AMRICA LATINA: MOVIMIENTOS SOCIALES, sobre Paradigmas Emancipatorios en Amrica Latina en el que...

download AMRICA LATINA: MOVIMIENTOS SOCIALES,   sobre Paradigmas Emancipatorios en Amrica Latina en el que ... ediciones regionales y mundiales, como el realizado en Caracas este ao.

of 24

  • date post

    02-May-2018
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of AMRICA LATINA: MOVIMIENTOS SOCIALES, sobre Paradigmas Emancipatorios en Amrica Latina en el que...

  • AMRICA LATINA: MOVIMIENTOS SOCIALES, ALTERNATIVAS POLITICAS Y PARADIGMAS

    EMANCIPATORIOS

    VII TALLER INTERNACIONAL SOBRE PARADIGMAS EMANCIPATORIOS

    XX Aniversario del Centro Memorial Dr. Martin Luther King, Jr.

    Centro de Convenciones San Francisco de Ass, La Habana 27-30 Abril 2007

    SE HACEN PARADIGMAS AL ANDAREn la dcada del 90, Amrica Latina padeca los efectos del orden genocida del neoliberalismo. El continente devino rehn de una utopa instrumentalista de modernidad sometida, excluyente y asimtrica. No era esta la primera vez en la historia que evoluciones desgarradoras haban lanzado a la sociedad a una confusin aparentemente incontrolable; no era la primera vez que valores de justicia, de solidaridad, de igualdad de derechos, de cooperacin y de responsabilidad mutua eran denigrados por quienes ostentan el poder mundial y dictan las modas; tampoco era la primera vez que los pueblos parecan impotentes.

    La igualacin hacia arriba de nuestras economas nacionales, que suponan como tendencia de la globalizacin los profetas de la retirada estatal, no poda ya sostener el entusiasmo ante los resultados evidentes de tales procesos. La alternancia de iniciativas de ajuste y modelos de reestructuracin registraba un hecho que soslayaban los respectivos discursos: las sucesivas imposiciones de la divisin internacional del trabajo. Amrica Latina viva lo que Eduardo Rosenzvaig denomin la etapa colonial de la globalizacin.

    Cuando los sueos emancipatorios parecan haber cedido su lugar a la pesadilla fctica del capitalismo real, la persistencia de la Revolucin Cubana y la sorpresa zapatista del 1 de enero de 1994 marcaron el parteaguas entre el desencanto y la esperanza, y aguaron la fiesta a los sostenedores del mito del fin de la historia. La emergencia de mltiples y novedosas formas de resistencia y lucha a nivel local, regional y mundial, oblig al pensamiento crtico a conformar un nuevo mapa cognitivo, que diera cuenta de las alternativas social-polticas populares en ciernes. Prolifer, a contracorriente, un nuevo movimiento plural contrahegemnico que se negaban, con sus

    1

  • prcticas y visiones alternativas, a aceptar la peor de todas las utopas: la utopa de no tener utopas.

    En 1995 un grupo de investigacin del Instituto de Filosofa, institucin acadmica cubana perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnologa y Medio Ambiente, el Grupo Amrica Latina: Filosofa Social y Axiologa (GALFISA) convocaba al Primer Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios en Amrica Latina en el que participaron acadmicos, activistas sociales y polticos, educadores populares y personas interesadas en aportar, desde prcticas multivariadas de resistencia y creacin, acerca de los problemas de la emancipacin social y humana en nuestra regin. Desde entones hasta la fecha se vienen realizando, cada dos aos, estos encuentros. Ellos han sido testigos de cmo las alternativas social-polticas en ciernes, que emergan frente al orden genocida del imperialismo transnacional, en especial en Amrica Latina, crecieron en la medida en que el neoliberalismo iba cediendo su otrora reinado omnipotente ante el empuje de los movimientos sociales contestatarios y de las luchas emergentes en nuestros pueblos.

    Los talleres de paradigmas emancipatorios como aprendizaje y enriquecimiento social-humanoEn 1995 el Grupo Amrica Latina: Filosofa Social y Axiologa (GALFISA) del Instituto de Filosofa, institucin acadmica cubana perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnologa y Medio Ambiente, convocaba al Primer Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios en Amrica Latina en el que participaron acadmicos, activistas sociales y polticos, educadores populares y personas interesadas en aportar, desde diversas prcticas de resistencia y creacin, acerca de los problemas de la emancipacin social y humana en nuestra regin. Desde entones hasta la fecha se vienen realizando, cada dos aos, estos encuentros.

    Hay que apuntar que desde 1995 en que se convoc al primer taller (en conjunto con la Asociacin de Pedagogos de Cuba y otras organizaciones) hasta 2005 en que se realiz el VI, el escenario nacional, regional y mundial se modific. En Cuba, fueron duros aos de resistencia, de desafos de todo tipo y de continuidad de la Revolucin, en medio de los ms adversos avatares internacionales. Pero no estuvimos solos. La presencia de una amplia y diversa corriente alterglobalizadora devino nuevo fenmeno poltico mundial, visible en las resistencias y luchas multivariadas que convergen a partir de este siglo en la experiencia del Foro Social Mundial en Porto Alegre y sus sucesivas ediciones regionales y mundiales, como el realizado en Caracas este ao. Millones de personas en todo el planeta reaccionaron asqueadas ante el Nuevo Orden del capitalismo salvaje, globalizando las resistencias y la esperanza en otro mundo posible. En nuestra Amrica el panorama se modific tambin: ah estn la revolucin bolivariana en Venezuela y el trascendental e histrico triunfo de Evo en Bolivia.

    2

  • Nuestro papel en estos talleres ha sido colocar un mnimo granito de arena para propiciar el intercambio entre discursos que no siempre hallan el modo de articularse entre s: debates entre activistas y lderes de redes y movimientos sociales, acadmicos e investigadores, intentando revelar, construir el sentido poltico amplio de las reflexiones confrontadas.

    Por qu paradigmas emancipatorios?

    Ms que adelantar definiciones tericas sobre la nocin de paradigma emancipatorio, hemos asumido el trmino como un instrumento de trabajo, un concepto operativo, susceptible de enriquecer desde las diversas prcticas y corrientes contestarias de pensamiento que se enfrentan a la hegemona del capital. Si asumimos que el capitalismo es un sistema de dominacin mltiple, en el que se entrelazan las formas de explotacin y exclusin, la opresin poltica, la discriminacin sociocultural, la enajenacin meditico-cultural y la depredacin ecolgica, resulta imprescindible que los paradigmas emancipatorios a construir den cabida a todas las visiones que muestran su inconformidad con ese orden y que suean, prefiguran y luchan por una sociedad justa y humanizada, la que podemos llamar, al menos lo que vienen de la tradicin que profesamos, como socialismo.

    La expansin y acumulacin capitalista en el planeta, desplegada bajo la figura meditica desmovilizadora de la globalizacin, ha estado y estar cada vez ms ligada al genocidio humano. La dimensin destructiva que acompaa este desarrollo instala en la agenda de la humanidad, como nunca antes, la memorable dicotoma de socialismo o barbarie.

    En tal sentido, el debate sobre el llamado socialismo en el siglo XXI no es un mero ejercicio de futurologa acadmica, sino una cuestin de sobrevivencia de la propia especie y su entorno, lo que hace superfluo, cuando no negativo, intentar asumirlo desde una preceptiva que vuelva a presentarnos la frmula mgica de su naturaleza (acabada de salir del gabinete del sabio de turno), lista para ser aplicada en toda circunstancia histrico-poltica.

    El socialismo en Amrica Latina no vendr de ningn libro iluminado sobre el socialismo del ni en el siglo XXI, vendr, en primer lugar, de los movimientos radicales de masas (y de la intelectualidad orgnica a ellos) en pro de alternativas social polticas que recuperen la soberana y la dignidad de los pueblos y enfrenten con decisin e inteligencia estratgica a los instrumentos de dominacin (de recolonizacin) del imperio (OMC, ALCA, TLCs, militarizacin y deuda externa). Estas alternativas surgen hoy de manera multivariada en nuestra regin, algunas podrn ser mediatizadas y encapsuladas por un tiempo, pues las luchas no siguen un curso lineal y ascendente siempre. Lo cierto es que si no se conforman gobiernos con voluntad poltica que expresen esas alternativas populares de resistencia y lucha, las transnacionales (y las polticas de sus centros imperialistas) seguirn su saqueo y depredarn nuestros recursos naturales y biodiversidad y nos lo seguirn devolviendo como mercadera y patrones macdonalizados de

    3

  • consumo meditico, generador de tensiones insoportables para una enorme masa de trabajadores precarizados y excluidos.

    El ideal de justicia distributiva y de equidad social, irrenunciable para cualquier proyecto de socialismo, tendr que acompaarse de nuevos desafos relacionados, por ejemplo, con el cuestionamiento del patriarcado en todas sus formas (econmicas, polticas y simblico-culturales), del modelo productivista y depredador de desarrollo, no solo vigente a nivel mundial, sino deificado como aspiracin y nica alternativa de progreso humano (o metamorfoseado con el apellido sostenible para el Sur, o de expresas alusiones a la reduccin de la pobreza, siempre que estas escondan el proceso real de empobrecimiento que la produce). No se trata de renunciar al bienestar, sino de comprender que el mito del bienestar centrado en el consumo desenfrenado del industrialismo moderno y sus variantes actuales, es causa del camino acelerado hacia un punto de no regreso para la posibilidad de la propia vida. En nombre de ese bienestar en los pases centrales, se lanzan y lanzarn guerras genocidas por las reservas de hidrocarburo y los recursos hdricos del planeta.

    De los pequeos, continuos y diversos saltos que demos hoy en nuestras luchas cotidianas y visiones de sociedad, emerger el salto cultural-civilizatorio que nos coloque en esa deseada perspectiva histrica que rescat