Media Noche

download Media Noche

of 45

Embed Size (px)

Transcript of Media Noche

  • 7/28/2019 Media Noche

    1/45

    Captulo 1. Brittany

    Das, das como este hay un milln. Das como este se repiten sucesivamente. Das deesfuerzo o de cansancio. Bien es cierto que los das pueden convertirse en una rutina,

    bien es cierto que la propia vida lo es. El da es ahora, es un instante incierto que si lo

    dejas pasar por el mero hecho de que sea una rutina nadie te lo devolver.

    No s a qu genio de la filosofa se le habrn ocurrido estas palabras; me da igual quepara l la vida sea una rutina, yo no creo eso. No quiero creer eso. Adis filosofa. Holatrabajo. Hola cansancio.

    Tendr muchos. Muchos defectos. Algunos piensas que son beneficiosos, ya que unavez encontrados puedes corregirlos y mejorar; otros que piensas que en el momento quelos defectos te agobian, sobresalen sobre todo lo bueno Mi defecto? Dejarlo todo parael ltimo momento sin duda alguna. Mi madre est ya cansada de repetirme sinresultado lo mismo: "Bri, Cario, siempre dejas todo para el ltimo momento y luego

    vienen los agobios". Ella pertenece al segundo grupo. Hace tiempo ya que dej deengaarse y pensar que algn da cambiara. Yo soy como soy. Ella lo acepta pero nodeja de ser madre y como consecuencia est en su deber corregirme.

    Eran ya las doce de la noche de un aburrido domingo y deba acabar un trabajo deLengua cuya fecha lmite de entrega era maana; sobre un libro que la profe de Lenguanos mand leer: "Rebeldes". Ha sido el nico que he ledo y sobre todo no mearrepiento de ello, es fantstico. Manos a la obra.

    Mis prpados se abran y cerraban como la luz intermitente de un semforo. Alc lavista, necesitaba distraerme por un momento. Olvidar que hoy era lunes y tena comoconsecuencia obligaciones que cumplir. A travs de la ventana de mi pequeo cuarto laoscuridad se apoderaba de la soledad de las calles de la ciudad. Vivamos en un edificioantiguo del centro. De pequea siempre so con ello. Me encantan estos edificio:la antigedad, lo que representan, la belleza por admirar...

    Dos fuertes golpes en la puerta rompieron el encanto de un sueo infantil que lleg ahacerse realidad.

    - Brittany, soy yo, puedo pasar? - Dio por hecho la respuesta y entr - .- Hola mam.

    - Cario ya es muy tarde, por qu no te acuestas? Maana te tienes que levantar muytemprano.- No puedo - me negu a la idea que ms falta me haca - tengo que terminar este trabajode Lengua - .- Siempre dejas todo para el ltimo momento y luego pasan estas cosas, haber cuandoaprendes - s, tena razn. De haber acabado antes ahora estara descansando - pero, talvez pueda ayudarte, qu te queda para acabar?- Solo colorear la portada.- Dame entonces el trabajo, acabo yo de colorear.- Gracias mam - se lo agradec con un beso en la mejilla. Despus le entregu lonecesario para terminar - .

    - De nada cielo, pero ahora acustate y descansa.- Lo har, hasta maana mam - estaba muy liberada al sentirme totalmente

  • 7/28/2019 Media Noche

    2/45

    despreocupada de ese trabajo - .- Hasta maana. Duerme bien - dijo, mientras se alejaba por el pasillo - .

    Entre mantas e ilusiones el cansancio me venci.

    Lleg ese momento. Mis manos comenzaron a temblar como nunca antes, mientrasacompaaban al resto de mi cuerpo en ese miedo.Estaba sola en medio de la nada. Angustia y soledad. Varias lgrimas nacieron ymurieron en un mismo instante.

    El dolor se apoder de m y adueo mi corazn como si de una batalla se tratara. Estemismo hizo de m un ser con miedo y solitario, que permiti que cometiera actoshorribles e hirientes; ya que en el fondo lo nico que senta era soledad. La realidad esque estaba tan vaca por dentro que el dolor aprovech esa situacin para hacer msdao an del que estaba sintiendo".

    Me despert. Haba sido una pesadilla. Quise ver la hora, as, incorporndome alcancel despertador. Dos y media. Lo coloqu en su lugar e intent conciliar el sueo denuevo; an con miedo, como si todo lo ocurrido hubiera sido real.

    "Luna lejana. Luna que ilumina, que brilla. Luna en lo alto. Reflejo de la luna. Luna yms luna para todos. Luna igual para personas que ren y lloran. Luna, luna llena.

    Luna.Iba corriendo por la calle. No haba coches, tampoco movimiento; solamenteoscuridad. Esta era abrumadora, tanto, que provocaba en m miedo y desconfianza; no

    poda quedarme parada a la espera de que algo ocurriera. No pasaba nada. Nada almenos que pudiera ver. Pas en frente de un viejo teatro abandonado, algunas estrellashabran llegado a brillar all, pero justo en ese instante, en el que crea que nada

    sucedera, un ruido rompi ese silencio tan montono. Busqu a mi alrededor, pero nirastro del causante; de pronto, el miedo cobr vida propia y se apoder cada vez msde m. Segu atenta, expectante, pero no hall nada y la ansiedad aumentaba.Un conjunto de sombras aparecieron de pronto sobrevolando el cielo, llenando laciudad de terror. Todas ellas en un segundo se unieron para formar una sola persona.

    Iba recubierta con una capa negra, no poda distinguir su rostro, estaba totalmentecubierta. Pude distinguir por la anchura y altura que se trataba de un hombre. Fijaba

    su atencin en m. Al fin y al cabo era la nica persona all. Empec a correrdesesperada, con miedo a lo que podra ocurrir. El desconocido me sigui. Cuando

    pensaba que ya no segua ah, de pronto, apareca de nuevo. Era como mi propiasobra, no desapareca, nunca.Continu corriendo sin mirar atrs, adquiriendo velocidad, hasta tal punto dequedarme sin aliento. Llorando con la esperanza de que as se alejara, pero no dabaresultado.

    Primera calle a la derecha, la suerte no estaba de mi parte; era un callejn sin salida.Angustia sent, no poda salir de all, ni huir ni regresar. Me arrim lo ms que pudecontra la pared. Tierra trgame, por favor. Una lgrima tras otra recorran mi rostro,era demasiada la impotencia que senta al no poder hacer nada por salvarme. Un gritode desesperacin. Mis ltimas fuerzas las malgast en intentar tirar el muro abajo, sinresultado. El hombre de la capa me alcanz enseguida. Fue ver su silueta y comenzar a

    temblar. Nunca antes sent tanto temor, nunca. Cerr los ojos con fuerza, respirhondo. Los abr con esperanza, esperando que no se hallara ms all, pero para mi

  • 7/28/2019 Media Noche

    3/45

    sorpresa en un segundo se abalanz sobre m, arrojando mi cuerpo al vaco. Un rayode luz lo ceg todo".

    Cuando despert yaca en el suelo de la habitacin junto a la cama. Otra pesadilla, pero

    haba sido tan real como si toda esa angustia la hubiera vivido. No me recompuse delsusto hasta pasado un rato. An tiritaba mientras terminaba de secar todas esas lgrimasde mis mejillas. La cabeza me daba vueltas y dola, me deb dar un fuerte golpe al caerde la cama. Esto haba provocado un pequeo corte en la nuca, no comprenda como yaque no haba ningn objeto lo suficientemente punzante para hacer ese tipo de herida.Aunque no fue eso lo que ms me preocup sino el dolor. Era muy fuerte y an habaalguna que otra macha de sangre tanto en el pijama como en el pelo y el suelo.

    Me intent levantar, pero el primer intento fue fallido, me temblaba todo el cuerpo estoprovoc mi cada. Lo volv a intentar y con dificultad pero esfuerzo logr ponerme enpie. Me dirig al bao para poder ducharme. Una vez all me puse enfrente del espejo

    para poder ver con ms exactitud la herida, aunque, el pelo no permita con claridad lavisin. La parte trasera del pijama estaba muy sucia, lo eche a lavar. Recog el pelo enuna coleta y entr en la ducha. No saba si lavarme el pelo, por el posible dolor alenjabonarlo, pero al final me decid por ello. Me quit el recogido y lav mi pelo, perola herida dola, aunque no se poda comparar ese dolor con el sufrido anteriormente enel sueo.

    Nada ms acabar me dirig a la cocina en busca de algn medicamento para el dolor decabeza o algo parecido. Al final encontr lo que buscaba y me tom una pastilla quehara desaparecer el dolor. Decid ir a la habitacin, all busqu distraerme y relajarme.

    Eran las seis. Normalmente para ir al colegio a las ocho menos veinte ya estaba enpie. Tena mucha hambre, pero consider que de momento era an muy pronto paradesayunar. Me llegaba el tiempo, as que encend el ordenador, aun siendo consciente deque nadie estara conectado a estas horas, pero al menos ocupara mis pensamientos enotra cosa; olvidndome as de dolor. Para mi sorpresa cuando entr en elMessengerClaudia estaba conectada.

    Brittany/ La felicidad es la ausencia del miedo/ dice:- Hola Claudia, qu tal? Por qu conectada a estas horas?Claudia dice:

    - Hola Bri, muy bien, y t que tal? Me despert varias veces por la noche y como ya nome daba dormido otra vez encend el ordenador y t?Brittany/ La felicidad es la ausencia del miedo/ dice:- Yo tuve una noche rara, muy rara en verdad. Es una larga historia.Claudia dice:- Creo que tenemos tiempo de sobra para que me la cuentes.Brittany/ La felicidad es la ausencia del miedo/ dice:- Tuve dos pesadillas. La primera no fue nada comparada con la segunda. De la primerame acuerdo vagamente, pero la segunda... la segunda, fue horrible. Estaba sola en lacalle, pero de pronto un seor me empez a seguir. Hasta acabar en un callejn, nohaba salida. Yo tena mucho miedo. El hombre me tir y luego despert en el suelo.

    Claudia dice:- Jope! Menuda historia...y ests bien?

  • 7/28/2019 Media Noche

    4/45

    Brittany/ La felicidad es la ausencia del miedo/ dice:- Ms o menos, tengo una herida y me duele la cabeza por culpa de ello.Claudia dice:- Tmate algo para el dolor de cabeza, aunque a mi tambin me duele un poco, queestuve toda la noche haciendo el trabajo de Lengua.

    Brittany/ La felicidad es la ausencia del miedo/ dice:- Me tom una pastilla hace poco y ya me duele menos. En breves ir a desayunar quehay hambre. Yo tambin estuve hasta las doce y media pero luego mi madre lo acab yme fui a la cama.Claudia dice:- Qu suerte! Yo lo tuve que hacer solita. Yo voy ahora a desayunar. Adis Bri.Brittany/ La felicidad es la ausencia del miedo/ dice:- Vale, adis. Nos vemos en unas horas.

    Cerr la sesin delMessengery apagu el porttil.

    Tuve que buscar el trabajo antes de ir a desayunar. No tard mucho en encontrarlo yaque mam lo haba dejado en la cocina. Lo guard en la mochila as acabando de

    preparar las cosas de hoy. Desayun con calma y al acabar eran las siete y cuarto. Lasclases comenzaban en una hora. Dispona de tiempo, pero decid vestirme ya y as salir.Estaba cansada de estar en casa, necesitaba un poco de aire y la cabeza ya casi no medola.

    Dej una nota pegada en la nevera:"Mam, sal antes de casa, me levant pronto y he salido a coger el bus. No te

    preocupes, estoy bien. Un beso. Brittany":

    Quince minutos tuve que esperar en la parada del autobs, pero la espera se hizo corta alir escuchando msica. Todo fue mucho ms ameno.

    Antes de ir al colegio, como todos los das, pas por casa de una amiga para ir con ella,pero su madre me dijo que an no estaba lista. Tuve que ir sola hasta el instituto, la ideano me agradaba demasiado pero tampoco tena otra opcin. Ya que an eran las ocho

    pens que no habra nadie por el colegio, pero me equivocaba. Mientras cruzaba el pasode peatones que llevaba la instituto, le vi. Ah estaba l. De pie contra la pared.Aburrido, indiferente. Mi corazn se escuchaba, alto gritaba.

  • 7/28/2019 Media Noche

    5/45

    Captulo 2. Natasha

    Personas, personas hay de todo tipo: altas, bajas, morenas, rubias, de toda clase,pobres, ricas. Clases. Clases de personas. Distintas, pero a su vez iguales.

    Personas que callan, escuchan y luego actan. Otras a las que sus impulsos les traenconsecuencias. Que no saben estarse quietas.

    Personas que te miran a los ojos y lo sienten todo o nada. Personas ninguna losuficientemente normal, cada cual ms rara que la anterior.Personas que fingen y sonren, otras que son felices realmente.

    Personas que sufren, que lloran, que lamentan, que creen pensar que han ganado, pero

    no tienen nada y en verdad perdieron todo en el momento en el que dieron la espalda.Personas que hacen dao a otras por orgullo, cuando la realidad es otra, las quieren ypor eso temen hacerlas sufrir.

    Personas que mienten al decirles a otras que no les importan, cuando estarandispuestas a dar la cara, la vida, su vida por ellas.

    Personas que se alejan, que vuelven, que se detienen, que corren junto al miedo que lascorroe. Personas que saltan alcanzando el cielo, otras que vienen ya de all. Personasque dan la cara, que luchan, que superan baches, que se esfuerzan, que lo dan todo.

    Personas a las que temes perder, pero nunca has tenido. Personas a las que retienesjunto a ti, otras a las que dejaste marchar.Personas que improvisan, que siguen su camino, aunque no sigan las reglas deninguno.

    Personas libres, encarceladas tras las rejas de la vida.

    Personas que ya no estn, que no volvern, que dejaron huella en nosotros, pero comotodo, acaba.Personas que no saben valorar, que se enfadan, pero conocen el perdn, que lloran,que son fuertes, que crees que lo son. Personas que estarn junto a ti toda la vida, otrasque nunca pertenecern a ella.

    Personas que como tu o yo comenten errores, caen, ren, empiezan, gritan pero hablan,se preguntan, crean, inventan, que sus metas se convierten en sueos de los que algnda tendrn que despertar.

    La confianza es fundamental. La precisamos para cada acto. Luchamos por conseguirlapero una vez accedido a ella no sabemos como emplearla e aqu la parte complicado,

  • 7/28/2019 Media Noche

    6/45

    como todo. Fallamos en el momento en que pensamos que confiar es complicado. Essimple, casi tanto como respirar. Fallamos en el momento en el que como personasdesconfiamos, porque tememos a los riesgos, ha perderlo todo, a dar y no recibir. Pero

    si de corazn cierras los ojos, te sientes en las manos de otro. En el momento en el quesientas que puedas abrirlos y darte cuenta de que l no te ha dejado caer, has confiado

    Fcil verdad?El inconveniente viene despus, cuando un da alguien que no te mereca, agarra tumano solo para ver tu cada, verte a ti; caer.

    Cuando estoy triste me resguardo siempre en mis pensamientos y me surgen todas estasdudas a las que intento dar alguna explicacin. Por muy complicado que resulte a veces.

    No siempre lo consigo, pero al menos lo intento.

    Todo transcurri durante la maana a causa de mis hermanas, ellas son perfectas;rectifico, se creen perfectas. Siempre por delante como si la vida se tratara de una

    carrera y ganar su nica meta.

    Se crecen con sus propias mentiras y s son mis hermanas pero no es ms que la verdad.Piensan que son especiales por tener ciertas aptitudes de las que yo carezco, pero la vidaes as, es su mayor totalidad, injusta.

    El ser la hermana pequea nunca me ha dejado en buen lugar. Hoy presumieron delantede mis padres. No es que no las quiera, pero parece que ellas a m, no lo suficiente. Nocomprendo por qu una persona puede ser tan mala y luego hacer como si no pasaranada.

    Lo nico que me consuela es la ayuda en estos caso de mi amiga Margarita. Lo mejor enesta vida es poder tener a alguien a tu lado en el que poder confiar, hablar de todo, ser tumisma. Yo dira que la amistad es aquello que nos mantiene vivos y alegres, quseriamos sin ella? Nada.

    Margarita tiene una hermana mayor. Vive una situacin semejante a la ma. Su sonrisame hace feliz. Ella me hace feliz.

    Hoy por la maana, cuando sali el sol, Ruth fue la primera en despertar. Sus cabellosrubios iluminaban toda la habitacin. Sus ojos brillantes se concentraban expectantes en

    las pilas de platos que se encontraban en la cocina. A continuacin apareci Jasmine,como si se hubiera percatado de las intenciones de su hermana. Ella era completamentedistinta. Llevaba el papel de lder. Era mucho ms astuta. Sus rasgos indios eranfascinantes, pareca una princesa. Su melena negra y ondulada era perfecta. A menudosola colocarse en el entrecejo una pegatina redonda para as simular que era de verdaduna india, pero la verdad, no tena nada que ver con el sistema de castas.

    - Ruth, ests pensando lo mismo que yo, verdad? - se miraron entre ellas, bast unsimple gesto para entenderse - .- Claro hermana - se ri - .

    Cuando Maggy y Scott se levantaron, se encontraron con una cocina diferente a la de lanoche anterior. Todos los platos yacan en el suelo, completamente rotos. A mis padres

  • 7/28/2019 Media Noche

    7/45

    eso les pareci increble; no por el echo, sino por la manera de llegar a realizarlo. Vayaestupidez. No me lo poda creer. Las felicitaron varias veces a lo largo de este da tantriste. Yo permanec callada aguantando los halagos sin poder articular palabra dada laindignacin que senta.

    Lleg la peor parte tanto del da como de la historia. Preferira no recordarla, pero he dehacrosla saber. Ellas se acercaron a hablar conmigo. Pens que de cualquier cosa, perono, volvieron a recordarme el tema que tanto detestaba. Dijeron que era una deshonra

    para la familia, que no debera pertenecer a ella por no sabe hacer...eso, simplementepreferira no guardar esto en mi memoria nunca ms. Nota personal :Eliminar todos losrecuerdos que no me hacen feliz.

  • 7/28/2019 Media Noche

    8/45

    Captulo 3. Hroe

    Estaba nerviosa, tanto que pareca no poder controlarme. El fin de semana haba sidolargo tras recibir una nota. Una nota que lo cambi todo:

    Brittany:

    No s por dnde empezar. S que hemos pasado por muchas movidas, pero espero quenada haya cambiado. Yo no te quiero perder como amiga, no s que he hecho para quedejes de hablarme de repente, sin darme ninguna explicacin. Me gustara entenderlo,

    pero t no haces ms fciles las cosas. Por favor perdname si he hecho algo mal. Perobuenoyo ya no te voy a insistir ms, t sabrs lo que haces.

    Adis.

    Jack.

    Fue complicada la lectura de la carta, dada su mala caligrafa. Le haba dado tantasvueltas a todos los significados de sus palabras. Unas veces pareca franco y sincero,otras, indiferente como si le diera igual mi decisin. Estaba desprotegida, senta miedo,no quera admitirle la verdad, pero acaso iba a tener opcin? A veces las cosas nosuceden como nos gustaran o simplemente la vida no nos da las oportunidades quenecesitamos y que, unas amistades se van otras vienen, pero cuando se habla del amor,todo es un clculo equivocado, no hay nada previsto. Aprendes, sufres y dudas. Escomo el mar agitado, como tu propio sol, como el fuego que consume tu alma. Pas a su

    lado con la esperanza de que me dirigiera una mirada. De reojo pude cerciorarme de queas hizo. Miraba con indiferencia, pero an as tena esperanza de que le importaseaunque fuese lo ms mnimo.

    Me dirig a un quiosco prximo al colegio para comprar un chicle antes de ir a clase. Alacabar de comprarlo, saber menta y de dejarlo en el bolsillo ms pequeo de mi mochila

    pude sentir que alguien se encontraba tras mi espalda. Acarici lentamente mi hombro,apartando as mi pelo. Confund su caricia con el tacto de un ngel. Notaba surespiracin cerca de m esto provocaba tanto nerviosismo con escasa movilidad. Me dila vuelta. Sent miedo, mi vista se nubl, me mare, me propuse mantener la calma pero

    me fue imposible. Me mostr su preciosa sonrisa; a pesar de que no sean muchos losque han tenido la suerte de poder apreciarla. Debido a esto me fij en su boca, se habaquitado el piercing que llevaba.

    Me cogi de la mano, para as, poderme llevar con l. No dijo nada, su silencio meestaba matando. Llegamos a la parte de atrs del colegio, desde all haba unas preciosasvistas, el mar. Logr calmarme un poco ms, ya no senta tanto mareo como antes, perotodo se arruin cuando me acorral contra la pared. Cre no ser consciente de lo queestaba pasando. l me mira, tanta tranquilidad me impresiona. Me vuelvo hacia lsorprendida.

  • 7/28/2019 Media Noche

    9/45

    - Tenemos que hablar, aunque no quieras, esto lo tenemos que arreglar ya, yo noaguanto ms as, no s t - pareca un poco enfadado, se poda descubrir fcilmente

    por el tono de su voz - .

    - Lo s, pero creo que ahora no nos va a dar tiempo tenemos que ir a clase

    - Qu tienes a primera hora?pregunt indiferente-.

    - Gimnasia.

    - Hay tiempo, no importa que llegues un poco tardedijo despreocupado - .

    - Eso dilo por time enfad - .

    - sintateNos colocamos apoyados en el muro - .

    - Oye - comenc aun teniendo mucho miedo - .

    - Espera no hablessac de su bolsillo un pitillo y un mechero, lo encendi. Guardel mechero - .

    - Quieres?me pregunt l - .

    - No fumodije tmidamente.

    - Cierto que eres demasiado pe - no termin la frase porque yo no le deje y porquetampoco era su intencin - .

    - Qu? demasiado, qu? pequea? pequea, no?, sinceramente no s porque estoyhablando contigo, eres imposible.

    - Eh ta! A dnde vas?yo me levant y me fui, l me sigui.

    - Vete! No quiero hablar contigodije enfadada - .

    - Bri, ven aqume orden, como si me pudiera controlar con un par de palabras, yono le hice caso y aceler el paso.

    - Djame!grit - .

    - Nome dijo decidido mientras me agarraba del brazo para que le esperase y nosiguiese corriendo. No me haba dado cuenta del espectculo que estbamos montando,todo el colegio se estaba percatando de nuestra discusin.

    - Sultame el brazo. No te das cuenta de lo inmaduro que eres y luego soy yo lapequea de catorce aos que no entiende nada y t el mayor de diecisiete que lo sabetodo, no? Mira el numerito que ests montando, que vergenza, Eres realmente

    pattico!

    - Para patticas ya ests t.

  • 7/28/2019 Media Noche

    10/45

    Sus palabras provocaron en mi confusin. No comprenda por qu me haba dicho eso.Tal vez si otra persona me dijera lo mismo no hubiera tenido la misma reaccin, peroera el chico al que quera, varias lgrimas nacieron y murieron en un mismo instante.Hice un esfuerzo para que me soltase, pero en vano, no me dej ir. Me atrajo hacia l,vio en mi rostro lo que por su culpa haba ocurrido, me mir con arrepentimiento y dadoel dao, me dej ir. Sal corriendo, alejarme de l me hara bien, eso intent durante losltimos meses. Sin quererlo por el camino me choqu con una de mis amigas, Alicia.

    - Perdnle dije con la intencin de seguir corriendo - .

    - Qu te ha pasado?

    - Djame Aliciadije ya enfadada, pero sin tener ningn motivo ya que ella no mehaba hecho nada. Me agarr del brazo para que no me fuese.

    - Qu os pasa a todos hoy! Os gusta mi brazo o qudije irritada - .- Reljate! Que yo no te he hecho nada para que ests as.

    Volv a llorar. Estaba harta. O que gritaba mi nombre desde la distancia ya que ech acorrer, pero era demasiado tarde para volver atrs, all solo haba problemas.Desconect de todo.

    Clase de Ciencias Naturales. Yo segua distrada mirando por la ventana, viendo brillarel sol, contando las personas que pasaban por la calle, cualquier cosa era motivo paradesconcentrarme, hasta que me percat de que alguien pronunciaba mi nombre.

    - Brittany!chill una vez ms la profesora - .

    - Perdn, dimedije muy avergonzada - .

    - Eres la delegada, no?como si no lo supiese, la de veces que me ha mandadohacer recados - .

    - Si claro.

    - Bienpues puedes ir a primero de bachillerato a darle un recado a Mnica.

    - Sime levant pare que me diese las instrucciones - .

    - Llvale estas hojas.

    - Vale. Pero, a primero a b?

    - A.

    Por el camino no me dediqu a ver de qu se trataban esas hojas. Por qu tena que seryo la delegada de la clase? Por qu me toca a m ir a esa clase? Las cosas otra vez ms

    no salieron segn lo planeado.

  • 7/28/2019 Media Noche

    11/45

    - Pasa! - la voz pareca bastante enfadada y ya desde el pasillo se escuchabanmuchas voces parloteando a la vez, abr la puerta muy lentamente - .

    - Hola Mnica, vena a traerte estos papeles de parte de Maradije tmidamente sinmirar al alumnado con miedo a encontrarme con su mirada - .

    - Espera un minuto Brittanyme oblig a colocarme en frente del encerado muy a mipesar y continu con su charla - .

    - Jack! Quiere usted decirnos quin fue?alc la vista para encontrarlo - .

    - No s de qu me est hablandome mir y yo automticamente baj la mirada - .

    - Claronunca es usted, no? afirm con la cabezasiempre con ese pasotismo,no te aburres, chico? De ser siempre el bromista, el maleducado, el hroe.

    - Lo de hroe est bien, yo siempre ayudosonri - .

    - Y cul es el plan ahora, hroe? Echarle la culpa a otro? O admitir que fue usted elque rompi la lmpara - .

    - Los hroes de verdad no tienen plan

    - Muy bien Pues fuera de clase!

    - No.

    - Est usted sordono le contest - .- A parte de sordo mudo.

    - S, pero no mancole hizo un gesto con el dedo muy peculiar en estos casos. Losalumnos echaron a rer, alguno aplauda. Estaban orgullosos de l.

    - Tiene usted un parte! Y Fuera de clase inmediatamente!

    - Como usted mandese ri y sali del aula con la cabeza bien alta - .

    - No se sentir tan hroe cuando este expulsado un par de das!

    - Hroe no, pero afortunado sesas fueron sus ltimas palabras - .

    - Brittany, ven aqu!segu an irritadasiento que hayas presenciado tal incidentey por ello perdido tiempo de claseno saba lo mucho que me haba gustado haberestado all - .

    - No importa, aqu tienesle di los papelesadis - .

    - Gracias, adis.

    Sal de clase. Ni rastro de l. Se habra marchado, supuse. Pero de pronto einesperadamente una fuerza tir de mi abrazo y me atrajo hacia l.

  • 7/28/2019 Media Noche

    12/45

    - Jack, qu haces?sin darme cuenta, susurraba sin querer - .

    - Por qu hablas tan bajo? Ni que estuviramos haciendo algo maloimit mi tonode voz para causar gracia - .

    - Me tengo que ir, djame.- Y yo, a casa, estoy expulsadohizo gala de su esplndida sonrisa - .

    - A los hroes de verdad no les expulsan.

    - Tal vez, pero ellos son valientes y cubren a sus amigosahora entenda todo - .

    - As que fue un amigo tuyo el que rompi la lmpara del techo.

    - Haber, podra haber sido yo perfectamente, porque lo de volar an no lo controlo deltodo bien.

    - Tontosus bromas no tenan gracia - .

    - Guaposonri de nuevo - .

    - Eso lo dices t.

    - Y todo el mundoafirm - .

    - Yo no, ya no es todo el mundo, lo siento.

    - Ms siento yo que no reconozcas la verdad.

    - T verdad, eres un credo.

    - Un credo?se sorprendi - Ests segura?se acerc a m, susurrando estasltimas palabras a m oreja, hacindome retroceder - .

    - Claro que lo estoyme separ de l, tena que irme - .

    - Adnde vas, rubia?

    - Yo no estoy expulsada y ahora tengo clase, recuerdas?- Claro que me acuerdo, los hroes tenemos buena memoria. Tambin controlamos

    bien, ahora tienes recreo, venga, latamos, tenemos mucho de qu hablar. Ahora tienenrecreo y luego la ltima clase.

    - No tienen, tengo recreo y clases.

    - No te hagas derogar.

    - Anda, pero si sabes lo que es eso!

    - Por favorignor lo que le dije y volvi a insistir - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    13/45

    - Los hroes tambin suplicis? Eso es nuevo.

    - Por favorla verdad es que ir de dura no era precisamente mi especialidad, meestaba muriendo de ganas de ir con l, era una oportunidad perfecta, y por qu dejarla

    pasar? No malgasto, las cosas suceden una vez en la vida y no quiero ver cmo pasan

    delante de m las oportunidades que dejo escapar.

    - Con una condicin.

    - Haber, pedichona, de qu se trata?

    - Quiero

    - Quieres?

    - Volarsonre - .

    - Ya te dije que an no lo tena muy contralado.

    - No era que contralabas todo muy bien, venga tontocogi mi cuerpo, como si deuna pluma se tratase, era muy fuerte, gracias a sus miles de entrenamientos con las

    pesas, ganador de halterofilia regional.

    - Preparada, pequea?

    - Lista hroe.

    Comenz a correr muy rpido. Tan rpido que cerr los ojos por miedo a que noscllesenos por las escaleras pero no fue as, l tena una gran concentracin y precisinen cada uno de sus movimientos. Una vez en el patio, nos escondimos tras un rbol paraque nadie pudiese vernos, cuando son el timbre que permita a todos los alumnosaburrido disfrutar de un rato de diversin, nos preparamos para nuestra marcha. El

    portero abri la puerta principal del colegio y antes de que todos los alumnos bajasendeseando su tiempo libre, nosotros fuimos ms astutos y giles; salimos corriendo asatravesando la puerta que nos aportara la libertad durante unas horas.

    Una vez fuera ya no haba peligro de que nos hicieran volver, pero an as, l no paro de

    correr. Atravesamos el paseo martimo de la ciudad, mientras la gente, asombrada, nosobservaba detenidamente, como si furamos dos fugitivos dispuestos a encontrar unescondite. Algo parecido podamos llegar a ser. Me llev a la playa. Una pequeita yacogedora, quedaba ya poca arena, el mar se haba hecho con ella, pero a pesar de ellos,nos establecimos all sin complicaciones.

    Nos sentamos juntos en la arena, yo me descalc, para que el agua baara mis pies, asdisfrutando del agua fra del mar y del clido sol que proporcionaba ese calorcitodemostrando que el verano llegara pronto. Ojal pudiera ver ms all del horizonte,derrumbar fronteras. Miraba al mar, brillaba tanto como el oro, pero su valor era mucho

    mayor al de este, no tena, tal cosa de abismal hermosura no poda tener precio. Me

  • 7/28/2019 Media Noche

    14/45

    senta muy afortunada al saber que estaban a mi lado los dos seres ms bellos que nuncaencontrara jams.

    - Se libre como el viento e indomable como el marpens - .

    - Lo soy.- Ya he vuelto a pensar en alto!me avergonc - .

    - Ojal fuera as todo el tiempo.

    - Por qu dices eso?

    - Rubia, eres muy complicadame rete lo digo enserio, si pensaras ms en alto, deverdad sabra en que piensas en cada momento.

    - Por qu quieres saberlo?

    - Por qu nunca me dices nada, o no lo suficiente para aclararme. No te entiendo.

    - Mejor.

    - Mejor no, yo necesito saber qu es lo que te pasa conmigoel corazn se meaceler como al arrancar el motor de una moto - .

    - Nada, que me va a pasarmir al paisaje, intent mantener la calma, antes de salircorriendo de all - .

    - Interesante me dejas de hablar, de repente y no te pasa nada.

    - Pues no.

    - Yo no entiendo nada, joder!le mir asombrada, lo estaba haciendo enfadar deverdad, nunca se haba puesto as conmigo - .

    - Jack y por qu en vez de hacerte tantas preguntas dejamos de ser amigos y ya est,djame.

    - Que te deje, ya est, es eso lo que quieres?

    - No es lo que quiero, es lo que tengo que hacer, Mira Jack, por favor

    - Es que no me puedo creer que despus de todo, acabe nuestraamistad, as.

    - Yo - hizo que me sintiera culpable - .

    - Qu ha pasado? Dmelo al menos. Si ha sido por mi culpa quiero saberlo.

    - No ha sido por tu culpa, eso no lo pienses nunca, pero es mi decisin, acptala porfavor.

    - Si me dieras una nica razn.

  • 7/28/2019 Media Noche

    15/45

    - Es mi decisin, ya est.

    - Eres una cra, tan inmadura, tan

    - S, pequea, igual esa debera ser tu razn para no ser amigos.

    - La edad?

    - S.

    - La edad no me importa, pens que creas que yo no era as. Tal vez al principio si erararo llevarme con alguien ms pequeo, pero t me demostraste mucho, eres diferente,no como el resto de nios de tu curso. Adems que la edad es solo una cifra, purosnmerosme asombr la grandeza de sus palabrassi yo no quisiera ser tu amigo, tehubiera dicho adis desde un principio, pero ves que lo haya hecho, me importas msque unos nmeros.

    - De verdad?

    - No, de mentirame re sin ganas - .

    - Tal vez necesitaba que me dijeras eso.

    - Te lo podr repetir siempre que quieraspermanecimos en silencio durante unossegundos, sin necesidad de decir o hacer algo - .

    - Bri - pero el rompi aquel silencio tan montono - .

    - Dime.

    - Ahora qu? Quiero decir

    - Ya s lo que quieres decir, yo quisiera decirte toda la verdad.

    - La verdad, sobre qu?

    - Sobre por qu te dej de hablar durante un tiempo.

    - Pues dime.

    - No puedo decrtelo, es una locura.

    - No se trata de poder o no poder. Hay cosas que se hacen y punto.

    - Es fcil que lo diga alguien como t, pero tengo miedo, si te lo cuento, todocambiara.

    - Nada va a cambiar rubia, creme. Nada por muy importante que sea va a dejar queyo no est a tu lado.

    - Jackporahora, de verdad, es mejor dejar las cosas tal y como estn.

  • 7/28/2019 Media Noche

    16/45

    - Entonces no te hablo y ya est, qu fcil te resulta decirlo, no?

    - No me trates as, por favor.

    - Cmo quiere la nia que la trate entonces?no aguant la presin de la situacin,

    tuve que salir de all, huir, soy tan cobarde. En el fondo siempre tuve miedo.

  • 7/28/2019 Media Noche

    17/45

    Captulo 4. Brittany vs Jack

    La noche se hizo eterna. Como un cuento interminable pero que an faltaba un final, delque yo tomara parte, lo acabara tomando mis propias decisiones; tal vez no las

    acertadas, pero el fracasar me ayudara a madurar.

    No era por la maana cuando despert, el despertador an quieto, no haba sonado. Eranlas siete. Me dola la cabeza demasiado para poder incorporarme y salir de la cama,

    pero necesitaba tomar algo. Encontr rebuscando entre los cajones de la cocina, unaaspirina. Espere a que hiciera efecto para sentirme mejor, pero no dio resultado.

    Decid ir a ducharme, para entrar en calor. Tena mucho fro. Cuando llegu al bao y vimi espantoso aspecto reflejado en el espejo, me asust. Estaba colorada, tal vez tendrafiebre. Pero de todos modos ira al colegio. Tena que hablar con Jack. Le haba dadovueltas a todas las posibilidades, pero ya me decid. No negar que senta miedo, pero

    an as confiaba en l. Dijo que no cambiara nada el decirle la verdad, as que lo hara,confiara en su palabra y le dira de una vez por todas lo que senta, por muy asustadaque estuviera, me decid, no haba ya marcha atrs. Hay cosas que se hacen y punto dijo.Tena razn.

    Me duch, pero de nada sirvi, segua con el mismo fro, de algn modo los escalofrosaumentaban. El dolor de cabeza pareca haber disminuido un poco, pero necesitaba algo

    para bajar la fiebre, si es que tena. No haba nada en casa. Decid ir al colegio igual,con fiebre o no, tena que afrontar la situacin, no dejarlo para luego, como siemprehaba hecho hasta ahora. Deba madurar.

    Llegu al colegio, haba mucha gente. Entre la multitud pude distinguir a Alicia. Ledeba una explicacin por mi comportamiento de ayer. No se mereca que la tratase deesa manera. Decid enmendar mi error. Le cont toda la historia, mis inquietudes, mismiedos, ella solamente aadi.

    - Te comprendo ms de lo que piensas. A m me pasaba lo mismo con un amigo mo.A veces pensaba que si que le gustaba pero otras muchas que no. Era todo muyconfuso. Al final me decid. Un da cuando estbamos juntos, le bese. Y resultaba que lsenta lo mismo. Todo fue bien a partir de ese da. As que creo que si l te da pie,deberas lanzarte. Tal vez no le gustes, pero Jack es un tipo guay, no te dejar de hablar

    por eso, estoy segura.

    Ella comprendi la situacin rpidamente y me ayudo mucho, nunca hubiese pensadoque ella a diferencia de muchas de mis amigas de la infancia me hubiese apoyado de esamanera tan amable y bondadosa. A partir de ese da la empec a ver como el sol que meayuda a seguir adelante protegindome con su calor.

    De pronto entre tanta gente me encontr con su mirada, no haba cambiado, segua allrodeado de gente, me miraba de nuevo, pareca que el resto del mundo no le importaba.

    No sonrea, pareca serio y triste. Pena fue lo nico que me transmita, como si ltambin lamentara que las cosas hubieran acabado de esa manera.

    Fui al quiosco como de costumbre, una vez ms solo quedaba la rutina. El sigui con lamirada cada uno de mis pasos. No hablaba con la gente de su alrededor, solamente me

  • 7/28/2019 Media Noche

    18/45

    prestaba atencin a m, a veces de forma ms notable otras de reojo, pero no apartaba lamirada. Eso me hacia encontrarme peor, el saber que yo tena la culpa de que l sesintiera as. No era fcil para ninguno de los dos. Pero yo, de una vez por todas, iba aacabar con esta incmoda situacin.Cuando pas a su lado, despus de comprar mi correspondiente chicle del da de hoy,

    hice un gesto con la cabeza para que me siguiera y l, as hizo.

    Le conduje a un lugar donde no haba gente, as la vergenza sera menor. Detrs delcolegio nos encontrbamos, all siempre no se hallaba nadie.

    - Creo que esta vez no aceptars mis disculpasno saba l hasta que punto estabaequivocado, yo le quera demasiado para no perdonarle cualquier cosame comportcontigo como un autentico estpido. As que perdn. No paro de cagarla, deb de estaral tanto de la situacinencendi otro pitillo, tal vez lo necesitara para calmar losnervios - .

    - Apaga eso por favor, no me gusta que fumessorprendentemente hizo lo que yo le

    ped - .- Tengo que pedir perdn estaba muy equivocado, pens que presionndote a que me

    contaras la verdad arreglara las cosas, pero no fue la mejor manera. Si t no quierescontarme nada, yo lo acepto y ya est. Tus motivos tendrs.

    - Desde cundo te cuestionas las cosas?- Hasta los hroes se equivocan.- No. Ahora s que te equivocas. Yo no tena razn. T ests en tu derecho de saber

    porque te deje de hablar, y te lo voy a contar.- No quiero que lo hagas, porque te veas presionada, o algo as, yo- Te quierose qued mirndome, solamente, sin necesidad de moverse o hacer algo,

    pens que mi corazn explotara de un momento a otro - .- Brittany, es que yo- Jack, nono se me quebr la voz, pens que de un momento a otro se me caeran

    las lgrimas que haba retenido durante el tiempo de su angustioso silenciono digasnada, ya s lo que piensas, que soy muy pequea, que no me quieres, que fue unatontera el motivo por el que te dej de hablar, que soy una inmadura, demasiado -

    pos su dedo ndice sobre mis labios, para que callara, as hice. Pas su mano por mismejillas, para deshacerse de todas esas lgrimas que no haban sabido quedarse quietasen su sitio. Me mir a los ojos, nunca nadie me haba mirado as, entregado. La cabezame daba vueltas. Agarr mi cintura con sus fuertes manos y con un leve movimientoaproxim mi cuerpo cada vez ms al suyo. Segua sin necesidad de decir nada. Sonri.

    Crea que caera al suelo de un momento a otro. Tena mucho frio. Pero no haba otrolugar en el mundo donde preferira estar. Apart mi pelo de la cara, susurrndome alodo, que no quera verme llorar nunca ms. Bes mi mejilla. Me empuj contra la

    pared con cuidado, como si entre sus brazos se encontrara algo realmente importanteque no quisiera romper. Aproxim su cara a la ma. Sonri con dulzura. Roz sus labioscon los mos pero antes de que se convirtiera en algo ms ca inconsciente. Por suerte elme tena agarrada y no ocurri nada ms, al menos que yo recuerde.Cuando despert estaba en el hospital, l no se encontraba a mi lado, como habradeseado mas era de esperar, pero s, mi madre. Pareca que todo lo ocurrido antes fuese

    parte de un sueo, nada me haba parecido real. Tena muchas dudas de lo que habasucedido realmente ya que me encontraba mareada y con mucha fiebre.

    - Bri, cario, cmo se te ocurri hacer una cosa as?ya tendra que aguantar sudiscurso de siempre - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    19/45

    - Qu hice?- Ir al colegio con fiebre, a quien se le ocurre!- No gritesque me duele la cabeza.- Perdonapero no puedes hacer esas locuras. Mira lo que te ha pasado. Nos has dado

    un susto de muerte.

    - No ha sido para tanto, solo un poco de fiebre.- No intentes quitarle importancia al asunto.- Valeno quera que la discusin prosiguiera, estaba muy cansada para aguantarla - .- La doctora me ha dicho que en unas horas podrs volver a casa.- Ves como entonces no ha sido para tanto.- Nunca ms, eh?asent y deje que el sueo me venciera - .

    Cuando abr los ojos de nuevo ya estaba en mi cama, totalmente descansada y sinapenas sueo. Me encontraba mucho mejor. No saba ni siquiera que hora era. Habradormido das, o tal vez horas, pero haba sido tiempo suficiente.Me levant de la cama, harta de dormir, de descansar, con ganas de salir, s, con ganasde verlo.

    Nadie deba de estar levantado por la oscuridad que reinaba en toda la casa. Fui ahurtadillas por el pasillo, para que nadie notara mi presencia, tal vez diera la impresinde una ladrona, pero no tena nada que esconder.Una luz se encendi de pronto.

    - Brittany, qu haces levantada?era la voz de mi padre. Mi plan de que nadie meescuchara; haba fracasado - .

    - No tengo sueo.- Deberas ir a descansar.- Llevo descansando ya mucho tiempo, quiero salir.- S, claro, a las nueve de la maana.- Son las nueve? Tengo que ir a clase!- T vete, pero no creo que haya nadie all.- Por qu no?- Est claro que no sabes en que da vives.- Sbado?- S, hija, s. Es mejor que vayas a dormir.- Han pasado varios dasmurmur - .- Eh?- Nada pap, buenas nochesle di un beso y me fui a mi habitacin - .

    Me acost mas saba que no dormira, pero era pronto. Mi cabeza ya pona en marcha un

    plan para contactar con Jack. Necesitaba verle, ms que al sol. Quera llamarle, escucharsu voz, pero era muy pronto; quise esperar, pero no poda.

    Fui a desayunar cuando crea que mi padre se haba vuelto a dormir. Mir un rato latele, sin ver nada, pasando canales. Tena el mvil en mano, decidiendo y esperando,

    pero el tiempo pasaba lento, siempre sucede cuando te aburres...

    Abr los ojos de golpe. Me encontraba desorientada. Me haba quedado dormida sindarme cuenta. Mi madre gritaba por la cocina. Hablaba por telfono, pero no pudeaveriguar con quien y chillaba demasiado deprisa para que la pudiera entender. El dolorde cabeza se hizo de nuevo presente cuando cre que ya habra pasado, tal vez fuera

    cosa de los gritos de mi madre. Me tome una aspirina. Eran las once, pens que sera

  • 7/28/2019 Media Noche

    20/45

    ms tarde mas se ve que el tiempo en esta casa no pasaba. De pronto, mi madre colg eltelfono.

    - Quin era?- Nadie que conozcasdijo distante - .- Ah

    - Lo sientose percat de lo que haba dichono quera decir eso.- Yapero no me vas a decir quin era fue ms afirmacin que una pregunta - .- Bri, estoson de nuevo el telfono de casacoge t, si es para m, di que no estoy

    y si preguntan quin eres, diles que eres la limpiadora y que no sabes dnde meencuentro.

    - Mam!- Haz lo que te pido!- Es una locura! Si tengo que esconder incluso como me llamo, quiero saber por qu

    y de quin estoy huyendo.- No ests huyendo de nadame dio el telfonotampoco puedessusurr, lo

    suficientemente bajo para que yo no escuchara nada - .

    Mi madre se alej por el pasillo. Sin decir nada. Me dej con la palabra en la boca, peroahora no poda hacer otra cosa mas que contestar al impaciente telfono.

    - Si?- Brittany!?- Jack - de pronto mi corazn despert, suspirando - .- Pens que seguiras en el hospital.- Me recupero rpido.- Djame juzgarlo por m mismo.- Cmo?- Sabr qu tal ests, vindote.- Vale.- Qu te apetece hacer?- Tengo que decidir yo?- Playa?- Vale, genial.- A las cuatro y cuarto en el colegio. Te qui - colgu, no quera escuchar mentiras - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    21/45

    Captulo 5. Jack vs Brittany

    Esper ansiosa. El tiempo s que pareca no pasar. No estaba segura de que ocurrirauna vez all, cmo deba comportarme. No estara a la altura de la situacin.

    Me prepar una hora antes. Puse todas mis cosas en un bolso grande y me dispuse asalir, aunque pens que no lo lograra, mis piernas con sus temblores parecan nodejarme ni dar un paso ms.

    Eran las cuatro menos diez cuando sal de casa. Pens que no me dara tiempo. Cogerel bus, llegar all. Tanto que hacer en tan poco tiempo considerando que el colegio esten la otra punta de la ciudad.

    Llegu all. Pasaba un poco de la hora que habamos acordado mas l no seencontraba. Me sent ridcula. Creer que quera quedar conmigo. A veces soy taningenua que me creo todas las mentiras que me rodean. En este mundo cuesta ya tanto

    saber lo que es verdad.

    Me sent en un banco, a la espera. Pero pasaban los minutos y l segua sin aparecer.Me desesper. Si l no poda cumplir con su palabra, yo no me quedara all esperandocomo una tonta, a la espera de algo que no llegar. Perder el tiempo no estaba en mis

    planes.Antes de que mi impaciencia consiguiera que me alejara de all, l lleg. Sus manosrecorrieron mi cintura, aferrndome contra l. No poda casi respirar. Intentabamantener la calma.

    - Llegas tarde, sultamehice un movimiento brusco para deshacerme de sus brazos,pero no consegu nada ms que acabar enredada en l como desde el principio - .

    - Lo bueno se hace esperar.- No me has hecho esperar, acabo de llegarmentahora sultame - .

    Para mi sorpresa as hizo, pero me entristec al saber que el motivo no haban sido missuplicas sino la aparicin de sus amigos. Se qued de pronto callado, mirando al suelo.Luego alz la vista y como si nada, los saludo. Haciendo que yo no exista, como sifuera algo invisible que sus ojos no podan llegar a ver. As me senta, tampoco sealejaban mucho mis pensamientos de la realidad.

    Ellos me miraron asombrados, mientras pude ver en sus rostros gestos de gracia. Seestaban riendo. Pens que de m. Quise desaparecer en ese momento. No saba porqueestaba all despus de todo. Por tonta, por auto convencerme de que l pueda sentir

    algo, algo improbable, alocado, enfurecido, alegre, algo, algo hacia m.

    Baj la mirada, no quera ver las expresiones en sus rostros. Menos en el de Jack. Noquera suponer que estaba pensando, tampoco ver de qu manera se comportaba alestar conmigo. Me estaba dejando por ellos. Me molest tanto que quise contener laslgrimas.

    - Ya estoy aqusonri grcilmente - .- Podas haberte quedado all con ellos, por m, no haba ningn problema.- Qu te pasa ahora?- Qu quieres? Espera que lo adivino. Quieres que te coja de la mano, que te diga lo

    mucho que te quiero, que luego no me importe que te avergences de mi con tus amigosy que hagamos como que no ha pasado nadadije enfurecida - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    22/45

    - Eso estara bienbromepero quiero algo mejor.- Lo mejor es que no nos hablemos.- Pero yo lo tengo clarole mir expectante, asombrada - .- Qu tienes claro?- Yo quiero besartede pronto pens que el suelo se elevaba para recogerme, me

    maree - .- Quin te ha dicho que no puedas?- Yo, yo me lo digo. Eres demasiado pequea, te veo tan inocente an.- S lo que quiero, te quiero a ti, no soy inocente, tengo las ideas claras, l nico que

    es un cobarde aqu eres t, no me negars que no me besas porque tienes miedo de quetus amigos te digan algopregunt como una leona dispuesta a saltar sobre el cuellode un u.

    - Yo - le interrump- T das asco, eres un cobarde, pattico, inmaduropodra haber seguido, pero, me

    acaricio el rostro y eso me hizo retroceder. Con la yema del dedo me toc el labioinferior, acerco su cara a la ma cada vez ms, roz sus labios con los mos y rodeo con

    sus brazos mi cintura, se le notaba nervioso.- Jack para. No s porque ests haciendo esto. No puedes. Yo creo que tal vez tengas

    raznsaba que no la tena, pero aun as sent miedo, eso me hizo apartarmenoquiero que hagas esto porque te sientas obligado. S que no puedes por lo que opinarla gente.

    - La gente no me importa. Tengo personalidad.- A veces tienes una forma muy curiosa de demostrarlosusurrpero no quiero

    seguir hablando del tema. No quiero pensar en que pasar o en que es lo correcto. Locorrecto me da igual. Vamos, que se nos va a pasar la tarde. Y me quiero dar un bao

    sonre - .

    La playa estaba repleta de gente. Era un buen da para estar all. Disfrutar del sol, laarena y de un refrescante bao. Era el da con la temperatura perfecta, el mejor sitio enel que estar, con la mejor compaa.

    Encontramos un sitio rapidamente a pesar de la cantidad de gente que se haba puestode acuerdo en venir hoy hasta all. Dejamos todas nuestras cosas y lo primero que hice

    fue ir a darme un bao.

    - Vienes, Jack?le dije mientras ya me diriga hacia el mar, hacindome mientrasuna coleta - .

    - S, pero esprameno le hice caso, el pareci un poco molesto dada mi totaldespreocupacin. Se quit la camiseta, dejando al descubierto unos perfectos msculosbien definidos. Tal vez l no estuviera del todo contento con ellos, pero para m, estababien. Me dio vergenza ponerme en bikini delante de l, por no llegar a ser lo que l seesperaba, por eso necesite rapidamente que el agua tapara mi estructura. Hizo gala de

    su esplendida sonrisa y vino a por m.- Jack, para, paragrit, pero ignor mis suplicas, supongo que como de costumbre.

    Sal corriendo, no s ni siquiera porque lo intent. Saba que l ganara esta carrera,tan rpido como de la misma forma que conquisto mi corazn.

    - Cmo dices?no quise mirar hacia a tras para no darme cuenta de que casiestaba a m lado - .

    - Por favor!- Qu dices?

  • 7/28/2019 Media Noche

    23/45

    - Ya me has escuchadoestaba ya en la orilla - .- Pero me gusta orlo.- No!arroj mi cuerpo al agua, el suyo tambin call con el mo. Me agarr fuerte

    pensando que as no me pasara nada. Salimos de las profundidades en un par desegundos despus de aguantar la respiracin durante estos.

    Las gotas de agua recorran su rostro. As, mojado, tena un aspecto diferente. Bes mimejilla sin dejar de agarrarme, me tena entre sus brazos, no haba manera de salir deall, pero an as lo intent. Le salpiqu con fuerza; l retrocedi mientras cerraba losojos. Aprovech ese instante para escapar. Segu salpicando agua, pensando que harael mismo efecto, pero volvi a alcanzarme como antes, como siempre. Se abalanz

    sobre m, hundiendo mi cuerpo de nuevo, l suyo permaneci en la superficie. Meinmoviliz, intente escapar, fracasando. Sonri de nuevo.

    - Una cosadijo l.- Qu quieres ahora?

    - Te quiero a ti.- Cmo?- Te quiero a tidijo firmemente - .- Qu has dicho? Qu?me re - .- Me has escuchado.- Me gusta escucharlo.- Ah s?- Sse acerc a mi oreja - .- Te quierosusurr mientras me miraba a los ojos, sin dudas, le amaba - .- Quiero que se lo digas al mundo.- Te quierovolvi a susurrar - .- Por qu me lo dices a m?- Porque t eres mi mundo.- Sabes que creo yo?- Sorprndeme.- Que exageras.- Sabes que creo yo?- Sorprndeme seorito.- Que t y yo nacimos para estar los dos solos en otro mundo. Apartados de los

    dems, t y yo.- T crees?

    - Claro.- En qu mundo quieres estar t? Hay muchos donde escoger.hizo una pausa,meditando, luego, contest - .

    - En uno en el que ests t conmigo.

    No aguantaba ms esta situacin. Como pretenda que me quedara all, congelada, enel agua; escuchando todo eso que tena para decirme y que yo me lo creyera como unatonta.

    Le mir desconfiando, pero su mirada me transmita tanta calma que no haba otro sitiodonde preferira estar. Se acerc a m. El corazn dio un vuelco, desat su locura. Besmi cuello, mientras aferraba mi cuerpo contra el suyo. Cerr los ojos con fuerza. Rode

    su cuello con mis brazos y me abrac a l con fuerza. Ascendi a mi barbilla. Not susonrisa intranquila jugando con mis labios. Abr los ojos de golpe, me sorprendi

  • 7/28/2019 Media Noche

    24/45

    encontrarme tan cerca de l. Mirndolo frente a frente sin miedos, confiada. Enredmis dedos en su pelo. Te amo pronunci sin voz. Me bes. Sus labios saban a sal, al

    mar. Continu sin poder abrir los ojos. No poda. Tena miedo, sera todo un sueo.Aparecera en mi cama despus de todo esto.

    - Te encuentras bien, pequea?acarici de nuevo mi mejilla y volvi a dejar caersus labios en los mos - .- No ha sido un sueoal escuchar su voz abr los ojos - .- Dime que no, no quiero que lo seasonre -.- No era un sueocontempl su rostro, era diferente, me miraba de una manera

    especial. Entregada. Nunca nadie me haba mirado asy si lo es, no voy a despertar.- Cmo conseguirs no despertar?le bes, esa fue mi respuesta - .

    Le abrac fuerte pensando que ese instante nunca acabara.

    El sol secaba ya las ltimas gotas de mar que yacan en nuestra piel. l frunca el ceocon los ojos cerrados, yo lo miraba, sonriendo sin darme cuenta, querindole ms de lo

    que deba. Tal vez estuviera dormido, pero no soaba como yo. Me gustabaimaginarnos viviendo en una casa, juntos. Viendo su rostro por las maanas, dabaigual, a todas horas; no me cansara, porque era a l al nico que quera ver durante elresto de mi vida. Sonar estpido, cursi, pero es solamente lo que siento.

    Abri los ojos de pronto, extraamente sonri al observar que estaba all, a su lado.Acarici mi mejilla. Segua sonriendo. Me asombrara su exceso de felicidad. Estall dela risa.

    - Qu pasa?se pregunt l, extraado.- Si vieras tu cara lo entenderas.- Gracias, maja.- De nada, don caretos.- Pero qu le pasa ahora a mi cara?- Ests sonriendo.- Qu tiene de malo?- Ests sonriendo al verme.- Lo s.- Tiene gracia.- Pues si sonrer por tener a mi lado a la chica ms guapa de todas me hace ser

    gracioso, entonces soy el chico ms chistoso de todos.

    Apoy mi cabeza contra la toalla. Menta bien, demasiado ya que ahora estabacolorada, y no era el sol. l no lo vea, pero yo sonrea. Yo no lo vea a l, pero estabaretenida su imagen en mi mente. Desliz su dedo ndice por mi espalda. Me estremec.Gire mi cuerpo, para encontrarme con l. Tapaba el sol. Bes mi cuello.

    - Sabes a mar.- No me digas?- No te digo.

    Re. Odiaba sus chistes malos. Odiaba rerme por ello. Odiaba sentirme tan impotente.Agarr su cuello, bes sus labios.

    - Sabes a mar.

    - Copiona.- No. T. Yo saba a mar antes.

  • 7/28/2019 Media Noche

    25/45

    Sonri sin ganas ante mi intent de broma. Agarr mi cintura y apret sus labioscontra los mos. El sol bajaba poco a poco, casi hasta fundirse con el horizonte.

    Esconderse tras l y desaparecer. El naranja y rosa surcaban el cielo, llenando a estede un colorido especial.

    Nubes. Nubes sencillas. Nubes con formas. Dragn. Oveja. Pjaro. Flor. Nada.Corazn. T.Nos habamos quedado quietos, en silencio, tumbados el uno junto al otro, despus derisas, bromas, de quererse. Despus de odiarse, de sentirse. Juntos.

    - Pequea.- S?- Sigues ah? No hablassilencio - .- Tierra llamando a Bri!- Hola Tierra.- En qu pensabas?

    - En nada.- Venga! No se puede no pensar en nada, ni aun queriendo. Esa respuesta es

    estpida.- La adecuada para uno.- Que mal me tratas - brome -.- T crees?- S.- Te enfadaste?me dio la espalda -.

    Agarr su cuello, apoderndome de todo l. Le bes.

    - Y bien?- Eso est mejor, rubiame devolvi el beso - .- Es hora de irse a casa, no crees?- Si eso implica no verte, no, no lo creo.- Pero nos vemos el lunes. No queda tanto.- Una eternidad, ms o menos, me parece.- Exageradole di un fuerte golpe con el puo en el hombro - .- Ya veo lo que me vas a echar de menos.- Entonces te debes de asustar.- Por qu?

    - Porque ya te estoy echando de menos, ahorame abraz fuerte - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    26/45

    Captulo 6. Sorpresa!

    El resto del fin de semana se hizo largo. Eternamente largo sin l, sin su sonrisa. Aveces me imaginaba todo lo ocurrido y pareca un sueo, pero cuando volva en mi medaba cuenta de que no lo era, era real. Mi vida, l, sus besos, era real.

    Era domingo, final de curso, nada que hacer para el colegio y nada que hacer para mataral tiempo. Llame a todas mis amigas, pero una iba al cine con su prima, la otra que sicomida familiar, la otra que si enferma. Al final acabe con un bol de palomitas,acomodada en el sof. Echaban una peli policiaca, intriga, misterio y como no, siemprey ante todo, el amor. Esta tan presente ahora que yo lo vivo, que parezco sentirlo entodos lados. Sus ojos en un cuadro, su aliento en el aire, el fuego de la cocina su calor, aeste paso me volver loca, ms, claro. Nunca he estado muy cuerda.

    Pr, Pr, Br, Br El mvil sonaba. Jack. De pronto un cosquilleo seguido de una sonrisa.

    - Si?- Qu tal pequea? No te volvi a subir la fiebre no?- Hola Jack!me levant del sof, dejando atrs horas y horas de aburrimientoNo,

    estoy muy bien, buenolos domingos son tan aburridos que estoy aburrida.

    Infinitamente aburrida.- Me alegro chica de que ests bien.- T no ests aburrido?- No, baje por la maana con los colegas.- Qu hicisteis?- Fuimos a casa de uno a viciar y a fumar.- Te perdono lo de jugar a la play como un poseso, pero lo de fumar si que no, lo detesto

    Jack.- Es un vicio.- Sabes la mejor de manera de dejar un vicio?- Sorprndeme.- Buscar otro que no te perjudique, pero que te ocupe ms tiempo de manera que se te

    olvidar el primer vicio.- Algo imposible entonces.- No, tiene que haber alguna cosa que cumpla esos requisitos.- O alguiense hizo un silencio absoluto pero tambin una gran sonrisa - .- Te quera proponer una cosa enana.

    - De qu se trata?- Maana nos escapamos de todo.- De qu huimos?- De los profesores, del colegio, de lo que t quieras.- T huyes de tener que quedarte en casa estudiando como castigo por haberte

    expulsado.- Eres adivina, impresionante.- Te conozco demasiado bien chicose ri - .- Es cierto, pero entonces, s?- Me parece que s - hice una pausaes una locura.- Bueno pues si no quieres, tendr que llevarme a otra al lugar al que tena pensado ir

    contigo.- No, no, no, ir yo.

  • 7/28/2019 Media Noche

    27/45

    - Demasiado tarde, ya estaba llamando a otra.- No hay otra.- Ests segura?- Yo? Claro, por qu no iba a estarlo?- Tal vez te hago dudar.

    - No, yo confi en ti. Y no hay otra. Y eres tonto.- Gracias, eh.- De nada, bueno vale, entonces ir contigo, psame a buscar a la entrada del colegio.- Lo har.- Algo ms?- Nada ms.- Hasta maana Jack.- Te quiero Bri.- Y yocolgu - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    28/45

    Captulo 7. El da

    El motor de una ensordecedora moto lleg hasta mis odos. Jack. Sus ojos seencontraron rpido con los mos. Sus profundos ojos marrones .Eran como un imn, quenos conectaba con miradas. Estaba verdaderamente guapo hoy. Su sonrisa era lo ms

    bonito.- Preciosa!varias chicas se giraron dndose por aludidas. Pero miraban expectantes

    haber quien era la afortunada, la que se haba ganado el corazn de Jack, la chica por laque l suspiraba. Me acerqu tmida hasta l. Me dio un suave y clido beso en loslabios. La gente contemplaba curiosa la escena, tal vez nadie se lo esperaba. Mis amigas

    permanecan all. No logr ver las expresiones de sus caras, no haba tenido oportunidadde contarles lo ocurrido con Jack. Me sent incomoda y quise marcharme de all, con l.Me dio el casco y me situ en el asiento de atrs de la moto.

    - Preparada?me sonri -.- Supongo- No tendrs miedo, no?

    - Es que bueno es la primera vez que monto en moto.- Siempre hay una primera vez para todono contest - .- No tienes que preocuparte, ests con tu hroe. l cuidar de ti.- Mi hroesusurr. Mientras apoyaba mi cabeza contra su espalda y el encenda el

    enfurecido motor. La moto dio un fuerte bote, y me resguard en su cuerpo,recorrindolo fuertemente con mis brazos. Lo apret.

    - Nena, me tienes paralizado. No puedo moverme.- Perdonareduje mis fuerzas, pero sin parar de abrazarle. Con miedo.

    Nunca haba montado en moto hasta ahora. Fue increble. La velocidad. El viento. Labrisa en la cara, esa que ondea tus cabellos en el aire. El sube y baje de la moto. Esapequea sensacin de libertad. De no estar sujeta a ataduras. Una nueva experiencia,que recordar, que nunca olvidar.

    - Te encuentras bien? Me ests asfixiando de nuevo.- Perfectamenteno se poda l imaginar lo bien que me encontraba al estar junto a l.

    Disfrutando de nuestro tiempo juntos. Sin complicaciones, sin prohibiciones ni reglasTodava no me has dicho a donde vamos.

    - Ya.- Y bien- Nena, no te lo voy a decirsac de su bolsillo un pauelo de colorescolcatelo en

    los ojos, no quiero que lo veas, tiene que ser una sorpresa.- Cunto misterio!demasiada intriga - .

    - As somos los hroesme dijo, mientras tanto yo colocaba el pauelo, tapando as, losojos.La moto se detuvo al pasar un rato. No muy largo. Me mora de ganar por deshacermedel objeto que me impeda la visin, me mora de ganas por descubrir que yaca antemis ojos.l sali de la moto. Yo le ped ayuda. Cogi mi mano lentamente, la acarici concuidado y consigui que me levantase. Se puso tras mi espalda sin separar su mano de lama y con la otra atraa mi cintura hacia l.Solt el pauelo para que mis ojos pudiesen ver la maravillosa sorpresa que me tena

    preparada.Una lgrima de felicidad recorri mi rostro. Cmo poda existir algo tan bonito como

    aquel lugar? No estaba vaci, millones de seres vivos lo habitaban. Mariposas, pjarosde toda clase, mosquitos, gusanos, hormigasEra el bosque ms bonito que haba visto

  • 7/28/2019 Media Noche

    29/45

    en mi vida. El sol se resguardaba muy arriba, entre la copa de millones de rboles. Olaa naturaleza. Un pequeo arrollo, se encontraba medio escondido ante nosotros, pormuchas rocas.

    - Qu te parece guapa?- Me encanta. De verdad, muchas gracias Jack.

    - Me alegra que te guste.- Cmo se te ocurri?- Eres como un libro abierto, nena.- T crees?- Estoy seguro.- Haber, listillo, en que pienso ahora mismo?- Ahora, te encantara quedarte aqu todo el da, poder olvidarte de que hay un mundo ah

    fuera que te est reclamando. Te encantara escapar y quedarte aqu, el tiempo que tediera la gana. Y te parece injusto no poder.

    - Algo ms que aadir, listo?le fulmin con una mirada pcara - .- S, sobre todas las cosas te encantara que sucediera algo ahora mismo.

    - Algo como qu?agarr mi mano, aproxim su cara a la ma y un fuerte hormigueorecorri todo mi cuerpo. Me bes con ganas con furia. Sonri-

    - He acertado?- Pero si no has hecho nada que me encantese fue indignado-.

    Se alej rapidamente de donde nos encontrbamos.- Jack! Jack, espera! - l no contestaba y aceleraba cada vez ms el paso.- Jack, venga! No te enfades Era solo una broma!- Eres un inmadurosusurre - Ven aqu!- Por favorClaro que me encanta Como no me va a encantar! Si t me encantas

    susurr - AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!ca al suelo, por el ataqueinesperado de un bho que sobrevolaba cerca de mi cabeza.

    - Fea, qu haces ah en el suelo?- Me ha asustado un bho.- Estamos en un bosque, recuerdas? Hay animales y esas cosasri - .- No tiene gracia. No me lo esperabal permaneci en silencio - qu haces ah

    parado? Aydame!sigui sin contestarpues muy bien, haz lo que quieras, comosiempreme levant sola y bastante enfadada dada su actitud. Continu mi camino.

    - A dnde vas?pregunt l, indeciso - .- A algn lugar donde t no ests.- Puede haber animales salvajesri - .- Aqu el nico que se comporta como un animal eres t.

    -

    Hay otros peligrosos.- Pues que me ataquen!- Yo no dejara que eso sucediera. Estara ah para protegerte, soy un hroese dibuj

    una amable sonrisa pcara en su rostro - .- Se cuidarme sola.- Me acabas de pedir ayuda hace nada. Eres muy contradictoria, chica.- Tal vez necesitaba ayuda, pero no a tide pronto orme decir esas palabras, doli. Y el

    aire pareci desaparecer.- Mientes tan mal preciosasonri - .- Cmo sabes que estoy mintiendo?- Te dije que eras como un libro abierto.

    - Y yo te dije que eras un animal.- Eso piensas de m?No.No.No.No - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    30/45

    - Eres un animal, eres tonto, pero estpidamente perfecto para macab rendida detanto llevar la contraria a la persona que quera. Me sent en una piedra y baj la mirada- .

    - T no eres perfecta, pero te quiero igual pequea brome. Me di la vueltaindignada - no te basta eso?

    - S, es suficiente. Suficiente si es para siempre.- Querrs aguantarme toda la vida?pregunt l extraado. Me gir hacia l. Agarr surostro y le bes lentamente.

    - Toda la vida es poco.- Siempre voy a estar contigo pequea, te lo prometo.- No prometas cosas que no vas a cumplir.- Y las que voy a cumplir, puedo prometrtelas?- S.- Prometo que te querr siempre y que nunca te dejar solale abrac, pensando que ese

    instante nunca acabara - .De pronto un ruido capto nuestra atencin. Era el bho que minutos atrs haba

    sobrevolado cerca de mi cabeza. Se encontraba en lo alto de la copa de un rbol, nosmiraba con decisin. Detenidamente. No s que causaba ms temor en m, el ruido o laforma de su mirar.

    - Te dan miedo?- Los bhos?- Claro.- No, para nadame rela verdad es que solo hay un animal en este mundo al que

    temo.- Sorprndeme.- Eres t.- Por qu me tienes miedo?- Porque te quiero demasiadoacarici mi rostro con sus manos mientras mostraba una

    de esas sonrisas pcaras. Me bes.Le miraba y no poda dar crdito ni con mis ojos a que todo lo ocurrido fuera realidad.Porque mi realidad hasta ahora haba sido siempre triste, en cambio, ahora sonrerformaba ya parte de mi ser. Porque le miro y me veo a m y s que l forma parte de mivida o de mi corazn, no lo s. No tengo las cosas claras, pero no las quiero oscuridad.Que iluminen Que iluminen mi felicidad!

    - Tienes hambre, peque?- Un poco, es que casi no desayuneme mir distante - .- Bri!

    -

    Qu?- Que sea la ltima vez. Tienes que desayunar mucho.- Lo s y normalmente- Ya, ya, escusasnos remos - .- Me gusta que te preocupes por m.- Quin dice que este preocupado?sonri - .- No lo ests?- Tal vez solo quera ser corts.- Pero t sabes ser corts?- Pues clarobuf - .- Mientes fatal.

    - Reconoce por lo menos que miento bien.- Jams.

  • 7/28/2019 Media Noche

    31/45

    - Te quiero.- Buenono mientes mal.- Te quiero.- Vas mejorando.- Te quiero.

    - Casi, casi.- Te quierosonri - .- Vale, me lo cre. Mientes bien.- No estaba mintiendo.- Pero yo sme levant y me puse a andartengo hambre, no era que queras que

    comiera - .- S, smi actitud le desconcert, pero en un segundo se puso junto a m agarrando mi

    mano y comenzamos a caminar - .Llegamos a un lugar apropiado para descansar y poder comer algo all. Jack me dijo que

    permaneciera en aquellas ruinas de piedra mientras iba a buscar al lugar donde dejo lamoto, algo de comer. Haca sol, el da era bueno para estar en el campo, junto a la

    naturaleza. De repente, en menos de cinco minutos; apareci de nuevo. Agarraba unacesta. Ya se poda apreciar el olor a comida. No saba qu hora era, me haba negado asaberla. Solo supuse que era demasiado temprano para comer. Seran las doce, pero detanto andar se me haba abierto el apetito.

    - Pues bien rubiagrit de camino al lugar donde me encontrabade primer platotenemos empanadas, puede usted escoger, de atn o jamn y queso. De segundo puedoofrecerle bocadillos de nocilla y por ltimo, para usted, preciosa; tenemos manzanasLe parece bien o debera haber escogido otra cosa, seorita?

    - Todo perfectosonre por el detalle que haba tenidoYa simplemente por el olor mecomera todo - .

    - Pues no se hable msme gui un ojo y se sent a mi lado, sacando cada una de lascomidas citadas anteriormente - .

    - Gracias por preparar todo esto, Jack.- Te lo merecesdijo firmemente - .

    Yo decid comer de las dos clases de empanadas. l jugaba tranquilo enredando susdedos en mi pelo. Me hablaba de su familia, me cont que su padre siempre vena a

    pescar a este lugar y as fue como lo encontr. l muchas veces lo acompaaba aqu,as, aprendiendo a pescar junto a l. Aprendi cuando era nio aadi, pero aun ahora,en sus ratos libres vena aqu a distraerse. Haba zonas especficas para pescar, meinform, ya que la zona estaba protegida, para que no hubiese abusos con las capturas yla verdad me pareci una gran idea.

    -

    Te has manchado de nocillari - .- Dnde?pregunt extraada - .- Justo, aqu!manch mi nariz con un poco de nocilla proveniente de su dedo ndice -

    .- Tonto!remosy t aqu, aqu, aqumanch yo tambin parte de su cara - .- Ala! Desperdiciando comida, esto no puede ser, eh!ri - .- Fue a hablar, lmpiameremos. Con sus labios bes mi nariz.- Qu rica!- Yo? Ya lo ssonre - .- Bueno y la nocilla una sonrisa pcara se dibujo en su carate toca - .- No te sabes limpiar tu solito?

    - No, lo siento, necesito de tu ayuda.

  • 7/28/2019 Media Noche

    32/45

    - Est biencog rapidamente una servilleta de la cesta y se la plante en la cara -Limpsimo!

    - Eso no valedijo indignado - .- No marcamos reglas. No especificasteremos - .

    El sol dejaba a su paso un calor caracterstico. Se estaba muy a gusto. Aqu todo era

    posible. Podas imaginar sin riesgos. Las ardillas se dejaban ver, no tenan miedo.Estaban en su lugar. Trepaban por los rboles, contentas, mientras coman piones.Verlas me hacia sonrer, algo tan simple como observar lo que te rodea era uno de losmotivos de mi felicidad. Las copas de los rboles rozaban el cielo. Quien pudiera estaren su lugar sin duda sera afortunado. Yo lo estaba, junto a Jack. De pronto, mis ojos sevolvieron a encontrar con otro bho, pero me resultaba familiar; estaba totalmentesegura de que sera el que minutos atrs haba arrojado mi cuerpo al suelo. Estaba denuevo en una de las ramas de un rbol, observndonos. Los bhos despiertan cuando elsol desaparece. Y duermen antes de que la luna los hipnotice.

    - Sabes que es lo mejor para hacer la digestin?le pregunt cuando ya no quedabaabsolutamente nada de comida en aquella cesta - .

    - Ni idea. Sorprndeme, qu es?- Correr. Chaodi un salto para poder incorporarme y antes de que l pudiera reaccionar

    empec a correr con la mnima esperanza de que l lo abandonase todo y viniera tras dem. Y as hizo.

    - Esprame! Ta, para!repeta constantemente, pero sin resultado - .- Si quieres que te espere, alcnzame!no haba dudas. l lo conseguira - .- Ya vers cuando te pille.- Qu me vas a hacer?pregunt vacilante - .- T misma lo comprobaras rapidamente, preciosa.- No, no!

    Estuvo a punto de cogerme en un instante pero no lo consigui. Me par en un rbolpara poder descansar un momento. All me alcanz, pero no consigui ni rozarme,porque apenas en un segundo eche a correr de nuevo, esquivando sus amenazas.

    - Brittany, cuidado!me advirti con precaucin - .En ese momento me detuve sin saber que ocurra a m alrededor. No saba que eraaquello de lo que deba tener cuidado. Pero l fue ms astuto y se abalanz sobre m.Camos los dos al suelo.

    - Te dije que te atraparadijo con una grandeza en el tono de su voz insospechable - .- Y cul es la sentencia que tengo que pagar por haberme escapado de esta manera?- No es una sentencia.- Y bien?

    No content. Se qued observando cada recoveco de mi rostro. Como si fuera laprimera vez que lo hubiese visto. Clav sus ojos en los mos sin decir absolutamentenada. Sin necesidad de hacerlo. A veces una simple mirada habla por nosotros mismos.Damos a entender con la mirada. Lloramos con la mirada. Sonremos con la mirada.Amamos con la mirada. La mirada sin duda es la mayor representacin del alma. Me

    bes. Suspir. Su aliento hizo cobrar vida a todas mis terminaciones nerviosas. Rodesu cuello con mis brazos. Y l, pues l, acab enredado en mi pelo una vez ms. Todosmis miedo y preocupaciones desaparecan cada vez que el estaba a mi lado.Antes nunca me imaginaba esto. Tena esperanzas junto a sueos, pero pensaba quesiempre hay algo o alguien que te impide llegar a tu sueo. Como si todo el mundo secolocase en algn lugar al que yo no llegaba a alcanzar. Pero aprend que a veces lo

    correcto es tener esperanza, ya s que es solo una palabra. Pero nadie te la puede quitar.

  • 7/28/2019 Media Noche

    33/45

    Prueba a pronunciarla. La cadena ms fuerte se puede desquebrajar, el laberinto en elque te encuentras termina por ensearte su salida. l se detuvo.

    - Ahora es cuando me doy cuenta de las cosas.- A qu te refieres, Jack?- A todo lo que sufriste por mi culpaenmudec. Recuerdos de aquellos tiempos me

    abrumaban mas no los quera recordar - .- Lo importante es ahora, lo que estamos viviendo ahora. Me da igual lo que ocurri enel pasado.

    - Deb de darme cuenta antes.- De qu?- De lo que perda al no estar junto a ti, preciosame ruboricquiero estar a tu lado.

    Solo si t me dejas.- Me lo ests diciendo enserio?- Los hroes siempre dicen la verdad, es su deber, rubianos incorporamos - .- Ya no te importa lo que opine la gente sobre esto?- Para nada. La gente no me va a arruinar mi vida, porque la suya sea una mierda.

    - Veo que ya tienes las cosas claras.- Ms que nunca, creme.- Lo hagosonri - Y cul es el plan ahora hroe? Qu vamos a hacer?- Es cierto, los hroes de verdad no tienen plandijimos los dos a la vez, mientras

    estallamos de la risa - .Caminamos sin rumbo fijo durante un buen rato. Sin nadie capaz de arruinar esemomento. Libres ramos, libres por fin y como el viento. Pero por otro lado, no podaevitar pensar. Pensar en que todo lo bueno tiene un fin. Tenemos que hacernos a la ideade que muchas cosas las vamos a perder, quedarn desperdigados por el camino denuestra existencia. Y veremos como muchas de ellas no las podremos recuperar, se lasllevar el mar o el aire que respiramos. Pero tambin estaba empezando a comprenderque para intentar evitarlo la condicin es muy fcil. Hay que saber cuidar muy bientodo aquello que nos rodea, para as poder conservarlo, as disfrutars ms de ello hastaque desaparezca como los ptalos de una flor que se lleva el viento en su trayectoria.

    - Jack.- Dime.- Quiero pasar el resto de mi vida contigo.- Brittany.- Dime.- Ahora lo vamos a poder hacer.- Cmo?pregunt sin comprender - .

    -

    Ven!Me dio la mano y comenzamos a correr. Yo, sin saber a dnde y sin entender porquehaba dicho eso.Sbitamente ante nuestros ojos se alzaba un precioso edificio.Era la iglesia ms bonita que haba visto. Tena un gran campanario en lo ms alto de suestructura de estilo barroco. Sus grandes muros estaban reforzados con contrafuertes. Lanave tena una forma circula. Se poda distinguir rapidamente que era de estilo romnicoa excepcin de el campanario; bsicamente por la escasez de ventanas y su simpleza.Pero la verdad nunca he entendido la religin. Ni nada relacionada con ella. Porque elser humano necesita creer en algo para explicar ciertas cosas e intentar comprenderciertos comportamientos que hasta ahora eran desconocidos o an lo siguen siendo. Por

    eso existen las religiones y la existencia de un Dios para cada una de ellas, perorealmente las religiones tienen las respuestas? Me gustara pensar o creer que hay

  • 7/28/2019 Media Noche

    34/45

    alguien que tambin se plantea esto. En ese preciso instante el bho volvi a aparecersurcando el cielo.Estaba tan en si misma da en mis pensamientos que me haba olvidado de que Jacksegua a mi lado. De pronto me percat de que me estaba hablando. Volv del trance.

    - Qu me decas?

    - Ya veo el caso que me haces.- Perdndije avergonzada - .- No pasa nada, boba.- Gracias.- Quiero pasar el resto de mi vida contigo, eso fue lo que dijiste. Y aqu estamos. El

    mundo se ha puesto a nuestro favorle abrac - .- Ests seguro de esto?- Y t?

    Ninguno contest. No haca falta. Nos adentramos en la iglesia.El aire all era hmedo. Era un lugar frio, como todas las iglesias. Poca luz, pero muchatranquilidad, de aquella que necesitbamos. Estaba completamente vaca, pero acaso

    aquello importaba? Nos arrodillamos justo enfrente del altar. Tal vez cualquier personacuerda que nos viese en esta situacin, reira pero acaso, eso importa?

    - Dios, la quiero. Y quiero estar con ella el resto de mis dasme re de l - .- Jack, desde cundo crees t en ello?- Desde nunca, pero realmente importa?eso mismo opinaba yo - .- Seor, quiero estar con este hroe el resto de mis das y quiero que me proteja y que

    nunca se separe de m - .- Tus deseos son rdenes.- Puesquiero que me beses mi deseo se volvi a hacer realidad - .

    Alguien tosi. Nos separamos.- Chicos, qu hacis vosotros aqu?se ve que al final en una iglesia es imprescindible

    la presencia de el cura - .- Casarnosafirm Jack, mientras se levantaba - .- No sois muy jvenes?- Acaso eso importa?dijo l mientras yo sonrea - .- Tienen ustedes razn. Espero que sean muy felices.- Nos puede hacer un favorle pidi Jack - .- Si claro. Dgame.- Quiero, por favor, que nos de la bendicin o lo que sea para que esto sea oficialel

    cura ri - .- Vale no hay problema. En primer lugar encantado, me llamo Ricardonos dimos la

    mano y le dijimos nuestros nombres - .- Jack acepta usted amar y respetar a Brittany hasta que su noviazgo dure.- Aceptodijo l alegremente - .- Brittany acepta usted amar y respetar a Jack hasta que su noviazgo dure.- Aceptoestaba feliz - .- Pues yo os declaro marido y mujer si se puede llamar asnos remos todos - .- Puede usted besar a la noviaas hizo - .- Gracias Ricardo, pero nosotros nos vamos ya, que tenemos que disfrutar de nuestra

    noche de bodas.- Buenas tardes.- Adis Ricardole dije yo mientras Jack me coga entre sus brazos y comenzaba a

    correr.

  • 7/28/2019 Media Noche

    35/45

    - Ah seor llvame pronto!exclam Ricardo y aquello fue lo ltimo que escuch del - .Permanec en sus brazos durante todo el trayecto. El corra y pareca no decaer nunca.Yo sonrea, dado lo que acababa de ocurrir. Pareca todo algo irreal. Nada cuadraba,

    pero hay cosas que es mejor no comprender y solamente disfrutar. As, continu

    sonriendo de camino a casa.

  • 7/28/2019 Media Noche

    36/45

    Captulo 8. Fin de curso

    Al da siguiente de nuestro fantstico e inolvidable da el curso terminara. Haba hechoun largo recorrido hasta llegar a las puertas del verano y haba dado sus frutos. Lasnotas haban sido buenas y mis padres estaban bastantes contentos. En este ao, en esta

    atapa de mi vida, haba madurado mucho como persona. Crec y aprend nuevas cosasque jams se me olvidarn. No cambiara este curso por nada del mundo, s,efectivamente haba llorado por el silencio del corazn de Jack, pero ahora me

    perteneca y no haba otro lugar en el mundo donde preferira estar mas que junto a l.Haba sido como un sueo, pero era la realidad. Y ahora conoca el verdaderosignificado de la felicidad.

    El ltimo da de clase los de primero de bachillerato preparan una gran fiesta para todos.Organizan tanto actividades deportivas como ldicas. Crean equipos. Mis amigas y yodecidimos apuntarnos a futbol para matar un poco el tiempo. Sabamos que haramos un

    poco el ridculo, pero no nos importaba; bamos a divertirnos. Despus de los partidos,

    prepararan actuacin. Nosotras quisimos tambin bailar.

    Al llegar al colegio me vi envuelta en cierto apuro. Alicia, Claudia e Irene, meesperaban impacientes antes de entrar. Quera escapar de all por el interrogatorio queme tocara vivir, pero deba afrontar la situacin.

    - Ah viene la chica de Jack!chill Irene- Enhorabuena Brivino Alicia corriendo y me abraz con fuerza.- Que sepas que me parece muy fuerte que no me hayas contado nada, tase quej

    Claudia - .- Chicas, esto, yo- Tienes que contrnoslo todo!dijo Irene intrigada - .- Ya, me muero por saber cmo paso todoClaudia tambin se uni a la intriga - .- Dejarla respirar un poco, no?sali en mi defensa Alicia - .- Alicia, eres t la primera que no me deja respirar, no me abraces con tanta fuerza

    re y ella se separ - .- Perdn, pero me alegro tanto por tiri ella tambin - .- Est bien, os contar todo, cotillas- Genial!exclam Irene - .- Pero con una condicin.- Cul?preguntaron todas al unsono - .

    - Conseguir pillarme y os lo cuento todosal corriendo alejndome lo ms que pude- .- Eso no vale!se quej Claudia - .- Chicas, a por ella, que no escape!Irene lider la situacin y se puso en marcha

    tras de m - .- Vamos!dijo Alicia, sonriente - .- No me alcanzareis!Corr por todo el paseo martimo que se alejaba del colegio - .- Eso ya lo veremos!asegur Claudia - .

    Me adentr en la playa. El mar estaba precioso. Brillaba ms que nunca. Las tresestaban ya casi a mi altura.

    - Ya casi la tenemos - ri Alicia - .

    - A la de tres!grit Irene - Una!aceleraron - Dos! Y Tres!Se abalanzaron ala vez sobre m - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    37/45

    - Eso no vale!re - .- Te atrapamos, ahora cumple tu parteClaudia se sinti verdaderamente contenta de

    haber conseguido su propsito - .- Vale, est bien, tenis razn, os contar lo que queris saber.- Queremos saberlo todo!afirm Alicia. Les cont toda la historia poco a poco.

    Con dedicacin, intentando no olvidarme ningn detalle que les pudiera interesar - .- Y bueno, creo que eso es todo. Ahora estamos juntos, por fin sonre - .- Qu bonito, ta!exclam Claudia- Se nota que l te quiere de verdadAlicia estaba segura de ello - .- Demasiado cursi - ri Irene - .- Es lo mejor que me ha pasado.- Solo hay que verte la cara!ri de nuevo Irene - .- Perocreo que me da bastante vergenza que lo sepa todo el mundo.- Qu va! No te preocupes por eso - Claudia me dio nimos pero segua sin estar

    segura - .- No me gusta nada que comenten sobre mi vida.

    - Mira, Bri. Si dicen algo, solamente ser para comentar que tienes un suerte loca depoder estar con l, porque puf! Qu bueno est! Lo que le haca yo!todas nosremos de la broma de Irene - .

    - Ya te vale eh!continuamos - .- Chicas, que son las nueve y media ya! Creo que vamos a llegar un poquitn tarde

    Alicia, pareca preocupada - .- No te preocupes Alicia, hasta las diez y media no empiezan los partidosdije yo - .- Entonces, vamos, que tenemos que meterles una paliza a los contrariosClaudia

    estaba confiada - .Y as, las cuatro nos dirigimos hasta la puerta del colegio. Para divertirnos, hacer un

    poco el ridculo, sonrer, pero siempre; juntas.

    Cuando llegamos al patio busqu con ansias a Jack, pero l no se encontraba all. Credesesperarme. Quera verlo, sentirlo. Quera estar con l.

    - Jack!chille mientras me diriga haca l, para abrazarle en cuanto le vi entrar porla puerta - .

    - Brittany, cuidadono me haba percatado apenas de que llevaba una guitara - .- Perdn.- No pasa nadame bes lentamente. En ese preciso instante nos convertimos en el

    centro de atencin de muchos: sus amigos, los mos, profesores, chicas envidiosas y

    chicos desconocidos - .- Sabes Jack? me apunt a futbol.- Lo ssonri - .- Es cierto que fuiste t el que lo organizaste todo.- Claro, con toda mi carare - .- Pero desde casita.- Que graciosame agarr de la mano vacilante y comenzamos a andar hasta llegar a

    sentarnos en un banco sintindonos observados por los ojos de todosNo tengo laculpa de haber sido expulsado - .

    - No, claro que no, como dudarloremosEs que Mnica tiene mana a los hroes,no puede entender que seis tan buenos.

    - No sabe ver lo buenos que somos.

  • 7/28/2019 Media Noche

    38/45

    - Tal vez ella no tenga ojos para verlo, pero mira a toda esta genteobserv a nuestroalrededorEllos si miran.

    - Te importa?- La verdad es que no me gusta ser el centro de atencin. Me ponen de los nervios.- Ni caso.

    - Pero, es que - me quit rapidamente la palabra - .- Es que nada. Solo tienen envidia. Y tienes que entender que nadie se lo esperaba.- Ya, eso es cierto, pero no es motivo para ser el centro de atencin.- Ests equivocada. En este colegio nunca pasa nada. A la mnima noticia que hay, por

    muy insignificante que sea siempre le dan la importancia que no tiene.- Pero ahora eres t el que est equivocado lo nuestro si tiene importanciame

    acarici la mejilla y a continuacin me bes - .- Quiero verte algn da este verano.- No. Alguno no. Todossonre - .- Todos no va a poder ser preciosa.- Por qu?entristec - .

    - Porque ir a Extremadura.- Costar no verte durante tanto tiempoel me mirpero cuando vuelvas

    promteme que si nos veremos.- Te lo prometosonremosadems cuando haga buen tiempo vamos a la playita a

    ponernos morenosre - .

    Antes de conocerle mi vida era como un libro en blanco que esperaba ser escrito.Llenarlo de historias maravillosas a la par de mgicas y bonitas. Estas historias estabancomenzando a escribirse, estaban deseando ser contadas. Ahora que estaba junto a Jackya no me imaginaba mi vida sin l. Aparentemente no vean en l la persona que deverdad era. Tal vez duro y macarra, pero conmigo se portaba de maravilla. Solo susamigos pueden verdaderamente ver su forma de ser.

    - Sabes pequea? Ahora entiendo por todo lo que tuviste que pasarme dijoarrepentido - .

    - Cmo? A qu te refieres?- Que lo siento, siento todo lo que te hice antes, porque no te lo merecas y debiste

    pasarlo mal.- No lo sientas.- Quiero hacerlo, porque no me di cuenta antes de lo que tena delante.- Antes te pareca guapa, no?

    - Guapa eresme bes - .- Ser mejor que me vaya Jack, nos vemos luegono le di tiempo a despedirse de m.Sal corriendo ya que necesitaba descargar toda esa felicidad que retena en mi interior.Llegu de nuevo junto a mis amigas.

    - Bri, no me lo puedo creerme dijo Claudia - .- El qu?pregunt aun sabiendo perfectamente a que se refera - .- Lo de Jack. Hacis muy buena parejasonripero, por cierto desde cundo le

    gustas?- No lo s, pero me da igual. Lo importante es que ahora estamos juntos.- No te preocupa que l sea mayor?- Creo que los aos son solo una cifra. Cuntos tienes t? Cuarenta? Cincuenta?

    la hice enfadar, pero sus comentarios me ofendan. l lo era todo para mi, tanto si me

  • 7/28/2019 Media Noche

    39/45

    llevaba seis como ochocientos aos, me daba igual. Y esperaba que a ella, como a todoel mundo tambin. Pero como bien se dice: Nunca llueve a gusto de todos.

    - Dejadlo ya, chicasintervino AliciaSer mejor que vayamos ya a cambiarnospara poder jugar el partido - .

    - Pero cmo vais a jugar vosotras al futbol?vacil Irene mientras rea - .

    - No tenemos mucha idea, est bien, pero ser divertidoremos- .- Es cierto, pero yo s perfectamente porque Bri quiere jugardijo Alicia mientrasrea - .

    - Anda calla! Vmonosme conoca demasiado bien - .

    De camino a los vestuarios los malentendidos desaparecieron. Nos pusimos, todas, elchndal del colegio para jugar. Llegamos al campo justo a las diez y media. Mesorprendi nuestra puntualidad. Haba mucha gente reunida para ver el partido. Sesituaron todos apoyados contra el muro del colegio. Nervios.De pronto unas manos agarraron mi cintura. Mord mis labios y me hund un sus brazos.Bes mi cuello hacindome cosquillas.

    - Jack, me haces cosquillas!me quej - .- Es usted muy mala conmigo, voy a tener que castigarla con tarjeta roja.- Oh! Qu miedo!me burl - .- Te vas a enterarri. Se march seguidamente ya que vio un baln en el centro del

    campo. Lo golpe con fuerza. Sali a una velocidad considerable entrando de pleno enla portera - .

    - Jack Qu acabas de meter en propia!Le dijo un amigo suyo mientras se acercabaa l. De pronto se vieron envueltos en una pelea. Alguien se acerc a mi lado.

    - Mira que son tontosAlicia sonri - .- Pero, ta, le est hiendo dao!- No te preocupes Bri, estn de bromaremos - .- Yaes cierto. Chica! Preparada para darlo todo?- Preparada!- Vamos entonces.

    El partido haba transcurrido con normalidad. Ya bamos por la segunda parte y el finalestaba cerca. No me mov mucho de mi posicin inicial. Miraba constantemente a Jack

    jugar. l estaba totalmente concentrado. Y realmente me encantaba estar all, mirndole,como sola hacer antes de que estuviramos juntos. De pronto, una mano me empujcon fuerza. Agach mi cabeza para que mirara al suelo.

    - Vas lamer o chan!chill Alicia - .- Vale, vale, ya paro!- No te creo.- Que si, que s, que no quiero lamer o chan.- Es que no me dejas ms remedioconsigui que me arrodillara completamente - .- Maldita Alicia, te vas a enterar!sali corriendo y yo la persegu. Por fin me mov,

    haciendo ms ejercicio que en todo el tiempo de partido. A partir de ese momento mecentr ms en el juego - .

    - Mira que eres tonto!chill Jack en un momento dado - .- Qu te pasa ahora, to?volvi a arremeter contra uno de sus amigos - .

    - Joder, podas haber metido.- Y qu?se empezaron a rer - .

  • 7/28/2019 Media Noche

    40/45

    - Rubn, Vamos a la tarde a tomar unas birras al Boulevard?- Eso est hecho, pero solo si traes t el tabaco.- No hay fallo toOdiaba que fumase, pero comprend que nadie es perfecto. Pero

    yo le quera con sus imperfecciones porque esas eran las que constituan al Jack del queyo estaba enamorada - .

    El resto del partido transcurri rapidamente. Perdimos 4-2. No habamos jugado tanmal. Alicia y yo nos apresuramos para cambiarnos de ropa y as poder actuar. Fuimoslas primeras en bailar. As que los nervios se consumieron en el momento de subir alescenario. Mientras bailaba Jack concentraba toda su atencin en m. Esto despertaba enmi nerviosismo y mucha inseguridad. Me sonrea y yo no era consciente.Al acabar estbamos bastante satisfechas. El baile nos haba quedado de maravilla. Erade esperar, haban sido horas y horas de ensayo durante varias semanas.

    La siguiente actuacin era la de Jack. Iba a cantar. A l le encantaba la msica, ademstocaba la guitarra. Se sent en el suelo del escenario y comenz.

    - Hola gente Cmo estamos?todo el mundo enfureci - .- No os escucho!- Bien!dijeron todos - .- Bueno creo que todo el mundo aqu me conoce, no? Cmo me llamo yo?pareca

    una estrella. Al menos brillaba como ellas.- JACK!chillaron - .- La primera can