Christie, Agatha - Matar es fcil

download Christie, Agatha - Matar es fcil

of 114

  • date post

    09-Aug-2015
  • Category

    Documents

  • view

    59
  • download

    6

Embed Size (px)

Transcript of Christie, Agatha - Matar es fcil

Matar es fcil

Agatha Christie

Matar es fcil

Agatha Christie

-2-

Matar es fcil

Agatha Christie

GUA DEL LECTOREn un orden alfabtico convencional relacionamos a continuacin los principales personajes que intervienen en esta obra:

ABBOT: Abogado de Wychwood. ANSTHRUTHER: Ta de Brgida Conway. BATTLE: Inspector de polica de Scotland Yard. BELL: Un viejo vecino del citado pueblo. BONES (Billy): Inspector de polica. BONNER: Agente de polica. CARTER (Enrique): Tabernero en el pueblo de Wychwood. CARTER (Luca): Bella muchacha, hija del anterior. CONWAY (Brgida): Joven hermosa, ex secretaria de lord Whitfield y prima de Jaime Lorrimer. CHURCH: Una vieja antiptica, ta de Ana Gibbs. ELLWORTHY: Propietario de una tienda de antigedades. FITZWILLIAM (Lucas): Joven polica retirado, que regresa a Londres. Protagonista de esta novela. GIBBS (Ana): Muchacha de servicio. HARVEY (Jaime): Joven mecnico, prometido de la anterior. HORTON: Comandante retirado, vecino de Wychwood. HUMBLEBY (Juan): Viejo mdico del ya citado pueblo. HUMBLEBY (Rosa): Hermosa y excelente muchacha, hija del anterior. HUMBLEBY (Jessie Rosa): Esposa del viejo doctor y madre de Rosa. JONES: Director de un Banco local. JONES (Enriqueta): Hija del anterior. LORRIMER (Jaime): Antiguo amigo de Fitzwilliam PIERCE: Estanquera y madre de Toms Pierce. PIERCE (Toms): Un chiquillo travieso y revoltoso, hijo de la anterior. PINKERTON (Lavinia): Solterona, vecina de Wychwood y compaera de tren de Lucas Fitzwilliam en un viaje que hizo a Londres. REED (Juan): Alguacil en el pueblo ya repetido. RIVERS: Chofer de lord Whitfield. THOMAS (Godofredo): Joven e inteligente mdico de Wychwood. WAKE (Alfredo): Prroco de ese mismo pueblo. WAYNFLETE (Honoria): Solterona de esta localidad. Bibliotecaria y ex prometida que fue de lord Whitfield. WHITFIELD (Lord Gordon): Propietario de varios peridicos locales. Hombre acaudalado y prometido de Brgida Conway.

-3-

Matar es fcil

Agatha Christie

Dedicado a Rosalinda y Susana, primeros crticos de este libro.

-4-

Matar es fcil

Agatha Christie

Captulo primero UN VIAJEROInglaterra! Otra vez Inglaterra despus de tantos aos! Cmo la encontrara? Lucas Fitzwilliam se hizo esta pregunta al descender de la pasarela del barco y durante la larga espera en la Aduana, hasta que estuvo sentado en el tren. Al marcharse de Inglaterra fue distinto. Mucho dinero que ganar (bueno, aunque al principio fuese poco), despedir a los viejos amigos, hallar nuevos compaeros, y aquellas frases pronunciadas entre una atmsfera de simpata. No tardar. Puede que me divierta! Hasta pronto! Mas ahora no le preguntaban cundo volvera. Se acabaron las noches calurosas, el sol y la belleza de la rica vegetacin tropical, y los ratos de soledad empleados en leer y releer ejemplares atrasados del viejo The Times... Y all estaba, retirado, cobrando una respetable pensin, y con algunos medios propios, convertido en un caballero desocupado de regreso a su patria: Inglaterra. Qu iba a hacer ahora? Inglaterra! Volva a ella en un da de junio, de cielo gris y viento fro. La bienvenida no era muy acogedora! Y la gente! Millares de seres de rostro ensombrecido como el cielo... caras ansiosas, serias y preocupadas. Y las casas! Alzbanse por todas partes como hongos. Qu feas! Enormes jaulas sembradas por todo el pas! Haciendo un esfuerzo, Lucas Fitzwilliam apart sus ojos del paisaje y se dispuso a echar un vistazo a los peridicos que acababa de comprar: The Times, Daily Clarion y Punch. Empez por el Daily Clarion, dedicado a las carreras de caballos. Pens: Es una lstima que no llegsemos ayer. No he estado en el Derby desde los diecinueve aos. En el club haba apostado por un caballo y quiso ver lo que el corresponsal del Clarion opinaba de su favorito. Esta frase le desilusion completamente: Y en cuanto a Jujube II, Mark, Mille, Santory y Jerry Boy, es difcil que lleguen a clasificarse. Un posible finalista es... Pero Lucas no se fij en el posible finalista. Sus ojos recorran las apuestas. Jujube II se pagaba slo a 40 por 1. Mir su reloj. Las cuatro menos cuarto. Bueno, ahora ya habr terminado, se dijo. Y dese haber apostado por Clarigold, que era otro favorito. Luego abri el Times para absorberse en asuntos ms serios, aunque no por mucho tiempo, pues un coronel de aspecto imponente sentado ante l, acalorado por lo que acababa de leer, quiso hacerle partcipe de su indignacin. Y pas una buena media hora antes de que se cansara de repetir lo que pensaba de esos malditos agitadores comunistas. El coronel se call por fin, quedndose dormido con la boca abierta. Poco despus el tren disminuy la marcha y se detuvo. Lucas mir por la ventanilla. Se hallaba en una gran estacin con muchos andenes, pero desierta. Alcanz a ver un letrero sobre el kiosco de revistas que deca: Resultados del Derby, abri la portezuela y tras apearse corri hasta el puesto de peridicos. Momentos despus contemplaba con el ceo fruncido las letras impresas. Resultados del Derby JUJUBE II

-5-

Matar es fcil MAZEPPA CLARIGOLD

Agatha Christie

Lucas sonri satisfecho. Cien libras cadas del cielo! Bien por el bueno de Jujube II, injustamente juzgado por todos los entendidos. Con la sonrisa en los labios se volvi... encontrando slo el vaco. Excitado por la victoria de Jujube II no haba notado que el tren sala de la estacin. Dnde diablos se ha metido el tren? pregunt a un mozo de rostro ablico. Qu tren? No ha llegado ninguno desde las 3,14. Ahora mismo acaba de llegar uno, y yo me he apeado. Es el que enlaza con el barco. El mozo replic: Ese tren es expreso y va directo a Londres. Pero ha parado le asegur Lucas. Yo he bajado de ese tren. No se ha detenido en ninguna estacin hasta Londres repiti el mozo. Ya le he dicho que yo me he apeado de ese tren en esta estacin. No debi hacerlo dijo, reconvinindole. No para aqu. Pero lo hizo. Sera por la seal. Esperara a que le dieran paso. No puede llamarse propiamente una parada. Yo no entiendo tanto como usted ni hago tan finas distinciones dijo Lucas. La cuestin es: qu hago ahora? El empleado, hombre de ideas lentas, repiti: No debi apearse. Bien, lo admito y recit: El mal est hecho, dejmonos de lamentaciones. Lo que yo quiero saber es lo que un hombre de experiencia en este servicio me aconseja que haga. Me pregunta qu debe hacer? Eso precisamente. Supongo que habr algn tren que pare, que pare oficialmente, quiero decir. Djeme pensar dijo el mozo. Lo mejor es que coja el de las 4.25. Si el de las 4.25 va a Londres repuso Lucas, se es el tren que me conviene. Tras asegurarse, empez a pasear por el andn. En una pizarra ley que se hallaba en Fenny Clayton, estacin de empalme con Wychwood-under-Ashe, y un tren de un solo vagn arrastrado por una anticuada locomotora entr en la estacin para colocarse modestamente en una de las vas. Seis o siete personas fueron las nicas en apearse y cruzando un pequeo puente pasaron al andn de Lucas. El mozo empez a descargar cestas y jaulas. Otro empleado se uni al primero y oyse el tintinear de jarros de leche. Fenny Clayton despertaba de su letargo. Por fin, dndose mucha importancia, arrib el tren de Londres. Los vagones de tercera estaban abarrotados. Slo haba tres compartimientos de primera clase y en cada uno de ellos uno o varios pasajeros. El primero, para fumadores, estaba ocupado por un caballero de aspecto marcial, fumando un cigarro habano. Lucas, por aquel da, tena bastante de coroneles, y se dirigi al siguiente, cuyos ocupantes eran una joven de aspecto cansado, posiblemente seorita de compaa, y un niito de unos tres aos. Pas de largo. La puerta del departamento contiguo estaba abierta, y en su interior hallbase un solo pasajero: una dama de cierta edad. Le record vagamente una de sus tas, ta Mildred, que cierta vez, cuando tena diez aos, le permiti conservar una serpiente. Ta Mildred haba sido todo lo buena que puede ser una ta. Lucas entr en el compartimiento y se sent. Tras unos minutos de intensa actividad en la descarga de la leche, maletas y otras zarandajas, el tren se puso lentamente en movimiento. Lucas desdobl su peridico para volver a las noticias con la desgana de quien ya ha ledo los diarios de la maana.

-6-

Matar es fcil

Agatha Christie

No esperaba leer mucho rato. Siendo como era un hombre con varias tas, estaba casi seguro de que su compaera no podra guardar silencio hasta Londres. Estaba en lo cierto... una ventanilla que no cerraba bien, una paraguas que se cae... y la buena seora le estaba contando las excelencias de aquel tren. Slo tarda una hora y diez minutos. Es magnfico, ya lo creo. Mucho mejor que el de la maana, que tarda una hora y cuarenta minutos. Y prosigui: Casi todo el mundo toma el de la maana. Quiero decir que si hay que regresar el mismo da es una tontera ir en el tren de la tarde. Yo quise salir esta maana, pero Wonky-fu se haba perdido (es mi gato persa, una preciosidad, slo que ltimamente ha tenido una oreja enferma), y claro, no sal hasta que lo encontraron. Claro que no murmur Lucas mirando significativamente a su peridico, pero no le vali, pues ella sigui charlando. As que me las arregl como pude y tom el tren de la tarde, lo que en cierto modo es una ventaja porque no va tan lleno... aunque eso no importa cuando se viaja en primera. Quiero decir que lo considero un despilfarro, con las tasas, menos rentas, el sueldo del servicio ms alto y todas esas cosas... pero la verdad es que estaba tan trastornada... porque, sabe?, voy a Londres para un asunto muy importante y quera poder pensar lo que voy a decir... con tranquilidad, sabe? Lucas reprimi una sonrisa. Y cuando viajan personas conocidas... hay que mostrarse amable... as que pens que por una vez el gasto estaba perfectamente justificado... aunque yo creo que hoy en da se gasta demasiado... y nadie piensa en el porvenir. Claro agreg con presteza, mirando el rostro bronceado de