Blood and Tears 1

Click here to load reader

  • date post

    25-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    221
  • download

    0

Embed Size (px)

description

1er libro de la saga Free Guns Mc- Joanna Wilson

Transcript of Blood and Tears 1

  • 1

    By Joanna Wilson

  • 2

  • 3

  • 4

    La traduccin de este libro es un proyecto del Foro My

    Adiccin Perfecta. No es, ni pretende ser o sustituir al original y no

    tiene ninguna relacin con la editorial oficial.

    Ningn colaborador: Traductor, Corrector, Recopilador,

    Diseador ha recibido retribucin material por su trabajo.

    Ningn miembro de este foro es remunerado por estas

    producciones y se prohbe estrictamente a todo usuario del foro el

    uso de dichas producciones con fines lucrativos.

    My Adiccin Perfecta anima a los lectores que quieran disfrutar

    de esta traduccin a adquirir el libro original y confa, basndose

    en experiencias anteriores, en que no se restarn ventas al autor,

    sino que aumentar el disfrute de los lectores que hayan

    comprado el libro.

    My Adiccin Perfecta realiza estas traducciones, porque

    determinados libros no salen en espaol y quiere incentivar a los

    lectores a leer libros que las editoriales no han publicado. Aun as,

    impulsa a dichos lectores a adquirir los libros una vez que las

    editoriales los han publicado. En ningn momento se intenta

    entorpecer el trabajo de la editorial, sino que el trabajo se realiza

    de fans a fans, pura y exclusivamente por amor a la lectura.

  • 5

    Traducido y corregido por Jesica

    at abri las puertas de vaivn del nico otro lugar que

    llam su casa y fue recibida por el olor de los

    alimentos fritos, tabaco y las caras tristes de todos los

    miembros del club de motocicletas Free Guns.

    Es cierto. Kat poda ver la verdad grabada en todas las

    caras alrededor de la barra, los miembros que haban estado con

    el club desde que su presidente Jamison lo form hace ms de

    diez aos. Ella poda ver los msculos tensos, rostros estirados, y

    ojos llorosos de todos los miembros, excepto Solomn Parker.

    A pesar de saber que era peligroso y casi tan bueno para

    Kat como una raz de canal, se senta ms atrada por l. Atrada

    por los ojos azules color agua de lluvia, pelo tan negro como la

    noche, y un cuerpo apretado y musculoso con el tipo de fuerza

    que no encontrabas en un gimnasio.

    Solomon Parker, el nmero uno en mi lista de sospechosos en

    el asesinato de Jamison.

    Kat gru en su mente mientras estaba envuelta en su

    primer, pero no ltimo, abrazo de la noche.

    Est muerto, Kat! Mindy, la esposa de Jamison gimi,

    mientras se envolva apretadamente en un fuerte abrazo y

    humedeci su camiseta gris con lgrimas. Jamison est

    muerto!

    K

  • 6

    Kat abraz a la mujer de vuelta con la misma ferocidad que

    todos los ojos en el bar estaban en ella, buscndola. Ellos queran

    un lder, necesitaban uno que continuara con las tradiciones que

    Jamison haba establecidos para ellos. La miraron, porque saban

    que era esa persona.

    Sin embargo, los ojos de Kat permanecieron en Solomn,

    siguiendo todos sus movimientos, tomando nota de cada uno con

    quien l habl. Ella podra tener un caso grave de lujuria por el

    chico, pero Kat no dejara que le afectara. Solomn haba dejado

    en claro que no le gustaba Jamison, dej en claro que l tena

    una visin especfica de cmo el club deba funcionar, y lo hizo

    muy claro cuando pens que Kat le perteneca.

    En un escalofro, cerr los ojos y se relaj en el prximo

    abrazo. Solomn haba dejado muy claro que quera ser

    presidente de Free Guns y la quera a su alrededor, gritando su

    nombre, follandola con un abandono que solo un hombre saba

    que su poder poda darle.

    Pero era incorrecto, estaba equivocado. Kat record lo

    mismo que se haba recordado a s misma hace nueve aos

    cuando se uni a la banda y vio por primera vez a Solomn. El

    hombre era un problema con una P mayscula, y si quera alguna

    esperanza de calmar a los miembros de su club y convertirse en el

    nuevo presidente, se quedara lejos de l.

  • 7

    Kat se ech agua fra en la cara y se frot los ojos. Estaba

    fsica y emocionalmente agotada. No slo haba tratado con la

    desconsolada esposa de Jamison, sino tambin con cada uno de

    los miembros de los Free Guns.

    No era como que Kat siempre hubiera sido una persona

    clida y difusa, que no lo era. Prefera estar en el rango de poner

    a prueba las ltimas armas de fuego, que consolar a nadie. Kat

    realmente no estaba hecha para la gente, por extrao que fuera.

    Era en su ncleo, una persona introvertida e independiente para

    arrancar.

    Las relaciones no eran su fuerte, especialmente del tipo

    romntico. Kat prefera ms elegir un tipo en un bar, tener sexo

    caliente y sudoroso en su casa, y luego correr a casa para atrapar

    los ltimos minutos de cualquier programa de la noche que

    hubiera. El sexo era un calmante para el estrs. Era divertido,

    emocionante y necesario para Kat. Pero eso es todo lo que era.

    Suspirando con fuerza, cogi una toalla de papel, pero su

    mano tropez con un cuerpo masculino duro en su lugar. Sus

    dedos fueron trazando sobre pectorales duros, antes de que Kat

    pudiera controlarse.

    Ella conocera ese cuerpo en cualquier lugar, haba visto al

    hombre a horcajadas de una moto como si hubiera nacido a

    caballo, le vio usar a las mujeres como pauelos de papel y subir

  • 8

    su camino hasta la escalera de la manera que podra, por las

    buenas, o por las malas.

    Solomon Parker Kat, apag la respiracin impetuosa

    cuando retir la mano y se la limpi en los vaqueros. Toallas de

    papel al diablo!

    Kathy Sullivan Solomn regres en ese lento acento

    sureo que incendiaba las bragas de una chica en llamas. Kat

    tena el mismo acento, pero no tena ni de lejos el mismo impacto

    en los odos.

    Quieres decirme por qu ests en el bao de mujeres?

    Kat se apart de la tarja y arque una ceja mojada hacia l.

    Una risa lenta fue la nica respuesta y dio un paso ms

    cerca de ella e hizo a Kat inclinar la cabeza hacia arriba. Ella no

    era baja, pero Solomon era un hombre grande. Los seis y cinco

    pies de todo el maldito mundo eran bajos para l.

    Quera decirte cunto lo siento que perdiramos a

    Jamison. l era un buen hombre dijo Solomon con la punta de

    su cabeza, aunque Kat poda or lo que realmente quera decir:

    Un buen hombre, pero un lder mediocre.

    Inclinando su cadera contra la tarja y escuchando el metal

    de su arma rozando la porcelana, Kat se cruz de brazos y lo mir

    directamente a los ojos.

    Le has matado?

    Ojos azules tempestuosos se encontraron con los suyos

    cuando Solomn dio otro paso ms y se inclin hacia abajo hasta

    que Kat poda sentir su aliento cosquilleando sus labios.

  • 9

    No te lo dira, incluso si lo hubiera hecho, Kit-Kat.

    Deja de llamarme Kit-Kat! Kat espet mientras sus ojos

    brillaban con indignacin. Nueve aos ms tarde, y el hijo de

    puta todava la llamaba con ese apodo. l era el nico hombre

    en el club que le haba dado un apodo a pesar de que nunca

    haban dormido juntos. Por lo general, a los hombres les gustaba

    llamarla "dulzura" o "beb" despus de que hubieran jodido y en

    ese punto, Kat ya estara fuera de la puerta y a tres pasos de su

    motocicleta.

    El momento en que me detenga de llamarte Kit-Kat, ser

    el momento en que te haya lamido, aspirado, y roto. Salomn

    se apret ms, el bulto duro en sus pantalones vaqueros, se

    apoyaba en tensin en el estmago de Kat. Pero te gustara ser

    rota por m, verdad, Kit-Kat?

    Kat cerr su mandbula y le devolvi la mirada. No haba casi

    ningn espacio entre ellos, apenas espacio para aspirar el aire

    que no ola como Salomn. Se debata. Dividida entre: sabiendo

    que lo que estaba sugiriendo probablemente la arruinara y a los

    Free Guns, y sabiendo que si no, al menos, lo intentara una vez,

    les dara lo que tanto queran, ella nunca podra tener la

    oportunidad de nuevo.

    Nadie le hizo sentir en la forma en que Solomn le haca

    sentir. Nadie le hizo cuestionar sus escasos principios y reglas de la

    forma que Solomn lo hizo. Y si Kat estaba siendo honesta, cada

    vez que se iba a casa con un hombre, cada vez que se subi

    encima de un hombre y lo cogi, deseaba que fuera Solomn.

    En ese momento, Kat slo tena dos opciones: Solomn o los

    Free Guns.

  • 10

    Antes de que Kat pudiera tomar la decisin, fue tomada de

    sus manos. Los labios de Salomn bajaron en los de ella, robando

    sus palabras con la lengua. Kat no dud, no pens ms all de su

    boca y su cuerpo presionado con fuerza contra ella.

    Dejaron de hablar, y ella estaba de acuerdo con eso.

    Las manos de Salomn llegaron debajo de ella, agarrando

    su culo y levantndola en la tarja. El grifo apualando en la parte

    baja de su espalda, pero a Kat no le importaba demasiado,

    porque Salomn tena razn. Ella quera ser rota por l. Era una

    sensacin nueva al querer a un hombre tan mal, al sentir la lujuria

    y el deseo tan profundamente que la idea de que no poda

    alejarse, pero entregarse por completo a ello.

    No haba delicadeza en su jodida. Ningn beso lnguido, o

    golpes suaves para avivar el fuego. El fuego estaba ahora en

    pleno incendio y cuando Solomn quit sus labios de los de ella,

    la apart y gir su cuerpo para que pudiera sentir su polla

    luchando contra su culo, Kat estaba lista. As. Jodi