PROA sept 11

download PROA sept 11

of 28

  • date post

    10-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Gaceta de la Escuela Preparatoria de la Universidad Latina de México

Transcript of PROA sept 11

  • Gaceta de la Escuela Preparatoria

    Celaya Guanajuato septiembre 2011 tercera poca ao 1 # 5

  • editorial

    Directorio:Rector: Ramon I. Lemus

    Muoz LedoCoordinadora Preparatoria:

    MCE Elia Anglica Uribe TllezResponsable de la Publicacin:

    Lic. Javier GalvnDiseo: LDG Jorge Orlando

    Moctezuma

    Una vez ms, comenzamos el ciclo Lectivo 2011-2012 y por ello

    doy un afectuoso saludo de bienvenida, recibindolos con

    renovadas expectativas y deseos de compartir un intenso ciclo

    de trabajo en conjunto.

    Iniciar un nuevo ao escolar es motivante para todos los

    miembros de esta comunidad universitaria, nos permite tener

    la oportunidad de crecer como personas, de hacer mejor nues-

    tro trabajo, de innovar, de servir, de ser fraternos y de colaborar

    en la formacin de un mundo mejor, acompandolos siem-

    pre y en todo momento en su desarrollo integral.

    El inicio escolar nos permite pensar en una escuela nueva,

    porque recibimos un edificio limpio, pintado, reparado y en una

    persona nueva, porque tenemos esperanzas en que este ao

    escolar ser mejor que el anterior, que pondremos los medios

    necesarios para ser responsables, ordenados, limpios, aprove-

    charemos las oportunidades que se nos presentan da a da,

    pondremos ms atencin a la clase; este ao haremos lo que

    en el otro nos falt y este ciclo escolar nos daremos cuenta que

    hemos cambiado y que las personas que nos rodean tambin.

    Es agradable pensar en que conoceremos a nuevos compa-

    eros, maestros, directivos y personas que nos ensearn

    a respirar mejor para continuar el camino y que a veces,

    continuamente, recobraremos el aliento con ellos y replan-

    tearemos cuantas veces sea necesario nuestras metas para

    seguir adelante.

    Adems de darles la bienvenida a este inicio de curso, tambin

    aprovecho para festejar prximamente 45 aos de servicio

    educativo de la comunidad ULM.

    Saludamos muy especialmente a todos y cada uno de los

    miembros de la comunidad educativa de la Prepa ULM.

    MCE. Elia Anglica Uribe TllezCoordinadora de la Escuela Preparato

    ria

  • 1Imagina la siguiente situacin: acabas de tener una

    discusin con tu pap o tu mam, lo primero que te

    pasa por la mente es llamarle o visitar a tu amiga

    o amigo para contarle lo que pas y desahogarte.

    Comienzas la narracin de los hechos, pero tu amigo

    o amiga te interrumpe constantemente para contar-

    te situaciones similares en la que l o ella sufri, su

    opinin acerca de los padres, te regaa, o peor aun te

    dice que ya se te pasar y te cambia el tema radical-

    mente para contarte cmo le fue en el da, el ltimo

    chisme o una cosa similar. Probablemente te puedas

    sentir no escuchado y con el enojo y coraje frustrado.

    Estas situaciones pasan constantemente en la vida

    de una persona, independientemente de su edad y de

    su sexo; vivimos tan de prisa y con tanta informacin

    pasando ante nosotros, que concentrarnos en una

    situacin ajena, nos resulta difcil y a veces, prctica-

    mente imposible.

    Escuchar es una de las actividades ms complejas por

    el esfuerzo fsico, mental y emocional que debemos

    ejercer para lograr una concentracin plena en lo que

    el otro est tratando de expresarnos. Resulta irnico

    como las personas suelen quejarse de la falta de com-

    prensin y atencin de las personas que lo rodean y

    son incapaces de dar esa compresin y atencin que

    tanto anhelan y exigen.

    Un ejemplo de lo anterior es la continua queja de los

    hijos ante los padres por la falta de comprensin y

    apoyo ante situaciones y decisiones personales que

    se viven comnmente (la eleccin de pareja, situacio-

    nes escolares, eleccin de profesin, gustos, manera

    de pasar el tiempo libre, entre muchos otros) y en

    cambio, no nos detenemos a pensar en las motiva-

    Isis Lizbeth Ramos M.

    me estsescuchando?

  • 2ciones, pensamientos y emociones (miedos) que la

    persona que est enfrente vive y siente para decirnos

    y expresarnos las palabras que van saliendo de su boca.

    Para exigir, hay que saber dar y es un hecho que un

    gran ndice de individuos solo escuchamos lo que nos

    conviene y queremos escuchar, sin detenernos en

    comprender y empatizar con la persona que tenemos

    enfrente para llegar a acuerdos y resolucin de conflic-

    tos que convengan a ambas partes.

    La falta de escucha ha sido un serio problema a lo largo

    de los aos, sin embargo, actualmente se ha agudizado

    en todos los mbitos sociales, lo que ha provocado un

    distanciamiento evidente entre generaciones, incredu-

    lidad y desgaste en las instituciones sociales y la apari-

    cin o agravamiento de conflictos sociales y humanos.

    Presumimos de los grandes avances cientficos y

    tecnolgicos, desafortunadamente tenemos un rezago

    considerable en el desarrollo de habilidades de comu-

    nicacin y de actitudes que favorecen las relaciones

    interpersonales sanas como la calidez, la empata y la

    escucha atenta que promuevan una sociedad respe-

    tuosa hacia su entorno.

    Por lo tanto el reto que te propongo es el siguiente: si

    al menos escucharas atentamente y con todos tus sen-

    tidos una conversacin al da, te podras dar cuenta de

    formas diferentes de pensar que pueden complemen-

    tarte e indirectamente ayudarte a encontrar solucio-

    nes a retos cotidianos. Aunque esa es slo una opinin,

    te atreveras a intentarlo?

  • 3Qu es eso...la filosofa

    A continuacin, se presenta una reflexin en torno a la

    Filosofa y al intento de definirla sobre la base de una

    serie de cuatro preguntas que propuso un estudiante del

    Taller del pensamiento filosfico que se desarrolla en el

    Colegio de Investigacin y Docencia en Filosofa.

    Es importante, porque permite detenerse a echar una

    mirada por encima, y muy general, del quehacer filosfi-

    co. Parto del supuesto de que hay conexiones de con-

    texto y de concepto entre dichas preguntas. Tambin, de

    que la filosofa es definible, pero, que a cada paso que se

    da en esta tarea, escapa a ser definida. Lo que dicho de

    otra manera, es que la definicin de filosofa constituye

    por s misma, un problema filosfico.

    El objetivo de esta reflexin es, as, que el ejercicio de pen-

    sar la filosofa sirva como una orientacin en nuestra vida

    y actividad. El cultivo de esta, es casi en s misma cultivadora

    del intelecto.

    Por otro lado, la resistencia de la filosofa a ser definida, no

    lleva necesariamente a un terreno de irracionalidad, sino que

    ah, se manifiesta otro de sus problemas: que sus categoras y

    conceptos estn, por un lado, afectados de saturacin de signi-

    ficado, y por otro, carecen de fronteras puntuales que permitan

    determinarlos e identificarlos plenamente.

    Por Hctor Garca Cornejo

  • 4La primera de estas preguntas es Qu es la filosofa para cada

    uno? Se puede responder, desde la perspectiva de la filosofa

    acadmica: la filosofa que uno pudiera hacerse, debe cumplir

    con ciertas condiciones desde lo que se entiende en las escue-

    las. La primera de esas condiciones y la ms importante, es que

    se debera tratar de que nuestra filosofa presentara un nuevo

    campo conceptual, que explicara y comprendiera algn conjun-

    to de temas y de problemas de la filosofa acadmica. O bien,

    una problemtica nueva, aunque justificada debidamente, en

    relacin con el campo general de la filosofa. Pero, por otro lado,

    no puede ser dicho tampoco, que una filosofa popular y que

    obedezca a otras reglas, no sea propiamente una filosofa. Sin

    embargo, s puede decirse de ella que no es acadmica, y que

    trata los temas de una forma distinta y con otras reglas. Como

    se puede ver, tiene que haber ciertas reglas de formacin de

    discurso filosfico.

    La segunda pregunta dice Qu es la filosofa para todos? En

    este rengln, se propone tener una definicin que comprenda

    los elementos y condiciones fundamentales de la filosofa,

    ensayar una definicin de filosofa que a todos dejara satisfe-

    chos (a todos los filsofos y a los no filsofos interesados en

    la cuestin). Por ejemplo, para J. HESSEN, el filsofo trata de

    orientar su conocimiento, por un lado, hacia la totalidad de los

    objetos, y por otro, ese conocimiento es de naturaleza racional.

    Dice este autor, .

    Por otro lado, segn Kant (1724-1804), filosofa, es la doctrina

    del supremo bien. Lo que significa que es la lleva al camino de

    la virtud y la felicidad. Para Marx, la filosofa es un conocimien-

    to que debe servir para transformar la situacin social, en una

    ms racional y justa. Como se puede ver, la primera definicin

    propuesta tiene la ventaja sobre los otros ejemplos, de que se

    considera dicha definicin de una forma muy general, y que

    en cierta manera, comprende dentro de s misma, los ejemplos

  • 5propuestos. Claro que se pueden citar otros casos, en los que

    esto ya no vale, pero, aquella definicin de Hessen, es ms o

    menos funcional.

    La tercera cuestin dice: Qu es la filosofa en cada caso?

    Entiendo que , significa en cada una de las

    filosofas. Y para responder a esto, se puede intentar agrupar

    filosofas de acuerdo a su concepto de hombre, de mundo y de

    ciencia. Por ejemplo, agrupando segn su concepcin general