Temas y Problemas en la pintura colonial neogranadina .ciones de arte e historia, entre las que se

download Temas y Problemas en la pintura colonial neogranadina .ciones de arte e historia, entre las que se

of 13

  • date post

    03-Dec-2018
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Temas y Problemas en la pintura colonial neogranadina .ciones de arte e historia, entre las que se

  • Quiroga n 3, enero-junio 2013, 12-24 ISSN 2254-7037

    Olga Isabel aCOsTa lUNa

    A S

    U I

    MA

    GE

    N Y

    SE

    ME

    JAN

    ZA

    . UN

    RET

    RA

    TO D

    E LA

    VIR

    GEN

    DE

    LA A

    NTI

    GU

    A E

    N B

    OG

    OT

    26

    ResumenEl desarrollo de la pintura en Amrica colonial tuvo diferencias significativas en las distintas regiones. Lo que se pint fue el resultado par-ticular de las experiencias culturales y de las condiciones sociales de cada sociedad. El art-culo ofrece un panorama sobre los temas vi-suales ms representativos en el Nuevo Reino de Granada, actual Colombia, a travs del cual se puede observar un sistema particular de va-lores. Se busca destacar cul era la funcin de la imagen colonial como mecanismo para tras-mitir discursos que orientaran las prcticas.

    Palabras ClaveColonia, Cultura visual, Pintura, Representacin, Retrica.

    Jaime Humberto Borja GmezProfesor Asociado del Departamento de Histo-ria de la Universidad de Los Andes en Bogot. Doctor en Historia por la Universidad Iberoame-ricana (Mxico D.F.) Ha publicado cinco libros, el ltimo de ellos Pintura y cultura barroca en la Nueva Granada. Los discursos del cuerpo (Fundacin Gilberto Alzate Avendao, 2012). Es autor de 55 artculos especializados para revistas y libros colectivos. Asesor del comit de artes plsticas del Banco de la Repblica y de las colecciones coloniales del Museo de Arte Colonial. Ha sido curador de varias exposi-ciones de arte e historia, entre las que se des-taca Habeas Corpus (2010); y la elaboracin de varios guiones museogrficos.

    TEMAS Y PROBLEMAS EN LA PINTURA COLONIAL NEOGRANADINA

    PROBLEMS AND ISSUES IN ThE PAINTING Of ThE NEw GRANADA VICEROYALTY

    Fecha de recepcin: 13/01/2013Fecha de revisin: 27/01/2013Fecha de aceptacin: 06/05/2013Fecha de publicacin: 30/06/2013

    AbstractThe development of painting in colonial His-panic America had significant differences from region to region. What was painted was the re-sult of the very particular cultural experiences and social conditions of each society. Through an overview of the most representative visual themes in the New Kingdom of Granada (Co-lombia), this article pretends to show the par-ticular set of values rooted on that society and, at the same time, tries to highlight the images role as a mechanism to spread discourses that could guide the colonial practices.

    Key wordsColony, Painting, Representation, Rhetoric, Visual Culture.

    ISSN 2254-7037

  • jaIme hUmberTO bOrja gmez

    27

    Quiroga n 3, enero-junio 2013, 26-38 ISSN 2254-7037

    1. IntroduccIn

    El proceso de conquista y colonizacin de Amrica trajo consigo la implementacin de una cultura visual que se arraig en las bases de otra cultura visual, la de las cul-turas indgenas. Entre sus diversas vertientes, la pintura tuvo un papel significativo en la con-formacin de la cultura colonial, pues a travs de ella se comunicaban los sistemas de valores europeos. En este sentido, se pretenda refor-zar el proceso de cristianizacin. A pesar que estos territorios estaban bajo la administracin de Espaa y Portugal, quienes procuraron un mismo entorno cultural, las respuestas regiona-les fueron visiblemente diferentes. En Amrica colonial, el desarrollo de la cultura visual se llev a cabo con profundas diferencias.

    Los factores que determinaron la diferenciacin regional en la manera como se perciba y en lo que comunicaba la pintura fueron muchos a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Entre ellos se destacan, en principio, la formacin de los cen-tros administrativos. La historiografa tradicional ha resaltado a Per y la Nueva Espaa, los dos

    primeros virreinatos, como los lugares donde se formaron las escuelas pictricas y donde hubo mayor profusin de temas e innovacio-nes visuales1. Pero el proceso fue ms compli-cado porque la diferenciacin se vio afectada por diversos factores entre los que podramos mencionar: las dismiles races visuales nativas que precedieron la llegada de los espaoles; las diferencias tnicas en los diversos espacios coloniales; los heterogneos sistemas de evan-gelizacin y cristianizacin; la apropiacin de la riqueza econmica; los ordenamientos sociales; las diferentes prcticas religiosas y devociona-les; la conformacin de una cultura letrada, as como los procesos de sincretismo y mestizaje.

    La historiografa del arte y de la historia colonial se ha preocupado principalmente por analizar la trasmisin de las imgenes y sus implicaciones culturales. La preocupacin ha sido proporcionar respuestas convincentes para explicar el proceso muchas veces con el nombre genrico de cultura virreinal. En este sentido, se ha valorado el con-junto de la cultura visual colonial como periferia con respecto a Europa; o los grandes virreina-tos como centros, donde los dems territorios

    TEMAS Y PROBLEMAS EN LA PINTURA COLONIAL NEOGRANADINA

  • jaIme hUmberTO bOrja gmez

    TE

    MA

    S Y

    PR

    OBL

    EM

    AS

    EN

    LA

    PIN

    TU

    RA

    CO

    LO

    NIA

    L N

    EO

    GR

    AN

    AD

    INA

    28

    Quiroga n 3, enero-junio 2013, 26-38 ISSN 2254-7037

    coloniales son su periferia2. Esta problemtica manifiesta el proceso de invisibilizacin de la pro-duccin visual de la periferia. Por esta razn es importante particularizar los temas y problemas a cada territorio, pues adems de los elemen-tos mencionados anteriormente, la presencia o ausencia de una corte virreinal, marcaba las for-mas de apropiacin de la cultura visual.

    Desde el siglo XVI el territorio del Nuevo Reino de Granada (buena parte de la actual Colombia) dependa administrativamente del virreinato del Per. Sin embargo, mantuvo una experiencia cultural particular y diferenciada a este centro virreinal, entre otras razones por la distancia y las dificultades de comunicacin. El reino de la Nueva Granada se aglutin alrededor de la Real Audiencia de Santaf de Bogot creado en 1549 y fue erigido como virreinato defini-tivamente en 1739 cuyo territorio comprenda las reales audiencias de Bogot, Quito, Panam y la Capitana general de Venezuela. En estos territorios, se conformaron culturas visuales especficas, con problemas y temas igualmente particulares. De estos quiero llamar la atencin sobre aquellos que ataen al territorio de la Real Audiencia de Santaf de Bogot de modo que se pueda observar cmo se formaron sus discursos visuales y narrativos barrocos y qu sistema de valores trasmitan para articular idealmente el orden social.

    2. El dIscurso vIsual nEogranadIno

    La produccin pictrica neogranadina tuvo sus inicios en relacin a los preceptos que haba establecido la tradicin espaola, que para aquel momento responda a la nueva poltica de la ima-gen derivada de las disposiciones contrareforma-das sumadas a la cultura del control del naciente barroco. Como resultado, se produjo un arte para la fe el cual conformaba un discurso sobre el que se produca y se recepcionaba la imagen. Por aquellos aos, recin se constitua el territorio de la Nueva Granada con la creacin de la Real

    Audiencia en 1549. De esta forma, oficialmente acababa la conquista y se iniciaba el proceso de ordenar las instituciones. Entre las tareas ms importantes se encontraba la evangelizacin y el lugar que ocupaba la pintura en ella. Una de las primeras disposiciones aparecieron en las constituciones del snodo de 1556 convocado por el arzobispo de Santaf de Bogot fray Juan de los Barrios, donde enunciaba la necesidad de controlar la proliferacin y uso de las imgenes. Y ms an cuando estaba en juego el proceso de evangelizacin de los naturales, quienes a juicio de los eclesisticos eran susceptibles de caer de nuevo en la idolatra. En la lnea contra-reformada, el snodo propona que

    Deseando apartar de la yglesia de Dios todas las cosas que causan indevocin, y a las personas simples causan errores, como son abusiones y pinturas, indecencias de imgenes estatuimos y mandamos que en ninguna Yglesia de nuestro obispado se pinten historias de santos en retablo, ni otro lugar po, sin que se nos d noticia, o a nuestro visitador general para que se vea, y examine si conviene, o no3.

    Sin embargo, la produccin de imgenes fue escasa debido a la misma dinmica neograna-dina. A diferencia de los centros virreinales de Nueva Espaa y Per donde se llev a cabo un rpido ordenamiento del proceso de evange-lizacin, en la Nueva Granada ste proceso de cristianizacin fue lento y desordenado. Slo a finales del siglo XVI, las rdenes religiosas, prin-cipales consumidoras de imgenes, se asentaban definitivamente. Por esta razn, de este siglo slo se conocen unas pocas crucifixiones y algunas pinturas, entre las que sobresalen la imagen mila-grosa de la Virgen del Rosario de Chiquinquir del andaluz Alonso de Narvez, maestro platero y primer pintor conocido en la Nueva Granada4. Tal vez ms representativa fue la pintura mural, ejecutada tanto en iglesias doctrineras, al servicio de la evangelizacin, como en casas particulares, de lo cual las de Juan de Castellanos y Surez Rendn en Tunja son buenos ejemplos5.

  • jaIme hUmberTO bOrja gmez

    TE

    MA

    S Y

    PR

    OBL

    EM

    AS

    EN

    LA

    PIN

    TU

    RA

    CO

    LO

    NIA

    L N

    EO

    GR

    AN

    AD

    INA

    29

    Quiroga n 3, enero-junio 2013, 26-38 ISSN 2254-7037

    La produccin pictrica se incentiv a finales del siglo, cuando llegaron a la Nueva Granada pintores de oficio como los italianos Angelino Medoro y Francisco del Pozo, o el espaol Bal-tasar de Figueroa el viejo6. De esta forma, el siglo XVII hered la tradicin pictrica que se form en el siglo anterior, por lo que las dispo-siciones sinodales y conciliares tuvieron efectos ms claros en este mom