Mister No a La Guerra

of 9 /9
3 guión de guido nolitta dibujos de roberto diso manaos. como es habitual, el bar del hotel amazonas alberga a aventureros de todo tipo... ...desde el capitán del último carguero sueco llegado a puerto... og hvad skal man sige om en haerforer... ...a los ricos comerciantes en madera, llegados de las lejanas metrópolis del sur... isto è o inicio de uma nova época, amigo.

description

Mister No: A la guerraLínea BonelliGuión: Guido NolittaDibujo: Roberto Diso224 páginas, b/n, cartonéISBN: 978-84-16074-50-1PVP: 17,95 eurosLa sed de venganza consume al senador tejano Redford, convencido de que Míster No asesinó a su hijo durante la Segunda Guerra Mundial, cuando ambos jóvenes eran oficiales de la aviación norteamericana destinados en Filipinas. Redford está a punto de acabar con nuestro héroe, con la ayuda de dos asesinos a sueldo, cuando Jerry decide contarle la verdad sobre aquel antiguo asunto...Míster No y el joven Redford no podían haber sido más diferentes: franco y rebelde el primero y un arrogante hijo de papá el segundo. Pero, en ocasiones, la guerra hace aparecer los mejores aspectos de un hombre... y, durante la peligrosa misión que los llevará a intentar destruir el puente que cruza el río Pampanga, ambos hombres se convertirán en amigos.Una nueva aventura completa del mítico personaje creado por Sergio Bonelli, que bajo el seudónimo de Guido Nolitta escribe una de sus mejores aventuras.

Transcript of Mister No a La Guerra

Page 1: Mister No a La Guerra
Page 2: Mister No a La Guerra

3

guión de guido nolitta dibujos de roberto diso

manaos. como es habitual, el bar del hotel amazonas

alberga a aventureros de todo tipo...

...desde el capitán del último carguero sueco llegado a puerto...

og hvad skal man sige om en haerforer...

...a los ricos comerciantes en madera, llegados de las lejanas metrópolis del sur...

isto è o inicio de uma nova

época, amigo.

Page 3: Mister No a La Guerra

4

...e incluso un nutrido grupo de negociantes japoneses, llegados en “descubierta”, a la búsqueda de nuevos mercados...

en el inevitable barullo de lenguas, nosuena nada extraño el fuerte acento tejano con el que se lleva a cabo la conversación de la mesa del rincón...

jesus. i'm gonna get a better drink, pals.

¡puxa vida! la dirección del local no tiene nada en contra,

mister no...

…en la que participa una voz ya bien conocida por los clientes habituales

y, sobre todo, por el camarero.

¡este whisky daasco, joao!

¿por qué no honras dignamente anuestros invitados es-tadounidenses trayendo una de las botellas

especiales?

Page 4: Mister No a La Guerra

5

…pero usted sabe que las botellas espe-ciales tambíen tienen

un precio es...

no puedo negar que mi fama de buen

pagador no es muy sólida...

¿de qué demonios me hablas,

joao?

...pero se da la casualidad de que hoy he decidido vaciar mi bille-

tero...

fiuuu... ¿se trata de tu

billetero o de la caja fuerte

del banco nacional?

okay, jovencito.

mi brindis de bien-venida se retrasa unos momentos,

señores.

corro, mister no...

bom... ¿y a qué esperas?¡desaparece y vuelve con algo más decente que

este brebaje!

Page 5: Mister No a La Guerra

6

mis colaboradores y yo apreciamos mucho su cortesía y su generosidad...

...pero ahora querríamos que concluyese la conversación que hemos empezado en su casa.

bueno... le agradezco que haya usado la palabra “casa”, para hablar de la chabola

en la que vivo retirado...

...pero, en lo que se refiere a su petición, larespuesta sigue siendo la misma: lo siento, pero no hay nada

a hacer.

pero, ¿cómo...?si me habían asegurado

que...

ya me imagino lo

que le habrán dicho, senhor redford...

mister no es un pelado, dispues-to a todo para hacerse con los cuatro cuartos que necesita para una botella de cachaça y un par de polvos en una casa de mala

nota...

pero sucede que, estos días, esos cuatro cuartos ya los tengo en el bol-sillo y por ello puedo permitirme, por una vez,

el actuar según mis convicciones...

Page 6: Mister No a La Guerra

7

¡sangre de judas! ¡ya estoy harto de llevar de paseo a gente que se di-

vierte disparando contra tapi-res, pájaros y nutrias y todoaquello que ande por ahí y cometa el error de con-vertirse en un blanco

móvil...!

¡bah! ¡la selva amazónica no es el almacéninagotable deanimales que algunos creen...!

…y de seguir así, en diez años ustedes y los que son como ustedes también habrán reducido esta zona a una masa de vegetación muda

y deshabitada...

...eso si, en ese tiempo, ningún otro no se ha ocupado de talar todas las plantas...

¿plantas?¿habla deplantas?

Page 7: Mister No a La Guerra

8

perdónenme señores,pero me parece enten-der que son ustedestratantes de maderas...¿querrían comprar-me una partida de

ucuuba*?

¿...o bien otra de miltoneladas de tron-cos de cedro?

muy interesante, senhor. lástima que la cantidad me parezca algo

excesiva...

*madera usada por la indus-tria de los contrachapados.

...por el momento mándeme a casa un par de plantitas de perejil: son insu-perables como mondadientes...

¡gulp!¿qué les decía, señores? ¡ahí tienen a uno ya dispuesto a arrasar la mitad de la selva!

pero mi negativa no debe desmora-lizarles: no les resultará difícilencontrar a otro dispuesto a hacerles de guía para

su partida de caza.

ejem... bueno... nose lo discuto...

pero...

pero el hecho es que todos nos lo han recomendado como el guía más

experto.

Page 8: Mister No a La Guerra

9

...y además es norteamericano,como nosotros.

en resumen, ¿sabe lo que le digo, mister no? que, por tenerle como compañero, nos comprometemos a no

usar las armas...

...y transformaremos nues-tra partida de caza en un

safari fotográfico...

¡pues claro! ¡me parece una excelente idea!

fotografías en lugar de trofeos disecados...puede ser una aven-tura igualmentedivertida, ¿no le parece?

eh...¡no mataremos ni a un mosquito! ¿le parece bien?

y también como el más simpático, y...

¡ya está decidido, mister no! ¡safari fotográfico!

Page 9: Mister No a La Guerra

10

hummm... ¡por mis huesos que a estos les autorizo

a matarlos!

¡bienvenidos a manaos, senhores!

gracias, mister no.

¡ja, ja, ja! ¡por el placer de haberle encontrado!

¡ja, ja, ja!

y ahora, visto que mañana se trabaja... a la cama rápido.

Page 10: Mister No a La Guerra

11

entonces, hasta mañana.

y le ruego que no ahorre con la cerveza.

buenas noches, señores, quede-mos para mañana a las nueve en el aeropuerto. para esa hora ya habré conseguido hacerme con todo el equipo y los

víveres necesarios.

atè logo, amigo.

toma, joao. la propina...

muito obrigado, mister no.

y atè logo...