La controversia colombo-venezolana.pdf

of 24/24
.. LA CONTROVERSIA COLOMBO-VENEZOLANA: Consideraciones Jurídicas Introducción E.\ la y de soluc1on delliug¡o, QU<' sobre dellnu- lacioo de los espacios 504itkncn Co lomboa y Vcnvud;o A lo lao )l O del d .-. sarrollo del mtsmo los elc •- mcmos de analisis se han vistu supla nu.- dos por lo> pun los de Vlsra fllnd nmenta l- poli Locos v l o• tlo> E.>- tad os El <.llfcn:ndo en .\ í, cumu Au tlc>a· rrollo y solución, están occesarlam('nlc por el Derecl\o lnlenwcoonal Y a !>U luz, la si wtKión que- S<' vi>IC y la &olu· coón que fYdr3 ella l>" tlcb;.n ""r oousJdcJ·adas con el criterio d.: In o al idad dcnti!ica rnctoduiÚflk", de la d1sciphn.> J uríd ica Si muchos angulos de opinión, "" iovoca la aplicacH.m del >U'· cri to entre los dos Es1ados en 1939. es prtCJW que de aaumlo oon "" " tli> po>t- cíuo""· >1' pn: lem.la. un d.: la con· quc- permit61 Jcfinir• nat ur'a - laa. v d manejo qu.: se 1 .: <kb.! d ar pam soludonarl .,. t;n un ontcnto oc éMa todulc . mos dcsllfi'Ollao· algunos que " Pro! .. ·wl 0<' 1 \'<"holnh.•ntMlt>JttlJ rubln-u- Ou<. "'. t o• ("-.·nti'UÜI.! .:'' 'F· h·h)n.l'\ JUI u.lh.''a$ pcrtnitan lumar c.:onc.:•encia de uena:> considerncioncs Jurfdkas. quc no -.cr Es el caso por .,jcrnplu de los a• p.;<:tt .-) hug oo d.,.,.je el punto el<' •i sla dd dcn:<.hu . .,,¡ como las JUrí <ltca.' do: aploca · ,;ón del T1 at ado En es1e arllcttlo se busca fundamental mente p rc.:M:nlar lu conlr o'" e r.s.m Co· lomOO-Vc ncwlana l\ la l u, . dd !nlermoc10nal y espccla lmcmc del Trt aJo de l Y3!1 El pnx:c.w de dehmu nción dt' ( romeras en1re Colomblll 'j Vcn..- Lucl" "" ono a pan ir de 1 830 c'Uantlu dosolvoo la Gran Culombus y hu cubumo t res aspec tos (un - clamen 1ales: a) los dcslintlc., por el Laudo Español de 1891 y el Trat ado de 1941 : b) el lronte- nt.o Ouv111l dcOnoo en 1941 y 1942; v .:) mar!limos que es lo qu.: .:-n la actualida<J conotnuye lu ma1ena de la comro•e•-sia en cu rw en tre do. tados. El pn m cr o nt.;n to de d.,ftooco 6n de l as ,.. Cll!I'C los dos paiS<:$ Se' rcaJí¿a en 1!!33 S1cntlo pre>iclenle de el al José A. Páez y de Colombia d C'r\)ncral Pau l;. qUI.-nes nombraron rcspccti- '' D<so n"Oilo Soclóll (Col l VI N<> 2 Enero-Abril- 1989 JJ9
  • date post

    08-Dec-2016
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of La controversia colombo-venezolana.pdf

  • ..

    LA CONTROVERSIA COLOMBO-VENEZOLANA:

    Consideraciones Jurdicas

    Introduccin

    E.\ incuc~tionablc la ti\."CC~itlad y ur~rn:oa de soluc1on delliugo, QUU luz, la siwtKin que- Slac.ln >U' cri to entre los dos Es1ados en 1939. es prtCJW que de aaumlo oon "" " tli>po>t-cuo"" >1' pn:lem.la. un ana.li~i' d.: la con trvvcr~iu, quc- permit61 Jcfinir ~u natur'a-laa. v d manejo qu.: se 1.:

  • vamente como p lenipoz.uela l!l pare.: noroeste de la pennsula, la mayor pone de Arauca y toda la Orinoquia 1 E.~t~ pr i-mer Tratado que luc aprnhacln por e l Cot>-gre.w cle Colombm en mayo de 1834 , fue rechazado porVcnc.wela ~n 1835 t.le~T'u~ de '"r

  • ::.; 1

    ., '

    los lmites impue~ tus por el Laudo espa-ol, en \u coucemente a lu. Guajira, ~ugiricndo como punto de patcida de la ue marcadn, a Punta E~pad:o.'. El Convenio no fue ratillcado por ninguno de lus dos E>tad"'' funclan>cntalmtJllc por el re-chazu qu~ opu' el Congrc~o de Vene >:uc-la. Lo' Estados volvieron a negociar lle-gndose a la firma ()el Tratado Silva Gan-dolrhi-Holgun en 1896, acuerdo que sta vez fue rech~aobre la~ rct Lificacion~s wlici-l

    (nt.c .. li,gact6n ~ De-l-arrollo Sc.Jc-i.:"Jl. Bogo1i'i {

  • fronlera segn Jo s lab lecido en el arbi-tramcn lu u la Reina Mara Cri~Lina-

    En d Arl kulo 1 uv l~ fijndus por d Laud(;: que e u dt!-t illctt'.' qo

  • que "La Repblica de Colombia y los Es rado; lJnidos de Venewela c.ldaran que la frontera entfc la: l'aclos y Actos eJe alin0amit-nlo y el rr~o;cmc Tra-tado: QU(' Wua~ ]as clifct'CnCIUS sobre ma teriadc l1mites quedan terminadas; y que reconoc..:u con)o defmilivos e irrc,oca-bk-s los trah"l''' c dcmarcadn h...rnii-/ombia cdebl' con algunas rompat1as petroleras, ~obre conc~siones para la e~plora(.'in sobre 1-eservas de crudo en lo que consideraba agua' d" su pertenencia. se vio la necesidad de entrar clcli nir los respectivos espacios rnar!timos. Para 1966, el enlonce' l'rcsidcnt~ d~ Ven,J:ucl,. Ral Lcom. ~l enL~mr~c de dichas nego ci;odvn

  • brarse el sesquicenlcn,.no de la denom\-nada Cacnraa Liberradora, se reunieron en Paipa los Ptcsdenles Rafael Caldera y Ca dos Lleras Res trepo, y procedieron a la firma del Acta de Sochagora, dond" su noveno pumo sostena cmo "Ambo.< Pre s dentes s.eala ban la conveniencia de proseguir en un trmino razonable las amistosas conversaciones tc::ndienres a buscar soluciones justas y cqutalivas para delimitar las re~ malinas y suh-mar\na,; ni Te lo~ dos palscs"1 3 Con .ta declaracin, los dos Ssuodos inicahan ofi-cialmente las negociaciones y en sta Ji. nea,en J970,se acord un "Modus Operan-di", con base en el cual se realizaran toda una sede

  • chaw" Como su.' elem~ntos COllSlituto-"~ 'l.'lla)amus a) conflicto de Jnt.ere.,cs; b) las P"'iciunes d., pre lcMin y de l'e- Hhora de aphcar estO$ clcmen-lOS al cvnOic10 colombo-v~ne2olano.

    S. ConOiclo d~ inl.ereees

    Desde el momento mismo en que '"-' rcscnca en lt-mono ti dere de Jos

    Estatlo.~ en una franja de mar comn, que otorga cuHas ad~acemes y enfrentadas en la Sl luacic.n nueva v d efimlwa. creada con la a~-epu.cio de 1~ [ron leras te,r"'-~tf\.~- de acuerdo. a tr.ttatlos vlidamente ratificados enm: la~ dos Naciones . Aqu nace el la~.

    AsJ el Pl'Oblema qu.: "'presenta, ~s el de tlclill'oilro- la ~xten>o(on cor~spondio:nlmentc, en la prctica, en los cntenos o mc1odos que se deben atlortar para efectuar n.

    La deltmit~cin tlo:l Mar T~:I'ritorial, PlalaforTl'Ja Comincmal v Zona Econ-mica Exclusiva. se le ot~rgo unila(eral-mente a calado en doce millas, borde cotn!ncmal, 200 o 350 milla> y 200 mili~ re \ p"ctovamcme, pero es e"ideme q ue sto, slo ~vce, no da lugar a interceptl).Cin de las mismas. E.n lo> casos donde hava onlerfenmeia, n~ccsa riaotcLHC y por obvins rnzone~. ~e aban-dona la facultad ppra ~u

  • &:onomca Exclusiva. En realidad, para es to:. ll imos casos, se prevo! la n.:gocia-c tn directa emrc los Estados inhresa-dos ,con bas.:en el Derecho loernacional, o:~peclilcado en el Articulo 38 del ~taluro de la Corte Internacional de ju~Licia, o sea Tratados, Costumbre, f'rincipios Generalc.~ del Derecho, Decsonc~ Judi-ciaks y Docninas. Supuestamente, las negociaciones uchern lle\'ar a una solu-CIn de acuerdo con un 'Tratado vlcnte, una co;tumt:orc. un Princpio de o~recho. una Semcn~ta Judid al, en la Doct rina rnS aceptada . No se dio pn to una nonna d., ~recho, sino q ue scs la una pauta gencrs.l 17 q ue los E.~Laclos dcbcr:.n cener en cuetlla para llegar a un acu~rdo. Queda11 ,.. ~ealados como nic.~ meto-dos: la Lnea Media y las negociciunc~ Dir~-.:t .... , , que llevan a la ;odopcin de un mtodo de acuerdo a cadacaw. Bn l~t'lninu> ..Jd conflicto entre los J o, pals.:s, la U nca Med ia seala la posicOn culumb.a-na, mient ras Veneruela propone la lmca de prolon~;oein de fron tera. iosi~t icndo para su ruoo...ocmlientocn lao negociadn ne> d treccas.

    6 . l...a& potdclllne.~ de las. parl"-'>

    La dererminacin concreLa del con-nieto cit. int c'r~'e!'. ~11 lln~ i~ equitativo ) prclico para delimotllr las agua' mnrinas y subman-nas en el golfo Este meto..Ju habin sido en~ayad(>, como aroolamm anreJiormcn-le , por el gcgraro norteamericano Ms. Whh

    de la Convcndn de Ginebra, en materia de delimitacn de Plataforma >ntinen-tal.

    L "Cuando una misma Plataforma Con-tinental sea adyacente al territorio tle dos o m$s Bscados cuvas costas est.!n sicuadas unll. frente a o-era, su delimla cin se elec l u a ni de acuerdo entre ello,. A [;'lhD de ao;ucrun, y que circuns-tancias justifiquen otl'a delimitacin , esta se del t'rml nar por la Lnea Me-dia cuya!> >Untl,; '=>ean \odos equid* ta n te~ d e los puntos ms prdmos de las lineas do< base donde se mide la extensin del Mar Territorial de cada Estado.

    2. Cuando una misma Plataforma Conll nental sea adyaceo te al tenicol'io de los E.st.ados hmltrofes, su delimitacin '"dectW>r por acuenloentre ellos. A (alta de acuerdo. y salvo que cireonS tandas CSpt!Cales justifiquen otra de-limitacin. staseefectuar aplicando el principio ..te la equidisuncia de los puntos au\S pr>ltensn del MarTerntorial de cada Estado"19

    En 1970 e\ entonct!s Canciller colom-biano Alfonso Lpez Michelseo, plan-t~aba a' la posicin de Colombia: "!..o qu.: obUga a defender nuest.ro$ derecboo y emablar negociaciones no es la mayor o mcnoc energa de nuestros Gobkrnos. "no la presencia territorial colombiana al Norte tlel Golfo. Nuestro pals .:omo es 'abhlo ha apclalucin pica. mente trasnacional. como es, para reali-zar la delimitacin tle la Plataforma Sub marina, el principio de la Un~a Medla que Vo.:ncwela aplic en el Golfo de Parla y luego fue acogida sin reservas por Ce> lombia y con r~ervas por Venezuela en la Concncn de Ginebra de 1958lo_

    La atlopcl6n d" la Linea Me..Jia equidis-camc ..Jaria a Culombia, Mar Tcr1'1orial, Plataforma y Zun01 Econmica Exclusiva. enmsrca..Jm en un trnguloal su..-..Je Cas-tclletcs y mitad del Golfolrente a las cos ta~ o;enezolan"~

    126 lnv .. ugacln y o ... rrollo S

  • , 1

    1

    1

    \

    La Unca Medoa y cqudstante fue par da lmtnte abandonada p.>r .>lombia. en ., H>pteso~ de Caraballcda, donde ac ccdlumhia. ~der pane ~ o.U> JX"ICII>OCl., P\>L'S ~bancJon;r WS pre lcn>ounl.'' ni 'ur .

    El rcch:.,o venezolano a las prelcnsio-"'" cu/ornbtanss, ,., oomtenzn a manifes l~r en 1970. wn tllncu.lcnl~ ve La A ven tuocra . E>lc lncul~nle M:>gn Kahlone, ,e n.-duclo ,, do' ahemauvas: o Vcoe'Zllda adrrulla ~alladom~ntc la faena de La Avcnwre1'.a " 1 Ln d~l Gollu, al 'urde Caslillch:s, y con ello daria altnute ~n su Lcsis delcn s .. e. de la integridad de la> dguas al,ur dd paralt lu; o amcsab-u la emban:acion pcsqueni cxpunien du amhos paL..:s a lo que ~ pullkra llamar un ca:.us belli en potcncin

    El Pre,ldcnle de la Repbllao. R

    Se trata d~ una ncgacn ! Ola \ de la pretellifn rolomblana, en cuanto la 1/. nea de dclimttacin ,;cgutria la p rolonga-con d., la linea frncenr.a, por encima del paralelo de Ca$t\llelc, siguiendo un;:~ diret:Cln nordoriCIItDI, para desviar a 1~ a l1urn

  • Tales Cl.)ffiporti!>m\en\os, ~\sattumte por refrendar in rerc~es opuestos, llevan a un clima de tensin. Esta tensin real, es connatural a situaciones de efa:Uva rei-vindicacin de derecho;, p"es poco o n .. da ~l\ido una eonsrante. ha t~tado , n cmbatgu presente a lo largo dd clo.!~arrol\o de la misma siluad11. La t~n~i.n, ~ C()n ~u,das ~:: po militar, so ciales }. politc.:as. La situacin se desen-vuelve:! en un clm~ dt: lensin,quc Sf)lo ~e calmd cuando lo~ d.::>s ;;ubkt,os, se !lbs-tienen de iniciar cualquier accin con ba~e en sus ra:r.onc' o simplemente cleci-den n

    )uMiciabl~s o no justiciables, pellgrusas o no peligrosas, clasiflcacio(les cuyo sen tido y razn se miden en reladn

  • 1

    i )

    ::.

    1

    t

    y Venezuela. En esos momen(os, la pol-1 ica generalmeme aceptada (:o ma l~ria de Mar Territorial, eran las eres millas y no se presentaba problema alguno para d reconocimiento del Mar Territorial a los cuaten la kilmetros de cc.sta colom-biana $Ubre el Golfo. Pero la

    ciQn de la: Jmnt-Abril-1989 129

  • agolamicnlo sucesivo d.,. cierta~ instan das y que por regla gener-o~! culmina

    El problema de la calillcadn de ( controversia, entre Colombia v Venezuc la, como justiciable o no justiable,e> de suma importancia en la actu~lidad, cuando desde distintas partes se insiste en la aplicacin dd Tratado de 1939, pero cambn se habla del P.,cco Gondra de 1923, la Convencin Genual de Concilia cin Imcrn~donal de 1929 y la Carta de las Naciol)c.< Unidas26 A propsito del Tratado de 1939, se insiste en que Colom-bia, puede recunir a la Conc Inlernaciu-nal, rccur,>o que wndra l'in a las inde(i. nidas negociaciones que ll('van ms de 25 aos.

    El Tra rado de no agresin, concilia cin, arbitraje y arreglo judicial. fu e llr-mado en Diciembre de J939, ratificado en 1941 y constituye el in.~trumentuespc cifico de solucin de cofllroversias que suran emrc los dos Estados.

    El prutedmcn co que se rlebera a..lp car "~ el siguiente: surgida la controver ,;a, las parts recurrirn a las negocia Tratado J')l'C\c Nie ex chtir aquellas controversia:> que "ataen a los intereses vitales, a la indcpcrodend>~ ()'"'la in\e~ridad lenhunul de lo~ E~ldos Contnotamc~"; 0~La tlispo~iciun ex-cepta por tamo tres tipo> de cuntrovcr-sia; 11.. Las que (.nen como materiu un

    inters vi lal para las partes, B. Las que 1 ienl!n que ver con la independencia de las partes y C. las que cuesliunen la inte-gridad terri tvrial de los E>tados . .El Tra-tado adopta tres tnninos, que $upuesta-menle especificaran tres materias distin-tas. Se pueden decir que el llamado inte-rs vil a~ cubre los ou-c.s dos, en cuan1o nu se puede negar que la ndependtmcia e integridad territorial de un Est9dO, no sean cuestiones vit.,les. Sin embar~cabe difen:nciarlas,en cuan(u ci

  • l.

    Tratoclo de 19~9 entre Colombia y Vene-zuda, t:stn relacionados c:cm siluacionS qul' tlenen CQibo runamcnto el &tado formado en ~u integridad y e:. lo que C para su aplicacin.

    En la cuntrovcrsia estudiado, e~to no $e da. ~n cuanto > con.~ideramos a los Esta dos, e~tos, en lo ~fcrentc a la materia de la cuntrovcr;ia, no csrn tld totl defini dos La culllrvcrsta en mencin S de (ipo tt~rdcorial y ert este .~ntitlo se trata de definir espacios que en la acru"'lidad son obje10 cdominiosimultn~o por los os E~tados.

    En rcahd.ad, C!da uno, amparuo "" SU> propias Tar.UtleS, pretende subjcnva-m~nte como lcglimo. lo que d mro a su w> alea del rnbmo modu. Pew en ro:ali-clad, Jv tLlt' ~busca. es delimitar un espa-cio cogrlicamcme compurtldo. donde ol:>ictlv~mcnte, desde d punto de vhta jundicu, nu exsLcn tiiWO$ de fwlda-mcnu.> p.m cualquit:ra de las tlos parles, para ~firnutt lo que realmente le' pene nc~c. Si torrn.me> el aspecto t~n[torial Jc l~ .:onlro,crsia, ~sta no puede ""r vista com., materia, ludio, como attn~Ille a la inde-pendencia de los l:::stado;, en cuantu, tal como lo hemoo scnalatlo, el ej~rcic1o cl pderpbliC() ~n>i nudn que puede ap:.arccer,

  • emporio de riqueza actiolgica que Ita sido exclusivamenlc. e; en termmw: opuc..~to'> a la misma pre-rensin. Oc aquJ,que la Ul,.leria de la con Lroversi" queda perfecwmenre definid en la pn:tenstn y el correspontl.temt: re-chaw.

    En el ,nso que no,~ ocupa,,.parccc ~ufi cen temcntt' clam y demostrado, no slo en ste es1udio sino a travs de lodo d desanoll de l::t c.:onarovenia, que su ob Jelo es. prlncoplo o mcodo que se Jebe .-pcar en 1,. delimit acill de los t:pncio,, marinos ntre h>., dos Estado,, (en sle scnUdo e~ funtlamen~.al insistir que no ~e \1-ner un m.lOdo distutto al p~tendidt> pr Colombia, puedlln se1 muy vlidas, y ma-mfesarlas en "Intereses Vilales, pero -Sicivnes.

    El frat~do no mdica cmo proceder en este caso

  • ' 1

    ~ l 1 L..,

    -

    1

    .. -

    na/ pertcrten wrncti-da~. salvo acuerdo en contrario di.! las Al-ta Panes Conlratumes, a la Corre Pcrma-llt:OI(>

    pJ .. ada pur d artocul ~ .7. de la carta de las Nacione' Unidas. donde se imptde a la Organi t.:roctn "inlervcnrr ~n lo~ asun-tos qu~ son esencialmenl~ d(' la Jurisdk-cn interna de lol exclusiva, las cuestiones q11e tienen un carct"r esencia)memc nacional, en el sentido que ni Jebcres jurdic"~' ni tlebc-res morales dan al Estad:J, en calidad de miembro ac 1da absolver b; Jficullade~ pres.,nta.-das, condiVidmo~ la resis clc qui

  • nu~srro ma~srro, Gaetano Arangio-R.uiz. de tomar en consideracin, para la llltacioes Interrt~cionalc.-s, m\emrus que ell.> CnLl"l: e} e~taJo V }o, individuo; ~- la Qna!.,, ccrrespondico tes.

    Este lumo C'ril~no centra la atencin '>rt. lll) es 1naplic~blc porque no hay contr se a-riamcnte se debed a refer e a lae

  • ~ 1

    1

    1

    1

    r 1

    tensin alguna sobre materias que miren a la compct, Mcdieiun e Jmesgadt>. La COJ'!dlia-cin se excluye en cuamo consir.lcrada es-pocficamente como recurso obligatorio en el Tra\ado. Siendo a> d sentido, cabe ahora prcgun Larsc SI >t' pued~ considerar y si se cumple cofl cll~quis

  • Cciendo las dcci>ioncs as obte-nidu~ de carcter \'t\cu{tt.nu::, se 00\\Ven.i-ria en una razn ms para pr-olongar la oonrroVt!r~ia, .~in negar que t!n cale~ me-dios gravita el sentido del resp.,to pur la decisin ha des~rrcr liado la conlrov~rsia y el comporta-miemo asumido potlas parle~. o,uc l21 po-sibilidad de los medios diplomdcos ~e haya agotado y que todo .,J sentic.lo de la di~posic\n s-e haya cen rrado en la> nego-ciaciones directas. Con~l a adems el he-cho de qu.: d h"nnal\o pais "'" ()})QlW a raJes olros medios. En la etapa acual tle desarrollo d~ la controversia el problema de si las Parles deben proceder a la apli-cacin del Tratado e constituye casi en el c"ntro de estuu10 y anlisis por parle

    de ls dos Estados, creando un irnpasc en ~u aplicacin. En sle aspecto nos parece que -el Trlado nu es ~n ab!clu\ o;\aro v mejor no prcsema solucin alguna. En realidad n~da se dice acerca de cmo plo-Cl!der cuando las panes difieren en cuan lo si ya se agocan los medoo diplo-minicos ordinarios. En la s luaciiln ac-tual de la controversia se noca una cierta marcada inclin..,d.n por panc (o!om-biana a considerar agotados dichos me-dos. aunque no exista posicin oficial al respecto. En cambio para Vcn~:>:u

    JJ6 In,.c..,l)gacin )' J)esarrollo Soci;)l. Bogot3. (Q..I.), VJ No. 2 Enen>-Abnl- 1 939'

    1 ! ' -

  • 1 '

    1

    lo

    1

    r. 1

    ~ 1 J

    t.:na tal sjt,m~:in harla Intil el Tracado en s, cuando su e~ptrHu es precisamente cllsli tuirs" en un medio eficaz que im pi (la d detcnoro de las re ladones amisto-sas entre los dos Estado~. dando pronta y c.Jcfnilivu .~oludn a sus modos; o porque las panes \toa ve~ conocimist"! puede iniciar y concluir el pruccdtmienco sin la anuencia d~ la parte recalcitrante . Pero en este caso. debemo' tener t:'n cuenla que la Cumisin est ya t"!tegrada, poTqUe los dos E.stadoS procedei'O\l tgualmentc a nombrar sus respCCIVO$ miembros. De tal mudo entonces que el

    117

  • rechazo de una CC>-pueola, Jo ~ual pare.;e descontado, SI ~sl. es contraria a ~'Us imereses. Sin embargo, 1al prcsllncin de fracaso. deja intacta lu obltgacl.n cl.eltccu~ e intel!,l~ .. 1 \le CuncJ\a cin" .

    Amo!.~ de rcswndcr uirectament

  • -,

    1

    l r

    1

    (

    coa! las hace sentir rncno> extraas. Pue den e~ist ir otros motivos, como el de la autoridad y publicidad de que gozan los proceso~ ame la Corte de Justicia, que la puede h()cer tnenos atra.ctjva.

    El recurso a la Corte como el arbi 1 raje es prcvhtu por va de compromi~o o por vi o. El trmino para la elaboracin del compromiw es de un mes, trmino mos que racional en cuanto no se lnlla de nada sustancial. ~ino ms que tado de un requi~ilo Com1al que rienc ms el ~cm ido d., que el r"curso no es impuesto por ninguna de las parle~ Jllc slo bajo cien),s cuodiconcs. la:s cuaJes se r~ficren al obj~lo mismo de la controversi,, En eferimo:-ra conclus

  • o menor- cunsideracin a los respectivos intereses.

    Explic;~da del modo atltcrior esta pri-mera aproximacin al artculuestule .!>en !ido no se puede c:lar o ron u-nidades a las parte~. para q uc i mpi

  • 1

    --- J

    ca~o C()(tlranu la MINI&TERIO UF. RELI\(;ION BS I:;llQ A~ut CcS.n!Ofr111 t.Lt. val1de1 ~ 1\CU~rdo con unJ,t uw~stig~t.iUn twehu pr l"tl b'Q Oj.,r. PMtt quit-n t'J P~f1'tll) ~nnc,Hh:k a l Cvnrt.:Ml V\."nil7..ol:inu. no ,ra 1ul. $1nQ '~>in-.plt nwnl~ utJcl ))ropucMo. h .. 't:lw p..-r Ou,.mn etarn..o 4l ,.u iJl&icrnu,

    (4\'IRI"- LffiVANO, Ennqu. !J. Pl.,a{.,..,. CMlll"fftt. de llmues c-ntn! lo, Rtrpuhlltn d~,-\~.,tvnbin y la Repblica de IOIS H&ctou, u .. lldO" dt: V~n~7uda. Bogou~. L97(J, pau. 7,

    6, MINISTERIO DE 1\EVoClONES r.XTER!O RES. A""~lo ... ob.cil , pag. 13.

    7. \l~a.- IU,MIREZFAIUA,Carlo LCIM L6o.,HI< M......~ 1' GU llvr gtoS '! T,..l",. Vcn.n,ucld Alberto Pumat-ciu V J~ Sannatt~ Rodng.ul"t..

    D Ll4"r..U R~&lrt'p'l y"' Pm.vr-C'fO t.lc .akahn du L.'\ hlplts1$ -=.ra u.f\ trlunru d 1~ tliplun\acla Vtnl;'~ Y1J)an~ ,en El N:u:iuMI. 12 nthl~mh~ (.h:: l .980 -HOtGCIN I'E:tiiEl, Hcnontlo, L> Monje>, Edil Pu,...nos. Bugl>, 1 .97S.

    14 VaO< 1\'.ALOONE. G. Nwdltd, ub.cll , J>ll-' 155 V$<

    lS. Moinu ov~t~tt\ d(' Hmh..:., Cvl!Jtn~ia-Vfnezt.h;-i.a. E O A, Sui\Ol C\, l.Y71, P~ M

    lnv~:~lgacon y Desarrolk> Soctol Bril- 1989 Ul

  • 21 'KAU>ONI!. l'lwdbecl. oh.