Direcciأ³n General de Cultura y Educaciأ³n Subsecretarأ­a de ... aportes para los ajustes...

download Direcciأ³n General de Cultura y Educaciأ³n Subsecretarأ­a de ... aportes para los ajustes razonables

of 24

  • date post

    17-Apr-2020
  • Category

    Documents

  • view

    2
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Direcciأ³n General de Cultura y Educaciأ³n Subsecretarأ­a de ... aportes para los ajustes...

  • 1

    Dirección General de Cultura y Educación Subsecretaría de Educación Dirección de Educación Especial

    La Plata, 31 de julio de 2017

    CIRCULAR TECNICA N° 1

    OBJETO: Brindar orientaciones para la Valoración Pedagógica de

    los apoyos y entornos en función del Modelo Social de Discapacidad para estudiantes con NEDDM

    A LOS SEÑORES INSPECTORES JEFES REGIONALES, INSPECTORES JEFES DISTRITALES, INSPECTORES DE ENSEÑANZA LA MODALIDAD, A LOS EQUIPOS DE CONDUCCIÓN INSTITUCIONAL Y EQUIPOS DOCENTES DE LAS ESCUELAS Y CENTROS DE EDUCACION ESPECIAL de Gestión estatal y Gestión privada

    La Dirección de Educación Especial hace llegar orientaciones en relación a la

    “Valoración Pedagógica” de los apoyos y entornos para estudiantes con Necesidades

    educativas derivadas de una Discapacidad Motora (NEDDM) a los fines de garantizar mayores

    y progresivos niveles de participación en el marco de las trayectorias educativas.

    Considerar el desplazamiento, la motricidad general, el control postural y la

    comunicación en estudiantes con discapacidad motora desde el modelo social significa partir

    de una valoración amplia del contexto social, familiar y educativo. Aspectos que brindarán

    aportes para los ajustes razonables en relación a las barreras arquitectónicas, de accesos y

    ubicación en aulas u otros espacios institucionales, tanto como la organización de los servicios

    de apoyo, tiempos y horarios.

    Se presentan a modo de ejemplos, dispositivos para la valoración pedagógica de los

    apoyos y entornos en relación al desplazamiento, postura, movilidad y comunicación en

    diferentes entornos de participación a fin de optimizar las condiciones de acceso al Diseño

    curricular del nivel.

    Esta Dirección propicia una continua revisión y mejora de las prácticas educativas con

    el propósito de profundizar e intensificar el análisis de las situaciones de enseñanza diseñadas

    para cada uno de los estudiantes.

    Lic. Daniel G. Del Torto

    Director

    Dirección de Educación Especial

  • 2

    Discapacidad Motora: Valoración pedagógica de los apoyos y entornos en función del Modelo Social de Discapacidad

    “Desde la perspectiva de la Educación Inclusiva, se asume el concepto de equidad a través del cual cada estudiante debe recibir el apoyo que necesita para desarrollar su potencial”

    (Moriña Diez, A. 2004, p.40)

    El Modelo Social en el ámbito de la Discapacidad, continuamente nos interpela como equipo de trabajo en educación, no para generar obstáculos, sino para facilitar la accesibilidad del entorno para la participación y el aprendizaje. Por eso, evaluar las barreras que dificultan estos procesos implica corrernos definitivamente del Modelo Clínico del que muchas veces son “sujetos” nuestros niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad motora, por diferentes circunstancias: tiempos intensos de internación, profesionales de la salud en períodos prolongados o permanentes, o dispositivos generalizados para maximizar la calidad de vida, donde las dificultades se consideran producto de las deficiencias o problemas que presenta el estudiante. El concepto de barreras alude a todas aquellas situaciones del entorno educativo que dificultan o impiden el acceso al conocimiento, al aprendizaje y a la participación. El interrogante que se plantean los docentes es cómo acompañar mejor los procesos que permiten habilitar las formas de ser niños, adolescentes y jóvenes en los ámbitos donde desarrollan sus vidas. Para hacer posible un cambio de mirada, planteamos un dispositivo que facilita, desde lo pedagógico, realizar la valoración funcional de cada estudiante y conocer las necesidades educativas, es decir, las configuraciones de apoyo, las configuraciones didácticas y los dispositivos asistivos que se requieran para participar, aprender y al mismo tiempo hacer posible que las barreras del entorno que estuvieron interfiriendo, se reduzcan o se cambien, para maximizar las trayectorias educativas, favoreciendo la autonomía y la autodeterminación. Definir la Valoración Funcional en Educación: En el ámbito clínico, desde un paradigma médico-rehabilitador, se puede entender la importancia de realizar una Valoración Funcional para evaluar las características propias de la condición de discapacidad de una persona. De este modo, nos permitirá obtener información para así pensar en los ajustes razonables que son necesarios para su participación y funcionalidad dentro de su vida cotidiana. Desde este punto de vista, existen numerosos métodos para la evaluación de la discapacidad, el más representativo es la Clasificación Internacional de Funcionalidad1 (CIF), en el cual los profesionales de salud (OMS) definen las capacidades “residuales” de la persona para determinar los apoyos o ajustes en los diferentes entornos donde se desenvuelve y poder así evaluar la autonomía del individuo, para determinar la necesidad de una ayuda técnica o de otra persona para las actividades de la vida diaria, para planificar un

    1 OMS, 2011, Clasificación Internacional del Funcionamiento de la discapacidad y de la Salud, versión

    española para la infancia y la adolescencia. Ministerio de Sanidad, política social e igualdad. ESPAÑA.

  • 3

    tratamiento rehabilitador y monitorear la evolución. Es decir que se centra en el individuo y en su situación funcional, lugar desde el cual se piensan los apoyos necesarios.

    ¿Qué se entiende por Valoración Funcional Educativa? La Escuela constituye un entorno natural donde toda persona se desarrolla plenamente, es el espacio donde se da, a cada ser humano, los medios para aprovechar todas sus oportunidades, las que van a conformar su cultura personal y social. La Valoración Funcional Educativa implica obtener información sobre los estudiantes en sus entornos cotidianos, y más precisamente en cómo el niño/adolescente/joven interactúa con ese entorno, mientras realiza actividades en dichos escenarios. Es en esta interacción entre el sujeto y las actividades que realiza, que por medio de la observación podremos valorar las capacidades y necesidades de la persona, como así también qué tipos de situaciones e intereses lo motivan para adquirir conocimientos. Es decir que no estamos evaluando las características de la persona para que se adapte al contexto, sino que estamos valorando ecológicamente por medio de la observación de las situaciones de aprendizaje, centrando la mirada en la actividad de participación dentro del espacio educativo. Esto nos permitirá avanzar en el modelo de Educación Inclusiva, porque nos estamos corriendo de poner el foco en lo que el estudiante puede o no puede hacer, priorizando los apoyos que necesita para participar y recorrer su trayectoria educativa. Estaremos así, andamiando hacia una verdadera educación para todos. En definitiva, los apoyos conforman un puente hecho de actividades, un vínculo humano, más que una respuesta a una condición de la persona. Como ejemplo, podemos mencionar lo que ocurre en nuestro país. Todos los niños a la edad de 6 años deberían transitar el primer año del primer ciclo de la Educación Primaria, aún aquellos estudiantes que presentan alguna situación de discapacidad física y/o intelectual. Todos aprenden de acuerdo a un Diseño Curricular Jurisdiccional que organiza las trayectorias educativas, común a todos. Dentro de la propuesta pedagógica, es necesario pensar estrategias que modifiquen el contexto para garantizar la participación. Es así que, ante un mismo objetivo curricular, desde el Diseño Universal de Aprendizaje, deberíamos asegurar que todos tengan los materiales, las herramientas, los modos de expresión y las formas de motivación para desarrollar aprendizajes significativos. Expresa Pantano (2016): “Posicionarse desde un modelo social y de derechos es marcar el mismo derecho que el resto, por el simple hecho de ser persona, más allá de cualquier tipo o estado de diferencia, es la base para reclamar el goce pleno y efectivo, asegurando una vida de calidad”. Es así que cuando pensamos la Valoración Funcional Educativa en discapacidad motora no podemos partir de las habilidades intrínsecas del estudiante. Debemos, en principio, definir las actividades de enseñanza determinadas

    Ahora bien: ¿cómo podemos pensar otra forma de evaluar a nuestros estudiantes desde nuestro lugar como equipo de trabajo?

  • 4

    en el Diseño del Nivel para asegurar su trayectoria dentro de una verdadera educación inclusiva.

    Para garantizar que los estudiantes con discapacidad motora participen en entornos inclusivos, lo menos restrictivo posibles, es necesario configurar sistemáticamente los apoyos para cada una de las Trayectorias Educativas Integrales. Considerar el desplazamiento, la motricidad general, el control postural y la comunicación en estudiantes con discapacidad motriz desde el modelo social significa partir de una valoración amplia del contexto social, familiar y educativo; realizar los ajustes razonables en relación a las barreras arquitectónicas, accesos y ubicación en aulas y otros espacios institucionales, distribución de mobiliario, amplitu