Que Rel La

of 126/126
1/126 l AL JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN DON DOMINGO JOSE COLLADO MOLINERO, Procurador de los Tribunales y de la ASOCIACION PRO DERECHOS HUMANOS DE ESPAÑA (en adelante, APDHE) y del CENTER FOR JUSTICE AND ACCOUNTABILITY (CENTRO DE JUSTICIA Y RESPONSABILIDAD, en adelante, CJA), representación que acredito mediante escritura de poder especial que debidamente bastanteada en forma acompaño, y bajo la dirección letrada de los abogados CARMEN LAMARCA PÉREZ, ALMUDENA BERNABEU GARCÍA Y MANUEL OLLÉ SESÉ, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO: Que por medio del presente escrito, y de conformidad con lo establecido en el artículo 277 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), PASO A FORMULAR QUERELLA contra las personas que se enumeran en el apartado III y contra quienes puedan aparecer, más adelante, a lo largo de la instrucción como responsables criminalmente de CRIMENES DE LESA HUMANIDAD Y TERRORISMO O ASESINATO EN EL CONTEXTO DE CRIMENES CONTRA LA HUMANIDAD así como de cualquier otro derivado de la conducta de los querellados. Con el objeto de cumplimentar los requisitos del artículo 277 de la LECrim, paso a manifestar lo siguiente:
  • date post

    08-Jun-2015
  • Category

    Documents

  • view

    661
  • download

    5

Embed Size (px)

description

Querella, España. Caso Jesuitas

Transcript of Que Rel La

l

AL JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIN

DON DOMINGO JOSE COLLADO MOLINERO, Procurador de los Tribunales y de la ASOCIACION PRO DERECHOS HUMANOS DE ESPAA (en adelante, APDHE) y del CENTER FOR JUSTICE AND ACCOUNTABILITY (CENTRO DE JUSTICIA Y RESPONSABILIDAD, en adelante, CJA), representacin que acredito mediante escritura de poder especial que debidamente

bastanteada en forma acompao, y bajo la direccin letrada de los abogados CARMEN LAMARCA PREZ, ALMUDENA BERNABEU GARCA Y MANUEL OLL SES, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que

por

medio en

del el

presente artculo

escrito, 277 de

y la

de Ley

conformidad de

con

lo

establecido

Enjuiciamiento

Criminal (LECrim), PASO A FORMULAR QUERELLA contra las personas que se enumeran ms en el apartado a lo de EL III y de contra la DE DE quienes puedan como Y LA

aparecer,

adelante,

largo

instruccin LESA

responsables TERRORISMO O

criminalmente ASESINATO EN

CRIMENES CONTEXTO

HUMANIDAD CONTRA

CRIMENES

HUMANIDAD as como de cualquier otro derivado de la conducta de los querellados.

Con el objeto de cumplimentar los requisitos del artculo 277 de la LECrim, paso a manifestar lo siguiente:

1/126

I Competencia

Se interpone esta querella ante el Juez Central de Instruccin de la Audiencia Nacional, por ser el competente de conformidad con el principio de jurisdiccin universal previsto en el artculo 23.4 de la Ley Orgnica del Poder Judicial (LOPJ).

II Querellantes

Los querellantes que ejercen la acusacin popular son:

- ASOCIACION PRO DERECHOS HUMANOS DE ESPAA (APDHE), con domicilio en la calle Ortega y Gasset, 77, 2 A, de Madrid (28006) y

- CENTRO DE JUSTICIA Y RESPONSABILIDAD (CJA) con domicilio en la calle Market, 870, oficina 688, en San Francisco, California, Estados Unidos de Amrica CP 94102 y con domicilio en Madrid, Espaa, calle Ortega y Gassett, 77, 2, C.P.28006.

Las

asociaciones

aqu

representadas

ostentan

y

ejercitan

un

inters legtimo y directo, como se expone en los fundamentos jurdicos. Las organizaciones que acceden a la pretensin penal como acusacin popular de conformidad con el art. 113 de la

LECrim, ejercitan la accin penal bajo una misma representacin procesal y direccin letrada.

2/126

III Querellados

1. HUMBERTO LARIOS, es de nacionalidad salvadorea y residente en la ciudad de San Salvador. En noviembre de 1989, HUMBERTO LARIOS era Ministro de la Defensa Nacional

2. REN EMILIO PONCE es de nacionalidad salvadorea y residente en la ciudad de San Salvador. En noviembre de 1989, era coronel y jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada de El Salvador, (en adelante Estado Mayor Conjunto).

3. JUAN RAFAEL BUSTILLO es de nacionalidad salvadorea, naci el 31 de enero de 1935 en San Miguel, El Salvador y es residente de San Salvador. En noviembre de 1989, era general y comandante de

la Fuerza Area Salvadorea.

4. JUAN ORLANDO ZEPEDA es de nacionalidad salvadorea y residente en San Salvador. En noviembre de 1989 era coronel salvadoreo y viceministro de Defensa Nacional.

5. INOCENTE ORLANDO MONTANO es de nacionalidad salvadorea y es residente de San Salvador, El Salvador. hechos de esta querella era coronel Pblica. En el momento de los

y viceministro de Seguridad

6.

FRANCISCO

ELENA

FUENTES

es

de

nacionalidad

salvadorea

y

residente en San Salvador, El Salvador. El 16 de noviembre de 1989, era coronel y jefe de la Primera Brigada de Infantera de las Fuerza Armadas de El Salvador.

7. CARLOS CAMILO HERNNDEZ BARAHONA es de nacionalidad salvadorea y residente en San Salvador, El Salvador. El 16 de noviembre 1989,

3/126

momento de los hechos era mayor

y asistente del Director de la

Escuela Militar Capitn General Gerardo Barrios.

8. JOSE RICARDO ESPINOZA GUERRA es de nacionalidad salvadorea y residente teniente en y San Salvador. del El 16 de de noviembre Infantera de de 1989, era

miembro

Batalln

Reaccin

Inmediata, "ATLACATL".

9.

GONZALO

GUEVARA

CERRITOS

es

de

nacionalidad

salvadorea

y

residente en San Salvador, El Salvador tras haber sido expulsado de Estados Unidos de Amrica (EE.UU.) por las autoridades de inmigracin en abril de 2007. El 16 de noviembre de 1989 era subteniente del Batalln ATLACATL.

10. OSCAR MARIANO AMAYA GRIMALDI es de nacionalidad salvadorea y residente en San Salvador, El Salvador. miembro del Batalln ATLACATL. En 1989 era cabo y

11. ANTONIO RAMIRO VALOS VARGAS es de nacionalidad salvadorea y reside en San Salvador, El Salvador. En el momento de producirse

los hechos, el 16 de noviembre de 1989 era sargento y miembro del Batalln ATLACATL.

12.

NGEL

PREZ

VSQUEZ

es

natural

de

El

Salvador

y

en

la

actualidad reside en San Salvador, El Salvador.

En el momento del

crimen, PREZ VSQUEZ era cabo y miembro del Batalln ATLACATL.

13.

TOMS

ZARPATE

CASTILLO

es

de

nacionalidad

salvadorea

y

residente en San Salvador, El Salvador. En el momento de los hechos, era sargento asignado al Batalln ATLACATL.

14. JOS ALBERTO SIERRA ASCENSIO es de nacionalidad salvadorea y residente en San Salvador, El Salvador. El 16 de noviembre de

4/126

1989,

SIERRA

ASCENSIO

era

soldado

y

miembro

del

Batalln

ATLACATL.

15. ALFREDO CRISTIANI, es de nacionalidad salvadorea y reside en San Salvador. En noviembre de 1989 era Presidente de la Repblica de El Salvador y comandante en jefe de de la Fuerza Armada de El Salvador.

Y, todo ello sin perjuicio de poder dirigir la accin penal contra todas aquellas personas que a lo largo de la instruccin puedan aparecer como responsables de los hechos relatados.

IV

HECHOS

A. INTRODUCCION

La querella describe los hechos relacionados con el asesinato de los sacerdotes jesuitas de origen espaol y nacionalizados

salvadoreos

IGNACIO ELLACURA BEASCOECHEA, IGNACIO MARTN BAR,

SEGUNDO MONTES MOZO, AMANDO LPEZ QUINTANA, JUAN RAMN MORENO PARDO, el sacerdote jesuita salvadoreo JOAQUN LPEZ y LPEZ y su empleada domstica JULIA ELBA RAMOS y la hija de sta, CELINA MARICETH RAMOS, en las primeras horas del 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana Jos Simen Caas (UCA). El crimen se cometi por miembros del Batalln de Infantera de Reaccin Inmediata ATLACATL, batalln del ejrcito salvadoreo, en ejecucin de un plan concebido en la sede del Estado Mayor del ejrcito y en cumplimiento de las rdenes dadas por sus

superiores.

5/126

El crimen es consecuencia de una grave crisis en El Salvador, en la que estaba inmerso y que haba desencadenado una cruenta guerra civil que dur ms de diez aos.

Se relata en la querella tambin cmo la guerra civil de El Salvador estuvo presidida por el ajusticiamiento, la represin institucionalizada, la desaparicin forzada, tortura y muerte

cruenta y sistemtica de miles de civiles. Todos los intentos de buscar justicia por parte de las vctimas desde que la masacre tuvo lugar han sido en vano, debido a los permanentes obstculos legales como la promulgacin de la Ley de Amnista General para la Consolidacin de la Paz o el enjuiciamiento fraudulento de los responsables de los crmenes.

B. CONCEPTOS EN RELACIN CON LOS HECHOS RELATADOS EN LA QUERELLA B.1. CONCEPTOS GENERALES

- Acuerdo de Ginebra de 4 de abril de 1990 fue acordado por el Consejo de Seguridad 637, de 27 de de Naciones julio de Unidas, 1989. por Por medio medio de de la esta

resolucin

resolucin se confiri al Secretario General de Naciones Unidas, (en adelante NU) la misin de iniciar un proceso que concluyera con el conflicto armado en El Salvador. Este proceso tendra como propsito: (i) terminar el conflicto armado por la va poltica, (ii) impulsar la democratizacin del pas, (iii) garantizar el irrestricto respeto a los Derechos Humanos y (iv) reunificar a la sociedad salvadorea.

- Los Acuerdos de Mxico de 27 de abril de 1991, por los que las partes del conflicto interno de El Salvador alcanzaron acuerdos que implicaban reformas constitucionales y legislativas en las Fuerzas Armadas, el sistema judicial, Derechos Humanos, sistema

6/126

electoral y en la que se acord la creacin de una Comisin de la Verdad.

-De la Locura a la Esperanza: La Guerra de los Doce Aos en El Salvador. Informe de la Comisin de la Verdad para El Salvador de marzo de 1993 (Acompaamos dicho texto como DOCUMENTO NM. 1)

- Ley de Amnista General para la Consolidacin de la Paz. Decreto No. 486 de 20 de Marzo de 1993 publicado el 22 de Marzo de 1993 (Acompaamos dicho texto legal como DOCUMENTO NM. 2).

-Compaa

de

Jess,

Orden

religiosa

de

la

Iglesia

Catlica

Apostlica Romana, fundada por IGNACIO DE LOYOLA y otros nueve compaeros en 1540. Con cerca de 20.000 miembros, sacerdotes y hermanos es la mayor orden de la Iglesia Catlica en la

actualidad. La Provincia

Centroamericana de la Compaa de Jess

abarca los siguientes pases: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panam, y se estableci en la regin a principios del siglo pasado.

-Universidad

Centroamericana

(en

adelante

UCA)

Jos

Simen

Caas. Obra de la Compaa de Jess Jesuita fundada en septiembre de 1965.

-Instituto de Derechos Humanos de la UCA (en adelante, IDHUCA) Instituto de Derechos Humanos fundado en agosto de 1985 por el jesuita asesinado, SEGUNDO MONTES.

-Colegio Externado San Jos fue fundado por la Compaa de Jess en San Salvador, en 1921 y est situado en el centro de esta ciudad.

-Socorro Jurdico Cristiano, (en adelante Socorro Jurdico) fue fundado en 1975 por los Jesuitas en respuesta a una iniciativa de7/126

abogados catlicos jvenes de El Salvador con la idea de procurar asistencia legal a los sectores populares y gente sin recursos. Fue ms tarde absorbido por la archidicesis de San Salvador donde continu su servicio hasta 1982. Socorro Jurdico cumpla la labor de defensa de los Derechos Humanos en El Salvador, as como de denuncia de las violaciones que tenan lugar en el pas. Cerr sus oficinas en 1994.

-Oficina de Tutela Legal del

Arzobispado, de San Salvador: fue

fundada por Monseor ARTURO RIVERA Y DAMAS, tras el asesinato de Monseor OSCAR ARNULFO ROMERO, y continu la labor iniciada en ese pas por los jesuitas mediante el Socorro Jurdico.

-Comunidades Cristinas de Base: estaban formadas por gente local que se reuna peridicamente, convocadas y animadas por el don de la fe en Jesucristo. realidades y Sus miembros compartan de, vivencias,

necesidades,

buscaban

modos

colectivamente,

solucionar sus problemas y mejorar sus condiciones de vida. Esta nueva forma de organizacin fue introducida por la Asamblea de la Conferencia Episcopal Latinoamericana de Medelln, que se celebr en dicha ciudad de Colombia en 1968.

-Partido

de

Conciliacin

Nacional

(en

adelante

PCN),

partido

poltico conservador de El Salvador, fundado el 30 de septiembre de 1961 por el coronel JULIO ADALBERTO RIVERA.

-Alianza

Republicana Nacionalista

(en

adelante

ARENA): partido

poltico conservador que gobierna El Salvador desde 1989. Fue fundado por el Mayor del ejrcito ROBERTO DAUBUISSON, a quien se le atribuye la creacin de los conocidos Escuadrones de la

Muerte.

-Frente Democrtico Revolucionario (en adelante FDR). En abril de 1980 se constituy el Frente Democrtico Revolucionario-FDR con la8/126

participacin de la Coordinadora Revolucionaria de Masas (CRM), y el Frente Democrtico Salvadoreo (FDS). En un intento de acabar

con toda solucin negociada a la crisis, en noviembre de 1980 seis lderes del FDR fueron secuestrados, torturados y asesinados por miembros del ejrcito y las fuerzas de seguridad de El Salvador. En 1988, las organizaciones que constituan el FDR conformaron el partido poltico Convergencia Democrtica y se reincorporaron a la vida poltica de El Salvador.

-Bloque Popular Revolucionario (en adelante BPR), fundado tras una matanza de estudiantes el 30 de julio de 1975, estaba constituido por asociaciones de campesinos, sindicatos, estudiantes y se

concibi como una nueva forma de organizacin de base.

-Fuerzas Populares de Liberacin, (en adelante FPL), fundadas el 1 de abril de 1970, constituyeron la ms antigua y ms amplia de las cinco agrupaciones que se unieron para formar el Frente Farabundo Martin para la Liberacin Nacional (en adelante FMLN).

-Frente Farabundo Mart para la Liberacin Nacional es un partido poltico de El Salvador que con anterioridad fue un grupo

guerrillero. El FMLN se fund en 1980 como agrupacin de cuatro grupos guerrilleros y del Partido Comunista de El Salvador. El FMLN fue legalizado tras la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

-Comisin

Investigadora

de

Hechos

Delictivos,

comisin

gubernamental de investigacin criminal fundada en El Salvador en 1985, bajo la presidencia de JOSE NAPOLEN DUARTE.

B.2. TRMINOS MILITARES

-Escuela Militar Capitn General Gerardo Barrios (en adelante, la Escuela Militar), fundada en 1898 durante la presidencia de

9/126

FRANCISCO DUEAS.

En 1989, la escuela militar estaba ubicada en UCA.

San Salvador muy prxima a la

-Batalln de Infantera de Reaccin Inmediata ATLACATL, creado en 1981 como cuerpo de lite especializado y entrenado en bases norteamericanas Batalln estuvo para operaciones al de "reaccin del inmediata". coronel El

inicialmente

mando

DOMINGO

MONTERROSA e inici su andadura con una operacin militar en diciembre de ese mismo ao en una zona del norte del departamento de Morazn, conocida como El Mozote, en la que masacraron

brutalmente a ms de novecientos civiles entre ellos un gran nmero de ancianos mujeres y nios.

-Rifle AK 47, es un rifle de asalto de origen ruso, de uso extendido mayoritariamente en los pases del bloque sovitico

durante la Guerra Fra y usado en Centroamrica por los distintos grupos armados de resistencia y guerrilleros.

-Escuela de las Amricas (School of the Americas), conocida desde 2001 como el Instituto de Cooperacin para la for Seguridad Security

Hemisfrica

(Western

Hemisphere

Institute

Cooperation), es un organismo para la instruccin militar del ejrcito de los Estados Unidos de Amrica, situada actualmente en Fort Benning en Columbus, Georgia. De 1946 a 1984, esta Escuela estaba situada en Panam: en ella se graduaron ms de 60.000 militares y policas de hasta veintitrs pases de Amrica Latina. Entre los graduados se encuentran notorios miembros del ejrcito, hoy acusados de haber cometido graves violaciones de los Derechos Humanos y crmenes contra la humanidad.

PREVIO.- RESUMEN DE LOS HECHOS

10/126

En las primeras horas del 16 de noviembre de 1989, miembros del BATALLN DE INFANTERA DE REACCIN INMEDIATA ATLACATL, en

ejecucin de un plan diseado en la sede del Estado Mayor del ejrcito y en cumplimiento de las rdenes dadas por sus

superiores, se introdujeron en las dependencias de la UCA situada en el Boulevard los Prceres, entonces Autopista Sur, en San Salvador, El Salvador. Una vez all, se dirigieron a la

residencia de los religiosos jesuitas, y asesinaron a tiros a los sacerdotes jesuitas espaoles: IGNACIO ELLACURA BEASCOECHEA,

IGNACIO MARTN BAR, SEGUNDO MONTES MOZO, AMANDO LPEZ QUINTANA, JUAN RAMN MORENO PARDO, al tambin sacerdote jesuita salvadoreo JOAQUN LPEZ y LPEZ, a su empleada domstica JULIA ELBA RAMOS y a la hija de sta, CELINA MARICETH RAMOS, tambin salvadoreas. Este crimen, es en parte la culminacin de aos de represin y terribles ataques cometidos contra civiles y contra religiosos, durante los ms de diez aos que dur el conflicto armado interno en El Salvador.

PRIMERO.- CONTEXTO HISTRICO. ANTECEDENTES DE LA PERSECUCIN A LA COMPAA DE JESS. CRISIS Y GUERRA CIVIL EN EL SALVADOR

Los jesuitas han estado a cargo de la educacin, y presentes, en Latinoamrica desde mediados del siglo XVI y en Centroamrica desde finales del mismo. En El Salvador, su presencia se vio reforzada por la fundacin de la provincia centroamericana.

En 1965, en un momento de aperturismo que experiment la sociedad salvadorea, se fund en San Salvador la Universidad

Centroamericana "Jos Simen Caas" conocida como UCA. Para ello, la UCA cont con el apoyo de un grupo de familias catlicas que buscaban una alternativa a la Universidad de El Salvador, como centro de formacin para los graduados de los principales colegios catlicos.11/126

Tras los cambios introducidos por el Concilio Vaticano II (1962 y 1965) bajo los pontificados de los Papas JUAN XXIII y PABLO VI, los docentes jesuitas incorporaron un renovado plan de estudios en las enseanzas primaria y secundaria. En El Salvador esta reforma se inici primero en el Colegio Externado San Jos. Este plan de enseanza inclua el estudio de los problemas sociales del pas, de las graves desigualdades entre la poblacin, y se aseguraba generar debate sobre la necesidad de un cambio social fundamental. Esta nueva doctrina afect profundamente al estilo, ideario y filosofa de centros como ste, inicialmente concebidos para

servir a las lites. Simultneamente, una generacin joven de educadores jesuitas se incorporaba a ese centro de enseanza

primaria y secundaria. Posteriormente, para ampliar el nmero y la procedencia de los estudiantes, se cre un turno para jvenes de escasos recursos, lo que cambi rpidamente su imagen de colegio conservador. Los estudiantes no slo analizaban los problemas

coyunturales y estructurales sino que adems eran introducidos en la realidad de los sectores ms pobres en el campo y la ciudad. Algunos incluso participaron en campaas de alfabetizacin.

Esto gener sospechas y rechazo, y acarre abiertos ataques a la Compaa de Jess en el pas. Los primeros ataques procedieron de la propia Iglesia Catlica por a travs sectores esta del ms diario oficial A al

Orientacin, principios de

dirigido los aos

los

reaccionarios. acus

setenta,

publicacin

Externado de ensear marxismo lo que gener una fuerte reaccin de la poderosa derecha poltica y social que solicit

pblicamente la expulsin de los jesuitas del pas.

El Presidente de El Salvador en esa poca, el coronel ARTURO ARMANDO MOLINA (1972-1977), se entrevist con los superiores de la orden religiosa y les solicit que trasladaran a otros pases a quienes trabajaban en el centro.12/126

Tambin el peridico El Diario de Hoy, en aquellos das, incluy editoriales con titulares como los siguientes: Ruina y anarqua en el Externado San Jos y Tendencias marxistas en las

declaraciones de los jesuitas.

La Fiscala General de la Repblica (en adelante la Fiscala General), ejerci su poder coercitivo y el jesuita JUAN RAMN MORENO, Rector interino del colegio, fue llamado a declarar

respecto de las acusaciones hechas por El Diario de Hoy.

En

junio

de

1973,

la

Compaa

de

Jess

public

un

extenso

documento titulado El Externado piensa as, que apareci en seis fascculos en los peridicos nacionales y fue ms tarde publicado en la Revista Estudios Centroamericanos (en adelante ECA) cuya sede se encuentra en el recinto Universitario de la UCA. En dicho texto se exponan los puntos de vista de los jesuitas en cuanto a la situacin de la sociedad salvadorea, el cristianismo y la pedagoga. A pesar de incomodar a algunos, la publicacin no tuvo mayores consecuencias.

ANTECEDENTES

DEL

ASESINATO

DE

LOS

JESUITAS,

DE

SU

EMPLEADA

DOMESTICA E HIJA DE ESTA:

1. Intento de reforma agraria en el pas. Se intensifica la crisis

El Salvador ha sido histricamente un pas densamente poblado, donde la mayora de la gente ha estado sometida a una de las ms injustas distribuciones de la tierra en el continente. En 1979 ms del 60% de la poblacin agrcola se encontraba sin tierra que cultivar. Una oligarqua formada por muy pocas familias, las

llamadas 14 familias, era propietaria de ms tierras que 133.000 campesinos juntos.

13/126

Dada la situacin, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprob el 29 de junio de 1976, el Decreto No. 31, que consista en un modesto programa de reforma agraria que afectaba slo al 4% del total de tierra del pas. Dicho plan, que contaba con el apoyo de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos, lo implementara el Instituto Salvadoreo de Transformacin Agraria (en adelante ISTA), creado por los militares y por la organizacin campesina centrista, Unin Comunal Salvadorea (en adelante UCS).

Los jesuitas, rpidamente, hicieron pblico su apoyo al plan, lo que provoc las crticas de los diferentes sectores polticos, pues los ms progresistas lo consideraban demasiado limitado y, por lo tanto, no lo apoyaron.

En la ECA, los jesuitas dejaron claro y por escrito su posicin de apoyo a esa iniciativa en agosto de 1976: No deja ni sombra de duda que el intento es serio y parece responder a una voluntad decidida de cambiar las estructuras socio-econmicas del pas, comenzando por una, tan estratgica, como es la estructura

agraria. Todos los dems ciudadanos, de cualquier ideologa o clase, que ni favorecen ni desean una explosin social en El Salvador, tienen lgicamente -emocionalmente es ms difcil- que aceptar una reforma agraria concreta.

Sin embargo, en octubre del mismo ao, el presidente del pas MOLINA retir el plan, debido a la violenta oposicin de los grandes terratenientes. En noviembre de 1976, la ECA public un editorial titulado: A sus rdenes, mi capital, atribuyendo el cambio de posicin del presidente a una campaa de mentiras, calumnias, amenazas, todo medio disponible, contra las autoridades del pas. Adems rezaba: ha ganado la batalla la seccin ms reaccionaria del capitalismo, el capitalismo agrario [] ante la presin del capitalismo nacional y puede ser, del capitalismo centroamericano, el Gobierno ha14/126

cedido,

el

Gobierno

se

ha

sometido, el Gobierno ha obedecido. Despus de tantos aspavientos de previsin, de fuerza, de decisin, ha acabado diciendo: a sus rdenes, mi capital.

Durante 1976, la UCA sufri seis atentados con bomba contra las oficinas de la ECA y contra el edificio de Administracin de la universidad.

2. El surgimiento de las comunidades cristianas de base

Tras ordenarse como sacerdote en 1972, despus de su formacin lejos de El Salvador, el jesuita salvadoreo, RUTILIO GRANDE, regres a El Salvador, la comunidad en la que haba nacido, para hacerse cargo de una localidad. Aguilares era un pueblo agrcola, rico y con algo ms de 33.000 habitantes. Las tierras, en manos de las familias ms ricas del pas, estaban dedicadas a la produccin de azcar y los locales trabajaban como jornaleros. Durante la dcada de los setenta, al aumentar el descontento social, los jornaleros comenzaron a organizarse con el fin de obtener mejores salarios y mejores condiciones de vida.

En este contexto, un grupo de jesuitas liderado por el citado RUTILIO GRANDE, inici un trabajo pastoral que cambiara para siempre la realidad por una de estas comunidades. relacin con El las xito estaba

presidido

estrecha

organizaciones

campesinas, como la Federacin Cristiana de Campesinos lo que las hizo crecer frenticamente, al tiempo que crecan en todo el pas las Comunidades Cristianas de Base, en adelante CCB. Estas

comunidades nacieron durante el mandato de Monseor LUIS CHAVEZ Y GONZALEZ, quien comenz a aplicar en el pas las conclusiones del Concilio Vaticano II y de la Conferencia Episcopal Latinoamericana de Medelln. Estas comunidades crecieron rpidamente por todo el pas y los sectores ms conservadores comenzaron a criticarlas por15/126

no ser posible distinguir entre organizacin campesina y trabajo pastoral. Algunos escolares jesuitas y sacerdotes diocesanos

asumieron puestos de direccin en el movimiento campesino, lo que deterior an ms la situacin.

El peridico salvadoreo La Prensa Grfica, public un artculo el 19 de mayo de 1977 en el que sealaba que los jesuitas han organizado y han dirigido demaggicamente a la FECCAS y la UTC. Se acus, asimismo, al colegio jesuita, de ser la punta de lanza en la praxis revolucionaria de los colegios catlicos.

RUTILIO GRANDE era salvadoreo, por lo que, en opinin de estos sectores, jesuitas su infidelidad de la se deba a a la influencia peda de los con

extranjeros

UCA,

quienes

consejo

frecuencia.

Durante

los

aos

1976

y

1977,

la

represin

contra

las

organizaciones campesinas y contra la Iglesia Catlica por parte de las fuerzas armadas, se increment. Durante la presidencia de MOLINA, varios sacerdotes fueron vctimas de la represin estatal; unos fueron detenidos el propio y torturados, RUTILIO otros expulsados y el y dos

asesinados,

jesuita

GRANDE

diocesano

ALFONSO NAVARRO.

A finales de 1976, en Aguilares se produjeron diferentes protestas y manifestaciones por parte de los campesinos que exigan una indemnizacin construccin por del la expropiacin de sus de tierras Cerrn para la Los

embalse

hidroelctrico

Grande.

campesinos no lograron una indemnizacin y acudieron apoyados por la FECCAS a plantear que el problema obtener a la nica familia parte de del

terratenientes

pudo

compensacin

por

Gobierno. Tras negarse a recibir a los campesinos, stos fueron objeto de disparos desde la casa de los terratenientes. Uno de

stos muri por un disparo efectuado desde el lado donde estaban16/126

situados los propietarios, pero el ejrcito y los sectores ms conservadores no dudaron en responsabilizar a la Iglesia y su trabajo pastoral por estimular semejantes revueltas. Las falsas acusaciones adquirieron gran envergadura y se acab

responsabilizando directamente a RUTILIO GRANDE de la muerte del terrateniente.

A principios de 1977, dos estudiantes jesuitas que trabajaban en Aguilares, fueron expulsados del pas. Otro jesuita, JUAN JOS RAMREZ, fue detenido y torturado durante ms de diez das. Del mismo modo, se impidi el regreso en al el pas a varios se jesuitas

extranjeros

quienes

trabajando

Salvador

encontraban

temporalmente fuera del pas, misma situacin que enfrent el propio IGNACIO ELLACURA, en esos aos profesor de Teologa y Filosofa en la UCA.

El Director de Migraciones, el coronel ROBERTO SANTIBNEZ, orden asi mismo la expulsin de los jesuitas de Aguilares aunque

autoriz que RUTILLO GRANDE continuara a cargo de la parroquia. A pesar del riesgo y de los rumores que indicaban que el ejrcito iba a atentar contra su vida, GRANDE decidi permanecer en

Aguilares.

El 12 de marzo de 1977, mientras se diriga a su parroquia a celebrar la misa, RUTILIO GRANDE fue asesinado. Tras su muerte, una tmida investigacin revel que el arma utilizada era aquella que utilizaban El habitualmente crimen sigue, los cuerpos hoy, de seguridad de El ni

Salvador. resolverse.

todava

sin

investigar

En

mayo

del

mismo

ao,

cuatro

jesuitas

fueron

detenidos,

torturados y expulsados. Por las calles salvadoreas aparecan panfletos que anunciaban: Haga patria, mate a un cura. En mayo de 1977, el ejrcito llev a cabo la operacin Rutilio,

17/126

consistente en el registro de las casas del pueblo y ataques violentos a quines tuvieran en su poder fotos de RUTILIO GRANDE o ejemplares del Nuevo Testamento.

El Gobierno reconoci, durante el mes que

pblicamente, la por

siete

muertes

perpetradas testigos personas

dur de,

ocupacin. lo

Sin

embargo, cincuenta

presenciales

hablan

menos,

asesinadas. Los tres jesuitas que trabajaban con el jesuita GRANDE fueron detenidos y tambin expulsados.

En junio, el escuadrn de la muerte Unin Guerrera Blanca (UGB) amenaz con matar a los 47 jesuitas extranjeros residentes en el pas, si no abandonaban El Salvador antes de que finalizase el mes. El comunicado de la UGB rezaba: Nuestra lucha no es contra la Iglesia, sino contra el guerrillerismo jesuita. A medida que el plazo finalizaba, y puesto que los jesuitas no observaron el ultimtum, una voz sin identificar anunci por radio que en 12 horas, todos los jesuitas estarn muertos.

El Superior General de los jesuitas, el entonces padre

PEDRO

ARRUPE, dijo que puede que terminen como mrtires, pero no se van a ir porque estn con el pueblo.

En junio de 1977, se publica un comunicado de los jesuitas en la ECA, que deca: No sabemos las razones por las que han dado la mayor batalla contra los jesuitas. Segn esos ataques, los

jesuitas hemos sido siempre mentirosos, sectarios y falsos. Somos muy hbiles para manipular a la gente y las instituciones con vistas a lograr nuestros fines ocultos. Somos hipcritas. Somos marxistas (lo que es lo mismo que monstruos de los ms temibles). En resumen, lo que se saca de toda esta coleccin de insultos y calumnias es que los jesuitas somos la plaga ms terrible que haya pasado por el pas. Y que el remedio, como para toda plaga, es el exterminio. Es claro que la Iglesia est cambiando, y es claro18/126

tambin que los jesuitas, como parte de la Iglesia, han cambiado. Estos cambios han sido paulatinos, pero eficaces. Lo fundamental del cambio ha consistido en la decisin de servir a las mayoras del pas, y por ello stas se alegran.

3. El golpe de Estado y el establecimiento de la Junta cvicomilitar de gobierno en 1979

A finales de 1979, un grupo de militares jvenes e investidos de un nimo de reforma lideraron un golpe de Estado que concluy con la instauracin de un gobierno de carcter mixto, presidido por una Junta cvico-militar (en adelante la Junta).

Simultneamente,

los

sectores

ms

reaccionarios

del

ejrcito,

contrarios a esta solucin, endurecieron su lnea y estimularon una mayor actividad de los llamados escuadrones de la muerte, los cuales estaban en su mayora formados por miembros del ejrcito y de las fuerzas de seguridad que

actuaban de forma clandestina infundiendo terror a la poblacin. Uno de sus lderes fue el Mayor del ejrcito ROBERTO DAUBUISSON, ms tarde declarado responsable del asesinato de Monseor ROMERO.

El deseo de desestabilizar la recin constituida Junta, acarre tambin un incremento de la represin contra la comunidad jesuita. En enero y febrero de 1980, las fachadas de varias residencias de jesuitas fueron ametralladas.

El 18 de febrero de ese mismo ao, una bomba destruy parte de la biblioteca de la UCA y el 29 de junio, otra bomba da seriamente la imprenta. El 22 de marzo, miembros de la Polica Nacional, una

de las fuerzas de seguridad adscritas al ejrcito, entraron en el campus de la UCA abriendo fuego contra un estudiante y deteniendo a otros dos.19/126

A la terrible persecucin sufrida por los jesuitas se aadi un hecho que conmovi al mundo, el asesinato el 24 de marzo de 1980 del Arzobispo de San Salvador, Monseor ROMERO, mientras oficiaba misa en la Capilla del Hospital de la Divina Providencia de esa capital.

Un da antes de su asesinato, Monseor ROMERO, en su homila dominical, critic la actuacin de las fuerzas de seguridad,

cuerpos policiales y el ejrcito, precisamente durante los hechos que tuvieron lugar en la UCA, y pidi a sus miembros el cese de la represin, superiores. aunque eso implicara desobedecer rdenes de sus

El

asesinato

de

Monseor

ROMERO

llevaba

implcito

un

mensaje

claro: nada ni nadie podra parar el control y el poder del ejrcito y ste no iba a dudar en eliminar a todo aquel que se opusiera a sus intereses.

En julio de 1980, miembros del ejrcito entraron y registraron el Externado San Jos en septiembre del mismo ao, dos profesores fueron asesinados en la puerta del colegio. A finales de octubre, la residencia de los jesuitas en Jardines de Guadalupe, en la ciudad de San Salvador, sufri a su vez dos atentados. El jesuita MONTES se salv de la primera bomba que explosion muy cerca de donde dorma.

En noviembre de 1980, los miembros de la directiva del FDR fueron capturados en el Externado y los cadveres brutalmente torturados de cinco de ellos fueron encontrados a las afueras de San

Salvador, cerca del lago de Ilopango, y el sexto en un parque de la capital.

20/126

Al da siguiente, IGNACIO ELLACURA BEASCOECHEA, ya Rector de la UCA, abandonaba el pas despus de que un militar le advirtiera de que su vida corra peligro. Permaneci varios meses en Espaa y Mxico. Finalmente se traslad a Nicaragua, desde donde regres a El Salvador en 1982.

A mediados de 1986, una iniciativa de la Asamblea Legislativa encabezada por ARENA, intent revocar a ELLACURA su ciudadana salvadorea, alegando que, como extranjero y religioso, haba

violado los preceptos constitucionales que prohiban a sacerdotes y religiosos de su condicin involucrase en poltica.

El propio ROBERTO DAUBUISSON declar que con las declaraciones [de ELLACURA] se puede confirmar lo que siempre se ha dicho: que los verdaderos cabecillas de los movimientos subversivos [] no estn en las montaas sino cerca de la UCA (El Diario de Hoy, de 17 septiembre de 1986).

Algunos

miembros

del

Partido

Demcrata

Cristiano,

como

el

presidente JOS NAPOLEN DUARTE, se unieron a la campaa destinada a revocar la ciudadana salvadorea a ELLACURIA.

Entre 1988 y 1989, aparecieron dos libros sobre la Iglesia Popular en El Salvador y su presunta responsabilidad en la agresin comunista del FMLN. Ambos se centraban en la Compaa de Jess. Poco despus, el Instituto de Relaciones Internacionales (IRI), prximo a la derecha poltica, public el libro La infiltracin marxista en la Iglesia, de LVARO ANTONIO JEREZ MAGANA. Esta publicacin dio lugar a numerosas crticas en los medios de

comunicacin, como la publicada en El Diario de Hoy en que se sealaba que ms del 80% de la jerarqua eclesistica est

dominada ideolgicamente por los jesuitas IGNACIO ELLACURA, JON SOBRINO y sus seguidores (El Diario de Hoy, 21 de marzo de 1989).

21/126

Muchos medios publicaban continuamente artculos de opinin en los que se describa como causa de todos los males del pas, a los jesuitas, y se les criticaba duramente.

A finales de 1988, la gravedad de las injurias y calumnias y sus efectos aumentaron cuando las Fuerzas Armadas publicaron en los en que

diferentes

peridicos

nacionales

espacios

pagados

acusaban a ELLACURA de apoyar el uso, de coches bomba por parte del FMLN. Estos eran vehculos sin conductor y con explosivos, mediante los cuales se intentaba atentar contra determinados

objetivos militares, pero que, en ocasiones, tambin provocaban vctimas entre la poblacin civil. semejantes duramente. mtodos terroristas, sino El jesuita, no solo neg que adems los conden

La actividad anti-jesuita cobr mayor intensidad en marzo de 1989, tras el ascenso al poder del partido ARENA, con el

presidente ALFREDO FLIX CRISTIANI a la cabeza.

La animosidad del partido contra la Compaa de Jess se hizo sentir rpidamente, y en abril de 1989 comenz una campaa

similar, esta vez contra el sacerdote espaol SEGUNDO MONTES, fundador y director del IDHUCA. Ese mismo mes, tras el asesinato por parte del FMLN del Fiscal General de El Salvador, ROBERTO GARCA ALVARADO, el Viceministro de Defensa, coronel JUAN ORLANDO ZEPEDA, declar que dicho acto haba sido planeado y preparado en la UCA, ya que sta es un refugio de lderes terroristas, desde donde planean la estrategia de ataque contra los salvadoreos" (El Diario de Hoy, 20 de abril de 1989).

El 28 de abril la imprenta de la UCA sufri otro atentado con bomba que caus julio de 1989, de cuantiosos daos. cuando mayor la imprenta En Sin embargo, fue el 22 de de la UCA sufri dos el acto

terrorista

envergadura.22/126

esta

ocasin,

bombas

explosionaron, una en el trasformador y otra debajo de un autobs aparcado en el exterior del edificio otras dos bombas

explosionaron cerca de los ordenadores y de la fotocopiadora, y otras tres fueron desactivadas. Aunque no hubo vctimas mortales, los daos materiales fueron cuantiosos.

Hay

que

considerar,

como

antecedente

de

esta

situacin,

la

declaracin hecha de manera conjunta por los presidentes de Mxico y de Francia Jos Lpez Portillo y Franoise Mitterrand en 1981, respecto de la beligerancia del estado desde el inicio del mismo.

SEGUNDO.- LAS VCTIMAS

1.

IGNACIO

ELLACURA

BEASCOECHEA

S.J.

(abreviatura

del

latn

Societatis Iesu: de la Compaa de Jess) naci en Portugalete (Vizcaya, Espaa), el 9 de noviembre de 1930. Fue el cuarto de cinco hijos varones del principal oftalmlogo de la ciudad.

Tambin fue el cuarto en optar por el sacerdocio. Sus primeros estudios los hizo en Portugalete, pero despus su padre lo envi al colegio de los jesuitas de Tudela. El 14 de septiembre de 1947, entr en el noviciado en Loyola, lugar de origen del fundador de la Compaa de Jess. Un ao despus fue enviado, junto con otros cinco novicios, a fundar el noviciado de la Compaa de Jess en Santa Tecla (El Salvador). En septiembre de 1949, los seis

novicios pronunciaron sus votos de pobreza, obediencia y castidad. En la dcada de 1950, los jesuitas de Centroamrica no contaban con un centro de estudios para formar a sus estudiantes, sino que estos eran enviados a Quito, donde estudiaban humanidades clsicas en la Universidad Catlica.

En la UCA ELLACURA comenz a impartir clases de filosofa en 1967. Pronto lo nombraron miembro de la Junta de Directores. Desde 1972 fue Jefe del Departamento de Filosofa. Desde 1976 dirigi la23/126

revista Estudios Centroamericanos (ECA) y desde 1979 fue Rector de la UCA y Vicerrector de Proyeccin Social. Imparti cursos,

dirigi seminarios y dict conferencias en Amrica Latina, Europa y Estados Unidos. Fue Rector de la UCA durante ms de diez aos. Telogo y filsofo discpulo predilecto del espaol XAVIER

ZUBIRI, fue un hombre de excepcional talla intelectual con un decidido compromiso por la defensa de los Derechos Humanos.

Critic duramente a la extrema derecha salvadorea y al ejrcito por hacer uso de la represin y la violencia contra el pueblo salvadoreo. negociaciones Se convirti a en una figura una clave en las y

destinadas

encontrar

solucin

amistosa

terminar con la cruenta guerra civil en el pas.

La UCA fue su vida porque la concibi como un instrumento para servir a la liberacin del pueblo salvadoreo. Bajo su direccin la UCA se convirti en una universidad con un slido prestigio acadmico y con proyeccin eficaz hacia la sociedad. El 16 de noviembre de 1989, el P. IGNACIO ELLACURA fue uno de los ocho civiles inocentes asesinados por el ejrcito salvadoreo en la UCA.

2. IGNACIO MARTN BAR S.J. naci el 7 de noviembre de 1942 en Valladolid. Fue un reconocido acadmico, psiclogo social, y

filsofo, y sacerdote jesuita. Comenz su noviciado en la Compaa de Jess en 1959, y poco despus fue enviado a Centroamrica donde termin el segundo ao de su noviciado. En 1967 comenz a impartir clases en la UCA donde sirvi en varias ocasiones como Decano de estudiantes, miembro de la Junta Directores de la Universidad y Vicerrector acadmico.

En 1982 se convirti en jefe del departamento de Psicologa; en 1986 fund el Instituto Universitario de Opinin Pblica en la UCA, con el fin de recopilar las opiniones y actitudes del pueblo salvadoreo ante su realidad inmediata. Fue tambin miembro de la24/126

Junta

Editorial

de

publicacin

de

la

Revista

de

Estudios

Centroamericanos (ECA), de la Revista de Psicologa salvadorea y de la revista Polmica de Costa Rica. Fue, adems, profesor invitado en la Universidad Central de Venezuela en Maracaibo, la Universidad Pontificia de Puerto Rico, la Pontificia Javeriana de Bogot, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Costa Rica en San Jos. En las primeras horas del 16 de noviembre, IGNACIO MARTN BAR fue asesinado junto a cinco de sus compaeros jesuitas y las dos mujeres antes mencionadas.

3. SEGUNDO MONTES MOZO S.J. naci en Valladolid, el 15 de mayo de 1933. Fue de un reconocido Derechos acadmico Humanos en y pionero activista y en la

defensa

los

Latinoamrica

sacerdote

jesuita. SEGUNDO MONTES fund, en 1985, el IDHUCA y fue director del mismo hasta su asesinato. Haba ingresado en 1950 en el

noviciado de la Compaa de Jess, y un ao ms tarde fue enviado por sus superiores a El Salvador, donde concluy el segundo ao en el noviciado de Santa Tecla. Empez su carrera como educador en el Externado San Jos del cual fue Rector. En 1975, fund en ese colegio, siendo su Rector, el Socorro Jurdico cristiano.

En 1980 se convirti en el Decano del Departamento de Sociologa de la UCA, desde donde public numerosos artculos en diferentes publicaciones. Fue tambin miembro de la Junta Directiva de la Universidad. A partir de 1985, y como consecuencia de su trabajo como director del recin fundado IDHUCA, MONTES adquiri gran

renombre en El Salvador y en Estados Unidos, tambin debido a su trabajo con las comunidades de refugiados salvadoreos en otros lugares de Amrica Latina y en los Estados Unidos de Amrica. Fue miembro Resource de la Junta y Directiva del de CARECEN para (Central los en American

Center)

Centro se

Refugiados asesor del en

Centroamericanos. Congresista

SEGUNDO

MONTES JOSEPH

convirti de

norteamericano

MOAKLEY

Massachusetts

materia de refugiados salvadoreos en EE.UU. MOAKLEY fue ms tarde25/126

enviado

por

el

Congreso

estadounidense

a

El

Salvador

para

investigar el crimen en la UCA.

4. AMANDO LPEZ QUINTANA S.J. naci en Burgos, el 6 de febrero de 1936. Empez el noviciado en 1952 y ya en su segundo ao viaj a El Salvador para ms tarde, en 1954, desplazarse a Quito, donde estudi Humanidades y Filosofa y Letras. En 1965 obtuvo la

licenciatura en Teologa por la Facultad de Teologa de Miltown Park en Dubln, y en 1970 el Doctorado en Estudios Religiosos en la Facultad de Teologa Catlica de Estrasburgo, Francia. Ese mismo ao regres a El Salvador para impartir clases en el

Seminario de San Jos de la Montaa, del que despus fue nombrado Rector.

En 1973 y 1974 ense filosofa en la UCA y en 1975 fue trasladado a Managua, Nicaragua. Su llegada coincidi con los ltimos aos del rgimen de ANASTASIO SOMOZA, en los momentos ms difciles. En Managua, tras los bombardeos, abri el campus de la Universidad de los jesuitas y lo puso a disposicin de miles de familias, que se refugiaron all. En 1984 regres a El Salvador, donde ense filosofa y teologa en la UCA. En los ltimos aos de su vida fue tambin el prroco de Tierra Virgen, una comunidad pobre ubicada entre San Salvador y San Martn. AMANDO LPEZ fue asesinado con sus compaeros y sus empleadas domsticas en las primeras horas del 16 de noviembre de 1989, cuando miembros del Batalln

ATLACATL les dispararon a bocajarro, cumpliendo con las rdenes del alto mando del ejrcito.

5. JUAN RAMN MORENO PARDO S.J. naci en Villatuerta, Navarra, el 29 de agosto de 1933, y empez el noviciado de la Compaa de Jess en 1950 para ms tarde trasladarse a El Salvador. Obtuvo una licenciatura en Humanidades en 1955 y otra en Filosofa y Letras en 1958 en la Universidad Catlica de Quito, Ecuador. En 1965 se licenci en la Facultad de Teologa de la Universidad de Saint26/126

Louis,

Missouri,

EE.UU.

En

1969,

se

traslad

a

Roma,

donde

recibi los cursos necesarios en Espiritualidad, con el fin de regresar a El Salvador; en 1970 fue nombrado Maestro de Novicios al tiempo que daba clases en la UCA.

En 1976 se traslad a Panam, donde cre el Centro Ignaciano de Centroamrica, con el fin de promover la espiritualidad ignaciana. Fue director del mismo hasta 1980. En estos aos fund la

Biblioteca del Centro y cre la publicacin Diakona, destinada a informar sobre Teologa de la Liberacin y Teologa Espiritual. En 1985 se le encomend la creacin del Centro para la Reflexin Teolgica en la UCA. Durante este perodo tambin ense filosofa en la UCA y supervis la construccin del Centro Pastoral Monseor Romero. A pesar de todos sus logros acadmicos, MORENO siempre conserv su originaria vocacin de pastor de parroquia rural, muy prximo a la gente. Tras ser asesinado el 16 de noviembre de 1989, los soldados del Batalln ATLACATL arrastraron su cuerpo hasta la habitacin del tambin jesuita JON SOBRINO que entonces se encontraba ausente de El Salvador.

6. JOAQUN LPEZ Y LPEZ S.J. naci en Chalchuapa, El Salvador, el 16 de agosto de 1918. Inicio el noviciado de la Compaa de Jess en El Paso, Texas, EE.UU., en 1938, ya que el noviciado en

Centroamrica no haba sido todava instaurado. Se licenci en Humanidades en 1943 y en Filosofa en 1946. Empez sus estudios de Teologa en EE.UU. en 1949, y los complet en Espaa a partir de 1951. Trabaj para obtener la aprobacin en El Salvador de una Ley Universitaria, la que ms tarde permitira la fundacin de la UCA.

En 1969 fund, junto a un grupo de mujeres, la organizacin Fe y Alegra que se encarg de establecer talleres de carpintera y costura en colegios de las comunidades ms marginadas del pas. l mismo fue el director de Fe y Alegra hasta su muerte en 1989. En este tiempo, se inauguraron ms de treinta centros educativos a lo27/126

largo de todo el pas y 48.000 personas recibieron formacin y educacin profesional. Con la fundacin de Fe y Alegra l

estimaba que a travs de sus trabajos se conseguira acabar al menos con uno de los grandes problemas de El Salvador: la falta de educacin. El P. LPEZ Y LPEZ no pudo culminar su labor al ser asesinado a los setenta y un aos de edad en la UCA junto a sus compaeros jesuitas el 16 de noviembre de 1989.

7. JULIA ELBA RAMOS naci en Santiago de Mara, Usulutn, El Salvador, el 5 de marzo de 1947. El marido de JULIA ELBA, OBDULIO RAMOS, trabajaba de vigilante en una finca de caf de Santa Tecla, mientras Durante JULIA la ELBA era JULIA empleada ELBA domstica en su San Salvador. en San

cosecha,

abandonaba

trabajo

Salvador para ayudar a su marido en la recoleccin.

En 1970, el propietario de la finca donde trabajaba OBDULIO, fue secuestrado y asesinado. JULIA ELBA Y OBDULIO se vieron obligados a abandonar sus trabajos y trasladarse a Jayaque, donde l se puso a trabajar como vigilante al mismo tiempo que cosechaba maz para poder alimentar a su familia. Tuvieron cuatro hijos, aunque el mayor muri al nacer. El segundo muri tambin cuando todava era un nio y solo sobrevivieron dos, un varn y una hembra. En 1976 la familia se traslad a Acajutla, Sonsonate donde JULIA ELBA venda fruta en las calles mientras su esposo trabajaba en los muelles.

En 1979 se vieron obligados a trasladarse de nuevo ya que OBDULIO perdi su trabajo en el muelle de Acajutla debido a que se

intensific la violencia en la zona. La familia una vez ms se traslad, primero nocturno. ahora trabaj a Santa Tecla donde y el ms marido tarde de como JULIA ELBA

como

jardinero

vigilante

En 1985 JULIA ELBA empez a trabajar como cocinera en

la residencia de los jesuitas de la UCA. En 1989 su marido era adems el jardinero y vigilante en ese lugar.28/126

SEGUNDO MONTES le

haba ofrecido el trabajo junto a una casa de nueva construccin, para vivir con su familia. JULIA ELBA fue asesinada junto a su

hija CELINA MARICETH RAMOS por soldados del Batalln ATLACATL el 16 de noviembre de 1989. Su cuerpo sin vida fue encontrado

abrazado al de su hija.

8. CELINA MARICETH RAMOS naci en Jayaque, departamento de La Libertad, el 23 de febrero de 1976. Celina inici sus estudios en la Escuela Luisa de Marillac en Santa Tecla. Ms tarde fue al Instituto Jos Damin Villacorta en la misma ciudad, donde solo pudo concluir en 1989 su primer ao de bachillerato. El 16 de noviembre fue ejecutada, estando en brazos de su madre, por el ejrcito salvadoreo.

TERCERO.- EL ASESINATO

1. 1. EL 11 DE NOVIEMBRE DE 1989

A primeras horas de la noche del 11 de noviembre de 1989, la fuerzas del FMLN desencadenaron la que result ser la ofensiva urbana ms cruenta del conflicto armado salvadoreo, que vena prolongndose durante ms de diez aos.

En esa noche, el ataque ms duro tuvo lugar en los alrededores de la Universidad de El Salvador y del cuartel de la Primera Brigada de Infantera, prximo a aquella. Hubo enfrentamientos entre

miembros del ejrcito y el FMLN en varios puntos de la ciudad, en concreto en la Autopista Sur, cerca del estadio Cuscatln y a la entrada de una urbanizacin militar situada junto a la UCA.

El 13 de noviembre, desde el Estado Mayor, se decidi crear un comando de seguridad y determinar una zona como especialmente protegida. Esta zona inclua en su permetro a la UCA, y al mismo29/126

Estado Mayor Conjunto. Tambin albergaba el Ministerio de Defensa, la Escuela Militar, la Direccin Nacional de Inteligencia, el Batalln San Benito de la Polica Nacional, dos urbanizaciones

militares,-la Colonia Arce y la Colonia Palermo y la residencia del embajador de EE.UU.

La Escuela Militar fue el lugar escogido como puesto de mando y su Director, el coronel GUILLERMO ALFREDO BENAVIDES, fue nombrado comandante de dicha zona. Estos hechos estn corroborados por una de las declaraciones enviadas el 23 de octubre de 1990 en su tercera declaracin, al Juzgado Cuarto de lo Penal con motivo del procedimiento 19/92, iniciado contra los autores materiales del crimen, el coronel PONCE declar que los comandantes del rea metropolitana se reunieron a las dos de la tarde del lunes 13 de noviembre, y all decidieron solicitar el traslado de una parte del Batalln ATLACATL a la capital, con el fin de incorporarlo al comando de seguridad. El Comandante del ATLACATL, teniente coronel SCAR ALBERTO LEN LINARES, estuvo presente en la reunin y transmiti la orden se a sus hombres. a San Todos los se soldados del

ATLACATL

que

desplazaron

Salvador

encontraban

participando en un curso, impartido por militares estadounidenses, que se vio bruscamente interrumpido cuando la unidad se dirigi a la Escuela Militar como refuerzo para el recin creado comando de seguridad.

2. PLAN PARA LA COMISIN DEL CRIMEN, ALLANAMIENTOS Y REGISTROS DE LA UCA: 13 Y 14 DE NOVIEMBRE DE 1989

El relato que se efecta a continuacin tiene su fuente en el informe final de la Comisin de la Verdad del 13 de noviembre de 1989.

30/126

A

su

llegada

a

la

capital,

los

comandos

del

ATLACATL

se

dirigieron a la Escuela Militar y el oficial al mando se present en el Estado Mayor.

Una vez all, se les orden efectuar un registro en la residencia de los jesuitas esa misma noche. En su declaracin, presentada en el referido juzgado de lo penal, el 5 de septiembre de 1990, el coronel PONCE afirm que "los oficiales del Batalln ATLACATL se presentaron al Estado Mayor para informar de su llegada el 13 de noviembre de 1989, porque el Estado Mayor era quien haba ordenado su traslado a la Escuela Militar y su destino al Comando de Seguridad".

El

coronel

JOAQUN

ARNOLDO

CERNA

FLORES,

jefe

del

Grupo

III

(Operaciones) del Estado Mayor, declar ante el mismo Juzgado el 21 de septiembre de 1990, y en el mismo procedimiento, que l y el coronel PONCE decidieron enviar a los comandos del ATLACATL a realizar el registro porque les pareci la unidad ms apropiada, dada su veterana y experiencia en combate. Tambin argumentaba que en ese momento no tenan asignada ninguna otra misin. El Rector de la UCA, IGNACIO ELLACURA lleg al campus de la Universidad de regreso de su viaje a Espaa hacia las 17:45 horas del 13 de noviembre. Iba acompaado por AMANDO LPEZ y FRANCISCO ESTRADA, que haban ido a recibirle al aeropuerto de Comalapa.

Al comienzo de la ofensiva, ELLACURA se encontraba en Espaa para recibir un premio concedido a la UCA y asistir a una reunin del Consejo Superior Universitario de la Universidad Iberoamericana de Postgrado, del que fue elegido presidente. A continuacin deba pronunciar un discurso en el Parlamento de la Repblica Federal de Alemania. Salamanca, Pero el el 6 de noviembre, de la mientras de se El encontraba Salvador en le

Ministro

Presidencia

solicitara fax, en nombre del presidente ALFREDO CRISTIANI, que formara parte de una comisin que se iba a constituir para

31/126

investigar el atentado contra la sede de la Federacin Nacional de Sindicatos de Trabajadores Salvadoreos (FENASTRAS), ocurrido das antes, el 31 de octubre, y que haba causado la muerte de nueve personas.

ELLACURA contest a la peticin el 9 de noviembre, tambin va fax. Tras afirmar que estaba abrumado por el hecho terrorista, se manifest dispuesto Y a trabajar por la promocin de de que los el

Derechos

Humanos.

agreg:

Estoy

convencido

Presidente CRISTIANI rechaza ese tipo de hechos y de que con buena voluntad propone, para este caso, este mecanismo, y quisiera

apoyar todo esfuerzo razonable para que prosiga el dilogo de la manera ms efectiva posible. Precisamente por eso deseara, en primer lugar, agradecer al Sr. Presidente el haberme invitado y, en segundo lugar, pedirle que me d un espacio razonable de tiempo para tomar mi decisin de un modo responsable en beneficio de la pacificacin y democratizacin del pas.

Este mensaje manuscrito, que inclua la fecha de su regreso al pas, fue enviado al despacho del presidente CRISTIANI. Poco

despus, en una entrevista concedida al peridico cataln Avui, que fue publicada el 15 de noviembre, vspera de su asesinato, ELLACURA -preguntado sobre si tena miedo a causa de las amenazas de muerte que haba recibido contest: "Nunca. No tengo miedo. No es un sentimiento que normalmente me invada. Sera tan irracional que me matasen! No he hecho nada malo".

El 13 de noviembre, el Rector y sus compaeros efectuaron el viaje desde el aeropuerto, situado a unos 45 km. de San Salvador, hasta el campus de la UCA, sin incidentes. Llegaron poco antes del toque de queda, que desde el lunes anterior, por decreto gubernamental, comenzaba a las 18:00 horas. Al llegar al portn principal de la UCA, sobre la Autopista Sur, unos soldados los detuvieron, ya que no se permita la entrada al campus. Cuando les aclararon que en32/126

el vehculo viajaba el Rector de la Universidad, les permitieron el paso.

ESTRADA, uno de los acompaantes de ELLACURA, relat cmo el militar, visiblemente al mando, se acerc al vehculo y dijo: "Ah! ya ha llegado usted, padre", dando la impresin de que haba reconocido a ELLACURA. Cuando ste respondi simplemente "s", el hombre dio la orden de dejarles pasar. Nunca se pudo establecer qu unidad era la que estaba de guardia ante el portn de la UCA aquella tarde.

En mayo de 1991, y durante el juicio celebrado en San Salvador por el asesinato de los jesuitas, el entonces Ministro de Defensa y ascendido a general, RENE EMILIO PONCE, declar no poder

identificar a la unidad que estaba de guardia a la entrada de la UCA en ese momento.

A las 18:30 horas del 13 de noviembre, de acuerdo con testimonios que obran en el expediente del Juzgado Cuarto de lo Penal de San Salvador, ms de cien soldados cercaron la UCA. Su objetivo era allanar y efectuar un registro en la residencia de los jesuitas y en el Centro Monseor Romero, ambos situados en el mismo edificio. Alrededor de veinte hombres, en dos patrullas, entraron en el campus, forzando el candado del portn colindante con la calle Cantbrico. Algunos militares subieron por el muro para

introducirse en el recinto. Los sacerdotes se percataron de esta entrada ilegal cuando los soldados ya estaban dentro del Centro Monseor Romero en la planta baja del edificio, a la que

accedieron por una ventana, y abrieron a patadas las puertas de las oficinas para su registro. JUAN RAMN MORENO se ofreci para

abrirles las puertas, con el fin de que dejaran de golpearlas y evitar que las rompieran. ELLACURA pregunt que a qu vena todo

aquello y pidi al oficial al mando que se identificara.

33/126

Dicho oficial se neg, pero fue capaz de identificar a IGNACIO ELLACURA, SEGUNDO MONTES y MARTN BAR por sus nombres. El

teniente JOSE RICARDO ESPINOZA GUERRA, oficial al mando de la operacin, haba estudiado en el colegio Externado San Jos en el perodo en el que el jesuita SEGUNDO MONTES era el Rector.

ELLACURA recrimin a los soldados que no tenan derecho alguno a registrar la residencia sin una orden judicial, pues la residencia perteneca a la Compaa de Jess y no a la Universidad.

Seguidamente solicit hablar con el Ministro de Defensa, pero no se lo permitieron. El oficial al mando le respondi que, debido al estado de sitio instaurado un da antes, tenan permiso y rdenes de registrar todo el campus de la UCA e indic que sus soldados iban a ocuparlo durante toda la noche. Sin embargo, segn se desprende de las declaraciones de los propios soldados ante la Comisin Investigadora de Hechos Delictivos (CIHD) no se quedaron todo el tiempo all.

Los jesuitas describieron el registro como "correcto", y dijeron que los soldados tuvieron buen comportamiento. MARTN BAR

escribi en sus notas personales que el oficial "en todo momento se comport respetuosamente con los profesores".

Los jesuitas acompaaron a los soldados durante la mayor parte del registro y no ocurri nada ms que les hiciera pensar que pudiera tratarse de algo distinto a un registro rutinario. JOSE MARA TOJEIRA, jesuita espaol, actual rector de la UCA y entonces Provincial de Centroamrica, declar a la Comisin Investigadora de Hechos Delictivos, el 28 de noviembre de 1989, que sus

compaeros creyeron que el registro lo haba causado el regreso de ELLACURA al pas.

Durante los das en que ELLACURA estuvo fuera de El Salvador, sus compaeros se haban trasladado a una nueva residencia construida34/126

en el edificio donde se encontraba el Centro Monseor Romero. Aunque el Rector de la UCA todava pas en su antigua residencia la primera noche tras su regreso, el 14 de noviembre se traslad definitivamente a la nueva.

Segn

los

informes

de

inteligencia

del

comando

de

seguridad,

incorporados a la COMISION DE LA VERDAD, los soldados del batalln ATLACATL detuvieron a una persona el 14 de noviembre cerca del cine Colonial, prximo a la UCA. Hacia las 15:00 horas, del 15 de noviembre, un grupo de soldados, todos ellos miembros el batalln ATLACATL, llegaron al Centro Loyola, edificio de uso tambin privado de los jesuitas, que igualmente haba sido registrado das antes. El cuidador abri las puertas y los soldados examinaron rpidamente las cuarenta y cinco habitaciones del Centro. Al ser informado de la presencia de los soldados, el jesuita FERMN

SINZ, director del Centro, se dirigi a ellos y habl con un teniente. Segn testimonios recogidos por la COMISION DE LA VERDAD posteriormente el teniente coment: "con este cura s se puede hablar, en cambio los de ah abajo se ponen furiosos". El teniente aluda de esta forma a ELLACURA y a sus recriminaciones ente el registro del 13 de noviembre. SINZ crey que esos militares del ATLACATL eran los mismos que hicieron el registro y despus cometieron los asesinatos.

Durante toda la tarde del da 15, los soldados ocuparon el Centro en espera de nuevas rdenes. Hacia las 17:15 horas lleg un

capitn y dio instrucciones a los oficiales. All mismo despleg una hoja grande de papel y seal hacia el campus de la

Universidad. A las 19:00 horas, ya pasado en exceso el toque de queda, los hombres salieron del Centro Loyola y se encaminaron lentamente hacia la UCA. De acuerdo con testimonios prestados ante la COMISION DE LA VERDAD, antes de abandonar el Centro Loyola, uno de los oficiales coment que iban a buscar a ELLACURA y a los dems jesuitas pues no queran extranjeros. Otro soldado dijo a35/126

un empleado del centro que esa noche iba a haber mucha bulla y que era mejor que permanecieran dentro y no asomaran la cabeza". Un tercer soldado aadi que iban a buscar a ELLACURA y s lo encontraban iban a recibir un premio.

3. PLANIFICACIN DEL CRIMEN

En aquellos das, la mayora de oficiales de alta graduacin haban permanecido de manera permanente en la sede del Estado Mayor. Incluso el Presidente del pas, ALFREDO CRISTIANI, pas all varias noches. El coronel REN EMILIO PONCE cont a los miembros de la Comisin del Congreso de los Estados Unidos,

enviada para investigar el crimen y presidida por el congresista JOSEPH MOAKLEY durante su visita a San Salvador, en febrero de 1990, que a partir del 9 de noviembre, y puesto que ya estaban seguros de la posibilidad de una accin importante del FMLN, empezamos a reunirnos casi todas las noches para evaluar la

situacin".

Segn el citado coronel PONCE alrededor de veinte oficiales se reunieron hacia las 19:30 horas del mircoles 15 de noviembre, para analizar las posiciones que habamos perdido desde el 11 de noviembre [...][y] lo que tenamos que hacer para recuperarlas. Nos dimos cuenta de que tenamos que tomar medidas ms enrgicas".

Entre los presentes en la reunin se encontraban el Ministro de Defensa, los Viceministros de las de Defensa del y de Seguridad, los los

comandantes

unidades

rea

metropolitana,

comandantes de las zonas de seguridad, los jefes de las Fuerzas de Seguridad, el director del Comit de Prensa de la Fuerza Armada de El Salvador (COPREFA) y los integrantes del Estado Mayor Conjunto, con su jefe a la cabeza, el coronel PONCE. Segn el relato de ste, los oficiales presentes estaban al borde del pnico ante su36/126

incapacidad

de

expulsar

de

la

capital

al

FMLN.

Despus

de

mencionar los cuatro ataques a la sede del Estado Mayor Conjunto y a las urbanizaciones militares cercanas, el coronel record que "haban tenido lugar varias escaramuzas ese mismo da al suroeste de la UCA, en Antiguo Cuscatln, resultando un muerto y un

herido.

Al parecer, y de conformidad con algunos de los testimonios de los presentes, PONCE autoriz en esa reunin la eliminacin de

personalidades polticas, religiosas, dirigentes sindicalistas y reconocidos militantes del FMLN. Igualmente se decidi aumentar la intensidad de los bombardeos de la Fuerza Area y utilizar

artillera y vehculos blindados para desalojar al FMLN de las zonas de combate en las ciudades, sin tomar en consideracin a la poblacin civil.

Despus de la mencionada reunin del da 15 a las 17:15, los oficiales permanecieron en la misma sala conversando en pequeos grupos. Uno de ellos estaba formado por REN EMILIO PONCE, JUAN RAFAEL BUSTILLO, FRANCISCO ELENA FUENTES, JUAN ORLANDO ZEPEDA e INOCENTE ORLANDO MONTANO hoy querellados. Tras deliberar, PONCE mand llamar al coronel BENAVIDES MORENO, Director de la Escuela Militar, y de acuerdo con lo contenido en el informe de la

Comisin de la Verdad, le orden acabar con la vida de ELLACURA sin dejar testigos. Para ello dispuso utilizar una unidad del

Batalln ATLACATL, la misma que dos das antes registr la residencia de los jesuitas, segn el informe de la COMISION DE LA VERDAD.

Tras haber recibido dicha orden de PONCE, el coronel BENAVIDES regres a la Escuela Militar y reuni a sus oficiales para

comunicarles la decisin tomada en la reunin del Estado Mayor y la orden recibida.

37/126

En relacin con la mencionada reunin celebrada en la sede del Estado Mayor, meses despus, el 27 de agosto de 1990, el Ministro de Defensa, general HUMBERTO LARIOS, envi al juez Ricardo ZAMORA quien estaba a cargo de la investigacin del crimen- una lista con los nombres de los oficiales presentes en ella. Ese mismo mes de agosto el juez ZAMORA envi al general LARIOS y al coronel PONCE una lista de preguntas relacionadas con lo tratado en la reunin del 15 de noviembre. Las declaraciones de estos dos

oficiales, presentadas por escrito, no proporcionaron informacin alguna que pudiera ayudar a clarificar el plan y el posterior asesinato de ELLACURA y sus compaeros.

Por el contrario, el coronel retirado, SIGIFREDO OCHOA PREZ, declar a la prensa y en una entrevista en el programa 60

Minutes de la televisin de EE.UU., el 22 de abril de 1990, que estaba convencido que el coronel BENAVIDES no haba actuado solo

y que haba recibido rdenes de un grupo pequeo de oficiales tras la reunin en el Estado Mayor la noche del 15 de noviembre.

A los pocos das de estas declaraciones, se public en la prensa salvadorea un comunicado annimo de un grupo de militares jvenes apoyando al coronel OCHOA y citando otras reuniones con altos oficiales relevancia informacin veracidad. que de de tuvieron este ser lugar ese mismo el del Alto FMLN da. A pesar de la la su

comunicado, propaganda

Mando y no

calific investig

Volviendo

al

da

de

los

hechos,

consta

segn

informaciones

obtenidas a lo largo de las investigaciones llevadas a cabo por las Comisiones de Investigacin, otra reunin importante que tuvo lugar aquel mismo 15 de noviembre en la Direccin Nacional de Inteligencia (DNI), situada cerca del Estado Mayor y de la Escuela Militar. La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) comparta sus oficinas con la DNI y los agentes de la CIA38/126

solan asistir a sus reuniones, en particular los das previos a la anunciada ofensiva del FMLN.

El 16 de noviembre por la maana, de nuevo agentes de la DNI tuvieron su reunin habitual. En el orden del da estaba, entre otras cuestiones, la recepcin de un informe del jefe de la DNI, coronel CARLOS MAURICIO GUZMN AGUILAR, sobre las decisiones

tomadas la noche anterior en el Estado Mayor. Empezada la reunin, un oficial identificado ms tarde como el capitn CARLOS FERNANDO HERRERA CARRANZA, la interrumpi para anunciar que haba escuchado en la radio que haban asesinado a ELLACURA al resistirse a ser detenido. Al preguntarle si alguien de la CIA estaba en esa

reunin, el Embajador de los EE.UU. WILLIAM WALKER, dijo a un grupo de jesuitas estadounidenses: "me han dicho que no".

El

peridico

San

Francisco

Examiner,

uno

de

los

diarios

principales de esta ciudad estadounidense, inform en febrero de 1990 que haban circulado varias versiones contradictorias acerca de esta reunin de la y CIA que una fuente del y peridico saban asegur plan que para

miembros

estaban

presentes

del

cometer la masacre. Segn otras versiones, el jefe de la DNI, coronel GUZMN AGUILAR, tuvo una acalorada discusin con otro

coronel, ROBERTO PINEDA GUERRA, quien seal que estas muertes tendran serias repercusiones para la Fuerza Armada. El capitn LUIS ALBERTO PARADA FUENTES, uno de los oficiales de la DNI que asisti a la reunin, declar que "cuando o la palabra arresto de la boca del capitn Herrera Carranza supe que los autores de los asesinatos de los sacerdotes jesuitas eran miembros de la Fuerza Armada, porque eso es lo que la palabra [arresto] sugiere".

4. EL ASESINATO: 16 DE NOVIEMBRE DE 1989

Tras la reunin en el Estado Mayor, una vez tomada la decisin de asesinar a ELLACURA sin dejar testigos, la orden dada al jefe de39/126

la zona de seguridad y Director de la Escuela Militar, el coronel GUILLERMO ALFREDO BENAVIDES MORENO, era inequvoca. Para llevar a cabo esta orden se dispuso de efectivos del batalln ATLACATL, entre los que se encontraban el Teniente JOS RICARDO ESPINOZA GUERRA, Segundo Teniente GONZALO GUEVARA CERRITOS, Soldado OSCAR MARIANO AMAYA GRIMALDI, Sargento ANTONIO RAMIRO AVALOS VARGAS, Cabo ANGEL PREZ VSQUEZ, Sargento Segundo TOMS ZRPATE CASTILLO, Soldado JOS ALBERTO SIERRA ASCENCIO.

Con el apoyo de miembros de los destacamentos de Sonsonate y Ahuachapn. Al igual que el citado registro del lunes anterior, la operacin se puso en manos del teniente JOS RICARDO ESPINOZA GUERRA y su segundo, el subteniente GONZALO GUEVARA CERRITOS, ambos miembros del batalln ATLACATL.

De acuerdo con las confesiones ante las diferentes comisiones investigadoras, realizadas por miembros del batalln ATLACATL involucrados en el crimen, a las 23:00 horas del 15 de noviembre, ESPINOZA recibi la orden de presentarse ante el coronel BENAVIDES en la Escuela Militar. All, dicho coronel de acuerdo con lo contenido en el informe de la Comisin de la Verdadles indic que se trataba de una

situacin desesperada, en la que son ellos o somos nosotros, as que vamos a comenzar por los cabecillas. Dentro del sector de nosotros tenemos la Universidad y ah est ELLACURA".

Inmediatamente orden a ESPINOZA, quien haba llevado a cabo el registro en das anteriores y conoca la zona, que utilizara el mismo dispositivo y que eliminara a ELLACURA sin dejar testigos. Igualmente orden al teniente MENDOZA que fuera con ellos y se asegurara de que no hubiera problemas. Posteriormente, y antes de salir de la Escuela Militar, ESPINOZA pidi a MENDOZA una barra de camuflaje para pintarse la cara. Como ya se ha dicho, el teniente

40/126

ESPINOZA se haba graduado en el Externado San Jos siendo Rector SEGUNDO MONTES y probablemente no deseaba ser reconocido.

Inmediatamente se entreg un fusil AK-47 a SCAR MARIANO AMAYA GRIMALDI, soldado del ATLACATL, diestro en el manejo de este tipo de arma. AMAYA GRIMALDI declar ante la COMISION

INVESTIGADORA DE HECHOS DELICTIVOS en 1989, despus haber recibido la orden de su jefe inmediato de que deban acabar con unos delincuentes terroristas que se encontraban en el interior de la UCA.

Poco

despus

de

recibir

la

orden

del

coronel,

los

efectivos

seleccionados para esta misin salieron de la Escuela Militar en dos camionetas y se dirigieron a unos edificios de apartamentos abandonados, prximos a la UCA, en los que se concentraron.

El

teniente

ESPINOZA,

con

el

apoyo

del

subteniente

GUEVARA

CERRITOS, dio instrucciones que incluan cobertura y seguridad para quienes iban a matar a los sacerdotes. Se decidi quin iba a ejecutar el crimen y el grupo se desplaz en columna hacia la UCA. AMAYA GRIMALDI, conocido entre sus compaeros como "PILIJAY"

("VERDUGO") se encargara de reducir a las personas objetivo de la operacin.

Segn testigos oculares que testificaron en la COMISION DE LA VERDAD entraron por el portn para peatones de la UCA y esperaron algn tiempo en el Parking. Entretanto un avin que volaba a muy baja altura sobre la UCA despert al jesuita SINZ y a varios vecinos.

El operativo se dividi en tres unidades. Un grupo de soldados permaneci a cierta distancia del Centro Monseor Romero, rodeando el edificio. Otro se apost sobre los tejados de casas vecinas y un pequeo grupo se encarg directamente de los asesinatos. Una41/126

vez rodeada la casa, los soldados comenzaron a golpear las puertas al tiempo que se adentraban en la planta baja del Centro Monseor Romero destruyendo todo lo que encontraron a su paso. El resto orden a gritos a los jesuitas que abrieran la puerta. AMAYA GRIMALDI testific haber visto a una persona inmvil en una hamaca colgada en el corredor quien ante los gritos respondi:

"Esprense, ya voy a ir a abrirles, pero no estn haciendo ese desorden".

AMAYA GRIMALDI seal que esta persona vesta una bata de color caf. IGNACIO ELLACURA, en el momento de ser asesinado, vesta una bata de dicho color.

De acuerdo con el testimonio del sargento ANTONIO RAMIRO VALOS VARGAS, tras intentar forzar la entrada a la residencia, un

religioso en pijama le abri la puerta. ste le indic que dejaran de golpear puertas y ventanas, pues eran conscientes de lo que les iba a suceder. El nico de los jesuitas encontrado sin vida

vistiendo pijama y sin bata fue SEGUNDO MONTES.

Inmediatamente, MONTES fue llevado al jardn en la parte delantera de la residencia. All estaban ya los sacerdotes AMANDO LPEZ, IGNACIO ELLACURA, IGNACIO MARTN BAR y JUAN RAMON MORENO.

De acuerdo con el testimonio de uno de los testigos oculares ante la COMISION DE LA VERDAD, MARTN BAR acompa a un soldado a abrir la puerta que comunica la residencia con la Capilla de Cristo Liberador. Siempre de acuerdo con este testigo, all se encontraban cinco soldados y MARTN BAR, se dirigi a ellos y

les dijo: Esto es una injusticia. Ustedes son carroa".

MARTN BAR pronunciara estas palabras al ver que un soldado tena encaonadas a JULIA ELBA y a su hija CELINA, ya que para acceder a la puerta de comunicacin era preciso pasar por la42/126

habitacin donde los cuerpos sin vida de JULIA ELBA y su hija fueron encontrados.

TOMS ZARPATE CASTILLO, sargento del batalln ATLACATL, se qued de guardia en la habitacin donde se encontraban las dos mujeres. VALOS y AMAYA GRIMALDI dieron la orden a los sacerdotes de

tirarse al suelo boca abajo. JOAQUN LPEZ y LPEZ consigui esconderse en uno de los cuartos. El resto de los religiosos permanecieron escucharan los tumbados en y el de suelo. acuerdo Justo con antes la de que se de

disparos,

declaracin

algunos vecinos, se escucharon susurros, apenas cuchicheos, que indicaban que los religiosos rezaban juntos antes de la hora fatal.

ANTONIO VALOS declar en la COMISION DE LA VERDAD que el teniente ESPINOZA le llam y pregunt: "A qu horas va a proceder?". El sargento entendi la frase como una orden para eliminar a los sacerdotes boca abajo en el jardn y entonces indic a AMAYA GRIMALDI que los ejecutara.

VALOS disparo varias veces contra JUAN RAMN MORENO y AMANDO LPEZ. MARTN AMAYA BAR y GRIMALDI a disparaba AMAYA simultneamente recuerda a ELLACURA, dispar

MONTES.

GRIMALDI

que

primero y ms tarde les dio un tiro de gracia a cada uno.

De acuerdo con las primeras indagaciones segn la COMISION DE LA VERDAD es posible que algunas de las vctimas trataran de

incorporarse al comenzar la ejecucin mientras que otros, como MARTN BAR permanecieran inmviles.

Mientras tanto, TOMAS ZARPATE continuaba custodiando a JULIA y tras escuchar la orden dispar a las dos mujeres hasta estar seguro de que estaban muertas, pues, segn l: stas no se

quejaban".43/126

En este momento cesaron los tiros y apareci en la puerta de la residencia LPEZ Y LPEZ. Al verlo, los soldados le gritaron y segn declaraciones de AMAYA GRIMALDI, el religioso pidi

clemencia, entrando de nuevo en la casa. El cabo NGEL PREZ VSQUEZ, del batalln ATLACATL declar, a su vez, que LPEZ Y

LPEZ se meti en la casa al ver a los soldados y que stos le siguieron; uno de ellos, en el momento en que se adentraba en una de las habitaciones, le dispar.

PREZ VSQUEZ inspeccion el lugar y al pasar junto al cuerpo del religioso sinti que ste le agarraba de los pies, por lo que retrocedi y le dispar cuatro veces ms. Concluido el crimen, se lanz una bengala en seal de retirada. VALOS VARGAS, al pasar frente a una sala oy gemir a alguien. Encendi una cerilla y vio que en el interior se encontraban JULIA ELBA RAMOS y su hija, CELINA MARICETH RAMOS, las dos tiradas en el suelo, abrazadas, agonizando. Entonces orden al soldado SIERRA ASCENCIO que las rematara, quien as lo hizo. JORGE ALBERTO SIERRA ASCENCIO,

soldado del batalln ATLACATL, dispar una rfaga larga hasta asegurarse de que no seguan con vida.

El cabo HERNNDEZ arrastr el cadver de JUAN RAMN MORENO hasta el segundo cuarto del lado oeste de la residencia, y lo dej all tirado. Su cuerpo sin vida fue encontrado en la habitacin del jesuita JON SOBRINO.

El operativo dur alrededor de una hora desde que fue iniciado en la UCA, con la misin de acabar con ELLACURA sin dejar testigos. De regreso a la Escuela Militar, en sta el teniente ESPINOZA GUERRA acudi rpidamente al despacho del coronel BENAVIDES MORENO para darle cuenta de lo sucedido. No dio con l. ESPINOZA GUERRA declar haber hablado ms tarde con el Coronel, quien, despus de que ESPINOZA mostrara su desasosiego por lo sucedido, le asegur que no tena de qu preocuparse y que deba confiar en l. Esa44/126

misma noche haba ms de trescientos militares, entre oficiales y soldados, en los alrededores de la UCA. Ninguno de ellos vio nada extrao, ni inform o intent averiguar lo ocurrido en la

Universidad.

De acuerdo con los libros de registro del Ministerio de Defensa, los soldados del batalln ATLACATL, responsables del asesinato, fueron enviados a las seis de la maana del da 16 de noviembre a combatir en la zona de Mejicanos y la colonia Zacamil.

Tambin se pudo constatar, a travs del procedimiento seguido en el referido Juzgado, que ese mismo da entre las 14:00 y las 15:00 horas, monseor ARTURO RIVERA Y DAMAS y monseor GREGORIO ROSA CHAVEZ escucharon una voz en un vehculo militar que deca:

"Seguimos matando comunistas. Ya han cado ELLACURA y MARTN BAR. Rndanse. Somos de la Primera Brigada." A pesar de las sendas denuncias presentadas por los religiosos, estas

declaraciones y sus autores nunca fueron investigadas.

CUARTO.- RESPONSABILIDAD PENAL INDIVIDUAL DE LOS QUERELLADOS

1. Rafael Humberto LARIOS LOPEZ es responsable como General y Ministro de Defensa por su participacin en las reuniones en las que se planific la masacre.

2. Ren Emilio PONCE es responsable como Jefe del Estado Mayor Conjunto por planificar y ordenar el crimen.

3. Juan Rafael BUSTILLO es responsable como General y Comandante de la Fuerza Area salvadorea por su participacin en la

planificacin del crimen

45/126

4. Juan Orlando ZEPEDA es responsable como Coronel y Viceministro de Defensa por su participar en la planificacin de los

asesinatos.

5.

Inocente

Orlando

MONTANO

es

responsable

como

Coronel

y

Viceministro de Seguridad Pblica por planear el crimen.

6.

Francisco

ELENA

FUENTES

es

responsable

como

Coronel

del

ejrcito y Jefe de la Primera Brigada de Infantera por participar en las reuniones donde se ide el asesinato.

7. Carlos Camilo HERNANDEZ BARAHONA, es responsable por ordenar el asesinato, y por la destruccin de los libros de registro de la Escuela Militar.

8.

Jos

Ricardo

ESPINOZA

GUERRA

responsable

como

Teniente

y

miembro del batalln ATLACATL y estuvo cargo del operativo que llevo a cabo el crimen.

9. Gonzalo GUEVARA CERRITOS, responsable como miembro del batalln ATLACATL por ordenar y asegurar la ejecucin del crimen.

10. Oscar Mariano AMAYA GRIMALDI, responsable como miembro del batalln ATLACATL por ejecutar directamente el asesinato al

disparar a los jesuitas IGNACIO ELLACURIA, IGNACIO MARTIN BARO Y SEGUNDO MONTES.

11. Antonio Ramiro AVALOS VARGAS, responsable como miembro del batalln ATLACATL y por asesinar directamente a los jesuitas AMANDO LOPEZ Y JUAN RAMON MORENO.

12. ngel PEREZ VASQUEZ, responsable como miembro del batalln ATLACATL por participar en el crimen y ejecutar al jesuita JOAQUIN LOPEZ Y LOPEZ.46/126

13. Toms ZARPATE CASTILLO, responsable como miembro del operativo que llevo a cabo el crimen y por disparar hasta su muerte a JULIA ELBA RAMOS Y CELINA MARICETH RAMOS.

14. Jos Alberto SIERRA, responsable como miembro del batalln ATLACATL y por disparar, por segunda vez, asegurando la muerte de ambas mujeres.

15. ALFREDO CRISTIANI, Presidente de la Repblica de El Salvador y comandante de las Fuerzas Armadas en 1989, es responsable como encubridor por el asesinato de los seis jesuitas, la empleada domstica y la hija de sta por las siguientes conductas:

a)Tras conocerse el asesinato, CRISTIANI ocult informacin sobre los hechos ocurridos el 16 de noviembre de 1989 a la opinin pblica.

b)Elude la adecuada investigacin de los hechos encargando a la Comisin Investigadora de Hechos Delictivos formada en 1985 cuyos miembros incurren en graves irregularidades procedimentales

subsanadas por CRISTIANI, a pesar de la ineludible obligacin de investigar como Presidente de la Repblica de El Salvador. c)Como consecuencia de la presin del gobierno de los Estados Unidos CRISTIANI cre una Comisin para investigar el crimen conocida como la Comisin de Honor y expresamente design como miembros de la misma, a pesar de la presunta participacin del alto mando del ejrcito en el crimen, a seis oficiales del

ejrcito y nicamente a dos asesores civiles. d)Ignora los requerimientos efectuados por el titular del Juzgado Cuarto de lo Penal de San Salvador para que aporte documentacin necesaria para la instruccin de la causa y se niega a prestar declaracin cuando expresamente es solicitado por aqul.

47/126

e)Cuando el entonces Presidente CRISTIANI por fin autoriza a miembros de las Fuerzas Armadas para que presenten declaracin testifical, tras varios requerimientos del Juez para que

ratificaran y ampliaran sus declaraciones emitidas anteriormente ante la Comisin investigadora, los testigos que finalmente

acudieron a declarar ante el Juez eran falsos, y no eran los que inicialmente haban comparecido ante la Comisin. f)Defiende pblicamente a los miembros del Alto Mando militar, presuntos autores del crimen.

QUINTO.- LA LEY DE AMNISTA GENERAL PARA LA CONSOLIDACIN DE LA PAZ

En 1992, la Asamblea Legislativa de El Salvador dict el Decreto nm. 147 de 23 de enero de 1992, publicado en el Diario Oficial nm. 14, Tomo 314 del mismo ao, conocido como la Ley de

Reconciliacin Nacional.

Pese a su amplitud, estableci en su art. 6 una excepcin respecto del enjuiciamiento de los casos incluidos en el informe de la Comisin de la Verdad de 1992. Dicho artculo negaba esta gracia a las personas que, segn el informe de la Comisin de la Verdad hubieren participado en graves hechos de violencia ocurridos desde el 1 de enero de 1980 cuya huella sobre la sociedad, reclama con mayor urgencia el conocimiento pblico de la verdad,

independientemente del sector a que pertenecieran en su caso.

Sin embargo, la misma Ley de Reconciliacin Nacional contemplaba una excepcin al permitir a la Asamblea Legislativa que en un plazo de seis meses posterior a la presentacin del informe final de la Comisin de la Verdad, adoptara las resoluciones que

estimara pertinentes respecto de lo concluido en dicho informe.

48/126

El 15 de marzo de 1993, la Comisin de la Verdad present su informe final. Cinco das despus la Asamblea Legislativa aprob

una nueva ley de Amnista denominada Ley de Amnista General para la Consolidacin de la Paz (en adelante Ley de Amnista), mediante Decreto Legislativo nm. 486 de 20 de marzo de 1993, publicado en el Diario Oficial N 56, Tomo 318, de 22 de marzo del mismo ao, que constituy realmente una auto-amnista.

Esta disposicin contena una amnista

absoluta e incondicional,

que derogaba expresamente la excepcin del artculo 6 de la Ley de Reconciliacin Nacional.

El artculo 1 de la Ley de Amnista de 1993 estableca:

Se

concede amnista amplia, absoluta e incondicional a favor de todas las personas que en cualquier forma hayan participado en la

comisin de delitos polticos, comunes conexos con stos y en delitos comunes cometidos por un nmero de personas que no baje de veinte, antes del primero de enero de mil novecientos noventa y dos, ya sea que con dichas personas se hubiere dictado sentencia, se haya iniciado esta o no procedimiento a todas por las los mismos delitos, hayan

concedindose

gracia

personas

que

participado como autores inmediatos, mediatos o cmplices en los hechos delictivos antes referidos. La gracia de la amnista se extiende a las personas a las que se refiere el artculo 6 de la Ley de Reconciliacin Nacional.

Asimismo,

el

artculo

4

extingua

toda

responsabilidad

civil

derivada de los delitos amnistiados a sus autores.

El 11 de mayo de 1993, organismos nacionales de El Salvador de Derechos Humanos interpusieron recurso de inconstitucionalidad

contra esta Ley que fue, sin embargo, declarado improcedente por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. La

49/126

Sala

se

declar

incompetente

para

conocer

dicho

recurso

por

tratarse de una cuestin poltica y no legal.

Esta ley, como luego desarrollaremos en la fundamentacin de iure de esta querella (FJ 1.3.2.2.), debe ser tenida como nula de pleno derecho y, por tanto, inoperante.

SEXTO.- PROCEDIMIENTO JUDICIAL SEGUIDO EN EL SALVADOR POR ESTOS HECHOS

Despus

de

los

asesinatos,

y

a

pesar

de

la

existencia

de

testimonios que indicaban la participacin de militares en el asesinato, la investigacin fue muy lenta y orientada a investigar a las Fuerzas Armadas, tal y como se recoge en el informe de la Comisin del Congreso de EE.UU. presidida por Joseph MOAKLEY

(documento que acompaa esta querella con como nm. 3)

En diciembre de 1989 se llev a cabo el interrogatorio de LUCIA BARRERA DE CERNA, empleada domstica de los jesuitas y testigo ocular de la masacre. A pesar de ser la primera testigo de

relevancia para el esclarecimiento, tuvo que retractarse de su testimonio consecuencia de la intimidacin que sufri por parte de autoridades salvadoreas y estadounidenses.

En enero de 1990, el Mayor del ejrcito de los Estados Unidos, ERICK BUCKLAND asignado para trabajar con el C-5 (operaciones psicolgicas) en el Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada comunic a sus superiores desde San Salvador que haba recibido informacin que comprometa al coronel BENAVIDES en los

asesinatos. De acuerdo con BUCKLAND, el 20 de diciembre de 1989, el jefe del C-5, coronel CARLOS ARMANDO AVILES, le cont que BENAVIDES haba confesado su participacin en el asesinato a

50/126

MANUEL RIVAS MEJIA, director de la investigacin llevada a cabo por la Comisin Investigadora de Hechos Delictivos (CIDH).

La CIHD fue creada en 1985, como parte de un programa de ayuda estadounidense para la Administracin de Justicia salvadorea con el mandato nico de investigar el asesinato de los jesuitas de la UCA. De conformidad con el informe titulado El Caso Jesuitas del grupo independiente el de abogados que actu for como Human observadores Rights (en

internacionales,

Lawyers

Committee

adelante LCHR, que se acompaa como documento nmero 4) de 1991, un cuidadoso estudio del informe final de la investigacin de la CIHD que obra en el expediente del Sumario 1074/89 en el Juzgado Cuarto de lo Penal de San Salvador revela la negligencia, falta de profesionalidad y mala fe en la actuacin de la CIDH. La CIHD incurri en dilaciones inexplicables en la obtencin de

documentacin y otros medios de prueba y nunca tom declaracin, entre otros, al coronel BENAVIDES a pesar de que este era el comandante de la zona en la que se encuentra la UCA.

Las declaraciones, ante la televisin estadounidense del mayor BUCKLAND y las presiones de la embajada norteamericana avanzaron la investigacin y el presidente Alfredo CRISTIANI se vio forzado a constituir una Comisin de Honor para hacerse cargo de la

investigacin. Esta Comisin estaba formada por siete miembros, cinco militares de alto rango y dos civiles. Sin embargo, y de acuerdo con el informe del LCHR, el mandato de la Comisin no estaba nada claro. Es importante sealar que el nombre de sus miembros no fue revelado al Juez RICARDO ZAMORA, titular del Juzgado Cuarto de lo Penal de San Salvador, mas tarde a cargo de la instruccin del caso, hasta marzo de 1990. La actuacin de la Comisin careci de trasparencia y nunca se supo que metodologa siguieron los comisionados.

51/126

Tampoco

hubo

ningn

mecani