Seguir a Cristo Cargar la cruz que tenemos con alegr­a, Cristo va por delante

download Seguir a Cristo Cargar la cruz que tenemos con alegr­a, Cristo va por delante

of 8

  • date post

    06-Sep-2014
  • Category

    Spiritual

  • view

    170
  • download

    3

Embed Size (px)

description

Meditación del Papa Francisco En español existe una palabra que es muy gráfica, que lo explica bien: Él nos "primerea". Es el primero siempre. Cuando nosotros llegamos, Él ha llegado y nos espera. Cristo nuestro Señor, Rey eterno, llama a cada uno de nosotros diciéndonos: "quien quiera venir conmigo, ha de trabajar conmigo, porque siguiéndome en la pena, también me sigue en la gloria". Ser conquistado por Cristo para ofrecer a este Rey toda nuestra persona y toda nuestra fatiga; decir al Señor querer hacer todo para su mayor servicio y alabanza, imitarle en soportar también injurias, desprecio, pobreza. Dejarse conquistar por Cristo significa tender siempre hacia aquello que tenemos de frente, hacia la meta de Cristo y preguntarse con verdad y sinceridad: ¿Qué he hecho por Cristo? ¿Qué hago por Cristo? ¿Qué debo hacer por Cristo? (Cf. S.S. Francisco, 31 de julio de 2013, homilía en la capilla de Santa Marta).

Transcript of Seguir a Cristo Cargar la cruz que tenemos con alegr­a, Cristo va por delante

  • Seguir a Cristo

    Viernes de la 18 semana del Tiempo Ordinario-C

    Cargar la cruz que tenemos con alegra, Cristo va por delante.

    Autor: P. Clemente Gonzlez | Fuente: Catholic.net

    Primera Lectura: del libro del profeta Nahum (2, 1. 3; 3, 1-3. 6-7):

    Salmo Responsorial: Dt 32,35cd-36ab.39abcd.41
    R/.Yo doy la muerte y la vida

    Evangelio: san Mateo (16,24-28):

    viernes, 8 de agosto de 2014

  • Ay de la ciudad sanguinaria!
    Primera lectura
    Lectura del libro del profeta Nahum (2, 1. 3; 3, 1-3. 6-7):

    Ya viene por el monte el mensajero de buenas noticias, que anuncia la paz. Celebra tus fiestas, Jud, y cumple tus promesas, porque el malvado no te volver a invadir, pues ha sido aniquilado.El Seor restaurar la via de Jacob, que es el orgullo de Israel. Los invasores la haban devastado, haban destruido sus sarmientos.En cambio, ay de ti, Nnive, ciudad sanguinaria, toda llena de mentiras y despojos, que no has cesado de robar! Escucha el chasquido de los ltigos y el estrpito de las ruedas, los caballos que galopan, los carros que saltan y la caballera que avanza. Mira el llamear de las espadas y el centellear de las lanzas. Contempla la multitud de heridos y los montones de muertos, la interminable cantidad de cadveres con los que uno se tropieza.Arrojar inmundicias sobre ti, te deshonrar y te expondr a la vergenza pblica. Y todo el que te vea huir de ti y dir: "Nnive est destruida". Quin tendr compasin de ti? Dnde podr encontrar alguien que te consuele?

    Palabra de Dios! Te alabamos Seor !

  • Salmo Dt 32,35cd-36ab.39abcd.41
    R/.Yo doy la muerte y la vida

    El da de su perdicin se acerca
    y su suerte se apresura,
    porque el Seor defender a su pueblo
    y tendr compasin de sus siervos.R/.

    Pero ahora mirad: yo soy yo,
    y no hay otro fuera de m;
    yo doy la muerte y la vida,
    yo desgarro y yo curo.R/.

    Cuando afile el relmpago de mi espada
    y tome en mi mano la justicia,
    har venganza del enemigo
    y dar su paga al adversario.R/.
  • R/.Aleluya, aleluya.
    Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos, dice el Seor.R/.
    Qu podr dar el hombre a cambio de su vida?
    Lectura del santo evangelio segn san Mateo (16,24-28):

    En aquel tiempo, Jess dijo a sus discpulos: "El que quiera venir conmigo, que renuncie a s mismo, que tome su cruz y me siga. Pues el que quiera salvar su vida, la perder; pero el que pierda su vida por m, la encontrar. De qu le sirve a uno ganar el mundo entero, si pierde su vida? Y qu podr dar uno a cambio para recobrarla?Porque el Hijo del hombre ha de venir rodeado de la gloria de su Padre, en compaa de sus ngeles, y entonces dar a cada uno lo que merecen sus obras.Yo les aseguro que algunos de los aqu presentes no morirn, sin haber visto primero llegar al Hijo del hombre como rey".

    Palabra del Seor! Gloria a Ti, Seor Jess!

  • Oracin

    Padre santo, aydame a buscar lo que me haga crecer en el amor, para darte gloria y servir mejor a los dems: bienes que duren y valgan para la eternidad. Y, aunque no me guste ni me atreva a buscarla, que sepa renunciar a m mismo para tomar mi cruz y seguirte.

    Peticin

    Seor, dame la fortaleza para tomar mi cruz y seguir los pasos de tu Hijo.
  • Meditacin del Papa Francisco

    En espaol existe una palabra que es muy grfica, que lo explica bien: l nos "primerea". Es el primero siempre. Cuando nosotros llegamos, l ha llegado y nos espera. Cristo nuestro Seor, Rey eterno, llama a cada uno de nosotros dicindonos: "quien quiera venir conmigo, ha de trabajar conmigo, porque siguindome en la pena, tambin me sigue en la gloria". Ser conquistado por Cristo para ofrecer a este Rey toda nuestra persona y toda nuestra fatiga; decir al Seor querer hacer todo para su mayor servicio y alabanza, imitarle en soportar tambin injurias, desprecio, pobreza. Dejarse conquistar por Cristo significa tender siempre hacia aquello que tenemos de frente, hacia la meta de Cristo y preguntarse con verdad y sinceridad: Qu he hecho por Cristo? Qu hago por Cristo? Qu debo hacer por Cristo?(Cf. S.S. Francisco, 31 de julio de 2013, homila en la capilla de Santa Marta).
  • Reflexin

    Un sacerdote tuvo que realizar un viaje a Estados Unidos y en el avin coincidi con un empresario muy importante. Despus de un rato de dilogo, el millonario le cont esta confidencia: Dara con gusto gran parte de mi dinero con tal de volver a tener la experiencia de Dios que viv hace muchos aos.
    La amistad con Cristo no se paga con dinero, es gratis. Por eso es tan difcil lograrla, porque no se vende en ningn establecimiento. No es una mercanca, pero es el bien ms cotizado del mundo. Y por desgracia, tambin el ms desconocido.
    Cmo se logra esa amistad? En primer lugar, hacindose como Cristo. Para eso hay que empezar a conocerlo; leer el Evangelio, acudir a los sacramentos, dedicar momentos diarios a la oracin, etc. Es necesario "empaparse" de sus enseanzas, que son divinas. Es entonces cuando damos un fundamento slido a nuestra vida cristiana.
    Jess nos avisa que esa transformacin en l es costosa, como cargar con una cruz sobre los hombros. No hay que engaarse. Pero tambin es la manera ms plena de vivir, despreocupndose de los propios intereses y tratando a los dems como Cristo lo hara. Es as como podremos experimentar su amistad y cercana. As "recobramos" nuestra alma para el Seor y ayudamos, con nuestro testimonio, a los otros.
  • Propsito

    Adoptar una actitud positiva, y no quejarme, ante las dificultades de este da para seguir a Cristo en el camino de la cruz.

    Dilogo con Cristo

    Es mejor si este dilogo se hace espontneamente, de corazn a Corazn; Seor, no es fcil ser tu amigo en la cruz. La tentacin a escapar o renegar de la realidad, cuando se presentan los problemas, fcilmente me domina. Gracias por esta meditacin que me confirma que puedo confiar en que, con tu gracia, puedo perseverar hasta el final. No puedo esperar gozar de una eternidad gloriosa, llena de fiesta y de alegra, si no derramo, por amor a Ti y a mis hermanos, un poco de sangre, sudor y lgrimas en la tierra.