Vanguardias artísticas

of 16 /16
VANGUARDIAS ARTÍSTICAS DE FINALES DEL XIX Y PRIMERA MITAD DEL SIGLO XX CLAVES Autor: Antonio Miguel Salas Sierra IES Fray Bartolomé de las Casas

Transcript of Vanguardias artísticas

VANGUARDIAS ARTÍSTICAS

DE FINALES DEL XIX Y PRIMERA MITAD

DEL SIGLO XX

CLAVES

Autor: Antonio Miguel Salas SierraIES Fray Bartolomé de las Casas

Ante la diversidad de corrientes y tendencias artísticas que aparecen desde finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX,

resulta imposible estudiarlas globalmente, por lo que los historiadores del arte se enfrentan a las mismas respetando la clasificación de los denominados “ismos”. No obstante pueden

presentarse algunas características que comparten dichas corrientes artísticas.

Una de las características más relevantes del arte del siglo XX, con respecto a las etapas anteriores, es el fenómeno de ruptura. Sin embargo, ya desde la segunda mitad del siglo XIX se produce

un cambio profundo de la conciencia artística que se considera como un auténtico germen de la ruptura.

Así, por ejemplo, se da como fecha de arranque de la

pintura contemporánea el año 1863, en que Manet pinta su famosa obra “Almuerzo sobre la hierba”. Es precisamente la

osadía presente en dicha pintura la que permite

plantear su iconografía y aspectos formales como un

precedente de obras posteriores.

Por otra parte, es interesante subrayar el hecho de que la mayoría de artistas de las

primeras vanguardias tuvieron una etapa de formación

influida por el impresionismo y más tarde por el

postimpresionismo.

La técnica de Cezanne y la de los gruesos empastes y factura

curva de Van Gogh se convirtieron en punto de

partida para las más osadas soluciones.

Además, los colores intensos empleados por el holandés, al igual que las

exaltadas gamas de Gauguín dieron pie a que

numerosos artistas de las primeras vanguardias

llevasen a sus máximas consecuencias los

estudios en torno al color.

Una de las metas esenciales de todos los artistas de principios del XX fue incorporar lo experimental al mundo del arte. De manera continua,

tanto pintores como escultores rechazaron de pleno la imitación y se refugiaron, cada vez más, en la audacia que comportaba experimentar

con materiales, técnicas y configuraciones nuevas.

Tan sólo hay que recordar una de las vanguardias más importantes del siglo, como es el Cubismo, para

comprender el alcance que llego a tener ese carácter experimental. El

collage, técnica utilizada por los cubistas, en un primer momento, fue una aportación decisiva, no sólo para las vanguardias, sino también para

las manifestaciones posteriores.

Los grandes avances científicos y su repercusión en el progreso industrial dejaron honda huella en el arte contemporáneo, pero también

aportaciones de pensadores y filósofos, que, sin proponérselo, contribuyeron a moldear un nuevo modo de sentir las manisfestaciones

plásticas. Sin olvidar que las primeras vanguardias se produjeron en una atmósfera muy peculiar, la Primera Guerra Mundial.

Un concepto clave, derivado de la filosofía contemporánea del siglo XX, que impregna lo más

profundo del arte de las primeras vanguardias es la modernidad.

Ser moderno implicaba innovación y cambio, así como un rechazo inconsciente a lo

anterior. Así se concibe la máquina como un objeto

mágico del que derivan numerosas realizaciones

artísticas.

Si la diversidad de “ismos” es uno de los factores esenciales que configuran el mundo del arte del siglo XX, existe otro fenómeno, como es la constante interrelación entre corrientes diversas. Mientras en

Francia nace el Fauvismo en 1905, en la misma fecha se dan las primeras manifestaciones del Expresionismo alemán.

Es también en la Escuela de París donde se sitúa el nacimiento del Cubismo, hacia 1907.Esta tendencia ganará adeptos en otros

lugares pero con claras diferencias respecto del cubismo de Picasso y Braque. Uno de los movimientos que conecta con los

aspectos formales del cubismo es el Futurismo italiano, que hace su aparición en 1909.

Hacia 1910 Kandinsky se adentra en las posibilidades de la Abstracción.

Durante una reunión en el café Cabaret Voltaire de Zurich, Suiza

(1916), un grupo de jóvenes intelectuales, inconformistas,

contrarios a la Primera Guerra Mundial decide construir un

movimiento artístico y literario completamente revolucionario. Lo denominaron Dadaismo, proviene del término “dada” que significa en

francés “caballito de juguete”.

En 1924 surge el Surrealismo, año en que se publica el Primer Manifiesto, escrito por el ideólogo del grupo André Bretón.

Anteriormente a esta fecha, en 1919 se funda la Escuela de la Bahuaus, que configura un lenguaje basado en el racionalismo

que afecta a todo tipo de manifestación artística.

VANGUARDIAS ARTÍSTICAS

DE FINALES DEL XIX Y PRIMERA MITAD

DEL SIGLO XX

Autor: Antonio Miguel Salas SierraIES Fray Bartolomé de las Casas