colores primarios+figuras

download colores primarios+figuras

of 38

  • date post

    15-Oct-2015
  • Category

    Documents

  • view

    38
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of colores primarios+figuras

  • COLORES PRIMARIOS1

    APROXIMACIN A LOS MODOS DEL DECIR EN LA COMUNICACIN VISUAL

    por G. Zepol

    35. El hombre y el stiro (Hsr. 35, Ch. 60) Cuentan que una vez un hombre hizo un pacto de amistad con un stiro. Mas cuando lleg el invierno y con l el fro el hombre, llevndose las manos a la boca, se las soplaba. Al preguntarle el stiro por qu haca eso, dijo que se

    calentaba las manos por el fro. Despus, cuando les sirvieron la mesa, como la comida estaba muy caliente, el hombre cogiendo trocitos pequeos se los

    llevaba a la boca y soplaba. Preguntle de nuevo el stiro por qu lo haca, y dijo que as enfriaba la comida porque estaba demasiado caliente. Y el

    stiro le contest: Pues me retiro de tu amistad, porque con la misma boca combates el calor y el fro.2

    Existe una creencia arraigada en tradiciones populares de diversas latitudes, que para hacer dormir a un beb hay que colocar dentro de la cuna una prenda de la madre y un reloj. Esta forma de pensar, que involucra la actividad retrica, se basa en dos figuras; la metfora y la metonimia. La prenda es contigidad de la madre, ha estado en contacto existencial con ella, su piel toco la tela y el nio (o el adulto que se arroga el pensamiento del nio) rescata esta caracterstica a travs de un ndice como el olor. El reloj es fcilmente asociado al corazn por evidentes elementos en comn; su tic tac recuerda a los latidos y su marcha al trabajo constante del corazn. El anterior es un ejemplo sencillo pero muestra lo comn que son estas operaciones en la forma de pensar del ser humano. Este fenmeno, social y creativo, en ocasiones se esclerosa o lexicaliza, perdiendo as la nocin de que estamos realizando algn tipo de variacin en la coherencia lgica del discurso3

    Las figuras existieron antes de que el hombre se diera cuenta de su existencia, desde que el hombre necesit comprender el mundo y comenz a construir la realidad. Para lograr esta compresin de un mundo inefable an utilizo el pensamiento mgico que puede dividirse en dos actitudes primero que lo semejante produce lo semejante, o que los efectos semejan a sus causas y segundo que las cosas que alguna vez estuvieron en contacto se actan recprocamente a distancia, an despus de haber cortado todo contacto fsico.

    .

    1 Advertencia; este texto es un borrador que oportunamente ser reemplazado por un borrador posterior. (05/mayo/2014)

    2 ESOPO, (1993) Fbulas. (p.40) Impreso en Espaa. Ed. Gredos Planeta DeAgostini 3 Como por Ej.: la falda de una montaa, el ojo de la cerradura, la cola del banco, el brazo del silln, los rituales de la misa catlica, etc..

  • El primer principio puede llamarse ley de semejanzas y el segundo ley de contacto o contagio4

    Estas formas de pensamiento, por contigidad o por asociacin son las mismas a las R Jakobson, en su libro sobre la afasia, desarrolla como los dos mecanismos que permiten organizar el lenguaje en una de dos direcciones y en torno a uno de dos polos. Las relaciones de contigidad desarrollan el discurso metonmico; las de similitud, el metafrico. Son por lo tanto instrumentos cognoscitivos nacidos de la necesidad y de la capacidad humana de raciocinio, que parece ser el modo fundamental de correlacionar nuestra experiencia y nuestro saber.

    El hombre construye la realidad y la humaniza mediante la actividad creadora5

    Quizs, ntimamente sospechemos que es ms sencillo y directo decir cuervo que gaviota del odio o halcn de la muerte, pero ya sabemos que la sencillez no est vinculada con la precisin y eficacia no es sinnimo de linealidad. Nuestra mente es un teatro y la idea que generan estos estmulos-actores pone en escena resultados tan dismiles que no solo lograran captar nuestra atencin sino que tambin nos permitirn ver la realidad, no ya en el espejo de nuestro conocimiento, sino como Alicia, a travs de l. Se genera as una nueva forma de ver las cosas, una nueva realidad que resulta enriquecida y redescubierta gracias a las relaciones ocultas del lenguaje y de los objetos.

    ; esta bsqueda del conocimiento y de la creatividad resuelve la aparente paradoja de creer que la funcin del lenguaje es llamara a las cosas por su nombre ya que no hay otra forma de suplir la originaria carencia de los lenguajes si no es con la utilizacin de figuras que, como dice DuMarsais, no son formas de hablar alejadas de las naturales y ordinarias sino por el contrario son las formas comunes y corrientes del lenguaje de los hombres. Las figuras permiten dar nombre a realidades que muchas veces no lo tienen, permiten reflexionar desde un nuevo punto de vista y mostrar como las realidades ms lejanas puede ser una, al menos sobre una hoja de papel.

    A diferencia de los lenguajes formales, como las matemticas, cuyo ideal es la monosemia (es decir, donde cada signo representa nicamente un sentido), los lenguajes verbales y grficos, se caracterizan por ser polismicos: cualquier frase o imagen puede vehicular mltiples sentidos, e incluso, decir lo que no dice.

    4Frazer, J. (11 edicin, 1992) La rama dorada. (p 34) Mxico: Fondo de cultura econmica. En esta categora se encuentran los

    rituales bud que consisten en buscar un elemento metafrico (similar) a la persona que se quiere destruir y al cual a veces se le

    agregan pelos o uas de la vctima de una forma metonmica, es decir, de contigidad para as reforzar su efecto 5 Magarios de Morentin, J. (1983). Del caos al lenguaje.(p 98) Buenos Aires: Tres tiempos.

  • Posiblemente, como bien seala Vico, el primer lenguaje era metafrico, un esfuerzo de nuestros ancestros primates de buscar nombres-partes de una realidad, hasta ese momento, inefable.

    Hasta no hace mucho decir que alguien era retrico era poco menos que un insulto, incluso hoy, cuando alguien quiere poner nfasis en la claridad del mensaje se dice que va a hablar falto de toda retrica. Quizs sea por su origen, ciencia de abogados y juristas, aves negras griegas que peleaban por derechos propios y ajenos en Siracusa, Sicilia cerca del siglo v AC.

    ALGUNAS DEFINICIONES

    A lo largo de los siglos, la retrica, como toda ciencia ha tenido sus altos y bajos y aquel arte de la persuasin (tal como fue definida por los griegos), bsica en la educacin poltica, tuvo un aparente estertor de muerte a principios del siglo xx. Pero este no era ms que apariencia ya que la retrica aparece hoy no slo como la ciencia de porvenir, sino tambin como una ciencia a la moda, en los confines del estructuralismo, de la nueva crtica y de la semiologa.6

    Para el desarrollo del presente trabajo y por ser los autores que ms se ha abocado a las problemticas particulares de la retrica con respecto a los visibles, se ha intentado seguir, en sus aspectos ms generales, las lneas tericas del Grupo

    En buena medida este renacimiento se debe al redescubrimiento de esta que hace la lingstica estructural y a las observaciones que realizaron por los estudios de diversos tericos del siglo pasado especialmente R Jakobson, junto con los aportes de R Barthes, G. Genette, T. Todorov, entre otros.

    7

    sobre todo para los conceptos de norma y desvi.

    Desde que se empezaron a establecer las bases de una retrica formal, las figuras se definen por relacin con algo distinto de ellas, es decir, por relacin de otra expresin, (la correcta?) Que hubiera podido estar en lugar en lugar de sta. Se basa en la idea de sustituir, a partir de una cierta equivalencia entre los signos, un elemento por otro. El elemento original ser inmediatamente asimilado a la norma. La norma o grado cero es entonces un discurso comn, univoco, que solamente denota y carece de connotacin y por lgico correlato, de retrica.

    6Grupo . (1987). Retrica general. (p 40) Barcelona: Paidos Comunicacin 7 Los componentes de este grupo de profesores universitarios de Lieja son J. Dubois, f. Edeline, Jean-Marie Klinkenbrg, P.

    Minguet, F Pire y H Trinn.

  • Ms o menos corregida, estirada hacia aqu o empujada hacia all, es sta definicin la que se acepta. La figura es una desviacin a la norma, es decir, est utilizada en sustitucin de un uso ms habitual. En principio esto parece sencillo, solamente tenemos que observar las desviaciones de una supuesta lnea recta o estructura correcta que est claramente descripta para las distintas lengua pero que es inexistente en los estudios visuales. 8Decir entonces que las figuras son desviaciones no es mentir, pero creer que esa idea soluciona el problema es una reduccin demasiado simplista incluso para el lenguaje oral9. No obstante podemos utilizar la parte de verdad que esta definicin a medias tiene, para ello tenemos que considerar que la norma no existe en la lengua sino en los distintos tipos de discurso10 que no son otra cosa que la lengua puesta en accin. Del mismo modo, el Diseo de Comunicacin Visual, es la accin de distintos tipos de lenguaje y como cualquier otro discurso posee su propia organizacin y no parece lgico imponerle a uno las desviaciones del otro Afirmar lo contrario sera considerar a las sillas como mesas desviadas11

    No comprender esta cuestin o ms comnmente malinterpretarla, llev a que durante mucho tiempo se tratara de tras-polar las figuras de la lengua escrita al diseo y la imagen con las complicaciones que esto produca. Los discursos grficos no son desviaciones del lenguaje oral, ni una ilustracin de este, estos enunciados construyen una realidad distinta. Sus variados dispositivos tienen sus propias reglas que no han sido an enumeradas y clasificadas con claridad ya que al da de hoy no se ha establecido un acuerdo (excepto sobre

    8 Mieczysaw Growski (Feb.5, 1941 near Nowy