Franciscanas de Mara Inmaculada Provincia Nuestra Seora de la Merced

2.

  • APARECIDA NOS DICE:
  • Entre lasmuchas formas de acercarse a la Sagrada Escritura, hay una privilegiada a la que todos estamos invitados:laLectio divinaoejercicio de lectura orante de la Sagrada Escritura .

3.

  • Esta lectura orante, bien practicada, conduce:
  • al encuentro conJess-Maestro,
  • al conocimiento del misterio deJess-Mesas,
  • a la comunin conJess-Hijo de Dios,
  • y al testimonio deJess-Seor del universo .

4. Con sus cuatro momentos ( lectura, meditacin, oracin, contemplacin ), la lectura orante favorece el encuentro personal con Jesucristo y nos lleva alcompromiso , al modo de tantos personajes del evangelio:la Samaritana y su anhelo de culto verdadero (cf. Jn 4, 1-42) ,Nicodemo y su ansia de vida eterna (cf. Jn 3, 1-21) , el ciego de nacimiento y su deseo de luz interior (cf. Jn 9) , Zaqueo y sus ganas de ser diferente(cf. Lc 19, 1-10) ... 5. La lectio divina es una manera de entrar en dilogo con el Dios que nos habla a travs de su Palabra.Podemos representar grficamente el itinerario de la lectio divina de lasiguiente manera: 6.

  • LECTURA
  • Qu dice el texto?
  • Leer el texto de manera atenta y respetuosa
  • Detenerse (estar- reposar) sobre el texto
  • Descubrir el mensaje de fe

7.

  • MEDITACIN
  • Qu me dice el texto?
  • Ponerse ante el espejo de la Palabra
  • Interiorizar.
  • Ahondar en la propia vida

8. ORACIN Qu me hace decirle a Dios? * Orar la Palabra: pido, alabo, agradezco, suplico 9.

  • CONTEMPLACIN
  • Dios se me da a conocer con la experiencia del corazn
  • Serenidad ante el misterio de Cristo

10.

  • COMPROMISO
  • Qu camino de vida me invita a tomar?
  • Ver la realidad con la mirada de Dios
  • Configuracin con Cristo y vida en el Espritu
  • Anuncio, Compromiso y Caridad

11. 12. Jess y la mujer samaritana As que lleg a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca del campo que Jacob haba dado a su hijo Jos. Estaba all el pozo de Jacob. Entonces Jess, cansado del camino, estaba sentado junto al pozo. Era como la hora sexta. Vino una mujer de Samaria para sacar agua, y Jess le dijo: Dame de beber. Pues los discpulos haban ido a la ciudad a comprar de comer. 13. Entonces la mujer samaritana le dijo: Cmo es que t, siendo judo, me pides de beber a m, siendo yo una mujer samaritana? porque los judos no se tratan con los samaritanos . Respondi Jess y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quin es el que te dice: Dame de beber, t le hubieras pedido a l, y l te habra dado agua viva. 14. La mujer le dijo: Seor, no tienes con qu sacar, y el pozo es hondo. De dnde, pues, tienes el agua viva? Acaso eres t mayor que nuestro padre Jacob quien nos dio este pozo y quien bebi de l, y tambin sus hijos y su ganado? Respondi Jess y le dijo: Todo el que bebe de esta agua volver a tener sed. Pero cualquiera que beba del agua que yo le dar, nunca ms tendr sed, sino que el agua que yo le dar ser en l una fuente de agua que salte para la vida eterna. 15. La mujer le dijo: Seor, dame esta agua, para que no tenga sed, ni venga ms ac a sacarla. Jess le dijo: V, llama a tu marido y ven ac. Respondi la mujer y le dijo: No tengo marido. Le dijo Jess: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que tienes ahora no es tu marido. Esto has dicho con verdad. 16. Le dijo la mujer: Seor, veo que t eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decs que en Jerusaln est el lugar donde se debe adorar. Jess le dijo: Creme, mujer, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusaln adoraris al Padre. Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarn al Padre en espritu y en verdad; porque tambin el Padre busca a tales que le adoren. Dios es espritu; y es necesario que los que le adoran, le adoren en espritu y en verdad. 17. Le dijo la mujer: S que viene el Mesasque es llamado el Cristo. Cuando l venga, nos declarar todas las cosas. Jess le dijo: Yo soy, el que habla contigo. 18. En este momento llegaron sus discpulos y se asombraban de que hablara con una mujer; no obstante, ninguno dijo: Qu buscas? o Qu hablas con ella? Entonces la mujer dej su cntaro, se fue a la ciudad y dijo a los hombres: Venid a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho!.Ser posible que ste sea el Cristo? Entonces salieron de la ciudad y fueron hacia l. 19. Muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en l a causa de la palabra de la mujer que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. Entonces, cuando los samaritanos vinieron a l, rogndole que se quedase con ellos, se qued all dos das. Y muchos ms creyeron a causa de su palabra. Ellos decan a la mujer: Ya no creemos a causa de la palabra tuya, porque nosotros mismos hemos odo y sabemos que verdaderamente ste es el Salvador del mundo. 20. Si conocieses el don de Dios,y quin es el que te dice: Dame de beber Necesitan que, como la Samaritana, les ayuden a sacar el agua, y dejarse interpelar, por las Escrituras? Con frecuencia se sienten ustedes como la Samaritana? 21.

  • Ambientar la lectura
  • La lectura del texto ha de ir precedida de un breve silencio o de una oracin para pedir al Seor que nos abra el entendimiento y el corazn para acoger obedientemente su Palabra.

ORIENTACIONES para leer la BibliaLos textos deben leerse despacio y sin prisas. No es una novela, ni un peridico, sino un texto muy importante para nosotros. Necesita que le demos tiempo, que la leamos una y otra vez para estar seguros de captar su mensaje. 22. 2) Leer el texto en su contexto

  • La primera pregunta que debe guiar nuestra lectura es:
  • Qu experiencia de fe aparece recogida en este texto?
  • Cuando leemos la Biblia buscamos precisamente eso.
  • Para ello podemos acudir a recursos muy sencillos:
    • Informarnos sobre aquella poca
    • utilizar mapas
    • ambientar los textos histricamentecon ayuda de introducciones, comentarios, etc.

23. Tener en cuenta que en la Biblia encontramos modos de hablar y de escribir distintos a los nuestros (parbolas, relatos de milagros, etc.). El mejor criterio para saber esto es leer todos los textos desde el mensaje y la vida de Jess, que es el centro y la clave para leer toda la Biblia Recordar siempre que la Biblia es una palabra encarnada y que en ella hay que distinguir entre el mensaje perenne y lo que era propio slo de aquella cultura (matanzas, violencia, discriminacin de la mujer...). 24. 3) Leer para entender la vidaDespus de esta primera lectura del texto es necesarioexponer nuestra vida a la interpelacin del mensajeque hemos descubierto.En sus pginas no hay recetas,sino pistas fundamentales para orientar nuestra existencia . Leemos la Biblia paraentendernuestra vida. Nosotros no leemos la Biblia para saber ms cosas sobre ella o por mera curiosidad. 25. Tener una miradapenetrante sobre las cosas que pasan a nuestro alrededor: estar atentos a las cosas que nos pasan a nosotros y a la gente que nos rodea, a los signos de cada poca.Estardispuestos a dejarnos interpelarpor el texto y por el mensaje que se nos desvela.Esto supone: 26. 4) Lectura orante La Biblia debe ser leda en el espritu con el que ha sido escrita. A travs de ella Dios nos habla, y para escucharle tenemos que estar en la misma sintona. Esto significa que la lectura debe hacerse en un clima de oracin, lo cual nos exige: Abrir sinceramente el corazn para acoger lo que Dios nos dice a travs de su Palabra.Responder a Dios a travs de la splica, la accin de gracias... completando as el dilogo que l mismo comienza.Porque escuchamos a Dios cuando leemos su Palabra y le hablamos cuando le dirigimos nuestra oracin. 27. 5) Lectura Comunitaria Es muy importante que la lectura personal se complemente con la comunitaria En la lectura comunitariase ponen en juego los diversoscarismas y sensibilidadespara descubrir con ms plenitud el mensaje de la Palabra de Dios, porque las diversas aportaciones hechas desde diversas experiencias de vida desvelan la riqueza de la Escrituracon mayor claridad que la lectura individual.Lalectura litrgicaes la mayor expresin de esta dimensin comunitaria 28. 6) Lectura comprometidaLa lectura de la Bibliatiene como meta la vida. Cuando nos acercamos a leer la Biblia, llevamos nuestra vida y la vida de quienes nos rodean. Al descubrir su mensaje y dejarnos interpelar por l, descubrimos que laPalabra de Diosnos ofrece un impulso para la vida, un camino de conversin. Normalmente, cuando nuestra lectura de la Biblia no desemboca en el compromiso, cada vez nos resulta ms difcil de entender lo que leemos.