Venezuela Edicion 178

Click here to load reader

  • date post

    09-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Venezuela Edicion 178

Transcript of Venezuela Edicion 178

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013

    Bs.F 5,00CirCulaCin semanal en todo el territorio naCional

    abril 26 a mayo 3 18 de 2013 ao 2 nro. 12 edicin 178 24 Pginas rif.: J- 31370093-2

    Fundado 1992

    deposito legal PP200901dC1474

    Esta luchaes por la verdad

    La una de la tarde, el sol taladraba Brickell, en un elegante patio nos sentamos a comer, fumar y pasarla bien. Un reencuentro con tres dcadas de espera y un triunfo nos convocaban. Nos reuni la ganada incontestable de Capriles y la terrible derrota de Nicols Maduro, quien perdido sigue siendo presidente, en un mientras tanto, cada vez ms difcil de administrar. Lo que se busca es que se sepa la verdad. El triunfo de Unidad Democrtica. Algo que hace apenas un mes era una quimera y que, de la mano de un dirigente, que supo leer el sentir del pue-

    blo y demostr su capacidad para saber interpretarlo, de una dirigencia que supo unirse y de un asesor que por ms de 14 aos persigui combatir en elecciones al chavismo, pudo convertirse en realidad, en un triunfo demoledor de la democracia, la verdad, el respeto, la tolerancia y la paz. Perdi la mala dirigencia que sigue es-cudndose en la falsa espiritualidad, perdi la ineficiencia, perdi la mentira. Gan la verdad que siempre termina por imponerse y un slogan sencillo y poderoso. Tambin gan J.J. y sobre todo Venezuela! Que somos todos Todos!

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013

    El Gran Capitn En la cuerda flojaEditorial

    Nicols Maduro, jura-mentado el pasado vier-nes 19 de abril como Presidente Constitucional de la Repblica Bolivariana de Vene-

    zuela, en medio de una protesta cvica que ha involucrado ya no slo a la mitad del pas que vot por el candidato de la unidad democr-tica, Henrique Capriles Radonski, sino hasta venezolanos que sufragaron por el abanderado oficialista, pero que expresan su disgusto por todos los hechos ilcitos que puso en marcha el rgimen para favorecer esa candidatura, pa-reciera ser que no ha alcanzado a evaluar la gravsima situacin que enfrenta su eventual gobierno.Ya tuvo un muy mal comienzo cuando la me-

    dianoche del domingo, luego de ser anunciado su cuestionado triunfo por las autoridades del Consejo Nacional Electoral, acept la revisin de los resultados mediante una auditora total del proceso, voto a voto, incluidos los cuader-nos de votacin y las actas de escrutinio, pro-puesta esa misma noche por el rector Vicente Daz y el candidato Capriles Radonski, para despus hacerse el loco y recibir la proclama-cin del organismo comicial en un tiempo re-cord de menos de 24 horas, cuando an no se saba el resultado definitivo.Faltar a la palabra empeada por parte del

    seor Maduro, condujo a la solicitud del lder de la oposicin, Capriles Radonski, de protes-tar con un soberbio cacerolazo la noche de ese lunes 14-A que retumb por los cuatro lados de la repblica, y los venezolanos han conti-nuado practicndolos, sin cesar, durante todos estos das, al lado de manifestaciones pacfi-cas, convocadas hacia las sedes regionales del CNE en solicitud del reconteo de votos, que fueron infiltradas por las bandas armadas del rgimen para acusar a la oposicin de los des-manes y crmenes que esos grupos vandlicos ocasionaron.Hoy, como nunca en nuestra democracia, los

    venezolanos nos encontramos en una situa-cin extremadamente delicada, en donde las instituciones se encuentran cuestionadas, bien

    por ausencia de legitimidad o por encontrarse al frente de ellas, personeros terriblemente in-capaces o parcializadas por su afiliacin a la corriente poltica que sirve de base de susten-tacin al rgimen, lo cual desdice del equili-brio que debe mantenerse en los poderes del estado en resguardo de la institucionalidad.Torpeza, ignorancia e improbidad se mezclan

    entre las distintas autoridades a las cuales les corresponden, legtimos o no y mientras tanto, dirigir los destinos de nuestro pueblo.Maduro ha amenazado con radicalizarse me-

    diante un lenguaje ambiguo que habla de paz, de concordia, pero al mismo tiempo ofende, descalifica, agrede a los representantes de la oposicin e incluso a ms de la mitad del pas que no vot por l y para la cual pidi, en cam-paa electoral, que les cayera la maldicin de Maracapana, imprecacin lanzada en el esta-do de Amazonas, ante los miembros de las et-nias que mayoritariamente habitan esa regin venezolana y que no supieron de qu hablaba quien les estaba solicitando el voto.Nadie sabe qu significa para este seor, la

    palabra radicalizacin, pero suponemos que se trata de atacar ms an a las empresas pri-vadas, nacionales y extranjeras, (recordemos las amenazas contra los espaoles), expropia-ciones, toma de la banca por la fuerza y con-fiscaciones de los dineros de los venezolanos, y tantas locuras ms que terminarn acabando con el pas.Maduro desconoce la grave crisis econmi-

    ca que los gobiernos de Chvez y el suyo, de apenas cinco meses, ha causado a Venezuela y las consecuencias para los venezolanos, con una escalada inflacionaria calificada como la ms alta del continente y entre las primeras de todo el mundo, con desabastecimiento de productos bsicos, inseguridad, y sin embar-go est dispuesto a caminar sobre una cuerda floja y cualquier mal paso que d no har otra cosa que conducirlo al vaci, arrastrando con l a todo un pueblo que no nos atrevemos a decir cmo reaccionar ante esta locura, pero que nada bueno traer para la nacin.

    En Venezuela estamos enfrenta-dos a un problema de cuentas mal hechas, de fraudes num-ricos, coaccin de votantes, indebida intervencin militar en el proceso electoral y violacin flagrante de las normas bsicas de la convivencia civil en el pas. Frente a una opera-cin destinada a falsear los resulta-dos electorales para otorgar el triun-fo a quien no lo obtuvo, es cada vez mayor el nmero de ciudadanos que suman sus voces y voluntades para resistir y para lograr que se conozca la verdad.Es una lucha cuesta arriba, contra

    gente acostumbrada a mover todos los resortes del poder en su beneficio, contra un rgimen profundamente co-rrupto y claramente criminal y contra un establecimiento militar permeado por el narcotrfico, que, adems, obe-decen a normas y directivas dictadas desde Cuba, pas que ahora ocupa el lugar de potencia invasora y colonial respecto a nosotros.Las cuentas presentadas por el CNE

    despus de las elecciones del 14 A, son muy similares a las que presen-t Gonzalo Fernndez de Crdoba, conocido como el Gran Capitn, al rey Fernando el Catlico, que re-sultaron en exageraciones groseras y grotescas. Por ello, para recurrir a otro espaolismo, debemos decir que las cuentas claras y el chocolate es-peso. El sistema electoral venezo-lano, ponderado por los oficialistas como el ms avanzado del mundo, ha quedado al descubierto como una burda coleccin de corruptelas, vicios y desviaciones cuyo objetivo es el de perpetuar al gobierno, que ha puesto al frente de ese ente comicial a cuatro mujeres que ostentan, como timbre comn, su militancia en el partido oficial.El clamor popular, que trasciende

    ampliamente al nmero de votan-

    tes opositores, puesto que encuestas realizadas recientemente indican que cerca de 80% de los venezolanos apoyan una revisin y auditora ex-haustiva de los anunciados resultados electorales.No se trata simplemente de verifi-

    car nmeros y cotejar mesas, sino de revelar la verdad, porque estamos cansados de 14 aos de mentiras y burlas. No podemos continuar como una especie de secta excluida, intoca-bles cuya presencia apenas si es re-gistrada por las esferas del gobierno para dispensarnos insultos de la ms innoble naturaleza. La dignidad de la repblica y sus instituciones no puede seguir siendo mancillada a capricho por quienes detentan el poder como si se tratara de un mandato hereditario.Por esa razn es impostergable ob-

    tener una cuenta real y razonable del ms sagrado de nuestros ejercicios de derecho, que es el de escoger a nuestras autoridades. En la medida en la que tengamos mandatarios cuya autoridad y legitimidad estn en en-tredicho, no podremos funcionar de manera armnica, ni tendremos un piso adecuado para fundar un desa-rrollo econmico y social que nos in-corpore al siglo XXI.Aclarar y verificar los resultados

    electorales no es solamente una ne-cesidad de la oposicin, sino una condicin indispensable para el esta-blecimiento de un pacto social viable y de una paz social que nos lleve a convivir de manera civilizada. Vene-zuela no resiste por ms tiempo estar dividida en mitades que se descono-cen e insultan, en un estado de guerra declarada, por la cual se cuelan las incansables fuerzas del crimen para continuar matando a nuestra gente,. robando nuestros recursos y generan-do una emigracin que enriquece al resto del mundo y nos hace cada vez ms pobres y desasistidos.

    Alfredo Osorio [email protected]

    Director: Horacio Medina Gerente General: Sylvia Bello Gerente de Marketing: Javier Hernndez [email protected]

    Jefe de Redaccin: Ildefonso C. Prieto U. Gerente de Comercializacin: Yudith Garca M Coordinador: Lus Gil Jefe de Informacin: Jos Hernndez Coordinadora estado Zulia: Peggy Inciarte (0414) 632-5210

    Deportes: Fernando Conde Diagramacin: Pocho Prieto Fotgrafos: Biaggio Correale

    Direccin Miami: 8390 NW 53rd St. Suite 318. Miami, Fl 33166 (305) 717-3206 (305) 717-3209 Fax: (305) 717-3250Telfono: 58 212 424.1936 / 58 414 303.0073

    El Venezolano

    www.elvenezolanonews.com

    02 Opinin

  • miami, marzo 22 al 28 de 2013 03[Poltica]Poltica venezolana

    Mentira podridaLuis Prieto

    OliveraLuis Prieto

    Olivera

    Las cifras del CNE, al ser publicadas, con una ventaja irreversible para Nicols Maduro, de 275 mil votos, provocaron la reaccin inmediata de Henrique Capriles

    En la campaa re lmpago que ocurri entre el 2 y el 11 de abril, Henrique Capriles populariz, hasta llegar a con-vertirla en un lema

    importante, la cancin compues-ta por Reinaldo Padilla y arre-glada e interpretada por Willie Coln, con el nombre de Mentira Fresca, que se refera al entonces presidente encargado y candidato oficialista, Nicols Maduro.La base de esa cancin, y de la

    campaa de Capriles, fue desta-car el contenido falaz de las ac-tuaciones del gobierno, la difu-sin de grandes mentiras como si se tratara de verdades evan-glicas. Por ello el candidato unitario centr su discurso en la confrontacin de la verdad con la mentira. Los resultados electora-les, incluso los que ha publicado el igualmente falaz CNE, indican que una proporcin muy grande del pueblo votante acept esta premisa y se sum a la cruzada por la verdad. La sorpresa del 14-ATal como lo han revelado diver-

    sos cronistas, la votacin de ese domingo 14 de abril fue una sor-presa para los comandos oficia-listas, que haban proyectado una ventaja considerable, no inferior a 5 puntos porcentuales, equi-valente a unos 700 mil votos. A medida que llegaban las cifras se daban cuenta de que un nmero considerable de sus votos asegu-rados, los empleados pblicos y beneficiarios de misiones, haban sufragado, pero no por Maduro, sino por el opositor.La voltereta de sus subordina-

    dos, de acuerdo con las expre-siones de algunos allegados a esa tolda, super el milln de votos, lo que explicara una ventaja de Capriles de poco ms de 300 mil sufragios.Cuando la sala de totalizacin

    hizo llegar al comando oficia-lista ese posible resultado, se encendieron todas las alarmas, La Habana, que sera la princi-pal damnificada por una derrota de Maduro, envo instrucciones urgentes y se produjo una reu-nin de emergencia en Fuerte Tiuna, posiblemente en la sala situacional que Cuba mantiene en esa instalacin castrense. El Alto Mando, que est penetrado

    y manejado por generales cuba-nos, coordinados por Ral Castro directamente desde la isla, estuvo largo tiempo discutiendo, hasta encontrar la solucin en una arre-glo de ltima hora, realizado con la alteracin y magnificacin de los resultados de centros electo-rales de una mesa, en los cuales se haba ahuyentado a los testi-gos de la oposicin. Muchas de estas mesas, debido a la prisa con la cual fueron trucados los resul-tados, arrojan mayor nmero de votos que votantes y otros errores que implicaran su anulacin.Las cifras del CNE, al ser pu-

    blicadas, con una ventaja irre-versible para Nicols Maduro, de 275 mil votos, provocaron la reaccin inmediata de Henrique Capriles y su comando Simn Bolvar, anunciando su descono-cimiento de dicho resultado, por no coincidir con las cifras que tenan en sus manos, correspon-dientes a las actas que haban re-cibido de sus testigos. En este punto poda hablarse ya

    de que se haba producido un gol-pe de estado, dado por cubanos y militares venezolanos, que alter los verdaderos resultados para imponer, una vez ms, una gran mentira, que ya pas a la catego-ra de mentira podrida, porque haba superado la condicin de Maduro. La reaccin inmediata del candidato oficialista, cuando celebraba con sus conmilitones en el Palacio de Miraflores, fue la de aceptar lo propuesto por el rector Vicente Daz y ratificado por Capriles, de auditar y abrir el

    100% de las cajas.El cambio brusco de tesitura en

    pocas horas y la decisin total-mente contraria a los precedentes existentes en el pas, sobre todo si, como en este caso, se haba anunciado un desconocimiento de esos resultados, de proclamar como ganador a Maduro, menos de 24 horas despus de emitido el primer boletn, y cuando an no se haba completado la inclusin de todos los recaudos correspon-dientes al acto electoral, sobre todo los emitidos en el exterior.Que crezca el montnEn nuestra lejana infancia, uno

    de los juegos que practicbamos era el de Que crezca el montn, en el cual nos lanzbamos unos contra otros y, cuando uno caa, el grito de Que crezca el mon-tn!, haca que todos nos lanz-ramos sobre el cado para formar una especie de montaa. Ahora, esta acumulacin y crecimiento anormal de las mentiras, me re-cuerda aquellas lejanas jugarre-tas. La mentira se convierte en una

    necesidad vital para mantener el gobierno, por ello crece a medida que pasan los das. Ya no basta con decir que los resultados del CNE son la verdad, sino que es indispensable inventar delitos y culpas por parte de quienes estn afanados tratando de defender la verdad. En la Biblia, Evangelio segn San Juan (8:32), leemos Y descubriris la verdad. Y la verdad os har libres. El miedo a la verdad no es otra cosa que la defensa de un rgimen que niega

    la libertad y establece mecanis-mos para coartar su ejercicio.Ahora, por ejemplo, es necesa-

    rio militarizar el servicio elc-trico, para impedir el sabota-je, como si la gente no viniera sufriendo de apagones cada vez ms largos y frecuentes desde hace cuatro aos, atribuidos a una sequa extraordinaria, cau-sada por El Nio, a la accin de una iguana, un rabipelado, un in-cendio de maleza en la llanura, o cualquier otro pretexto balad. Es importante, debido a la necesi-dad de justificar la presencia mi-litar en la preservacin del orden pblico, que se cree un mito de eficiencia militar, cuando todos sabemos que las ms grandes chambonadas y actos de flagran-te corrupcin, han sido cometi-das por militares afectos al rgi-men, que han saqueado el erario pblico y conducido al pas al estado de desorden y miseria en el que hoy se encuentra.A Henrique Capriles, cada da

    se le acusa de manera ms di-recta, de instigador de actos de violencia, fraguando hechos de-lictivos, mediante el expediente de disfrazar a grupos de indig-nados, con camisetas e insignias amarillas. Se ha creado ahora una burguesa amarilla, a la que ha-br que exterminar y esa tarea se la asignan a milicias y cuerpos policiales que no son ms que cipayos de un gobierno espurio.Por si existe alguna duda, se re-

    curre a argumentos homofbicos y se le adiciona el supuesto uso de drogas prohibidas, para des-

    truir la imagen de Capriles y del movimiento popular que lidera y representa. Sin embargo, esa nueva y pestilente mentira par-te de un concepto de liderazgo totalmente errnea, porque Ca-priles es un dirigente dentro del marco de un movimiento plural y democrtico, cuyo papel pue-de ser desempeado por muchos otros dirigentes, porque no se tra-ta de una batalla militar, como las que ellos estn acostumbrados a glorificar, sino de un enorme mo-vimiento democrtico, cuya base es la bsqueda de la verdad y en el cual, como se demostr en las elecciones del 14 de abril, no es indispensable la organizacin de batallones, escuadras y otros sis-temas de disciplina vertical, de inspiracin castrense, sino la or-ganizacin familiar e individual de mecanismos de seguimiento. Frente a la estrategia de condenar al lder por pecados cometidos por ellos mismos, existe un pue-blo que se ha organizado en torno a principios muy claros y senci-llos, de bsqueda de la libertad y la democracia y de restableci-miento de las instituciones man-cilladas por un gobierno mentiro-so y corrupto.Esa es, en definitiva, la lucha a

    la cual nos convoc Henrique Ca-priles, cuando nos dijo, al aceptar la candidatura, que aceptaba esa lucha, que no sera fcil y corta, sino ardua y prolongada, porque los enemigos de nuestro pueblo, los nuevos colonizadores, prove-nientes de un imperio decadente y derrotado por las fuerzas de la historia, poseen fuerza, dinero y muy pocos escrpulos para aten-tar contra la vida y los principios que nos sustentan.Estamos ganando en esta esca-

    ramuza, pero todava falta mucha pelea, porque las cosas verdade-ramente buenas de la vida, no se obtienen gratuitamente, sino a costa de sacrificios. Pero tene-mos la ventaja y debemos mante-nerla, por ello hay que endurecer nuestro nimo y afilar nuestras armas, que son la paciencia, la perseverancia y la capacidad para sumar y multiplicar. Es necesa-rio ser creativo en las acciones reivindicativas, que sostengan la esperanza y acrecienten la fe. Capriles dijo que se trata de una cruzada mstica y as debemos conducirla.

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201304 [ Economa]

    Solo la verdad nos har libresConversatorio con J.J. Rondn

    Jos Hernndez

    La conversacin fue extensa y distendida, muy agrada-ble. La imagen era la de un ganador, esas elecciones las ganamos de manera cmoda. As habr sido que el nico ganador del 14 de abril fue Capriles, que el perfecto derrotado fue Maduro y el concepto ms cuestionado es la verdad y la virtud ms golpeada fue la credibilidad del CNE.Parece, a dos semanas del 14 de

    abril, que lo nico que puede ocu-rrir en Venezuela es que se vuel-van a repetir las elecciones. No se puede llegar a un lugar inter-medio, ni con el Papa Francisco como intermediario el gobierno puede plantearse una conversa-cin con el nico lder de la opo-sicin. A la peticin de la iglesia catlica y su Sumo Pontfice el gobierno respondi con una cade-na de la ministro de crceles Iris Varela, recordndole a Capriles que tiene una celda para l, lo acu-s de asesino y de consumidor de estupefacientes.El presidente juramentado y

    cuestionado, se refiri al propio J.J. como piltrafa y delincuente.En la peticin de dilogo de la

    Iglesia y del Papa Francisco hay una frase que parece terrible para el gobierno, invit al querido pueblo venezolano, de forma particular a los responsables ins-titucionales y polticos, a rechazar con firmeza todo tipo de violencia y a establecer un dilogo basado sobre la Verdad, en el mutuo re-conocimiento, en la bsqueda del bien comn y en el amor por la nacin.En algn momento en la con-

    versacin apareci el versculo de Juan 8:32 La verdad os har li-bres. Frase bblica que establece una estrecha relacin entre la ver-dad y la libertad. El hombre es un ser inexorablemente moral por el carcter libre de su persona. Pero estar en la verdad es un requisito imprescindible para que la actua-cin humana sea verdaderamente libre.Quin es J.J. Rendn, segn va-

    rios mediosDesde finales de los 80, se ocu-

    pa de lo electoral y de campaas y tambin de una imagen muy definida de monje zen vestido de negro. Varios medios se han ocupado de l en Mxico, Centro Amrica, Colombia, Chile y Ve-

    nezuela, en algunos casos se dicen cosas as.Juan Jos Rendn naci en 1964.

    Es psiclogo, comunicador y pu-blicista, y se ha desempeado en el manejo de la informacin para construir imgenes, tanto de pro-ductos polticos como comercia-les.Su actividad poltica tuvo reco-

    nocimiento desde finales de los aos 80. Varias semblanzas que elogian su trabajo sealan de exi-tosa su intervencin en la campa-a presidencial de Carlos Andrs Prez, en la que gener estrategias para promover el voto joven en 1987, o su manejo creativo y ge-rencial de Chiripa Publicidad, en 1993, que le procur una victoria absoluta al Dr. Rafael Caldera, tal como se lee en la pgina www.jjrendon.net.Por su polmica labor muchos

    lo han tildado de ser desde agen-te encubierto de la CIA, hasta ser ficha de Fidel Castro. Ambos sealamientos los ha desmenti-do. Quienes lo conocen aseguran que sus tendencias polticas estn ms enmarcadas hacia la derecha del espectro ideolgico. O por lo menos, en ese lugar es donde se han ubicado la mayora de sus clientes.En la semblanza que ofrece en su

    pgina de internet, Rendn define que su sigiloso proceder respon-de a una clara tendencia de respe-tar las normas establecidas en las contiendas que elige y su mejor tctica es esgrimir ideas pragm-ticas que le aseguren el corte pre-ciso a sus objetivos.Recuerden la promesas bsicas

    de la campaa de Capriles, Plati-ca, que no te la coma la inflacin, Comida, que tengas abasteci-miento, y que puedas dormir tran-quilo, que la violencia callejera no te mate. Y la frase fuerza Vene-zuela somos todos!Se declara heredero o discpulo

    directo de Joseph Napolitan, la primera persona en la historia que fue llamado estratega poltico, de quien asegura, adapt una especie de cdigo tico de nueve puntos con los que envuelve su trabajo estratgico. Asegura que no in-centivar el voto basado en: racis-mo, gnero, religin, intolerancia o ninguna forma de discrimina-cin ilegal y, adems, condenar a aquellos que usen esas prcticas o que se abstendr de atacar a sus oponentes (o su grupo familiar)

    con acusaciones falsas o difusas, y har todo lo que este a su alcan-ce para prevenir que otros utilicen estas tcticas.Su estrategia tambin se mue-

    ve en 12 puntos de accin. De estos hay algunos que destacan en su estrategia, como el mane-jo de crisis de opinin pblica y la llamada clnica del rumor, la cual define el propio Rendn de la siguiente manera: previendo medios crticos adversos a una personalidad pblica o a un ente gubernamental, creamos un siste-ma preventivo para la desactiva-cin o compensacin de rumores que permite corregir situaciones desestabilizadoras.Rendn tambin sobresale por

    su particular personalidad, vive solo, trabaja mucho, escucha no-ticias las 24 horas del da y cul-tiva una vida espiritual basada en prcticas zen.El VenezolanoJ.J., en todo encuentro, conferen-

    cia, conversatorio o foro donde le toca hablar, le dedica por lo me-nos 15 minutos al tema venezo-lano y a la tragedia que viven sus paisanos. Lleva ms de doce aos en eso y procurando cambiar las cosas en su pas. Antes del cncer presidencial, procur crear la ini-ciativa Anti Chvez frum.Por ms de una dcada y con

    ms de dos docenas de campaas electorales por la presidencia a cuestas Rendn le dio con fuerza a Chvez y sus ideas y el psimo gobierno bolivariano.Y aunque en su propia pgina

    recomienda a sus clientes no re-saltar la presencia del consultor, Rendn tambin se caracteriza porque su presencia nunca pasa inadvertida. Su presencia, aun cuando no ha vuelto a Venezuela, encendi todas las alarmas, ms an cuando el tema de la guerra sucia en la campaa ya dej de ser un riesgo para convertirse en un hecho. Hasta Nicols en plena campaa se ocup de J.J.Juan Jos Rendn, mejor conoci-

    do como J.J. Rendn en el mbito de la poltica, se ha convertido en un estratega ampliamente recono-cido, especialmente tras gestin en el manejo de campaa de Hen-rique Capriles Radonski, quien se enfrent a Nicols Maduro este domingo 14 de abril.Desde que comenz a asesorar

    a Henrique Capriles, ste cambi la manera de confrontar a sus in-

    terlocutores pues, recordando la campaa pasada en la que se en-frent a un querido Hugo Chvez, sola adoptar una actitud pasiva, lo que le llev a restar varios pun-tos en su campaa electoral.Para 2013, al escuchar los dis-

    cursos de la corta pero efectiva campaa del Ex Gobernador del estado venezolano de Miranda, poda comprobarse que el sopor-te de Capriles Radonski haba cambiado por uno ms firme y contundente; un asertivo Henri-que contestaba y se anticipaba a la competencia y dio certeros golpes que, lograron que el gobierno y Nicols Maduro fueran los gran derrotado de la contienda.De hecho, la situacin en Vene-

    zuela ya no es la misma, gracias en alguna media al trabajo de Juan Jos Rendn. Al final de estas elecciones, Maduro fue laureado con la victoria, prrica. El chavis-mo, de acuerdo con sus cuentas baj en los sufragios 685 mil vo-tos, la oposicin se adjudic casi la misma cifra, lo que hizo que le brecha entre ambos candidatos fuera de apenas 250 mil votos, se-gn las cuentas del CNE.El nico ganador de lo ocurrido

    el 14 de abril fue Henrique Ca-priles y la inmensa duda que se cierne sobre el CNE. Un avance en materia democrtica para Ve-nezuela, un triunfo que juntos, candidato y estratega -Capriles/Rendn- se encargan de promover hasta el cansancio para que, en fu-turos escenarios, las posibilidades sean mucho mayores Quin des-carta que las elecciones se vuel-van a repetir? Despus de tantas dudas y tantas idas y regresos de un gobierno dbil y de legitimidad

    cuestionada.No obstante, el candidato de la

    oposicin declar ya que no re-conocer los resultados de la elec-cin hasta que haya un nuevo con-teo voto por voto, postura que el propio Rendn respald a travs de Twitter: Di lo mejor de mi y vi a todos dar lo mejor de s. Nosotros GANAMOS! no dudo que @hcapriles estar a la altura del momento! auditora 100%!, escribi.Aquello del pajaritoEn la conversacin apareci el

    tema del pajarito qu tan cierta fue la mencin? Llegamos a la conclusin de que fue completa-mente cierta y que fue creacin total y absoluta de Nicols.El es discpulo de Sai Baba y

    cree en las reencarnaciones y en la rueda de Zam Zara y debe vivir la fantasa del pajarito.Todos quedamos perplejos ante

    la explicacin, posible. Lo del pa-jarito no fue una idea de nadie, no fue el asesor brasileo, el legen-dario Joao Santana, quien termin preparando unos comerciales de televisin fuera de los elemen-tos decisorios de la campaa del gobierno. Tampoco fueron los franceses que asesoraron a Fran-cois Hollande, quienes terminarn cargando la derrota.Lo del pajarito fue cosecha pro-

    pia del mismsimo Nicols.El presidente juramentado por

    la Asamblea en una triste ceremo-nia, proclamado a la carrera por el CNE, parece que de verdad cree en pajaritos chiquiticos Aun-que usted no lo crea.

    JJ Rendn

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 05 Economa

    Auditoras chimbas...ni de vainaEduardo Semtei:

    Rosa Uztriz

    Eduardo Semtei es un economis-ta a quien le gusta autocalificarse como opinador de oficio. Desde su temprana juventud estuvo vinculado a la izquierda y en su representacin ocup la presidencia de la Federacin de Centros Universitarios de la UCV, diputado y acti-vista poltico. Al inicio del rgimen chavis-ta estuvo muy cerca de ese movimiento y lleg a ocupar un cargo de Rector del CNE, en las elecciones presidenciales del ao 2000, provocadas por el llamado proceso de relegalizacin para adaptarse a la nue-va constitucin aprobada en 1999. Actual-mente, separado del chavismo, es dirigente nacional de Avanzada Progresista, movi-miento integrado a la Mesa de la Unidad Democrtica (MUD). Por todas estas razones y por sus conoci-

    dos y precisos anlisis, quisimos conversar con l y explorar algunos aspectos de la si-tuacin electoral y sus derivaciones, en este momento verdaderamente conflictivo para nuestro pas. Como antiguo rector electoral, Cul es

    su juicio acerca de la transparencia, jus-ticia y limpieza del proceso electoral del 14 de abril pasado?--Los actos ilcitos que rodean al proceso

    electoral venezolano no se contraen a un hecho en particular, en un momento, un si-tio o una decisin. Se refiere a un fenmeno de continuidad que se afinca en el uso in-discriminado, ilegal y hasta salvaje de fon-dos, bienes y personas del Estado Central, los estados y regiones y los municipios bajo gobierno rojo, especialmente PDVSA, en pro de la llamada candidatura oficial. Claro que han surgido dudas razonables en torno a lo que llamaramos el software y el hard-ware de todo el sistema electoral, elevadas al rango de angustia si consideramos la ne-gativa del Consejo Nacional Electoral de permitir una auditora completa del proce-so. La transparencia pues se fue de viaje, la justicia fue abatida por las declaraciones a destiempo, comprometedoras y cmplices tanto de la Fiscala Generala, como a ella misma le gusta denominarse, como por la Presidenta del Tribunal Supremo de Justi-cia quien tiene la mana de contestar lo que no se le ha preguntado y sentenciar juicios que ni siquiera han comenzado. En cuanto a la limpieza, ya dijimos que la corrupcin las borro del mapaLas denuncias de voto asistido, que no es

    otra cosa que voto vigilado, personas arrin-conadas, votantes amenazados, el hecho de pandillas de motorizados armados pro-tegidos por la Polica Nacional y la Guardia Nacional, los puntos rojos de chequeo en cada uno de los centros electorales, espe-cialmente aquellos de una sola mesa, en fin, la presencia amenazadora de altos fun-cionarios de gobierno, las llamadas a los

    celulares de los votantes que son al propio tiempo beneficiarios de algn programa so-cial, llamados por los pichones de Castro Misiones agregan otra carga de tinta oscura y maloliente a lo que debi ser un proceso transparente, justo limpio.Considera usted que existe una delibe-

    rada intencin de retardo indebido en la actitud del CNE, de lograr que el candi-dato de la Unidad posponga su impug-nacin del proceso electoral, de acuerdo a lo previsto en el artculo 225 de la Ley Orgnica de Procesos Electorales?--No se trata solo de un retardo indebido,

    que ciertamente parecera que estamos en presencia de una asunto como ese, ms bien podemos hablar de una orquestacin me-ditica dirigida a convertir la auditora en un saludo a la bandera, en operacin chim-ba, como la llamara el propio Henrique Capriles Radonski. Una de las 4 Jinetas del CNE, casi de Apocalipsis Electoral, tuvo el tup, los guramos de decir que se podran abrir las cajas pero no se podran contar los papelitos para verificar si efectivamente el nmero de votantes que aparecen en los otros registros; cuaderno de votacin, acta de la mquina, registro electrnico de la mquina, registro electrnico digital de los votantes etc. As tratan de disminuir la pre-sin nacional e internacional sobre la nece-sidad y oportunidad del proceso auditor. La impugnacin se ejerce por ante el Tri-

    bunal Supremo de Justicia, que debera de-nominarse ms bien, Tribunal Mximo de Injusticia, pues como ya dije anteriormen-te, la ciudadana que lo Preside, ya emiti opinin, ya dijo que no haba nada y que el proceso era totalmente electrnico, que-riendo decir con esto que an si los pape-litos dan ganador a Capriles ella, es decir, el Tribunal Mximo de la Injusticia, no los reconocera pues ello representara un voto

    manual, cosa que segn ella, no est previs-to en la Constitucin.Es particularmente aplicable a la opo-

    sicin venezolana la emisin de eptetos como los de Esculidos, Fascistas, vendepatrias, pitiyanquis o mino-ra, que le endilgan los personeros del gobierno?--Ese estilo militaroide, tan usado en cuar-

    teles, donde los superiores cotidianamente llaman de cualquier manera, y con cual-quier epteto a sus inferiores, muri cuan-do muri el mismo Chvez, cuyo estilo era precisamente ese. De esa manera el pas permanece dividido, unos amenazando y los otros sufriendo amenazas. El hecho de endilgar apodos contra una parte de la po-blacin, y sabemos que es la mayor parte, busca como siempre sealar y discriminar a un grupo poblacional para diferenciarlo de otro. Es el ms puro estilo fascista, un forma de actuar que ha estado presente en buena parte de la historia de la humanidad y que se vio en forma cruda y horrible en el caso de Ruanda, los Tutsi y los Hutu, estos ltimos llenaron de nombres y ofensas a los primeros, generndose una divisin terrible de la sociedad, los medios, digamos como VTV y los gobernantes, digamos como Maduro, mantuvieron por un largo tiempo las acusaciones y denuncias y odios contra los Tutsi que terminaron en matanza terri-ble.En cuanto a esculidos y minoras, para

    significar lo que era una relacin del 55% chavista contra el 45% opositor en la mayo-ra de las elecciones, pues ahora ya no lo es, ya esa relacin cambi para siempre.En vista de las crecientes denuncias de

    graves irregularidades electorales, inter-puestas por el Comando Simn Bolvar y la Mesa de Unidad Democrtica, Qu cree usted que ocurrir respecto a la pro-

    clamacin y juramentacin de Nicols Maduro como presidente de Venezuela?--Maduro fue proclamado en tiempo re-

    cord como se vio, quizs tratando de evitar el enorme ruido internacional que ensorde-ca las orejas del poder en Venezuela. Sin lugar a dudas todos los poderes pblicos, postrados ante la Presidencia, corrern a celebrar, confirmar, consolidar, defender y justificar cualquier acto o actitud o decisin o decreto o deseo que contribuya a darle un cariz constitucional a esta burla electoral, donde la victoria de Henrique Capriles est siendo arrebatada por una pandilla de de-lincuentes.Qu actitud debe adoptar el pueblo

    venezolano que vot por el candidato de la Unidad, ante la resistencia, maniobras y violencia que podran desencadenar el gobierno y sus seguidores?--Resistir. Resistir. Resistir. Organizarse.

    Organizarse. No perder la visin de futu-ro. Confiar en la direccin y orientaciones de Henrique. Permanecer vigilante. No caer en provocaciones. Archivar, regis-trar, escribir, fotografiar, grabar todas las irregularidades de que tengan conocimien-to. Entender que este es un proceso largo y complicado que hemos venido ganando poco a poco y que a este rgimen chavocas-trista le queda poco tiempo. Votar aunque sepamos que el sistema quiere trampear y robar nuestros votos. Cuidar cada vez ms el acto electoral.Un elevado nmero de polticos y de la

    ciudadana en general, que no est de acuerdo con el proceso revolucionario, tiene y manifiesta un alto nivel de con-fianza y esperanza en una supuesta res-puesta institucional y democrtica por parte de un sector de la Fuerza Armada Venezolana. Cul es su opinin sobre el particular?--Una gran parte del alto mando est com-

    prometido poltica y hasta socialmente con los principales caudillos del rgimen. Sin embargo, la FFAA es parte de la sociedad, de la clase media, entonces, las familias, esposas y esposos, madres y padres, her-manos y hermanas, hijos e hijas, de los mi-litares activos son precisamente clase me-dia, y en ese sector, amigos mos, nosotros tenemos el 80% de la poblacin.A su juicio qu significado tiene para

    usted una Auditora? Es posible una Au-ditora en la cual los auditados son los que marcan la pauta de cmo debe ser ese pro-ceso y cules deberan ser los elementos auditables y cules no?--No seor. Las condiciones de la audito-

    ra las fijamos nosotros, por supuesto debe ser aprobada por el CNE. Si el protocolo de revisin que solicitamos no es aprobado, nosotros no iremos al proceso de auditora. Auditoras chimbas, ni de vaina. Como dice Henrique. Los payasos son otros

    Eduardo Semtei

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201306 [Opinin]

    Con paso firmeComit Judicial del Senado debate reforma

    El proyecto de ley se debatir en un plazo de 16 das

    Sandra Ramn Vilarasau

    Durante la tercera audien-cia preliminar sobre la reforma, el senador republicano por Iowa Charles Grassley, el de mayor rango en el Comit Judicial del Senado de los Estados Unidos, reiter su preocupacin sobre el proyecto de ley pactado por el Grupo de los ocho del Senado, y afirm que los otros 92 senadores deben tener la oportunidad de presentar enmiendas.Grassley, quien destac que el

    proyecto de ley se debatir en un plazo de 16 das, insisti en que contrariamente a lo que se dice, l no busca utilizar el atentado reciente en Boston para bloquear la reforma, sino fomentar una revisin cuidadosa de las leyes de inmigracin para que sta res-ponda a asuntos crticos de seguri-dad nacional. No queremos es-tropear las cosas como lo hicimos hace 25 aos con la amnista de 1986, afirm.Segn el senador de Iowa, tal

    como est concebido, el proyec-to de ley de 844 pginas ante el Senado repetir los errores del pa-sado, no fortalecer la seguridad fronteriza y no frenar una futura inmigracin ilegal hacia Estados Unidos.Al inicio de la sesin, el presi-

    dente del Comit, el demcrata Patrick Leahy, respald la refor-ma migratoria, pero expres sus propias preocupaciones sobre el proyecto de ley que, al contrario de lo que afirm Grassley, condi-ciona la legalizacin de los indo-cumentados a la seguridad fron-teriza.Tanto Grassley, quien neg in-

    tentar retrasar el proceso, como su colega republicano Ted Cruz enfatizaron la necesidad de un mayor control fronterizo, aunque reconocieron que el sistema de in-migracin es disfuncional y hace falta soluciones.En los distintos paneles, testi-

    ficaron tanto asistentes que de-fienden una legalizacin de unos 11 millones de indocumentados, como los que califican esa medi-da como amnista para los que califican como ilegales.Los que defienden la legalizacin

    son la activista dreamerGaby Pacheco, beneficiaria de un pro-grama de accin diferida a su deportacin para jvenes que lle-

    garon de nios al pas, y la presi-denta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murgua, entre otros.En su testimonio, la ecuatoria-

    na Pacheco cit las palabras del periodista indocumentado de ori-gen filipino Jos Antonio Vargas, cuando pregunt qu har Estados Unidos con los que llegaron de ni-os a Estados Unidos, pas al que consideran su patria.Con dignidad y fe, ofrezco mis

    talentos, pasin y vida, pido que me den a m, a mi familia y 11 mi-llones de nosotros la oportunidad de integrarnos plenamente y al-canzar nuestro sueo americano, anot Pacheco, quien reiter su amor por el pas.En el otro extremo, testific el se-

    cretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, uno de los arquitectos del concepto de autodeportacin de inmigrantes indocumentados me-diante medidas punitivas. Puntua-liz que en el proyecto bipartidista de ley, la revisin de antecedentes penales es insuficiente para impe-dir que los terroristas alcancen una amnista, como califica a la reforma.Indic tambin que las personas

    deportadas pueden acogerse a una potencial legalizacin, as como los fugitivos de la ley de inmigra-cin y quienes han recibido rde-nes de deportacin.Puntos de la propuesta de re-

    forma migratoriaSon ocho los senadores de los

    dos partidos Demcrata (D) y Re-publicano (R) que introdujeron el esperado proyecto de ley de refor-ma migratoria que condiciona a un reforzamiento de la seguridad fronteriza la opcin de la natura-lizacin para los inmigrantes sin papeles.Los ocho senadores son Richard

    J. Durbin (D-Illinois), Marco Ru-bio (R-Florida), Michael Bennet (D-Colorado), Jeff Flake (R-Ari-zona), Robert Menndez (D-New Jersey), Lindsey Graham (R- Ca-rolina del Sur), John McCain (R-Arizona) y Charles E. Schumer (D- Nueva York).El documento, negociado a

    puertas cerradas durante meses y presentado al Senado en la ma-drugada del mircoles, est nu-merado S. 744 y lleva como ttulo Proyecto de Ley 2013 para la Seguridad Fronteriza, Oportuni-dad Econmica y Modernizacin Migratoria.Los cuatro republicanos y los

    cuatro demcratas admitieron que su propuesta no es perfecta y que estn conscientes de que ser modificada durante el proceso le-gislativo, pero afirmaron que se mantendrn unidos para rechazar enmiendas que busquen el fraca-so.Los ocho senadores esperan que

    el Comit Judicial someta a vota-cin el proyecto la primera sema-na de mayo, y que el presidente del Senado lleve la legislacin al pleno de la Cmara antes de junio.El proyecto buscara reforzar la

    seguridad en las fronteras, permi-tira el ingreso de nuevos trabaja-dores al pas, siempre y cuando los empleadores verifiquen que se encuentran legalmente en Es-tados Unidos y dara una opcin para que los 11 que ya estn en territorio estadounidense puedan obtener su ciudadana.Antes de proceder a la legaliza-

    cin de indocumentados habra que cumplir con dos requisitos previos. Por una parte, asegurar todava ms las fronteras de Es-tados Unidos para impedir que entren inmigrantes sin documen-tos. Para ello, se deber contratar a ms personal para Polica de Fronteras y se implementaran nuevas tecnologas de vigilancia, incluso aviones no pilotados, para sellar la frontera.Y un seguimiento de que los ex-

    tranjeros salen de Estados Unidos a tiempo cuando vencen sus vi-sas o, en los casos de ciudadanos pertenecientes a los pases que no necesitan visado para viajar como turistas a Estados Unidos, a los 90 das de haber entrado.Una vez aprobada, todos los in-

    migrantes sin documentos debe-ran registrarse con el gobierno federal. Se procedera a hacer una verificacin de su vida, particu-larmente para detectar delitos. Tendran que pagar impuestos retrasados y una multa. Una vez cumplido con todo lo anterior, es-taran legalmente en el pas pero con carcter probatorio. Podran trabajar pero quedaran excluidos de la mayora de beneficios fede-rales. Con el tiempo, y una vez que cumplan todos los requisitos, podran adquirir la nacionalidad americana por naturalizacin.Como una excepcin a estos

    requerimientos se encuentran los Dreamers -inmigrantes que llega-ron a Estados Unidos siendo ni-os- y los trabajadores en el sector

    de la agricultura no tendran que cumplir con todos los requisitos arriba mencionados y tendran un camino ms rpido y sencillo para obtener la ciudadana americana. Sectores conservadores ven al

    proyecto de ley como una recom-pensa inmerecida para personas que ingresaron a Estados Unidos violando las leyes, mientras que activistas al otro lado del espectro consideran injusto condicionar la opcin de la naturalizacin a la mejora de la seguridad fronteriza.Muchos seguidoresDiferentes marchas y eventos

    se han realizado a lo largo y an-cho del pas para salir adelante con esta propuesta. Bajo el lema Este es el momento!, convoca-da por Casa de Maryland, SEIU, con el apoyo de la Alianza para la Ciudadana (A4C) y el Center for Community Change, entre otras, adems de organizaciones hispa-nas de derechos civiles, organi-zaciones sindicales y religiosas, el pasado 10 de abril, miles de inmigrantes y simpatizantes de la reforma migratoria integral de los 50 estados de la nacin marcharon con banderas de Estados Unidos y sus pases de origen para concen-trarse frente al Capitolio con los abanderados de esta propuesta.Banderas de Estados Unidos y

    pases latinoamericanos se eri-gieron al ritmo del lema El tiem-po es ahora -Time is now- y pancartas de S se puede, Se ve, se siente, el pueblo est pre-sente y El pueblo unido jams ser vencido, entre otras que, ms que consignas representan 11 millones de esperanza que se vierten sobre el futuro incierto de los inmigrantes que guardaron sus

    vidas en dos maletas para comen-zar una nueva vida, en busca del sueo americano.La reforma migratoria no es

    slo un asunto latino, es un asunto estadounidense, asegur el pre-sidente de La Conferencia para el Liderazgo en los Derechos Humanos y Civiles, Wade Hen-derson, para quien el principio fundamental detrs de una refor-ma migratoria justa es el mismo que ha guiado cada movimiento pro derechos civiles en la historia de Estados Unidos.Quienes con su duro trabajo ha-

    cen de nuestro pas un lugar me-jor, merecen ser tratados de forma justa y tener las mismas oportuni-dades que los dems para alcan-zar el sueo americano. Negros, blancos, asiticos, latinos... todos tienen una profunda relacin con la inmigracin, todos tienen races inmigrantes, record el activista.Ya hemos estado antes en el

    Capitolio, pero esta vez es dis-tinta. Washington ha cambiado y los polticos han aprendido su leccin. Ignoraron a los latinos y salieron perjudicados. ste es el momento, asegur el director ejecutivo del grupo comunitario CASA de Maryland e impulsor de la marcha, Gustavo Torres.Tras los comicios presidenciales

    del 6 de noviembre de 2012, que permitieron la reeleccin de Oba-ma para un nuevo mandato de cuatro aos, la reforma migratoria volvi a los primeros lugares de las agendas de la Casa Blanca y el Senado gracias al alto porcentaje de votantes hispanos que se incli-naron por Obama, calculado en un 71 por ciento.

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 07[Opinin]

    Devrame otra vez Carlos alberto Montanerwww.firmaspress.com

    El cielo encapotadoOswaldo Alvarez Paz

    El cielo encapotado anuncia tem-pestad y el sol tras de la nubes es-conde claridad, empieza dicien-do el himno de la Federacin durante y despus de la guerra civil de la segunda mitad del siglo XIX. Sentimos llegar una terrible tormenta que deber poner punto final al aberrante presente que presencia-mos.Para nosotros es imposible reconocer la

    legitimidad de la farsa fraudulenta que llev al CNE a una injustificada demora en anunciar los resultados electorales, y a que en menos de 24 horas proclamara

    a Maduro como elegido y a la penosa Asamblea Nacional, el pasado viernes, a tomarle juramento como presidente constitucional, con la asistencia cm-plice de algunos pases y personalidades vinculados poltica y econmicamente al rgimen castro-comunista que presidi Hugo Chvez.No tengo la menor duda. Capriles gan

    y Maduro perdi. El pueblo democrtico es mayora clara. De acuerdo a la infor-macin que tenemos, el Comando Simn Bolvar est listo para acreditar en todas las instancias el triunfo. Aunque quizs ya sea un poco tarde por la manipulacin de las mismas, se insiste en el reconteo,

    es decir, la revisin manual de las papele-tas, auditando los registros de trasmisin de todas y cada una de las mquinas con todas las especificaciones indispensables. Igualmente la revisin de los cuadernos de votacin para comparar el nmero de firmas y huellas con los totales de votan-tes dados por las actas de escrutinio y la auditora a las papeletas. Por otra parte se sustancias las ms de tres mil irregu-laridades denunciadas para los recursos adicionales que sean necesarios.Sin embargo debemos prepararnos para

    lo peor. Eso que llaman ahora comando cvico-militar de la revolucin, ante la ausencia de liderazgo, carcter y jefatura

    reconocida por todos, se convierte en una suerte de gobierno provisional que orde-na mantener a Maduro a cualquier costo, aunque sea mientras tanto como dijo Capriles. Lo ordena al CNE, a la Asam-blea Nacional, al TSR, a la Fiscala, a las FAN y paremos de contar. Se inicia una etapa de violencia institucional que puede ser peor que la fsica en contra de toda disidencia que los ponga en peligro. La penalizacin criminalizada estar de nuevo de moda, adems de las amenazas, calumnias y agresiones de toda naturale-za. Llegamos al llevadero. Peleamos o nos rendimos!

    Es muy probable que este nuevo vendaval que sufren los argentinos termine por desacreditar y barrer totalmente al gobierno de Cristina Fernndez de Kirchner

    Los argentinos estn furiosos. Ra-bian contra su gobierno. Les ocurre cada cierto tiempo. Es la hora el da, la semana, el mes de los cacerolazos. Y no es para menos: en medio de una lar-ga etapa de bonanza en los precios de los productos agrcolas, la presidenta Cristina Fernndez se las ha arreglado para crear las condiciones de una perfecta tormenta econmica.El pas sufre una de las tasas de inflacin

    ms altas de Amrica Latina, depreciacin galopante de la moneda, controles absur-dos, enorme gasto pblico, corrupcin generalizada, aumento notable de la delin-cuencia, falta casi total de inversiones ex-tranjeras y un verdadero estado policaco en materia fiscal, con perros adiestrados para detectar dlares.Est prohibidsimo tratar de salvar los

    ahorros colocndolos fuera de las fronte-ras nacionales. Hay que depositarlos d-cilmente en los bancos locales para que los confisquen en el prximo corralito. Lo patritico es dejarse robar mientras se tararea dulcemente Devrame otra vez.Paseo por la ruidosa calle Florida y cada

    cinco metros hay un caballero que me ofrece a gritos cambiar dlares por pesos. No se esconde. El dlar oficial est a 5.12 por uno. El blue est a 8.30. Le llaman blue para no llamarlo negro. No s si lo hacen por deferencia con Obama la co-rreccin poltica es insondable, o porque, aunque no es legal, nadie lo persigue. Es una brutal diferencia de ms de un 60%.Eso quiere decir que, para los argentinos,

    que cobran en moneda nacional, el pas est caro, pero con dlares resulta barato, lo que provoca una avidez enfermiza por

    acaparar dlares, aumenta el valor de la moneda norteamericana, dispara la infla-cin y reduce progresivamente el poder adquisitivo de la magullada divisa nacio-nal. Es el camino del despeadero que tan bien conocen los habitantes de este sufrido pas.Es, adems, una vieja historia que se

    repite cclicamente. Hace aos, conoc en Madrid a un discreto cordobs de la Crdoba argentina que haba perdido toda ilusin con una nacin, deca, bipo-lar, que unas veces viva en medio de la euforia ms desenfrenada y otras caa en una profunda depresin. Digamos que se

    llamaba Roberto y que alguna vez haba sido dentista.Yo le aseguraba que un pas con esas fa-

    bulosas riquezas naturales, poblado por una sociedad educada y creativa que hace setenta aos estaba en la proa del planeta, volvera a recobrar su importancia relativa tan pronto fuera gobernado con sensatez y probidad.Roberto sonrea con cierto pesimismo.

    Sostena que esta recuperacin no suce-dera nunca. Estaba convencido de que la variante asistencialista-clientelista entro-nizada por el peronismo era una enferme-dad incurable que generaba un progresivo

    deterioro material y espiritual del que no podran escapar nunca.Pese a sus quejas, como era una perso-

    na inteligente y con algunos ahorros, mi amigo cordobs, lejos de amilanarse, viva de identificar los ciclos del trastorno. En etapas de depresin compraba unos bue-nos pisos en las zonas mejores de Buenos Aires, esperaba la llegada de las vacas gordas, y entonces los venda.Me cont que el ciclo sola completarse

    en unos ocho aos y, si las cosas iban bien, le dejaba un saldo positivo de dos o tres millones de dlares que luego sacaba por Uruguay y los dejaba a buen recaudo has-ta que se produjera la prxima catstrofe. (Ahora, por ejemplo).En principio pareca que Roberto viva

    del mercado, pero eso era parcialmente cierto. En realidad, explotaba la estupidez ajena. Viva de la infinita incompetencia de unos gobiernos insensatos que provo-caban con su conducta la depreciacin del valor de la moneda, que es la forma ms rpida y directa de empobrecer a las per-sonas.Viva de polticos y funcionarios que no

    entendan que una de las mayores respon-sabilidades de los gobernantes es man-tener el valor y la estabilidad del dinero, porque ese es el punto de partida de los intercambios econmicos y, por ende, de la convivencia sosegada.Es muy probable que este nuevo venda-

    val que sufren los argentinos termine por desacreditar y barrer totalmente al gobier-no de Cristina Fernndez de Kirchner. Es lo que suele ocurrir en la fase depresiva del ciclo. Los gobernantes tambin se de-valan.

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201308 Energa

    Horacio [email protected]

    Fin de fiesta:lo que viene es ratn (*)

    Despus de haber tenido oportunidad de ver por televisin, algunas escenas de lo que fue la reunin de la Junta Direc-tiva de Pdvsa con Nicols Maduro, lo primero que se nos

    ocurri fue pensar que esta sai-nete, ha debido cerrarse con la interpretacin del Alma Llanera por parte de la Orquesta Sinfnica Simn Bolvar, bajo la direccin del maestro Gustavo Dudamel Ramrez.A nuestro modo de ver las cosas,

    resulta imposible que una empre-sa pueda sobrevivir por mucho ms tiempo, dirigida por la clase de personas que all estaban pre-sentes y, menos an, cuando al frente de la direccin general est un personaje como Rafael Ram-rez Carreo que, a su vez, tiene un supuesto Jefe como Nicols. Es quizs uno de los actos ms inten-sos de adulacin, carantoas cru-zadas o, como decimos nosotros de jalabolismo ilimitado.Esa reunin de la cual slo pudi-

    mos tolerar una pequea muestra fue para nosotros, la confirmacin de lo que habamos venido anun-ciando con relacin a la destruc-cin de Pdvsa y su condicin de irrecuperable, aun cuando, muy profundamente, abrigbamos el secreto deseo de estar equivoca-dos. Algo as como un subcons-ciente que se negaba a aceptar lo que el consciente y la realidad demostraban de manera contun-dente. Esta farsa dirigida por el detestable Rafael Ramrez Carre-o para su Jefe Nicols Madu-ro, convertida en una apologa de la adulancia con la Junta Directiva de Pdvsa como coro de lisonjeros, acab con esa secreta aspiracin personal de estar equivocados. Pdvsa es una empresa irrecupe-rable.Para corroborar esta triste con-

    clusin, de la cual no nos ale-gramos, tuvimos la oportunidad de leer un excelente artculo de Alberto Quirs Corradi en El Nacional, El fin de un gigante, referido justamente al tema que tratamos.Estimamos ineludible e impres-

    cindible leer este artculo com-pleto para entender cabalmente lo que decimos, motivo por el cual nos permitimos transcribir, par-cialmente, lo all expresado por Quirs Corradi:De todas las ofensas que Madu-

    ro nos ha hecho desde las eleccio-

    nes hay una que me afect en lo personal. Dediqu 32 aos de mi vida a la industria petrolera, 12 de ellos como presidente de empre-sas (uno en Shell y 11 en Maraven y Lagoven) En 1985 pase a la di-reccin de este diario por 3 aos y luego al mismo cargo en El Diario de Caracas.Desde mi renuncia a la presiden-

    cia de Lagoven en 1985, no he dejado de estudiar el desarrollo de la industria petrolera nacional e internacional y asesor a varias empresas internacionales. Trabajo e ingreso que perd porque desde el gobierno le advirtieron, formal-mente, a esas empresas que yo no era bien visto y que no les conve-na tener relaciones conmigo si as-piraban a entenderse con ellos. Tambin, ayud, ad honorem, a dos ministros de petrleo, en sus relaciones con la OPEP. Mi pen-sin despus de mis altos cargos es el salario mnimo y la misma ayuda para la cesta bsica que se le otorga a los obreros.Por todo lo anterior, me siento

    con derecho a condenar el espec-tculo grotesco de la primera re-unin de Maduro con la directiva de Pdvsa, acompaado por Rafael Ramrez. All estaban una mayo-ra de camisas rojas en un saln con un enorme afiche de Chvez como teln de fondo.Maduro le habl a los asistentes

    como un dirigente laboral a una asamblea de sindicalistas. Solo una vez, en su largo discurso (un refrito ideolgico) se dign a considerar a los asistentes como dirigentes que deberan apoyar a la revolucin. Daba pena ajena a quienes fuimos verdaderos profe-sionales de la industria petrolera, antes y despus de la estatizacin, observar a la alta gerencia de la empresa, aplaudir, ponerse de pie y hasta corear as, as es que se gobierna, como reaccin a los insultos y descalificaciones de MaduroEl artculo de Quirs culmi-

    na con esta lapidaria frase que lamentablemente tenemos que compartir en toda su extensin:Visto el desastre de Pdvsa en

    los ltimos 14 aos, con el remate de la reunin con Maduro y Ra-mrez, estamos ms convencidos que nunca que esa empresa no puede recuperarse porque no hay casi nada que rescatar.Bien podra el Maestro Gustavo

    Dudamel Ramrez, preparase para interpretar el Requiem de Mozart o, tal vez, componer una pieza es-pecial para la extinta Pdvsa.Colofn del Sainete

    Muy pocos das despus de este triste y deplorable espectculo, el lunes 22, para ser ms precisos, tuvimos oportunidad de leer en la prensa (damos Gracias a Dios, no haber tenido la oportunidad de verlo por TV), las declaraciones de quin funge como Canciller, es decir ministro de Relaciones Exteriores de la Repblica Boli-variana de Venezuela, Elas Jaua Milano.Este personaje, muy recorda-

    do como jefe de los violentos encapuchados, durante un triste espacio en la historia de la Uni-versidad Central de Venezuela, concedi unas declaraciones a Te-lesur desde Ecuador, donde parti-cipaba en una reunin de la Alian-za Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica (ALBA). Expresaba, con su muy limitado lxico, lo siguiente: Queremos rechazar de manera categrica las inaceptables declaraciones de la seora Roberta Jacobson (secre-taria de Estado adjunta para Am-rica Latina de Estados Unidos), destacando que lo ms grave de lo declarado por esta funcionaria es que amenaza a Venezuela con sanciones.Luego usando un tono proso-

    popyico, aadi: Si Estados Unidos apela al expediente de sanciones econmicas o de cual-quier otra ndole, nosotros toma-remos las medidas en el orden comercial, energtico, econmico y poltico que consideremos nece-sarias para responder de manera

    contundente.Acto seguido, nosotros busca-

    mos las declaraciones de la seo-ra Jacobson y, salvo que existan otras, encontramos slo lo dicho a CNN en espaol, donde palabras ms o palabras menos, expresaba su deseo porque se recontaran los votos de los comicios presi-denciales en Venezuela para que haya confianza y para resolver la divisin en el pas. Y luego, consultada sobre la aplicacin de eventuales sanciones a Venezue-la, en caso de que no hubiera un recuento de los votos, Jacobson seal, lo que para Jaua Milano, representa una amenaza velada e inaceptable que, obviamente, lo perturba: No podemos decir si vamos a implementar sanciones o no vamos a implementar sancio-nes.Sin duda que despus de leer

    esto, tenemos que insistir en lo que por tiempo hemos venido afirmando. Es obvio que persona-jes como Elas Jaua Milano resul-tan ser la mejor confirmacin para dar razn total a Voltaire sobre su pensamiento acerca de la ididotez. Segn este personaje, no hay inje-rencia en las declaraciones y ac-tuaciones vergonzosas y violado-ras de nuestra soberana de Fidel y Ral, los hermanitos Castro Ruz o de sus esbirros, liderados por Ramiro Valds Menndez. Tam-poco encuentra ningn tipo de injerencia en las declaraciones de miembros del club de los rufianes como Daniel Ortega Saavedra de

    Nicaragua o Evo Morales Ayma de Bolivia. Menos an observa algn tipo de intromisin en las continuas opiniones del expresi-dente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva o en las muy interesadas declaraciones repletas de loas a la revolucin y a su mximo lder de Cristina Fernndez de Kirchner. En fin, todos forman parte del club de rufianes o convenidos que Venezuela ha mantenido, por ms de una dcada.Pero ms all de esto, nos gus-

    tara saber si alguien le explic a Elas la realidad de la relacin con Estados Unidos y no entendi (lo ms probable) o es que nadie se ha tomado la tarea de hacerlo. Resul-ta Elas que los nicos barriles que producen un ingreso en dinero real, contante y sonante, pues, son los que se envan a los Estados Unidos. Eso s, cada vez en menor volumen y, adems, esos barriles alimentan las refineras del circui-to Citgo que, para t informacin, son de Venezuela.Tambin, Elas, resulta ser que

    por la incapacidad manifiesta y por los continuos hechos de co-rrupcin que tu amigo Rafael, promueve y mantiene por un periodo que ya se extiende a 10 aos en el Ministerio de Petrleo y Pdvsa, estamos importando del propio imperio al que t quieres sancionar unos 120 mil barriles por da de gasolina que, muy di-fcilmente puedas encontrar dis-ponibles en otro sitio. Pero, como complemento, te informo que ese imperio viene aumentando su produccin de manera conjunta con Canad y que cada da de-penden menos de los barriles que son cada vez menos, como ya te dije, que le enva Venezuela (+/- 800 mil por da, antes en el 2000 eran +/- 1 milln 400 mil). As que Elas, no creo que tus ame-nazas tengan mucha repercusin y ms bien, creo que causan una hilaridad desenfrenada y denotan claramente tus limitaciones.Por cierto Elas, tampoco creo

    que quieras daar el sueo de Ca-lixto Ortega, copeyano de vieja data (parecen ser los peores re-convertidos, tenemos en Roy, otro parecido) que por aos ha vivido viajando de manera casi clandes-tina a los Estados Unidos para hacer sus compritas o pasar sus vacaciones y que ahora ha sido nombrado como encargado de ne-gocios en Washington.(*) Fin de Fiesta, lo pensamos

    en funcin del ttulo de uno de los tantos libros de Domingo Alberto Rangel.

    Resulta imposible que una empresa como Pdvsa pueda sobrevi-vir por mucho ms tiempo, dirigida por la clase de personas que all estn presentes

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 09 Economa Poltica norteamericana

    Luis Prieto Olivera

    Luis Prieto Olivera

    El debate de la inmigracin

    Ninguna persona puede pensar que los inmigrantes a posibles persecuciones poli-ciales, discriminacin y otras acciones que disminuyen su perspectiva de vida, por simple terquedad

    Aunque era uno de los temas de mayor importancia, y se ha mantenido en los primeros planos de la atencin pbli-ca, el tema de la inmigra-cin adquiere hoy una esta-tura mayor, al presentarse,

    despus de largas y arduas discusiones parlamentarias, un proyecto de ley, ela-borado por un grupo bipartidista de ocho senadores. Muchas personas piensan que este asunto no los toca, porque nacieron y viven en este pas y no tienen, en sus r-boles genealgicos, ningn representante extranjero.Sin embargo, en un mundo globaliza-

    do de economa abierta, cada vez es ms precario el concepto cerrado de la nacio-nalidad y ms se difuminan los conceptos de las barreras geogrficas o las fronteras. Cuando el capital norteamericano se in-vierte en China y sus productos se ven-den en Amrica Latina, no estamos acaso frente a un complejo proceso de emigra-cin de uno de los factores de la produc-cin. Cuando una empresa consultora alemana asesora a empresarios ingleses para establecer una empresa en Indone-sia, los servicios prestados no implican la emigracin de otro factor de produccin. Ninguna de estas acciones, tan comunes en el mundo actual, requieren visas, ni la accin represiva de una polica de fronte-ras o servicios de inmigracin.Una de las grandes injusticias y barreras

    al crecimiento de una economa global, es la discriminacin contra los movi-mientos internacionales de la mano de obra. Algunos opinadores hablan de que se debe propiciar la inmigracin de per-sonal altamente especializado en reas estratgicas, con lo cual condenan a los ms pobres y desposedos a rumiar su miseria y vivir una vida que dista de los ms elementales niveles de bienestar. Los peones son indeseables, y deben ser perseguidos y reprimidos, creando mecanismos policiales y barreras fsicas que impidan su llegada y actuacin. Esta posicin es altamente discriminatoria y econmicamente irracionalLa inmigracin como problema y so-

    lucinNinguna persona puede pensar que los

    inmigrantes abandonan familia, pas, costumbres, idioma, y se enfrentan a po-sibles persecuciones policiales, discrimi-nacin y otras acciones que disminuyen su perspectiva de vida, por simple ter-quedad. Existe una demanda de mano de obra que no es cubierta por los mecanis-mos actuales, bien sea porque no existen los trabajadores requeridos, o porque la estructura del mercado es tal que las re-muneraciones posibles estn fuera del ni-vel aceptable para los grupos nacionales.

    Los inmigrantes no son invasores, y transgreden las leyes porque nadie puede ser obligado a morir de hambre mientras espera un proceso burocrtico irracional y corrupto. La calificacin de los inmi-grantes como ilegales o delincuentes, denota una clara lnea de discriminacin y un desconocimiento total de los meca-nismos que rigen el funcionamiento de la economa. An cuando los inmigrantes se desempean en algunos de los sec-tores menos estratgicos de la nacin, en la generalidad de los casos, cumplen funciones productivas que aumentan no-tablemente el producto social, y reciben, en promedio, una remuneracin inferior a la que correspondera a los actores legales. Un empresario que emplea a personas indocumentadas . no vende sus productos ms baratos que cualquier otro que utiliza a trabajadores autorizados, lo que implica que su nivel de rentabilidad es superior y seguramente evade impues-tos y otras obligaciones, como por ejem-plo, el pago del seguro social.Por cierto que, en los casos es los que

    los inmigrantes pagan seguro social, no reciben una contraprestacin por sus con-tribuciones. Algunos estudios indican que la Seguridad Social estadounidense ha recibido cerca de 300 mil millones de dlares de trabajadores inmigrantes, sin que ellos puedan nunca recibir beneficios a cambio de sus contribuciones, lo que

    implica que el estado los est explotando de manera similar a los patrones que les pagan menos que el salario mnimo.Algunos de los elementos bsicos que

    conocemos indica que la tasa de natali-dad de la poblacin estadounidense no hispana, ha venido reducindose de ma-nera constante y creciente, hasta el punto de que hoy, con una representacin del 15% de la poblacin total, los hispanos generan ms del triple de los nacimien-tos. Hoy, en las escuelas pblicas, cerca de 40% de los alumnos son hijos de in-migrantes. El paulatino aumento de la proporcin de personas mayores de 65 aos, que se retirarn a razn de 10 mil por da en los prximos 15 aos, modifi-car la situacin laboral estadounidense, cada vez habr menos contribuyentes a la seguridad social y las prestaciones de pensin o atencin de la salud se vern amenazadas, o deberan aumentar dram-ticamente los impuestos y contribucio-nes, para atender las necesidades de toda la sociedad.Poltica e inmigracinHay grupos polticos profundamente

    xenfobos, que se oponen a la inmigra-cin y desearan que en todo el pas se impusieran soluciones similares a las del sheriff Joe Arpaio, del Condado Mari-copa, de Arizona o las sugeridas por el candidato presidencial republicano Mitt Romney. Estas medidas, que cuentan con

    un apoyo importante, sin embargo, no re-suelven el problema, porque no se trata solamente de prescindir de la presencia de inmigrantes, sino de lograr un creci-miento armnico y vigoroso, como lo merece la poblacin.Se habla con frecuencia de reforzar la

    seguridad de las fronteras y no se dice que se han invertido centenares de millo-nes de dlares en erigir una cerca armada y dotada de muchos adelantos electrni-cos, aunque no llega a frer con electri-cidad a los inmigrantes, como propuso un aspirante presidencial republicano, tampoco que se ha triplicado el nmero de guardias y miembros de las patrullas fronterizas y que, por primera vez en mu-chos aos, el flujo de inmigrantes ha sido negativo en los ltimos dos aos.Se alega que los hispanos fueron los que

    aseguraron el triunfo electoral del presi-dente Obama, en noviembre pasado, y quizs por ello hay que castigarlos, con medidas que estimulan el uso de estereo-tipos raciales para perseguir a supuestos transgresores. Lo cierto es que los hispa-nos se han convertido en la fuerza pol-tica de mayor crecimiento, superando ampliamente a la declinante poblacin de blancos, anglosajones y protestantes, en su mayora ancianos, que son la clientela bsica de movimientos como el Tea Par-ty. Ahora y en el futuro, sobre todo por la actitud de repudio de esos grupos, el segmento de mayor crecimiento demo-grfico seguir inclinado hacia quienes los defienden.La lucha poltica en torno al proyecto

    de ley, an cuando se habla de acuerdos bipartidistas, implica un enfrentamiento entre sectores de los dos partidos, cuyas posiciones son irreconciliables. Slo la presin ejercida desde la calle y las es-tructuras de base, sobre los represen-tantes y senadores, que reaccionan muy rpidamente cuando se ve amenazada su continuidad en el ejercicio de cargos electivos.La inmigracin debe pasar a una plata-

    forma civilizada de discusin, en la cual se reconozcan sus aportes positivos a la vida de la nacin y los problemas a los que se ven sometidos los inmigrantes por actitudes xenfobas, discriminaciones por el origen tnico y otras persecucio-nes, as como el abuso de patrones ines-crupulosos, que los chantajean. Al mismo tiempo debe normarse la legislacin y las condiciones de admisin y reconocer-se que aquellos que contribuyen con su trabajo al bienestar de esta nacin, mere-cen recibir, en contraprestacin, todas las ventajas que otorga la ciudadana.El debate y las actitudes de auto propa-

    ganda de los parlamentarios no nos debe hacer olvidar los problemas reales que estn detrs de la inmigracin.

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201310 [ Economa ]

    Maduro y su gabinete chucuto

    Juntos pero no revueltos.

    Ricardo Escalante

    Lo ms relevante del Gabi-nete Ejecutivo anunciado por el presidente Nico-ls Maduro tiene que ver con el rea econmica y de finanzas, al haberle sido disminuidas las responsabilidades al radical de izquierda Jorge Giordani, quien ahora tendr que ver exclusiva-mente con la planificacin.Todo parece augurar la pronta

    salida del gobierno del viejo mi-nistro marxista ortodoxo a quien Chvez escuchaba y acataba, por cuanto al presidente del Banco Central, Nelson Meren-tes, le fue asignado el ministerio de finanzas y, al mismo tiempo, pas a ser vicepresidente de eco-noma. En la prctica, Merentes estar por encima de Giordani.Giordani y Merentes, juntos

    pero no revueltosEntre ellos ha habido discre-

    pancias relacionadas con las polticas econmicas adoptadas

    por Chvez y aun despus, cuan-do ocurrieron las ms recientes devaluaciones del bolvar y se modific el esquema para la asignaciones de divisas. Gior-dani era partidario de severas limitaciones que, por supuesto, desataban ms la escasez de pro-ductos al disminuir las importa-ciones.Merentes curs estudios en

    Europa del Este en la poca co-munista y desde entonces con-serva vnculos con radicales de izquierda, pero frente a Giordani tiene razonamientos menos drs-ticos. Al concentrar en sus ma-nos todas las polticas econmi-cas y financieras, la posibilidad de errores y polticas equivoca-das aumenta, sobre todo cuando el dficit fiscal es cercano a 15 por ciento del PIB, la inflacin estimada por especialistas para este ao es de aproximadamente 50 por ciento y la deuda total de la Repblica se ha multiplicado.En el rea de petrleo se man-

    tiene Rafael Ramrez, en cuyas manos Pdvsa ha sido adminis-trada a discrecin y los casos de corrupcin han sido numerosos y de alto calibre. Y otro nom-bramiento significativo es el de Jeese Chacn, quien en la poca de Chvez ocup diversas posi-ciones y fue controversial. Su salida del Ejecutivo ocurri en

    medio de grandes escndalos de corrupcin, cuando su hermano Arn Chacn fue apresado y so-metido a juicio por esquilmar a la Repblica. En una ocasin, Chvez dijo que l lo conoci como un pata en el suelo, que en poco tiempo se convirti en multimillonario banquero me-diante negocios con organismos

    del Estado.El Gabinete anunciado por

    Maduro incluye pocas caras nuevas, entre ellas la del gene-ral Miguel Rodrguez Torres, quien se desempe como jefe de la polica poltica (Disip) en la administracin chavista, y de manera reiterada era relaciona-do con el narcotrfico y otras actividades ilcitas. Y un as-pecto que no se puede dejar de mencionar es el nombramiento de seis coordinadores adminis-trativos regionales, lo que hace pensar que Maduro pudiera estar tratando de revivir la intencin de Chvez de restarle facultades a los gobernadores (elegidos por el voto popular) para colocarlas en manos de funcionarios desig-nados desde Miraflores. Val-dra la pena preguntarse si, por ejemplo, el gobernador chavista del Zulia, Francisco Arias Cr-denas, aceptar la mediatizacin de su cargo. !Mal comienzo!

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 11[ Opinin ]

    Est en juego la voluntaddel pueblo que vot el 14-A

    Liliana Hernndez y Ramn Jos Medina

    Jonathan [email protected]

    La representante del Co-mando Simn Bolvar ante el Consejo Nacional Electoral, Liliana Hernndez es conocida por su verbo directo y sin adornos. Basta con pasearse por las webs financiadas por el gobierno chavistoide para con-seguirse con eptetos como me-tralleta, vitrola y para usted de contar.Sin embargo ella hace caso

    omiso y mantiene un discurso directo y sin cortapisas. Aqu est en juego la voluntad del pueblo que vot el 14 de abril. Esperamos que este proceso se maneje con racionalidad, noso-tros no estamos aqu para jugar ni para llevar un proceso cantin-flrico. A la rectora Sandra Obli-tas le pedimos que aterrice, us-ted dijo que el proceso se haba acabado, pero dnde estn los votos del exterior, dnde estn los resultados estado por esta-do, estamos esperando que nos entreguen todo este listado com-pleto no graneadito. Basta de decirle al pueblo que no ha re-cibido nuestras comunicaciones, con eso demuestra que usted no va al CNE y que no revisa su correspondencia. Sabemos que est en campaa porque aspira a quedarse con la presidencia del CNE, pero tmeselo con calma. No contaminen el proceso, ya que esto es serio.Hernndez pidi paciencia a

    los electores que el pasado 14 de abril ejercieron su derecho al voto y esperan respuesta del CNE ante la peticin del candi-dato Capriles a que se revisen los resultados electorales. Re-saltaron que el proceso de au-ditoras es largo, pero que nadie debe perder el nimo en lo que ellos llaman la lucha por la ver-dad.CNE tiene miedoHernndez enfatiz que el

    miedo del CNE es que se haga una auditora como debe ser y salgan con los resultados que son.Indic que el comando Simn

    Bolvar pidi cinco elementos con respecto a las auditoras:

    actas de totalizacin, papeletas, cuaderno de votacin y autenti-cacin de huellas.Dijo que para el CNE todo lo

    que sea profundizar la informa-cin est vetado y asegur que estn convencidos de que Henri-que Capriles gan el 14 de abril.Seal que en Venezuela hay

    un problema que resolver, pues la mitad del pas afirma que gan un candidato y la otra mi-tad que gan otro. Dijo que en el comando Simn Bolvar es-tn convencidos de que el 14 de abril gan Henrique Capriles.Precis que Nicols Maduro

    utiliza el miedo porque es una estrategia que se utiliza cuando no se tiene legitimidad ni lide-razgo.Sobre la impugnacin del pro-

    ceso electoral, Hernndez indic que esta puede hacerse 15 das hbiles despus de la juramenta-cin, por lo que asegur que el comando est en el tiempo.Aadi que la peticin de au-

    ditoras no se detiene y que al mismo tiempo va andando la impugnacin, ya que son dos procesos que pueden ir desarro-llndose en paralelo.Dijo que los ciudadanos no es-

    tn activados en la agenda de la violencia de los infiltrados, pero que los comandos fami-liares no se pueden desactivar, pues hay una genda social de

    reclamos que debe continuar. Inform que para presentar de-

    nuncias sobre el proceso elec-toral se puede hacer atravs de las siguientes cuentas de correo electrnico: [email protected]; [email protected] Jos Medina: No va-

    mos a participar en auditoras chucutasAsegur que desde el da de

    los comicios, Henrique Capri-les hizo saber a las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) que no estbamos con-formes con los resultados que aportaron, que no coincidas con nuestras proyecciones.Afirm que las observaciones

    hechas el 14-A fueron confir-madas posteriormente e insis-timos desde el da lunes 15 y siguientes a travs de escritos formales dirigidos al ente rector del sufragio.Ante el CNE requerimos y ra-

    tificamos la solicitud de las au-ditoras complementadas a todo el proceso que validen y confir-men los resultados electorales. Estamos buscando la verdad de esos resultados, no buscamos entrar en diatribas pblicas con las rectoras del CNE, expres.Seal que las rectoras son las

    principales interesadas en que exista la validacin del proceso electoral, de los resultados, que

    la institucionalidad del CNE e institucin del sufragio queden verdaderamente ante la opinin pblica protegidos.No vamos a permitir parti-

    cipar nosotros en unas audito-ras chimbas, cortas, chucutas como pareciera que es lo que nos quien decir a travs de las ltimas declaraciones las rec-toras del CNE. Ellas acordaron que las auditoras se iban a ha-cer de acuerdo a los protocolos tcnicos que estn contenidos en la carta que nosotros consigna-mos, dijo.Solicit al Poder Electoral que

    las comunicaciones que le han sido enviadas sean respondi-das formalmente, no a travs de comunicaciones de prensa, sean formalmente respondidas por escrito.Medina advirti que partici-

    parn en una auditora que cumpla con todos los elementos tcnicos necesarios para deter-minar la verdad, sino no partici-paremos porque no estamos de acuerdo en ser partcipes de un hecho, en el que prcticamen-te pretende advertir ante el pas que los resultados que ellos han anunciado son como han dicho, irreversibles. Manifest que el propsito de la auditora es para determinar si los resultados son irreversibles o no.Con respecto al reporte del SAI

    y el de duplicidad de huellas que debe entregar el CNE dijo: Eso es algo importantsimo para lo que estamos solicitando porque eso sera un fundamento de la auditora que requerimos. En relacin al SAI le advertimos varias veces al CNE que no pue-de ser una informacin genrica, tiene que ser detallada e ir a de-terminar en qu sitios se produ-jeron.Sobre la duplicidad de huellas,

    Medina asever que debe ser inmediatamente procesado, no creemos que un sistema auto-matizado como el que tenemos requiera de mayor dilacin. Las rectoras no se dan cuenta que todas las respuestas que vienen dando generan mayor sombra sobre los resultados y el proceso electoral.Reiter que tienen disposicin

    de participar en la auditora dentro de los cnones estable-cidos que determinen la veraci-dad de los resultados electora-les, dijo al tiempo que seal que, en paralelo, se encuentran redactando otros recursos que podran ser elevados a otros en-tes.Medina agreg que a nivel

    tcnico han sido asistidos y han sido incorporados a este proce-so tcnicos de Esdata y Smate, adems de aquellos que hacen vida poltica dentro de los par-tidos que conforman la Mesa de la Unidad Democrtica (MUD). Es una instruccin precisa de Capriles que participen todas aquellas instituciones que tienen experiencia en estas activida-des.Inform que a la comisin que

    coordina y que tambin confor-man Liliana Hernndez, Carlos Vecchio y Enrique Mrquez se han incorporado el da de hoy Teresa Albanes y el diputado al parlatino Luis Aquiles Moreno.Frases de Liliana HernndezNicols, si t no eres respon-

    sable de la devaluacin, de-mustralo con un detector de mentiras.Nicols, cuando dices que

    ahora s habr polticas de se-guridad ests diciendo que en 14 aos Hugo Rafael no hizo nada?Cuando dices que ahora s ha-

    br escuelas y hospitales ests diciendo que en 14 aos Hugo Rafael no hizo nada?Un da Nicols dice que en

    14 aos no se hizo nada y que l lo har, y despus nos dice que todo est escrito en 14 aos.Aqu no hay hospitales; pero

    hay en Bolivia. Aqu no hay luz; pero hay en Nicaragua.En este pas se debate todos

    los das: esta maana las seoras debatan en la farmacia el pro-blema de las medicinas.Nicols, hay que crecer. Los

    hombres grandes asumen deba-te.El pueblo venezolano pide

    debate entre los dos candidatos, finaliz.

    Liliana Hernndez junto a Ramn Jos Medina.

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201312 [ Opinin ]

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 13 Publicidad

    Ttulos Bachiller, Maestras y DoctoradosAyuda Financiera para Estudiantes ExtranjerosEquipos Deportivos Dormitorios y Ms

    LA VENTAJA DE UNA UNIVERSIDAD CATLICA Y PRIVADA

    Info: Marivi Prado, Directora Ejecutiva de Comunicaciones/Mercadeo305.474.6880; [email protected]

    www.stu.edu

    Oficina/Admisiones: 305.628.6546

    16401 NW 37 Avenue Miami, FL 33054 Estados Unidos

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201314 [ Empresas ]

    La juventud nos di un ejemploNota de Redaccin

    En el Sur de Florida ha sido fuerte la protesta por lo que ocurre en Venezuela, todos quieren que la verdad salga a la luz, que se recuenten los votos y que todos tengan derecho a conocer lo que es cierto. Cacerolazos en distintos lugares, asambleas, ruedas de prensa y mucha presencia. La juventud hizo un llama-do para que marchramos el domingo, la comunidad atendi y miles de personas, que algunos calcularon en el orden de los 15 mil venezolanos, quienes marcharon por La paz, la verdad y la auditoria 100X100.El llamado sencillo de jvenes, conmovi a la comu-

    nidad y Miami volvi a sentir la fuerza de la comuni-dad. Todos respondieron y la marcha fue masiva pac-fica y hermosa.Desde el CongresoVarios congresistas llevan tiempo tratando los casos

    que se van dando en Venezuela, contra los derechos humanos, la sociedad civil y el voto libre limpio y transparente. Los venezolanos han sido atendidos por las oficinas de representantes como Ileana Ros y Joe Garca.El pasado 4 de marzo del 2013, Garca, present para

    ser considerada y aprobada por el Congreso de los Es-tados Unidos el Venezuelan Liberty Act (Ley H.R. 944) que tiene el objetivo de legalizar a todos nuestros hermanos Venezolanos, que se encuentran fuera de sta-tus migratorio o en espera de cambio de status. Para

    conocer y apoyar la propuesta, se puede pedir a otros miembros del Congreso de los Estados Unidos el apo-yo necesario para aprobarla. Son solo cinco minutos y estos son los telfonos.Joe Garcia, District 26 (202) 225-2778Debbie Wasserman Schultz, District 23 (202) 225-

    7931Federica Wilson, District 24 (202) 225-4506Mario Diaz Balart, District 25 (202) 225-4211

    Ileana Ros Lehtinen, District 27 (202) 225-3931Theodore Deutch, District 21 (202) 225-3001.Alcee Hastings District 20 (202) 225-1313Lois Frankel District 22 (202) 225-9890Para mas informacion acercade la Ley visite el www.

    garcia.house.gov. O llame a Carlos Pereira al 786 285-1403, Presidente del Venezuelan American Democra-tic Club de Miami Dade, e-mail [email protected]

    La multitud colm el Peacok Park Gonzlo Aguerrevere, Oswaldo Muoz, Vilma Pe-trash, Pedro Mendoza y Seora

    Ileana, Oswaldo y Tiffany El bosque de banderas

    Creatividad, banderas, alegra y el optimismo de la protesta pacfica bien llevada

    Aldrin Gil, Beatriz Olavarra e Ileana Villanueva

    El consultor venezolano JJ Rendn y Oswaldo Muoz junto a varios amigos

    Yo soy venezolano por la Paz y el Reconteo transparente, Miami march con la juventud

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 15[ Opinin ]

    www.elvenezolanonews.com

    Calientico No hay que dejarlo enfriarLa noche del 14, Capriles asumi con un par de esfricas bien puestas, el desconocimiento de los resultados anunciados por la Sra. Lucena desde el mi-nisterio de elecciones de Venezuela. No fue un acto alegre o irresponsable. Se trat de una actitud valiente y sustentada por una serie de irregularidades que se registraron durante el da de la eleccin y que llegaron a sus manos.La gente sinti que finalmente estbamos

    frente a un liderazgo, que esa noche, al asu-mir esa postura, se estaba consolidando. Capriles, recibi ms votos que el pasado 7 de octubre y casi un milln arrancados de cuajo al chavismo.Capriles, el 14 de abril, tena el toro por

    los cachos. Tena los pelos en la mano. Las reacciones del da 15, muchas de ellas ma-nejadas por provocadores de oficio regidos por el gobierno, podran generar cierto te-mor de que se escaparan de las manos. Es obvio que haba que tomar distancia de los violentos, pero no achacarles una ubicacin en el ala democrtica. Haba que sealarlos justamente como lo que son Provocado-res de oficio.Calientico deca mi abuela que haba que

    hacer las cosas. Agarrarlas y resolverlas antes de que se enfriaran.Yo creo que en esas horas Capriles de-

    ca que haba que pararse en la puerta de la casa y rascarse una oreja en seal de pro-testa, y ms de media Venezuela se habra parado en la puerta de la casa y se rascaba las orejas. Es innegable que los cacerolazos retumbaban en la humanidad de un Maduro aterrado por lo que poda venrsele encima a solo 24 horas de iniciar la pesadilla que ha significado para l convertirse en un presidente con ms de la mitad del pas en contra.Hay que estar en los zapatos del lder, para

    saber lo delicado de las decisiones a tomar, pero parar la protesta, dejar enfriar la cosa, pudo haber sido el interruptor que apag el remolino que desatara el desenlace de esta trampa en las que nos metieron.Si bien es cierto que la idea no era con-

    vertir el pas en un polvorn e incentivar un clima de violencia que se volviera incontro-lable, no es menos cierto que la voz de Ca-priles era la directriz que todos esperaban

    para salir a reclamar respeto por la voluntad expresada en las urnas hacia pocas horas.El vivir en el exterior, no confisca mi dere-

    cho a opinar sobre una materia tan delicada como esta. No es mi intencin querer que mis compatriotas que residen en el pas se embarquen en una aventura violenta que enlute a la nacin, pero es innegable que la gente estaba dispuesta a pelear por sus de-rechos y solo necesitaban una directriz que les llevara a las formas de protesta que no sucumbiera ante la violencia.Ahora las doas del CNE proponen una

    auditoria a paso de morrocoy y con una se-rie de restricciones que de alguna manera llena de desganos a aquellos que creen que eso no nos va a conducir a nada.En un acto de absoluta responsabilidad,

    Capriles detuvo la convocatoria de la mar-cha que ira en Caracas hasta el CNE. Cier-to que se corra el peligro de que infiltrados hicieran de esa movilizacin un acto en el que podran haber sucedido actos lamenta-bles, pero la pandilla que gobierna nuestro pas, no ha dudado en catalogarlo de vio-lento. La ministro de encargada de las cr-celes afirm que ya le est preparando una

    celda en un centro penitenciario para res-ponsabilizarlo de los fallecidos que lamen-tablemente se registraron durante las horas siguientes al proceso electoral.

    Esta misma semana, los encargados de la propaganda gubernamental, lanzaron una cadena de radio y TV en la que manipula-ron imgenes y sonidos para incriminar a Capriles como responsable de los hechos de violencia registrados luego de conocidos los resultados electorales.Las cartas de esta mesa ya estn puestas.

    Los malandros del gobierno no van a jugar limpio y van a hacer lo que tengan que ha-cer para no entregar el poder. No pueden irse. Saben que abandonar el poder signifi-ca no solo la imposibilidad para demostrar el origen de la riqueza que ahora ostentan, sino que adems tendran que rendir cuen-tas a la justicia por estos 14 aos de desas-tre.Sin lugar a dudas, la presin popular es la

    carta ganadora. Es por eso que ahora ame-drentan a los empleados pblicos. Una re-peticin del proceso se les traducira en una derrota an ms contundente.

    Es ahora o nunca, y el liderazgo que se gan Capriles, no puede desvanecerse.Las palabras del candidato la noche de la

    eleccin, fueron lapidarias. Capriles le dijo a Maduro la verdad en su cara usted es el gran derrotado Ciertamente as es. Hay que mantenerlo todo calientico, hay que to-mar las decisiones adecuadas. La gente est ah, solo esperando que le pidan que se ras-quen las orejas, o que toquen el pito, o las cacerolas o lo que sea. Pero calientico. Ma-duro no solo es ilegitimo y usurpador, sino que est profundamente asustado. Silba en la oscuridad para no sentirse solo. Si se deja pasar el tiempo, ellos se acomodaran mejor en sus posiciones.En este momento, Venezuela tiene un

    presidente ilegtimo, usurpador y todos sus actos son nulos. Ese debe ser el objetivo, demostrar que Maduro esta fuera de la ley y lograr que se repitan las eleccionesPero cada uno de nosotros debe hacer lo

    suyo. Y el candidato, que se gan su lide-razgo dejando el pellejo que nos diga que hacer. Todo, menos dejarlo enfriar.

    Es innegable que los cacerolazos retumbaban en la humanidad de un Maduro aterrado.

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 201316 Opinin

  • Miami, Abril 26 a Mayo 3 de 2013 17Opinin

    La legitimidad democrticaFernando Ochoa Antich

    Esa es la tragedia de Nicols Madu-ro. La tendr que enfrentar mien-tras ejerza la Presidencia de la Repblica, si es que en definitiva triunfa en las elecciones. Lo delicado de su si-tuacin es que la legitimidad democrtica no se logra por una decisin institucional, sino que es un sentimiento que surge en los ciudad