Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

of 16 /16
RECORDATORIO FORAL EL FUERO de NAVARRA 120 ANIVERSARIO DE LA GAMAZADA (1893-2013) JOSÉ FERMÍN GARRALDA ARIZCUN Doctor en Historia Colección Nueva Bermeja nº 10 Pamplona, 2013

Transcript of Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

Page 1: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

RECORDATORIO FORAL EL FUERO de NAVARRA

120 ANIVERSARIO DE LA GAMAZADA (1893-2013)

JOSÉ FERMÍN GARRALDA ARIZCUN

Doctor en Historia

Colección Nueva Bermeja nº 10 Pamplona, 2013

Page 2: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

2

Autor: José Fermín Garralda Arizcun Año 2013 C/ Arrieta nº 2 31002 Pamplona (Navarra) [email protected] historiadenavarraacuba.blogspot.com Colección Nueva Bermeja nº 10 * Queda prohibida la reproducción total o parcial de este trabajo sin permiso del autor. En caso de ser citado, la cita debe ser completa: autor, título y procedencia. Septiembre de 2013 (N. de A.)

Page 3: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

3

3

120 ANIVERSARIO DE

LA GAMAZADA (1893-2013)

Por José Fermín Garralda Arizcun Doctor en Historia Septiembre de 2013

NAVARRA FUE UN REINO milenario desde los albores de su historia hasta 1841. Fue independiente hasta su conquista por las tropas castellanas en 1512 –incluidos numerosos guipuzcoanos, alaveses y vizcaínos-. Desde entonces hasta 1841, se incorporó a la Corona de Castilla conservando su naturaleza de Reino POR SI, sus instituciones políticas y judiciales (Cortes, leyes, tribunales de justicia como el Consejo Real, la Corte Real, y la Cámara de Comptos…), aduanas, moneda, y una unión entre iguales (eqüe principal) con Castilla. El 23-III-1513 se realizó el juramento mutuo Reino-Rey en las Cortes de Pamplona, en el que Fernando el Católico fue reconocido como “rey y señor natural”. No obstante, poco después el Reino fue incorporado a la Corona de

Page 4: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

4

Castilla. En 1645, Felipe IV reconoció que la incorporación de Navarra a Castilla había sido de “igual a igual”, entre iguales, una “incorporación principal” (eqüe-principal). Así fue hasta las imposiciones de la Revolución liberal, esto es, de la pantomima de las Cortes de Cádiz, el pronunciamiento militar que dio origen al Trienio Constitucional, la ilegal instauración de la Diputación Provincial en 1836, un día cualquiera y como si nada ocurriese …. Después de la Primera Guerra Carlista (1833-1839/40), la Diputación de Navarra existente de hecho, pactó con los liberales vencedores de Madrid la pérdida del Reino y la reconversión del Reino en provincial Foral. Lo hizo mediante la Ley Paccionada del 16-VIII-1841. Esta ley fue tan especial que se realizó vía pacto (aunque el texto legal no hable expresamente de él) y por ella Navarra conservó una pequeña parte de sus atribuciones originarias, y, sobre todo, el carácter pactista de su derecho público o político. Sin embargo, gran parte de la población, que era carlista, consideró que la Ley Paccionada era un contrafuero, no por ser un pacto debido a su procedimiento, sino por los agentes que lo realizaron: los liberales de Pamplona –por cierto que nada representativos- y los Madrid, que actuaron tras la fuerza de las Armas. Pasó el tiempo y los liberales conservadores se mostraron poco o nada pactistas, como ha demostrado Martínez Beloqui. El 10-V-1893, el ministro liberal radical de Hacienda, Germán Gamazo, presentó al Congreso de los Diputados el proyecto de ley de Presupuestos para 1893-1894, cuyo artículo 17 señalaba que el Gobierno central iba a aplicar las contribuciones, rentas e impuestos que se aprobasen pero sin contar con Navarra, quebrando así el carácter pactado entre la Diputación Foral y el Gobierno. Ese mismo día, el diario carlista “La Lealtad Navarra”, se hizo eco de la noticia en un artículo “Contra Navarra”, que dio origen a la resistencia masiva de todos los navarros independientemente del color político. Todos los navarros se unieron como una piña. Al final, Gamazo dimitió mientras que el Gobierno tenía un lío más que suficiente con la guerra de Cuba. La cuestión entre Navarra y el Gobierno terminó en tablas, la historia continuó su marcha, los Gobiernos se sustituyeron unos a otros, y Navarra mantuvo su naturaleza pactista que posteriormente fue reforzada. En 1973 se publicó, actualizado, el Fuero Nuevo o privado de Navarra, que ha sido vulnerado paradójica y reiteradamente por las supuestas leyes “Forales” de derecho público durante la actual democracia.

Page 5: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

5

5

El sábado 1 de junio, la PEÑA MUTILZARRA de Pamplona celebró en la vieja Iruña el 120 aniversario de LA

GAMAZADA. (En la presente crisis nadie más lo celebró, lo que es sintomático)

A las 10 de la mañana, los socios y simpatizantes de la Peña Mutilzarra se reunieron para asistir a la Santa Misa en la Capilla de San Fermín, acompañada a la navarra por la Rondalla Armonía.

A las 11:00 tuvo lugar una mesa redonda sobre el tema de “La Gamazada. Navarra y Fueros”, realizada en el Palacio del Condestable. En ella intervinieron Don Santiago Arellano Hernández que disertó sobre “Los Fueros” en general, y Don Juan José Martinena Ruiz que

analizó con gran amenidad lo que fue llamado “La Gamazada”. El coloquio

estuvo pero que muy animado. A la salida tuvo lugar la Karrikadantza con charanga hasta la

estatua a los Fueros, porteando pendones alusivos al acto conmemorado como los que llevaron nuestros abuelos y bisabuelos. A las 13:00 se realizó el Homenaje a los Fueros en conmemoración a “La Gamazada”, bajo la estatua (Paseo de Sarasate) y monumento diseñado por Martínez Ubago. A continuación, el Vermú en la plaza del Castillo animado por la charanga. Con ella marcharon los socios y simpatizantes por la emblemática calle Estafeta, la plaza de Toros… hasta el restaurante donde tuvo lugar la comida de hermandad para los socios y simpatizantes.

* * * ¿POR QUÉ CELEBRAMOS EL FUERO? Celebrar el Fuero nos

recuerda una verdad de Perogrullo hoy muy olvidada, y es que el

Capilla del glorioso San Fermín, de patronato municipal, aneja a la parroquia de San Lorenzo de Pamplona.

Foto: JFG2013

Page 6: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

6

hombre es sociable por naturaleza. Y lo es con todo lo que eso significa. Una segunda gran verdad es que el poder civil –las leyes, la justicia, la fuerza socialmente reconocida…- no son es un mal necesario, sino un gran bien para el hombre y la comunidad. Y, por último –entre otras consideraciones-, nos recuerda que el hombre se hace principalmente en su familia, con sus costumbres cada vez más comunitarias según avanza la vida, en sus legítimas libertades, siéndole reconocidas sus libertades naturales en lo que él mismo pueda hacer. Por eso, nuestra cultura, que es tremendamente individualista, hace el vacío o muestra su rechazo frontal hacia el Fuero. Por oposición, están los que se llaman socialistas, para quienes el hombre es en tanto se confunde con lo común (la política es todo, dicen), la nación (los nacionalistas), o lo que sea. El vacío que hoy se hace al Fuero es visceral cuando se advierte que el Fuero se configuró en una época de familias profundamente cristianas, que se reunían en su parroquia, teniendo sus concejos en su atrio. Este cristianismo impregnaba todo el ámbito laboral, social, de los saberes, municipal y la representación, incluyendo la política y el Derecho.

La milenaria Navarra estaba firmemente constituida mucho antes de 1812, y sus leyes

podían actualizarse conforme a las necesidades de los tiempos. Era un Reino POR SÍ. Cualquier actualización la debía

realizar el mismo Reino y siguiendo los cauces establecidos según Derecho. Que el Fuero no fuese un fósil no significaba que aceptase el

marco del liberalismo. Esto no lo tienen en cuenta los amigos de relativizar lo que no hacen suyo, de no esforzarse en cuestiones ajenas, y de seguir interesadamente los hechos consumados. Tales optan por anular a unos y otros con pretextos que siempre pueden encontrarse, quedando ellos en lo que llaman “centro”. Esto les permite estar con los ganadores y tachar a los otros con feos calificativos. Ser navarro de adopción es mucho más que esta cómoda y oportunista actitud de querer hacerse intencionadamente “todo con todos”, pero más con algunos: pero no hacerse con Navarra y lo que las cosas son, lo que no es romántico ni historicista.

Page 7: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

7

7

Sentirse heredero de los Fueros, recibirlos en y como parte de la vida, amarlos y amejorarlos, impide hacerlo sólo de nombre, por reflejo condicionado, mediante una costumbre rutinaria y vacía de sentido, como mera afirmación egoísta del yo, o por herencia o historicismo.

Cuando el que fue fuerista cae en el individualismo y la secularización, se transforma en un fuerista vergonzante que no sabe dar razón de lo que antes vivía; eso es lo peor, porque crea una gran confusión sobre qué es el Fuero y porque devalúa la causa que se dice defender.

Un amigo nos recordó qué es el Fuero en la conmemoración del 120 aniversario de la Gamazada. Lo explicó muy bien y todos estuvimos muy atentos. Por algo será, quizás porque el Fuero se "respira", y se respira porque se vive. Nos reunimos en el Palacio del Condestable de Pamplona, situado al inicio de la Calle Mayor, arribica del todo, a primera hora de la mañana: la hora de los madrugadores.

* * *

Mi amigo dijo más o menos así: “Todos los pueblos se definen por sus leyes y el Derecho mediante el

que se gobiernan. “El Derecho romano se aplicaba sólo a los que gozaban el derecho de

ciudadanía. Todo lo demás era como que no existía: era el mundo de los esclavos, de las cosas, de los extranjeros o bárbaros.

“Pues bien, el gran cambio lo trajo la Buena Nueva del Evangelio, donde no hay vencedores ni vencidos, ni esclavos ni libres, ni ricos ni pobres... El cristianismo mira y valora sobre todo a la persona, subordinando a los poderes públicos al bien común que parte y está al servicio de dicha persona en sí misma y en sus circunstancias.

“Roma se sustentaba en la Legión, que no sólo era una maquinaria de conquista, sino que expresaba una cultura práctica en la que todo se controlaba y organizaba como si fuesen modernos tecnócratas. Era un ejemplo de racionalismo, cálculo y practicismo.

“Ahora bien, en Navarra nuestra patria son los Fueros. La configuración peculiar de Navarra era el sistema jurídico que fue perfilándose de forma pareja a la constitución histórica del propio Reino. El Fuero fue el modo específico de nuestra tierra, que es Navarra.

“En Roma y hasta en Bizancio, el poder se creía con posibilidad para decir cómo el otro tenía que ser y qué tenía que hacer: es el cesarismo.

“Aquí, y fruto del cristianismo, no es la voluntad del rey la que va a definir lo que las cosas son. Fruto del dinamismo de una realidad desenvuelta sin fórceps ni manipulación, en Navarra, en Castilla (“Las Partidas” de Alfonso X el sabio), en Cataluña y en otros muchos lugares de la vieja piel de toro, lo primero eran los usos, luego estos podían convertirse en costumbres y, al final, las costumbres podían elevarse a rango de ley y norma escrita. Es decir, el Fuero no es una organización de

Page 8: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

8

la vida de los pueblos que comience en la autoridad y, desde allí, modele la sociedad. Es precisamente el revés: surge de la vida de la sociedad, de los pueblos, y llega hasta la autoridad y suprema potestas. Esta realidad, este hacer, está en germen en el Evangelio, que hace partir todo desde la persona.

“Por su parte, el positivismo puede llegar a concluir algo aberrante: si la realidad no se ajusta a la teoría (la inteligencia o decisión de unos u otros), pues peor para la realidad. Así dicen los positivistas e idealistas. En verdad, fundar la realidad en un sistema de leyes, facilita la tiranía. Un ejemplo es la Roma imperial, que fundaba la misma Roma y la sociedad en la voluntad del emperador.

“En efecto, una realidad sistematizada fundamental y básicamente en las leyes positivas (normas, reglamentos…) conlleva que nadie conozca las tantísimas disposiciones existentes. Además, ya se dará la vuelta a la ley –y en ello los hombres somos muy perspicaces-, que para algo hay expertos en leyes que buscan pequeños vacíos, imprecisiones legales y aun pequeñas o mayores contradicciones. Con un sistema así podemos perder la esperanza de que nuestra sociedad mejore. Amén que, como se suele decir, hecha la ley hecha la trampa. Y así estamos hoy. ¿La acumulación de leyes nos hace más felices? ¿Más seguros? ¿Hace que esto “funcione” mejor? ¿Se realiza el “bien común”, las libertades, la comunidad y cuerpos sociales, el auzolan, o nuestros pueblos se han convertido en un vacío social? Pues la realidad es que hoy no tenemos bien común, sino mal obligado, porque el problema está en otro lado: está en la persona. Luego es contra natura querer controlar y definir la realidad “desde arriba”, desde el Estado como si de un todo se tratase, hacerlo en pequeños centros y círculos, comités y lugares de influencia, en base a tantas leyes, y leyes que se meten en todo.

“Sin embargo, los Fueros son fruto de la vida social configurada ya antes que la aparición y aumento desmedido de poder en los Estados. Los Fueros se originan en la realidad de la vida y por los agentes que inmediatamente la configuran, están en la vida del foro público, no deben hacer daño a nadie, han de respetar el derecho natural de todos y el derecho cristiano entre los cristianos, son para ser dichos y mostrados en las plazas para conocimiento de todos y no a escondidas.

“Es preciso recobrar lo que define a Navarra, que no son los Fueros tomados en abstracto, como una ideología más, sino que son los Fueros concretos, los reales, los que tienen un fundamento que nunca pasa porque respetan el derecho natural y cristiano.

“El Fuero parte de la persona y la familia. Parte incluso de la casa. Este es el pilar de los Fueros. Por eso, si quebramos la persona, si resquebrajamos la familia, el Fuero se diluirá rápidamente. Y así estamos como estamos: una sociedad desmantelada, a merced de activos grupos de presión (desde la kale borroka hasta los tripartidos de la partitocracia) y desorientada, y un Estado que, mande quien mande –todos son iguales- se cree origen y poseedor de todo el Derecho.

“Cuando el Fuero es sustituido por el individualismo, el hombre queda desvinculado de todos sus compromisos. En tal caso, el “yo” se sitúa por encima de todo tipo de compromiso y relación. Por eso el Fuero no se inaugura –tampoco el monumento que lo representa-, sino que es previo”. Esto me consta dijo mi amigo.

Page 9: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

9

9

En el palacio del Condestable, en Pamplona. Don Joaquín Baleztena presenta a los ponentes. Foto:JFG2013

En el monumento a los Fueros del Paseo

de Sarasate. Foto: JFG2o13

* * *

En la segunda intervención el ponente destacó cómo amaneció un día cualquiera de 1836, un día más, en el que se pudo presenciar una de las verdaderas rupturas de la historia política de Navarra. En ese día cesó Su Señoría la Diputación del Reino y entró Su Señoría la Diputación Provincial. Así dicen las Actas. Así de sencillo y todo pasó desapercibido.

Ciertamente en Navarra se estaba en una situación de guerra, pero no deja de ser significativo que a veces los grandes cambios en la historia se consuman de forma insensible.

Navarra en general era carlista, bajo el lema de Dios, la Patria, los Fueros y los derechos del rey. Los navarros entendieron que su Reino estaba garantizado por Don Carlos, y no por el sistema constitucional de 1812 que rebajaba a Navarra al rango de una provincia más. Luego comprendieron con hechos fácilmente comprobados que así era.

Cuando en la Ley Paccionada de 1841 Navarra se convirtió en Provincial Foral, su situación chocaba frontalmente con el Estado único y centralista, que era la moda europea del momento, toda vez que Navarra no era una provincia sin más.

Pasará el tiempo, y será el liberal radical o fusionista Germán Gamazo quien, el 10-V-1893, presentó una Ley de Presupuestos, en

Page 10: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

10

cuyo Art. 17 se recogía que el Estado iba a decidir unilateralmente la cantidad que Navarra tenía que aportar al Estado. El ministro planteó este asunto sin contar con Navarra.

Sin embargo, advertida dicha unilateralidad tan antiforal (Navarra sólo contaba de sus Fueros milenarios su carácter pactado), todos los navarros de la época vieron en dicha Ley de Presupuestos un ataque directo a los Fueros que quedaban en vigor.

La Diputación Foral esgrimió la Ley Paccionada de 1841, una ley pactada o, mejor, un pacto-ley. Toda Navarra se puso en pie para defender sus derechos, desde los carlistas mayoritarios hasta los liberal-fusionistas (los del “puñadico” –añadimos-) y los republicanos. La primera vez que apareció la protesta fue en el diario carlista “Lealtad Navarra”. Luego, la primera institución que protestó fue el Ayuntamiento de Pamplona; lo hizo el 18 de mayo por unanimidad e incluyendo todas las tendencias políticas.

Navarra no quería ser un Estado dentro de otro Estado, sino el respeto a sus derechos legales y sobre todo al pactismo que fundamentaba sus Fueros.

Todo lo ocurrido a continuación alarmó seriamente al Gobierno de Madrid. Llegaron las guerras de Cuba y Filipinas, finalizadas en 1898, y debido a ellas las cuestiones más urgentes para el Gobierno serán otras. El asunto se cerró en tablas, aunque Gamazo fuese sustituido por el ministro liberal fusionista Aunós. El Gobierno temía la posibilidad de una nueva guerra civil que levantase a Navarra y, con ella, a las Vascongadas, Cataluña, Valencia… lo lugares más significados en conflictos civiles anteriores.

* * *

Libro con 120.000 firmas de los navarros que realizaron la Protesta Foral contra el Proyecto de Ley de Presupuestos de 1893-1894. Cualquier

navarro puede ver por poblaciones la firma de sus antepasados en este libro. AGN, DFN, L. 6136

Page 11: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

11

11

Así hablaron los dos ponentes, aunque lo aquí recogido se ofrece

lógicamente bajo exclusiva la responsabilidad de su cronista. El primero de ambos lo hizo desde una perspectiva más amplia y vital, comprensiva del Fuero no como construcción racionalista ni ideológica, ni como exclusivo de Navarra, sino como fruto de una civilización cristiana en libertades.

El segundo siguió una perspectiva más empírica y quizás algo historicista, ofreciendo algún juicio de valor o personal. Este último dio a entender que la cesión foral de 1841 fue históricamente suficiente, porque mantuvo el pacto con el Estado y porque la situación de Navarra era totalmente atípica respecto al resto de España. Personalmente no creo que el puñadico liberal de navarros que aceptó la Paccionada en 1841 fuesen unos héroes; el Gobierno centralista liberal podía darse más que satisfecho porque, tras 1841, Navarra quedó con menos atribuciones que las Provincias hermanas y además perdió su categoría de Reino milenario con todo lo que ello significaba. Tras una guerra, los vencidos –los carlistas vendidos en Vergara siendo así que ningún batallón navarro estuvo ahí- quedaban condenados al silencio, sin que éste significase una aprobación de la Ley Paccionada, máxime cuando los carlistas querían mantener el Reino POR SI de 1512-1841. Basta releer Los derechos de Navarra de Gregorio Iribas y Sánchez (Pamplona, Imprenta Provincial, 1894).

Page 12: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

12

* * *

Además de los trabajos de Salinas Quijada, Salcedo Izu, Jaime Ignacio del

Burgo, y otros autores, sobre este tema interesa: LARRAZA MICHELTORENA, Mª del Mar, y otros, La Gamazada. Ocho estudios para un centenario, Pamplona, Eunsa, 1995, 332 pp.; GALÁN LORDA, Mercedes, El Derecho de Navarra, Gobierno de Navarra, 2009, 251 pp.; OLORIZ, Hermilio de, La cuestión Foral. Reseña de los principales acontecimientos…, Pamplona, Imp. Provincial, 1895, 231 pp.; GARCÍA-SANZ, Ángel, La Navarra de “La Gamazada” y Luis Morote, Pamplona, Ed. el autor, 1993, 203 pp.

* * *

Page 13: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

13

13

DOS ARTÍCULOS DE PRENSA

elirrintzi.blogspot.com jueves, 30 de mayo de 2013

CONMEMORACIÓN DE LA GAMAZADA.

TRAS 120 AÑOS (1893-2013)

UNA VEZ MÁS estamos encantados.

Nos parece muy bien la iniciativa de otros.

¿Por qué iba a pasar desapercibida esta celebración?

Quieren que pase desapercibida porque la Gamazada afirma Navarra. Y

porque afirma la Navarra de siempre.

El Fuero nos libra de la opresión del Estado, de mayorías reales y sobre todo artificiales, y afirma la persona, sus derechos y obligaciones, y el respeto a sus buenas obras.

Del nacionalismo liberal (soberanía nacional o del Estado como suma anárquica de individuos), centralista y todopoderoso, del ayer ministro de Hacienda Germán Gamazo, hoy se ha pasado al nacionalismo liberal o marxista

Page 14: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

14

(soberanía nacional de los iguales por la lengua con exclusión de los demás) llamado vasco o mejor antivasco, que quiere modelar todo y a todos desde el poder de una parte. Ambos casos son una forma de imitar el poder de Roma y no el servicio a la persona de la civilización cristiana.

Todo nacionalismo (la "nación" un todo pretendidamente soberano que puede anular cualquier derecho y deberes de personas y grupos) siempre es ideológico y liberal. Los marxistas, pretendidamente "nacionalistas", lo son tan sólo como elemento de lucha y conflicto. En ellos el txistu y su bandera quedan como meras reliquias sin contenido.

Por otra parte, que los dos partidos actualmente dominantes en Navarra se hayan olvidado de una magna celebración foral como es el recordatorio de la Gamazada (1893), nos cuadra bien porque para ellos el Fuero se subordina totalmente y de facto a la Constitución presente, así como al actual sistema político (antiforal) imperante en España, siendo también para ellos el Fuero un antigüalla superada por la nación "moderna" en clave nacionalista, estatista y tecnócrata, y por todo poder sin rostro que se enmascare tras la palabra "Libertad".

Se olvidan que los Fueros de siempre -no la palabra semivacía- son una realidad pre-constitucional, para-constitucional (Salcedo Izu), y ofrecen una forma de Gobierno propia y privativa. Son la afirmación de lo propio en el seno de la España común: por eso, ni los nacionalistas secesionistas ni los liberal-socialistas pueden ver los Fueros ni en pintura. Los Fueros son una de las granes aportaciones que Navarra puede hacer a Europa.

Pero hay algo mucho más profundo. El Fuero es limitación del poder, triunfo del Derecho, afirmación de la persona y la familia, y reafirma las instituciones sociales creadas en el libre ejercicio de las libertades. En el Fuero la sociedad se hace "desde abajo" y no desde el Estado. El Fuero se ha hecho con la civilización cristiana, y por ello cualquier modo de racionalismo lo rechaza.

El alejamiento y hasta negación de Dios-Jaungoikoa por las instituciones públicas, la matanza provocada contra la vida del no nacido, la partitocracia y el mangoneo, la desmoralización y desmovilización social, la desvertebración y paralización de los navarros, la opresión del Estado y su administración... es la misma en Navarra que en el resto de España. El pacto foral de la LORAFNA (1982) para nada ha servido más que para subordinar Navarra a lo que nunca ha sido, e imponerle desde las instituciones públicas y el ambiente generado por la dejación, lo que ni ha sido, ni es, ni debe ser.

Repitamos que el Fuero nos libra de la opresión del Estado, de las mayorías o minorías, y afirma la persona, sus derechos y obligaciones, y el respeto a sus buenas obras.

Esto lo decimos desde este Blog. elirrintzi.blogspot.com (…) 30 de mayo de 2013 Ramón de Argonz y de la Urrutia

Page 15: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

“120 aniversario de La Gamazada (1893-2013)”, por José Fermín Garralda Arizcun

15

15

viernes, 14 de junio de 2013

De cuando el tal Pere Navarro, jefe de los socialistas en Cataluña, arremetió contra los derechos forales y el Convenio Económico de Navarra

en el Año de Gracia 2013.

TODOS CON LOS FUEROS: OLIGARQUÍAS QUE ENGAÑAN Y SE ESCONDEN

EL HECHO es que ya tienen "carnaza" para un tiempo, para declarar y ejercer el oficio del "Bla-Bla-Bla"

EL MOTIVO de hoy es el ataque a los FUEROS de Navarra realizado por el "sociata" del PSC Pere Navarro -"el mejor"-.

LO DE SIEMPRE es el secuestro de la presunta Democracia por las Oligarquías.

Hoy las oligarquías se esconden detrás de los Fueros y de la crisis, y de nuevo en Navarra los estatistas de derechas e izquierdas engañan al decirse foralistas y amantes del pueblo y sus tradiciones.

Como ayer, las oligarquías del Estado se esconden tras la apariencia de Democracia -"la que nos dimos", dicen- y tras el sillón de don Juan Carlos de Borbón -que ahí está-.

Si siempre el caciquismo y las oligarquías han anidado en los partidos liberales (conservadores o "progres") y socialistas..., hoy también anidan en los nacional-separatistas, en los falsos catalanes como el tal Pere Navarro y en los falsos vascos.

PUES BIEN: TODOS tienen algo en común.

Todos se mantienen del presupuesto (¡qué buenos cartelones hacen aquí los abertzales, sin pagar un duro!).

Todos quieren (aunque unos más que otros) como super fatxas modelar la sociedad desde arriba.

A nadie le importa la vida humana a la que destrozan o bien dan medios para destrozarla en el vientre materno (que los den con o sin disgusto es lo menos importante).

Todos son unos aprendices y el cargo les sobre por todos los lados.

Page 16: Navarra: 120 Centenario de la Gamazada 1893-2013

16

Todos piensan en su partidito, en sus dietas, y no en el bien común. Sí, también los que tanto dicen amar al pueblo como los abertzales.

Todos dejan a Dios fuera del Derecho de modo que sin Él éste último no existe... Nunca como hoy el hombre está tan abatido y machacado.

* * *

Lo de ayer es que Pere Navarro, jefe de los socialistas en Cataluña, arremetió contra los derechos forales y el Convenio Económico de Navarra. Un jacobino y federalista, amigo del Estatismo, ataca a la Navarra de hoy y siempre. Mientras tanto, en Cataluña, él, Mas y ERC... tienen a todos esclavos y arruinados.

Lo de hoy es que Bildu, NaBai y Geroa Bai en Navarra (perdón, Nafarroa), quieren presumir de derechos originarios, de derechos históricos y hasta de tradición. No tienen vergüenza: ¿no son revolucionarios y ultra fatxas en cuanto jacobinos y totalitarios, y amigos de la soberanía nacional como lo fue Mussolini? Con sus mil máscaras se han opuesto y se oponen siempre a la tradición y libertades de nuestros pueblos.

También es penoso que hoy, los liberales del PP y UPN, que reproducen en Navarra el estatismo de Madrid, se presenten como foralistas. Más les valiera devolver los Fueros a Navarra. Ni siquiera conmemoraron el otro día la Gamazada.

Los únicos coherentes en su jacobinismo, centralismo y antifuerismo son los de UPyD de la "sociata" Rosa Díez.

Lo permanente. ANTES QUE PÉREZ-GALDÓS -lea el texto de abajo, que merece la pena- y sin necesidad de utilizar bandera alguna como fondo, lo que decía don Benito ya lo decían los tradicionalistas o carlistas en toda España.

También lo dijimos en tiempos de Franco (mientras no pocos peperos, socialistas y nacionalistas vivían muy bien), lo dijimos cuando la Constitución de 1978, lo decimos ahora, y nunca nos cansaremos de decir "las verdades del barquero".

Ahora bien, es algo tristón ejercer de profeta.

Una vez más, vemos que carlistas y la tradición española son los únicos renovadores de nuestra sociedad.

Pues bien, lo que viene a continuación lo hemos tomado del Blog de Manuel Morillo.

Ramón de Argonz y de la Urrutia

Ochagavía, 14-VI-2013