arch medicina 3

of 42/42
  • date post

    10-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    224
  • download

    4

Embed Size (px)

description

archivos 3

Transcript of arch medicina 3

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    1

    UNIVERSIDAD DE MANIZALESFACULTAD DE MEDICINA

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA2

    Diseo y Diagramacin:GONZALO GALLEGO GONZLEZ

    Publicacin:CENTRO DE PUBLICACIONESUNIVERSIDAD DE MANIZALES

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    3UNIVERSIDAD DE MANIZALESFACULTAD DE MEDICINA

    DR. JOS IVN ZULUAGA QUINTEROPresidente del Consejo Superior

    DR. HUGO SALAZAR GARCARector

    DR. GUILLERMO ORLANDO SIERRA SIERRAVicerrector Acadmico

    DR. ENRIQUE TORRES ECHEVERRYVicerrector Administrativo

    DR. SCAR CASTAO VALENCIADecano Facultad de Medicina

    DR. CSAR AUGUSTO BOTERO MUOZSecretario General

    DR. SCAR TRUJILLO GMEZAsesor de Rectora en Planeacin

    DR. SIGIFREDO CASTRILLN RIVASJefe de Registro Acadmico

    Compromiso y Liderazgo Educativo

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA4

    CONSEJO SUPERIORUNIVERSIDAD DE MANIZALES

    Presidente del Consejo SuperiorJOSE IVAN ZULAUGA QUINTERO

    RectorHUGO SALAZAR GARCA

    Decano Facultad de ContaduraEDGAR GRACIA LOPEZ

    Decano Facultad de Comunicacin Social y PeriodismoCESAR AUGUSTO MONTES LOAIZA

    Docente Facultad de DerechoMONICA ARISTIZABAL BOTERO

    Docente Facultad de PsicologaLUIS HORACIO HINCAPIE

    Estudiante Facultad de ContaduraJOSE JESUS ISAZA

    Estudiante Facultad de PsicologaGUILLERMO GUTIERREZ LUNA

    CONSEJO DE FACULTADOSCAR CASTAO VALENCIADecano Facultad de Medicina

    JOSE FERNANDO ARISTIZABAL OCAMPOSecretario Consejo de Facultad

    HERNANDO OROZCO OSPINACoordinador Biomedicina

    OTONIEL ARISTIZABAL VARGASCoordinador Sociales e Investigacin

    Docentes:GENARO MORALES PARRA, OTONIEL ARISTIZABAL VARGAS,HERNANDO OROZCO OSPINA

    EstudiantesJUAN MANUEL LPEZ POSADA, PAOLA MAYA GIRALDO,CATALINA OSORIO MUZ, MARA ALEJANDRA VERGEL YARURO

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    5CONSEJO ACADMICOUNIVERSIDAD DE MANIZALES

    HUGO SALAZAR GARCIARector

    GUILLERMO ORLANDO SIERRA S.Vicerrector Acadmico

    CESAR HOYOS HERRERADecano Facultad de Psicologa

    DUVAN EMILIO RAMIREZ O.Decano Facultad de Economa

    JAIME RUIZ LOPEZDecano Facultad de Educacin

    EDGAR GRACIA LOPEZDecano Facultad de Contadura

    JHON JAIRO GOMEZDecano (E) Facultad de Derecho

    CESAR AUGUSTO MONTES L.Decano Facultad de Comunicacin Social y Periodismo

    MARTHA TRUJILLO GOMEZDecana Facultad de Mercadeo Nacional e Internacional

    Doctor CARLOS ALBERTO CORTESDecano Facultad de Ingeniera de Sistemas

    Doctor OSCAR CASTAO VALENCIADecano Facultad de Medicina

    Estudiantes:

    LUIS HERNANDO VALENCIAJUAN FERNANDO PELAEZ

    Profesores:

    ELIZA INES CLAVIJOJOSE FERNANDO BARAHONA

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA6

    DOCENTES:DR. HERNANDO OROZCO OSPINA Mdico - Profesor Bioqumica. Coordinador Biomedicina

    DR. HERNANDO ALBORNOZ ENRIQUEZ Mdico - Profesor Morfologa lIDR. OSCAR RAMIREZ BETANCURT Mdico Veterinario - Profesor Biofsica

    DR. HERNANDO GONZALEZ MONTOYA Mdico - Profesor Fisiologa IIDR. JOSE FERNANDO ARISTIZABAL OCAMPO Mdico - Profesor Fisiopatologa

    DR. GENARO MORALES PARRA Mdico - Profesor Morfologa IDR. ALONSO LOPEZ Mdico - Profesor Morfologa I

    LIC.- JHON JAIRO BARCO RIOS Lic. Biologa y Qumica - Profesor Biologa CelularLIC. LUIS FERNANDO SAMPER HINCAPIE Lic. Morfologa - Profesor Histo-Embriologa

    DR. ALVARO JAIME MORENO LONDOO Mdico - Profesor Morfologa I. OsteologaDR. LUIS MIGUEL RAMIREZ RESTREPO Mdico - Profesor Neuroanatoma

    LIC. JORGE LOPEZ MOLINA Lic. Biologa y Qumica - Profesor BioqumicaDR.ALBERTO MUOZ CUERVO Mdico - Profesor Neuroanatoma

    DR. JUAN PABLO DUQUE Arquitecto - Profesor de Historia de la MedicinaDRA. OLGA CLEMENCIA BURITICA Mdica - Profesora Farmacologa

    DR. TULIO MARULANDA M. Mdico - Profesor FarmacologaDR. JORGE RAAD ALJURE Mdico - Profesor Microbiologa, Inmun., Parasit.

    LIC. BEATRIZ AMPARO CANO AVENDAO Bacteriloga - Administrativa de LaboratorioDR. ANDRES SUAREZ G. Medico - Profesor Modelos de Salud. Etico Social l y ll.

    DRA. CLAUDIA P. JARAMILLO. Mdica - Profesora Investigadora.Biomedicina I - ll y Ecologa

    DR. ALEX PAVA R. Mdico - Profesor PatologaLIC. JUAN CARLOS CARMONA Profesor - Laboratorio de Qumica

    DR. JESUS BERNARDO GALLEGO Profesor - Salud PblicaDRA. PATRICIA TORO DUQUE Profesora - Semiologa

    LIC. CESAR AUGUSTO AGUIRRE Profesor - Biologa MolecularDR. JOSE FERNANDO GIRALDO Profesor - Semiologa

    DR. OSCAR VILLEGAS Profesor - SemiologaDRA. CLARA EUGENIA ASMAR DE C. Profesora - Semiologa

    DR. JAIME GOMEZ Profesor - SemiologaDR. ZAMARINO JARAMILLO G. Profesor - Morfologa Integrada IIDR. OTONIEL ARISTIZABAL V. Profesor - Coordinador Sociales e Investigacin

    LIC. PAULA TATIANA URIBE Lic. en Biologa y Qumica - Profesora de Biologa CelularDR. CARLOS H. OROZCO Mdico - Coordinador de PediatraDRA. SANDRA GONZLEZ Mdico Pediatra - Pediatra

    DRA. LUZ MARINA FLOREZ Mdico Pediatra - PediatraDR. JAIME RAUL DUQUE Mdico anestesilogo - Pediatra

    DR. ALVARO GUZMAN Mdico Pediatra - Profesor de PediatraDR. CESAR ARANGO Mdico Pediatra - Profesor de Pediatra

    DR. JAIME CASTAO C. Fsico - Profesor de Investigacin

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    7

    SUMARIOPgina

    PRESENTACIN ................................................................................................ 9

    ARCHIVOS DE MEDICINA - NORMATIVIDAD ............................................................ 10

    EDITORIALHUMANISMO CIENTFICO ................................................................................... 13

    EDITOR INVITADOEL HOMBRE A LA LUZ DEL HOMBRE .................................................................. 14

    CARTAS AL EDITOR ......................................................................................... 16

    FACTORES DE RIESGO EN LA CIUDAD DE MANIZALES ............................................ 17

    TRAUMATISMO CRANEOENCEFLICO ................................................................... 23

    TEMA DE REVISININDICADORES DEL LSER EN EL RONQUIDO ......................................................... 27

    CONVIVENCIA Y PAZFACULTAD DE MEDICINA - UNIVERSIDAD DE MANIZALES .......................................... 30

    A LA MEMORIA DEL DR. JORGE GRISALES PREZ ............................................... 32

    CONGRESOS Y EVENTOS ................................................................................. 33

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA8

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    9

    PRESENTACIN

    VOL. 1 No. 3 - OCTUBRE DE 2001

    Editor: scar Castao Valencia

    Editor Asociado: Jorge Raad A. Editor Asistente: Luis Miguel Ramrez

    Jefe de Redaccin:Jos Fernando Aristizabal O.

    Secretaria: Sandra Constanza Can Buitrago

    Comit Cientfico Consultivo (Profesores)

    DR. HERNANDO OROZCO OSPINA DR. OSCAR CASTAO VALENCIADR. OSCAR RAMIREZ BETANCUR DR. HERNANDO GONZALEZ MONTOYADR. JOSE FERNANDO ARISTIZABAL OCAMPO DR. OTONIEL FABIAN ARISTIZABAL VARGASDR. JORGE RAAD ALJURE DR. LUIS MIGUEL RAMIREZ RESTREPO

    Publicacin cuatrimestral de la Facultad de Medicina de la Universidad de ManizalesCarrera 9a. No. 19-03, of. 146 Manizales, Colombia. Telfono 8841450 - 8842430

    A.A. 868. Fax. 096-8841443. E-mail: [email protected]: www.umanizales.edu.co

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA10

    Archivos de Medicina, como rgano oficialde la Facultad de Medicina de la Universidadde Manizales, publica artculos de la especiali-dad o relacionados con ella, previa aprobacindel Comit Cientfico Consultivo.

    INDICACIONES A LOS AUTORES1. Los trabajos deben ser inditos y suminis-

    trados exclusivamente a la revista. Su repro-duccin total o parcial debe contar con laaprobacin del editor y dar crdito a la publi-cacin original.

    2. Al someter un trabajo para publicacin, el au-tor debe siempre informar al editor sobre lasremisiones e informes previos que puedanconsiderarse publicaciones previas. Parafacilitar el trabajo del editor debe remitirsecopia de todo el material mencionado anexoal original. En algunos casos, y slo poracuerdo con el editor, podr aceptarse la di-fusin pblica previa de los datos conteni-dos en el artculo, por ejemplo, para alertarsobre riesgos de salud pblica.

    3. La publicacin posterior o reproduccin to-tal o parcial de un artculo aparecido en Ar-chivos de Medicina, por parte del mismoautor o de otras personas interesadas, re-querir de la autorizacin del editor.

    4. Los trabajos deben ser remitidos a Archi-vos de Medicina, en original y una copia,escritos a mquina en papel blanco tamaocarta empleando una sola cara del papel, continta negra y a doble espacio, guardando unmargen izquierdo de 4cm.

    ARCHIVOS DE MEDICINANORMATIVIDAD

    Si se utiliza reproduccin de computador,sta debe llenar los requisitos de puntuaciny ortografa de las composiciones usualesy, preferiblemente, enviar el diskette, indican-do el programa o procesador utilizado. De-ben venir acompaados de una carta delautor principal en donde se exprese clara-mente que el trabajo ha sido ledo y aproba-do por todos los autores e igualmente infor-mar si se ha sometido parcial o totalmente aestudio por parte de otra revista.

    El autor debe guardar copia de todo el mate-rial enviado.

    5. Se debe seguir las siguientes secuencias:pgina del ttulo, resumen, texto, agradeci-mientos, referencias, tablas (cada tabla enpgina separada con su ttulo y notas) y le-yendas para las figuras.

    Cuando se informen experimentos en huma-nos indique si los procedimientos utilizadossiguen las normas del comit de tica de lainstitucin donde se realizaron, de acuerdocon la declaracin de Helsinki de 1975. Nomencione nombres de pacientes, iniciales onmeros de historias clnicas.

    6. En la primera pgina se incluye el ttulo, cor-to, que refleje el contenido del artculo, elnombre del autor y sus colaboradores conlos respectivos ttulos acadmicos y el nom-bre de la institucin a la cual pertenecen.

    Se sealan los nombres y direcciones delautor responsable de la correspondencia re-lacionada con el trabajo y de aquel a quiendeben solicitarse las separatas. Se especi-

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    11fican las fuentes de ayuda para la realiza-cin del trabajo en forma de subvenciones,equipos y drogas.

    7. El resumen, de no ms de 250 palabras,debe enunciar los propsitos de estudio dela investigacin, los procedimientos bsicos,los hallazgos principales y las conclusiones,de acuerdo con los siguientes ttulos: objeti-vos, mtodos, resultados y conclusiones.

    8. El texto debe incluir introduccin, material ymtodos, resultados y discusin, las abrevia-turas deben explicarse y su uso limitarse.

    9. Las referencias se numeran de acuerdo conel orden de aparicin de las citas en el textoy se escriben a doble espacio.

    A. En caso de revistas: apellidos e inicialesdel nombre del autor y sus colaboradores(si son de los seis primeros, et al); ttulocompleto del artculo; nombre de la revistaabreviado segn estilo del Index Medicus;ao de publicacin; volumen; pginas inicialy final.

    B. En caso de libros: apellidos e iniciales detodos los autores; ttulo del libro; edicin; ciu-dad; casa editora; ao; pginas inicial y fi-nal. Para el uso de maysculas y puntua-cin, sgase el ejemplo:

    C. En el caso de captulos de libros: apelli-dos e iniciales de los autores del captulo;ttulo de captulo; autores o editores del libro;ttulo del libro; edicin; ciudad; casa editora;ao; pginas inicial y final.

    10. Las tablas y cuadros se denominarn ta-blas, y deben llevar numeracin arbiga deacuerdo con el orden de aparicin. El ttulocorrespondiente debe estar en la parte supe-rior de la hoja y las notas en la parte inferior.Los smbolos para unidades deben apareceren el encabezamiento de las columnas.

    Las fotografas, grficas, dibujos y esquemasse denominan figuras, se enumeran segnel orden de aparicin y sus leyendas se es-criben en hojas separadas. Al final de las le-yendas de las microfotografas se deben in-dicar la tcnica de coloracin y el aumentoutilizados.

    No se publicarn fotografas en color; los ori-ginales en blanco y negro deben enviarse enpapel y tener nitidez y contraste suficientespara lograr una buena reproduccin.

    Si son grficas o dibujos deben ser elabora-dos en cartulina blanca o papel vegetal continta china e identificarse con su nmero deorden en la parte inferior.

    Si una figura o tabla ha sido previamente pu-blicada se requiere el permiso escrito del edi-tor y debe darse crdito a la publicacin ori-ginal. Si se utilizan fotografas de personas,stas no deben ser identificables; en casocontrario, debe obtenerse el permiso escri-to para emplearlas.

    El Comit Cientfico Consultivo se reservael derecho de limitar el nmero de figuras ytablas.

    11. Los editoriales de los invitados se publica-rn exclusivamente por solicitud del ComitCientfico Consultivo.

    12. Se consideran actualizaciones aquellostrabajos que contienen una completa revi-sin de los adelantes recientes ocurridos enun campo especfico de la medicina interna.

    13. Comunicaciones breves son aquellas quepresentan la opinin o experiencia del autorsobre un tema que se considera de interspara la medicina y puede acompaarse deuna breve revisin. Su extensin no debesobrepasar 12 pginas y se aceptan hastacinco ilustraciones.

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA1214. Notas tcnicas son aquellas comunica-

    ciones que describen de manera completay detallada una tcnica original o la modifi-cacin de un procedimiento, que tengan apli-cacin definida en alguna disciplina mdica,sin incluir experiencias clnicas. Se debenpresentar las referencias bibliogrficas delcaso, as como las correspondientes a losaspectos tcnicos descritos, tales comoequipos, reactivos, instrumentos y otros. Suextensin no debe ser mayor de 10 pginasa doble espacio y se aceptan hasta cincoilustraciones.

    15. Presentacin de casos son los trabajosdestinados a describir uno o ms casos queel autor considere de inters especial; debeconstar de resumen, descripcin detalladadel caso y discusin. Su extensin no debeser mayor de ocho pginas a doble espacioy se acepta un mximo de cinco ilustracio-nes. No se admitir revisin de la literatura.

    16. Las cartas al editor son comentarios cor-tos sobre algn material previamente publi-cado por Archivos de Medicina.

    17. El ttulo resumido de los artculos publica-dos aparece en la cartula y en las pginasimpares interiores, por lo cual el autor debesugerir este ttulo si el de su trabajo contienems de cinco palabras.

    18. Archivos de Medicina no asume ningunaresponsabilidad por las ideas expuestas porlos autores.

    19. Archivos de Medicina hace parte de lasrevistas que suscribieron el acuerdo Requi-sitos Uniformes para Trabajos Presentadosa Revistas Biomdicas y recomienda a losautores revisar estos documentos comogua adicional para preparar sus trabajos.

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    13EDITORIAL

    HUMANISMO CIENTFICOn el Mundo Mdico Actual, existen dos tendencias de ejercicio profesional, claramente de-

    terminadas, las cuales se complementan mutuamente y nunca, como es creencia popular,se enfrentan.

    El Humanismo Cientfico. La primera de ellas, tiene hondas y arraigadas tradiciones de tipohumano y cientfico. Desde la historia de la humanidad se ha proclamado, y desde esa po-ca, cclicamente desaparece o aparece, por aquellas contingencias inherentes al ser.

    Ser Humano. Cientficamente hablando en el campo mdico es ver y tratar nuestro pacien-tes como seres biolgicos poseedores de angustias y de ambiciones, dueos de su propiadignidad y merecedores del respeto a sus creencias, vivencias y aficiones.

    La historia mundial de la filosofa, la sociologa, la psicologa, la antropologa y la arqueolo-ga y dems ciencias afines, deben orientar a los mdicos, a tratar con comprensin y respe-to, todas las aspiraciones, del enfermo, el cual transitoriamente es nuestro dependiente.

    La aparatologa, producto directo del desarrollo y tecnolgico, si bien es cierto, mejorannuestras posibilidades diagnosticas, muchas veces nos distancian del ejercicio humano denuestra profesin.

    Algunos mdicos tenemos determinado, que en toda enfermedad existen tres etapas biendefinidas: la pre-hospitalaria, la hospitalaria propiamente dicha, y la post-hospitalaria.

    En las tres, naturalmente, podemos aplicar las bases universales de un verdadero HUMA-NISMO CIENTFICO. Pero sin duda alguna, en donde existe ms cabida es en la ltima, porcuanto ella permite el regreso del paciente a su casa, lugar en donde debe aplicrsele unaMedicina de tipo Familiar y Humano.

    El paciente, razn indiscutible de nuestro ser Mdico, al regresar a casa se recuperarms temprano que tarde, al verse rodeado de los suyos, sometido a su dieta familiar, y sin lapresin econmica de costo de nuestros hospitales. Y obviamente en stos habr una msracional utilizacin de sus camas, que originar una rotacin ms tcnica de las mismas ypor ende una mejora de sus Recursos Financieros.

    No podemos olvidar que existe un grupo de enfermedades que requieren largos perodosde recuperacin Hospitalaria, y que son propiamente las denominadas Enfermedades Ca-tastrficas, de origen renal crnico, cardiovasculares crnicas, las de los politraumatizados,las neurolgicas y el cada vez ms difundido sida, que, en su conjunto, determinan las prime-ras causas de mortalidad no violenta, de nuestras gentes.

    EL EDITOR

    E

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA14

    ALEJANDRO SALAZAR OSORIO*

    En estos tiempos actuales vemos da a dacomo ms y ms personas se centran en elconocimiento del mismo hombre, casi comoen la poca renacentista donde el hombre, -por decirlo de alguna manera - se humaniz yvir su mirada sobre sus congneres recono-ciendo en ellos su verdadera razn de ser, yaque en aquellos das, y aun en estos, el hom-bre gira entorno al ser humano.

    La medicina no ha sido o no puede ser ajenaa esta realidad porque trabajamos con sereshumanos, pensantes, idealistas, conscientesy sentimentales, adems de muchas otras ca-ractersticas que dan el status de ser humanoal hombre. La medicina es del hombre en fun-cin de curar al mismo hombre y es ade-ms una ciencia practicada por hombres; poreso el mdico, al igual que su paciente, siente,vive, percibe, le duele y dems. El ser mdicono debe implicar el apartar o hacer a un ladosentimientos, ideas, creencias, estilos y carac-tersticas personales que nos permiten serhumanos.

    La medicina es una ciencia que, como tal,no debe olvidar sus profundas races histri-cas humanistas. Si recordamos, vemos comograndes personajes como Andreas Vesalio (pa-dre de la anatoma), Leonardo Da Vinci (pintor,escultor, inventor y dibjante) se centraron enel hombre, cimentando las basesantropocentristas del humanismo, humanismoque quizs nuestra futura profesin ha ido olvi-dando y dejando de lado ya que nos hemosencasillado en nuestra visin puramente cien-

    * Estudiante VI Semestre - Facultad de Medicina - Universidad de Manizales - [email protected]

    tfica de la prctica mdica, creyendo falsa-mente que con ser enciclopedias, atlas o qui-zs computadores andantes colmados de in-formacin netamente acadmica, somos ca-paces de curar, prevenir y en ocasiones casique deificarnos frente a realidades claramentevisibles como la de percibir en nuestros pacien-tes no solamente que son esto ultimo, sino queadems son seres humanos con todo lo quelos identifica como tales.

    As pues, el ser mdico implica ser personaintegra capaz de ser hombre o mujer, y no solodedicado al almacenamiento de conocimien-tos sino que sea tambin la fuente de los mis-mos adems de ser personas con visin hu-manista de los seres humanos e igualmentede su profesin, porque nuestros pacientes noslo tienen problemas orgnicos sino que ade-ms reciben un influjo emocional y fsico delmismo mundo que los rodea.

    Hoy en da, quizs mas que nunca, exis-ten diversidades de caminos y nuevas vaspara alcanzar la cima del conocimiento y cadauna de esas diferentes prcticas en pro deun fin comn son influenciadas por diferen-tes personas, acciones, costumbres, verda-des y dems caractersticas que nos hacena cada uno de nosotros seres nicos eirrepetibles y, aun ms importante, nos per-miten ser diferentes los unos de los otros;por eso, vemos cmo pensar y tener en cuen-ta al hombre como centro fundamental denuestra prctica mdica se hace indispen-sable, ya que es desligarnos de la visin pu-ramente biomdica de la enfermedad , dela teraputica y en general de nuestro que-

    EDITOR INVITADO

    EL HOMBRE A LA LUZ DEL HOMBRE

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    15hacer como futuros o ya como mdicos, por-que somos nosotros seres humanos quecomo tales, debemos tener la concepcin delas personas como semejantes e iguales anosotros, con defectos y bondades que po-drn determinar en cualquier momento nues-tra prctica y nuestra profesin.

    Podemos decir entonces que sta es unainvitacin para despertar y abrir los ojos fren-te al mundo que nos rodea para ver en l lasverdades y realidades que existen; tenemosque ser hombres y mujeres dispuestos y ca-paces de abanderar ideas donde el ser hu-mano no sea ni medio ni fin sino un actor so-cial activo que ayude a crecer una sociedadpor medio de todas sus virtudes. Tenemosque atrevernos a ser diferentes, a creer enel ser humano y a reconocer en el otro una

    vida, una forma de pensar y una realidad hu-mana a la cual no se puede ser ajeno.

    Adems, debemos reconocer en nuestravida profesional futura o actual que no estudia-mos ni trabajamos con animales sino con per-sonas y que nuestra profesin se fundamentaen cada uno de esos seres humanos cuya di-mensin trasciende mas all de sufrir una en-fermedad. Tambin debemos tener presenteque lo que estudiamos o somos o aspiramosser, no nos hace omnipotentes ni tenemos lavida en nuestras manos sino que nosotros so-mos las manos de la vida destinados para pre-servarla, conservarla y cuidarla.

    Entonces, este es nuestro reto: ser diferen-tes y reconocer en el otro a un ser humanoque es igual a lo que soy yo.

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA16

    Manizales, 20 de julio de 2001

    DoctorOSCAR CASTAO VALENCIADecano Facultad de Medicina

    En hora buena he recibido el segun-do nmero de la revista Archivos de Me-dicina. Reconozco en ella la frrea vo-luntad de tener una tradicin escrita, queseguramente redundara en beneficiospara la Facultad de Medicina, y desean-do que contine con ese gran esfuerzo.

    FELICITACIONES

    Enrique Torres EcheverryVicerrector Administrativo

    CARTAS AL EDITOR

    Manizales, 31 de julio de 2001

    DoctorOSCAR CASTAODecano Facultad de MedicinaUniversidad de Manizales

    Acuso recibo de la revista Archi-vos de Medicina. Permtame felici-tarlo a usted y todo su equipo, puesesta es de gran importancia para lacomunidad en general.

    Atento saludo,

    Guillermo Orlando Sierra SierraVicerrector Acadmico

    Manizales, 30 de julio de 2001

    DoctorOSCAR CASTAO VALENCIADecano Facultad de MedicinaUNIVERSIDAD DE MANIZALES

    Con mi saludo, acuso recibo y agradezco el envo que me ha hecho deun ejemplar de la Revista No. 2, Archivos de Medicina.

    Permtame felicitarlo y por su intermedio al equipo que colabor en laedicin de tan importante documento, que sin duda es de utilidad paratodos los lectores.

    Cordial saludo,

    HUGO SALAZAR GARCARector

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    17

    RESUMEN

    Se presenta un estudio hecho en la ciudad endonde en 6.105 personas estudiadas se deter-minan sus Factores de Riesgo, encontrndoseque si se logran modificar el estilo de vida de losmanizaleos (consumo de alcohol y sustanciasafines, nicotinismo, alcohol, etc.) resultara comomuy probable, poder llegar a disminuir las tasasde mortalidad por Enfermedad Coronaria Agu-da, reforzndose naturalmente lo anterior, con laspropuestas hechas de Atencin Prehospitalariadel Infarto del Miocardio Agudo. (Archivos deMedicina Vol 1. No. 2 .2001 Pg. 29 )

    MD. OSCAR CASTAO VALENCIA*

    INTRODUCCIN

    Est bien determinado que en orden de-creciente los principales factores de riesgoen la poblacin colombiana son: elSedentarismo, las Dislipidemias, laHipertrigliceridemia, la Obesidad, elNicotinismo, la Hipertensin Arterial, losAntecedentes Familiares de Infarto delMiocardio y la Diabetes Mellitus.

    MATERIALES YMTODOS

    De los 53 -245 pacientes citados porla Liga Colombiana contra la EnfermedadCoronaria y la Hipertensin Arterial, cu-yos resultados fueron publicados por estemismo medio; 6.105 fueron estudiadosen el mismo lapso, en la ciudad de Mani-zales.

    RESULTADOS:

    Como lo expresan las grficas N1 y 2, en-contramos una Dislipidemia de un 30% tan-to para los desordenes del Colesterol total

    ABSTRACT

    A study done in the City, where 6.105people were checked is presented here inorder to determine their Risk Factors. It wasfound that if the life styles (alcohol intake andcigarrette abuse) of the citizens of Maniza-les could be modified, then it would probablylead to decresase the mortality rates due toAcute Coronay Disease. This, obviouslybacked up with the proposals done onPrehospitalary Attention for AcuteMyocardial Infarction. (Archivos de Medici-na Vol 1, No. 2, 2001, Page 29).

    FACTORES DE RIESGOEN LA CIUDAD DE MANIZALES

    RISK FACTORS IN THE CITY OF MANIZALES

    * Decano Facultad de Medicina Universidad deManizales, Profesor titular Facultad de MedicinaUniversidad de Caldas

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA18

    y del LDH como de los triglicridos, cifrasesta, un 10% menores que las reportadas,para la poblacin Colombiana en General.

    En cuanto a los antecedentes familiaresde Infarto del Miocardio, en la ciudad de Ma-nizales, de las 15 estudiadas, es la de me-nor incidencia, con un 4%, por debajo inclu-sive del consolidado Nacional, en el cual sereporta un 7%, y lo cual podra ser atribuibleal hecho, que desde hace cerca de 30 aos,

    se estableci en la ciudad, una linea de es-tudio de Infarto del Miocardio, basado en lasevidencia clnicas, electrocardiogrficas yenzimticas, tal como lo exigen, las publi-caciones internacionales sobre el tema.(grfica No. 3 )

    En cuanto a los hbitos; el Nicotinismo fuereportado en un 15% en los pacientes estu-diados, cifra esta semejante a Barranquilla,pero diferente a la de Pasto, en donde se

    SUS NIVELES DECOLESTEROLSON NORMALESO ALTOS

    ALTONORMAL

    SUS NIVELES DETGC SONNORMALES OALTOS

    ALTONORMAL

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    19

    encontr, una incidencia de aproximada-mente un 22% (grfica No. 4).

    Se viene pregonando por diferentes me-dios radiales y escritos de la ciudad, que lanuestra, por ser probablemente un CentroUniversitario, es la ciudad del pas en don-de ms se consume diariamente alcohol yotras sustancias embriagantes. Sin embar-go, la grfica No. 5 contradice lo anterior.Si bien es cierto, que la ciudad el consumo

    de bebidas embriagantes semanal es alto,(30%), no existe ninguna evidencia de queel mismo sea ingerido diariamente como enla ciudad de Medelln, en donde la depen-dencia alcohlica diaria, es de un 4%.

    En el 4% de los pacientes estudiados se en-contraron antecedentes diabticos (grfica No.6), lo que nos ubica en una posicin intermediadel resto de ciudades del pas, aunque si, un1% por encima del promedio nacional (3%).

    TIENEFAMILIARES < 40AOS CON I.M.?

    SINO

    ES USTEDFUMADOR?

    SINO

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA20

    Finalmente del anlisis de las grficasNo. 7 y 8, podemos concluir, que aunque el50% de los Manizaleos son sedentarios,apenas en un 25% encontramos signos deobesidad, de acuerdo a su indice de masacorporal.

    DISCUSIN:

    Del anlisis de los anteriores cuadros, po-demos sacar las siguientes conclusiones:

    1. En la poblacin manizalea, tienen ma-yor incidencia los primeros 8 Factores deRiesgo encontrados en el resto del pas.

    2. El alcoholismo, como hbito de de-pendencia diaria, no es prioritaria en laciudad. Sus cifras, del consumo sema-nal, s son altas, lo cual debe alertar a to-das las entidades que tienen que ver conel tema, con el fin de intensificar las cam-paas que desincentiven tal consumo,

    CONSUMODE LICOR

    DIARIOSEMANALOCASIONAL

    DIABETESMELLITUS

    SINO

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    21

    pensando ms en la prevencin que enla represin.

    3. Debe continuarse en la ciudad la l-nea de investigacin del I.M.A y comple-mentarse con los mecanismos conducen-tes a disminuir las tasas de MortalidadPrehospitalaria, formando si es del caso,a los vigas de la salud y optimizando sudiagnstico precoz, mediante la teleme-tra, para poder tratar precozmente no slo

    los trastornos del ritmo sino tambin acon-dicionar en sus hospitales y clnicas un pro-tocolo de trombolisis, para el manejo hos-pitalario de tal patologa.

    4. Finalmente para contrarrestar el eviden-te sedentarismo de los manizaleos, debeniniciarse campaas educativas con el fin decambiar el estilo de vida de la poblacin, yde poder combatir con xito, las secuelas dela obesidad.

    OBESIDADEVIDENTE

    SINO

    HACEEJERCICIO?

    SINO

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA22

    1. Aronow WS, Ahn C. Correlation of serum lipidswith the presence or absence of coronary arterydisease in 1793 men and women aged-62 years.Am J. Cardiol. 1994;73:702-703.

    2. Assmann G. Cullen P. Schulte H. The MunsterHeart Study (PROCAM). Results of follow-upat 8years. Eur Heart J. 1998; 19 (Supl A): 2-11.

    3. Bengtsson C. Ischaemic heart disease inwomen: a study bases on a randomizedpopulation sample of women with myocardialinfarction in Goteborg. Sweden. Acta Med Scand(Supl) 1973; 549;121-128.

    4. Bartechi CE. Mac Kenzie TD, Scherier RW. Thehuman cost of tobacco use (first of two parts) N.Engl J. Med 1994; 330: 907-912.

    5. Klag MJ. Ford DE. Mead LA. JeJ. Welton PK. LiangKY, etal. Serum cholesterol in young men andsubsequent cardiovascular disease. N. Engl JMed 1993; 328:313-318.

    6. Wong ND. Cupples. LA, Osfeld AM, Levy D. KannelWB. Risk factors for long term coronary pronosisafter initial myocardial infarction: theFraminghamheart Study. Am Jepidemiol 1989:130:469-480.

    7. Jeppesen J. Hein HO, Suadicani P, Gyntelberg F.Triglyceride concentration and ischemic heartdisease. An eight-year follow-up in theCopenhagen male stydy circulation 1998;97:1029-1036.

    8. Liam TH, He Y. Passive smoking and coronaryheart disease: a brief review. Clin. Exp. PharmacolPhysiol 1997; 24: 993-996.

    9. MacKenzie TD, Bartechi C:E, Scherier RV. Thehuman cost of tabacco use (first of two parts) N.Eng J Med 1994:330:975-980.

    BIBLIOGRAFA

    10. Law MR. Morris JK. Wald Nj. Envirommentaltobacco smoke exposure and ischaemic heartdiesease: an evaluative of the evidence. Br. Med J1997; 315: 973-982.

    11. Raig W.Y, Paomaki GE, Haddow JE. Cigarettesmoking and serum lipid and lipoproteinconcentrations: An analysis of pulished data. Br MedJ 1989: 295; 784-788.

    12. Grundy SM. Balady GJ Criqui MH, Fletcher G,Greenland P, et al, Primary Prevention of CoronaryHeart Disease: Guidance from Framigham. AStatement for Healthcare Professionals from theAHA Task Force on Risk Reduction. Circulation1998;97: 1876-1887.

    13. Rigotti NA, Pasternac RC Cigarette Smoking andCoronary Heart Disease. Cardiology Clinics, vol 14number 1. February 1996, 51-68.

    14. Manson JE. Tosteson H. Ridker PM, Stterfield S.HERBERT p. OConnor GT et al. The Primaryprevention of myocardial infarction. N Engl J Med1992; 326: 1406-14-16.

    15. Larson B. Ovesity and body fat distribution aspredictors of coronary heart disease. En Marmot M.Elliott P. Editors. Coronary heart diseaseepidemiology. From aetiology to public healt. Oxford:oxford University Preess. 1992. P. 233-241.

    16. Velasco JA, et al. Guas de prctica clnica enprevencin cardiovascular y rehabilitacin cardaca.Rev Esp Cardiol 2000:23(8):1095-1120.

    17. Weber MA. Radensky P. Measurement of Short-Them. Intermediate, and Long Term Outcomes ofTreating Hypertension. Cardiology Clinics Vol. 14number 1, febrary 1996: 131-142.

    18. Danesh J. Collins R. Appeby Peto R. Associationof Fibrinogen C- reactive Protein, Albumin orLeukocyte Count with Coronary Heart Disease.JAMA. Vol 279 number 18, may 13, 1998:1477-1482.

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    23

    MD. LUIS MIGUEL RAMREZ R.*

    RESUMENEl artculo, escrito en dos partes, informa

    acerca del trauma craneoenceflico y su inci-dencia en la poblacin adulta en general. Revi-sa, as mismo diferentes tasas porcentualesen relacin al transporte, violencia y acciden-tes de trabajo, entre otros, como las causasms sobresalientes de la enfermedadtraumtica creaneoenceflica en particular. Sedescribe, a continuacin, en forma sucinta elmecanismo general de dicho trauma en con-cordancia con los factores que determinan elsurgimiento del mismo y con base en la clnicay la experimentacin fsica en animales y mo-delos anatmicos.

    La segunda parte, considerada en el volu-men 1 No. 4, elucida los principales efectos delas lesiones traumticas sobre la cabeza y laconducta que debe asumir el mdico generalfrente al trauma craneoenceflico.

    INTRODUCCINEl traumatismo craneoenceflico (TEC)

    ocupa el primer lugar en la estructura de lapatologa neuroquirrgica y es la causa msfrecuente de la invalidez en la poblacin adul-ta hasta los 45 aos de edad. Los hombresrepresentan el 70-80% de las vctimas. En Eu-ropa se registran anualmente ms de un mi-lln de traumas creaneoenceflicos, 25% delos cuales son laborales y de otro origen y el

    TRAUMATISMO CRANEOENCEFLICO

    * Neurlogo - Neurocirujano.Profesor Facultad de Medicina. Universidad de Manizales.

    75% es debido a accidentes de transporte. EnAlemania Federal (antes de la cada del murode Berln. Ocurra el 9 de septiembre de 1989)se observaban ms de 500.000 TECs anual-mente, a causa de accidentes de transporte.En 1975, segn Benain, en Estados Unidos10 millones de personas sufrieron trauma decrneo, de los cuales 633.000 padecieron le-siones enceflicas serias. En relacin a Co-lombia, recientes estadsticas revelan que lascausas ms frecuentes de TEC son: acciden-tes de trnsito 57%, heridas por armas de fue-go 14% y cadas 12%; en general, ms del10% de los pacientes que ingresan a centroshospitalarios es por causa de trauma craneo-enceflico.

    El gran avance del desarrollo tcnico-indus-trial, la extraordinaria complejidad del transpor-te, los accidentes de trabajo, la violencia urba-na y rural y las guerras continan siendo lascausas traumatolgicas con mayores posibili-dades de ser evitadas que el hombre ha su-mado a las que potencialmente pueden produ-cirse en el momento del nacimiento o por de-sastres naturales. Est bien determinado queel 85% de los traumatismos, el factor humanoes el ms importante como causal, siendo elaccidente de trnsito la causa en el 49% de loscasos (Rocca).

    Las lesiones ocasionadas por TEC predo-minan entre la personas cuyas edades estncomprendidas entre los 20 y 45 aos, es decir,en la categora ms activa y productiva de lapoblacin. En la mayora de los casos el TECse combina con lesiones de otras partes delcuerpo humano, caracterizndose por un cur-so clnico ms grave y complejo y de mayor

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA24morbi-mortalidad, sobre todo en las primerashoras o en los primeros das despus del trau-ma.

    Estas caractersticas epidemiolgicas ha-cen que las medidas de prevencin y protec-cin sean de gran importancia en la enferme-dad traumtica, aunque los beneficios son re-cibidos desigualmente por la poblacin mun-dial.

    MECANISMO GENERAL DELTRAUMATISMO

    CRANEOENCEFLICODicho mecanismo es un proceso complejo

    de interaccin entre la cabeza y el factorlesionante (cuerpo o fenmeno material queposee la capacidad de provocar lesin) en de-pendencia de sus propiedades y que tiene lu-gar bajo la influencia de las condiciones delmedio ambiente y de las propiedades del orga-

    nismo en conjunto. Se destacan tres tiposfundamentales de influencias

    traumticas:

    1. TRAUMA POR ACELERA-CIN O TRAUMA INERCIAL: La

    accin traumatizante sobre lacabeza es unilateral, de cortaduracin y centrpeda; el objetotiene una masa considerable-mente mayor que la de la cabe-za y la superficie traumatizante

    del impacto es amplia y laenerga cintica conside-

    rable.

    2. TRAUMA PORCOMPRESIN OTRAUMA COM-PRESIVO: La lesin

    de la cabeza es bilateral,centrpeda, relativamenteprolongada en tiempo y esprovocada por dos objetosque tienen masas mayo-res que la de la cabeza.

    3. TRAUMA CONCEN-TRADO O TRAUMA POR

    IMPRESIN: La influenciatraumtica sobre la cabeza es unilate-

    ral, de corta duracin y centrpeda. Elobjeto tiene una masa considerablemen-

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    25

    te menor que la de la cabeza; la superficietraumatizante es limitada y la energa cinticaes grande (bala) o mediana (piedra pequealanzada, martillo, etc.). (vase Fig. 1).

    En dependencia del lugar de aplicacin de lafuerza se consideran cinco tipos de accintraumtica:

    A) Golpe posterior, B) Golpe anterior, C) Gol-pe lateral, D) Golpe Inferior (desde abajo) y E)Golpe superior (desde arriba). Segn la direc-cin de la influencia traumatizante, los golpespueden ser centrales y tangenciales (excntri-cos). Vase Figs. 2 y 3).

    Finalmente, los modos de la accintraumatizante reflejan el movimiento muto en-tre la cabeza y el objeto que lesiona en el mo-mento del golpe o impacto. Se distinguen tresmodos: la cabeza est en movimiento y chocacontra el objeto inmvil; el objeto lesionante esten movimiento y choca contra la cabeza inm-vil y en el tercer modo tanto la cabeza como elobjeto estn en movimiento y chocan.

    En consecuencia, el mecanismo del TEC esmuy complejo y su nmero de elementos co-pioso. As mismo, la particularidad de lostraumatismos craneoenceflicos, a diferenciade los traumas de otras partes del cuerpo, es

    Figura 1. Tipos fundamentales de influencias traumticas sobre la cabeza.

    Fig. 2. Tipos de traumas en la cabeza, segn el lugarde aplicacin de la fuerza. A) Posterior, B) Anterior,C) Lateral, D) Inferior, E) Superior.

    Fig. 3. Segn la direccin de la accin traumatizante.A.) Central, B.) Tangencial o Exntrico.

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA26que surgiendo en la cavidad craneana lesio-nes y hemorragias no siempre se limitan al si-tio de aplicacin de la fuerza sino a otro (con-tusin por contragolpe, por ejemplo). Se esta-blece, desde esta variante, la necesidad en-tonces de diferenciar el lugar de la aplicacinde la fuerza, zona del golpe y la zona del con-tragolpe. Cada uno de estos sitios y segn laintensidad de la fuerza traumatizante ser es-cenario de heridas contusas y escoriaciones,lesiones de los tejidos blandos, crneo,meninges y parnquima cerebral. En cuanto ala zona de contragolpe, que es la parte de lacabeza opuesta al sitio de aplicacin de la fuer-za, incluye lesiones del tejido cerebral y susmeninges y en ocasiones fracturas del crneocon consecuencias fatales si no se interpretabien dicho mecanismo.

    Las anteriores observaciones, tomadas enconjunto, nos conducen a definir el traumacreanoenceflico como la totalidad de las le-siones de los tejidos blandos de la cabeza, delcrneo, meninges y del tejido enceflico, cau-sadas por el impacto mecnico de un agente

    exterior. La importancia clnica del mismo esfundamental y conlleva una clasificacin sim-ple, pero slida segn se trate de:

    A) Traumatismo craneoenceflico cerradoB) TEC abierto, sin compromiso de la cavidad

    craneal yC) TEC abierto, con compromiso de la cavi-

    dad craneal

    Cada TEC, segn la divisin anterior, debeinterpretarse como una unidad clnica espe-cfica, ya que el paciente traumatizado mani-festar sntomas y signos diferentes en cadauno de los tres casos, y su tratamiento ten-dr que ser rpido y preciso por parte delmdico general o del especialista. En con-clusin, el TEC es un proceso complejo deinteraccin entre el objeto lesionante y la ca-beza y en todo intento para analizar el me-canismo de produccin de la lesin cerebralpor traumatismo craneal, el factor ms so-bresaliente es: la fuerza fsica aplicada so-bre la cabeza, la cual debe ser brusca y degran magnitud.

    BIBLIOGRAFA

    Arseni C., Ghitescu M. Delayed postraumaticcerebral abscess due to retained intracerebalforeing bodies. Acta Neurochir, 1967, Bd. 16.S. 201.

    Gutterman P., Schenwin H. A. Pronostic Flatures InRecovery Fram Traumatic. J. Neurosurg, 1970, V.32. P. 303.

    Lindsay. Bone. Callander. Neurology andNeurosurgery Illustrated. Churchill Livingstone,Edinburgh. 1985.

    Ramrez R. Luis M. Neurotraumatologa. Jarcov.Ucrania. 1995.

    Wilkins, R.H. And Rengachary, S.S (eds) (1985)Neurosurgery (3 vols). Mc Graw Hill, New York.

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    27

    MD. PH.D. JOS A. LPEZ

    Cuando Albert Einstein concibi la energalser en el ao 1919, no poda imaginar losmltiples usos que iba a tener en el futuro. Hoyel lser sirve a la industria electroqumica, alas comunicaciones y, no de menos, a la deciruga, habiendo hecho posible una verdade-ra revolucin dentro de este campo. La pala-bra es una abreviatura en ingls, l ighamplification by stimulated emision of radiation,es decir, luz amplificada por la emisin esti-mulada de la radiacin. Lo que determina laspropiedades del rayo lser y determina supoder enrgico y amplitud de onda, es un cris-tal, un lquido o un gas que al estar contenidoen una cavidad ptica su molculas son esti-muladas por una fuente de electricidad y lue-go al regresar a su estado basal emite unosfotones, partculas de luz, llamada rayo lser.Este rayo difiere de la luz que todos conoce-mos; por ejemplo, la emitida por un bombilloes desordenada, en direcciones y coloresmltiples; en cambio el lser posee propieda-des especficas que son la coherencia, orga-nizacin y monocromicidad (un solo color). Esel conocimiento de estas caractersticas y suinteraccin con los tejidos lo que ha permitidouna aplicacin orientada y precisa como he-rramienta mdica.

    Es importante saber que los efectos produ-cidos en los tejidos estn basados en la ab-sorcin de esta luz por diferentes compuestossean agua, pigmentos, protenas. Esto generacalor y su diario trmico es responsable de la

    TEMA DE REVISIN

    INDICADORES DEL LSER EN EL RONQUIDOevaporacin o ablacin de los tejidos. Cada sis-tema es selectivo para cada condicin, sin cau-sar dao a los tejidos que encuentre en su ca-mino. Se produce un solo color de luz, una lon-gitud de onda y, puede ser visible o invisiblecomo los lseres infrarrojos de N-YAG. Es poresto que un entrenamiento adecuado es nece-sario para poder aplicarlos con responsabili-dad y efectividad en los pacientes. Los tiposde lseres sus propiedades, colores y aplica-ciones son:

    Lser de dixido de carbono

    Produce una luz invisible, con longitud deonda de 10.200 nm, es absorbido por el agua.El calor producido evapora las clulas y teji-dos, teniendo en cuenta que stas son 75% a80% agua; fue uno de los primeros lser enconseguir aplicaciones quirrgicas por suscortes precisos, cauterizados y brindandocampos quirrgicos secos. Se utiliza en ciru-ga dermatolgica, abdominal, neurociruga,etc. De acuerdo si es una luz continua o enpulsos, se pueden tener varios tipos lser deCO2, tales como el Ultrasonido, Superpulso,Silktouch, Feather Touch y True Pulse. Todosestos se utiliza en ciruga dermatolgica yesttica.

    N-YAG

    Pertenece a la clase de los infrarrojos. Nes Neodimio, Y es Yttrium, A es Aluminio yG es Garnet; cristales y metales que combi-nados con un switched producen una ondade 532 nm ha 1064nm la cual puede ser ab-sorbida por los glbulos rojos, pigmentos o tin-tas. Sus aplicaciones son mltiples como en* 263 North Broad St. 2do Piso, Elizabeth, NJ. 07208e-mail [email protected] com

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA28ciruga de ojos, abdominales, plvicas, en lu-nares congnitos, sean vasculares, pilosos opigmentados, en tatuajes y manchas de lapiel.

    Erbium- YAG.

    Su honda es de 2940 nm, invisible, excelen-te y el ms indicado para rejuvenecimiento fa-cial por el poco dao trmico que le da a la piel.Tambin se utiliza para cortar hueso y en odon-tologa.

    Holmio-YA

    Produce una onda de 2100 nm, invisible; seusa en ciruga artroscpica y ciruga paranasal,produce poco dao, excelente para cortar teji-dos y controla muy bien el sangrado.

    Lser de Argn

    Produce una luz verde y azul continua, ab-sorbida muy bien por la melanina y los glbu-los rojos. Se utiliza para lesiones pigmentadas,lunares vasculares, ciruga de ojos y plvica.Tambin es excelente para cauterizar tejidosque tienden sangrar demasiado.

    Lser de Alexandrita

    Produce una onda de 760 nm de color rojoexcelente para remover tatuajes, lesionespigmentadas, remocin de bellos, y eliminacinde venas varicosas. Existen varios subtiposcon diferentes propiedades sea de alta pulsa-cin o de Q-swtched alexandrita.

    Lser de Ruby

    Produce una onda de 694 nm de color rojo.Ideal para lesiones pigmentadas, vasculares ytatuajes. Uno de los subtipos, el Qswtched,permite remover bellos.

    Lser ColorantePulsante de Rodamina.

    Produce una onda 585 nm de color verde lacual es absorbida selectivamente poroxyhemoglobina (protena que se encuentra enclulas rojas). El calor que se genera destruyelos vasos sanguneos, por eso es ideal en le-siones vasculares; tambin se utiliza para lasestras, lesiones pigmentadas, keloides, cica-trices hipertroficas y verrugas.

    Existen varios subtipos como los lsertunables y alto tunables.

    Como han podido apreciar, esta rea encuen-tra en constante desarrollo. Su aplicaciones sonmuchas, por lo tanto un conocimiento adecua-do ofrece mejores garantas y resultados.

    EL RONQUIDO

    Ronquidos

    Hace diez aos los ronquidos dejaron de serun problema casero y se convirtieron en objetode estudio de la medicina. Cinco aos despusse puso de moda hablar del tema y de sus re-percusiones en la salud. Hoy la noticia es unaciruga con lser que, para algunos casos, lo-gra eliminar las causas de esa sonora moles-tia nocturna.

    De roncar nadie se escapa, ronca el rey yronca el papa, dice un refrn espaol. Los ex-pertos estiman que el 50% de los hombres y el30% de las mujeres roncan. Una actividad que(a diferencia de lo que muestran las pelculasdonde, por ejemplo , aparece Pedro Picapiedradurmiendo y roncando a pierna suelta) no pro-duce ningn placer.

    Todo lo contrario. El roncador tiene un sue-o superficial (no pasa de la vigilia al sueo pro-

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    29fundo), se levanta cansado, padece somnolen-cia diurna y puede dormirse en el trabajo. Losronquidos pueden, inclusive, acabar con unmatrimonio.

    El ronquido seorigina en una obs-truccin de las vasrespiratoria. Cuan-do una personaduerme pierde elcontrol de la boca yrespira por sta ypor la nariz. Ade-ms, el paladarblando, la lengua ylos tejidos de la gar-ganta se relajan. Sistos se aflojan de-masiado estrechanlas vas respirato-rias e impiden el flu-jo normal del airehacia los pulmones.

    El ronquido seproduce cuando elaire pasa a travsde los tejidos relaja-dos y los hace vi-brar. A mayor obstruccin que puede ser cau-sada por problemas en las amgdalas, el tabi-que, la aparicin de un quiste en la garganta oun vula elongada, ms fuerte ser el sonidoque emitir el durmiente.

    El Centro de trastornos del sueo de la Cl-nica Mayo, de Miami, se invent una escala paraclasificar los ronquidos de acuerdo con la opi-nin autorizada del que los escucha:

    Grado Uno: es audible slo por quien estcerca de la cara del que duerme.

    Grado Dos: Se oye en una habitacin Grado Tres: Se escucha fuera del un cuarto

    que tiene la puerta abierta

    Grado Cuatro: Se oye fuera de una habita-cin cerrada.

    Algunas perso-nas que no tienenningn problemarespiratorio sonpropensas a roncarporque, tienen cue-llo y mandbula cor-tos, lengua grande,paladar blando muycolgante y por lomismo queda pocoespacio para respi-rar.

    Muchos ronqui-dos son manifesta-ciones de la apneadel sueo. En estecaso la excesiva re-lajacin de los teji-dos de la gargantaimpide la respira-cin por momentosdurante la noche.Una obstruccinpeligrosa si se dandiez paradas por

    hora, de ms de diez segundos cada una. Lapersona incluso, puede quedar sin oxgeno y su-frir un ataque cardaco si est predispuesta. Enlos Estados Unidos el 27% de los accidentesautomovilsticos tienen su origen en la apnea delsueo.

    Los roncadores antes de considerar la posibi-lidad de una ciruga para solucionar su problemadeben realizar algunos cambios prcticos en suvida. El primero y ms importante reducir elsobrepeso. Los expertos sostienen que seis decada diez roncadores son adultos obesos. Entreel 20 y el 25 por ciento de los pacientes con esteproblema dejarn de roncar adelgazando. Al per-der peso vara el tono muscular y el acumulo degrasa y eso se traduce en un mejor descanso.

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA30

    CONVIVENCIA Y PAZFACULTAD DE MEDICINA - UNIVERSIDAD DE MANIZALES

    Otra recomendacin que hacen los mdi-cos es dormir de lado y no de espaldas. Aldescansar de esta ltima manera, la lenguase va hacia atrs y estrecha la va respirato-ria. Una pelota de tenis cosida a la altura de lanuca en la piyama es una forma efectiva derecordarse de los inconvenientes de dormirboca arriba. El consumo de alcohol, tranquili-zantes y antihistamnicos debe regularse por-que como depresores del sistema nerviosocentral producen una relajacin muscular ex-cesiva.

    Siguiendo las recomendaciones anteriores esposible evitar o disminuir los ronquidos. Si el malpersiste, los mdicos le ordenan al paciente unaserie de estudios de vula (tambin llamadacampanilla), faringe, caja de resonancia, entreotros para determinar si es conveniente o norealizar una operacin quirrgica.

    Otro examen recomendado por los especia-listas es la polisomnografia. Durante toda unanoche al paciente se le controla la respiracin,el pulso, el ciclo del sueo y se descubre sitiene algn tipo de alteracin. En la ciruga tra-dicional para eliminar el ronquido al pacientese le recorta el tejido sobrante. Ahora con laayuda de la tecnologa del lser se vaporiza elexceso de tejido que obstruye las vas respira-torias. Es un procedimiento comn, una ciru-ga ambulatoria.

    Con un lser se evapora el rea que estsobrando. Por lo general durante este proce-dimiento que puede durar de media a una hora,el cirujano acorta el paladar blando y recorta,aproximadamente el 50% de la vula. Una ex-periencia justificable para quienes desean vol-ver a dormir a pierna suelta.

    OSCAR RAMREZ B.*

    Una de las caractersticas primordiales denuestro Rector de la Universidad de Maniza-les, Doctor HUGO SALAZAR GARCIA, ha sidosu desvelo y particular inters por convertir ala Universidad en territorio de paz.

    Por supuesto que la Facultad de Medicina loacompaa en su noble y encomiable empeo.

    Pero este acompaamiento no debe limitar-se a meros conceptos tericos y sentimenta-

    les sino traducirse en hechos concretos quecontribuyan a crear un verdadero ambiente depaz, que llegue a ser casi tangible en la Facul-tad y se irradie por toda la Universidad.

    Dada la temprana edad a la que se presen-tan actualmente los estudiantes a la Universi-dad , (el Doctor OSCAR CASTAO VALENCIA,Decano de la Facultad, los apoda losbebezotes) considero que muchos de losalumnos que hoy ingresan a nuestra Escuela,nacieron o sus madres los estaban gestandoen el fatdico ao 1.985 cuando se estremecila estructura jurdica de la nacin por la cruen-ta toma del Palacio de Justicia los primerosdas del mes de Noviembre por el M 19, y como

    * Docente Facultad de MedicinaUniversidad de manizales

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    31si fuera poco , unos das ms tarde fue la vio-lencia de la naturaleza la que hizo explosin enel crter Arenas del Volcn Nevado del Ruizdejando otra ola de muerte y miseria en loscauces de los ros Gual, Chinchina y elLagunilla que prcticamente borr del mapa laprspera poblacin de Armero, Tolima.

    Si a estas dos hecatombes le sumamos ladesenfrenada divulgacin cotidiana por los me-dios, de lo ms ruin y despreciable que ocurre entodo el territorio nacional, irradiando esta nefastaimagen a nivel mundial, entonces no debe extra-arnos que nuestros alumnos lleguen intoxicadosde violencia a los claustros universitarios.

    A no ser que en sus hogares, escuelas, co-

    legios y su entorno hayan recibido el antdotocotidiano contra ese flagelo de la violencia queempezaron a padecerlo desde el propio vien-tre materno.

    Tal vez algunos, ojal muchos, hayan nota-do que dos veces hice nfasis en la palabraCOTIDIANO.

    Y lo hice a propsito porque precisamente enesa palabra se basa nuestra conviccin de arrai-gar la paz en nuestra Facultad, en nuestra Uni-versidad, en nuestro Manizales que como ciu-dad universitaria acoge a tantos estudiantes detodo el pas, en esta patria noble y generosa,querida, admirada y aorada por tantos y odia-da por unos pocos; en fin en el mundo entero.

    Y cotidiano es tener sentido de pertenen-cia por esa cortina del aula, por ese micros-copio, por ese libro de la biblioteca, por esecomputador, por ese asiento que a diario meacoge durante seis aos.

    Y cotidianos son mi puntualidad, mi asis-tencia, mi inters por la clase.

    Y mi reciprocidad con el amor y el esfuer-zo de mis padres.

    Y el respeto por mis directivos, mis pro-fesores, mis compaeros, mis administra-tivos, mis obreros que barren y trapean lar-gos y amplios corredores, limpian baos yembellecen jardines.

    Y tratar a los dems como quiero que metraten a m.

    Y COTIDIANA ES MI PAZ INTERIOR.

    Y aprender a querer a mi pas, sus gen-tes, sus valles, sus montaas, sus paisa-jes y su msica.

    Y pensar en el amor con libertad, en laamistad sin inters, en el pasado sin ren-cor, en el futuro sin temor, en el dolor sinsufrimiento y en la vida con amor.

    Y mirar algn da no lejano hacia atrs ypensar que no he vivido en vano.

    Y mi despertar a diario con optimismo, consueos e ilusiones, con ansias de liderazgoy el deseo de ver a mi pas convertido, ojalpronto, en tierra de paz, justicia, libertad yprosperidad, donde pueda desempearmealgn da con habilidad y con destreza, contica y pulcritud como egresado de estaEscuela que me acoge en su regazo.

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA32

    A LA MEMORIADEL DR. JORGE GRISALES PREZ

    Con profundo dolor debo aceptar laprdida de mi Maestro Jorge GrisalesPrez. Cuando tuve el gran honor derecibir sus sabias enseanzas en el Ser-vicio de Medicina In-terna del HospitalSan Jorge, ademsde sus profundosconocimientos sobreMedicina Interna yEndocrinologa, reci-ba a diario tanto enel Hospital, como enla mesa de su hogarsus acertados men-sajes sobre HUMA-NISMO MEDICO, elmismo, que habarecibido de su maes-tro, Gregorio Mara-n.

    Jorge fue un granhombre, en el senti-do Universal de lapalabra. Carismticoy humanitario, comoel ms, con sus pa-cientes. Esposo sinigual. Padre ejemplar. Amigo excepcio-nal y un Colega de aquellos de los cua-les es difcil de encontrar otro semejan-te en la actualidad.

    La Facultad de Medicina de la Uni-versidad de Manizales cont con elinmenso honor de recibir en su AulaMxima una de sus ltimas ensean-

    zas, publicada enlos ARCHIVOSDE MEDICINA ensu Vol . 1 No. 1Pg. 22, tituladoEL MEDICO, e lpasado mes de fe-brero del ao encurso.

    Cada vez ms,experimentemosel hecho que elbuen hombre y elsabio profesor lle-g un poco mstemprano al puntofinal terrenal, alque llegaremos to-dos; pero con laenorme diferencia,que l vivir eter-namente por sussabias ensean-zas y nosotros no,

    porque grandes fueron las distanciasque nos separaron de EL.

    OSCAR CASTAO VALENCIAMD. CARDILOGO

    Dr.Jorge Grisales Prez.Qepd.

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    33

    OCTUBRESeminario Taller de ReanimacinCardiopulmonar AvanzadaSbado 20 a domingo 21Lugar: Universidad Pontificia Bolivariana deMedellnInformes: (4) 4415544 Ext. 731

    IX Congreso Mundial deDermatologa PeditricaSbado 20 a mircoles 24Lugar: Cancn, MxicoInformes: www.servimed.com.mx;En Colombia Evelyne Halpert, PresidenteSociedad Latinoamericana de DermatologaPeditricaCorreo-e: [email protected]

    Conferencia MundialOdisea del Sueo 2001Domingo 21 a viernes 26Lugar: Punta del Este, Uruguayinformes: Ricardo A. Velluti, MontevideoTel. 59-82-92-43-414 ext. 3409Fax 59-82-92-48-784Correo-e: [email protected]

    III Congreso Latinoamericano deErrores Innatos del Metabolismoy Pesquisa NeonatalDomingo 21 a mircoles 24Lugar: Cartagena, ColombiaInformes: Instituto de Errores Innatos delMetabolismo I.E.I.M., Cr 7 No. 43-82Ed. Jess Emilio Ramrez (53)Laboratorio 305Tel. (571)3208320 Ext. 4099 - 4086.Fax: (571)3384548. Bogot, Colombia,Correo-e: [email protected]

    CONGRESOS Y EVENTOSI Congreso Colombiano de OsteoporosisMircoles 24 a sbado 27Lugar: Bogot D.C.Informes: Secretara del CongresoCra. 16A No. 77-11 of. 303Telfonos: 2560350, 5303435Fax. 5303383Correo-e: [email protected]

    VII Simposio de Residentesde Medicina InternaViernes 26 y sbado 27Lugar: Universidad Pontificia Bolivariana deMedellninformes: (4) 4415544 Ext. 731

    VIII Congreso Mundialde Cuidado Intensivo y CrticoDomingo 28 a jueves 1Lugar: Sydney, Australiainformes: Secretara del congreso,Sydney, tel.(61-2) 92411478, fax (612)92513552,Correo-e: [email protected]

    XXVII Congreso Panamericano de Enfer-medades DigestivasLunes 29 a viernes 2 de NoviembreLugar: Lima, PerInformes: Tel. 511-264-0015, 511-264-0157fax: 511-264-1400Correo-e: [email protected]

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA34

    NOVIEMBREXVII Congreso de ActualizacinMdico-QuirrgicaVIII Simposio Nacionalde Seguridad SocialJueves 8 a sbado 10Lugar: Casa Dann Carlton, Bogotinformes: Tel. 2144640

    Congreso Mundial lnterdisciplinariode Dolor LumbarJueves 8 a sbado 10Lugar: Montreal, CanadInformes: Maureen HelinskiTel (858)534-3940, Fax (858)534-7672Correo-e: [email protected]

    II Congreso de la Asociacin deOrtopedia y Traumatologadel Sur Occidente ColombianoViernes 9 a domingo 11Lugar: Cali, ColombiaInformes: Tels. 6257403, 6257445/6Fax:625-7417Correo-e: [email protected]

    VIII Congreso Internacionalde Cncer en Hong KongLugar Hong Kong, ChinaInformes: tel. (852)2818-0232 / 2855-4235Fax (852) 2818-1186Correo-e: [email protected]

    Seminario TallerVisin Integral del Paciente con DolorViernes 16 a sbado 17Lugar: Universidad Pontificia Bolivariana deMedellninformes: (4) 4415544 Ext. 731

    XlII Congreso Latinoamericanode PediatraSbado 17 a mircoles 21Lugar: Ciudad de Panam, PanamInformes: Grupo Ferias Congresos y EventosTel.: 507-269-3995Fax 507-264-6983Correo-e: [email protected]

    VII Seminario Taller de ReanimacinCardiopulmonar Neonatal y PeditricaViernes 23 a sbado 24Lugar: Universidad Pontificia Bolivariana deMedellninformes: (4) 4415544 Ext. 731

    XIII Simposio Internacionalde Dermatitis por ContactoViernes 23 a domingo 25Lugar: Montevideo, UruguayInformes: Prof. Iris Ale, MD;Fax: 598-262-20882Correo-e: [email protected]

    XXIII Congreso Latinoamericanode PatologaI Congreso Latinoamericanode HistotecnologaDomingo 25 a viernes 30Lugar: Managua, NicaraguaInformes: Dr. Hugo ArguelloTel. 5-052-686-137, Fax 5-052-686-138Correo-e: [email protected]

    XXII Congreso de la SociedadInternacional de CirugaDermatolgica, ISDS 2001Mircoles 28 a domingo 2 de diciembreLugar: Hotel Presidente Intercontinental,Guadalajara, Mxicoinformes: [email protected]@aad.org

  • ARCHIVOS DE MEDICINA

    Facultad de Medicina - Universidad de Manizales

    3540 Asamblea General de la UninInternacional Contra Infeccionesde Transmisin SexualViernes 30 a mircoles 5 de diciembreLugar: Punta del Este, UruguayInformes: Dr. Ross Phillpot, Adelaide, AustraliaTel. 61-882-324-511Fax 61-883-796-145Corre-e: [email protected]

    DICIEMBREIV Conferencia Internacionalsobre Terapias para Hepatitis ViralDomingo 2 a jueves 6Lugar: Isla Verde, Puerto RicoInformes: Secretara organizadora, AtlantaTel. (1-404) 233-6446Fax (1-404)233-2827Correo-e: [email protected]

  • UNIVERSIDAD DE MANIZALESCENTRO DE ADMISIONES Y REGISTRO ACADMICO

    PROGRAMA DE MEDICINA

    INSCRIPCIONESPARA EL PRIMER PERODO ACADMICO DE 2002

    Fechas de inscripcin: Julio 30 al 16 de Noviembre de 2001

    REQUISITOS PARA LA INSCRIPCIN

    Tarjeta original del ICFES con 240 puntos como mnimo (Para pruebas anteriores al ao 2000).A quienes presenten el examen de estado en la nueva modalidad (por competencias), slo seles exige presentar la tarjeta.

    Diploma de bachiller o acta de grado (original y fotocopia simple).Quienes se graduaron antes de 1994 presentan el certificado de registro del ttulo expedido porla respectiva Secretara de Educacin Departamental.Nota: Si el aspirante no se ha graduado, deber presentar constancia sobre su matrcula en elltimo ao y la fecha en la cual se le otorgar el ttulo.

    Registro Civil de nacimiento Fotocopia de la cdula Libreta Militar o constancia de trmite (para los varones) Dos fotografas recientes (tamao cdula) Presentar en registro acadmico el formulario de inscripcin y el recibo de pago por $ 72.000

    PROCESO DE SELECCINEl proceso de seleccin comprende: Reunin informativa: Noviembre 19 / 2001 Examen de conocimientos: Noviembre 19 / 2001 Prueba psicotcnica: Noviembre 19 / 2001 Entrevista: Noviembre 19 al 25 / 2001 Prueba del ICFES (Biologa, Qumica, Matemticas, Geografa interdisciplinar) Publicacin de resultados: Diciembre 2 / 2001En el momento de iniciar las pruebas se deben presentar el documento de identidad y la constan-cia de inscripcin. (Traer lapicero y corrector)

    REQUISITOS DE MATRCULA

    Constancia de inscripcin Recibo de pago de los derechos de la matrcula Constancia de afiliacin a una EPS Constancia de vacunacin (Triple viral y Hepatitis B) Fotografa reciente (Tamao cdula) Para las tutoras

    La matrcula se debe tramitar personalmente

  • ARCHIVOS DE MEDICINAUNIVERSIDAD DE MANIZALES

    FACULTAD DE MEDICINA

    Carrera 9a. No. 19-03, of. 146 A.A. 868Fax 8841443

    Manizales, Colombia.

    SUSCRIPCIN

    ARCHIVOS DE MEDICINAUNIVERSIDAD DE MANIZALES

    FACULTAD DE MEDICINA

    Carrera 9a. No. 19-03, of. 146 A.A. 868Fax 8841443

    Manizales, Colombia.

    SUSCRIPCIN

  • Nombre

    Direccin residencia Telfono

    Ciudad Departamento Pas

    Universidad o institucin donde labora

    Direccin: Telfono

    Estudiante/Interno Profesional e-mail

    Remita este cupn junto con el recibo de consignacin nacional,a la Carrera 9a. No. 19-03, of. 146 - A.A. 868 o al Fax No. 8841443 de Manizales

    ARCHIVOS DE MEDICINAValor suscripcin anual ( 2 ejemplares )

    Estudiantes $ 20.000 Profesionales $ 30.000Fuera de Manizales $ 30.000 Fuera de Manizales $ 40.000

    Cuenta Corriente No. 42807962-8 del Banco de Bogot

    Nombre

    Direccin residencia Telfono

    Ciudad Departamento Pas

    Universidad o institucin donde labora

    Direccin: Telfono

    Estudiante/Interno Profesional e-mail

    Remita este cupn junto con el recibo de consignacin nacional,a la Carrera 9a. No. 19-03, of. 146 - A.A. 868 o al Fax No. 8841443 de Manizales

    ARCHIVOS DE MEDICINAValor suscripcin anual ( 2 ejemplares )

    Estudiantes $ 20.000 Profesionales $ 30.000Fuera de Manizales $ 30.000 Fuera de Manizales $ 40.000

    Cuenta Corriente No. 42807962-8 del Banco de Bogot

  • Universidad de Manizales - Facultad de Medicina

    ARCHIVOS DE MEDICINA40