memoria en la r construcción andina del espacio1

download memoria en la r construcción andina del espacio1

of 16

  • date post

    06-Jan-2017
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of memoria en la r construcción andina del espacio1

  • 135

    Los andares de la Presentacinmemoria en la r

    n este artculo el espaco es concebi-construccin andinado como una creacin humana quedel espacio1 cobra vida en el contexto cultural yse representa en las prcticas sociales, a partir

    de las cuales adquiere coherencia para el grupoque lo significa. Mirar y concebir el espaciodesde esta perspectiva que aporta la antropolo-ga, nos lleva a plantear su estudio como unatotalidad construida culturalmente, en la que la

    _________________________________________ dimensin fsica no constituye una superficieinerte sobre la cual se inscriben prcticas, cos-

    Beatriz Nates y Beatriz Prez 2 tumbres, discursos; sino un proceso mediadoren dilogo con el cual, el grupo se define.

    Para ilustrar esta perspectiva nos situaremosen el territorio de los Andes planteando unasencilla pregunta: cmo los nativos andinosentienden el espacio en el que se desenvuel-ven? Las herramientas conceptuales de las quenos serviremos para ensayar posibles respues-tas son el mito y el ritual, entendidos comorepresentaciones culturales, a partir de las cua-les restituir el significado que los actores otor-gan a este espacio concreto ~. Contemplar elterritorio andino como producto de una histo-ria en constantes reacomodos administrativos,polticos y sociales asentamientos originariosdispersos. Pueblos de Indios, Resguardos oReservas indgenas, desplazamientos porexpropiacin y usurpacin de tierras comoresultado de procesos de reformas agrarias, deviolencia poltica y narcotrfico, etc., implicaabordar las diversas estrategias discursivas, ylas prcticas que el grupo genera para afian-zarse en l, reinventndolo y resignificndoloa travs de los mitos y ritos territoriales. Con-cretamente nos referiremos a los mitos sobrelos Santos Remanecidos ~ del Macizo Colom-biano y al ritual del linderaje o mojn muyuyen el sur andino peruano, ejemplos que ilus-tran la reapropiacin de la historia a travs delterritorio.

    Los mitos territoriales que tienen como pro-tagonistas estos Santos Remanecidos en losAndes, muestran un andar en discursos a tra-vs del cual se explica la historia oficial defundacin de los Pueblos de Indios, no slo enel sentido de contarla, sino tambin y princi-palmente de reapropirsela, corrigindola sim-blicamente al interior del mito. Mientras queel ritual andino del linderaje o mojn muyuy,

    Beatriz Nates C. y Beatriz Prez O.Poltica y Sociedad, 25(1997), Madrid (Pp. 135-150)

  • 136 Beatriz Nates C. y Beatriz Prez G.

    mediante el cual los limites del territorio mar. Es conocido como La estrellafluvial Co--comunal son recorridos por todos sus poblado- lombiana porque proporciona el 80% de aguares, constituye otro tipo de andar, ya que al pas. Sus pobladores que habitan y cultivanmediante este recorrido no slo se reafirman hasta los 3.800 metros, son campesinos e mdi-los lmites adjudicados administrativamente a genas yanaconas hablantes de castellano coneste territorio, sino que es el modo mediante el algunas acepciones de la lengua quechua ~.cual los indgenas construyen y reactualizan la Estn distribuidos en ocho municipios, organi-cartografa de un espacio imaginado, al que zados jurdicamente en cabildos indgenas fil, yreincorporan otros territorios que consideran con una economa agropecuaria de subsisten--como parte de una unidad orgnica cultural, e cia. Este paisaje vertical nos conduce hasta lahistricamente recreada. A travs del mito y cordillera oriental del sur andino peruano, unadel ritual, estos pobladores andinos trasmiten de las zonas con mayor pobreza y ms alta den--de generacin en generacin, mediante una sidad de poblacin indgena en todo el pas.forma peculiar de significar el espacio que les Esta poblacin est distribuida y organizada, enrodea, su pasado como una historia, recons- comunidades campesinas como la detruida, redefinida y reactualizada. Chahuaytire, segundo escenario de este articu-

    lo. Ubicada entre los 3.800 y los 4.500 metrosde altura, la poblacin de esta comunidad estconstituida en su totalidad por indgenas que-

    El escenario Vertical andino chua-hablantes, que se asientan en el territonosiguiendo un patrn disperso, en parte determi-nado por su dedicacin a la ganadera de ovi--

    a cordillera de los Andes es un nos y auqunidos, y al cultivo de tubrculosinmenso territorio que recorre a nativos (especialmente patatas con ms de dos--modo de espina dorsal la vertiente cientas variedades).

    del Pacifico en el continente suramericano. Se Ladiversidad del paisaje en el que se ubicantrata de una extensa manta con pliegues acen- ambos escenarios, nos servir como pretextotuados en valles situados a 1.000 metros de para describir y explicar cmo los nativosaltitud, que se elevan a cumbres nevadas de andinos entienden el espacio en el que sehasta 6.000 metros 6~ Este paisaje agreste ha desenvuelven, tal como lo mostraremos en lassido domesticado desde antiguo por la pobla- siguientes pginas.cin que lo habita, bsicamente a travs de uncontrol vertical y microvertical de pisos trmi-cos t El manejo simultneo de varios de estos 1. LOS RECORRIDOS DE LApisos, se ha mantenido como una constante en MEMORIA EN EL MITO:relacin con la apropiacin del territorio, para PENSANDO Y VIVIENDO ELmaximizar el aprovechamiento de los recursos TERRITORIO DE LOS ANDESnaturales. De esta forma, los pobladores andi- COLOMBIANOSnos explotan la diversidad ecolgica que lesproporciona el paisaje fuertemente vertical, en Considerando que los cuadros colectivos deel que abundan productos tan diversos como la la memoria son los instrumentos de los queyuca, la caa de azcar, el caf, el pltano y el sta se sirve para recomponer una imagen delman, principalmente en el piso de valle; maz, pasado en cada poca con los pensamientosquinua, tarwi y otros cereales nativos en una dominantes de la sociedad 12, podemos deciraltura intermedia; y patata, ulluco, oca, au, que los mitos territoriales andinos son uno delisas, entre otros tubrculos nativos que son los mecanismos de los que la memoria colecti-cultivados hasta los 4.000 metros de altura. va se ha valido, para recomponer la historia de

    En este escenario se ubican las dos zonas de configuracin de dichos pueblos. En este sen-estudio. Por un lado el Macizo Colombiano, tido, los mitos de fundacin de los pueblos delnudo orogrfico donde la cordillera de los Macizo Colombiano, deben considerarse bajoAndes se divide en tres ramales, paisaje escalo- la concepcin del re, de un volver a; esnado en pisos altitudinales que van desde los decir, no se trata de narraciones que cuentan el1.000 hasta los 4.200 metros sobre el nivel del origen de la tierra y de los pobladores; sino de

  • Los andares de la memoria en la construccin andina... 137

    mitos que bajo la metfora de la reapropiacin (que fundan pueblos y solucionan conflictos),de sus divinidades nativas, llamadas localmen- -conla historia colonial de los Pueblos de Indios,te Santos Remanecidos ~, representan simbli- veamos en contexto tal y como lo cuentan loscamente la fundacin de los poblados que se cronistas.reubicaron a travs de la figura de Pueblos deIndios en la poca colonial. Son mitos dondelos protagonistas, los fundadores, no fueron Los misioneros bautizan los puebloslos europeos, sino los nativos. Son stos quie-nes se reconocen como constructores legtimos En las diferentes descripciones de los cro--de sus asentamientos o mejor, del nuevo ama- -nistassobre el panorama de estos pueblos a lanecer de sus poblados. llegada de los espaoles, se hace nfasis en lo

    Estos santos son: Mama Concia tambin la- disperso de su ubicacin: (...) viven los natu-mada Virgen de Caquiona del resguardo 14 de rales en buhios de paja y muy apartados unosCaquiona; la Viqjen de los Remedios, del corre- de otros (~~~) 15 Se los consideraba adems singimiento de San Juan; la Virgen Purificacin de organizacin alguna, ya que no encontrabanla Candelaria, del resguardo de Pancitar; San entre ellos seores en los que se concentrara elSebastin del municipio y resguardo de San poder: No hay caciques, ni seores naturales;Sebastin, y San Lorenzo del corregimiento de casi todo ello es behetra () 16 Las tierrasSan Lorenzo. Todos los mitos que relatan el sur- que se encontraron en este lugar, fueron arbi-gimiento o remanencia de estos santos, mues- trariamente distribuidas en provincias y nom-tran como espacio de origen los sitios agrestes, bradas segn elnombre del grupo que las habi-salvajes, llamados localmente sitios bravos de taba, de esta manera se distribuy el territorioencanto (lagunas, cerros, montaas, etc.) que en seis provincias, tal como lo muestra un visi-dejan de serlo en cuanto la imagen cobra vida, tador k (...).I-fay en esta ciudad seis provin-manfestndose material y discursivamente por cias donde habitan los naturales. La de losmedio de una lavandera, un cazador o un lea- Quillacingas es fra y gente caribe que comedor. La relacin de estos personajes con el agua carne humana. La Discanze est de guerra y(lagunas, ros, nacimientos de agua...) y el monte no sirven [a la causa espaola,?; es templada y(cerros, montaas), les hace mediadores entre el muy abundosa de todo gnero de comida. Lasanto y la comunidad. A travs de estos perso- provincia de Choaes, asimismo templada ynajes el santo congrega simblicamente en pue- muy abundosa, est de guerra y no sirve. LabIos a los nativos. Adems, si bien es cierto que provincia de Guachicunu es tierra fra y ense ve a los remanecidos como antiguos dioses, ella hay un seor principal que la manda todano por ello dejan de ser figuras del panten cat- y le obedecen. La de Pancitar es tierra fra ylico, por lo que lalavandera, el cazador y ellea- que tiene muy junta su poblazn. La de Patador, representan a lacomunidad dentro del mito. es caliente y en ella hay muchas minas de oroEn este sentido el texto mtico muestra una ver- -yas mismo las hay en todas las dems pro-dadera re-manencia: lo que exista (estos perso- vncas aunque no