cienci, etimología y mitología

download cienci, etimología y mitología

If you can't read please download the document

  • date post

    04-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    146
  • download

    4

Embed Size (px)

Transcript of cienci, etimología y mitología

CIENCIA , ETIMOLOGA Y MITOLOGA

La abubilla, el mito de un crimen horrendo

DEFINICIN DE ABUBILLA: Wikipedia, abubilla: f. Ave coraciforme de unos 30 cm de longitud, con plumaje pardo rojizo, alas y cola a franjas blancas y negras, pico largo, puntiagudo y algo curvo y con un penacho de plumas erctiles en la cabeza. Se alimenta de insectos. La abubilla vive en regiones templadas de Europa, Asia y frica. Drae: abubilla (Del lat. *upupella, dim. de uppa) f. Pjaro insectvoro, del tamao de la trtola, con el pico largo y algo arqueado, un penacho de plumas erctiles en la cabeza, el cuerpo rojizo y las alas y la cola negras con listas blancas, como el penacho. Es muy agradable a la vista, pero de olor ftido y canto montono. UN MITO SOBRE LA ABUBILLA Pandin I, soberano de Atenas, recibe la ayuda salvadora de Tereo, rey de Tracia, con quien concierta una alianza ofrecindole la mano de su hija Procne. El matrimonio se celebra y consuma en medio de malos presagios, que no impiden el nacimiento de un heredero, Itis, y la felicidad matrimonial durante unos pocos aos. Pero Procne no es feliz, siente nostalgia del hogar que dej atrs y sobretodo una tremenda aoranza de su hermana Filomela por lo que manda a Tereo a Atenas en su busca. Al llegar a Atenas, la esplndida belleza de Filomela deslumbra a Tereo que queda inmediatamente subyugado por la hermosura de la joven, lo que le provoca el enamoramiento instantneo (hoy lo llamaramos flechazo). Tereo disimulando a duras penas, la lujuria que lo desborda, logra el permiso de Pandon para que la princesa emprenda el viaje. Pero al desembarcar en Tracia, Tereo loco de deseo, incapaz de contener su lascivia, viola a su cuada, y para que no pueda hablar de lo sucedido le corta la lengua y la encierra. Sin embargo, Filomela se las ingenia, gracias a una tela bordada, para avisar a su hermana de que no est muerta como le han hecho creer. Procne disfrazada de bacante (mujer descocada, ebria), libera a Filomela y la conduce a palacio donde las dos hermanas se vengan de Tereo de una forma atroz: dan muerte al nio Itis, hijo de la propia Procne, lo guisan y se lo sirven a la mesa a su padre. Cuando Tereo descubre el macabro men que ha ingerido, persigue a las hermanas espada en mano, pero una triple metamorfosis impide su castigo. Procne se convierte en golondrina (ave migratoria), Filomela en ruiseor (pjaro con un canto muy melodioso) y Tereo en abubilla, (pjaro insectvoro, que es muy agradable a la vista, pero de olor ftido y canto montono

El banquete de Tereo, de Rubens, en el Museo del Prado, de Madrid

La rosa, flor de Afrodita

DEFINICIN Y ETIMOLOGA DE LA ROSA En espaol y para otras lenguas romance tambin, el trmino rosa proviene directamente y sin cambios del latn rosa, con el significado que conocemos: la rosa o la flor del rosal; devenido del vocablo previo rodia (rdja) [por cambio similar como en: ClauSus por ClauDIus]. ste ltimo arcasmo latino es, a su vez, prestado a travs del osco del griego antiguo (RhDON) (la rosa, la flor del rosal) o mejor RhODA (el tallo de la rosa, el sostn de la flor). A partir del griego antiguo se alude el posible significado de rhdon como efluvio oloroso, lo que es fragante, o lo que desprende olor; originado como trmino compuesto: por (ro) flujo + (odm) fragancia, olor. El MITO DE VENUS Y ADONIS La rosa se relaciona con un amante de Afrodita llamado Adonis, Nacido del rbol de la Mirra, fruto del amor incestuoso de sta con su padre, Tas, rey de Siria. Fue recogido por Afrodita, la misma que incit a su madre y luego la convirti en rbol, que lo dej al cuidado de Persfone. Persfone y Afrodita acabaron disputando por Adonis, hasta que Zeus (o Calope, segn la leyenda) decidi que pasara un tercio del ao con cada una y un tercio del ao libremente. l pasaba siempre dos tercios con Afrodita, educado por las Ninfas. Muri por el ataque de un jabal, causado por los celos de Ares (el amante de Afrodita), o por una venganza de Apolo contra Afrodita, por haber dejado ciego a Hermanito, hijo de Apolo, que la haba visto baarse desnuda. Su muerte est relacionada con el color rojo de la rosa. Cuando Afrodita corri a socorrer a Adonis en su trance mortal, se clav una espina de rosa (que era una flor blanca), tiendo las rosas (flores que se le consagran) con su sangre. Esta misma leyenda se atribuye a las anmonas.

Venus y Adonis

La araa, el mito de la tejedo ra Aracne

INTRODUCCIN CIENTFICA Y ETIMOLOGA Las araas (orden Araneae) son el orden ms nutrido de la clase Arachnida, diversamente emparentadas con otros grupos de Artrpodos, como los insectos, con los que no deben confundirse. El grupo est abundantemente representado en todos los continentes, excepto en la Antrtida. Todas son depredadoras de pequeos animales, generalmente solitarias. Producen sedA llamada tela de araa, que usan para tejer redes de caza, tapizar refugios e incluso hacerse llevar por el viento. Hasta la fecha se han descrito unas 38.000especies, de las que slo una docena son realmente peligrosas para los seres humanos. La especialidad que se ocupa de las araas y el resto de los arcnidos se llama Aracnologa. Hay personas que sufren dearacnofobia, miedo a las araas. La palabra araa viene del latn aranea y del griego aracne tenemos helenismos como arcnido, aracnologa o aracnofobia.

EL MITO DE ARACNE Aracne es hija de Idmn un tintorero y naci en Lidia. La joven era muy famosa por tener gran habilidad para el tejido y el bordado. Cuenta la leyenda que hasta las ninfas del campo acudan para admirar sus hermosos trabajos en tales artes. Tanto lleg a crecer su prestigio y popularidad que se crea que era discpula de Atenea (diosa de la sabidura y de las hiladoras). Aracne era muy habilidosa y hermosa, pero tena un gran defecto: era demasiado orgullosa. Ella quera que su arte fuera grande por su propio mrito y no quera deberle sus habilididades y triunfos a nadie. Por eso, en un momento de inconciencia, ret a la diosa, quien por supuesto acept el reto. Primero, se le apareci a la joven en forma de anciana y le advirti que se comportar mejor con la diosa y le aconsej modestia. Aracne, orgullosa e insolente desoy los consejos de la anciana y le respondi con insultos. Atenea mont en clera, se descubri ante la atrevida jovencita y la competencia inici. En el tapiz de la diosa, mgicamente bordado se vean los doce dioses principales del Olimpo en toda su grandeza y majestad. Adems, para advertir a la muchacha, mostr cuatro episodios ejemplificando las terribles derrotas que sufran los humanos que desafiaban a los dioses. Por su parte, Aracne represent los amoros deshonrosos de los dioses, como el de Zeus y Europa, Zeus y Dnae, entre muchos ms. La obra era perfecta, pero Palas encolerizada por el insulto hecho a los dioses, tom su lanza, rompi el maravilloso tapiz y le dio un golpe a la joven. sta sin comprender, se siente totalmente humillada y deshonrada, por lo que enloquece y termina por ahorcarse. Sin embargo, Palas Atenea no permiti que muriera sino que la convirti en una araa, para que continuara tejiendo por la eternidad. Otra versin nos cuenta que Aracne tena un hermano llamado Falange. Mientras ella aprenda con Palas Atenea las artes del tejido, Falange aprenda el arte de la guerra. Todo iba bien, hasta que la diosa descubri que entre los hermanos exista una relacin impa e incestuosa, por lo que los castig convirtindolos en animales.

Las Hilanderas, cuadro de Velzquez en el museo del Prado, Madrid, en que se representa el mito de la tejedora Aracne dentro de una escena de mujeres que estn hilando.

La margarita, perl a del jardn

La palabra margarita viene del griego a travs del latn y significa perla: . La chiribita, margarita comn, pascueta o vellorita (Bellis perennis) es una planta herbcea nativa del centro y norte de Europa; en esta zona es la ms comn de las numerosas plantas llamadas margarita, y una hierba muy utilizada a efectos decorativos mezclada con el csped, por su resistencia a la siega. Es una hierba de pequea altura, unos 15 cm en las mejores condiciones; tiene un rizoma rastrero, y hojas dentadas y espatuladas de 2 a 5 cm de largo. En un tallo floral sin hojas produce inflorescencias discoidales, de 2 a 3 cm de dimetro y ptalos blancos o amarillos. La flor se cierra por la noche y se abre nuevamente a la maana. Es comestible; se ha consumido las hojas en ensaladas. La infusin de hojas y flores se considera diurticay depurativa; se emplea tambin tpicamente para el acn y otras afecciones de la piel.

El gorrin de Lesbia y los go rriones del carro de Afrodita

INTRODUCCIN CIENTFICA Y ETIMOLOGA Nombre cientfico de gorrin: Passer domesticus. El gorrin comn (Passer domesticus) es un ave pequea, adaptada al hbitat urbano y muy acostumbrada a vivir cerca del ser humano, hasta el punto de ser la ms frecuente y conocida. Se encuentra distribuido por todo el globo, aunque es originario de Eurasia y del Norte de frica. En cuanto a la etimologa de gorrin a quin se le ocurre? En latn se dice passer (de ah,pjaro, pero no gorrin) y en griego es strouthos (de ah, ave-struz, pero gorrin, tampoco).

EL GORRIN EN UN POEMA DE LA LITERATURA LATINA Poema de Catulo al gorrin de su amada Lesbia Gorrioncito, joya de mi pequea, con quien juega, al que resguarda en el seno, al que suele dar la yema del dedo y le incita desgarrados mordiscos: cuando a mi deseo resplandeciente le place tornarse alegre y aliviarse de sus cuitas, para aplacar su ardor, cunto me gustara, como hace ella,

jugar contigo y desterrar las penas lejos de mi triste nimo! Passer, deliciae meae puellae, quicum ludere, quem in sinu tenere, quoi primum digitum dare adpetenti et acris solet incitare , cum desiderio meo nitenti carum nescioquid libet iocari, et solaciolum sui doloris: credo, tum gravis acquiescat ardor: tecum ludere, sicut ipsa, possem et tristis animi levare curas! GORRIONES DEL CARRO DE AFRODITA EN UN POEMA DE SAFO, POETISA GRIEGA DEL S. VI A. C. Oda a Afrodita para que venga a ayudar a la poetisa, que est enamorada Inmortal celeste, de adornado trono Afrodita, trenzadora de engaos, atiende no atormentes ms con pesar y angustias mi alma, seora, sino ven aqu, si mi voz de lejos otra vez oste y me escuchaste y dejando atrs la dorada casa de tu padre viniste, tras uncir el carro: gorriones lindos a la negra tierra tiraban prestos con sus fuertes alas batiendo el aire desde los cielos. Y llegaron pronto y t dichosa con divino rostro me sonreas preguntando qu me pasaba, a qu otra vez te llamaba y que qu prefiero que en mi alma loca me suceda ahora: A quin deseas que a tu amor yo lleve? Ay dime Safo quin te hace dao? Pues si huy de ti, pronto ir a buscarte; si aceptar no quiso, dar regalos; te amar bien pronto, sino te ama, aun sin quererlo. Ven tambin ahora y de amargas penas lbrame, y otorga lo que mi alma ver cumplido ansa, y en esta guerra s mi aliada.

Afrodita llevada en un carro por unos pajaritos os parecen gorriones?

La hacendosa abeja

INTRODUCCIN CIENTFICA Y ETIMOLOGA La abeja europea, tambin conocida como la abeja domstica o melfera lleva el nombre cientfico de Apis mellifera. Es la especie de abeja con mayor distribucin en el mundo. Originaria de Europa, frica y parte de Asia, fue introducida en Amrica y Oceana. Fue clasificada por Carolus Linnaeus en 1758. Su nombre quiere decir abeja portadora de miel. La palabra abeja viene del diminutivo latino apicula, es decir abeja pequea. UN POEMA DEL POETA GRIEGO SEMNIDES Semnides de Amorgos, un poeta griego arcaico, siglo VI a. C. hace un largo poema clasificando a las mujeres en distintos tipos, resulta que a Semnides todas las mujeres le parecen el demonio, excepto aquella que se parece a la hacendosa abeja, modosita y trabajadora, as que despus de poner verdes a casi todas, esta es la que se salva: A otra la sacaron de la abeja. Afortunado quien la tiene! Pues es la nica a la que no alcanza el reproche, y en sus manos florece y aumenta la hacienda. Querida envejece a su amante esposo y cra una familia hermosa y renombrada. Y se hace una ilustre entre todas las mujeres, Y en torno suyo se derrama una gracia divina. Y no le gusta sentarse entre otras mujeres cuando se cuentan historias de amoros. Tales son las mejores y ms prudentes mujeres que Zeus a los hombres depara. Y a continuacin, ojito con lo que dice de las dems mujeres: Y a las dems, todas ellas existen por un truco de Zeus, y as permanecen junto a los hombres. Pues este es el mayor mal que Zeus cre: Las mujeres. Incluso si parecen ser de algn provecho, resultan, para el marido sobre todo, un dao. Pues no pasa tranquilo nunca un da entero todo aquel que con mujer convive. El poema entero se llama Yambo de las mujeres, de Semnides de Amorgos, y no deja ttere con cabeza

Isla de Amorgos Como la abeja es til al hombre, pero no inofensiva, os ofrecemos aqu tambin otra visin de las abejas, como insecto que pica y hace dao y a la vez muere cuando clava su aguijn:

UNA FBULA DE ESOPO, ESCRITOR GRIEGO DEL SIGLO V a. C. Envidiosas las abejas a causa de la miel que les arrebataban los hombres, fueron en busca de Zeus y le suplicaron que les diera fuerza bastante para matar con las punzadas de su aguijn a los que se acercaran a sus panales. Zeus, indignado al verlas envidiosas, las conden a perder su dardo cuantas veces hirieran a alguno y a morir ellas mismas despus. Moraleja: La envidia no es buena consejera, ms bien nos puede llevar a perder lo que ya poseemos.El ciprs: la trist e historia del jo ven Cipariso

INTRODUCCIN El ciprs de nuestro jardn es en realidad un falso ciprs y su nombre cientifico esChamaecyparis lawsoniana, pertenece a la familia de las cupresceas.

Descripcin: El ciprs falso puede alcanzar en la naturaleza una altura de ms de 50 metros, cultivados en jardines privados raramente llegan a los 25,30 metros. La madera, una vez liberada de la corteza, es clara por lo que se convierte en especialmente adecuada para crear jins. El follaje es verde oscuro y brillante, mientras que el tronco suele adoptar formas curvadas. Leyenda: Se asegura que la madera del ciprs es incorruptible a la carcoma con el paso de los aos, habindose utilizado por ello su madera para la fabricacin de muebles; y que si se colocan hojas machacadas entre simientes de cualquier especie, stas nunca sern atacadas por los gusanos.

Se asocian, por lo general, los cipreses a los cementerios, considerndose, por tanto, rboles simblicos de la Muerte; pero tambin se consideran rboles de la Vida cuando forman un bosquecillo, ya que sus efluvios devolvan la salud a la gente que acuda con el pecho dolido para respirarlos. EL MITO DE CIPARISO Finalmente, os narro un cuento sobre la creacin del ciprs: En los campos de Cartea haba un ciervo al que las ninfas del lugar tenan por sagrado. No le faltaba de nada al animal, que con el paso de los aos se haba acostumbrado a corretear y pasear tranquilamente por toda la comarca sin que humanos, ni otros seres le atacasen; pues notable era su presencia. Sus cuernos brillaban como el oro; y colgaban de su torneado cuello collares de diamantes; una cinta de plata, cea su frente, de la que pendan pequeas perlas, que se movan graciosamente cuando se mova, a juego con las dos grandes perlas de sus orejas. El ciervo, sin temor, se dejaba acariciar de toda persona; pero sin duda, con quien ms congeni, fue con Cipariso, el ms hermoso de las gentes de Ceos, la antigua isla de Kea. El muchacho acompaaba al ciervo en sus idas y venidas, llevndole a los manantiales ms limpios para beber y a los mejores pastos para comer; le haca guirnaldas de flores que colgaba de sus relucientes astas y, a veces, montaba sobre su lomo.

Cipariso y su ciervo

Pero sucedi un da, que el ciervo sagrado, se tumb a dormir despus de una buena comilona. Cipariso haba salido a cazar en compaa de su amigo el dios Febo Apolo. Divis un bulto detrs de unos arbustos y lanz contra el su jabalina. Cipariso corri a ver la pieza que haba acertado. El arma del guapo joven, que no haba reconocido a su querido amigo, hiri de muerte al sagrado ciervo de las ninfas. Nada pudieron hacer ni Febo con sus conocimientos mdicos ni Cipariso que lloraba desconsolado sobre el ciervo, deseando, l mismo, la muerte. Tampoco consigui Febo sacar de la cabeza de Cipariso su deseo de morir. El agraciado joven qued de rodillas, derramando lgrima tras lgrima, sobre el cadver de su amado ciervo, pidiendo a los dioses estar de luto todo el tiempo. Agotadas todas las lgrimas, comenzaron sus miembros a tornarse de color verde y a crecerle el pelo que se le enmara y endureci; adquiriendo una gran altura desde la que poda mirar las estrellas desde su copa. Muy triste y apenado quedo Febo, por la prdida de su amigo y, con voz honda y profunda pronunci estas palabras:

Luto sers desde este instante para la gente y consuelo sers de los dolientes.Aunque nuestro ciprs es un falso ciprs, despus de leer este hermoso mito, ya no podremos evitar considerarlo como a Cipariso metamorfoseado en rbol.

Isla de Ceos o Kea, de donde era Cipariso

Espejito, espejito, quin es el ms bello del instituto de Roces?

Y contest el espejito mgico: -Narciso, naturalmente. Y pas a contarnos un hermoso mito griego sobre una flor llamada narciso que inclina su corola hacia el suelo buscando verse reflejada en el agua que fluye ante ella; resulta que antes de existir esta flor, un bello joven llamado Narciso ETIMOLOGA: El nombre del joven narcisista de la mitologa griega Narkissos hijo del dios ro Cephissus y de la ninfa Lirope; que se distingua por su belleza. El nombre deriva de la palabra griega narko (narctico). Se refiere al olor penetrante y embriagante de las flores de algunas especies. Algunos sostienen que la palabra deriva de la palabra persa Nargis. NOMBRE CIENTFICO: Narcissus

MITO DE ECO Y NARCISO: Eco era una joven ninfa de los bosques, parlanchina y alegre. Con su charla incesante entretena a Hera, esposa de Zeus, y estos eran los momentos que el padre de los dioses griegos aprovechaba para mantener sus relaciones extraconyugales. Hera, furiosa cuando supo esto, conden a Eco a no poder hablar sino solamente repetir el final de las frases que escuchara, y ella, avergonzada, abandon los bosques que sola frecuentar, recluyndose en una cueva cercana a un riachuelo. Por su parte, Narciso era un muchacho precioso, hijo de la ninfa Lirope. Cuando l naci, el adivino Tiresias predijo que si llega a conocerse sera su perdicin, y as su madre evit siempre espejos y dems objetos en los que pudiera verse reflejado. Narciso creci as hermossimo sin ser consciente de ello, y haciendo caso omiso a las muchachas que ansiaban que se fijara en ellas.Tal vez porque de alguna manera Narciso se estaba adelantando a su destino, siempre pareca estar ensimismado en sus propios pensamientos, como ajeno a cuanto le rodeaba. Daba largos paseos sumido en sus cavilaciones, y uno de esos paseos le llev a las inmediaciones de la cueva donde Eco moraba. Nuestra ninfa le mir embelesada y qued prendada de l, pero no reuni el valor suficiente para acercarse. Narciso encontr agradable la ruta que haba seguido ese da y la repiti muchos ms. Eco le esperaba y le segua en su paseo, siempre a distancia, temerosa de ser vista, hasta que un da, un ruido que hizo al pisar una ramita puso a Narciso sobre aviso de su presencia, descubrindola cuando en vez de seguir andando tras doblar un recodo en el camino qued esperndola. Eco palideci al ser descubierta, y luego enrojeci cuando Narciso se dirigi a ella. - Qu haces aqu? Por qu me sigues?- Aqu me sigues -fue lo nico que Eco pudo decir, maldita como estaba, habiendo perdido su voz. Narciso sigui hablando y Eco nunca poda decir lo que deseaba. Finalmente, como la ninfa que era acudi a la ayuda de los animales, que de alguna manera le hicieron entender a Narciso el amor que Eco le profesaba. Ella le mir expectante, ansiosa pero su risa helada la desgarr. Y as, mientras Narciso se rea de ella, de sus pretensiones, del amor que albergaba en su interior, Eco mora. Y se retir a su cueva, donde permaneci quieta, sin moverse, repitiendo en voz queda, un susurro apenas, las ltimas palabras que le haba odo qu estpida qu estpida qu estu pida. Y dicen que all se consumi de pena, tan quieta que lleg a convertirse en parte de la propia piedra de la cueva Pero el mal que haces a otros no suele salir gratis y as, Nmesis, diosa griega que haba presenciado toda la desesperacin de Eco, entr en la vida de Narciso otro da que haba vuelto a salir a pasear y le encant hasta casi hacerle desfallecer de sed. Narciso record entonces el riachuelo donde una vez haba encontrado a Eco, y sediento se encamin hacia l. As, a punto de beber, vio su imagen reflejada en el ro. Y como haba predicho Tiresias, esta imagen le perturb enormemente. Qued absolutamente cegado por su propia belleza, en el reflejo. Y hay quien cuenta que ah mismo muri de inanicin, ocupado eternamente en su contemplacin. Otros dicen que enamorado como qued de su imagen, quiso reunirse con ella y muri ahogado tras lanzarse a las aguas. En cualquier caso, en el lugar de su muerte surgi una nueva flor al que se le dio su nombre: el Narciso, flor que crece sobre las aguas de los ros, reflejndose siempre en ellos.

La flor de loto, flor del olvido

UN EPISODIO DE LA ODISEA Ulises en la Isla de los Lotfagos Los que prueban la flor del loto, inmediatamente olvidan el pasado cercano y el remoto. Tampoco recuerdan los proyectos para el futuro. Sus das transcurren sin angustias ni sufrimientos, ya que no recuerdan nada, y tampoco cumplen con sus deberes y obligaciones porque han olvidado todos los proyectos. Solo pasan el tiempo, tirados sobre la playa, gozando de sus sueos dichosos mientras consumen la flor del loto. Ni bien llegaron a la isla, Ulises envi a un grupo de hombres a investigar ya que necesitaban aprovisionarse de agua dulce y otros vveres. Los lotfagos eran muy amigables. No solo los recibieron con los brazos abiertos, sino que tambin les dieron a probar su alimento favorito: la flor del loto. Qu sucedi? Los navegantes, apenas probaron el fruto delicioso, olvidaron a Ulises, a Itaca, la tarea encomendada, las penas y sufrimientos que haban soportado y se tendieron sobre la playa olvidando sus obligaciones como el resto de los lotfagos, fantaseando sueos de felicidad. Ulises, que se haba quedado en la nave, comenz a preocuparse temiendo que los nativos de la isla podran haberlos aniquilado y baj a buscarlos. Al ver lo que ocurra, ya que ninguno quera volver a la nave y solo deseban permanecer all tirados consumiendo la dulce flor, hizo bajar a los remeros para que lo ayudaran a arrastrarlos nuevamente a las naves, advirtindoles que no deban por nada del mundo probar ese alimento.

Los hombres lloraron y patalearon, ellos no deseaban volver a sufrir pena alguna, pero Ulises los at fuertemente hasta que se les pas el efecto del fatal alimento. Las naves de Ulises siguieron nuevamente su derrotero y luego de navegar varios das, vieron una hermosa isla que se recortaba sobre el horizonte, donde se detuvieron.

El laurel, rbol de Apolo

Apolo y Dafne de Bernini La muchacha se est convirtiendo en rbol entre los brazos del dios. La escultura representa tan bien esta metamorfosis que los que han visto de cerca esta estatua dicen que en la textura de mrmol del cuerpo de Dafne se aprecia la rugosidad del tronco del laurel en la piel de la ninfa. MITO DE APOLO Y DAFNE Apolo, dios de los arqueros, de la msica, de la profeca y de la luz, era muy poderoso, pero no siempre afortunado en sus amores. Su primer amor fue la ninfa Dafne, pero ella lo rechaz. La violenta pasin de Apolo y la resistencia de Dafne se deban a que Eros (Cupido), irritado por las bromas de Apolo, le dispar a l una flecha de oro para que se enamorase de ella, mientras que a Dafne, le dirigi una de plomo para que le rechazase. Apolo persigui a Dafne con todo tipo de splicas amorosas, todas las cuales rechaza hasta llegar a orillas del ro Peneo. Aqu justo en el momento en que va a darle alcance, ella pide ayuda a su padre, el dios del ro, el cual la transforma en un laurel. Apolo se queda de una pieza al ver convertirse en rbol a la ninfa que tanto amaba y abraza el tronco que fuera su cuerpo. Al pie del rbol decide que ser su smbolo y se hace una corona con un par de ramas, es la famosa corona de laurel de Apolo, adorno de los poetas y de los emperadores romanos.