Confirmacion en Word

of 29 /29
Colegio Montealto Ceremonia de Confirmación LITURGIA EUCARÍSTICA Mientras se llevan las ofrendas y se prepara el altar, el coro interpreta el Canto del ofertorio “Ave Maria” (Tomás Luis de Victoria) El Obispo toma la patena con el pan y dice en secreto: Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros pan de vida. Después toma el cáliz y dice en secreto: Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino, fruto de la vid y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros bebida de salvación. A continuación, inclinado, dice en secreto: Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; que éste sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia, Señor, Dios nuestro. El Obispo inciensa las ofrendas y el altar. Luego, a un lado de altar, se lava las manos, diciendo en secreto: Lava del todo mi delito, Señor, limpia mi pecado. Terminada la incensación , dice: Orad, hermanos, para que este sacrificio, mío y vuestro, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso. R/. El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia. Oración sobre las ofrendas El Obispo: Recibe, Señor, las ofrendas de estas hijas tuyas, configuradas hoy más perfectamente con Cristo, que con su muerte nos mereció el don del Espíritu; y concédeles que la participación en la Eucaristía, memorial de la Pascua del Señor, les impulse a dar testimonio de Jesucristo tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. 18 19

Transcript of Confirmacion en Word

Page 1: Confirmacion en Word

Colegio Montealto Ceremonia de Confirmación

LITURGIA EUCARÍSTICA

Mientras se llevan las ofrendas y se prepara el altar, el coro interpreta el

Canto del ofertorio“Ave Maria”

(Tomás Luis de Victoria)

El Obispo toma la patena con el pan y dice en secreto:

Bendito seas, Señor, Dios del universo,por este pan,fruto de la tierray del trabajo del hombre,que recibimos de tu generosidady ahora te presentamos;él será para nosotros pan de vida.

Después toma el cáliz y dice en secreto:

Bendito seas, Señor, Dios del universo,por este vino, fruto de la vidy del trabajo del hombre,que recibimos de tu generosidady ahora te presentamos;él será para nosotros bebida de salvación.

A continuación, inclinado, dice en secreto:

Acepta, Señor, nuestro corazón contritoy nuestro espíritu humilde;que éste sea hoy nuestro sacrificioy que sea agradable en tu presencia,Señor, Dios nuestro.

El Obispo inciensa las ofrendas y el altar. Luego, a un lado de altar, se lava las manos, diciendo en secreto:

Lava del todo mi delito, Señor,limpia mi pecado.

Terminada la incensación , dice:

Orad, hermanos,para que este sacrificio, mío y vuestro,sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.

R/. El Señor reciba de tus manos este sacrificio,para alabanza y gloria de su nombre,para nuestro bieny el de toda su santa Iglesia.

Oración sobre las ofrendas

El Obispo:

Recibe, Señor, las ofrendas de estas hijas tuyas, configuradas hoy más perfectamente con Cristo, que con su muerte nos mereció el don del Espíritu; y concédeles que la participación en la Eucaristía, memorial de la Pascua del Señor, les impulse a dar testimonio de Jesucristo tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos.R/. Amén.

18 19

Page 2: Confirmacion en Word

Colegio Montealto Ceremonia de Confirmación

PLEGARIA EUCARÍSTICA

Prefacio de la Confirmación

El Obispo:El Señor esté con vosotros.R/. Y con tu espíritu.V/. Levantemos el corazón.R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor.V/. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.R/. Es justo y necesario.

En verdad es justo darte gracias,es bueno cantar tu gloria,Padre Santo, fuente y origen de todo bien.

Tú, en el Bautismo, das nueva vida a los creyentesy los haces partícipesdel misterio pascual de tu Hijo.

Tú los confirmas con el sello de tu Espíritu,mediante la imposición de manosy la unción real del crisma.

Así, renovados a imagen de Cristo,el ungido por el Espíritu Santoy enviado para anunciar la buena nueva de la salvación,los haces tus comensales en el banquete eucarísticoy testigos de la feen la Iglesia y en el mundo.

Por eso, nosotros,reunidos en esta asamblea festiva,para celebrar los prodigios de un renovado Pentecostés,y unidos a los Ángeles y a los Santos,cantamos el himno de tu gloria:

Toda la asamblea se une en el canto del:“Sanctus”

(Franz Schubert)

7. Por nuestros padres y padrinos para que con su palabra y ejemplo nos ayuden a seguir a Cristo y ser fieles a la fe. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

8. Por las alumnas de nuestro Colegio, para que seamos responsables de la formación que día a día recibimos de nuestros padres y profesoras. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

9. Por todos los jóvenes que, como nosotras, dan un paso importante en su vida cristiana recibiendo la Confirmación, para que secundemos la acción del Espíritu Santo en nuestras almas. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

Obispo:Oh Dios, que aumentas siempre tu Iglesia con nuevos hijos, y

a los que han nacido del agua del Bautismo les das también la plenitud de tu Espíritu: concede a cuantos han completado hoy su iniciación cristiana, y a toda su familia santa, manifestar en su vida los sacramentos que con fe han recibido. Por Jesucristo nuestro Señor.

R/. Amén.

20 17

Page 3: Confirmacion en Word

Colegio Montealto Ceremonia de Confirmación

ORACIÓN DE LOS FIELES

El Obispo dice:

Oremos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso y ya que es una misma la fe, la esperanza y el amor que el Espíritu Santo ha infundido en todos nosotros, que nuestra oración sea también unánime ante la presencia de nuestro Padre común.

Un(a) lector(a):

1. Por la santa Iglesia de Dios, para que congregada por el Espíritu Santo en la confesión de una misma fe, crezca en el amor y se dilate por el mundo entero hasta la venida de Cristo. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

2. Por el Santo Padre Juan Pablo II, sucesor de Pedro y Pastor de la grey de Cristo, para que en su ministerio al servicio de los cristianos y de todos los hombres esté siempre lleno de la sabiduría, del consuelo y de la fortaleza del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

3. Por nuestro Obispo Antonio María y sus Obispos Auxiliares, por nuestro Vicario Javier y por los sacerdotes presentes: para que sean testigos de la fe ante el pueblo a ellos encomendado. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

4. Por España y por todas las naciones: para que cese y desaparezca el terrorismo, la guerra y todo germen de violencia, las víctimas alcancen el descanso eterno, y todos la paz de Dios. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

5. Por nosotras, que acabamos de ser confirmadas, para que el Espíritu Santo nos fortalezca en la fe y nos haga crecer en el amor, y así demos con nuestras vidas testimonio de Jesucristo, roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

6. Por las personas de todos los pueblos y razas, en especial por los más débiles y necesitados, para que encuentren en nosotros, los cristianos, al buen samaritano. Roguemos al Señor.

R/. Te rogamos, óyenos.

Plegaria Eucarística III

El Obispo, con las manos extendidas:

Santo eres en verdad, Padre,y con razón te alaban todas tus criaturas,ya que por Jesucristo, tu Hijo, Señor nuestro,con la fuerza del Espíritu Santo,das vida y santificas todo,y congregas a tu pueblo sin cesar,para que ofrezca en tu honorun sacrificio sin manchadesde donde sale el sol hasta el ocaso.

Los concelebrantes, extendiendo las manos sobre las ofrendas:

Por eso, Padre, te suplicamosque santifiques por el mismo Espírituestos dones que hemos separado para ti,de manera que sean

Cuerpo y + Sangre de Jesucristo,Hijo tuyo y Señor nuestro, que nos mandó celebrar estos misterios.Porque él mismo,la noche en que iba a ser entregado,tomó pan,y dando gracias te bendijo,lo partióy lo dio a sus discípulos, diciendo:

TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL,PORQUE ESTO ES MI CUERPO,QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.

El Obispo muestra al pueblo el pan consagrado, lo deposita luego sobre la patena y lo adora haciendo genuflexión.

Del mismo modo, acabada la cena,tomó el cáliz,

16 21

Page 4: Confirmacion en Word

Colegio Montealto Ceremonia de Confirmacióndando gracias te bendijo,

y lo pasó a sus discípulos, diciendo:

TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL,PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROSY POR TODOS LOS HOMBRESPARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.

El Obispo muestra el cáliz al pueblo, lo deposita luego sobre el corporal y lo adora haciendo genuflexión.

Luego el Obispo y el pueblo aclaman:V/. Este es el Sacramento de nuestra fe.R/. Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!

Los concelebrantes, con las manos extendidas:

Así, pues, Padre,al celebrar ahora el memorialde la Pasión salvadora de tu Hijo,de su admirable resurrección y ascensión al cielo,mientras esperamos su venida gloriosa,te ofrecemos, en esta acción de gracias,el sacrificio vivo y santo.

Dirige tu mirada sobre la ofrenda de tu Iglesia,y reconoce en ella la Víctimapor cuya inmolaciónquisiste devolvernos tu amistad,para que, fortalecidoscon el Cuerpo y la Sangre de tu Hijoy llenos de su Espíritu Santo,formemos en Cristoun solo cuerpo y un solo espíritu.

Primer concelebrante, con las manos extendidas:Que él nos transforme en ofrenda permanente,para que gocemos de tu heredad

junto con tus elegidos:

CRISMACIÓN

MoniciónHemos llegado al momento culminante de la celebración. El Señor Vicario les

impondrá la mano y las marcará con la cruz gloriosa de Cristo para significar que son propiedad del Señor. Las ungirá con óleo perfumado. Ser crismado es lo mismo que ser Cristo, ser mesías, ser ungido. Y ser mesías y cristo comporta la misma misión que el Señor: dar testimonio de la verdad y ser, por el buen olor de las obras cotidianas, fermento de santidad en el mundo.

Seguidamente se le presenta el santo crisma al Obispo.

Se acercan al Obispo las confirmandas.El padrino o la madrina coloca su mano derecha sobre el hombro de la confirmanda, y dice al Obispo el nombre de ésta.

El Obispo moja el dedo pulgar de su mano derecha en el santo Crisma y hace con el mismo la señal de la cruz sobre la frente de la confirmanda, diciendo:

[N.] , recibe por esta señal el Don del Espíritu Santo.

Y la confirmada responde: Amén.

El Obispo añade: La paz sea contigo.

Y la confirmada responde Y con tu espíritu.

Entretanto el coro entona, como música de fondo, el himno “Veni Creator” (Gregoriano)

Terminada la unción, el Obispo se lava las manos.

16 21

Page 5: Confirmacion en Word

Colegio Montealto Ceremonia de Confirmación

16 21

Page 6: Confirmacion en Word

IMPOSICIÓN DE LAS MANOS

Monición

Después de la profesión de fe de las confirmandas, el Sr. Vicario, repitiendo el mismo gesto que usaban los Apóstoles, va a imponer sus manos sobre las que ahora se van a confirmar, pidiendo al Espíritu Santo que las consagre como piedras vivas de la Iglesia. Unámonos a su plegaria y oremos en silencio al Señor.

El Obispo (teniendo a ambos lados a los presbíteros que le acompañan) de pie, con las manos juntas y de cara al pueblo, dice:

Oremos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso y pidámosle que derrame el Espíritu Santo sobre estas hijas de adopción que renacieron ya a la vida eterna en el Bautismo, para que las fortalezca con la abundancia de sus dones, las consagre con su unción espiritual y haga de ellas imagen perfecta de Jesucristo.

Todos oran en silencio unos instantes.Después el Obispo impone las manos sobre todas las confirmandas.

Mientras tanto, el Obispo dice:

Dios todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que regeneraste, por el agua y el Espíritu Santo, a estas siervas tuyas y las libraste del pecado: escucha nuestra oración y envía sobre ellas el Espíritu Paráclito; llénalas de espíritu de sabiduría y de inteligencia, de espíritu de consejo y de fortaleza, de espíritu de ciencia y de piedad, y cólmalas del espíritu de tu santo temor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

R./. Amén.

con María, la Virgen Madre de Dios,los apóstoles y los mártires, y todos los santos,por cuya intercesiónconfiamos obtener siempre tu ayuda.

Segundo concelebrante, con las manos extendidas:

Te pedimos, Padre,que esta Víctima de reconciliacióntraiga la paz y la salvación al mundo entero.Confirma en la fe y en la caridad a tu Iglesia, peregrina en la tierra:a tu servidor, el Papa Juan Pablo,a nuestro Obispo Antonio Maríay sus Obispos Auxiliares,al orden episcopal,a los presbíteros y diáconos,y a todo el pueblo redimido por ti.

En la misa de la Confirmación:Ayuda a tus hijas que hoy has confirmadomarcándolas con el sello del Espíritu Santo.Custodia en ellas el don de tu amor.

Atiende los deseos y súplicas de esta familiaque has congregado en tu presencia.Reúne en torno a ti, Padre misericordioso,a todos tus hijos dispersos por el mundo.

A nuestros hermanos difuntosy a cuantos murieron en tu amistadrecíbelos en tu reino,donde esperamos gozar todos juntosde la plenitud eterna de tu gloria,por Cristo, Señor nuestro,por quien concedes al mundo todos los bienes.

Los concelebrantes:Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.R/. Amén.

12 25

Page 7: Confirmacion en Word

DE LA COMUNIÓN

El Obispo:Fieles a la recomendación del Salvadory siguiendo su divina enseñanza,nos atrevemos a decir:

O bien:Llenos de alegría por ser hijos de Diosdigamos confiadamentela oración que Cristo nos enseñó.

Todos:Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino;hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.Danos hoy nuestro pan de cada día;perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;no nos dejes caer en la tentación,y líbranos del mal.

El Obispo, con las manos extendidas:

Líbranos de todos los males, Señor,y concédenos la paz en nuestros días,para que, ayudados por tu misericordia,vivamos siempre libres de pecadoy protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venidade nuestro Salvador Jesucristo.

Todos:Tuyo es el reino,tuyo el poder y la gloria por siempre, Señor.

Obispo: ¿Trabajaréis por la salvación de todos los hombres?Confirmandas: Sí, trabajaré.

Obispo: Y vosotros, padres, padrinos y fieles de esta Comunidad: ¿asentís con estas confirmandas, reconociendo que ésta es nuestra fe?Todos: Sí, ésta es nuestra fe.

Obispo: ¿Reconocéis que es la fe de la Iglesia?Todos: Sí, ésta es la fe de la Iglesia.

Obispo: ¿Os gloriáis de profesar esta fe en Cristo Jesús, Señor nuestro?Todos: Sí, nos gloriamos de profesar esta fe en Cristo Jesús, Señor nuestro.

12 25

Page 8: Confirmacion en Word

RENOVACIÓN DE LAS PROMESAS DEL BAUTISMO(hace las veces de la Profesión de fe o Credo)

Obispo: ¿Estáis dispuestas a luchar contra el pecado que se manifiesta entre otras cosas en: el egoísmo, la envidia, la venganza, la mentira, etcétera?Confirmandas: Sí, estoy dispuesta.

Obispo: ¿Estáis dispuestas a perdonar cuando os hagan una injuria, a amar incluso a los que no os quieren bien, a ayudar a los que os necesiten, aunque no sean vuestros amigos?Confirmandas: Sí, estoy dispuesta.

Obispo: ¿Creéis en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?Confirmandas: Sí, creo.

Obispo: ¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació de Santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos, y está sentado a la derecha de Dios Padre?Confirmandas: Sí, creo.

Obispo: ¿Creéis en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que hoy os será comunicado de un modo singular por el sacramento de la Confirmación, como fue dado a los Apóstoles en día de Pentecostés?Confirmandas: Sí, creo.

Obispo: ¿Creéis en la Santa Iglesia Católica, en la Comunión de los Santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de los muertos, y en la vida eterna?Confirmandas: Sí, creo.

Obispo: Y de acuerdo con el Evangelio de Jesucristo ¿confiaréis siempre en Dios en todas las circunstancias de la vida?Confirmandas: Sí, confiaré.

Obispo: ¿Trataréis a todos los hombres como hermanos vuestros?Confirmandas: Sí, los trataré.

Obispo: ¿Imitaréis en todo a Jesucristo?Confirmandas: Sí, lo imitaré.

El Obispo, con las manos extendidas:

Señor Jesucristo,que dijiste a tus apóstoles:«La paz os dejo, mi paz os doy»,no tengas en cuenta nuestros pecados,sino la fe de tu Iglesiay, conforme a tu palabra,concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

El Obispo anuncia y ofrece al pueblo la paz de Cristo, y éste la acoge con su respuesta:

V/. La paz del Señor esté siempre con vosotros.R/. Y con tu espíritu.V/. Daos fraternalmente la paz.

Mientras el Obispo parte el pan consagrado sobre la patena y deja caer una parte del mismo en el cáliz, dice en secreto:

El Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo,unidos en este cáliz,sean para nosotros alimento de vida eterna.

Entretanto se canta:

“Cordero de Dios”(F. Palazón)

Sólo el Obispo dice en secreto una de las dos oraciones siguientes:

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo,que por voluntad del Padre,cooperando el Espíritu Santo,diste con tu muerte la vida al mundo,líbrame, por la recepción de tu Cuerpo y de tu Sangre,de todas mis culpas y de todo mal.Concédeme cumplir siempre tus mandamientosy jamás permitas que me separe de ti.

O bien:

12 25

Page 9: Confirmacion en Word

Señor Jesucristo,la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangreno sea para mí un motivo de juicio y condenación,sino que, por tu piedad,me aproveche para defensa de alma y cuerpoy como remedio saludable.

El Obispo:Éste es el Cordero de Dios,que quita el pecado del mundo.Dichosos los invitados a la cena del Señor.

R/. Señor, no soy digno de que entres en mi casa,pero una palabra tuya bastará para sanarme.

Antífona de comuniónAlegraos en el Señor los que habéis sido iluminados, habéis gustado el don celestial y habéis sido hechos partícipes del Espíritu Santo.

Cantos de comunión

“Ave Verum Corpus”(W.A. Mozart)

“Quédate, buen Jesús”(Iruarrizaga)

Oración después de la comuniónEl Obispo:

Oremos.Te pedimos, Señor, que continúes favoreciendo a estas hijas tuyas a quienes has ungido con el don del Espíritu Santoy has alimentado con el sacramento de tu Hijo;haz que, superando las dificultades de la vida,alegren con su santidad a la Iglesia y, por medio de sus obras y de su amor,la hagan crecer en el mundo.Por Jesucristo nuestro Señor.

R/. Amén.Antes de la despedida se canta:

Regina Coeli

PRESENTACIÓN DE LAS QUE SE VAN A CONFIRMARAcabado el Evangelio, el Obispo se sienta en su sede. Entonces, el sacerdote responsable de la catequesis presenta a las que se van a confirmar, y declara que han recibido la adecuada preparación , con estas palabras u otras semejantes:

Querido Señor Vicario, queridos hermanos:ha llegado el momento de presentaros a estas jóvenes que desean recibir el sacramento

de la Confirmación. Y bien sabe Dios que lo hago con gran alegría.Durante varios años, han participado en el itinerario catequético de formación

intelectual, humana y cristiana, que se les ofrece en el Colegio Montealto en orden a su crecimiento integral. Ha sido un largo camino que, con la gracia de Dios, cada una trata de recorrer con espíritu eclesial.

Entiendo, con los sacerdotes y catequistas que han colaborado, que ahora están preparadas y dispuestas para recibir dignamente el Sacramento y, con él, la plenitud del Espíritu Santo. A su vez, saben que éste no es el final de un recorrido, sino un momento crucial para reafirmar su fe ante Dios y ante su Pueblo. Ellas quieren seguir adelante y a ello se comprometen con la ayuda del Espíritu.

Señor Vicario: por todo lo expuesto, le ruego que se digne conferir el sacramento de la Confirmación a quienes ahora voy a presentar:

Lista de alumnas que se confirman (vid. pág. 28)

Una alumna que se va a confirmar manifiesta, en nombre de todas, sus disposicionesSeñor Vicario, D. Javier Cuevas, y hermanos que nos acompañáis en este momento tan

importante. En nombre de mis compañeras y mío, manifiesto el deseo de recibir el don del Espíritu Santo, para que se incremente la presencia del Huésped del alma, fuente de vida con la que Cristo nos reanima.

Hemos tomado esta decisión después de haber valorado las razones que nos llevan a responder a la vocación cristiana a la que hemos sido llamadas, y de haber participado en los medios de formación que nos han permitido llegar hasta aquí.

Al Señor Vicario y a todos, os pedimos vuestra oración.

El Obispo pronuncia la homilía. La concluye con estas o parecidas palabras, que destacan la relación del Bautismo con la Confirmación:

Y ahora, antes de recibir el don del Espíritu Santo, conviene que renovéis ante mí, pastor de la Iglesia, y ante los fieles aquí reunidos, testigos de vuestro compromiso, la fe que vuestros padres y padrinos, en unión de toda la Iglesia, profesaron el día de vuestro bautismo.

12 25

Page 10: Confirmacion en Word

Aleluya y versículo antes del Evangelio (Juan 14, 16)

R/. Aleluya, aleluya.V/. Rogaré al Padre y os enviará otro Abogado, dice el Señor,

que estará siempre con vosotros.R/. Aleluya, aleluya.

Evangelio (Juan 7, 37b-39)Manarán torrentes de agua viva.

V/. El Señor esté con vosotros. R/. Y con tu espíritu.

+ Lectura del santo Evangelio según san Juan.R/. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús en pie gritaba:- El que tenga sed, que venga a mí; el que cree en mí, que beba.(Como dice la Escritura: de sus entrañas manarán torrentes de agua viva).Decía esto refiriéndose al Espíritu, que habían de recibir los que creyeran en

Él. Todavía no se había dado el Espíritu, porque Jesús no había sido glorificado.

V/. Palabra del Señor.R/. Gloria a ti, Señor Jesús.

RITO DE CONCLUSIÓN

El Obispo:

V/. Dios Padre Todopoderoso, que os adoptó como hijas, haciéndoos renacer del agua y del Espíritu Santo, os bendiga y os haga siempre dignas de su amor.

R/.Amén.

V/. El Hijo Unigénito de Dios, que prometió que el Espíritu de verdad estaría siempre en la Iglesia, os bendiga y os fortalezca en la confesión de la fe verdadera.

R/. Amén

V/. El Espíritu Santo que encendió en el corazón de los discípulos el fuego del amor, os bendiga y, congregándoos en la unidad, os conduzca a los gozos del reino eterno.

R/. Amén.

Y a continuación añade:

La bendición de Dios todopoderoso,

Pa + dre, Hi + jo y Espíritu + Santo descienda sobre vosotros.

R/. Amén.V/. Podéis ir en paz.R/. Demos gracias a Dios.

10 27

Page 11: Confirmacion en Word

LISTA DE ALUMNAS

Ana Aguado OrtegaOlivia Aranzubia PardoMaría Arribas VerdejoMaría Arsuaga VillacierosLucía Bareño Ortiz-EchagüeCristina Barrero SabaterTeresa May Mª José Barriola Ortiz de ZárateCristina Benito PascualIsabel Bofarull MolloLidia Bujalance RodríguezAna Cámara MuncharazMª del Carmen Camblor EchánovePatricia Carrasco BerthomierAlejandra Carrillo ArriolaAlmudena Cires HernándezMaría Corpas PeñaSusana Cortés CabezudoCayetana de la Cueva CalderónSusana Choya LoboBelén Díaz MerloSofía Díez ÁlvarezPaloma Domínguez GarcíaLaura Domínguez PérezMaría Cristina Durán SeoaneMaría del Dulce Nombre Echegaray MaldonadoMaría Camila Escat GarcíaCelia María Fernández Alonso de VelascoMaría Fernández-Carrión AlcocerFátima Galdón CuestaVictoria Eugenia Gálvez VillarrubiaAmaya Gallego ErrozFátima de las Mercedes García ArenillasMaría García-Nieto Sánchez

V/. Todos ellos aguardan a que les des comida a su tiempo;se la entregas, y la toman,abres tu mano, y se sacian de bienes.

R/. Envías tu Espíritu, Señor, y renuevas la faz de la tierra.

V/. Envías tu aliento, y los creas,y repueblas la faz de la tierra. Gloria a Dios para siempre, goce el Señor con sus obras.

R/. Envías tu Espíritu, Señor, y renuevas la faz de la tierra.

V/. Cantaré al Señor mientras viva,tocaré para mi Dios mientras exista: que le sea agradable mi poema,y yo me alegraré con el Señor.

R/. Envías tu Espíritu, Señor, y renuevas la faz de la tierra.

Segunda lectura (Romanos 8, 14-17)Los que son guiados por el Espíritu, éstos son hijos de Dios.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los Romanos.

Hermanos:Los que se dejan llevar por el Espíritu de Dios, ésos son hijos de Dios.

Habéis recibido, no un espíritu de esclavitud, para recaer en el temor, sino un espíritu de hijos adoptivos, que nos hace gritar: «¡Abba!» (Padre).

Ese Espíritu y nuestro espíritu dan un testimonio concorde: que somos hijos de Dios; y, si somos hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, ya que sufrimos con él para ser también con él glorificados.

Palabra de Dios.R/. Te alabamos, Señor.

10 27

Page 12: Confirmacion en Word

LITURGIA DE LA PALABRA

Monición previaComenzamos ahora la lectura de la Palabra de Dios, que es siempre luz para

nosotros. Y por esto, hoy, queremos prestarle especial atención, para que llegue a nuestro corazón, y nos haga vivir a fondo la vida nueva del Espíritu. Con fe, y en actitud de oración, escuchemos las lecturas del Antiguo y Nuevo Testamento.

Primera lectura (Isaías 11, 1-4a)Sobre él se posará el Espíritu del Señor.

Lectura del profeta Isaías

En aquel día: brotará un renuevo del tronco de Jesé. Un vástago florecerá de su raíz.

Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de ciencia y discernimiento, espíritu

de piedad y temor del Señor.

Le inspirará el temor del Señor.

No juzgará por apariencias, ni sentenciará de oídas; defenderá con justicia al

desamparado, con equidad dará sentencia al pobre.

Palabra de Dios.R/. Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (del Salmo 103)

R/. Envías tu Espíritu, Señor, y renuevas la faz de la tierra.

V/. Bendice, alma mía, al Señor.¡Dios mío, qué grande eres!Cuántas son tus obras, Señor,y todas las hiciste con sabiduría,la tierra está llena de tus criaturas.

R/. Envías tu Espíritu, Señor, y renuevas la faz de la tierra.

María Gomeza UrizarMª del Mar Cristina González FernándezMaría Cruz González LópezAna González-Cela AndrésAndrea Guerrero BallvéMaría Gutiérrez ArúsSara Gutiérrez MartínezBelén Heydt PagolaMacarena Hiraldo SimoAngela Ibáñez SabaterMaría Jiménez de los Galanes BermúdezMª del Rocío Latasa VassalloAndrea López LandaHilda Mª de la Caridad López-Angulo de la CruzMaría Malandi AlluéMiriam Martínez AlluéClara Mª Coral de Mendoza AsensiMª Lourdes Menéndez de MiguelInés Monfort GonzálezRocío Morata GutiérrezMaría Moreno GonzálezCarolina Muñoz-Cobo GalloMarta Navasqüés TorrobaSofía Mª Niethardt del CastilloEva Mª de Pablo CabezasTamara Padrino MorenoMª Luisa Pérez de Ascanio Gómez-PablosAlejandra Pinilla PagnonMª Ana Querejeta RocaAlejandra Ramos López-QuesadaMª del Carmen Rego BárcenaPatricia Rodríguez AlbiolAlmudena Rodríguez VázquezMª del Pino Salinero de VicenteBegoña Sánchez de León Ramón-BorjaIsabel Sánchez GarcíaSusana Sánchez Renieblas

10 27

Page 13: Confirmacion en Word

Verónica Cristina de Santiago GómezElena Santos MayorgaSara Sanz VegazoMaría Teresa Seisdedos RodríguezAdela María Solís GarcíaMónica Tauler San MiguelAdriana de Toro EstebanMarta Tuñón MerinoTeresa Turmo TejedorMaite Unibaso LópezAna Mª Wesolowski ValenzuelaAngela Marina Yoldi DomínguezD. José Merino Gálvez

tú que estás sentado a la derecha del Padre, / ten piedad de nosotros;porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor,sólo tú Altísimo Jesucristo,con el Espíritu Santo / en la gloria de Dios Padre. / Amén.

Oración colecta

El Obispo:

Te pedimos Dios de poder y misericordia, que envíes tu Espíritu Santo, para que, haciendo morada en nosotros, nos convierta en templos de su gloria. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.R/. Amén.

10 27

Page 14: Confirmacion en Word

10 27

Page 15: Confirmacion en Word

Yo confieso ante Dios todopoderosoy ante vosotros, hermanos,que he pecado muchode pensamiento, palabra, obra y omisión.Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.Por eso ruego a santa María, siempre Virgen,a los ángeles, a los santosy a vosotros, hermanos,que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.

El Obispo concluye con la siguiente plegaria:

Dios todopoderosotenga misericordia de nosotros,perdone nuestros pecadosy nos lleve a la vida eterna.R/. Amén.

Terminado el acto penitencial, el coro y la asamblea interpretan alternativamente las invocaciones del

Señor, ten piedad

A continuación el coro y la asamblea cantan el hinno

“Gloria a Dios en el cielo”(F. Palazón)

GLORIA A DIOS EN EL CIELO,Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES QUE AMA EL SEÑOR.

Por tu inmensa gloria te alabamos, / te bendecimos, te adoramos,te glorificamos, te damos gracia.Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.Señor, Hijo único, Jesucristo,Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.Tú que quitas el pecado del mundo, / ten piedad de nosotros;tú que quitas el pecado del mundo, / atiende nuestra súplica;

PALABRAS DE JUAN PABLO II A LOS JÓVENES EN EL

AÉRODROMODE CUATRO VIENTOS

1. ¡Os saludo con cariño, jóvenes de Madrid y de España! Muchos de vosotros habéis venido de lejos, desde todas las diócesis y regiones del País. Estoy profundamente emocionado por vuestra calurosa y cordial acogida. Os confieso que deseaba mucho este encuentro con vosotros.

Os saludo y os repito las mismas palabras que dirigí a los jóvenes en el estadio Santiago Bernabéu, durante mi primera visita a España, hace ya más de veinte años: “Vosotros sois la esperanza de la Iglesia y de la sociedad (...) Sigo creyendo en los jóvenes, en vosotros” (3 noviembre 1982, n. 1).

Os abrazo con gran afecto, y junto con vosotros saludo también a los Obispos, sacerdotes y demás colaboradores pastorales que os acompañan en vuestro camino de fe.

Agradezco la presencia de Sus Altezas Reales, el Príncipe de Asturias y los Duques de Palma, así como de las Autoridades del Gobierno español.

Quiero agradecer también las amables palabras de bienvenida que, en nombre de todos los presentes, me han dirigido Mons. Braulio Rodríguez, Presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y los jóvenes Margarita y José. Saludo también a Mons. Manuel Estepa, Arzobispo Castrense, y a las Autoridades Militares que nos acogen en esta Base Aérea.

2. Queridos jóvenes, en vuestra existencia ha de brillar la gracia de Dios, la misma que resplandeció en María, la llena de gracia.

32 5

Page 16: Confirmacion en Word

32 5

Page 17: Confirmacion en Word

Con gran acierto habéis querido en esta vigilia meditar los misterios del Rosario llevando a la práctica la antigua máxima espiritual: "A Jesús por María". Ciertamente, en el Rosario aprendemos de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su amor. Al comenzar esta oración, por lo tanto, dirijamos la mirada a la Madre del Señor, y pidámosle que nos guíe hasta su Hijo Jesús:

"Reina del cielo, ¡alégrate! Porque Aquél, a quien mereciste llevar en tu seno, ¡ha resucitado! ¡Aleluya!".

1. Conducidos de la mano de la Virgen María y acompañados por el ejemplo y la intercesión de los nuevos Santos, hemos recorrido en la oración diversos momentos de la vida de Jesús.

El Rosario, en efecto, en su sencillez y profundidad, es un verdadero compendio del Evangelio y conduce al corazón mismo del mensaje cristiano: “Tanto amó Dios al mundo que dió a su Hijo único, para que todo el que crea en El no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16).

María, además de ser la Madre cercana, discreta y comprensiva, es la mejor Maestra para llegar al conocimiento de la verdad a través de la contemplación. El drama de la cultura actual es la falta de interioridad, la ausencia de contemplación. Sin interioridad la cultura carece de entrañas, es como un cuerpo que no ha encontrado todavía su alma. ¿De qué es capaz la humanidad sin interioridad? Lamentablemente, conocemos muy bien la respuesta. Cuando falta el espíritu contemplativo no se defiende la vida y se degenera todo lo humano. Sin interioridad el hombre moderno pone en peligro su misma integridad.

2. Queridos jóvenes, os invito a formar parte de la "Escuela de la Virgen María". Ella es modelo insuperable de contemplación y ejemplo admirable de interioridad fecunda, gozosa y enriquecedora. Ella os enseñará a no separar nunca la acción de la contemplación, así contribuiréis mejor a hacer realidad un gran sueño: el nacimiento de la nueva Europa del espíritu. Una Europa fiel a sus raíces cristianas, no encerrada en sí misma sino abierta al diálogo y a la colaboración con los demás pueblos de la tierra;

RITOS INICIALESMientras los concelebrantes se acercan al altar y durante su incensación, el coro

de padres y madres del colegio Montealto interpreta el

Canto de entrada“Canticorum iubilo”

(G.F. Haëndel)

Monición de entrada Hermanos: nos hemos reunido para celebrar la confirmación de algunas

alumnas del Colegio Montealto. La Confirmación es uno de los tres Sacramentos de la iniciación cristiana.

El Señor Vicario Episcopal, D. Javier Cuevas, como representante principal del Obispo en la diócesis, preside esta asamblea, en la cual el Espíritu Santo –que ya habita en el corazón de los bautizados– se les infundirá con mayor plenitud, a fin de hacerles madurar y crecer como cristianas.

Renovemos nuestra fe en la presencia del Espíritu del Señor en medio de su asamblea, y dispongámonos a recibir, tanto las que se han de confirmar como los que ya lo estamos, una nueva efusión de sus dones.

El Obispo:En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.R/. Amén.

O bien:La gracia de nuestro Señor Jesucristo,el amor del Padrey la comunión del Espíritu Santoestén con todos vosotros.R/. Y con tu espíritu.

El Obispo introduce a los fieles en la Santa Misa con unas breves palabras. Luego les invita al arrepentimiento:

Hermanos:Para celebrar dignamente estos sagrados misterios,reconozcamos nuestros pecados:

Se hace una breve pausa de silencio. Después hacen todos en común la confesión de sus pecados:

32 5

Page 18: Confirmacion en Word

32 5

Page 19: Confirmacion en Word

LA INICIACIÓN CRISTIANA EN CUANTO OBRA DE DIOS

Don de Dios y respuesta del hombre

La Iniciación cristiana es un don de Dios que recibe la persona humana por la mediación de la Madre Iglesia. Sólo Dios puede hacer que el hombre renazca en Cristo por el agua y el Espíritu; sólo Él puede comunicar la vida eterna e injertar al hombre como un sarmiento, a la Vid verdadera, para que el hombre, unido a Él, realice su vocación de hijo de Dios en el Hijo Jesucristo, en medio del mundo, como miembro vivo y activo de la Iglesia.

La originalidad esencial de la Iniciación cristiana consiste en que Dios tiene la iniciativa y la primacía en la transformación interior de la persona y en su integración en la Iglesia, haciéndole partícipe de la muerte y resurrección de Cristo. Algunos antiguos catecismos habían sintetizado esta realidad de fe en una breve y exacta respuesta: "Sí, soy cristiano, por la gracia de Dios!". Con estas palabras se expresa el gozo del hombre que ha tomado conciencia de que es lo que es por la gracia de Dios; y que la gracia de Dios no ha sido estéril en él, y así se lanza a lo que está por delante, corriendo hacia la meta.

La realidad misteriosa de la Iniciación cristiana, en la que el hombre, auxiliado por la gracia divina, responde libre y generosamente al don de Dios, recorriendo un camino de liberación del pecado y de crecimiento en la fe hasta sentarse a la mesa eucarística, se encuentra reflejada en la manifestación de Jesucristo Resucitado a los discípulos de Emaús19. Las "palabras y los gestos" del Señor conducen a aquellos discípulos del desencanto a la confianza, de la confianza a la fe en las Escrituras, de la fe en las Escrituras al reconocimiento del Resucitado en la Fracción del Pan, y del reconocimiento a la misión. ("LA INICIACIÓN CRISTIANA". Reflexiones y Orientaciones, nn .9 y 10 . Documento de la LXX Asamblea Plenaria de la Conferencia

Episcopal Española, de 27 de noviembre de 1999.)

una Europa consciente de estar llamada a ser faro de civilización y estímulo de progreso para el mundo, decidida a aunar sus esfuerzos y su creatividad al servicio de la paz y de la solidaridad entre los pueblos.

3. Amados jóvenes, sabéis bien cuánto me preocupa la paz en el mundo. La espiral de la violencia, el terrorismo y la guerra provoca, todavía en nuestros días, odio y muerte. La paz - lo sabemos - es ante todo un don de lo Alto que debemos pedir con insistencia y que, además, debemos construir entre todos mediante una profunda conversión interior. Por eso, hoy quiero comprometeros a ser operadores y artífices de paz. Responded a la violencia ciega y al odio inhumano con el poder fascinante del amor. Venced la enemistad con la fuerza del perdón. Manteneos lejos de toda forma de nacionalismo exasperado, de racismo y de intolerancia. Testimoniad con vuestra vida que las ideas no se imponen, sino que se proponen. ¡Nunca os dejéis desalentar por el mal! Para ello necesitáis la ayuda de la oración y el consuelo que brota de una amistad íntima con Cristo. Sólo así, viviendo la experiencia del amor de Dios e irradiando la fraternidad evangélica, podréis ser los constructores de un mundo mejor, auténticos hombres y mujeres pacíficos y pacificadores.

4. Mañana tendré la dicha de proclamar cinco nuevos santos, hijos e hijas de esta noble Nación y de esta Iglesia. Ellos “fueron jóvenes como vosotros, llenos de energía, ilusión y ganas de vivir. El encuentro con Cristo transformó sus vidas (...) Por eso, fueron capaces de arrastrar a otros jóvenes, amigos suyos, y de crear obras de oración, evangelización y caridad que aún perduran” (Mensaje de los Obispos españoles con ocasión del viaje del Santo Padre, 4).

Queridos jóvenes, ¡id con confianza al encuentro de Jesús! y, como los nuevos santos, ¡no tengáis miedo de hablar de Él! pues Cristo es la respuesta verdadera a todas las preguntas sobre el hombre y su destino. Es preciso que vosotros jóvenes os convirtáis en apóstoles de vuestros coetáneos. Sé muy bien que esto no es fácil. Muchas veces tendréis la tentación de decir como el profeta Jeremías: “¡Ah, Señor! Mira que no sé expresarme, que soy un muchacho” (Jr 1,6). No os desaniméis, porque no estáis solos: el Señor nunca dejará de acompañaros, con su gracia y el don de su Espíritu.

4 33

Page 20: Confirmacion en Word

Ceremonia de Confirmación

CELEBRACIÓN DE LA CONFIRMACIÓN DENTRO DE LA MISAPresidida por el Ilmo. y Rvdmo. Sr. D.

Javier Cuevas IbáñezVicario Episcopal

MADRID, 16 DE MAYO DE 2004

Page 21: Confirmacion en Word
Page 22: Confirmacion en Word

34

CELEBRACIÓN DE LA CONFIRMACIÓN DENTRO DE LA MISAPresidida por el Ilmo. y Rvdmo. Sr. D.

Javier Cuevas IbáñezVicario Episcopal

MADRID, 16 DE MAYO DE 2004

COLEGIO DE FOMENTO

MONTEALTO

Veni Sancte Spiritus!