TECNICAS CUALITATIVAS Y CUANTITATIVAS (APUNTES)

Click here to load reader

  • date post

    01-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    22.841
  • download

    3

Embed Size (px)

Transcript of TECNICAS CUALITATIVAS Y CUANTITATIVAS (APUNTES)

BLOQUE I: INVESTIGAR EL TURISMOCAPITULO I LA INVESTIGACIN EMPRICA DEL TURISMO: CIENTFICO Y PROCESO DE INVESTIGACIN 1.1. Introduccin La delimitacin del campo de investigacin es un acto necesario para la constitucin de cualquier disciplina cientfica. Adems del establecimiento inicial de esta frontera, la concrecin del modo en que aborda su objeto de estudio y la construccin de un marco terico o paradigma capaz de ofrecer una base sobre la que la investigacin pueda buscar explicaciones del fenmeno que estudia son acciones imprescindibles para garantizar una identidad disciplinar propia. El turismo es un fenmeno social complejo que opera en mltiples niveles y que tradicionalmente ha sido abordado por distintas disciplinas adscritas a diferentes campos de estudio de las ciencias sociales. Por este motivo, definir los lmites del turismo como objeto de investigacin social y son objetivos necesarios para un primer acercamiento a su estudio. En concreto, una descripcin del mtodo cientfico y su modo de operar, y una reflexin sobre, las caractersticas que convierten a la investigacin social en un proceso abierto, reflexivo y acumulativo. 1.2. El turismo como objeto de investigacin social El turismo es un fenmeno social complejo con capacidad para producir cambios sociales profundos. Como explica Callejo y otros estudiosos. Tanto el turismo como la investigacin social son dos elementos centrales de este proceso de transformacin social. Ambos deben ser considerados. En consecuencia, observar el turismo es observar la sociedad, lo que nos induce a plantear que el marco terico sobre la investigacin del turismo podra desarrollarse desde la perspectiva sociolgica y as concretar un espacio disciplinar propio. Desde un punto de vista pragmtico, conocer las motivaciones de los turistas y sus comportamientos o comprender las caractersticas concretas de sus necesidades y demandas. Posibilita a los poderes pblicos, por ejemplo, el fomento de aquellas formas de turismo ms respetuosas con los recursos bsicos o el medio ambiente y la mejora de las condiciones de vida. Tambin el ordenamiento de la actividad turstica en general, adems de la reduccin de sus efectos negativos. Desde una perspectiva econmica, la investigacin social de la demanda nos ayuda, por ejemplo, a adecuar la oferta, reducir los riesgos de los inversores o elegir las formas de turismo con mayores probabilidades de xito econmico.

Otros campos del consumo insertos en mercados ms competitivos como la alimentacin o la comunicacin realizan mayores inversiones en investigacin para conocer su demanda. Excepto algunas de las grandes compaas del sector del transporte, como Iberia o RENFE, o algunas cadenas hoteleras, como Sol Meli o Paradores Nacionales comprendieron las necesidades reales de la investigacin de la demanda turstica. Por otro lado, las investigaciones que se realizan desde organismos pblicos especializados como el Instituto de Estudios Tursticos (IET), el Instituto Nacional de Estadstica (INE) o algunas oficinas de estadstica de Comunidades Autnomas, se orientan hacia el registro del volumen de la actividad turstica que a la investigacin de la demanda. La explicacin de este abandono es posible que se halle en las particulares condiciones y ventajas de las que ha disfrutado el mercado turstico espaol. Espaa disfrut siempre de una posicin econmica muy competitiva respecto a otros pases de la zona. Espaa era un destino muy barato para los turistas europeos. Junto con la estabilidad poltica espaola otorg ventajas como destino turstico seguro. A estas situaciones histricas hay que aadir que las condiciones medioambientales y climatolgicas han proporcionado tambin ventajas comparativas para el desarrollo de la actividad turstica. Asimismo, la tradicional especializacin en el turismo de sol y playa ha provocado que la organizacin de su demanda haya sido gestionada por grandes tour-operadores de la Unin Europea. Sin embargo, algunos de los cambios surgidos en los ltimos aos estn transformando estas necesidades de informacin. As, la generalizacin y el abaratamiento del transporte areo, la irrupcin de Internet como modo de promocin y consumo de una oferta global, el crecimiento masivo en Espaa de la segunda residencia y la transformacin y diversificacin de las necesidades de un tipo de turista ms extransformacin y diversificacin de las necesidades de un tipo de turista ms experto, exigente y con mayores alternativas de eleccin nos muestran la necesidad de un conocimiento de la demanda turstica global y local ser imprescindible. En este nuevo contexto es en el que la necesidad de obtener respuestas que nos permitan comprender el turismo para adecuar las decisiones ser imprescidible. En consecuencia, adoptar el modo de obtencin de conocimiento seguido por las ciencias sociales para comprender sus mbitos de actuacin ser la mejor salida. A travs de la investigacin cientfica se podr acontar el campo de conocimiento concreto del turismo, se podr acumular conocimiento que permitir afrontar otros problemas de investigacin. El mejor modo de responder a estas respuestas se encuentra en el modo de produccin de conocimiento cientfico.

1.3. Mtodo cientfico y ciencias sociales En general, un mtodo es un modo de proceder o un camino que sirve para alcanzar un determinado fin planteado de antemano. En funcin de los objetivos propuestos, un mtodo puede estar relacionado con la organizacin de acciones de la vida cotidiana de las personas o con la obtencin de algn tipo de conocimiento. Por ejemplo, el modo en que se organizan unas vacaciones seleccionado previamente el tiempo y lugar de la estancia, la eleccin del modo de transporte, las visitas, el clculo del coste e, incluso, la preparacin de la ropa que debemos llevar puede atender a un mtodo personal que nos permita prever las necesidades bsicas del viaje y, por tanto, ordenar esa accin de nuestra vida. Sin embargo, tanto la organizacin de nuestras acciones cotidianas como la produccin de conocimiento popular no pueden ser consideradas cientficas. Lo que diferencia la produccin de conocimiento cientfico de la produccin de conocimiento popular es que se cie a un mtodo guiado por una lgica de accin y unas caractersticas normativas comnmente aceptadas por los miembros que constituyen el sistema de la ciencia. Las caractersticas que predominan y conforman la lgica del mtodo cientfico se podran resumir en las siguientes: A) Bsqueda de un conocimiento de carcter universal que atienda a leyes que expliquen y permitan su generalizacin. B) Imposicin del carcter emprico en el modo de observar y comprobar los planteamientos tericos de partida (hiptesis) que organizan la investigacin. C) Posibilidad de acumulacin del conocimiento producido. D) Sometimiento del proceso a la comprobacin y crtica por parte de otros miembros de la comunidad cientfica, lo que implica la publicacin del modo en que se han ofrecido los resultados del conocimiento producido. Desde un punto de vista normativo el mtodo cientfico es un compromiso o contrato del investigador con la comunidad cientfica. Es decir, el mtodo cientfico acta como una ley bsica de comportamiento en el proceder de la ciencia. El ideal del mtodo cientfico es hallar un modo de proceder comn a todas las formas del saber y a todos los casos que investigar. En cualquiera de los casos, lo que pone de manifiesto la rebelda del hombre por aceptar el libre albedro al cambiarlo por un planteamiento metdico de obtencin de conocimiento que se centra en la razn. Los nicos puntos de fractura podran venir dados solamente por las particulares condiciones de sus objetos de investigacin. Cuando la investigacin social reduce sus objetivos a los niveles descriptivo o exploratorio, los diseos de las ciencias sociales se pueden apoyar en perspectivas tericas, tcnicas de investigacin e instrumentos de anlisis que pueden producir resultados generalizables, similares a los que se ofrecen desde las ciencias naturales.

La utilizacin de encuesta como tcnica de investigacin y la estadstica como instrumento de anlisis a partir de las teoras del muestreo, permiten producir resultados desde perspectivas similares al mtodo dominante en las ciencias naturales. Ahora bien, cuando lo que se persigue es la comprensin de los fenmenos sociales, la generalizacin pierde sentido y el uso del mtodo se particulariza. El lenguaje de las matemticas ha de ser sustituido por el lenguaje, cotidiano en el que se expresan las personas que son objeto de la investigacin. La complejidad sustituye a la reduccin y cosificacin del objeto de investigacin y del proceso. En sntesis, la estructura de produccin del mtodo cientfico sirve como marco normativo, pero la particularidad del objeto y de los objetivos necesita de instrumentos particulares. 1.4. El proceso de la investigacin social Las fases que se suelen enunciar habitualmente proceden de una concepcin positivista, produce un grado de formalizacin mucho mayor del que se da en la prctica real de la investigacin cientfica. Se pare de una teora general de la que se extraen algunos conceptos que pueden explicar el fenmeno a estudiar. A continuacin, se toman estos conceptos y se plantean las hiptesis de partida que se quieren comprobar. La formulacin de estas hiptesis se lleva a cabo mediante un proceso de operacionalizacin de estos conceptos. Posteriormente, se producen los datos, se analizan y finalmente se interpretan los resultados. En sntesis, no se aleja demasiado de los mtodos de produccin de conocimiento popular. Lo que hace diferente este proceso de produccin de conocimiento cientfico es la introduccin de dos momentos analticos, la deduccin y la induccin. La deduccin comienza con el primer paso del proceso investigador. Es el momento en el que se parte de teoras o supuestos tericos de los que se quieren comprobar su grado de certeza empricamente. La induccin se produce en sentido inverso. Es decir, se parte de la evidencia emprica para enunciar teoras o supuestos tericos que expliquen la realidad observada. Ahora bien, desde un punto de vista prctico, las etapas del proceso de investigacin social suelen ceirse mejor al siguiente esquema: 1) Delimitacin del campo de investigacin 2) Planteamiento del problema a estudiar 3) Justificacin de su relevancia social 4) Elaboracin de un modelo de discusin terica 5) Diseo metodolgico del plan de investigacin 6) Recogida de la informacin prevista 7) Anlisis de la informacin prevista 8) Elaboracin de las respuestas al problema formulado en la investigacin

9) Nuevas ideas, experiencias y motivaciones reformuladotas de la problemtica investigada La delimitacin del campo de investigacin incluye una clara acotacin de los aspectos de la realidad que se quieren estudiar y una exposicin de los motivos por los que se ha optado por establecer las fronteras entre lo que es objeto de estudio y lo que no es objeto de estudio. Esta delimitacin est relacionada con la definicin del problema sobre el que se va a centrar la investigacin. La justificacin de la investigacin viene dada por la relevancia social del problema a tratar. Adems de esta explicacin, tambin se suele justificar la relevancia presentando los efectos negativos que podran derivarse de la falta de resolucin del problema. El modelo de discusin terica debe incluir una explicacin de los conceptos y definiciones tericas que se van a utilizar. Es importante intentar exponer con claridad la relacin existente entre esos conceptos y la realidad del problema que se va a tratar. Por este motivo, el trabajo de recuperacin de todos los antecedentes empricos relacionados con el problema a tratar es un acto necesario. El diseo metodolgico es un nuevo esfuerzo por acotar con mayor precisin el objeto de investigacin y programar todas las tareas que nos van a permitir obtener la informacin necesaria. Desde un punto de vista instrumental, en esta fase tambin se deben definir cuestiones como el calendario o los plazos, el programa el equipo de investigacin, el presupuesto y el material necesario. Con todos estos elementos definidos es el momento de las conclusiones, de la interpretacin del problema a la luz de los resultados, de la elaboracin del informe y de las nuevas propuestas. Lo habitual es que la ejecucin de la investigacin y su diseo se realicen superponiendo etapas y considerando distintos elementos del proceso simultneamente. Esto significa que la investigacin social en la prctica se tiene que alejar del modelo terico propuesto por el mtodo para poder ser ejecutada.

CAPTULO II FUNDAMENTOS DEL ENFOQUE CUANTITATIVO Y CUALITATIVO 2.1. Introduccin La complejidad de la realidad social es un hecho que pone de manifiesto la incapacidad de cualquier tcnica de investigacin para abarcar por s sola todas las dimensiones de un fenmeno social. Una vez aceptado entre los investigadores sociales que sus problemas de investigacin son inabarcables sociales, el sentido prctico ha acabado por imponerse. As, la utilizacin simultnea y articulada de todas las tcnicas y perspectivas de investigacin disponibles en las ciencias sociales, se ha convertido en una solucin cada vez ms utilizada. En consecuencia, la experiencia emprica demuestra que la utilizacin conjunta de tcnicas provenientes del enfoque cuantitativo y cualitativo de investigacin permite mejorar los resultados. 2.2. El problema de medir en las ciencias sociales La medida ocupa un lugar central en la actividad humana. Para hacerlo, tres sistemas de medida son puestos en relacin. Los dos primeros, el peso y la altura, son mediciones directas. El tercer resultado se obtiene de una operacin matemtica derivada de los dos primeros sistemas. Adems de no ser ya una media directa, este nuevo sistema de medicin se ha construido a partir de supuestos tericos propios del sistema mdico que estn condicionado a partir de supuestos tericos propios del sistema mdico que estn condicionados a su vez por el contexto cultural que define el canon de obesidad. Es decir, la cualidad de una observacin tambin puede convertirse en un sistema de referencia. De hecho, la aparicin de sntomas conocidos por nuestra experiencia cotidiana previa son los que nos conduce habitualmente a tomar la decisin de medir numricamente nuestra temperatura para corroborar la situacin de enfermedad. Un ltimo ejemplo, si calculamos nuestra renta, el valor de nuestros bienes y el de nuestro consumo y comparamos esos datos con las dimensiones que de estas variables habitualmente publica el INE podemos conocer si nuestra posicin respecto del nivel de vida conjunto de los espaoles es buena, mala o similar. En suma, es indudable que la accin de contar o medir atiende a necesidades prcticas de la actividad humana. Es decir, contar y medir son actos relacionados con la experiencia emprica, que nos sirven de referente valorativo y que nos influyen en la percepcin de nuestra realidad. En ellos se condensan algunos de los elementos claves que pueden ayudarnos a definir la medida y a observar los problemas que se produce en las ciencias sociales cuando queremos medir.

Aun cuando las definiciones de medida son mltiples, para nuestros intereses nos sirve con decir que, la medida se deriva de la relacin entre una dimensin o cantidad obtenida empricamente y un determinado patrn o sistema de referencia creado al efecto. Lo que nos indica, como expresa Callejo y otros, medir es siempre un proceso deductivo porque necesita de un sistema conceptual terico del que partir. Es decir, aun cuando la divisin de los sistemas de medicin se han elaborado segn derivasen de: A) Las leyes de la naturaleza (como el peso y la altura de la bscula de la farmacia). B) La relacin derivada de leyes de la naturaleza (como la que surge de la frmula que calcula la masa corporal aunque luego se concrete ms al atender a otras variables como el sexo y la edad). C) Por atribucin indirecta de medidas a conceptos (como el caso de la atribucin de la clase social segn nuestra posicin relativa, o la enfermedad en funcin de la temperatura o los sntomas previos): medir es siempre una accin comparativa basada en una definicin construida por un sistema cultural concreto. La crtica sobre la medida en las ciencias sociales se ha planteado en torno a dos cuestiones: 1) Que los sistemas de medicin utilizados son siempre indirectos y, por tanto, inferiores en capacidad y precisin a los que utilizan las ciencias naturales. 2) Que la respuesta de los individuos ante los instrumentos de medicin de medicin vara segn la flexibilidad y la reactividad. Es decir, la medida no es fiable porque conocen de antemano la teora social y anticipan el uso que pueden hacer los investigadores de sus respuestas, o porque la propia situacin de investigacin o los instrumentos de medida les producen rechazo y cambian su comportamiento. Estas dos crticas han sido superadas. Ha quedado demostrado que la relatividad cultural de los sistemas de medicin tambin afecta a los otros dos tipos utilizados para construir sistemas de medida. Sino en la prctica investigadora que proporciona el cumplimiento del mtodo cientfico. En segundo lugar, la influencia de los efectos de los instrumentos de medicin no es un hecho que afecte slo a las ciencias sociales. 2.3. Fundamentos del enfoque cuantitativo El enfoque cuantitativo de investigacin en las ciencias sociales se ha basado desde su origen en el paradigma positivista. La certeza de la existencia de una realidad social objetiva, externa al individuo y cognoscible por un tipo de investigacin que aplicara un mtodo cientfico nico fue el punto de partida de sus primeras propuestas.

Era el momento en que se institucionalizaba la ciencia. Las ciencias sociales se encontraban a la bsqueda de objetos que les permitiese su diferenciacin. El referente de desarrollo de las ciencias sociales naturales era incuestionable para estos primeros esbozos. Los resultados obtenidos de esta manera podan producir conocimiento verdadero. Del mismo modo que las leyes de la naturaleza, el camino para llegar a las leyes sociales era tambin el del clculo probabilstica Por otro lado, aunque la objetividad de la actividad cientfica segua siendo un punto de referencia incuestionable, ya se aceptaba que tanto el investigador como sus instrumentos de medida podan influir en los resultados de sus observaciones. Aunque todas estas transformaciones han ido afectando a la forma en que el enfoque cuantitativo ha sido concebido, hay algunas cuestiones que han permanecido desde su concepcin original. Entre otras, sus caractersticas son: A) La utilizacin de la estadstica como instrumento principal para realizar el trabajo de investigacin. B) La consideracin de un sistema de medida basado en la transformacin de conceptos mediante procesos de operacionalizacin que permiten objetivar los fenmenos sociales estudiados. C) El uso de la encuesta como tcnica de investigacin sobre la que se ha articulado su prctica. A.- La estadstica es el campo de las matemticas que estudia las caractersticas comunes de cualquier conjunto de dimensiones que se puedan contar o medir de un fenmeno. A travs de ella, la investigacin social puede clasificar, ordenar y analizar las regularidades que se producen en los fenmenos estudiados. Su uso se extendi debido a dos necesidades sociales: 1) El desarrollo del Estado moderno. La idea que relacionaba el tamao del Estado y su potencial blico o econmico necesitaba de una herramienta que permitiera contabilizar la poblacin y construir un sistema fiscal que pudiera controlar la actividad econmica. 2) El clculo de riesgos que las primeras compaas de seguros del perodo mercantilista del siglo XVIII deban realizar con objeto de valorar las tasas a cobrar en funcin de las rutas y el valor de las cargas de los barcos. B.- La operacionalizacin es otro de los elementos que define este enfoque. En la prctica, este proceso no es ms que la transformacin de un concepto en dimensiones que puedan ser cuantificadas numricamente. Es decir, convertir un concepto en variables. Por ejemplo, el concepto de sexo puede operacionalizarse al descomponerlo en sus dos dimensiones (varibles): hombre y mujer. Del mismo modo podemos operacionalizar el concepto de consumo turstico definiendo sus dimensiones en una serie de indicadores, como por ejemplo: el nmero de viajes, el tiempo de estancia, tipo de alojamiento utilizado, tipo de transporte, gasto en actividades culturales, ocio, etc.

Si observamos este proceso, pronto nos daremos cuenta de que las opciones de contar y medir muestran diferencias entre las variables creadas. En el lenguaje estadstico esta diferencia se explica en funcin de los niveles de medicin. Segn sea el tipo de operaciones matemticas que se puedan realizar con las variables creadas se definen tres tipos de niveles: * El nivel nominal: que como su nombre indica slo permite nombrar y contar las caractersticas de cada variable, es decir, clasificar. * El nivel ordinal: que adems de nombrar permite establecer un orden. * El nivel cardinal o intervalar: que permite nombrar, ordenar y establecer diferencias numricas entre las variables. Por ejemplo, el gasto o el tiempo de estancia. C.- El uso de la encuesta como instrumento de investigacin es el tercer elemento que define el enfoque cuantitativo. Adems, la utilizacin de un cuestionario de preguntas ms o menos cerradas parece garantizar una produccin objetiva de informacin. No obstante, la formulacin de crticas a la objetividad ha sido muy contundente. As, aunque el investigador elabore el cuestionario, se retire a la espera de la obtencin de resultados y regrese para realizar el trabajo de anlisis, la reflexividad y la reactividad siempre estarn presentes. Todas estas caractersticas se apoyan en una concepcin bastante rgida del proceso investigador. Aunque en la prctica profesional el grado de cumplimiento de las etapas de la investigacin sea ms flexible. Las etapas del mtodo cientfico parecen una gua que se cumple de manera inflexible. 2.4. Fundamentos del enfoque cualitativo La perspectiva cualitativa de investigacin ha basado su desarrollo en las ideas propuestas por el paradigma interpretativista de las ciencias sociales. Para esta perspectiva no existe una realidad social universal, objetiva y nica, sino que existen mltiples realidades que son construidas segn las distintas formas de observar e interpretar el mundo que tienen las personas. Las corrientes ms radicales de esta perspectiva proponen la existencia de tantas realidades sociales como construcciones realicen los individuos. En la prctica, este subjetivismo extremo supondra la incapacidad de comprensin de los fenmenos sociales, su posible transmisin y acumulacin. El mismo investigador se convertira tambin en un constructor ms de la realidad que observa. Otras visiones ms moderadas proponen que la cultura compartida por los diferentes grupos sociales sea el vnculo que sirva para interpretar la realidad social de forma colectiva. Es decir, la realidad ser interpretada por el grupo a travs de la cultura compartida y los individuos que lo integran asumiran esa visin. Pero esto supondra la eliminacin de la autonoma de interpretacin individual de la realidad social, lo que en la prctica, no sucede.

Una solucin pragmtica viene dada por aquellas propuestas que, aun admitiendo la autonoma individual en la interpretacin, asumen que el grupo de pertenencia y la posicin en la estructura social de las personas influyen en la forma en que se interpretan la realidad social en la que se hallan inmersos. En la prctica, esto significa que existen mltiples realidades sociales que tienen sus referentes interpretativos en las trayectorias vitales de los individuos, en los grupos sociales que tienen de referencia y en la posicin que ocupan en la estructura social. Para poder interpretar estas mltiples dimensiones, la perspectiva cualitativa entiende que la realidad no puede ser reducida, objetivada y cosificada, sino que su estudio debe ser abordado de forma comprensiva. Para ello, su trabajo emprico toma como objeto de anlisis el estudio del lenguaje, la comunicacin simblica, las intenciones y motivaciones que se producen en la interaccin entre los observados. Con este objetivo, el observador se sita junto al observado y convive, si es necesario, en muchas de sus prcticas de investigacin para que desde la proximidad pueda comprender sus actos. Esta bsqueda de la comprensin de los fenmenos es su referencia terica principal. Las caractersticas bsicas de la investigacin cualitativa son las siguientes: A) Concepcin global y flexible de la investigacin. B) Relacin directa entre el observador y el observado. C) Construccin del objeto de estudio y el muestreo atendiendo a las diferencias estructurales bsicas. A.- El enfoque cualitativo concibe la investigacin como un concepto global, abierto y flexible. La bsqueda de la comprensin exige al investigador una entrada en el campo de investigacin con las mnimas precondiciones. Pero no hay que entender por esto que el investigador cualitativo no elabore un mnimo guin de partida. Lo que sucede es que los planteamientos son ms abiertos a la crtica y a la modificacin. La bsqueda abierta de informacin para comprender los fenmenos provoca a veces la necesidad de incluir tcnicas de recogida de informacin sea muy heterognea. Sin duda, el hecho de abordar la complejidad del objeto ha provocado el desarrollo de un mayor nmero de tcnicas. Pero no hay que entender que la utilizacin de tcnicas sea absolutamente abierta. En la prctica, la aplicacin de cualquier instrumento lleva consigo un coste econmico y temporal que limita tambin el campo de accin del investigador.

B.- La segunda caracterstica diferencial del enfoque cualitativo es la relacin directa entre el observador y el observado. Esta condicin tambin viene dada por la necesidad de comprensin. La consideracin de todos los factores que pueden condicionar el modo de actuar del observado necesita a veces de la inmersin en su mundo. El conocimiento del contexto cotidiano se hace necesario para comprender las claves que le hacen producir el discurso en el que nos describe la interpretacin de su realidad. El contexto social, familiar, laboral, etc., es clave para esta comprensin. C.- El tercer elemento diferencial tiene que ver con la construccin del objeto de investigacin y con la muestra que se va a estudiar. Esta cuestin est directamente relacionada con el tipo de representatividad que busca cada enfoque de investigacin. El investigador cualitativo est interesado en la representatividad estructural. Lo que pretende es que la mayora de las diferencias que intervienen en la comprensin del fenmeno quedan reflejadas en su investigacin. En consecuencia, la construccin del universo y de la muestra a seleccionar se basa en la inclusin de estas diferencias cualitativas que producen la informacin relevante que le permita abordar ms dimensiones del fenmeno.

BLOQUE II EL ENFOQUE CUANTITATIVOCAPITULO III EL MUESTREO METODOS Y APLICACIONES 3.1. Introduccin A) Delimitacin de los objetivos (comprendemos el problema y sabemos lo que estamos buscando) y formulacin de hiptesis (redactamos respuestas plausibles al problema, elaboradas a partir de los planteamientos tericos iniciales). B) Identificacin de la poblacin: si queremos trabajar con muestras, en imprescindible delimitar la poblacin que queremos someter a observacin, de forma que sea posible extraer, si es necesario, un subgrupo que proporcione informacin ajustada a las caractersticas de dicha poblacin. C) Especificacin de indicadores de las caractersticas o variables a las que hemos asignado un mayor potencial explicativo, esto es, determinacin de lo que vamos a medir y cmo lo vamos a medir. D) Aplicacin de un diseo estadstico: la plasmacin de todo ello en preguntas que han sido incluidas en un borrador de cuestionario. Ahora nos surge un nuevo problema: a quin aplicamos el cuestionario?. E) Recogida de datos: si el diseo contempla la realizacin de una encuesta cabe la posibilidad de recoger informacin de toda la poblacin (censo) o de optar por una muestra, ms pequea que la poblacin. El ideal de cualquier investigador es poder abarcar a toda la poblacin que tericamente podra ser objeto de observacin. No obstante, cubrir este ideal suele ser inviable, atendiendo tanto a criterios econmicos como de inversin temporal. Slo organismos como el Instituto Nacional de Estadstica puede abordar aventuras tales como la realizacin del Censo de Poblacin y Viviendas, donde se recoge informacin, con fines claramente administrativos. El propio INE suele optar por la elaboracin de encuestas basadas en muestras extradas de la poblacin, que gozan, no obstante, de una gran credibilidad. La Encuesta de Presupuestos Familiares o la de Morbilidad Hospitalaria son otros ejemplos del uso de muestras con fines administrativos. Las encuestas de opinin pblica son un medio para estimar las actitudes y opiniones de los ciudadanos en un momento concreto del tiempo. Los resultados obtenidos al aplicar varias encuestas al mismo tiempo tambin pueden ser diferentes. Son muchos los factores que influyen en este aparentemente desconcertante fenmeno.

Con las muestras slo podemos tener una certeza estadstica (probabilstica), nunca certeza absoluta. De forma que no podemos esperar que dos encuestas simultneas sobre el mismo tema produzcan exactamente los mismos resultados. stos varan de una muestra a otra y no tienen por qu coincidir para ser vlidos. Las muestras a las que se aplican las encuestas se construyen fijando un margen de error. La clave del xito del proceso de muestreo radica en garantizar la fidelidad del reflejo de la poblacin en la muestra. Esta ltima ha de ser una especie de maqueta reducida de la poblacin en su tamao original. Es decir, se trata de extraer correctamente una parte de la poblacin para someterla a observacin cientfica en representacin de dicha poblacin, a fin de obtener resultados vlidos y aplicables al universo de la investigacin en curso. La teora de las probabilidades es el fundamento principal de la teora del muestreo. 3.2. Requisitos de las muestras Las muestras, para ser consideradas como tales, han de cumplir una serie de requisitos: 1. Que comprendan una parte del universo, pero no su totalidad: si muestro objeto de estudio se circunscribe a las prcticas tursticas de los jvenes de una poblacin de trescientos habitantes, es factible trabajar con toda la juventud de la localidad, pero en ese supuesto, sera viable entrevistar a la poblacin o universo. Si nuestro objetivo es el de la juventud espaola, suele ser ms factible trabajar con muestras de entre 1000 y 2500 jvenes. 2. La amplitud de la muestra ha de ser proporcional a la magnitud del universo: si bien las muestras han de ser un parte de la poblacin, debern guardar una proporcionalidad con sta que garantice la recogida de la heterogeneidad que presente dicho universo con respecto a las variables fundamentales. Esto es, si emprendemos una investigacin sobre los jvenes espaoles no podremos extraer una muestra de veinticinco de ellos para aplicarles un cuestionario, pues en ese subgrupo no podran quedar reflejados los perfiles fundamentales que deberan fijar las variables edad, sexo, situacin ocupacional y hbitat de residencia. 3. Debe estar garantizada la ausencia de distorsin en la eleccin de la muestra: por ejemplo, no sera correcto llevar a cabo una encuesta telefnica en un pas muy pobre, pues quedara sesgada al no estar incluidas en los listines telefnicos las capas de poblacin ms desfavorecidas sin acceso a ese bien. En definitiva, se trata de evitar que una parte de la poblacin que sometemos a observacin no est incluida en el marco muestral. 4. Que sea representativa del universo poblacional: esto es, que reproduzca las caractersticas bsicas del mismo segn los principios tericos de la investigacin. Por ello, el empleo de las muestras requiere de un conocimiento previo de la estructura del colectivo a observar. La muestra ha de representar a la poblacin cualitativa, adems de cuantitativamente. A modo de ejemplo, pinsese en el caso en que se lleve a cabo un estudio sobre la satisfaccin de los estudiantes de las Escuelas de Turismo. Adems de incluir todas las existentes en el pas, a la hora

de extraer la muestra habr que tener cuidado para que queden incluidos estudiantes de todos los cursos. Las unidades del universo acotado forman el marco o base de la que se va a extraer la muestra. Se trata de disponer de un registro de los elementos del universo para poder hacer una seleccin adecuada de aquellas unidades que habrn de componer la muestra elegida. Esta base hace posible la identificacin de los elementos que pasen a formar parte de la muestra, porque cada uno de ellos debe de tener un nmero y un identificador exhaustivo en el registro. Pero la base de la muestra, en este sentido estricto, no siempre existe. Hay universos difciles de catalogar o que no estn registrados. Y habremos de desarrollar soluciones imaginativas para poder acercarnos a este colectivo mediante algn tipo de muestreo no precisamente de carcter probabilstica. Por otro lado, tambin habremos de verificar si la poblacin que deseamos entrevistar (universo terico) y aquella de la que se toma de hecho la muestra (universo trabajo) o a la que se refiere el marco de la muestra, coinciden, porque pueden existir discrepancias ms o menos extremas entre ellas. Cada uno de los elementos comprendidos en la base o marco muestral y que figuran enumerados e individualizados en la misma se conocen como unidades muestrales. Representan y remiten a las unidades de observacin que forman el universo a investigar. Las unidades de la muestra no tienen que corresponderse siempre con individuos, sino que tambin pueden ser colectivas (familias, hogares, grupos, pueblos, ciudades, organizaciones no gubernamentales, empresas, movimientos sociales). El nmero de unidades que comprende la unidad de la muestra cuando sta es colectiva, se llama talla de la muestra. La talla nos informa del nivel de agregacin de la investigacin. 3.3. Tipos de muestreo La representatividad de la muestra no depende slo de su tamao, sino tambin del procedimiento utilizado en su extraccin. Principalmente podemos hablar de dos grandes categoras: los tipos de muestreo probabilstico y no probabilstico. El principio bsico del muestreo probabilstica reside en el hecho de que cada elemento de la poblacin tenga la misma probabilidad de ser elegido. Conocer esta probabilidad de eleccin implica la existencia de una seguridad estadstica conocida, no absoluta, pero razonablemente probable, mientras que en las muestras no probabilsticas la seguridad estadstica ni existe ni se conoce y, por tanto, no se podrn evaluar, a partir de ellas, los mrgenes de error, lo que imposibilitar la generalizacin. No obstante, el muestreo no pobabilstico tiene la ventaja de no necesitar marco muestral y de ser ms simple y econmico, siendo especialmente apropiado cuando trabajamos con poblaciones marginales de difcil registro y ubicacin.

3.3.1. Tipos de muestreo probabilstico Una muestra probabilstica puede ser extrada mediante diversos procedimientos algunos de los ms conocidos son los siguientes: 1. Muestreo aleatorio simple: es el muestreo probabilstico ms sencillo y prototipo. El investigador no necesita investigar a cada miembro de la poblacin. A partir de l se desarrollan las frmulas de clculo del error y del tamao muestral. Las condiciones para este tipo de muestreo son las siguientes: A) Cada elemento de la poblacin tiene idntica probabilidad de ser incluido en la muestra. B) Cada posible combinacin de N elementos ha de tener la misma pobabilidad de constituir la muestra. Una muestra aleatoria simple de tamao n est compuesta por n elementos elegidos entre la poblacin, de modo que todas las muestras de ese mismo tamao tienen la misma probabilidad de ser elegidas. Existen varias formas de obtener una muestra aleatoria simple (m.a.s.). El mtodo ms popular es el que se basa en el uso del bombo de lotera. Cada elemento de la poblacin queda reflejado en una bola con un nmero especfico. Se introducen todas las bolas en el bombo y se van seleccionando bolas, una tras otra, hasta completar el tamao de la muestra elegido. 2. Muestreo aleatorio sistemtico: al igual que en el anterior, se parte de un listado de la poblacin, pero difiere en que solamente se elige por sorteo la primera unidad de la muestra, que ha de ser inferior al coeficiente de elevacin (valor resultante de dividir el tamao de la poblacin entre el tamao de la muestra; esto es, el nmero de veces que est contenida la muestra en la poblacin), y en que los elementos restantes de la muestra se obtienen sumando, sucesivamente a dicho nmero inicial el coeficiente de elevacin, hasta obtener todos los nmeros necesarios para reunir la muestra. Cuando el coeficiente de elevacin es decimal se puede alternar el redondeo por exceso o por defecto, con objeto de no eliminar la probabilidad de salir de determinadas unidades. Este tipo de muestreo debe ser evitado cuando existe una naturaleza peridica en el orden de los datos de la poblacin. Por ejemplo, si queremos hacer un estudio en la Secretara de Estado de Turismo (supuesto fictcio) y las secciones estn compuestas por veinte personas, cada una de ellas encabezada por el o la Jefe de Seccin y si estableciramos un muestreo sistemtico en el que extrajeramos del listado o marco muestral, donde estn registrados por secciones, a uno de cada veinte, estaramos seleccionando a los jefes de seccin, in visibilizando al resto. En este caso, los resultados quedaran distorsionados.

3. Muestreo estratificado: hay que decir que la mayor parte de las veces los muestreos aleatorios simple y sistemtico no pueden ser utilizados debido a la dispersin de la muestra. Cuando esto ocurre, la equiprobabilidad se consigue por otras vas ms sofisticadas, como estratificacin de la muestra. La estratificacin consiste en encasillar el universo en tantas celdillas como sea necesario para garantizar que las fuentes de diferencia van a estar adecuadamente representadas y ponderadas en la muestra, y construir el proceso aleatorio (el sorteo) de la muestra partiendo de la casilla y no del conjunto. Normalmente, se utilizan criterios de estratificaciones tales como las Comunidades Autnomas o el tamao de hbitat de los municipios. Este tipo de muestreo se utiliza cuando el universo es muy heterogneo en funcin de determinadas caractersticas que han de quedar incluidas en la muestra o cuando se desea informacin precisa de algunas subdivisiones de la poblacin. Entonces se trata a las subpoblaciones en concreto como una poblacin nica. Tambin cuando se desean aplicar diferentes tipos de muestreo probabilstica en los distintos estratos de la poblacin. La complicacin del procedimiento se acusa en el momento de obtener el tamao muestral dentro de cada uno de los estratos. En lneas generales, puede llevarse a cabo proporcionalmente o de forma no proporcional. En los casos de estratificacin no proporcional se hace necesario ponderar la muestra, asignando pesos a cada estrato, de forma que se logre compensar la desigual probabilidad de seleccin asignada a cada unidad de poblacin incluida en el estrato. Sin embargo, de forma ms concreta, la distribucin del tamao muestral global entre los estratos que hemos establecido (afijacin) se lleva a cabo de tres maneras distintas: * Mediante afijacin simple: se asigna el mismo tamao de la muestra a cada estrato. Tiene el inconveniente de que favorece a los estratos ms pequeos. * Mediante afijacin proporcional: la distribucin de la muestra se lleva a cabo de forma proporcional al peso especfico del estrato en el conjunto de la poblacin. * Mediante afijacin ptima: aadimos al peso especfico del estrato en la poblacin la variabilidad del estrato respecto a la variable tenida en cuenta en la estratificacin. As los estratos ms heterogneos y con mayor peso poblacional estarn ms representados en la muestra. Se calcula multiplicando el porcentaje que representa cada estrato por su varianza. A continuacin, se suman todos los productos y se calcula la proporcin que representa cada producto en el total. Despus se multiplican dichas proporciones por el tamao de la muestra, con lo que se obtiene el nmero de unidades muestrales en cada estrato.

4. Muestreo por conglomerados: de forma simple, se refiere al supuesto en el que las unidades de la muestra no sean simples, sino colectivas, esto es, cuando la talla es superior a la unidad. El muestreo de estos colectivos se puede realizar por sorteo, mediante la tabla de nmeros aleatorios, etc. En el muestreo por conglomerados extraemos una muestra aleatoria de los mismos, porque en el muestreo estratificado la unidad es el individuo, la unidad la representa cada conglomerado. Cuando a partir de la muestra de conglomerados se extrae una nueva muestra, referida a cada conglomerado elegido y, as sucesivamente, hablamos de muestreo en varias etapas o polietpico. En este caso, la unidad de observacin final deja de ser el conglomerado para pasar a ser una subdivisin de los mismos. Lo ms corriente es que el muestreo polietpico se d en tres o cuatro fases, combinando muestreo estratificado y por conglomerados. Las ventajas de este tipo de muestreo por conglomerados es que no requiere de listados de toda la poblacin, sino nicamente de las unidades del conglomerado, reducindose el coste al concentrarse el trabajo de campo en menos puntos de muestreo, fijados dentro del propio conglomerado. Sin embargo, resulta mucho ms complicado la estimacin del error muestral. 3.3.2. Tipos de muestreo no probabilstica Entre los ms conocidos destacan: 1. Muestreo por cuotas: se trata de uno de los ms conocidos, pues es muy utilizado en el mundo de la empresa y de los estudios de opinin. Encuentra su fundamento en que s se conocieran todas las caractersticas del universo y sus proporciones correspondientes, sera posible organizar una muestra que estuviera cuotificada en todas sus dimensiones, de tal manera que fuera representativa del universo, sin necesidad de extraccin aleatoria individual de sus unidades. Las cuotas ms habituales en la investigacin social vienen definidas por el sexo y la edad, pues la mayora de los marcos o bases muestrales recogen ambas variables. Se confeccionan una matriz donde se calculan las proporciones relativas para cada celdilla, cuya base ser la proporcin que representa cada categora de las variables seleccionadas en la poblacin total. A continuacin se proporciona a cada entrevistador el perfil y el nmero de personas que habr de entrevistar para completar cada cuota. Aunque parezca similar al estratificado, la diferencia estriba en la libertad que goza el entrevistador para la eleccin de las unidades finales de observacin. Y dicha libertad es su fuente principal de sesgo, pues el entrevistador puede dejarse llevar por la sencillez del reclutamiento de los entrevistados en su propio entorno familiar o entre aquellos que pueden parecer ms proclives a ser encuestados. Para solventar algunos de estos inconvenientes se ha recurrido a la aplicacin del sistema de rutas aleatorias.

El uso de este sistema de rutas aleatorias ha provocado que en muchas ocasiones se haya considerado el muestreo por cuotas como de tipo probabilstico. Nada ms lejos de ello, pues no puede calcularse el error mediante aproximaciones estadsticas. Un buen control del trabajo de campo es decisivo para frenar los sesgos de los entrevistadores. 2. Muestras intencionadas: la seleccin de las unidades muestrales atiende a criterios subjetivos relacionados con el objeto de estudio. Se suelen utilizar en los estudios cualitativos donde, por ejemplo, se puede recurrir al juicio de personas expertas o de informantes clave que puedan aportar luz al problema de investigacin. 3. Muestras accidentales: consiste en tomas los casos que salen a nuestro encuentro, continuando el proceso hasta que la muestra adquiere el tamao que hayamos precisado. Si usamos muestras accidentales, solamente podemos desear que los errores no sean muy elevados. Un ejemplo nos lo proporcionan los entrevistadores que recogen informaciones para programas de televisin entre la gente que encuentran al paso en la calle. 3.4. El tamao de la muestra: factores que influyen en su fijacin Si bien existe una relacin el aumento del tamao muestral y el de la fiabilidad de las estimaciones que podamos realizar, conviene recalcar que, a partir de un determinado tamao muestral la mejora de las estimaciones requieren de un incremento descomunal del nmero de elementos de la muestra. Por eso, conviene encontrar un equilibrio en el que el tamao muestral ofrezca fiabilidad sin suponer un aumento innecesario en los costes econmicos y temporales. Existen varios factores a tener en cuenta para conseguir dicho equilibrio: 1. La disponibilidad de recursos: el tiempo para llevar a cabo la investigacin y, especialmente, el presupuesto disponible son los dos factores que ms van a influir a la hora de determinar el tamao muestral. 2. El diseo muestral elegido: los diseos muestrales no probabilsticas suelen exigir un tamao de muestra ms reducido que los probabilsticos. Y dentro de estos ltimos, por ejemplo, un muestreo al azar simple requiere de menos elementos muestrales que uno estratificado o por conglomerados. 3. La varianza poblacional: cuanto mayor sea la heterogeneidad de la poblacin, ms elevada ser su varianza y, en consecuencia se har necesario un mayor tamao muestral para reflejar ms certeramente las caractersticas del universo. En algunas ocasiones, la existencia de estudios pilotos previos al permitir desarrollar clculos sobre las varianzas de las variables claves para nuestro objeto de estudio. Pero en muchas ocasiones no existen estas informaciones previas y ha de jugarse con el

supuesto de mxima variabilidad. ste es el supuesto ms desfavorable y el que requiere mayor tamao muestra. 4. El margen de error muestral permitido: existe una fuerte relacin el tamao del error muestral y el volumen de la muestra. A medida que aumenta esta ltima, decrece aqul. Los errores comprendidos entre el 2 y el 2,5% son muy habituales en la investigacin social. El error muestral va a ser fijado por el investigador en funcin de sus intereses de precisin, salvo cuando el presupuesto sea tan reducido que venga impuesto por la disponibilidad econmica. Por ejemplo, si en un estudio se desea conocer la edad media en la que se inician, los jvenes al consumo de drogas, nos interesa un error muy reducido. El error muestral, por tanto, es el resultado del hecho de trabajar con una muestra y no con la totalidad de la poblacin. Existe, no obstante, otro tipo de errores no debidos al muestreo. En muchas encuestas, el error de muestreo que queda reflejado puede llegar a ser despreciable al lado de los errores no muestrales. 5. El nivel de confianza: es la probabilidad con la que el investigador afirma que el error no ser superior a un valor que prefija. Habitualmente se utiliza el nivel de confianza del 95%, lo que quiere decir que de cada cien muestras que podamos extraer tericamente de una poblacin dada, al menos 95, van a ofrecer datos que estn dentro de los niveles de error establecidos. O explicado a la inversa, slo cinco de cada cien muestras pueden superar los niveles de error que esperamos. Algunas veces, cuando se necesita una precisin muy alta, como en algunos estudios preelectorales, se puede incrementar el nivel hasta el 99,7%. 3.5. Razones para el uso de muestras Podemos barajar tres principales justificaciones para el uso del muestreo: * Una muestra puede producir informacin fiable a un coste infinitamente ms bajo que un censo. Con muestras probabilsticas se pueden cuantificar el error de muestreo de un encuesta. * Los datos se recogen ms rpidamente y, por tanto, pueden difundirse con mucha celeridad. * Las estimaciones obtenidas a travs de encuestas aplicadas a muestras probabilsticas frecuentemente ofrecen datos ms exactos que aqullos derivados de censos porque se puede poner ms celo en la formacin de los entrevistadores, de cara a que obtengan la informacin ms fidedigna posible. La muestra no es la simple sustitucin de un todo por una parte. La extraccin de muestras ha sido concebida como la ciencia o el arte de controlar y medir la fiabilidad de informacin estadstica til, mediante la aplicacin de la teora de las probabilidades.

CAPITULO IV LAS ENCUESTAS DE OPININ 4.1. Introduccin Los cambios observados durante las ltimas dcadas en el comportamiento del sector turstico espaol, influenciados por la variedad de transformaciones acaecidas en este perodo sobre diversas dimensiones sociales, hacen necesaria la aplicacin de diferentes instrumentos de medidas capacitados para analizar algunas de las propiedades de los factores relacionados con este cambio. La centralidad que caracteriza el turismo en una sociedad moderna como la espaola, sin duda, demanda la investigacin de este fenmeno social. En particular, el investigador social del turismo, con la finalidad de responder a algunos objetivos de estudio relacionados con este mbito concreto de la realidad social, ha de recurrir a aquellas tcnicas de investigacin que permitan su anlisis. Las encuestas cuentan con herramientas que proporcionan informacin emprica ajustada acerca de diversas caractersticas del turismo en general. A grandes rasgos, cabe afirmar que las encuestas constituyen una de las principales fuentes de informacin emprica utilizadas en investigaciones de carcter cuantitativo de los estudios del turismo. Algunas de las realizadas por distintos organismos, pblicos o privados, ofrecen informacin tanto de la oferta como de la demanda del mercado del sector turstico, as como de sus componentes, propiedades y caractersticas. Por mencionar algn ejemplo de encuestas mencionar la encargada de los Movimientos Tursticos de los Espaoles -Familitur- que informa sobre la evolucin de la demanda turstica de los espaoles. Esta encuesta es administrada por el Instituto de Estudios Tursticos -IET-. Tambin el Instituto Nacional de Estadstica -INE-, entre otros, realiza encuestas que pueden ser utilizadas con la finalidad indicada por ejemplo como las Encuestas de Coyuntura Turstica Hotelera y Ocupaciones en Alojamientos Tursticos Extrahoteleros, van dirigidas a los alojamientos tursticos. El investigador social recurre a este tipo de tcnicas tanto para poder evaluar un fenmeno concreto de la vida social, como para poder actuar sobre el mismo. 4.2. Utilidad de las encuestas en el sector del turismo El material emprico que proporciona la encuesta permite indagar sobre algunas de las caractersticas y propiedades del fenmeno social del turismo y de sus componentes. Esta tcnica de investigacin social es de las ms utilizadas en el mbito del campo turstico. No es una herramienta nueva de la investigacin social, sino que su origen se remonta hacia finales del siglo XIX, pudiendo relacionarse el mismo con el del proceso de industrializacin, por los rasgos que caracterizan a ambos procesos: el de la industrializacin y el de la investigacin mediante encuesta.

La utilidad de la encuesta es de lo ms variada dependiendo de cules son los intereses de la investigacin entre las que nos encontramos: A) El investigador social puede recurrir a esta prctica cuando quiera indagar sobre algo del pasado y no pueda acceder a ello a travs de la observacin. Por ejemplo, imaginemos que se quieren analizar cules fueron las causas que en el ao 2004 hicieron que se produjera un descenso, respecto al ao anterior, en la duracin de la estancia- medida por el nmero de pernoctaciones- de los extranjeros en el conjunto de los alojamientos tursticos espaoles. Para conocer cules fueron los factores que provocaron esta situacin, se podr disear una encuesta orientada con ese objetivo. Los resultados obtenidos de la encuesta permitirn, por tanto, proceder al anlisis que se solicitaba. B) Tambin es til cuando el inters del investigador se oriente hacia la exploracin de algunas caractersticas propias de colectividades a las que es imposible acceder de otra manera, debido a la extensin y las dimensiones de las mismas. En este caso se analizarn dichas caractersticas, aplicando una encuesta a una muestra representativa de tal colectividad que permita generalizar los resultados obtenidos a travs de la misma a los dems elementos de la poblacin objeto de estudio. De modo que, para proceder al anlisis de las caractersticas de esta poblacin, ser conveniente elaborar y administrar una encuesta a una muestra de la misma, que sea representativa del conjunto de la demanda turstica de extranjeros en nuestro pas. C) Adems, la investigacin mediante encuesta podr orientarse hacia la evaluacin. La indagacin mediante encuesta, dirigida hacia el sector de la poblacin objeto de estudio permitir al profesional evaluar los resultados de la evaluacin una vez concluida. A travs de la encuesta se podr indagar acerca de las expectativas del potencial visitante del lugar. Tambin esta tcnica ofrecer informacin sobre cules son las preferencias, los hbitos y los gustos de la poblacin analizada, futuros demandantes tursticos del lugar. El conjunto de toda la informacin emprica, servir de base a los agentes del sector para planificar un cambio de imagen del territorio y hacerlo ms atractivo. Por tanto, la utilidad de las encuestas es diversa y puede estar orientada hacia la exploracin, la descripcin, la planificacin, la intervencin o la evaluacin en funcin de los objetivos. Sin embargo, no garantiza que esta tcnica permita al investigador indagar sobre cualquier problema objeto de estudio, sino que su utilidad es limitada. Por ejemplo, mediante el cuestionario de la encuesta, es difcil acceder al marco interpretativo que puedan ofrecer los demandantes del turismo acerca de distintos fenmenos de inters.

4.3. Diseo de la encuesta El diseo de la encuesta en la investigacin social en general, y en la del turismo en particular, ha de estar pautado en una serie de etapas, y orientado con la finalidad de obtener una visin global del fenmeno social que se pretenda analizar a travs de la misma. Este diseo se elabora en funcin de los objetivos. De modo que, dichos objetivos han de definirse con precisin antes de proceder al diseo de la encuesta. Las investigaciones de carcter cuantitativo, como son aqullas realizadas a partir de la encuesta mediante cuestionario, se efectan a travs de un proceso que se presenta como una progresin pautada de etapas previamente establecidas. Las distintas etapas de una encuesta estn interrelacionadas entre ellas, y las primeras decisiones tomadas en el diseo determinan, de alguna manera, los procedimientos finales. El proceso a travs del que se organiza el anlisis debe partir de un marco terico general como, por ejemplo, el relacionado con la teora social de la demanda turstica, En el inicio de la indagacin este proceso es de carcter deductivo. Es decir, a partir de un marco -terico- relevante se precisan los objetivos y las hiptesis de partida de la investigacin que guiarn las decisiones a tomar en la misma, teniendo siempre como referencia la formulacin de stos. En la ltima fase de la investigacin, relacionada con al interpretacin de los resultados, el proceso pasa a ser de carcter inductivo. Ahora bien, es en medio de todo este procedimiento donde tiene lugar la planificacin metodolgica, esto es, el diseo de la encuesta, su elaboracin y administracin. 4.3.1. Fases de la investigacin mediante encuesta 1 FASE: Delimitacin de los objetivos de estudio y seleccin de la muestra representativa de la poblacin El diseo y el desarrollo de una encuesta estar orientado a partir de los contenidos del estudio y de los objetivos que se demandan en la investigacin, que han de estar definidos de una manera clara y concreta. Las unidades seleccionadas para el anlisis a partir de las tcnicas de muestreo conformarn una muestra representativa de la poblacin objeto de estudio sobre la que hay que indagar a travs de la encuesta. Los resultados obtenidos con la aplicacin de la misma a las unidades de anlisis seleccionadas sern, si el diseo muestral ha sido el adecuado, generalizables al resto del universo poblacional objeto de estudio. 2 FASE: Formulacin de hiptesis El siguiente paso consiste en que el investigador debe proceder a formular las hiptesis de partida del estudio. Es en esta fase donde se plantean las suposiciones tericas provisionales que se van a probar a lo largo de la investigacin para determinar finalmente su validez. Las hiptesis de la investigacin, son las que se establecen las supuestas relaciones que existen entre aquellas variables sobre las que se indagar en el estudio.

3 FASE: Operacionalizacin de los contenidos No podemos pasar por alto la fase del proceso que se corresponde con la operacionalizacin de la variables. Es decir, hay que definir los objetivos de la investigacin en forma de variables para que puedan ser operativos. Con ello, al final de todo el proceso, las distintas dimensiones de las variables analizadas se les aplicarn las tcnicas estadsticas convencionalmente utilizadas para interpreta la informacin emprica obtenida mediante la administracin de las encuestas. 4 FASE: Diseo del instrumento de recogida de los datos Cuando todos los contenidos de la investigacin hayan sido operacionalizadas en forma de variables, el investigador contar con el material necesario para disear un cuestionario, una entrevista u otro instrumento de medida, y podr proceder a la recogida de los datos. En definitiva, sta es la fase del estudio en la que el investigador tiene que decidir cul es la herramienta ms adecuada para recoger la informacin emprica sobre el fenmeno social que est abordando y pasar a la siguiente fase, la del diseo del mismo. En encuesta mediante cuestionario, el diseo del instrumento de recogida de los datos es la fase central de la investigacin. Por tanto, el cuestionario es el instrumento fundamental del que se sirve esta tcnica para proceder a la recogida de los datos. 5 FASE: Estudio previo Ahora bien, si el investigador quiere comprobar que el instrumento que ha diseado para la recogida de la informacin es el ms apropiado y proporciona los resultados esperados con su aplicacin, puede realizar un ensayo previo, a veces denominado estudio piloto. Se trata de una prueba que se aplicar a unas cuantas unidades de anlisis de iguales caractersticas a las de la poblacin de estudio. El instrumento empleado para la recogida de los datos en dicha prueba, ser idntico al que se pretende aplicar despus sobre las unidades de anlisis seleccionadas. En general, con el estudio piloto se pondr a prueba la tcnica de la encuesta mediante cuestionarios, que ha sido diseada por el investigador para recoger la informacin emprica que se busca mediante este procedimiento. De modo que, a travs de dicho ensayo se podrn validar todas y cada una de las fases del diseo de la encuesta. 6 FASE: Planificacin La fase de la planificacin es tan necesaria como cualquier otra en la investigacin cientfica. Al planificar se concreta la gestin de los recursos con los que cuenta el investigador y se marcan los plazos temporales que se deben seguir en el proceso de la investigacin. En definitiva, la planificacin ha de estar presente en todas y cada una de las fases del estudio; de forma que todas aquellas lo estarn en sta.

7 FASE: Precodificacin y codificacin Para que al final de todo el proceso de indagacin el investigador puede proceder a la exploracin estadstica de los datos obtenidos con la encuesta, ste debe contar con una matriz de datos. Dicha matriz se construye introduciendo en una base de datos las categoras de respuesta que se den a cada una de las preguntas, y que estarn relacionadas con las propiedades y dimensiones de los contenidos y las variables de la investigacin que conforman los instrumentos de medida de la encuesta. Es decir, es imprescindible asignar cdigos, numricos o no, a cada una de las posibles categoras de respuesta de las variables representadas en las preguntas de la encuesta. Si el instrumento de medida utilizado por la encuesta es un cuestionario estandarizado, es imprescindible codificar con la finalidad de identificar. Cuando en el cuestionario de la encuesta dichos cdigos se han asignado antes de proceder al trabajo de campo, el cuestionario estar precodificado. No siempre es posible proceder a la codificacin antes de la recogida de los datos. Ahora bien, el establecimiento de los cdigos no puede hacerse de una manera aleatoria, sino que conviene seguir ciertas indicaciones. A la hora de codificar las categoras de una variable, ha de tenerse en cuenta el nivel de medida de la misma. Es decir, los cdigos o nmeros asignados se organizarn de una u otra manera dependiendo de que las variables a las que se asignan sean de tipo nominal, ordinal o de intervalo. Los cdigos que se le asignan a las categoras de las variables nominales no indican un valor numrico; aunque sean un nmero, su funcin es clasificatoria, de identificacin. De modo que a cada una de las categoras de respuesta debe asignrsele un cdigo. Por ejemplo, si se le pregunta a un turista extranjero: en qu tipo de alojamiento turstico pas su estancia cuando vino a Espaa por ltima vez; las posibles respuestas seran: establecimientos hoteleros, apartamentos tursticos, campings o alojamientos de turismo rural. A diferencia de las anteriores, las categoras de respuesta de las variables ordinales s que representa un orden de mayor a menor, o de menor a mayor. Por tanto, para su codificacin deben asignrseles valores que representen un orden jerrquico. En este caso, el valor asignado a cada categora, adems de identificar una categora determinada, representa un orden y tiene un significado jerrquico. Por ejemplo, si ahora le preguntamos al turista extranjero sobre su grado de satisfaccin (desde muy satisfecho hasta muy insatisfecho, segn la clasificacin de la pgina siguiente) con respecto a la calidad de los servicios ofrecidos en los establecimientos hoteleros espaoles: el grado de satisfaccin se refiere a una variable de tipo ordinal cuyas categoras de clasificacin deben respetar una jerarqua.

Por ltimo, queda por sealar cmo proceder a la codificacin de las variables de intervalo, cuyas categoras de respuesta se sitan a la misma distancia unas de otras. Por ejemplo, si nos referimos a la estancia en alojamientos de turismo rural de los extranjeros en nuestro pas, la duracin de la misma se mide a travs del nmero de pernoctaciones de los turistas extranjeros en ese tipo de alojamientos. Tales nmeros se correspondern con las categoras de la variable que describen la duracin de la estancia. De manera que el cdigo numrico asignado a cada categora (1,2,3 o 4) atae al nmero de pernoctaciones (1,2,3, o 4 pernoctaciones) que indica dicha duracin. Para simplificar el anlisis, suele ser conveniente agrupar las categoras de respuesta de este tipo de variables en intervalos. Los valores de los cdigos de dichas categoras representarn a cada intervalo de la variable y han de estar situados a la misma distancia unos de otros. La agrupacin en intervalos permita trabajar con este tipo de variables igual que se hacia con las ordinales y su codificacin quedara ordenada. Adems, en este ltimo ejemplo observamos cmo se suelen codificar las categoras de respuesta: no sabe, no contesta. Tales, generalmente entendidas como no respuesta, son tan indicativas e informativas como las dems. Sean cuales sean los valores que se les asignen, es conveniente que la codificacin de ambas categoras de silencio sea la misma en todo el cuestionario, esencialmente para saber que representan la ausencia de respuesta en todos los casos. 4.3.2. Anlisis de los resultados obtenidos a travs de la encuesta En una fase final del estudio se realiza el anlisis del material emprico derivado de la investigacin. Para ello, se utilizarn las medidas ms adaptadas al nivel de medicin de las variables que han orientado el proceso. La interpretacin de los resultados empricos obtenidos es una tarea delicada que requiere de cierta precaucin metodolgica por parte del investigador. Sin duda, la calidad de la informacin obtenida en una investigacin mediante encuesta estar condicionada por el diseo y la elaboracin de la misma. En su elaboracin entran en juego varios componentes: el encuestador, el encuestado y el cuestionario o instrumento de recogida de datos utilizado. A todos estos componentes debe atender el investigador a la hora de interpretar la informacin obtenida. En general, todas las fases de la encuesta determinan la calidad de los resultados finales de la investigacin. El investigador social debe tener en cuenta todos estos elementos a la hora de interpretar los resultados empricos de cualquier investigacin. Al presentar la modalidad de encuesta personal se especificar que en aquellas situaciones en las que la presencia del encuestador es necesaria, la influencia que ste pueda tener en las respuestas dadas por el encuestado es crucial. De modo que tal proyeccin ha de tenerla en cuenta el investigador a la hora de interpretar la validez de los resultados.

En ocasiones, el investigador debe sospechar de la veracidad de las respuestas por los encuestados. Ya que hay preguntas referidas a hechos subjetivos ante las que es difcil comprobar la aparente sinceridad de las respuestas. Se dara al preguntar sobre los sentimientos, los valores o la opinin del encuestado acerca de un determinado hecho social. Dicha respuesta puede estar contreida a la deseabilidad social, de ste, conformada por las normas sociales que imperan en un entorno cultural concreto. De modo que la carga subjetiva que caracteriza a este tipo de informacin impide al investigador comprobar cun de sincera es la respuesta dada por el encuestado. Otras veces, en lugar de contestar errneamente de manera intencionada a la pregunta que se le plantea, el encuestado opta por no responder a la misma. Corbetta denomina a esta situacin: falta de opiniones y seala que se dan en escenarios ante los que los encuestados estn presionados para responder y optan por hacerlo al azar o directamente no dan respuesta alguna. Otro factor a tener en cuenta por el investigador tiene que ver con el contexto en el que se lleva a cabo la respuesta de los datos. Este contexto, a su vez, se corresponde con el instrumento de medida utilizado en la encuesta. Un buen diseo y una adecuada aplicacin del cuestionario, o de cualquier otro instrumento utilizado para la recogida de los datos, contribuir a lograr una mayor eficacia en la exploracin de los resultados a travs de las tcnicas estadsticas requeridas para tal fin. Una limitacin ms de la encuesta es que a travs de ella el investigador no alcanza a conocer nada sobre la individualidad que distingue a cada uno de los encuestados, sino que ha de conformarse con la uniformidad que distingue a cada uno de los encuestados, sino que ha de conformarse con la uniformidad de todos ellos. Ahora bien, la fase de anlisis de los resultados no es la apropiada para subsanar este tipo de errores, sino que es a la hora de disear el instrumento de medida cuando hay que evitar formular cuestiones ambiguas que puedan inducir al error en la interpretacin y en la respuesta del encuestado. En definitiva, la sutileza que caracteriza a la fase final de anlisis de la investigacin es la que permite al investigador comprobar las hiptesis de las que se parta al comienzo del proceso y a travs de las que se relacionaban los contenidos (variables) de la investigacin. Finalmente se tratar de verificar empricamente cun de generalizables son los resultados obtenidos, a partir de una muestra al resto de la poblacin objeto de estudio. Adems, en esta fase se valorarn la validez y la fiabilidad de los instrumentos de medida que se han utilizado en la investigacin. Estos ltimos ser fiables si la informacin que ofrecen es consistente. De forma que, cuanto ms estandarizado sea el instrumento de medida utilizado, mayor ser la fiabilidad del mismo.

Ahora bien, la fiabilidad del instrumento no garantiza su validez. Esta ltima depender de la precisin de la informacin obtenida finalmente. En ltimo lugar, a partir de todo lo anterior, y tras hacer todos los clculos estadsticos requeridos y que le sean permitido, el investigador contar con la informacin necesaria para poder redactar el informe final de la investigacin mediante encuesta. 4.4. Tipos de encuestas segn su modalidad Segn cul sea el contexto que elija el investigador como el ms ajustado para aplicar el instrumento de recogida de los datos, en funcin de sus intereses y de los recursos con los que cuenten se distinguen varias modalidades de encuesta. Podemos diferenciar entre encuestas personales, las telefnicas o las realizadas por correo cada una caracterizadas por las circunstancias y del contexto en el que se aborden. 4.4.1. Encuestas CARA A CARA Las encuestas personales son aquellas en las que el encuestador y el encuestado interactan cara a cara, de manera que el primero interroga al segundo a partir de un guin de entrevistas o de un cuestionario estandarizado previamente diseado. La interaccin entre ambos es el rasgo que caracteriza a esta modalidad. La presencia del encuestador en la encuesta personal es determinante, es fundamental la posicin que toma ste al dirigir la entrevista o administrar el cuestionario. Ms all de establecer una interaccin neutral como sera el ideal el encuestador slo con su presencia puede condicionar la respuesta que los encuestados den. Por tanto, la calidad de la informacin obtenida a travs de encuestas realizadas cara a cara puede verse influida por la presencia del entrevistador. En la medida de lo posible deben controlarse todos los sesgos. El encuestador ha de enunciar las preguntas de la encuesta de la manera ms imparcial posible. ste, tiene que estar permanentemente en alerta y siempre atento a cualquier distraccin del encuestado y reclamar su atencin de manera estratgica en caso de que sea necesario. Una de las ventajas de esta modalidad de encuesta, es que el contacto directo entre el encuestador y el encuestado hace que el porcentaje de respuestas sea ms elevado. Incluso habr determinados tipos de preguntas, por ejemplo, el sexo, que en la aplicacin de la encuesta personal podrn ser obviadas por su evidencia. Por tanto, alcanzar un elevado porcentaje en las respuestas y la mxima veracidad en las mismas depende, en buena medida, del encuestador, de su experiencia y preparacin para esta tarea en concreto. Desde el principio le corresponde crear un clima de confianza en el que el encuestado se sienta cmodo para responder a la mayora de las preguntas, incluso a aquellos ms delicados y comprometedoras. Adems, el encuestador debe ayudar al encuestado a entender correctamente la pregunta que se le formula, dndole las explicaciones requerirn en cada caso.

Es imprescindible que antes de proceder a la formulacin de las preguntas, el encuestador presente el estudio que se est realizando, indique cul es la institucin que patrocina el mismo, garantice el anonimato y la confidencialidad de la informacin, y haga hincapi en la importancia que tiene la cooperacin del encuestado para alcanzar buenos resultados en la investigacin. En definitiva, el encuestador debe despertar estratgicamente el inters del encuestado para que este ltimo colabore en la elaboracin de la encuesta. 4.4.2. Encuestas TELEFNICAS Otra modalidad de encuestas es la referida a aquellas que se realizan por telfono, a cuyo uso se ha recurrido en mayor medida en el ltimo tercio del siglo pasado, debido a la expansin de este medio a casi todas las capas de la poblacin en las sociedades avanzadas. Tal expansin permite acceder a la informacin que ofrecen algunos sectores de la poblacin dispersos geogrficamente sobre determinados fenmenos sociales. La encuesta telefnica se lleva a cabo con un menor coste y tiempo. Sin embargo, la representatividad de la poblacin con cobertura telefnica es cada vez ms dudosa. Es decir, es ms difcil el acceso a los registros de los telfonos mviles que tienden a sustituir a los anteriores. Ms complicado an es identificarlos con un usuario en concreto. Por tanto, se hallan registros accesibles a travs de las guas de telfonos fijos, pero no para los telfonos mviles. Este ltimo medio est cada vez ms extendido y sus usuarios se identifican, con perfiles ms heterogneos y difciles de delimitar. Adems otra ventaja que ofrece este sistema es que su elaboracin directamente al ordenador evita algunos de los errores derivados del registro de los datos. Nos referimos al mtodo de encuesta telefnica asistida por ordenador: CATI (Composer asisted thelephone interviewing). Este mtodo permite grabar los datos directamente en el ordenador a la par que el encuestado responde a las preguntas que le hace el encuestador a travs del telfono. De manera que se administran las preguntas y se almacenan las respuestas sistemticamente en el ordenador. Adems, el empleo de este procedimiento permite al investigador consultar los resultados provisionales de la investigacin sin necesidad de esperar a que concluya el proceso de recogida de los datos. Lo que puede ser muy ventajoso para valorar la adecuacin de la tcnica empleada para la indagacin. Otra de las ventajas, es la mayor garanta de anonimato que ofrece la misma. Sin embargo, la mayor desventaja que limita su uso se relaciona con la inaccesibilidad a determinados sectores marginales de la poblacin que no disponen de este medio, o a aquellos que han sustituido el mismo por el de la telefona mvil. Ambos estratos de la poblacin quedarn excluidos de los estudios realizados.

4.4.3. Encuestas por CORREO A diferencia de las dos modalidades anteriores, la situacin que caracteriza a la encuesta realizada por correo est determinada por la ausencia del encuestador. En este tipo de encuestas las preguntas se formulan por escrito el cuestionario es auto cumplimentado por el encuestado resultan poco costosas para el investigador. Sin embargo, se precisa de una serie de requisitos imprescindibles que son los siguientes: 1) El investigador debe contar con un amplio fichero de direcciones, completo y debidamente actualizado, donde mandar los cuestionarios de la encuesta. 2) Debe corresponderse con la poblacin objeto de estudio. 3) Es obligatorio que la poblacin destinataria del cuestionario de la encuesta sepa leer y escribir. La modalidad de encuesta por correo, disfruta de una serie de ventajas y limitaciones. Entre otras, ventajas son las siguientes: * La ausencia del entrevistador, cuando el encuestado responde a las preguntas del cuestionario, evita las distorsiones o sesgos que puedan derivarse de la presencia de ste. * Con el empleo de esta modalidad es posible llegar a algunos sectores dispersos de la sociedad y a los que sera imposible acceder directamente o por telfono. * El encuestado cuenta con mayor libertad y flexibilidad para responder a las preguntas del cuestionario. De manera que puede tomarse el tiempo que necesite para responder a las mismas y puede hacerlo en el lugar que ms cmodo le resulte. * Esta modalidad de encuesta es apropiada para tratar determinados temas, que por su complejidad o extensin, es ms conveniente tratarlos por escrito. * Supone un menor coste en comparacin con el requerido en las otras modalidades. Entre las limitaciones de la encuesta mediante cuestionarios enviado por correo destacan las siguientes: * Un bajo nivel de participacin. No todos devuelven el cuestionario cumplimentado. * La ausencia del encuestador deriva en que el control sobre las respuestas que enva el encuestado no exista, de manera que ste puede responder, sin ser el peor de los casos, influenciado por otras personas que le ayuden a cumplimentar el cuestionario. * En este caso el encuestador tampoco gua el orden en la formulacin de las preguntas. Este comportamiento puede alterar el sentido de algunas de las preguntas y, por tanto, la veracidad de las respuestas. * Inevitablemente, el investigador desconoce el contexto en el que el encuestado ha respondido al cuestionario. * No es un mtodo de recogida de datos apropiado para aplicar en los sectores de poblacin no alfabetizados.

Finalmente, en el envo del cuestionario es necesario adjuntar una serie de documentos: 1) Una carta de presentacin del cuestionario donde se especifiquen algunas de las caractersticas del estudio, la institucin que lo patrocina y una pequea explicacin de los objetivos perseguidos con el mismo. Esta carta es crucial para despertar el inters de encuestado y motivar su colaboracin en la investigacin. Su redaccin debe ir dirigida a cumplir dichos objetivos. 2) De igual modo, junto al cuestionario se enviar una hoja con las explicaciones necesarias para que el encuestado responda a las preguntas de la encuesta sin encontrar problema alguno. 3) Se deben enviar, las instrucciones precisas para que el encuestado, una vez cumplimente el cuestionario, lo enve de nuevo por correo al investigador o a la empresa encargada de procesar los datos. De manera que se remitir, tambin junto al cuestionario, un sobre franqueado con la direccin de destino ya impresa en el mismo. Pasado un tiempo del envo del cuestionario es conveniente que el investigador realice otro envo que sirva de recordatorio para aquellos encuestados que an no han remitido sus formularios cumplimentados. En este envo, se debe indicar la fecha establecida para la recepcin de los cuestionarios una vez completados. Cuestionarios VA INTERNET Las nuevas tecnologas de la informacin y la comunicacin ofrecen diversas maneras de aplicar las tcnicas destinadas a recoger informacin emprica sobre el fenmeno social que se trate de analizar. Otra manera de hacer encuestas es a travs de Internet, bien enviando un cuestionario por correo electrnico o bien colgndolo en una pgina Web. De esta modalidad se derivan problemas para los que an se ofrecen soluciones viables. Es el caso, del bajo porcentaje de respuestas obtenido con este tipo de aplicacin, del error de cobertura o de la construccin y representatividad de la muestra cuyo control no se ha logrado todava. En los estudios del campo turstico es probable que se utilice este tipo de tcnicas para los expertos del rea. Todava es difcil acceder a una poblacin extensa a travs de este medio, queda concentrado en aquellos sectores sociales que disponen de estas tecnologas, cada vez ms extensos pero an reducidos. 4.5. Clasificacin de las encuestas dependiendo del momento en que se realizan Las condiciones sociales y econmicas de la investigacin que se vaya a llevar a cabo, as como el contexto en el que sta se d, determinarn cul ser la modalidad de la encuesta por la que deba optar el investigador del sector turstico para indagar sobre un determinado fenmeno social. Ahora bien, otro factor importante a tener en cuenta para la clasificacin de las encuestas tiene que ver con el perodo de tiempo en el que se van a administrar las mismas.

De manera que cuando el cuestionario, o el instrumento de recogida de datos, se aplique a la poblacin objeto de estudio en un momento determinado del tiempo, el diseo de la encuesta ser transversal. Se aplica en sucesivos perodos del tiempo, dicho diseo, ser longitudinal. Por tanto, dependiendo de su proyeccin en el tiempo, pueden clasificarse, de manera general, en transversales y longitudinales. Las encuestas longitudinales se clasifican en dos tipos segn se utilicen en: - Estudios de panel: las encuestas de panel se emplean para conocer los cambios la poblacin, respecto al fenmeno analizado, en momentos sucesivos del tiempo. - Estudios de tendencia o cohorte: estos estudios, se destinan a muestras distintas en cada momento de la recogida de datos. En ocasiones, es probable que la situacin de la encuesta pueda variar en las diversas aplicaciones de la recogida de los datos. Por ejemplo, en la Encuesta de Movimientos Tursticos de los Espaoles -Familitur-, la informacin se recoge alternando, en la toma inicial y en las posteriores, en los casos en que sea posible y lo prefiera el encuestado, la encuesta personal en el domicilio de los panelistas con la telefnica. 4.5.1. Los estudios DELPHI Finalmente, dentro de la clasificacin de encuestas longitudinales nos detendremos, en los estudios Delhi por la posible utilidad en el campo turstico. A partir del primer cuestionario, stos reciben un informe de los resultados obtenidos a partir del conjunto de los datos del mismo antes de realizar el siguiente. Los cuestionarios que se aplican en los distintos perodos de recogida de los datos pueden incluir alguna modificacin y variar en funcin de los resultados obtenidos en cada una de las fases. Por supuesto, la informacin ofrecida por los encuestados en los estudios Delhi es annima, de manera que pueden responder al cuestionario con total libertad. Las nuevas tecnologas pueden facilitar todo este proceso, a travs del correo electrnico o mediante una pgina Web. En definitiva, la metodologa delphi ofrece la posibilidad de hacer estudios de carcter prospectivo, mediante los que el investigador social puede atisbar tendencias de futuros comportamientos en un mbito social concreto, a partir de la opinin conjunta de los expertos consultados.

TEMA V EL CUESTIONARIO 5.1. Introduccin El cuestionario de la encuesta es uno de los instrumentos de medida utilizados para la recoleccin de los datos de la investigacin que se aplica a la poblacin de estudio de la misma. Esta herramienta es de gran utilidad para el investigador del campo turstico. Con el cuestionario, la encuesta alcanza el mximo grado de estandarizacin. El hecho de que frecuentemente se identifique a la encuesta con las preguntas de un cuestionario, hace que se caiga en la confusin. Sin embargo, el cuestionario se utiliza para indagar acerca de un mbito concreto de la realidad social. Es decir, la encuesta puede administrarse bien mediante cuestionarios estandarizados o bien mediante otros instrumentos menos estandarizados. De modo que el cuestionario es uno de los instrumentos de los que se vale la encuesta a la hora de estudiar sobre algunas de las prcticas relacionadas con el comportamiento turstico. Esta tcnica contribuye a dicha indagacin a travs de un listado de preguntas referidas al objeto de estudio de la investigacin, con las que se recoge informacin relativa a dicho objeto de las unidades de anlisis seleccionadas para la explotacin. En definitiva, la encuesta mediante cuestionario estandarizado ofrece al profesional del sector turstico una informacin detallada de las propiedades y caractersticas de un mbito concreto de su inters, le facilita tanto a la planificacin, como a la evaluacin o la intervencin en el sector de la manera ms ajustada posible. Por ejemplo, la Encuesta de Movimientos de Familitur es, en general, recoger informacin acerca de los viajes tursticos de los espaoles, tanto de los realizados dentro de Espaa como de los que tienen destino extranjero. 5.2. Clasificacin de los cuestionarios a partir de su aplicacin Esta herramienta de investigacin se administra en la fase de la indagacin y suele aplicarse a una muestra representativa de la poblacin que constituya el objeto de anlisis. El contexto social en el que se desarrolla el estudio, las caractersticas de la poblacin a analizar, as como los objetivos, determinan el instrumento de medida para la recogida de los datos. En funcin de cules sean esas circunstancias, el investigador tendr que decidir si aplicar: A) Un cuestionario administrado por un encuestador: cuando la recogida de la informacin emprica. B) O un cuestionario auto administrado por el encuestado: siempre y cuando los elementos manifestados antes lo permitan.

Por tanto, dicha eleccin ser lo ms ajustada posible al contexto y a las circunstancias que rodean a la investigacin. Ahora bien, segn se opte por uno u otro tipo, el diseo ser distinto y conformado por las caractersticas de cada uno de ellos. Adems de las propiedades de la poblacin se debe aplicar el cuestionario y otros condicionantes: el tiempo, los medios econmicos y el nmero de colaboradores en el estudio, sern determinantes para decidir un cuestionario administrado por el encuestador o a cumplimentar por el encuestado. El primero se utiliza en las encuestas telefnicas y personales. Mientras que el segundo es propio de la encuesta por correo postal o electrnico. Asimismo, el cuestionario es auto administrado por el encuestado cuando se entrega directamente en lugares concretos (hoteles, aeropuertos, agencias de viaje, etc.) o bien en aquellos casos de entrega y recogida. Es decir, cuando el encuestador reparte los formularios en determinados hogares u otros lugares e indica la fecha en que pasar a recogerlos. Tambin el cuestionario lo auto cumplimenta cuando se administra a travs de otros medios de comunicacin distintos al telfono y al correo postal. Por ejemplo, del cuestionario administrado va Internet. La aplicacin del cuestionario estandarizado de la encuesta cuando es administrado por un encuestador, demanda de ste la misma estandarizacin. Es decir, el entrevistador debe comportarse de la manera ms neutral posible. Ahora bien, el encuestador ha de adoptar todas las preocupaciones que estn a su alcance. ste ha de estar preparado previamente por el investigador. Cuando el encuestador proceda a la recogida de los datos ha de presentar al encuestado el instrumento a utilizar. ste es el momento de utilizar la institucin que lo financia o la finalidad que se persigue. El encuestador ha de informar sobre la pertenencia y la relevancia de la investigacin y, hacer hincapi en la importancia que tiene la colaboracin del encuestado. Sin duda, es elemental la funcin que desempea el encuestador al administrar un cuestionario. Por tanto, debe reproducir las preguntas tal cual estn en el cuestionario. Igualmente debe recurrir a emplear las estrategias que sean oportunas para conseguir la colaboracin del informante. Al mismo tiempo, para lograr una participacin sincera debe dejar claro el anonimato y la confidencialidad de las respuestas. De otro lado, la influencia del encuestador en la informacin obtenida no tendr cabida en los cuestionarios autoadministrados. Es decir, los cuestionarios que hayan de rellenar los encuestados sin la presencia del encuestador tienen que ser sencillos y fciles de cumplimentar. Obligatoriamente, irn acompaados de las instrucciones bsicas necesarias para que el encuestado no tenga ninguna duda al responder a las cuestiones planteadas en el mismo. Irn precedidos de una carta de presentacin, desempee la misma que el entrevistador. De modo que se han de indicar por escrito presentacin, anonimato y agradecimientos. Para no cansar o desmotivar, la carta no debe de ser muy larga para captar su atencin y motivar su participacin.

En sntesis, la situacin social en la que se administra el cuestionario de la encuesta estar definida por la presencia o la ausencia del encuestador que determinar el diseo ms adecuado para que sea rigurosa y responda a los objetivos planteados en la investigacin. 5.3. Diseo del cuestionario Una vez que el investigador ha optado por utilizar el cuestionario ha de proceder a la elaboracin -al diseo- del mismo. Pues bien, el investigador comienza a elaborar y organizar las preguntas definidos en la investigacin. Por ejemplo, en la encuesta de Familitur el cuestionario se ha diseado con el fin de cuantificar, a partir de los resultados obtenidos con su aplicacin, los flujos de viajeros espaoles entre las distintas Comunidades Autnomas y el extranjero. Asimismo, con las respuestas dadas se pretende conocer la caracterizacin de los viajes realizados en funcin de los aspectos ms relevantes de los mismos: el motivo del viaje, la duracin de la estancia, el tipo de alojamiento utilizado y el destino, entre otros. De manera que dicho cuestionario recoge los objetivos de la investigacin encaminados, en general, hacia la indagacin sobre los tipos de movimientos tursticos de los espaoles. En la investigacin, cuantitativa realizada a travs de encuesta con cuestionario estandarizado, el diseo y la elaboracin del instrumento de recogida de los datos empricos se corresponde con la fase central del proceso. Este instrumento de recogida de datos se aplicar a la poblacin seleccionada para el estudio, de manera que la formulacin de las preguntas del mismo ha de elaborarse y su redaccin, debe estar adaptada a las caractersticas de los encuestados: a su lenguaje a su manera de expresarse. El diseo de un cuestionario puede variar dependiendo de la situacin en que vaya a ser aplicado. Un factor importante a tener en cuenta en el diseo es la extensin del cuestionario. Esto es, para no colmar la paciencia del encuestado y conseguir que colabore respondiendo hasta el final, no debe excederse mucho ms de treinta o cuarenta minutos en las encuestas personales, o de veinte o veinticinco minutos en las telefnicas. Por tanto, la extensin estar condicionada por el contexto en el que vaya a desarrollarse. Por ejemplo, si la recogida de los datos se lleva a cabo mediante encuesta telefnica, la extensin del cuestionario debe ser inferior a la del que se realiza de manera personal. Antes de comenzar a hacer las preguntas del cuestionario, es preciso que el encuestador presente al encuestado el instrumento que se va a utilizar a continuacin para la recogida de los datos. La presentacin tambin es el medio a travs del cual se dan a conocer algunas caractersticas de la investigacin en general. Si el cuestionario es administrado por un encuestador, la har ste de manera oral y se dirigir al encuestado de la forma ms apropiada posible para ganarse su confianza. Ahora bien, si el cuestionario va a ser auto administrado por el encuestado, la presentacin ha de hacerse por escrito, a travs de una carta elaborada de una serie de directrices.

En def