LA BURBUJA INMOBILIARIA, REPERCUSIONES SOCIALES Y ...· liberalización del suelo, la vivienda dejó

download LA BURBUJA INMOBILIARIA, REPERCUSIONES SOCIALES Y ...· liberalización del suelo, la vivienda dejó

of 34

  • date post

    06-Nov-2018
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of LA BURBUJA INMOBILIARIA, REPERCUSIONES SOCIALES Y ...· liberalización del suelo, la vivienda dejó

  • 1

    LA BURBUJA INMOBILIARIA, REPERCUSIONES

    SOCIALES Y POLTICAS: UNA VISIN DESDE EL

    SURESTE ESPAOL, EL CASO DE LA REGIN DE

    MURCIA Jess Esteban, Crcar Benito, Profesor Asociado del rea de Ciencia Poltica

    y de la Administracin de la Universidad de Murcia, Socilogo.

    jesuse.carcar@gmail.com

    El llamado "milagro del levante espaol" se ha revelado, a la luz de los datos, como

    un autntico problema dentro del desarrollo regional. La dilapidacin de cantidades de

    gasto pblico en infraestructuras, algunas cuestionadas en su necesidad, nos lleva a una una

    posible socializacin de las deudas privadas y pblicas de entidades financieras, promotoras

    y cosntructoras, que se traduce en una prdida de calidad de los servicios pblicos, que son

    los qeu centran la cohesin social y la sociedad civil. Todo ello motiva importantes

    repercusiones sociales, desigualdad y fractura. n otro orden de cosas ,la crisis econmica

    iniciada en 2008 ha modificado sustancialmente el paisaje social de la exclusin.

    Numerosos colectivos que se encontraban en situacin de integracin socia inician desde la

    crisis procesos de exclusin social en distintas reas: trabajo, vivienda, ingresos, etc

    Por tanto, desde una perspectiva multidisciplinar (sociologa poltica) se abordan los

    principales rasgos de los procesos de exclusin social, a la vez que analizan los principales

    desafos para la mejora de indicadores, que debera afrontar la sociedad murciana para

    avanzar hacia un modelo de desarrollo con mayor cohesin social En consecuencia,

    destacar la necesidad de ruptura del patrn de hegemona poltica y escasa participacin

    por otro diferente que permita un desarrollo social armnico y disuelva las prcticas

    clientelares.

    Palabras clave: sureste, sector inmobiliario, repercusiones, sociales, polticas.

    Keywords: southeast, real estate, impact, social, political

    ndice LA BURBUJA INMOBILIARIA, REPERCUSIONES SOCIALES Y POLTICAS:

    UNA VISIN DESDE EL SURESTE ESPAOL, EL CASO DE LA REGIN DE

    MURCIA ................................................................................................................................ 1

    1. Introduccin ........................................................................................................ 2

    2. Una larga supremaca conservadora ................................................................... 5

    3. El regionalismo hidrulico.................................................................................. 6

    4. Burbuja, xito electoral y evolucin del PIB ...................................................... 8

  • 2

    5. Burbuja y evolucin del empleo: la precarizacin ........................................... 11

    6. Consecuencias del estallido de la burbuja en el Estado de Bienestar ............... 13

    7. El efecto clientelar (redes, economa sumergida, promocin del

    conservadurismo y desmotivacin de la juventud). ......................................................... 18

    7.1. Redes clientelares ...................................................................................... 21

    8. Conclusiones para los nuevos problemas: deuda y exclusin social ................ 23

    8.1. La deuda: el lastre ...................................................................................... 23

    8.2. La exclusin social .................................................................................... 24

    8.4. Inmigrantes y emigrantes .......................................................................... 31

    9. Un apunte final ................................................................................................. 32

    Bibliografa ........................................................................................................... 33

    Datos estadsticos ................................................................................................. 34

    1. Introduccin La urbanizacin, como avaricia y descontrol del territorio, tena como proyecto

    extender y maximizar el beneficio a travs de la urbanizacin y reordenacin del territorio

    regional; emergi, por tanto, como la forma ms efectiva de vencer la incertidumbre

    econmica, reorientando el sector inmobiliario con el fin de conectarlo a los flujos globales

    de capital. El gegrafo ingls David Harvey ha sealado que la urbanizacin del territorio

    es una salida recurrente a las crisis del beneficio. Segn Harvey (1992), el capitalismo,

    desde sus inicios, habra impulsado olas urbanizadoras para absorber el excedente de

    capital. El estallido inmobiliario, junto a polticas especialmente irracionales, con un

    especial nfasis en las grandes infraestructuras de movilidad, necesitara la produccin de

    espacio como inversin fija a largo plazo, pero tambin como lugar privilegiado para el

    intercambio de mercancas. Ahora bien, cul sera la novedad, si es que hay alguna, de la

    ola urbanizadora que arranca a mediados de los 90 y rompe con la crisis de las hipotecas

    subprime?. Siguiendo de nuevo a Harvey (2010), podemos decir que la poltica urbana

    neoliberal se ha caracterizado por someter la ordenacin del territorio a lgicas de

    competitividad, ms propias del mundo de las finanzas. As, frente al urbanismo de

    posguerra que inquira cierta redistribucin y homogeneidad en el territorio para apuntalar

    la industria local y el mercado interno, el proyecto de urbanizacin neoliberal provocara la

    competicin entre territorios y para aprehender los movimientos de capital transnacional.

  • 3

    En las transformaciones experimentadas por Murcia, vemos esto claramente. La

    reestructuracin de la economa urbana mostraba: las interacciones ligadas a los servicios

    de gestin oficinas y empresas; el crecimiento del sector financiero; la multiplicacin de

    grandes superficies comerciales; y hostelera etc. El avance de la construccin de viviendas

    fue apoyado por un incremento muy notable del endeudamiento de las familias, que se

    haba situado a un nivel tal que los gravmenes financieros y obligaciones contradas

    comprometan una porcin ya muy elevada de su renta disponible. La tendencia creciente

    no pudo sostenerse, indefinidamente; en la acumulacin de endeudamiento que fue posible

    por el prolongado deslizamiento de los tipos de inters, nominales y reales, y por el fcil

    acceso a la financiacin internacional de nuestro sistema bancario. Todo parece indicar que

    la vivienda, que estimul el crecimiento econmico y el empleo durante un largo periodo,

    influy en sentido contario en los siguientes aos.

    En todo este bosquejo, como es bien sabido, el protagonismo de promotores

    inmobiliarios, entidades financieras y bancos ha resultado central. El proceso urbanizador

    de la Regin de Murcia, por bajar a lo concreto, no habra sido posible sin la Ley del Suelo

    del Gobierno de Jos Mara Aznar (1998), que revelaba que todo el suelo no especialmente

    protegido era susceptible de ser urbanizado, ni sin la Ley del Suelo regional (2001), que

    daba una vuelta de tuerca y descatalogaba el 20% de los espacios protegidos. Lo primero

    que habra que entender, por tanto, es que el llamado boom inmobiliario de finales de los

    90 no fue el resultado mecnico de un supuesto mercado inmobiliario liberalizado, sino ms

    bien una apuesta poltica por un determinado modelo de desarrollo y de sociedad. Algunos

    autores han denominado a este modelo como neodesarrollista, presentndolo como una

    actualizacin del desarrollismo franquista de los aos 60, mientras que otros prefieren

    calificarlo como monocultivo del ladrillo.

    En cualquier caso, no cabe duda de que a partir de la promulgacin de las leyes

    estatal y regional del suelo, la fiebre del ladrillo alcanz sus cotas ms altas., entre 1995-

    2005 la superficie urbanizada aument en la Regin de Murcia un 58% (la ms alta del

    pas). Se recalificaron espacios naturales protegidos, se multiplicaron las promociones

    urbansticas y proliferaron los resorts con campos de golf. La llamada huerta de Europa se

    convirti en un solar urbanizable y Murcia comenz a promocionarse como el geritrico

    de Europa. Durante este periodo, la Regin de Murcia creci por encima de la media

    nacional y su modelo fue calificado desde diversos foros econmicos como xito

    impresionante y milagro econmico.

    Un crecimiento econmico basado en el expolio del trabajo y la naturaleza. Ms all

    de las cifras macroeconmicas; podemos afirmar que el modelo desarrollista-especulativo

    regional present una contraccin del capital social. Ciertamente, el predominio de la

  • 4

    agricultura intensiva, la construccin y los sectores asociados, implic la utilizacin de una

    gran cantidad de trabajo barato y con baja cualificacin a menudo en condiciones de

    precariedad Es decir, facilito el paso la herramienta inmobiliaria bsica para que el dinero

    siguiera manando, el endeudamiento popular creciendo y los procesos de acumulacin

    hipertrofindose

    Segn El otro estado de la Regin, elaborado por el Foro Ciudadano, el salario

    regional era en 2004 un 14,27% inferior al del conjunto del pas y en el ao 2007 esa

    diferencia se elev al 15,78%. Ese mismo ao las tasas de temporalidad se situaban en el

    41,1% en la Regin frente al 32% de la media nacional. El trabajo inmigrante fue otro

    elemento clave para la acumulacin de la riqueza regional. Este subproletariado, fcil y

    vulnerable, fue empleado en aquellos segmentos del mercado