e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren...

e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren industria-iraultza, ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate likidoaren adierazpena edo besterik
e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren industria-iraultza, ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate likidoaren adierazpena edo besterik
e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren industria-iraultza, ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate likidoaren adierazpena edo besterik
e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren industria-iraultza, ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate likidoaren adierazpena edo besterik
e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren industria-iraultza, ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate likidoaren adierazpena edo besterik
download e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren industria-iraultza, ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate likidoaren adierazpena edo besterik

of 5

  • date post

    05-Feb-2018
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of e-Biltzar Octubre 2017 Maquetación 1 - ccoo.eustuak: 4.0 industria (edo laugarren...

  • URRIA

    2017nmero 8

    www.ccoo.eus

    2

    biltzarEuskadiko Langile Komisioak

    C.S. de CCOO de Euskadi

    Uribitarte, 4 (Apdo. 5202)48001 - BILBAO

    Ao 40 - D.L.: SS-704/77

    FRANQUEO CONCERTADONMERO 08/91

    PERIODICIDAD MENSUAL

    comisiones obrerasAfiliada a la Confederacin Europea de Sindicatosbiltzar OCTUBRE 2017coo

    CCOO euskadi

    @CCOOeuskadi

    48001 BILBAOUribitarte, 4Tfno.: 94 424 34 24

    20011 DONOSTIACarlos I, 1-3Tfno.: 943 47 03 99

    01007 VITORIA-GASTEIZCastilla, 50Tfno.: 945 13 13 22

    DDiiggiittaalliizzaacciinn 44..00 Cmo afecta al mundo del trabajo?Hausnarketa garaia

    ccccoooo..eeuuss

    e-Biltzar Octubre 2017:Maquetacin 1 27/10/2017 16:18 Pgina 2

  • biltzarcomisiones obrerasEusko langileen kazeta

    sindikala 1967az geroztik

    El peridico sindical de los trabajadores ylas trabajadoras vascas desde 1967

    www.ccoo.eus

    DireccinComisin Ejecutiva

    RedaccinSanti Martnez, Iker Armenteros,

    y Helena Ferreras

    Sede centralUribitarte, 4

    48001 - BILBAO

    Emailbiltzar@ccoo.eus

    Biltzar es una publicacin confederal deCCOO de Euskadi que se distribuye gra-tuitamente a todas las personas afiliadas

    Telfono94 424 34 24

    FAX94 424 38 98

    al que hay que mirar muy detenida-mente, el del emprendizaje.

    Se trata de conceptos modernos, asea-dos, que tienen buena prensa, comoese que empezamos a or de uberiza-cin. Y se asientan con una estrategiamuy concreta: fragmentar, atomizar, pri-var de herramientas colectivas a buenaparte de la clase trabajadora. Sobre elloya alertaba Javi Gmez en la aperturade las jornadas de octubre.

    Para ejemplo, un botn: Deliveroo. Unaplataforma, una app, que permite unaforma de interconectar locales comer-ciales, riders y clientes finales. Peroque trae consigo nefastas consecuen-cias en forma de precariedad e indefen-sn para los riders, los repartidores, con-vertidos en siervos de la aplicacin, dellogaritmo. Felipe Corredor nos describasu experiencia de primera mano, ladesconexin, que no despido, con laque se le castig por lanzar sus legti-mas reivindicaciones.

    Tampoco cambian otras cosas. La in-tervencin de Lidia Arroyo sobre la bre-cha de gnero en el contexto de la digi-talizacin, deja claro algo. Frente adiscursos optimistas sobre cmo la tec-nologa sera una especie de blsamo

    de Fierabrs capaz de poner fin a lasbrechas entre mujeres y hombres ennuestro mercado laboral, los datos sontozudos. La segregacin est desbo-cada, corremos el riesgo de estructura-lizar, otra vez, el hecho de que determi-nadas ocupaciones parezcan cotosvedados para las mujeres. Con lo queello significa en condiciones laborales yde vida. As ser sin intervencin deci-dida por parte de las organizaciones sin-dicales.

    El papel del sindicato

    Y de estrategia sindical y accin nece-saria se habl sobre la base de mscasos concretos, que vemos ya asenta-dos en nuestra realidad. De algunos noshablaron Mximo Blanco y Manolo Sn-chez, tanto en la industria como en losservicios.

    Y en ello se centr tambin Javier Pueyo,defendiendo la necesidad de estrategiasde accin sindical, que sirvan de puenteshacia los colectivos ms castigados, parahacer aquello que precisamente sabe-mos hacer mejor: organizar el mundo deltrabajo. Articular respuestas sobre estarealidad en la que empezamos a ver quela no existencia de empleo no significaque no haya trabajo.

    Y para ello no hay varitas mgicas. Shay accin necesaria y algunas herra-mientas que conocemos muy bien,como el dilogo social. Por ejemplo, a lahora de definir las polticas en materiade formacin y cualificacin. Sobre ellohablaron Jorge Arvalo, quien dio unabuena panormica sobre el sistemavasco de formacin profesional, y LolaSantillana, que adems centraba biendebates en los que se encuentra el sin-dicalismo a nivel confederal.

    Loli Garca y Unai Sordo hacan hinca-pi sobre todos estos retos a los que seenfrenta el sindicato, que no son pocos,y que requieren que nos preparemospara esa batalla ideolgica, pero tam-bin para desarrollar nuestra accin co-tidiana. Esto es algo que las propias per-sonas asistentes dejaron meridia-namente claro en una de las partes msimportantes desarrolladas durante lasjornadas: los talleres de participacinque se realizaron la tarde del 19 de oc-tubre.

    editoriala

    4.0: batalla por el discurso, gobierno del cambio

    ose-osor

    Oskar Arenas

    Jorge Aragn, director de la GacetaSindical, en el nmero de diciembredel ao pasado aportaba una defini-cin ms precisa de lo que hablamos:aplicacin generalizada de tecnolo-gas digitales en la actividad econ-mica, apoyadas en la extensin de lasinfraestructuras de las TIC y su mayorcapacidad de interconexin, modifi-cando procesos y ofreciendo nuevosproductos, cambiando la organizacinde las empresas y las formas de em-pleo y trabajo, con implicaciones di-rectas en las fuentes de energa y suimpacto medioambiental en los hbi-tos de consumo.

    De fondo, como en tantas ocasiones,el sindicato tiene ante s un reto ma-ysculo: contestar ideolgicamentediscursos liberales, trabajando almismo tiempo situaciones muy con-cretas que se producen en el mundodel trabajo, y que afectan ya hoy,ahora, a buena parte de la clase tra-bajadora.

    Por ello es necesario contar con unanlisis certero de cmo entiendenestos procesos el resto de agentes.

    Aitor Cobanera nos transmiti puntopor punto la estrategia y accin delGobierno vasco en materia de digitali-zacin (o innovacin). Y Jon Bilbao laperspectiva de las empresas.

    La batalla por el discurso. Elcapitalismo de plataforma,al asalto de la economa co-laborativa.

    De la batalla por el discurso, por el re-lato, por la identificacin del quin y elqu, hablaron largo y tendido ImanolZubero Y Bruno Estrada. Porque la uti-lizacin de determinados conceptos noes asptica, carente de ideologa. Ycomo ejemplo, algo que defina muybien Javier Jimnez en su intervencin:de cmo la economa colaborativa su-fri el asalto del capitalismo de plata-forma, que fagocit a aquella para re-novar la esttica y la tcnica, sincambiar lo esencial: la avidez, la inequi-dad social. Porque sus consecuenciasno suponen una renovacin, sino msbien una vuelta al pasado. Algunas delas nuevas plataformas vienen conpremio, una forma de esclavitud digital.Tampoco es ajeno a esto otro concepto

    Entre los meses de sep-tiembre y octubre, repar-tido en tres jornadas, elsindicato ha abordado loque se ha convertido enuno de los debates del mo-mento: la industria 4.0 (ola cuarta revolucin indus-trial, la digitalizacin de laeconoma, o una expresinde la modernidad lquida,o, simplemente 4.0).

    Iraila eta urria bitarte,hiru jardunalditan

    banatuta, momentukoeztabaida nagusietako

    bat landu du sindika-tuak: 4.0 industria

    (edo laugarren industria-iraultza,

    ekonomiaren digitali-zazioa, modernitate

    likidoaren adierazpenaedo besterik gabe 4.0).

    Sindikatuak erronkahandia dauka aurrean;ideologikoki diskurtso

    liberalei erantzutea,era berean lanaren

    munduan suertatzendiren egoera zehatzak

    landuz, dagoenekogaur egun langile

    klasearen parte handibati eragiten diotenak.

    e-Biltzar Octubre 2017:Maquetacin 1 27/10/2017 16:18 Pgina 4

  • 54

    Estn siendo constantes los ataquesde ELA y LAB a este sindicato a raz delas consecuencias de impugnar elAcuerdo Marco de Hostelera. Aporta-mos luz y decimos con rotundidad quela impugnacin del Acuerdo Marco deHostelera de Euskadi:

    No tiene ninguna incidencia en lascondiciones laborales y salarialesde las y los trabajadores del sector.

    No supondr una merma de lascondiciones laborales y salariales,ya que no existe un Convenio Esta-tal de Hostelera que regule estossupuestos. (Recomendamos quese lean el V acuerdo laboral de m-bito estatal para el sector de hoste-lera). Los nicos convenios que re-gulan salarios y jornada son lossectoriales provinciales que existenen Euskadi.

    El Acuerdo Marco Estatal, junto con lasmaterias que son propias de negocia-cin en el mbito estatal, regula la es-tructura de la negociacin colectiva(al igual que el acuerdo autonmico)pero no regula ni salarios ni jornada.

    El propio acuerdo estatal protege losmbitos sectoriales provinciales, as-pecto que molesta de forma considera-ble tanto a ELA como a LAB, porqueviene a romper la estrategia de blo-queo de los convenios provinciales. Ymientras bloquean estos, no promue-ven los de mbito autonmico e im-pugnan los Estatales para impulsar susconvenios de empresa, generandonuevos clientes. Estos sindicatosdeben a sentarse a negociar y dejar deesconderse tras los mbitos estatales,que defiendan con hechos ya la nego-ciacin colectiva.

    Adems en este tema ha sucedido unhecho curioso, la alianza de ELA y LABcon la patronal del sector de hostelera.Esto tiene un nico objetivo (compar-ten estrategia): seguir bloqueando la

    negociacin colectiva sectorial. De estamanera las personas que trabajan enel sector de hostelera , incluido el decolectividades, siguen en el mejor delos casos con los salarios de 2010, y enterritorios como Gipuzkoa, cuyo conve-nio est decado, los empresarios pue-den pagar lo quieran. Para CCOO esees el motivo que propicia la alianza deestos sindicatos con la patronal, quenadie se llame a engao.

    Exigimos a estos sindicatos que dejende decir que la impugnacin delAcuerdo Marco va a suponer una re-

    duccin del 50% de los salarios porquesimplemente es mentira, y supone unagrave y deliberada desinformacinpara el colectivo afectado. Si eso fueraas, sera difcil de entender la alianzacreada por ELA y LAB con la patronaldel sector.

    Aqu, en este enlace aportamos msinformacin sobre este caso que va atener continuidad en el tiempo.

    http://ccoo.eus/fa90678231ac43e10d9d5dec8fb65c54000056.pdf

    Acuerdo Marco de Hostelera,que no te engaen