3 hex all embrujo

download 3 hex all embrujo

If you can't read please download the document

  • date post

    28-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    252
  • download

    3

Embed Size (px)

description

 

Transcript of 3 hex all embrujo

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    2

    Agradecimientos Muchas gracias a las personas que ayudaron a transcribir este proyecto y a

    los lectores de diferentes partes del mundo por comentar y apoyarnos. A

    las personas que a ltima hora ayudaron con la correccin y transcripcin.

    Y por ltimo, a todos esos lectores que leyeron y leern este libro, gracias.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    3

    Sinopsis

    Justo cuando Sophie Mercer empezaba a aceptar sus extraordinarios

    poderes mgicos como demonio, el Concilio Prodigium se los arrebata.

    Ahora se encuentra sola, indefensa y a la merced de sus enemigas, las

    Brannick. O al menos as lo cree Sophie, hasta que hace un descubrimiento

    inesperado: las Brannick saben que se avecina una guerra pica, y creen

    que Sophie es la nica con poder suficiente para impedir el fin del mundo.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    4

    Parte I

    Me pregunto si habr cambiado durante la noche. Veamos: era yo la

    misma al levantarme esta maana? Me parece que puedo recordar que

    me senta un poco distinta. Pero, si no soy la misma, la siguiente pregunta

    es: "Quin demonios soy?".Ah, ste es el gran enigma!

    Alicia en el Pas de las Maravillas

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    5

    Captulo 1

    A veces la magia es un fastidio. Est muy bien cuando puedes usar los poderes para cambiarte el color de

    pelo, para volar o para transformar el da en noche. Pero la mayor parte

    de las veces todo termina mal. O provocas una explosin, o terminas

    llorando o, peor an, acabas perdido en el medio de la nada y con un

    terrible dolor de cabeza. Para que os hagis una idea de lo que hablo:

    como si tuvierais un enano excavando en vuestro cerebro para extraer

    diamantes.

    O tal vez estas cosas me sucedan slo a m.

    Viajar en el Itineris (ya sabis, el portal mgico que sirve para trasladarse de

    un lugar a otro) es una experiencia bastante dura. En cada uno de mis

    viajes anteriores, haba sentido como si me dieran la vuelta como a un

    calcetn. Aunque nada comparado con esta ltima vez. Toda la

    adrenalina del momento hizo que se me subiera el corazn a la boca y

    que empezara a temblar de la cabeza a los pies.

    El Itineris me haba transportado a bueno, a alguna parte. Tom aire y

    trat de calmar el ritmo de mis pulsaciones. Como poda abrir los ojos, no

    tena ni idea de dnde estaba. A dondequiera que hubiera ido a parar,

    era un lugar silencioso y haca calor. Deslic mis manos por el suelo: hierba,

    piedras y ramas.

    Intent levantar la cabeza pero me result imposible. S, claro, ya lo creo

    que te vas a mover de donde ests, me dijeron mis nervios mediante una

    oleada de dolor. A pesar de lo mal que me senta, decid que se era un

    buen momento para hacer inventario de todo lo que me haba sucedido.

    Hasta esa misma maana yo era un demonio y mis poderes mgicos eran,

    adems de estupendos, terrorficos. Pero mi magia se haba evaporado

    por complemento a causa de un hechizo. Bueno, eso no era del todo

    verdad. Todava la senta flotar dentro de m como una mariposa sobre la

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    6

    hierba. Pero como no poda usarla, era como si realmente la hubiera

    perdido.

    Qu ms? Mi mejor amiga, Jenna, mi padre, mi prometido Cal, y Archer,

    el chico del que estaba enamorada, haban desaparecido. S, lo s: mi

    vida amorosa es un desastre. No hace falta que diga que el dolor de

    cabeza que me haba provocado el Itineris no era nada comparado con

    mi preocupacin.

    Y tena motivos de sobra para preocuparme.

    Jenna era una vampira y era perfectamente capaz de cuidarse a s

    misma, es cierto. Pero yo haba encontrado su Piedra de Sangre hecha

    aicos sobre el suelo de Thorne Abbey y la Piedra de Sangre era lo nico

    que podan proteger a Jenna de todos los peligros que acechan a los

    vampiros. Si le daba la luz del sol, mi amiga morira.

    Mi padre haba sido sometido a una Extraccin, de modo que tena menos

    poderes que yo. Por lo menos yo an conservaba algo de mi magia,

    aunque no me sirviera de nada. En cambio, l haba perdido la suya para

    siempre. La ltima vez que lo haba visto, yaca en una celda, plido e

    inconsciente. Su cuerpo entero estaba cubierto por los tatuajes de color

    prpura de la extraccin. Archer estaba con l. Hasta donde yo saba,

    ambos estaban encerrados en una celda de Thorne Abbey cuando nos

    atacaron y el Concilio incendi la casa con la ayuda de Daisy, otro

    demonio.

    Cal haba regresado a la mansin en llamas para tratar de salvar a mi

    padre y a Archer. Antes de dejarme, me haba pedido que usara el Itineris

    para buscar a mi madre que, por alguna razn, estaba con Aislinn

    Brannick, la lder de un grupo de cazadores de monstruos. Y teniendo en

    cuenta que las Brannick me consideraban un monstruo, no consegua

    explicarme qu diablos haca mi madre con ellas.

    Y, en resumidas cuentas, stos eran los acontecimientos que haban

    precedido a mi situacin actual: sola y abandonada en algn lugar del

    mundo y con la nica compaa de la espada de Archer y un terrible dolor

    de cabeza. Y ahora qu deba hacer? Quedarme donde estaba y

    esperar a que mi madre me encontrara? Eso sonaba razonable. S, era un

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    7

    buen plan, pens, mientras el viento meca las hojas de los rboles. Esperar

    a que alguien viniera a por m.

    De repente, una luz brillante me ceg. Hice visera con la mano y trat de

    abrir los ojos confiando en que iba a encontrarme con alguna de las

    Brannick de pie junto a m, con una antorcha o una linterna en la mano.

    Pero no.

    En lugar de una Brannick, ah estaba Elodie Parris, cruzada de brazos y con

    la mirada clavada en m. sta es una larga historia. A grandes rasgos, os

    contar que mi abuela haba asesinado a Elodie y que sta, antes de

    morir, me haba pasado un poco de su magia, lo que haca que Elodie y

    yo estuviramos unidas por una cadena mgica.

    El resplandor de Elodie era tan intenso que tuve que entrecerrar los ojos.

    Oh, vaya exclam sentndome en el suelo. Y yo que penaba que las

    cosas ya no podan ir peor. Pues estaba equivocada.

    Elodie puso los ojos en blanco. Por un segundo me pareci que el

    resplandor que la envolva se haca ms fuerte. Abri la boca para hablar,

    pero no sali ni un solo sonido de ella. Por el movimiento de sus labios, supe

    que ms me vala no or lo que estaba diciendo.

    Est bien dije. No es momento para sarcasmos.

    Me apoy en la espada de Archer como si fuera una muleta y me puse en

    pie. Esa noche no haba luna, pero gracias al brillo que irradiaba Elodie

    poda ver bueno, en realidad no haba gran cosa para ver. Slo

    montones de rboles y no mucho ms.

    Tienes idea de dnde estamos? le pregunt.

    Elodie se encogi de hombros y articul: Bosque.

    En serio? dije. Bien, pues entonces eso de no es momento para

    sarcasmos no ha sido un buen comienzo.

    Suspir, mir a m alrededor y dije en voz alta:

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    8

    Todava es de noche, as que supongo que tenemos que estar en el

    mismo huso horario. Eso significa que no hemos ido demasiado lejos. Pero

    hace calor. Bastante ms calor que el que haca en Thorne, por lo tanto

    Elodie dijo algo. Tuvo que repetirlo varias veces antes de que yo lo

    descifrara. Finalmente entend que quera decirme: Adnde queras ir?.

    A ver a las Brannick le dije.

    Elodie abri los ojos como platos y empez a hablar a toda velocidad.

    Aunque no poda orla, estoy segura de que me estaba diciendo que era

    una completa estpida.

    Lo s dije levantando una mano para interrumpirla. S muy bien

    quines son las Brannick: las cazadoras irlandesas de monstruos. No es el

    mejor plan. Pero Cal me dijo que mi madre estaba con ellas.

    Elodie abri de nuevo su boca para decirme algo.

    No tengo ni idea de qu hace mi madre aqu. Slo puedo decirte que el

    Itineris es un fraude porque la nica pelirroja aterradora que veo por aqu

    eres t dije restregndome los ojos con las manos, as que

    Un alarido rasg el aire de la noche. Tragu saliva y mis dedos se cerraron

    sobre la empuadura de la espada.

    Sea lo que sea eso, espero que no venga hacia aqu murmur.

    Omos un segundo alarido, esta vez ms cerca, y acto seguido, algo se

    estrell contra la espesura del bosque. Trat de correr, pero mis rodillas

    parecan estar hechas de goma. A duras penas poda mantenerme en pie,

    as que difcilmente iba a conseguir correr ms rpido que un hombre lobo.

    La nica opcin que me quedaba era luchar.

    Eso o, ya sabis, dejar que me mutilaran.

    Fantstico dije, levantando la espada, completamente aterrada. A fin

    de cuentas era slo una chica de diecisiete aos depuesta a defenderse

    de un hombre lobo con la nica ayuda de una espada enorme y un

    fantasma.

    Algo es algo.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    9

    Ech un vistazo a Elodie. Tena la mirada perdida en el bosque y una

    expresin de aburrimiento en el rostro.

    Hola? dije. Perdn, pero estamos a punto de ser devoradas por un

    hombre loco. Tienes algo que decir al respecto?

    Elodie sonri y seal su cuerpo resplandeciente.

    Yo estoy muerta dijo.

    Cierto. Pues si me matan a m, podramos terminar siendo las mejores

    amigas fantasmas.

    Elodie me dio a entender con la mirada que no seramos las mejores

    amigas ni en esta vida ni en la otra.

    O que el hombre lobo se aproximaba a toda velocidad. Levant mi

    espada al mismo tiempo que algo grande y peludo saltaba a travs de los

    rboles lanzando un gruido. Grit y Elodie dio unos pasos hacia atrs

    asustada. O para ser exactos: Elodie flot hacia atrs.

    Por un momento los tres permanecimos congelados en esa posicin: Elodie

    suspendida en el aire, yo sosteniendo la espada en alto como si fuera un

    bate de bisbol y el hombre lobo en cuclillas delante de nosotras. No me

    quedaba claro si era un hombre lobo o una mujer lobo. Lo nico que saba

    era que era joven y que le goteaba espuma blanca por la boca. Los

    hombres lobo suelen ser un tanto babosos.

    Baj la cabeza y yo me aferr con todas mis fuerzas a la espada,

    esperando la embestida. Pero en vez de saltarme al cuello, el hombre lobo

    hizo un sonido con la boca; una especie de gemido bajo y penetrante,

    como si fuera a llorar.

    Lo mir a los ojos. Eran inquietantemente humanos. No haba lugar a

    dudas: estaba llorando y se lo vea asustado. Sus jadeos indicaban que

    llevaba un buen rato corriendo por el bosque. Algo haba asustado a ese

    hombre lobo y son muy pocas cosas las que realmente pueden asustar a

    una criatura como sa.

    Entonces pens: Y si el Itineris ha funcionado? Y si resulta que este

    hombre lobo estaba huyendo de las Brannick?.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    10

    Elodie empec a decir, pero antes de que pudiera terminar la frase su

    luz se apag como una lucirnaga.

    El hombre lobo y yo nos quedamos en tinieblas. Lanc una maldicin y el

    licntropo me imit y gru. Durante un buen rato el bosque se qued en

    silencio, y cuando ya empezaba a pensar que tal vez s me haba

    equivocado de sitio, sucedi lo peor.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    11

    Captulo 2

    Omos un grito y a continuacin el fragor de una breve refriega acompaada de otro grito. El hombre lobo gru y yo me quede inmvil

    donde estaba, escuchando el sonido de mi propia respiracin agitada.

    Con el rabillo del ojo capt un movimiento cerca de m y me abalanc

    con la espada en alto, pero un potente chorro de luz me oblig a cerrar los

    ojos. Di un traspi al mismo tiempo que algo o alguien me propinaba un

    golpe en la mano, obligndome a soltar la espada. Me golpearon otra vez

    en la parte posterior de las piernas y ca al suelo. Sent un peso arriba de mi

    pecho y dos rodillas huesudas inmovilizaron mis brazos. Por si fuera poco, un

    objeto roz mi cuello, provocndome un intenso dolor.

    Una voz aguda me pregunt:

    Qu eres?

    Abr los ojos con cautela y ah estaba ella, la persona que acababa de

    derrotarme, alumbrada por el chorro de luz que proceda de una linterna

    tirada en el suelo.

    Y esa persona era una nia de doce aos.

    No lo poda creer Realmente me haba ganado una nia de primero de

    E.S.O.? Vaya vergenza.

    Y para empeorar las cosas, sent el fro contacto del metal contra mi cuello

    y no me qued duda: esa niita de primero de E.S.O. me estaba

    amenazando con un cuchillo.

    Yoyo no soy nada contest tratando de moverme lo menos posible.

    Cuando mis ojos se acostumbraron a la semioscuridad, pude apreciar que

    el cabello de la nia era de un color rojo vibrante. Por extrao que pueda

    parecer, y a pesar de tener un cuchillo contra la garganta, pens: oh,

    gracias a Dios.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    12

    Era un poco ms joven de lo que haba esperado, pero, aun as, esa nia

    responda a todo cuanto imaginaba de las Brannick, esa gran familia de

    mujeres que descendan de una poderossima bruja blanca llamada

    Maeve Brannick (teniendo en cuenta que la familia llevaba en funciones

    ms de mil aos, algn hombre deba de haber escondido por all).

    Durante aos, la familia Brannick se haba dedicado a luchar contra las

    criaturas malignas.

    Por desgracia para m, una de las criaturas malignas que era necesario

    combatir era yo.

    La nia frunci el entrecejo y dijo:

    Pues claro que eres algo. Se inclin hacia m y aadi con un susurro:

    Puedo sentirlo. Seas lo que seas, no eres humana. Una de dos: o me lo

    dices t misma o voy a abrirte en canal para descubrirlo por m cuenta.

    La mir fijamente y dije:

    Eres una chica dura, eh?

    No pareci gustarle el comentario.

    Estoy buscando a las Brannick dije a toda prisa. Y supongo que t

    eres una de ellas porque veo que tienes el pelo rojo y que te gusta

    bastante la violencia.

    Cmo te llamas? pregunt.

    Sophie Mercerrespond apretando los dientes.

    No puede ser dijo abriendo los ojos como platos. Por primera vez su voz

    sonaba como la de una nia de su edad.

    Pues as es insist.

    Por unos minutos pareci dudar de lo que haca y afloj un poco la presin

    del cuchillo sobre mi garganta, separando la hoja un centmetro o dos. Era

    todo lo que yo necesitaba. Me volv hacia un lado. Al hacerlo, sent un

    dolor en el hombro tan intenso que se me soltaron las lgrimas.

    Afortunadamente, pese al dolor, consegu lo que quera: la chica cay al

    suelo dando un grito.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    13

    El cuchillo se clav con un ruido sordo. Rec porque se hubiera clavado en

    el suelo, y no en ninguna otra parte, pero no tuve tiempo de comprobarlo.

    Me incorpor a toda prisa con la ayuda de mis manos y mis rodillas y cog

    la espada de Archer. Mis dedos se cerraron alrededor de la empuadura.

    Con la ventaja que me daba el arma, me puse de pie y me dirig a la

    chica, que estaba sentada sobre la hierba y respiraba con dificultad. No

    quedaba ni rastro de la nia scout chuleta de haca un momento; ahora

    era simplemente una nia asustada.

    No consegua explicarme el porqu de esa cara de terror. Despus de

    todo, slo me estaba apoyando en la espada, no la estaba usando contra

    ella. Adems me temblaban tanto las piernas, que cualquiera poda darse

    cuenta de mi estado de debilidad. Por si fuera poco, mi cara estaba

    baada en sudor y lgrimas. Vamos, que mi aspecto no era ni mucho

    menos amenazador.

    Entonces record cmo le haba cambiado la expresin al escuchar mi

    nombre. As que supuse que deba o que saba algo sobre m. O que por lo

    menos estaba enterada de que yo era un demonio.

    De modo que aprovech la situacin y trat de poner mi expresin de

    princesa demonio, lo que no fue muy difcil dado el modo en que mi

    cabello caa sobre mi cara y por cmo me chorreaba la nariz.

    Cmo te llamas? pregunt.

    Izzy contest sin quitarme los ojos de encima y tanteando el suelo con

    las manos para encontrar el cuchillo que se le haba cado.

    Levant las cejas. Izzy no era un nombre que infundiera demasiado miedo.

    Al parecer ella me ley el pensamiento porque enseguida se apresur a

    decir:

    Soy Isolda Brannick, hija de Aislinn, hija de Fiona, hija de

    Est bien, est bien. Lo he entendido: hija de un montn de mujeres

    temibles.

    Me pas una mano por la cara. Los ojos me ardan como su me hubiera

    entrado arena. Jams en mi vida me haba sentido tan cansada. Pareca

    que me haban rellenado la cabeza en una especie de letargo. Y eso sin

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    14

    contar con esa incmoda sensacin, como cuando te olvidas de algo

    importante.

    Estoy buscando a Grace Mercer dije volviendo a prestar atencin a

    Izzy.

    Al pronunciar el nombre de mi madre, sent que se me hacia un nudo en la

    garganta. Parpade y aad:

    Me han dicho que esta con las Brannick. Necesito encontrarla y

    Y abrazarla y llorar durante un centenar de aos , pens.

    Izzy neg con la cabeza.

    Aqu no hay ninguna Grace Mercer.

    Esas palabras cayeron sobre m como una losa.

    Tiene que estar aqu insist travs de un velo de lgrimas. Cal dijo que

    estaba con las Brannick.

    Bueno, quienquiera que sea Cal, est equivocado dijo Izzy irguiendo la

    espalda.Aqu estamos slo las Brannick.

    Lo nico que me importaba en ese momento era encontrar a mi madre.

    Tena la esperanza de que cuando eso sucediera las cosas empezaran a ir

    mejor y tambin podra encontrar a los dems a mi padre, a Jenna, y a

    Cal.

    Me embarg una ola de dolor y de cansancio. Si mi madre no estaba ah,

    eso significa que yo estaba en territorio enemigo y sin nada a mi favor: ni

    poderes, ni padres, ni amigos.

    Tuve la tentacin de dejar caer la espada y echarme sobre la hierba. Si lo

    haba perdido todo, qu importaba lo que esa pequea asesina

    estuviera dispuesta a hacerme? Por suerte, desech ese pensamiento

    rpidamente. No haba sobrevivido a los demonios, a los necrfagos y a las

    explosiones provocadas por el Cristal del Demonio en vano. De ningn

    modo iba a permitirme terminar en manos de esa muequita pelirroja. Sin

    importar dnde estuviera mi madre, yo iba a sobrevivir.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    15

    Mis dedos se cerraron sobre la empuadura de la espada con tanta fuerza

    que me hice un corte en la mano. El dolor me hizo sentir bien. Por lo menos

    iba a evitar que me desmayara y que Izzy me diseccionara, o que hiciera

    conmigo lo que fuera que hicieran las Brannick con los demonios.

    O con los ex demonios.

    As que sta es vuestra residencia dije tratando de mantener mi

    cerebro en funcionamiento. Es genial. Apuesto a que las habis

    decorado con paredes de cero y alambres de pas.

    Buf exclam Izzy poniendo los ojos en blanco.

    Entonces dnde estamos exactamente?

    Me interrumpi un ligero temblor en la tierra. O era yo la que temblaba?

    Y por qu de repente estaba todo tan oscuro? Se haba pagado la

    linterna o se me estaban cerrando los ojos sin que yo pudiera hacer nada

    para impedirlo?

    No. No voy a desmayarme dije sin ni siquiera darme cuenta.

    Lo que t digas replic Izzy.

    Lo he dicho en voz alta?

    No tienes buena caraobserv ponindose en pie lentamente.

    Me hubiera gustado fulminarla con la mirada, pero estaba demasiado

    ocupada tratando de mantener los ojos abiertos y evitando que me

    castaearan los dientes.

    Genial. Estaba en estado de shock, lo que aada un inconveniente ms a

    la situacin.

    Por suerte, mis rodillas comenzaron reaccionar y pude ponerme en pie

    apoyndome en la espada. sta es la espada de Archer me dije. No

    te puedes desmayar porque tienes que encontrarlo y ayudarlo. Fue

    completamente intil. Ca de nuevo al suelo, situacin que Izzy aprovech

    para ponerse a buscar su cuchillo. En ese mismo instante, se encendi una

    luz.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    16

    Volv la cabeza, convencida de que me encontrara frente a una horda de

    Brannick en cacera de brujas. Y entonces sent que me atravesaba un

    poderoso zumbido elctrico. Saba que era esa sensacin.

    Era magia.

    Me qued quieta, completamente desorientada. Al principio cre que

    haba recuperado mis poderes. Luego me di cuenta de que fuera lo que

    fuese lo que estaba pasando dentro de m, sa no era mi magia. Mis

    poderes suban desde la tierra hasta mis pies. Esta magia, en cambio, era

    fra, resplandeciente y flotaba encima de mi cabeza como copos de

    nieve.

    Ello me hizo recordar la magia de Elodie.

    Es que es mi magia, idiota, susurr la voz de Elodie en el interior de mi

    cabeza.

    Trat de preguntar qu estaba pasando, pero no pude abrir mi boca.

    Levant un brazo de forma involuntaria, como si alguien lo moviera por m,

    y un rayo dorado sali disparado hacia la espalda de Izzy, que cay

    gritando como una histrica.

    Di unos pasos hacia delante con la espada en alto. Me senta como una

    marioneta. Notaba el fro contacto de la empuadura de la espada

    contra la palma de mi mano y un fuerte dolor de espalda, pero, por lo

    dems, no tena el menor control sobre m cuerpo.

    Izzy se puso de pie con dificultad, dio unos pasos tambaleantes hacia atrs

    y se desplom sobre el tronco de un rbol. Mi mano apoy el filo de la

    espalda contra su garganta. A medida que el poder y la magia de Elodie

    fluan por mi cuerpo, yo iba perdiendo el control sobre m misma.

    Fuera de aqu! le orden a Elodie mentalmente. Contigo no

    compartira una habitacin y mucho menos mi cuerpo.

    Ni lo suees, dijo ella.

    Ya ves; hemos intercambiado papeles me escuch dicindole a Izzy.

    As que elige: o me dices dnde est mi madre o te rebano como un

    Kebab.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    17

    Izzy respiraba con dificultad y tena los ojos llenos de lgrimas.

    Slo tiene doce aos, Elodie, dije en el interior de mi cabeza.

    Crees que me importa?, respondi ella. Casi no poda verla poner los

    ojos en blanco.

    Yo empez Izzy al mismo tiempo que fijaba la mirada en algn punto

    encima de mis hombros.

    Quise volverme para ver qu era lo que estaba mirando, pero Elodie me

    oblig a mantener la cabeza quieta.

    Oye dije con una sonrisa de suficiencia en los labios, no te parece

    deliciosamente paradjico que un demonio mate a una Brannick con una

    de las espadas de LOcchio di Dio? Hay algo maravilloso en tantas

    coincidencias, no crees?

    Al mismo tiempo que hablaba con Izzy, trataba de advertir a Elodie:

    Hay alguien detrs de m, estpida! Deja de hacerte la mala de la

    pelcula y fjate quin es.

    Pero Elodie no me prest atencin.

    Izzy cambi repentinamente la expresin de su cara. D e estar aterrorizada,

    pas a estar aliviada. Yo, por mi parte, estaba hecha un lo: por un lado

    senta miedo y por el otro, el desconcierto de Elodie.

    Ambos sentimientos se retorcan y mezclaban en mi estmago. Eso hasta

    que, de pronto, un fuerte dolor atraves mi cabeza como si acabaran de

    clavarme un tornillo y todas esas sensaciones se desvanecieron de un

    plumazo.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    18

    Captulo 3

    Estaba muerta. De qu otro modo se explicaba que me hubiese despertado en una

    cama cmoda, cubierta hasta la barbilla por unas sabanas que olan a

    limpio? Y qu decir de esa mano que me acariciaba suavemente el

    pelo? Realmente haba una explicacin distinta?

    Si estar muerto significa dormir plcidamente para toda la eternidad, debo

    reconocer que es algo muy agradable. Me acurruqu debajo de las

    mantas, y la mano que me acariciaba pas del pelo a la espalda. Junto a

    m canturreaba una voz que me sonaba familiar. Tan familiar, de hecho,

    que consigui que me doliera el corazn. Las canciones que cantaban los

    ngeles del cielo tenan que ser como esa cancin, terriblemente dolorosa

    y

    Trabajaba en un bar de copas cuando te conoc, cantaba la voz. Frunc

    el cejo. Era una estrofa muy poco apropiada para una cancin

    interpretada por las huestes celestiales. Entonces lo comprend todo:

    Mam! grit sentndome sobre la cama, lo que fue una psima idea

    puesto que casi me estall la cabeza de dolor.

    Mi madre se inclin hacia m y me ayud a recostarme nuevamente sobre

    las almohadas. Aunque su cara reflejaba una honda preocupacin,

    estaba tan guapa que por poco me pongo a llorar.

    Esto es real, verdad? pregunt, echando un vistazo alrededor. Me

    encontraba en una habitacin pequea y en penumbra que ola a

    madera de cedro y en la que no haba ms mobiliario que una cama y

    una silla de mimbre. Por la ventana entraba la luz dorada y rojiza del

    atardecer.

    Estoy soando o es que estoy sufriendo una alucinacin a causa de

    una conmocin cerebral? pregunt.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    19

    Mi madre me abraz, puso los labios sobre mi sien y me susurr:

    Estoy aqu, cario. Estoy de verdad aqu, contigo.

    Me puse a llorar. Entre gemidos, trat de explicar sin demasiado xito a mi

    madre todo lo que haba sucedido en Thorne. Me cost mucho hacerme

    entender. Mi madre tambin lloraba; sus lgrimas me caan sobre el pelo.

    Me costaba calmarme y frenar mi llanto.

    Vale pude decir al fin, pues sa es la historia de mis vacaciones de

    porquera. Te toca.

    Mam suspir y me abraz con ms fuerza.

    Oh, Soph se lament mi madre con un hilito de voz. Ni tan siquiera s

    por dnde empezar.

    Qu tal si me cuentas dnde estamos? pregunt. Podra ser un

    buen comienzo.

    En la residencia de Brannick.

    El recuerdo de lo sucedido volvi a m: Izzy, la espada y Elodie forzndome

    a actuar como una marioneta asesina.

    Elodie? dije para mis adentros. Ests todava ah?

    No hubo respuesta. Por el momento, la nica voz que habitaba en mi

    cabeza era la ma. Y hablando de eso

    Quin me dio el golpe en la cabeza? le pregunt a mi madre.

    Finley, la hermana mayor de Izzy. Izzy dice que la atacaste con tus

    poderes. Crea que los habas perdido.

    Y es verdad admit. Pero te lo explicar mejor en otro momento. As

    que Finley casi me parte la cabeza. Y qu uso? Un bate de beisbol? Un

    camin?

    Una linterna contest mam, apartando delicadamente mis cabellos,

    para dejar a la vista el chichn del tamao de una pelota de baloncesto

    que me haba salido en la cabeza.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    20

    Guardamos silencio por unos instantes. Mi madre saba muy bien que

    rondaba por mi cabeza: cmo era posible que ella, que se pasaba la

    vida huyendo de cualquier cosa que oliera a magia, estuviera disfrutando

    de sus vacaciones de verano con un montn de cazadores de monstruos?

    Algo me deca que, fuera cual fuese la respuesta, sera complicada. Y,

    muy probablemente, desagradable. Por eso y pese a que me mora de

    ganas por saber cmo demonios haba llegado mi madre all me pareca

    preferible esperar un tiempo prudencial: al menos hasta que

    desapareciera la sensacin de que mi cerebro estaba a punto de salir

    disparado.

    Haca calor all afuera dije. La verdad es que hablar del tiempo

    siempre es una alternativa para salir del paso. Por lo menos es un tema fcil

    y poco complicado. Dnde estamos exactamente?

    En Tennessee respondi mi madre.

    Oh, bien, esto justifica que espera, Tennessee?

    Me sent en la cama y me qued mirando a mi madre.

    Us el Itineris para ir desde Inglaterra hasta aqu. Ya sabes, el portal

    mgico.

    Mam asinti con la cabeza como queriendo decir que ya saba de qu

    estaba hablando.

    Cuando me fui de Thorne era de noche y llegu aqu de noche. Por lo

    que no he podido haber ido tan lejos.

    Mi madre clav sus ojos en m.

    Sophie empez a decir. Haba algo en su voz que haca que se me

    helara la sangre, el incendio en Thorne Abbey fue hace tres semanas.

    La mir fijamente.

    Eso es imposible. Yo estuve all. Yo estuve all ayer por la noche.

    Mi madre sacudi la cabeza.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    21

    Cario, hace diecisiete das que nos enteramos de lo que haba pasado

    en Thorne. Desde ese da he pensado que Su voz se quebr. Pens

    que habas sido capturada o que te haban asesinado. Cuando Finley te

    trajo aqu ayer por la noche fue como si estuviera presenciando un

    milagro.

    Todo me daba vueltas.

    De modo que haban pasado diecisiete das. Recordaba que haba

    entrado en Itineris. Recordaba la oscuridad y la sensacin de

    aplastamiento. En mi mente, desde entonces hasta el momento en que

    aparec tendida de espaldas en el bosque haban pasado slo unos

    segundos. Cmo era posible que hubieran transcurrido diecisiete das en

    el breve espacio de tiempo que ocupan dos latidos del corazn?

    Se me ocurri algo:

    Pues si ha pasado tanto tiempo desde el incendi de Thorne, debes de

    saber algo de pap, de Cal o de las Casnoff o

    Todos se han ido dijo una voz al otro lado de la habitacin.

    Levant la cabeza con un gesto de dolor. En el umbral de la puerta haba

    una mujer con una taza humeante en la mano. Llevaba unos tejanos

    negros y una camiseta. El pelo, de un tono rojo bastante ms oscuro que el

    de Izzy, le ca sobre la espalda atado en una larga trenza.

    Todos han desaparecido de la faz de la Tierra anunci mientras

    avanzaba al centro de la habitacin. Mi madre se puso tensa. James

    Atherton, los dos brujos jvenes, las Casnoff y ese demonio que tena como

    mascota. De hecho pensbamos que t tambin habas desaparecido,

    hasta que trataste de matar a mi hija.

    Supuse que esa mujer con pinta de chula era Aislinn Brannick. Tenerla

    delante me revolva las entraas. Me aclar la garganta.

    En mi defensa dir que ella sac el cuchillo primero repuse.

    Para mi sorpresa, Aislinn hizo un ruido que pareca ser una risita y se acerc

    para darme la taza.

    Bebe esto.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    22

    Gracias, pero no dije mirando el interior del recipiente y su contenido

    negruzco que ola a pino y a tierra. Teniendo en cuenta que esa mujer era

    la madre de Izzy, lo ms probable era que estuviese envenenado.

    Aislinn se encogi de hombros.

    Pues no lo bebas. Pero luego no te quejes.

    Hazle caso me aconsej mi madre sin quitarle los ojos de encima de

    Aislinn. Si lo bebes, te vas a sentir mejor.

    Por qu? Porque voy a estar muerta? pregunt. Quiero decir, estoy

    convencida de que mi dolor de cabeza desaparecera por completo si me

    tomara esto, pero sera slo un efecto secundario.

    Sophie murmur mam con un tono de advertencia en su voz.

    Aislinn me miraba con sus ojos sagaces y una sonrisilla pegada en los

    labios.

    Es evidente que esta chica no tiene pelos en la lengua dijo. Sus ojos se

    clavaron en los de mi madre. Debe de haberlo heredado de su padre.

    T siempre has sido callada.

    Mir a mi madre confundida. Tena puesta la mirada en Aislinn y estaba

    plida.

    Os esperamos abajo en diez minutos anunci Aislinn caminando hacia

    los pies de la cama. Hay reunin familiar.

    Tom un sorbo de la taza. Saba mucho peor de lo que ola, pero hizo que

    se me pasara el dolor de la cabeza. Cerr los ojos y me recost contra la

    cabecera de la cama.

    Para que nos necesitis? pregunt. No os las podis apaar sin

    nosotras?

    Un pesado silencio invadi la habitacin. Cuando abr los ojos, mi madre y

    Aislinn estaban mirndose fijamente.

    No lo sabe? pregunt finalmente sta de un modo que hizo que una

    mezcla de ira y temor me subiera por el pecho. No estaba preparada para

    hacer frente a lo que sea que estuviera por venir. No todava.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    23

    Lo adivin por la manera en que mi madre me mir. Lo vi en la expresin

    de tristeza que cubra su cara, en la forma en que sus manos estrujaban la

    manta. Saba que, quisiera orlo o no, haba una sola razn por la que mi

    madre estaba ah. Aun as dije:

    Mam, qu est pasando aqu?

    Aislinn contest por ella:

    Tu madre es una Brannick, Sophie, lo cual te convierte a ti en una de

    nosotras.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    24

    Captulo 4

    Cuando la puerta se cerr detrs de Aislinn, mam se cubri la cara con las manos y suspir. Me tom el resto de la bebida de Aislinn. En

    seguida me encontr mejor y bastante ms animada, aunque tena la

    sensacin de haber pasado la lengua por el tronco de un pino.

    Por lo menos, ese sabor asqueroso en mi boca me distrajo un poco. Era un

    buen medio para evitarme el tener que pensar en cosas desagradables.

    Por ejemplo, que haba vivido durante toda mi vida en una mentira. O qu

    haba pasado durante esos misteriosos diecisiete das, o en el fantasma

    que habitaba mi cuerpo.

    De repente ech mucho de menos a Jenna. Quera estrecharle la mano y

    orle uno de esos comentarios suyos que volvan divertida cualquier

    situacin, por muy penosa que fuera.

    Tambin echaba de menos a Archer. De haber estado a mi lado en ese

    momento, probablemente habra levantado una ceja de ese modo tan

    sexy y a la vez molesto que le era propio y habra hecho alguna broma

    subida de tono sobre mis nuevos vnculos con Elodie.

    Y Cal. Casi seguro que l no habra dicho nada, pero su sola presencia me

    habra hecho sentir mejor.

    Y pap...

    Sophie dijo mam sacndome de mi ensoacin. Ni siquiera s por

    dnde empezar. Me mir con los ojos enrojecidos. Quise contrtelo

    muchas veces, pero todo era demasiado complicado. Me odias?

    Tom aire antes de contestar:

    Claro que no. Aunque, vale, tampoco puede decirse que explote de

    felicidad. Por el momento me reservo el derecho a enfadarme contigo

    ms tarde. Ahora estoy demasiado contenta de verte y me da lo mismo lo

    que seas. Y sera igual incluso si me dijeras que eres una ninja secreta que

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    25

    viene del futuro para borrar de la faz de la Tierra a todos los gatitos y hacer

    aicos el arco iris.

    Mama sonri.

    Te he echado mucho de menos, Sophie.

    Nos dimos un gran abrazo.

    Quiero que me cuentes toda la historia dije. Que pongamos todas las

    cartas sobre la mesa.

    Mam asinti.

    Por supuesto, despus de hablar con Aislinn.

    Me deshice de su abrazo y la mir fijamente:

    Qu parentesco tienes exactamente con ella? Sois primas o...

    Somos hermanas.

    Me le qued mirando sin poder creer lo que estaba oyendo.

    Un segundo. Entonces eres de verdad una Brannick. Pero no tienes el

    pelo rojo...

    Mi madre se levant de la cama y recogi su cabellera en un moo.

    A esto se lo llama teirse, Sophie. Y ahora vamos. Aislinn no est en su

    mejor da.

    S, lo he notado dije apartando las mantas de la cama.

    Mam y yo salimos a un oscuro corredor que me trajo recuerdos de Thorne

    Abbey y de sus numerosos pasillos y habitantes. Todava me resultaba difcil

    creer que un lugar tan grande hubiera desaparecido.

    Bajamos por una escalera que terminaba en un arco, ms all del cual

    reinaba una total oscuridad. Es que esa gente estaba en contra de la luz

    elctrica?

    A travs de las penumbras vi una antigua nevera de color verde y una

    mesa de madera bajo una ventana mugrienta. El aire ola a caf y alguien

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    26

    haba dejado un bocadillo a medio comer sobre la barra. Por lo dems, la

    cocina estaba vaca.

    Estarn en el Saln de la Guerra supuso mam hablando para s

    misma.

    Alto ah dije. Has dicho en el Saln de la Guerra?

    Pero mi madre sigui de largo y desapareci detrs de un recodo. Yo fui

    tras ella, tratando de ver al mismo tiempo cmo era la casa. La palabra

    que me vino a la mente fue espartana, En Thorne haba montones de

    cosas: cuadros, tapices, adornos, armaduras aterradoras... de hecho

    estaba llena de tantos objetos, que no dabas abasto a mirarlos todos. En

    cambio, en la residencia de las Brannick, haba slo lo estrictamente

    necesario. Joln, incluso algunas cosas que cualquiera considerara de

    primera necesidad parecan faltar. Como un cuarto de bao, por ejemplo.

    No haba ventanas. Tan slo unos fluorescentes que colgaban del techo y

    que esparcan una luz enfermiza sobre el mobiliario. Y cuando digo

    mobiliario me refiero a un sof bastante sucio de tela marrn, unas cuantas

    sillas de metal, un par de estanteras rebosantes de libros, unas cajas de

    cartn y una enorme mesa de madera cubierta de papeles.

    Oh, y las armas, claro.

    De punta a punta de la habitacin, haba una aterradora cantidad de

    instrumentos mortales. Cerca del sof, cont por lo menos tres ballestas.

    Sobre una de las estanteras haba un montn de lo que, a simple vista,

    parecan estrellas ninja arrojadizas.

    Izzy estaba sentada en el sof, cruzada de piernas y absorta en la lectura

    de un libro. Trat de imaginarme el ttulo. Probablemente se titulara

    Cacera de monstruos para principiantes, o algo por el estilo. Aisllnn y otra

    chica de mi edad estaban inclinadas sobre la mesa, y parecan estar muy

    concentradas estudiando algo de un libro. Cuando mi madre y yo

    entramos en el Saln de la Guerra, las dos levantaron la cabeza para

    mirarnos.

    De la cintura de la chica colgaba una linterna enfundada. De modo que

    sa era Finley, la Guerrera de las Linternas.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    27

    Me frot la coronilla, en el lugar donde tena el chichn, y Finley frunci el

    cejo,

    Lo siento le dije a mi madre, esa mujer tranquila y estudiosa que jams

    haba matado una mosca, pero es imposible que t te hayas criado en

    este lugar.

    Mientras deca esto, algo cruz el aire a toda velocidad y me roz la cara.

    Con el rabillo del ojo vi que mi madre levantaba la mano y que atrapaba

    un cuchillo por la empuadura. Todo pas en cuestin de unos pocos

    segundos.

    Tragu saliva.

    Da igualdije.

    Mi madre no abri la boca. Su mirada estaba clavada en Aislinn y en su

    mano levantada en el aire.

    Grace siempre fue la ms rpida coment Aislinn con una sonrisa en

    los labios.

    Una sonrisa dedicada a m.

    Vale dije al fin. Pues por si quieres saberlo, no he heredado esta

    cualidad. Ni tan siquiera puedo parar una pelota de ftbol.

    Aislinn se ri entre dientes y Finley entrecerr los ojos y me mir con el cejo

    fruncido.

    As que aqu est la cra de demonio observ Finley

    Finn! grit Aislinn.

    Al parecer, haba conseguido granjearme el odio de una de las Brannick.

    Puede que os parezca extrao, pero lo cierto es que as me senta mejor. Es

    decir, tena la sensacin de que las cosas volvan a la normalidad. Si hay

    algo que se me da bien es granjearme el odio de las Niatas Malas.

    Cra de demonio, vaya. Los que me conocen me llaman Sophie.

    Izzy solt una risotada desde el sof que trat de ocultar acto seguido

    fingiendo una tos.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    28

    Finley sacudi la cabeza y orden:

    Vete a tu habitacin, Izz.

    sta cerr el libro que estaba leyendo y lo dej sobre su regazo. Para mi

    sorpresa, estaba leyendo Matar a un ruiseor.

    Finn protest Izzy, no me estaba riendo con ella, sabes? Me mir

    ruborizada. Trat de matarme.

    Ests equivocada repliqu.

    Aislinn y Finley me lanzaron una mirada que hizo que se me helara la

    sangre. Lo ltimo que quera era ser responsable de las acciones de Elodie.

    Especialmente ahora que formaba parte, tcnicamente, de esa familia.

    As que solt una extensa parrafada:

    Yo ya no tengo poderes. Me lucieron algo parecido a una Extraccin y

    eso bloque mi magia. Pero hay una chica, una bruja en realidad, que se

    llama Elodie y que me pas una parte de sus poderes antes de morir, de

    modo que estamos conectadas. Esto significa que vaya a donde vaya, su

    fantasma va conmigo y posee mi cuerpo, algo que, por cierto, es una

    sensacin bastante nueva para m, adems de francamente aterradora.

    Nunca antes me haban posedo. As que la culpa de todo la tiene Elodie.

    Ella fue quien te atac, te amenaz con la espada y solt toda esa

    palabrera para asustarte. Yo no doy miedo. O al menos sa no es mi

    intencin.

    Las tres Brannick las cuatro, si contaba a mi madre se me quedaron

    mirando con la boca abierta. Dios mo, qu era eso que me haba

    tomado? La versin Brannick del RedBulI?

    Y en resumidas cuentas, eso es todo conclu.

    Aislinn ya no sonrea. En esos momentos me miraba horrorizada.

    Qu quieres decir con eso de que ya no tienes tus poderes? pregunt

    Finley.

    Lo que acabo de decir contest resistindome a la tentacin de poner

    cara de: Eres boba o qu?. Tena poderes hasta que los del Concilio,

    esto es, la gente que se encarga de hacer las reglas para los Prodigium...

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    29

    Finley puso los ojos en blanco

    Ya sabemos qu es el Concilio.

    Me alegro. Bueno, el caso es que el Concilio hizo conmigo ese ritual que

    aunque no es tan fuerte como una Extraccin, me sac mi magia para

    siempre.

    En el fondo an tena la esperanza de estar equivocada, pero no se lo dije

    a las Brannick.

    Aislinn y Finley intercambiaron una mirada.

    Entonces, y para todos los efectos, eres humana dijo Aislinn.

    Excepto cuando Elodie me posee.

    Cre que la noticia las hara felices, pero Aislinn se cogi de la mesa con las

    dos manos y dej caer la cabeza con un suspiro. No lo entenda: por qu

    no las alegraba saber que ya no poda usar mis poderes? No odiaban a

    los Prodigium?

    Est bien, mam. Ya veremos cmo lo solucionamos habl Finley

    poniendo una mano sobre el hombro de su madre.

    Oh, cario. Lo siento mucho lament mi madre acaricindome la

    espalda.

    Me dieron ganas de tirarme al suelo a gimotear, de modo que me encog

    de hombros y dije:

    Od, lo cierto es que viaj a Londres para que me quitaran los poderes y

    lo consegu. Las cosas no salieron como yo haba planeado pero, al

    menos, no me han quedado esos tatuajes.

    Aislinn dio un golpe con el puo sobre la mesa. Al levantar la mirada, se

    haba convertido en la Temible Cazadora de Bestias.

    Estamos en guerra explic. Los de tu especie estn a punto de

    desatar el infierno en la Tierra y t te permites hacer bromas.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    30

    Me qued desconcertada ante este repentino cambio de humor. Aislinn

    haba pasado de sonrerme sin parar a mandarme al cuerno. La mir y le

    solt:

    Mira, en las ltimas horas he sido poseda, he estado a punto de perder

    la cabeza y he descubierto que mi madre es una cazadora Prodigium

    encubierta. Y, antes de eso, perd a todos los que me importaban y

    descubr que una persona en quien yo confiaba estaba criando en secreto

    su propio ejrcito de demonios. Ahora mismo mi vida es un desastre. Creo

    que me he ganado el derecho a hacer todas las bromas que me

    apetezca.

    Ya no nos sirves sentenci Finley.

    Perdona, pero de qu manera os serva antes? pregunt aunque ya

    conoca la respuesta.

    Finley me mir y dijo:

    Ya has odo a mam. Estamos en guerra. Se supona que t ibas a ser

    nuestra arma.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    31

    Captulo 5

    Y cmo se os ocurri pensar eso, si puede saberse? inquir. Torin dijo que tu lucharas por empez a decir Izzy.

    Basta, Isolda la interrumpi Aislinn. Ya no tiene importancia.

    Pero para m s que la tiene repuse. Quin diablos es Torin? Y qu

    pensabais hacer? Usarme como si fuera una especie de bomba de

    magia o algo por el estilo?

    Mi madre me pas un brazo por los hombros, pero yo la apart y me

    acerqu a la mesa donde estaba Aislinn.

    Las Casnoff queran hacer lo mismo le inform.

    Se me quebr un poco la voz al pensar en Nick y Daisy, dos demonios de

    los que me haba hecho amiga. Aunque amiga tal vez sea una palabra

    demasiado grande. Mejor decir: los dos demonios que conoc en Thorne

    Abbey. La ltima vez que vi a Daisy, trat de matarme con la ayuda de

    Lara Casnoff. Lo mismo que Nick, que por poco asesina a Archer. Lara

    tena un poder absoluto sobre Nick y Daisy. Ella los haba convertido a

    ambos en demonios.

    Sin embargo, por chiflados y homicidas que fueran, una parte de m los

    echaba de menos. Por eso, tal vez, levant la voz para decir:

    Las Casnoff y otros miembros del Concilio tienen la intencin de usar a los

    demonios para luchar contra vosotras y el Ojo.

    Eso es lo que realmente piensas, Sophie? pregunt Aislinn pasndose

    una mano por el pelo. La expresin de su cara era la de una persona que

    acaba de ser derrotada. Qu estn reclutando demonios para

    mantener su reino a salvo?

    Eh pues s, supongo que s. No es de extraar. Las Casnoff nos

    advirtieron que vuestra intencin es matarnos a todos.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    32

    Aislinn puso una cara rara, como si de repente sintiera pena por m. Finley

    hizo un sonido de disgusto y dijo:

    Claro que s. La nica razn por la que las Casnoff quieren a los demonios

    es para montar un servicio secreto. Podemos quedarnos tranquilas, que ni

    se les pasa por la cabeza la posibilidad de formar un ejrcito con ellos.

    No lo entiendo reconoc desplomndome sobre una silla plegable que

    haba cerca de m.

    Mi madre torci la boca en un gesto sombro.

    Las Brannick nunca hemos credo que Lara y Anastasia Casnoff y su

    padre Alexei usen a los demonios para proteger a los Prodigium. Para qu

    algo tan poderoso? Un demonio es casi como tener un arma nuclear en

    tus manos.

    Alexei, ayudado por otra bruja, haba transformado a mi abuela Alice en

    demonio. Antes de eso mi abuela haba sido una chica normal, pero

    despus del ritual con magia negra, se volvi completamente loca. Mejor

    dicho: se haba convertido en un monstruo. Mi madre tena razn: crear un

    demonio es relativamente fcil, pero controlarlo es casi imposible.

    La primera noche en Hex Hall, la seora Casnoff nos hizo un pase de

    diapositivas para mostrarnos las distintas maneras en que los humanos se

    han dedicado a matar a los Prodigium a lo largo de los aos. No me refiero

    nicamente a las Brannick o al Ojo, tambin a la gente normal. La seora

    Casnoff no explic que ser un Prodigium significaba estar siempre en

    peligro.

    Seguro afirm Finley. Como si la gente normal pudiera defenderse de

    los monstruos.

    Tienes idea de cuntas Brannick quedan, Sophie? pregunt Aislinn

    suavemente.

    Negu con la cabeza y ella dijo:

    Las que estamos aqu.

    Me la qued mirando.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    33

    Slo sois tres? Y ella cuntos aos tiene? dije sealando a Izzy.

    Doce?

    Catorce contest Izzy.

    En realidad somos cuatro si contamos a tu madre puntualiz Aislinn.

    Pero contis con la ayuda del Ojo seal.

    Unos meses atrs, las oficinas centrales del Concilio en Londres haban sido

    incendiadas. Siete miembros del Concilio haban muerto. Segn mi padre,

    el incendio haba sido obra del Ojo y de las Brannick.

    Qu el Ojo nos ayuda? plante Aislinn rindose. De ninguna

    manera. Nuestra familia desciende de una bruja, recuerdas? El Ojo no

    tiene nada que ver con nosotras.

    De modo que el Ojo atac las oficinas del Concilio sin ayuda?

    El Ojo no atac al Concilio respondi Finley. Fueron las Casnoff.

    De repente sent como si acabara de entrar en el mundo al revs. Sacud

    la cabeza confiando que tal vez con ello mi cerebro funcionara ms

    rpido.

    Pero por qu las Casnoff? empec a decir, pero entonces lo

    comprend todo. Para eso era el pase de diapositivas. Queran que

    tuviramos miedo de las Brannick y del Ojo y que; de este modo, no nos

    importara si convertan a nios en demonios mientras stos nos puedan

    mantener a salvo.

    Aislinn asinti con la cabeza.

    Exacto. Ahora nos han adjudicado la destruccin de Thorne Abbey y la

    muerte de tu padre.

    Al escuchar estas ltimas palabras, sent un dolor en el pecho. Mi madre

    me pas una mano por el pelo.

    Ahora las Casnoff tienen carta blanca para reclutar a tantos demonios

    como quieran y nadie las detendr dijo Finley.

    Yo lo har augur automticamente.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    34

    Cmo? pregunt Finley. T ya no tienes poderes y, en cambio, ellas

    tienen las armas mgicas ms poderosas del mundo.

    Somos personas declar sintiendo cmo la magia bulla dentro de m y

    tratando de contener las lgrimas. Lo ltimo que deseaba era llorar

    delante de Finley.

    Lo que quiero decir es que un demonio no es otra cosa que una persona

    o un Prodigium que fue sometido a un ritual de magia negra. Nick, Daisy,

    mi padre y yo no somos cosas que uno pueda usar o destruir. No somos

    armas.

    Mientras hablaba, me aferr al borde de la mesa con tanta fuerza que me

    romp una ua.

    Vamos a encontrar un modo de detener a las Casnoff sin usar a Sophie

    determin mi madre cogindome del codo.

    No eres t la que tiene que decidir esto, Grace repuso Aislinn.

    Mi madre mir a su hermana con una expresin de ferocidad en los ojos

    que nunca antes le haba visto.

    Es mi hija.

    No todos estamos obligados a seguir el camino que nos impone la

    familia. Recuerdas esas palabras? replic Aislinn sostenindole la

    mirada a mi madre.

    Una risa interrumpi la discusin. Izzy peg un salto en el sof, y Finley y

    Aislinn miraron por encima del hombro en direccin al lugar de donde

    proceda la risa. Entonces repar en algo que colgaba en la pared y que

    no haba visto antes. Estaba cubierto por una pesada tela de color verde,

    de modo que era difcil saber qu era, pero por su forma rectangular

    supuse que se trataba de un cuadro.

    Ver a Grace y a Aislinn discutir es como volver a los viejos tiempos

    apunt una voz masculina. Tendras la amabilidad de quitarme de

    encima esta maldita cosa para que pueda veros?

    Mis poderes mgicos se agitaban enloquecidos dentro de mi pecho. No

    haba lugar a dudas: esa voz proceda de un ente no humano. Aislinn se

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    35

    dirigi hacia la pared y corri la tela para descubrir lo que haba tras ella.

    No era una pintura, como haba credo en un primer instante, sino un

    espejo.

    Contempl el reflejo de la deprimente y sombra habitacin en la superficie

    del espejo y el extrao cuadro que componamos todas nosotras: mam

    con su mano sobre mi hombro; Aislinn, que miraba con expresin de

    disgusto; Izzy, que se haba puesto ms plida de lo normal y Finley que

    frunca el cejo. Yo, por mi parte estaba conmocionada frente a mi propia

    imagen: estaba ms delgada que nunca y tena la piel sucia y rastros de

    lgrimas en las mejillas. Y mi pelo! Sabis qu? Mejor no hablar de mi

    pelo.

    Pero no era mi aspecto de huerfanita lo que haba enloquecido a mis

    poderes. El verdadero motivo por el que mi magia estaba alterada era el

    hombre que apareci en el centro del espejo, sentado a la mesa redonda

    con las piernas cruzadas y una sonrisa de suficiencia en los labios. No pude

    dejar de darme la vuelta en direccin al centro de la mesa, aunque saba

    bien que no estaba realmente all. Slo se vean los mapas y papeles que,

    al otro lado del espejo, se amontonaban debajo de l. Pero all estaban

    alborotados y aqu, perfectamente ordenados. El hombre tena el pelo de

    color castao oscuro y desordenado. De los puos de su camisa caan

    unos lazos que rosaban los papeles como si fueran escobillas. Llevaba

    tambin unas mallas ridculamente ceidas y unas impresionantes botas de

    caa alta. O bien al otro lado del espejo corran los tiempos del

    Renacimiento o bien el tipo aquel era condenadamente viejo. Una de dos.

    As que sta es la chica que ha causado tanto alboroto dijo sin

    quitarme los ojos de encima. Su voz era suave. Supongo que incluso me

    habra resultado sensual de no haber sido por su actitud, que pareca

    decir: soy un supervillano. S, de verdad; no lo digo para seducirte.

    En seguida me di cuenta que era un brujo. Los demonios irradiaban una

    vibracin oscura y aunque la presencia de ese tipo me haca temer lo

    peor, su magia no pareca demasiado oscura o poderosa.

    Aislinn dio un golpe al marco del espejo. Al otro lado, la mesa tembl y

    estuvo a punto de volcar. En cambio, la mesa que estaba de nuestro lado

    no se movi ni un milmetro.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    36

    El hombre del espejo se agarr de un extremo de la mesa y nos mir con el

    cejo fruncido. Iba a decir algo cuando Aislinn se le adelant:

    Ests equivocado, Torin. Ella ya no tiene poderes.

    ste se encogi de hombros.

    De verdad? Bueno, eso hace las cosas an ms interesantes

    manifest sonriendo.

    Tal vez a los ojos de algunas mujeres, Torin fuera encantador, pero a m me

    resultaba repugnante. Creo que l se dio cuenta de lo que estaba

    pensando, porque la sonrisa se esfum de sus labios y se volvi hacia Aislinn

    para decirle:

    Ya sabes que yo nunca me equivoco. Adivin lo del incendio en Thorne

    Abbey y tambin predije que Sophie iba a venir.

    Se acerc a nosotras y apunt a Aislinn con un dedo. La superficie del

    espejo se abomb alrededor de su dedo, como una burbuja elstica.

    Y te dije que perderais a Grace por culpa de una de las bestias. Nadie

    me crey y entonces aadi mirndome: Pero ahora t eres la prueba

    viviente de que mis profecas eran verdaderas. Lo que te dije es cierto,

    Aislinn. sta es la chica que va a vencer a las Casnoff.

    Un silencio denso se apoder de la habitacin mientras yo trataba de

    hacerme a la idea de que las Brannick, esas extraordinarias asesinas de

    brujas, prestaban atencin a un brujo profeta que, al parecer, me haba

    endilgado a m la responsabilidad de acabar con la delirante guerra

    mgica que se avecinaba.

    Pero no me gustaba el modo en que se haba referido a mi padre, as que

    lo mir desdeosa y dije:

    Vaya, vaya. De modo que tenis un espejo mgico. Esto es mucho mejor

    que las paredes con alambres de pas y el bnker.

    No es un espejo mgico me contradijo Izzy mirando a Torin fijamente.

    Es nuestro prisionero.

    Invitado corrigi Torin, pero nadie le prest atencin.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    37

    Y puede saberse cmo pudisteis atraparlo si se supone que no usis

    magia? pregunt.

    No fuimos nosotras coment mam. Fue l quien se encerr.

    De repente, Torin pareci muy interesado en sus puos de encaje y nos dio

    la espalda.

    Trat de usar un hechizo para el cual no daba la talla explic Finley.

    Y trmino atrapado all, en 1598.

    1587 corrigi Torin. Y no es cierto que yo no diera la talla para aquel

    hechizo. Es slo que result ser un poco ms complicado de lo que

    esperaba.

    Finley solt un bufido.

    S, claro. En todo caso, Avis Brannick lo encontr a l o a eso, como

    gustes, unos aos despus, y devolvi el espejo a nuestra familia.

    Cuando Avis descubri que Torin poda predecir el futuro continu

    Aislinn, se dio cuenta de que iba a sernos de gran ayuda. Desde ese

    entonces nosotras hemos sido sus guardianes.

    Mientras oa a Aislinn, a Finley y a Izzy contar toda la historia por turnos, me

    acord de las miradas sincronizadas que solan intercambiar Elodie,

    Chaston y Anna. Su recuerdo hizo que se me revolviera el estmago.

    Nunca me haban cado demasiado bien, pero ahora una de ellas estaba

    muerta y las otras dos haban desaparecido y quin saba qu les haba

    ocurrido.

    Las han corrompido dijo Torin.

    Qu? inquir.

    Estabas pensando en tus dos amigas brujas y te preguntabas que haba

    sido de ellas dijo mirndome con sus ojos marrn oscuro. S que

    sospechas que las Casnoff las han convertido en demonios. Pues eso es

    exactamente lo que ha pasado.

    Un momento. Entonces no solo puedes predecir el futuro, sino que

    puedes hacer otras cosas.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    38

    Torin asinti, satisfecho de s mismo.

    S muchas cosas, Sophie Mercer. Y t tienes muchas preguntas,

    verdad? Dnde estuviste esos diecisiete das? Qu fue de tu amiga la

    chupasangre y de tu padre?

    Sin detenerme a pensar en lo que haca, cruc la habitacin y me qued

    a un palmo del espejo.

    Mi padre y Jenna estn vivos?

    Torin retrocedi dentro del espejo y me inform:

    No puedo revelar todos mis secretos.

    Cada gramo de magia en mi interior pugnaba por salir y hacer aicos el

    espejo.

    Dmelo! grit, haciendo que Torin se cayera al suelo arrastrando

    consigo la mesa llena de papeles.

    Unas manos fuertes me agarraron por la espalda y me tiraron hacia atrs.

    Me di la vuelta esperando encontrarme con Aislinn, pero era mam.

    Cubrid esta maldita cosa otra vez orden.

    Aislinn volvi a poner la tela encima del espejo.

    Vamos a encontrar a tu padre y a Jenna anunci mam

    apartndome el pelo de la cara. Y te prometo que no vamos a necesitar

    a Torin. Mi madre miro a Aislinn y aadi: Nunca debimos escucharle.

    No tenemos demasiadas opciones, Grace reconoci Aislinn con voz

    cansada.

    El efecto de la bebida que me haba dado Aislinn comenzaba a disiparse y

    el cansancio volva a embargarme. Estaba a punto de preguntarles si les

    importaba que subiera a mi habitacin, cuando Aislinn dijo:

    Podemos discutir todo esto ms tarde. Es casi la puesta de sol. Hizo una

    sea a Izzy y Finley. Vamos, chicas, tenis que salir a patrullar.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    39

    Sin cruzar una sola palabra, Izzy y Finley se dirigieron a la puerta. Esper a

    que salieran para quedarme a solas y poder hablar con Torin, pero Aislinn

    puso una mano en mi hombro y dijo:

    T tambin, Sophie

    Qu?

    Todas las Brannick menores de dieciocho aos estn obligadas a

    patrullar en el turno de noche me hizo saber poniendo algo en mis

    manos.

    Tard unos instantes en darme cuenta de que era lo que estaba

    sosteniendo: una estaca de plata.

    Mir a Aislinn sin entender.

    Bienvenida a la familia dijo con una sonrisa.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    40

    Captulo 6

    O sea, que ni las heridas en la cabeza, ni el haber descubierto hace apenas media hora que soy parte de este delirio de familia ni el hecho de

    tener una experiencia limitadsima en el manejo de armas harn que me

    libre de mi turno de vigilancia me quej a Finley y a Izzy en la puerta

    trasera.

    Mam haba tratado de interceder por m alegando que era mejor que yo

    no saliera esa noche, que necesitaba descansar. La verdad es que me

    haban pasado muchas cosas en las ltimas horas, eso sin contar con mi

    reciente descubrimiento: que yo tambin era un Brannick. Pero Aislinn dijo

    que me daba diez minutos para ducharme y vestirme con ropa de Finley.

    Luego me dio una taza de ese lquido con sabor a pino.

    La ducha hizo que me sintiera un poco mejor, aunque hubiera preferido

    que saliera agua tibia del grifo. La ropa de Finley me quedaba un poco

    larga y ajustada, pero, por lo menos, as poda quitarme de encima la ropa

    sucia y polvorienta que llevaba desde que haba salido de Thorne Abbey.

    Colgu la estaca de uno de los agujeros de mi cinturn, rezando para no

    seccionarme una arteria mientras maniobraba con ella. Despus tom

    unos sorbos de lquido de color verde antes de bajar. Aunque tena un

    psimo sabor, la verdad es que tena un efecto maravilloso. Me llev la

    taza conmigo y beb un poco ms al encontrarme con Izzy y Finley.

    Izzy solt una risotada y coment:

    Si te decapitan, podas librarte del prximo turno.

    Sonre, lo que me vali una mirada torva de parte de Finley.

    S que debe resultarte difcil, despus de estar acostumbrada a que las

    hadas te hagan el trabajo sucio, pero as es como hacemos las cosas por

    aqu dijo, arrojndome una mochila negra.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    41

    Se ve que no conocis muchas hadas si pensis que son capaces de

    hacer algo siquiera remotamente sucio seal.

    Conocemos montones de hadas replic Finley encogindose de

    hombre.

    Izzy la mir sorprendida. Qu me importaba a m si eso era cierto o no. Ya

    tena yo suficiente con mis propios dramas familiares. Aunque, pensndolo

    bien, Izzy y Finley eran tambin parte de mi familia. Demonios por parte de

    mi padre y cazadora de Prodigium por parte de mi madre. No es extrao

    que todo me saliera torcido.

    Finley se dio la vuelta hacia la puerta, que tena echados un sinfn de

    cerrojos. Gir una ruedecilla y otra y, con una llave que llevaba colgada al

    cuello, desenganch un pestillo.

    Vaya, no quisiera ver tu taquilla de la escuela. Te debe llevar una

    eternidad dije, bromeando, pero Izzy no le encontr la gracia.

    No vamos a la escuela repuso. Haba algo tan triste y serio en su tono de

    voz que no tuve el coraje de decirle que haba sido una broma.

    Finley empuj la puerta con la espalda y la abri con un crujido siniestro.

    Salimos a un espacio externo que pareca un patio de juegos diseado por

    ninjas. Haba dos bancos de ejercicios de casi dos metros de altura, una

    barra y una pesada jaula de hierro en el mismo borde del patio. No muy

    lejos se elevaban dianas de distintos tipos. Una de ella tena flechas

    clavadas; otra tena retorcidas hojas de cuchillo y una tercera, montones

    de estrellas.

    Alrededor del claro crecan unos rboles ms all de los cuales divis otras

    estructuras. Izzy seal con la cabeza hacia el punto que estaba mirando.

    Son tiendas de campaa. Este lugar fue construido en los aos treinta,

    cuando las Brannick todava ramos muchas. Este lugar se usaba para los

    encuentros o la reunin de todas las Brannick.

    Cllate, Iz orden Finley. Ello no es una de las nuestras, maldita sea. No

    le cuentes nuestros rollos, vale?

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    42

    He de confesar que en realidad, Finley no dijo ni maldita sea ni tampoco

    no le cuentes nuestros rollos, al menos no exactamente. Unos meses atrs

    le habra respondido con un comentario airado, pero esa vez prefer

    dejarlo pasar y dedicar mi atencin a Izzy, con la esperanza de que me

    contara ms cosas sobre las Brannick.

    Los rayos del sol poniente hicieron brillar la pequea esmeralda que Izzy

    llevaba colgada alrededor del cuello y ello me trajo a la mente la imagen

    de la piedra de sangre de Jenna hecha aicos sobre el suelo de Thorne

    Abbey. Trat de alejar ese recuerdo de m.

    Normalmente Finley no acta as. Quiero decir, es cierto que suele ser

    antiptica, pero las palabrotas son algo nuevo.

    Me daban ganas de sacudirle el pelo, pero algo me deca que mi gesto

    no le caera en gracia. Por eso, me encog de hombros y dije:

    No es eso. Estaba pensando en olvdalo. De todos modos, no me

    extraa que Finley no est de buen humor.

    Finley cruz airada el claro y se intern entre los rboles. Los ltimos rayos

    del sol le iluminaban su pelo cobrizo. Me ech la mochila al hombro y su

    hermana y yo nos pusimos en marcha tras sus pasos.

    En qu consiste exactamente esto de patrullar? le pregunt a Izzy.

    Tenemos que asegurarnos de que no haya ningn Sper en el bosque.

    Por qu debera haber un Sper en el bosque? Y qu significa Sper?

    Viene de supernatural? Es as como te refieres a nosotros?

    Izzy ni tan siquiera se dign a mirarme. Tal vez fuera debido a un efecto de

    luz, pero me pareci que las puntas de sus orejas adquiran un tono rosado.

    Es una palabra que invent explic. Me alegr de que estuviera

    dndome la espalda y que no viera mis esfuerzos para contener la risa.

    Me gusta.

    Izzy se volvi para mirarme. Me asegur de ofrecerle la expresin ms seria

    y reconcentrada posible.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    43

    Te lo digo de verdad le asegur. Sabes cmo nos llamamos nosotros

    mismos? Prodigium. Re con sorna. Lo nico ms cursi y pretencioso que

    el latn es el latn inventado.

    Izzy se me qued mirando durante un rato, hasta que al parecer entendi

    que no pretenda rerme de ella. Asinti, ligeramente, con la cabeza. Not

    por primera vez que un racimo de pecas le cubra la nariz, al igual que a

    m.

    Mientras hablbamos, habamos perdido de vista a Finley, aunque Izzy

    pareca conocer bien el camino. Caminamos en silencio abrindonos paso

    entre los rboles y la maleza. Estaba anocheciendo y, aun as, me corran

    gruesas gotas de sudor por la frente.

    Y hay muchos Sper andando por aqu? pregunt mirndome la

    camiseta negra que me haba prestado Finley y que ahora estaba

    empapada de sudor. Porque, segn mi experiencia, no suelen merodear

    alrededor de lugares donde vive un montn de gente dispuesta a

    matarlos.

    De repente me acord del hombre lobo al que estaba persiguiendo Izzy

    cuando me encontraron. Mi mente haba estado tan ocupada con el

    asunto de las Brannick, que me haba olvidado por completo de l.

    Qu pas con el hombre lobo de la otra noche? pregunt.

    Izzy me mir sonriente. Se pareca mucho a su madre.

    Qu crees que estamos buscando ahora? inquiri.

    Tir de mi mochila hasta que la tuve delante. La abr. Dentro haba estacas

    de plata, botellas con agua bendita y oh, Dios mo! Qu era eso?

    Una pistola?

    Me flaquearon las rodillas. Cerr la cremallera de la mochila y la dej caer

    sobre la hierba.

    Qu pasa? quiso saber Izzy.

    Pasa de todo. En serio, aqu no pasa nada bueno. Concretamente, me

    molesta que tu gente les d armas a un puado de nias.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    44

    No somos nias objet ella con dureza. Somos Brannick.

    Mira, Izzy dije metindome las manos en el bolsillo con un suspiro. Lo

    siento mucho, pero no puedo matar a un hombre lobo. Los conozco

    demasiado bien. He vivido con ellos y puedo decirte que son bueno, son

    babosos y dan bastante miedo, pero no me veo capaz de matar a

    ninguno de ellos.

    Pensaba que Izzy iba a dispararme con una ballesta o con un can o con

    cualquiera de sus instrumentos para asesinar, pero, en lugar de ello, lade

    la cabeza y me pregunt:

    En serio has vivido con hombres lobo?

    Ya era casi de noche, de modo que no pude ver la cara que puso cuando

    le respond:

    S. En Hex Hall haba algunos: una chica llamada Beth que era bastante

    simptica y un chico llamado Justin, no mucho mayor que t.

    Me arrodill para recoger la bolsa. Arremeti con sus preguntas:

    Qu otras clases de Sper viven en Hex Hall?

    De todas clases respond. Hadas, brujos y brujas. De hecho, mi

    compaera era Me interrump para tragar saliva. Se me haba hecho

    un nudo en la garganta. Mi compaera de cuarto era un vampiro. Se

    llama Jenna.

    No me digas! exclam Izzy con su voz infantil. Mam y Finley hicieron

    frente a una pareja de vampiros el ao pasado. A m no me dejaron ir

    porque era muy peligros. No tenas miedo de que te chupara la sangre

    mientras dormas?

    Mi impulso ms inmediato fue defender a Jenna, pero entonces me

    acord de nuestra primera noche junas como compaera de cuarto y de

    cmo me haba asustado cuando la encontr bebiendo de una bolsa

    llena de sangre.

    Antes de conocerla me asustaba un poco. Pero una vez que nos hicimos

    amigas, ya nunca ms tuve miedo. De hecho, ahora ella es mi mejor

    amiga.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    45

    Cog la mochila y me puse en pie tratando de contener un irrefrenable

    llanto y evitar de paso la muerte por deshidratacin.

    De todo modos, no puede darte miedo un vampiro que a duras penas

    llega al metro cincuenta y tiene el pelo de color rosa manifest.

    De color rosa? pregunt Izzy

    Bueno, no tiene todo el pelo rosa. Slo una parte dije, antes de

    percatarme de que haba algo raro en el modo en que Izzy me haba

    preguntado por el color de pelo de Jenna. Record todos los papeles, las

    carpetas y las cajas de la Sala de la Guerra y pregunt con el corazn en

    un puo: La conoces? Has odo hablar de ella?

    No respondi una voz a nuestras espaldas.

    Me di la vuelta y ah estaba Finley, detrs de m.

    No hemos odo hablar de ningn vampiro con el pelo rosa y, de ser as, lo

    que haramos sera buscarlo por toda Inglaterra para clavarle una estaca,

    porque es a eso a lo que nos dedicamos. Ahora, en marcha.

    Ests mintiendo! la acus, y mi voz reverber por todo el bosque. Y si

    oigo otra vez la palabra estaca referida a mi amiga Jenna, yo

    T qu? pregunt Finley. Me vas a empujar? Vas a tirarme del

    pelo? Ya no tienes poderes. Eres una intil y por tu culpa lo hemos perdido

    todo.

    Mira, siento mucho que mi falta de poderes te suponga una desgracia. Y

    una cosa, qu quieres decir con eso de que lo habis perdido todo?

    Finley se me acerc. Sus ojos brillaban de furia bajo el suave resplandor de

    la luna.

    Antes las Brannick no ramos tan pocas. De hecho, hace diecisiete aos,

    ramos casi cincuenta. No era mucho, pero era algo. Se detuvo y se frot

    la nariz. Hasta que las otras descubrieron que tu madre andaba con un

    demonio. Se supona que mi madre sera la nueva jefa de la familia, pero

    en lugar de nombrarla, la echaron a patadas y pusieron en su lugar a una

    prima lejana que ni siquiera era descendiente directa de Maeve Brannick.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    46

    Pues siento mucho que tu madre no sea la jefa de las Brannick. No

    obstante, todo esto pas mucho antes de que naciramos, as que no

    entiendo

    Tres meses despus de que eligieran a esa mujer como la nueva lder de

    las Brannick, la familia entera se vio involucrada en una cacera en el

    mayor nido de vampiros de toda Norteamrica. Quieres que entre en

    detalles sobre lo que pas all?

    Mov la cabeza de un lado a otro, con el estmago revuelto.

    Fue una accin estpida y sin sentido que mi madre hubiera

    desaconsejado denunci Finley, vomitando las palabras. Si tu madre no

    hubiera provocado la expulsin de la ma del seno de la familia Brannick, la

    cacera nunca hubiera sucedido. Y sabes qu? Cuando Torin nos dijo que

    t detendras a las Casnoff me dije: Vale, mira, tal vez el haber perdido a

    toda nuestra familia haya tenido sentido. Tal vez este fenmeno nos sirva

    de ayuda. Pero no puedes. Todas esas Brannick murieron en vano.

    Me qued sin palabras y todo cuanto pude decir fue:

    Lo siento mucho.

    Finley solt una risotada y estirando el brazo se puso a rebuscar a tientas en

    su cintura.

    No importa. Ahora, vamos terminar de patrullar antes de que

    No pudo terminar la frase. En esta ocasin no hubo aullidos ni ruidos entre

    los arbustos. Una sombra larga y oscura salt desde la nada. El hombre

    lobo cay sobre Finley que no pudo hacer otra cosa que gritar.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    47

    Captulo 7

    Y entonces se desat el caos. Izzy se puso a gritar, el hombre lobo empez a gruir y yo me agach a

    buscar la mochila con las armas que, puesto que no estaba en mis manos,

    seguramente se me haba cado de nuevo al suelo. Aunque suene

    estpido, durante unos segundos tuve la esperanza de que mi magia se

    manifestara. Es que alguna vez me iba a acostumbrar a ser humana?

    Finalmente di con la mochila. Pero entonces me di cuenta de que no tena

    ni idea de cmo se disparaba un arma: nunca antes haba usado una.

    Todava resonaban dentro de mi cabeza las palabras de Finley y Aislinn:

    Intil, intil, intil. Levant la mirada. Izzy trataba de defenderse del

    hombre lobo con el mismo cuchillo que haba usado para amenazarme la

    noche anterior. De pronto, ambos rodaron por el suelo enzarzados en una

    refriega absolutamente confusa. Las probabilidades de disparar sin herir a

    Finley eran muy pocas.

    Busqu en mis bolsillos y saqu un puado de frascos de agua bendita

    para arrojrselos al hombre lobo. No tuve demasiada suerte. Slo consegu

    que se rompiera una de las botellas; el resto rodaron intactas sobre la

    hierba. Aun as, mi maniobra consigui que el hombre lobo desviara la

    atencin. Dejando en paz a Izzy por un instante, dirigi hacia m las fauces

    abiertas y babeantes. Tragu saliva. La noche anterior haba visto un brillo

    de humanidad en sus ojos, pero en esos momentos no quedaba ni rastro

    de eso. Sin embargo, en vez de atacarme, baj la cabeza y olfate el

    terreno.

    Eso es dije tratando de que no me temblara la voz. Sabes quin soy.

    Puede que no pudiera usar mi magia, pero, aun as, el hombre lobo intua

    que yo era algo ms que un ser humano comn.

    Ahora escchame orden. Finley e Izzy me miraron atemorizadas,

    pensando que me haba vuelto loca. S que ests asustado y s que

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    48

    estas dos han querido cazarte. Pero si les haces dao, solamente les vas a

    dar ms razones para querer matarte. As que, por qu no te largas de

    aqu?

    El hombre lobo sopes mis palabras y, durante unos instantes, tuve la

    esperanza de que pudiramos salir de aquello sin un rasguo. Pero

    entonces ense los dientes, gru y supe que acababa de estropearlo

    todo.

    Con el rabillo del ojo vi que Finley cargaba la ballesta. Los hombres lobo se

    mueven muy rpido, de modo que era difcil que la flecha de Finley lo

    alcanzara antes de que me saltara encima.

    Entonces vi un destello de luz. En un primer momento cre que Izzy haba

    disparado una de las armas, pero al instante me sent inundada por esa

    mezcla de rabia, orgullo y poder que me confera mi magia. Levant las

    manos, chasque los dedos y el hombre lobo qued congelado,

    enredado en una red de chispeante magia que le impeda moverse.

    Eso es, dijo la voz de Elodie en el interior de mi cabeza. Si hubiera podido

    controlar mi cuerpo, habra apretado los dientes.

    Me alegra que me hayas salvado confes. Pero, vamos, este asuntillo

    de los ladrones de cuerpos se tiene que terminar.

    En vez de una respuesta, Elodie me dio otra descarga de magia. Sin poder

    hacer otra cosa que atestiguarlo, vi que mis dedos se movan y que el

    hechizo que mantena al lobo empezaba a soltar chispas azules. Y,

    entonces, con una rfaga de aire, el licntropo se desvaneci.

    Adnde ha ido? pregunt a Elodie.

    A otra dimensin, contest. El tono de la respuesta hizo que me

    preguntara cmo era posible que una voz dentro de mi cabeza sonara tan

    frvola.

    Iba a contestarle algo cuando Elodie me oblig a volverme hacia las

    hermanas Brannick:

    Dejad de comportaros como zorras con Sophie me o a m misma

    decir.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    49

    Finley e Izzy se miraron la una a la otra y luego me clavaron la mirada.

    Por qu hablas de ti misma en tercera persona? plante Izzy.

    Finley sacudi la cabeza.

    No te acuerdas de lo que nos ha contado? Slo puede usar la magia

    cuando un fantasma la posee. Supongo que el que habla es el fantasma.

    Me llamo Elodie me oblig a decir el fantasma de Elodie en mi

    cuerpo. Sophie no es mi persona favorita en el mundo, pero ha pasado

    por cosas muy duras. No es su culpa que vuestro estpido club haya

    echado a patadas a Aislinn y luego se hayan hecho matar. Son cosas que

    pasan. Di un paso hacia delante y puse un dedo acusador encima del

    pecho de Finley. As que idos con vuestros conflictos adolescentes a otro

    lugar y dejad a la chica en paz.

    Estaba sin palabras. Elodie Parris estaba defendindome? Eso era el

    mundo al revs.

    Finley entrecerr los ojos.

    Te ha salvado la vida, Finn afirm Izzy. Trat de vencer al hombre

    lobo sin la ayuda de sus poderes antes de que el fantasma la poseyera.

    Elodie parece un poco idiota, pero tal vez tenga razn....

    Ves? dijo Elodie en el interior de mi cabeza. Aprende cmo se trata a

    estas niatas.

    No necesito que partas lanzas por m, repliqu.

    Oh, por supuesto. Olvid que el pobre hombre lobo estaba a tus pies.

    Estaba a punto de hacer un comentario sarcstico, pero antes de que

    pudiera pronunciar palabra, Elodie se esfum. La ltima vez que haba

    abandonado mi cuerpo, me haba dejado inconsciente, lo cual, dicho sea

    de paso, fue una bendicin. Que se desvanezca el fantasma que te posee

    es una experiencia bastante traumtica. Ca de rodillas y trat de coger

    aire. Tena la sensacin de que me haban arrancado del alma una tirita

    de primeros auxilios. Pas un rato respirando con dificultad y

    preguntndome si alguna vez podra volver a ponerme en pie. De pronto,

    una mano me cogi por debajo del brazo y me ayud a incorporarme. Era

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    50

    Izzy. Finley me tom del otro brazo. Entre las dos, me ayudaron a caminar

    nuevamente.

    Gracias murmur.

    De nada respondi Finley para mi sorpresa.

    Regresemos a casa propuso Izzy.

    Nos adentramos en la oscuridad de la noche.

    Tienes idea de adnde ha ido a parar el hombre lobo? me pregunt

    Izzy.

    Elodie ha dicho que est en otra dimensin contest. Quin sabe

    qu significa esto.

    Cuando llegamos a la casa, nos encontramos a Aislinn y a mi madre

    sentadas en la cocina, tomando caf. La tensin flotaba en el aire.

    Supongo que haban mantenido algn tipo de conversacin intensa. Finley

    busc en el botiqun un antisptico para los rasguos rojizos e irritados de su

    brazo. Yo, mientras tanto, puse a Aislinn al corriente de lo sucedido.

    Es un hechizo muy poderoso coment Aislinn refirindose al hechizo

    que haba hecho desparecer al hombre lobo.

    Oh, en serio? No me digas!, tuve ganas de decirle, pero me contuve.

    Si puedes enviar seres a otra dimensin continu, eso significa que...

    Yo no puedo. Elodie es la que puede hacerlo y no es de fiar.

    Fue el modo ms amable que hall de decirles: Dejaos de armas e

    historias. No me vais a usar.

    Aislinn se hundi en la silla. Tena la mirada apagada.

    Bien. Esto es algo que hay que tener en cuenta.

    Suficiente por esta noche ataj mi madre. Sophie necesita descansar

    y estoy segura de que Izzy y Finley tambin. Ech un vistazo alrededor.

    Por cierto, dnde est Izzy?

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    51

    Probablemente se haya ido a su habitacin sugiri Finley colocndose

    el vendaje con una mueca de dolor.

    Nos dimos las buenas noches y as llegaron a su fin las veinticuatro horas

    ms extraas de mi vida (que es mucho decir). Aislinn me dijo que me

    quedara con la habitacin que haba usado por la tarde. Despus de

    abrazar a mi madre (quien, al parecer, no haba terminado an su

    discusin con Aislinn), me arrastr por la sombra escalera de la casa en

    direccin a mi habitacin.

    Izzy estaba esperndome en la puerta de mi cuarto, con una carpeta en

    la mano

    Hey! exclam algo avergonzada.

    Hola, Izzy. Estoy destrozada, de modo que cualquier cosa que quieras

    hablar

    Toma dijo poniendo la carpeta en mis manos. Quera darte las

    gracias por tratar de salvar a Finley y... por ser ms amable con nosotras de

    lo que nosotras hemos sido contigo.

    Le sonre. Por un segundo cre que nos bamos a abrazar, pues nos

    acercamos torpemente con los brazos extendidos. Evidentemente, la

    rareza era un rasgo familiar. Al final terminamos dndonos unas palmaditas

    en la espalda. Despus cada una se fue a su cuarto.

    Me recost sobre la puerta y abr la carpeta que me haba dado Izzy.

    Inmediatamente se me aflojaron las rodillas y me dej caer al suelo. Se me

    llenaron los ojos de lgrimas y tuve que cubrirme la boca con la mano

    para no hacer ruido.

    Dentro de la carpeta haba una fotografa que pareca haber sido tomada

    de incgnito y un pedazo de papel donde alguien haba garabateado

    unas pocas lneas. En la fotografa apareca Lord Byron (s, me refiero al

    poeta, que tambin haba sido uno de mis profesores en Hex Hall. Despus

    de dejar la escuela, lo haba visto una vez es club en Londres) exhibiendo

    su cejo fruncido por las calles de Londres. No estaba solo: Jenna apareca

    junto a l. La reconoc enseguida por la franja rosa de su pelo. Se la vea

    ms plida y delgada que nunca y miraba nerviosamente por encima del

    hombro. Acarici la fotografa con mis dedos.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    52

    Nuevos vampiros en el nido de Byron deca la nota. Hembra de edad

    indeterminada, posible identificacin como Jennifer Talbot.

    Haban escrito una fecha debajo de la imagen. Teniendo en cuenta las

    tres semanas durante las cuales yo haba estado perdida en alguna parte,

    la fotografa haba sido tomada haca menos de una semana. Jenna

    estaba viva. Se halla con Byron, que poda ser un completo idiota, pero la

    cuidara. Cerr mis ojos y apret la fotografa contra mi pecho. Jenna

    estaba viva. Era posible que pap, Cal y Archer estuvieran a salvo

    tambin.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    53

    Captulo 8

    A la maana siguiente. Izzy organiz una visita guiada por la residencia de las Brannick. Tal como haba imaginado, haba alambres de pas y

    bnkers, pero lo que ms me llam la atencin era la tranquilidad y el

    carcter inhspito del lugar.

    Nosotras siempre hemos vivido aqu. Las otras Brannick usan la casa

    como centro de rehabilitacin. Vienen aqu para entrenarse, para clases

    de estrategia y esas cosas me dijo Izzy mientras nos dirigamos al stano.

    En l haba un par de catres cubiertos por speras mantas azules. En el

    techo, parpadeaba la luz de unos fluorescentes.

    Dnde est tu padre? le pregunt a Izzy, sentndome de piernas

    cruzadas en uno de los catres. Quiero decir, obviamente tienes un padre,

    verdad?

    Nuestro padre caza a los Sper por su cuenta contest Izzy

    jugueteando con el pelo. A los hombres no les est permitiendo vivir con

    nosotras. Vienen slo de visita y esas cosas. Por lo general, veo a mi padre

    cada tres mees o algo as.

    Sois como las amazonas declar.

    Izzy se sent junto a m y comenz a tirar de la manta.

    Es un fastidio murmur.

    Tuve la intencin de tomarla de la mano, pero me arrepent en el ltimo

    segundo.

    Gracias por darme la foto de Jenna dije por cambiar de tema.

    De nada me contest Izzy ruborizndose y mirndose las uas.

    Cuando dijiste que conocas a una vampira con una raya rosa en el pelo,

    me acord de la fotografa que haba conseguido la ltima semana y

    pens que se trataba de la misma persona.

  • Hex Hall: Embrujo Rachel Hawkins

    54

    No tendrs por ah alguna otra fotografa?

    Me aliviaba saber que Jenna estaba bien, pero eso no aliger la sensacin

    de malestar en mi estmago cada vez que pensaba en mi padre, en

    Archer y en Cal.

    Izzy neg con la cabeza.

    No. La consegu gracias a un amigo de mi madre especialista en cazar

    vam... quiero decir, en mantener a los vampiros a raya. Izzy agach la

    cabeza y me mir por debajo del flequillo. Te preocupa tu padre,

    verdad?

    S contest con un hilillo de voz. En realidad estoy preocupada por

    un montn de gente. Crees que ese tipo del espejo, Torin, sabe dnde

    est mi padre?

    Un pensamiento cruz por la cara de Izzy.

    Tal vez dijo echndose hacia atrs en el catre. Pero siempre suele

    hacerse el listillo antes de decirte algo que sea verdad.

    Creo que entre listillos nos entenderemos augur ponindome en pie.

    Corr hacia la escalera, con la intencin de mantener una conversacin

    con Torin. Hasta que no tuviera la certeza de que toda la gente que me

    importaba estaba bien, no podra empezar a dedicar mis energas

    mentales al problema con las Casnoff.

    Mi madre estaba en el Saln de la Guerra, apoyada en las mesa con los

    brazos cruzados, hablando con Torin. Los dos se callaron de repente

    cuando entr. No me gust la expresin de sus caras.

    Hola! salud golpeando con los nudillos la puerta. De hecho, vena

    a hablar contigo.

    Est bien convino mi madre.

    Yo negu con la cabeza.

    No me refera a ti. Es decir, es cierto que tenemos que hablar. Pero

    primero quiero hablar contigo. repuse apuntando con el dedo a Torin.