03 génesis

03 génesis
03 génesis
03 génesis
03 génesis
03 génesis
download 03 génesis

of 5

  • date post

    15-Apr-2017
  • Category

    Education

  • view

    52
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of 03 génesis

  • 3-1

    No des lugar al pecadoLectura bblica: Gnesis 4:1-16

    Texto para memorizar: 1 Juan 1:9

    Objetivo: Que los nios comprendan que el pecado siempre crece, y que por tanto, es necesario confesarlo y dejarlo a tiempo.

    Querido maestro:

    Los dos primeros captulos del libro de Gnesis presentan el plan amoroso de Dios y su prepara-cin de la tierra para el hombre. El captulo tres relata el hecho que condujo a la expulsin de Adn y Eva del huerto de Edn y el consecuente sufrimiento y dolor que implic ese hecho.

    Adems de mostrar la maldad del hombre, en el captulo cuatro se inicia lo que pudiramos llamar el linaje de fe, es decir, el relato sobre hombres y mujeres que, sin ver, creyeron.

    El desfile de hombres de fe se inicia con Abel (va-se Hebreos 11). l ofreci a Dios lo mejor. Lo haba aprendido de Dios, quien cubri a sus padres, Adn y Eva, con las pieles de animales sacrificados. Sin em-bargo, su hermano Can, no tena un corazn perfec-to. No ofreci a Dios el sacrificio que deba. Adems, dej que el pecado se apoderara de su corazn.

    Haremos uso de esta leccin para advertir a los ni-os sobre el pecado. Un pecado acarrea otro pecado, luego otro, y otro, y otro... Al fin, la maldad se torna en una horrible cadena. Pero Dios nos provey un ca-mino de victoria:

    Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos perdonar y nos limpiar de toda maldad (1 Jn 1:9).

    Veamos los acontecimientos en la vida de Can: Su sacrificio no era aceptable (v. 3-5) Se enoj (v. 5) Mat a su hermano (v. 8) Minti a Dios (v. 9) Recibi su castigo (v. 11-12) Se desesper (v. 13) Obtuvo la misericordia de Dios (v. 15)La esperanza para todos, en cualquier circunstan-

    cia, es que obtenemos la misericordia de Dios.

    Bosquejo de la leccin

    1. Nace el primer beb2. Los primeros hermanos3. Las ofrendas de Can y Abel4. Dios acepta la ofrenda de Abel5. Can se enfurece porque Dios no mira con

    agrado a su ofrenda 6. Can mata a su hermano7. Dnde est tu hermano?

    Para captar el inters

    Juanita estaba abotonando su blusa. Al terminar, descubri que lo haba hecho mal. Arriba haba un botn sin ojal y abajo haba un ojal sin botn.

    Ay, mami dijo, tirando de los botones, comenc mal y todo me sali mal.

    Tranquila, hijita le dijo su mam. Vamos a ha-cerlo de nuevo. Si comenzamos bien, todo nos va a salir bien.

    Cuando Adn y Eva pecaron era como si comenza-ran a abotonar mal.

    Leccin bblica

    Recuerdan la leccin anterior? Adn y Eva fueron desobedientes y Dios tuvo que echarlos del hermoso huerto donde vivan; pero aun as los amaba.

    Un da Dios les mand un regalo muy lindo. Por pri-mera vez naci un beb en el mundo. Imagnense la sorpresa y la alegra de Adn y Eva. Ellos nunca ha-ban visto un beb. Qu lindo era!

    MIS PRIMEROS AMIGOS DE LA BIBLIA Leccin 3

  • 3-2

    Can evadi la respuesta; pero Dios ya lo saba todo. Castig a Can echndolo lejos de su familia, aunque tambin se preocup por darle un lugar donde pudiera vivir fuera de peligro.

    Aplicacin

    Todos somos tentados a hacer lo malo, y sabemos que a Dios no le agrada que pequemos. Pero po-demos pedir al Seor que nos perdone y que limpie nuestro corazn.

    (Repase el texto para memorizar.) El versculo para memorizar dice que si confesamos nuestros pecados, Dios nos perdona. Si desobedecemos a nuestros pa-dres o maestros, o si peleamos con nuestros amigos o hermanos, debemos arrepentirnos, confesar nues-tro pecado, y pedir perdn.

    (Haga un breve repaso de la leccin y enfatice que nada podemos esconder de Dios. Diga que l ve to-das nuestras acciones; pero su propsito no es casti-garnos sino perdonarnos y limpiarnos.)

    Texto para memorizarSi confesamos nuestros pecados,

    Dios, que es fiel y justo, nos perdonar y limpiar de toda maldad.

    1 Juan 1:9

    Actividad de repasoReparta plastilina de diferentes colores para que los

    nios muestren el efecto de los pecados que cometi Can; era como una bola de nieve (o de barro) que iba creciendo. Pdales ejemplo de un engao que co-mienza chico y luego va en aumento.

    Reparta la hoja No des lugar al pecado para que coloreen y les sirva de advertencia.

    Ayudas visuales1. Dibujos para el pizarrn2. Dibujo de las ofrendas de Abel y Can3. Texto para memorizar

    Eva miraba sus piececitos muy pequeos, sus ma-necitas y sus ojitos. Admiraba cmo se cerraba y abra su boquita sin dientes, y miraba su pelo... Adn y Eva se gozaron por ese lindo bebito.

    Dios me ha mandado este beb, dijo Eva. Y le puso por nombre Can. Ms tarde, Dios le dio otro beb. Tambin era chiquito y bonito. Eva le puso por nombre Abel.

    Los primeros hermanos, en la primera familia, cre-cieron y se desarrollaron. Aunque en esa poca no haba escuelas, ellos tenan mucho que aprender, al igual que sus otros hermanos que nacieron despus.

    Con el tiempo, Can y Abel ya eran hombres gran-des. Can se dedic a ser labrador de la tierra, es de-cir, fue campesino. Abel, a quien le gustaba mucho los animales, se dedic a ser pastor de ovejas. As como sus padres, a veces pecaban contra Dios.

    Un da pas algo muy triste.Voy a preparar una ofrenda para Dios dijo Abel.Yo tambin voy a preparar una ofrenda dijo Can.Can tom frutas y verduras, y las ofreci a Dios.

    Abel, en cambio, escogi de los mejores corderitos para ofrecer al Seor. Leamos lo que la Biblia dice de la ofrenda de Abel. (Que un alumno lea Hebreos 11:4).

    A Dios le agrad mucho la ofrenda de Abel. Los corderitos representaban el sacrificio que Jess hara muchos aos despus, como el Cordero de Dios.

    Cuando Can se dio cuenta de que su ofrenda no agrad a Dios, se molest con Abel. Su corazn se llen de envidia y su rostro se llen de sombras. Qu feo habra sido el rostro de Can en ese momento! Nuestro rostro se pone muy feo cuando nos enoja-mos, verdad que s?

    Dios le dijo a Can que tena pecado en su corazn; pero Can no se arrepinti. Sigui molesto.

    Que horrible es el pecado! Comienza como algo pequeo (a lo menos, as nos parece), y luego crece y crece. Se hace como una gigante bola de nieve.

    La envidia de Can creci tanto que un da llev a su hermano al campo y lo mat. Entonces, la sangre de Abel corri y moj la tierra, manchndola de rojo. Era la primera vez que un hombre mora. Qu tristeza para Adn y Eva!

    Entonces Dios pregunt a Can: Dnde est tu hemano?

    Lecciones bblicas La Perlita por Ta Margarita 2011 hermanamargarita.com. No para uso comercial.

  • Las ofrendas de Abel y Can

    Mis primeros amigos de la Biblia, Leccin 3 2011, hermanamargarita.com

  • NO

    DE

    S LU

    GA

    R A

    L PE

    CA

    DO

    Mis p

    rimeros a

    migos d

    e la B

    iblia

    , Leccin 3

    2011, herm

    ana

    ma

    rgarita

    .com

  • Si c

    onfe

    sam

    os n

    uest

    ros

    peca

    dos,

    Dios

    , que

    es f

    iel

    y ju

    sto,

    nos

    per

    dona

    r y

    nos

    limpi

    ar

    de to

    da m

    alda

    d.

    1 Ju

    an 1

    :9M

    is p

    rim

    eros

    am

    igos

    de

    la B

    iblia

    , Lec

    cin

    3

    2

    011

    , her

    ma

    nam

    arg

    ari

    ta.c

    om