"El amante uruguayo"

download "El amante uruguayo"

of 14

  • date post

    16-Aug-2015
  • Category

    Education

  • view

    29
  • download

    4

Embed Size (px)

Transcript of "El amante uruguayo"

  1. 1. 144ANTIAGO RONCAGLXOLOSin embargo,el segundo documento desmiente que ha- yan pasado una tarde muy alegre. Se trata de un prrafo de la resea de Amorm sobre el libro de Schonberg que cite pginas arriba.En l,Amorm narra brevemente en apenas unas lneas el encuentro que tuvo con el poeta en Madrid,cuando la crispacin en Espaaya presagiaba lo que estaba por venir. Segn Amor-im,durante su paseo por la calle Alcal discutieron sobre poltica,y Federico se ofusc.Amorm aade poco ms,pero hace una revelacin sorprendente,mucho ms importante que su tarde de poesa en las playas del Uruguay.Una revelacin que de ser cierta,cambiara 1a historia de Federico Garca Lorca.Amorm la cuenta con viva angustia: En plena calle de Madrid,ante una temprana pregun- ta ma en vsperas de estallar la Guerra Civil,Federico me grit indignado,como si mi curiosidad le hubiera ofendido:Con Azaa,qu duda cabe. .. con Azaa! Siguindonos los pasos iba alguno de los que dispararon contra l.Si:pi- sndonos los talones marchaba el fascista que lo iba a matar. Ms adelante,Amorm vuelve sobre el tema.He citado ya ese prrafo parcialmente.Ahora lo reproduzco por ente- ro: Vi representar Bodas de sangre en Varsovia.A nadie se le ocurri hablar de su contenido poltico-social.S,del tiemo poeta sacricado,no por las sombras ntimas que re- corran el cuerpo de Federico,sino por las palabras en alto,las que gritara en la calle de Alcal para responder a una pregunta impertinente. Esa era la verdadera razn por la que Amor-im no haba escrito antes sobre Garca Lorca,y tambin la razn por la que mantuvo en secreto este articulo. No era solo que temiese hablar de la homosexualidad del poeta,sino que recordaba aquella conversacin en la que los haba sorprendido el asesino de Lorca.Y por lo tanto,se consideraba responsable directo de su asesinato.PASELLOEl 13 de julio-de 1936, el diplomtico chileno Carlos Morla Lynch comenz su diario con la rase fecha fatdi- ca.A continuacin,rese: La desaparicin alarmante de Jos Calvo Sotelo,jefe de Renovacin Espaola,a quien un grupo de guardias de asalto haba ido a btscar de madrugada a su casa.A medida que pasa el da,la inquietud reinante se va transformando en angustia.En las ltimas horas de la tarde aparece,ensan- grentada,la camioneta en que se lo llevaron,y algunas horasdespus,por la noche,se descubre el cadver del distinguirdo hombre pblico en el depsito del cementerio del Este.Ha sido asesinado por medio de un disparo en la nuca. .. La vctima lideraba un grupo parlamentario de derecha,y su muerte poda entenderse como la venganza del Frente Popular al asesinato de un teniente de la guardia de asalto, p cometido horas antes.El episodio represent,nunca mejordicho,el pistoletazo de salida de la Guerra Civil Espaola. A lo largo del da,reino la confusin en todo el pas.Por la noche,Carlos Morla cen con Pablo Neruda y otros poetas.Algunos de los asistentes crean que la de Calvo So- telo era una muerte necesaria.Otros,incluso republicanos,la consideraban atroz.La amante de Neruda atribuia el cri- men a un grupo fascista que queria culpar a sus adversarios.Nadie saba qu pensar. En su diario,Morla describe la atmsfera de la ciudad: En la calle se oyen galopes de caballos.Sin duda queson patrullas que pasan.Sensacin de que el mundo se vie- ne abajo en Espaa. Y luego aade un detalle sobre la cena de los poetas: . t/(/ u"(ouafa_ vLCV/ EL VA - VCA 49 (v [(4a Wgo/ hz"145
  2. 2. 146SANTIAGO RowcaeuonoFederico no ha venido,y nos extraa su ausencia. Das despus,Neruda estaba invitado al circo Price para ver una pelea de catch-as-can.El programa de esa noche anunciaba al Troglodita Enmascarado,al Esttangulador Abisinio y al Orangutn Siniestro.Neruda haba convenci- do a Federico Garca Lorca de que sera un plan divertido,y los dos haban quedado en enconnarse enla puerta Pero Federico tampoco asisti a esa cita. Lorca habia abandonado la ciudad.Los rumores de un levantamiento militar llevaban semanas circulando por el pas,y l se preguntaba que hacer cuando se conrmasen.A su alrededor,las apuestas estaban divididas:unos opinabau que,en caso de guerra,el teatro de operaciones ms cruento seria Madrid.Otros argumentaban que la capital resistira mejor y ms tiempo.Algunos le sugeran abandonar el pas.Otros crean que,en cualquier caso,la rebelin sera so- focada rpidamente.Nadando en un mar de dudas,tras el asesinato de Calvo Sotelo,Lorca termin por tornar un tren a Granada para reunirse con su familia en la Huerta de San Vicente..El 18 de julio,precisamente da de San Federico,el ge- neral Francisco Franco anunci desde Marruecos la insur- gencia del Movimiento Nacional.Por la tarde,otro gene- ral,Queipo del Llano,tom Sevilla.Dos das despus,se sublevaba la guarnicin militar granadina.Contaba con el respaldo de la CEDAy de la an ms radical Falange Espa- ola,organizacin poltico-militar inspirada en las cami- sas negras de Mussolini,que en las semanas posteriores al alzamiento recibira cerca de tres mil inscripciones.En las calles altas del barrio del Albaicn,algunos grupos izquier- distas opusieron una leve resistencia,pero fueron rpida- mente aplastados por los caones,los morteros e incluso los aviones.Para el 23, Granada entera haba cado. Semanas antes,Federico haba declarado pblicamente que la granadina era la peor burguesa de Espaa.Y aho- EL AMANTE Unucuuora su presencia en la ciudad era conocida.La prensa local haba informado sobre su llegada.Los rumores en la ciudad aseguraban que esconda una radio para informar a- los rusos de los movimientos de los nacionales.Y que en las guaridas socialistas se representaba una versin revolucionaria de Bodas de sangre titulada Bodas de dinamita. En su casa familiar,el poeta tuvo un nuevo sueo pre- monitorio:se vio tumbado en el suelo,como un cadver,rodeado por varias mujeres vestidas de luto riguroso,con los rostros ocultos bajo el velo de las viudas.Las mujeres ernpuaban crucijos negros como cuchillos,y con ellos lo amenazaban. Una noche,dos coches se detuvieron frente al domici- lio de Francisco Garcia Rodrguez,to del poeta.De ellos bajaron corriendo sendos escuadrones armados con fusiles.La calle estaba muy oscura,pero un vecino reconoci sus camisas azules de falangistas.Llamaron a la puerta de Fran- cisco,sin recibir respuesta.Rompieron el cerrojo con las culatas de las armas y entraron.Despus de revolver vio- lentamente el interior de la casa,volvieron a salir.Lo que buscaban no estaba ah. No tardaron en localizar a su objetivo.El 6 de agosto,una cuadrilla falangista se present en la Huerta de San Vi- cente para practicar un registro.La lideraba un ex capitn de artillera que tiempo antes haba sido destituido y conde- nado a 21 aos de prisin por ordenar una masacre de anar- quistas.El grupo se limit a revisar la casa y abandonada. Pero el da 9, nuevamente,doce hombres armados ro- dearon la Huerta.Esta vez,buscaban a la familia del cui- dador de la nca.Ala madre del empleado la golpearon a culatazos.A sus hennanas las empujaron por las escaleras.A todos los amenazaron de muerte.Aprovechando la visita,le pegaron tambin a Federico.Por maricn. Presa del pnico,Federico decidi buscar refugio iera de su casa.
  3. 3. 148nrmco RONCAGLIOLOFederico conoca a una familia de falangstas:los Ro- sales.El padre era un importante comerciante granadino y la madre,una devota catlica Una de sus hijas era monja y cuatro de los varones lucan camisas azules.Uno de ellos,Jos,era miembro fundador de Falange en Granada,y su nombre habia sonado como posible gobernador civil tras la toma de la ciudad.El hermano menor,Luis,era jefe de sector de la localidad de Motril.Luis admiraba la poesa de Federico,y se haba hecho amigo suyo en Madrid.En la casa de los Rosales,una hermosa residencia con patio cen- tral en la calle Angulo 1, Federico podria sentirse a salvo. Desde la sublevacin,las relaciones personales de todo el pas se estaban recomponiendo a toda velocidad.Viej os amigos,incluso hermanos,de un da para otro quedaban en bandos enentados o en zonas enemigas.Algimos de ellos se traicionaban e incluso se fusilaban mutuamente.Pero otros aprovechaban su nueva posicin para salvar la vida de sus antiguos compaeros.Esta actitud conllevaba muchos riesgos,eventualmente el de muerte.La familia Rosales dio reigio a Federico,pero conmin a los Garca Lorca a guar- dar su paradero en el ms estricto secreto. No era tan fcil.El 15 de agosto lleg a la Huerta de San Vicente la temida orden de detencin contra Federico Garca Lorca,de la mano de un nuevo grupo amado.Al-no encontrar a Federico,los visitantes amenazaron con llevarse a su padre en su lugar.La familia no tuvo ms remedio que confesar.Al mismo tiempo,un vecino de la calle Angulo denunci a los Rosales por dar cobijo a un connotado rojo.Y no se puede descartar la tesis de que alguno de los ms- mos hermanos Rosales se haya sentido incmodo con su husped y haya decidido entregarlo.Quiz al delator no le preocupaba tanto el notorio izquierdismo de Lorca como su homosexualidad.Miguel Rosales admitira,mucho tiempo despus: Me preocupaba mucho la amistad de mi hermano Luis con Federico. .. Me preocupaba una amistad que se hacaEL AMANTE U1 JAYOcada vez ms ntima.Algunos de mis amigos ya me haban hecho comentarios que no me haban gustado. ..Por la razn que fuera,el 16 de agosto,la Guardia Civil cort la calle Angulo.Los agentes rodearon la manzana.Se apostaron tiradores en los tejados para cortar cualquier es- cape.Una vez desplegado el operativo,se present _en casa de los Rosales el encargado de su detencin,el hombre cla- ve de los sucesos posteriores:Ramn Ruiz Alonso. Ramn Ruiz Alonso provena de una familia de terra- tenientes arminados.Haba nacido en la clase acomodada pero pas la niez sufriendo los aguijonazos de la pobreza,lo cual le produjo una profunda necesidad de revancha.A comienzos de los aos treinta,su trabajo como pgrafo le permiti mejorar sus condiciones de vida.Pero la bonanza no durara mucho.Tras el advenimiento de la Repblica,se neg a aliarse a un sindicato socialista.No comparta las ideas