CULTURA ORGANIZACIONAL, FACTOR CLAVE PARA LA ...

of 24 /24
CULTURA ORGANIZACIONAL, FACTOR CLAVE PARA LA SOSTENIBILIDAD EMPRESARIAL Ingrid Tatiana Aragón Ramírez Juan Felipe Ávila Gómez UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS PROGRAMA PSICOLOGÍA Bogotá D.C 2020

Embed Size (px)

Transcript of CULTURA ORGANIZACIONAL, FACTOR CLAVE PARA LA ...

PROGRAMA PSICOLOGÍA
Dra./ Claudia Yanira Hernández Villamizar
Trabajo de Grado para optar el título de
PSICÓLOGO
Programa Psicología
Dedicamos este trabajo principalmente a cada una de nuestras familias,
porque han sido un apoyo constante en este proceso de convertirnos en
profesionales. El alcanzar uno de tantos logros que vienen, demuestra el
esfuerzo y la disciplina constante para alcanzar el éxito de nuevas
oportunidades.
mejores al intentar perseguir una meta más alta” (Víktor Frankl)
AGRADECIMIENTOS
“Todo lo que necesitas en esta vida es confianza y perseverancia,
entonces el triunfo será seguro”
Mark Twain
Como autores queremos expresar nuestro agradecimiento, primeramente, a nuestros
familiares, quienes son un pilar importante en nuestra formación y quienes nos han apoyado
en durante este arduo proceso de formación profesional.
De igual manera agradecemos a la Universidad Cooperativa de Colombia y a la Facultad
de Ciencias Humanas y Sociales, en especial al programa de Psicología por abrirnos las puertas
a esta maravillosa carrera profesional, formándonos en grandes profesionales y dándonos la
oportunidad de ir conociendo grandes personas, profesores y amigos, comprometidos a
exaltar su buen nombre con ética y profesionalismo.
Por último, queremos agradecer a la profesora Claudia Yanira Hernández Villamizar y
al profesor Jesús Hernán Zambrano Ruiz, quienes hacen parte del programa de Psicología y
Comunicación Social de la Universidad Cooperativa de Colombia, principales colaboradores
durante la construcción de este documento, gracias compartir enseñanzas y conocimientos
con nosotros y por su gran apoyo, direccionamiento en este proceso final de nuestra carrera.
TABLA DE CONTENIDO
Ingrid Tatiana Aragón Ramírez2
Juan Felipe Ávila Gómez3
Resumen
Para la psicología organizacional, son las compañías y sus trabajadores su principal
objeto de estudio, es por esto que para esta revisión sistemática de literatura se tomó
como base por un lado la cultura organizacional, que integra a todos los colaboradores de
una empresa, a su lenguaje y a la homogeneidad de sus procesos; y por otro lado, una
nueva tendencia que cada vez toma más importancia, la cual es la sostenibilidad
empresarial y la generación de valor sostenible y como este aporta el crecimiento
económico, social y ambiental de la compañía que adopte esta nueva tendencia.
La presente revisión aborda la conceptualización de cultura organizacional y de
sostenibilidad empresarial, y aunque no se encuentre abundante literatura de estos
conceptos, más adelante se realiza un primer acercamiento a una posible relación
existente entre estos, en el cual, se logró observar que en el momento en que una
compañía integra a su cultura organizacional, la creación de un valor de sostenibilidad
esta adquiere ciertas características que permiten que la empresa sea más eficiente frente
a su competencia en el sentido de un mejor aprovechamiento de los recursos tanto
materiales como humanos y una “huella verde” dando una responsabilidad social
corporativa que los posiciona ante los consumidores, consumidores que en esta era
globalizada adquieren una mayor conciencia ambiental y social frente a los bienes y
servicios que adquiere.
Cultura Organizacional, Sostenibilidad, Medio ambiente, Valor sostenible, Innovación.
1 Texto publicado en desarrollo del Seminario de Profundización Gerencia del Talento Humano como
modalidad de grado para obtener el título en Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia 2 Estudiante de noveno semestre del Programa en Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia 3 Estudiante de noveno semestre del Programa en Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia
Organizational culture, key factor for corporate sustainability4
Ingrid Tatiana Aragón Ramírez5
Juan Felipe Ávila Gómez6
Abstract
For organizational psychology, companies and their workers are their main object of
study, which is why for this systematic review of literature, the organizational culture was
taken as a basis, which integrates all the collaborators of a company, its language and the
homogeneity of its processes; and on the other hand, a new trend that is becoming
increasingly important, which is business sustainability and the generation of sustainable
value, and how this contributes to the economic, social and environmental growth of the
company that adopts this new trend.
The present review addresses the conceptualization of organizational culture and
business sustainability, and although there is not an abundant literature on these
concepts, a first approach to a possible relationship between them is made later, in which
it was observed that in the when a company integrates its organizational culture, the
creation of a sustainability value acquires certain characteristics that allow the company
to be more efficient compared to its competition in the sense of better use of both
material and human resources and a "Green footprint" giving a corporate social
responsibility that positions them before consumers, consumers who in this globalized
era acquire a greater environmental and social awareness of the goods and services they
acquire
Keywords
Organizational Culture, Sustainability, Environment, Sustainable Value, Innovation.
4 Texto publicado en desarrollo del seminario de profundización… como modalidad de grado para obtener el
título en Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia 5 Estudiante de décimo semestre del Programa en Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia 6 Estudiante de décimo semestre del Programa en Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia
Introducción
El abordaje académico de esta temática se centra en el manejo de la cultura
organizacional como una forma de interacción entre personas que propicia la satisfacción
laboral y un rendimiento acorde a lo esperado, así mismo se incluye a la cultura organizacional
como un pilar a desarrollar dentro de cada empresa para mejorar condiciones laborales y
relaciones interpersonales, las cuales facilitan la relación no solo entre personas de la misma
área sino que también con personas de otras áreas, esto implica una formación de valores,
roles y características de la empresa que la vuelven única frente a la competencia en el
mercado viendo este constructo como un valor agregado a la sostenibilidad de cada empresa.
La cultura organizacional es un tema de interés desde hace varios años y cada vez
existe más evidencia de que es uno de los factores importantes para mejorar y mantener la
sostenibilidad empresarial. La cultura organizacional es una guía para que los empleados de la
organización logren identificar como se mueve la empresa, conocer sus valores, sus visiones,
sus potencialidades y así lograr conocer las pautas acerca de cómo las personas deben
comportarse dentro de esta. Por tanto, la cultura como factor principal logra convertirse en un
componente de relevante importancia estratégica y diferenciadora para aquellas empresas
que buscan una ventaja competitiva en el mercado laboral (Ruiz, & Naranjo, 2012, p. 3).
Para dar un concepto muy amplio del constructo cultura organizacional, Allaíre y
Firsirotu (1984; citados por Muñoz, 2013, p. 4) afirman que la cultura organizacional, nace de
la idea de que las organizaciones son pequeñas sociedades dotadas de procesos de
socialización, normas y estructuras en las que, por consiguiente, se desarrollan rasgos que
permiten el establecimiento de un conjunto de creencias, hábitos, comportamientos,
actitudes, valores y tradiciones que hacen parte de la micro sociedad que se instaura entre los
trabajadores de la organización con el fin de entablar una unificación tanto de procesos como
de comunicación entre los eslabones que componen la cadena de crecimiento de la
compañía.
Hart y Milstein (2003; citado por Gil y Barcellos, 2011, p.2) usan el constructo
“sostenibilidad empresarial” para referirse todos aquellos esfuerzos que hace la empresa para
poder crear un valor a nivel de prácticas y estrategias que le permitan avanzar hacia un mundo
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 9
más sostenible. Esto es importante, puesto que la empresa va dejando huella en los
colaboradores en la medida que sienten un orgullo de llevar el nombre, los colores y el
estandarte que promueve la empresa con su responsabilidad social.
Por otra parte, se encuentra el factor de sostenibilidad, antes era un tema aislado y
preocupación de algunas áreas individuales de las compañías, pero hoy en día ha tomado tanta
fuerza que se ha transformado en un elemento clave en la estrategia, lo cual crea valor
económico, medioambiental y social a corto y largo plazo, contribuyendo de esa forma al
aumento del bienestar y al auténtico progreso de las generaciones presentes y futuras, en su
entorno general, generando un valor agregado a la empresa y su crecimiento como empresa
sostenible (Rodríguez, 2012). No obstante la sostenibilidad como estrategia empresarial, va
más allá de un compromiso en las obligaciones jurídicas, fiscales o laborales, siendo de vital
importancia el aumento en la inversión del capital humano, en sus empleados, en su
organización internamente, esto con el fin de poder crear una cultura que apoye la flexibilidad
y la coordinación de esfuerzos de todos los que trabajan en la empresa, si hay convergencia
entre estrategia y cultura puede decirse que la empresa se encuentra en mejores condiciones
de lograr su sostenibilidad (Revista Dinero, 2014).
El desarrollo sostenible, el avance tecnológico y la globalización en el mundo también
han generado una nueva perspectiva en el desarrollo de las empresas, de esta forma, para que
una empresa sea exitosa en la actualidad, debe buscar nuevas estrategias para generar valor
en sus productos, procesos, y capital humano con un enfoque sostenible a través de una
cultura que valore la creatividad e innovación de sus miembros (Carro, Sarmiento, Rosano,
2017, p.2).
Carro et al. (2017) proponen un modelo en el cual incluye 4 dimensiones para el
desarrollo sostenible de las organizaciones. La primera de ellas es la dimensión ambiental, la
cual considera que la conservación y preservación de los recursos naturales e de vital
importancia el momento de la producción y/o prestación de un servicio, dando especial
importancia a la utilización de materias primas verdes que minimicen el impacto ambiental.
Por otro lado, se encuentra la dimensión social dando principal importancia a la administración
Cultura Organizacional y Sostenibilidad Empresarial 10
y gestión del recurso humano, donde este se vea beneficiado en salud, seguridad y crecimiento
económico, incluyendo el personal y a la organización.
La dimensión económica propone una rentabilidad tanto económica tanto social lo cual
busca generar beneficios con base en la inversión en el recurso tecnológico para poder
disminuir el consumo de energía y así generar un balance económico positivo, pero este no es
el único fin, puesto que también se hace necesario retribuir a la sociedad de alguna manera,
ya sea de índole económico, social o ambiental, esto para favorecer la permanencia de la
empresa en el mercado. Por último, encontramos la dimensión institucional, la cual propone
la creación de una cultura en la cual la sostenibilidad sea su principio fundamental, y que con
esta se forje una misión y una visión corporativa que favorezca a la creación y establecimiento
de normas y valores que las personas practiquen dentro y fuera de la organización.
Para la Psicología Organizacional, el recurso humano es el centro de su campo de
estudio, la manera cómo el trabajo influye en todos los ámbitos de su vida, y cómo potenciar
el mismo, para mejorar el rendimiento de las organizaciones. Así mismo se incluye a la cultura
organizacional como un eje adicional a la formación de la identidad de la empresa, y una
ventaja para su desarrollo sostenible, lo que facilita que sus trabajadores se sientan parte de
una sociedad que los reconoce como individuos; además de que dicha identificación con la
empresa les permitiría ser más competitivos dado que pueden sentir más compromiso con su
trabajo.
Las organizaciones se pueden asumir como el resultado de las necesidades históricas
del entorno y de los sistemas sociales en su proceso de constantes cambios, y su
sostenibilidad depende de la capacidad de entender su propia complejidad siendo para la
Psicología Organizacional, el centro de su campo de estudio la empresa y sus colaboradores,
un eje adicional a la formación de la identidad de la empresa, lo que facilita que sus
trabajadores se sientan parte de una sociedad que los reconoce como individuos; además de
que dicha identificación con la empresa les permitiría ser más competitivos dado que pueden
sentir más compromiso con su trabajo (Muñoz, & del Castillo, 2013, p, 11). De esta manera, se
identifica como base central de la revisión, el cuestionamiento: ¿De qué manera se integra el
desarrollo sostenible a la cultura organizacional?
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 11
Lo anterior, dado que la cultura al ser un componente importante dentro de las
organizaciones, da pie para que cada compañía se vea en la necesidad de desarrollar
estrategias que los lleven a un desarrollo sostenible que favorezca el cumplimiento de metas,
la creación de un modelo negocio que sea favorable para la compañía, los consumidores y el
medio ambiente. Es importante tener en cuenta que formar parte de una cultura empresarial,
logra generar un sentido de identidad, orientando las conductas hacia las metas
institucionales, facilitando la adaptación de la empresa al entorno, al aprendizaje y al cambio
siendo estos, factores principales para que la empresa pueda consolidarse en el mercado, y
también hacer frente a sus competidores y lograr un engachement en los consumidores.
Cuando se desea saber por qué una sociedad ha alcanzado determinado nivel de
desarrollo, su cultura aparece como un elemento importante. Algo similar ocurre en el caso de
las empresas, actores centrales para el progreso de las regiones y los países, ya que su cultura
organizacional define en gran medida la forma en que realizan sus procesos internos y sus
relaciones con el mundo exterior, lo que es crítico para determinar su rendimiento o
desempeño (Albarracín y de Lema, 2011).
En la actualidad, el medio ambiente está siendo un foco primordial para el desarrollo
sostenible de las organizaciones, por lo que el desarrollo humano, socioeconómico y ambiental
hacen parte de la identidad, creatividad e innovación de un mundo globalizado. Es
fundamental generar un cambio cultural para poder innovar. Innovar en los procesos de
productividad, sostenibilidad hace que se generen beneficios tanto para para los
colaboradores, como para los proveedores y clientes, buscando soluciones a problemáticas
sociales, reforzando la vinculación con el medio como una responsabilidad social empresarial.
Dada la importancia de la cultura en los resultados de una organización, se han ido
desarrollando maneras de transformar los valores corporativos con el objetivo adecuar las
prácticas cotidianas hacia un desarrollo sostenible e influir sobre la percepción de los
trabajadores, con el fin de lograr obtener ciertas condiciones culturales que favorezcan el
desempeño de las personas y por lo tanto automáticamente los resultados que se esperan de
la empresa (Hernández, Galvis, & Narváez, 2003).
Cultura Organizacional y Sostenibilidad Empresarial 12
Es importante resaltar que, el interés por la documentación de estos temas específicos
es una realidad que hoy en dia esta creciendo a favor de las organizaciones, es por esto que,
al hablar sobre cultura y sostenibilidad en este recorrido académico, pueda fortalecer el
conocimiento y las estrategias a la hora de ejercerlos frente a las diversas situaciones que se
presenten en el área de la psicología organizacional. Las compañías están optando por seguir
implementando un modelo de responsabilidad social, y desarrollo sostenible, incluyendo lo
que es humanizar las organizaciones y apropiarse de que la interacción que hay dentro de la
empresa, esas costumbres, y esa cultura es fundamental para el éxito que busca cada
compañía diariamente. Si bien es cierto, la empresa no puede descuidar además de la salud y
seguridad, sino también el desarrollo personal y profesional de las personas que laboran en la
misma, entre otros aspectos significativos.
Metodología
Con el propósito de dar respuesta a la pregunta problema, se propuso como objetivo
de la investigación, Identificar de qué manera la cultura organizacional llega a ser un factor
clave para la sostenibilidad empresarial. Teniendo en cuenta este objetivo, el método más
adecuado fue realizar una revisión sistemática de literatura.
Para su desarrollo, primero se definió que era una revisión sistemática. Esta revisión
es entendida como resúmenes claros y estructurados de la información disponible en los
diferentes textos literarios y que responde a una pregunta específica; Dado que están
constituidas por múltiples artículos y fuentes de información (Moreno, Muñoz, Cuellar,
Domancic, & Villanueva, 2018).
Se realizaron los siguientes procedimientos para lograr una documentación completa,
en cuanto al interés del tema mencionado, teniendo en cuenta ciertos criterios de inclusión y
de exclusión; por tanto, en primera instancia se decidió empezar con una búsqueda abordando
los temas principales como cultura organizacional, sostenibilidad, responsabilidad social
empresarial, en libros artículos y artículos publicados en revistas indexadas fijados en una
fecha que fueran a partir del año 2000. Dichas búsquedas se realizaron en bases de datos
científicos tales como Redalyc, Dialnet, Scielo, Daena y complementos de investigación
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 13
documental en repositorios de la Universidad Cooperativa de Colombia. Para que la búsqueda
fuera efectiva se utilizaron, palabras clave, en los diferentes buscadores, adicional a esto, se
usó un parámetro de inclusión el cual es que los artículos deben estar en idioma español y en
inglés.
Una vez adelantada la selección de fuentes, se procedió a realizar el análisis
documental, que buscaba dar una mirada a dos categorías de análisis, por un lado, cultura
organizacional, y por otro la sostenibilidad empresarial, en la medida de cómo el segundo
impacta en el primero. Esto con el fin de analizar la importancia que tiene la implementación
de generar una cultura organizacional de ética, y valor sostenible en la empresa, sin dejar de
lado los compromisos y las metas establecidas de producción dentro de la misma. Se quiere
recalcar la importancia de contemplar el talento humano en un sentido holístico, el cual
comprenda todas las partes de la empresa, ya sean los colaboradores, la gerencia, y los
clientes; lograr que todos los engranajes funcionen adecuadamente para lograr posicionar la
marca en el mercado y que sea reconocida por crear una cultura de cambio, una cultura que
impacte en lo social, económico, y ambiental de su región.
Constructo Cultura Organizacional
El cambio organizacional se considera como un imperativo ante las exigentes
circunstancias del entorno, y sus actualizaciones en un mundo más globalizado, los aspectos
simbólicos de una organización, han tomado fuerza frente a las perspectivas culturales
referentes a la organización.Es por esto que primero se debe dar una definición del constructo:
Según Marulanda (2016) la cultura organizacional es el patrón de comportamiento observable
de una comunidad u organización que emana de los valores compartidos, creencias y
pensamiento. Los valores y comportamientos dan forma al entorno fisiológico y sociológico de
una organización de una manera única y tienen una fuerte influencia en el proceso de toma de
decisiones. Así mismo es considerada como un factor crítico en el fomento e intercambio de
conocimientos, reconociendo que las habilidades y la adquisición de conocimientos son
compatibles por la interacción y el estímulo de miembros de la organización y el apoyo,
Cultura Organizacional y Sostenibilidad Empresarial 14
colaboración, coordinación, y confianza para facilitar su intercambio (Marulanda, López, &
López, 2016).
De esta forma, las organizaciones logran construir una definición donde la gente
intersubjetivamente construye significados alrededor de su actividad laboral, creando una
identidad, significados que constituyen la realidad organizacional de los miembros que la
conforman. Esto con el fin de que las personas le den un sentido a su ser y quehacer, y poder
establecer un orden y sentido común.
Durante la revisión documental sobre la cultura organizacional se plantean varios
puntos en los cuales se genera una discusión en cuanto a lo que actualmente debe significar
el término cultura y el cómo se debe utilizar a beneficio de las propias organizaciones (García,
Alonso, & Descals, 1999). Es por esto que, Edwards (2006), propone que, si bien la cultura
organizacional tiene una permanencia en el tiempo, ésta es relativa, ya que el individuo no
sólo la aprende, internaliza y reafirma su conducta, sino que además la puede transformar. Así
mismo aquellos hábitos que son requeridos para poder relacionarse y desenvolverse
internamente dentro de las empresas, lo cual permite conocer y trabajar acerca del ambiente,
de las costumbres y de todo el trabajo en general, desde una perspectiva de que todos los que
laboran en la organización se comuniquen en el mismo lenguaje y haya una homogeneidad en
los procesos de la compañía.
Es importante resaltar que la cultura organizacional es un tema que hoy en día interesa
en el estudio e intervención en las organizaciones, porque ofrecen una perspectiva privilegiada
para observar la organización en profundidad, para comprender la importancia de los símbolos
y para entender la relación entre la organización y su entorno (García,2006). Esto termina
siendo una realidad, compleja e intangible, pero vital y clave para el desarrollo y el éxito
empresarial. Una adecuada cultura de empresa resulta ser un beneficio no solo de la
organización, sino principalmente de las personas involucradas en todo el sistema productivo
(Ruiz y Sallant. 2012).
Por tal motivo es importante entender que el entorno se hace cada vez más dinámico
y complejo lo que conlleva a que las empresas estén obligadas a cambiar, y frente a este
procedimiento se deben preparar para enfrentar las turbulencias de los mercados y de golpe
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 15
garantizar su propia supervivencia. Por tanto se debe tener en cuenta su planeación
estratégica dado que a partir de la definición de la filosofía corporativa misión, visión y
valores, metas y acciones, orientaran a objetivos claros y precisos, y así podrán ejecutarse
conjuntas con los colaboradores y directivos de las empresas, a fin de consolidar relaciones y
estabilidad de trabajo duradero, y que estos se fundamenten en el fortalecimiento de las
relaciones interpersonales y el logro de los objetivos económicos (Gómez & Herrera.2014).
Si bien todas las áreas de una empresa están en constante cambio, hay que considerar
que el área de marketing aun más, por lo que lleva a una evolución de rápida tecnología, y es
aquí donde el recurso humano se convierte en un aspecto de suma importancia para la
organización, ya que se convierte en un determinante del éxito, estrechamente relacionado
con la forma en que cada trabajador percibe la organización como suya y el sentimiento de
pertenencia a la organización, apropiándose de su cultura y fusionando su trabajo y ocio, lo
que asegura un bienestar subjetivo, y también la voluntad de lograr metas laborales (Vieira-
dos Santos, & Gonçalves.2018). En la continua competitividad que se evidencia en el mercado
actual, componentes como el Liderazgo, la Cultura organizacional, el Capital humano,
desempeñan un papel importante y decisivo dentro de la competitividad de una organización.
Según Porter (2009; citados por Guerrero & Escorcia,2011, p.19) todas las áreas tienen que
competir para aportar valor a las empresas, este valor es la capacidad de satisfacer o rebasar
las necesidades de los clientes, y también de hacerlo eficientemente, es por esto que las
compañías deben ofrecer valor a sus clientes, y los países tienen que ofrecer valor como
emplazamientos de negocios. En la actualidad para una empresa que produce un producto o
un servicio, ofrecer valor social y beneficios en el capital humano empezando por quienes
hacen parte internamente de la organización, les ayudara a obtener una mejor estrategia de
competitividad por lo que la cultura en este sentido comprende las reglas y normas efectivas
de una conducta profesional, mediante procesos de socialización secundaria, los individuos
aprenden conocimientos culturales relevantes para su desempeño ocupacional profesional y
así la empresa obtiene su posicionamiento en el mercado laboral (Guerrero &
Escorcia.2011,p.20).
Cultura Organizacional y Sostenibilidad Empresarial 16
Es por lo que Chiavenato (2009; citado por Guerrero & Escorcia.2011, p.22) menciona
que ninguna “organización existe sin personas. A pesar de todos sus recursos (maquinas,
equipos, instalaciones, capital financiero y tecnología) necesitan de las personas para operar
adecuadamente en un entorno lleno de oportunidades y amenazas”. Las personas en las
empresas son el principio de fundación de ellas, el punto medio y el final de las organizaciones,
las moldean, las impulsan y, según sus acciones, su desempeño y su dinámica las llevaran al
éxito o al fracaso.
Constructo Sostenibilidad Empresarial
Para poder dar un primer acercamiento al concepto y al constructo de sostenibilidad y
desarrollo sostenible, Scade (2012) afirma que, en un principio el concepto de sostenibilidad
apuntaba básicamente a “continuar a lo largo del tiempo”, sin embargo, esta definición no
lograba satisfacer cierta “intranquilidad” que podía generar el término “insostenible”. Así que
se generó una discusión, dado que los términos “desarrollo sostenible” y “sostenibilidad”
adoptaron una connotación que se relacionaba con el medio ambiente, y posteriormente fue
tomando un tinte que incluía a las dimensiones económicas y sociales.
Quizás la primera vez que el término desarrollo sostenible vio la luz fue en 1987, en el
Informe Bruntland elaborado para la ONU. El informe realizado por una comisión de distintas
naciones fue encabezado por la doctora Gro Harlem Bruntland. El título original del informe
fue Nuestro Futuro Común (Our Common Future, en inglés). En este informe, el desarrollo
sostenible fue definido como aquel que satisface las necesidades del presente sin
comprometer las necesidades de las futuras generaciones. En aquel entonces el informe
implicó un cambio muy importante en cuanto a la idea de sostenibilidad, principalmente
ecológica, y a un marco que da también énfasis al contexto del desarrollo económico y social
(Scade, 2012, p. 4).
Para el sector empresarial, el concepto de sostenibilidad” Propone una nueva
perspectiva para el crecimiento de su organización. Al desarrollar sus actividades e
implementar cambios para ser sostenible, las empresas promueven la inclusión social,
optimizan la utilización de los recursos naturales y reducen el impacto sobre el medio
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 17
ambiente, preservando la integridad del planeta para las generaciones futuras sin despreciar
la viabilidad económica y financiera de la empresa (Sánchez, 2012, p.14).
Cevallos, en 2015, aporta un punto de vista el cual concuerda con el autor
anteriormente mencionado, al afirmar que:
La gestión ambiental debe ser vista con enfoque de sistema, como proceso orientado
a alcanzar el aprovechamiento óptimo del recurso ambiental local en función de
minimizar los impactos ambientales negativos asociados a las acciones del desarrollo,
entendido este como un proceso cualitativo de concretización de potencialidades que
puede o no entrañar crecimiento económico (Cevallos, 2015).
La sostenibilidad empresarial ha tenido un amplia búsqueda e impacto en las
organizaciones debido a que existen múltiples definiciones, principalmente desde el área
ambiental; para entender la sostenibilidad en las organizaciones y en los procesos de gestión
que se desarrollan al interior de cada empresa, se parte del concepto desarrollado por la
Organización Internacional del trabajo (OIT, 2014) bajo el cual se sitúa a la organización en el
centro de tres grandes áreas: la economía, sociedad y ambiente. Cuando una organización es
sostenible se alinea el crecimiento empresarial con la creación de empleos productivos y de
trabajo decente que contribuya al desarrollo sostenible y crecimiento del capital humano.
La sostenibilidad empresarial ha pasado por diferentes definiciones e implicaciones en
las organizaciones a raíz de los constantes cambios económicos, sociales y ambientales junto
con las nuevas necesidades que han surgido en el entorno, la necesidad de promover el
desarrollo económico sostenible es un reto para las organizaciones privadas y las instituciones
del gobierno. Según Barcellos (2010; citado por Giraldo, 2016):
Nos encontramos en una nueva realidad, en que las preocupaciones ambientales,
sociales y económicas están en el punto de la mira, lo que hace aumentar la necesidad
de gestionar estos asuntos en las empresas frente a sus grupos de interés, por otro
lado, los grupos de interés tienen altas expectativas, están informados, comunicados
conscientes, activos e influyentes, lo que genera riesgos y oportunidades. En este
contexto, desarrollo sostenible (relacionado con las dimensiones ambiental, social y
económica) puede ser una estrategia competitiva (p.25).
Cultura Organizacional y Sostenibilidad Empresarial 18
Por tanto, la sostenibilidad empresarial se convierte en una estrategia al ser su principal
objetivo el crecimiento económico con el cuidado del entorno social y la protección del medio
ambiente, pero esta gestión no es fácil ya que requiere de inversión y decisiones por parte de
los que componen la empresas, requieren apoyo de otras organizaciones externas, y también
decisiones e implementación de cambios dentro de su organización, dando flexibilidad a
diferentes factores que implican ser modificados para desarrollar e ir por el camino de ser una
empresa sostenible (Fernández,2014.p10).
es un factor clave dentro de la cultura organizacional afirmando:
The research results confirmed the importance of leadership and visionary
management, as well as the role of organizational culture and change management in
integrating corporate sustainability. Furthermore, the results reveal that the main
reasons for integrating sustainable development principles in the long-term strategy of
an organization are: the moral duty and responsibility of businesses for a clean
environment, the economic and financial advantages gained on the market, and
sustainability as a key element of organizational culture (p. 13).
Con base en lo anterior se puede afirmar que para poder adoptar esta nueva tendencia,
es necesario que se genere un cambio dentro de la organización empresarial, un cambio
estratégico, un cambio gerencial y visionario que pueda gestionar, organizar y realizar
dinámicas de eco-innovación ya sea de índole tecnológico o no tecnológico, y que este cambio
debe obedecer ciertos principios para que este desarrollo pueda mantenerse a largo plazo,
uno de ellos es el deber moral adquirido por la compañía y la responsabilidad de la misma por
un medio ambiente más limpio y una mejor utilización de los recursos naturales, por otro lado,
las ventajas financieras obtenidas en el mercado debido a la optimización de recursos y de
procesos necesarios, y por último que la sostenibilidad sea un factor que se encuentre
integrado a la cultura organizacional de la empresa, que todo su capital humano, comparta la
misma visión y misión.
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 19
Discusión
La cultura organizacional al ser un eje central como una forma de interacción entre
personas que propicia la satisfacción laboral y un rendimiento acorde a lo esperado logra así
mismo incluirse como un pilar para un desarrollo sostenible favorable dentro de cada empresa
mejorando condiciones laborales, socioeconómicas y ambientales como las relaciones
interpersonales.
De manera creciente y con el reconocimiento de los aspectos simbólicos de una
organización, han tomado fuerza las perspectivas culturales referentes a la organización, como
también el incluir un desarrollo sostenible. Hoy en día se habla de diferentes estrategias
gerenciales de cambio, como por ejemplo reingeniería, planeación estratégica, gerencia de la
calidad total, cambio cultural, responsabilidad social, cuidado del medio ambiente, etc. Para
lograr el cambio organizacional deseado es necesario cambiar las conductas de las personas,
fexibilizar estrategias guiadas por valores para darle un verdadero cambio organizacional
(Álvarez, 2016, p. 4)
De acuerdo con los componentes que se plantearon en un principio, cultura
organizacional y desarrollo sostenible, se puede observar que autores como Rodríguez, (2009),
Marulanda (2016), Edwards (2006) concluyen que la cultura organizacional es definida como
una instauración de prácticas sociales compuestas de valores, creencias, costumbres,
tradiciones y que esta tiene una permanencia en el tiempo siendo a su relativa, ya que el
individuo no sólo la aprende, internaliza y reafirma su conducta, sino que además la puede
transformar. Por otro lado, autores como Sánchez (2012) definen sostenibilidad como una
estrategia cuyo objetivo es el crecimiento económico con el cuidado del entorno social y la
protección del medio ambiente
A raíz de la importancia que se ha venido generando respecto al medio ambiente, las
empresas han optado por incorporar una estrategia que logre darle éxito y efectividad en sus
resultados, y es un desarrollo sostenible, siendo esta un objetivo principal a la hora de
evidenciar un buen desempeño socioeconómico, desarrollo humano y de reducir el impacto
de contaminación ambiental. Además, esto resulta importante ya que ha venido
incrementándose la tendencia de empresas con “huella verde” que adicional a ser más
Cultura Organizacional y Sostenibilidad Empresarial 20
eficientes a la hora de aprovechar los recursos, genera en el consumidor final un sentimiento
de contribución el ambiente al consumir o adquirir estos bienes o servicios, incluso a querer
ser parte o portar el estandarte que lleve la compañía. Es por tanto que, al implementar un
desarrollo sostenible en las empresas, se debe también pensar en cómo flexibilizar y adaptar
este cambio a la cultura organizacional, con el fin de lograr una identificación de factores que
poseen estas organizaciones en cuanto a sostenibilidad tomando en consideración el impacto
en la economía, sociedad y ambiente.
Por otra parte, es importante resaltar que no existe suficiente información o evidencia
científica que relacione directamente la cultura organizacional y la sostenibilidad empresarial,
para así poder establecer cuáles son los criterios que están inmersos en dicha relación. Sin
embargo, dada la poca información respecto a estos temas, realizando un análisis sistemático
de la literatura, es posible establecer una corta y superficial relación entre ambos, la cual podrá
ser utilizada como hipótesis para futuras investigaciones.
La sostenibilidad empresarial más allá de la economía, ambiente y sociedad requiere
de modelos de gestión que respondan a las necesidades de los mercados y se ajusten a la
realidad de las organizaciones con el fin de perdurar en el mercado y lograr posiciones
competitivas que permitan buenos resultados financieros (Giraldo P,2016).Para que se den
estos modelos toda la empresa debe trabajar en conjunto, esto incluye reforzar, mantener y
apropiar la cultura organizacional, por una simple razón: los empleados estarán inclinados a
tener prioridades y metas si esta cultura lo refleja, es una relación entre los valores
institucionales y todo el equipo de trabajo, esto hace que aprecien más la empresa y se logren
construir cambios que reflejan un avance por tener un desarrollo sostenible.
Ingrid Tatiana ARAGÓN RAMÍREZ – Juan Felipe AVILA GÓMEZ (2020) 21
Referencias
Albarracín, E. J. G., & de Lema, D. G. P. (2011). Impacto de la cultura intraemprendedora en el
rendimiento de las MIPYME del sector turístico colombiano: Un estudio empírico.
investigación y Ciencia: de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, (52), 27-36.
Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4034405
Álvarez, C. M. G. (2006). Una aproximación al concepto de cultura organizacional. Universitas
psychologica, 5(1), 163-174.
Carro-Suárez, J., Sarmiento-Paredes, S., & Rosano-Ortega, G. (2017). La cultura organizacional
y su influencia en la sustentabilidad empresarial. La importancia de la cultura en la
sustentabilidad empresarial. Estudios gerenciales, 33(145), 352-365.
Cevallos, G. (2015): Modelos de gestión ambiental: análisis comparativo desde la
multidimensionalidad y el contexto local. Revista DELOS: Desarrollo Local Sostenible,
n. 24 (octubre 2015). En línea:
http://www.eumed.net/rev/delos/24/ecoeficiencia.html
Dinero (2014). No solo cifras. De la sección de página web https://www.dinero.com/edicion-
impresa/caratula/articulo/sostenibilidad-empresas/202111
Edwards, A. A. (2006). El diagnóstico de la cultura organizacional o las culturas de la cultura.
Global media journal, 3(6), 0.
Fernández, M. J. R. (2014). Responsabilidad Social Empresarial: su contribución al desarrollo
sostenible. eXtoikos, (15), 49-57.
García, J. C. S., Claver, B. T., Yurrebaso, A., & Carrizo, A. L. (2006). Cultura organizacional:
Desentrañando vericuetos. AIBR: Revista de Antropología Iberoamericana, 1(3), 3.
Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2147316
García, J. C. S., Alonso, E., & Descals, F. J. P. (1999). El concepto de cultura organizacional, sus
fundamentos teóricos e investigación en España. Revista de psicología general y
aplicada: Revista de la Federación Española de Asociaciones de Psicología, 52(2), 287-
299
Giraldo Palacio, J. P. (2016). Factores de gestión para la sostenibilidad empresarial en las
pequeñas y medianas empresas del sector industrial. Recuperado de
https://repositorio.unillanos.edu.co/jspui/bitstream/001/508/1/Informe%20Final%20Tesis%
20Factores%20de%20Gestion%20para%20la%20Sostenibilidad%20Empresarial%202.1.pdf
Gómez, J. M., & Herrera, T. J. F. (2014). Análisis de los factores determinantes de la cultura
organizacional en el ambiente empresarial. Entramado, 10(1), 96-105.
Guerrero, E. F. C., & Escorcia, J. M. D. (2011). Influencia de la Cultura Organizacional en la
Competitividad de las Empresas. Escenarios, 9(1), 18-23
Hernández, G. C., Galvis, S. M. M., & Narváez, K. Y. T. (2003). Cultura organizacional y bienestar
laboral. Cuadernos de administración, 16(25), 109-137. Disponible en
https://www.redalyc.org/pdf/205/20502506.pdf
La fuente A. M. G., & Paula, L. B. (2011). Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el
siglo XXI. Revista Galega de Economía, 20(2), 1-22.
Marulanda, C., López, M., & López, F. (2016). La cultura organizacional y las competencias para
la gestión del conocimiento en las pequeñas y medianas empresas (pymes) de
Colombia. Información tecnológica, 27(6), 03-10.
Martínez, C. L., Pinzón, A. J., & Velásquez, E. L. (2015). La fusión de la gerencia humanista y el
aprendizaje organizacional producen organizaciones sostenibles y de excelencia.
Revista Escuela de Administración de Negocios, (78), 74-91
Moreno, B., Muñoz, M., Cuellar, J., Domancic, S., & Villanueva, J. (2018). Revisiones
Sistemáticas: definición y nociones básicas. Revista clínica de periodoncia,
implantología y rehabilitación oral, 11(3), 184-186.
Muñoz, Ó. A., & del Castillo, R. M. (2013). Cultura organizacional en una empresa propiedad
de sus trabajadores. Cuadernos de administración, 26(47), 259-283
OIT (2014). Empresas Sostenibles Creación de más y mejores empleos. Ginebra: Organización
Internacional del Trabajo.
Pablo, R. P., Carmen, R. A., & Ricardo, M. C. (2012). Cultura organizacional ética y generación
de valor sostenible. Investigaciones europeas de Dirección y Economía de la Empresa,
18(1), 17-31.
and Organizational Change for Corporate Sustainability. [Journal:] Amfiteatru
Economic Journal [ISSN:] 2247-9104 [Volume:] 14 [Year:] 2012 [Issue:] 32 [Pages:] 404-
419. Recuperado de: https://www.econstor.eu/handle/10419/168760
Pérez, F. O. M. (2010). Modelo alternativo para la sostenibilidad empresarial. Cuadernos de
administración, (44), 41-56.
Portales, L., de la Torres, C. G., Ruelas, G. C., & Pérez, O. A. (2009). Modelo de sustentabilidad
empresarial penta-dimensional: Aproximación teórica. Administración y
organizaciones, 12(23), 113-129.
Rodríguez, C (2012). Sostenibilidad en las empresas. Escuela de organización industrial.
Recuperado de
https://www.eoi.es/blogs/carollirenerodriguez/2012/05/20/sostenibilidad-en-las-
empresas.
Ruiz Ruiz, M, & Sallandt, U. (2012). Cultura organizacional y educativa: Un sincretismo para el
éxito empresarial. Ingeniería Industrial, (30), 125-141 Disponible en:
https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3374/337428496007
Ruiz, Y. B., & Naranjo, J. C. (2012). La investigación sobre cultura organizacional en Colombia:
una mirada desde la difusión en revistas científicas. Diversitas: perspectivas en
psicología, 8(2), 285-307.
Sánchez Sumelzo, N. (2012). La sostenibilidad en el sector empresarial: importancia de los
distintos grupos de interés en el proceso de cambio a sostenibilidad en el sector
empresarial (Master's thesis, Universitat Politècnica de Catalunya). Recuperado de
https://upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2099.1/18820/TFM_NSanchez_La%2
Scade, J. (2012) Responsabilidad social y Sostenibilidad empresarial. EOI Escuela de
Organización Industrial. Recuperado de:
Vieira-dos Santos, J., & Gonçalves, G. (2018). Organizational Culture, Internal Marketing, and
Perceived Organizational Support in Portuguese Higher Education Institutions. Revista