Illuminare Nº 392

download Illuminare Nº 392

of 36

  • date post

    01-Apr-2016
  • Category

    Documents

  • view

    217
  • download

    0

Embed Size (px)

description

 

Transcript of Illuminare Nº 392

  • N. 392OCTUBRE 2014SERVICIO DEPASTORALMISIONERA

    AO XCII

  • SUMARIO

    EDITA: Obras Misionales Pontificias - DIRECTOR NACIONAL: Anastasio Gil Garca

    DIRECTOR: Rafael Santos Barba - DISEO: Antonio Auns HernndezIMPRIME: Grficas Dehon - Depsito Legal: M. 3790-1958

    Direccin y Administracin: Fray Juan Gil, 5; 28002 Madrid - Tel.: 91 590 27 80dir.nal@omp.es - suscripciones@omp.es - http://www.omp.es - http://www.domund.org

    www.facebook.com/OMPEspana twitter.com/omp_es

    Servicio de Pastoral Misionera

    En su Mensaje para el DOMUND de este ao, el papa Francisco nosanima a retomar con coraje la misin evangelizadora: Os invito asumergiros en la alegra del Evangelio y a alimentar un amor ca-

    paz de iluminar vuestra vocacin y vuestra misin.

    Mons. Braulio Rodrguez,presidente de la Comisin

    Episcopal de Misiones,ofrece tres claves del

    DOMUND: oracin, ayudaeconmica y apoyo a las

    vocaciones misioneras.

    Pg. 6

    Pg. 14

    Para una dicesis, los misioneros por ella en-

    viados no son nmeros:son hermanos con nom-

    bres y apellidos, a losque hay que acompaar

    y ayudar en su labor.

    Pg. 16

    3 PRESENTACIN de la CAMPAALema, cartel, objetivos

    4 PRESENTACIN de la CAMPAAUna nueva ocasin para nuestro compromiso misioneroAnastasio Gil, Director Nacional de OMP

    6 MENSAJE DEL PAPA PARA LA JORNADA DEL DOMUND

    10 REFLEXIN PASTORALRenace la alegraAnastasio Gil, Director Nacional de OMP

    14 ANIMACIN MISIONERAEntrevista a Mons. Braulio Rodrguez, Arzobispo de ToledoPaula Rivas

    16 ANIMACIN MISIONERALas dicesis, con sus misionerosDelegaciones Diocesanas de Misiones de Lleida y Menorca

    18 ANIMACIN MISIONERAPor el DOMUND, por los misioneros

    20 SERVICIO INFORMATIVOEl DOMUND en los Mensajes de Pablo VIRafael Santos, Director de Illuminare

    22 SERVICIO INFORMATIVODe nuestras Iglesias, a los cinco continentes

    26 TESTIMONIOSMonasterios con espritu misionero

    28 LITURGIAGuion litrgico - DOMUND 2014Juan Martnez Sez, fmvd, colaborador de OMP

    30 VIGILIA DE ORACINCompartir la alegra de JessJuan Martnez Sez, fmvd, colaborador de OMP

    32 COOPERACIN ECONMICA34 PONTIFICIA UNIN MISIONAL

    Seminarios abiertos a la universalidad de la IglesiaAdelino lvarez, Delegado Diocesano de Misiones de Ourense

  • LEMA. RENACE... As se dice al comienzo de Evangelii gaudium:

    Con Jesucristo siempre nace y renace la alegra. La misin es ellugar privilegiado para nacer y renacer al encuentro con Dios. Esterenacer, del que habla Jess con Nicodemo, estaba escondido y hasido revelado a los pequeos. As sucede en el origen de la fe delos discpulos. La finalidad de la actividad misionera es nacer y re-nacer a la vida de fe.

    . ... LA ALEGRA Es un aspecto esencial en la evangelizacin. La alegra est en la entraa del amor trinitario:el Padre es la fuente; el Hijo, su manifestacin; y el Espritu Santo, el animador. Los discpulos, llenos de alegra,proclaman el amor de Dios. Tras su encuentro con Cristo, comparten esta experiencia con los ms pobres. Y Fran-cisco nos pregunta: Por qu no entramos tambin nosotros en este ro de alegra?.

    CARTEL. La imagen. Nada ms elocuente que la sonrisa de unos jvenes, independientemente de su raza, para expre-

    sar la alegra que brota del corazn. Al contemplar sus miradas y sus manos entrelazadas, es fcil descubrir que sualegra nace de un corazn limpio y una fraternidad profunda. Es la fuerza del amor. No necesitan otros estmulosexternos.

    . Las palabras. El lema, el hashtag #Yosoydomund y la fecha de la Jornada forman una unidad. La palabraDOMUND, suficientemente significativa, evoca la vida de entrega de los misioneros y suscita la implicacin ensu misma tarea.. Los smbolos. Sobre un fondo morado, se ven unos signos que representan algunos elementos especficos de

    las Obras Misionales Pontificias, cuyo principal objetivo es la cooperacin con la actividad misionera de la Iglesia.

    OBJETIVOS. Celebrar la Jornada Mundial de las Misiones, en comunin con toda la Iglesia, para vivir la dimensin uni-

    versal de la fe y el compromiso de la caridad con los ms pobres.

    . Invitar a todas las comunidades cristianas a participar en las actividades de informacin, formacin y coope-racin misionera organizadas con motivo del DOMUND.

    . Promover una corriente fraterna y solidaria de colaboracin econmica con las necesidades materiales de losmisioneros y de las misiones, a travs de las Obras Misionales Pontificias.

    3

  • 4El DOMUND es una ocasin para contemplar la misin de la Iglesia como familia dequienes se reconocen hijos de Dios y hermanos de todos los hombres. Su celebra-cin es cada ao una nueva oportunidad para observar desde la perspectiva divina lahumanidad como aquella mies que, segn Jess hizo ver a sus discpulos, est prontapara la siega; y que, a la vez, le oigamos advertir que esta mies es abundante, perolos obreros pocos. Ante este dilema, l propone la respuesta: Rogad, pues, al dueode la mies que enve obreros a su mies. Poneos en camino! Mirad que os envo...(Lc 10,2-3). Palabras imperativas para la oracin y para la disponibilidad, que hace su-yas el papa Francisco, a travs la referencia a una Iglesia en salida. Es, por tanto, unanueva ocasin para implicarnos en el compromiso evangelizador de la Iglesia.

    En efecto, Dios ha querido servirse de los hombres para la obra de la salvacin delmundo. Todo nace de la llamada a la misin, como hizo el Seor desde el primer mo-mento de su actividad evangelizadora: llam a los que quiso para estar con l y paraenviarles a predicar (cf. Mc 3,13-15). Tambin ahora sigue llamando a los que quiere,y la respuesta no se hace esperar por las numerosas vocaciones a la misin que cadaao parten de las comunidades cristianas. Unos son llamados a primera hora, y otros,a ltima; unos, para ir lejos, y otros, para estar cerca; unos, para colaborar desde laprimera fila, y otros, desde la retaguardia; pero todos son llamados.

    Contemplar la actividad misionera de la Iglesia en el mundo entero es uno de losargumentos fundamentales de su catolicidad y del sentido de filiacin y fraternidadque subyace en el corazn de los discpulos misioneros. Entre estas vocaciones a lamisin, es preciso destacar la que Dios deposita en el corazn de algunos laicos, quelo dejan todo para responder con prontitud. A ello se refiere Francisco cuando hablade que esta Jornada es la ocasin para incrementar la conciencia de las vocaciones mi-

    Por Anastasio Gil, Director de OMP en Espaa

  • Presentacin de la campaa

    5

    sioneras y, especialmente, las laicales, ya que ellos, los laicos, estn llama-dos a desempear un papel cada vez ms relevante en la difusin del Evan-gelio (Mensaje DOMUND 2014, 4).

    JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES

    Este panorama de generosidad y universalidad se puede vislumbrar con n-tido atractivo en la Jornada Mundial de las Misiones. Pablo VI inici la costum-bre de entregar a la Iglesia un Mensaje para esta Jornada; desde entonces, lospapas nos invitan a tomar parte activa en este intercambio de dones espiritua-les y materiales entre los fieles. Es la certeza de que todos somos la familia deDios, y en sus manos ponemos nuestros panes y peces, para que l los ben-diga y los reparta. Deca Pablo VI en su Mensaje de 1976: Esta Jornada anualse propone sobre todo la formacin de la conciencia misionera de todo el Pue-blo de Dios, tanto de sus individuos como de las comunidades; el cultivo de

    las vocaciones misioneras; y el progresivo aumento de la cooperacin, espiri-tual y material, a la actividad misionera en toda su dimensin eclesial.

    La Iglesia ha querido servirse de las Obras Misionales Pontificias alhacer suya aquella iniciativa de Paulina Jaricot de colaborar, mediante laplegaria y la aportacin econmica, con los misioneros. En cada unode los 130 pases en que estn implantadas, ha sido nombrado un di-rector nacional; este asume la responsabilidad de promover, en comu-

    nin con la respectiva Conferencia Episcopal, el carisma propio de es-tas Obras, a las que Francisco considera como el instrumento privilegia-

    do en las manos del Papa para hacer visible la cooperacin entre todoslos fieles (Discurso a los directores nacionales de OMP, 17-5-2013).

    COOPERACIN ENTRE LAS IGLESIAS

    Cada ao, miles de personas annimas, comunidades, parroquias y centroseducativos, residencias de mayores, hermandades y cofradas, instituciones civi-les y privadas ayudan generosamente a los miles de misioneros espaoles re-partidos por el mundo. Como en una familia, cada uno aporta lo que tenga yquiera dar, y los responsables se encargan de distribuir segn las necesidades.As funcionan los Fondos Universales de Solidaridad que gestionan los Secreta-riados Generales de las OMP. Estas ayudas no se circunscriben a los aspectosmateriales, sino que todo est dinamizado por la caridad evanglica, que favore-ce la fraternidad y la solidaridad como partes connaturales de la tarea misionera.

    Del amor al hermano, en el cual el cristiano contempla el rostro de Dios,brota la fuerza de la misin de la Iglesia. Este amor conlleva salir de uno mismopara situarse en la vida del otro; en concreto, en el hermano misionero que hapasado a la otra orilla para entregarse a los dems. Jornada del DOMUND, dasen los que vivir con intensidad la oracin y el sacrificio para sostener las manosgenerosas y los corazones ardientes de los misioneros que estn en primera l-nea. Despus, solo despus, viene la ayuda econmica y material.

    Contemplar la

    actividad misionera

    de la Iglesia en el

    mundo entero es uno

    de los argumentos

    fundamentales de

    su catolicidad.

  • Queridos hermanos y hermanas:Hoy en da todava hay mucha gente que no conoce a Jesucristo. Por eso es tan

    urgente la misin ad gentes, en la que todos los mie