RRonald Campos López onald Campos López

of 31 /31

Transcript of RRonald Campos López onald Campos López

Page 1: RRonald Campos López onald Campos López

Ronald Campos Loacutepez Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOCABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO EL PENSAMIENTO

dede laureano albaacutenlaureano albaacuten enen Todas las piedras del muroodas las piedras del muro

2 0 2 0

8614092A326c Campos Loacutepez Ronald

El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten Ronald Campos Loacutepez ndash1 edicioacutenndash San Joseacute Costa Rica Editorial UCR 2020

xv 213 paacuteginas ilustraciones en blanco y negro

ISBN 978-9968-46-819-0

1 ALBAacuteN RIVAS LAUREANO ALBERTO 1941- TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 2 POESIacuteA COSTARRICENSE 3 CAacuteBALA I Tiacutetulo

CIP3463CCSIBDIUCR

Edicioacuten aprobada por la Comisioacuten Editorial de la Universidad de Costa RicaPrimera edicioacuten 2020

Editorial UCR es miembro del Sistema Editorial Universitario Centroamericano (SEDUCA) perteneciente al Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA)

Correccioacuten filoloacutegica Mercedes Villalobos C bull Revisioacuten de pruebas Mariacutea Villalobos Ch

Disentildeo Cindy Chaves U bull Diagramacioacuten Daniela Hernaacutendez C

Ilustracioacuten de portada Muro de los Lamentos ldquoImages of Jerusalem Israel taken while visiting for TBEX International Travel Bloggers Conference in March 2017 Jerusalemrdquo por Gary Bembridge utilizada bajo licencia CC by 20 Ajuste de niveles subexposicioacuten manual y maacutescara de capa sobre horizonte y cielo ldquoDiagram of the names of God in Oedipus Aegyptiacusrdquo por Athanasius Kircher imagen de dominio puacuteblico

Disentildeo de portada fotomontaje realizado por Abraham Ugarte S bull Control de calidad Abraham Ugarte S

copy Editorial de la Universidad de Costa Rica Ciudad Universitaria Rodrigo Facio San Joseacute Costa RicaProhibida la reproduccioacuten total o parcial Todos los derechos reservados Hecho el depoacutesito de ley

Impreso bajo demanda en la Seccioacuten de Impresioacuten del SIEDIN Fecha de aparicioacuten abril 2020 Universidad de Costa Rica Ciudad Universitaria Rodrigo Facio San Joseacute Costa Rica

Apdo 11501-2060 bull Tel 2511 5310 bull Fax 2511 5257 bull administracionsiedinucraccr bull wwweditorialucraccr

A Mariacutea Pilar Celma y Carmen Moraacuten

maestras que me condujeron por estas

y tantas otras sendas a traveacutes de la poesiacutea

ix

CONTENIDO

Preliminar xi

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANOJUDIacuteA 1

Un recorrido histoacuterico necesario 1

La caacutebala zohaacuterica

pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo 11

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro

la Tanaj y la caacutebala 14

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot 16

MALJUT O lsquoREINADOrsquo 23

IESOD O lsquoFUNDAMENTOrsquo 45

HOD O lsquoESPLENDOR RECONOCIMIENTOrsquo 61

NETZAJ O lsquoVICTORIArsquo 73

TIFERET O lsquoBELLEZArsquo 93

GUEVURAacute O lsquoPODERrsquo 105

JESED O lsquoBONDAD CARINtildeOrsquo 117

BINAacute O lsquoENTENDIMIENTOrsquo 125

JOJMAacute O lsquoSABIDURIacuteArsquo 139

x

KETER Y DAAT 161

Daat o lsquoconocimientorsquo 161

Keter o lsquocoronarsquo 171

LA CAacuteBALA RESUENA A TRAVEacuteS

DE TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 185

Glosario de voces hebreas y teacuterminos

del pensamiento cabaliacutestico judiacuteo 191

Anexos 197

Referencias bibliograacuteficas 201

Acerca del autor 213

1

Un recorrido histoacuterico necesario

La ocupacioacuten judiacutea en diversas zonas europeas data de la eacutepoca

romana (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) y en Espantildea posiblemente de

la fenicia (Bossong 2010) En el siglo IV la presencia de judiacuteos en

Hispania fue proacutespera como lo demuestran los intentos de frenar

el judaiacutesmo y su expansioacuten contenidos en los caacutenones del Concilio

de Elvira entre los antildeos 300 y 324 (Schaff 2006)

Los hispano-judiacuteos vivieron durante los siglos VII y VIII bajo la

poliacutetica restrictiva de los reyes visigodos Padecieron tratos severos

debido a 1) la minusvaloracioacuten de su papel como comerciantes

2) las jerarquiacuteas de la Iglesia que influidas por consideraciones

teoloacutegicas los veiacutean como enemigos 3) los decretos rigurosos

del Concilio de 693 los cuales impidieron praacutecticamente que los

hispano-judiacuteos prosiguieran su actividad comercial 4) un nuevo

decreto de 694 el cual condenaba a la esclavitud a aquellos que

no aceptaran el bautismo (Montgomery Watt 1974) Aun asiacute los

hispano-judiacuteos conformaron una nacioacuten gracias a la autonomiacutea

poliacutetica religiosa administrativa linguumliacutestica literaria econoacutemica

y juriacutedica de las juderiacuteas (Faur 2001) Sefarad fue su Espantildea natal

A pesar de que alude biacuteblicamente a la antigua Sardis ciudad de

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANO-JUDIacuteA

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 2: RRonald Campos López onald Campos López

8614092A326c Campos Loacutepez Ronald

El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten Ronald Campos Loacutepez ndash1 edicioacutenndash San Joseacute Costa Rica Editorial UCR 2020

xv 213 paacuteginas ilustraciones en blanco y negro

ISBN 978-9968-46-819-0

1 ALBAacuteN RIVAS LAUREANO ALBERTO 1941- TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 2 POESIacuteA COSTARRICENSE 3 CAacuteBALA I Tiacutetulo

CIP3463CCSIBDIUCR

Edicioacuten aprobada por la Comisioacuten Editorial de la Universidad de Costa RicaPrimera edicioacuten 2020

Editorial UCR es miembro del Sistema Editorial Universitario Centroamericano (SEDUCA) perteneciente al Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA)

Correccioacuten filoloacutegica Mercedes Villalobos C bull Revisioacuten de pruebas Mariacutea Villalobos Ch

Disentildeo Cindy Chaves U bull Diagramacioacuten Daniela Hernaacutendez C

Ilustracioacuten de portada Muro de los Lamentos ldquoImages of Jerusalem Israel taken while visiting for TBEX International Travel Bloggers Conference in March 2017 Jerusalemrdquo por Gary Bembridge utilizada bajo licencia CC by 20 Ajuste de niveles subexposicioacuten manual y maacutescara de capa sobre horizonte y cielo ldquoDiagram of the names of God in Oedipus Aegyptiacusrdquo por Athanasius Kircher imagen de dominio puacuteblico

Disentildeo de portada fotomontaje realizado por Abraham Ugarte S bull Control de calidad Abraham Ugarte S

copy Editorial de la Universidad de Costa Rica Ciudad Universitaria Rodrigo Facio San Joseacute Costa RicaProhibida la reproduccioacuten total o parcial Todos los derechos reservados Hecho el depoacutesito de ley

Impreso bajo demanda en la Seccioacuten de Impresioacuten del SIEDIN Fecha de aparicioacuten abril 2020 Universidad de Costa Rica Ciudad Universitaria Rodrigo Facio San Joseacute Costa Rica

Apdo 11501-2060 bull Tel 2511 5310 bull Fax 2511 5257 bull administracionsiedinucraccr bull wwweditorialucraccr

A Mariacutea Pilar Celma y Carmen Moraacuten

maestras que me condujeron por estas

y tantas otras sendas a traveacutes de la poesiacutea

ix

CONTENIDO

Preliminar xi

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANOJUDIacuteA 1

Un recorrido histoacuterico necesario 1

La caacutebala zohaacuterica

pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo 11

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro

la Tanaj y la caacutebala 14

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot 16

MALJUT O lsquoREINADOrsquo 23

IESOD O lsquoFUNDAMENTOrsquo 45

HOD O lsquoESPLENDOR RECONOCIMIENTOrsquo 61

NETZAJ O lsquoVICTORIArsquo 73

TIFERET O lsquoBELLEZArsquo 93

GUEVURAacute O lsquoPODERrsquo 105

JESED O lsquoBONDAD CARINtildeOrsquo 117

BINAacute O lsquoENTENDIMIENTOrsquo 125

JOJMAacute O lsquoSABIDURIacuteArsquo 139

x

KETER Y DAAT 161

Daat o lsquoconocimientorsquo 161

Keter o lsquocoronarsquo 171

LA CAacuteBALA RESUENA A TRAVEacuteS

DE TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 185

Glosario de voces hebreas y teacuterminos

del pensamiento cabaliacutestico judiacuteo 191

Anexos 197

Referencias bibliograacuteficas 201

Acerca del autor 213

1

Un recorrido histoacuterico necesario

La ocupacioacuten judiacutea en diversas zonas europeas data de la eacutepoca

romana (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) y en Espantildea posiblemente de

la fenicia (Bossong 2010) En el siglo IV la presencia de judiacuteos en

Hispania fue proacutespera como lo demuestran los intentos de frenar

el judaiacutesmo y su expansioacuten contenidos en los caacutenones del Concilio

de Elvira entre los antildeos 300 y 324 (Schaff 2006)

Los hispano-judiacuteos vivieron durante los siglos VII y VIII bajo la

poliacutetica restrictiva de los reyes visigodos Padecieron tratos severos

debido a 1) la minusvaloracioacuten de su papel como comerciantes

2) las jerarquiacuteas de la Iglesia que influidas por consideraciones

teoloacutegicas los veiacutean como enemigos 3) los decretos rigurosos

del Concilio de 693 los cuales impidieron praacutecticamente que los

hispano-judiacuteos prosiguieran su actividad comercial 4) un nuevo

decreto de 694 el cual condenaba a la esclavitud a aquellos que

no aceptaran el bautismo (Montgomery Watt 1974) Aun asiacute los

hispano-judiacuteos conformaron una nacioacuten gracias a la autonomiacutea

poliacutetica religiosa administrativa linguumliacutestica literaria econoacutemica

y juriacutedica de las juderiacuteas (Faur 2001) Sefarad fue su Espantildea natal

A pesar de que alude biacuteblicamente a la antigua Sardis ciudad de

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANO-JUDIacuteA

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 3: RRonald Campos López onald Campos López

A Mariacutea Pilar Celma y Carmen Moraacuten

maestras que me condujeron por estas

y tantas otras sendas a traveacutes de la poesiacutea

ix

CONTENIDO

Preliminar xi

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANOJUDIacuteA 1

Un recorrido histoacuterico necesario 1

La caacutebala zohaacuterica

pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo 11

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro

la Tanaj y la caacutebala 14

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot 16

MALJUT O lsquoREINADOrsquo 23

IESOD O lsquoFUNDAMENTOrsquo 45

HOD O lsquoESPLENDOR RECONOCIMIENTOrsquo 61

NETZAJ O lsquoVICTORIArsquo 73

TIFERET O lsquoBELLEZArsquo 93

GUEVURAacute O lsquoPODERrsquo 105

JESED O lsquoBONDAD CARINtildeOrsquo 117

BINAacute O lsquoENTENDIMIENTOrsquo 125

JOJMAacute O lsquoSABIDURIacuteArsquo 139

x

KETER Y DAAT 161

Daat o lsquoconocimientorsquo 161

Keter o lsquocoronarsquo 171

LA CAacuteBALA RESUENA A TRAVEacuteS

DE TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 185

Glosario de voces hebreas y teacuterminos

del pensamiento cabaliacutestico judiacuteo 191

Anexos 197

Referencias bibliograacuteficas 201

Acerca del autor 213

1

Un recorrido histoacuterico necesario

La ocupacioacuten judiacutea en diversas zonas europeas data de la eacutepoca

romana (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) y en Espantildea posiblemente de

la fenicia (Bossong 2010) En el siglo IV la presencia de judiacuteos en

Hispania fue proacutespera como lo demuestran los intentos de frenar

el judaiacutesmo y su expansioacuten contenidos en los caacutenones del Concilio

de Elvira entre los antildeos 300 y 324 (Schaff 2006)

Los hispano-judiacuteos vivieron durante los siglos VII y VIII bajo la

poliacutetica restrictiva de los reyes visigodos Padecieron tratos severos

debido a 1) la minusvaloracioacuten de su papel como comerciantes

2) las jerarquiacuteas de la Iglesia que influidas por consideraciones

teoloacutegicas los veiacutean como enemigos 3) los decretos rigurosos

del Concilio de 693 los cuales impidieron praacutecticamente que los

hispano-judiacuteos prosiguieran su actividad comercial 4) un nuevo

decreto de 694 el cual condenaba a la esclavitud a aquellos que

no aceptaran el bautismo (Montgomery Watt 1974) Aun asiacute los

hispano-judiacuteos conformaron una nacioacuten gracias a la autonomiacutea

poliacutetica religiosa administrativa linguumliacutestica literaria econoacutemica

y juriacutedica de las juderiacuteas (Faur 2001) Sefarad fue su Espantildea natal

A pesar de que alude biacuteblicamente a la antigua Sardis ciudad de

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANO-JUDIacuteA

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 4: RRonald Campos López onald Campos López

ix

CONTENIDO

Preliminar xi

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANOJUDIacuteA 1

Un recorrido histoacuterico necesario 1

La caacutebala zohaacuterica

pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo 11

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro

la Tanaj y la caacutebala 14

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot 16

MALJUT O lsquoREINADOrsquo 23

IESOD O lsquoFUNDAMENTOrsquo 45

HOD O lsquoESPLENDOR RECONOCIMIENTOrsquo 61

NETZAJ O lsquoVICTORIArsquo 73

TIFERET O lsquoBELLEZArsquo 93

GUEVURAacute O lsquoPODERrsquo 105

JESED O lsquoBONDAD CARINtildeOrsquo 117

BINAacute O lsquoENTENDIMIENTOrsquo 125

JOJMAacute O lsquoSABIDURIacuteArsquo 139

x

KETER Y DAAT 161

Daat o lsquoconocimientorsquo 161

Keter o lsquocoronarsquo 171

LA CAacuteBALA RESUENA A TRAVEacuteS

DE TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 185

Glosario de voces hebreas y teacuterminos

del pensamiento cabaliacutestico judiacuteo 191

Anexos 197

Referencias bibliograacuteficas 201

Acerca del autor 213

1

Un recorrido histoacuterico necesario

La ocupacioacuten judiacutea en diversas zonas europeas data de la eacutepoca

romana (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) y en Espantildea posiblemente de

la fenicia (Bossong 2010) En el siglo IV la presencia de judiacuteos en

Hispania fue proacutespera como lo demuestran los intentos de frenar

el judaiacutesmo y su expansioacuten contenidos en los caacutenones del Concilio

de Elvira entre los antildeos 300 y 324 (Schaff 2006)

Los hispano-judiacuteos vivieron durante los siglos VII y VIII bajo la

poliacutetica restrictiva de los reyes visigodos Padecieron tratos severos

debido a 1) la minusvaloracioacuten de su papel como comerciantes

2) las jerarquiacuteas de la Iglesia que influidas por consideraciones

teoloacutegicas los veiacutean como enemigos 3) los decretos rigurosos

del Concilio de 693 los cuales impidieron praacutecticamente que los

hispano-judiacuteos prosiguieran su actividad comercial 4) un nuevo

decreto de 694 el cual condenaba a la esclavitud a aquellos que

no aceptaran el bautismo (Montgomery Watt 1974) Aun asiacute los

hispano-judiacuteos conformaron una nacioacuten gracias a la autonomiacutea

poliacutetica religiosa administrativa linguumliacutestica literaria econoacutemica

y juriacutedica de las juderiacuteas (Faur 2001) Sefarad fue su Espantildea natal

A pesar de que alude biacuteblicamente a la antigua Sardis ciudad de

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANO-JUDIacuteA

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 5: RRonald Campos López onald Campos López

x

KETER Y DAAT 161

Daat o lsquoconocimientorsquo 161

Keter o lsquocoronarsquo 171

LA CAacuteBALA RESUENA A TRAVEacuteS

DE TODAS LAS PIEDRAS DEL MURO 185

Glosario de voces hebreas y teacuterminos

del pensamiento cabaliacutestico judiacuteo 191

Anexos 197

Referencias bibliograacuteficas 201

Acerca del autor 213

1

Un recorrido histoacuterico necesario

La ocupacioacuten judiacutea en diversas zonas europeas data de la eacutepoca

romana (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) y en Espantildea posiblemente de

la fenicia (Bossong 2010) En el siglo IV la presencia de judiacuteos en

Hispania fue proacutespera como lo demuestran los intentos de frenar

el judaiacutesmo y su expansioacuten contenidos en los caacutenones del Concilio

de Elvira entre los antildeos 300 y 324 (Schaff 2006)

Los hispano-judiacuteos vivieron durante los siglos VII y VIII bajo la

poliacutetica restrictiva de los reyes visigodos Padecieron tratos severos

debido a 1) la minusvaloracioacuten de su papel como comerciantes

2) las jerarquiacuteas de la Iglesia que influidas por consideraciones

teoloacutegicas los veiacutean como enemigos 3) los decretos rigurosos

del Concilio de 693 los cuales impidieron praacutecticamente que los

hispano-judiacuteos prosiguieran su actividad comercial 4) un nuevo

decreto de 694 el cual condenaba a la esclavitud a aquellos que

no aceptaran el bautismo (Montgomery Watt 1974) Aun asiacute los

hispano-judiacuteos conformaron una nacioacuten gracias a la autonomiacutea

poliacutetica religiosa administrativa linguumliacutestica literaria econoacutemica

y juriacutedica de las juderiacuteas (Faur 2001) Sefarad fue su Espantildea natal

A pesar de que alude biacuteblicamente a la antigua Sardis ciudad de

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANO-JUDIacuteA

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 6: RRonald Campos López onald Campos López

1

Un recorrido histoacuterico necesario

La ocupacioacuten judiacutea en diversas zonas europeas data de la eacutepoca

romana (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) y en Espantildea posiblemente de

la fenicia (Bossong 2010) En el siglo IV la presencia de judiacuteos en

Hispania fue proacutespera como lo demuestran los intentos de frenar

el judaiacutesmo y su expansioacuten contenidos en los caacutenones del Concilio

de Elvira entre los antildeos 300 y 324 (Schaff 2006)

Los hispano-judiacuteos vivieron durante los siglos VII y VIII bajo la

poliacutetica restrictiva de los reyes visigodos Padecieron tratos severos

debido a 1) la minusvaloracioacuten de su papel como comerciantes

2) las jerarquiacuteas de la Iglesia que influidas por consideraciones

teoloacutegicas los veiacutean como enemigos 3) los decretos rigurosos

del Concilio de 693 los cuales impidieron praacutecticamente que los

hispano-judiacuteos prosiguieran su actividad comercial 4) un nuevo

decreto de 694 el cual condenaba a la esclavitud a aquellos que

no aceptaran el bautismo (Montgomery Watt 1974) Aun asiacute los

hispano-judiacuteos conformaron una nacioacuten gracias a la autonomiacutea

poliacutetica religiosa administrativa linguumliacutestica literaria econoacutemica

y juriacutedica de las juderiacuteas (Faur 2001) Sefarad fue su Espantildea natal

A pesar de que alude biacuteblicamente a la antigua Sardis ciudad de

HACIA LA HERENCIA CABALIacuteSTICA HISPANO-JUDIacuteA

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 7: RRonald Campos López onald Campos López

2 Ronald Campos Loacutepez

Asia Menor el nombre Sefarad comenzoacute a emplearse a partir del

siglo VIII para denominar a Espantildea (Diacuteaz-Mas 1986)

La situacioacuten de los hispano-judiacuteos en la peniacutensula ibeacuterica mejoroacute

posterior al Encuentro de 7111 El descontento de los hispano-judiacuteos

con los visigodos los llevoacute a contribuir con los proyectos musulma-

nes de invasioacuten Despueacutes de la conquista no mostraron tendencias a

la rebelioacuten Tanto los hispano-judiacuteos como los hispanos-cristianos

en cuanto gentes del libro (creyentes en las religiones abrahaacutemicas

monoteiacutestas) fueron considerados dimmiacutees grupos protegidos que

pagaban un impuesto o tributo a los musulmanes para poder gozar

de autonomiacutea interna (Montgomery Watt 1974)

Pese al pogromo de 1066 desde el siglo IX en al-Aacutendalus ndashy a partir

del XIII en la Escuela de Traductores de Toledondash los hispano-judiacuteos

en contacto con la lengua aacuterabe accedieron a un universo cultural

y alcanzaron el desarrollo de nuevos conocimientos y disciplinas

(gramaacutetica filosofiacutea ciencia astronomiacutea matemaacutetica medicina)

que los aacuterabes lograron construir con base en el sustrato cultu-

ral heleacutenico y oriental (sirio persa hinduacute entre otros) que habiacutea

quedado bajo dominio islaacutemico (Cruz Hernaacutendez 1957a Castro

1966 Montgomery Watt 1974 Diacuteaz-Mas y Puente 2007 Moral

2013) Adquirieron asimismo notables cotas de poder poliacutetico

como hombres de confianza de monarcas musulmanes e hispano-

cristianos Si los hispano-judiacuteos se sintieron disminuiacutedos en

1 Desde los noventa del siglo XX se habla del Encuentro de Dos Mundos o

Encuentro de Culturas para referirse a la celebracioacuten del 12 de Octubre (Lago

1997) Sin embargo el teacutermino ldquoencuentrordquo ha sido polemizado desde el discurso

poscolonial pues no parece pertinente ldquosobre todo si la que encuentra es Europa

La cosificacioacuten del hombre no cambia mucho Y seriacutea forzar el idioma utilizar la

expresioacuten en el sentido de coincidir Lo maacutes honesto seriacutea entender este vocablo

poliseacutemico en su acepcioacuten militar al decir de algunos criacuteticos del Quinto Cen-

tenario en el encontronazordquo (Rojas Mix 1997 p 391) Para evitar pues ambi-

guumledades en el teacutermino se aclara que en este estudio se emplea ldquoencuentrordquo para

referirse a aquellos procesos histoacutericos objetivos en que coinciden los tiempos y

circunstancias de dos o maacutes grupos culturales De ahiacute que se hable del Encuentro

de 711 o el de 1492 u otros en general El uso de la mayuacutescula en este caso

enfatiza la visioacuten que busca darse

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 8: RRonald Campos López onald Campos López

3El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

relacioacuten con los andalusiacutees entre los siglos X y XII se consideraron

culturalmente superiores a los castellanos leoneses y aragoneses

en los reinos cristianos (Castro 1966) Esto los llevoacute sin duda

a incorporarse a diversas actividades2

En el aacutembito literario las letras hebreas renacieron en la peniacuten-

sula ibeacuterica como consecuencia de la hegemoniacutea musulmana

(Cabo Aseguinolaza 2012) Se desarrolloacute una poesiacutea hispano-judiacutea

revitalizada gracias a la labor de Dunash ben Labrat quien imitoacute

y adaptoacute la meacutetrica y temaacuteticas de la poesiacutea aacuterabe (Vernet 1999

Bossong 2010) De esta forma la poesiacutea hispano-judiacutea llegoacute a ver-

sar sobre el amor el vino la amistad la naturaleza la belleza hu-

mana entre otros y la muacutesica lituacutergica sinagogal adoptoacute los modos

poeacutetico-musicales del makam turco Una parte de los cantos to-

daviacutea hoy entonados en sinagogas es herencia de la poesiacutea aacuterabe

medieval (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El diaacutelogo cultural entre hispano-judiacuteos hispano-musulmanes e

hispano-cristianos en la morada vital de al-Aacutendalus se vio afectado

por la llegada de los almoraacutevides y almohades en los siglos XI y XII

respectivamente en consecuencia se produjeron eacutexodos masivos

2 Diacuteaz-Mas y Puente pormenorizan tales actividades ldquoEl comercio las artesaniacuteas

relacionadas con la construccioacuten de edificios o con la fabricacioacuten de objetos

lujosos o suntuarios (orfebreriacutea textil bordados copia e iluminacioacuten de libros

manuscritos) o los servicios derivados de la vida comercial y administrativa

(amanuenses cambistas contables o prestamistas) o de las necesidades de la

poblacioacuten concentrada en el escaso espacio de las ciudades (ejercicio de la medi-

cina praacutectica farmacopea) En algunas de estas profesiones (comerciantes orfe-

bres sastres ilustradores de manuscritos meacutedicos etc) destacaron los judiacuteos

por otra parte la interdiccioacuten religiosa de ejercer el preacutestamo a intereacutes que pe-

saba sobre musulmanes y (al menos hasta el siglo XII) cristianos propicioacute que

el oficio de prestamista fuera ejercido por judiacuteos a partir de esa especializacioacuten

algunos monarcas y grandes sentildeores musulmanes y cristianos encomendaron a

judiacuteos tambieacuten la recaudacioacuten de impuestos Aunque toda la Edad Media siguioacute

habiendo judiacuteos agricultores una buena parte de los judiacuteos del mundo islaacutemico se

dedicaban a este tipo de profesiones urbanas las migraciones de judiacuteos a los rei-

nos cristianos contribuyeron despueacutes al desarrollo de estas mismas actividades

en las ciudades cristianasrdquo (2007 p 39)

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 9: RRonald Campos López onald Campos López

4 Ronald Campos Loacutepez

de hispano-judiacuteos hacia los reinos cristianos del norte3 (Castro

1966 Diacuteaz-Mas 1986) A mediados del siglo XII los que auacuten per-

maneciacutean en el paiacutes se debieron convertir si queriacutean seguir viviendo

ahiacute Esto terminoacute de propiciar el exilio de maacutes miembros de esta

minoriacutea y por consiguiente ocasionoacute que las mayores comunidades

hispano-judiacuteas habitaran en los reinos cristianos del norte

Desde tiempos de Carlomagno (siglo VIII) hasta el final de la Edad

Media los judiacuteos fueron considerados propiedad real Un ejemplo

fue el caso de las coronas de Castilla y Aragoacuten donde los hispano-

judiacuteos no fueron totalmente libres pero tampoco siervos Pagaban

impuestos y contaban con proteccioacuten Continuaron viviendo en

calles y barrios urbanos dentro de las murallas y con autonomiacutea

para la gestioacuten de asuntos internos culto servicios comunita-

rios y economiacutea Sin embargo su defensa y privilegios provoca-

ron ataques de los nobles el pueblo antijudiacuteo y la Iglesia catoacutelica

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Con el advenimiento de los Reyes Catoacutelicos y sus decretos sobre lo

castizo y la persecucioacuten judiacutea ndashpensamiento proveniente maacutes de

los estratos sociales bajos que de los monarcasndash en 1492 se rompioacute

finalmente la interdependencia de aquellas castas medievales y la

dominacioacuten musulmana En ese momento la conciencia del pasa-

do dejoacute de actuar como ternaria y se volvioacute unitaria y monoliacutetica

dirigida por la suprema identidad terreno-espiritual y linguumliacutestica

de Castilla la cual se veniacutea moldeando como nuacutecleo de Espantildea

desde el siglo X (Castro 1966)

En marzo de 1492 los Reyes Catoacutelicos promulgaron en la Alhambra

el edicto que ordenoacute la expulsioacuten de los hispano-judiacuteos de las

coronas de Castilla y Aragoacuten Algunos decidieron quedarse pero

con el acatamiento de una conversioacuten forzada por coacciones

3 Castro (1966) empleoacute el teacutermino ldquomorada vitalrdquo para referirse a las posibilidades

haacutebitos dimensioacuten axioloacutegica y obstaacuteculos iacutentimos exteriores y objetivos que

permiten la realidad dinaacutemica y concreta de un grupo humano al ocupar un

espacio y su consciencia de existir

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 10: RRonald Campos López onald Campos López

5El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

fiacutesicas o morales la sensacioacuten de inseguridad y la marginacioacuten

social inclusive por medidas legislativas (Castro 1966 Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) Los estatutos de limpieza de sangre comenzaron a

aplicarse sobre quienes teniacutean un antepasado converso y deseaban

acceder a un cargo puacuteblico emigrar a Ameacuterica o ingresar en uni-

versidades u oacuterdenes religiosas y militares Asiacute pues los hispano-

cristianos emplearon un criterio no religioso ndashsino genealoacutegico o

de sangrendash para determinar quieacuten era judiacuteo y cuaacutel su rol social

(Castro 1966 Diacuteaz-Mas y Puente 2007) En 1497 el rey Manuel de

Portugal ordenoacute bautizar a todos los judiacuteos quienes no tuvieron

oportunidad alguna como sus parientes en Espantildea (Diacuteaz 2001)

En este uacuteltimo paiacutes continuaban las expulsiones y en 1498 se

desterroacute a los hispano-judiacuteos del reino de Navarra

Durante los siglos XV y XVI los judiacuteos castizos o cristianos nuevos

potenciaron las actividades cientiacuteficas teacutecnicas filosoacuteficas y litera-

rias sin embargo para no ser tildados de judiacuteos desde el siglo XVI

los espantildeoles cristianos rechazaron cualquier actividad mental o

praacutectica que pareciera propia de aquellos Los liacutemites respecto de

su modo de vida fueron tensos para varias poblaciones hispano-

cristianas ya que calcaron de los hispano-judiacuteos verbigracia

las designaciones nobiliarias y el sistema semiacutetico de la pureza del

linaje aunque experimentaron desdeacuten por las actividades comer-

ciales y el conocimiento ya que los vincularon siempre a esta otra

casta aun durante el periacuteodo de expansioacuten del Imperio El funda-

mento de los estatutos de limpieza de sangre terminoacute por llevar a

los hispano-cristianos a un nivel de improductividad e ignoran-

cia que generoacute crisis de identidad y desarrollo socioeconoacutemico en

la eacutepoca imperial (Castro 1966)

Los judiacuteos expulsos de la peniacutensula ibeacuterica y sus descendientes

pasaron a llamarse sefardiacutees o sefarditas En el siglo XVI se re-

fugiaron en el Norte de Aacutefrica Egipto Palestina Turquiacutea Italia

y Aacutemsterdam Conservaron auacuten su tradicioacuten religiosa y cultural

hispano-judiacutea (Diacuteaz 2001) Despueacutes del descubrimiento de Ameacute-

rica abierta o clandestinamente tambieacuten se instalaron en aquel

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 11: RRonald Campos López onald Campos López

6 Ronald Campos Loacutepez

continente en colonias portuguesas holandesas espantildeolas e

inglesas (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

En el siglo XVII en Aacutemsterdam se vivioacute el resurgimiento de co-

munidades sefardiacutees con elementos claramente peninsulares la

herencia literaria el orgullo del linaje la lengua castellana la edu-

cacioacuten de universidades espantildeolas y portuguesas y el humanismo

ibeacuterico (Fernaacutendez 2001 Cabo Aseguinolaza 2012) Esta ciudad

se estabilizoacute asiacute pues como un refugio un centro cultural y una

capital del mundo sefardiacute Acorde con este hecho en 1654 se cons-

truyoacute el primer asentamiento judiacuteo en Ameacuterica del Norte Nueva

Aacutemsterdam hoy Nueva York (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A pesar de la convivencia de los hispano-judiacuteos hispano-musul-

manes e hispano-cristianos desde el siglo VIII hasta el XV (Castro

1966) el contexto general europeo de la Edad Media al siglo XVIII

estuvo marcado por el ambiente cristiano el progresivo antijuda-

iacutesmo y las tensiones poliacuteticas econoacutemicas y sociales lo que generoacute

calumnias (se acusaba a los judiacuteos de envenenar pozos y fuentes

o practicar sacrificios rituales basados en asesinar cristianos) ata-

ques fiacutesicos (asaltos a juderiacuteas o pogromos) conversiones y expul-

siones El esplendor de lo judiacuteo en el aacutembito intelectual cientiacutefico

social y espiritual convivioacute con su propia degradacioacuten Empero con

las ideas humanistas ilustradas y la Revolucioacuten francesa se dio la

emancipacioacuten y los judiacuteos europeos comenzaron a adquirir derechos

inclusive se integraron a la cultura europea a traveacutes de la Haskalaacute

o Ilustracioacuten judiacutea (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Desde el siglo XVII hasta el XIX las migraciones trasatlaacutenticas

provocaron que hoy sea Ameacuterica el continente con mayor pobla-

cioacuten judiacutea Numerosas familias askenaziacutees migraron a Ameacuterica

del Norte Asentamientos sefardiacutees norteafricanos se establecie-

ron en Guayana Brasil y las Antillas A mediados del siglo XIX

debido a la guerra hispano-marroquiacute grupos sefarditas viajaron

a Venezuela Peruacute Chile Argentina y Uruguay Sus migraciones

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 12: RRonald Campos López onald Campos López

7El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

posteriores fueron a Meacutexico Cuba Repuacuteblica Dominicana

Costa Rica y Panamaacute (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Hasta finales del siglo XIX estas poblaciones mantuvieron sus

praacutecticas sinagogales personales y domeacutesticas Poco a poco crea-

ron comunidades locales autogestoras Cobraron relevancia la

conservacioacuten y la transmisioacuten del judaiacutesmo a traveacutes de la familia

por medio de la ensentildeanza la observancia de los prescriptores y

la praacutectica de los ritos y ceremonias domeacutesticas En consecuencia

se fomentaron la alfabetizacioacuten el estudio y la formacioacuten superior

principalmente de los varones en las yeshivot o escuelas rabiacutenicas

(Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XX los procesos de secularizacioacuten de los

sectores judiacuteos europeos y americanos permitieron su adhesioacuten a

ideologiacuteas liberales y progresistas Con este proceso de asimila-

cioacuten su forma de vida tradicional cambioacute y se integroacute a la moderna

El antijudaiacutesmo y el antisemitismo propiciaron el nacimiento del

sionismo movimiento nacionalista que desde finales del siglo XIX

propuso la creacioacuten del Estado judiacuteo y un programa de coloniza-

cioacuten en Palestina (Diacuteaz-Mas 1986 Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

El reconocimiento sobre el retroceso del Imperio por causa del

rechazo y expulsioacuten de los hispano-judiacuteos en los siglos XVI y XVII

motivoacute la proteccioacuten ofrecida por Alfonso XIII a los sefardiacutees

de Palestina Esto condujo a que los historiadores espantildeoles de

principios del siglo XX consideraran un error la expulsioacuten de 1492

y por consiguiente proclamaran que los sefardiacutees debiacutean seguir

siendo considerados espantildeoles De ahiacute que les extendieran sal-

voconductos y pasaportes seguacuten el decreto redactado por Primo

de Rivera y maacutes tarde por Franco quien recibioacute a los judiacuteos de

Saloacutenica confinados a campos de concentracioacuten de Bergen-Belsen

y a los sefardiacutees de Rumaniacutea y los ayudoacute a desplazarse desde Espantildea

hacia otros destinos (Choza y Ponce-Ortiz 2010)

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 13: RRonald Campos López onald Campos López

8 Ronald Campos Loacutepez

La continuacioacuten de ideologiacuteas antisemitas europeas produjo desde

1939 las emigraciones legales e ilegales de judiacuteos hacia Palestina

Sin embargo el movimiento nazi y otros regiacutemenes totalitarios pa-

ralelos llevaron a cabo el sistemaacutetico exterminio judiacuteo de la Shoaacute u

Holocausto El drama humanitario suscitado a finales de la Segun-

da Guerra Mundial provocoacute que en 1948 las Naciones Unidas apro-

baran la creacioacuten del Estado de Israel (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Costa Rica por su parte desde 1925 comenzoacute a recibir inmigra-

cioacuten judiacutea procedente principalmente de Polonia Rumaniacutea Rusia

Austria Ucrania y Hungriacutea ya que en 1924 Estados Unidos habiacutea

cerrado sus puertas a esta poblacioacuten Las leyes de migracioacuten favora-

bles las oportunidades de mejora econoacutemica y la actitud humanista

del gobierno de Ricardo Jimeacutenez Oreamuno permitieron el ingre-

so de familias enteras El cierre migratorio de Argentina en 1930

orientoacute la migracioacuten hacia Colombia y paiacuteses centroamericanos

De ahiacute que los flujos a Costa Rica fueran regulares entre 1929 y

1939 (Schifter Gudmundson y Solera 1979)

En este periacuteodo se creoacute en 1932 el Centro Israelita Sionista de

Costa Rica institucioacuten comunitaria encargada de mantener y fo-

mentar la actividad religiosa la ayuda mutua la beneficencia la

educacioacuten judiacutea formal e informal y la atencioacuten de la tercera edad

Asimismo era el responsable de administrar la sinagoga y el ce-

menterio ortodoxos las instalaciones sociales y educativas y sa-

tisfacer las necesidades religiosas de la comunidad judiacutea como la

supervisioacuten de los productos utilizados y consumibles seguacuten las

reglas kasher o dieteacuteticas judiacuteas (CISDCR 2015)

Una segunda oleada refugiados de guerra propiamente arriboacute

a Costa Rica entre 1945 y 1948 Desde 1954 comenzaron a esta-

blecerse relaciones entre Israel y Costa Rica En 1962 se creoacute un

convenio para facilitar y promocionar la cultura entre los dos paiacute-

ses En 1966 se abrioacute la primera embajada israeliacute en Costa Rica

Para 1978 la comunidad judiacutea en Costa Rica contaba con 1586

miembros Como resultado de este diaacutelogo intercultural en 1982

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 14: RRonald Campos López onald Campos López

9El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

se decidioacute trasladar la embajada costarricense a Tel Aviv (Schifter

Gudmundson y Solera 1979 Saacuteenz Carbonell 2013 Embajada de

Israel en Costa Rica 2014)

Por otra parte en Espantildea en 1966 se promulgoacute la ley de libertad

religiosa la cual permitioacute que en 1968 se inaugurara en Madrid la

primera sinagoga desde la expulsioacuten en el siglo XV (Diacuteaz-Mas y

Puente 2007) Antonio Mariacutea de Oriol ministro espantildeol de Justicia

desde 1965 hasta 1973 entregoacute a Samuel Toledano presidente de

la comunidad judiacutea de Espantildea el documento que declaraba nulo el

decreto de expulsioacuten de los judiacuteos de 1492 (Choza y Ponce-Ortiz

2010) En 1978 se aprobaron los artiacuteculos 14 y 16 de la Constitu-

cioacuten espantildeola los cuales establecen la igualdad entre espantildeoles sin

discriminacioacuten de raza ni religioacuten Esto implicoacute que primero en

1986 se estrecharan relaciones diplomaacuteticas con Israel (Diacuteaz-Mas

y Puente 2007) segundo que en 1987 Toledo fuera proclamada

como Sefarad 92 y se investigara sobre los aportes hispano-judiacuteos

a la empresa colombina e hispanidad (Fernaacutendez 1988) y tercero

que se evocara en 1992 el V Centenario de la expulsioacuten de los

judiacuteos con una serie de actos culturales e institucionales y amplia

cobertura informativa (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

A comienzos del siglo XXI los temores de deportaciones o perse-

cuciones las diferentes formas de vivir el judaiacutesmo y la conside-

racioacuten de no llamarse a siacute mismos judiacuteos pese a su ascendencia

llevaron a la indisposicioacuten de la comunidad a participar en estadiacutes-

ticas para conocer el nuacutemero aproximado de su poblacioacuten A pesar

de que para 2002 habiacutea 5 000 000 de judiacuteos en Israel Ameacuterica pre-

sentaba los iacutendices maacutes altos 6 000 000 en Estados Unidos 350 000

en Canadaacute y 250 000 en Argentina Entre los maacutes bajos se encon-

traban Costa Rica con 2400 judiacuteos y Honduras y Nicaragua con

comunidades de apenas 100 miembros (Diacuteaz-Mas y Puente 2007)

Finalmente el 11 de junio de 2015 el Congreso de Diputados de

Espantildea aproboacute la Ley de Concesioacuten de Nacionalidad Espantildeola

a Sefardiacutees Su ratificacioacuten vino acompantildeada de actividades

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 15: RRonald Campos López onald Campos López

10 Ronald Campos Loacutepez

diplomaacuteticas por parte del Gobierno para explicar el objetivo y el

alcance de la norma en especial a las instituciones judiacuteas y sefar-

diacutees Esta ley permite conceder la nacionalidad espantildeola por carta

de naturaleza o residencia a ciudadanos sefardiacutees que acrediten

ser descendientes de los judiacuteos expulsos en 1492 Los solicitantes

obtendriacutean la nueva nacionalidad sin renunciar a la suya La ley

entroacute en vigor el 1ordm de octubre de 2015 Con ella se pretende es-

tablecer el viacutenculo de esta comunidad con Espantildea una rehabilita-

cioacuten histoacuterica y una restitucioacuten de los derechos de los sefardiacutees (20

Minutos 2015 BOE 2015 El Mundo 2015 El Paiacutes 2015) Isaac

Querub presidente de la Federacioacuten de Comunidades Judiacuteas de

Espantildea calificoacute el 1ordm de octubre como un diacutea ldquohistoacutericordquo pues

abrioacute ldquouna nueva era en la relacioacuten de las comunidades judiacuteas con la

hispanidadrdquo (20 Minutos 2015 sect3)

Este sucinto recorrido histoacuterico acerca de los judiacuteos permite ubi-

car y comprender no solo la conformacioacuten de la herencia hispano-

judiacutea de la que Todas las piedras del muro se nutre sino tambieacuten la

coyuntura de produccioacuten de este poemario Hay que aclarar que

a pesar de que Albaacuten no tiene ascendencia judiacutea ha vivido histoacute-

rica cultural y religiosamente lo judiacuteo e hispano-judiacuteo en Costa

Rica Espantildea e Israel En su paiacutes mantuvo contactos con la co-

munidad judiacutea Albaacuten residioacute en Espantildea desde septiembre de 1978

hasta julio de 1983 alliacute comenzoacute a interesarse por las herencias

hispaacutenicas entre ellas la hispano-judiacutea y la hispano-musulmana

Gracias a las relaciones consulares entre Costa Rica e Israel fue

enviado como embajador a Tel Aviv entre 1987 y 1990 Durante

ese periacuteodo experimentoacute maacutes significativamente la historia cul-

tura tradiciones miacutestica y filosofiacutea judiacuteas de ahiacute que se motivara

a componer y publicar Todas las piedras del muro En fin estas vi-

vencias condujeron a que el sujeto liacuterico de su texto pronuncie de

una forma particular dentro de la poesiacutea albaniana y costarricense

las voces miacutesticas esoteacutericas y filosoacuteficas judiacuteas e hispano-judiacuteas

en medio del diaacutelogo cultural de la hispanidad y la conmemora-

cioacuten del V Centenario Por eso resulta preciso a continuacioacuten

ahondar en los fundamentos de esas voces

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 16: RRonald Campos López onald Campos López

11El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

La caacutebala zohaacuterica pensamiento miacutestico y esoteacuterico hispano-judiacuteo

Literalmente la palabra ldquocaacutebalardquo significa lsquotradicioacutenrsquo es decir la

tradicioacuten miacutestica judiacutea (Scholem 1985) En siacute la caacutebala constituye

una doctrina esoteacuterica miacutestica y filosoacutefica cuyo objetivo es con-

ducir hacia la revelacioacuten de los secretos escondidos en las sagradas

Escrituras judiacuteas y por consiguiente ahondar en la comunicacioacuten

entre el ser humano y la Divinidad (Martiacuten Ortega 2013) Esta tra-

dicioacuten ha influido significativamente desde la Edad Media hasta la

actualidad en los ciacuterculos y personas que han aspirado a un cono-

cimiento maacutes profundo de las formas y supuestos tradicionales del

judaiacutesmo (Scholem 1985)

Los movimientos miacutesticos y los conocimientos esoteacutericos judiacuteos

ndashdestinados solo a ciacuterculos de iniciadosndash se originaron en el siglo

I a C (Diacuteaz-Mas y Puente 2007) Los estudios filosoacuteficos y cien-

tiacuteficos judiacuteos medievales comenzaron hacia finales del siglo IX

con Saadia Gaon en Bagdad e Isaac Israeli en El Cairo y Qairwan

(Harvey 2001) Asiacute judiacuteos y musulmanes empezaron a relacionar-

se y traducir al aacuterabe legados heleacutenicos en los cuales vieron fuentes

para la confirmacioacuten e interpretacioacuten de las verdades de sus pro-

pias religiones (Cruz Hernaacutendez 1957a Fernaacutendez 2001 Lomba

2001 Harvey 2001) Con base en lo anterior la filosofiacutea judiacutea se

divide en dos periacuteodos 1) desde Saadia hasta el cordobeacutes Mosheacute

ben Maimoacuten (1135-1204) marcada por la influencia de Averroes

el neopitagorismo el neoplatonismo y el aristotelismo 2) desde

Maimoacuten hasta el holandeacutes Baruch Spinoza

La miacutestica hispano-judiacutea gozoacute de popularidad en el siglo XI

en la peniacutensula ibeacuterica (Martiacuten Ortega 2013) Desde finales del

siglo XII en una eacutepoca cuando se habiacutean difundido los escritos

racionalistas de Maimoacuten se gestoacute el desarrollo del pensamiento

miacutestico cabaliacutestico esoteacuterico y moral hispano-judiacuteo en Provenza

Barcelona Gerona Aragoacuten Pamplona Zaragoza Castilla Burgos

Guadalajara Toledo Coacuterdoba y Granada Luego de la expulsioacuten

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 17: RRonald Campos López onald Campos López

12 Ronald Campos Loacutepez

de los sefardiacutees este proceso continuoacute en Marruecos Italia

Saloacutenica Constantinopla y Palestina (Cruz Hernaacutendez 1957b

Idel 1988 Fernaacutendez 2001 Lomba 2001 Harvey 2001 Guerrero

2001 Wolfson 2001 Alba 2001 Garzoacuten 2001 Diacuteaz-Mas y Puente

2007 Martiacuten Ortega 2013)

En el siglo XIII el leoneacutes Moiseacutes ben Sem Tob (1250-1305) com-

puso el texto central de la doctrina cabaliacutestica el Zohar o Libro del

Esplendor (Scholem 1985) A partir de este la caacutebala zohaacuterica o

teosoacutefica intenta indagar en los universos de Dios y el ser humano y

acercarlos a traveacutes de la paradoja de las formas de comunicacioacuten en-

tre una trascendencia eterna escondida e incognoscible y su inma-

nencia en el mundo sensible (Martiacuten Ortega 2013) Se parte de que

Dios y su Nombre se encarnan en el cuerpo literal de la Toraacute (sus

letras papel liacuteneas y blancos) Dios y la Ley preexistieron simultaacute-

neamente a la creacioacuten del mundo La divinidad leyoacute sus Escrituras

el paradigma de la creacioacuten y acto seguido se creoacute el universo tal

y como se afirma en Geacutenesis 11 ldquoDios miroacute en la Toraacute y creoacute el

mundordquo Por eso para los zohaacutericos Dios el Tetragraacutematon ( )

la Toraacute y el cosmos son ontoloacutegica y teosoacuteficamente equivalentes

(Scholem 1985 Wolfson 2001) De ahiacute que la Ley sea la plenitud

del universo no metaacutefora ni apariencia del mundo en su lenguaje

se encuentran los misterios coacutesmicos (Martiacuten Ortega 2013)

Partiendo de estos principios los primeros cabalistas hispano-

judiacuteos estudiaron la Toraacute y persiguieron representar y (de)cons-

truir el reflejo de Dios tanto en el mundo como en el microcosmos

es decir considerando que cada ser o elemento al participar en

alguacuten grado del Nombre es una palabra existente en la Escritura

en Dios y por ende acata la voluntad divina y su determinismo

sagrado (Scholem 1985 1999)

Pero iquestcoacutemo se refleja o es Dios en el cosmos De acuerdo con

Scholem (1985) y Wolfson (2001) las sefirot son las diez esferas

luminosas las emanaciones esenciales o entidades espirituales

que conforman el pleacuteroma y el aspecto revelado de lo infinito

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 18: RRonald Campos López onald Campos López

13El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

e inconcebible de Dios (En-sof ) Para el cordobeacutes Moiseacutes Cordo-

vero (1522-1570) y otros cabalistas zohaacutericos cada sefiraacute es al

mismo tiempo sustancia e instrumento o recipiente de lo divi-

no (Scholem 1993) un canal de energiacutea divina o fuerza de vida

(Ginsburgh 2012a) De ahiacute que Diacuteaz advierta

La miacutestica judiacutea medieval recoge un fondo de la antigua gnosis

del pitagorismo y de la doctrina neoplatoacutenica de las emanacio-

nes seguacuten la cual Dios no creoacute directamente el mundo sublunar

o material sino que lo hizo por el intermedio de un proceso de

emanaciones sucesivas (2001 p 272)

En este sentido las sefirot son los instrumentos mediante los cua-

les la divinidad expresa su potencia creadora y en consecuencia

una estructura metafiacutesica e interactiva uacutenica cuya expresioacuten

puede ser reconocida en todos los niveles de la creacioacuten y dentro

de todos sus aspectos (Ginsburgh 2012a)

El numen pues se manifiesta y se convierte progresivamente dentro

de un sistema jeraacuterquico y dinaacutemico en el Dios de la creacioacuten (Scho-

lem 1985 Ginsburgh 2012a) Por eso las sefirot se describen graacutefi-

camente en un esquema de tres ejes verticales y paralelos (kavim) el

aacuterbol de la vida o sefiroacutetico (Figura 1) En este cada eje representa un

modo de influencia divina dentro de la creacioacuten Dado que esta con-

figuracioacuten es el tzelem Elokim o la suprema imagen de Dios tambieacuten

puede verse sugerida en el cuerpo humano ya que como se manifies-

ta en la Toraacute el ser fue hecho a imagen y semejanza de Dios De esta

manera cada sefiraacute se encuentra asociada con un miembro u oacutergano

especiacutefico seguacuten la coincidencia del cuerpo con la estructura ana-

toacutemica de las sefirot La figura miacutetica que mejor revela esta relacioacuten

es la de Adam Cadmoacuten el hombre prototiacutepico (Scholem 1985 1993)

Las sefirot se encuentran articuladas tanto dentro de la creacioacuten

como de la Toraacute por eso se le revelan u ocultan al maśkil o miacutestico

iluminado gracias a su facultad imaginativa a medida que se inter-

na en el cuerpo de la Ley De este modo Scholem sentildeala que se tiene

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 19: RRonald Campos López onald Campos López

14 Ronald Campos Loacutepez

En el corazoacuten de la caacutebala un mito de la unidad divina como me-

dio de contacto de las potencias primitivas de toda existencia y

un mito de la Toraacute en tanto siacutembolo infinito en el que todas las

imaacutegenes y nombres aluden al proceso en el que Dios mismo se

comunica (1985 p 105)

Por lo anterior la lectura indagacioacuten interpretacioacuten y actua-

lizacioacuten cabaliacutestica de la palabra de Dios permiten tanto la ex-

ploracioacuten y vivencia de los secretos de la divinidad y el misterio

tremendo y fascinante de lo sagrado (Eliade 1981) asiacute como el

autoconocimiento En palabras de Scholem la caacutebala

Es el descender a las profundidades de su propio ser como el hom-

bre recorre todas las dimensiones del mundo en su propio ser

levanta las barreras que separan una esfera de otra en su propio

ser por uacuteltimo trasciende los liacutemites de la existencia natural y

al final de su camino como si no hubiera un solo paso por dar maacutes

allaacute de siacute mismo descubre que Dios es ldquotodo en todordquo y que no hay

ldquonada maacutes que Eacutelrdquo (1993 p 276)

El viacutenculo entre Todas las piedras del muro la Tanaj y la caacutebala

Sin duda ecos de la compleja herencia cabaliacutestica hispano-judiacutea

resuenan en Todas las piedras del muro El sujeto liacuterico acude a la

Tanaj o Biblia judiacutea Lee textos de sus tres partes

1 La Toraacute o Pentateuco la llamada Ley (Berešit o Geacutenesis Šemot

o Eacutexodo Vayicraacute o Leviacutetico Bamidbar o Nuacutemeros Debarim o

Deuteronomio)

2 Los Nebiim (libros profeacuteticos) especiacuteficamente su segunda

parte los Aharonim (ldquouacuteltimos profetasrdquo) Yeshaiaacute (Isaiacuteas)

Mikaacute (Miqueas) Jabacuc Haggay (Hageo) Zejariaacute (Zacariacuteas)

y Mallsquoacay (Malaquiacuteas)

3 Los Ketubim el marbete con el resto de los libros biacuteblicos de

los cuales consulta

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 20: RRonald Campos López onald Campos López

15El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

a Los meguillot (rollos) Shir hashirim (Cantar de los

Cantares) y Coheacutelet (Eclesiasteacutes)

b Los libros poeacutetico-sapienciales Tehilim (Salmos) y Mishleacute

(Proverbios)

c Los libros histoacutericos Daniel

A traveacutes de la Escritura lo trascendente se le devela y oculta simul-

taacuteneamente El sujeto liacuterico intuye en el lenguaje de la Tanaj asiacute

como en la realidad fenomenoloacutegica el misterio inexpresable de lo

sagrado Interpreta los textos y a la manera de los cabalistas imita

ndashcomo dijera Wolfson (2001)ndash la paradoacutejica naturaleza del secreto

al escribir de una manera simboacutelica la cual reproduce la duplicidad

del secreto Esto es toma fragmentos de la Tanaj los mantiene a

modo de epiacutegrafes y estimulado por ellos transcribe poeacuteticamente

sus vivencias de lo tremendo y fascinante de lo sagrado Por consi-

guiente se podriacutea decir que en los poemas de Todas las piedras del

muro se presenta cierto iacutendice sefiroacutetico de lo divino y su lenguaje

A traveacutes del sujeto liacuterico y sus ldquocantosrdquo irrumpiriacutea como afirmara

Scholem (1985) lo trascendente en lo ldquocreaturalrdquo

Partiendo de lo anterior se puede aseverar entonces que en Todas

las piedras del muro el pensamiento de la caacutebala zohaacuterica hispano-

judiacutea aparece como base para la presentacioacuten de las experiencias

miacutesticas y filosoacuteficas del sujeto liacuterico Los anaacutelisis presentados

desde el capiacutetulo II hasta el XI intentan demostrarlo pero antes

aclaacuterense algunos puntos clave

Como se ha dicho el sujeto liacuterico de Todas las piedras del muro

parece intuir la estructura espiritual de las sefirot tanto en la Toraacute

la fenomenologiacutea del mundo y siacute mismo asiacute como en sus poemas

iquestPor queacute en estos uacuteltimos Al ser el epiacutegrafe de cada texto una par-

te de las Escrituras en eacutel se leeriacutea ndashse manifestariacuteandash parte del pleacute-

roma revelado-oculto de la Tanaj y por consiguiente se reflejariacutean

haces de varias sefirot o de una sefiraacute especiacutefica Esta porcioacuten de

la Escritura entonces mantendriacutea unidos los textos del poemario

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 21: RRonald Campos López onald Campos López

16 Ronald Campos Loacutepez

y de la Ley el cuerpo del sujeto liacuterico y el cuerpo de Dios en un

espacio poeacutetico-metafiacutesico de fe y misterio del lenguaje de mane-

ra que se cumpliriacutea la imagen coacutesmica cabaliacutestica de ldquolo que estaacute

abajo estaacute arriba y lo que estaacute dentro estaacute fuerardquo ya que en el len-

guaje del ser humano se refleja un esplendor (el de las sefirot) y el

lenguaje divino de este modo coincidiriacutean el uno con el otro en la

revelacioacuten (Scholem 1999)

Asiacute cada poema seriacutea una lectura una interpretacioacuten una actua-

lizacioacuten revelativa de las sefirot ndashel misterio tremendo y fascinante

de lo sagradondash seguacuten la caacutebala zohaacuterica hispano-judiacutea pues como

explica Martiacuten Ortega ldquoInterpretar equivale a indagar en los mis-

terios del mundo [hellip] Revelacioacuten e interpretacioacuten se identifican

y se fundenrdquo (2013 p 34) En este principio cabaliacutestico tiene eco

la actitud deiacutesta del sujeto liacuterico no solo de Todas las piedras del

muro sino de gran parte de la produccioacuten poeacutetica de Albaacuten

En definitiva es posible llevar a cabo un anaacutelisis textual de Todas

las piedras del muro en el que a partir de su viacutenculo y resonancia

con las Escrituras se clasifiquen los poemas en relacioacuten con cada

una o varias de las sefirot y se los interprete seguacuten la significa-

cioacuten cabaliacutestica de estas emanaciones que viacutea la revelacioacuten miacutestica

del sujeto liacuterico se transmiten desde la Tanaj hasta el poemario y

articulan asiacute sus sentidos liacuterico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico

Todas las piedras del muro a la luz de las sefirot

El potencial poeacutetico miacutestico esoteacuterico y filosoacutefico de la caacutebala

se encuentra igualmente presente en otras praacutecticas liacutericas

hispaacutenicas del siglo XX

Por un lado Amoretti (1999) sentildeala que en Costa Rica la escrito-

ra Rosita Kalina a traveacutes de sus cuentos y poemas inserta social

y culturalmente a la minoriacutea judiacutea presente en el contexto nacio-

nal Las formas de representacioacuten que emplea para ello se encuen-

tran dominadas por un contexto miacutestico en el cual la escritura

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 22: RRonald Campos López onald Campos López

17El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

ndashsobre todo cuentiacutesticandash resulta una proyeccioacuten de ciertos elemen-

tos de la caacutebala Agosiacuten Horan y Gordenstein (1999) y Lockhart

(2013) hacen eco de estas afirmaciones No obstante la misma

Amoretti (1999) observa e ilustra coacutemo este contenido religioso

y esoteacuterico idiosincraacutetico de la cultura hebrea se observa asimis-

mo a modo de una hibridacioacuten intertextual en la poesiacutea de Kalina

En este sentido se refiere a Cruce de niebla (1980) poemario que

seguacuten opina el poeta costarricense Joseacute Basileo Acuntildea en la con-

traportada de dicho texto constituye ldquoun principio interesante de

aporte hebreo a la poesiacutea costarricenserdquo

Amoretti (1999) afirma que en Cruce de niebla los misterios de la

caacutebala los laberintos de la existencia y algunos siacutembolos judaicos

son presentados a traveacutes de elementos cotidianos Ademaacutes ofrece

fragmentos del poemario Los signos y el tiempo (1987) en los cuales

se evidencian el mito del Adam Cadmoacuten representaciones del

Muro de los Lamentos y la figura del Golem junto al contenido lin-

guumliacutestico y cultural al que se lo asocia Gracias a este uacuteltimo punto

Amoretti (1999) pone en diaacutelogo los textos de Kalina con el poema

ldquoGolemrdquo de Borges Al final la autora concluye que el pensamien-

to cabaliacutestico articula el coacutedigo cultural judiacuteo la memoria y las

representaciones ideoloacutegicas en la produccioacuten tanto cuentiacutestica

como poeacutetica de Kalina Asiacute su poesiacutea pareciera ser la primera en

abordar algunos motivos y complejidades de la caacutebala dentro de la

literatura costarricense4

Por otro lado von Mayer (2007) analiza El salmo de la pluma

ldquoEl Librordquo y otros poemas de Rubeacuten Dariacuteo como cantos a la palabra

desde la hermeneacuteutica junguiana y con base en elementos de la caacute-

bala la filosofiacutea perenne la masoneriacutea y el pensamiento judeocris-

tiano Con respecto al poemario la autora sentildeala que cada texto

lleva el nombre de una letra de la caacutebala hasta completar veinte

4 No es objetivo de este estudio profundizar en la produccioacuten liacuterica de Kalina

sobre la cual afirma Amoretti (1999) hay auacuten mucho por explorar Sin embargo

en este estudio se establece un miacutenimo diaacutelogo entre fragmentos de algunos de

sus poemas y los de Albaacuten en dos ocasiones

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 23: RRonald Campos López onald Campos López

18 Ronald Campos Loacutepez

de las veintidoacutes letras hebreas de la Toraacute El salmo de la pluma se

presenta asiacute como un canto a la palabra y la escritura sagrada

manifiestas simboacutelicamente con la metonimia de la pluma la ldquolan-

za divinardquo que se convierte en fuente de alabanza o admonicioacuten

de salvacioacuten o castigo

Sobre el poema ldquoEl Librordquo von Mayer (2007) parte del anaacutelisis del

arquetipo de Dios a traveacutes de la imago de la Palabra divina eje

fundamental que le permite comprobar la visioacuten metafiacutesica ju-

deocristiana en cuanto que Dios crea el Universo con la Palabra

escribe con su dedo el Liber Mundi y dicta la Toraacute que luego es es-

crita por los profetas dando origen a la Biblia y la caacutebala En estos

textos darianos el poeta es construido como el lector privilegiado

de la escritura del Universo ya que mediante una gracia otorgada

por un aacutengel aquel adquiere el privilegio de interpretar y recrearlo

todo con su palabra poeacutetica

Por su parte Martiacuten Ortega (2013) demuestra el intereacutes afectivo

eacutetico y metaliterario que Borges el argentino Juan Gelman el

espantildeol Joseacute Aacutengel Valente y la francesa-judiacutea Clarisse Nicoiumldski

manifiestan en sus producciones poeacuteticas respecto de la caacutebala

Con esta seleccioacuten de escritores la autora pretende establecer co-

nexiones entre la tradicioacuten cabaliacutestica y la poesiacutea escrita en lengua

castellana del siglo XX en Ameacuterica Latina Espantildea o la diaacutespora

sefardiacute Para su estudio Martiacuten Ortega (2013) parte de dos convic-

ciones 1) la verdadera patria del escritor es la lengua 2) a la hora

de analizar cualquier pervivencia judiacutea en la literatura hispaacutenica

se debe considerar la aportacioacuten de los exiliados judeoespantildeoles

y su herencia cultural Al final logra demostrar coacutemo poemas de

aquellos autores retoman el pensamiento esoteacuterico y otras corrien-

tes de la miacutestica judiacutea como fuentes para la creacioacuten poeacutetica y la

reflexioacuten sobre la poesiacutea

Considerando pues estos antecedentes en el aacutembito costarricen-

se e hispaacutenico los siguientes capiacutetulos pretenden exponer coacutemo

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 24: RRonald Campos López onald Campos López

19El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

la poesiacutea albaniana tambieacuten participa de esta afinidad poeacutetica y

cultural por la tradicioacuten y el pensamiento cabaliacutesticos

Como se explicoacute Dios se manifiesta a Siacute mismo como creador del

universo mediante las sefirot Al estar vinculada a la Tanaj viacutea los

epiacutegrafes y la actualizacioacuten interpretativa la palabra poeacutetica de

Todas las piedras del muro evoca fundamentos o atributos de las

sefirot para enunciar y concentrar alrededor de ellas las manifes-

taciones de Dios y su revelacioacuten para el sujeto liacuterico en cuanto ser

religioso De esta manera este hablante comparte con la tradicioacuten

cabaliacutestica el objetivo de acercarse al Creador Cada poema suyo

es ndashen el sentido de Martiacuten Ortega (2013)ndash una interpretacioacuten del

misterio esencial de la Tanaj y el resultado de sus vivencias de lo

sagrado Por consiguiente de modo analoacutegico a como se manifies-

tan las esferas luminosas y esenciales de Dios en la Toraacute el cosmos

y el ser asiacute tambieacuten se reflejariacutean y brillariacutean las sefirot en el fon-

do y superficie de los cien poemas de Todas las piedras del muro

pues en cada uno de ellos se enuncia la traduccioacuten poeacutetica de las

vivencias profundas del sujeto liacuterico y a traveacutes de cada epiacutegrafe

las letras de la Ley

Por lo anterior para un anaacutelisis literario metodoloacutegicamente se

puede establecer una correspondencia y una comparacioacuten entre

cierta serie de poemas y una de las sefirot en especiacutefico a fin de

interpretar los significados poeacuteticos de los textos y sus relaciones

miacutesticas y filosoacuteficas con las vivencias del sujeto liacuterico respecto

del misterio tremendo y fascinante

Para ello se podriacutea seguir el modelo baacutesico del aacuterbol de la vida

o sefiroacutetico (Figura 1) iquestDe queacute manera Toacutemese cada sefiraacute como

un estadio en el proceso de inmersioacuten cabaliacutestica del sujeto liacuterico

y su viaje espiritual en su buacutesqueda de Dios y con miras a alcan-

zar la de equt Cabe sentildealar que en este estudio de equt es sinoacute-

nimo de unioacuten miacutestica eacutextasis adhesio Dei henosis siguiendo

los planteamientos de Idel (2005) Para Scholem (1985 1993)

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 25: RRonald Campos López onald Campos López

20 Ronald Campos Loacutepez

la unioacuten iacutentima o unificacioacuten real del ser con Dios no se alcanza de

manera completa en la caacutebala teosoacutefica en consecuencia de equt

se aproxima maacutes a significar una adhesioacuten a Dios antes que una

unioacuten plena De ahiacute que muchos cabaliacutesticos aun en momen-

tos extaacuteticos sean conscientes de una distancia entre ellos y el

numen distancia que les permite relatar su experiencia inclusi-

ve de forma impersonal En la caacutebala extaacutetica por el contrario

el alma siacute alcanza una unioacuten total con lo divino No obstante

Idel contradice estos planteamientos de Scholem y afirma que

de equt en efecto siacute describe una fusioacuten real entre el ser y Dios

en muacuteltiples textos miacutesticos y cabaliacutesticos

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 26: RRonald Campos López onald Campos López

21El pensamiento cabaliacutestico en Todas las piedras del muro de Laureano Albaacuten

Pilar izquierdo(lo pasivo-femenino)

Pilar central(equilibrio)

1keter

daat

3binaacute

2jojmaacute

5guevuraacute

4jesed

6tiferet

9iesod

10maljut

8hod

7netzaj

Pilar derecho(lo activo-masculino)

Figura 1 Aacuterbol de la vida o sefiroacutetico

Fuente elaboracioacuten propia

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 27: RRonald Campos López onald Campos López

22 Ronald Campos Loacutepez

Retomando el proceder de los proacuteximos capiacutetulos como se veraacute se

sigue un recorrido inverso al de la estructura de las sefirot a fin de

abordar ascensionalmente el proceso cabaliacutestico y las experiencias

de lo sagrado del sujeto liacuterico De este modo se discurre desde

el atributo emotivo final de la creacioacuten (maljut) pasando por las

facultades pragmaacuteticas (iesod hod netzaj) y las emotivas (tiferet

guevuraacute jesed) hasta llegar a los poderes cognitivos superiores

(binaacute jojmaacute keter y daat)

En la literatura cabaliacutestica se describen once sefirot no obstante

keter y daat constituyen dos dimensiones de una misma fuerza

por lo que tradicionalmente se habla de diez esferas (Ginsburgh

2012a) Asiacute este anaacutelisis hermeneacuteutico de Todas las piedras del

muro estaacute integrado por diez capiacutetulos Al comienzo de cada uno

se ofrece una descripcioacuten del significado cabaliacutestico de la sefiraacute

que le da nombre al capiacutetulo Inmediatamente despueacutes se citan

los poemas que se asociariacutean con cada sefiraacute y finalmente se pro-

cede con el anaacutelisis de las interpretaciones-escrituras-revelaciones

alcanzadas por el sujeto liacuterico

Este proceder metodoloacutegico resulta completamente novedoso no

solo por las premisas miacutestico-poeacuteticas desde las cuales se expli-

can los viacutenculos entre Todas las piedras del muro la Tanaj y el

pensamiento cabaliacutestico sino tambieacuten por tomar cada una de las

sefirot y su sentido teosoacutefico como categoriacuteas de anaacutelisis literario

para aproximarse a las representaciones y construcciones de las

experiencias cotidianas de lo religioso

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 28: RRonald Campos López onald Campos López

213

ACERCA DEL AUTOR

Ronald Campos Loacutepez (1984-) es doctor en Espantildeol Linguumliacutestica

Literatura y Comunicacioacuten por la Universidad de Valladolid (2016)

Se desempentildea como profesor e investigador en la Escuela de Filo-

logiacutea Linguumliacutestica y Literatura de la Universidad de Costa Rica

Es miembro de la Asociacioacuten de Joacutevenes Doctores en Hispanismo

(BETA) Se ha dedicado al estudio de la poesiacutea hispaacutenica (latinoa-

mericana y espantildeola) contemporaacutenea de ahiacute sus colaboraciones

en revistas sobre literatura linguumliacutestica y didaacutectica tanto de Costa

Rica como de Ameacuterica Latina Espantildea y Europa

Como poeta ha trazado una carrera literaria con sus poemarios

Deshabitado augurio (2004) Hormigas en el pecho (2007) Navaja

de lucieacuternagas (2010) Varonaria (2012) Mendigo entre la tarde

(2013) La invicta soledad (2014) Quince claridades para mi pa-

dre (2015) Respuestas de la tierra (2016) Poemas de Gante (2018)

y Mortaja para mil ruisentildeores (Croacutenicas poeacuteticas) (2019) Su pro-

duccioacuten poeacutetica abarca numerosas temaacuteticas existencial metafiacute-

sica homoeroacutetica social surrealista miacutestica ecopoesiacutea Aunque

parte de su poesiacutea destaca como una de las primeras voces joacutevenes

en poetizar abiertamente la homosexualidad en darle un espacio

de visibilidad y enunciacioacuten en la sociedad y poesiacutea nacionales

su constante buacutesqueda de registros expresivos y temas continuacutea

ampliando el repertorio de su creacioacuten

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 29: RRonald Campos López onald Campos López

Adquiera el libro completo en laLibreriacutea UCR Virtual

Esta es unamuestra del libro

en la que se despliegaun nuacutemero limitado de paacuteginas

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0

Page 30: RRonald Campos López onald Campos López

El poeta costarricense Laureano Albaacuten concibe en su produccioacuten poeacutetica una idea de hispanidad como memoria multidireccional heteroglosia sincretismo cultural e identidad barroca a partir del diaacutelogo de las voces culturales indoamerica-nas hispano-cristianas hispano-musulmanas e hispano-judiacuteas a la luz de las muacuteltiples vivencias cotidianas de lo sagrado Por esto en Todas las piedras del muro se observa un acercamiento al pensamiento cabaliacutestico que del judaiacutesmo y las Escrituras se desprendioacute y se generoacute en Sefarad Este estudio exploratorio ofrece por tanto una aproximacioacuten hermeneacuteutica comparativa y criacute-tica sobre esta herencia cultural constitutiva de Todas las piedras del muro y de la idea poeacutetica de hispanidad de Albaacuten

Ronald Campos Loacutepez

CABALIacuteST ICOEL PENSAMIENTO

de laureano albaacuten en Todas las piedras del muro

EL P

ENSA

MIE

NTO

CA

BA

LIacuteS

TIC

O

230 pag 0594rdquo - 1932

editorial

RO

NA

LD C

AM

POS

LOacutePE

Z

ISBN 978-9968-46-819-0