josé areán ALEJANDRO ROMERO director invitado en el aire (2008 / rev. 2009) Alejandro...

Click here to load reader

  • date post

    29-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of josé areán ALEJANDRO ROMERO director invitado en el aire (2008 / rev. 2009) Alejandro...

  • Voces en el aire (2008 / rev. 2009)

    Alejandro Romero estudi en la Escuela Superior de Msica

    con Arturo Mrquez y de forma particular con Ana Lara, Hilda

    Paredes y Hebert Vzquez. Tom cursos de composicin con Fran-

    co Donatoni y Roberto Sierra. Tambin se orient hacia la investigacin

    semiolgico-musical, formndose con Jean-Jacques Nattiez, Gino Stefani,

    Francois Bernard Mche, David Lidov y Raymond Monelle, en el marco del

    Seminario de Semiologa Musical de la UNAM.

    Voces en el aire, para orquesta sinfnica, fue escrita en una primera versin en

    el otoo del 2008 dentro del Sistema Nacional de Creadores de Arte; en enero de

    2009 se hizo una revisin y qued concluida un mes despus, apunta el propio

    Alejandro Romero, quien, a la vez, se refiere a su obra con las siguientes palabras:

    El ttulo de esta pieza hace referencia a aquel oyente que transita entre espacios po-

    blados, entre contingentes, viendo profusin de sujetos en un segmento en donde la

    saturacin se escapa con el viento para perderse a la distancia como un murmullo.

    Aquel oyente que escucha brotar por doquier las voces que se confunden en cual-

    quier rostro, que se abre camino por pasajes perifricos, rodeando el tumulto, el dis-

    turbio, cerca y ms cerca de la acumulacin, del vocero, creando caminos oblicuos,

    rutas sin sentido, como una especie de esquizoide que busca apropiarse del eco de los

    parlantes en un conglomerado de gente. Con su mirada perdida entre el sol y el asfal-

    to de una tarde que se mueve hacia la oscuridad teida por los faros todava plidos,

    aquel oyente que escucha las voces en el aire aun cuando ya todos se han ido, est

    invadido, poblado, lleno de rostros, de palabras, de todas esas conversaciones que

    anidan en un recuerdo que no termina de formarse. Sostenindose solo por un flujo

    de intensidades (siguiendo a Deleuze), como si viera desplegar su imagen deviniendo

    en otro, escuchando un eco perpetuo, mutado. Continuum ininterrumpido del Cuerpo

    sin rganos. [...] Inmanencia, lmite inmanente.

    ALEJANDRO ROMERO(1970)

    Artista, intrprete e investigador. Apasionado por la msica

    contempornea, Matteo Cesari (Bolonia, 1985) ha tocado

    como solista en Europa, China, Australia y Estados Unidos,

    adems de otros pases; su trayectoria musical se ha enrique-

    cido desde Italia hasta el Conservatorio de Pars y la Uni-

    versidad de Pars IV (La Sorbona), donde obtuvo su doc-

    torado de especializacin en interpretacin, investigacin y

    prctica con el honor ms alto y con las felicitaciones del

    jurado en abril de 2015, por su tesis sobre la interpretacin

    del tiempo en Lorologio di Bergson de Salvatore Sciarrino y

    Carceri dInvenzione IIb, de Brian Ferneyhough.

    Siendo galardonado en otras competiciones, tam-

    bin gan el Kranichsteiner Musikpreis en Darmstadt, Ale-

    mania. Ha colaborado con numerosos solistas de su genera-cin como los cantantes Stphane Degout y Barbara Hannigan, las arpistas Anneleen Lenaerts

    y milie Gastaud. Como solista ha tocado con la BBC Scottish Orchestra y el Ensemble Inter-

    contemporain. Ha trabajado con algunos de los ms renombrados compositores, directores y

    artistas de su poca, como Salvatore Sciarrino, Brian Ferneyhough, Pierre Boulez, Pter Etvs,

    Matthias Pintscher, Tito Ceccherini, Ivn Fedele, Hugues Dufourt, Stefano Gervasoni, Bruno

    Mantovani, Michael Finnissy y Pierluigi Billone.

    Ha impartido clases magistrales y seminarios organizados por el Conservatorio de

    Shanghi (China), la Universidad de las Artes de Tokio (Japn), la Universidad de Monash

    (Australia) y la Universidad de Londres (Reino Unido). De forma muy regular, trabaja como

    profesor asistente en la clase de Composicin de Salvatore Sciarrino en la Accademia Musicale

    Chigiana, Provincia de Siena, en Italia.

    DMITRI SHOSTAKOVICH(1906-1975)

    Sinfona no. 9 en mi bemol mayor, op. 70 (1945)

    Shostakovich es el principal compositor sovitico de mediados del siglo

    XX. La mayor parte de sus obras estn compuestas en formas musicales tradi-

    cionales y su lenguaje armnico suele ser sencillo y directo. Sus composiciones

    destacan por el dominio tcnico de la escritura para orquesta. La pera La nariz

    (1928), con un planteamiento expresionista y por momentos atonal, aunque fue bien

    recibida por la crtica y por el pblico, fue tachada por los dirigentes del partido comu-

    nista como una obra burguesa y decadente. Su segunda pera, Lady Macbeth of Mtsensk

    (1934, revisada como Katerina Ismailova en 1936), volvi a recibir el aplauso de la

    crtica y del pblico, pero el partido consider que la pera tena carcter contrarrevo-

    lucionario. Este tipo de ataques obligaron a Shostakovich a prometer que reformulara

    sus ideas artsticas.

    As pues, aunque en sus primeras partituras experiment con la atonalidad, la pro-

    duccin musical de Shostakovich se da en el marco de la tonalidad, principalmente en

    las sinfonas, en un momento en el que sus contemporneos ms influyentes estaban

    creando con otras tcnicas consideradas ms modernas.

    Junto con la Sptima (1941), evocacin de asedio de Leningrado, y la Octava

    (1943), plasmacin de los recuerdos de los sufrimientos y horrores de la guerra, la

    Sinfona no. 9, en mi bemol mayor, op. 70, cierra la triloga sinfnica blica de Shos-

    takovich, y sorprende por su estilizado aspecto neoclsico, sus modestas dimensiones

    y su aparente ausencia de algn mensaje extramusical.

    matteo cesari

    Jose

    p J

    ofr

    i Fr

    ader

    a

    flauta

    A finales de 1944, Shostakovich haba proyectado una obra de grandes dimensiones

    con solistas y coro de la que lleg a esbozar el primer movimiento. Pero la dificultad en

    encontrar un texto idneo interrumpi esta idea primigenia. Cuando ya se comenzaba

    a perfilar la conclusin triunfal del conflicto blico, las autoridades soviticas espera-

    ban sin duda una gran sinfona para la victoria sobre el ejrcito nazi, pero lo que ofreci

    Shostakovich fue algo diferente. Su amigo D. Rabinvich comenta:

    Fui de los primeros en or su Novena Sinfona. Fue en uno de los hogares musicales de Mosc,

    literalmente a unas cuantas horas de haberse terminado tanto la partitura orquestal como la

    versin para piano.

    Shostakovich lleg hacia las nueve de la noche y, sin esperar a que nadie se lo pidiera,

    se sent inmediatamente al piano []. Estbamos dispuestos a escuchar un nuevo fresco,

    monumental, como podamos esperar del autor de la Sptima y la Octava sinfonas en los mo-

    mentos en que el pueblo sovitico y el mundo entero celebraban la reciente victoria sobre el

    fascismo. Pero lo que escuchamos fue algo muy diferente; algo tan inesperado que al principio

    nos dej atnitos. No tena nada que ver con la sinfona que Shostakovich haba planeado en

    el invierno de 1944-1945. No describa el poderoso resurgimiento espiritual de millones de

    personas en los das del gran triunfo. Se nos ofreci una sinfona-scherzo, una broma, se poda

    decir una sinfonietta de veinticinco minutos de duracin. Tocada al piano, son contagiosa-

    mente alegre, juguetona, con un dejo de puerilidad deliberada

    As pues, compuesta entre el 26 de julio y el 30 de agosto de 1945, y estrenada el

    3 de noviembre del mismo ao, a cargo de la Filarmnica de Leningrado y Evgeni

    Mravinsky, la novena sinfona de Shostakovich rehye cualquier acercamiento a

    la grandilocuencia. Su estructura en cinco movimientos (encadenados entre s

    los tres ltimos) ofrece una sucesin de secuencias rpidas y lentas en las

    que sobresale el carcter elegaco del extenso Moderato, que incluye un

    ritmo de vals en la cuerda y sutiles coloraciones de las maderas, y la

    enrarecida atmsfera del Largo, una especie marcha fnebre en

    la que dialogan los trombones y tuba y los recitativos del fagot.

    Messiaen, Jean-Yves Daniel-Lesur e Yves Baudrier. Este grupo defenda el ideal de una

    msica libre, humana, espiritualista, no comercial ni hermtica. Su manifiesto, redacta-

    do por Yves Baudrier en 1936, fue simple y convincente:

    Siendo las condiciones de la vida cada vez ms duras, mecnicas e impersonales, la msica

    debe aportar sin tregua a quienes la aman su violencia espiritual y sus reacciones generosas.

    La Joven Francia, retomando el nombre que cre antao Berlioz, prosigue la ruta en la que,

    duramente, camin el maestro. La Joven Francia se propone difundir obras jvenes, libres,

    tan alejadas de lo revolucionario como de lo acadmico. Las tendencias de este grupo sern

    diversas y se unirn en un mismo deseo de satisfacerse solo con la sinceridad, la generosidad

    y la conciencia crtica; su objetivo es crear y hacer crear una msica viva. Espera alentar

    as a la joven escuela francesa [...] y proseguir con fe la obra de los grandes antepasados que

    hicieron de la msica francesa, en este siglo, una de las joyas ms puras de la civilizacin.

    Fue en este marco esttico que Andr Jolivet compuso en 1948 el Concierto para

    flauta y orquesta de cuerdas. Encargado por el Estado, el concierto fue concebido como

    una obra ligera. En confesin a Jean-Pierre Rampal, el autor dijo: lo quise hacer para

    que un amateur la pudiera tocar. Fue Rampal quien toc la parte solista en la primera

    audicin, dirigida por Jolivet el 19 de febrero de 1950 en la Societ des Instruments

    vent (Sociedad de Instrumentos de Aliento).

    Estructurado en dos partes pero articulado en cuatro movimientos cortos (lento-

    rpido-le