¿Adiós profesor, adiós profesora? - .José Carlos Libâneo ¿Adiós profesor, adiós profesora?

download ¿Adiós profesor, adiós profesora? - .José Carlos Libâneo ¿Adiós profesor, adiós profesora?

of 20

  • date post

    19-Jan-2019
  • Category

    Documents

  • view

    219
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of ¿Adiós profesor, adiós profesora? - .José Carlos Libâneo ¿Adiós profesor, adiós profesora?

Jos Carlos Libneo

Adis profesor, adis profesora?

Nuevas exigencias educativas y nueva profesin docente

Coleccin Recursos

Ttulo original: Adeus professorm adeus professora? Novas exigncias educacionais e profisso docente, Cortez Editora, 2011

Traduccin al castellano: Bertran Romero Sala

Primera edicin: octubre de 2013

Jos Carlos Libneo

De esta edicin:Ediciones Octaedro, S.L.Bailn, 5 08010 BarcelonaTel.: 93 246 40 02 Fax: 93 231 18 68www.octaedro.com octaedro@octaedro.com

Cualquier forma de reproduccin, distribucin, comunicacin pblica o transformacin de esta obra slo puede ser realizada con la autorizacin de sus titulares, salvo excepcin prevista por la ley. Dirjase a CEDRO (Centro Espaol de Derechos Reprogrficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algn fragmento de esta obra.

ISBN: 978-84-9921-430-6Depsito legal: B. 23.342-2013

Diseo y realizacin: Editorial Octaedro

Impresin: Novagrfik

Impreso en Espaa Printed in Spain

Obra publicada com o apoio do Ministrio da Cultura do Brasil / Fundao Biblioteca Nacional.

Obra publicada con el apoyo del Ministerio de Cultura de Brasil / Fundacin Biblioteca Nacional.

5

A los hermanos Libneo: Teresa, Lcia, Joo, Lus, Ana.Como yo, Carlos, crecieron en la pobreza material y en la riqueza

cultural de nuestros padres semianalfabetos y, de algn modo, cada uno a su manera, se han transformado en profesores.

7

Presentacin a la edicin espaola

La presente obra, con el sello de la Editorial Octaedro corres-ponde a la 14. edicin publicada por Editora Cortez, con sede en la ciudad de So Paulo (Brasil). Su publicacin en Espaa tiene un significado especial para la editorial brasilea y para el autor. Importantes influencias educativas espaolas han llegado hasta nosotros, desde la reconocida herencia cultural que se remonta al siglo xix hasta la efectiva repercusin de la reforma educativa espaola iniciada en 1985 y de las posterio-res reformas puestas en marcha en Brasil tanto a nivel legis-lativo como en el mercado editorial. Ambos pases, a pesar de las diferencias histricas, geogrficas y culturales, han estado buscando soluciones a problemas educativos, especialmente al funcionamiento de las escuelas pblicas. Ms recientemen-te, se ha estudiado a un buen nmero de autores espaoles del campo de la educacin en los cursos de formacin de profe-sores, principalmente a dos de ellos, Jos Gimeno Sacristn y ngel Prez Gmez, a partir de dos libros. El primero, de au-tora compartida, es Comprender y transformar la enseanza (Ediciones Morata, 1994), con sucesivas reediciones en Brasil (ArtMed Editora), y el segundo, Currculo, de Gimeno Sacris-tn, publicado por la misma editorial espaola en 1988. Tam-bin se han estudiado en Brasil los libros de otros autores, ha-biendo tenido la influencia de innovaciones curriculares en los sistemas de enseanza federales, estatales y municipales. Estos autores tienen el mrito de situar la cultura pedaggica en la problemtica contempornea y, de este modo, ayudar al profesorado brasileo a comprender mejor el impacto de las

adis profesor, adis profesor a?

8

transformaciones sociales y culturales en las escuelas. A prin-cipios de los aos noventa, ya se podan identificar un con-junto de cuestiones que podran ayudar a la comprensin de la realidad brasilea, tales como: el carcter contradictorio de la escuela entre la reproduccin y el cambio, el impacto de los medios de comunicacin, la didctica y la interferencia con la cultura social y la cultura experimental de los alumnos, el cu-rrculo y la diversidad social, las funciones de la escuela con-tempornea y la formacin de profesores. Todos estos temas han influido de alguna manera en los contenidos este libro, pero lo ha hecho especialmente el impacto de los medios de comunicacin e informacin en los objetivos y en las formas de trabajar pedaggicamente en las escuelas. De este modo, di-ferentes perspectivas de problemas, diferentes soluciones en-contradas en los dos pases, pueden unirse en un inters para compartir estudios, investigaciones y prcticas pedaggicas al servicio de la formacin de profesores.

Goinia (Brasil), abril de 2013

9

Presentacin a la 14.a edicin

El libro Adeus profesor, adeus professora? alcanza su 14. edi-cin, comprobando la buena recepcin que ha tenido entre profesores y alumnos de los cursos de formacin de profeso-res. Para la presente edicin espaola, se han hecho pequeas alteraciones en algunos de los textos y se ha aadido el cap-tulo sobre la integracin entre el conocimiento disciplinario y el conocimiento pedaggico en la formacin de profesores con el objetivo de proporcionar una enseanza orientada al desa-rrollo cognitivo, afectivo y moral de los alumnos. Publicado en 1998, el ao de la fundacin de Google, el libro tena el pro-psito de llamar la atencin a los profesores sobre el impacto de las transformaciones sociales, econmicas y culturales, es-pecialmente en relacin con los medios de informacin y de comunicacin, en los objetivos y las formas del funcionamien-to de la escuela y, consecuentemente, en su propio trabajo. Al lector le bastara la lectura de unas pocas pginas para consta-tar que el autor jams dira adis a los profesores; al contrario, era mi idea mostrar que las tecnologas, aunque no sirvan para sustituir al profesor, son bienvenidas para mejorar las prcti-cas de enseanza-aprendizaje.

En el momento en que se public esta recopilacin de textos, el debate sobre los impactos de las tecnologas de la informa-cin y la comunicacin en la educacin era poco expresivo en la produccin acadmica y en los currculos de formacin de profesores. Donde se discuta el tema encontrbamos, por un lado, las crticas de sectores del medio intelectual que vean en esta preocupacin la adhesin a la ola neotecnicista, y, por

adis profesor, adis profesor a?

10

otro, sectores del campo de las comunicaciones que sealaban una fascinacin apresurada por la era informativa frente al tradicionalismo de las escuelas. A los crticos les falt el sen-tido de realidad y de perspicacia para entender que las tecno-logas digitales estaban provocando cambios reales en la esfera sociocultural, en la manera en que los nios y los jvenes se enfrentaban a la realidad, en la subjetividad y en las interac-ciones sociales de los individuos, con un notable impacto en los objetivos y en el funcionamiento curricular y pedaggico de las escuelas. A los entusiastas de las tecnologas digitales les falt comprender que estas nunca podran sustituir a la escue-la y a los profesores, y que solo se poda tratar con las nuevas realidades del mundo de la comunicacin y de la informacin a travs de la pedagoga. En efecto, el pedagogo espaol ngel Prez Gmez, en un captulo sobre las funciones sociales de la escuela dentro del libro Comprender y transformar la ensean-za, publicado originalmente en 1994 en Espaa (traducido en Brasil por ArtMed), ya constataba la prdida del papel hegem-nico de la escuela en la transmisin y la distribucin de la in-formacin debido al impacto de los medios de comunicacin, especialmente la televisin, al mismo tiempo que conservaba esperanzas en el papel de la escuela. Mencionaba que estos medios ponan al alcance de la mayora de los ciudadanos un abundante bagaje de informacin en los mbitos ms variados de la realidad que, aunque fuera de forma fragmentada, ejerca una poderosa influencia en el desarrollo social y cognitivo de los nios, introduciendo valores y concepciones ideolgicas pautadas en formas de explicar e interpretar la realidad coti-diana y de orientar las decisiones respecto al modo de ser y de actuar. Como contraposicin a este carcter reproductor de la cultura dominante, escriba que la escuela, incluso formando parte de las instancias de reproduccin, podra representar un espacio de cambio, cumpliendo la funcin de reelaborar crtica y reflexivamente la cultura. La funcin educativa de la escuela sera, pues, promover la organizacin racional de la informa-cin fragmentada recibida por los alumnos y la reconstruccin de los prejuicios acrticos formados por la presin reproductora del contexto social mediante mecanismos y medios de comuni-cacin cada da ms poderosos y con una influencia ms sutil.

11

presentacin a l a 14. edic in

Para ello se requeriran cambios en las prcticas institucionales y pedaggicas de las escuelas, cuya actualizacin no sera posi-ble sin los profesores.

Las consideraciones de Prez Gmez todava son comparti-das por el autor de este libro, reconociendo que la era de la in-formacin y de la comunicacin altera sobremanera las formas de comunicarse, de pensar, de actuar y de expresarse de los in-dividuos, con repercusiones considerables en la determinacin de los objetivos de la escuela y en el trabajo de los profesores. Las tecnologas digitales actan tanto sobre el proceso de so-cializacin como sobre los procesos de formacin psquica, en los contenidos escolares y en la manera de apropiarse de ellos. Por eso, los responsables de las polticas educativas, los educa-dores y los investigadores deberan asumir la tarea de debatir las implicaciones del desarrollo de las tecnologas digitales en la pedagoga y en la didctica como ayuda a los profesores. Sin embargo, no ha sido as. Las polticas educativas en Brasil, des-de el principio de la dcada de 1990, fueron giles en incorpo-rar tendencias y directrices de organismos internacionales que pretendan introducir al pas en el mercado de las TIC, pero, en cambio, fueron poco activas en su actuacin sobre los aspectos pedagogicodidcticos implicados en el impacto de las tecnolo-gas educativas sobre el proceso de enseanza-aprendizaje. A pesar de que las planificaciones, las directrices y las polticas hablen de inclusin digital, de adquisicin de ordenadores para las escuelas, de cursos a distanc