Cambio de cultura y organizaciones que aprenden

Click here to load reader

  • date post

    12-Feb-2017
  • Category

    Documents

  • view

    226
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Cambio de cultura y organizaciones que aprenden

  • Educar 27, 2000 31-85

    Educar 27 031-086 8/4/2001 16:57 Pgina 31Resumen

    El rol de la organizacin y gestin, en marcos de autonoma, puede variar entre el ser un merosoporte, un agente educativo o un instrumento central de la innovacin. Relacionar estastres situaciones con modelos de educacin, enseanza, tipologa de profesor o cultura domi-nante nos permite establecer un paralelismo til para el diagnstico, la mejora y el controlde las instituciones.

    La consideracin de la cultura y su transformacin es, a la vez, una condicin paraexplicar y promover cualquier cambio. As, se analizan los diferentes tipos de cultura y seles relaciona con los diferentes estadios organizativos, derivando consideraciones respectoa los factores implicados en la llamada cultura colaborativa.

    Resum

    El paper de lorganitzaci i gesti, en contextos dautonomia, pot variar entre ser un sim-ple suport, un agent educatiu o un instrument central per a la innovaci. Relacionar aques-tes tres situacions amb models educatius, ensenyament, tipologia de professor o culturadominant ens permet establir un parallelisme til per al diagnstic, la millora i el controlde les institucions.

    La consideraci de la cultura i la seva transformaci s, alhora, una condici per expli-car i promoure qualsevol canvi. Aix, sanalitzen els diferents tipus de cultura i sels rela-ciona amb els diferents estadis organitzatius, de la qual cosa sen deriven consideracionsrespecte als factors implicats en lanomenada cultura collaborativa.

    Abstract

    The role of the organisation and management, in autonomous contexts, can vary betweenbeing only a support, an educational agent or a central instrument to the innovation. The

    1. Esta aportacin es continuidad de la presentada en el III Congreso internacional sobredireccin de centros educativos: liderazgo y organizaciones que aprenden. Universidad deDeusto, Bilbao, 12-15 de septiembre de 2000.

    Cambio de cultura y organizaciones que aprenden1

    Joaqun Gairn SallnUniversitat Autnoma de Barcelona. Departament de Pedagogia Aplicada08193 Bellaterra (Barcelona). [email protected]

  • 32 Educar 27, 2000 Joaqun Gairn Salln

    Educar 27 031-086 8/4/2001 16:57 Pgina 32relationship of these three situations with models of education, teaching, professors ordominating culture can allow us to establish a useful parallelism for the diagnosis, improve-ment and control of institutions.

    To consider the organisational culture and its transformation is, moreover, a condi-tion to explain and promote any change. Therefore, different types of cultures are analysedand related to the different organisational stages, deriving implications for such collabo-rative culture.

    1. Introduccin

    Los ttulos siempre son aproximaciones restrictivas, que suelen expresar some-ramente lo que ha de ser el desarrollo posterior y que obligan a acotar inicial-mente el sentido que damos y la intencin que tenemos respecto al desarrollode la temtica planteada.

    Las organizaciones, como entidades abstractas, no pueden aprender; sloaprenden los seres vivos; sin embargo, transferimos a un nivel superior lo quees propio de las personas. Por similitud, decimos que las organizaciones apren-den cuando la ejecucin de tareas que sus miembros ejecutan individual ocolectivamente mejora constantemente, ya sea porque los procedimientos inter-nos se mejoran y/o porque la interrelacin entre los objetivos, los recursos yel sistema relacional se hace, a nivel organizativo, menos disfuncional.

    El plantearnos el aprendizaje permanente como meta no es algo sencillo,si consideramos la misin de los centros educativos, sus caractersticas comoorganizaciones y el contexto donde realizan su actividad. Partimos del supuestode que la misin principal de los centros educativos ha de ser la de contribuira la mejora de la sociedad a travs de la formacin de ciudadanos libres, crti-cos y responsables; tambin del conocimiento de las especiales caractersticas queles configuran como organizaciones que hacen referencia, entre otras cuestio-nes, a la ambigedad de metas, la existencia de tecnologas poco desarrolladas,la variedad de destinatarios, la alta profesionalizacin de los tcnicos, etc. (Gai-rn, 1996); y de las dificultades aadidas que conlleva el desenvolverse en uncontexto con amplia implantacin de enfoques neoliberales, que potencianvalores como el individualismo, la competitividad, la obsesin por la eficien-cia, el relativismo moral, el conformismo social o el pragmatismo frente a laideologa.

    Sumario

    1. Introduccin

    2. Las organizaciones que aprenden: un estadio deseable

    3. La cultura organizacional: un referente ineludible

    4. Cultura organizacional y estadioscognitivos: una relacin necesaria

    5. Los retos de los diferentes estadios: una gua para la mejora

    6. Cmo promover el cambio cultural: las estrategias a utilizar

    7. A modo de eplogo

    Bibliografa

  • Cambio de cultura y organizaciones que aprenden Educar 27, 2000 33

    Educar 27 031-086 8/4/2001 16:57 Pgina 33Parece necesario y consustancial a su misin el que los centros educativosreflexionen continuamente sobre la naturaleza de su tarea, los grados de con-secucin y las consecuencias de su actuacin. Como seala Santos, nadie garan-tiza que unos buenos fines den lugar automticamente al logro satisfactorio delos mismos, al propio tiempo que plantea cuestiones que deberan contestarse:

    Estn bien fijadas las pretensiones educativas que se ha planteado la comu-nidad? sa es la forma de actuar de una autntica comunidad?

    Se persiguen esas metas de manera racional, efectiva, compartida, cohe-rente?

    Por qu motivos se alcanzan o no esos logros que se haban pretendido? Tiene efectos secundarios el modo de articular las pretensiones y los medios

    para alcanzarlas? Se adapta bien el currculo a las caractersticas y necesidades del alumna-

    do? Se cultivan los valores en la forma de organizar la prctica y de mantener

    las relaciones interpersonales? (Santos: 2000: 60-61).

    En definitiva, el centro educativo que aprende debe ser consciente del con-texto en el que est enclavado, qu misin tiene como institucin social y comoorganizacin y a qu intereses sirve directa o indirectamente. Pero, sobre todo,debe entender que si no existen preguntas, es difcil que se busquen respuestas.

    Avanzar en la lnea de organizaciones que aprenden exige de cambiosinternos y externos, coherentes con cambios culturales. Son estos cambios losque nos planteamos, y lo hacemos desde una perspectiva direccional: quorientacin han de tener?, cul ha de ser el resultado y los procesos deseados?,cmo potenciarlos?, etc.

    En la bsqueda de respuestas, se establecen relaciones, se generan com-promisos, se modifican situaciones, etc. que proporcionan una identidad a loscentros educativos en funcin de la forma como actan. Podemos decir queestn inmersos en una determinada cultura, pero que tambin crean una cul-tura propia, conformada por las normas, las creencias, los valores y los mitos quedefienden y que utilizan para regular el comportamiento de sus miembros. Elproceso se expresa y contribuye a conformar una manera especial de entenderel currculo, las relaciones personales, la organizacin del espacio, las estruc-turas de poder, etc.

    En el fondo, se trata de cambiar el punto de mira. Si tradicionalmente laatencin se ha puesto en la enseanza (importancia del profesor, del mtodo,calidad de la enseanza, etc.), ahora se trata de enfatizar ms en el aprendiza-je. Este desplazamiento nos lleva a considerar desde otra perspectiva al estu-diante, al papel del profesor y a plantearnos el papel de la institucin educativaen la generacin de los aprendizajes deseados. Supone revisar la responsabili-dad institucional en el establecimiento de rutinas y en la prdida de su misinprincipal, a la vez que auditar sus mecanismos de funcionamiento.

    La cultura escolar aparece as, de una manera sistemtica, en la literaturacomo un factor determinante del contexto y la naturaleza que acompaa a las

  • 34 Educar 27, 2000 Joaqun Gairn Salln

    Educar 27 031-086 8/4/2001 16:57 Pgina 34organizaciones que aprenden. Como mnimo hay una relacin directa que serefiere a los procesos de socializacin: la cultura puede ayudar o dificultar elproceso de aprendizaje colectivo.

    Nos planteamos, en este contexto, las relaciones que se pueden establecerentre los diferentes tipos de cultura y la organizacin que aprende, entendiendoque conseguirla no es tanto una cuestin mecnica como un proceso de trans-formacin progresiva inmerso en un cambio cultural imprescindible.

    2. Las organizaciones que aprenden: un estadio deseable

    Partiendo del concepto de organizacin que aprende antes introducido2, seprofundiza en su sentido y se analiza la viabilidad de su aplicacin en contex-tos educativos.

    2.1. Qu queremos decir con organizaciones que aprenden?

    La situacin de las organizaciones suele ser diferente aunque nos movamos enun mismo contexto sociocultural. La incidencia que tiene el entorno, la espe-cial manera como se relacionan sus componentes, la accin diferenciada de ladireccin, la forma como se aplica el proceso organizativo, la propia historiainstitucional y sus inquietudes en relacin con la mejora, configuran diferen-cias y dan una personalidad nica y particular a cada institucin.

    Ordenar y clasificar las diferentes situaciones organizativas que se dan puedetener sentido, siempre y cuando se considere desde la perspectiva descriptiva yno desde la normativa. No se trata tanto de decir cmo deben ser las institu-ciones educativas como de conocer, a travs del anlisis de las diferentespropuestas, vas, que podran o no adoptarse, para el desarrollo organizacio-nal. Desde esta perspectiva hablamos de estadios, en referencia al conjunto decircunstancias que concurren en una det