Monseñor Romero y el golpe de estado del 15 de .Monseñor Romero y el golpe de estado del 15 de

download Monseñor Romero y el golpe de estado del 15 de .Monseñor Romero y el golpe de estado del 15 de

of 28

  • date post

    07-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    220
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Monseñor Romero y el golpe de estado del 15 de .Monseñor Romero y el golpe de estado del 15 de

  • 25Monseor Romero y el golpe de estado del 15 de octubre de 1979. Hctor Grenni

    Monseor Romero y elgolpe de estado del 15de octubre de 1979.

    Hctor Grenni1

    En este escrito se presenta el contexto en el que sedesarroll el golpe de estado del 15 de octubre de 1979en El Salvador, las motivaciones del golpe, lasexpectativas que gener y las reacciones de MonseorRomero ante el hecho. Pasando del contexto social ypoltico a la presencia de Romero en el arzobispado deSan Salvador, y de las proclamas de la Junta de Gobiernoa las reacciones de Romero, el escrito presenta unpanorama lleno de esperanzas que se suscitaron conel golpe de estado.

    This work presents the context in which the coup dtaton October 15th, 1979 developed in El Salvador, itsmotivations, the expectations that the coup arose, andthe reactions of Archbishop Romero before such anevent. Moving from the social and political context tothe presence of Romero in the Archbishop office in SanSalvador and from the proclamations of the GovernmentBoard to Romero's reactions, this article presents apanorama full of hope that gave rise to the coup dtat.

    El 15 de octubre de 1979 sucedi en el pas un hecho que suscit ampliasexpectativas: los 'militares jvenes' del ejrcito salvadoreo tomaron el poderderrocando al presidente electo por voto fraudulento por el Partido deConciliacin Nacional (PCN), general Carlos Humberto Romero. MenjvarOchoa describe este hecho con estas palabras:

    "El golpe de estado del 15 de octubre de 1979 fue el ms anunciadode la historia salvadorea. Tambin fue el que mostr mejoresintenciones y reuni a una mayor gama de personas y sectores convocacin de cambio, cada cual desde su perspectiva. Todas esasintenciones, toda esa vocacin, no lograron crear un frente comn ni

    1. Director de la biblioteca Rafael Meza Ayau, de la Universidad Don Bosco

  • TEORA Y PRAXIS No. 13, Julio 2008

    encauzar el descontento para evitar la catstrofe que se anunciaba.2"

    La 'catstrofe anunciada' fue la guerra civil que asol el pas entre los aos1980 y 1992. El contexto, uno de los de mayor efervescencia social y polticadel pas del siglo pasado: un sistema que se agotaba en s mismo por noencontrar respuestas adecuadas a los reclamos sociales; un poder polticoque careca de representatividad y de credibilidad, tanto por su forma deacceder al poder como por su incapacidad para dialogar con los sectoresmayoritarios; una institucionalidad cuestionada que deba responder a laspresiones de la vieja oligarqua nacional En suma, un sistema poltico incapazde escuchar las necesidades de las mayoras, y por ende, incapaz de crearlos espacios institucionales para un reparto equitativo de la riqueza.

    El contexto social y poltico

    Desde fines del siglo XIX, la naciente clase social de propietarios de tierrascomenz a agrupar entre sus posesiones grandes espacios de terrenos dedicadosal cultivo del caf. El estado nacional facilit la apropiacin de estas tierraspor medio de leyes que provocaron la prdida de las mismas por parte de lascomunidades indgenas, que las haban ocupado desde siglos atrs.

    Paulatinamente, estos propietarios fueron tomando conciencia de que susintereses eran comunes, tanto por las necesidades de acceder a prstamosbaratos para la explotacin de estas tierras, como por la necesidad de contarcon una buena infraestructura nacional que les permitiera vender en elmercado internacional sus productos.

    Se fue constituyendo as una 'burguesa urbana', rpidamente transformadaen oligarqua nacional, ya sea por una temprana conciencia de clase comopor falta de alternativas. Estos propietarios residan en las ciudades, ya quela pequeez del territorio les permita vigilar desde all tanto sus posesionescomo el comercio y les brindaba la posibilidad de influir en las decisionespolticas. Estos capitales, fundados en la posesin de grandes extensiones detierra en un pas pequeo y densamente poblado, donde la tierra agrcoladisponible era escasa y por lo tanto valiosa, provoc el surgimiento de unaeconoma cada vez ms dependiente de las exportaciones primarias y de lasimportaciones.3 El pas fue creciendo en nmero de habitantes, en

    26

    2. Menjvar Ochoa, Rafael, Tiempos de locura. El Salvador 1979-1981, Facultad Latinoamericana de CienciasSociales (FLACSO), San Salvador, 2006, pg. 73.3. Desde principios del siglo XX la frecuencia de barcos mercantes en los puertos salvadoreos fue en aumento,hasta el punto de identificarse varios barcos mercantes por da. El Diario Oficial de El Salvador presenta losdatos en el rubro Movimiento de barcos. Puede consultarse cualquiera de los nmeros del Diario Oficial, porejemplo, entre los aos 1901 y 1920. Los datos del comercio exterior dan tambin prueba de esta dependenciacreciente del pas de los pases proveedores en las primeras dcadas del siglo XX. Pueden consultarse lasMemorias del Ministerio de Relaciones Exteriores de esos aos al respecto.

  • exportaciones y en dependencia de los precios internacionales4.

    En las primeras dcadas del siglo XX, el descontento popular por las necesidadesbsicas insatisfechas propici la adhesin de los sectores marginados a losprogramas de los partidos de izquierda, principalmente al Partido Comunista,liderado por Farabundo Mart. El accionar del partido, unido a la efervescenciade las mayoras de la poblacin, provoc grandes manifestaciones, huelgasy protestas; algunas de ellas, organizadas; otras, espontneas. La burguesa,temerosa por sus privilegios y por la prdida del orden instaurado, propicila llegada al poder del General Maximiliano Hernndez Martnez, tras unconfuso golpe de estado, en diciembre de 1931. El general Hernndez Martnezorganiz la represin, a principios de 1932, que culmin con la matanza dems de 30.000 campesinos y algunos militantes comunistas, trabajadores,jornaleros agremiados.5

    El general Martnez detent el poder en forma autoritaria y paternalista poruna dcada y media, hasta que un movimiento popular provoc su salida delpoder, abruptamente, en 1944.

    Los siguientes gobiernos de turno se preocuparon por el mantenimiento delsistema, atenuando los reclamos populares con concesiones parciales detierras y facilidades de crditos, y favoreciendo la intervencin del estadoen la vida econmica y social con polticas de programas que atendan a lasnecesidades bsicas en forma elemental. Un 'estado benefactor' se transformen el principal empleador del pas.

    Hacia mediados del siglo, la extrema variabilidad de los precios internacionalesdel caf, y el surgimiento de fuertes competidores no tradicionales en estecomercio, oblig a buscar nuevas fuentes de ingresos para la oligarquaterrateniente y para el estado. Al mismo tiempo, los rendimientos cada vezmenores de la actividad agrcola, unidos a la cada vez ms escasa disponibilidadde tierras, por la creciente densidad de poblacin, obligaron a buscar en lospases vecinos, como Honduras o Guatemala, los productos bsicos que antesse producan en el pas. El Salvador termin comprando incluso frijoles ymaz.

    Todo ello favoreci el traslado de los capitales radicados en el pas: queden evidencia una fuerte tendencia a abandonar los sectores primarios y buscarnuevas opciones, esta vez urbanas y terciarias. El pas se fue

    27Monseor Romero y el golpe de estado del 15 de octubre de 1979. Hctor Grenni

    4. White, Alastair, El Salvador, UCA Editores, San Salvador, 2 edicin, 1987.1 edicin en ingls, PraegerPublishers Inc., 1973, traduccin de UCA Editores, pg. 35.5. Sobre los sucesos de 1932 hay una buena cantidad de estudios recientes. Puede consultarse el clsicoestudio de Thomas Anderson, Los sucesos de 1932, Direccin de Publicaciones e Impresos, Consejo Nacionalpara la Cultura y el Arte (CONCULTURA), San Salvador, 2001

  • TEORA Y PRAXIS No. 13, Julio 2008

    'terciarizando', y ofreciendo como pago del progreso, una mano de obrabarata que permita la competitividad de los productos; una crecienteemigracin de los sectores agrcolas hacia los sectores urbanos, y en general,una gran marginacin: el pas se 'modernizaba' para una minora, mientrasque grandes mayoras pagaban el costo de esta modernizacin quedando almargen de ella.

    Todo ello provoc una caracterstica que se transform en vital para el pas:la emigracin de mano de obra hacia otros pases. El Salvador se transformen un pas de emigrantes: de emigrantes desde el campo hacia las ciudades,especialmente hacia San Salvador; y de emigrantes del pas hacia el extranjero,especialmente hacia Estados Unidos. Los gobiernos de turno favorecieronesta emigracin, que, al tiempo que provocaban una disminucin de laefervescencia social -los emigrantes provenan de los sectores marginados,los que podran provocar manifestaciones y exteriorizar el descontento-,disminua la tasa de desocupacin y los posibles adherentes a los movimientosde oposicin al sistema.

    Todo ello provoc una fuerte emigracin hacia las ciudades, con el consiguientecrecimiento acelerado de la capital y las lgicas consecuencias de hacinamiento,desempleo, salarios nfimos, empleos ocasionales, ventas callejeras, casasdiminutas, barrios miserables, delincuencia y creciente efervescencia social.

    Asimismo, muchas personas buscaban en la emigracin al extranjero laseguridad que no les brindaba su pas, y, trabajando en condiciones muchasveces miserables -pero de cualquier manera, mejores que las que el pas lesofreca- lograban ahorrar dinero para mandar a sus familias que habandejado. El asentamiento en los otros pases se daba, la mayor parte de lasveces, en condiciones de ilegalidad. Estos inmigrantes remesaban a susfamilias en que haban quedado en el pas el dinero que no gastaban en elpas de destino: las 'remesas familiares' se convirtieron en un elementosumamente importante en la economa familiar y nacional, y en el rubro quems dinero aportaba a la macroeconoma del pas. Los gobiernos sucesivoscontaron sobre esto, y se preocuparon en mantener