Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO...

of 578 /578
Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. INTRODUCCION 2. LA REVELACION DE CRISTO ES UNICA Y CONCLUYENTE 3. EL TESTIMONIO DE JESUS ES ESPECIFICO Y CONSUMADO 4. EL DIOS TRIUNO EN EL APOCALIPSIS 5. CRISTO VIENE OTRA VEZ 6. COPARTICIPES EN LA TRIBULACION, EN EL REINO Y EN LA PERSEVERANCIA EN JESUS 7. LAS IGLESIAS LOCALES 8. LOS SIETE CANDELEROS 9. EL HIJO DEL HOMBRE EN MEDIO DE LAS IGLESIAS 10. LA IGLESIA EN EFESO: AMOR, VIDA Y LUZ 11. LA IGLESIA EN ESMIRNA: LA VIDA DE RESURRECCION Y LA CORONA DE LA VIDA 12. LA IGLESIA EN PERGAMO: DEBE COMER PARA SER TRANSFORMADA 13. LA IGLESIA EN TIATIRA: LA AUTORIDAD Y LA ESTRELLA DE LA MAÑANA 14. LA IGLESIA EN SARDIS: VESTIDA DE VESTIDURAS BLANCAS, Y EL SEÑOR CONFIESA SU NOMBRE 15. LA IGLESIA EN FILADELFIA: ARREBATADA ANTES DE LA GRAN TRIBULACION Y PUESTA COMO COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS 16. LA IGLESIA EN LAODICEA: CENAR CON EL SEÑOR Y SENTARSE EN SU TRONO 17. LA ESCENA CELESTIAL DESPUES DE LA ASCENSION DE CRISTO 18. EL LEON-CORDERO ES DIGNO 19. LA HISTORIA DEL MUNDO DESDE LA ASCENSION DE CRISTO HASTA EL FINAL DE ESTA ERA: DESDE EL PRIMER SELLO HASTA EL CUARTO 20. EL CLAMOR DE LOS SANTOS MARTIRIZADOS Y LA RESPUESTA DE DIOS: EL QUINTO Y EL SEXTO SELLOS 21. DIOS PRESERVA A SU PUEBLO 22. LOS SIETE OJOS DEL CORDERO PRODUCEN EL EDIFICIO DE DIOS 23. LA ESCENA DEL CIELO DESPUES DE ABRIRSE EL SEPTIMO SELLO, Y EL JUICIO SOBRE LA TIERRA, EL MAR, LOS RIOS, EL SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS: LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS 24. EL JUICIO SOBRE EL HOMBRE: LA QUINTA TROMPETA 25. MAS JUICIO SOBRE EL HOMBRE: LA SEXTA TROMPETA 26. CRISTO VIENE A TOMAR POSESION DE LA TIERRA

Transcript of Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO...

Page 1: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Estudio-vida de Apocalipsis

CONTENIDO

1. INTRODUCCION 2. LA REVELACION DE CRISTO ES UNICA Y CONCLUYENTE 3. EL TESTIMONIO DE JESUS ES ESPECIFICO Y CONSUMADO 4. EL DIOS TRIUNO EN EL APOCALIPSIS 5. CRISTO VIENE OTRA VEZ 6. COPARTICIPES EN LA TRIBULACION, EN EL REINO Y EN LA

PERSEVERANCIA EN JESUS 7. LAS IGLESIAS LOCALES 8. LOS SIETE CANDELEROS 9. EL HIJO DEL HOMBRE EN MEDIO DE LAS IGLESIAS

10. LA IGLESIA EN EFESO: AMOR, VIDA Y LUZ 11. LA IGLESIA EN ESMIRNA: LA VIDA DE RESURRECCION Y LA

CORONA DE LA VIDA 12. LA IGLESIA EN PERGAMO: DEBE COMER PARA SER

TRANSFORMADA 13. LA IGLESIA EN TIATIRA: LA AUTORIDAD Y LA ESTRELLA DE LA

MAÑANA 14. LA IGLESIA EN SARDIS: VESTIDA DE VESTIDURAS BLANCAS, Y EL

SEÑOR CONFIESA SU NOMBRE 15. LA IGLESIA EN FILADELFIA: ARREBATADA ANTES DE LA GRAN

TRIBULACION Y PUESTA COMO COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS

16. LA IGLESIA EN LAODICEA: CENAR CON EL SEÑOR Y SENTARSE EN SU TRONO

17. LA ESCENA CELESTIAL DESPUES DE LA ASCENSION DE CRISTO 18. EL LEON-CORDERO ES DIGNO 19. LA HISTORIA DEL MUNDO DESDE LA ASCENSION DE CRISTO

HASTA EL FINAL DE ESTA ERA: DESDE EL PRIMER SELLO HASTA EL CUARTO

20. EL CLAMOR DE LOS SANTOS MARTIRIZADOS Y LA RESPUESTA DE DIOS: EL QUINTO Y EL SEXTO SELLOS

21. DIOS PRESERVA A SU PUEBLO 22. LOS SIETE OJOS DEL CORDERO PRODUCEN EL EDIFICIO DE DIOS 23. LA ESCENA DEL CIELO DESPUES DE ABRIRSE EL SEPTIMO SELLO,

Y EL JUICIO SOBRE LA TIERRA, EL MAR, LOS RIOS, EL SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS: LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS

24. EL JUICIO SOBRE EL HOMBRE: LA QUINTA TROMPETA 25. MAS JUICIO SOBRE EL HOMBRE: LA SEXTA TROMPETA 26. CRISTO VIENE A TOMAR POSESION DE LA TIERRA

Page 2: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

27. JERUSALEN ES HOLLADA Y LOS DOS TESTIGOS DAN TESTIMONIO 28. LA SEPTIMA TROMPETA 29. EL ARREBATAMIENTO DE LOS CREYENTES (1) 30. EL ARREBATAMIENTO DE LOS CREYENTES (2) 31. CUATRO ASPECTOS DE EXPERIMENTAR EL CANDELERO 32. EXPERIMENTAMOS LA VIDA DE CRISTO, QUE NOS TRANSFORMA Y

NOS EDIFICA 33. LA PIEDRA QUE TIENE SIETE OJOS TIENE COMO FIN EL EDIFICIO

DE DIOS 34. LA MUJER UNIVERSAL RESPLANDECIENTE 35. LA MUJER Y EL HIJO VARON 36. EL HIJO VARON Y EL RESTO DE LA DESCENDENCIA DE LA MUJER 37. EL GRAN DRAGON ESCARLATA Y SU PERSECUCION 38. LA GUERRA EN EL CIELO 39. LA REALIDAD Y LA PRACTICA DE LA MUJER UNIVERSAL 40. LA BESTIA QUE SALE DEL MAR (1) 41. LA BESTIA QUE SALE DEL MAR (2) 42. LA BESTIA QUE SALE DEL MAR (3) 43. LA BESTIA QUE SALE DEL MAR (4) 44. LA BESTIA QUE SALE DE LA TIERRA 45. LA CORRELACION ENTRE LA VISION DE APOCALIPSIS 12 Y EL

LIBRO DE EFESIOS 46. LAS PRIMICIAS 47. LOS EVENTOS POSTERIORES AL ARREBATAMIENTO DE LAS

PRIMICIAS 48. LA COSECHA Y EL GRAN LAGAR 49. LOS VENCEDORES TARDIOS Y LAS SIETE COPAS (1) 50. LAS SIETE COPAS (2) 51. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA

ESCARLATA (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA

ESCARLATA (2) 53. LA BABILONIA MATERIAL 54. LAS BODAS DEL CORDERO Y LA FIESTA DE BODAS 55. LA BATALLA DE ARMAGEDON 56. EL REINO MILENARIO 57. LA ULTIMA REBELION DE LA HUMANIDAD Y EL JUICIO ANTE EL

GRAN TRONO BLANCO 58. EL CIELO NUEVO Y LA TIERRA NUEVA 59. LA NUEVA JERUSALEN (1) 60. LA NUEVA JERUSALEN (2) 61. LA NUEVA JERUSALEN (3)

Page 3: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

62. LA NUEVA JERUSALEN (4) 63. LA NUEVA JERUSALEN (3) 64. LA NUEVA JERUSALEN (6) 65. LA NUEVA JERUSALEN (7) 66. EL DELEITE Y LA BENDICION QUE TIENEN LOS REDIMIDOS DE

DIOS EN LA ETERNIDAD 67. CONCLUSION 68. EXPERIMENTAMOS LAS SIETE LAMPARAS, LOS SIETE OJOS Y LOS

SIETE ESPIRITUS

Page 4: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE UNO

INTRODUCCION

Por la gracia del Señor, en el estudio-vida llegamos al último libro de la Biblia, el libro de Apocalipsis. El libro de Apocalipsis ha estado cerrado debido a la sutileza del enemigo de Dios, y pocos cristianos lo entienden. Son muy pocos los que han visto allí algo de vida, de la economía de Dios, y del testimonio de Jesús. Por consiguiente, hemos sentido la responsabilidad de parte del Señor de tener un estudio-vida sobre este libro.

El Apocalipsis es un libro de profecía (1:3; 22:7), pues la revelación que contiene es de carácter profético. La mayor parte de las visiones se relaciona con eventos futuros. Aun las siete epístolas a las siete iglesias que aparecen a modo de señales en los capítulos dos y tres, son profecías en cuanto a la iglesia, las cuales abarcan el período hasta que el Señor regrese. Aunque este libro es profético, las profecías no se dan solamente en palabras, sino también en visiones reveladas al vidente. A los ojos de Dios, todo lo profetizado en este libro ya ha ocurrido y todo le fue mostrado al vidente en forma de visiones sucesivas.

En el libro de Apocalipsis los verbos y los predicados, en su mayor parte, no están en tiempo futuro, sino en pasado, lo cual indica que los eventos narrados ya ocurrieron. En realidad, el Apocalipsis no consta simplemente de profecías; es una revelación de eventos que ya sucedieron. Aunque a nosotros nos parece que no han ocurrido, a los ojos de Dios, ya sucedieron. Delante de Dios, todo lo que consta en este libro, ocurrió hace cerca de dos mil años. Todos nosotros tenemos que creer esto. La mayor parte de los cristianos considera el Apocalipsis como un libro de predicciones. Muchos de ellos leen el libro por curiosidad. Nosotros tenemos que decirle al Señor: “Señor, sálvanos de esto. No queremos estudiar este libro solamente por curiosidad”. Recalco una vez más que el Apocalipsis no es simplemente un libro profético, sino el relato de eventos ocurridos.

En Apocalipsis han ocurrido dos cosas principales. La primera es que el testimonio de Jesús se ha logrado y perdura por la eternidad. ¿Ha visto usted la Nueva Jerusalén? El apóstol Juan la vio hace cerca de dos mil años. ¿Cree usted que está en la Nueva Jerusalén? Si damos la impresión de estar locos al decir esto, lo estamos según la Biblia. De acuerdo con la Biblia, la Nueva Jerusalén, es decir, la máxima consumación de la obra de Dios a través de los siglos, ha sido completamente edificada, y nosotros estamos en ella. De acuerdo con los últimos dos capítulos de Apocalipsis, la edificación de la Nueva Jerusalén ya se completó. Lo primero que se revela está en el lado positivo.

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 5: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Por otro lado, ocurrió una segunda cosa principal: Satanás, el enemigo de Dios, ya fue juzgado. Ante Dios y ante nuestro hermano Juan, Satanás ya fue lanzado al lago de fuego (20:10). Satanás, la serpiente, está en el lago de fuego, y nosotros estamos en la Nueva Jerusalén. ¿Ha visto usted esto? Si hemos visto que Satanás está en el lago de fuego, no debemos rogar a Dios que lo juzgue. Debemos alabar al Señor porque ya el enemigo fue juzgado. Cuando Satanás nos aflija, debemos decirle: “Satanás, estás en el lugar equivocado. Este no es tu lugar; estás en el lago de fuego, regresa allá y no vuelvas aquí”. ¿Ha hecho usted esto en alguna ocasión? Todos nosotros debemos hacerlo.

La Biblia nunca cambia, incluso en cuanto a Satanás, el enemigo de Dios. En Génesis 3, Satanás vino a la humanidad de una manera muy sutil, presentándose como una serpiente. En Apocalipsis Satanás es deliberadamente llamado “la serpiente antigua” (12:9; 20:2). En el libro de Génesis, la serpiente no era tan antigua, pero en el Apocalipsis, había envejecido por lo menos seis mil años. Con una intención definida, el libro de Apocalipsis lo llama “la serpiente antigua”. Sin embargo, cuando se escribió el libro de Apocalipsis, Satanás no era solamente “la serpiente antigua” sino que también había llegado a ser un dragón (12:9; 20:2). De acuerdo con el libro de Apocalipsis, este dragón es primeramente lanzado del cielo a la tierra (12:7-9). Y después de tres años y medio es atado y arrojado al abismo (20:1-3). En Apocalipsis 20 vemos que, en cierto modo, continúa siendo útil en las manos de Dios. El Señor soltará a Satanás de su prisión, el abismo, al final de los mil años (20:7). Satanás, después de ser libertado, hará lo posible por destruir a la humanidad y por “engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gag y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla” (20:8). Pero después de un corto tiempo, según 20:10, el diablo será lanzado en el lago de fuego, el cual es su destino. El libro de Apocalipsis ha estado cerrado porque expone a Satanás, y manifiesta su destino. Pero ahora al final de la era, creemos que el Señor abrirá este libro, nuestros corazones, nuestro espíritu y nuestros ojos para que veamos claramente. ¡Aleluya, Satanás, la serpiente antigua, está en el lago de fuego, y nosotros estamos en la Nueva Jerusalén!

La Nueva Jerusalén es el testimonio de Jesús. Hoy la iglesia también es el testimonio de Jesús. Y nosotros los que estamos en las iglesias somos el testimonio de Jesús. Todos debemos ver esto en detalle, olvidándonos de nosotros mismos, de nuestras debilidades, de los pecados que nos rodean y aun de estar en la tierra. Cuando alguien le pregunte dónde está usted, debe responder: “Estoy en la Nueva Jerusalén”. En la Nueva Jerusalén no hay insectos, ranas, escorpiones ni serpientes. Además, en esa ciudad no hay pecado ni muerte ni mundo. No hay nada allá, excepto Cristo y los que fueron redimidos y transformados por Dios. Si vemos esto, debemos alabar al Señor y exclamar ¡Aleluya!

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 6: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Apocalipsis 1:1 dice: “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a Sus esclavos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró en señales enviándola por medio de Su ángel a Su esclavo Juan”. La revelación de dicho libro se compone principalmente de señales, esto es, símbolos con significado espiritual, como por ejemplo los siete candeleros que representan las iglesias, y las siete estrellas que representan los mensajeros de las iglesias (1:20). Incluso la Nueva Jerusalén es un símbolo o una señal, cuyo significado es la consumación final de la economía de Dios (caps. 21—22). Este es un libro de símbolos o señales por medio de los cuales nos es dada a conocer la revelación. El evangelio de Juan es un libro de señales que nos muestran que Cristo vino a ser nuestra vida para producir la iglesia, Su novia. El Apocalipsis, escrito también por Juan, es un libro de símbolos que nos muestran la manera en que Cristo ahora cuida la iglesia y la manera en que vendrá para tomar posesión de la tierra y juzgarla, y para introducir plenamente la iglesia, Su novia, en la economía de Dios.

I. UN LIBRO DE CONCLUSION

El Apocalipsis es un libro de conclusión. Si el Apocalipsis fuese quitado de la Biblia, quedaría un gran vacío, tendríamos el principio sin el final. El comienzo está en Génesis, pero sin el Apocalipsis no habría conclusión ni consumación. Después de tener un buen comienzo y de hacer muchas obras, es necesario que Dios concluya Su obra. Sin el Apocalipsis la economía de Dios quedaría inconclusa. Dios es grande; El obra con un propósito. Para poder cumplir Su plan, es necesario que Su economía sea finalizada. Muchos de los que estudian la Biblia han pasado por alto la economía de Dios. Si no tuviéramos el Apocalipsis, no podríamos ver la consumación de la economía de Dios. De hecho, nos sería difícil entender lo que es la economía de Dios, porque no veríamos el resultado de Su economía. Pero en este libro, la revelación de la economía de Dios está clara porque contiene la conclusión de la economía de Dios.

Sin el Apocalipsis, tampoco tendríamos la conclusión de la redención de Cristo. Cristo vino en la carne y murió en la cruz para realizar la redención. Pero, ¿qué produjo Su redención? Decir que la redención de Cristo solamente salva a los pecadores y los lleva al cielo, es una conclusión muy pobre. Esta conclusión no dice mucho. Pero en el Apocalipsis vemos que Cristo nos redimió y nos compró con Su sangre, para hacernos un reino de sacerdotes. Por consiguiente, este libro nos revela la conclusión de la redención efectuada por Cristo.

Apocalipsis 1:6 dice que Cristo “hizo de nosotros un reino, sacerdotes para Su Dios y Padre”. Los creyentes, los redimidos por la sangre de Cristo, no solamente nacieron de Dios y fueron introducidos en Su reino (Jn. 3:5), sino

Maldonado Olga
Daysi Jackeline
Resaltado
Daysi Jackeline
Resaltado
Daysi Jackeline
Resaltado
Daysi Jackeline
Nota adhesiva
Page 7: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

que también llegaron a ser un reino para la economía de Dios, el cual es la iglesia. (Mt. 16:18-19). Juan, el escritor de Apocalipsis, estaba en este reino (1:9), y todos los creyentes, los que fueron redimidos y nacieron de nuevo, son parte del mismo (Ro. 14:17).

Uno de los aspectos principales de este libro es que Dios está recobrando Su derecho sobre la tierra para hacerla Su reino (11:15). Cuando Cristo vino, el reino de Dios vino con El (Lc. 17:21; Mt. 12:28). Este reino ha sido incrementado como la iglesia (Mt. 16:18-19), la cual llevará la consumación del reino de Dios a toda la tierra. Por un lado, el reino de Dios está hoy en la iglesia, y por otro, el reino de Dios viene por medio de los creyentes vencedores (12:10). Entonces Cristo y los creyentes vencedores reinarán sobre todas las naciones en el reino milenario (2:26-27; 12:5; 20:4,6).

La redención por medio de la sangre de Cristo, no solamente nos ha hecho un reino, sino también sacerdotes para Dios (1 P. 2:5). El reino trae el dominio de Dios, mientras que los sacerdotes, aquellos que expresan Su imagen, expresan a Dios. Este es el sacerdocio real (1 P. 2:9) que cumple el propósito original que Dios tenía al crear al hombre (Gn. 1:26-28). Este sacerdocio real se ejerce hoy en la vida de la iglesia (5:10), será practicado intensamente en el reino milenario (20:6), y finalmente concluirá en la Nueva Jerusalén (22:3, 5).

El libro de Apocalipsis también presenta una maravillosa consumación de la iglesia. Allí vemos la economía de Dios, la redención de Cristo y el testimonio de la iglesia. Sin el Apocalipsis, podemos leer las epístolas vez tras vez sin percatarnos de que la iglesia es el testimonio de Cristo. ¿En cuál de las epístolas vemos a las iglesias brillando como candeleros en la noche obscura? Solamente en el libro de Apocalipsis vemos esto. En Apocalipsis, las iglesias primeramente son los candeleros que brillan. A la postre, en la eternidad, la iglesia será la Nueva Jerusalén, una montaña de oro. Esta es la maravillosa consumación de la iglesia. La situación actual es una mentira, y no debemos creerla. No diga solamente: “Qué pecaminosa es la Iglesia Católica y qué lamentable es la condición de las iglesias protestantes”. Nosotros debemos ver el otro lado, el lado eterno donde vemos la Nueva Jerusalén. Aun hoy, durante la noche oscura, tenemos los candeleros iluminando.

Juntamente con la economía de Dios, la redención de Cristo, y el testimonio de la iglesia, Apocalipsis revela el destino del enemigo. Si no tuviéramos el libro de Apocalipsis, no sabríamos cual es el destino de Satanás, y nadie podría entender por qué Dios continúa tolerando a Satanás, el insidioso, maligno y perverso. Pero si leemos detenidamente dicho libro, veremos la conclusión de la historia de Satanás, estaremos contentos y nos reiremos de la serpiente antigua. Por consiguiente, en el Apocalipsis tenemos la conclusión de cuatro cosas

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 8: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

principales, a saber: la economía de Dios, la redención de Cristo, el testimonio de la iglesia y el destino de Satanás.

A. La conclusión de los escritos de Juan

El libro de Apocalipsis es la conclusión de los escritos de Juan. Como dijimos en el Estudio-vida de Juan, los escritos del apóstol están divididos en tres categorías: el evangelio, las epístolas y el Apocalipsis. El Evangelio de Juan gira en torno a la impartición de vida. En Juan 10:10 Jesús dice: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”, y en Juan 12:24 dice: “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto”. En estos versículos vemos la impartición de vida, que es la idea central del Evangelio de Juan. En las epístolas de Juan vemos la comunión, la cual trae crecimiento en vida. Aunque la vida ya nos fue impartida, necesita crecer. La vida crece mediante la comunión. Por consiguiente, en las epístolas vemos la comunión para el crecimiento en vida. En la última categoría de los escritos de Juan, el Apocalipsis, tenemos la cosecha de la vida. En primer lugar la vida es impartida, luego crece, y finalmente es cosechada. Sin el Apocalipsis, tendríamos el impartir de vida y el crecimiento de vida, pero no habría cosecha de vida.

B. La conclusión del Nuevo Testamento

El Apocalipsis también es la conclusión del Nuevo Testamento, el cual está compuesto de los evangelios, Hechos, las epístolas y el Apocalipsis. En los evangelios vemos la siembra de la semilla de vida porque allí Jesús vino a sembrarse como la semilla de vida en la humanidad, en un pequeño grupo de personas, como por ejemplo Pedro y Juan. En los Hechos tenemos la propagación de la vida. En las epístolas vemos el crecimiento de la vida. La idea central de todas las epístolas escritas por Pablo, Pedro, Juan y los demás es el crecimiento de la vida. Todos necesitamos crecer en vida. En Apocalipsis llegamos a la cosecha de la vida. En el capítulo catorce de Apocalipsis tenemos un campo maduro y una cosecha. Apocalipsis 14:15 dice: “Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete Tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura”. En Apocalipsis 14 el campo es cosechado. Por esto vemos que Apocalipsis es la conclusión del Nuevo Testamento.

C. La conclusión de toda la Biblia

El Apocalipsis, el último libro de la Biblia, es la conclusión, la culminación y la consumación completa de toda la revelación divina contenida en la Biblia. La Biblia necesita tal conclusión. Las semillas de la mayoría de las verdades de la revelación divina fueron sembradas en Génesis, el primer libro de la Biblia. El

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 9: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

crecimiento de todas estas semillas se da progresivamente en los libros que siguen, especialmente en los libros del Nuevo Testamento, y la cosecha se recoge en Apocalipsis. Por ejemplo, en Génesis está la semilla de la serpiente, y en Apocalipsis está la cosecha de la serpiente. Por consiguiente, la mayoría de las cosas abarcadas en este libro no son nuevas, pues se refieren a libros anteriores de la Biblia. En Génesis está la semilla de la revelación divina, en los siguientes libros se halla el desarrollo progresivo de la misma, y en Apocalipsis tenemos la cosecha de dicha revelación. Por lo tanto, debemos ahondar en este libro y conocerlo. Si no conocemos este libro, no podemos entender claramente la revelación de Dios. Cuando viajamos, con frecuencia nos vemos indecisos en cuanto al camino o la ruta, hasta que llegamos a nuestro destino. Después de haber llegado, recordamos el camino por donde veníamos, y entonces entendemos claramente. En Apocalipsis llegamos al destino de la Biblia entera. Habiendo llegado a este destino, podemos entender este libro divino.

II. EL CONTENIDO

Ahora entramos en el contenido del Apocalipsis. No piensen que el contenido de este libro se limita a las ranas, los escorpiones, las langostas, los cuernos, las serpientes y los caballos. No debemos decir que el contenido es simplemente los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas. No, este libro no trata principalmente de esas cosas. El Apocalipsis es primeramente un libro acerca de Cristo; en segundo lugar, es un libro acerca de la iglesia, y en tercer lugar, un libro acerca de la economía de Dios.

A. La revelación de Cristo es única y final

La Biblia en su totalidad revela a Cristo. El Apocalipsis como conclusión, culminación y consumación de la Biblia, es especialmente “la revelación de Jesucristo” (1:1). Aunque este libro también revela otras cosas, el centro de la revelación es Cristo. Algunos aspectos de Cristo nunca fueron revelados de la manera que vemos en Apocalipsis, como por ejemplo la visión de que El es el Sumo Sacerdote que está en medio de las iglesias y las cuida en amor y a la vez en una actitud de juicio (1:13-16), la visión de que El es el León-Cordero que está en el trono de Dios y en medio de los cuatro seres vivientes y en medio de los veinticuatro ancianos del universo, abriendo los siete sellos de la administración universal de Dios (5:1—6:1), y la visión de que Cristo es el Ángel fuerte que viene del cielo para tomar posesión de la tierra (10:1-8; 18:1). En este libro, la revelación de Cristo es final y única. En los evangelios, en Hechos y en las epístolas no vemos que Cristo tenga siete ojos, pero tal cosa sí se revela en Apocalipsis (5:6). Cristo, nuestro Salvador, tiene siete ojos. ¡Qué asombroso! Esta revelación de Cristo es única. En Lucas 4:22 se nos dice que de la boca de Cristo salían “palabras de gracia”, pero en Apocalipsis 1:16 de Su boca sale una

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 10: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

afilada espada de dos filos. En el Evangelio de Juan dice: “He aquí el Cordero de Dios” (1:29), pero en Apocalipsis uno de los ancianos dice: “He aquí el León de la tribu de Judá” (5:5). Así que, la revelación de Cristo en este libro es única. En ningún otro libro Cristo es revelado como lo es en Apocalipsis. Lo primero que se revela en el Apocalipsis es este Cristo único.

B. El testimonio de Jesús es específico y consumado

Por un lado, este libro nos revela a Cristo, y por otro, nos muestra el testimonio de Jesús, el cual es específico y consumado, (1:2, 9; 12:17; 19:10; 20:4). El testimonio de Jesús es la iglesia. El Apocalipsis presenta al Cristo revelado y a la iglesia como Su testimonio. En este libro tenemos un relato completo y detallado de la iglesia. En ningún otro libro se revelan las iglesias como en Apocalipsis. El testimonio de Jesús consta de: los candeleros, mencionados en el capítulo uno; la gran multitud de redimidos, en el capítulo siete; la mujer vestida del sol con el hijo varón, en el capítulo doce; la cosecha y las primicias, en el capítulo catorce; los vencedores de pie sobre el mar de cristal, en el capítulo quince; la novia preparada para las bodas, y los ejércitos celestiales de Cristo, en el capítulo diecinueve; y la Nueva Jerusalén en los capítulos veintiuno y veintidós. El testimonio de Jesús es el espíritu —la substancia, la disposición y la característica— de la profecía (19:10). Cristo es el Testigo (1:5), el testimonio, la expresión de Dios, y la iglesia es el testimonio, la expresión de Cristo. Como tal, la iglesia es la reproducción del testimonio, la expresión de Dios en Cristo. La revelación específica de la iglesia en este libro es muy crucial, y todos nosotros tenemos que verla.

C. La economía de Dio es universal y eterna

El contenido del Apocalipsis también incluye la economía de Dios. La economía de Dios es Su administración universal y eterna. En el libro de Apocalipsis vemos la administración universal y eterna de Dios, la cual llevará a cabo Su economía. Desde el punto de vista del espacio, Su administración es universal, y en cuanto al tiempo, es eterna.

1. Los siete sellos

En la administración de Dios, el primer grupo de componentes es los siete sellos. Un sello indica algo que está cerrado, que es secreto y que no está abierto al público. Los primeros cuatro sellos abarcan la historia del mundo desde la ascensión de Cristo hasta el final de esta era (6:1-8). Dicha historia es abarcada en su totalidad, aunque brevemente, en los cuatro sellos. Con la apertura de estos sellos vemos cuatro caballos, cada uno de los cuales tiene un jinete. El

Page 11: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

jinete del primer caballo es la predicación del evangelio; el del segundo caballo es la guerra; el que monta en el tercer caballo es el hambre, y el cuarto jinete es la muerte. De manera que en los primeros cuatro sellos tenemos el evangelio, la guerra, el hambre y la muerte. Si usted conoce la historia del mundo, se dará cuenta de que ésta ha sido la situación reinante en estos veinte siglos. Desde la ascensión de Cristo, el evangelio ha sido predicado. A lo largo de los siglos, juntamente con la predicación del evangelio ha habido guerra. Desde que el Imperio Romano envió sus ejércitos a destruir la ciudad de Jerusalén en el año 70 después de Cristo, la guerra ha sido intensificada siglo tras siglo. En el comienzo de este siglo tuvimos la primera guerra mundial, y después de ésta hubo otra más intensa, la segunda guerra mundial. La guerra siempre causa hambre, y el hambre causa la muerte. Estos cuatro caballos son el contenido de los primeros cuatro sellos.

El quinto sello consta del clamor de los santos que murieron como mártires (6:9-11). Esto ocurrirá al final de esta era y casi al comienzo de la gran tribulación. A lo largo de los siglos muchos santos han muerto como mártires debido a la predicación del evangelio. Casi al final de esta era esos santos clamarán a Dios pidiendo venganza.

El sexto sello, que se abrirá justo antes de la gran tribulación, constituye el gran terremoto que sacudirá la tierra y el cielo (6:12-17). Cuando se abra el sexto sello, habrá un gran terremoto (6:12), el cual será una advertencia para los moradores de la tierra. Algunos hombres perversos dicen: “¿Quién es Dios? ¡Nosotros somos Dios!” Aunque ellos digan que son Dios, cuando el verdadero Dios venga y sacuda la morada donde habitan, entonces sabrán quién es Dios. He conocido algunas personas que han polemizado conmigo diciendo: “Señor Lee, usted predica sobre Dios. ¿No sabe usted que nosotros somos Dios?” Les contesto: “Veamos quién es Dios. Aunque Dios tiene cierta tolerancia, ésta es limitada. Un día usted va a agotar la paciencia de Dios, y El con Su dedo pequeño sacudirá la tierra. Entonces usted sabrá quién es Dios”. Antes de que comience la gran tribulación, Dios va a enviar una advertencia a todos los moradores de la tierra para que recuerden que hay un Dios. Cuando se abra el sexto sello, Dios no solamente conmoverá la tierra sino también los cielos. En Apocalipsis 6:12, 13 leemos: “Hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como saco hecho de crin, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera arroja sus higos verdes cuando es sacudida por un fuerte viento”. En ese entonces, la tierra ya no será un lugar reposado donde los hombres perversos puedan jactarse.

El sello más difícil de entender es el séptimo. El séptimo sello, el cual se extenderá por la eternidad, consta de siete trompetas. No confundan los siete sellos con las siete trompetas. Los sellos son abiertos en secreto, pero las

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 12: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

trompetas se tocan en público. Cuando usted sella algo, lo vuelve secreto y privado, pero cuando toca una trompeta, lo hace en público.

2. Las siete trompetas, el contenido del séptimo sello

Las siete trompetas son el contenido del séptimo sello. En las primeras cuatro trompetas viene juicio sobre la tierra, el mar, los ríos, el sol, la luna y las estrellas, (8:7-12). Como resultado de los juicios de las primeras cuatro trompetas, la tierra dejará de ser un lugar apropiado para la subsistencia del hombre. La quinta trompeta, que es el primer ay de juicio para el hombre, marcará el principio de la gran tribulación (8:13—9:11). Como veremos, la gran tribulación será terrible. La sexta trompeta, que es el segundo ay y que trae más juicio sobre el hombre, es parte de la gran tribulación (9:12-21). La séptima trompeta es bastante complicada. Consta del reino eterno de Cristo, el tercer ay, que comprende las siete copas, el juicio de los muertos, la recompensa de los santos y de los que temen a Dios, y la eliminación de los que destruyen la tierra (11:14-18). El tercer ay, que es el segundo componente de la séptima trompeta, será la conclusión de la gran tribulación. Después de esto, serán recompensados los profetas, los santos y los que temen el nombre de Dios. A través de las generaciones, han surgido estas tres clases de personas. La mayoría de los profetas proceden del Antiguo Testamento, la mayoría de los santos vienen del Nuevo Testamento, y los que temen el nombre de Dios surgirán durante la gran tribulación. La séptima trompeta incluye la recompensa que el Señor dará a estas tres clases de personas. La séptima trompeta también comprende el juicio de los muertos y la eliminación de los que destruyen la tierra. Los que destruyen la tierra son Satanás, el anticristo, el falso profeta y todos los que los siguen. Por lo tanto, la séptima trompeta abarca el período que va desde que termina la tribulación hasta la eternidad.

3. Las siete copas

Las siete copas, que son parte del contenido negativo de la séptima trompeta, las plagas de la ira de Dios derramada sobre los hombres, traerán la culminación de la gran tribulación (15:1, 6-8; 16:1-21). Las siete copas, igual que los siete sellos y las siete trompetas, están compuestas de un grupo de los primeros cuatro, y de otro que comprende el quinto, el sexto y el séptimo. Este agrupamiento es muy significativo. Indudablemente el escritor del Apocalipsis tiene que haber sido Dios. ¿Quién mas habría tenido la sabiduría para escribirlo? Si este libro fue escrito según lo que se imaginó Juan, entonces Juan tiene que ser Dios. El libro de Apocalipsis está redactado de una manera maravillosa.

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 13: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

III. LAS SECCIONES

El libro de Apocalipsis tiene cinco secciones: la introducción (1:1-8), las cosas que vio Juan (1:9-20), las cosas actuales (2:1—3:22), las cosas venideras (4:1—22:5), y la conclusión (22:6-21). En la introducción tenemos la revelación de Cristo y el testimonio de Jesús. Aunque el Apocalipsis incluye la economía de Dios, ésta no es el centro del libro. Las dos cosas cruciales que constituyen el centro del libro son Cristo y la iglesia, es decir, la revelación de Cristo y el testimonio de Jesús. Después de esta introducción, tenemos las cosas que vio Juan, o sea, los siete candeleros y el Hijo del Hombre que tiene las siete estrellas. Luego en los capítulos dos y tres, tenemos las cosas actuales, o sea, las siete iglesias locales. La sección siguiente, que abarca las cosas que están por venir, tiene dos partes. La primera parte (4:1—11:19) consta de una vista general de los eventos futuros que sucederán desde la ascensión de Cristo hasta la eternidad futura. En la segunda parte (12:1—22:5) encontramos los detalles de las cosas importantes mencionadas en la primera parte. Estas dos partes son similares a los capítulos uno y dos de Génesis. En Génesis 1 tenemos una crónica general de la creación; y en Génesis 2 tenemos los detalles de la manera en que Dios creó al hombre. Según este mismo principio, en 4:1 y 11:19 tenemos una visión general de todos los eventos futuros, y desde 12:1 hasta 22:5 tenemos los detalles de las cosas importantes que están por ocurrir. No considere los últimos once capítulos como la continuación de los primeros once, porque la vista general de las cosas que han de venir concluye al final del capítulo once. Después de todos los detalles de las cosas que vendrán y que fueron reveladas en la segunda parte de esta sección, tenemos en 22:6-21 la conclusión del libro de Apocalipsis.

Page 14: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DOS

LA REVELACION DE CRISTO ES UNICA Y CONCLUYENTE

En este mensaje llegamos a la revelación de Cristo. Pocos cristianos, cuando leen el libro de Apocalipsis, han puesto atención a la revelación de Cristo contenida en este libro. Esta expresión: “la revelación de Jesucristo”, se encuentra en 1:1, y los estudiantes de la Biblia han interpretado esto de diferentes maneras. Algunos dicen que esta expresión significa que el libro de Apocalipsis ha sido dado por Cristo como una revelación. Esta interpretación hace la revelación de Cristo muy objetiva y no es exacta. Si leemos todo el libro de Apocalipsis minuciosamente, veremos que esta expresión indica que el Apocalipsis revela a Cristo mismo. Este es un cuadro, una descripción, de la persona de Cristo, y no simplemente una revelación dada por Cristo. Tenemos que ver que Cristo es el centro y la figura predominante en todo el libro de Apocalipsis. Por consiguiente, debemos entender la expresión “la revelación de Jesucristo” de una manera subjetiva. Esta no es simplemente una revelación que Cristo dio, sino una revelación que nos presenta a Cristo.

Cristo se revela en profecías y tipos, y también en palabras explícitas en el Antiguo Testamento. En cierto aspecto, no necesitamos el Nuevo Testamento, ya que si leemos el Antiguo Testamento minuciosamente concentrando toda nuestra atención en las profecías, los tipos y las palabras explícitas en cuanto a Cristo, tendremos una revelación de Él. Por medio de estas revelaciones podremos visualizar qué clase de Cristo es Jesucristo. Sin embargo, por más perfectas que sean las revelaciones del Antiguo Testamento, no están completas. Por lo tanto, debemos acudir al Nuevo Testamento, donde está la revelación completa de Cristo. Si sólo leemos los evangelios, Hechos y las epístolas, veremos muchos aspectos de Cristo, pero no los que se mencionan en Apocalipsis. En este mensaje veremos aspectos únicos y específicos de la revelación de Cristo contenida en este libro.

I. CRISTO EN SU ASCENSION

En el libro de Apocalipsis, Cristo es revelado como el Cristo ascendido (5:3-6, 8-14). En los cuatro evangelios, vemos a Cristo encarnado, viviendo en la tierra, crucificado y resucitado. Sin embargo, no vemos mucho de Cristo en Su ascensión. Aunque los evangelios, el libro de Hechos y las epístolas mencionan la ascensión de Cristo, en ninguno de estos libros encontramos una exposición clara de la escena o lo que ocurre en los cielos después de la ascensión. Si queremos visualizar esta escena, tenemos que leer el Apocalipsis, donde

Maldonado Olga
Page 15: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

encontramos el cuadro de Cristo en los cielos después de Su ascensión. En este libro tenemos una exposición completa y clara del mismo Cristo que ascendió a los cielos. Además, en esta descripción, vemos la escena, el panorama y la condición en que están los cielos después de la ascensión de Cristo. Solamente cuando visualizamos esta revelación podremos adorarlo a El de una manera adecuada.

A. El León-Cordero

El Cristo ascendido es el León-Cordero. (5:5-6). En el Evangelio de Juan, Juan el Bautista declaró: “He aquí el Cordero de Dios” (Jn. 1:29). Pero en el escenario celestial después de la ascensión de Cristo, El es revelado principalmente como León, no como Cordero. Mientras Juan lloraba porque “no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de mirarlo” (5:4), uno de los ancianos le dijo: “No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos” (5:5). Es posible que antes de la crucifixión, era razonable que Juan llorase. Pero era insensato que se lamentara después de la ascensión. ¿Esta usted hoy lamentándose? Si todavía está llorando, esto indica que no ha recibido la visión del Cristo ascendido que aparece en el capítulo cinco de Apocalipsis. Usted necesita ver el León de la tribu de Judá. Génesis 49:8-9 se refiere a Cristo como el León de Judá, y solamente en Apocalipsis se nos dice que Cristo es el León de la tribu de Judá. El León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido y es digno de abrir los sellos de la economía de Dios. Después que Juan oyó esta declaración de boca de uno de los ancianos, vio “en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, un Cordero en pie, como recién inmolado” (5:6). El vio al León como un Cordero. ¿Es Cristo el León o el Cordero? Es ambos. Por consiguiente, podemos llamarle el León-Cordero.

¿Por qué es Cristo tanto el León como el Cordero? Porque nosotros tenemos dos problemas principales, a saber, el pecado y Satanás. Los cristianos en su mayoría solamente se ocupan del problema del pecado y se olvidan de Satanás. No piense que su esposo es una persona difícil de tratar. No lo censure a él, el culpable es Satanás, quien está detrás de la situación. De la misma manera, todas las esposas son buenas. Las cosas malas que provienen de las esposas, en realidad no provienen de ellas, sino de Satanás, quien está detrás. El Cordero es contrario al pecado y resuelve los problemas del pecado, y el León es el que hace frente a Satanás. Cristo como Cordero efectuó la redención, habiéndonos lavado de nuestros pecados. Como León derrotó a Satanás. El puede satisfacer nuestras necesidades y resolver nuestros problemas. Ya el pecado fue erradicado, Satanás fue eliminado, y nosotros fuimos redimidos y rescatados de la mano usurpadora del enemigo.

Maldonado Olga
Page 16: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

B. El es digno

Nuestro Salvador es el Cordero, así como también el León. Tenemos un Salvador que es un León-Cordero. El es digno de abrir el libro. Aparte de Él, nadie en el universo es digno de abrir el secreto, el misterio, de la economía de Dios. Pero el León-Cordero es digno porque efectuó la redención y ganó la victoria sobre Satanás. Cuando nosotros los cristianos decimos que Cristo es digno, nuestro pensamiento ha sido que El es digno de nuestra alabanza, gratitud y adoración. Cuando decimos “Señor Jesús, Tú eres digno”, pocos consideramos que El fue digno de abrir los sellos del secreto de la economía de Dios. Tenemos solamente el concepto de que Cristo fue digno de recibir adoración, alabanza, y acciones de gracias por nuestra parte, Sus pequeñas criaturas. Este es un concepto pobre de cuán digno es el Señor. Muchos himnos que hablan de cuán digno es el Señor también expresan este concepto inexacto de Su dignidad y la razón por la cual es digno. No son muchos los himnos que alaban a Cristo por ser digno de abrir el secreto de la economía de Dios. Este aspecto de la excelencia del Señor es universal e inmensurable. Sin lugar a dudas, Cristo es digno de nuestras alabanzas. El merece que le demos hasta nuestras vidas. Sin embargo, debemos considerar que, según Apocalipsis 5, la excelencia de Cristo se relaciona con el hecho de que El es digno de abrir el secreto de la economía de Dios. El universo es un misterio que los científicos no han podido esclarecer. Ellos simplemente no conocen el significado ni el propósito del universo, porque es un secreto que se ha mantenido oculto. Pero Cristo es digno de revelar este secreto porque El es digno de abrir los sellos de la economía de Dios.

Apocalipsis 5:5 dice que el León es digno de abrir el libro y los siete sellos. Un libro solía ser un rollo de papiro u otro material. Debido a que estaba enrollado, era difícil determinar cuán largo era. El libro de Apocalipsis 5 es infinitamente largo. Solamente Cristo es digno de abrir dicho libro. No piense que usted ha visto todo el contenido de ese libro. No, necesitamos la eternidad para ver todo lo que está incluido en él. Cuando estemos en la Nueva Jerusalén, continuaremos leyendo el libro. En la eternidad seguiremos diciendo: “Ahora vemos algo más”. Dios nos va a dar una sorpresa eterna. La sorpresa de la apertura del libro durará por la eternidad. Es posible que cuando estemos en la eternidad digamos: “La sorpresa del Señor es eterna. Aunque estamos ahora en la eternidad, seguimos sin poder ver el final”. Cristo es digno de abrir el libro del misterio de Dios.

C. Adorado por los ángeles y las demás criaturas

Cristo es digno, y es por eso que aquí en esta escena celestial es adorado por los ángeles y las demás criaturas. Los ángeles están representados por los

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 17: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

veinticuatro ancianos, y todas las demás criaturas están representadas por los cuatro seres vivientes. Los ángeles tienen ancianos, los veinticuatro ancianos angélicos que son los primeros en adorar a Cristo. En esta escena vemos a los veinticuatro ancianos y a todos los ángeles que alaban, y a los cuatro seres vivientes y a las demás criaturas que también alaban. Todos ellos rinden una alabanza universal a Dios y al Cordero. El Cristo en el cual creemos es el Cristo universal.

II. CRISTO EN SU ADMINISTRACION

Ahora veamos a Cristo en Su administración. Hay una administración en el universo. El universo no opera absurdamente, sino en conformidad con la administración de Dios. A pesar de que no vemos al Administrador, de todos modos, El lleva a cabo Su administración divina. Todos los terremotos, como el que hubo recientemente en el norte de China, son ordenados por Su administración. Cristo no es solamente el Salvador, el León y el Cordero, sino también el Administrador del universo.

A. En medio de las iglesias

Primeramente, Cristo administra el propósito de Dios en las iglesias, ejerciendo Su cuidado sacerdotal (1:11-18). En el capítulo uno, Cristo se revela como el Hijo de Dios, vestido de la túnica de Sumo Sacerdote. Hoy, en la administración de Dios, Cristo ejerce Su cuidado sacerdotal en las iglesias. En las iglesias El viste Su túnica sacerdotal. Además, está “ceñido por el pecho con un cinto de oro” (1:13). Es interesante observar que no está ceñido por la cintura, sino por el pecho. Esto indica que toda Su obra fue consumada y que ahora cuida con amor a Sus amadas iglesias. Ahora Cristo no trabaja; solamente nos cuida. Incluso, nos reprende y castiga en amor. El es el Sacerdote amoroso que cuida Sus iglesias.

B. En los cielos

El Apocalipsis muestra claramente que, por un lado, Cristo está en medio de las iglesias y que, por otro, está en los cielos llevando a cabo la economía de Dios. La prueba más evidente de esto se halla en 5:7, donde, refiriéndose al hecho de que Cristo recibe el libro, dice: “Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono”. El libro de la economía de Dios fue puesto en las manos de Cristo; ahora tiene la economía de Dios y la está llevando a cabo. No vemos esta revelación en ningún otro libro del Nuevo Testamento. Mientras Cristo está en los cielos realizando la economía de Dios, la cual se relaciona principalmente con el juicio de Dios sobre la tierra, se encarga de cuidar al pueblo de Dios en la tierra (7:1-3; 8:3-5). Esto se revela plenamente en los capítulos siete y ocho. Dios tiene dos pueblos, los hijos de Israel y los santos

Page 18: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

redimidos. No importa cuán intenso sea el juicio de Cristo sobre la tierra en conformidad con la administración de Dios, El cuidará del Israel escogido y de la iglesia redimida. Aleluya, todos estamos bajo el cuidado de Cristo en Su administración. Creo firmemente que hoy Cristo cuida a la nación de Israel. No importa lo que las demás naciones hagan o digan, la nación de Israel está bajo el cuidado de la administración universal de Cristo. Los demás países pueden tratar de hacer ciertas cosas, pero todo será en vano debido al interés que tiene el Administrador universal en Israel. Todos debemos adorar a Cristo como el Administrador, como quien administra en el cielo todas las cosas para realizar la economía de Dios.

III. CRISTO EN SU VENIDA

A. En secreto como un ladrón

Ninguno de los libros revela la venida de Cristo tan claramente como lo hace el Apocalipsis, donde se revela que la venida de Cristo tiene dos aspectos, el aspecto secreto y el aspecto visible. Esto es posible porque Cristo es maravilloso. Primeramente, Cristo vendrá en secreto como un ladrón (3:3b; 16:15). El ladrón no anuncia de antemano su llegada. Cristo, al venir secretamente como un ladrón, lo hace para robar cosas preciosas. Los ladrones no roban cosas sin valor. Ellos solamente roban objetos costosos. Cristo nos dice que velemos. “Pues si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti” (3:3b). No se sabe el tiempo de Su venida secreta. Todos nosotros debemos preguntarnos: “¿Soy yo de algún valor?” “¿Valgo lo suficiente como para que Cristo me robe en Su venida secreta?”

B. Visiblemente en la nube

Al final de la gran tribulación, Cristo vendrá visiblemente en la nube (1:7; 14:14). Entre los cristianos hay dos conceptos de la segunda venida de Cristo; algunos afirman que Cristo viene antes de la tribulación, y otros alegan que esto ocurre después de la tribulación. Muchos cristianos no han visto los dos aspectos, o sea, el aspecto secreto y el aspecto visible, y por eso han estado en desacuerdo entre ellos. Tanto la venida que ocurre antes de la tribulación como la que sucede después, tienen base en las Escrituras. Pero la mayoría de los cristianos, por su limitada visión, no ha tenido la visión completa de la venida de Cristo. Primeramente Cristo vendrá en secreto, y después visiblemente. Vendrá secretamente para los santos vencedores, y visiblemente para toda la tierra. Es por esto que 1:7 dice: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá”. Cuando Cristo venga en la nube toda la tierra le verá. Tenemos que ver claramente que cuando Cristo venga, primeramente lo hará en secreto, y después se manifestará visiblemente.

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 19: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

IV. CRISTO EN SU JUICIO

En un sentido positivo, el libro de Apocalipsis es un libro de juicio. Cristo, el Administrador de Dios, juzgará todas las cosas. Primeramente, juzga a la iglesia, y después juzgará al mundo.

A. Juzga al mundo entero

Cristo juzgará al mundo entero con el sexto sello, las siete trompetas y las siete copas (6:12-17; 8:1-2, 12; 11:14-15; 15:1, 7-8; 16:1-21). Durante más de diecinueve siglos, desde la ascensión de Cristo, el mundo ha sido azotado por calamidades naturales. Pero desde la apertura del sexto sello, el mundo será castigado por calamidades sobrenaturales. En Apocalipsis 6:12-13 dice: “Miré cuando abrió el sexto sello, y hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como saco hecho de crin, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera arroja sus higos verdes cuando es sacudida por un fuerte viento”. El oscurecimiento del sol, el cambio de la luna en sangre, y la caída de las estrellas, son calamidades sobrenaturales. Las siete trompetas también serán calamidades sobrenaturales. Las primeras cuatro trompetas traerán juicio sobre la tierra, el mar, los ríos, el sol, la luna y las estrellas. La gran tribulación empezará con la quinta trompeta, continuará con la sexta, y concluirá con las siete copas de la séptima trompeta. Todo esto constituye los juicios ejecutados por Cristo sobre el mundo.

B. Juzga a la Gran Babilonia

En los capítulos 17 y 18 de Apocalipsis vemos el juicio de la Gran Babilonia, que es la cristiandad apóstata. El Señor ejecutará un juicio especial sobre la cristiandad, la Gran Babilonia, además del juicio que trae sobre el mundo entero.

C. Juzga al anticristo, al falso profeta, a Satanás y a quienes los siguen

Cristo también juzgará al Anticristo, al falso profeta, a Satanás y a los que los siguen (19:11—20:3, 7-10). El anticristo es el hombre de pecado (2 Ts. 2:3) y el pequeño cuerno (Dn. 7:8); el falso profeta es el que trabaja junto con el anticristo. El anticristo, el falso profeta y Satanás constituyen una “trinidad” maligna, y son una trinidad falsa. El anticristo tendrá muchos seguidores por ser muy cautivador y atractivo. Todos los seguidores serán destruidos junto con el anticristo, el falso profeta y Satanás. Cristo juzgará al anticristo y al falso profeta por medio de las calamidades sobrenaturales: la tierra se abrirá, y ellos caerán directamente en el lago de fuego. No morirán ni serán sepultados ni resucitarán ni comparecerán ante el juicio del gran trono blanco. En su caso, no

Page 20: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

habrá necesidad de cumplir este procedimiento. Ellos caerán en el lago de fuego sobrenaturalmente.

D. Juzga a los muertos

Finalmente Cristo, como Administrador de Dios, juzgará a los muertos (20:11-15). No piense que si usted muere todo va a estar bien. Quizá usted desee morir, pero el Señor desea volverlo a la vida. Si no quiere que El lo vivifique hoy para salvación, al final de la primera creación lo resucitará para juicio. En ese día, El no lo resucitará a usted para algo positivo, sino para algo negativo. En Juan 5:28-29 dice: “Vendrá la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán Su voz y saldrán: los que hicieron lo bueno, a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio”. Los incrédulos que murieron no permanecerán en la tumba por la eternidad. Resucitarán y serán juzgados y luego serán lanzados en el lago de fuego.

V. CRISTO EN SU POSESION DE LA TIERRA

Al acabar de juzgar al mundo, Cristo regresará para tomar completa posesión de la tierra (10:1-7; 18:1). Toda la tierra le pertenecerá a Él; ninguna parte de ella pertenecerá a nadie más. Actualmente muchas naciones pelean por aumentar su territorio, pero pelean en vano, porque todo lo que obtengan, a la postre, pertenecerá a Cristo. Cuando Cristo venga a tomar posesión de la tierra, vendrá como otro Ángel. Varias veces en el libro de Apocalipsis el título “otro Ángel” se usa con respecto a Cristo (7:2; 8:3; 10:1; 18:1). Este título es usado refiriéndose a Cristo porque El, como Administrador de Dios, se conduce semejante a un ángel. En el Antiguo Testamento, a Cristo se le llamó el Ángel de Jehová (Gn. 22:11-12; Ex. 3:2-6), quien fue enviado por Dios para ejecutar Su comisión. Cuando El venga a tomar posesión de la tierra, vendrá como el que fue comisionado por Dios con este propósito. El será “otro Ángel” con gran autoridad y vendrá en Su gloria (18:1). En Su venida, Cristo pondrá “Su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra” (10:2). Esto indica que El pisará el mar y la tierra, lo cual significa que tomará posesión de ellos (Dt. 11:24; Jos. 1:3). En la Biblia vemos que todo lugar que pise la planta de nuestro pie es posesión nuestra. Cristo pondrá Sus pies sobre el mar y la tierra, y ambos le pertenecerán. Después de que Cristo tome posesión de la tierra, concluirá el misterio de Dios (10:7). En ese entonces, la economía de Dios será completamente manifestada. Ya no será un misterio, sino un secreto revelado.

VI. CRISTO REINA EN EL REINO

Después de que Cristo tome posesión de la tierra, reinará sobre la tierra como el Rey en el reino, gobernando las naciones junto con Sus creyentes vencedores (20:4, 6; 2:26-27). Ninguno de nosotros está contento con los gobernantes de la

Page 21: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

tierra. Yo he viajado por todo el mundo y conozco la situación mundial; sé que en cuanto a gobierno, toda la tierra es muy pobre. ¿Dónde están los buenos gobernantes? Esperamos el día cuando Cristo venga como Rey para regir la tierra. Cristo reinará en Su reino, y nosotros seremos Sus correyes.

VII. CRISTO EN SU CENTRALIDAD Y UNIVERSALIDAD EN LA ETERNIDAD

Por último, en el libro de Apocalipsis vemos a Cristo en Su centralidad y universalidad en la eternidad. El será el todo por la eternidad. El será la centralidad y universalidad en la Nueva Jerusalén (21:9-10, 23) como el árbol de vida que crece en el río de agua de vida (22:1-2). En Apocalipsis 21:23 tenemos un panorama claro de la centralidad y la universalidad de Cristo. Aquí vemos que Dios es la luz y que Cristo, el Cordero, es la lámpara. La luz siempre está contenida en una lámpara. Por consiguiente la luz y la lámpara nunca deben estar separadas; deben permanecer como una sola entidad. Dios es la luz; Cristo es la lámpara, y la Nueva Jerusalén es el recipiente de dicha lámpara. Dios brilla en Cristo y por medio de Él, y Cristo, a Su vez, brilla en la Nueva Jerusalén y por medio de ella. Por esto podemos ver que Cristo será la centralidad y universalidad en la eternidad venidera. Dios en Cristo y Cristo en los redimidos, brillarán por toda la eternidad. Esta será la escena que se verá en la eternidad, cuando Cristo será el centro, la circunferencia y todo lo demás en la Nueva Jerusalén. Este es nuestro Cristo.

Page 22: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE TRES

EL TESTIMONIO DE JESUS ES ESPECIFICO Y CONSUMADO

El libro de Apocalipsis revela primeramente a Cristo, y luego el testimonio de Jesús. En otras palabras, este libro trata de Cristo y la iglesia. En Apocalipsis Cristo y la iglesia se revelan de una forma única y específica. En el mensaje anterior dijimos que en Apocalipsis se revelan muchos aspectos de Cristo que no se encuentran en los demás libros de la Biblia. Lo mismo sucede con la iglesia. El Apocalipsis presenta la iglesia de una manera muy específica. En este mensaje presentaremos una síntesis de los aspectos de la iglesia hallados en Apocalipsis, y en los siguientes mensajes abarcaremos los detalles.

I. LOS CANDELEROS

En primer lugar, en Apocalipsis las iglesias son reveladas como candeleros (1:11-20). En ningún otro libro del Nuevo Testamento se usa este término con respecto a la iglesia. En otros libros se nos dice que la iglesia es la asamblea de los escogidos de Dios, el cuerpo de Cristo y también la casa de Dios. Con excepción de Apocalipsis, no se nos dice que la iglesia es un candelero. Como candeleros, las iglesias brillan en la obscuridad. La palabra candelero nos permite entender mucho sobre la iglesia y su función. La iglesia no es la lámpara, sino el candelero, lo que sostiene la lámpara. Sin la lámpara, el candelero es vano y no tiene utilidad. El candelero sostiene la lámpara que resplandece. Como vimos en el mensaje anterior, Dios es la luz, y el Cordero es la lámpara (21:23). Por consiguiente, Cristo es la lámpara, y la iglesia es el candelero que sostiene la lámpara. Dios está en Cristo, y Cristo, la lámpara, es sostenido por el candelero, de modo que emana la gloria de Dios. Este es el testimonio de la iglesia.

A. Son de oro (el elemento divino)

Los candeleros, las iglesias locales, son de oro, o sea divinidad, la naturaleza de Dios. Todas las iglesias locales son divinas en naturaleza; están constituidas de la naturaleza de Dios. Decir esto es perfectamente bíblico, pues el libro de Apocalipsis dice que las iglesias locales son candeleros de oro (1:20). Estos candeleros no están hechos de barro, madera u otro material inferior; están hechos de oro puro. Esto significa que todas las iglesias locales deben ser divinas. Sin divinidad, la iglesia no puede existir. Aunque la iglesia está compuesta de humanidad y divinidad, la humanidad no debe ser la naturaleza básica de las iglesias locales. La naturaleza básica de las iglesias locales debe ser

Page 23: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

la divinidad, que es la naturaleza de Dios. Con estas dos expresiones —los candeleros y el oro— podemos comprender muchas cosas sobre la iglesia: que en la iglesia resplandece Cristo y que ella está constituida de la naturaleza divina.

B. Resplandecen en las tinieblas

Los candeleros resplandecen en la oscuridad. Si no hubiera oscuridad, no sería necesario que alumbrara la luz de la lámpara. El resplandor de la lámpara es muy particular. Para que la lámpara brille, debe arder el aceite que contiene. Si el aceite arde dentro de la lámpara, la luz brillará y penetrará las tinieblas. Esta es la función de la iglesia. La función de la iglesia no es simplemente predicar o enseñar doctrinas. En la noche oscura de esta era, la iglesia debe resplandecer y expresar la gloria de Dios. Este es el testimonio de la iglesia.

C. Son idénticos

Todos los candeleros son idénticos entre sí. Muchos cristianos, basándose en un concepto erróneo, desean ser diferentes de los demás cristianos. Cuando llegué a este país hace catorce años, conocí a algunos amados cristianos que estaban preocupados porque todas las iglesias locales eran iguales. Dijeron que harían lo posible por ser diferentes de los demás. Esto no es correcto. Todas las personas tienen una cabeza, dos hombros, dos brazos, dos manos y cinco dedos en cada mano, y todas las cabezas humanas tienen siete orificios: dos oídos, dos ojos, dos fosas nasales y una boca. Es absurdo decir: “No quiero parecerme a los demás. Para ser diferente, quisiera tener sólo cinco orificios en mi cabeza”. ¡Qué absurdo sería esto! Aquellos que proclaman que cada iglesia local debe ser única basan sus conceptos en las diferencias de las Algunos han dicho: “Note que las siete iglesias son diferentes”. En mis primeros años, cuando aún era muy joven, fui afectado por este concepto y enseñaba lo mismo. Pero un día fui iluminado y vi que todas las diferencias de las iglesias locales de Apocalipsis dos y tres eran negativas, y no positivas. Efeso perdió su primer amor, lo cual es algo negativo; Pérgamo era una iglesia mundana, lo cual es negativo; Tiatira era demoníaca, que también es algo negativo; y Laodicea estaba en tibieza e indiferencia, lo cual es negativo. Sin embargo, todas las iglesias locales eran idénticas en lo positivo, pues vemos que todas ellas son candeleros de oro. Si pusieran los siete candeleros sobre una mesa delante de usted, no podría diferenciarlos, a menos que los numerara. Los siete candeleros son iguales.

No obstante, desde 1962 algunas personas en este país han declarado con vehemencia que ellas nunca se parecerán a la iglesia en Los Ángeles. ¿Dónde están esas personas hoy? Se han desvanecido, y todos los conceptos extraños que sostenían fracasaron. No estoy diciendo que todos deben seguir la iglesia en Los Ángeles. Pero si la iglesia en Los Ángeles tiene siete “orificios”, sería

Page 24: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

absurdo insistir en que otros tengan cinco. Por el lado positivo, todas las iglesias locales deben ser idénticas. Sin embargo, por el lado negativo, son diferentes. Si la iglesia en Los Ángeles adora ídolos, debemos rehusar seguirla. En asuntos de esta índole, debemos ser diferentes. Pero no es correcto decir que en el aspecto positivo las iglesias locales deben ser diferentes. No debemos tratar de hacernos peculiares ni diferentes, esto es orgullo. Un día el Señor me mostró que los cuatro lados de la Nueva Jerusalén son exactamente iguales. Cada lado del muro es construido del mismo material, de jaspe. Un lado no está construido de jaspe y otro de bronce. No, los cuatro lados son iguales. De la misma manera, universalmente, todas las iglesias deben ser iguales. No necesitan ser iguales en organización, pero sí deben ser idénticas en apariencia. Por ejemplo, las iglesias de Nueva Zelanda deben ser iguales a las iglesias de Japón. Todas las iglesias de la tierra deben ser universalmente iguales debido a que todos nosotros somos una sola iglesia. Localmente, somos las iglesias; universalmente, somos la iglesia. Este es el testimonio de Jesús.

IV. LAS PRIMICIAS Y LA COSECHA

Ahora llegamos a las primicias y la cosecha (14:1-5, 14-16). La iglesia no es solamente el candelero que resplandece y el hijo varón que guerrea, sino también un campo donde crece y madura una cosecha. Cualquier cosecha que todavía está verde es demasiado tierna para ser cosechada. Pero una vez que madura en el campo, es recogida.

A. Las primicias

La parte de la cosecha que madura primero es llamada las primicias. Las primicias serán arrebatadas a Sión en los cielos antes de la tribulación. Según lo indica 14:4, las primicias son los que “siguen al Cordero por dondequiera que va”. Las primicias son arrebatadas a la casa de Dios en Sión como ofrenda fresca para el deleite de Dios. Esto trae satisfacción a Dios. De acuerdo con el tipo del Antiguo Testamento, las primicias de la cosecha madura no eran llevadas al granero, sino al templo de Dios (Ex. 23:19). Esto indica que los primeros vencedores serán llevados a la casa de Dios en el cielo para el deleite de Él. No somos arrebatados principalmente para nuestro deleite, sino para el deleite de Dios. El objetivo del arrebatamiento es derrotar al enemigo y satisfacer a Dios. Nosotros no debemos ser solamente los candeleros de hoy, sino también el hijo varón que guerrea contra el enemigo de Dios, y además las primicias que satisfacen el deseo de Dios.

B. La cosecha

Después de las primicias, mencionadas en el capítulo catorce, tenemos la cosecha. El versículo 15 dice: “Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz

Maldonado Olga
Page 25: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

al que estaba sentado sobre la nube: Mete Tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura”. La cosecha será recogida casi al final de la gran tribulación. Esta será arrebatada a los aires, donde Cristo estará en la nube. ¿Por qué será dejada la cosecha en la gran tribulación? Porque los campos verdes, que no han madurado, necesitan un sol fuerte para madurar. En un sentido, la gran tribulación será el sol intenso que madurará a todos los santos que no lo estén en ese entonces. Dicho en palabras sencillas: si hoy usted no renuncia al mundo ni vive para Cristo, El lo dejará en la tierra y permitirá que pase por la gran tribulación. En ese tiempo, usted sin duda renunciará al mundo y entenderá que la mejor manera de vivir es vivir para Cristo. Todos los hijos de Dios tienen que hacer esto; de no hacerlo, nunca madurarán. Si no creen lo que les digo esperen y verán. Es probable que usted piense que el mundo es demasiado agradable para renunciar a él. Si es así, tal vez el Señor diga: “Como amas tanto al mundo, te dejaré con él, para que compruebes si en verdad el mundo es agradable”. Entonces el Señor sacudirá el mundo, y a la postre, usted dirá: “Señor, me arrepiento”. Sin embargo, para ese entonces tal vez sea demasiado tarde. No espere hasta que llegue la gran tribulación para arrepentirse. ¡Arrepiéntase ahora! Tarde o temprano todos los cristianos genuinos deben arrepentirse. Tengo la plena seguridad de que al final cada uno de los salvos sabrá que el mundo no es placentero sino venenoso. Cuanto más ama usted al mundo, más es envenenado por él. El mundo es enemigo de Dios, y todos nosotros debemos despreciarlo. Tarde o temprano el Señor nos mostrará conocer cuánto aborrece El a este mundo. Vendrá el día cuando todos nosotros estaremos maduros. No diga: “No me preocupa si estoy maduro. En tanto que sea salvo, todo va a estar bien”. Es probable que usted pueda argüir conmigo con vehemencia, pero un día comprenderá que necesita madurar. Le aconsejo que no espere la siega de la cosecha. Por la gracia de Dios, avance y sea parte de las primicias.

V. LOS QUE VENCEN A LA BESTIA

En 15:2-4 vemos a los que vencieron a la bestia. Dios es soberano. Aun durante la gran tribulación, habrá algunos vencedores, a quienes podríamos llamar vencedores tardíos. Estos pasarán por la gran tribulación, en la cual el anticristo, la bestia, obligará a la gente a adorarlo como si él fuera Dios, y a adorar su imagen en el templo de Dios. Nosotros esperamos ver la reconstrucción del templo en Israel, pues esto será una señal de que la venida del Señor está muy cerca. La Biblia profetiza que el anticristo erigirá su imagen en el templo de Dios y obligará a la gente a adorarla (Mt. 24:15). En ese tiempo, muchos cristianos vencerán a la bestia y serán muertos. Le recomiendo que sea un vencedor temprano y que ame al Señor hoy. No espere ser muerto durante la gran tribulación para ser vencedor.

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 26: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Según el capítulo quince, los vencedores tardíos serán arrebatados y estarán en pie sobre el “mar de vidrio mezclado con fuego” (15:2), y alabarán a Dios con el cántico de Moisés y el cántico del Cordero (15:3). Los que están sobre el mar de vidrio son los que “habían salido victoriosos sobre la bestia y su imagen y el número de su nombre” (15:2). Estos son los que vencieron a la bestia, su imagen y la adoración del ídolo del anticristo. Apocalipsis 20:4 y 20:6 indican que algunos de los correyes de Cristo serán los vencedores tardíos. Repito que prefiero ser un vencedor temprano que uno tardío. Si usted es descuidado, será dejado y pasará por la gran tribulación. Debemos acercarnos al Señor y decirle: “Señor, quiero ser un vencedor temprano”. Veremos los detalles al respecto cuando lleguemos a Apocalipsis 15 en este estudio-vida.

VI. LA NOVIA

En Apocalipsis 19:7-9 vemos la iglesia como la novia. Efesios 5 revela que la iglesia es la novia de Cristo, mas no revela la novia de un manera tan profunda. Pero en Apocalipsis 19 vemos cuán profunda es la revelación de la iglesia como la novia. En este pasaje vemos que la novia vestirá un atavío de justicia pura y resplandeciente, pues será llamada a la fiesta de bodas del Cordero (vs. 7-9). Este es un aspecto muy profundo. Con relación al enemigo de Dios, debemos ser el hijo varón; en cuanto a la satisfacción de Dios, debemos ser las primicias; y con relación a Cristo debemos ser la novia. Cuando estamos ansiosos por ser la novia, Cristo recibe satisfacción. No solamente El será satisfecho, sino que también nosotros nos alegraremos. Apocalipsis 19:7 dice: “Gocémonos y alegrémonos y demos gloria”. En principio, una novia es la persona más agradable y feliz. Hoy como iglesia, como complemento de Cristo, sufrimos y somos quebrantados. Pero llegará el día cuando no habrá más persecución ni sufrimiento. Nunca he visto una novia que sufra el día de su boda. Tenemos que ser la novia. Cuando seamos la novia, todas las dificultades terminarán.

VII. EL EJERCITO

La iglesia también es el ejército (19:14-19; 17:14). La parte de la iglesia que será el hijo varón y que peleará contra el enemigo en los cielos, también será el ejército que guerreará junto a Cristo contra Satanás en la tierra. Después de completarse todos los arrebatamientos y de que los creyentes hayan sido juzgados ante el tribunal de Cristo, todos los vencedores regresarán a la tierra como ejército de Cristo y con Él para pelear en contra del anticristo y su ejército. Ambos tendrán un ejército. Aunque un ejército es celestial y el otro terrenal, ambos pelearán en la tierra. En otras palabras, el anticristo peleará contra Cristo y Su ejército, y Cristo y Su ejército responderán peleando contra el anticristo. El falso Cristo tendrá el atrevimiento de pelear contra el verdadero Cristo, y éste guerreará contra aquél. En 17:14 vemos que el ejército celestial

Maldonado Olga
Daysi Jackeline
Resaltado
Page 27: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

estará compuesto de todos los vencedores, los que han sido llamados y escogidos. Al final de esta guerra, Cristo derrotará al anticristo.

VIII. LA NUEVA JERUSALEN

Finalmente, el testimonio de Jesús será la Nueva Jerusalén, (21:1—22:5). Comenzando con el candelero, y siguiendo con la gran multitud, el hijo varón, las primicias, los vencedores tardíos, la novia y el ejército, al final todos los salvos serán la Nueva Jerusalén, la cual será una composición viva de todos los redimidos de Dios, la consumación final del edificio de Dios constituido de Su pueblo. Por toda la eternidad, la Nueva Jerusalén expresará a Dios en el Cordero con el fluir del Espíritu. En los capítulos veintiuno y veintidós, veremos un cuadro claro de esta consumación.

Page 28: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE CUATRO

EL DIOS TRIUNO EN EL APOCALIPSIS

La Biblia en su totalidad es la revelación de Dios. En el libro de Apocalipsis tenemos la revelación final y completa de quién es Dios. Dios es triuno. Todos estamos familiarizados con la expresión el Dios Triuno. Este es un asunto importante en la revelación de Dios. Sin embargo, a lo largo de los siglos, la mayoría de los cristianos no ha captado completamente el significado del título “el Dios Triuno”. En el libro de Apocalipsis, el cual revela aspectos finales, vemos algo más profundo, más alto, más rico y más dulce en cuanto al Dios Triuno. Hemos visto que en el Apocalipsis la revelación de Cristo y el testimonio de Jesús son finales. En este mensaje necesitamos ver que la revelación del Dios Triuno también es máxima y final.

En Apocalipsis 1:4-5 leemos: “Gracia y paz a vosotros de parte de Aquel que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de Su trono; y de Jesucristo, el Testigo fiel, el Primogénito de entre los muertos, y el Soberano de los reyes de la tierra”. “Aquel que es y que era y que ha de venir”, es Dios, el Padre eterno. Los siete Espíritus “que están delante de Su trono” son el Espíritu de Dios en operación, son Dios el Espíritu. Jesucristo, quien es “el Testigo fiel” para Dios, “el Primogénito de los muertos” para la iglesia, y “el Soberano de los reyes de la tierra” para el mundo, es Dios el Hijo. Este es el Dios Triuno. Como Dios, el Padre eterno, El era en el pasado, es en el presente, y vendrá en el futuro. Como Dios el Espíritu, El es el Espíritu siete veces intensificado con miras al operar de Dios. Como Dios el Hijo, El es “el Testigo”, el testimonio, la expresión de Dios; para la iglesia El es “el Primogénito de los muertos”, la nueva creación; y para el mundo es “el Soberano de los reyes de la tierra”. Este Dios Triuno imparte gracia y paz a las iglesias.

I. EL DIOS TODOPODEROSO

El libro de Apocalipsis nos dice que Dios es el Dios Todopoderoso (1:8; 19:6, 15). En el lenguaje hebreo, el título “Dios” significa poderoso, aquel que es potente. Pero en Apocalipsis vemos que Dios no es solamente poderoso, sino también Todopoderoso. El es Poderoso en todos los aspectos y formas, en todas y cada una de las cosas. El título “Dios” significa que El es el Todopoderoso.

A. El Señor

El Dios Todopoderoso es el Señor. Ser el Señor significa que El es el amo del universo. Podemos decir que El es el dueño de todo el universo. El es el

Page 29: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Soberano, la autoridad, del universo. Lo que nosotros u otros digamos no significa nada. Pero lo que Dios diga tiene todo el peso, porque Él es el Señor. Cuando El dice “Sí”, significa sí, y cuando dice “No”, significa no. Dios no es solamente el Señor, el dueño y la autoridad, sino también el Amo. Todo el universo, incluyendo a los ángeles y los seres humanos, está bajo Su autoridad. Le pertenecemos a nuestro Amo. Antes de ser salvo, yo no sabía a quién pertenecía. Ahora puedo exclamar: “Dios es mi Amo y mi Dueño. ¡Aleluya El es mí Señor!”

B. El Alfa y la Omega

Apocalipsis 1:8 dice que el Señor es el Alfa y la Omega. El Dios eterno y todopoderoso es el Alfa, el principio de los orígenes, y la Omega, la culminación y el cumplimiento de Su propósito eterno. En el libro de Génesis El fue el Alfa; y ahora en Apocalipsis El es la Omega. Cualquier cosa que El inicie, la completa. En Su gobierno, El continúa la operación que comenzó en la eternidad y la culminará en su totalidad (21:6).

C. El que es y que era y que ha de venir

Dios es también el que es, el que era y el que ha de venir. Este es el significado del nombre Jehová. En Hebreo, Jehová significa: “Yo soy el que soy”. Por ser el Yo soy, El es el que existe desde la eternidad y hasta la eternidad. Su título “Yo soy” no solamente indica que El existe sino que, en sentido positivo, El lo es todo. El es vida, luz y todas las demás cosas positivas. ¿Necesita usted vida? Dios es vida. ¿Necesitas luz? Dios es luz. ¿Desea santidad? Dios es santidad. Dios existe desde la eternidad hasta la eternidad y El es el todo. Este es nuestro Dios.

Como ya vimos, nuestro Dios es triuno. El hecho de que sea triuno significa que El es el Padre, el Hijo y el Espíritu. A nosotros nos es imposible entender completamente al Dios Triuno, ya que la Trinidad Divina está fuera del alcance de nuestra mentalidad. No procure entender esto con su mente. Más bien ejercite su espíritu para percibir y experimentar al Dios Triuno como el Padre, el Hijo y el Espíritu.

II. EL PADRE

Primeramente, el Dios Todopoderoso es el Padre. El Padre no es otro que Dios mismo. El hecho de que sea el Padre significa que El es el origen. El Padre también es el Señor, y como lo explica 1:4, El es el que es, el que era, y el que ha de venir.

Page 30: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

III. EL ESPIRITU

En Apocalipsis, la secuencia del Dios Triuno es diferente a la de Mateo 28:19, donde dice que el Dios Triuno es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. En Apocalipsis 1:4-5 la secuencia es otra. Los siete Espíritus de Dios se mencionan en segundo lugar y no en el tercero. Esto revela la importancia de la función siete veces intensificada del Espíritu de Dios. Este punto es confirmado por el marcado énfasis que se hace en el hablar del Espíritu en Apocalipsis 2:7, 11, 17, 29; 3:6, 13, 22; 14:13; 22:17. Al comienzo de las epístolas, sólo se menciona al Padre y al Hijo, quienes dan gracia y paz. Pero aquí el Espíritu es incluido, al hablar de impartir gracia y paz a las iglesias. Esto también muestra la vital importancia del Espíritu en el mover de Dios, para impedir la degradación de la iglesia.

A. Los siete Espíritus de Dios

Veamos ahora por qué en Apocalipsis el Espíritu ocupa el segundo lugar en la secuencia de la Trinidad Divina. La razón es que en este libro la época ha pasado del Hijo al Espíritu. En el libro de Apocalipsis, la época es la época del Espíritu, y en esta época el Espíritu ha sido intensificado.

El Espíritu es llamado los siete Espíritus en 1:4 porque es el Espíritu intensificado de Dios. Los siete Espíritus son indudablemente el Espíritu de Dios porque se mencionan dentro del Dios Triuno en los versículos 4 y 5. No podemos entender la Biblia con nuestra mente natural y limitada. De acuerdo con nuestro concepto, la expresión “siete Espíritus” denota siete espíritus individuales, pero ese no es el verdadero significado. El número siete aquí no se refiere a siete diferentes espíritus sino a un Espíritu séptuple.

El siete es el número de consumación en la obra dispensacional de Dios, mientras que doce es el número de consumación en la administración eterna de Dios. Por ejemplo, Dios creó la tierra en seis días, y uno más, el día de reposo. Además, hay siete dispensaciones en la Biblia. Para el mover de Dios hoy, la iglesia corresponde al número siete. En el libro de Apocalipsis los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas propenden por el mover dispensacional de Dios. De manera que los siete Espíritus son el Espíritu de Dios siete veces intensificado para Su mover. El es el Espíritu de Dios, intensificado siete veces para el mover de Dios.

Los siete Espíritus se relacionan con el mover de Dios en la tierra puesto que siete es el número de consumación en la operación de Dios. El Espíritu de Dios es uno solo en substancia y en existencia; pero en la función intensificada y en la obra, la operación, de Dios, el Espíritu es séptuple. Es semejante al candelero mencionado en Zacarías 4:2. Existe como un solo candelero, pero al cumplir su

Page 31: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

función es siete lámparas. Cuando se escribió el Apocalipsis, la iglesia se había degradado y la época se había cubierto de tinieblas. Por consiguiente, el Espíritu de Dios siete veces intensificado era necesario para la obra y el mover de Dios en la tierra. Todos conocemos la bombilla eléctrica de tres filamentos, que puede ser encendida progresivamente en tres grados de intensidad luminosa. Cuando no necesitamos mucha luz, accionamos el interruptor al primer grado, pero si necesitamos más luz, pasamos al segundo o al tercer grado de iluminación. De igual manera, en las siete lámparas del candelero la luz estaba intensificada siete veces. En los cuatro evangelios, el Espíritu de Dios solamente tenía el primer grado de intensidad luminosa porque no se necesitaba mucha luz. Pero después de la degradación de la iglesia, la época se volvió extremadamente obscura; entonces fue necesario que el Espíritu Santo fuera intensificado siete veces. De esta manera el Espíritu de Dios se volvió el Espíritu séptuple. El Espíritu Santo existe como uno solo, igual que el candelero que se menciona en Zacarías, pero en función el Espíritu Santo es siete.

B. Los siete ojos del Cordero

Los siete Espíritus de Dios son los siete ojos del Cordero (5:6; Zac. 3:9; 4:10). Nuestros ojos son necesarios para movernos. Si somos ciegos, nos cuesta mucho movernos. Hoy en el mover de Dios, Cristo, el Cordero de Dios, tiene siete ojos. Los siete ojos del Cordero también sirven para vigilar, observar e infundir. Cuando miro a alguien, algo de mí es infundido en él. Frecuentemente hablamos de amarnos uno a otros; ¿pero como puede uno saber que alguien lo ama? El amor es comunicado con los ojos. Si usted me mira con amor, sus ojos me comunicarán su amor. Cuando Cristo nos mira con Sus siete ojos, es posible que nos atemorice al principio. Con el tiempo, estos siete ojos nos infundirán el elemento de Cristo.

El Espíritu Santo hoy es los siete ojos de Cristo. Muchos cristianos afirman que el Espíritu Santo está separado de Cristo, pero la Biblia dice que el Espíritu Santo es los ojos de Cristo. ¿Piensa usted que sus ojos están separados de usted? Es absurdo decir eso. Cuando miro sus ojos, lo estoy mirando a usted, y cuando usted mira mis ojos, me está mirando a mí. Los ojos de la persona expresan a la persona. Decir que el Espíritu Santo está separado de Cristo no corresponde con la revelación pura de la Palabra santa. ¿Cómo podemos decir que los ojos de una persona están separados de la persona misma? No hay ninguna base para afirmar tal cosa. Ya vimos que la Biblia dice que el Espíritu de Dios ahora es los ojos de Cristo. Esto simplemente significa que el Espíritu es Cristo. Mis ojos son mi persona. Cuando mis ojos lo miran a usted, soy yo quien lo mira. Si no tuviera ojos, no podría mirarlo. Por consiguiente, el Espíritu, los ojos de Cristo, no está separado de Él. El Espíritu es los ojos de Cristo que nos miran. Nuestra experiencia demuestra esto. Día tras día, tenemos el sentir de que alguien nos

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 32: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

observa. Este alguien es el Espíritu, el mismo Cristo. Si el Espíritu no fuera Cristo, sentiríamos la mirada de dos personas, el Espíritu y Cristo. Decir que el Espíritu está separado de Cristo es arrancarle los ojos a Cristo y separarlos de Él. No es bíblico decir que el Espíritu esta separado de Cristo y que Cristo no es el Espíritu. De igual manera que nosotros y nuestros ojos somos uno solo, también Cristo y el Espíritu son uno solo. Nuestro Cristo no es un Cristo ciego. El es el Cristo que tiene siete ojos. Frecuentemente El nos infunde Su elemento. Otras veces El nos observa como un relámpago, y nos dice: “¿Qué estas haciendo, estás riñendo con tu cónyuge? ¡Detente!” ¿No ha tenido usted esta clase de experiencia? Día tras día experimentamos esta vigilancia, observación e infusión de Cristo. Estas acciones se producen por medio de Sus ojos. Sus ojos son el Espíritu, y el Espíritu es simplemente El mismo. Si usted no cree esto, perderá la bendición.

C. Las siete lámparas de fuego arden delante del trono de Dios

Los siete ojos también son las siete lámparas de fuego que arden delante del trono de Dios (4:5; Zac. 4:2). Esto es difícil de entender. Cristo lleva a efecto la administración de Dios con el resplandor de la siete lámparas de fuego. Esto es válido en las iglesias hoy. Cuando Cristo nos mira penetra en lo más recóndito de nuestro ser, nos ilumina y lleva a cabo la administración de Dios. Muchas veces cuando los ancianos de las iglesias discuten asuntos, tienen la sensación de que las siete lámparas de fuego brillan sobre ellos. Este es el Cristo que lleva a cabo la administración de Dios mediante el resplandor de las siete lámparas de fuego.

D. Enviados por toda la tierra

Los siete Espíritus de Dios han sido enviados por toda la tierra (5:6). Adondequiera que vamos, los siete ojos nos siguen. De hecho, ellos van antes de nosotros y nos esperan en nuestro destino. Muchos santos amados que no están satisfechos con la iglesia en cierta localidad, se han mudado a otra localidad, pensando que hallarán una mejor situación en otro lugar. Pero cuando llegan a la nueva localidad, descubren que el Espíritu estaba esperándolos allí. Algunos de nosotros hemos visitado sitios adonde no debíamos ir, y al llegar somos recibidos por el Espíritu, quien nos dice: “Regresa. No te quedes aquí”. Hoy, el Espíritu ha sido enviado por toda la tierra. El ahora está en todos los rincones de la tierra. Este es el maravilloso Espíritu del Dios Triuno.

IV. EL HIJO

Después de estudiar reiteradamente el libro de Apocalipsis, he descubierto que éste contiene veintiséis aspectos de lo que es el Hijo. Podemos decir que Cristo

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 33: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

abarca todas las letras del abecedario, desde la A hasta la Z. Con El podemos formar cualquiera palabra. ¿Quiere usted formar la palabra luz? El es l, u y z. ¿Quiere escribir la palabra amor? El es a, m, o y r. Con Cristo podemos escribir cualquiera cosa positiva. Después de tener las palabras, tenemos las oraciones, los párrafos y los capítulos; una vez que tenemos los capítulos, tenemos la Biblia completa. La Biblia en su totalidad se compone de Cristo. Consideremos ahora brevemente cada uno de los veintiséis aspectos de Cristo que hallamos en Apocalipsis.

A. Jesucristo

El Hijo es Jesucristo. Jesús es Jehová el Salvador, y Cristo es el ungido de Dios que lleva a cabo la economía de Dios.

B. El Testigo fiel

El Hijo es el Testigo fiel (1:5; 3:14). El es el Testigo de Dios. Aunque El es Dios, es también el Testigo de Dios. Sin Él, no podemos conocer ni ver ni ganar a Dios. El da testimonio de Dios.

C. El Primogénito de los muertos

El Hijo es el Primogénito de los muertos (1:5). En el universo Dios tiene dos creaciones: la creación que llevó a cabo originalmente y la creación que hizo en Su segunda obra. Todos conocemos la primera creación, pero pocos estamos familiarizados con la segunda creación. La segunda obra de Dios es la resurrección. En primer lugar, Dios creó todas las cosas que existen; más adelante, resucitó algunas de las cosas que ya existían y las introdujo en otra esfera, otro ámbito, la resurrección. ¿Estamos nosotros en la primera creación o en la segunda? Aunque nuestro cuerpo continúa en la primera creación, nuestro espíritu está en la segunda creación. Nuestro espíritu fue regenerado. Esto significa que fue recreado. Por consiguiente, nuestro espíritu pertenece a la segunda creación. En ambas creaciones Cristo es el primero. Colosenses 1:15 dice que Cristo es el Primogénito de toda la creación, y en Apocalipsis 1:5 se nos dice que El es el Primogénito de los muertos. El fue el primero en ser resucitado de los muertos, y nosotros le seguiremos. Aquí la frase “el Primogénito de los muertos” implica la creación que Dios hizo en resurrección. Esto implica un nuevo comienzo. En la primera creación hubo un comienzo, y en la segunda creación en resurrección, hubo otro. Cuando somos regenerados, experimentamos un nuevo comienzo en la segunda creación.

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 34: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

D. El Soberano de los reyes de la tierra

El Hijo es el Soberano de los reyes de la tierra (1:5). Aunque los comunistas están en contra de Cristo, ellos usan el calendario cristiano sin darse cuenta. De acuerdo con la historia, el calendario que usted usa es el calendario de aquel a quien usted está sujeto. Si alguno usaba el calendario de cierto rey, estaba bajo el gobierno de dicho rey. De igual manera, los comunistas están bajo Jesucristo porque usan el calendario cristiano. Ellos lo llaman el calendario internacional, pero en realidad es el calendario cristiano. De esta manera ellos inconscientemente admiten que El es su Soberano. En el universo solamente hay un solo Soberano. Toda la humanidad hoy usa el calendario de Cristo y está bajo Su gobierno. Toda la gente de la tierra es Suya, y El es el Soberano de todas las naciones. Jesús puede decirle a los comunistas: “Ustedes están oponiéndose a Mí, pero haré que sean Míos. Haré que ustedes usen Mi calendario, y no tendrán posibilidad de escoger en cuanto a estar bajo Mi gobierno. Yo soy el único Soberano de la tierra.

E. El Hijo de Dios

El Hijo es el Hijo de Dios (2:18). Como Hijo de Dios, El es Dios mismo. El es el Dios verdadero con divinidad.

F. El Hijo del Hombre

El Hijo también es el Hijo del Hombre (1:13). Como Hijo del Hombre, El es un hombre auténtico con el elemento humano. El es el mismo Dios y el hombre verdadero.

G., H. e I. El primero y el último, el principio y el fin, el Alfa y la Omega

El Hijo es el primero y el último (1:17; 2:8; 22:13), el principio y el fin (22:13), el Alfa y la Omega. Cuando yo era joven, me molestaban estos términos, pues pensaba que eran una repetición, que el principio, el primero y el Alfa eran lo mismo, y que el fin, el último y la Omega también eran la misma cosa. Pero esto no es una repetición, sino diferentes aspectos. Ser el primero no necesariamente significa ser el último. Ser uno el primero simplemente significa que llega en primer lugar y que nada había antes. Pero ser el principio no solamente significa que uno es el primero, sino también que ha dado comienzo a algo. ¿Entonces, cuál es la diferencia entre el Alfa y el principio? Cierta cosa puede ser el principio, y no tener necesariamente ni contenido, ni continuación. Ser el Alfa y la Omega, quiere decir que uno es el contenido completo y la continuación. El hecho de que Cristo sea el Alfa y la Omega, la primera letra y la última del

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 35: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

alfabeto griego, indica que El también es todas y cada una de las letras del abecedario. El primero y el último simplemente indica eso, sin dejar implícito un principio o un fin. Para ser el principio y el fin, uno tiene que hacer algo. Cristo no es solamente el primero sino también el principio, a saber: el principio de la economía de Dios y de la obra de Dios. La obra de Dios comenzó y terminará con Cristo. Este Cristo también es el contenido y la continuación de dicha obra, porque El no solamente es el Principio y el Fin, sino también el Alfa y la Omega. En otras palabras, el Hijo, Jesucristo, lo es todo. El es el primero y el último, el principio y el fin de la obra de Dios, el contenido y la continuación de lo que Dios está haciendo. Podemos decir que Cristo es cada una de las letras con las cuales podemos formar palabras, oraciones, párrafos, capítulos y libros, puesto que las letras desde el Alfa hasta la Omega comprenden todos los caracteres del alfabeto griego. ¡Aleluya, El lo es todo!

J. El que vive

El Hijo, el todo-inclusivo, es el que vive (1:18). El murió, y resucitó y ahora vive para siempre.

K. El Santo

Aquel que vive es el Santo (3:7) y el que tiene la naturaleza de Dios que santifica.

L. El Verdadero

Cristo también es el Verdadero (3:7), el que es auténtico y genuino en todos los aspectos.

M. El Fiel

En 19:11 vemos que Cristo es el Fiel, el que es digno de nuestra confianza.

N. El Amén

El Hijo también es el Amén (3:14). El título “Amén” tiene varios significados: realidad, sí, así sea. Esto indica más de lo que podemos decir. Hace trece años, me invitaron a una reunión en Tyler, Texas. Durante la reunión estaba un poco cauteloso, y no me atrevía a decir “Amén” con mucho estrépito. Al final de algunas de las oraciones, en voz baja dije: “Amén”. En unos minutos alguien se me acercó y me dijo: “Hermano Lee, probablemente usted no conoce las costumbres de este país. En este tipo de servicio, tenemos que estar callados”. En lo profundo de mi corazón dije: “El lugar más callado es el cementerio. Ustedes probablemente están tratando de convertir la reunión de su iglesia en un cementerio”. ¿Qué hay de malo con que nosotros digamos: “Amén”? Es

Page 36: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

equivalente a invocar el nombre del Señor. Cuando decimos “Amén”, es como si dijéramos “Oh Señor Jesús”. Aprendamos todos a decir “¡Amén!”

O. El origen de la creación de Dios

En 3:14 se nos dice que el Hijo es el principio de la creación de Dios. Este es un concepto importante. Los traductores han estado turbados con este versículo. Algunos han dicho que Cristo es el originador, no el origen. Sin embargo, el sentido aquí no es de originador sino de origen. Cristo es el origen de la acción de Dios de crear al universo.

P. y Q. La raíz y linaje de David

El Hijo es la raíz y linaje de David (5:5; 22:16). Esto significa que El es ambas cosas. Una vez más vemos que El es el todo. Como raíz, El es el primero, el principio y el Alfa, y como linaje, es el último, el fin y la Omega.

R. y S. El León de la tribu de Judá y el Cordero

Como dijimos en otro mensaje, Cristo, el Hijo, es el León de la tribu de Judá (5:5) y el Cordero (5:6; 21:23; 22:1). El es el León-Cordero. Para el enemigo, El es el León; para nosotros los redimidos El es nuestro precioso y amado Cordero.

T. y U. Rey de reyes y Señor de señores

El Hijo es Rey de reyes y Señor de señores (19:16). Rey de reyes se relaciona con Su autoridad, y Señor de señores con Su posición como cabeza. El es la autoridad y la cabeza de todo el universo.

V. El Verbo de Dios

El Hijo es el Verbo de Dios (19:13), la expresión de Dios. El y la Biblia son uno solo, puesto que Cristo es el Verbo. No lea la Biblia sin leerlo a Él, y no se acerque a la Biblia sin acercarse a Él. Cuando vamos a la Biblia, debemos estar conscientes de que El mismo es el Verbo de Dios.

W. La estrella de la mañana

En 22:16 vemos que el Hijo de Dios es la estrella resplandeciente de la mañana. En Malaquías 4:2, El se revela como el sol, pero aquí se revela como la estrella de la mañana. Él como el sol se relaciona principalmente con la gente de la tierra, pero como la estrella de la mañana está relacionado con los creyentes que vigilan y que lo esperan. A los que esperan y anhelan la venida del Señor, El les aparecerá como la estrella de la mañana. Aunque deseo verlo como el sol, ahora

Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Maldonado Olga
Page 37: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

lo espero como la estrella de la mañana. A todos los que amamos al Señor como la estrella de la mañana, El se nos aparecerá de esta manera.

X. La lámpara

En 21:23 Cristo se revela como la lámpara que contiene a Dios como la luz. La luz es la esencia de la lámpara, y la lámpara irradia la luz. Dios es la esencia de Cristo, y Cristo irradia a Dios.

Y. El Esposo

En 21:2 vemos que la Nueva Jerusalén es la esposa de Cristo. Esto implica que Cristo es el Esposo, quien toma por esposa a los redimidos de Dios.

Z. El otro Ángel

Finalmente, Cristo es el otro Ángel (7:2; 8:3; 10:1; 18:1) enviado por Dios para llevar a cabo la comisión de Dios. En el Antiguo Testamento Cristo apareció muchas veces como el ángel del Señor (Ex. 3:2-6; Jue. 6:11-24; Zac. 1:11-12; 2:8-11; 3:1-7), que venía para cuidar al pueblo de Dios con el fin de cumplir el plan de Dios. En este libro El también es el Ángel que Dios envía para llevar a efecto Su propósito.

Si juntamos estos veintiséis aspectos, tendremos una visión clara de lo que es el Hijo. El Padre y el Espíritu son uno con el Hijo. Si el Hijo no tuviera todos estos aspectos, el Padre no podría expresarse adecuadamente y el Espíritu no tendría mucho qué manifestar.

Maldonado Olga
Page 38: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE CINCO

CRISTO VIENE OTRA VEZ

La mayoría de los cristianos tiene el concepto de que Apocalipsis es un libro sobre la segunda venida de Cristo. Este concepto es perfectamente correcto, puesto que dicho libro habla de la segunda venida de Cristo. Sin embargo, a través de los años, los cristianos no han tenido un entendimiento claro sobre la segunda venida del Señor. Por esta razón ha habido mucha controversia y discusión al respecto. La revelación de la segunda venida de Cristo no es algo sencillo; al contrario, es un tema bastante complicado y tiene muchos aspectos. Por consiguiente, ha sido difícil para la mayoría de los cristianos entender completamente la segunda venida del Señor.

En el último siglo y medio, se han escrito muchos libros, especialmente por parte de los Hermanos, sobre la segunda venida de Cristo. Algunos de los principales maestros entre los Hermanos sostuvieron diferentes opiniones sobre la venida del Señor, y la primera división entre ellos fue el resultado de esas diferencias. El testimonio de los Hermanos, como algunos lo llaman, comenzó en 1828 o 1829 bajo el liderazgo de John Nelson Darby. Darby enseñaba que Cristo vendría antes de la gran tribulación, mientras que Benjamín Newton, otro de los principales maestros, enseñaba que Cristo vendría después de la gran tribulación. Debido a que estos dos grandes maestros tenían diferentes opiniones, hubo muchos debates sobre este tema. Finalmente, esto condujo a la primera división entre ellos: los que estaban bajo la enseñanza de Darby se separaron de los que seguían a Newton. Yo estuve vinculado al grupo de Benjamín Newton por siete años y medio y durante ese tiempo aprendí todas sus enseñanzas. Ellos tenían un sólido respaldo cuando enseñaban que la segunda venida de Cristo ocurriría después de la gran tribulación. Si usted lee los mejores escritos de los grandes maestros durante los últimos ciento cincuenta años, encontrará que algunos enseñan que la venida del Señor se producirá antes de la tribulación, y otros enseñan que ocurriría después de ésta.

En el siglo pasado, el Señor levantó algunos estudiosos de la Palabra, tales como G. H. Pember, Robert Govett y D. M. Panton. Estos hombres descubrieron que la segunda venida de Cristo no es un evento simple. Ellos vieron que, por un lado, Cristo vendrá después de la tribulación, y que, por otro, también vendrá antes de la tribulación. Estos eruditos de la Biblia suministraron un sólido argumento que comprueba la veracidad de este punto de vista. La venida de Cristo tiene por lo menos dos aspectos, uno anterior a la tribulación, y el otro posterior a la misma. Además, estos hombres también aprendieron que el

Maldonado Olga
Page 39: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

arrebatamiento de los santos constará de más de dos categorías. Esto significa que algunos serán arrebatados antes de la tribulación y otros después. No reaccione a estas afirmaciones apresuradamente. Cuando yo era joven, reaccioné precipitadamente, pero con el tiempo fui sometido y convencido. La Biblia no es tan simple como creen muchos.

En este mensaje consideraremos el tema de la segunda venida de Cristo. Doy gracias a Dios por todos los maestros de la Palabra que nos han precedido. Estamos agradecidos con ellos, y lo que veamos, lo vemos apoyados sobre sus hombros. Si deseamos entender la segunda venida de Cristo, tenemos que estudiar la Biblia y también leer los libros de estos grandes maestros. Entonces tendremos una vista panorámica y completa de dicho tema. Si hacemos esto, quedaremos completamente convencidos de que la venida de Cristo tiene dos aspectos: el aspecto secreto o privado, y el visible o público.

I. EL ASPECTO SECRETO

A. El viene como ladrón

En Mateo y Apocalipsis vemos el aspecto secreto de la segunda venida de Cristo. Apocalipsis 3:3 y 16:15 nos dicen que Cristo vendrá como ladrón, y que debemos velar. El ladrón no viene públicamente anunciando su venida. Como dijimos en otro mensaje, cuando el Señor venga como ladrón, vendrá a robar los objetos preciosos. En Mateo 24:40-41, el Señor habló de Su venida secreta, diciendo: “Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en el molino; la una será tomada, y la otra será dejada”. El Señor Jesús fue muy sabio al usar el ejemplo de dos hermanos que están en el campo y de dos hermanas que están moliendo en el molino. Aparentemente no hay diferencia alguna entre los dos hermanos ni entre las dos hermanas. Pero repentinamente uno de los hermanos es tomado, e igualmente, una de las hermanas es tomada. Después de dar este ejemplo, el Señor dijo: “Velad, pues, porque no sabéis en qué día viene vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el dueño de casa supiese en qué vigilia el ladrón habría de venir, velaría, y no permitiría que penetrasen en su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis” (vs. 42-44). Mientras estemos trabajando, sin estar conscientes de que Cristo va a venir, algunos de nosotros vamos a ser arrebatados. El viene como un ladrón y, por eso, tenemos que velar.

B. La fecha nadie la sabe

El tiempo de la venida secreta del Señor nadie lo sabe (3:3; Mt. 24:36, 42; 25:13). Cuando Cristo vuelva, vendrá como un enviado. Es por eso que en Apocalipsis se le llama el Ángel, uno que es enviado por Dios. Cuando Cristo se

Page 40: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

manifieste por segunda vez, vendrá como enviado de Dios, igual que la primera vez. Esta es la razón por la cual solamente el Padre sabe el tiempo de la venida secreta de Cristo (Mt. 24:36; Mr. 13:32). El Padre es el que envía, y el Hijo es el enviado. Sólo el que envía sabe la hora; ni siquiera el enviado la sabe.

Algunas personas, creyendo saber más que el Señor Jesús, han predicho el tiempo de la venida del Señor. En el último siglo y medio, ha habido muchas predicciones, de las cuales ninguna se ha cumplido. Algunos predijeron que el Señor Jesús vendría en cierta fecha y ordenaron a la gente que se preparara tomando un baño y vistiéndose de ropa blanca limpia. Otros subieron a un monte a esperar la venida del Señor. Después de la primera guerra mundial, muchos maestros publicaron libros proféticos, relacionados especialmente con la venida del Señor. Algunos de esos escritores predijeron la fecha en que vendría el Señor. Todas estas predicciones sobre la fecha de la venida del Señor han sido falsas. Cuídese de predecir alguna cosa. De acuerdo con la Biblia, nadie sabe cuándo se producirá la venida secreta del Señor.

C. El lugar: viene en la nube a los aires

El lugar de la venida secreta del Señor es los aires, adonde viene envuelto en la nube (10:1; 1 Ts. 4:17). La nube está relacionada con la venida del Señor. Cristo fue al cielo en una nube y vendrá a la tierra de la misma manera (Hch. 1:9, 11; Mt. 26:64; Ap. 14:14). En Mateo 26:64 el Señor Jesús le dijo al sumo sacerdote: “Desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder, y viniendo en las nubes del cielo”. Aun en la venida del Señor en la nube existen dos aspectos. Primeramente, el Señor vendrá envuelto en una nube. Esto significa que El está escondido en la nube. En segundo lugar, El vendrá sobre la nube. Cuando El venga en la nube, no vendrá a la tierra, sino que se quedará en los aires. Apocalipsis 10:1 revela que el Señor vendrá del cielo, vestido de una nube, lo cual indica que estará envuelto por la nube. No piense que El va a descender repentinamente de los cielos a la tierra. Cristo está ahora en el trono en el tercer cielo. A su debido tiempo, el Padre lo enviará del trono, en los cielos, a la nube, en los aires. Como veremos en los próximos mensajes, antes de que El parta del trono, de los cielos, algunos vencedores ya habrán sido arrebatados al trono. Apocalipsis 12 nos muestra que el hijo varón será arrebatado al trono de Dios, no a los aires. Esto indica que algunos vencedores serán arrebatados antes de la venida secreta del Señor Jesús. En Apocalipsis 14 vemos que las primicias estarán en el monte de Sión en los cielos. El monte de Sión celestial es el lugar donde Dios mora y está en el tercer cielo, no en los aires. El hecho de que las primicias estén en el monte de Sión en los cielos, demuestra que algunos de los primeros vencedores serán arrebatados al tercer cielo antes de la venida secreta de Cristo. Después de que estos vencedores hayan sido arrebatados, Cristo descenderá secretamente del trono a los aires en la nube.

Page 41: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Mientras el Señor Jesús esté en los aires, hará muchas cosas. Principalmente arrebatará a todos los creyentes que no hayan sido todavía arrebatados. Después que Cristo venga a los aires en la nube, muchos santos todavía no habrán sido arrebatados. Así que mientras está en los aires, arrebatará a los cristianos que hayan tenido que pasar por la gran tribulación. En 1 Tesalonicenses 4:17 dice que los que estén vivos, los que hayan quedado, serán arrebatados para encontrarse con el Señor en los aires. Entonces, Cristo establecerá allí Su tribunal. En este tribunal no comparecerán los pecadores sino todos los salvos, y no tendrá relación con la salvación ni la condenación sino con la recompensa y el castigo. Después de que este juicio se haya llevado a efecto, algunos de los santos serán escogidos y recibirán una recompensa.

De acuerdo con la Biblia, Dios nos ha escogido dos veces. Primero nos eligió antes de la fundación del mundo en la eternidad pasada (Ef. 1:4); y segundo, después de la venida del Señor a los aires y del arrebatamiento, escogerá a algunos de nuevo. Mientras que la primera elección en la eternidad pasada fue hecha para salvación, la segunda, que ocurre en los aires en el tribunal de Cristo, tiene como fin asignar la recompensa. Todos nosotros fuimos escogidos para salvación, pero el recibir la recompensa depende de la segunda elección, la cual se hará en el tribunal de Cristo. Los salvos que no pasen este juicio serán puestos aparte y serán disciplinados. Entonces Cristo traerá consigo a la tierra como Su ejército a los que salgan bien en el juicio. En ese tiempo, El ya no estará en la nube, sino sobre la nube. La venida del Señor constará de dos pasos por lo menos. En el primero, Cristo dejará el trono en los cielos, vendrá a los aires envuelto en la nube, y permanecerá en la nube por un tiempo. Luego, desde los aires, dará el segundo paso: vendrá a la tierra sobre la nube. Este será el segundo aspecto de Su segunda venida.

D. Como recompensa para los creyentes que velen

La venida secreta de Cristo será una recompensa para los creyentes que velan (2:28; Mt. 24:42-44). Apocalipsis 2:28 dice que Cristo aparecerá como la estrella de la mañana, y Malaquías 4:2 revela que aparecerá como el sol. Hay una gran diferencia entre la salida de la estrella de la mañana y la salida del sol. Para ver la estrella de la mañana, uno tiene que levantarse muy temprano. Si duerme hasta tarde, no la verá. Pero no importa hasta qué hora duerma uno, no se pierde el resplandor del sol. ¿Espera usted encontrarse con Cristo como la estrella de la mañana o como el sol? La aparición de la estrella de la mañana es secreta, pero la aparición del sol es visible. El Señor nos prometió que si velamos y esperamos Su segunda venida, El se nos aparecerá como la estrella de la mañana. Esta es la promesa de una recompensa. Pero si somos descuidados, con seguridad no veremos la estrella de la mañana.

Page 42: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

No piense que la venida de Cristo se reduce simplemente a dejar Su trono y venir inmediata y directamente a la tierra. El estará en los aires por un tiempo. Los vencedores tempranos serán arrebatados antes de que se abra el sexto sello, el cual será un preámbulo, una advertencia, de la gran tribulación venidera que durará tres años y medio. Es imposible determinar cuándo va a dejar Cristo Su trono en los cielos para venir a los aires. Pero sí sabemos que ocurrirá más o menos antes de la gran tribulación. Habrá un intervalo entre el descenso de Cristo a los aires y Su descenso a la tierra. Durante ese intervalo, El completará el arrebatamiento de los santos y llevará a cabo Su juicio sobre todos ellos para elegir a los vencedores, los cuales serán el ejército con el cual peleará contra el ejército del anticristo.

II. EL ASPECTO VISIBLE

A. Visto por todas las tribus de la tierra

Como hemos visto, en el aspecto secreto de la segunda venida de Cristo, El regresará como un ladrón. Pero en el aspecto visible, vendrá con poder y gran gloria, y todas las tribus de la tierra lo verán (1:7; Mt. 24:27, 30). Apocalipsis 1:7 dice: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El. Sí, amén”. El Señor aparecerá como un relámpago que alumbra desde el oriente hasta el occidente. Qué diferencia entre esto y Su venida secreta como ladrón. Apocalipsis 1:7 menciona “todas las tribus de la tierra”. Después de mucho estudio, he concluido que en este versículo la palabra griega debe de referirse a la Tierra Santa, y no a todo el mundo. En otros versículos puede tener el sentido de toda la tierra, pero aquí debe de referirse a la Tierra Santa. Todas las tribus de la Tierra Santa lo verán. La base para esto está en Zacarías 12:10-14, donde dice que mirarán a aquel a quien traspasaron y que la tierra lamentará por El. Las tribus mencionadas en 1:7 son las tribus de los que lo traspasaron. Apocalipsis 1:7 indudablemente es una referencia a Zacarías 12. De acuerdo con el contenido de Zacarías 12, las tribus no son los linajes de todas las naciones de la tierra, sino las doce tribus de la Tierra Santa. Basándonos en esto, podemos decir que las tribus mencionadas en 1:7 son las doce tribus de la Tierra Santa. Cuando el Señor aparezca como relámpago con poder y gloria será visto por todos en la Tierra Santa, es decir, las doce tribus lo contemplarán a Él y se lamentarán.

B. La hora: al final de la gran tribulación

El día y la hora de la segunda venida de Cristo en el aspecto secreto no se conoce (Mt. 24:36), mientras que el tiempo de Su venida en el segundo aspecto es claramente revelado. Ocurrirá al sonar la última trompeta (la séptima trompeta), al final de la gran tribulación (18:1; Mt. 24:15, 21, 27; 1 Ts. 4:16; 1 Co.

Page 43: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

15:52; 2 Ts. 2:1-4, 8). Mateo 24:15 dice: “Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora, anunciada por medio del profeta Daniel erigida en el lugar santo”. La “abominación desoladora” es un ídolo, la imagen del anticristo. De acuerdo con Daniel 9:27, el anticristo hará un convenio con la nación de Israel que durará siete años. A la mitad de los siete años, él anulará el convenio y comenzará a perseguir a los judíos. El anticristo estará absolutamente en contra de Dios; se proclamará a sí mismo Dios; erigirá una imagen de sí en el templo, y obligará a la gente a adorarla. Ante Dios, esto será la abominación que causará gran destrucción y se producirá a la mitad de la última semana de las setenta mencionadas en Daniel 9. En dicho capítulo, una semana equivale a siete años. En Mateo 24:15 el Señor Jesús indica que los creyentes judíos verán esto. Según lo revela Mateo 24:21, esto marcará el comienzo de la gran tribulación: “Habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás”. Por consiguiente, la gran tribulación comenzará cuando el anticristo erija su imagen en el templo y obligue a la gente a adorarla. En estos versículos podemos ver que la venida visible del Señor no sucederá antes de la gran tribulación, sino cierto tiempo después de que comience. De acuerdo con los versículos de Apocalipsis, ocurrirá casi al final de la gran tribulación. Según el Nuevo Testamento, el Señor Jesús dejará Su trono en los cielos y descenderá a los aires antes de la gran tribulación. Desde allí, casi al final de la gran tribulación, descenderá visiblemente a la tierra.

Cuando Cristo venga visiblemente desde los aires a la tierra, el anticristo estará procurando exterminar la nación de Israel. El anticristo concentrará su ejército en un lugar llamado Armagedón con esa finalidad (16:16). Esto sucederá de acuerdo con el propósito de Dios, puesto que el plan de Dios es reunir a todos los ejércitos terrenales en Armagedón para destruirlos a todos al mismo tiempo y liberar a la tierra de ellos. La intención del anticristo será usar su ejército para exterminar la nación de Israel. Israel será rodeado por este ejército y no tendrá salida. Entonces, cuando sea imposible escapar, el Señor aparecerá como el resplandor de un relámpago y asentará Sus pies sobre el monte de los Olivos (Zac. 14:4). Antes de eso, la nación de Israel no creerá en el Señor Jesús, pero la amenaza del ejército del anticristo los obligará a arrepentirse. Cuando el Señor Jesús pose Sus pies sobre el monte de los Olivos, éste se partirá en dos. Esto proveerá una vía de escape para los perseguidos judíos, quienes, entonces, se arrepentirán, se lamentarán, y confesarán el mal que hicieron crucificando al Señor.

Si juntamos estos versículos, veremos que la venida visible del Señor probablemente ocurrirá casi al final de la gran

tribulación. Mientras que el templo de Jerusalén no sea construido, el Señor Jesús no podrá venir visiblemente.

Aunque tenemos cierta idea sobre el tiempo de Su

Page 44: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

manifestación, no sabemos cuándo vendrá en secreto. La Biblia dice que nadie lo sabe. Sin embargo, el Nuevo Testamento revela claramente que Cristo no vendrá

visiblemente antes de la gran tribulación, es decir, antes de que el anticristo obligue a la gente a adorar su imagen. Pero

nosotros no esperamos la manifestación visible del Señor, sino Su venida secreta. Al respecto el Señor es muy sabio, pues

sabe que esto hará que velemos. El lugar: viene en una nube a la tierra

El lugar del aspecto visible de la venida del Señor es claramente revelado: El viene en una nube a la tierra (1:7; 14:14; Mt. 24:30; Zac. 14:4; Hch. 1:11-12). Según Hechos 1:11-12, el Señor vendrá de la misma manera que se fue al cielo. Puesto que El ascendió desde el monte de los Olivos, regresará al monte de los Olivos. Zacarías 14:4 dice: “Y se afirmarán Sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente”. Como lo indica claramente este versículo, el monte de los Olivos está fuera del muro de Jerusalén, cerca de la ciudad. El Señor descenderá al mismo lugar desde donde ascendió. Sin embargo, nosotros no estamos esperando verlo en el monte de los Olivos; queremos encontrarnos con El en el trono, en el tercer cielo, y luego regresar con El al monte de los Olivos. El ya ascendió a los cielos, y nosotros estamos esperando ser arrebatados a los cielos. No estamos esperando morir para luego ir al cielo. Esto es religioso. Estamos esperando que todo nuestro ser sea arrebatado al tercer cielo, al trono de Dios, y regresar con Cristo, primeramente a los aires y después a la tierra. Esta es la manera en que debemos visitar a Jerusalén. Nosotros vamos a ir allí después de pasar por el trono en el tercer cielo. Pero si usted es derrotado, perderá esta visita a Jerusalén.

D. Con los santos vencedores para pelear contra el anticristo y su ejército en Armagedón

Cuando el Señor Jesús venga visiblemente, lo hará con los santos vencedores para pelear contra el anticristo y su ejército en Armagedón (19:11-21; 17:13-14; 16:12-16; Zac. 14:3, 5; 2 Ts. 2:8). Y pisará el lagar del vino de la ira de Dios (19:15; 14:18-20). En Armagedón se concentrarán todos los ejércitos de la tierra; algunos vendrán del Lejano Oriente, otros del norte, y otros de Europa. Esta concentración de todos los ejércitos de la tierra estará en concordia con la sabiduría de Dios. Finalmente, las riquezas del mundo se concentrarán en el Medio Oriente, y todas las naciones tratarán insaciablemente de apoderarse de ellas. Mientras los ejércitos de la tierra se juntan en Armagedón, el Señor estará sentado en los aires observando y diciendo: “¿Están listos?” Cuando lleguemos al capítulo catorce, veremos que la concentración de los ejércitos será la

Page 45: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

vendimia de la viña de la tierra, y las uvas serán echadas en el gran lagar. A los ojos de Dios, los ejércitos de la tierra son como uvas, y Armagedón será el gran lagar. Al juntar los reyes, los generales y los líderes todos los ejércitos en Armagedón, ellos serán como uvas echadas en el gran lagar. Entonces el Señor descenderá a pisar las uvas en el lagar de Dios, y brotará de allí un gran río de sangre. ¡Muchos hombres malvados morirán en esa ocasión! Esto ocurrirá cuando el Señor venga visiblemente a la tierra. El propósito de la manifestación del Señor será exterminar los ejércitos del mundo. Después de esto, la guerra cesará en la tierra.

III. UNA ADVERTENCIA Y UNA AMOROSA RESPUESTA

En Apocalipsis 22:12 y 20 el Señor Jesús nos hace una advertencia, diciendo: “He aquí Yo vengo pronto”. Nuestra amorosa repuesta debe ser: “Amén. ¡Ven, Señor Jesús!” (22:20; 2 Ti. 4:8). Nuestro interés en estos mensajes no es simplemente enseñar la doctrina en cuanto a lo que llaman el segundo advenimiento; antes bien, estamos estudiando el deseo que Dios tiene en Su corazón, el cual consiste en obtener un grupo de vencedores que velen y esperen Su segunda venida.

Page 46: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DEL APOCALIPSIS

MENSAJE SEIS

COPARTICIPES EN LA TRIBULACION, EN EL REINO Y EN LA PERSEVERANCIA EN JESUS

En este mensaje necesitamos considerar 1:9 donde dice: “Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesús”. El libro de Apocalipsis está escrito en una forma maravillosa. Es muy significativo que este versículo figure después de mencionarse la venida del Señor en 1:7. Esto indica que si deseamos ser los que velan y esperan la segunda venida del Señor, tenemos que ser copartícipes en la tribulación, en reino y en la perseverancia en Jesús, y no en las bendiciones externas.

I. COPARTICIPES EN LA TRIBULACION EN JESUS

La frase “en Jesús” gobierna las palabras tribulación, reino y perseverancia, y debemos prestar atención especial a esto. Esta expresión ocurre muy raras veces en el Nuevo Testamento, mientras que “en Cristo” o “en Cristo Jesús”, se usa muchas veces. En el Nuevo Testamento, la verdad está principalmente en Cristo, pero aquí se emplea la expresión “en Jesús”. Esto nos dice que si estamos esperando al Señor en Su venida, tenemos que ser copartícipes en la tribulación, el reino y la perseverancia “en Jesús”. Cuando hablamos de la salvación, la gracia, el disfrute y las demás cosas buenas, decimos que estamos “en Cristo”, puesto que esta expresión se refiere a todo lo que está en el lado positivo de la salvación. Pero decir que somos copartícipes en la tribulación, el reino y la perseverancia en Jesús, significa que estamos sufriendo. Cuando Jesús vivió en la tierra como hombre, El sufrió constantemente. Según los hechos de la vida de Jesús, Su nombre denota un hombre sufrido, un varón de dolores, experimentado en aflicción (Is. 53:3). Por consiguiente, cuando decimos que estamos en Cristo, esto significa que somos salvos, disfrutamos la gracia de Dios, tenemos paz con Dios y estamos bajo Su bendición. Pero cuando decimos que somos copartícipes en la tribulación, el reino y la perseverancia “en Jesús”, significa que estamos sufriendo y siendo perseguidos por seguir a Jesús de Nazaret. En el libro de Apocalipsis, no se usa la expresión “en Cristo”. Por el contrario, en Efesios “en Cristo” o “en El” se usa reiteradamente, y se halla en todos los capítulos de esa epístola. El libro de Apocalipsis está dirigido a aquellos que experimentan la tribulación “en Jesús”. Esto significa que los que están esperando la venida del Señor Jesús tienen que ser personas que sufren tribulación “en Jesús”. En otras palabras, los que están esperando la venida del Señor son los que sufren. A los ojos de Dios, nosotros somos los seguidores de

Page 47: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Cristo, pero ante la gente, especialmente ante los religiosos, somos los seguidores de Jesús.

A. Jesús sufrió persecución cuando estuvo en la tierra

Mientras Jesús estuvo en la tierra, fue perseguido por la religión judía (Jn. 5:16; 15:20). El no fue perseguido por ninguna religión pagana, sino por la religión típica, establecida según los oráculos de Dios. La religión es utilizada muchísimo por el enemigo de Dios. La religión es contraria a Cristo, y Cristo es contrario a la religión. Juan 5:16 revela que los judíos perseguían a Jesús porque El no guardaba el día de reposo. Los religiosos no toleran el hecho de que se quebranten sus preceptos. Cualquier violación de sus preceptos religiosos traerá como consecuencia persecución contra los transgresores. La religión judía fue establecida sobre tres columnas, una de las cuales era el sábado, el día de reposo; las otras dos eran la circuncisión y las regulaciones dietéticas. Cuando Cristo quebrantó el día de reposo, derribó una de las tres columnas de la religión judía. Por consiguiente, los judíos lo persiguieron, y procuraron matarlo. A la postre, los religiosos tuvieron éxito y mataron al Señor Jesús, al sentenciarlo a muerte según sus propias Escrituras. Sin embargo, por la soberanía de Dios, los judíos de aquel tiempo no tenían derecho a ejecutar dicha sentencia. Por lo tanto, entregaron a Jesús al gobierno romano, el cual, usando sus métodos para ejecutar criminales, crucificó al Señor Jesús.

De la manera que la religión persiguió a Jesús, también perseguirá a los seguidores de Jesús. Vemos en el libro de Hechos que los judíos desde las sinagogas de cada ciudad incitaban la oposición contra los apóstoles, y Pablo sufrió mucho este tipo de persecución. Juan, el escritor de Apocalipsis, también sufrió dicha persecución. Cuando Juan recibió la revelación de este libro, estaba exiliado en la isla de Patmos, “por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesús”. Al escribir este libro, alentaba a los santos a que esperaran la venida del Señor, diciéndoles que él, Juan, era su hermano y copartícipe de ellos en el sufrimiento y aflicción en Jesús, no en la gracia, la vida ni la luz.

Como vimos, cuando Jesús estaba en la tierra, sufrió a manos de la religión. El Imperio Romano no le prestó la más mínima atención. La religión judía le exigió al gobierno romano que dictara sentencia sobre El. Por consiguiente, la persecución contra El no se originó en el mundo secular sino en el mundo religioso. En Hechos vemos que lo mismo sucedió a los apóstoles. La oposición no vino principalmente de los gentiles, sino de los judíos religiosos. Estos seguían a Pablo por todas partes y probablemente perturbaban sus actividades. Del mismo modo, muchos mártires sufrieron persecución por parte de la Iglesia Católica Romana. Como Foxe afirma en su libro Historia de los mártires, la

Page 48: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Iglesia Católica Romana mató más santos que los que mató el Imperio Romano. ¿Quién encarceló a Madama Guyón? La Iglesia Católica Romana. ¿Quién encarceló a Juan Bunyan? La Iglesia de Inglaterra. La religión siempre persigue a los verdaderos seguidores de Jesús.

Ahora es nuestro turno de sufrir esta persecución. Durante los años que estuve con el hermano Nee en China, vi cuánto fue perseguido por la religión. Los rumores, la oposición y la censura no venían de los gentiles, sino del cristianismo, incluso de algunos misioneros. El diablo es insidioso. El mundo secular no se opone tanto a nosotros como lo hace la gente religiosa. Muchos cristianos consideran la religión como algo bueno, pero en realidad es algo usado por el diablo. Si usted lee el libro de Gálatas, verá cuán intensamente Pablo perseguía la iglesia cuando él estaba en la religión judía. El capítulo uno de Gálatas revela que la religión está en contra de Cristo y que Cristo es contrario a la religión. Si cooperamos con la religión, habrá cierto tipo de paz. ¿Pero cómo podríamos cooperar con la religión? La religión es falsa y engañosa; es una falsificación de la economía de Dios. Cualquiera que vea que la religión es una falsificación de la economía de Dios, la condenará.

B. Jesús sufre persecución ahora junto con Sus seguidores

La religión nos persigue porque no cooperamos con ella. La persecución que sufrimos hoy es la persecución en Jesús. El sufre persecución ahora junto con Sus seguidores (Hch. 9:4-5). Como nosotros sufrimos hoy, El sufre en nosotros y con nosotros. Cuando Saulo de Tarso iba rumbo a Damasco con la intención de arrestar a todos los que invocaban el nombre de Jesús, el Señor Jesús lo derribó y le dijo: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” (Hch. 9:4). Cuando Saulo dijo: “¿Quién eres, Señor?” Jesús le dijo: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues” (Hch. 9:5). Saulo nunca pensó que estaba persiguiendo al Señor Jesús. El creía que Jesús estaba en la tumba y que él estaba persiguiendo a Esteban y a los demás seguidores de Jesús. Pero para el Señor Jesús, Saulo lo estaba persiguiendo a Él, porque en ese momento Jesús estaba en Esteban, en Pedro, en Juan y en todos los demás miembros del Cuerpo y era uno con ellos. Lo mismo es cierto hoy. Cuando los religiosos nos persiguen, en realidad persiguen a Jesús, porque Jesús está en nosotros y es uno con nosotros. Debemos consolarnos al saber que el sufrimiento que estamos experimentando es la persecución en Jesús. Somos copartícipes de la tribulación en Jesús.

C. Sus seguidores también son perseguidos en esta era, y llevan Su vituperio

Los seguidores de Jesús también son perseguidos en esta era y llevan Su vituperio (2:10; Jn. 16:2, 33; Hch. 14:22; He. 13:13). Hebreos 13:13 dice:

Page 49: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

“Salgamos, pues, a Él, fuera del campamento, llevando Su vituperio”. Cuando el Señor Jesús estuvo en la tierra, sufrió el vituperio de la religión. Ahora nosotros Sus seguidores tenemos que llevar Su vituperio, y sufrir injurias de parte de la religión. Esto es ser copartícipes de la tribulación en Jesús.

Sin embargo, algunos sufrimientos pueden ser causados no por seguir a Jesús, sino por nuestra propia insensatez. Este sufrimiento no puede llamarse propiamente el sufrimiento en Jesús. Ninguno de nosotros debe causar problemas por su necedad. Debemos ser honestos y fieles al testimonio del Señor. Si nuestra honestidad y fidelidad nos traen sufrimientos y persecuciones, eso es la persecución en Jesús, y también Jesús sufre con nosotros.

Es imposible evitar la persecución de la religión. No podemos escapar de ella, porque el enemigo la utiliza ahora más que nunca. Nada estorba más la economía de Dios que la religión. Nada ciega, cubre y vela al hombre más que la religión, la cual le impide ver la economía de Dios. Millones de personas han sido cegadas por la religión. En todo el mundo la religión ciega y venda los ojos de la gente para que no vea la economía de Dios. Por esta razón se está librando una guerra. En esta guerra debemos sonar la trompeta diciendo: “Salid de la religión, quitaos los velos que cubren vuestros ojos, y abandonad los conceptos religiosos”. Cuando hacemos esto, surge la oposición. Algunos amigos bienintencionados han venido a mí a aconsejarme que transija un poquito. Nosotros nunca transigiremos. Los que esperan la venida del Señor Jesús tienen que participar de Sus sufrimientos. No diga simplemente: “Señor Jesús te amo, Ven pronto”. Si usted dice esto, el Señor contestará: “Quiero que sufras por Mí y conmigo”. No trate de evitar la persecución. Si usamos nuestra destreza para evitar la persecución, entonces no estaremos esperando debidamente la venida del Señor. Si usted en verdad espera la venida del Señor, surgirá la persecución religiosa en contra de usted. Pero no debemos provocar persecución actuando insensatamente. En este sentido, tenemos que ser prudentes como serpientes y sencillos como palomas (Mt. 10:16).

II. COPARTICIPES EN EL REINO EN JESUS

Si somos copartícipes en la tribulación en Jesús, somos copartícipes en el reino. Participar de la persecución en Jesús, es participar del reino. Si usted no sabe lo que es la persecución, tampoco sabe lo que es el reino.

A. El reino estaba con Jesús cuando El estaba en la tierra

Muchos cristianos tienen un concepto equivocado del reino. Algunos dicen que el reino ya vino, pero que fue rechazado y suspendido. Los que tienen este concepto dicen que el reino vendrá en el futuro. Según esta enseñanza, cuando

Page 50: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

el Señor Jesús regrese, traerá consigo el reino que había sido pospuesto. Esto no es más que vana doctrina. El reino estaba con Jesús cuando El estuvo en la tierra. El Señor Jesús les dijo a los fariseos: “El reino de Dios no vendrá de modo que pueda observarse, ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros” (Lc. 17:20-21). En este pasaje vemos que el reino estaba dondequiera que Cristo estuviese. En Mateo 12:28 el Señor dijo: “Si Yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, entonces ha llegado a vosotros el reino de Dios”. Esto significa que el reino estaba con el Señor mientras El estaba en la tierra.

B. Los creyentes nacen en el reino

Los creyentes de Jesús nacieron en el reino. Juan 3:5 demuestra esto. En este versículo, Jesús dijo a Nicodemo: “De cierto, de cierto te digo: El que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”. Nosotros fuimos regenerados y puestos en el reino. ¿Cómo habríamos podido entrar al reino mediante la regeneración si el reino hubiese sido suspendido? ¿Entonces, dónde nacimos cuando nacimos de nuevo? Dice Juan 3 claramente que renacimos en el reino.

C. La vida de la iglesia hoy es el reino

En Mateo 16:18-19 el Señor le dijo a Pedro: “Y Yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré Mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos”. Esto enseña que en un sentido, la iglesia es el reino. Romanos 14:17 también indica que los que estamos en la iglesia estamos en el reino. La vida apropiada de iglesia es la vida del reino.

¿Qué es el reino? Es el gobierno celestial en la naturaleza divina. Todos nosotros fuimos regenerados con la vida divina. En dicha vida está la naturaleza divina, y en la naturaleza divina hay un dominio, un reinado y un gobierno. Este gobierno es divino y celestial. Nosotros, los regenerados, estamos hoy en el reino; estamos bajo este gobierno y control. Necesitamos ejercitar esta regulación que tenemos sobre nosotros. Si usted necesita que alguien lo gobierne, esto significa que usted es una persona caída. Tenemos que estar bajo el gobierno celestial en todo lo que hagamos. En otro mensaje hablamos de ser el ejército de Cristo, pero si uno no está bajo la regulación de la vida divina, nunca puede ser elegido para estar en el ejército de Cristo. Ser escogidos para estar en este ejército depende de nuestra obediencia en la naturaleza divina al gobierno celestial. La vida divina nos introduce en el reino divino. El reino en el cual nacimos de nuevo según Juan 3:5 es el mismo reino que Juan menciona en Apocalipsis 1:9. ¿Cómo podríamos ser copartícipes en el reino si no hemos nacido en él? Después de renacer en el reino, debemos permanecer allí. Si uno continúa

Page 51: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

discutiendo con su cónyuge, esto significa que es un fugitivo del reino. Si uno permanece en el reino y vive como ciudadano del reino, nunca altercará con su cónyuge ni con ninguna otra persona. Aunque el enemigo puede tentarle a que pelee, la regulación del reino celestial lo restringirá.

D. Los creyentes sufren persecución por causa del reino

Estar en el reino en Jesús hoy no es una gloria. Cuando el reino de Jesús llegue a ser el reino de Cristo, entonces vendrá el tiempo de gloria. Pero hoy el reino de Jesús es un reino de sufrimiento. En Mateo 5:10-12 el Señor dice que Sus creyentes sufrirían persecución por causa del reino. Si sufrimos por causa de la justicia, entonces estamos en el reino. Hay ciertas cosas que no podemos hacer porque son injustas. Toda la humanidad de hoy es injusta. Si aceptamos la injusticia, seremos recibidos. Pero si nos mantenemos firmes en la justicia, se opondrán a nosotros y nos perseguirán. Sufrir persecución por el reino hoy, demuestra que estamos en el reino de Dios. No piense que es glorioso estar en el reino en esta hora. No, estar en el reino ahora es sufrir vergüenza y persecución. Cuanto más vivimos en el reino, más persecución y sufrimiento afrontamos. Pero alabado sea el Señor, porque este sufrimiento es una evidente señal de que estamos en el reino.

Estar en el reino hoy, es un asunto de estar en el sufrimiento de Jesús. Aunque somos copartícipes en el reino en Jesús, no somos todavía correyes en Cristo. Cuando El regrese, seremos Sus correyes en Su reino. En ese tiempo, ya no sufriremos. No les diga a los demás: “Debes respetarme. Soy un copartícipe del reino celestial y un día seré un correy con Cristo en el reino”. Cuanto más diga eso, más perseguido será. Hoy no es el tiempo de reinar, sino de sufrir. Ahora no estamos en el reino donde se rige, sino en el reino donde se sufre. Esta es la razón por la cual Pablo dice que debemos entrar en el reino de Dios a través de mucha tribulación (Hch. 14:22). La manera de entrar en el gobierno del reino es el sufrimiento. La tribulación a que Pablo se refería en Hechos 14:22 era principalmente la persecución que sufrió a manos de los judíos religiosos. Los creyentes en Cristo sufren esta clase de persecución. Pablo parece estar diciendo: “Vosotros los cristianos, los creyentes de Jesús, tenéis que sufrir persecución de parte de la religión judía”. El principio se sigue aplicando hoy. Si no hubiera hoy religión en el mundo, no sufriríamos tanta persecución. Como ya hemos hecho notar, la mayoría de los problemas, las persecuciones, los rumores y la oposición tienen un solo origen, la religión. Mientras sufrimos hoy, estamos en el reino ejercitándonos, entrenándonos, preparándonos y capacitándonos para estar en el ejército de Cristo y reinar en Su reino como Sus correyes.

Page 52: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

III. COPARTICIPES EN LA PERSEVERANCIA EN JESUS

En Apocalipsis 1:9 Juan también dice que él fue copartícipe en la perseverancia en Jesús. Tanto en la tribulación como en el reino necesitamos perseverar. Muchos santos que están en el recobro del Señor carecen de perseverancia. Algunos han sufrido persecución de sus parientes, sus amigos y sus vecinos, pero con el tiempo se les agota la provisión de perseverancia. Aunque pudieron resistir la persecución por cierto tiempo, les faltó perseverancia para sobrellevarla más tiempo. Cuando el Señor Jesús estuvo en la tierra, sufrió persecución (He. 12:2-3), y sigue sufriendo hoy la oposición y el vituperio de los hombres. Considere cómo todavía hoy, la gente se opone y se burla del Señor Jesús. Por un lado, El está sentado en los cielos; y por otro, sigue sufriendo burla, oposición y persecución. Tal vez muchos de nosotros esperamos que el Señor les diga a los que se burlan de Él: “Arrepiéntase o mandaré un terremoto para destruirlos”. El Señor Jesús ha sufrido burla por casi veinte siglos, pero El no se venga, sino que sigue sufriendo continuamente esos ataques. Es posible que algunos digan: “Jesús te aborrezco”, pero El no responde. Esta es la perseverancia de Jesús.

Pocos hemos oído de la perseverancia de Jesús. Hemos oído del poder de Jesús, de Su amor, Su santidad y Su justicia, pero no de Su perseverancia. Sin embargo, puesto que permanecemos en Cristo, no solamente participamos de Su vida y santidad, sino también de Su perseverancia. Cuando permanecemos en Cristo, participamos de Su perseverancia y podemos sobrellevar el sufrimiento y la oposición. La palabra del Señor también es llamada la palabra de Su perseverancia (3:10). Hoy el mundo entero se opone a Él y lo rechaza, pero El no se defiende. El simplemente lo sufre todo. Ahora al tener comunión con El y al permanecer en El, participamos de Su perseverancia. Como seguidores Suyos, debemos seguirlo por la misma senda con perseverancia (He. 12:1). En esta senda nosotros también podemos sufrir persecución, rumores, rechazo y oposición. Esta es un prueba evidente de que esperamos el regreso del Señor. Mientras esperamos Su regreso al ser copartícipes en Su tribulación, reino y perseverancia somos disciplinados, entrenados, preparados y hechos aptos para ser Su ejército. ¿Está usted esperando el regreso del Señor Jesús? Si lo espera, entonces tiene que ser copartícipe en Su tribulación, Su reino y Su perseverancia.

Page 53: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE SIETE

LAS IGLESIAS LOCALES

El libro de Apocalipsis está muy bien redactado. Aparentemente, los diferentes puntos incluidos en el capítulo uno no tienen relación entre sí. Pero si los leemos desde el punto de vista de nuestra experiencia, podremos ver que uno va después del otro en una secuencia ordenada. En los últimos dos mensajes hablamos de los aspectos de la segunda venida del Señor Jesús y de que nosotros le esperamos siendo copartícipes de Su tribulación, Su reino y Su perseverancia. En este mensaje veremos las iglesias locales. Tal vez parezca que este mensaje acerca de las iglesias locales no esté relacionado con los dos mensajes anteriores, pero en nuestra experiencia sabemos que estos tres mensajes están interrelacionados. La segunda venida del Señor Jesús requiere que algunos sean copartícipes de la tribulación, el reino y la perseverancia en Jesús. La mejor manera de hacer esto es estar en las iglesias locales. Fuera de la iglesia, es difícil participar de estas tres cosas.

I. LA PROGRESION DE LA REVELACION DIVINA EN LAS ESCRITURAS

Debemos abordar el tema de las iglesias locales considerando la secuencia progresiva de la revelación divina en las Escrituras. La revelación divina comienza en la Biblia con Dios y finaliza con las iglesias locales. Los primeros dos capítulos de Génesis y todo el Antiguo Testamento, son una revelación de Dios mismo, y los cuatro evangelios son una revelación de Cristo. Esto revela la secuencia progresiva de la revelación divina desde Dios hasta Cristo. Después de los cuatro evangelios, tenemos el libro de Hechos y las epístolas, que revelan principalmente a Cristo como el Espíritu. Por consiguiente, la revelación del Espíritu es una continuación de la revelación divina contenida en la Biblia. Después de esto se revela la iglesia. Así que, hay cuatro secciones principales de la revelación divina de la Biblia: la sección de Dios, la sección de Cristo, la sección del Espíritu y la sección de la iglesia.

Los judíos tienen solamente la primera sección de esta revelación, ya que los treinta y nueve libros del Antiguo Testamento abarcan solamente la revelación de Dios. La mayoría de los cristianos tiene más que esto; tiene el Antiguo Testamento y los cuatro evangelios. Aunque ellos tienen la Biblia completa, en realidad sólo usan el Antiguo Testamento y los evangelios. Es posible que conozcan a Dios de la manera que es revelado en el Antiguo Testamento, y que conozcan las narraciones de los evangelios sobre Cristo, pero no saben nada sobre el Espíritu de vida ni sobre la iglesia. Para muchos cristianos, la iglesia es

Page 54: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

un edificio físico. Los domingos en la mañana, muchos padres dicen a sus hijos: “Vamos a la iglesia”. De acuerdo con su concepto, la iglesia es una capilla o una catedral con una torre alta. Saben muy poco de la iglesia que se revela en la Palabra santa.

Gracias a Dios que en estos últimos dos siglos algunos cristianos han progresado en su conocimiento de la Biblia, y no sólo tienen el Antiguo Testamento y los evangelios sino también las epístolas. Estos cristianos conocen a Dios, a Cristo y al Espíritu. Sin embargo, no saben mucho sobre el Espíritu de vida. Ellos conocen el Espíritu principalmente como el Espíritu de poder, necesario para el bautismo. Saben muy poco del Espíritu que mora dentro del creyente. Aunque estos cristianos tal vez sepan algo acerca de la iglesia, solamente ven la iglesia universal, no las iglesias locales. Sin embargo, los primeros tres capítulos de Apocalipsis no tratan de la iglesia universal; se refieren claramente a las iglesias locales.

Hoy día quienes estamos en el recobro del Señor tenemos la Biblia completa: el Antiguo Testamento, los evangelios, los Hechos, las epístolas y el Apocalipsis. Yo estuve en la Asamblea de los Hermanos por siete años y medio. Durante ese tiempo, dedicamos considerable atención a los libros de Daniel y Apocalipsis. Sin embargo, la mayor parte de lo que oí acerca del Apocalipsis se relacionaba con la bestia y los diez cuernos. No tenía idea de que en el libro de Apocalipsis había iglesias locales. Inclusive, oí muy poco de la Nueva Jerusalén. Solamente se me dijo que era una ciudad celestial con mansiones celestiales, que tenía una calle de oro y puertas de perlas. ¡Alabado sea el Señor porque hoy el libro de Apocalipsis no es así! En el Apocalipsis están las iglesias locales, y el Hijo del Hombre está en medio de ellas, y también está la Nueva Jerusalén con Cristo como su centralidad y universalidad.

A. En cuanto a Dios

Consideremos ahora detalladamente la progresión de la revelación divina en las Escrituras. Primeramente Dios mismo se revela a nosotros (Gn. 1:1). En Génesis 1:26 Dios se revela como Elohim, una palabra hebrea que significa el Todopoderoso. Después de esto, en Génesis 2:7, Dios se nos revela como Jehová, que significa “Yo soy el que soy”. Dios es el gran Yo soy, el Eterno, la realidad de todas las cosas positivas. El nombre Jehová denota la relación de Dios con el hombre. En cuanto a la creación, Dios se revela como Elohim; en cuanto a Su relación con el hombre, se revela como Jehová. El nombre de Jehová se usa en el Antiguo Testamento en lugar de Jesús, y el nombre de Jesús se usa en el Nuevo Testamento en lugar de Jehová. En otras palabras, en el Antiguo Testamento Jesús es llamado Jehová, y en el Nuevo Testamento Jehová es llamado Jesús. El Antiguo Testamento completo, que consta de treinta y

Page 55: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

nueve libros, es primordialmente una revelación de los dos títulos divinos: Elohim y Jehová.

B. En cuanto a Cristo

El segundo paso en la secuencia de la revelación divina, es la revelación tocante a Cristo (Mt. 1:1). En cierto momento, Dios se encarnó, se hizo el hombre Jesucristo. Después del Antiguo Testamento, tenemos los cuatro evangelios, los cuales revelan la persona maravillosa llamada Jesucristo. El nombre Jesús, principalmente significa Salvador (Mt. 1:21), y el título “Cristo” principalmente significa ungido (Mt. 16:16). Jesús no sólo es nuestro Salvador, sino también el ungido de Dios o, usando un término contemporáneo, el Designado de Dios. Dios lo designó para que cumpliera Su economía eterna. El no es solamente el Jesús que nos salva, sino también el Cristo que lleva a cabo el plan eterno de Dios.

Cristo necesita la iglesia para poder ejecutar el plan eterno de Dios, y para producir la iglesia necesita dos cosas: efectuar redención e impartir vida. Después de redimir al hombre creado y caído, Cristo tiene que impartir vida a los redimidos. Esta es la razón por la cual se necesita el Espíritu de vida, el Espíritu vivificante. Por consiguiente, después de los cuatro evangelios, tenemos la redención y la impartición de vida en el libro de Hechos y en las epístolas. En dichos libros, se menciona frecuentemente la sangre de Cristo. Además de la sangre tenemos el Espíritu. La sangre trae redención, y el Espíritu imparte la vida. Después de ser redimidos y regenerados, llegamos a ser miembros vivos del Cuerpo de Cristo, la iglesia. El Cuerpo, la iglesia, es el medio por el cual Cristo realiza la economía eterna de Dios. En la economía de Dios, la iglesia es muy crucial. Sin la iglesia, Cristo no puede cumplir nada. El necesita la iglesia para poder llevar a cabo el plan eterno de Dios.

C. En cuanto al Espíritu

Dios se revela como Elohim y como Jehová, y Cristo se revela como Jesús y como Cristo. Sin embargo, la revelación en cuanto al Espíritu, no es simple (Mt. 28:19); al contrario, es un misterio. Pocos cristianos discuten en cuanto a la revelación de Dios y de Cristo. Pero cuando llegamos al asunto del Espíritu, hay mucho debate debido a que la revelación del Espíritu es un misterio. El Espíritu es misterioso porque está relacionado con la vida. La revelación del Espíritu se compone de muchos aspectos: el Espíritu de verdad o realidad, (Jn. 14:16-17), el Espíritu de vida (Ro. 8:2), el Espíritu de poder (Lc. 24:49), el Espíritu de Dios (Ro. 8:9), el Espíritu de Cristo (Ro. 8:9), el Espíritu de Jesús (Hch. 16:7), el Espíritu de Jesucristo (Fil. 1:19), el Espíritu Santo (Hch. 5:32) y los siete Espíritus (Ap. 1:4; 4:5; 5:6).

Page 56: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

¿Conoce usted la diferencia entre el Espíritu de vida y el Espíritu de poder? Aquellos que están en el movimiento pentecostal o carismático hablan del Espíritu de poder. Solamente el Señor sabe si ellos tienen el verdadero poder o no. He oído mucho del hablar en lenguas, pero no he visto poder en la obra de los que hablan en lenguas. El bautismo del Espíritu Santo da poder al hombre. Pero muchos de los que hablan en lenguas, carecen de poder del mismo modo que los que no hablan en lenguas. Tal vez tengan el poder de balbucear incoherencias, pero no tienen el poder de salvar almas. Aunque algunos nunca han hablado en “lenguas”, su predicación ha sido el medio para la salvación de miles de personas. Ese es verdadero poder. No solamente no hay verdadero poder en el movimiento carismático, sino que tampoco hay vida. Después de haber hablado en lenguas, muchos proceden a pelear con su cónyuge o fumar cigarrillos. ¿Es esto vida? ¡No! La vida transforma a las personas. Necesitamos tanto el Espíritu de poder como el Espíritu de vida.

Estamos aquí para ser el testimonio de Jesús. Este testimonio no es un término ni un formalismo; esto es una vida. Cuánto necesitamos abrirnos a Él, para que El nos imparta más vida. Si verdaderamente tenemos a Cristo como nuestra vida, debemos andar, vivir y comportarnos en Cristo. Ahora podemos entender la razón por la cual las epístolas hablan reiteradamente del Espíritu. Como ya vimos, el libro de Apocalipsis habla de los siete Espíritus de Dios. La vida de la iglesia requiere el Espíritu intensificado. La verdadera iglesia se origina en este Espíritu. Aunque no me opongo a ninguno de los dones pentecostales genuinos, puedo testificar que en el pasado no he visto ni una sola iglesia edificada apropiadamente por el movimiento pentecostal. Considere el movimiento carismático católico. Está saturado de la adoración a María. Si este movimiento es correcto, ¿cómo puede tolerar la adoración de ídolos? El hecho de que tolere la idolatría demuestra que no es correcto. Se le puede añadir mugre a una bola de nieve, pero no a un diamante. El movimiento carismático es semejante a una bola de nieve, a la que se le pueden agregar cosas sucias. Necesitamos que nuestros ojos sean abiertos para ver que Dios hoy desea iglesias locales verdaderas, vivientes y prácticas.

D. En cuanto a la iglesia

Llegamos a la última sección de la revelación divina, la revelación en cuanto a la iglesia. Es difícil conocer la iglesia debido a que Satanás, el enemigo sutil, no quiere que los cristianos vean lo que es la verdadera iglesia.

1. La iglesia universal

La iglesia como Cuerpo de Cristo (1 Co. 12:12-13) es universalmente una (Ef. 1:22-23; 4:4-6). Cristo como la única Cabeza tiene un solo Cuerpo, el cual está constituido de todos los creyentes genuinos.

Page 57: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

2. Las iglesias locales

La iglesia universal como Cuerpo de Cristo se expresa mediante las iglesias locales. Las iglesias locales, como expresión del Cuerpo de Cristo (Ap. 1:12, 20), son localmente una (Hch. 8:1; 13:1; Ro. 16:1; 1 Co. 1:2). Apocalipsis 1:4 dice: “Juan, a las siete iglesias que están en Asia”. Asia era una provincia del antiguo Imperio Romano en la cual estaban las siete iglesias mencionadas en 1:11. Las siete iglesias estaban en esas siete ciudades respectivamente, no todas en una ciudad. Este libro no trata de la iglesia universal, sino de las iglesias locales en muchas ciudades. La iglesia se revela primeramente como iglesia universal en Mateo 16:18; luego, en Mateo 18:17, se revela la iglesia local. En el libro de Hechos la iglesia era practicada en iglesias locales, como por ejemplo, la iglesia en Jerusalén (8:1), la iglesia en Antioquía (13:1), la iglesia en Efeso (20:17), y las iglesias en las provincias de Siria y Cilicia (15:41). Con excepción de algunas cartas escritas a individuos, todas las epístolas fueron escritas a iglesias locales. Ninguna se escribió a la iglesia universal. Sin las iglesias locales no hay una expresión práctica y válida de la iglesia universal. La iglesia universal se hace real en las iglesias locales. El conocimiento de la iglesia universal halla su consumación en el conocimiento de las iglesias locales. Es un gran adelanto para nosotros conocer y practicar las iglesias locales. El libro de Apocalipsis está en un estado avanzado acerca de la iglesia, pues fue dirigido a iglesias locales. Si queremos conocer este libro, tenemos que avanzar del entendimiento de la iglesia universal a la realidad y la práctica de las iglesias locales. Solamente aquellos que están en las iglesias locales están en el ángulo o perspectiva apropiada y en la posición correcta para recibir las visiones de este libro.

En Apocalipsis 1:11 la voz le dijo a Juan: “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias: a Efeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardis, a Filadelfia y a Laodicea”. Este versículo está redactado de una manera muy cuidadosa. En este versículo vemos que enviar este libro a las “siete iglesias” equivale a enviarlo a las siete ciudades. Esto muestra claramente que la práctica de la vida de la iglesia en su comienzo consistía en que había una iglesia para cada ciudad, es decir en una ciudad había una sola iglesia. En ninguna ciudad había más de una iglesia. Esta es la iglesia local. Local se refiere a cada ciudad, no a cada calle. La jurisdicción de una iglesia local debe abarcar toda la ciudad donde está la iglesia; no debe ser más grande ni más pequeña que los límites de la ciudad. Todos los creyentes que estén dentro de esos límites deben constituir la única iglesia local que hay en los límites de esa ciudad. Por consiguiente, una iglesia equivale a una ciudad, y una ciudad equivale a una iglesia. Esto es lo que nosotros llamamos las iglesias locales.

Apocalipsis 1:4 habla de “las siete iglesias”. El siete es el número de cumplimiento en la obra de Dios, como vemos en los siete días de la creación

Page 58: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

(Gn. 1:31—2:3), siete sellos (5:5), siete trompetas (8:2) y siete copas (15:7) que tienen como fin el mover de Dios en la tierra. Por lo tanto, las siete iglesias llevan a cabo el mover de Dios.

La iglesia necesita tener una expresión. Si hablamos de la iglesia sin tener la expresión de la misma, nuestras palabras sólo son teoría; no son prácticas. Se necesitan las iglesias locales para que la iglesia sea real y práctica. Si uno no tiene las iglesias locales, no tiene la iglesia. Igualmente, si no hay miembros, no existe el Cuerpo. Si no está la iglesia local, no puede existir la iglesia universal, pues la iglesia universal está compuesta de todas las iglesias locales, de igual modo que el cuerpo humano está compuesto de muchos miembros. Tener solamente la iglesia universal, es estar en una feria de vanidades. Pero nosotros tenemos las iglesias locales en la práctica. Si nos preguntan dónde está la iglesia, mostramos las iglesias en Anaheim, San Francisco, Chicago, Nueva York y en muchos otros lugares.

Algunos amigos cristianos han argüido conmigo así: “¿Por qué dice que ustedes son la iglesia y que nosotros no lo somos?” Algunas veces he replicado: “Si usted dice que ustedes son la iglesia, por favor muéstreme la iglesia. Muéstreme dónde está”. Algunos alegan que han enviado muchos misioneros al extranjero. En lo más recóndito de su ser saben que no son la iglesia. Los hechos son los hechos. ¿Si ustedes son la iglesia, por qué no se llaman la iglesia? Ustedes saben si son la iglesia o no. No pretenda ni presuma ser lo que no es. Si soy un hombre debo designarme como tal. ¿Qué más podría hacer? En 1963 fui invitado a hablar en cierto lugar en Missouri. Al final de la reunión, alguien me preguntó amigablemente y con humildad: “Hermano Lee, por favor dígame, ¿por qué ustedes se llaman la iglesia en Los Ángeles?” A lo cual contesté: “Hermano, si nosotros no nos llamamos la iglesia, entonces ¿cómo nos podríamos llamar? Nosotros sencillamente somos la iglesia. Esto no es solamente la verdad sino también el hecho”. Nosotros somos lo que somos. Aunque pretendamos ser otra cosa, eso no es lo que verdaderamente somos. Antes de que el recobro del Señor viniera a los Estados Unidos, ningún grupo de cristianos afirmó ser la iglesia en Los Ángeles. Por consiguiente, cuando nosotros llegamos a Los Ángeles, tuvimos que llamarnos la iglesia en Los Ángeles.

En Apocalipsis 1:20 leemos: “El misterio de las siete estrellas que has visto en Mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los mensajeros de las siete iglesias, y los siete candeleros son las siete iglesias”. Cuando Juan vio las siete estrellas en la mano derecha de Cristo y los siete candeleros de oro en medio de los cuales estaba Cristo, no pudo comprender la escena, era un misterio para él. No podía entender el significado de las siete estrellas celestiales y los siete candeleros de oro. De modo que el Señor le reveló el misterio diciendo: “Las siete estrellas son los mensajeros de las siete iglesias, y los siete

Page 59: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

candeleros son las siete iglesias”. El significado no fue un misterio solamente para Juan, sino también para los creyentes de hoy. Todos los creyentes necesitan la revelación de este misterio para ver las iglesias y sus mensajeros.

Las iglesias, representadas por los siete candeleros de oro, son “el testimonio de Jesús” (1:2, 9), tienen la naturaleza divina, y resplandecen en la noche obscura localmente y también colectivamente. La naturaleza de las iglesias debe ser divina (que es lo que representa el oro). Ellas deben ser los candeleros, es decir las lámparas, que contienen el aceite (el cual es Cristo como el Espíritu vivificante), y que brillan en la obscuridad individual y colectivamente. Ellas son lámparas individuales localmente, y al mismo tiempo son un grupo, una colectividad, de candeleros universalmente. No sólo brillan localmente, sino que también llevan el mismo testimonio tanto a las localidades como al universo. Tienen la misma naturaleza y forma; tienen la misma lámpara con el mismo propósito, y están plenamente identificadas entre sí, sin tener ninguna distinción individual. Las diferencias entre las iglesias locales que se mencionan en los capítulos dos y tres son de carácter negativo, no positivo. En el aspecto negativo, son diferentes y separadas entre sí en sus fracasos; pero en el lado positivo, en naturaleza, forma y propósito, son absolutamente idénticas y están conectadas. A los creyentes les es fácil ver la iglesia universal, pero les es difícil ver las iglesias. La revelación de las iglesias locales es la máxima revelación del Señor en cuanto a la iglesia. Esta revelación consta en el libro de Apocalipsis, el último libro de la Palabra divina. Para conocer la iglesia en plenitud, los creyentes deben seguir al Señor desde los evangelios, pasando por las epístolas, hasta llegar al libro de Apocalipsis y ver las iglesias locales según se revelan aquí. En Apocalipsis la primera visión se relaciona con las iglesias. Las iglesias, con Cristo como su centro, son el punto central en la administración divina para el cumplimiento del propósito eterno de Dios.

Si no hubiera iglesias locales, yo no podría seguir viviendo; preferiría morir. Supongamos que no hay iglesias locales. ¿Qué haríamos? No tendríamos meta ni objetivo ni propósito; nuestra vida cristiana no tendría sentido. Las iglesias locales son la meta, el blanco y el significado de nuestra vida cristiana. Tal vez usted no aprecie mucho la vida de la iglesia local cuando la disfruta. Si las iglesias fueran quitadas, usted se daría cuenta de que todas las bendiciones también son quitadas. No podemos vivir sin la vida de la iglesia, pues perdemos la razón y la meta de ser cristianos.

Espero que todos nosotros, especialmente los jóvenes, veamos que el destino de la revelación de Dios son las iglesias locales. La revelación de Dios avanzó progresivamente hasta llegar a las iglesias locales. Las iglesias locales son el destino que Dios ha trazado. Dios trajo Su revelación a las iglesias locales. Esta es la razón por la cual las iglesias están llenas de revelación, luz y verdad. Fuera

Page 60: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

de las iglesias hay escasez de luz, revelación y alimento. Pero las iglesias están llenas de revelación porque ellas son el destino de la revelación de Dios. Por consiguiente, todas las riquezas de la revelación divina están aquí.

Si usted ve esto, comprenderá que nosotros no estamos exagerando nuestro celo por la iglesia. Nuestro espíritu da testimonio de esto. Cuando no testificamos de las iglesias locales, nuestro espíritu es debilitado. Siempre que tratamos de ser prudentes para no provocar oposición, evitando hablar en cuanto a la iglesia, nos sentimos amortecidos en nuestro interior. Pero cuando hablamos confiadamente de la iglesia local, somos animados, nuestro espíritu es avivado y enardecido, y sentimos deseos de gritar, llorar y exclamar. Reconozco que es mejor no ofender a la gente; sin embargo, cuando trato de no ofender a la gente, ofendo al Señor. Cuando le digo claramente a la gente que las iglesias locales son el destino que Dios ha dispuesto, siento al Señor conmigo. De acuerdo con la Biblia, el Hijo del Hombre, Cristo, anda en medio de las iglesias locales. Si usted busca a Cristo, tiene que venir a las iglesias locales. El Hijo del Hombre se mueve entre las iglesias, y las cuida. Si usted desea ser partícipe de este cuidado, debe estar en las iglesias locales. La carga que tenemos hoy es conducir al pueblo de Dios a la meta que El ha establecido, y nuestro propósito es ayudar a los santos a llegar a esta meta.

Antes de venir a las iglesias locales, éramos vagabundos. Nunca tuvimos el sentir de haber llegado a nuestro hogar o de haber llegado a nuestro destino. Pero el día que llegamos a las iglesias locales, tuvimos la certeza de haber llegado a nuestro hogar. Después de vagar por años, supimos que finalmente habíamos arribado a nuestro destino. Cuando llegamos a la vida de la iglesia local, algo profundo dentro de nosotros dijo: “Este es el lugar”, y supimos que estábamos en nuestro hogar. No tenemos que vagar más porque hemos llegado a nuestro destino. Hoy día muchos cristianos que buscan a Dios con seriedad son viajeros; viajan de una denominación o grupo a otro. Pero el día que llegamos a la vida de la iglesia, nuestro vagar cesó. Las iglesias locales son lo que Dios desea hoy. Esta es la última estación de Su revelación. Nosotros necesitamos simplemente vivir la vida de la iglesia local. Nuestro testimonio es que no somos una organización, sino la expresión local del Cuerpo de Cristo.

II. LA PROGRESION DE LA MANIFESTACION DE DIOS

Dios está corporificado en Cristo y es expresado en El (Jn. 1:1, 14; 1 Ti. 3:16; Col. 2:9), y Cristo es real para nosotros y le experimentamos como el Espíritu (Jn. 14:16-17; 1 Co. 15:45; 2 Co. 3:17; Ro. 8:10; Fil. 1:19). El Espíritu es el constituyente esencial de la iglesia, la cual es el Cuerpo de Cristo, Su plenitud (Ef. 1:22-23; 1 Co. 12:12). Ahora el Cuerpo de Cristo es expresado en las iglesias locales, las cuales son las expresiones de la iglesia universal (1:11-12). Las

Page 61: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

iglesias locales son la expresión del Cuerpo, el Cuerpo es la realidad de Cristo como el Espíritu vivificante, y Cristo es la corporificación de Dios. Por consiguiente, en las iglesias locales tenemos a Dios, a Cristo, al Espíritu y a la iglesia. Es por esto que las iglesias locales son tan ricas. ¿Dónde puede uno encontrar a Dios y Su propósito? En las iglesias locales. ¿Dónde puede ganar a Cristo con todas Sus riquezas? En las iglesias locales. ¿Dónde puede participar del Espíritu vivificante intensificado? En las iglesias locales. ¿Dónde puede ser parte del Cuerpo en la práctica? En las iglesias locales. ¡Las iglesias locales son muy importantes para nosotros! ¡Aleluya, Amén! Ya no somos vagabundos; ¡estamos en las iglesias locales! Hemos llegado a nuestro destino, a nuestro hogar. Estamos en nuestro hogar eterno. Aquí en las iglesias tenemos a Dios con Su propósito, a Cristo con Sus riquezas, al Espíritu vivificante intensificado, y la vida apropiada de iglesia. Aquí la Biblia no sólo es comprensible sino también real. ¡Aleluya por las iglesias locales! Realmente tenemos algo por lo cual podemos estar animados.

La revelación de Dios comienza en El mismo y continúa con Cristo y el Espíritu hasta llegar a la meta en las iglesias locales. Sin las iglesias locales, no tenemos la meta de la revelación divina. Es evidente el vacío que hay entre los judíos, entre muchos cristianos y entre muchas de las que llamamos personas espirituales. Los judíos tienen a Dios; la mayoría de los cristianos tiene a Dios y a Cristo, y los cristianos destacados también tienen el Espíritu, pero muy pocos cristianos tienen la vida apropiada de iglesia en las iglesias locales. Hoy en la iglesias locales, tenemos a Dios, a Cristo, al Espíritu y a la iglesia.

El resultado de la manifestación progresiva de Dios es la iglesia. Dios está corporificado en Cristo; Cristo se hace manifiesto y se experimenta como el Espíritu vivificante, y el Espíritu produce las iglesias. Cuando Cristo se hace real a nosotros y lo experimentamos como el Espíritu vivificante, se produce la vida de la iglesia. La iglesia es el Cuerpo de Cristo, Su plenitud. La progresión de la revelación es Dios, Cristo, el Espíritu, la iglesia y las iglesias locales. Esta es la revelación de Dios en Su Palabra santa. Así que podemos ver cómo Dios se hace real para nosotros y cómo es expresado y manifestado en la realidad.

Primeramente Dios se encarnó cuando tomó cuerpo en Cristo. Si usted quiere conocer a Dios, tiene que conocer a Cristo. ¿Quiere ir a Dios? Entonces tiene que ir a Cristo. Fuera de Cristo es imposible tocar a Dios. Dios se corporificó de una manera práctica y real en el hombre llamado Jesucristo. Cuando usted lo conoce a Él, conoce a Dios; cuando lo toca a Él, toca a Dios; cuando lo obtiene a Él, obtiene a Dios; cuando lo recibe a Él, recibe a Dios, porque El es la corporificación de Dios mismo. Este Cristo es real para nosotros y le experimentamos como el Espíritu vivificante. El no es solamente nuestro Salvador, Redentor, Señor, santidad y justicia, sino también el Espíritu

Page 62: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

vivificante. Ser el Salvador, el Redentor y el Señor equivale a ser el Espíritu vivificante. A quien tenemos hoy en la realidad y en la práctica, es al Espíritu vivificante. La mayoría de los cristianos no percibe este punto crucial, debido a que el enemigo sutil ha hecho lo que ha podido por esconder este aspecto. En años recientes, hemos dado muchos mensajes, y hemos escrito gran cantidad de libros en cuanto a Cristo como el Espíritu vivificante, pero algunos cristianos ni siquiera ven este aspecto, y además se oponen. Esto muestra la sutileza del enemigo.

Si Cristo fuera solamente nuestro Salvador, Redentor y Señor, ¿cómo podría ser producida la iglesia en la práctica? El Salvador no produce la iglesia directamente, y tampoco lo hace el Señor directamente. Para que la iglesia sea producida, es necesario que Cristo sea el Espíritu vivificante. Para conocer a Cristo como el Espíritu vivificante, no debemos depender de nuestra mente, pues ésta es muy limitada. Aunque no entendamos esto completamente, podemos experimentarlo. Compruébelo en su experiencia. Su experiencia diaria da testimonio de que el Cristo que usted disfruta es el Espíritu vivificante que mora en usted. No solamente Cristo mismo es maravilloso, misterioso, ilimitado e inescrutable; aun el alimento que disfrutamos cada día sobrepasa nuestro entendimiento. Aunque no podemos conocer los alimentos usando nuestra mente, podemos determinar su sabor en nuestra experiencia. Por medio de nuestra experiencia podemos saber qué es el alimento. No preste atención a conversaciones teológicas. Aquellos que se empeñan en esta clase de conversación son atrapados por el ejercicio exagerado de su intelecto. A nosotros sólo nos interesa la Palabra pura que hallamos en la revelación divina y nuestra experiencia práctica y personal. Nuestra experiencia testifica que el mismo Cristo que disfrutamos cada día es el Espíritu vivificante. ¿No tiene usted la realidad del Cristo vivo dentro de usted? Este es el mismo Cristo que disfrutamos y experimentamos y del cual participamos en nuestro espíritu. Este es el Espíritu vivificante que es Cristo mismo. Por consiguiente, Dios está corporificado en Cristo, y Cristo es hecho real y experimentado por nosotros como el Espíritu vivificante.

Esta experiencia produce la iglesia. Cuanto más experimentemos a Cristo de esta manera, más anhelaremos la iglesia. Esta experiencia crea en nosotros hambre y sed. Al principio, cuando no estábamos en las iglesias locales, no podíamos determinar de qué teníamos hambre y sed. Pero después de venir a la iglesia, nos dimos cuenta de que al experimentar a Cristo surgió hambre y sed por la vida de iglesia. Cuando llegamos a la vida de la iglesia, nuestra hambre y sed fueron satisfechas. Esta satisfacción crea en nosotros un aprecio más profundo para con Cristo, y nos conduce a disfrutarle cada vez más. Cuanto más disfrutamos a Cristo, más anhelamos la vida de la iglesia, y cuanto más anhelamos la vida de la iglesia, más ahondamos en la iglesia y más valoramos y

Page 63: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

disfrutamos a Cristo. Este es un ciclo glorioso, y podemos testificar que estamos en dicho ciclo.

El propósito de este ministerio no es suministrar conocimiento a los santos, sino ayudarlos a que abran sus ojos, su mente, su corazón y su espíritu para que vean la revelación de Dios. Todo lo que predicamos concuerda con nuestra experiencia. Hoy día estamos aquí para dar testimonio de Jesús, lo cual proviene de la experiencia genuina que tenemos de Cristo como el Espíritu vivificante. Repito una vez más que Dios está corporificado en Cristo, que Cristo es hecho real y experimentado como el Espíritu vivificante, y que experimentar a Cristo así, produce la vida de la iglesia. La iglesia es el Cuerpo de Cristo, Su expresión y Su plenitud. Como tal, debe tener sus expresiones locales. La iglesia universal es el Cuerpo de Cristo, Su plenitud, y las iglesias locales son la expresión de la iglesia universal. Nosotros estamos hoy en esa expresión. ¡Aleluya!

III. LA MANERA DE VER LA REVELACION Y DE CONOCER LA MANIFESTACION DE DIOS

A. Separarse para Dios

Para ver la revelación de Dios y para que Su manifestación sea real para nosotros, necesitamos separarnos para Dios. El apóstol Juan estaba completamente separado para Dios en la isla de Patmos (1:9). El también fue conducido a la puerta del cielo (4:1) y a un monte alto y grande (21:10), de esta manera vio la revelación de Dios y conoció la manifestación de Dios. Hoy día muchos cristianos que hablan de la iglesia no ven las iglesias locales; esto se debe principalmente a que no están separados para Dios.

B. Estar en el espíritu humano

En Apocalipsis 1:10 dice: “Yo estaba en el espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta”. El libro de Apocalipsis no solamente hace énfasis en el Espíritu de Dios como el Espíritu siete veces intensificado que lleva a cabo el mover siete veces intensificado de Dios, sino también en nuestro espíritu humano como el órgano con el cual podemos estar conscientes del mover de Dios y responder al mismo. Sólo nuestro espíritu humano puede responder al Espíritu de Dios. El libro de Apocalipsis está compuesto de cuatro revelaciones principales: la visión de las iglesias (caps. 1—3); la visión del destino del mundo (caps. 4—16); la visión de la gran Babilonia (caps. 17—20; y la visión de la Nueva Jerusalén (caps. 21—22). Para recibir estas cuatro visiones, Juan estaba en su espíritu (1:10; 4:2; 17:3; 21:10), como se menciona en Efesios 3:5, para recibir la revelación del misterio de Cristo. Nosotros también necesitamos estar en nuestro espíritu para recibir las visiones de este libro. Esto

Page 64: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

no es simplemente un asunto de entendimiento intelectual, sino que es una realidad espiritual. En la primera visión de este libro, la visión de las iglesias, Cristo y los mensajeros de las iglesias se revelan como nunca antes, en una forma muy particular. Para entender esto, los creyentes necesitan una visión particular en su espíritu.

El día del Señor en este versículo debe de ser el primer día de la semana, el día de la resurrección del Señor (Jn. 20:1). La iglesia primitiva se reunía este día (Hch. 20:7; 1 Co. 16:2). Fue en este día cuando Juan, estando en el espíritu, tuvo las visiones de la economía de Dios. Para ver la revelación de las iglesias locales, necesitamos volvernos de nuestra mente analítica a nuestro espíritu vidente. Si permanecemos en nuestro intelecto confundimos la visión de las iglesias.

C. Oír la voz del Señor

Si los cristianos solamente entienden la doctrina relacionada con las iglesias locales, es posible que no reciban la visión. Todos los cristianos necesitan oír la voz, las palabras actuales y vivas del Señor. La voz del Señor nos conduce a la visión de las iglesias locales.

D. Volvernos a la voz del Señor

En Apocalipsis 1:12 leemos: “Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro”. Para ver cualquier cosa es necesario tener la posición y ángulo correctos. El apóstol Juan primero oyó la voz (v. 10), y cuando se volvió “para ver la voz”, vio los siete candeleros. El estaba en el lugar correcto, pero también necesitaba el ángulo apropiado para tener la visión en cuanto a las iglesias; por esta razón se volvió. El caso es el mismo hoy con nosotros. Muchos cristianos necesitan ser ajustados en su posición y volverse para poder recibir la visión de las iglesias.

Page 65: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE OCHO

LOS SIETE CANDELEROS

Casi todo el libro de Apocalipsis se basa en el Antiguo Testamento, pues la mayoría de las cosas mencionadas en él no son nuevas. La mayor parte de lo que este libro revela procede del Antiguo Testamento. Sin embargo, todas las cosas que se encuentran en Apocalipsis tienen un nuevo significado. Por ejemplo, la ciudad de Jerusalén, una ciudad con doce puertas, se halla en Ezequiel 48, pero al final de Apocalipsis vemos la ciudad de Jerusalén de una manera nueva. Casi todo es presentado desde una perspectiva nueva en Apocalipsis, debido a que es un libro de conclusión, el cumplimiento de lo que la Biblia presenta. Tal es el caso de los candeleros que vemos en el capítulo uno. El candelero se menciona en Éxodo 25 y Zacarías 4, pero en Apocalipsis se presenta desde un ángulo nuevo. En este mensaje consideraremos los siete candeleros de Apocalipsis 1.

Los candeleros son los símbolos de las iglesias locales. Aunque hemos visto que las iglesias locales son el testimonio de Jesús, tal vez a muchos les sea difícil comprender lo que esto significa. ¿Qué significa decir que las iglesias locales son el testimonio de Jesús? Significa decir que las iglesias son los candeleros.

A lo largo de los siglos, pocos cristianos han tocado la profundidad de lo que significa el candelero. En este mensaje escudriñaremos las profundidades del asunto de los candeleros. Los símbolos bíblicos son difíciles de comprender debido a que no podemos entender un símbolo como el del candelero según nuestro concepto natural. De acuerdo con nuestro concepto natural, un candelero es simplemente un objeto que sostiene una lámpara, la cual ilumina en la obscuridad. El candelero de Éxodo 25 es de oro puro, igual que los candeleros de Zacarías 4 y de Apocalipsis 1. La substancia del candelero es el oro. En el candelero vemos tres cosas importantes: el oro, la base y las lámparas. El candelero representa el Dios Triuno. El oro es la substancia con la cual está hecho el candelero; la base es la corporificación del oro, y las lámparas son la expresión de la base. El oro representa al Padre como la substancia; la base representa al Hijo como la corporificación del Padre, y las lámparas representan al Espíritu como la expresión del Padre en el Hijo. Por lo tanto, el Dios Triuno está implícito en el significado del candelero.

En las paredes de las sinagogas judías se ve el símbolo del candelero. Aunque los judíos han usado este símbolo por siglos, no conocen su verdadero significado, el Dios Triuno. ¿Ha considerado usted alguna vez que el candelero lleva implícito el significado del Dios Triuno?

Page 66: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

En cuanto a substancia, el candelero es uno solo, pero en expresión es siete, porque es un solo candelero con siete lámparas. En la base el candelero es uno; en el extremo superior es siete. ¿Hemos de discutir si es uno o es siete? En substancia, el candelero es una sola pieza de oro, pero sostiene siete lámparas. Esto indica misteriosamente que en substancia el Dios Triuno es uno. El es uno en substancia, pero en expresión es los siete Espíritus. El Padre, la substancia, está corporificado en el Hijo, la forma, y el Hijo es expresado como los siete Espíritus.

¿Como podemos comprobar que las siete lámparas son el Espíritu que expresa a Cristo? Las siete lámparas se mencionan por primera vez en Éxodo. Si solamente tuviéramos el relato de Éxodo, sería muy difícil entender que estas siete lámparas son el Espíritu. Pero si continuamos desde Éxodo hasta Zacarías, veremos que las siete lámparas son los siete ojos de Cristo y los siete ojos de Dios (Zac. 3:9; 4:10). Si continuamos en el Apocalipsis, veremos que los siete ojos del Cordero son los siete ojos, que a su vez son el Espíritu intensificado de Dios. Por consiguiente, tenemos una base sólida para decir que las siete lámparas son el Espíritu intensificado siete veces como expresión de Cristo.

Ya vimos que el significado del candelero tiene implícito al Dios Triuno; el candelero simboliza el Dios Triuno corporificado y expresado. Dios el Padre como el oro divino está corporificado en Cristo el Hijo, y luego es completamente expresado por medio del Espíritu. La expresión difiere de la corporificación. Esta tiene que ser única, porque Dios es único. Por consiguiente, la corporificación tiene que ser una sola base, un solo soporte o pie. Sin embargo, la expresión tiene que ser completa, y tiene que serlo en el mover de Dios. Recuerde que el siete es el número completo en el mover de Dios. A lo largo de los siglos, Dios se ha expresado en Su mover. Esta es la razón por la cual las siete lámparas representan el Espíritu intensificado, quien es la expresión de Cristo en el mover de Dios. Este es el entendimiento de la Trinidad en la práctica. La Trinidad nos es revelada con miras al dispensar de Dios en la humanidad. Dios, el Ser divino, está primeramente corporificado en Cristo, y luego expresado mediante el Espíritu siete veces intensificado. Ahora no solamente tenemos al Dios Triuno; en el candelero tenemos al Dios Triuno en substancia, corporificado y expresado sólidamente. Al oro se la ha dado la forma de una base sólida. Originalmente era solamente oro, pero ahora es el soporte. Con el oro se ha hecho una base mediante la cual se puede cumplir el propósito de Dios. Sin la base, es imposible que el propósito de Dios se lleve a cabo. Como ya vimos, la base, la cual tipifica a Cristo, se expresa en las siete lámparas, lo cual alude a los siete Espíritus de Dios. Ellos no están separados de Dios; son los siete ojos de Dios y del Cordero, el Redentor. Como veremos, también son los siete ojos de la piedra con la cual se edificio. Por consiguiente, ellos son los siete ojos con la redención de Cristo que construyen el edificio de Dios. Cuando

Page 67: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

dichos ojos miran al hombre, éste es redimido y hecho parte de la casa de Dios. Esto es la Trinidad.

En Éxodo 25 se da énfasis a la base, en Zacarías 4, a las lámparas, y en Apocalipsis 1 a la reproducción. Tanto en Éxodo como en Zacarías, el candelero es uno, pero en Apocalipsis se ha reproducido y se ha convertido en siete. Primeramente, en Éxodo se hace hincapié en la base, Cristo. Luego, en Zacarías, se hace énfasis en las lámparas, el Espíritu. Finalmente, en Apocalipsis, tanto la base como las lámparas, o sea Cristo y el Espíritu, son reproducidos como las iglesias. En Éxodo y Zacarías hay siete lámparas, pero en Apocalipsis hay cuarenta y nueve lámparas, pues cada candelero tiene siete lámparas. De manera que el candelero se hizo siete candeleros y las siete lámparas se convirtieron en cuarenta y nueve. En Apocalipsis los candeleros y sus lámparas son la reproducción de Cristo y del Espíritu. Cuando Cristo se hace real, es el Espíritu, y cuando el Espíritu se hace real, tenemos las iglesias, la reproducción.

La iglesia no solamente es una universalmente, sino que también se expresa localmente en muchas ciudades. En el universo entero hay un solo Cristo, un solo Espíritu y una sola iglesia. ¿Por qué entonces hay siete iglesias? Porque se necesita la expresión. Para existir, una es suficiente, pero para expresarse, se necesitan muchas. Si deseamos conocer la iglesia, debemos conocer su substancia, existencia y expresión. En cuanto a la substancia, la iglesia e incluso las iglesias son una. En expresión, las muchas iglesias son los muchos candeleros. ¿Qué es la iglesia? La iglesia es la expresión del Dios Triuno, y esta expresión es vista en muchas localidades sobre la tierra. La iglesia no solamente es representada por un candelero, sino por siete. En Apocalipsis 1 hay siete candeleros con cuarenta y nueve lámparas que brillan en el universo. Este es el testimonio de Jesús. La iglesia es el testimonio de Jesús. Esto significa que la iglesia es la manifestación del Dios Triuno en substancia y en expresión. La iglesia tiene una sola substancia en el universo entero; y en expresión, tenemos muchos candeleros con las lámparas que brillan en la oscuridad expresando al Dios Triuno. El Padre como substancia está corporificado en el Hijo, el Hijo como la corporificación es expresado por medio del Espíritu, y el Espíritu es hecho real y reproducido como las iglesias, y las iglesias son el testimonio de Jesús. Si recibimos esta visión, ella nos gobernará, y nunca fomentaremos la división. Esta visión nos sostendrá, guardará y mantendrá en el testimonio de Jesús.

Hemos visto que el candelero es el oro divino corporificado como substancia para cumplir el propósito de Dios en Su mover. La expresión de la base está en el brillo de la luz. Cuando la expresión brilla, el resplandor cumple el propósito eterno de Dios. Por lo tanto, el candelero no sólo representa al Dios Triuno, sino también el mover del Dios Triuno en Su corporificación y expresión. También

Page 68: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

vimos que las iglesias locales son la reproducción de la corporificación y la expresión del Dios Triuno. Esto no es insignificante. No debemos estar satisfechos al decir que las iglesias locales son los candeleros que brillan en la noche obscura. Aunque esto es correcto, es superficial. Debemos ver que las iglesias locales son la reproducción y la expresión de la corporificación del Dios Triuno.

En la Biblia, el candelero siempre está relacionado con el edificio del Señor. La primera vez que se menciona es en Éxodo 25:31-40 cuando el tabernáculo fue construido. Se menciona por segunda vez en la construcción del templo en 1 Reyes 7:49. La tercera ocasión que aparece es en la reconstrucción del templo de Dios en Zacarías 4:2-10. En Apocalipsis está relacionado con la edificación de las iglesias. En Éxodo 25 se hace énfasis en que Cristo es el candelero, la luz divina, que brilla como las siete lámparas que contienen el Espíritu (el aceite). En Zacarías 4 se da énfasis al Espíritu (v. 6) que brilla como las siete lámparas, las cuales son los siete ojos de Dios (vs. 2, 10). Los siete ojos de Dios son los siete Espíritus de Dios (Ap. 5:6) que llevan a cabo el mover intensificado del Señor. Esto indica que el candelero de Zacarías es la realidad del candelero de Éxodo, y los candeleros de Apocalipsis son la reproducción del candelero de Zacarías. Cristo se hace real como el Espíritu, y el Espíritu es expresado en las iglesias. El Espíritu que ilumina es la realidad del Cristo que ilumina, y las iglesias que resplandecen son la reproducción y la expresión del Espíritu que resplandece para cumplir el eterno propósito de Dios, que es la consumación de la Nueva Jerusalén como la ciudad resplandeciente. Cristo, el Espíritu y las iglesias poseen la misma naturaleza divina.

I. EL CANDELERO EN LA EDIFICACION DEL TABERNACULO (EL TEMPLO)

Vimos que el candelero es necesario para el edificio de Dios. El candelero de Éxodo 25 tiene como fin la edificación del tabernáculo; el fin del candelero de Zacarías 4 era la restauración del edificio de Dios, y los candeleros de Apocalipsis 1 tienen como fin la edificación de la iglesia. Esto indica que el objetivo del Dios Triuno es obtener Su edificio. Aunque los cristianos hablan mucho sobre la Trinidad, muy pocos han visto que el fin del Dios Triuno es Su edificio. El candelero mencionado en Éxodo 25 tipifica a Cristo como la expresión de Dios, quien brilla en las siete lámparas, los siete Espíritus de Dios.

La manera en que la Biblia presenta los candeleros es muy interesante. Primeramente, la Biblia revela que para la edificación del tabernáculo era necesario que estuviera el candelero. Este también fue necesario para poder llevar a cabo el servicio del tabernáculo. El tabernáculo no tenía ventanas, y su entrada estaba completamente cubierta por una cortina. La luz de afuera no

Page 69: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

podía penetrar en su interior. Sin la luz del candelero dentro del tabernáculo, nadie habría podido llevar a cabo su oficio allí. Por consiguiente, el candelero no sólo era necesario en la edificación del tabernáculo sino también en su funcionamiento.

De igual manera, sin el candelero, no se puede edificar la iglesia, ni se puede funcionar en ella. El funcionamiento de la iglesia depende de la luz del candelero. Quienes estamos en la iglesia necesitamos el resplandor del candelero. Frecuentemente, cuando uno considera qué hacer o cómo hacerlo, se halla confuso. Cuanto más piensa, más densa se vuelve la obscuridad. Pero cuando uno viene a la reunión de la iglesia o a la comunión con los santos, es iluminado inmediatamente y dice: “Ahora veo el camino”. Nadie le dio a uno un mensaje diciendo qué hacer. Uno es esclarecido por la luz del candelero en la iglesia. El candelero nos ilumina en la iglesia.

El candelero no solamente tiene como fin el edificio de Dios, sino que también permite que se funcione en el edificio. Para poder funcionar necesitamos la luz. La luz brillante del candelero está en la iglesia. Por eso no podemos permitirnos el lujo de ausentarnos de la iglesia. No diga: “Si leo la Biblia y oro en mi casa, todo va a ser igual”. Si hace la prueba, regresará muy pronto a la iglesia. Por esta razón no nos gusta tomar vacaciones, a no ser que vayamos a un lugar donde haya una iglesia. La iglesia no solamente tiene el candelero, sino que también es el candelero.

II. EL CANDELERO EN LA EDIFICACION DEL TEMPLO RECOBRADO

El candelero es aún más necesario para el recobro del edificio de Dios. Zacarías 4 revela que el candelero que representa el Espíritu, tiene como fin recobrar el edificio de Dios. En la actualidad el candelero es más necesario porque no estamos solamente en el edificio de Dios, sino también en el recobro de Su edificio. Necesitamos la luz del candelero sobre nosotros para ser fortalecidos.

A. Representa el mover del Espíritu de Dios

Para el recobro del templo de Dios, El le dio una visión a Zacarías por medio de la cual éste pudo fortalecer a Zorobabel. En esta visión, Zacarías vio un candelero con siete lámparas que eran abastecidas por el aceite que brotaba de dos olivos. Entonces el ángel dijo a Zacarías: “Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con poder, ni con fuerza, sino con Mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zac. 4:6). Esto indica que el Espíritu de Dios lleva a cabo el mover de Dios en la tierra.

Page 70: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

B. Las siete lámparas son los siete ojos

Las siete lámparas del candelero mencionado en Zacarías son los siete ojos. En primer lugar, estos siete ojos son los ojos de Cristo, la piedra con la cual se construye el edificio de Dios (Zac. 4:2, 10; 3:9). Apocalipsis 5:6 también habla de los siete ojos de Cristo, el Cordero, diciendo que son “los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra”. Los siete Espíritus son los siete ojos de Cristo. En Zacarías 3 y 4 Cristo es la piedra con la cual se construye el edificio de Dios, y en Apocalipsis 5 El es el Cordero que nos redime. Esto indica que Cristo el Redentor es la piedra de edificación. El Cordero y la piedra tienen los siete ojos que son los siete Espíritus de Dios. En Zacarías los siete ojos son los ojos de la piedra, mientras que en Apocalipsis son los ojos del Cordero.

Las siete lámparas, las cuales son los siete ojos de Cristo, también son los ojos de Dios, con los cuales se lleva a cabo Su mover (Zac. 4:10). Cristo tiene los siete ojos, los siete Espíritus de Dios, que llevan adelante el mover de Dios. Primeramente Cristo es el Cordero Redentor, y al final El es la piedra de edificación. Esto tiene como fin que, por medio de la redención, el mover de Dios en la tierra avance hacia la meta, la edificación. Hoy disfrutamos la redención para participar en la edificación. Disfrutamos a Cristo no solamente como el Cordero Redentor, sino también como la piedra con la cual edificamos. La redención se efectuó con el fin de producir la edificación. En Cristo somos redimidos, y en El somos edificados. El cumple esto por medio de los siete Espíritus de Dios, con los cuales el mover de Dios avanza hoy.

C. Las lámparas iluminan y los ojos inspiran al mirar

Las lámparas iluminan, y los ojos infunden algo cuando miran. Estos ojos no solamente escudriñan, observan y juzgan, sino que, principalmente, infunden algo. Siempre que Cristo nos mira con Sus siete ojos, espontáneamente nos infunde algo. Si somos juzgados, iluminados, escudriñados o quemados, El nos infunde todo lo que El es. Siempre que Cristo nos alumbra, ilumina nuestro ser, infundiendo todo lo que El es para transformarnos en piedras preciosas con la cuales se hace el edificio de Dios.

III. LOS CANDELEROS TIENEN COMO FIN LA EDIFICACION DE LAS IGLESIAS LOCALES

A. Representan las iglesias locales como testimonio de Jesús

Los candeleros que aparecen en Apocalipsis son símbolos de las iglesias locales. Cada iglesia local es un candelero que brilla con el testimonio de Jesús, con el Espíritu de Dios siete veces intensificado en la localidad.

Page 71: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

B. Tienen la naturaleza divina

Los candeleros son de oro. Como vimos, el oro representa la naturaleza de Dios. Por lo tanto, esto significa que las iglesias están constituidas de la naturaleza divina, la naturaleza de Dios. Tenemos la vida y naturaleza del Padre (2 P. 1:4), el oro del Padre, y poseemos Su naturaleza divina. Qué maravilloso que tenemos la substancia divina.

C. Alumbran con los siete Espíritus de Dios en la era de tinieblas

Es posible que sólo prestemos atención a los candeleros y descuidemos las lámparas; pero los candeleros no son hechos para sí mismos sino para sostener las lámparas. Si los candeleros no tuvieran lámparas, no tendrían significado. Por lo tanto, debemos notar lo que representan las lámparas. Vemos las lámparas en el capítulo cuatro: ellas son los siete Espíritus de Dios que arden frente al trono (4:5). Por consiguiente, los siete Espíritus de Dios son las siete lámparas que arden. Algunos han dicho que las lámparas son Cristo y que la iglesia es la base que sostiene a Cristo como lámpara. Esto es aceptable, pero Apocalipsis no dice que la lámpara sea Cristo principalmente. Sin duda, cuando lleguemos, al capítulo veintiuno, veremos que Cristo es la lámpara de la Nueva Jerusalén. Sin embargo, Apocalipsis no dice que hoy Cristo sea las siete lámparas, sino que los siete Espíritus de Dios son las siete lámparas.

Debemos valorar profundamente lo que significan los siete Espíritus para nosotros. Si somos las iglesias, los candeleros, ¿qué debemos sostener? Decir que tenemos a Cristo es demasiado doctrinal. ¿Quién es Cristo y dónde está hoy? En nuestra experiencia con relación a la vida de la iglesia, Cristo no es simplemente Cristo, sino también el Espíritu (2 Co. 3:17). El Espíritu, quien es el Espíritu vivificante, se ha intensificado en el libro de Apocalipsis como los siete Espíritus, los cuales son los siete Espíritus de Dios. Esos Espíritus no solamente son los siete ojos de Dios sino también del Cordero. La vida de la iglesia depende por completo de esos siete Espíritus. No es un asunto de conocer a Cristo doctrinalmente, sino de experimentar los siete Espíritus. Tenemos que experimentar el Espíritu. Necesitamos al Espíritu en nuestro trabajo, en la vida diaria, en las reuniones, en el servicio y en los testimonios. Si carecemos del Espíritu, estamos vacíos y no somos nada. Los candeleros tienen que sostener las lámparas, las cuales son los siete Espíritus.

Los siete Espíritus son la expresión de Cristo. Esto está claramente indicado por el candelero de Éxodo 25. Este candelero, que estaba hecho de una sola pieza sólida de oro, la cual pesaba un talento, se expresaba en las siete lámparas. Esta pieza sólida de oro puro representa a Dios el Padre como la substancia que nos constituye. Pero si solamente tenemos a Dios el Padre, no tendríamos la forma;

Page 72: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

tendríamos el oro, sin la base. Tener solamente al Padre sin el Hijo es tener la substancia sin la corporificación. Solamente cuando el oro es forjado a martillo hasta constituir una base, tenemos la corporificación. Aunque la base es la corporificación de la substancia, sin las siete lámparas, ésta corporificación no tiene expresión. De modo que, la substancia es el Padre, la corporificación es el Hijo, y la expresión es el Espíritu que expresa a Dios el Padre en el Hijo. Todo lo que Dios el Padre es en el Hijo es expresado en las siete lámparas; es por eso que la Biblia nos dice que las siete lámparas son los siete Espíritus. Por consiguiente, el Espíritu es la expresión del Dios Triuno. Finalmente, en el libro de Apocalipsis, vemos que esta expresión es la expresión de Cristo, porque los siete Espíritus primeramente eran los siete Espíritus de Dios en Zacarías 4:10, y han venido a ser los siete ojos del Cordero en Apocalipsis 5:6. Estos son la expresión de Cristo. En la actualidad el Espíritu Santo, el cual es el Espíritu vivificante y también los siete Espíritus, es la expresión de Cristo. ¿Donde está esa expresión hoy? Está en las iglesias, pues los siete Espíritus son las siete lámparas sostenidas por las iglesias como candeleros.

Muchos cristianos hoy no conocen al Espíritu vivificante ni al Espíritu siete veces intensificado, y tampoco a los siete Espíritus como expresión de Cristo que exhiben las iglesias como candeleros. Para conocer a este Espíritu, usted tiene que estar en las iglesias. Si usted desea tocar, disfrutar y experimentar este Espíritu, tiene que ser parte de la iglesia, porque son las iglesias como candeleros las que tienen los siete Espíritus de Cristo, los cuales son la expresión de Cristo. Del mismo modo que sus ojos no están separados de usted, así este Espíritu no está separado de Cristo. Los ojos son la expresión de la persona, y por ende no pueden ser separados de la misma. De igual manera, los siete Espíritus, que son la expresión de Cristo, no pueden ser separados de Cristo. Las iglesias son los candeleros, y las lámparas son el Espíritu de Dios siete veces intensificado como expresión de Cristo. Esta luz brilla cada día más, y la visión se hace cada vez más clara.

Las iglesias locales como candeleros de oro brillan con el Espíritu en esta edad obscura. En esta era de tinieblas, la iglesia realmente necesita que el Espíritu de Dios siete veces intensificado brille para expresar el testimonio de Jesús.

D. La iglesia es la corporificación de Cristo y la reproducción del Espíritu

La iglesia es la corporificación de Cristo y la reproducción del Espíritu. El Espíritu es la realidad de Cristo (Jn. 14:17-20; 16:13-15), y la iglesia es la reproducción del Espíritu (Ap. 22:17a). La iglesia, junto con el Espíritu, es la corporificación de Cristo, el testimonio de Jesús (Ap. 1:2, 9; 19:10). Por lo tanto, cuanto más Espíritu haya, más iglesia y más testimonio de Jesús tendremos.

Page 73: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

IV. LOS DOS CANDELEROS EXPRESAN EL TESTIMONIO DE DIOS

EN LA GRAN TRIBULACION

En Apocalipsis 11:4 vemos los dos candeleros, los dos testigos, que expresan el testimonio de Dios durante la gran tribulación. Los vencedores serán arrebatados antes de la tribulación, mientras que los débiles, los que estén verdes y tiernos, serán dejados en la tierra donde pasarán por la tribulación. Debido a esto será necesario fortalecer el testimonio de Dios. Para satisfacer esta necesidad, Dios enviará a la tierra a Elías y a Moisés. Hoy día el testimonio de la iglesia depende principalmente de los fuertes, los que tienen más experiencia. Cuando los más experimentados hayan sido arrebatados, los débiles necesitarán ser fortalecidos. Aunque será bueno ser fortalecidos por Elías y Moisés, yo prefiero irme de la tierra antes que ellos regresen. En principio, los dos testigos del capítulo once también son candeleros. La Biblia los describe como los dos olivos que proveen de aceite a los débiles (Zac. 4:3, 12). De acuerdo con la parábola de las diez vírgenes hallada en Mateo 25, las cinco vírgenes insensatas tendrán que comprar aceite. En cierta ocasión el hermano Nee dijo que probablemente estas vírgenes irán a los dos olivos para comprar la porción adicional del Espíritu a un alto costo. Estos dos olivos también son llamados los dos hijos de aceite, porque están llenos del Espíritu y traen el testimonio de Dios (Zac. 4:14) y están preparados para abastecer a los santos débiles. Durante la gran tribulación, muchos de los que no hayan madurado serán fortalecidos y madurados mediante el ministerio de ellos.

Page 74: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE NUEVE

EL HIJO DEL HOMBRE EN MEDIO DE LAS IGLESIAS

En el capítulo uno de Apocalipsis hay ocho puntos cruciales: la revelación de Cristo, el testimonio de Jesús, el Dios Triuno, la segunda venida de Cristo, los copartícipes en la tribulación, el reino y la perseverancia en Jesús, las iglesias locales, los candeleros y el Hijo del Hombre. Después de abarcar los primeros siete puntos, en este mensaje pasamos al octavo asunto: el Hijo del Hombre que está en medio de las iglesias (1:12-20). En este libro Cristo se revela primeramente como el Hijo del Hombre. Siempre que El se menciona en relación con la iglesia, es revelado en Su naturaleza humana porque la iglesia está compuesta de seres humanos. La Cabeza de la iglesia no es solamente el Hijo de Dios sino también el Hijo del Hombre. El Señor continúa siendo el Hijo del Hombre después de Su ascensión, lo cual indica que El no se despojó de Su naturaleza humana después de resucitar y que El se relaciona con nosotros basándose en Su humanidad. El triunfó como hombre en ser el testimonio de Dios. Por lo tanto, los que estamos en las iglesias hoy, como hermanos que somos, también podemos ser el testimonio de Dios. El Señor obtuvo la victoria como hombre, y nosotros también podemos obtenerla.

Hoy Cristo está “en medio” de las iglesias. Por un lado, Él como Sumo Sacerdote intercede en los cielos por las iglesias (He. 9:24; 7:25-26; Ro. 8:34), y por otro, se mueve entre las iglesias cuidándolas. Si deseamos participar de Su mover y disfrutar de Su cuidado, tenemos que estar en las iglesias.

I. EN SU HUMANIDAD

El versículo 13 dice: “Y en medio de los candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro”. Cristo no solamente es presentado aquí como el Sumo Sacerdote por Su vestidura, sino también como uno “semejante al Hijo del Hombre”. El sigue siendo divino y humano. Él como nuestro Sumo Sacerdote cuida de las iglesias en Su humanidad.

A lo largo de los siglos algunos que se denominan cristianos han enseñado que Cristo no es el Hijo de Dios. Incluso hoy, algunos de los que se llaman cristianos no creen que Cristo sea el Hijo de Dios. Negar que Cristo es el Hijo de Dios es una herejía. Tal enseñanza es maligna y proviene del Hades, y nosotros tenemos que mantenernos en contra de ella sin transigir. Por otro lado, algunos cristianos no creen que Cristo siga siendo el Hijo del Hombre. Ellos dicen que Cristo se hizo hombre en la encarnación, pero que al resucitar se despojó de Su

Page 75: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

humanidad. Algunos de estos cristianos piensan que Cristo es solamente el Hijo de Dios, y que ha dejado de ser el Hijo del Hombre. Durante los últimos quince años he peleado en contra de esta concepto, y algunos se opusieron a mí diciendo que estaba equivocado al enseñar que Cristo continúa siendo el Hijo del Hombre. Algunos cristianos no creen que Cristo es el Hijo del hombre, pero nosotros sí lo creemos. De acuerdo con la Palabra pura, el Señor Jesús sigue siendo tanto el Hijo de Dios como el Hijo del Hombre. No podemos explicar esto adecuadamente debido a que la mente humana es muy limitada. Sin embargo, creemos y aceptamos el hecho de que nuestro Cristo es el Hijo de Dios, es decir, tiene divinidad, y que también es el Hijo del Hombre, es decir, tiene humanidad. En El tenemos la verdadera divinidad y la humanidad apropiada.

Durante los últimos diecinueve siglos, especialmente durante los primeros seis, la cristología fue un tema bastante controvertido entre los cristianos. En cuanto a la persona de Cristo ha habido diferentes opiniones, y los cristianos han peleado entre sí por causa de esas opiniones. Tenemos que hacer a un lado todas esas escuelas teológicas. De acuerdo con la Biblia, creemos que nuestro Cristo es verdaderamente el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre. El tiene dos naturalezas, a saber, la divina y la humana.

Cuando Cristo viene a relacionarse con nosotros en las iglesias, lo hace no solamente en Su divinidad, sino también en Su humanidad. Es posible que usted se excuse, pensando que el Señor prevaleció por ser el Hijo de Dios, pero como usted es humano, el Señor tiene que comprenderlo. El Señor como Hijo de Dios es bastante competente, pero usted, un simple hijo de hombre, está en un estado lastimoso, y por ende el Señor no le debe exigir mucho. Pero cuando El viene a usted como Hijo del Hombre, usted no tiene excusa. El también fue un hombre y prevaleció como hombre, no como Hijo de Dios. Usted no puede excusarse. Si usted es derrotado y falla en la vida de iglesia, no se tenga compasión y no diga que tiene excusa por ser un simple ser humano. Los seres humanos son el material adecuado para la vida de iglesia. Por consiguiente, Cristo anda en medio de las iglesias como Hijo del Hombre. En Daniel 3 se nos dice que el Hijo de Dios se paseaba en el fuego, pero en Apocalipsis 1 vemos que es el Hijo del Hombre quien anda en medio de las iglesias. Todos debemos adorarle como el Hijo del Hombre. El es muy maravilloso porque El es tanto humano como divino. Esta es la razón por la cual El conoce el cielo y la tierra, a Dios y al hombre. En El tenemos divinidad y humanidad. En El estamos en los cielos y en la tierra. Hoy el Señor está en los cielos y en la tierra andando en Su humanidad en medio de las iglesias locales.

Page 76: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

II. COMO SACERDOTE

El versículo 13 nos dice que Cristo está “vestido de una ropa que llegaba hasta los pies”. Esta ropa es la túnica sacerdotal (Ex. 28:33-35), que representa la consumación de las virtudes divinas y los atributos humanos de Cristo (cfr. Is. 6:1, 3). Aunque la palabra sacerdote no se menciona aquí, sabemos por Su vestidura que Cristo es presentado aquí como Sumo Sacerdote. Hoy el Hijo del Hombre, Jesucristo, quien anda en medio de las iglesias, es el Sacerdote. Entre las tres funciones de sacerdote, profeta y rey, la más amada, íntima, preciosa y hermosa es la de sacerdote. El sacerdote es muy amado y apreciado porque él cuida a las personas. Cristo cuida a las iglesias al andar entre ellas.

III. NO LABORAR POR FUERZA, SINO CUIDAR LAS IGLESIAS EN AMOR

El versículo 13 también dice que Cristo, el Hijo del Hombre, estaba “ceñido por el pecho con un cinto de oro”. ¿Ha visto usted alguna vez a alguien ceñido por el pecho con un cinto? Esto es muy significativo. Los sacerdotes del Antiguo Testamento se ceñían por los lomos para ministrar (Ex. 28:4). En Daniel 10:5 Cristo también se ciñe Sus lomos con oro fino. Pero aquí Cristo como nuestro Sumo Sacerdote está “ceñido por el pecho”. El pecho representa el amor. Estar ceñido por los lomos equivale a estar fortalecido para trabajar, mientras que estar “ceñido por el pecho” significa cuidar con amor. El trabajo de Cristo de producir las iglesias ya se cumplió. Ya no necesita ceñirse por los lomos para laborar. Lo que El hace ahora en medio de las iglesias es cuidarlas en amor. Esto requiere que El esté “ceñido por el pecho con un cinto de oro”. Este “cinto de oro” representa el poder divino. ¡Qué gran amor muestra El para con las iglesias al cuidarlas!

IV. EXISTE DESDE TIEMPOS INMEMORIALES

El versículo 14 dice que “Su cabeza y Sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve”. El cabello blanco indica edad avanzada (Job 15:10). El cabello negro con el cual el Señor es descrito en el Cantar de los Cantares 5:11 denota Su fortaleza inmarcesible y eterna; pero el cabello blanco con el cual se le describe aquí denota que El existe desde tiempos inmemoriales.

Aunque Cristo existe desde tiempos inmemoriales, El no es viejo. En este capítulo vemos que Su cabeza y Su cabello eran blancos como blanca lana y como nieve. La blanca lana es un producto natural de la vida, y la nieve desciende del cielo. La lana no es emblanquecida; es blanca desde que sale, y su blancura viene de su naturaleza. El blanco es el color de la naturaleza de Cristo. Su antigüedad procede de Su naturaleza. La nieve es blanca porque viene del cielo y no contiene suciedad ni mancha terrenal. Por consiguiente, la lana

Page 77: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

blanca, mencionada aquí y en Daniel 7:9, indica que la antigüedad de Cristo proviene de Su naturaleza, y no de Su vejez, mientras que la nieve indica que Su antigüedad es celestial, y no terrenal.

V. SUS OJOS MIRAN, OBSERVAN, ESCUDRIÑAN, JUZGAN E INFUNDEN ALGO

En el versículo 14 vemos que Sus ojos son como llamas de fuego. En el Cantar de los Cantares 5:12 los ojos de Cristo son como palomas, es decir, expresan Su amor. Aquí “Sus ojos” son “como llama de fuego”, y con ellos observa y escudriña al juzgar con su luz. En este libro El no tiene dos ojos sino siete (5:6). El siete indica cumplimiento en el mover de Dios. Por consiguiente, Sus ojos en este libro tienen como fin la obra de Dios. Estos siete ojos Suyos son las “siete lámparas de fuego” que arden delante del trono, “las cuales son los siete Espíritus de Dios” (4:5; cfr. Dn. 10:6). El “fuego ardiente” equivale a la “llama de fuego” y su función es observar y escudriñar. Los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra también tienen como fin el mover de Dios en la tierra. Por lo tanto, los ojos de Cristo mencionados en este libro son los siete Espíritus de Dios que fomentan el mover y la obra de Dios en la tierra hoy.

Los ojos de Cristo miran, observan, escudriñan, juzgan al iluminar, e infunden algo. Tenemos que experimentar todos estos aspectos de Sus ojos, especialmente el aspecto de que nos infunden algo. Sus ojos nos infunden todo lo que El es. Estos ojos son una llama de fuego que arde continuamente. Esto lo podemos comprobar en nuestra propia experiencia. No ejercite su mente para entender esto; más bien compruébelo en su experiencia personal. Desde el día que fuimos salvos, los ojos de Cristo han sido como un fuego ardiente que nos alumbra y nos infunde lo que El es. Sus ojos también nos estimulan a ser fervientes. Después de que Cristo nos mira, jamás podemos volver a ser fríos como lo éramos antes. Al mirarnos nos encienden y nos estimulan en el Señor. Muchas veces el Señor viene a nosotros con Sus ojos penetrantes. Tal vez cuando tratamos de ocultar algo de nuestra esposa, el Señor viene con siete ojos brillantes que penetran nuestro ser y exponen nuestra verdadera condición. He tenido esta clase de experiencia centenares de veces. Cuando he estado discutiendo con otros, especialmente con los que me rodean, los ojos brillantes de Cristo han estado sobre mí, y no he podido seguir hablando. Su luz cerró mi boca.

El Apocalipsis es un libro que se caracteriza por el juicio. El fuego es usado en el juicio divino (1 Co. 3:13; He. 6:8; 10:27). “Nuestro Dios es fuego consumidor” (He. 12:29); Su trono es como llama de fuego y las ruedas del mismo son fuego ardiente, y un río de fuego procede de delante de Él (Dn. 7:9-10). Todo esto tiene como fin el juicio. Los ojos del Señor son como llama de fuego y su fin

Page 78: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

primordial es juzgar (2:18-23; 19:11-12). Cuando El venga a tomar posesión de la tierra trayendo juicio sobre ella, hasta Sus pies serán como columnas de fuego (10:1).

VI. SUS PIES HAN SIDO PROBADOS Y RESPLANDECEN

El versículo 15 nos dice: “Y Sus pies semejantes al bronce bruñido, fundido en un horno”. Los pies denotan el andar. En tipología, el bronce representa el juicio divino (Ex. 27:1-6). Cuando Cristo estuvo en la tierra, Su andar diario fue probado. El fue hallado brillante puesto que Su caminar fue probado. Ahora los pies de Cristo son semejantes al bronce bruñido, como se menciona en Ezequiel 1:7 y Daniel 10:6, lo cual significa que Su andar perfecto y brillante lo califica para ejercer el juicio divino. Ser “fundido en un horno” significa ser probado por fuego. El andar de Cristo fue probado por Sus sufrimientos, y por Su muerte en la cruz. Por consiguiente, Su andar es brillante como el bronce bruñido, lo cual le califica para juzgar al injusto. Como ya hemos dicho, cuando El venga a poseer la tierra al juzgarla, Sus pies serán como columnas de fuego (10:1).

VII. CON UNA VOZ SERIA Y SOLEMNE

El versículo 15 también nos dice que “Su voz” es “como el estruendo de muchas aguas”. El sonido de la voz del Dios Todopoderoso es semejante al estruendo de muchas aguas, un sonido ensordecedor (Ez. 1:24; 43:2). Esto indica la seriedad y solemnidad de Dios al hablar aquí (cfr. 10:3). Algunas veces la voz del Señor es suave y apacible, pero en algunas ocasiones Su voz nos llega como trueno. Cuando somos descuidados o adormecidos, la voz del Señor nos despierta. Su voz, que es la del Dios Todopoderoso, nos previene y nos despierta.

VIII. TIENE EN SU MANO LOS MENSAJEROS DE LAS IGLESIAS

El versículo 16 nos dice: “Tenía en Su diestra siete estrellas”. El versículo 20 aclara: “Las siete estrellas son los mensajeros de las siete iglesias”. Los mensajeros son las personas espirituales de las iglesias, que se responsabilizan del testimonio de Jesús. Estos, como estrellas, deben tener la naturaleza celestial y estar en una posición celestial. En Hechos y en las epístolas los ancianos eran los que tomaban la iniciativa en la obra de las iglesias locales (Hch. 14:23; 20:17; Tit. 1:5). El cargo de anciano es, en cierta medida, oficial y, como ya vimos, cuando este libro fue escrito, los cargos que existían en las iglesias se habían deteriorado por la degradación de la iglesia. En este libro el Señor llama nuestra atención a la realidad espiritual. Es por eso que destaca a los mensajeros de las iglesias y no a los ancianos. El oficio de los ancianos se puede ver fácilmente, pero necesitamos ver la importancia de la realidad espiritual y celestial que tienen los mensajeros para que la vida apropiada de

Page 79: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

iglesia lleve el testimonio de Jesús en medio de la oscuridad de la degradación de la iglesia.

Los candeleros y las estrellas brillan en la noche. Un candelero, que representa una iglesia local, es una unidad colectiva, mientras que una estrella, que representa un mensajero de una iglesia local, es un individuo. En la noche oscura de la degradación de la iglesia, es necesario el resplandor de las iglesias colectivamente y de los mensajeros individualmente. Al andar Cristo entre las iglesias, sostiene en Su diestra a los que presiden. ¡Qué alentador es esto! Los que conducen al pueblo tienen que alabarle porque están en Sus manos y El los sostiene. Los líderes no deben retraerse ni ser débiles ni confundirse, puesto que están en Sus manos. Cristo verdaderamente es el responsable de Su testimonio.

En el libro de Apocalipsis no hay ancianos en las iglesias; solamente hay mensajeros. Cuando este libro se escribió, la iglesia se había degradado. Por consiguiente, en Apocalipsis el Señor repudia todas las formalidades. Ser un anciano puede que sea algo legalista o formal. No aspire a ser un anciano; desee ser una estrella brillante. No procure alcanzar una posición; más bien sea una estrella que resplandece. Tanto el candelero como las estrellas brillan en la noche. Tanto la iglesia como los líderes de la iglesia deben brillar. Todos los que toman la iniciativa deben ser estrellas.

IX. DE SU BOCA PROCEDE LA PALABRA DE JUICIO

En el versículo 16 se nos dice que “de Su boca salía una espada aguda de dos filos”. En el Cantar de los Cantares 5:16 leemos: “Su paladar dulcísimo”, y en los evangelios dice que “palabras de gracia... salían de Su boca” (Lc. 4:22); pero aquí “de Su boca salía una espada aguda de dos filos”. Este es Su discernimiento, Su juicio y Su “palabra cortante” (He. 4:12; Ef. 6:17). Las “palabras de gracia” suministran gracia a quienes han hallado favor delante de Él, mientras que “la espada aguda de dos filos” confronta las cosas y las personas negativas. Frecuentemente decimos que el Espíritu habla a las iglesias. Recuerde que cuando el Espíritu habla, es Cristo quien habla con una espada de dos filos. Sus palabras traen juicio, y todos lo hemos experimentado. Todos necesitamos cierta medida de juicio por causa de la degradación de la iglesia. Hoy día todos los cristianos necesitan el juicio que el Señor trae por medio de Su palabra. Muchas veces hemos experimentado este juicio por haber errado y por habernos desviado del Señor. Si nos hemos alejado, El viene y nos juzga. Su palabra hoy trae principalmente una especie de juicio. Puedo testificar, que si el Señor le habla a usted hoy, la mayoría de Sus palabras serán palabras de juicio. Cuando El habla, juzga. Cada palabra que El dice a las iglesias hoy, es como un cuchillo afilado que nos juzga. Las palabras que salen de la boca del Señor son

Page 80: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

cortantes y al penetrar en nuestro ser dividen nuestra alma y nuestro espíritu, y disciernen las intenciones de nuestro corazón. Ese es el Cristo que experimentamos hoy en la vida de la iglesia.

En el cristianismo hay numerosas opiniones, las cuales causan frecuentes debates y conflictos. He visto esto; conozco el caso de algunos cristianos que estaban en el comité directivo de su grupo. En una ocasión cuando se reunieron, discutían y debatían entre sí; finalmente el debate se convirtió en una pelea, a tal grado que uno de los directores lanzó una Biblia contra otro miembro del comité. En el recobro del Señor hoy tenemos a alguien que anda en nuestro medio. El nos vigila con Sus siete ojos flameantes, y de Su boca sale una espada aguda de dos filos. Esta espada ha dado muerte a todos nuestros diferentes conceptos. Es por eso que casi no hay debates en las iglesias.

Recientemente en Anaheim terminamos nuestro local de reuniones. Podemos testificar que durante los meses de construcción nunca peleamos entre nosotros. Uno de los inspectores municipales nos dijo que en sus años de experiencia siempre que se construye un edificio para una iglesia, la comisión encargada de la construcción termina peleando entre sí. Pudimos darle testimonio a este inspector de que nosotros no peleábamos entre nosotros debido a la espada cortante. Esto no quiere decir que no tengamos opiniones y conceptos. Somos humanos y tenemos muchas opiniones. Pero todos podemos testificar que cada vez que surge una opinión, la espada la corta en pedazos. Cuanto más piensa usted en su opinión, más es cortado. Esto no es doctrina, es nuestra experiencia. Siempre que hay dos hermanos a punto de pelear, aparece un tercero, el más fuerte, con la espada afilada y corta las opiniones de los dos bandos. Mientras construíamos nuestro salón de reunión, la espada afilada ponía fin a los conflictos. Este tercero que acudía era Cristo mismo, el Hijo del Hombre, quien, como Sumo Sacerdote, anda entre las iglesias y las cuida en amor. En el Antiguo Testamento, los sacerdotes eran necesarios para despabilar las lámparas. Hoy nuestro Sacerdote, el Hijo del Hombre, sabe exactamente cuándo recortarnos. Esta es la razón por la cual tenemos tanta paz entre nosotros. Esta es una de las claves de la vida de iglesia que los demás no entienden, pues ellos no tienen al Sacerdote que limpia y cuida las lámparas del candelero. Ahora el Sacerdote anda entre las iglesias cuidando y despabilando las lámparas.

X. CON UN ROSTRO RESPLANDECIENTE

En el versículo 16 se nos dice que “Su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza”. En el Cantar de los Cantares 5:10, 13, Su rostro aparece amoroso a fin de que Su seguidora lo aprecie, y en las epístolas Su cara refleja la gloria de Dios (2 Co. 4:6) e imparte vida a los creyentes. Sin embargo, aquí “Su rostro” es “como el sol cuando resplandece en su fuerza”, igual que en Daniel 10:6, donde

Page 81: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

la luz y el juicio traen el reino. Cuando el Señor se transfiguró y Su faz brilló como el sol, esa fue Su venida en el reino (Mt. 16:28—17:2). Cuando El venga a tomar posesión de la tierra y establecer el reino, Su cara será como el sol (10:1).

XI. ES EL PRINCIPIO Y EL FIN, EL PRIMERO Y EL ULTIMO

En el versículo 17 leemos: “Cuando le vi, caí como muerto a Sus pies. Y El puso Su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; Yo soy el Primero y el Ultimo”. Cristo no es solamente el primero y el último, sino también el principio y el fin. Esto nos asegura que, como El dio inicio a la vida de la iglesia, sin duda la terminará. El nunca deja inconcluso su trabajo. Todas las iglesias locales deben creer que el Señor Jesús es el principio y el fin. El terminará lo que comenzó en Su recobro.

XII. EL ES EL VIVIENTE

En el versículo 18 vemos que el Señor es el Viviente; estuvo muerto; mas he aquí que vive por los siglos de los siglos. El mismo Cristo que anda en medio de las iglesias, quien es la Cabeza de las iglesias y a quien ellas pertenecen, es el Viviente, o sea que está lleno de vida. Por consiguiente, las iglesias como Su Cuerpo deben ser vivientes y estar llenas de vida. ¡Aleluya, tenemos un Cristo viviente, el cual venció la muerte! Nuestro Cristo, el Cristo resucitado, vive en nosotros y entre nosotros. El vive por los siglos de los siglos. ¡Qué Cristo tan lleno de vida tenemos en el recobro! En el recobro, todas las iglesias deben estar llenas de vida como Cristo, y vencer la muerte.

XIII. TIENE AUTORIDAD SOBRE LA MUERTE Y EL HADES

En el versículo 18 también dice: “Tengo las llaves de la muerte y del Hades”. Por haber caído y pecado el hombre, vino la muerte y opera en la tierra recogiendo a todos los pecadores. La muerte se asemeja a un recogedor usado al barrer el polvo, y el Hades es como el recipiente de la basura. Todo lo que el recogedor recibe es echado en el recipiente de la basura. Por consiguiente, la muerte es un recolector y el Hades es el lugar donde se almacena. En la vida de la iglesia, ¿estamos nosotros sujetos a la muerte y al Hades? ¡No! Cristo abolió la muerte en la cruz y venció el Hades en Su resurrección. Aunque el Hades trató de retenerlo, no pudo hacerlo (Hch. 2:24). Con relación a Él, la muerte no tiene aguijón y el Hades no tiene poder. Pero ¿qué diremos de nosotros? El caso tiene que ser el mismo. En la vida de la Iglesia, las llaves de la muerte y el Hades están en las manos de Cristo. Es imposible que nosotros venzamos la muerte; simplemente no tenemos la facultad de hacerlo. Siempre que llega la muerte, afecta a muchos. Pero siempre que le demos al Señor Jesús la oportunidad y la

Page 82: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

libertad para obrar y actuar entre nosotros, la muerte y el Hades estarán bajo Su control. Sin embargo, cuando al Señor Jesús no se le da oportunidad en la iglesia, la muerte prevalece, y el Hades se fortalece y retiene a los muertos. Alabamos al Señor porque Cristo tiene las llaves de la muerte y del Hades. La muerte está sujeta a Él y el Hades está bajo Su control. ¡Aleluya!

Page 83: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DIEZ

LA IGLESIA EN EFESO: AMOR, VIDA Y LUZ

El libro de Apocalipsis está muy bien escrito. Después del primer capítulo, los dos capítulos siguientes nos presentan una vista práctica y clara de las siete iglesias. Las siete iglesias son un excelente ejemplo que revela las iglesias locales, no en doctrina, sino en la práctica. Al considerar estas siete iglesias podemos ver claramente lo que es una iglesia local y lo que debería de ser.

Las siete epístolas que aparecen en los capítulos dos y tres presentan la crónica de la situación que existía entre las siete iglesias del tiempo en que fueron escritas. Sin embargo, puesto que este libro se caracteriza por señales proféticas, las situaciones de las siete iglesias también son señales y tienen un significado profético del progreso de la iglesia en siete etapas. La primera epístola, dirigida a la iglesia en Efeso, presenta un cuadro de la iglesia de finales de la primera etapa, durante la última parte del siglo primero. La segunda epístola, escrita a la iglesia en Esmirna, es figura de la iglesia que sufrió bajo la persecución del Imperio Romano, etapa que va desde la última parte del siglo primero hasta la primera parte del siglo cuarto, cuando Constantino el Grande, el césar del Imperio Romano, atribuyó a la iglesia el favor imperial. La tercera epístola, a la iglesia en Pérgamo, representa la iglesia mundana, la iglesia que se une con el mundo; esta etapa abarca desde el día en que Constantino acogió el cristianismo hasta cuando el sistema papal fue establecido durante la última parte del siglo sexto. La epístola a la iglesia en Tiatira muestra proféticamente la iglesia apóstata, que es la etapa abarcada desde el establecimiento del sistema papal, a fines del siglo sexto, hasta el fin de esta era, cuando Cristo venga. La quinta epístola, a la iglesia en Sardis, representa la iglesia protestante, desde la Reforma, en la primera parte del siglo dieciséis, hasta que Cristo venga. La sexta epístola, a la iglesia en Filadelfia, predice la iglesia del amor fraternal, el recobro de la vida apropiada de iglesia, que existió desde principios del siglo diecinueve, cuando surgieron los Hermanos en Inglaterra y sacaron la práctica de la vida de iglesia del sistema divisivo de las denominaciones, y estará hasta la segunda venida del Señor. La séptima epístola, a la iglesia en Laodicea, es una sombra de la decadencia de la iglesia de los Hermanos en el siglo diecinueve; abarca desde la última parte de ese siglo hasta que el Señor regrese. En este mensaje y en los siguientes seis, trataremos de cada una de estas iglesias.

En este mensaje veremos la iglesia en Efeso (2:1-7). Las palabras cruciales de este mensaje son amor, vida y luz. El requisito básico para la vida de la iglesia es nuestro amor hacia el Señor. Obviamente no hay ningún problema con el amor

Page 84: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

del Señor hacia nosotros. El nos ha amado y nos sigue amando. El problema está en nuestro amor hacia El. Aunque lo hayamos amado en el pasado, y lo sigamos amando en la actualidad, existe el peligro de que nuestro amor por el Señor se desvanezca. La epístola a la iglesia en Efeso nos previene al respecto. Esta carta también nos revela claramente el origen de la degradación de la vida de iglesia: el desvanecimiento del primer amor. Como veremos, el amor nos da la posición, la base, el derecho y el privilegio de comer del árbol de la vida. El amor nos suministra la vida. Si amamos al Señor, tenemos pleno derecho a disfrutarlo como el árbol de la vida, como nuestro suministro de vida. La luz siempre acompaña a la vida, y es producida por el abundante suministro de vida. La vida nos da luz. En el tabernáculo el candelero viene después de la mesa del pan de la proposición, lo cual indica que cuando disfrutamos a Cristo como nuestro suministro de vida, recibimos la luz de la vida. Es de vital importancia que amemos al Señor. Si tenemos amor, tendremos la vida, simbolizada por el árbol de la vida, y la luz, simbolizada por el candelero.

En síntesis, el problema de la iglesia en Efeso consistía en que el primer amor hacia el Señor se había desvanecido. Por esta razón el Señor tuvo que juzgar a esta iglesia, y le advirtió que si no se arrepentía, su candelero sería quitado. Todo aquel que se arrepintiera en medio de ellos y regresara al primer amor, sería un vencedor delante del Señor. El Señor prometió a los vencedores el derecho a disfrutarle a Él como el árbol de la vida. Por supuesto, el candelero siempre permanecerá entre aquellos que han vencido. Sin embargo, si no nos arrepentimos de haber dejado nuestro primer amor hacia el Señor, perderemos el derecho de comer del árbol de la vida, y nuestro candelero será quitado. Si éste es el caso, estaremos sin amor y sin luz. ¡Que condición tan lastimosa sería!

I. EL QUE HABLA

Apocalipsis 2:1 nos dice: “Escribe al mensajero de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en Su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro”. Cada una de estas epístolas comienza con una descripción del que habla. Antes de dirigirse a las iglesias, el Señor declara quién es El. En la primera epístola El declara que El tiene las siete estrellas en Su diestra y que camina en medio de los siete candeleros de oro. Estas dos cosas demuestran que el Señor es normal, genuino y correcto. El cuida las iglesias sosteniendo en Su diestra a los que toman la iniciativa y caminando en medio de todas las iglesias. Los mensajeros de las iglesias, las personas espirituales, representados por las estrellas brillantes, que son los que se responsabilizan del testimonio de Jesús, están sostenidos por la diestra del Señor, y el Señor anda en medio de las iglesias, representadas por los siete candeleros de oro. ¡Que escena tan maravillosa! Mientras el Señor como nuestro Sumo Sacerdote intercede por

Page 85: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

nosotros, las iglesias, a la diestra de Dios (He. 7:25), sostiene a los mensajeros de las iglesias y anda en medio de ellas y las cuida.

II. LAS VIRTUDES DE LA IGLESIA

La palabra Efeso en griego significa deseable. Esto indica que la iglesia primitiva, en sus postrimerías, era deseable al Señor; el Señor seguía esperando mucho de ella.

A. Las obras

Consideremos ahora las virtudes de la iglesia en Efeso. Primeramente, ella hacía muchas cosas para el Señor. La iglesia en Efeso no era ociosa ni descuidada; laboraba mucho para el Señor.

B. Los trabajos

Esta iglesia no solamente hacía obras para el Señor sino que también trabajaba para El (vs. 2-3). Debemos diferenciar entre obras y trabajos. Trabajar es más elevado que hacer obras. Hacer obras es común, mientras que laborar es algo especial. Los que sirvieron a tiempo completo durante la construcción del local de reunión en Anaheim, no solamente estuvieron activos, sino que trabajaron. Si hubiéramos contratado una compañía y hubiéramos empleado oficiales de construcción, ellos habrían hecho la obra sin laborar.

C. La perseverancia

La iglesia en Efeso también tenía la virtud de perseverar. Esto indica que la iglesia estaba bajo aflicción y perseveró en el sufrimiento.

D. No soporta a los malos

El Señor dice a la iglesia en Efeso: “No puedes soportar a los malos” (v. 2). Creo que las palabras que el Señor usa aquí se refieren a dos cosas: hombres malos y cosas malas. La iglesia en Efeso no toleraba ninguna cosa mala ni ningún hombre malo. Indudablemente era una buena iglesia.

E. Prueba a los falsos apóstoles

El Señor también dijo: “Has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos” (v. 2). Esta iglesia tenía mucho discernimiento, y probaba a los falsos apóstoles y los rechazaba. Ella discernía que los que se decían ser apóstoles eran mentirosos. A lo largo de las generaciones, siempre ha habido falsos apóstoles. Incluso hoy sigue ocurriendo lo mismo.

Page 86: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

F. Aborrece las obras de los nicolaítas

En Apocalipsis 2:6 el Señor dice: “Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales Yo también aborrezco”. La iglesia en Efeso aborrece lo que aborrece el Señor: las obras de los nicolaítas. En cuanto a las virtudes, esta iglesia era buena, pura, justa y normal.

El Señor aborrece las obras de los nicolaítas. Si usted desea saber cuáles son las obras de los nicolaítas, lea el libro del hermano Nee titulado La ortodoxia de la iglesia. Las obras de los nicolaítas están relacionadas con la jerarquía entre los santos en la cual algunos se convierten en gobernantes de los demás. Esto trae como consecuencia el clero y el laicado. En la iglesia de Efeso no estaba presente la doctrina o la enseñanza de los nicolaítas. Esta se desarrolló más tarde. Pero sí existían sus obras y actividades, o sea, cierto tipo de jerarquía constituida de clérigos y laicos. La palabra nicolaítas es una latinización de la voz griega nicolaitai, cuya raíz es nicolaos, que a su vez se compone de dos palabras griegas: nico y laos. Nico significa conquistar o estar sobre otros. Laos quiere decir gente común, seglares o laicos. Nicolaos, pues, significa conquistador de gente común, persona que está sobre los laicos. La palabra nicolaítas se debe de referir a un grupo de personas que se consideran superiores a los creyentes comunes. Indudablemente esto constituye la jerarquía establecida y perpetuada por el catolicismo y el protestantismo. El Señor aborrece las obras y el proceder de los nicolaítas, y nosotros debemos aborrecer lo que el Señor aborrece.

Dios, en Su economía, tiene la intención de que todos los Suyos sean sacerdotes y le sirvan directamente. En Éxodo 19:6 El les mandó a los hijos de Israel que fueran “un reino de sacerdotes”. Esto significa que Dios deseaba que todos fueran sacerdotes. Sin embargo, debido a que los israelitas adoraron al becerro de oro (Ex. 32:1-6), perdieron el sacerdocio, y solamente la tribu de Leví, debido a su fidelidad hacia Dios, fue escogida para reemplazar a toda la nación de Israel en el oficio de sacerdotes de Dios (Ex. 32:25-29; Dt. 33:8-10). Por consiguiente, hubo una clase mediadora entre Dios y los hijos de Israel. Esto se convirtió en un firme sistema dentro del judaísmo. En el Nuevo Testamento Dios ha vuelto a Su intención original de acuerdo con Su economía, y ha hecho sacerdotes a todos los que creen en Cristo (1:6; 5:10; 1 P. 2:5, 9). Pero durante la era de la iglesia primitiva, desde el siglo primero, surgieron los nicolaítas como una clase mediadora, lo cual corrompió la economía de Dios. De acuerdo con la historia de la iglesia, esto llegó a ser el sistema adoptado por la Iglesia Católica Romana y fue preservado por las iglesias protestantes. Hoy en la Iglesia Católica Romana está el sistema sacerdotal; en las iglesias estatales, el sistema clerical, y en las iglesias independientes, el sistema pastoral. Todos éstos son sistemas que tienen una clase mediadora, lo cual destruye el sacerdocio universal de los creyentes. De manera que tenemos dos clases distintas: el clero y el laicado. Pero en la vida

Page 87: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

apropiada de iglesia no debe haber ni clero ni laicado; todos los creyentes deben ser sacerdotes de Dios. La clase mediadora destruye al sacerdocio universal de la economía de Dios; es por eso que el Señor la aborrece. En Hechos 6:5 entre los siete que servían había uno llamado Nicolás. No hay indicio alguno en la historia de la iglesia de que éste haya sido el primer nicolaíta.

III. EL ORIGEN DE LA DEGRADACION DE LA IGLESIA

Aunque la iglesia en Efeso tenía tantas virtudes, estaba degradada porque había perdido su primer amor. En el versículo 4 el Señor dijo: “Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor”. La palabra griega traducida primer es la misma que se traduce mejor en Lc. 15:22. Nuestro primer amor hacia el Señor debe ser nuestro mejor amor a Él. La iglesia en Efeso había dejado este amor por el Señor.

La iglesia como Cuerpo de Cristo (Ef. 1:23) está relacionada con la vida; como nuevo hombre (Ef. 2:15), está relacionada con la persona de Cristo; y como novia de Cristo (Jn. 3:29) está relacionada con el amor. La Epístola [de Pablo] a los Efesios nos dice que para permanecer en la vida de la iglesia necesitamos ser fortalecidos en nuestro hombre interior para que Cristo haga Su hogar en nuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, podamos conocer el amor de Cristo que sobrepasa a todo entendimiento, para que seamos llenos hasta la medida de todas las riquezas de Dios (Ef. 3:16-19); y el objetivo de lo anterior es la vida de la iglesia a fin de que la gracia sea con todos los que aman al Señor Jesús (Ef. 6:24). Esta epístola dirigida a los efesios [en Apocalipsis 2], revela que la degradación de la iglesia comienza cuando dejamos nuestro primer amor hacia el Señor. Lo único que nos puede mantener en una relación apropiada con el Señor es nuestro amor por El. La iglesia en Efeso tenía buenas obras, trabajaba para el Señor, soportaba los sufrimientos y ponía a prueba a los falsos apóstoles, pero dejó su primer amor hacia el Señor. Dejar el primer amor fue la raíz de toda la degradación que hubo en las siguientes etapas de la iglesia.

Nosotros los que estamos hoy en las iglesias locales debemos estar conscientes de que podemos perder nuestro primer amor por el Señor. Es posible que hagamos obras y trabajemos para el Señor y tal vez seamos puros doctrinalmente y rectos espiritualmente, y aun así no tener el primer amor por el Señor. Es probable que en los años venideros no amemos al Señor tanto como ahora. Debemos estar alerta en cuanto a esto. Es mejor perder algo de nuestras obras que perder nuestro amor por el Señor. Nuestro amor por El debe ser nuestro primer amor. Todos debemos decir: “Señor, te amo. No amo lo que hago por Ti, ni aprecio mi labor. Señor te amo a Ti. Si laborar por Ti estorba mi

Page 88: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

amor por Ti, cesaré de hacer obras”. No permita que nada le separe del amor del Señor. Debemos cuidar el primer amor y constantemente amar al Señor.

Nunca olvidaré un párrafo corto que alguien escribió con respecto a John Nelson Darby. Dicho párrafo revela que cuando Darby era muy viejo, mientras viajaba, una noche se hospedó en un hotel. Cuando estaba preparándose para acostarse, oró de una manera simple: “Señor Jesús, te sigo amando”. Es admirable que un santo de edad avanzada diga esto. John Nelson Darby empezó a amar al Señor desde su juventud. Después de más de sesenta años, seguía amándolo. Todos debemos decirle diariamente al Señor: “Señor Jesús, te sigo amando. Tal vez yo cambie en todo lo demás, pero nunca dejaré de amarte. Quiero que mi amor por ti crezca siempre”. Leí ese párrafo sobre Darby hace más de veinte años, y no puedo describir la ayuda que me ha sido todo este tiempo.

Debemos decir constantemente: “Señor Jesús, te sigo amando”. Una vez que dejamos nuestro primer amor, nuestra degradación ha comenzado. Tal vez sigamos siendo los mismos en todo lo demás, en nuestras obras y actividades, pero nos hemos degradado porque hemos dejado nuestro primer amor. Con el tiempo, la iglesia en Efeso llegó a tener más obras y menos amor. Hoy nosotros debemos decir que deseamos más amor y menos obras. Cualquier cosa que hagamos, debemos hacerla por amor al Señor. El amor debe ser lo que nos motive a hacer obras para el Señor. Si el amor al Señor nos impide hacer cierta cosa, entonces no debemos hacerla. Debemos actuar así; de lo contrario no vamos a ser preservados en Su presencia.

IV. EL RESULTADO DE LA DEGRADACION DE LA IGLESIA

En el versículo 5 vemos las consecuencias de la degradación de la iglesia: “Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te has arrepentido”. El resultado de la degradación de la iglesia es que ella pierde su testimonio. Perder el testimonio simplemente significa que el candelero es quitado. Si perdemos nuestro primer amor hacia el Señor y no nos arrepentimos, perderemos el testimonio del Señor y nos será quitado el candelero. Hace años el testimonio que tenían los Hermanos resplandecía, pero ése no es el caso hoy. No hay duda de que el candelero ha sido quitado de la mayoría de las asambleas de los Hermanos. Cuando usted entra en una de sus asambleas, no ve ningún brillo allí. No hay luz ni testimonio. Debemos tener cuidado y estar alerta constantemente para evitar que esto nos suceda. No piense que por el hecho de ser las iglesias locales, los candeleros y el testimonio de Jesús, no podemos perder nuestro testimonio. El día que perdamos nuestro

Page 89: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

primer amor hacia el Señor, será el día que perderemos el testimonio. En ese día el candelero será quitado.

V. LO QUE EL ESPIRITU DICE

La primera parte de 2:7 dice: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. Al comienzo de cada una de las siete epístolas que constan en los capítulos dos y tres, quien habla es el Señor (2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14); pero al final es el Espíritu el que habla a las iglesias (2:7, 11, 17, 29; 3:6, 13, 22). Esto demuestra una vez más que el Cristo que habla es el Espíritu. Cualquier cosa que Cristo diga equivale a lo que dice el Espíritu. Nadie puede refutar esto. ¿Quién estaba hablando a la iglesia en Efeso? Cristo, el Hijo del Hombre, el que tiene los mensajeros en Su diestra y anda entre las iglesias. Como lo indica el versículo 7, el que habla al fin y al cabo es el Espíritu. Esto muestra que Cristo es el Espíritu que habla. Esto no solamente indica que el Espíritu es el Señor y que el Señor es el Espíritu; también recalca que cuando la iglesia está en la oscuridad de la degradación, el Espíritu es de vital importancia, como lo indica la mención del Espíritu siete veces intensificado en 1:4. El mismo énfasis se ve en 14:13 y 22:17. Es una insensatez decir que hoy Cristo no es el Espíritu que nos habla, y no es correcto separar a Cristo del Espíritu que nos habla. Los dos son uno solo.

Si el que habla fuera Cristo solo y no fuera el Espíritu, no podría impartir Sus palabras en nuestro espíritu, y éstas no serían subjetivas ni nos afectarían. Pero, testificamos por experiencia, si abrimos nuestro espíritu al leer estas epístolas, el Espíritu inmediatamente nos imparte algo de Cristo al hablarnos. Debido a que el que nos habla no es el Cristo objetivo, sino el Espíritu subjetivo, El no solamente habla en la letra de la Biblia, sino que también habla a nuestro espíritu. Una vez que oímos Su hablar, algo indeleble es forjado en nosotros, y nada lo puede quitar. Nuestro Cristo hoy es el Espíritu que nos habla. Me regocijo por este hecho y lo proclamo con confianza.

A. A las iglesias

Por un lado, cada una de las siete epístolas constituye lo que el Señor dice a cada iglesia en particular, pero por otro, constituye lo que el Espíritu dice a todas las iglesias. Cada iglesia debe prestar atención no sólo a la epístola que le es dirigida en particular, sino también a todas las epístolas dirigidas a las demás iglesias. Esto implica que todas las iglesias, como testimonio del Señor en el Espíritu, deberían ser idénticas. Puesto que hoy el Espíritu habla a las iglesias, debemos estar en las iglesias a fin de tener la posición correcta para escuchar lo que el Espíritu dice. De otra manera, ¿cómo podríamos escuchar?

Page 90: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

El Espíritu habla a las iglesias, no a una religión, ni a una denominación, ni a un grupo de cristianos sinceros. Es por eso que pocos cristianos pueden oír lo que el Espíritu dice. El Espíritu ni siquiera le habla a una sola iglesia, sino a las iglesias. Aunque algunas “iglesias” quieren ser únicas, nosotros no debemos ser una iglesia única y particular. Si lo somos, perderemos el hablar del Espíritu, porque Sus palabras están dirigidas a las iglesias. En ninguna parte de las siete epístolas el Espíritu habla a una iglesia particular. Todas las iglesias deben ser comunes, no exclusivas. En los últimos años, he oído a muchos decir que cada iglesia debe distinguirse de las demás. Los que afirman esto dicen que cada iglesia debe tener su característica local. Aunque este concepto puede parecer atractivo, de hecho es repulsivo. Si ustedes hacen de la iglesia en su localidad algo único, se están separando de las demás iglesias. Si ustedes hacen esto, no podrán participar de lo que el Espíritu dice. ¿Qué es mejor, ser único o ser común? Aunque usted diga que es mejor ser común, en realidad a todos les gusta ser únicos. En lo más recóndito usted desea que la iglesia de su localidad sea única. Pero en las iglesias locales no traten de ser únicos. Todos debemos ser comunes y corrientes, porque el Espíritu habla a las iglesias, no a una iglesia en particular. Cuando estamos en la iglesia y entre las iglesias, tenemos la perspectiva y la posición correctas para oír lo que dice el Espíritu.

B. Se requiere un oído agudo para poder oír

En las cosas espirituales, la vista depende del oído. El escritor de este libro primero oyó la voz (1:10) y luego recibió la visión (1:12). Si nuestros oídos están cerrados y no oyen, no podemos ver (Is. 6:9-10). Los judíos no atendían la palabra del Señor, y por eso no podían ver lo que el Señor estaba haciendo (Mt. 13:15; He. 28:27). El Señor siempre quiere abrir nuestros oídos para que oigamos Su voz (Job 33:14-16; Is. 50:4-5; Ex. 21:6) a fin de que veamos las cosas de acuerdo con Su economía. Los oídos pesados tienen que ser circuncidados (Jer. 6:10; Hch. 7:51). Los oídos de los pecadores necesitan ser limpiados con la sangre redentora y ungidos con el Espíritu (Lv. 14:14, 17, 28). Para servir al Señor como sacerdotes también necesitamos que nuestros oídos sean limpiados con la sangre redentora (Ex. 29:20; Lv. 8:23-24). En este libro a medida que el Espíritu habla a las iglesias, todos nosotros debemos abrir los oídos, circuncidarlos, lavarlos y ungirlos para oír lo que dice el Espíritu.

Aunque nuestra perspectiva y posición sea correcta, puede ser que no tengamos el oído apropiado para oír. El capítulo uno subraya el asunto de ver, y los capítulos dos y tres recalcan el oír. Necesitamos tanto oír como ver. ¿Cuál de nuestros sentidos es más importante, ver u oír? Supongamos que usted puede elegir entre oír y ver, ¿cuál elegiría? Tal vez digamos que ver es más importante que oír, pero oír es más profundo que ver. Por consiguiente, tenemos que decirle

Page 91: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

al Señor: “Señor, necesito tanto oír como ver. Ten misericordia de mí, Señor, y concédeme que mis oídos oigan y mis ojos vean”. Quizá tengamos que luchar con el Señor para pedirle que nos haga oír y ver.

Oír es más íntimo que ver. Nuestros amigos más cercanos nos hablan íntimamente. Si usted pierde la facultad de oír, no puede disfrutar de dicha intimidad. En el capítulo uno Juan vio; en los capítulos dos y tres, él oyó. Necesitamos ver la vida de iglesia y necesitamos oír el contenido íntimo de la vida de iglesia. Ver la iglesia es un cosa, pero oír lo que contiene la vida de iglesia íntimamente, es otra. Aunque muchos de nosotros hemos visto la iglesia, pocos hemos oído el contenido íntimo de la vida de la iglesia. Por consiguiente, necesitamos un oído que oiga. “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”.

VI. LA PROMESA A LOS VENCEDORES: COMER DEL ARBOL DE LA VIDA

Ahora llegamos a la promesa hecha a los vencedores: “Al que venza, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en el Paraíso de Dios” (v. 7). En las siete epístolas, vencer se refiere a vencer la situación degradada de las iglesias. En esta epístola en particular, vencer se refiere a recobrar nuestro primer amor hacia el Señor y aborrecer las obras de los nicolaítas, la jerarquía, la cual el Señor aborrece.

En Apocalipsis 2:7 el Señor dijo que al que venciera le daría a comer del árbol de la vida. La religión siempre enseña, pero el Señor da de comer (Jn. 6:35). El apóstol Pablo hacía lo mismo; alimentaba a los creyentes (1 Co. 3:2). Para tener una vida adecuada de iglesia y para recobrar la vida de iglesia, es decir, para crecer como es debido en la vida cristiana, lo que necesitamos no es simplemente comprender con la mente las enseñanzas, sino comer al Señor como nuestro pan de vida en nuestro espíritu (Jn. 6:57). Incluso las palabras de las Escrituras no deben ser consideradas sólo como doctrinas que educan nuestra mente, sino como alimento que nutre nuestro espíritu (Mt. 4:4; He. 5:12-14). En esta epístola el Señor promete darle a comer del árbol de la vida al que venza. Esto se remonta a Génesis 2:8-9, 16, donde Dios da un mandato al hombre en cuanto al asunto de comer. En la epístola dirigida a la iglesia en Pérgamo, el Señor les promete a los vencedores que comerían “del maná escondido” (2:17), como los hijos de Israel comieron el maná en el desierto (Ex. 16:14-16, 31). Y en la epístola a la iglesia en Laodicea, el Señor promete cenar con el que le abra la puerta (3:20). Aquí cenar no se refiere simplemente a comer algo, sino a comer de la abundancia de un banquete. Esto tal vez se refiera a los hijos de Israel cuando comían del rico producto de la buena tierra de Canaán (Jos. 5:10-12), lo cual indica que el Señor desea que Su pueblo vuelva

Page 92: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

a comer del alimento que Dios había provisto, el cual es tipificado por el árbol de la vida, el maná, y el producto de la buena tierra, que son tipos de los varios aspectos de Cristo como alimento para nosotros. La degradación de la iglesia hace que el pueblo de Dios deje de comer a Cristo como su alimento y recurra a las enseñanzas doctrinales para adquirir conocimiento. En la degradación de la iglesia se encuentran las enseñanzas de Balaam (2:14), la enseñanza de los Nicolaítas (2:15), la enseñanza de Jezabel (2:20), y la enseñanza de las profundidades de Satanás (2:24). Ahora en estas epístolas el Señor desea que de nuevo comamos de Él como nuestra provisión nutritiva. Debemos comerle no solamente como el árbol de la vida y el maná escondido, sino también como un banquete lleno de Sus riquezas.

En el griego la palabra que aquí se traduce árbol, como en 1 Pedro 2:24, significa madero; no es la palabra que normalmente se traduce árbol. En la Biblia el árbol de la vida siempre representa a Cristo como corporificación de todas las riquezas de Dios (Col. 2:9) para nuestro alimento (Gn. 2:9; 3:22, 24; Ap. 22:2, 14, 19). Aquí representa al Cristo crucificado (implícito en el árbol como madero, 1 P. 2:24) y resucitado (implícito en la vida de Dios zoe, Jn. 11:25), quien ahora está en la iglesia, la consumación de la cual será la Nueva Jerusalén, donde el Cristo crucificado y resucitado será el árbol de la vida para los redimidos de Dios, a fin de que se alimenten de él por la eternidad (22:2, 14).

La intención original de Dios era que el hombre comiera del árbol de la vida (Gn. 2:9, 16). A causa de la caída, el camino al árbol de la vida le fue cerrado al hombre (Gn. 3:22-24). Mediante la redención efectuada por Cristo, el camino por el cual el hombre puede llegar al árbol de la vida, que es Dios mismo en Cristo como vida para el hombre, fue abierto de nuevo (He. 10:19-20). Pero en la degradación de la iglesia, la religión se infiltró con su conocimiento para impedir que los creyentes comieran a Cristo, el árbol de la vida. Así que, el Señor les prometió a los vencedores que como recompensa les daría a comer de Sí mismo, el árbol de la vida, en el Paraíso de Dios. Esto les motiva a abandonar la religión y su conocimiento y a disfrutarle nuevamente. Esta promesa del Señor restaura la iglesia a la intención original de Dios conforme a Su economía. Lo que el Señor quiere que hagan los vencedores es lo que toda la iglesia debería hacer en la economía de Dios. Por causa de la degradación de la iglesia, el Señor llamó a los vencedores para reemplazar a la iglesia en el cumplimiento de la economía de Dios

Comer del árbol de la vida no sólo constituía la intención original de Dios en cuanto al hombre, sino que también será el resultado eterno de la obra redentora de Dios. Todos los redimidos de Dios disfrutarán del árbol de la vida, el cual es Cristo con todas las riquezas divinas como la porción eterna de los redimidos, por la eternidad (22:2, 14, 19). Debido a la distracción causada por la

Page 93: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

religión y a la degradación de la iglesia, el Señor en Su sabiduría ofreció a Sus creyentes la recompensa de disfrutarlo a Él en el reino venidero, con el fin de animarlos a vencer el conocimiento absorbente de la religión, impartido en forma de enseñanzas, y a regresar a disfrutarle a El mismo como suministro de vida en la vida de la iglesia hoy en día, a fin de que la economía de Dios sea cumplida.

A. En el paraíso de Dios

Como ya vimos, a los vencedores que estaban en la iglesia en Efeso se les prometió que comerían del árbol de la vida. El árbol de la vida está en el paraíso de Dios. Si conocemos bien la Biblia, comprenderemos que el paraíso que se menciona en 2:7 no es el huerto de Edén, sino la Nueva Jerusalén venidera. El Paraíso mencionado en Lucas 23:43 es el lugar placentero y tranquilo donde están Abraham y todos los santos que ya murieron (Lc. 16:23-26). Como dijimos “el paraíso de Dios” que aparece en este versículo es la Nueva Jerusalén (3:12; 21:2, 10; 22:1-2, 14, 19) de la cual la iglesia es un anticipo hoy. Adán estuvo en el huerto de Edén, y Abraham y los demás santos que murieron están en el Paraíso. Nosotros estamos esperando entrar en otro paraíso, el paraíso de Dios que está en la Nueva Jerusalén. Mientras esperamos esto, tenemos una miniatura de la Nueva Jerusalén: la vida de iglesia. En la iglesia disfrutamos al Señor Jesús como el árbol de la vida. Ahora en la iglesia disfrutamos como anticipo al Cristo crucificado y resucitado, quien es el árbol de la vida, la provisión nutritiva para nuestro espíritu. Disfrutar, pues, del anticipo nos llevará a disfrutar de manera cabal al Cristo crucificado y resucitado, quien es el árbol de la vida, nuestro alimento de vida, en la Nueva Jerusalén por la eternidad. La promesa de comer del árbol de la vida hecha a los vencedores que había en Efeso, indica que ellos comerán a Cristo en la vida de iglesia hoy y en la Nueva Jerusalén por la eternidad. Esto lo podemos verificar con nuestra experiencia.

En realidad, “comer del árbol de la vida... en el Paraíso de Dios” se refiere a un disfrute especial de Cristo como nuestro suministro de vida en la Nueva Jerusalén en el reino milenario venidero, debido a que ésta es una recompensa que el Señor prometió a los vencedores. Disfrutar a Cristo como el árbol de la vida en la Nueva Jerusalén en el cielo nuevo y en la tierra nueva será la porción común de todos los redimidos de Dios, mientras que disfrutarle de manera especial a Él como el árbol de la vida en la Nueva Jerusalén durante el reino milenario venidero, es una recompensa dada solamente a los creyentes vencedores. Si vencemos todas las distracciones en la iglesia degradada y disfrutamos a Cristo como el árbol de la vida en la iglesia hoy día, recibiremos esta recompensa. De otro modo, perderemos este disfrute especial del reino venidero, aunque de todos modos disfrutaremos a Cristo como el árbol de la

Page 94: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

vida en la Nueva Jerusalén en el cielo nuevo y la tierra nueva por la eternidad. Las promesas del Señor con respecto a la recompensa, y Sus predicciones con respecto a la pérdida, expresadas al final de cada una de las siete epístolas, se refieren a lo que El hará con Sus creyentes durante el reino milenario venidero. No tienen ninguna relación con el destino eterno de los creyentes, a saber, la salvación eterna o la perdición eterna.

B. Volvamos al principio

Este asunto de comer del árbol de la vida nos regresa al principio (Gn. 2:9, 16) debido a que al comienzo estaba el árbol de la vida. El árbol de la vida siempre nos vuelve al principio cuando sólo estaba Dios. No había obras ni labores ni sufrimiento ni ninguna otra cosa, salvo Dios mismo. En la vida de la iglesia debemos volvernos al comienzo, a disfrutar a Dios como el árbol de la vida, olvidándonos de todo lo demás.

C. Disfrutamos a Cristo como el suministro de vida

Cuando regresamos al principio, al árbol de la vida, disfrutamos a Cristo como el suministro de vida. Comer del árbol de la vida, es decir, disfrutar a Cristo como el suministro de vida, debe ser lo primordial en la vida de la iglesia. El contenido de la vida de la iglesia depende de cuánto disfrutemos a Cristo. Cuanto más le disfrutemos, más rico será el contenido. Para disfrutar a Cristo es menester que El sea nuestro primer amor. Si dejamos nuestro primer amor hacia el Señor, perderemos el disfrute y el testimonio de Jesús, y en consecuencia, nuestro candelero nos será quitado. Amar al Señor, disfrutarle y ser Su testimonio van juntos.

Si deseamos regresar al principio, debemos olvidarnos de todo y simplemente disfrutar a Cristo como el suministro de vida. Es por eso que debemos amarle sobre todas las cosas, sobre las obras que hacemos para Él, y sobre todo lo que poseemos. Si sencillamente le amamos, volveremos al principio, donde sólo nos interesa Dios mismo como nuestro suministro de vida en el árbol de la vida. Esta es la manera apropiada de mantener la vida de la iglesia y de ser guardados en la vida de iglesia. En la iglesia tenemos el amor más grande, el árbol de la vida como nuestro suministro de vida y el candelero con su luz brillante. ¡Que maravilloso! Cuanto más amamos al Señor, más derecho tenemos de comerlo y disfrutarlo como el árbol de la vida. Entonces, como resultado, la luz de Su testimonio brillará en todo su esplendor.

Page 95: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE ONCE

LA IGLESIA EN ESMIRNA: LA VIDA DE RESURRECCION

Y LA CORONA DE LA VIDA

El Señor ejerció Su soberanía al escoger a las iglesias para cumplir Su propósito. El escogió siete ciudades en Asia Menor: Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. De acuerdo con el griego el nombre de cada ciudad tiene mucho significado, y concuerda exactamente con su significado espiritual. Como ya dijimos, Efeso significa deseable, lo cual indica que la iglesia en Efeso era preciosa para el Señor y deseable a Sus ojos. En griego Esmirna significa mirra. La mirra es una especia aromática dulce y representa el sufrimiento. En la tipología, representa el fragante sufrimiento de Cristo. Por consiguiente, la iglesia en Esmirna era una iglesia sufrida, una prefigura de la iglesia que sufriría bajo la persecución del Imperio Romano a finales del siglo primero y hasta la primera parte del siglo cuarto. La iglesia perseguida sufrió en la fragancia de Cristo. En otras palabras, esta iglesia estaba en la tribulación de Cristo y en la comunión de Sus padecimientos. La iglesia en Esmirna sufrió como Cristo y llegó a ser la continuación de Sus padecimientos. En Colosenses 1:24 Pablo dijo que él completaba “lo que falta de las aflicciones de Cristo por Su cuerpo, que es la iglesia”. Pablo completaba los sufrimientos de Cristo. Aunque nadie puede continuar la obra redentora de Cristo, Sus sufrimientos tienen que ser completados por todos Sus seguidores, tanto individual como colectivamente. En la iglesia en Esmirna vemos la continuación colectiva de los sufrimientos de Cristo. Debido a que esta iglesia era la continuación de los sufrimientos de Jesús, verdaderamente constituía el testimonio de Jesús.

I. EL QUE HABLA

A. El Primero y el Ultimo

Consideremos ahora al que habla a la iglesia en Esmirna. En el versículo 8 el Señor dice: “Y escribe al mensajero de la iglesia en Esmirna: El Primero y el Ultimo, el que estuvo muerto y revivió”. El Señor le dijo a esta iglesia sufrida que El era el Primero y el Ultimo. Esto significa que no importa cuán grandes fueran los sufrimientos por los que El pasó, esos sufrimientos no pudieron terminarlo ni dañarlo. El fue el Primero y también el Ultimo. Al sufrir la iglesia, debe saber que el Señor es el Primero y el Ultimo, que es eterno e inmutable. Cualquiera que sea la circunstancia, El permanece inmutable. Nada puede ser primero que El, ni nada puede existir después de Él. Todas las cosas están dentro del límite de Su control.

Page 96: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Cuando el Señor le dijo a la iglesia en Esmirna que El era el Primero y el Ultimo, indicaba con ello que la iglesia tiene que ser victoriosa. La iglesia no debe detenerse ante ningún tipo de sufrimiento. Debe pasar por todos los sufrimientos y llegar al final, porque el Señor, quien es la vida y la Cabeza de la iglesia, es el Primero y el Ultimo.

B. El que estuvo muerto y revivió

En este versículo el Señor también dijo que El “estuvo muerto y revivió”. Revivir significa resucitar. El Señor sufrió la muerte y volvió a vivir. El pasó por la muerte, pero ésta no pudo retenerlo (Hch. 2:24) porque El es la resurrección (Jn. 11:25). La iglesia sufrida también necesita conocerlo a Él como resurrección para poder pasar por todo tipo de sufrimiento. No importa cuán severa sea la persecución, la iglesia continuará viviendo, porque la vida de resurrección de Cristo dentro de ella puede soportar la muerte. Cuando mucho el sufrimiento o la persecución sólo pueden matarnos. Después de la muerte que experimentamos por la persecución, viene la resurrección. De manera que es como si el Señor dijese a la iglesia sufrida: “Debes comprender que Yo fui perseguido hasta la muerte. Pero la muerte no fue el fin, fue la entrada a la resurrección. Cuando entré en la muerte, llegué al umbral de la resurrección. No tengas temor de la persecución, ni de la posibilidad de ser muerto. Debes recibir la muerte y estar contento, porque una vez que hayas pasado por la muerte también tú estarás a las puertas de la resurrección. Recuerda, que Yo soy el que estuve muerto y reviví”. Sólo necesitamos al Señor. Lo que El es corresponde exactamente a nuestras necesidades. Para la iglesia sufrida, el Señor no es solamente el Primero y el principio sino también el Ultimo y el fin. Cuando usted esté pasando por persecución, debe alzar la cabeza y declarar: “Aleluya, voy hacia el fin, hacia el final. Estoy entrando en la resurrección”.

II. EL SUFRIMIENTO DE LA IGLESIA

A. La tribulación

En el versículo 9 el Señor le dice a la iglesia en Esmirna: “Yo conozco tu tribulación”. El contenido de esta epístola está lleno de tribulación, sufrimiento y persecución. Para la iglesia la tribulación es una prueba de la vida. Sólo la tribulación puede manifestar la medida en que la iglesia ha experimentado y disfrutado la vida de resurrección de Cristo. Además, la tribulación trae las riquezas de la vida de resurrección de Cristo. El propósito del Señor al permitir que la iglesia sufra tribulación, no es solamente atestiguar que Su vida de resurrección vence la muerte, sino también capacitar a la iglesia para que entre en las riquezas de Su vida. Por consiguiente, la tribulación es muy valiosa para la iglesia.

Page 97: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

B. Su pobreza (aunque es rica)

El Señor dijo: “Yo conozco tú tribulación, y pobreza (pero tú eres rico)”. El Señor valoró a la iglesia sufrida. La iglesia sufrida era pobre en bienes materiales, pero rica el Señor y en las riquezas de Su vida. Por consiguiente, el Señor parece estar diciendo: “Aunque estás sufriendo tribulación y pobreza, eres rica. Eres pobre en lo material, pero rica en lo espiritual. Eres pobre en lo terrenal, pero rica en lo celestial”. Las persecuciones son el medio que nos conduce a las riquezas de Cristo. Cuanto más perseguidos somos y más pobreza sufrimos, más ricos somos en Cristo.

C. Calumnias de los judíos incrédulos, la sinagoga de Satanás

En el versículo 9 el Señor también dice que El conoce “las calumnias de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás”. De acuerdo con esta epístola, la persecución viene de la religión, de los judíos incrédulos, que son sinagoga de Satanás. Las calumnias de los judaizantes era la crítica maliciosa contra la iglesia sufrida. Los judaizantes eran judíos en la carne, pero no en el espíritu (Ro. 2:28-29). Simplemente ser del linaje carnal de Abraham no los constituye verdaderos judíos. “No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios” (Ro. 9:7-8). Por consiguiente, el Señor dijo que ellos “se dicen ser judíos, y no lo son”. Estos judaizantes obstinadamente insistían en preservar su sistema judío, que constaba del sacerdocio Levítico, los sacrificios y el templo físico, todos los cuales eran tipos que Cristo cumplió y reemplazó. Puesto que la iglesia bajo el nuevo pacto en la economía de Dios no participaba en las prácticas religiosas, los judaizantes la calumniaban. En principio, el caso es el mismo hoy, los religiosos calumnian a las iglesias del recobro del Señor, las cuales buscan al Señor y le siguen en espíritu y en vida y no les interesa ningún sistema ni ninguna práctica religiosa.

El Señor dice que los que se dicen ser judíos, y no lo son, son “sinagoga de Satanás”. Esta expresión es un calificativo terrible. La sinagoga era el lugar donde los judíos adoraban a Dios principalmente estudiando sus escrituras, o sea, el Antiguo Testamento. Sin embargo, a causa de su necedad al aferrarse a sus conceptos religiosos y tradicionales, vinieron a ser uno con Satanás en la oposición al camino de vida de Dios, mediante el cual Dios cumple Su propósito. Bajo la manipulación y las estratagemas de Satanás, pues él estaba detrás de las sinagogas en aquel tiempo, éstas perseguían al Señor Jesús (Mt. 12:9-14; Lc. 4:28-29; Jn. 9:22), a los apóstoles (Hch. 6:9; 13:43, 45, 46, 50; 14:1-2, 19; 17:1, 5-6) y a las iglesias (Ap. 3:9). Fue por eso que el Señor las llamó “sinagoga de Satanás”. Incluso cuando estuvo en la tierra, El consideró que las sinagogas eran de Satanás, como queda implícito en Mateo 12:25-29 y Juan 8:44. Los que asistían a la sinagoga aparentemente adoraban a Dios, pero en realidad se

Page 98: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

estaban oponiendo a Él. Aunque ellos perseguían y mataban a los verdaderos adoradores de Dios, consideraban que ofrecían un servicio a Dios (Jn. 16:2). Cuando el Señor estaba en la tierra, los judíos no podían darle muerte directamente, porque en aquel tiempo ellos no tenían el derecho de matar al Señor Jesús apedreándolo. Entonces utilizaron al gobierno romano para sentenciarlo y crucificarlo. Del mismo modo, las sinagogas judías incitaron al gobierno romano a perseguir a la iglesia sufrida. Desde entonces, y a través de los siglos, los religiosos han seguido esos mismos pasos, persiguiendo a los que genuinamente buscan y siguen al Señor en espíritu y en vida, pensando que están defendiendo los intereses de Dios. La religión siempre utiliza la política para destruir la iglesia. La religión no tiene poder para causar daño físico a los que aman al Señor, pero usan la política y al gobierno para destruir la iglesia. El catolicismo romano, el protestantismo y el judaísmo caen en esta categoría, pues se han convertido en una organización de Satanás, un instrumento suyo para estorbar la economía de Dios.

D. Encarcelados por el diablo

En el versículo 10 el Señor nos dice: “No temas lo que vas a padecer. He aquí, el diablo va a echar a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados”. El versículo 9 menciona a Satanás y el 10 al diablo. En el griego Satanás significa adversario. El no es solamente el enemigo de Dios que opera desde afuera, sino también el adversario que se opone desde adentro. La palabra griega diabolos, traducida diablo, significa acusador, calumniador (12:9-10). El diablo, quien es Satanás, el adversario de Dios, nos acusa ante Dios y nos calumnia ante el hombre. La persecución que la iglesia sufrió, comenzó en la sinagoga, la reunión religiosa de los judíos, y fue instigada por Satanás, el adversario. Fue consumada por el gobierno romano usado por el diablo, el calumniador, para encarcelar a los santos. El encarcelamiento de la iglesia sufrida fue la obra conjunta de la política diabólica y la religión satánica.

E. Una tribulación intensa pero breve

En el versículo 10 el Señor también les dice que ellos tendrán tribulación diez días. El número diez significa plenitud; por ejemplo, los Diez Mandamientos expresan plenamente las exigencias de Dios, y los diezmos de las ofrendas, lo cual muestra que diez partes constituyen una ofrenda completa. Diez días en la Biblia representan un período completo, aunque breve (Gn. 24:55; Jer. 42:7; Dn. 1:12-13). Por tanto, significa que la aflicción de la iglesia sufriente fue completa, aunque de corta duración. Aunque la persecución nos parezca larga, a los ojos de Dios es corta. No dura mil días, ni cien, solamente diez. ¡Alabado sea el Señor! Este sufrimiento es un sufrimiento temporal.

Page 99: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Como señal, estos diez días denotan proféticamente los diez períodos de persecución que la iglesia sufrió a manos de los emperadores romanos, desde César Nerón en la segunda mitad del siglo primero hasta Constantino el Grande en la primera parte del siglo cuarto. Pese a que fueron muy severas las persecuciones instigadas por el diablo, Satanás, a través de los césares romanos, quienes hicieron todo lo posible por destruir y eliminar a la iglesia, no pudieron subyugarla ni darle fin. La historia demuestra que la iglesia del Cristo viviente, quien murió y vivió de nuevo, resistió las persecuciones victoriosamente y se multiplicó grandemente mediante la indestructible vida de resurrección.

III. LA VIDA DE RESURRECCION PUEDE PERSEVERAR HASTA LA MUERTE

En el versículo 10 el Señor nos dice: “Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida”. En esta epístola se nos indica que la vida de resurrección está en la iglesia. Cuando el Señor reveló lo que El es, en el versículo 8, diciendo que estuvo muerto y revivió, daba a entender que Su vida de resurrección está en la iglesia. Es como si el Señor dijese: “Yo soy la resurrección y vivo en ti. No hay razón ni excusa para fracasar, puesto que tienes la vida de resurrección. No debes ser derrotado por la persecución. Al contrario, debes sufrir la persecución victoriosamente por medio de Mi vida de resurrección”. Mediante la vida de resurrección, la iglesia puede pasar por la tribulación e ir hasta la muerte. La iglesia siempre está calificada para ser una mártir maravillosa, victoriosa y gloriosa. Todos nosotros estamos calificados para ser mártires victoriosos porque tenemos la vida de resurrección.

IV. LO QUE EL ESPIRITU DICE

Aun lo que el Señor dice en la epístola a la iglesia sufrida es lo que el Espíritu dice a todas las iglesias. Esto indica que todas las iglesias pueden experimentar el mismo sufrimiento. En realidad, en todas las iglesias ha habido algunos santos que han pasado por la misma clase de persecución. Todos ellos han tenido que escuchar lo que el Espíritu dice a esta iglesia sufrida. Mediante el hablar constante del Espíritu, la palabra del Señor en esta epístola se ha extendido a todos los santos que han sufrido persecución por la causa del Señor a través de las generaciones.

V. LA PROMESA A LOS VENCEDORES

A. La corona de la vida

En el versículo 10 se promete al que venza que recibirá la corona de la vida. Al final la vida llegará a ser una corona, y será la gloria de los mártires victoriosos. Según el Nuevo Testamento, una corona siempre denota un premio dado

Page 100: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

además de la salvación (3:11; Jac. 1:12; 2 Ti. 4:8; 1 P. 5:4; 1 Co. 9:25). La corona de la vida es un premio concedido a los que son fieles hasta la muerte al vencer la persecución, y denota la fuerza vencedora que es el poder de la vida de resurrección (Fil. 3:10); también denota que estos vencedores han obtenido la supe resurrección de entre los muertos (Fil. 3:11), la resurrección sobresaliente.

. No sufren daño de la segunda muerte

En el versículo 11 el Señor dice: “El que venza no sufrirá daño de la segunda muerte”. Vencer en esta epístola se refiere a vencer la persecución siendo fiel hasta la muerte. La promesa hecha a los vencedores en esta epístola tiene dos aspectos: por un lado, reciben la corona de la vida, y por otro, no sufrirán daño de la segunda muerte.

El versículo 11 ha sido un gran problema para los expositores del libro de Apocalipsis. El hombre debe morir una sola vez (He. 9:27) puesto que cayó y el pecado entró en él. Sin embargo, esta primera muerte no es la sentencia final. Todos los muertos, excepto los que mediante la fe en el Señor Jesús han sido inscritos en el libro de la vida, serán resucitados y pasarán por el juicio del gran trono blanco al final del milenio, es decir, en la conclusión del primer cielo y la primera tierra. Como resultado de este juicio, todos ellos serán echados en el lago de fuego, lo cual es la segunda muerte, la sentencia final (Ap. 20:11-15). La segunda muerte es el juicio que Dios trae sobre el hombre después de la muerte y la resurrección de éste. Puesto que los vencedores habrán vencido la muerte por haber sido fieles hasta la muerte bajo la persecución y no requerirán ser juzgados por Dios después de resucitar, recibirán la corona de la vida y nunca más los tocará la muerte; es decir, no sufrirán el daño de la segunda muerte.

Casi todos los maestros cristianos se ven en aprietos al llegar a este versículo, pues piensan que después de que los creyentes hayan resucitado no se dictará más sentencia sobre ellos. Permítanme preguntarles: si usted muere hoy, ¿podría decir que no tiene nada que el Señor no deba juzgar? Probablemente no puede afirmar tal cosa. Esto quiere decir que si usted muere hoy, todavía le queda algo pendiente con el Señor. Esto no significa que usted no sea salvo. Pero de todos modos, este juicio adicional no será algo positivo; sin duda será negativo. Todo lo negativo proviene de la muerte. Por consiguiente, si usted tiene que ser juzgado, significa que todavía sigue siendo afectado por la muerte. Esto no quiere decir que usted perecerá, pero sí indica que ha de sufrir algo. Tenemos que prestar atención a la palabra del Señor. Si vencemos la persecución, recibiremos la corona de la vida y no sufriremos el daño de la segunda muerte.

Page 101: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Todos debemos ser vencedores. Si usted no es un vencedor en esta era, sufrirá el daño de la segunda muerte en la próxima edad. Es difícil determinar claramente qué significa sufrir daño de la segunda muerte. Pero una cosa es cierta: si usted no vence la persecución, sufrirá daño. Repito que esto no significa que usted perecerá. No, todo aquel que es salvo, lo es por la eternidad. Juan 10:28 y 29 muestra que ninguno de los salvos perecerá. Sin embargo, después de la resurrección, tenemos que sufrir alguna clase de castigo de parte del Señor. No se apegue a la tradición teológica que enseña que después de la resurrección todo va a estar bien. Después de que los incrédulos resuciten, Dios los juzgará en cuanto a su destino eterno. Según esto, después de que nosotros resucitemos, el Señor tendrá que disciplinarnos en cierta medida. Todo depende de la manera en que vivamos y andemos hoy. Si vivimos y andamos como vencedores, venceremos la muerte y nada quedará pendiente ante el Señor.

Debemos aceptar la palabra clara del Señor. No reciba la enseñanza que afirma que si usted fracasa después de haber sido salvo, estará perdido otra vez y perecerá. Esto no es cierto. En el otro extremo, tenemos la enseñanza que asevera que después de que uno es salvo, ya no tiene problemas con el Señor. Sin embargo, una persona que ha sido eternamente salva, puede todavía necesitar ser juzgada por el Señor. Este es el evangelio completo. El evangelio completo es el Nuevo Testamento en su totalidad, no solamente Juan 3:16. Aquí en Apocalipsis 2:11 hay una porción del evangelio completo, la cual afirma que debemos vencer toda persecución. Si usted no vence, no recibirá la corona de la vida, sino que sufrirá daño de la segunda muerte. Si vence la persecución y la tribulación mediante la vida de resurrección que está en usted, recibirá la corona de vida y no sufrirá el daño de la segunda muerte. Esta es la clara promesa que el Señor hace en Su palabra, y todos debemos recibirla. Debemos aceptarla sea que la entendamos o no. Si usted cree Juan 3:16, entonces debe creer Apocalipsis 2:11. Ambos pasajes son la palabra del Señor. Repito que éste es el evangelio completo.

Este asunto ha estado velado por largo tiempo, y pocos cristianos se atreven a mencionarlo. Como hasta ahora no lo han podido entender, entonces dejan este asunto a un lado. Pero el Señor nunca hace a un lado Su palabra. El llevará a cabo todo lo que ha dicho. Sepan, pues, que debemos vencer la tribulación, los sufrimientos y la persecución para recibir la corona de la vida y no sufrir el daño de la segunda muerte. Si vencemos en esta área, no quedará nada que el Señor tenga que juzgar en el futuro.

Page 102: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DOCE

LA IGLESIA EN PERGAMO: DEBE COMER

PARA SER TRANSFORMADA

En este mensaje llegamos a la tercera iglesia, la iglesia en Pérgamo (2:12-17). Como ya dijimos, el nombre de cada una de las siete ciudades es muy significativo. Pérgamo en el griego significa “matrimonio”, lo cual implica “unión” y “torre fortificada”. La iglesia en Pérgamo prefigura a la iglesia que estableció una unión matrimonial con el mundo y llegó a ser una torre alta y fortificada, equivalente al gran árbol profetizado por el Señor en la parábola de la semilla de mostaza (Mt. 13:31-32). Cuando Satanás fracasó en su intento de destruir a la iglesia por medio de la persecución del Imperio Romano en los primeros tres siglos, cambió de estrategia. Esta vez procuró corromperla mediante la aceptación del cristianismo como religión estatal por parte de Constantino, lo cual aconteció en la primera parte del siglo cuatro. Bajo el auspicio y la influencia política de Constantino, multitudes de incrédulos fueron bautizados en “la iglesia”, y ésta vino a ser enormemente grande. Dado que la iglesia es una casta novia desposada con Cristo, a los ojos de Dios su unión con el mundo se considera fornicación espiritual.

I. EL QUE HABLA: EL QUE TIENE LA ESPADA AGUDA

DE DOS FILOS

El versículo 12 dice: “El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto”. En esta epístola, el Señor es el Espíritu que nos habla, declarando que El tiene la espada aguda de dos filos. La iglesia mundana merece recibir el juicio que el Señor trae con Su palabra penetrante.

II. LA UNION DE LA IGLESIA CON EL MUNDO

En la epístola a la primera iglesia, Efeso, el Señor le aconseja que se arrepienta y vuelva a su primer amor. Creemos que esta iglesia obedeció el consejo del Señor, puesto que la segunda iglesia, la iglesia en Esmirna, verdaderamente amó al Señor y padeció persecución, y vino a ser la iglesia sufrida. Según la historia, durante los primeros tres siglos, la iglesia sufrió mucho debido a que el gobierno romano hizo lo posible por destruirla. Con el tiempo el enemigo, Satanás, comprendió que la persecución no producía mucho resultado. De manera que cambió sutilmente su estrategia: en vez de perseguir a la iglesia, la aceptó. En la primera parte del siglo cuarto, Constantino el Grande acogió el cristianismo y lo

Page 103: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

hizo la religión estatal. De ahí en adelante, el cristianismo se convirtió en cierto tipo de iglesia del estado romano. Esta aceptación de la iglesia por parte del Imperio Romano la arruinó, ya que la volvió mundana. Todos sabemos que la iglesia es llamada a salir del mundo y a apartarse para Dios. Sin embargo, al ser recibida por el Imperio Romano, regresó al mundo, y a los ojos de Dios, estableció una unión matrimonial con el mundo. Dios considera este tipo de unión como fornicación espiritual.

La iglesia perdió su pureza y se hizo mundana por causa de esta unión matrimonial. Debido a esta unión muchas cosas mundanas se infiltraron en la iglesia. Las cosas mundanas siempre están relacionadas con la adoración de ídolos, pues la mundanalidad siempre está asociada con la idolatría. La iglesia en Pérgamo primero se hizo mundana y luego idólatra. Satanás la saturó del mundo y de ídolos. Como resultado, la iglesia se convirtió en algo completamente diferente de lo que Dios había planeado. Dios desea que la iglesia esté fuera del mundo y no tenga relación alguna con éste. La iglesia tiene que ser un candelero de oro, la expresión pura del Dios Triuno, y no debe tener ningún compañerismo con el mundo. Pero después que el Imperio Romano convirtió la iglesia en una religión mundana, ella se hizo absolutamente impura, mundana e idólatra.

A. Donde mora Satanás

En el versículo 13 el Señor le dice a la iglesia en Pérgamo: “Yo conozco dónde moras, donde está el trono de Satanás”. La morada de Satanás es el mundo. Desde que la iglesia entró en unión con el mundo, se hizo mundana, y ahora habita donde mora Satanás, en el mundo.

B. Donde está el trono de Satanás

La iglesia en Pérgamo mora donde está el trono de Satanás. Esto también se refiere al mundo. El mundo no es solamente la morada de Satanás, sino también la esfera donde éste rige. Ahora la iglesia no solamente está unida con el mundo, sino también con Satanás. ¡Esto es terrible! El cristianismo mundano de hoy continúa en unión con el mundo y sigue siendo saturado de las ideas, los conceptos, las teorías e incluso las prácticas de Satanás. Tenemos que ver cuán serio es esto.

El enemigo, Satanás, es insidioso. Su favor es más peligroso que su persecución. Primeramente Satanás suscita la persecución, y si esto falla, cambia su táctica y se pone de nuestro lado. Hemos visto suceder esto en el pasado. Primeramente la religión nos persiguió, y luego cambió de estrategia, y trató de que nos uniéramos con ella. Esta es la obra engañosa de Satanás. Si caemos en la trampa, con el tiempo nos volveremos mundanos y no solamente estaremos en

Page 104: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

unión con Satanás, sino que seremos uno con él. El Señor ha incluido las siete epístolas en el libro de Apocalipsis para que veamos la verdadera condición del cristianismo y también para que vemos lo que la iglesia debe ser y la posición que debe asumir. La iglesia debe ser un candelero de oro puro y permanecer fuera del mundo. No debe tener relación alguna con el mundo y no debe ceder ni un solo centímetro a la saturación maligna y sutil de Satanás. La iglesia debe oponerse constantemente a esto.

Los dos significados de la palabra Pérgamo, unión matrimonial y torre fortificada, corresponden a los significados de dos de las parábolas de Mateo 13, la parábola del árbol grande (Mt. 13:31-32) y la parábola de la levadura (Mt. 13:33). En la primera parábola, una pequeña semilla de mostaza llegó a ser un árbol grande. Indudablemente esto representa el cristianismo desproporcionadamente grande, el cristianismo se ha hecho un árbol grande. En la parábola de la levadura, leemos de una mujer que escondió levadura en tres medidas de harina fina. La levadura representa todo lo pecaminoso, mundano, maligno, satánico, demoníaco y diabólico. Todas estas cosas malignas fueron añadidas a la harina fina. En la Biblia, la harina fina usada como ofrenda a Jehová representa a Cristo como alimento para el pueblo de Dios. El árbol grande equivale a la torre alta, y la mujer con la levadura equivale a la iglesia apóstata que se unió con el mundo. Debemos entender claramente el significado bíblico de este asunto. A los ojos de Dios la cristiandad es una gran ramera, una mujer maligna que mezcló cosas mundanas, demoníacas, satánicas y diabólicas con las cosas de Cristo produciendo así una mezcla infernal. Irrevocablemente debemos abandonar este gran árbol, escapar de esta torre alta, salirnos de este sistema maligno y apartarnos para Dios, regresando a Su intención original, que la iglesia sea un candelero de oro puro sin ninguna relación con el mundo, la idolatría, ni la saturación de Satanás. No estamos donde mora Satanás, donde Satanás se sienta en su trono. No, en la iglesia no hay lugar para Satanás. Aquí no hay terreno en el cual Satanás pueda obrar.

En las primeras tres epístolas vemos tres iglesias: la iglesia deseable, la iglesia perseguida y la iglesia mundana. Nosotros ciertamente deseamos ser la iglesia deseable y la iglesia perseguida, pero debemos rehusarnos a ser la iglesia mundana. Debemos rechazar todo lo que sea mundano. ¡Tenga cuidado! Después que el enemigo lo ha perseguido, su estrategia puede cambiar. En vez de persecución, quizá haya apoyo. No considere este apoyo como algo bueno. Al contrario, debe temer más al recibimiento que a la ponzoña de un escorpión. Nos viene bien sufrir persecución, oposición y ataques. Pero cuando la gente nos extienda una calurosa bienvenida, es cuando estamos en más peligro. Cuando usted sea atacado y perseguido, no se desaliente, porque ésa es una clara señal de que va por buen camino, y que no ha dejado de seguir los pasos del Señor. Pero esté alerta frente a las calurosas bienvenidas. Es mejor sufrir persecución

Page 105: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

que recibir una calurosa bienvenida. La epístola a la iglesia en Pérgamo nos enseña que no debemos unirnos con el mundo en ningún aspecto. No debemos tener relación alguna ni trato alguno con el mundo. Durante los últimos cincuenta años, se nos ha extendido una calurosa bienvenida, pero gracias a Dios la hemos rechazado. Como resultado, a través de los años hemos sido preservados por la persecución que hemos experimentado. Nunca hemos tenido buena fama, porque Satanás no permitirá que la tengamos, a menos que nos unamos con él. Esa es la razón por la cual en el recobro del Señor estamos constantemente en una batalla siendo atacados continuamente. Estamos constantemente en estado de guerra. El recobro del Señor no realiza una obra cristiana común. No, este testimonio es una guerra.

III. EL TESTIMONIO DE ANTIPAS

Este testimonio estaba en Antipas. En el versículo 13 el Señor dice: “Yo conozco dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes Mi nombre, y no has negado Mi fe, ni aun en los días de Antipas Mi testigo, Mi siervo fiel, que fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás”. En el griego Antipas significa “en contra de todo”. Antipas, un testigo fiel del Señor, estuvo en contra de todo lo que la iglesia mundana había traído y practicado. Por lo tanto, llegó a ser un mártir del Señor. En el griego la palabra mártir también significa testigo. Antipas, como un testigo en contra de la degradación, sostuvo un testimonio en contra de todo lo que se desviara del testimonio de Jesús. Ha de haber sido mediante su testimonio en contra de la degradación que en sus días la iglesia en Pérgamo retuvo el nombre del Señor y no negó la fe cristiana apropiada. Antipas tomó la iniciativa de luchar contra la iglesia mundana, constituyendo así un ejemplo para que nosotros luchemos hoy contra la iglesia mundana. Antipas se opuso a todo lo que la iglesia era, tenía y hacía.

A. Retiene el nombre del Señor

En el versículo 13 el Señor dice: “Retienes Mi nombre”. El nombre del Señor denota Su persona; la persona es la realidad del nombre. La iglesia en Pérgamo retenía fielmente el nombre del Señor, la realidad de Su persona. La tendencia a desviarse que tiene la iglesia mundana es la inclinación a no retener la realidad de la persona del Señor. En el recobro del Señor debemos pelear contra eso, para que la iglesia retenga fielmente el nombre del Señor, la realidad de Su persona, por la eternidad.

B. No niega la fe del Señor

El Señor también dijo: “No has negado Mi fe”. La fe del Señor denota todo lo que debemos creer de Su persona y obra. No se refiere a la fe subjetiva que hay en nosotros, sino a la fe objetiva, aquello en lo que creemos. La iglesia comenzó

Page 106: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

a abandonar el nombre del Señor y a negar la fe cristiana apropiada por unirse con el mundo.

C. Fiel hasta la muerte

Antipas fue fiel hasta la muerte en su testimonio en contra de la degradación. Y fue por ese testimonio en contra de la mundanalidad de la iglesia, que él fue muerto y vino a ser un mártir. Para testificar contra la iglesia mundana necesitamos un espíritu de mártir. Nosotros debemos ser fieles hasta la muerte al testimonio del Señor contra la mundanalidad de la iglesia.

Hemos visto que Antipas fue un testigo en contra de todo. Nosotros hoy, en el recobro del Señor también somos un testimonio en contra de la degradación. Desde que el cristianismo protestante llegó a China en 1830, ha sido mundano, con algunas excepciones. Desde 1922 el Señor estableció el testimonio de las iglesias locales. Este testimonio hizo una obra excelente para el recobro del Señor. Aunque muchos cristianos se oponían al recobro, de todos modos fueron afectados positivamente y, como resultado, cambiaron en muchas cosas. No siguieron el camino del recobro del Señor, pero sí fueron influidos, y adoptaron muchas de nuestras enseñanzas. Si usted pregunta a los misioneros que estuvieron en China entre los años de 1922 y 1936, ellos le dirán que el recobro del Señor ejerció una gran influencia en el cristianismo. Yo nací y fui criado en el cristianismo, pero nunca oí la palabra comunión. Debido a la influencia del recobro del Señor, casi todas las denominaciones comenzaron a usar esta palabra. Al principio, en sus anuncios ellos usaban la expresión “tiempo de adoración”. Pero debido a nuestra influencia empezaron a usar la expresión “tiempo de reunión”. Hay una gran diferencia entre “tiempo de adoración” y “tiempo de reunión”. Por causa de la influencia del recobro del Señor, durante los últimos cuarenta años, el cristianismo del Lejano Oriente se ha hecho más ortodoxo y ha regresado a la Biblia. Hasta usan nuestros libros como base en muchas de sus sesiones de enseñanza y en sus predicaciones. Sin embargo, algunos de ellos no se atreven a decir que han aprendido de nosotros. Aceptan las enseñanzas pero se oponen al recobro del Señor y critican nuestro testimonio. Sin embargo, el Señor ha ganado algo. Se me ha dicho que en Taipéi las personas ajenas al recobro siempre compran grandes cantidades de libros en nuestra librería.

Cierto misionero estaba dando un informe sobre Taiwán. Cuando le preguntaron sobre nuestra obra en la isla, dijo que excepto por una mosca en la leche, era una buena obra. ¿Saben ustedes cuál era “la mosca”? El terreno de la iglesia. En la opinión de este misionero, si abandonáramos el terreno de la iglesia, nuestra leche sería purificada. Pero él no comprende que abandonar el terreno de la iglesia significaría abandonar nuestra vida.

Page 107: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Hace tres años, durante un visita a Taipéi, conocí a un cristiano de la clase alta. El dijo que un predicador le había dicho que no podía entender por qué siempre hay tanta luz nueva en las iglesias. La razón es que el Espíritu habla a las iglesias. La luz no está en la calle ni en el atrio; está en el Lugar Santo, o sea, en la iglesia. Esta es la razón por la cual siempre tenemos algo fresco del Señor.

Nosotros respaldamos a todos los cristianos. Hace trece años tuve una conversación con algunos hermanos en Los Ángeles acerca del espíritu humano, la vida práctica de la iglesia, y la mezcla del Espíritu con nuestro espíritu. Les dije: “Hermanos, esperen un tiempo y verán que los de afuera comenzarán a usar estos términos”. Esto es exactamente lo que ha pasado. Algunas de las cosas que hemos estado predicando y enseñando han sido adoptadas por otros. Por un lado, se oponen a nosotros, y por otro, usan nuestro material secretamente. Conozco cierto predicador que abiertamente se opone a mí, y aún así, enseña usando el libro La economía de Dios.

Durante mi visita a Tyler, Texas, di una serie de mensajes sobre la transformación. Una de las personas que asistieron a las reuniones tomó notas de cada uno de los mensajes, era un predicador notable en Sudamérica. Al final de las conferencias él pidió permiso para usar algunos escritos de nuestra revista The Stream. Yo le dije que estaba bien. Después de algunos meses cuando regresé a Tyler, me saludó un hermano y me mostró un libro diciendo: “He aquí un libro de Witness Lee”. Cuando miré al libro, no vi el nombre Witness Lee, sino el nombre del predicador que había estado en nuestras conferencias y había tomado notas de todos los mensajes. El había ido a otro lugar y había dado los mensajes y los había publicado en forma de libro, bajo su nombre. ¿Qué podemos decir al respecto? Siempre que el pueblo del Señor reciba ayuda, no nos preocupamos por estas cosas. Sin embargo, no estamos aquí para brindar ese tipo de ayuda; nuestra misión es expresar el testimonio de Jesús. Nosotros debemos ser los Antipas de hoy.

IV. LA ENSEÑANZA DE BALAAM

En el versículo 14 el Señor nos dice: “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a algunos que retienen la enseñanza de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación”. En estas epístolas, el Señor desea, según Su economía, que nosotros le comamos a Él como el árbol de la vida (2:7), el maná escondido (2:17), y el rico producto de la buena tierra (3:20). Pero la iglesia mundana se apartó de la vida y se volvió a simples enseñanzas; por consiguiente, los creyentes dejaron de disfrutar a Cristo como la provisión de vida necesaria para el cumplimiento del propósito de Dios. Cuando disfrutamos

Page 108: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

a Cristo edificamos la iglesia, pero si nos quedamos en simples enseñanzas, producimos una religión.

Este versículo menciona “la enseñanza de Balaam”. Balaam era un profeta gentil que hizo tropezar al pueblo de Dios. Por un salario (2 P. 2:15; Jud. 11), él incitó al pueblo de Dios a cometer fornicación e idolatría (Nm. 25:1-3; 31:16). En la iglesia mundana algunos comenzaron a enseñar estas cosas. Esta misma enseñanza prevalece hoy tanto en el protestantismo como en el catolicismo. La idolatría siempre trae fornicación (Nm. 35:1-3; Hch. 15:29). Cuando la iglesia mundana hizo a un lado el nombre, la persona, del Señor, se entregó a la idolatría, la cual trajo fornicación.

En la cristiandad muchos de los predicadores asalariados no enseñan al pueblo a tomar a Cristo como su provisión de vida, sino que enseñan sutilmente al pueblo a comer de lo sacrificado a los ídolos, es decir, a recibir cosas malignas, diabólicas y demoníacas. Estas enseñanzas hacen que el pueblo se desvíe de la persona de Cristo, y sea conducido a la fornicación espiritual. Cristo debe ser el único esposo de la iglesia, el único novio de todos los santos. Pero hay muchas y diversas enseñanzas en la cristiandad de hoy que conducen al pueblo a asimilar cosas demoníacas y a relacionarse con lo que no es Cristo. Esto, sin lugar a dudas, es comer de lo sacrificado a los ídolos y cometer fornicación.

¿Qué significa negar el nombre del Señor y la fe en el Señor? Como ya vimos, la fe aquí no denota la fe subjetiva, la facultad de creer, sino la fe objetiva, aquello en lo que creemos. La fe del Señor incluye lo que El hizo por nosotros en Su obra redentora, Su muerte y resurrección y todo aquello en que debemos creer para ser salvos. Estas cosas constituyen nuestra fe. El nombre denota la persona del Señor. No debemos negar el nombre ni la fe del Señor. Tenemos que estar siempre asidos a Su nombre y creer en El.

Cuando yo era joven, fui bautizado en una iglesia presbiteriana china donde habían algunos Balaams. Cierto domingo por la mañana, uno de ellos dio una conferencia sobre reglas de higiene, donde nos habló específicamente de la manera de matar moscas. Más adelante, alguien propuso que pusieran cierto objeto en el edificio de reunión y todos los miembros de la congregación se inclinaran ante él. Cuando algunos de nosotros nos opusimos a esto, aquel Balaam dijo: “Si Jesucristo se levantara del sepulcro y me dijera que no me inclinara ante este objeto, lo haría de todas maneras”. Con esta simple observación dejó ver que él no creía en la resurrección del Señor Jesús. Esto es un ejemplo de negar la persona del Señor, y de negar nuestra fe en El. Si usted lee la historia y estudia el cristianismo de hoy, descubrirá muchas cosas similares a ésta. En muchas de las que se denominan iglesias prevalece el modernismo. Los modernistas no creen que Jesucristo sea Dios, que haya

Page 109: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

nacido de una virgen ni que haya muerto en la cruz para redimirnos. Ellos solamente creen que El fue sacrificado como mártir; no creen que Jesucristo resucitó. Las enseñanzas de Balaam siempre hacen que la gente entre en unión con las cosas mundanas. Esto es comer de lo sacrificado a los ídolos y cometer fornicación espiritual.

V. LA ENSEÑANZA DE LOS NICOLAITAS

En el versículo 15 el Señor dice: “Tienes a los que retienen la enseñanza de los nicolaítas”. La iglesia degradada y mundana tiene no solamente la enseñanza de Balaam, sino también la enseñanza de los nicolaítas. La enseñanza de Balaam distrae a los creyentes de la persona de Cristo y los conduce a la idolatría, y de disfrutar a Cristo llevándolos a la fornicación espiritual; mientras que la enseñanza de los nicolaítas destruye la función de los creyentes como miembros del Cuerpo de Cristo, y de esta manera anula Su expresión en el Cuerpo de Cristo. La primera enseñanza hace caso omiso de la Cabeza, y la segunda destruye al Cuerpo. Esta es la obra sutil del enemigo, la cual vemos en todas las enseñanzas religiosas.

En la iglesia en Efeso solamente estaban las obras de los nicolaítas (2:6), mientras que en la iglesia en Pérgamo sus obras ya se habían convertido en una enseñanza. Primeramente, ellos practicaron la jerarquía en la iglesia primitiva; luego la enseñaban en la iglesia degradada. En la actualidad tanto en el catolicismo como en el protestantismo prevalece la jerarquía nicolaíta, tanto en la práctica como en la enseñanza. El Señor aborrece la jerarquía nicolaíta porque ésta mata la función de los miembros del Cuerpo y crea una organización, no un organismo. Considere la situación del cristianismo actual: no es un organismo, sino una sólida organización. Esta jerarquía es maligna y satánica, y el Señor la aborrece. Al coordinar el servicio de la iglesia, tenemos que tener cuidado de no establecer una organización. Si deseamos tener la vida de iglesia apropiada, debemos desarrollar la función de todos los miembros animándolos a funcionar de acuerdo a la vida en una manera viviente para que el Cuerpo sea edificado como un organismo. Esta visión debe gobernar la vida de la iglesia, y nunca debemos de apartarnos de ella. Sin embargo, si somos negligentes, aunque sea un poco, no edificaremos el organismo sino una organización. Estén siempre alerta en contra de la formación de cualquier organización. Tenemos que estar conscientes de que somos un organismo, para que todos los miembros del cuerpo tengan la oportunidad de funcionar.

VI. EL SEÑOR VIENE Y COMBATE

En el versículo 16 el Señor dice: “Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y combatiré contra ellos con la espada de Mi boca”. Aquí el Señor dice que vendrá pronto y con la espada de Su boca peleará contra los que están en la

Page 110: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

iglesia mundana. Esto no se refiere a la segunda venida del Señor, sino que viene a combatir, con la palabra que sale de Su boca y que mata, contra los maestros nicolaítas de la iglesia degradada. La iglesia mundana representada por la iglesia en Pérgamo, llegó a ser la Iglesia Católica Romana, representada a su vez por la iglesia en Tiatira, y la mundanalidad y maldad que trajo la iglesia degradada continuará en la Iglesia Católica Romana hasta que el Señor regrese y ejecute Su juicio en plenitud.

VII. LO QUE EL ESPIRITU DICE

La iglesia mundana y degradada tiene una gran necesidad de las palabras del Espíritu. Tiene la Biblia como letra muerta, y carece del hablar del Espíritu. El simple conocimiento de la Biblia sin el Espíritu no puede suministrar lo que se necesita para el cristianismo amortecido. Su estado de muerte y degradación tiene que ser juzgado por la espada aguda que sale de la boca del Señor. La iglesia mundana necesita la palabra cortante y viva del Señor Espíritu.

VIII. LA PROMESA AL QUE VENZA

En el versículo 17 el Señor dice: “Al que venza, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe”. Vencer así significa específicamente vencer la unión de la iglesia con el mundo, la enseñanza de la idolatría y la fornicación, y la enseñanza de la jerarquía.

A. Comer del maná escondido

El Señor promete al que venza que le dará del maná escondido. La promesa hecha a la primera iglesia estaba relacionada con comer del árbol de la vida, y la promesa a esta iglesia con el maná escondido. Cuanto más mundana se vuelve la iglesia, más necesita que algunos se opongan, testifiquen y mantengan una íntima comunión con el Señor. Estos tendrán el privilegio de disfrutar al Señor como el maná escondido. El maná es un tipo de Cristo como el alimento celestial, el cual capacita al pueblo de Dios para seguir Su camino. Una porción de ese maná se preservó en una vasija de oro que fue escondida en el arca (Ex. 16:32-34; He. 9:4). El maná que caía visiblemente lo podía disfrutar el pueblo de Dios públicamente; el maná escondido, que representa al Cristo escondido, es una porción especial reservada para los vencedores que le buscan, los cuales tienen victoria sobre la degradación de la iglesia mundana. Mientras la iglesia sigue el camino del mundo, estos vencedores se atreven a vivir en la presencia de Dios, en el Lugar Santísimo, donde disfrutan al Cristo escondido, quien es la porción especial que les es dada como provisión diaria. Esta promesa se cumple hoy en la vida apropiada de iglesia, y se cumplirá en plenitud en el reino venidero. Si buscamos al Señor, vencemos la degradación de la iglesia mundana,

Page 111: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

y disfrutamos hoy una porción especial del Señor, entonces Él como el maná escondido, será una recompensa para nosotros en el reino venidero. Si le perdemos a Él como nuestra porción especial en la vida de la iglesia hoy, no le podremos disfrutar como recompensa en el reino venidero.

El maná escondido fue depositado en una urna de oro. El oro representa la naturaleza divina. Por consiguiente, depositar el maná escondido en una vasija de oro significa que el Cristo escondido está dentro de la naturaleza divina. El maná físico caía para todo el pueblo de Dios, pero el maná escondido es dado a los que están en una íntima relación con Dios, los que han abandonado al mundo y todo lo que los separaba de Dios. Han entrado en la intimidad de la presencia de Dios, y en esa intimidad divina disfrutan el maná que está escondido en la naturaleza de Dios. Esto es profundo. No es algo externo; está en lo más recóndito. Esto es tan profundo que aquellos que comen del maná escondido están de hecho en la naturaleza divina disfrutando al Cristo escondido.

¿Cómo podemos comer del maná escondido? Esto es algo que está totalmente fuera del mundo. Mientras que la iglesia mundana va cuesta abajo en su unión con el mundo, nosotros estamos saliendo de Egipto rumbo al desierto, luego del desierto a la buena tierra, de la buena tierra al tabernáculo, del atrio al Lugar Santo, y del Lugar Santo al Lugar Santísimo. Después de entrar en el Lugar Santísimo, tenemos que entrar en el arca, tocar la vasija de oro, y disfrutar a Cristo como el maná que está escondido dentro de la vasija. Cuanto más mundana se hace la iglesia, más necesitamos entrar en el Lugar Santísimo y comer del maná escondido. El maná está dentro de la urna de oro, la cual está dentro del arca, y el arca está en el Lugar Santísimo. Podemos ver cuán escondido está esto. Si lo disfrutamos, tenemos que habitar en la profunda intimidad de la presencia de Dios. Tenemos que estar en Su naturaleza divina donde no hay nada mundano que nos distraiga y donde tenemos una íntima comunión con Dios. Aquí disfrutamos a Cristo como el maná escondido. Algunos de nosotros hemos experimentado al Cristo escondido. Hemos dicho: “Señor, no me interesa el mundo. Solamente me interesas Tú; no me interesa ninguna amistad ni ninguna relación humana. Señor, estoy dispuesto a poner fin a las ataduras. Señor, ahora estoy completamente libre, y te amo desde lo más profundo de mi ser. Te amo sin ninguna barrera”. Cuando decimos esto al Señor, entramos inmediatamente en la urna de oro, en la intimidad de la naturaleza divina, donde participamos del Cristo escondido. Debemos comer a este Cristo.

La promesa de que podemos comer del maná escondido también es una profecía. En el milenio algunos vencedores tendrán una porción especial de Cristo que podrán disfrutar. Esa porción especial fue prometida como el maná

Page 112: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

escondido. Sin embargo, en principio, en la actualidad podemos disfrutar a Cristo de una manera muy íntima y secreta. Nosotros disfrutamos a Cristo de una manera tal, que los que solamente le disfrutan públicamente no pueden entender.

B. Una piedra blanca con un nuevo nombre inscrito

El Señor también prometió al que venza, diciendo: “Le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe”. Disfrutar a Cristo como el maná escondido produce transformación. ¿Cómo podemos decir esto? Porque el Señor después de referirse al maná escondido, habla de una piedra blanca. Una piedra en la Biblia representa el material para el edificio de Dios. El hombre no fue hecho de piedra sino del polvo (Gn. 2:7). En un sentido, el hombre no es más que barro, y Romanos 9 revela que el hombre es simplemente un vaso de barro. Sin embargo, cuando el Señor conoció a Simón Pedro, inmediatamente le cambió el nombre por Cefas, que significa “una piedra” (Jn. 1:42). En Génesis 28 cuando Jacob despertó de su sueño, tomó la piedra que había usado de almohada y la llamó casa de Dios. En 1 Corintios 3 Pablo indica que las piedras preciosas son usadas para la edificación de la iglesia, y en Apocalipsis 21 vemos que las piedras preciosas son materiales con los cuales se edifica la Nueva Jerusalén. Al juntar todos estos versículos, vemos que una piedra representa una persona transformada. No podemos entender un pasaje como 2:17 aisladamente; tenemos que considerarlo en el contexto de la Biblia entera. El Señor le promete al que venza, darle del maná escondido y darle una piedra blanca. Esto indica que si comemos del maná escondido, seremos transformados en piedras preciosas.

En nuestro ser natural no somos piedras sino barro. Podemos ser transformados en piedras preciosas al disfrutar a Cristo como nuestro suministro de vida, porque recibimos la vida divina y la naturaleza divina por medio de la regeneración (2 Co. 3:18). Si comemos a Jesús como el maná escondido, seremos transformados en piedras blancas para el edificio de Dios. Si no seguimos a la iglesia mundana, sino que disfrutamos al Señor en la vida apropiada de iglesia, seremos transformados en piedras con las cuales se edifica el edificio de Dios. El Señor justificará y aprobará estas piedras, como lo indica el color blanco, pero rechazará y condenará a la iglesia mundana. En el libro de Apocalipsis el color blanco indica aprobación. Cuando el Señor nos haya transformado en piedras, entonces nos aprobará. Esto lo alegrará mucho. La piedra blanca es necesaria para la edificación. El edificio de Dios, es decir, la iglesia, depende de nuestra transformación, y ésta, a su vez, es fruto del deleite que tengamos de Cristo como nuestro suministro de vida.

Page 113: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

El Señor dice que en la piedra habrá “escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe”. El nombre designa a la persona, y este nuevo nombre denota una persona transformada. Todo creyente que haya sido transformado es una “piedra blanca” y tiene “un nombre nuevo, el cual ninguno conoce, sino el que lo recibe”. Este nombre nuevo es la interpretación de la experiencia del que ha sido transformado. Por consiguiente, solamente él conoce el significado de ese nombre. Es posible que cierto hermano no sea más que barro. Sin embargo, ama al Señor, ha dejado el mundo y se ha librado de todas las ataduras. Por consiguiente, el Señor le dirá: “Te daré a comer del maná escondido”. Cuanto más coma este hermano del maná escondido, más será transformado en una piedra blanca. A medida que este hermano coma al Señor Jesús, quien es el maná escondido, tendrá ciertas experiencias, y el Señor escribirá en él un nombre nuevo. Este nuevo nombre es simplemente la nueva designación de lo que dicho hermano es. De manera que este nuevo nombre se basa en lo que el hermano es, en conformidad con sus propias experiencias, y otros no podrán saber lo que significa este nombre.

Apocalipsis 2:17 es lo que el Señor nos dice. No reciba estas palabras de manera objetiva, sino como su propia biografía. Considérela una palabra dirigida a usted. En un sentido vivimos en la época de Pérgamo, debido a que la “iglesia” se ha hecho mundana. Pero por ser testigos en contra de todo ello, estamos aquí luchando por el recobro del Señor. Por consiguiente, el Señor nos dirige lo dicho en el versículo 17, y todos nosotros debemos entenderlo y decir: “Amén, Señor, gracias por esta promesa. Puedo comer de Ti como el maná escondido, y esto me transformará en una piedra que te agradará, que Tú aprobarás y usarás para edificar Tu morada. Señor, recibo Tu promesa. A partir de hoy, te comeré de una manera secreta para ser transformado en una piedra blanca útil para Tu edificio”. ¿No es esta una maravillosa promesa del Señor? Es posible que la iglesia se haya vuelto mundana, pero el Señor ha prometido que podemos ser transformados en una piedra blanca con la cual se puede edificar la morada de Dios.

Page 114: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE TRECE

LA IGLESIA EN TIATIRA: LA AUTORIDAD Y LA ESTRELLA DE LA MAÑANA

En este mensaje llegamos a la cuarta iglesia, la iglesia en Tiatira (2:18-29), la iglesia en apostasía. Tiatira en griego significa “sacrificio aromático” o “sacrificio continuo”. Como señal, la iglesia en Tiatira prefigura a la Iglesia Católica Romana, la cual constituyó la iglesia apóstata cuando se estableció el sistema papal universal a fines del siglo sexto. Esta iglesia está llena de sacrificios, como lo demuestran sus misas continuas.

I. EL QUE HABLA

A. El Hijo de Dios

El versículo 18 dice: “El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto”. La apóstata Iglesia Católica da mucho énfasis al hecho de que Cristo es el hijo de María. Por tanto, aquí el Señor, en protesta contra la herejía de la Iglesia Católica, dice que El es el Hijo de Dios.

B. El que tiene ojos como llama de fuego y pies semejantes al bronce bruñido

Al dirigirse a la iglesia mundana, la iglesia en Pérgamo, el Señor se presenta como Aquel que tiene la espada aguda de dos filos. Al dirigirse a la iglesia apóstata, la iglesia en Tiatira, se presenta como Aquel “que tiene ojos como llama de fuego y pies semejantes al bronce bruñido”. La iglesia mundana necesita ser juzgada por Su palabra, la cual hiere y mata, mientras que la iglesia apóstata necesita ser juzgada por Sus ojos escudriñadores y Sus pies aplastantes. Los ojos del Señor penetran a lo más recóndito del corazón, y Sus pies juzgan a cada persona según las obras (2:23).

II. LAS VIRTUDES DE LA IGLESIA

En el versículo 19 el Señor dice: “Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu perseverancia, y que tus obras postreras son más que las primeras”. La apóstata Iglesia Católica tiene muchas obras y servicios sociales. Sus obras en los últimos días son más que las del pasado.

Page 115: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

III. LA MUJER JEZABEL

Uno de los aspectos cruciales de la iglesia en Tiatira es lo relacionado con la mujer Jezabel. El Señor se refiere a ella en el versículo 20, donde dice: “Pero tengo contra ti que toleras a esa mujer Jezabel, que dice ser profetisa, y enseña y seduce a Mis esclavos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos”. Como veremos, el Señor profetizó acerca de esta mujer en Mateo 13:33. Allí la mujer agregó levadura (que representa cosas malignas, heréticas y paganas) a la harina pura (que representa a Cristo como la ofrenda de harina para la satisfacción de Dios y del hombre). Esta mujer es la gran ramera de Apocalipsis 17, la cual mezcla abominaciones con cosas divinas. Jezabel, la esposa pagana de Acab, tipifica a esta iglesia apóstata. La iglesia apóstata está llena de toda clase de fornicación e idolatría tanto espiritual como física.

A. Se autodenomina profetisa

Aquí el Señor indica que la iglesia apóstata se dice ser profetisa. Un profeta es alguien que habla por Dios con la autoridad de Dios. La apóstata Iglesia Católica afirma estar autorizada por Dios para hablar por El. Ella exige que se le escuche a ella en lugar de escuchar a Dios.

B. Enseña a los siervos del Señor y los conduce a fornicar y a comer cosas ofrecidas a los ídolos

La iglesia en Pérgamo retenía la enseñanza de Balaam y la de los nicolaítas, las cuales continuaron en la iglesia apóstata. Además, la Iglesia Católica tiene enseñanzas que conducen a la gente a escucharla a ella en lugar de escuchar la santa Palabra de Dios. Sus partidarios están confundidos y aletargados con sus enseñanzas heréticas y religiosas, por lo cual no les interesa que Cristo sea su vida y su suministro de vida, como lo indican el árbol de la vida y el maná escondido, prometidos por el Señor a las iglesias en Efeso y Pérgamo (2:7, 17).

Mateo 13:33 dice: “Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a levadura, que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado”. Los maestros que se basan en la Biblia están de acuerdo en que la Jezabel de Apocalipsis 2 es la misma mujer acerca de la cual profetiza el Señor en Mateo 13:33. Estas dos mujeres en realidad son una. La gran ramera de Apocalipsis 17 es la misma mujer. Por consiguiente, la mujer a la que se hace alusión en Mateo 13 es la Jezabel de Apocalipsis 2 y viene a ser la gran ramera, la cual es llamada Babilonia la grande en Apocalipsis 17. Si ella no es la gran ramera, ¿entonces quién es? La Jezabel del Antiguo Testamento fue una figura de “la mujer Jezabel” que aparece en Apocalipsis 2. Cuando el Señor le habló a la iglesia en Tiatira, dijo que había una Jezabel en aquel tiempo. De acuerdo con la historia, en la actualidad Jezabel es, sin lugar a dudas, la iglesia apóstata, la

Page 116: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Iglesia Católica Romana. Al usar el nombre de Jezabel, el Señor nos recuerda lo que hizo Jezabel la esposa de Acab: venía de un contexto pagano, y mezcló cosas paganas con la adoración a Dios que ofrecía Su pueblo. Este es el punto central y más crucial en la epístola a Tiatira. El principio en que se basaban los hechos de la iglesia apóstata era la mezcla de cosas paganas de los gentiles con la adoración a Dios por parte de Su pueblo. Ella induce al pueblo a adorar a Dios, pero no lo hace en la manera que Dios ordenó, sino siguiendo sus métodos paganos. Desde que la iglesia apóstata se estableció, ha venido absorbiendo el paganismo. Donde quiera que va, ella asimila cosas relacionadas con la adoración de ídolos.

Uno de los ejemplos más sorprendentes de los hechos de esta iglesia apóstata es la institución de la Navidad. Nosotros queremos a Cristo, pero no necesitamos una misa para celebrar Su nacimiento. Originalmente, el 25 de diciembre, el llamado día de Navidad, era la fecha en que los antiguos europeos adoraban al sol. Decían que el 25 de diciembre era el día de nacimiento del sol. Cuando la iglesia apóstata se extendió en Europa, asimiló esta costumbre antigua, porque había acogido en su seno a millares de incrédulos. Estos incrédulos querían celebrar el nacimiento de su dios. Por consiguiente, para satisfacerlos la iglesia apóstata declaró el 25 de diciembre como el día del nacimiento de Cristo. Este es el origen de la Navidad. El libro Las dos Babilonias, revela el origen de las cosas malignas, paganas y demoníacas que fueron introducidas en la iglesia apóstata. Si vemos este cuadro en el lado negativo, entonces sabremos que nosotros debemos ubicarnos en el lado positivo.

Desde el comienzo mismo de la Biblia, Dios ha querido alimentar a Su pueblo con la provisión de vida. Por consiguiente, El puso en el huerto el árbol de la vida para que fuera la provisión de vida. Después de la caída del hombre, Dios, en Su plan de redención, no desistió de Su idea de alimentar a Su pueblo. Cuando El instituyó la Pascua, ordenó a Su pueblo untar la sangre del cordero en los dos postes y en el dintel de las puertas de sus casas y, protegidos por la sangre, debían comer la carne del cordero. Después que los hijos de Israel fueron liberados de Egipto y andaban por el desierto, Dios les dio el maná celestial como su provisión de vida (Ex. 16:14-15). Con el tiempo, los hijos de Israel entraron en la buena tierra de Canaán. El día que entraron en la tierra, el maná cesó, y comenzaron a comer del rico producto de la tierra (Jos. 5:12). El Nuevo Testamento confirma que todos éstos son tipos de Cristo, no solamente como nuestro Redentor, sino también como nuestra provisión de vida. Cristo como Cordero tiene dos elementos, la sangre que redime y la carne que alimenta. En Juan 6 el Señor Jesús revela que El es el maná celestial del cual el pueblo de Dios puede alimentarse. Sabemos que las riquezas de la tierra representan las riquezas de Cristo. Cristo no es solamente nuestro Cordero y nuestro maná, sino también nuestra buena tierra. Él como Cordero es la carne, y

Page 117: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

como la buena tierra tiene todas las riquezas para ser nuestro suministro de vida. En el Antiguo Testamento también existían las ofrendas que eran producto de la buena tierra. Entre las cinco ofrendas principales, la segunda era la ofrenda de harina fina, la cual era alimento para el pueblo de Dios. Todos los sacerdotes que servían, comían de la ofrenda de harina fina. Esto significa que Cristo es el suministro de vida que alimenta a los sacerdotes de Dios. Todos los que sirven a Dios deben comer a Cristo.

Aunque esto es claramente revelado en la Palabra santa, muchos cristianos no lo han descubierto. Cuando yo estaba en la cristiandad nunca oí un mensaje acerca de comer a Cristo. Sin embargo, el punto crucial en la Palabra santa es que Cristo es nuestro suministro de vida, y que nosotros tenemos que comerle (Jn. 6:57). En Mateo 13:33 el Señor dio a entender que El era la harina fina. Lo que dijo acerca de la ofrenda de flor de harina, en ese pasaje se refiere a la harina fina, la cual constituía dicha ofrenda. Por consiguiente, la harina fina es un tipo completo del Señor Jesús como nuestro suministro de vida. Cristo en Su humanidad, como ofrenda de harina, es la harina fina que nos abastece. En Mateo 13 el Señor Jesús predijo que una mujer perversa iba a agregar levadura a esta harina fina. Esto es exactamente lo que la iglesia apóstata hace cuando recibe la levadura pagana y la agrega a la harina fina de Cristo para formar así una mezcla maligna. Con esto vemos que la iglesia apóstata es maligna y sutil.

Algunos que están en la iglesia apóstata podrían decir: “¿No cree usted que nosotros tenemos algo verdadero? ¿No cree usted que nosotros tenemos a Dios, a Cristo y la Biblia?” Sí los tienen, pero no de una manera pura; lo que tienen es una mezcla. La iglesia apóstata tiene la harina fina, pero en la harina hay levadura. Cuando estuve en Manila, visité una catedral católica. A la entrada había un estatua de María. Noté que una de las manos estaba casi completamente gastada, y pregunté qué había pasado. Me dijeron que todos los que entraban en la catedral primero tocaban la mano de la estatua, y que con los años la mano se había gastado por el contacto de la gente. Cuando les pregunté por qué tenían esa estatua ahí, respondieron: “Si la gente no tiene estatuas, no puede entender a qué se refiere uno cuando les habla de la Biblia. Necesitan tener algo físico para poder entenderla”. Este es el pretexto que usan para mantener las estatuas de Jesús y de María. ¡Que engaño tan sutil! Esos no son ni Jesús ni María, sino ídolos. Aparentemente adoran a Jesús, pero en realidad adoran una estatua de piedra. Este es un engaño sutil del enemigo. Ahora podemos ver en qué consiste la maldad de la iglesia apóstata: asimila cosas paganas y las agrega a la harina fina. ¡Que perversidad!

En la iglesia apóstata se adora a muchos ídolos debido a esta mezcla maligna. El Señor dice que Jezabel enseña a cometer fornicación y a comer de lo sacrificado a los ídolos. Jezabel enseña a los suyos a adorar ídolos. En la Iglesia Católica

Page 118: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Romana se fomenta la adoración a los ídolos. En Manila vi muchas personas comprando velas y ofreciéndolas a los ídolos que había junto a las paredes. Dondequiera que hay idolatría, también hay fornicación. Jezabel no sólo trajo paganismo e idolatría, sino también fornicación. Esto es abominable, y nosotros no lo podemos tolerar. Esta no es una cuestión de diferencias doctrinales; es un problema de idolatría y fornicación.

En 1937 mientras viajaba por el norte de China, me trajeron un caso de posesión demoníaca. Una mujer cristiana estaba poseída por un demonio. Me preguntaron al respecto, y les respondí que, en principio, era posible que ella tuviera pecado o ídolos o imágenes en su casa, y esto permitía que el demonio tomara posesión de ella. Me dijeron que ella no tenía ídolos ni imágenes en su casa. Pero de todos modos el demonio la perturbaba constantemente. Le dije a ella si no estaba involucrada en alguna cosa pecaminosa, era posible que hubiera alguna clase de ídolo o imagen en su casa y que ella debía buscarlo diligentemente. Finalmente halló en una pared de su casa una imagen de Jesús, y le dije que la quemara. Cuando lo hizo, el demonio salió de ella. En esto vemos el engaño sutil del enemigo.

C. No quiere arrepentirse de su fornicación

En el versículo 21 el Señor Jesús dice: “Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación”. La historia demuestra que esto se refiere a la iglesia apóstata, la Iglesia Católica. Hasta hoy, no se ha arrepentido de sus perversidades.

D. Enferma en cama

El Señor también dijo: “He aquí, Yo la arrojo en cama”. Una cama normalmente se usa para dormir y descansar, pero también se usa en una situación anormal, como en el caso de enfermedad. Aquí el Señor indica que la iglesia apóstata padece una enfermedad incurable y que permanecerá así hasta el juicio final. Las perversidades de Jezabel han causado su enfermedad; ella no tiene nada sano. La iglesia apóstata en su totalidad está enferma. Considere su situación: algunas cosas son celestiales y otras son terrenales; algunas cosas son de Dios, pero la mayoría son de Satanás; algunas son santas, y otras seculares, comunes y mundanas. Esta levadura no solamente está en la iglesia apóstata, sino que también se ha diseminado a la iglesia reformada. Jezabel es demoníaca, satánica, maligna e infernal. No es insignificante que tengamos los ojos abiertos para ver las cosas malignas y demoníacas que hay en la Iglesia Católica. Simplemente no podemos imaginarnos cuán deplorable es la iglesia apóstata.

Page 119: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

E. Sus amantes sufrirán gran tribulación

En el versículo 22 el Señor dice que no solamente arrojará a Jezabel en cama, sino que también arrojará “en gran tribulación a los que con ella adulteren, si no se arrepienten de las obras de ella”. Esta gran tribulación difiere de la de 7:14 y de la gran tribulación a la que se refiere Mateo 24:21. La gran tribulación de 7:14 es la gran tribulación que la iglesia ha sufrido a lo largo de los siglos de persecución. La gran tribulación de Mateo 24 es la tribulación de los últimos tres años y medio de esta edad que vendrá sobre los moradores de la tierra. La gran tribulación de la que se habla aquí es la aflicción que el Señor traerá sobre la iglesia apóstata, probablemente mediante los ataques del anticristo a fines de esta era.

F. Sus hijos son heridos de muerte

En el versículo 23 el Señor dice: “Y a los hijos de ella heriré de muerte”. Esto tal vez se refiera a la destrucción que Dios trae sobre la Iglesia Católica Romana por medio del anticristo y sus seguidores al final de esta era. Si leemos Apocalipsis detenidamente, veremos que al final de esta edad el anticristo destruirá la Iglesia Católica. El anticristo se rebelará contra todas las religiones y se presentará como si fuera Dios (2 Ts. 2:4); les prohibirá a los judíos y a los católicos adorar a Dios, y obligará a la gente a que lo adoren a él. En ese tiempo, perseguirá a los judíos y matará a muchos en la Iglesia Católica.

IV. LAS PROFUNDIDADES DE SATANAS

El versículo 24 dice: “Pero a vosotros, a los demás de Tiatira, a cuantos no tenéis esa enseñanza, y no habéis conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, Yo os digo: No os impondré otra carga”. “Las profundidades” es la misma expresión que aparece en Efesios 3:18. Figurativamente denota cosas misteriosas. La Iglesia Católica Romana tiene muchos misterios y doctrinas profundas. La sinagoga de Satanás se oponía a la iglesia sufrida (2:9); el trono de Satanás está en la iglesia mundana (2:13); y en la iglesia apóstata están “las profundidades de Satanás”. La religión que era una sinagoga, el mundo donde está el trono de Satanás, y la filosofía de los misterios satánicos, son usados por Satanás para destruir y corromper la iglesia.

Ya vimos que la iglesia sufrió persecución de la sinagoga de Satanás y con el tiempo se hizo mundana, y vino a morar donde Satanás habita y donde está su trono. Todo esto constituye el engaño sutil del enemigo. Todo esto tiene su origen en Satanás. Aquí en la cuarta iglesia hay algo aún más serio. No es sólo el asunto de la sinagoga de Satanás, el lugar donde Satanás habita, o donde está su trono. Ahora, Satanás ha entrado en la iglesia y la ha saturado de él mismo. En la iglesia apóstata están las profundidades de Satanás, las enseñanzas

Page 120: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

misteriosas de Satanás. Esta es la filosofía satánica. La iglesia apóstata enseña los misterios de Satanás. Esto indica que el pensamiento profundo de Satanás, el concepto de Satanás, ha saturado la iglesia apóstata. Con el tiempo, esta iglesia ha llegado a ser la personificación de Satanás. La iglesia apropiada es el Cuerpo de Cristo, pero la iglesia apóstata es la personificación de Satanás. Cristo habita en la iglesia, pero Satanás habita en la iglesia apóstata de un modo sutil. Satanás siempre actúa de una manera sutil. La primera vez que él vino al hombre, vino en forma de una bella serpiente. Sin embargo, no era simplemente una serpiente; era Satanás. El siempre se disfraza de algo bueno. Nadie se imaginaría que Satanás se disfrazase de “iglesia”. Pero en la epístola a la iglesia en Tiatira vemos que ésa es la verdadera condición de la cristiandad hoy. Esta se ha convertido en un órgano de Satanás. Aunque lleva el nombre de Cristo, de hecho, dentro de ella está el mismo Satanás. Todos tenemos que ver esto.

Las profundidades de Satanás, que son la filosofía satánica, son sutiles. En la iglesia apóstata hay muchos misterios. Todos los misterios que enseña esta iglesia perversa son filosofías satánicas. Una de sus filosofías afirma que si usted no añade algo a las verdades de la Biblia, será difícil que la gente las acepte. El Señor en Su sabiduría, comparó esto con la levadura puesta en la harina fina, que suaviza el pan y lo hace más fácil de comer. La iglesia apóstata dice que si la gente no tiene la Navidad, le será difícil aceptar la verdad del nacimiento de Cristo. La celebración religiosa es la levadura agregada a la harina fina. Esto es maligno y sutil.

Si usted piensa que es demasiado osado decir que esta mujer maligna es la personificación de Satanás, le recomendaría que considere Apocalipsis 17:4-5. El versículo 4 dice: “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de las inmundicias de su fornicación”. Esta mujer maligna tiene una buena apariencia: está adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, los mismos materiales con los cuales está edificada la Nueva Jerusalén. Mientras que la Nueva Jerusalén es edificada sólidamente con estos tres materiales preciosos, esta mujer maligna está solamente cubierta con ellos. Estar cubierto significa tener una fachada, ser superficialmente atractiva, tener una apariencia placentera que esconde una realidad maligna. Su apariencia externa es atractiva, pero la realidad interna es detestable. Esta mujer también tiene una copa de oro, llena de abominaciones y de las inmundicias de su fornicación. En tipología el oro representa la naturaleza divina. Aparentemente, esta mujer maligna sostiene algo de Dios, pero en realidad, internamente, está llena de abominaciones. En la Biblia la abominación la constituyen principalmente dos cosas: la idolatría y la fornicación. Estas dos cosas son abominaciones delante de Dios. Aparentemente esta mujer es muy atractiva, está cubierta de oro, perlas y piedras preciosas y tiene un cáliz de oro en la

Page 121: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

mano. Si usted no tiene discernimiento, será engañado por ella. Cuando vemos lo que esta mujer es interiormente, nos damos cuenta de que está llena de abominaciones e inmundicia.

El versículo 5 dice: “Y en su frente un nombre escrito: Misterio, Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra”. El Señor penetra en el corazón de la gente y sabe lo que hay en su interior. El tiene discernimiento y ve lo que hay dentro de esta mujer maligna. El Señor la llamó “La madre de las rameras”, lo cual indica que ella es la fuente de toda fornicación espiritual. Por consiguiente, es apenas justo decir que ella es la personificación de Satanás. Necesitamos discernimiento para ver a través de su apariencia externa. Por eso tenemos la espada aguda de dos filos, la santa Biblia.

Gracias sean dadas al Señor por Su gracia soberana. Debido a que Su gracia es soberana, El puede salvarnos en cualquier circunstancia. Muchos han sido salvos aún estando en la apóstata Iglesia Católica. Nadie puede decir que la iglesia Católica no predica la Biblia. En China, muchos paganos conocieron el nombre de Dios, el nombre de Jesús y algunos versículos de la Biblia mediante la enseñanza de la Iglesia Católica. No obstante, después que la gente es ayudada por esta iglesia apóstata, se le impide conocer al Señor de una forma más genuina. Algunos de los que fueron salvos cuando estaban en la iglesia apóstata por la gracia soberana del Señor, espontáneamente amaron esa institución maligna. Muchos de ellos dirían: “¿Si esto es maligno, entonces cómo pude yo ser salvo allí?” Aunque muchos católicos han venido a la vida de la iglesia, en lo más recóndito de su ser, es posible que algunos conserven cierta afinidad con esta mujer maligna. No la aborrecen como el Señor la aborrece. Lea la epístola a Tiatira otra vez. El Señor no tiene ninguna compasión para con Jezabel porque ha sido saturada completamente de Satanás. Satanás está en cada fibra de esa mujer perversa.

Nosotros no debemos tener ninguna relación con esa iglesia apóstata. Ella no es el Cuerpo de Cristo; no es la iglesia de Dios. Es la personificación de Satanás; es sutil y maligna. Si usted desea saber más al respecto, lea el libro del hermano Nee titulado La ortodoxia de la iglesia. Todo aquel que ame al Señor y a Su recobro, tiene que conocer a fondo esta iglesia apóstata. Una vez que la conozcamos, aborreceremos todo lo relacionado con ella. Debemos declarar que ella es la gran ramera, la gran Babilonia, y que tenemos que salir de ella.

Como veremos, el libro de Apocalipsis indica que esta gran ramera tiene hijas. Debemos tener una luz clara en cuanto a la iglesia apóstata. Una vez que seamos iluminados, sabremos cuál es nuestra posición en cuanto a la iglesia. Nosotros estamos en el recobro del Señor. Estamos en el Cuerpo de Cristo, la iglesia de

Page 122: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Dios, y no tenemos nada que ver con Jezabel, la mujer maligna, la ramera, la gran Babilonia. Tampoco tenemos nada que ver con sus hijas.

En esta epístola, el Señor indica que El juzgará a Jezabel. En Apocalipsis 17:16 se nos dice que durante la gran tribulación el Señor le permitirá al anticristo matar y destruir a la iglesia apóstata. En ese entonces, la Babilonia religiosa será destruida. Pero hasta entonces, esta iglesia subsistirá, según la profecía. El versículo 25 dice que la apóstata Iglesia Católica permanecerá hasta la venida del Señor.

V. LOS VENCEDORES: LOS DEMAS DE TIATIRA

En el versículo 26 el Señor dice: “Al que venza y guarde Mis obras hasta el fin, Yo le daré autoridad sobre las naciones”. Aquí vencer significa vencer el catolicismo. Los vencedores, los demás de Tiatira, no retienen la enseñanza de Jezabel (v. 24), no han conocido las profundidades de Satanás, retienen el testimonio del Señor hasta Su venida (v. 25) y guardan las obras del Señor hasta el fin (v. 26). La expresión “Mis obras” del versículo 26 se refiere a las cosas que el Señor ya cumplió y está cumpliendo, tales como Su crucifixión, resurrección, intercesión, etc., en contraste con las obras que hace la iglesia apóstata bajo la influencia de Satanás.

VI. LA PROMESA AL QUE VENZA

A. Recibir autoridad sobre las naciones

En el versículo 26 el Señor dice que al que venza, le dará autoridad sobre las naciones. Eso constituye una recompensa para los vencedores, la cual consiste en reinar con Cristo sobre las naciones en el reino milenario (20:4,6). Esta promesa del Señor deja claramente implícito que los que no respondan al llamado que El hace a vencer el cristianismo degradado, no tendrán parte en el reino milenario.

B. Pastorear las naciones con vara de hierro como el Señor recibió del Padre

En el versículo 27 el Señor dice hablando del que venza: “Y las pastoreará con vara de hierro, y serán quebradas como vasijas de barro; como Yo también la he recibido de Mi Padre”. En el reino milenario, el que regirá será un pastor. En Salmos 2:9 Dios le dio a Cristo autoridad para regir sobre las naciones. Aquí Cristo da la misma autoridad a los vencedores.

Page 123: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. Recibir la estrella de la mañana

Finalmente, en el versículo 28 el Señor hace otra promesa al que venza, diciendo: “Y le daré la estrella de la mañana”. En la primera venida de Cristo, los sabios vieron Su estrella, pero lo judíos religiosos no (Mt. 2:2, 9-10). En Su segunda venida, El será la estrella de la mañana para los vencedores, los que esperan Su venida. A los demás El aparecerá solamente como el sol (Mal. 4:2).

VII. LO QUE EL ESPIRITU DICE

Una vez más, en el versículo 29, el Señor dice: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. Todos los que están en la iglesia apóstata, la cual exige que se le escuche a ella en lugar de a Dios, necesitan oír más lo que dice el Espíritu. Si alguien escucha lo que dice el Espíritu, oirá la palabra viva del Señor, y negará todas las cosas que enseña la iglesia apóstata, y llegará a ser un vencedor que satisfará al Señor.

Al final de las primeras tres epístolas se menciona primero el oído para oír y luego el llamado a vencer. Al final de las últimas cuatro epístolas el orden se invierte. Esto demuestra que las primeras tres iglesias son un grupo, y las últimas cuatro son otro. En la Biblia el número siete se compone de seis más uno, por ejemplo, seis días más un día equivalen a una semana; o se compone de tres más cuatro, como en estos dos capítulos, en los cuales las siete iglesias están divididas en un grupo de tres y otro de cuatro. Seis más uno se ve en la vieja creación, mientras que tres más cuatro se ve en la nueva creación, la iglesia. Puesto que todas las cosas fueron creadas en seis días, el número seis representa la creación, especialmente el hombre, quien fue creado en el sexto día; y puesto que Dios usó un solo día para descansar, el séptimo día, como conclusión de los seis días, el número uno representa al único Creador. Por consiguiente, seis más uno significa que todas las cosas fueron creadas para Dios, para el cumplimiento de Su propósito. El único Creador, Dios, es triuno, simbolizado por el número tres. Puesto que la creación es representada ante Dios por los cuatro seres vivientes (4:6-9), el número cuatro representa a los seres vivos, especialmente al hombre. Por lo tanto, tres más cuatro significa que Dios es añadido al hombre creado, y que así Su propósito se cumple. La iglesia no solamente es la criatura, sino también la criatura con el Creador, quien es el Dios Triuno dispensado en ella. La iglesia es el verdadero número siete: el verdadero tres, el Dios Triuno, añadido al verdadero cuatro, el hombre creado. Por tanto, el número siete denota completamiento en el mover de Dios, primero en la vieja creación y luego en la nueva creación, la iglesia.

Page 124: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE CATORCE

LA IGLESIA EN SARDIS: VESTIDA DE VESTIDURAS BLANCAS, Y EL SEÑOR CONFIESA SU NOMBRE

Sin lugar a dudas, el hecho de que la condición de las siete iglesias mencionadas en Apocalipsis 2 y 3 corresponda a las diferentes edades de la iglesia a través de la historia es obra de la soberanía del Señor. La historia de la iglesia desde el siglo primero hasta el presente, se divide claramente en siete edades: la edad primitiva, la edad de sufrimiento, la edad mundana, la edad de apostasía, la edad de la Reforma, la edad del recobro de la iglesia, y la edad de la degradación de la iglesia recobrada. En este mensaje consideraremos la iglesia en Sardis, como la iglesia de la Reforma (3:1-6).

Sardis en griego significa el remanente, lo restante, o la restauración. Como señal, la iglesia en Sardis prefigura a la iglesia protestante, desde la Reforma hasta la segunda venida de Cristo. La Reforma fue la reacción de Dios a la apóstata Iglesia Católica Romana, la cual es tipificada por la degradada iglesia en Tiatira. La Reforma fue llevada a cabo por una minoría de creyentes, el remanente. Por consiguiente, fue una restauración efectuada por el remanente.

I. EL QUE HABLA: EL QUE TIENE LOS SIETE ESPIRITUS DE DIOS

Y LAS SIETE ESTRELLAS

En Apocalipsis 3:1 el Señor dice: “El que tiene los siete Espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto”. Los siete Espíritus de Dios hacen que la iglesia esté llena de vida, y las siete estrellas hacen que brille intensamente. Para la iglesia en Efeso, Cristo era Aquel que tenía las siete estrellas y andaba en medio de los siete candeleros. La iglesia primitiva necesitaba que Cristo la cuidara, y los líderes de la iglesia necesitaban que Su gracia los guardara. Para la iglesia en Esmirna, Cristo era el que estuvo muerto y vivió de nuevo. La iglesia sufriente necesitaba la vida de resurrección de Cristo. Para la iglesia en Pérgamo, Cristo era Aquel que tenía la espada aguda de dos filos. La iglesia degradada y mundana necesitaba la palabra de Cristo que juzga y mata. Para la iglesia en Tiatira, era Aquel que tenía ojos como llama de fuego y pies semejantes al bronce bruñido. La iglesia apóstata necesitaba que Cristo la escudriñase y juzgase. Aquí, para la iglesia en Sardis, era Aquel que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas. La iglesia muerta y reformada necesitaba el Espíritu de Dios siete veces intensificado y los líderes resplandecientes.

Page 125: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Si examinamos la situación actual del cristianismo protestante, veremos que carece de los siete Espíritus. La carencia de vida que hay en ellos se debe a que no tienen los siete Espíritus. Por causa de la organización que tienen, también necesitan las estrellas brillantes. Todo lo que necesitan es el Espíritu intensificado y las siete estrellas resplandecientes. Sin embargo, ellos no prestan atención a los siete Espíritus. Los siete Espíritus son la intensificación plena de la realidad de Cristo como el Espíritu. Esto no tiene nada que ver con el movimiento pentecostal o carismático; es el Espíritu siete veces intensificado que mora en los creyentes. Eso es lo que el protestantismo muerto necesita hoy. También necesita las estrellas resplandecientes, no las posiciones ni la organización. Sus líderes deben ser resplandecientes.

II. LA CONDICION DE LA IGLESIA

A. Tiene nombre de que vive pero en realidad está muerta

Al mensajero de la iglesia en Sardis el Señor le dice: “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y afirma las cosas que quedan, las que están a punto de morir; porque no he hallado que tus obras hayan sido acabadas delante de Mi Dios”. Estos dos versículos presentan un cuadro completo de la iglesia protestante. Muchos consideran que la iglesia protestante reformada es viviente, pero el Señor dice que está muerta. Por lo tanto, necesita los Espíritus vivientes y las estrellas brillantes.

B. Las cosas que quedan y que están a punto de morir

En el versículo 2 el Señor dice: “afirma las cosas que quedan, las que están a punto de morir”. “Las cosas que quedan” se refieren a las cosas que se habían perdido y fueron restauradas por la Reforma, como la justificación por fe, y la exposición de la Biblia. Aunque estas cosas habían sido restauradas, estaban a punto de morir. Por consiguiente, la iglesia protestante necesita avivamientos para mantener estas cosas vivas. Esta es la verdadera situación de las iglesias protestantes.

C. Sus obras no son completas

El Señor también dijo: “no he hallado que tus obras hayan sido acabadas delante de Mi Dios”. Nada de lo comenzado en la Reforma ha sido acabado. Por eso, se necesita la iglesia en Filadelfia para acabar la obra. A los ojos de Dios, ninguna obra ha sido acabada en las iglesias de la Reforma. No piense que la justificación por fe ha sido completada entre ellos. Si uno examina detalladamente, verá que la justificación por fe recobrada por Martín Lutero fue muy superficial, debido a que Lutero no percibió la justificación como un asunto

Page 126: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

de vida, sino como algo doctrinal, y de un modo somero. Damos gracias a Dios por ese gran siervo Suyo, pero sabemos que éste no fue perfecto. Ninguna obra bajo su mano fue acabada. Lo que se recobró en los días de Lutero ha ido muriendo y está a punto de morir. Por eso muchas iglesias protestantes necesitan frecuentes avivamientos.

Lo más importante en cuanto a la quinta iglesia es que está muerta y moribunda. Aunque tiene nombre de que vive, en realidad está muerta. Muchos de nosotros podemos testificar que cuando fuimos salvos, estábamos llenos de vida. Pero al entrar en una iglesia denominacional, entramos en un refrigerador y después de algunos meses, nos enfriamos y morimos. Las iglesias reformadas están a punto de morir. Yo fui criado en una iglesia protestante, y sé con certeza que allí no hay vida. Casi en todos los aspectos la muerte prevalece allí.

III. EL MANDATO DEL SEÑOR

En el versículo 3 el Señor dice: “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete”. En los versículos 1 y 2 el Señor manda a la iglesia en Sardis que vigile, que afirme las cosas que quedan y están a punto de morir, que guarde lo que ha recibido y oído, y que se arrepienta.

IV. LA VENIDA DEL SEÑOR

En el versículo 3 el Señor dice: “Pues si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti”. Un ladrón roba cosas valiosas a una hora que nadie lo espera. Puesto que las iglesias protestantes reformadas están muertas, no se percatarán cuando el Señor venga como ladrón, cuando El se manifieste en secreto a los que le buscan. Es por eso que necesitamos velar.

La revelación que presenta el Nuevo Testamento acerca de la segunda venida del Señor no concuerda con nuestro entendimiento natural. Según nosotros, el Señor descenderá repentinamente de Su trono, de los cielos, a la tierra. Este concepto ha causado muchas dificultades a los estudiantes de la Biblia, y nosotros debemos desecharlo. Al tratar de entender algo que veamos en la Biblia, no debemos tener ninguna confianza en nuestros pensamientos, y nunca debemos aplicar nuestros conceptos naturales. Esta es la razón por la cual necesitamos una mente clara y renovada cuando nos acercamos a la Palabra de Dios. Debemos dejar de usar los anteojos teñidos con nuestros conceptos, y venir con sencillez a la Palabra pura. La venida del Señor es un proceso. Su venida comenzará desde el trono y pasará por un proceso hasta que descienda a pelear la batalla de Armagedón. Como ya dijimos, el Señor descenderá desde el trono a los aires, donde llevará a cabo muchas cosas: el arrebatamiento de la mayoría de los santos, el juicio ante el tribunal de Cristo, y las bodas del Cordero. Después de cumplir todo esto en los aires, el Señor descenderá a la

Page 127: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

tierra. El arrebatamiento de los primeros vencedores, que incluyen al hijo varón (cap. 12) y a las primicias (cap. 14), ocurrirá al principio del proceso de la venida del Señor. En otras palabras, cuando ellos sean arrebatados, el proceso de la venida del Señor habrá comenzado.

En Apocalipsis 3:3 y Mateo 24:43 se nos dice que el Señor vendrá como ladrón. Algunos de los creyentes que serán los primeros vencedores, serán llevados repentinamente. Nadie sabe la hora en que comenzará el proceso de la venida del Señor con el arrebatamiento de los primeros vencedores. Cuando suceda, no habrá tiempo para prepararse. Uno debe estar preparado antes de que esto ocurra. Por consiguiente, tenemos que estar preparados y velar.

V. LOS VENCEDORES: ALGUNOS DE SARDIS

A. No contaminaron sus vestidos con la muerte

En el versículo 4 el Señor dice: “Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han contaminado sus vestiduras”. En la Biblia las vestiduras representan lo que somos en nuestro andar y vivir. Contaminar nuestras vestiduras se refiere particularmente a mancharlas con muerte. Ante Dios, la muerte es más contaminante que el pecado (Lv. 11:24-25; Nm. 6:6-7, 9). En este versículo, la mancha denota cualquier cosa de carácter mortífero. La mancha que había en Sardis no era la mancha del pecado sino la mancha de la muerte. La muerte es más sucia que el pecado. En el Antiguo Testamento, si alguien pecaba, podía ser perdonado simplemente presentando una ofrenda por el pecado (Lv. 4:27-31). Sin embargo, el que tocara el cadáver de una persona tenía que esperar siete días para poder ser limpio (Nm. 19:11, 16). Esto indica que la mancha causada por la muerte es más grave que la del pecado. Los cristianos de hoy no están conscientes de la muerte. Si usted va a un casino de Las Vegas a apostar, se percatará de que ha pecado. Pero si va a una reunión de una manera muerta, es muy posible que no se dé cuenta de lo grave que es esto. Pero a los ojos de Dios, esta condición de muerte es más grave que ir a jugar en un casino de Las Vegas. Los cristianos condenan el pecado, pero no la muerte. Muchos asisten a las reuniones como si fueran cadáveres, y no ven nada malo en ello. No me gusta estar cerca a nada que esté muerto. Cuando mi madre murió, aunque todos la amábamos, ninguno de nosotros se atrevió a acercarse a su cuerpo muerto en toda la noche. Si su amada esposa se ensucia mientras prepara algo para usted, usted la amará aún más. Pero si ella muere, usted no querría estar cerca de su cadáver. El Señor aborrece la muerte. Sin embargo, muchos cristianos de la iglesia reformada no tienen esta idea de la muerte. Tal vez digan: “¿Qué tienen de malo las iglesias denominacionales?” El problema no consiste en que simplemente están equivocadas, sino en que están llenas de muerte. Aunque los cadáveres de una funeraria no tengan nada de malo, están llenos de muerte. La

Page 128: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

muerte es el peor problema. ¡Que repugnante es la muerte! Es una abominación para Dios, y no puede tolerarla.

En las iglesias locales, todos debemos aborrecer la muerte. Prefiero ver que quienes están en la iglesia se equivoquen, que verlos muertos. Muchas veces he preguntado a los hermanos y hermanas por qué no ejercen su función en las reuniones. Con frecuencia me responden: “Tengo temor de equivocarme”. A lo cual contesto: “Cuanto más se equivoquen, mejor. Cuando los niños están vivos cometen muchas equivocaciones. Los niños que están muertos en los cementerios, no cometen ningún error”. Si usted simplemente está sentado en la reunión sin hacer nada y sin decir nada, nunca cometerá una equivocación. Aunque esté correcto, está muerto en su rectitud. Prefiero estar vivo aunque me equivoque, que en lo correcto y muerto. Yo cometo muchos errores, pero todos saben que estoy vivo. ¿Qué prefiere usted, estar en lo correcto y muerto, o equivocado y vivo?

B. Andan en el Señor con vestiduras blancas

El Señor dice de los que no mancharon sus vestiduras: “Andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignos” (v. 4). El color blanco no sólo simboliza pureza sino también aprobación. Aquí las vestiduras blancas representan un modo de andar y vivir que no ha sido contaminado por la muerte y que es aprobado por el Señor. Es algo que lo hace a uno apto para andar con el Señor, especialmente en el reino venidero.

VI. LA PROMESA AL QUE VENZA

Si lee el contexto de Apocalipsis 2 y 3, verá que todas las promesas que el Señor hace en estas siete epístolas, en realidad se refieren al reino venidero. Nunca se refieren a la eternidad, que es nuestro destino eterno, sino a nuestro futuro en el reino venidero. Este es el principio básico que determina el significado de todas las promesas que aparecen en las siete epístolas. En el versículo 4 el Señor promete que los que no hayan manchado sus vestiduras, andarán con El en vestiduras blancas. ¿Cuándo sucederá esto? El día de las bodas de Cristo, que durará mil años. Andar con el Señor en vestiduras blancas significa andar con Él durante esos mil años. En principio esto también se puede aplicar a nuestra vida diaria con el Señor.

En el versículo 5 el Señor dice: “El que venza será vestido de vestiduras blancas; y nunca borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de Mi Padre, y delante de Sus ángeles”. Aquí vencer se refiere a vencer la muerte que prevalece en las iglesias protestantes, es decir, vencer al protestantismo

Page 129: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

muerto. Todo el versículo 5 es la promesa que el Señor hace a los vencedores. Esto se cumplirá en el reino milenario después de Su venida.

A. Ser vestido de vestiduras blancas y andar con el Señor

Primeramente el Señor promete al que venza que será “vestido de vestiduras blancas”. Ser vestido de vestiduras blancas, como se promete aquí, será un premio para los vencedores en el reino milenario. Aquello en lo que han andado en esta era será el premio que recibirán en la era venidera. Todo cristiano necesita dos vestiduras. La primera es la vestidura por la cual somos justificados y salvos, que representa al Cristo que recibimos, quien es nuestra justicia objetiva. En Lucas 15, cuando el hijo pródigo regresó a la casa, el padre le tenía el mejor vestido. Lo primero que el padre hizo fue cubrirlo con el mejor vestido. Cubierto por esa vestidura, el hijo pródigo fue justificado en la presencia de su padre. El había sido un miserable pordiosero, indigno de estar con el padre. Pero una vez que la vestidura lo cubrió, fue justificado y aprobado. Esto significa que fue justificado en Cristo, y que Cristo vino a ser su cubierta de justicia. El fue cubierto por Cristo como su justicia. Por consiguiente, la vestidura de justicia lo salvó. Sin embargo, además de esto, necesitamos otra vestidura que nos haga aceptos y aprobados delante del Señor. El “lino fino, resplandeciente y limpio” que se menciona en 19:8 denota este segundo vestido. De acuerdo con la tipología, la reina que aparece en el salmo 45 tiene dos vestiduras, una de salvación, y la otra para estar con el rey en su reino. Después de ser salvos, necesitamos madurar y vencer todas las distracciones y todos los estorbos. Debemos correr la carrera y llegar a la meta. Tenemos que vencer todos estos obstáculos. Es cierto que fuimos salvos y justificados y tenemos la primera vestidura, la cual nos trae salvación. Pero debemos continuar hacia la madurez y llegar a nuestro destino. Si hacemos esto, seremos recompensados. Esto no se relaciona con el hecho de que Cristo sea nuestra justicia objetiva, sino con experimentar a Cristo como nuestra justicia subjetiva. Cristo como nuestra justicia objetiva ya nos fue aplicado, mientras que Cristo como nuestra justicia subjetiva procede de nuestro interior. Debemos vivir a Cristo como nuestra segunda vestidura. Esta vestidura está relacionada con la recompensa. Las vestiduras blancas del versículo 5 se refieren a esta segunda vestidura. Cuando tenemos esta segunda vestidura, somos agradables al Señor y recibiremos la recompensa.

B. Su nombre no será borrado del libro de la vida

El Señor le promete al que venza no borrar su nombre del libro de la vida. No podemos entender este versículo en forma aislada. Es peligroso hacer eso. Para entenderlo necesitamos toda la Biblia. Si un nombre es borrado del libro de la

Page 130: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

vida, se sobrentiende que ya estaba inscrito allí. El libro de la vida es un registro divino de los nombres de aquellos que participan de las bendiciones que Dios ha preparado para ellos. Los nombres de todos los santos escogidos por Dios y predestinados para participar de estas bendiciones están inscritos en este libro (Lc. 10:20). Estas bendiciones son dadas en tres etapas: la iglesia, el reino milenario y la eternidad. Las bendiciones dadas en la etapa de la iglesia, tales como el perdón de los pecados, la redención, la regeneración, la vida eterna y la naturaleza divina, son las primeras porciones. Todos los escogidos de Dios cuyos nombres están inscritos en el libro de la vida participan de estas primeras porciones al comenzar su vida espiritual. Si ellos cooperan con el suministro de gracia divina, madurarán en vida en la etapa de la iglesia, y esta temprana madurez en vida constituirá un premio con el cual el Señor los recompensará cuando regrese. Ese premio será la entrada en el reino milenario y la participación de las bendiciones divinas en esa etapa, tales como el gozo y el reposo del Señor (Mt. 25:21, 23; He. 4:9-11), y reinar sobre las naciones (2:26-27; 20:4, 6), lo cual Dios ha preparado como incentivo para que Sus escogidos avancen con El en la era de la iglesia. Sin embargo, muchos de Sus escogidos, después de recibir el perdón, la redención, la vida eterna, la naturaleza divina, etc., no estarán dispuestos a cooperar con la gracia de Dios y no avanzarán con El. Por lo tanto, no podrán madurar en vida en la etapa de la iglesia y por ende, cuando el Señor regrese no estarán listos para entrar en el reino milenario ni para participar del premio de las bendiciones divinas de esa era. Por consiguiente, durante el reino milenario sus nombres serán borrados del libro de la vida. Después de ser disciplinados por el Señor y crecer en vida hasta llegar a la madurez durante el reino milenario, participarán de las bendiciones divinas en la eternidad, tales como el sacerdocio eterno con la presencia eterna de Dios, el reinado eterno (22:3-5), la Nueva Jerusalén, el árbol de vida (22:14), y el agua de vida (22:17). En ese tiempo sus nombres serán inscritos de nuevo en el libro de la vida. Esto significa que todos los escogidos de Dios, cuyos nombres están inscritos en el libro de la vida y quienes participaron de las bendiciones divinas en la etapa de la iglesia, “no perecerán jamás” (Jn. 10:28); es decir, no hay posibilidad de que pierdan las bendiciones divinas de la eternidad. Sin embargo, los que no cooperen con el Señor en la era de la iglesia, serán disciplinados por el Señor en la dispensación del reino milenario y perderán las bendiciones divinas de esa etapa.

Corremos el peligro de que nuestros nombres sean borrados del libro de la vida durante mil años. Si usted es derrotado y se rehusa a ser un vencedor por la gracia del Señor, su nombre no aparecerá en el libro de la vida cuando El reine durante los mil años. Esto significa que usted fue llamado pero no escogido. En 17:14 podemos ver que cuando el Señor venga, después de que todos los santos hayan sido arrebatados, escogerá a algunos. Esta elección depende de la manera en que hayamos vivido como cristianos. Si vivimos en derrota, con seguridad el

Page 131: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Señor no nos escogerá. Pero si vivimos en victoria, seremos escogidos, y nuestros nombres aparecerán en el libro de la vida. Esto es similar a una graduación. Aunque todos los nombres de los alumnos están en la lista de la escuela, solamente algunos nombres están en la lista de honor para recibir recompensa. Borrar del libro de la vida el nombre de un creyente no significa que él perecerá por la eternidad. Solamente durante los mil años del reino venidero su nombre no estará en el libro. Esto significa que perderá la primogenitura en el reino milenario, y no tendrá derecho a participar de lo que Dios originalmente deseaba dar a todos Sus escogidos.

La intención original de Dios era que todos Sus escogidos disfrutaran a Cristo al máximo, para que pudieran tener el derecho de disfrutar a Cristo en la era venidera. Muchos que no quieren cooperar ahora, perderán su progenitura cuando venga el reino. Solamente los que cooperen con el Señor en lo que Él deseaba originalmente disfrutarán a Cristo como su porción especial durante el reino. En ese entonces sus nombres estarán en el libro de la vida, pero muchos nombres no estarán en el libro. Puesto que pocos cristianos han visto esto, no pueden entender los versículos que se refieren a este asunto.

La intención de Dios es forjar a Cristo en nosotros para que le disfrutemos. La era de la iglesia es el tiempo en que esto se cumple. Depende de nosotros si queremos cooperar con Dios en este asunto o no. Debido a que muchos no cooperarán con Dios, El ha decidido sabiamente hacernos disfrutar a Cristo como recompensa en la era del reino. Esta recompensa es un incentivo que nos motiva a cooperar con Dios y a disfrutar hoy a Cristo. Si no cooperamos, no podremos entrar en la era del reino. El libro de la vida es un registro de los nombres de aquellos que disfrutan a Cristo. Durante la era de la iglesia, todos nuestros nombres figuran en el libro, pero en la era del reino, los nombres de los insensatos serán borrados de este libro. Después del reino milenario, sus nombres serán escritos otra vez en el libro de la vida. Es bueno saber que las bendiciones de Dios en Su salvación son dadas en tres etapas: la era de la iglesia, la era del reino, y la eternidad. Si queremos estar en el reino disfrutando a Cristo en plenitud, tenemos que disfrutar a Cristo en la vida de la iglesia. No pierda hoy la oportunidad. Si disfrutamos a Cristo hoy, seremos recompensados en el reino venidero. Aquellos que pierdan el disfrute especial de Cristo en el reino venidero, serán disciplinados por Dios para que puedan disfrutar a Cristo plenamente. Por consiguiente, al final cuando todos hayamos pasado por estas dos eras, la era de la iglesia y la del reino, habremos madurado en disfrutar a Cristo y entraremos en la eternidad.

Page 132: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. Su nombre será confesado delante del Padre y de Sus ángeles

Si somos vencedores, el Señor no borrará nuestros nombres del libro de la vida; al contrario, confesará nuestros nombres delante del Padre y de Sus ángeles. Esto indica que los nombres de los creyentes que no quisieron ser vencedores fueron borrados del libro de la vida; por lo tanto, el Señor no confesará sus nombres delante del Padre y de Sus ángeles.

VII. LO QUE EL ESPIRITU DICE

La iglesia muerta reformada necesita oír lo que dice el Espíritu viviente. El conocimiento de la letra muerta nunca puede sustituir lo que dice el Espíritu intensificado. La letra mata (2 Co. 3:6). El Espíritu es el que da vida (Jn. 6:63). Todos los que están en el protestantismo muerto tienen que oír lo que dice el Espíritu.

Page 133: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE QUINCE

LA IGLESIA EN FILADELFIA: ARREBATADA ANTES DE LA GRAN TRIBULACION

Y PUESTA COMO COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS

En este mensaje llegamos a la iglesia en Filadelfia, la iglesia en proceso de ser recobrada (3:7-13). En griego, Filadelfia significa amor fraternal. La iglesia en Filadelfia prefigura la vida adecuada de iglesia recobrada por los Hermanos, a quienes el Señor levantó en Inglaterra a principios del siglo diecinueve. Tal como la iglesia reformada, representada por la iglesia en Sardis, fue una reacción a la Iglesia Católica apóstata, representada por la iglesia en Tiatira, así también la iglesia del amor fraternal fue una reacción a la iglesia reformada muerta. Esta reacción continuará como testimonio contra el catolicismo apóstata y el protestantismo degradado hasta que el Señor regrese.

I. EL QUE HABLA

A. El Santo, el Verdadero

El versículo 7 dice: “Esto dice el Santo, el Verdadero”. Para la iglesia del amor fraternal, el Señor es el Santo, el Verdadero, por quien y con quien la iglesia recobrada puede ser santa, separada del mundo, veraz y fiel a Dios.

B. El que tiene la llave de David

Para la iglesia recobrada, el Señor también es el que tiene “la llave de David” (v. 7), la llave del reino, con la cual puede abrir y cerrar. Pocos conocen el significado de la expresión “la llave de David”. De acuerdo con Génesis 1, cuando Dios creó al hombre, le dio dominio sobre todas las criaturas. Esto indica que en el propósito de Dios, el hombre sería el poder que representaría a Dios en la tierra. Sin embargo, debido a la caída, el hombre perdió este poder y nunca lo ha recobrado completamente. El hombre no ha recuperado el dominio en la tierra para poder representar a Dios. En las vidas de Adán, Abel, Enós, Enoc y Noé no vemos este poder. Tampoco lo vemos en las vidas de Abraham, Isaac y Jacob. Sólo lo vemos cuando el pueblo escogido, los hijos de Israel, entró en la buena tierra y construyó el templo. Aparentemente el templo fue construido por Salomón; pero en realidad fue construido por David. Recuerde lo que se revela en Génesis 1:26. Dios hizo al hombre a Su propia imagen para que éste lo expresara y le dio Su dominio para que pudiera representarlo. El templo está relacionado con la imagen de Dios, puesto que por ser Su casa es Su expresión. El templo fue construido en la ciudad. El templo representa la expresión de Dios, y la ciudad representa el dominio de Dios. La imagen y el

Page 134: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

dominio revelados en Génesis 1 se cumplen, en cierta medida por lo menos, en el templo y la ciudad. En el templo tenemos la presencia de Dios, Su expresión, y en la ciudad tenemos el dominio de Dios. El rey de Dios gobierna la ciudad en representación del gobierno de Dios sobre la tierra.

Este es el trasfondo necesario para entender lo que significa la llave de David. La llave que tiene David es la llave de todo el dominio de Dios. El dominio de Dios incluye el universo entero, especialmente el género humano. Este dominio tiene una llave, que está en manos de la persona que peleó por el reino e hizo los preparativos para el templo. El nombre de esta persona es David. David representaba a Dios en cuanto al establecimiento del reino de Dios en la tierra. Por consiguiente, él tiene la llave del dominio de Dios en el universo. Sin embargo, David era solamente el tipo, no la realidad. El verdadero David es Cristo, el gran David. Cristo construyó el templo de Dios, la iglesia, y estableció el reino de Dios. De manera que hoy en la iglesia tenemos la casa y el reino, o sea, la expresión y la representación de Dios. Cristo como el gran David construyó la casa de Dios, el templo verdadero, y estableció el reino de Dios, el dominio en el cual ejerce completa autoridad para representar a Dios. Así que El tiene la llave de David. La llave de David representa a Dios y abre todo el universo para El. Cristo tiene la llave de David. Esto significa que Cristo es el centro de la economía de Dios. El representa y expresa a Dios, y tiene la llave para abrir todo lo que hay en el dominio de Dios.

C. El que abre y cierra

El versículo 7 también dice que Cristo es “el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre”. Debido a que la llave del universo, la llave de la economía de Dios, está en Sus manos, El abre y cierra.

Como ya dijimos, casi nada de lo que encontramos en el libro de Apocalipsis es nuevo; la mayor parte es el cumplimiento de cosas reveladas en el Antiguo Testamento. Esto también es cierto al referirnos a la llave de David. Isaías 22:22-24 es una profecía acerca de Cristo como el que tiene la llave de David. El pensamiento profundo de lo que significa la llave de David se halla en Isaías. En Isaías 22 se profetizó que Cristo no solamente tenía la llave de David, sino que también sería un clavo o una clavija. Pocos cristianos han oído que Cristo es un clavo. Si usted considera el contexto de Isaías 22 y si lee el contexto de lo que se dice en Apocalipsis 3 acerca de Cristo como el que tiene la llave de David, comprenderá que Cristo tiene la llave de David para abrir la casa de Dios, para abrir el edificio de Dios. El tema crucial de Isaías 22 es la casa de Dios. La epístola a la iglesia en Filadelfia, en realidad habla de la Nueva Jerusalén. Los vencedores que hay en la iglesia de Filadelfia serán columnas en el templo de Dios, y el templo de Dios finalmente vendrá a ser la Nueva Jerusalén. De

Page 135: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

acuerdo con Apocalipsis 21:22, en la Nueva Jerusalén no hay templo, y esto se debe a que en la eternidad, el templo será agrandado hasta convertirse en una ciudad, cuyas tres dimensiones son iguales (21:16), y será el agrandamiento del Lugar Santísimo. Esto es la consumación de la casa de Dios. Cristo tiene la llave de David, pelea la batalla por Dios, edifica el templo y establece el reino de Dios, con miras al edificio de Dios.

Cristo tiene la llave de David, con la cual abre y cierra, no para que seamos santos y espirituales, sino para que seamos edificados. El no se preocupa por lo que nosotros llamamos espiritualidad y santidad, sino por nuestra edificación. En estos dos siglos, algunas personas han afirmado ser santas y espirituales. Aunque tuvieron cierta visión, el alcance de su vista era bastante corto. La santidad no tiene como fin que uno sea santo, y el objeto de la espiritualidad no es que uno sea espiritual. Tanto la santidad como la espiritualidad son útiles para hacernos columnas en el templo de Dios. Al final no se nos va a llamar espirituales ni santos, sino la Nueva Jerusalén. En 3:12 el Señor no dijo: “Escribiré sobre él santidad”, ni “Escribiré sobre él espiritualidad”; El dijo: “Escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo”. Lo que tenemos aquí no es santidad ni espiritualidad, sino a Dios y a la Nueva Jerusalén. El propósito de Dios no consiste en hacernos santos o espirituales, sino en hacernos parte de la Nueva Jerusalén. Dios ya tiene toda la santidad que necesita, pero aún no tiene la Nueva Jerusalén. El deseo de Dios no es tener más espiritualidad; El busca la Nueva Jerusalén. Dios desea una iglesia edificada. El quiere la Bet-el de hoy, la casa de Dios, la cual tendrá su consumación en la Nueva Jerusalén. ¿Está usted dispuesto a recibir esta visión?

Cuando vi esta luz hace dieciocho años, recalqué firmemente que Dios no quiere espiritualidad. Algunos opositores sacaron esta expresión de su contexto y dijeron: “Escuchen, Witness Lee dice que no necesitamos espiritualidad y que Dios no quiere espiritualidad”. En ese mensaje repetí una y otra vez que la espiritualidad que no edifique la casa de Dios no es genuina. Nuestra espiritualidad debe ser probada por la vida de la iglesia. Si nuestra espiritualidad no encaja dentro de la vida de la iglesia, entonces es una espiritualidad anormal. No suministra nada al Cuerpo, y por ende, es un cáncer. Muchas de las personas que consideramos espirituales son como el cáncer. El cáncer es una enfermedad de las células del cuerpo. Las células, a diferencia de los microbios, son parte del cuerpo, y no tienen nada malo. Pero si las células no conservan el equilibrio y se concentran en un solo sitio, constituirán un cáncer. La espiritualidad que no puede ser probada, corregida, equilibrada, y que no encaja dentro de la edificación de la iglesia es un cáncer.

Page 136: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

El que habla a la iglesia en Filadelfia tiene la llave de David, no para hacernos santos y espirituales, sino para juzgarnos a fin de transformarnos y edificarnos. Una vez que hayamos sido edificados, Cristo se hará como un clavo para nosotros, y seremos los vasos colgados de Él. Primero Cristo tiene la llave de David, y al final nos tendrá a nosotros. Cristo usó la llave para abrir la puerta de nuestra prisión. Antes de venir a la vida de la iglesia, estábamos encarcelados. Algunos, por ejemplo, estaban encerrados en el calabozo del catolicismo. Pero dondequiera que hubiésemos estado, Cristo, el que tiene la llave de David, abrió nuestra cárcel y nos libertó. En nuestra experiencia todas las puertas que Cristo abrió eran puertas de cárceles. Aunque los opositores hacen lo posible por encarcelarnos y hacer de la iglesia una cárcel, la llave que está en la mano de Cristo nos libra. Por ser el David de hoy, El tiene la llave para abrir cualquiera cosa que Dios desee abrir. Una vez que abre la puerta y nos liberta, nosotros entramos en la casa de Dios donde formamos parte de la familia y junto con muchos vasos estamos sostenidos por Cristo como el clavo. Si permanecemos metidos en nuestra mente, no nos daremos cuenta de que estamos sostenidos de esta manera. De manera que Cristo es el clavo en la casa de Dios, y como tal nos sostiene por encima de la tierra.

En primer lugar, Cristo usa la llave para libertarnos de la cárcel. Después de libertarnos y de introducirnos en la casa de Dios, El viene a ser el clavo que nos sostiene sobre la tierra. El hace esto con el fin de que podamos ser transformados en una columna de la casa de Dios. Al final nosotros, las columnas, seremos parte de la Nueva Jerusalén. Como veremos más adelante, el hecho de que Cristo escriba el nombre de la Nueva Jerusalén sobre nosotros, significa que hemos sido transformados en parte de la Nueva Jerusalén. Si usted ve esto, su perspectiva cambiará. Es posible que anteriormente hayamos buscado espiritualidad o santidad, pero lo hacíamos sin ninguna meta. Dios no era nuestra meta. No habíamos visto que el objeto de la santidad y la espiritualidad es el edificio de Dios. En la actualidad, Cristo, el verdadero David, usa la llave para sacarnos de la cárcel. Luego nos conduce a la casa de Dios para que seamos transformados en columnas y en parte de la Nueva Jerusalén. En esto consiste la vida de la iglesia, y éste es el templo de Dios. En este templo nuestro Cristo es un gran clavo que nos sostiene pendiendo sobre la tierra para que Dios obtenga Su edificio.

II. LA CONDICION DE LA IGLESIA

A. Tiene poca fuerza

En Apocalipsis 3:8 vemos la condición de la iglesia en Filadelfia. Primeramente, la iglesia tenía “poca fuerza”. Muchas veces estimamos demasiado a la iglesia en Filadelfia, pensando que era fuerte y prevaleciente. En realidad no era así.

Page 137: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Algunos pueden pensar que cuando el Señor levantó a los Hermanos en Inglaterra hace ciento cincuenta años, cada uno de ellos era como David. Mientras nosotros tenemos en tan alta estima a la iglesia en Filadelfia, el Señor dice que ella tiene “poca fuerza”. Al Señor no le complace que seamos fuertes, sino que usemos nuestra poca fuerza lo mejor que podamos. No trate de ser fuerte. Tal vez los fuertes no agraden al Señor tanto como los que hacen lo que pueden con la poca fuerza que tienen. Usted nunca puede sobrepasar lo que el Señor le da. Simplemente use lo que ha recibido de Él. No usurpe la gracia del Señor. Ninguno de nosotros puede decir que no ha recibido nada del Señor. Hasta el más pequeño de nosotros ha recibido de Dios cierta medida de gracia. Usted debe usar esa gracia, haciendo lo que pueda. Si hace esto, el Señor lo apreciará y dirá: “Bien hecho. Aunque tienes poca fuerza, has guardado Mi palabra con la poca fuerza que tienes”. No procure ser un gigante. El Señor no se complace en los gigantes; El se complace en los pequeños que tienen cierta medida de gracia. Aunque la gracia tal vez sea limitada en su capacidad, siempre que la usemos haciendo lo posible por guardar la palabra del Señor, El estará satisfecho.

B. Guarda la palabra del Señor

En el versículo 8 el Señor dice que la iglesia en Filadelfia guarda Su palabra. Una excelente característica de la iglesia en Filadelfia es que guarda la palabra del Señor. Según la historia, ningún otro grupo de cristianos ha guardado la palabra del Señor tan estrictamente como los de la iglesia en Filadelfia. De la misma manera, por la gracia del Señor nosotros guardamos hoy Su palabra. Aunque muchos nos condenan, diciendo que somos herejes, entre los cristianos de hoy ninguno estima la palabra del Señor más que nosotros. Nosotros guardamos la Palabra de Dios, no en una forma tradicional, sino en conformidad con la Palabra pura. Esto ofende a los que se empecinan en preservar las tradiciones de sus antepasados. La iglesia en Filadelfia no se interesa por la tradición; sólo le interesa la Palabra de Dios.

C. No niega el nombre del Señor

En el versículo 8 el Señor también dice que la iglesia en Filadelfia no había negado Su nombre. Desde que surgieron los Hermanos en Inglaterra, a principios del siglo diecinueve, no han tomado ningún nombre que no sea el nombre del Señor. La palabra del Señor es Su expresión y Su nombre es El mismo. La iglesia apóstata se desvió de la palabra del Señor y se volvió a la herejía. Aunque la iglesia reformada recobró la palabra del Señor hasta cierto punto, ha negado el nombre del Señor al ponerse otros nombres, tales como luteranos, wesleyanos, anglicanos, presbiterianos y bautistas. La iglesia recobrada no sólo ha regresado por completo a la palabra del Señor, sino que

Page 138: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

también ha abandonado todos los demás nombres que no sean el nombre del Señor Jesucristo. La iglesia recobrada le pertenece exclusivamente al Señor, y no tiene nada que ver con ninguna denominación (ningún nombre). Desviarse de la palabra del Señor es apostasía, y denominar a la iglesia con cualquier otro nombre que no sea el del Señor es fornicación espiritual. La iglesia, como virgen pura desposada con Cristo (2 Co. 11:2), no debe tener otro nombre que no sea el de su Marido. Todos los otros nombres son una abominación a los ojos de Dios. En la vida de iglesia recobrada no hay lugar para la enseñanza de Balaam (2:14), ni la de los nicolaítas (2:15), ni la de Jezabel (2:20), ni las doctrinas misteriosas de Satanás (2:24); sólo existe la palabra pura del Señor. ¡Amén! La iglesia recobrada no tiene denominaciones (nombres); sólo tiene el nombre del Señor Jesucristo. Desviarse de la palabra, adherirse a las herejías y exaltar muchos otros nombres que no sean el de Cristo son las señales más notorias del cristianismo degradado. Regresar a la palabra pura apartándose de todas las herejías y tradiciones, y exaltar el nombre del Señor abandonando cualquier otro nombre constituye el testimonio más animante en la iglesia recobrada. Por esta razón la iglesia en el recobro del Señor tiene la revelación y la presencia del Señor y lo expresa de una manera viva, llena de luz y con las riquezas de vida.

No necesitamos nombres como luteranos, metodistas, bautistas, episcopales, presbiterianos ni ningún otro, puesto que tenemos un nombre que es suficiente, el nombre que es sobre todo nombre. Tenemos solamente un nombre: el nombre de nuestro Salvador, el Señor Jesucristo, el Hijo de Dios. Es un asunto serio adoptar un nombre. Suponga que usted es la señora González. Si usted se llama a sí misma la señora García, esto indica que ha cometido adulterio. La iglesia debe tener un solo esposo, un solo nombre, el nombre de Jesucristo. En cierta ocasión algunos amigos de las denominaciones me preguntaron: “¿Por qué ustedes se llaman la iglesia?” “¿Por qué dicen que nosotros no somos la iglesia?” Contesté: “Ustedes se llaman presbiterianos. Eso no es culpa mía, ustedes se han autodenominado así. Si ustedes son la iglesia, ¿por qué se designan con ese nombre? ¿Es usted la señora González? ¿Entonces por qué se llama señora García? Cuando le llamo a usted señora García, y digo que yo soy la señora González, usted se pone celoso. No me censure por eso, es usted quien se da el nombre de señora García”. Después de esto, todas las bocas callaron. No piense que un nombre es una cosa pequeña. Hemos sido salvos en el nombre del Señor. Nunca debemos tomar ningún nombre aparte del Suyo. Jorge Whitefield, contemporáneo de Juan Wesley, una vez declaró que además del nombre de Jesucristo él no tendría otro nombre. Aunque Whitefield era inglés, se rehusó a llevar el nombre de la Iglesia de Inglaterra, y jamás volvió a pertenecer a ese nombre. La iglesia en Filadelfia no niega el nombre del Señor, y no tiene otro nombre excepto el de Él.

Page 139: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Algunos han discutido con nosotros diciendo: “No hemos negado nunca el nombre del Señor”. A lo cual replicamos: “Si bien es cierto que ustedes nunca han negado el nombre del Señor, también es cierto que han tomado otro nombre además de Su nombre, e incluso lo ponen por encima del nombre del Señor. Ahora tienen dos nombres. ¿Por qué no abandonan el otro nombre que han tomado? Si ustedes abandonan ese otro nombre, entonces podremos ser uno. Todos los otros nombres causan divisiones. Usted se llama presbiteriano. Aborrezco ese nombre, porque al tomarlo me hace un fornicario. De manera que a ustedes les agrada pero yo lo aborrezco; si ustedes continúan asidos a él, ¿cómo podemos nosotros ser uno? Pero si abandonan ese nombre, inmediatamente seremos uno en el único nombre, el nombre del Señor Jesucristo”. Algunos dicen que el nombre que cuelgan en el edificio donde se reúnen no es más que un letrero, y que a ellos en realidad no les interesa. Si no les interesa, deberían probar que es cierto quitándolo. Algunos dicen que no se puede hacer debido a la oposición de los dirigentes de la “iglesia”. Mi respuesta fue: “Entonces tienen que aceptar que ustedes son los responsables de la división”.

D. Tiene una puerta abierta

En el versículo 8 el Señor dice: “He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar”. El Señor, por ser el que tiene la llave de David, el que abre y nadie puede cerrar, ha dado a la iglesia recobrada “una puerta abierta, la cual ninguno puede cerrar”. Desde que comenzó el recobro de la vida adecuada de iglesia, a principios del siglo diecinueve, hasta ahora, siempre ha tenido una puerta abierta. Cuanto más trata el cristianismo organizado de cerrar la puerta, más se abre ésta. A pesar de tanta oposición, la puerta sigue abierta en todo el mundo. La llave está en manos de la Cabeza de la iglesia, no en la de los opositores. ¡Aleluya, tenemos una puerta abierta! Durante estos cincuenta años, las denominaciones han hecho lo posible por cerrar esta puerta. Cuanto más han tratado de cerrarla, más la ha abierto el Señor. Nadie puede negar que hay una puerta abierta hoy para el recobro del Señor. El Señor tiene la llave. En tanto que permanezcamos en Su recobro, la puerta permanecerá abierta para nosotros.

III. EL SOMETIMIENTO DE LA RELIGION JUDIA

El versículo 9 dice: “He aquí, voy a hacer que los de la sinagoga de Satanás, los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten... he aquí, voy a hacer que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que Yo te he amado”. Las sinagogas judías se aferran al judaísmo, el cual comprende la mediación de los sacerdotes, las ordenanzas de la letra, el templo físico y las promesas terrenales. La iglesia recobrada ha derrotado al judaísmo exponiendo el error de los judíos de

Page 140: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

aferrarse a las cuatro cosas mencionadas, y ha hecho que ellos reconozcan que el Señor ama a la iglesia. Como dijimos en el mensaje once, los judaizantes eran judíos en la carne pero no en el espíritu. Por su obstinación y apego a sus tradiciones y conceptos, se hicieron uno con Satanás y se opusieron al camino de vida con el cual Dios cumpliría Su propósito. En consecuencia, el Señor los llama “sinagoga de Satanás”. Sin embargo, de acuerdo con la epístola a la iglesia en Filadelfia, los judíos opositores son subyugados ante la iglesia, y reconocen que el Señor ama a la iglesia.

En la actualidad todas las denominaciones son en realidad sinagogas. ¿Sabe usted lo que es una sinagoga? Como se revela en los capítulos doce, catorce, quince y dieciséis de Deuteronomio, la economía de Dios consiste en tener un solo y único templo en la tierra. El Señor ordenó a Su pueblo en Deuteronomio que no tuviera ningún otro centro de adoración que no fuera el que El escogiera. El lugar escogido fue Jerusalén, y allí Dios hizo construir el templo. Este único templo, no solamente demuestra que el testimonio de Dios debe ser uno solo, sino que también mantiene la unidad del pueblo. No obstante, el pueblo de Dios se degradó, y debido a esto, entró la división. Como resultado de esta división el pueblo de Dios fue dispersado, y perdió la unidad. Puesto que ellos tenían que seguir adorando a Dios, y puesto que no tenían derecho a construir el templo salvo en el sitio designado por Dios en Jerusalén, establecieron centros de adoración o sinagogas por todas partes. Una sinagoga es un centro de adoración degradado. Sólo debe haber un templo, pero hay muchas sinagogas, las cuales son divisivas. Este es un tipo o figura de la degradación de la iglesia. Cuando aplicamos esta tipología a la situación de la iglesia, vemos que en la economía de Dios la iglesia es una sola. La iglesia se dividió por causa de la degradación. En cada facción hay un centro de adoración. Estos centros de adoración han venido a ser las sinagogas de hoy. Así como el templo era uno solo, y había muchas sinagogas, asimismo la iglesia es una sola y las denominaciones y grupos libres son muchos.

Cuando se escribieron las epístolas a las siete iglesias, la iglesia fue calumniada por la sinagoga judía (2:9). Pero al final la sinagoga comprendió que el Señor amaba a la iglesia en Filadelfia. Esto es una señal de la verdadera iglesia en Filadelfia que el Señor levantó hace ciento cincuenta años. En la última parte de la década de los años 1820, surgieron en Inglaterra los Hermanos, como el cumplimiento de la iglesia en Filadelfia. En ese entonces, ellos estaban rodeados, no por las sinagogas judías, sino por las sinagogas de las denominaciones, las cuales los criticaron y los calumniaron. En estos últimos cincuenta años, también nosotros hemos sido objeto de calumnias y rumores, y hasta la fecha circulan muchos rumores y calumnias sobre nosotros. Esos rumores y calumnias se originan en las sinagogas de hoy. Sin embargo, es

Page 141: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

innegable que el Señor ama el recobro, y al final todos los calumniadores reconocerán este hecho.

Algunos calumniadores dicen: “No podemos explicar por qué ellos son tan prevalecientes”; otros dicen: “Ellos verdaderamente entienden la Biblia”; otros confiesan: “Ellos siempre tienen nueva luz”. Cualquier luz y entendimiento que nosotros tengamos, es una bendición que viene del que tiene la llave de David. No me jacto de mí mismo, sino de las bendiciones del Señor. La presencia del recobro del Señor en este país no es obra del hombre. ¿Quién puede hacer tal cosa? Ciertamente yo no puedo. Con el tiempo, todos los que critican el recobro del Señor serán sometidos, y comprenderán que Jesucristo nos ama. Espere un tiempo y verá más claramente cuánto ama el Señor Sus iglesias. El vindicará Su iglesia ante todas las denominaciones. Nuestra obra no es la obra común que hacen en la cristiandad, ni tampoco una actividad bajo el control humano. No, ésta es la obra del recobro del Señor. Este es el deseo que Dios tiene en Su corazón, y El se complace en él. Cuando la gente toca este asunto, toca la niña de Sus ojos. El Señor ama a Filadelfia, y los opositores judíos de la sinagoga de Satanás fueron sometidos delante de la iglesia debido a que el amor del Señor por Su iglesia fue dado a conocer a las sinagogas.

IV. EL MANDATO DEL SEÑOR

En el versículo 11 vemos el mandato de Dios: “Yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona”. La iglesia recobrada ya ha ganado una corona. Sin embargo, si no guarda lo que tiene en el recobro del Señor hasta que El venga, alguien le podría quitar su corona.

V. EL SEÑOR PROMETE GUARDAR AL QUE VENZA

Consideremos la promesa hecha a los que venzan en Filadelfia (vs. 10-12). En esta epístola vencer significa retener lo que poseemos en la iglesia recobrada.

A. Lo guardará de la hora de prueba

El versículo 10 dice: “Por cuanto has guardado la palabra de Mi perseverancia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre toda la tierra habitada, para probar a los que moran sobre la tierra”. “La palabra de Mi perseverancia” es la palabra de los padecimientos del Señor. El Señor hoy continúa sufriendo rechazo y persecución con paciencia. Nosotros somos copartícipes no sólo de Su reino sino también de Su perseverancia (1:9). Por consiguiente, la palabra que nos da hoy es la palabra de perseverancia. Para guardar la palabra de Su perseverancia, debemos experimentar el rechazo y la persecución que El sufrió.

Page 142: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

“La prueba” en este versículo denota indudablemente la gran tribulación (Mt. 24:21) “que ha de venir sobre toda la tierra habitada”, como lo indican la quinta, la sexta y la séptima trompetas con las siete copas (8:13—9:21; 11:14-15; 15:1; 16:1-21). El Señor promete a la iglesia recobrada que El la guardará “de la hora de la prueba” (no solamente de la prueba, sino de la hora de la prueba) porque ella ha guardado la palabra de Su perseverancia. Esta promesa del Señor, igual que la que hace en Lucas 21:36, indica que los santos que hayan guardado la palabra de la perseverancia del Señor serán arrebatados antes de la gran tribulación, lo cual implica que los que no guarden la palabra de Su paciencia serán dejados en la gran tribulación.

B. El Señor viene pronto

En el versículo 11 el Señor le dice a la iglesia recobrada que El viene pronto. En esta epístola el Señor comunica a la iglesia el sentir de que viene porque ella lo ama. Todas las iglesias del recobro del Señor deben amarle inspiradas por Su regreso. Debemos tener en alta estima el pronto regreso del Señor mientras damos testimonio de Él en Su recobro.

C. La corona

El Señor dio una corona a la iglesia recobrada. Y ésta la debe guardar hasta que El venga, puesto que es una recompensa.

D. Lo hará columna en el templo de Dios

En el versículo 12 el Señor dice: “Al que venza, Yo lo haré columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí”. En 2:17 el que venza será una piedra transformada para el edificio de Dios. Aquí será hecho una columna edificada en el templo de Dios. El que haya vencido “nunca más saldrá de allí”, pues es parte del edificio de Dios. Esta promesa, como premio para el vencedor, se cumplirá en el reino milenario. Vencer dentro de la iglesia en Filadelfia no consiste en obtener algo ni en vencer cierto asunto, sino en guardar lo que recibimos en el recobro del Señor hasta el fin. Si usted hace esto, el Señor lo hará columna en el templo de Dios. Esto nos recuerda el sueño que tuvo Jacob en Génesis 28. Después de que tuvo el sueño, erigió una columna con la piedra que había usado de almohada. Esa columna estaba relacionada con el edificio de Dios. Los vencedores que había en Filadelfia serán columnas en el templo de Dios. El principio que se aplica hoy es el mismo. El Señor ha determinado un buen número de piedras para hacerlas columnas en Su recobro. Alabado sea el Señor que hay muchas columnas entre nosotros. Una vez que una piedra forma parte de una columna del edificio, nunca más puede ser quitada, puesto que es parte del edificio. Algunos están en la iglesia por un corto tiempo o por varios meses y

Page 143: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

luego se retiran. Pero si usted ha sido hecho parte del templo como una columna, ya no se puede retirar ni aunque quisiera. Si uno puede retirarse de la iglesia, ello significa que nunca ha sido parte de ella.

E. Escribirá sobre él

1. El nombre de Dios

En el versículo 12 el Señor también promete al vencedor: “Escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo”. Primeramente, el Señor dice que escribirá sobre el vencedor el nombre de Dios. Un nombre es una designación. Su nombre designa quién es usted. Si el vencedor lleva el nombre de Dios, entonces Dios se ha forjado en él. Solamente cuando Dios se ha forjado en nosotros, somos dignos de llevar Su nombre. Esto no quiere decir que nosotros nos volvemos Dios; significa que Dios se forja en nosotros y que nosotros llegamos a ser uno con El. Por consiguiente, el Señor nos da una designación: Dios. “Dios” está sobre el vencedor, lo cual indica que ha sido saturado de Dios. Cuando uno ve al vencedor, ve a Dios.

2. El nombre de la ciudad de Dios, la Nueva Jerusalén

En segundo lugar, el Señor promete escribir sobre los vencedores el nombre de la ciudad de Dios, la Nueva Jerusalén. Llevar el nombre de la Nueva Jerusalén significa ser parte de la Nueva Jerusalén. Esto indica que la Nueva Jerusalén ha sido forjada en los vencedores. Así que, el que venza también llevará la designación de la Nueva Jerusalén. Lo que el Señor escribe siempre concuerda con los hechos. Sería absurdo escribir la palabra “león” sobre un mono, o la palabra “cordero” sobre un gato. Cuando el Señor escriba los nombres de Dios y de la Nueva Jerusalén sobre nosotros, esto revela que somos uno con Dios y parte de la Nueva Jerusalén.

3. El nuevo nombre del Señor

Finalmente, el Señor promete escribir Su nombre nuevo sobre el que venza. Ese nuevo nombre corresponderá a nuestras experiencias. No puedo decirles cuál será el nuevo nombre, porque éste concordará con las experiencias personales que hayamos tenido con El. En otras palabras, lo que experimentemos del Señor se hará parte de nosotros. Experimentamos a Dios, y Dios viene a ser parte de nosotros. Experimentamos la Nueva Jerusalén, y eso también se convierte en parte nuestra. Por consiguiente, el Señor nos designará escribiendo sobre nosotros el nombre de Dios, el nombre de la Nueva Jerusalén y Su nombre

Page 144: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

nuevo. Esto indica que seremos uno con Dios, parte de la Nueva Jerusalén, y habremos experimentado al Señor como parte de nosotros.

El nombre de Dios, el nombre de la Nueva Jerusalén, y el nuevo nombre del Señor escritos sobre el vencedor, indican que éste es posesión de Dios, de la Nueva Jerusalén y del Señor; también indican que Dios mismo, Su ciudad (la Nueva Jerusalén), y el Señor mismo le pertenecen; y que él es uno con Dios, con la Nueva Jerusalén y con el Señor. El nombre de Dios designa a Dios mismo; el nombre de la Nueva Jerusalén denota la ciudad misma, y el nombre del Señor designa al Señor mismo. El nombre de Dios, el nombre de la Nueva Jerusalén y el nombre del Señor están escritos sobre el vencedor, lo cual indica que lo que Dios es, la naturaleza de la Nueva Jerusalén, y la persona del Señor han sido forjados en él. La mención de la Nueva Jerusalén como premio para el vencedor indica que esta promesa se cumplirá en el reino milenario. La Nueva Jerusalén en el reino milenario será un premio sólo para los santos vencedores, mientras que la Nueva Jerusalén en el cielo nuevo y la tierra nueva será la porción común de todos los redimidos por la eternidad.

VI. LO QUE EL ESPIRITU DICE

La iglesia recobrada debe prestar atención a lo que dice el Espíritu. Cuanto más amemos al Señor y más estemos en Su recobro, más necesitamos las ricas palabras del Espíritu intensificado.

Page 145: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DIECISEIS

LA IGLESIA EN LAODICEA: CENAR CON EL SEÑOR Y SENTARSE EN SU TRONO

Ahora llegamos a la iglesia en Laodicea, la iglesia que está en degradación (3:14-22). La palabra griega significa opinión o juicio, del pueblo o del laicado. La iglesia en Laodicea prefigura a la iglesia recobrada que se degradó. Menos de un siglo después de que el Señor recobrara la iglesia apropiada a principios del siglo diecinueve, algunas de las iglesias (asambleas) recobradas se degradaron. La iglesia recobrada que después se degradó difiere de la iglesia reformada, representada por la iglesia en Sardis, y de la iglesia recobrada apropiada, representada por la iglesia en Filadelfia. La iglesia degradada existirá hasta la venida del Señor.

Algunos maestros cristianos consideran la iglesia en Laodicea como la fría iglesia reformada. Este no es precisamente el caso. De acuerdo con el contexto y con la historia, la iglesia en Laodicea tiene que ser una señal de la iglesia recobrada que más tarde se degradaría. Hace unos ciento cincuenta años la iglesia recobrada comenzó en Inglaterra. De acuerdo a lo que hemos leído, fue maravillosa. Este fue un verdadero recobro de la vida de iglesia. Sin embargo, no duró mucho. Si usted lee la historia de los Hermanos y los visita hoy, verá que muchas de sus asambleas se han vuelto como la iglesia en Laodicea. Como veremos, aunque ellos están orgullosos de su conocimiento bíblico, son pobres en disfrutar las riquezas de Cristo y están ciegos en las cosas espirituales.

I. EL QUE HABLA

A. El Amén

En Apocalipsis 3:14 el Señor dice: “El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto”. Al dirigirse a cada una de las siete iglesias, el Señor hace referencia a lo que El es y a lo que hace, respectivamente, según la condición de cada una de ellas. Aquí, al dirigirse a la iglesia en Laodicea, El se presenta como “el Amén”. Este vocablo, que viene del hebreo, significa firme, estable o confiable. El Señor es firme, estable y confiable.

B. El Testigo fiel y verdadero

El Señor es firme, estable y confiable, El es el Testigo fiel y verdadero. Esto indica que la iglesia en Laodicea que estaba degradada no es firme ni estable ni confiable ni fiel ni verdadera como testigo del Señor.

Page 146: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. El principio de la creación de Dios

En el versículo 14 el Señor también se refiere a Sí mismo como “el principio de la creación de Dios.” Esto alude al Señor como origen o fuente de la creación, lo cual implica que el Señor es la fuente eterna e inmutable de la obra de Dios. Esto indica que la iglesia recobrada que luego se degradó ha cambiado, y ha dejado al Señor como su origen.

II. LA CONDICION DE LA IGLESIA

A. No es fría ni caliente sino tibia

En los versículos del 15 al 17 vemos la condición de la iglesia en Laodicea. En los versículos 15 y 16 el Señor dice: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Así que, por cuanto eres tibio, y no caliente ni frío, estoy por vomitarte de Mi boca”. Cuando la iglesia recobrada se degrada, se vuelve tibia, o sea que no es ni fría ni caliente. Esta es la condición actual de muchas asambleas de los Hermanos. Esto debe servirnos de advertencia. Una vez que nos volvemos tibios, dejamos de ser útiles para el mover de Dios, y seremos vomitados de Su boca.

B. Se jacta de ser rica

En el versículo 17 el Señor dice: “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad”. La iglesia (“asamblea”) degradada, se jacta de sus riquezas (principalmente su conocimiento doctrinal). No se da cuenta de que es pobre en cuanto a la vida, ciega en cuanto a la visión y desnuda en cuanto a la conducta. Por lo tanto, necesita comprar oro para salir de su pobreza, vestiduras blancas para cubrir su desnudez, y colirio para sanar su ceguera, como lo menciona el versículo siguiente.

El aspecto más notorio de las asambleas degradadas es su orgullo. Piensan que lo saben todo. Indudablemente tienen bastante conocimiento doctrinal. Conocen la Biblia mejor que los que están en las denominaciones. Aunque en cierto sentido ellos conocen la Biblia, y debido a esto, se consideran ricos, aunque lo que tienen es simple conocimiento. Pero el Señor dice que en realidad son pobres. No son pobres en conocimiento, pero sí en las riquezas de Cristo. Tienen conocimiento acerca de Cristo, pero son pobres en disfrutar las riquezas de Cristo. Poco después de haber llegado a este país, fui invitado a hablar en tres asambleas de los Hermanos. Después de hablarles y de escuchar sus reacciones, quedé completamente convencido de la veracidad de la palabra del Señor en cuanto a la iglesia en Laodicea. Si usted estuviera con ellos por un corto tiempo, se daría cuenta de que ellos están envanecidos en su conocimiento. En su conversación condenan la ignorancia de otros, pensando que lo saben todo. Sin

Page 147: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

embargo, después de estar con ellos, usted se dará cuenta de la pobreza que hay entre ellos. Ellos sencillamente no conocen las riquezas de Cristo, y ni siquiera hablan de ellas.

C. Desventurada

A los ojos del Señor las asambleas degradadas son desventuradas, porque se enorgullecen de ser ricas en el vano conocimiento de la doctrina, pero de hecho son lamentablemente pobres en cuanto a experimentar las riquezas de Cristo.

D. Miserable

La iglesia recobrada que más tarde se degradó, también es miserable, porque está desnuda, ciega y llena de vergüenza y oscuridad.

E. Pobre

La iglesia orgullosa y degradada es pobre porque carece de la experiencia de Cristo y de la realidad espiritual de la economía de Dios. Ella se preocupa principalmente por su vano conocimiento, y muy poco por las experiencias vivas de Cristo. Esta es verdadera pobreza, la pobreza que la hace desventurada y miserable.

F. Ciega

A los ojos del Señor, la iglesia en Laodicea no es solamente pobre en las riquezas de Cristo, sino que también es ciega en los asuntos espirituales genuinos. No tiene verdadero discernimiento espiritual. Aunque tiene cierto conocimiento en cuanto a las cosas espirituales, no las discierne.

G. Desnuda

Todos nosotros recibimos a Cristo como nuestra justicia objetiva, que nos cubre como un manto. Esto nos justifica delante de Dios. Después de ser justificados en Cristo, debemos vivir a Cristo y emanarlo, para que El sea nuestra justicia subjetiva, como otro manto espléndido que cubre nuestro andar diario. La iglesia recobrada que luego se degradó está desnuda, debido a la carencia de experimentar subjetivamente a Cristo. El vano conocimiento doctrinal se desvanece ante los ojos flameantes del Señor, dejando expuestos y desnudos a los que se aferran a dicho conocimiento. Solamente el Cristo que experimentamos puede cubrirnos ante Sus ojos de juicio.

Page 148: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

H. A punto de ser vomitada de la boca del Señor

En el versículo 16 el Señor dice: “Por cuanto eres tibio, y no caliente ni frío, estoy por vomitarte de Mi boca”. Cuando la iglesia recobrada se degrada, está en peligro de ser vomitada de la boca del Señor, a menos que se arrepienta y busque las ricas experiencias de Cristo. Ser vomitada de la boca del Señor equivale a perder el disfrute de todo lo que el Señor es para Su iglesia.

I. El Señor llama a la puerta

En el versículo 20 el Señor dice: “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo”. Esta no es la puerta de los individuos, sino la puerta de la iglesia. La iglesia en Laodicea tiene conocimiento, pero no tiene la presencia del Señor. El Señor, la Cabeza de la iglesia, está fuera de la iglesia degradada llamando a la puerta. La iglesia recobrada que se degradó debe comprender esto.

III. EL CONSEJO DEL SEÑOR

En el versículo 18 vemos el consejo que el Señor da a la iglesia en Laodicea: “Yo te aconsejo que de Mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se manifieste la vergüenza de tu desnudez; y colirio con que ungir tus ojos, para que veas”. Al comprar se requiere pagar un precio. La iglesia recobrada que luego se degradó, debe pagar un precio por el oro, las vestiduras blancas y el colirio, los cuales necesita desesperadamente. Después de tener contacto con las asambleas de los Hermanos, comprendí que probablemente ninguno de ellos entiende lo que significa pagar un precio. Quizás nunca oyeron que deben de pagar cierto precio para poder experimentar las riquezas de Cristo. Ellos tienen conocimiento y doctrina, pero no saben cómo pagar el precio. Saben cómo aprender, pero no saben cómo comprar. Tienen ciertas “verdades”, pero no conocen el costo de experimentar las riquezas de Cristo.

A. Comprar oro refinado en fuego

Primeramente, el Señor aconseja a la iglesia en Laodicea que compre “oro refinado en fuego”. En la Biblia nuestra fe activa y operante (Gá. 5:6) es comparada con el oro (1 P. 1:7), y la naturaleza divina, la divinidad de Cristo, es tipificada por el oro (Ex. 25:11). Por la fe participamos de la naturaleza de Dios (2 P. 1:1, 4-5). La iglesia recobrada que llegó a degradarse tiene el conocimiento de las doctrinas referentes a Cristo, pero no tiene suficiente fe viviente como para participar del elemento divino de Cristo. Ella tiene que pagar el precio necesario para obtener la fe de oro a través de pruebas de fuego a fin de participar del oro verdadero, el cual es Cristo mismo como el elemento de vida

Page 149: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

para Su Cuerpo. Así ella puede llegar a ser un candelero de oro puro (1:20) para la edificación de la Nueva Jerusalén, la ciudad de oro (21:18).

Si experimentamos esto, comprenderemos que las tres cosas que el Señor aconseja a la iglesia en Laodicea —que compre oro, vestiduras blancas y colirio— son el Señor mismo. Como ya vimos en tipología, o en el lenguaje bíblico, el oro representa dos cosas: la naturaleza de Dios y la fe viva por la cual valoramos y obtenemos la naturaleza divina. Estas dos cosas están combinadas. Si no tenemos la fe viva para apreciar y aplicar la naturaleza divina, nunca será nuestra. La naturaleza divina solamente puede llegar a ser nuestro disfrute a través de nuestra fe viva. Cristo es la corporificación de la naturaleza divina, y también es nuestra fe viva. Si tenemos fe, podemos participar de la naturaleza divina. Esto significa que debemos tener a Cristo. Tenemos que pagar el precio y decirle al Señor: “Señor, tengo mucho conocimiento de las verdades de la Biblia, pero reconozco que no tengo mucho de Ti. Señor, prefiero tenerte a Ti, que tener simple y vano conocimiento. Señor, Tú eres el verdadero oro, la corporificación de la naturaleza divina. Para poder valorar y aplicar esta naturaleza, necesito una fe viva. Señor, todavía no tengo esa fe, pero acudo a Ti. Te pido que seas mi fe viva. Quiero que Tú seas la fe por la cual vivo, la fe del Hijo de Dios” (Gá. 2:20). Si usted le dice esto al Señor, inmediatamente El le dirá: “Muy bien, si quieres obtenerme, debes pagar el precio. Hay ciertas cosas que quiero que abandones porque te estorban y te impiden disfrutarme”. Abandonar estas cosas es pagar el precio. Muchos de nosotros hemos experimentado al Señor de esta manera. Frecuentemente el Señor ha dicho: “Heme aquí. ¿Me quieres a Mí, o quieres otras cosas? Si quieres retener las otras cosas, entonces me alejaré. Tus manos están llenas. Debes abandonar la que tienes en ellas; vacía tus manos y luego aférrate a Mí. Entonces yo seré tu deleite”. Solamente cuando pagamos el precio podemos ganar a Cristo.

Considere lo que dice el apóstol Pablo en Filipenses 3:8: “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”. A Pablo no le quedaba nada excepto Cristo. No escatimó nada por Cristo, y pagó el precio completo. Dio todo lo que tenía para ganar a Cristo. Hoy nosotros debemos tener el mismo sentir y pagar el precio que sea necesario, aun nuestras vidas a fin de ganar a Cristo.

Nunca podemos separar la fe viviente de la naturaleza divina. Aunque doctrinalmente esto es difícil de explicar, sabemos por experiencia que cuando tenemos una fe viva, disfrutamos la naturaleza divina. Y cuando estamos en la naturaleza divina, indudablemente tenemos esta fe viviente. Así que estas dos cosas están combinadas y ambas están representadas por el oro. La iglesia en Laodicea necesita este oro, es decir, la naturaleza divina aplicada,

Page 150: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

experimentada, por la fe viva, la cual es Cristo mismo. Si queremos obtener esto, tenemos que pagar el precio.

B. Comprar del Señor vestiduras blancas

En segundo lugar, el Señor aconsejó a la iglesia en Laodicea que comprara “vestiduras blancas” para que se cubriera y no quedara al descubierto la vergüenza de su desnudez. En tipología, las vestiduras representan la conducta. Aquí “vestiduras blancas” se refiere a una conducta aprobada por el Señor, en la cual el mismo Señor es expresado en la vida de la iglesia, y la cual la iglesia recobrada que se degradó, necesita para cubrir su desnudez. Como dijimos en el mensaje catorce, esas vestiduras blancas no representan a Cristo como la justicia objetiva que nos justifica. Estas vestiduras son nuestra justicia subjetiva, que consiste en que Cristo sea expresado desde nuestro interior en nuestra vida. El Cristo que manifestamos en nuestra vida será nuestra segunda vestidura, la cual nos hará aparecer aprobados ante el Señor. Esto no se refiere necesariamente a ser salvos, sino a ser escogidos. Todos necesitamos este segundo vestido. Cuando tenemos una fe viva y participamos de la naturaleza divina, ésta llega a ser nuestro modo de vivir. Este vivir es Cristo manifestado en nuestro vivir, y ésta es la segunda vestidura, la cual nos califica y nos hace aptos para ser aprobados por Cristo. Este vestido cubrirá nuestra desnudez. Es cierto que todos nosotros fuimos justificados y cubiertos por el primer vestido, el mejor vestido que le pusieron al hijo pródigo en Lucas 15. Pero después de ser justificados, debemos amar al Señor, ser fervientes y estar entregados por entero a Él. Si somos esta clase de cristianos, tendremos la fe viva que nos permite participar de la rica naturaleza divina, la cual vendrá a ser Cristo manifestado desde nuestro interior como el segundo vestido que cubre nuestra desnudez.

Si usted, después de ser justificado, no ama y vive con el Señor y para El, está desnudo. Esto es difícil de explicar doctrinalmente, pero por experiencia todos comprendemos que un hermano que no ama al Señor ni vive por El, está desnudo y en una situación vergonzosa. No tiene al Cristo precioso ni está cubierto por El. Dicho hermano cree en Cristo y pertenece a Él, pero no lo ama ni vive para Él, y está desnudo ante los creyentes y ante el Señor. No tiene a Cristo como su vestido hermoso. Debemos pagar el precio por el segundo vestido, el Cristo manifestado en nuestro ser. Este es el Cristo subjetivo, el mismo Cristo que experimentamos subjetivamente. No trate de entender esto con su mente. Compruebe en su experiencia lo que estoy compartiendo. Aunque esto es extraño para su mente, es claro para su espíritu y en su experiencia. Usted ha experimentado y puede testificar que, por un lado, tal vez tenga la certeza de haber sido justificado, pero por otro, tiene la sensación de estar desnudo. Indudablemente como hijo de Dios, usted fue justificado, redimido,

Page 151: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

salvo, regenerado y es miembro de Cristo. Pero por otra parte, se siente desnudo, y que Cristo no es manifestado en su vida como la vestidura hermosa. Interiormente se condena por esto. Si usted compara este mensaje con su experiencia, podrá ver que es cierto. Así que todos debemos pagar el precio, y decirle al Señor: “Señor, sea cual fuere, pagaré el precio por manifestarte desde mi ser interno. Señor, quiero tenerte a Ti como mi vivir. No quiero portarme bien, corregir mi conducta, ni mejorarme a mí mismo. Quiero que Tú vivas por mí. Día tras día, quiero que vivas en mí para que seas la vida que expreso. Señor, sé no solamente mi vida interior, sino también mi conducta”. Si usted ora de esta manera al Señor, El lo cubrirá externamente; será su segunda vestidura, y usted será aprobado y escogido por El. No es necesario esperar hasta mañana. Hoy usted puede tener la certeza de que ha sido aprobado y escogido. Por consiguiente, cuando llegue ese día, con seguridad El dirá: “¡Bien hecho! Ven conmigo a disfrutar tu porción y a pelear a mi lado en contra del ejército del anticristo”.

C. Comprar del Señor ungüento

En tercer lugar, el Señor aconseja a la iglesia en Laodicea que compre ungüento y unja sus ojos para que vea. El “ungüento” que necesita para “ungir” sus ojos debe de referirse al Espíritu que unge (1 Jn. 2:27), quien es el Señor mismo como el Espíritu vivificante (1 Co. 15:45). La iglesia recobrada que luego se degradó necesita este ungüento para ser sanada de su ceguera, debido a que se distrajo con el conocimiento muerto de la letra. Debe pagar el precio para comprar los tres artículos que el Señor le aconseja que compre. Ya dijimos que el ungüento es el Espíritu que unge. El discernimiento espiritual siempre está relacionado con el Espíritu. No necesitamos más conocimiento sino más Espíritu. No necesitamos muchas doctrinas, sino más unción del Espíritu en nuestros ojos y en lo profundo de nuestro ser, a fin de que tengamos discernimiento para distinguir las cosas por dentro. Con este colirio, este ungüento, es posible que tengamos previsión y un profundo entendimiento para ver las cosas a fondo. Entonces podemos decir: “Señor Jesús, ahora veo qué tesoro eres, estoy dispuesto a pagar cualquier precio”. Supongamos que el precio de un objeto en una tienda es de mil dólares. Si este objeto es un diamante que cuesta cinco mil dólares, usted no pensaría que mil dólares es mucho. Al contrario, pensaría que es un precio muy bajo. ¿Por qué hay tantos cristianos que no quieren pagar el precio por Cristo? Porque no ven qué gran tesoro es El. Pero una vez que nuestros ojos sean ungidos con el colirio divino y espiritual, diremos: “Cualquier precio que pague por Cristo es poco. El precio es demasiado bajo. Mi persona, mi futuro y mi vida entera no valen nada. En realidad no pago nada por ganar a Cristo, el cual es todo”. Para ver esto necesitamos colirio.

Page 152: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Ahora podemos comprender que el oro, las vestiduras y el colirio son Cristo. Cristo lo es todo. Lo que necesitamos hoy es a Cristo. Es cierto que el Señor nos ha dado mucha luz en Su recobro. Sin embargo, nuestra intención no es impartir conocimiento. Nuestra intención en estos mensajes es ayudar al pueblo del Señor a que sea iluminado y vea el valor y el incalculable precio de Cristo, para que, con este discernimiento, esté dispuesto a pagar cualquier precio para ganar a Cristo. Para mí vale la pena sacrificar mi familia, mi futuro, mi destino y mi vida entera por Cristo. Si pago todo esto, el precio sigue siendo muy bajo. Pablo dijo que él contaba todas las cosas como pérdida por Cristo, y para él no eran más que basura, y estiércol (Fil. 3:8). En la vida de iglesia que tenemos en el recobro del Señor no estamos interesados en doctrinas ni en “verdades”. Sólo nos interesan las riquezas de Cristo. En todos estos mensajes no estamos impartiendo vanas doctrinas. La meta de estos mensajes es ministrar ungüento a fin de que los ojos del pueblo sean ungidos para que vea cuán precioso es Cristo y para que sea atraído a Él. La iglesia degradada no necesita doctrinas, sino colirio. Necesita revelación, visión, y mucha gracia.

IV. EL SEÑOR REPRENDE Y DISCIPLINA

En el versículo 19 el Señor dice: “Yo reprendo y disciplino a todos los que amo”. Si la iglesia degradada está dispuesta a recibir la reprensión del Señor en amor, ésta abrirá sus ojos. Pero tal vez el orgullo de ella le impida recibir esta reprensión. Cuando nos volvemos tibios y nos sentimos reprendidos por el Señor, necesitamos acudir a Él en busca de Su misericordia, para poder ser humildes y recibir Su reprensión en amor. Esto puede traer el remedio apropiado para la iglesia degradada.

La disciplina es un paso más avanzado que da el Señor en Su relación con la iglesia degradada después que la ha reprendido. Si ella recibe la corrección del Señor, tal vez no sea necesario que El la castigue. El Señor la disciplina con amor.

V. EL MANDATO DEL SEÑOR

En el versículo 19 el Señor le dijo a la iglesia en Laodicea: “Sé, pues, celoso, y arrepiéntete”. El conocimiento muerto ha hecho que la iglesia degradada sea tibia. Ella necesita ser ferviente y abandonar la muerte y la frialdad del conocimiento, y necesita romper las ataduras de sus formalismos doctrinales. Necesita estar ardiendo y salir de la muerte en que se halla sumergida con doctrinas inertes. Debe amar al Señor y pagar el precio que sea necesario para ganarlo a Él, hasta el punto de sacrificar las “doctrinas”. Una iglesia tibia necesita estar caliente y estar ardiendo cueste lo que cueste; necesita arrepentirse de su tibieza, y dejar de estar orgullosa de su conocimiento. Ella ha valorado mucho su conocimiento muerto. Necesita depreciar su conocimiento y

Page 153: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

arrepentirse de estar satisfecha con la vanidad del conocimiento y de no buscar la realidad de Cristo.

VI. LA PROMESA QUE EL SEÑOR HACE AL QUE VENZA

En los versículos del 20 al 21 vemos la promesa que el Señor hace al que venza: “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Al que venza, le daré que se siente conmigo en Mi trono, como Yo también he vencido, y me he sentado con Mi Padre en Su trono”. Vencer en estas siete epístolas no significa vencer nuestras debilidades y los pecados que nos asedian, sino vencer la condición caída de las iglesias que se desviaron. En la epístola a Laodicea vencer significa vencer la tibieza y el orgullo de la iglesia recobrada que cayó en degradación, pagar el precio para comprar lo necesario, y abrir la puerta para que el Señor pueda entrar.

A. El Señor entra

En el versículo 20 el Señor dice que si alguien oye Su voz y abre la puerta, entrará a él. Como dijimos, el Señor llama a la puerta, o sea que está fuera de la iglesia degradada. Aunque esta puerta es la puerta de la iglesia, no de individuos, es abierta por los creyentes individualmente. El Señor llama a toda la iglesia, pero la aceptación del llamamiento del Señor debe ser un asunto personal. El llamamiento del Señor es objetivo, pero la aceptación de los creyentes debe ser subjetiva. Si oímos el llamado que el Señor hace a la iglesia y abrimos la puerta a nivel individual, el Señor entrará en nosotros, y Su presencia será nuestra porción.

B. Cenar con el Señor

En el versículo 20 el Señor también dice que después de entrar en el que abra la puerta, cenará con él. En el griego, la palabra “cenar” se refiere a la principal comida del día, tomada por la tarde. Cenar no se refiere simplemente a comer algo, sino a comer de la abundancia de un banquete. Esto tal vez se refiera al hecho de que los hijos de Israel comían del rico producto de la buena tierra de Canaán (Jos. 5:10-12). La cena prometida aquí no se celebrará solamente en el futuro; también hoy podemos participar de ella. Si usted es un vencedor, cuando el Señor venga en Su reino, usted tendrá el privilegio especial de cenar con El. Sin embargo, antes de que llegue ese día, puede cenar con El.

Muchos cristianos usan el versículo 20 sin mucha exactitud para predicar el evangelio. Les dicen a los pecadores que Cristo llama a la puerta de su corazón y que si abren la puerta, El entrará. Esto es todo lo que dicen. ¿Ha oído usted

Page 154: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

alguna vez un mensaje en el que se le dice que si abre la puerta, Cristo entrará a usted y cenará con usted?

Si tenemos una vista panorámica de las siete epístolas de Apocalipsis 2 y 3, veremos que el Señor realza el comerlo a Él, el tomarlo a Él como nuestro suministro de vida, para que crezcamos, seamos transformados y seamos iguales a Él. Esto radica exclusivamente en comer a Jesús como el árbol de la vida, como el maná y como la principal comida del día. El Señor da énfasis al hecho de que lo comamos, y al mismo tiempo repudia cuatro clases de enseñanzas: la enseñanza de Balaam (2:14), la de los nicolaítas (2:15), la de Jezabel (2:20), y la de las profundidades de Satanás (2:24). Si usted no puede distinguir entre el dinero falsificado y el verdadero, más le vale no aceptar ninguno; sólo acepte el oro genuino. De igual modo, es mejor no aceptar enseñanzas, sino solamente recibir al Cristo viviente.

En el Antiguo Testamento vemos tres niveles de comer a Cristo: el árbol de la vida que estaba en el huerto, el maná que fue dado en el desierto, y el rico producto de la buena tierra. Nosotros hemos participado de estos tres niveles. Fuimos creados en el huerto. Luego, debido a la caída, nos hallamos en Egipto. Después de ser salvos, salimos del mundo y comenzamos nuestro camino al encuentro del Señor. En nuestro viaje hacia el Señor estuvimos en el desierto donde se nos dio maná. Recuerde que la promesa del maná escondido fue dada a los que vencieran en la iglesia mundana, representada por Pérgamo, la iglesia que había regresado a Egipto. En Egipto no había maná; solamente se dio en el desierto, y el maná escondido sólo estaba en el Lugar Santísimo. La iglesia en Pérgamo se volvió mundana, regresó a Egipto, donde no hay maná. Si queremos comer maná, ya sea en público o en secreto, tenemos que salir de Egipto. Debemos escapar del lugar donde Satanás mora y donde está su trono y salir al desierto, donde podemos comer del maná visible, y luego podemos ir al Lugar Santísimo y zambullirnos en el arca para comer el maná escondido. Parece que las siete epístolas nos conducen a la buena tierra, la cual es Cristo. Aquí en la buena tierra Cristo es nuestro banquete. Durante las fiestas anuales, los hijos de Israel tenían un banquete con Dios y El con ellos. En tipología esto puede ser la promesa a los vencedores de Laodicea. La promesa que hace el Señor de cenar con todo aquel que le abra la puerta puede implicar la idea de disfrutar el rico producto de la buena tierra de Canaán del cual participaba Israel durante las fiestas anuales. Por consiguiente, la epístola a la iglesia en Efeso menciona el comer del árbol de la vida; la epístola a la iglesia en Pérgamo se refiere a comer del maná escondido fuera del mundo; y la epístola a la iglesia en Laodicea alude a deleitarse en el rico producto de la buena tierra de Canaán en el tiempo de las fiestas anuales. Siempre que los israelitas celebraban una fiesta, comían con Dios, ofreciéndole lo que ellos comían y permitiendo que Dios comiese con ellos. De la misma manera, el Señor dice que El cenará con nosotros, y nosotros con

Page 155: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

El. Si tenemos esta visión, entonces sabremos lo que debemos recalcar hoy. No estamos interesados en enseñanzas, sino en disfrutar a Cristo como el árbol de la vida, como el maná, y como el rico producto de la buena tierra.

C. Sentarse con el Señor en Su trono

En el versículo 21 el Señor dice: “Al que venza, le daré que se siente conmigo en Mi trono, como Yo también he vencido, y me he sentado con Mi Padre en Su trono”. Sentarse con el Señor en Su trono será un premio para el vencedor, que consistirá en participar de la autoridad del Señor en el reino milenario venidero. Esto significa que los vencedores serán reyes juntamente con Cristo y regirán toda la tierra. Una vez más digo esto: en realidad, todas las promesas de las siete epístolas están relacionadas con el reino venidero. Toda palabra negativa que hable de pérdida o sufrimiento se refiere a una pérdida en el reino venidero, y cualquier expresión acerca de la recompensa o el disfrute, se refiere al disfrute de Cristo como nuestra porción especial durante la era del reino. Debemos tener el discernimiento apropiado para entender estas promesas con exactitud. No obstante, en principio, estas promesas también se pueden aplicar hoy; podemos disfrutarlas desde ahora, aunque limitadamente. No es necesario esperar hasta entrar en la era del reino para disfrutar todas estas porciones especiales. En la vida de la iglesia actual tenemos el privilegio de disfrutar el reino. ¡Alabado sea el Señor por la vida de la iglesia!

VII. LO QUE EL ESPIRITU DICE

La iglesia tibia está llena de conocimiento frío, pero carece del Espíritu ardiente. Necesita desesperadamente oír lo que dice el Espíritu viviente; no necesita más conocimiento muerto. Si ella hace a un lado todo el conocimiento muerto, y escucha lo que dice el Espíritu viviente, será liberada de su degradación.

Las siete iglesias no sólo representan proféticamente el progreso de la iglesia en siete eras, como ya vimos, sino que también simbolizan las siete clases de iglesias que surgen en la historia de la iglesia: la iglesia primitiva, la iglesia sufriente, la iglesia mundana, la iglesia apóstata, la iglesia reformada, la iglesia recobrada, y la iglesia que se degradó. La iglesia primitiva continuó en la iglesia sufriente; la iglesia sufriente se convirtió en la iglesia mundana; y la iglesia mundana vino a ser la iglesia apóstata. Por tanto, las primeras cuatro iglesias finalmente vinieron a ser una sola, que fue la iglesia apóstata, la Iglesia Católica Romana. Luego, la iglesia reformada, otra clase de iglesia, una iglesia no totalmente recobrada, comenzó a existir como reacción a la iglesia apóstata. Después de esto, surgió la iglesia recobrada como el recobro completo de la vida apropiada de iglesia. Esta puede considerarse la tercera clase de iglesia. Al caer en degradación esta iglesia, se convirtió en la iglesia degradada. Esta puede considerarse la cuarta clase de iglesia. Estas cuatro clases de iglesias

Page 156: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

permanecerán hasta la venida del Señor. Sin duda, sólo la iglesia recobrada puede cumplir el propósito eterno de Dios, y sólo ella satisface el deseo del Señor. Debemos aceptar lo que el Señor escoge.

Page 157: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DIECISIETE

LA ESCENA CELESTIAL DESPUES DE LA ASCENSION DE CRISTO

Todos los cristianos saben que Cristo ascendió al cielo y que allí está hoy. Sin embargo, pocos están familiarizados con la escena que se ve en el cielo después de la ascensión. Esta escena es bastante particular, y necesitamos verla claramente.

Apocalipsis 4:1 dice: “Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y Yo te mostraré las cosas que han de suceder después de éstas”. El plan de Dios está escondido en el cielo. Pero cuando Dios encuentra en la tierra un hombre cuyo corazón esté entregado a Él, le abre el cielo. El cielo se le abrió a Jacob (Gn. 28:12-17), a Ezequiel (Ez. 1:1), a Jesús (Mt. 3:16), a Esteban (Hch. 7:56), y a Pedro (Hch. 10:11). Aquí y en 19:11 le fue abierto a Juan, el autor de este libro, y les será abierto a todos los creyentes del Señor en la eternidad (Jn. 1:51).

I. UN TRONO EN EL CIELO

El versículo 2 dice: “Y al instante yo estaba en el espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo”. En el cielo primeramente vemos un trono, y el libro de Apocalipsis se centra en ese trono. A partir del capítulo cuatro, el libro de Apocalipsis revela la administración universal de Dios. El trono de Dios, mencionado en Apocalipsis, es el centro de Su administración. El trono que se menciona en las epístolas es el trono de gracia, del cual recibimos misericordia y donde hallamos gracia (He. 4:16); pero este trono es el trono de juicio desde el cual el mundo recibe juicio. Este es el trono de Dios en el cielo. El universo entero, especialmente la tierra, está bajo la autoridad de este trono. Cualquier cosa que Satanás haga en los aires, y que el hombre haga en la tierra, está sujeto al trono de Dios que está en el cielo. Hoy el hombre puede hacer todo lo que quiera, pero el trono de Dios en el cielo continúa siendo la autoridad sobre todos los hombres y sobre todas las cosas. Nadie puede hacer nada fuera del gobierno del trono de Dios, y nada puede ocurrir sin la aprobación de este trono. Aparentemente este trono es invisible, y el hombre no lo percibe, pero en realidad está detrás del escenario rigiendo a cada uno y todas las cosas. En el tiempo de Dios y en cumplimiento de Su propósito, el debido juicio siempre viene de este trono y cae sobre la humanidad y sobre las cosas que suceden en la tierra. En el libro de Apocalipsis, el resultado final procede de la ejecución del juicio de Dios. Este juicio viene del trono y aclara toda la confusión que hay en el

Page 158: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

cielo y en la tierra, que fue causada por la rebelión de Satanás y la caída del hombre.

A. Un arco iris alrededor del trono, semejante a la esmeralda

En el versículo 3 vemos que hay “alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda”. El arco iris es una señal del pacto que Dios hizo con el hombre y con los seres vivos en el cual afirma que no los destruirá otra vez con un diluvio (Gn. 9:8-17). En el libro de Apocalipsis, Dios juzgará a la tierra y a todos sus habitantes. El arco iris alrededor de Su trono significa que Dios es el Dios que guarda Su pacto, el Dios fiel, y que guardará Su alianza al traer su juicio sobre la tierra; es decir, no destruirá a toda la humanidad con un diluvio y preservará algunas naciones de la tierra para Su gloria (21:24, 26). Este arco iris indica que Dios es fiel en Su administración sobre la humanidad. En este capítulo, Dios se prepara para juzgar a la humanidad, pero al juzgarla, El recordará el pacto que hizo con Noé. El es un Dios que juzga y también un Dios que guarda Su pacto.

Este arco iris es “semejante en aspecto a la esmeralda”. La esmeralda es una piedra preciosa cuyo color verde representa los seres vivos de la tierra. Esto indica que cuando Dios ejecute Su juicio sobre la tierra, recordará Su pacto y preservará a algunos de los seres vivos de la tierra, como lo indica Génesis 9:11. La esmeralda, siendo una piedra preciosa, es sólida. El hecho de que Dios se acuerde de cumplir Su pacto, muestra la solidez del mismo. Alrededor del trono está este sólido recordatorio.

B. Del trono salen relámpagos, voces y truenos

En el versículo 5 se nos dice: “Y del trono salían relámpagos y voces y truenos”. Todo esto representa la ira que Dios ejerce al juzgar. En las epístolas vemos que del trono de gracia brotan gracia y misericordia para los que se acercan a Dios por la sangre redentora de Cristo. Pero aquí salen relámpagos, voces y truenos del trono de juicio como advertencia para el mundo pecador. En el libro de Apocalipsis, después de que todos los juicios de Dios hayan sido ejecutados, el trono de Dios será el trono del suministro de la vida eterna, del cual brotará el río de agua viva, en el cual crece el árbol de la vida. Todos los creyentes que hoy participan de la misericordia y la gracia de Dios al acercarse al trono de la gracia, disfrutarán el río de vida y el árbol de vida que salen del trono de Dios, que serán su suministro de vida por la eternidad, mientras que los incrédulos, quienes serán juzgados ante el trono de juicio, no tendrán parte alguna en el eterno disfrute que brota del trono eterno de Dios.

Page 159: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. Siete lámparas de fuego que arden delante del trono

El versículo 5 también nos dice que “delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete Espíritus de Dios”. Esto indica que Dios tocará la tierra con las siete lámparas, Sus siete Espíritus, los cuales consumen, iluminan, observan, escudriñan, buscan y juzgan. Estas siete lámparas están relacionadas con las siete lámparas del candelero que se menciona en Éxodo 25:37 y con las siete lámparas del candelero que aparece en Zacarías 4:2. Las siete lámparas de fuego, las cuales son los siete Espíritus de Dios, representan la iluminación y el escrutinio que efectúa el Espíritu de Dios siete veces intensificado. En Éxodo 25 y en Zacarías 4 las siete lámparas, que simbolizan la iluminación que el Espíritu de Dios efectúa en el mover de Dios, sirven para producir el edificio de Dios, ya sea para la edificación del tabernáculo o para la reedificación del templo. Aquí las siete lámparas son usadas para el juicio de Dios, que también dará por resultado el edificio de Dios: la Nueva Jerusalén. Mientras que Dios ejecuta Su juicio, Su Espíritu siete veces intensificado edificará la morada eterna de Dios, escudriñando, alumbrando, juzgando e impartiéndose. Esto se desarrolla detalladamente en los siguientes capítulos. El resultado o la consumación es la ciudad santa, la Nueva Jerusalén.

D. Un mar de vidrio delante del trono

El versículo 6 dice: “Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal”. El mar de vidrio es el lugar donde se recoge y se almacena todo lo que Dios ha juzgado. El mar no es de agua sino de fuego (15:2). Desde el diluvio, Dios, conforme a Su promesa de no juzgar nuevamente con agua a la tierra y a todos los seres vivos (Gn. 9:15), siempre ejecuta Su juicio sobre el hombre con fuego (Gn. 19:24; Lv. 10:2; Nm. 11:1; 16:35; Dn. 7:11; Ap. 14:10; 18:8; 19:20; 20:9-10; 21:8). El trono del juicio de Dios es como llama de fuego del cual procede un río de fuego (Dn. 7:9-10). La llama del juicio de Dios arroja todas las cosas negativas del universo entero en este mar de vidrio, el cual finalmente será el lago de fuego (20:14). El mar de vidrio, por ser la totalidad del juicio ardiente de Dios, es como cristal, lo cual significa que todas las cosas negativas bajo el juicio de Dios quedan claras. Todo lo que sea juzgado y echado en el mar de vidrio queda completamente expuesto; nada queda oculto. Aquí tenemos el arco iris alrededor del trono de Dios, lo cual significa que Dios guardará la promesa que hizo en Génesis 9:8-17. También tenemos el mar de fuego semejante al cristal, el cual es una señal de que Dios juzgará todas las cosas negativas con fuego.

Page 160: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

II. DIOS ESTA SENTADO EN EL TRONO

A. Semejante a piedra de jaspe y cornalina

Cuando Juan vio el trono en el cielo, describió al que estaba sentado allí: “Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda”. El Dios que está en el trono es semejante a piedra de jaspe. De acuerdo con 21:11, el jaspe es una “piedra preciosísima... diáfana como el cristal”. Su color debe de ser un verde oscuro, el cual simboliza la vida en sus riquezas. El jaspe aquí, según lo indica 21:11, representa la gloria que Dios trasmite en Su vida rica (Jn. 17:22, 2). La apariencia de Dios es como jaspe, como también lo será la apariencia de la ciudad santa, la Nueva Jerusalén (21:11). El muro de la ciudad y su primer cimiento están construidos con jaspe (21:18-19). En la Biblia el color verde representa la vida. Así que el color del jaspe indica que el Dios que está sentado en el trono es el Dios de vida. El color de Dios primeramente es verde, lo cual da testimonio de que El es la fuente de la vida.

El Dios que se sienta en el trono, también tiene aspecto como de piedra de cornalina. La cornalina es una piedra preciosísima, y su color rojo simboliza la redención. Hoy Dios no es solamente el Dios de vida, sino también el Dios de redención. El jaspe representa a Dios como el Dios de gloria en Su vida rica, y la cornalina representa a Dios como el Dios de la redención. El vino a redimirnos con la sangre de Cristo, debido a que nosotros Sus criaturas habíamos caído. De modo que Dios tiene dos colores, el color de la vida y el color de la redención. El es el Dios dador de vida y también el Dios redentor. En el pectoral del sumo sacerdote en el Antiguo Testamento, la primera piedra era una cornalina y la última era un jaspe (Ex. 28:17, 20). Esto significa que el pueblo que Dios redimió tiene su comienzo en la redención y su consumación en la gloria de la vida de Dios.

B. Tiene un libro en Su diestra

De acuerdo con 5:1, en la mano del que está sentado en el trono había un libro. El Dios vivificante y redentor tiene un misterio en Su mano. Este misterio se relaciona con el destino del universo y está sellado con siete sellos. El misterio, el secreto del universo, está en la mano del Dios de vida y redención.

III. VEINTICUATRO ANCIANOS SENTADOS EN VEINTICUATRO TRONOS

ALREDEDOR DEL TRONO

El versículo 4 dice: “Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y sentados en los tronos, veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas”. Estos ancianos no son los ancianos de la iglesia, sino los

Page 161: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ancianos de los ángeles, porque en este pasaje, antes de la segunda venida del Señor, ellos ya se encuentran sentados en tronos (cfr. Mt. 19:28; Ap. 20:4). En la creación, los ángeles son los más antiguos. En la Biblia hay diferentes clases de ancianos: los ancianos de los israelitas, los ancianos de las iglesias y, como en este caso, los ancianos de los ángeles. Los ancianos de los ángeles son los ancianos de toda la creación. El hecho de que estén sentados en tronos y lleven coronas de oro sobre sus cabezas, indica que deben de ser los que gobiernan el universo hasta que venga el reino milenario, cuando la autoridad para gobernar la tierra será dada a los santos vencedores (He. 2:5-9; Ap. 2:26-27; 20:4). Las vestiduras blancas indican que estos ancianos angélicos no tienen pecado y que, a diferencia de los santos redimidos, no tienen necesidad de ser lavados por la sangre del Cordero (7:14).

Estos veinticuatro ancianos están vestidos con vestiduras blancas y tienen coronas en sus cabezas. El hecho de que estén vestidos con vestiduras blancas y tengan arpas y copas de oro llenas de incienso (5:8), indica que ahora ellos también son sacerdotes ante Dios; sin embargo, en el reino milenario los vencedores gobernantes serán los sacerdotes de Dios y de Cristo (20:6). Estos veinticuatro ángeles deben de ser los sacerdotes universales. Las coronas de oro que llevan puestas denotan su reinado. Por consiguiente, ellos son sacerdotes que sirven a Dios y reyes que reinan sobre la creación. Antes de la creación del hombre, Dios había puesto a los ángeles como Sus sacerdotes y regidores. De acuerdo con Ezequiel 28, antes de que Satanás cayera, era sacerdote de Dios y rey. Inclusive, cuando el diablo, Satanás, tentó al Señor Jesús, “le mostró en un momento todos los reinos de la tierra”, y le dijo: “A Ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy” (Lc. 4:5-6). El mundo le había sido dado a él antes de la era de Adán. Así que hubo una era durante la cual Dios dio autoridad a Satanás y lo puso por rey sobre el universo. De la misma manera, estos veinticuatro ancianos eran sacerdotes de Dios y reyes.

El número de ancianos angélicos, veinticuatro, se forma al multiplicar doce por dos. Doce representa el completamiento de la administración de Dios (Mt. 19:28). David dividió a los sacerdotes y a los levitas en veinticuatro grupos (1 Cr. 24—25) para llevar a cabo el servicio de la administración de Dios. El número veinticuatro indica que, antes que los veinticuatro ancianos angélicos sean reemplazados por la iglesia, son ellos quienes llevan a efecto la administración de Dios. Doce multiplicado por dos significa un fortalecimiento doble, lo cual indica que la administración divina realizada por los veinticuatro ancianos angélicos es firme.

Page 162: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

IV. CUATRO SERES VIVIENTES EN MEDIO DEL TRONO Y ALREDEDOR DEL MISMO

En la Biblia, el número de los seres vivientes, cuatro, siempre representa los cuatro confines del universo o de la tierra. En Génesis 2:10 el río se repartía en cuatro brazos para regar toda la tierra. En Jeremías 49:36 se mencionan los cuatro puntos del cielo, y en Isaías 11:12, Apocalipsis 7:1 y 20:8 se alude a los cuatro ángulos de la tierra. Por lo tanto, el número de los cuatro seres vivientes revela que ellos representan todas las criaturas de la tierra y del cielo, con excepción de los ángeles, los cuales están representados por los veinticuatro ancianos.

A. Llenos de ojos, alrededor y por dentro

El versículo 6 dice que había “en medio del trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás”. De acuerdo con el versículo 8 ellos también “alrededor y por dentro estaban llenos de ojos”. La característica más sobresaliente de los cuatro seres vivientes son sus ojos. Están llenos de ojos delante y detrás, y también alrededor y por dentro y pueden mirar en cualquiera dirección sin tener que volverse. Los ojos les permiten a los seres vivos recibir luz y visión. Queda implícito que los cuatro seres vivientes no son opacos sino transparentes por todos lados y en todo aspecto como el cristal, puesto que están llenos de ojos. Los cristianos también deberíamos estar llenos de ojos. Cuando estamos llenos de ojos, somos transparentes. Si una persona no tiene ojos, es completamente opaca. Nuestros ojos nos hacen transparentes. Si tuviéramos centenares de ojos por todo nuestro cuerpo, por dentro y por fuera, todo nuestro ser sería transparente. En la presencia de Dios, nosotros los redimidos debemos ser así.

B. Cada uno tiene seis alas

El versículo 8 dice: “Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas”. En apariencia, los cuatro seres vivientes se asemejan a los querubines mencionados en Ezequiel 1:5-10 y 10:14-15. Por tener seis alas, se parecen a los serafines mencionados en Isaías 6:2. De acuerdo con sus seis alas ellos son semejantes a los serafines de Isaías 6:2 (Los querubines mencionados en Éxodo 25:20 y en 1 Reyes 6:27 tienen dos alas, y los querubines de Ezequiel 1:6 tienen cuatro.) Tal vez sean una combinación de querubín y serafín. Los serafines están relacionados con la santidad de Dios (Is. 6:3), que es la naturaleza de Dios, y los querubines están relacionados con la gloria de Dios (Ez. 10:18-19; He. 9:5), que es la expresión de Dios. Por lo tanto, estos seres vivientes representan la naturaleza y la expresión de Dios.

Page 163: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. Semejantes a un león, un becerro, un hombre y un águila volando

El versículo 7 dice: “El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando”. Los veinticuatro ancianos que están alrededor del trono de Dios representan a todos los ángeles, mientras que los cuatro seres vivientes representan a todos los demás seres vivos. El primero de los seres vivientes, el cual es semejante a un león, representa las fieras; el segundo, semejante a un becerro, representa el ganado; el tercero, semejante a un hombre, representa a la humanidad; y el cuarto, el cual es semejante a un águila, representa las aves. De las seis categorías de seres vivos creados por Dios (Gn. 1:20-28), dos no están representadas aquí: los seres que se arrastran sobre la tierra y los seres que viven en el agua. La cabeza de los seres que se arrastran es la serpiente, que representa a Satanás, el enemigo de Dios, quien será arrojado al lago de fuego y no tendrá lugar en el cielo nuevo y la tierra nueva. Los seres que viven en el agua están en las aguas del juicio de Dios, las cuales no existirán en el cielo nuevo y la tierra nueva (21:1). Así que, en la eternidad estas dos categorías no estarán representadas ante Dios.

De los cuatro seres vivientes, el becerro es un animal limpio, mientras que el león y el águila son inmundos (Lv. 11:3-8, 13-19). Después de ser redimidos todos ellos, llegaron a ser limpios (Hch. 10:11-16). Entre ellos, el becerro y el hombre son mansos y dóciles, pero el león y el águila son salvajes y feroces. Mediante la redención, todos ellos pueden morar juntos (Is. 11:6-9). La redención que Cristo efectuó no sólo se aplica al hombre, sino también a “todas las cosas” (Col. 1:20), porque El murió por “todas las cosas” (He. 2:9).

V. LA ADORACION DE DIOS

En Apocalipsis 4:8-11 vemos la adoración de Dios. Aquí todavía no tenemos la adoración del Cordero, puesto que éste no se menciona sino hasta el capítulo siguiente. Este capítulo solamente presenta la escena a la cual Cristo ascendió. La adoración de Dios aquí es ofrecida por los cuatro seres vivientes, quienes representan a todos los seres vivos (vs. 8-9), y por los veinticuatro ancianos que representan a los ángeles (vs. 10-11). En esta escena todos los seres creados adoran a Dios. En el versículo 8 los seres vivientes dicen: “Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir”. El hecho de que se diga santo tres veces, tal como en Isaías 6:3, implica que Dios es triuno. También el uso de tres tiempos verbales al hablar de la existencia de Dios también implica que Dios es triuno. Las alabanzas de los cuatro seres vivientes (v. 9) y las de los veinticuatro ancianos (v. 11) se componen de tres elementos, lo cual implica que tanto los seres vivientes como los ancianos alaban al Dios Triuno. Los primeros dos elementos, la gloria y la honra, se

Page 164: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

repiten en ambos casos, pero el último elemento es diferente. En las alabanzas de los cuatro seres vivientes, la última es la acción de gracias porque ellos fueron redimidos y están agradecidos por la redención realizada por la gracia de Dios; en cambio, en las alabanzas de los veinticuatro ancianos la última es el poder porque, como gobernantes del universo y no como criaturas que hayan sido redimidas, aprecian el poder de Dios, con el cual gobiernan.

En el versículo 11 los veinticuatro ancianos dicen: “Digno eres Tú, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y la honra y el poder; porque Tú creaste todas las cosas, y por Tu voluntad existen y fueron creadas”. Dios es un Dios determinado, y Su voluntad concuerda con Su deseo. El creó todas las cosas según Su voluntad para así cumplir y llevar a cabo Su propósito. Este libro, el cual da a conocer la administración universal de Dios, nos muestra Su propósito. Por tanto, en la alabanza que los veinticuatro ancianos rinden a Dios por Su obra creadora, vemos que la creación está relacionada con la voluntad de Dios.

Los veinticuatro ancianos angélicos, por ser quienes llevan a cabo la administración de Dios en el universo, expresan en sus alabanzas la voluntad de Dios manifestada en la creación. El hombre puede apreciar fácilmente la creación, pero le es difícil conocer la voluntad de Dios, el propósito por el cual lo creó todo. Las alabanzas de los ancianos angélicos son una introducción al contenido de este libro, el cual revela la voluntad de Dios y Su propósito al crear cuanto existe: tener una morada eterna para Su satisfacción y expresión. Esta es la santa ciudad, la Nueva Jerusalén. En la Nueva Jerusalén, la voluntad de Dios al crear todo lo que existe será completamente revelada y cumplida. Dios quedará completamente satisfecho y se expresará enteramente en la Nueva Jerusalén y por medio de ella. Esta es la intención que Dios tenía al crear el universo, y ésta es la meta del libro de Apocalipsis. La alabanza de los ancianos angélicos nos indica esto, y Apocalipsis se desarrolla en esta dirección. Por último nos conduce a la máxima consumación de la voluntad de Dios, por la cual creó todas las cosas.

Page 165: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DIECIOCHO

EL LEON-CORDERO ES DIGNO

En el capítulo cuatro vemos lo que ocurre en el cielo después de la ascensión de Cristo. El trono de Dios es el centro de la escena del capítulo cuatro. Dios está sentado en el trono, preparado para ejercer Su administración universal a fin de cumplir Su propósito eterno. En el capítulo cinco vemos la misma escena, es decir, lo que ocurre después de la ascensión de Cristo. Como veremos en este mensaje, el centro de esta escena es el León-Cordero, quien es digno.

I. LA ADMINISTRACION DE DIOS ESTA SELLADA

En Apocalipsis 5:1 dice: “Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos”. La administración de Dios es un secreto, un misterio. A lo largo de los siglos, muchos hombres sabios han procurado con ahínco descubrir cuál es la clave del universo. Debido a que no tenían la revelación no lo lograron. En el Apocalipsis, el último libro de la Biblia, se nos revela la economía de Dios.

En 5:1 vemos que el que está sentado en el trono tiene un libro en Su mano, el cual está sellado con siete sellos. Estos siete sellos constituyen el contenido de dicho libro y también del libro de Apocalipsis, puesto que éste es la apertura, la revelación, de los siete sellos. El libro debe de ser el nuevo pacto, el gran título de propiedad puesto en vigencia por la sangre del Cordero. El Nuevo Testamento es un libro donde vemos la redención de la iglesia, de Israel, del mundo y del universo. El libro de Apocalipsis es una crónica de la intención que Dios tiene para con la iglesia, para con Israel, para con el mundo y para con el universo. Cuando Cristo murió en la cruz, El gustó la muerte no sólo por el hombre, sino también por todas las cosas (He. 2:9). Aquí vemos cuán escondida está la administración de Dios en el universo. Aunque el Nuevo Testamento fue puesto en vigencia con la muerte de Cristo, ha sido un misterio para la humanidad. El secreto del universo y también el contenido del libro de Apocalipsis es el nuevo pacto. Cuando leemos el Apocalipsis, debemos darnos cuenta de que en visión tras visión entendemos lo que está incluido en este nuevo pacto, es decir, el contenido de este libro secreto y sellado.

Ahora, después de la ascensión de Cristo, no deben quedar secretos, pues ya han sido revelados por la muerte, la resurrección y la ascensión de Cristo. Antes de Su muerte había un misterio que ningún hombre conocía. Pero por Su muerte, resurrección y ascensión, El cumplió todo lo que Dios exigía. De modo que, como veremos, El reveló el misterio y se lo manifestó a Juan y le mandó que lo

Page 166: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

escribiera. Por consiguiente, el libro que está en la mano de Dios es el secreto abierto. Ya no es un secreto, sino un misterio revelado. Ahora, cuando leemos el libro de Apocalipsis, leemos el contenido del libro cuyos sellos abrió el Cristo ascendido. Esto es un asunto importante, y pocos cristianos están conscientes de ello. Los cristianos en su gran mayoría tienen el libro de Apocalipsis, pero pocos tienen el libro cuyos sellos han sido abiertos, porque ellos no saben que el Apocalipsis es el libro de los sellos desatados.

II. NADIE FUE HALLADO DIGNO

En Apocalipsis 5:2-4 vemos que nadie en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra fue digno de abrir el libro ni de mirar su contenido. Cuando Juan vio el libro, éste todavía estaba sellado. Si nosotros hubiéramos estado allí, también habríamos tenido el deseo de ver su contenido. Pero Juan lloraba mucho, “porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de mirarlo”. Si en verdad no se hubiese hallado a nadie digno de abrir el libro en todo el universo, ciertamente nosotros también lloraríamos, porque el universo entero sería vanidad, sin nadie calificado para revelar su secreto. Si Cristo no existiera, el universo entero tendría que llorar. Pero Cristo existe; no tenemos que llorar.

III. EL LEON-CORDERO ES DIGNO

A. El León de la tribu de Judá

Mientras Juan lloraba, uno de los ancianos le dijo: “No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos”. Este pasaje se refiere a Génesis 49:8-9, donde el león simboliza a Cristo, presentándolo como un poderoso guerrero que se opone al enemigo. Ya indicamos que casi todo el contenido del libro de Apocalipsis es el cumplimiento de lo que se menciona en el Antiguo Testamento. Cristo es el León guerrero, victorioso y vencedor. El ganó la batalla. Por consiguiente, Su victoria lo califica para abrir el libro y sus siete sellos.

El ángel le había presentado a Juan el León de la tribu de Judá; sin embargo, en el versículo 6 dice: “Y vi en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, un Cordero en pie, como recién inmolado”. El ángel presentó a Cristo como el León, pero Juan lo vio como el Cordero. Como León, Cristo pelea contra el enemigo; como Cordero, El nos redime. El peleó para redimirnos; El ganó la batalla sobre el enemigo, y efectuó la redención. Para el enemigo El es un León, mas para nosotros El es un Cordero. Aunque los ángeles no necesitan redención, sí necesitan que alguien derrote al enemigo de Dios, debido a que uno de ellos se convirtió en enemigo de Dios. De manera que los ángeles saben que es menester que alguien derrote a este rebelde. Para los ángeles, Cristo fue el León que derrotó al enemigo rebelde, pero para nosotros,

Page 167: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

incluyendo al apóstol Juan, Cristo es el Cordero que nos redimió. Nosotros necesitamos la redención de Cristo. Como dijimos antes, en el universo hay dos problemas principales: Satanás y el pecado. Como León, Cristo derrotó y destruyó a Satanás, y como Cordero, quitó nuestro pecado. El ganó la victoria y realizó la redención. Ahora El es el León-Cordero.

El versículo 6 nos revela que el Cordero está de pie en medio del trono. En lo relativo a la redención, Cristo se sentó a la diestra de Dios en el cielo después de haber ascendido (He. 1:3; 10:12), mientras que en lo tocante a la administración de Dios, El continúa de pie en Su ascensión.

B. La raíz de David

En el versículo 5 Cristo es llamado “la Raíz de David”. Este título (El es también la raíz de Isaí, el padre de David, Is. 11:1) significa que Cristo es el origen de David. Por consiguiente, David, Su antecesor, le llamó “Señor” (Mt. 22:42-45). El es la raíz de David. En nuestro concepto, Cristo proviene del linaje de David y, por ende, es descendiente de éste. Pero aquí dice que Cristo es la raíz de David, lo cual significa que David proviene de Cristo. La Biblia también dice que Cristo es el Renuevo de David (Jer. 23:5). Por consiguiente, El es tanto la raíz como el renuevo. En Isaías 11:1, 10 vemos que Cristo también es la raíz y el renuevo de Isaí.

Ya vimos que Cristo es un descendiente y también la raíz de David. A los ojos de Dios, David fue la única persona que peleó la batalla y obtuvo autoridad, o sea que peleó la batalla por Dios y obtuvo Su completa autoridad. Cristo, el León-Cordero, es la raíz de esta persona, lo cual indica que El es mayor que David. Es por esto que tiene la llave de David (3:7). Todo lo que David era, lo que obtuvo y lo que hizo, provenía de esta raíz. Así que, Cristo, por ser la raíz de David, es más poderoso y tiene una mayor victoria que David, y más de la autoridad divina.

C. El Cordero inmolado

En el versículo 6 Juan dice que él vio “un Cordero en pie, como recién inmolado”. Según el griego, la expresión “como recién inmolado” indica que el Cordero recién había sido inmolado y también que la escena de los cielos narrada en este capítulo ocurrió inmediatamente después de Su ascensión a los cielos.

D. Ha vencido

Como León de la tribu de Judá, Cristo venció a Satanás, el enemigo de Dios. Al hacer esto, resolvió tal problema y eliminó los obstáculos que impedían el

Page 168: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

cumplimiento del propósito de Dios. Por lo tanto, El es digno de abrir el libro de la economía de Dios.

E. Digno de abrir el libro y sus siete sellos

Es menester que alguien que pueda resolver todos los problemas de Dios lleve a cabo Su propósito. Los problemas que Dios tenía eran la rebelión de Satanás y la caída del hombre. Como León, Cristo derrotó al rebelde Satanás, el enemigo de Dios, y como Cordero, quitó el pecado del hombre caído. Ya que El resolvió esos dos problemas, es digno de abrir el libro de la economía de Dios.

F. Tiene siete cuernos

En el versículo 6 Juan dice que el Cordero tiene siete cuernos. Los cuernos representan fuerza para pelear (Dt. 33:17). Cristo es el Cordero redentor; sin embargo, tiene cuernos para pelear. El es el Redentor guerrero. Su capacidad para pelear es completa en el mover de Dios, como lo representa el número siete.

G. Tiene siete ojos

El versículo 6 también dice que el Cordero tiene “siete ojos, los cuales son los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra”. Los ojos del Cordero observan y escudriñan. Cristo como Cordero redentor tiene siete ojos que observan y escudriñan para ejecutar el juicio de Dios sobre el universo a fin de cumplir Su propósito eterno, el cual tendrá su consumación en la edificación de la Nueva Jerusalén. Por lo tanto, Zacarías 3:9 dice en profecía que Cristo es una piedra, la piedra cimera (Zac. 4:7) con siete ojos para el edificio de Dios. Estos siete Espíritus son los siete Espíritus de Dios enviados a recorrer toda la tierra (Zac. 4:10).

El Evangelio de Juan dice que Cristo es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Jn. 1:29). Pero en Apocalipsis 5 Juan ve que el Cordero tiene siete ojos. Aunque Juan vio al Cordero que había sido inmolado, no vio la sangre derramada. El vio siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios. Sin duda alguna, la función de estos siete ojos no es redimir. En el Evangelio de Juan el Cordero derramó Su sangre, y de Su costado brotó agua. Pero en Apocalipsis, el Cordero tiene siete ojos flameantes que resplandecen y llegan a las personas para tocarlas. Literalmente, esto implica juicio, pero en realidad produce edificación. Ustedes podrían preguntarse en qué me baso para afirmar que los siete ojos escudriñadores y resplandecientes producen el edificio de Dios. La Biblia nos dice claramente que estos siete ojos son las siete lámparas (Zac. 3:9; 4:2, 10). Las siete lámparas se mencionan por primera vez en Éxodo 25. Allí, las

Page 169: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

lámparas ni escudriñan ni juzgan, sino que son útiles en la construcción del edificio de Dios. Las siete lámparas mencionadas en esa ocasión se emplean en la edificación del tabernáculo, la morada terrenal de Dios con el hombre. Aparentemente, los siete ojos flameantes del Cordero escudriñan y juzgan. Sin embargo, este escrutinio y este juicio son un procedimiento necesario para llegar a la meta, la edificación. Al final el libro de Apocalipsis no trata solamente del juicio, sino de la edificación. La mayoría de los estudios sobre el Apocalipsis dicen que es un libro de juicio. Pero dicho juicio es un procedimiento, el cual tendrá su consumación en la Nueva Jerusalén. ¿Qué surge después de la ejecución del juicio? La Nueva Jerusalén. Ella es el resultado del juicio de Dios realizado por los siete ojos.

Como indicamos anteriormente, los ojos de una persona no se pueden separar de ella, debido a que la expresión de la persona está en los ojos. Nuestro ser interior se expresa principalmente por los ojos. De igual manera, los siete Espíritus son los siete ojos de Cristo por los cuales El se expresa. Si alguien dice que el Espíritu está separado de Cristo, entonces carece de conocimiento y es corto de vista. ¿Cómo puede decir alguien que sus ojos están separados de él? ¡Esto es absurdo! ¿No son los siete Espíritus el Espíritu Santo, y no son los siete Espíritus los ojos de Cristo? Entonces, ¿cómo podría decirse que el Espíritu Santo, el cual es los siete Espíritus, está separado de Cristo? El Hijo es la corporificación del Padre, y el Espíritu es la expresión del Hijo. Los siete ojos de Cristo, los siete Espíritus de Dios, son la expresión de Cristo y traen el juicio cuando Dios actúa y edifica. En la actualidad, los ojos flameantes de Cristo nos iluminan, nos escudriñan, nos refinan y nos juzgan, no para condenarnos, sino para purgarnos, transformarnos, y conformarnos a Su imagen a fin de construir el edificio de Dios. El juicio de Dios es motivado por el amor. El viene a escudriñar, alumbrar, juzgar, refinar y purificar la iglesia, con el fin de transformarla en piedras preciosas, debido a que la ama. Finalmente este libro tiene su consumación en la Nueva Jerusalén, la cual es construida con materiales preciosos. ¿De dónde proceden estos materiales preciosos? De los siete ojos de Cristo, del Espíritu que transforma y vivifica.

En el libro de Apocalipsis, el Espíritu no es llamado el Espíritu vivificante ni el Espíritu transformador, sino los siete Espíritus que son las siete lámparas que arden, escudriñan y juzgan. Para la iglesia degradada, el Espíritu vivificante debe ser el Espíritu cuyo fuego es intensificado siete veces. Hoy, el Espíritu vivificante debe ser el Espíritu flameante, y el Espíritu transformador debe ser el Espíritu que escudriña y juzga. Ninguno puede ser transformado en una piedra preciosa sin ser escudriñado por El. El Señor nos escudriña a todos. No estamos interesados en fomentar doctrinas o enseñanzas; nuestro interés es permanecer bajo el resplandor de la Palabra pura y bajo el escrutinio de los siete Espíritus.

Page 170: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Todos necesitamos ser escudriñados, purificados y refinados. Si lo somos, jamás volveremos a ser los mismos.

En Éxodo 25 las siete lámparas son empleadas en la edificación de la casa de Dios en la tierra, y en Zacarías 3, los siete ojos son los siete ojos de la piedra. En Apocalipsis tenemos al León-Cordero, y en Zacarías tenemos la piedra. Debido a que en Apocalipsis los siete ojos están en el Cordero y en Zacarías están en la piedra, podemos decir que el Cordero es el Cordero-piedra. El Cordero-piedra edifica la morada de Dios. Cristo, el Cordero de Dios, es la piedra de edificación que tiene los siete ojos, lo cual demuestra que los siete ojos de Cristo producen el edificio de Dios. En el recobro del Señor todos estamos bajo el escrutinio, el juicio y la purificación del Espíritu de Cristo. Y hoy el Espíritu de Cristo es el Espíritu cuyo fuego es siete veces más intenso. El es el Espíritu transformador y vivificante; sin embargo, para la iglesia degradada El es el Espíritu que arde siete veces más. No sólo proclamamos al Cordero que se menciona en Juan 1, sino que también ministramos el Cordero de Apocalipsis 5. Ministramos este Cordero como la piedra de edificación que tiene los siete Espíritus. Nuestro Salvador tiene los siete Espíritus para extenderse, expresarse e infundirse en todos Sus miembros, a fin de transformarlos en materiales preciosos para el edificio de Dios.

IV. LA ALABANZA Y LA ADORACION QUE LOS CUATRO SERES VIVIENTES

Y LOS VEINTICUATRO ANCIANOS TRIBUTAN AL CORDERO

A. Tienen arpas y copas de oro llenas de incienso

En los versículos del 8 al 10 vemos la adoración y la alabanza que los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos tributan al Cordero. Los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos tienen arpas y copas de oro llenas de incienso. En el versículo 8, la expresión “las cuales” se refiere a las copas, y no al incienso. Las copas son “las oraciones de los santos”, las cuales los ancianos angélicos traen a Dios (cfr. 8:3-4), mientras que el incienso es Cristo añadido a las oraciones de los santos. Puesto que estos adoradores tienen las copas, queda implícito que ellos, como sacerdotes, ministran a Dios, ofreciéndole las oraciones de los santos. Esto revela que los veinticuatro ancianos son los sacerdotes ahora, antes de que los cristianos sean sacerdotes en el reino milenario. Al final nosotros los remplazaremos a ellos. Esto se demuestra en 4:10, donde se nos dice que los veinticuatro ancianos “echarán sus coronas delante del trono”, lo cual indica que renuncian a su posición. Cuando los redimidos hayan sido perfeccionados y glorificados y sean los reyes y sacerdotes permanentes, los sacerdotes temporales, que son los ancianos entre los ángeles,

Page 171: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

renunciarán. En el milenio, los santos vencedores serán los reyes y sacerdotes apropiados y perfeccionados que servirán a Dios. Cuando esto ocurra, los sacerdotes y regidores temporales renunciarán. No obstante, en el capítulo cinco de Apocalipsis continúan en su oficio sacerdotal ofreciendo a Dios las oraciones de los santos con Cristo como el incienso.

B. Entonan un cántico nuevo en alabanza al Cordero

En los versículos del 9 al 10 vemos a los ancianos cantar un nuevo cántico de alabanza al Cordero. El versículo 9 dice: “Y cantan un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre compraste para Dios hombres de toda tribu y lengua y pueblo y nación”. Este cántico es nuevo porque el Cordero al cual se ofrece acaba de ser inmolado. Esta nueva canción alaba al Cordero por ser digno. Como vimos anteriormente, en todo el universo nadie es digno de abrir el misterio de la economía de Dios, excepto Cristo, el León vencedor y el Cordero redentor. Como León vencedor, derrotó a Satanás, enemigo de Dios, y como Cordero redentor, quitó nuestro pecado. El es el único que está calificado para revelar el misterio de la economía de Dios y llevarla a cabo.

Los veinticuatro ancianos cantan, refiriéndose a los que fueron comprados para Dios con la sangre del Cordero: “Y de ellos has hecho para nuestro Dios un reino y sacerdotes, y reinarán sobre la tierra”. La palabra “ellos” en este versículo, demuestra que los ancianos que alaban, no son ancianos de la iglesia, sino de los ángeles. El reino denota regir y ejercer la autoridad de Dios, y los sacerdotes denotan el oficio sacerdotal que cumple el ministerio divino.

V. LA ALABANZA UNIVERSAL OFRECIDA A DIOS Y AL CORDERO

En los versículos del 11 al 14 vemos la alabanza universal que los ángeles ofrecen a Dios y al Cordero bajo el liderazgo de los veinticuatro ancianos (vs. 11-12) y la alabanza que todas las criaturas rinden bajo el liderazgo de los cuatro seres vivientes (vs. 13-14). Los muchos ángeles, representados por los veinticuatro ancianos, tributan al Cordero la alabanza angélica. Todas las criaturas, representadas por los cuatro seres vivientes, siguen a éstos en su alabanza universal, la alabanza universal de todos los seres creados que no son ángeles.

Dios en Su economía y con Su redención obtiene Su morada eterna, la Nueva Jerusalén. Cristo, el Ungido de Dios, es el León, el Cordero y la piedra. El destruyó al enemigo, nos redimió y vino a ser la piedra. En Mateo 21:42 el Señor dijo a los fariseos, los cuales se oponían a Él: “¿Nunca leísteis en las Escrituras: ‘La piedra que rechazaron los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo? El

Page 172: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos’” Aquí el Señor indica que en Su redención El llegaría a ser la piedra de ángulo. Este mismo pensamiento se halla en Hechos 4:11-12. En Hechos 4:12 dice que “no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. El versículo previo revela que este nombre es el nombre de Cristo, la piedra angular, pues dice: “Este Jesús es la piedra menospreciada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo”. De modo que el nombre de la piedra angular es el nombre por el cual somos salvos. ¿Para qué somos salvos, para ir al cielo? No, somos salvos para ser constituidos piedras del edificio de Dios. Lo expresado en Apocalipsis es que Cristo es el León que derrota y destruye al enemigo, el Cordero que nos redime, y la piedra necesaria para la edificación de la morada eterna de Dios. ¿De qué manera edifica Cristo la habitación de Dios? Por medio de los siete Espíritus, los cuales son los siete ojos que queman, iluminan, escudriñan, juzgan e infunden algo. Mediante los siete Espíritus, El nos transforma en las piedras preciosas que constituirán la Nueva Jerusalén.

Page 173: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE DIECINUEVE

LA HISTORIA DEL MUNDO DESDE LA ASCENSION DE CRISTO

HASTA EL FINAL DE ESTA ERA: DESDE EL PRIMER SELLO HASTA EL CUARTO

En este mensaje llegamos a los primeros cuatro sellos, que son los cuatro caballos con sus cuatro jinetes (6:1-8).

I. EL CORDERO REVELA EL SECRETO DE LA ADMINISTRACION DE DIOS

En Apocalipsis 6:1 dice: “Vi cuando el Cordero abrió uno de los siete sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven”. Los siete sellos fueron abiertos por el Cordero inmediatamente después de que ascendió a los cielos. Mediante Su encarnación, crucifixión y resurrección, Cristo fue completamente calificado en Su ascensión para abrir el misterio de la economía de Dios, la cual está contenida en los siete sellos. Debido a que la economía de Dios con respecto a los seres vivos está contenida en los siete sellos, los cuatro seres vivientes tienen interés en anunciar, respectivamente, la apertura de los primeros cuatro sellos.

II. LA CARRERA DE LOS CUATRO CABALLOS CONSTITUYE LA HISTORIA DEL MUNDO

Los primeros cuatro sellos comprenden cuatro caballos con sus jinetes en una carrera. Los cuatro jinetes no son literalmente personas, sino personificaciones. Es evidente que el jinete del segundo caballo, el caballo bermejo, es la guerra (v. 4); el jinete del tercer caballo, el caballo negro, es el hambre (v. 5); y el jinete del cuarto caballo, el caballo amarillento, es la muerte (v. 8). Según los hechos históricos, el jinete del primer caballo, el caballo blanco, debe de ser el evangelio, y no Cristo ni el anticristo, como algunos interpretan. Inmediatamente después de la ascensión de Cristo, estas cuatro cosas —el evangelio, la guerra, el hambre y la muerte— empezaron a correr como jinetes en cuatro caballos, y continuarán corriendo hasta que Cristo regrese. A partir del siglo primero, el evangelio se ha propagado a lo largo de estos veinte siglos. Simultáneamente, la guerra entre los seres humanos ha proseguido. La guerra siempre ha causado hambre, y el hambre produce muerte. Todo esto continuará hasta el fin de esta era.

Page 174: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

A. El jinete del caballo blanco

El jinete del caballo blanco es la predicación del evangelio. El color blanco simboliza la limpieza, la pureza, la justicia y la aprobación. Este caballo representa la predicación del evangelio, la cual es limpia, pura, justa y aprobada ante Dios y ante el hombre.

Algunos han dicho que el que monta el caballo blanco es Cristo, y otros, que se refiere al anticristo. Después de mucho estudio, hemos hallado que ninguno de esos conceptos es correcto. Al interpretar la Biblia debemos seguir ciertos principios. El principio aquí es que los jinetes que montan los cuatro caballos no son personas sino cosas personificadas. El jinete del segundo caballo es la guerra, el jinete del tercer caballo es el hambre, y el jinete del cuarto es la muerte. Ninguno de ellos es una persona; todos ellos son personificaciones. Según esto, el jinete del primer caballo también debe de ser la personificación de algo. Así que el jinete no es ni Cristo ni el anticristo. Según el principio establecido, este jinete también debe de ser una personificación. Después de estudiarlo detenidamente, hemos hallado que este jinete tiene que ser la predicación del evangelio.

1. Tiene un arco sin flecha, lo cual indica que ya se peleó la batalla

El versículo 2 dice: “Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió conquistando, y para conquistar”. El arco se usa con la flecha como un instrumento bélico, pero aquí se menciona un arco sin flecha. Esto indica que la flecha ya ha sido lanzada para destruir al enemigo y que la victoria ha sido ganada para establecer el evangelio de la paz. La lucha ha terminado, y el evangelio de la paz es proclamado de una manera pacífica. En la cruz fue lanzada la flecha al corazón del enemigo; allí la batalla se peleó, y se obtuvo la victoria. Por consiguiente, un arco sin flecha es una declaración de que la guerra ha terminado y que la victoria ha sido ganada.

2. Recibe una corona, que representa la gloria del evangelio

El versículo 2 también dice que “le fue dada una corona”. Una corona es un símbolo de gloria. El evangelio ha sido coronado con “la gloria de Cristo” (2 Co. 4:4), y se le llama el evangelio de la gloria de Cristo. El evangelio que predicamos es el evangelio coronado con la gloria de Cristo. No solamente predicamos el evangelio de gracia, sino también el evangelio de gloria.

también dice que el jinete del caballo blanco “salió conquistando, y para conquistar”. Durante los siglos, dondequiera que el evangelio ha sido

Page 175: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

proclamado, ha conquistado y vencido toda oposición y todo ataque, y actualmente sigue venciendo. No se nos dice que los jinetes del segundo, tercero y cuarto caballos hayan salido para conquistar. Solamente el jinete del primer caballo, la predicación del evangelio, ha estado conquistando continuamente. A dondequiera que la predicación del evangelio va, ahí hay victoria.

B. El jinete del caballo bermejo

Los versículos 3 y 4 dicen: “Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven. Y miré, y he aquí salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dada potestad para quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada”. Aquí el color bermejo simboliza derramamiento de sangre. Por consiguiente, El caballo bermejo simboliza el furor de la guerra, la cual sólo consiste en derramar sangre. Las expresiones “quitar de la tierra la paz”, “que se matasen unos a otros” y “se le dio una gran espada” claramente indican guerra. Desde la ascensión de Cristo, la predicación del evangelio ha precedido a la guerra.

C. El jinete del caballo negro

Los versículos 5 y 6 dicen: “Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí como una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Una medida de trigo por un denario, y tres medidas de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”. Aquí el color negro, símbolo de escasez (Jer. 14:1-4), representa el color del semblante de gente desnutrida (Lm. 4:8-9; 5:9-10). El caballo negro simboliza la propagación del hambre, la cual le da a la gente un semblante sombrío. Una balanza se usa para pesar cosas preciosas. Sin embargo, aquí es usada para pesar alimentos, como vemos en el versículo 6, lo cual deja ver que la comida escaseará (Lv. 26:26; Ez. 4:16). El aceite y el vino traen placer al hombre (Sal. 104:15). Ambos son escasos y llegan a ser de gran precio en tiempos de hambre. Durante tiempos de hambre, el aceite y el vino no deben ser dañados sino preservados. El hambre siempre es consecuencia de la guerra, puesto que la guerra trae escasez de alimentos. Si hubiera otra guerra en la actualidad, el mundo sufriría escasez de alimentos.

D. El jinete del caballo amarillento

Los versículos 7 y 8 dicen: “Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven. Miré, y he aquí un caballo amarillento, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y les fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”. El jinete del cuarto caballo es

Page 176: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

identificado claramente como la muerte. La palabra traducida amarillento, podría traducirse verde amarillento, que denota la apariencia de los que sufren una plaga. El caballo amarillento simboliza el daño causado por la muerte, la cual produce una apariencia pálida. El Hades es un lugar que está debajo de la tierra, donde las almas de los incrédulos muertos son guardadas antes de que sean resucitados para comparecer en el juicio del gran trono blanco (20:11-15). Después de ese juicio, los incrédulos serán arrojados al lago de fuego por la eternidad. El Hades puede compararse con una cárcel temporal, y el lago de fuego con una prisión permanente. Aquí el Hades sigue a la muerte para recibir a los que ésta mata. Ser muerto por las fieras, como se menciona en el versículo 8, es un juicio de Dios (2 R. 2:24; 17:25; Nm. 21:6; Ex. 23:28; Jos. 24:12).

En estos cuatro sellos vemos la predicación del evangelio, la guerra, el hambre y la muerte. En estos veinte siglos estas cuatro cosas han marcado la historia de la humanidad. Todo lo demás que ha sucedido durante este tiempo puede incluirse en estas cuatro cosas. La predicación del evangelio comenzó inmediatamente después de que Cristo ascendió a los cielos. El caballo blanco comenzó a correr la carrera, y el jinete de este caballo fue el evangelio de la gloria de Cristo. En el año 70 d. de C. Tito, un príncipe romano, y su ejército destruyeron Jerusalén. Desde entonces y a través de los siglos ha habido una guerra tras otra. Como consecuencia de la guerra, ha habido hambre, y ésta trae enfermedades y muerte. Por consiguiente, en estos dos mil años de historia, no ha habido otra cosa aparte de la predicación del evangelio, la guerra, el hambre y la muerte. Esta es la manera de estudiar la historia del mundo.

El Apocalipsis, escrito a fines del siglo primero, es una profecía de las cosas venideras. Si el jinete del caballo blanco fuera Cristo o el anticristo, como afirman algunos, entonces los cuatro sellos se referirían al futuro. Si tal fuera el caso, no habría una profecía que abarcase estos últimos veinte siglos. Esto dejaría implícito que la profecía de este libro no es completa, porque no presentaría nada de la historia de los últimos dos mil años, esto es, desde el siglo primero hasta la aparición del anticristo o hasta la venida de Cristo. En principio, no debería de haber un vacío tan grande en la profecía de este libro. Por lo tanto, basándonos en este principio, estos cuatro sellos deben de referirse a la historia del mundo desde la ascensión de Cristo hasta el final de esta era.

No debemos fijar nuestra atención en simples doctrinas; debemos ocuparnos de la historia y de la experiencia. La experiencia constituye la historia. Debemos aplicar la profecía a la historia. Si hacemos esto, comprenderemos que desde la ascensión de Cristo ha habido una carrera de cuatro caballos, que son la predicación del evangelio, la guerra, el hambre y la muerte. Hoy el mundo entero se está preparando para la guerra. Hasta los diplomáticos de las Naciones Unidas se están preparando para la guerra. Mientras ellos pelean unos

Page 177: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

con otros, nosotros predicamos el evangelio, porque el caballo que va en primer lugar lleva consigo el evangelio. Por ejemplo, en estos dos siglos no fue la guerra lo primero que llegó a China, sino el evangelio. Después de la predicación del evangelio llegaron la guerra, el hambre y la muerte. Este ha sido el curso de la historia del mundo en estos veinte siglos.

Cristo desató estos cuatro sellos, y la carrera de los cuatro caballos fue revelada. No trate de entender la profecía bíblica usando sólo su intelecto. Debemos tener en cuenta la experiencia. Para entender las profecías de la Biblia, debemos ocuparnos de la historia porque las profecías son predicciones de cosas venideras. ¿Qué ha venido ocurriendo durante los últimos veinte siglos? Cuatro cosas, a saber: la predicación del evangelio, la guerra, el hambre y la muerte.

Después de encarnarse Cristo, consumó la redención mediante la crucifixión, entró en resurrección, y luego ascendió a los cielos. Ninguna historia humana nos presenta una crónica semejante. Pero esto en realidad ocurrió en la historia del mundo. Al estudiar la historia, descubrí que la historia universal que me enseñaron carecía de un relato histórico importante; no narraba la encarnación, la crucifixión, la resurrección ni la ascensión de Cristo. Si quitáramos estos cuatro eventos de la historia del mundo, ¿qué clase de mundo tendríamos? En los anales de la historia escrita por Dios, estos cuatro eventos son cruciales. Después de la ascensión de Cristo, cambió el curso entero de la historia del mundo. Cuando Cristo abrió la economía de Dios, escribió la historia de la humanidad, que se ha desarrollado durante los últimos veinte siglos.

En la Palabra pura vemos la verdadera historia de la humanidad. Este relato de la humanidad que consta en la Palabra lleva a cabo la economía de Dios. Después de la ascensión de Cristo y antes de Su regreso vemos una parte de la historia del mundo. Esta historia se resume en una carrera de cuatro caballos. Como ya vimos, el jinete del primer caballo es la predicación del evangelio. La economía de Dios se centra únicamente en la predicación del evangelio, la cual cumple el eterno propósito de Dios. ¿Dónde se origina la predicación del evangelio? Viene de la encarnación, la crucifixión, la resurrección y la ascensión de Cristo. Estas cuatro cosas dieron origen al evangelio. La historia de estos veinte siglos ha girado en torno a la predicación del evangelio. Esto procede de la sabiduría de Dios. La predicación del evangelio toma la delantera en la carrera de los cuatro caballos. ¿Cuál es el objetivo de nuestra generación? La predicación del evangelio. La predicación del evangelio tiene como fin llevar a cabo la economía de Dios. ¿Cómo puede producirse la iglesia? Solamente por la predicación del evangelio. ¿Cómo puede llegar a ser realidad la Nueva Jerusalén? Solamente por medio de la predicación del evangelio.

Page 178: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Tres cosas negativas —la guerra, el hambre y la muerte— ayudan al avance de la predicación del evangelio. Un corredor solo no corre tan rápido en una carrera como cuando corre con otros. La guerra, el hambre y la muerte son cosas terribles, pero apresuran la predicación del evangelio. En China en tiempos pasados, era difícil abrir la puerta para el evangelio. ¿Sabe usted qué abrió la puerta? La guerra. Tanto la guerra civil como la guerra internacional, iniciada cuando los japoneses invadieron a China, abrieron la puerta. Durante la última guerra entre China y Japón, millares de chinos fueron salvos. Además de esto, por causa de la guerra civil que hubo en la década de 1940, muchos chinos salieron de la China continental y fueron a Taiwán, y millares entre ellos fueron salvos. Si ellos se hubieran quedado en la China continental, nunca habrían creído en el Señor Jesucristo. Pero habiendo sido obligados a emigrar a la isla de Taiwán, en los años de 1949 y 1950, miles de personas llegaron a la iglesia buscando la salvación. Durante esos años, predicábamos el evangelio en los parques los domingos por la tarde. Cada domingo unas tres mil personas oían la predicación del evangelio. Muchos de ellos fueron salvos, y algunos llegaron a ser los ancianos y los diáconos en las iglesias de Taiwán, y los colaboradores en la obra del Señor. La guerra los condujo al evangelio. Por consiguiente, la guerra fue y continúa siendo una buena ayuda para la predicación del evangelio.

Dios en Su sabiduría hace de esta era, que va desde la ascensión de Cristo hasta Su regreso, una era de predicación del evangelio. En la actualidad, todo en la tierra sirve para la predicación del evangelio. Las fábricas, las imprentas, los aviones, la radio, la televisión, y hasta las armas nucleares fomentan la predicación del evangelio. Esta es la era de la predicación del evangelio. La historia del mundo desde la ascensión de Cristo es la historia de la predicación del evangelio. ¿Qué estamos haciendo hoy? Estamos predicando el evangelio. No predicamos un evangelio parcial, sino un evangelio completo, integral. ¿Se ha dado cuenta usted de que el evangelio completo incluye la vida de la iglesia, el reino y la Nueva Jerusalén? El evangelio completo lo abarca todo, desde Mateo hasta Apocalipsis. En el presente predicamos el evangelio completo, el evangelio que incluye la iglesia de hoy, el reino en la era venidera, y la Nueva Jerusalén en la eternidad. Cualquier cosa que pase hoy, incluyendo la oposición en contra de nosotros, promueve la predicación del evangelio. Este es el significado de la visión de los primeros cuatro sellos. No debemos ser como una rana en el fondo de un pozo estrecho, que tiene una visión del cielo bastante limitada. Al contrario, debemos tener una visión amplia para poder ver el significado de los primeros cuatro sellos. En vez de tener la visión de una rana en el fondo de un pozo, debemos tener la visión de un ave desde el aire. El jinete del primer caballo no es Cristo ni el anticristo; es la predicación del evangelio de la gloria de Cristo. Este es el factor crucial de esta edad, y los otros tres caballos ayudan al primer caballo a ganar la carrera. Nosotros no vamos con los últimos tres caballos, sino con el jinete del primer caballo. Tenemos un arco sin flecha,

Page 179: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

pues estamos predicando el evangelio de paz, un evangelio en el cual ya se obtuvo la victoria pacíficamente. ¡Aleluya! esta gloriosa predicación corre por toda la tierra. ¡Alabamos al Señor porque vamos en el primer caballo!

Page 180: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTE

EL CLAMOR DE LOS SANTOS MARTIRIZADOS Y LA RESPUESTA DE DIOS:

EL QUINTO Y EL SEXTO SELLOS

En este mensaje consideraremos el quinto y el sexto sellos. De acuerdo con el relato de Apocalipsis, los primeros cuatro sellos no son consecutivos, sino simultáneos. Empiezan a suceder casi al mismo tiempo y concluirán también al mismo tiempo. Es muy similar a una carrera de cuatro caballos, donde éstos comienzan y terminan casi al mismo tiempo. Los siete sellos pueden dividirse en dos grupos, uno de cuatro y otro de tres. Los primeros cuatro sellos no son consecutivos, mientras que los últimos tres sí lo son.

Como vimos, los primeros cuatro sellos presentan la era del Nuevo Testamento, en la cual se predica el evangelio. La predicación del evangelio, que se inició cuando Cristo ascendió, continuará hasta Su regreso. Las demás cosas principales, o sea, la guerra, el hambre y la muerte, en conjunto, fomentan la predicación del evangelio. Dios tiene un propósito único en esta era: la predicación del evangelio y la producción y edificación de la iglesia, que es el resultado de dicha predicación, lo cual cumple Su plan eterno. Todos necesitamos tener esta vista general. Los grandes hombres de la tierra carecen de esta vista panorámica. Ni los reyes ni los presidentes de las naciones saben lo que están haciendo, pero nosotros sí lo sabemos. Todo lo que estos gobernantes hacen promueve la predicación del evangelio. Esto muestra la soberanía de Dios.

El libro de Apocalipsis comienza con las iglesias locales, cuyo centro es Cristo, y termina en la Nueva Jerusalén, donde Cristo es la centralidad y la universalidad. Entre estos dos extremos del Apocalipsis, tenemos la era de la iglesia y el reino. En la era de la iglesia, la era del Nuevo Testamento, Dios lleva a cabo una sola cosa: El produce las iglesias mediante la predicación del evangelio completo. Los veintisiete libros del Nuevo Testamento constituyen el evangelio completo. El propósito de Dios no consiste simplemente en salvar un grupo de pecadores desventurados. Este concepto es demasiado pobre, y muchas personas filosóficas se rehúsan a aceptarlo. Ellos necesitan saber que la predicación del evangelio tiene un propósito más elevado y que está en el plano más alto: producir las iglesias para conformar la Nueva Jerusalén. Después de la era de la iglesia, vendrá la era del reino. En la era del reino Dios cumplirá lo que no haya sido completado y perfeccionado en la era de la iglesia. El propósito de Dios se completará después de la era del reino. Entonces entraremos en la eternidad, en

Page 181: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

el cielo nuevo y la tierra nueva, con la Nueva Jerusalén, compuesta de todos los redimidos. Esta es un vista panorámica del universo.

Como ya dijimos, en los cuatro sellos tenemos un panorama de lo que sucede entre la ascensión de Cristo y Su regreso. Cuatro cosas ocurren simultáneamente: la predicación del evangelio, la guerra, el hambre y muerte. El segundo caballo, el tercero y el cuarto apresuran la predicación del evangelio. Si no hubiera habido guerra, yo no estaría en este país. Anteriormente, ninguno de quienes estábamos en el recobro del Señor en China intentó venir al hemisferio occidental. Pensábamos que era probable que después que hubiéramos laborado hasta cierta medida en el recobro, el Señor usaría otras personas o medios, probablemente misioneros, o la traducción de libros, para llevar el recobro al mundo occidental. Pero repentinamente, en 1949, la China continental fue invadida. Como resultado, el recobro del Señor fue traído a este país. Habiendo sido enviado a Taiwán por la obra, estuve profundamente atribulado por la gran pérdida que sufrió el recobro del Señor en la China continental. Día y noche preguntaba al Señor: “¿Qué significa esto? ¿Por qué se ha perdido el trabajo?” Finalmente el soberano Señor trajo Su recobro a este país. Esto revela que en la mano soberana del Señor, hay una sola cosa en esta era: la predicación del evangelio completo, lo cual produce las iglesias locales a fin de edificar la morada eterna de Dios, la Nueva Jerusalén. Cuando tenemos la vista panorámica, podemos ir al libro de Apocalipsis y entenderlo adecuadamente y con exactitud.

I. EL CLAMOR DE LOS SANTOS MARTIRIZADOS: EL QUINTO SELLO

Los siete sellos están divididos, primero, en grupos de cuatro y tres, y, segundo, en grupos de seis y uno. El número cuatro representa a las criaturas, simbolizadas por los cuatro seres vivientes, y el número seis representa la creación, pues ésta fue terminada en seis días. El número tres representa al Dios Triuno, y el número uno representa al único Dios. Por consiguiente, tanto cuatro más tres como seis más uno indican que los siete sellos llevan a Dios, por medio de Su juicio, todo lo que El creó.

El quinto sello revela el martirio por el cual pasan muchos cristianos desde el primer siglo hasta finales de esta era. (Esto quizá incluya el martirio de los santos del Antiguo Testamento, Mt. 23:34-36.) Mientras la predicación del evangelio progresa, como lo indica el primer sello, los santos fieles siguen muriendo como mártires.

Page 182: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

A. El martirio

Durante la era de la predicación del evangelio, muchos santos han sido martirizados debido a la palabra de Dios y el testimonio de Jesús. Esteban, Pedro, y casi todos los demás apóstoles murieron como mártires. El apóstol Juan fue exiliado, y Pablo fue encarcelado y más tarde sentenciado a muerte. A través de los siglos, adondequiera que la predicación del evangelio se ha extendido, ha habido martirio. Millares de los que han sido fieles al testimonio del Señor han muerto como mártires. En cierto sentido, aun el hermano Nee murió así. Casi todos los colaboradores que eran mis contemporáneos durante los últimos veintiséis años fueron martirizados, pues fueron encarcelados y estuvieron en prisión hasta su muerte.

El martirio de los santos no se debe a que se hayan opuesto a algún precepto humano; se debe a la palabra del Señor y al testimonio de Jesús. La palabra de Dios es las buenas nuevas, el evangelio que ellos proclaman. El testimonio de Jesús es la vida que ellos expresan. La sociedad humana con su cultura está bajo la influencia de Satanás, como dice en 1 Juan 5:19: “El mundo entero yace en poder del maligno”. La predicación de la palabra del Señor y el testimonio de Jesús son contrarios al rumbo satánico del mundo. Ciertamente Satanás aborrece esto. Por lo tanto, cuando los santos predican la palabra en cualquier lugar y expresan en sus vidas el testimonio de Jesús, Satanás instiga a la gente a que los persiga, hasta darles muerte si es posible. Esta no es una guerra entre los hombres comunes y los santos, sino entre Satanás y Dios. Vendrá el tiempo cuando Dios vengará a Sus santos trayendo Su justo juicio sobre la tierra, la cual está bajo la maligna influencia de Satanás.

B. El clamor

En Apocalipsis 6:10, hablando de “las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían”, dice que “clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?” En 6:9 vemos que las almas están debajo del altar. Esto denota los sacrificios inmolados en el altar. Cuando un sacrificio era ofrecido en el altar, su sangre corría hasta caer debajo del altar. El alma de la carne está en la sangre (Lv. 17:11). Queda implícito en el hecho de que las almas de los mártires estén bajo el altar, que a los ojos de Dios todos ellos fueron ofrecidos a Él como sacrificios hechos en el altar y que la sangre, la vida, de ellos fue derramada allí. Ahora están debajo del altar. En tipo y figura el altar estaba en el atrio del tabernáculo y del templo, y este atrio representa la tierra. Por lo tanto, “bajo el altar” significa debajo de la tierra, donde están las almas de los santos martirizados. Este es el paraíso adonde el Señor Jesucristo fue después de Su muerte (Lc. 23:43). Está en el corazón de la

Page 183: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

tierra (Mt. 12:40), y debe de ser la sección agradable del Hades, donde está Abraham (Hch. 2:27; Lc. 16:22-26).

Hoy, los santos martirizados están en el paraíso debajo del altar, o sea, debajo de la tierra. Es un error decir que estos santos están en el cielo. En la Biblia anotada de Scofield, hay una nota en Lucas 16:23 que indica que el paraíso estaba debajo de la tierra antes de la resurrección de Cristo, pero cuando Cristo resucitó, fue trasladado de allí al tercer cielo. No obstante, en el día de Pentecostés, cincuenta días después de la resurrección del Señor, Pedro dijo: “David no subió a los cielos” (Hch. 2:34). Hasta el día de Pentecostés, David no estaba en los cielos. En el libro Las primicias y la cosecha, página 54, G. H. Lang, uno de los últimos maestros entre los Hermanos, dice que “la Escritura jamás afirma” que después de la ascensión de Cristo, el paraíso haya sido trasladado de debajo de la tierra al tercer cielo, “sino que está totalmente en contra de ese concepto”. El también hace alusión al versículo de Hechos 2 donde Pedro dice que David no estaba en el cielo. Menciono esto con el fin de que nos demos cuenta de que todos los santos que murieron como mártires todavía están en el paraíso debajo del altar.

Muchos cristianos no saben que el paraíso está en el Hades. La prueba más evidente de esto se halla en lo que el Señor dice en Lucas 23:43 al ladrón que fue salvo: “De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el Paraíso”. En Hechos 2:27, 31 se revela que después de que el Señor murió fue al Hades. Mateo 12:40 indica que el Hades está en “el corazón de la tierra” donde el Señor Jesús estuvo por tres días y tres noches después de Su muerte. En el Hades hay una sección confortable, que se compara con el seno de Abraham, donde estaba Lázaro (Lc. 16:23). Este no es el Paraíso celestial, sino el que está en el Hades. Basándose en 2 Corintios 12:2-4 algunos han aseverado que cuando Pablo fue “arrebatado al paraíso” fue “arrebatado al tercer cielo”. Pero dicho pasaje no prueba que el paraíso esté en el tercer cielo; por el contrario, demuestra lo opuesto. La letra “y” al comienzo del versículo 3 comprueba que el arrebatamiento de Pablo “al tercer cielo” y el arrebatamiento “al paraíso”, mencionado en los versículos 3 y 4 son dos cosas diferentes. Por un lado Pablo estaba en la tierra, pero por otro, fue “arrebatado” a los cielos y también “al paraíso”. De esta manera, Pablo recibió una visión completa del universo. Desde el punto de vista humano, el universo consta de tres secciones: los cielos, la tierra y la parte que está debajo de la tierra (cfr. Fil. 2:10). Pablo conoció las cosas de la tierra, las cosas de los cielos y las cosas del paraíso. El tuvo la más notable revelación del universo y de la relación de éste con el hombre.

Cuando los salvos mueren, se hallan desnudos, es decir, sin cuerpo. Si un ser humano no tiene cuerpo, está desnudo, o sea, en una condición anormal. Nadie puede estar en la presencia de Dios, en el tercer cielo, en una condición anormal

Page 184: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

de desnudez. Por consiguiente, los santos que mueren son guardados en un lugar placentero hasta el día de su resurrección, cuando Dios les pondrá un cuerpo resucitado y serán personas completas y normales.

Tal vez algunos se pregunten cuál es el significado de Filipenses 1:23 donde Pablo dice que tiene el deseo de “partir y estar con Cristo”. Parece que Pablo dijera: “Si muero, estaré con Cristo”. Estar con Cristo no es un asunto absoluto sino relativo. En la actualidad estamos con Cristo. Dondequiera que estemos, estamos con El. Mientras estamos en este cuerpo físico, no estamos tan cerca de Cristo como cuando morimos, pues entonces salimos de este mundo y entramos en otra esfera. Esto no significa que cuando los creyentes mueren son llevados a los cielos. Esto sólo ocurrirá el día de la resurrección y el arrebatamiento.

Algunos pueden alegar, basándose en 1 Tesalonicenses 4, que los santos están con Cristo en el cielo. Afirman que cuando Cristo regrese, traerá consigo a los creyentes que hayan muerto, lo cual demuestra que ellos están con El ahora en el cielo. Si usted lee este capítulo detenidamente, verá que “los muertos en Cristo resucitarán primero” y “nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes” (1 Ts. 4:16-17). Según 1 Tesalonicenses 4 los santos que murieron serán resucitados y, junto con los que vivan, serán arrebatados a los aires al encuentro de Cristo. Debemos leer la Biblia cuidadosamente, sin apegarnos a las enseñanzas tradicionales y superficiales de hoy. Tenemos que ver claramente que los santos salvos no están en el cielo, sino en un lugar placentero que la Biblia llama el Paraíso, el lugar adonde fue el Señor Jesús después de Su muerte.

Después de esperar un largo tiempo, cerca del final de esta era, los santos que fueron mártires claman pidiendo venganza, instando al Señor a que juzgue y vengue la sangre de ellos “en los que moran en la tierra”.

C. La aprobación del Señor

El versículo 11 dice: “Y a cada uno se le dio vestiduras blancas; y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que habían de ser muertos como ellos”. Las vestiduras blancas indican que su martirio había sido aprobado por Dios. Los que “habían de ser muertos” se refiere a aquellos que perderán la vida durante la gran tribulación (20:4).

De acuerdo con la expresión “todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número”, el clamor de los santos martirizados debe de producirse casi al final de esta era. Todavía estamos en los primeros cuatro sellos. El quinto

Page 185: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

sello aún no ha venido. Sin embargo, creo que estamos cerca del tiempo en que se abrirá el quinto sello.

II. LA RESPUESTA DE DIOS: EL SEXTO SELLO

A. El principio de las calamidades sobrenaturales

El sexto sello (6:12-17), el cual marca el principio de las calamidades sobrenaturales, constituye la respuesta de Dios al clamor de los santos martirizados que se mencionan en el quinto sello. Después de la apertura del sexto sello, el Señor vendrá a sacudir la tierra y la multitud de los cielos. La tierra se sacudirá con violencia; el sol se pondrá negro como saco hecho de crin; la luna se volverá como sangre; las estrellas del cielo caerán a la tierra como la higuera arroja sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento; el cielo desaparecerá como un pergamino que se enrolla, y todo monte y toda isla serán removidos de su lugar (6:12-14). Este gran sacudimiento será una advertencia para los moradores de la tierra. Esto les advertirá que se arrepientan y se vuelvan a Dios. Parece que Dios les estuviera diciendo: “Moradores de la tierra, ustedes se ocupan de sí mismos. No se interesan por Mí. Ahora es tiempo de sacudir la tierra como una advertencia para ustedes”. Algunos blasfemarán diciendo ser Dios, pero el Señor sacudirá la tierra y el cielo para recordarles que El es Dios. ¡Que violento sacudimiento será ése! Afectará la tierra, el sol, la luna y las estrellas.

B. La reacción de los moradores de la tierra

En los versículos del 15 al 17 vemos la reacción de los moradores de la tierra. Se esconden en cuevas y entre las peñas de los montes y dirán a los montes y las peñas: “Caed sobre nosotros y escondednos del rostro del que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero”. El versículo 15 revela lo que sienten sus conciencias, pues ellos temen el juicio de Dios y consideran que el gran día de la ira de Dios y del Cordero habrá llegado. Sin embargo, el sexto sello no es la proclamación de Dios en cuanto a la venida de Su juicio, sino una advertencia para los moradores de la tierra. Los reyes y todos los hombres grandes, ricos y nobles de la tierra se aterrarán por este sacudimiento y pensarán que el día de la ira de Dios y del Cordero ha llegado. En realidad, ése no será el día; solamente será un anticipo y una advertencia para que se arrepientan. En esta advertencia Dios parece estar diciendo: “Volveos a Mí. No digáis que sois Dios. Vosotros sois los pobres moradores de la tierra que Yo creé. Yo hice el sol, la luna y las estrellas para vuestra subsistencia. Pero os habéis olvidado de Mí, os oponéis a Mí y blasfemáis de Mí. Este es el momento para que seáis advertidos y os arrepintáis”.

Page 186: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. El significado de esta calamidad

Esta calamidad es una advertencia para los moradores de la tierra. No es la verdadera ira del Señor. Es la respuesta de Dios al clamor de los santos martirizados que se mencionan en el quinto sello, y revela que Dios viene pronto para vengarlos y vindicarse. Dios viene a vengar la sangre de Sus santos amados.

III. LA ADVERTENCIA SE DA ANTES QUE VENGA EL DIA DEL SEÑOR

El sexto sello, la introducción a la gran tribulación, es una advertencia que se da antes de la venida del día del Señor. Según Joel 2:30-31, no pasará mucho tiempo entre el sexto sello y las primeras cinco trompetas (8:6-11). Joel 2:30-31 menciona primero la sangre de la primera y la segunda trompetas, el fuego de la primera, la segunda y la tercera trompetas (8:7-10), y el humo de la quinta trompeta (9:1-3), y luego menciona el sol y la luna del sexto sello. Una comparación entre 9:4 y 7:3 indica que la quinta trompeta sonará muy cerca del tiempo del sexto sello.

Habrá dos calamidades constituidas por la conmoción y la alteración de la tierra y de los ejércitos celestiales. La primera ocurrirá antes del día del Señor, antes de la gran tribulación (Jl. 3:11-16; 2:30-31; Lc. 21:11). Y la segunda, sucederá después del día del Señor, después de la gran tribulación (Mt. 24:29-30; Lc. 21:25-26). Lo abarcado en el sexto sello constituye la primera calamidad. Esto puede ser considerado no sólo como una advertencia, sino también como el inicio de la gran tribulación que ha de venir. Después del sexto sello, al abrirse el séptimo sello, aparecen las cuatro primeras trompetas que indican que viene la gran tribulación (8:1-2, 6-13). Entonces se producirá la gran tribulación al sonar las últimas tres trompetas (9:1-21; 11:14-19).

Page 187: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTIUNO

DIOS PRESERVA A SU PUEBLO

En el libro de Apocalipsis hay numerosas inserciones, la primera de las cuales es el capítulo siete. Este capítulo no es la continuación del capítulo seis. Es una inserción entre los sellos seis y siete, que muestra cómo Dios cuida a Su pueblo mientras está a punto de traer juicio sobre la tierra. El capítulo ocho es la continuación del capítulo seis. Al final del capítulo seis tenemos el sexto sello, y al principio del capítulo ocho tenemos el séptimo sello. La apertura del séptimo sello dará comienzo a las siete trompetas, de las cuales las últimas tres constituyen la gran tribulación (8:1-2). Antes que esto suceda, Dios sellará a los israelitas, a quienes El desea preservar (7:3).

Dios preservará a Sus dos pueblos, los israelitas y los redimidos. ¿Por qué se inserta precisamente aquí esta porción que trata de la preservación del pueblo de Dios? Porque en el sexto sello vemos la advertencia de la tribulación venidera. Como vimos, el quinto sello es el clamor de los santos martirizados pidiendo venganza, y el sexto sello es la respuesta de Dios a ese clamor, y a la vez es una advertencia para los moradores de la tierra de que la tribulación pronto vendrá. Desde la ascensión de Cristo, ha habido un gran número de terremotos y otras calamidades. Todas estas calamidades han sido naturales. Pero cuando se abra el sexto sello, las calamidades ya no serán naturales, sino sobrenaturales. Tanto las calamidades naturales como las sobrenaturales son el castigo de Dios sobre la tierra. Esta tierra rebelde merece el castigo de Dios, y la mano disciplinadora de Dios nunca ha sido quitada de la tierra. Hasta cierto grado, Dios castiga la tierra para lograr Su propósito. Desde la ascensión de Cristo, Dios ha estado castigando la tierra.

Vemos un aspecto del castigo de Dios en la destrucción de la ciudad de Jerusalén por los ejércitos de Tito. Esa destrucción fue profetizada por el Señor Jesús en Mateo 24:2 donde, hablando del templo a Sus discípulos, les dijo: “¿Veis todo esto, verdad? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada”. Jerusalén fue destruida a manos de Tito por dos razones: porque la religión judía era rebelde a la economía de Dios y porque dicha religión ejercía una influencia negativa sobre la iglesia de Jerusalén. En Hechos 21 vemos cuánto influyó la antigua religión judía en la iglesia. En el año 70 d. de C. el Señor no pudo tolerar más la rebelión de dicha religión y su influjo sobre la iglesia; por eso envió los ejércitos romanos para destruir a Jerusalén y al templo. Esa destrucción fue un terrible castigo, que trajo hambre, plagas y muerte. Durante los siglos ha habido diversas calamidades naturales, y éstas

Page 188: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

han sido y serán usadas por Dios para castigar la tierra hasta que sea abierto el sexto sello.

Cuando sea desatado el sexto sello, las calamidades naturales se convertirán en calamidades sobrenaturales. La tierra será sacudida, y el sol, la luna y las estrellas serán dañados. Estas calamidades serán el preámbulo del séptimo sello. Cuando el séptimo sello sea desatado, la situación será terrible y nadie podrá tolerarla. Poco después de la apertura del séptimo sello, sonará la primera trompeta, y “la tercera parte de la tierra” será quemada (8:7). Al sonido de la segunda trompeta, “la tercera parte del mar” se convertirá en sangre (8:8). Cuando se toque la tercera trompeta, una estrella grande caerá sobre “la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas”, y “la tercera parte de las aguas” se volverá ajenjo (8:10-11). Cuando suene la cuarta trompeta, “la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas” serán destruidas, de manera que se oscurecerá la tercera parte ellos (8:12). Dios hizo la tierra para que el hombre viviera en ella. Y el sol, la luna, y las estrellas ayudan a mantener vida en la tierra. Pero como los moradores de la tierra por siglos han sido tan arrogantes hacia Dios, vendrá el día cuando El no lo tolerará más y vendrá a juzgar la tierra, el mar, los ríos, el sol, la luna y las estrellas. La tierra es indispensable para la subsistencia humana, y todas las especies que hay en la tierra traen beneficio al hombre. Los animales, las plantas y los minerales son necesarios para la subsistencia del hombre. Estos no empezaron a existir por casualidad, sino que fueron diseñados y creados por Dios. Por ejemplo, no hay aire en la luna, pero sí en la tierra. Alrededor del globo terrestre hay una capa de aire que la Biblia llama firmamento o expansión (Gn. 1:7). La tierra es un planeta que tiene firmamento o atmósfera. Dios lo creó de tal manera que produjera el sustento para la vida humana. El aire, el sol y el agua son necesarios para la subsistencia del hombre. Después que Dios juzgue la tierra y el cielo, la tierra dejará de ser un lugar habitable para el hombre.

En Mateo 24:6 y 7 el Señor profetizó que vendrían dos clases de guerras, a saber, guerras entre pueblos, y guerras de naciones contra naciones, o sea, guerras civiles y guerras internacionales. Después de la ascensión de Cristo, comenzaron estas guerras. El Señor también profetizó en Mateo 24 que habría “terremotos en diversos lugares” (v. 7). Un artículo reciente dice que cada año habría de cinco mil a seis mil terremotos con una intensidad entre dos y ocho en la escala de Richter. Este es el cumplimiento de la profecía de Dios. En dicha profecía el Señor parece estar diciendo: “No vivan en esta tierra tan complacidamente y sin ocuparse del propósito de Dios. Deben comprender que Dios tiene un propósito en esta tierra y que ustedes tienen que volverse a Él para que Su propósito se cumpla”. Dios advertirá a la gente repetidas veces, usando guerras y terremotos, hasta que se abra el quinto sello, cuando las almas de los mártires ya no puedan tolerar la situación. Entonces los santos martirizados

Page 189: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

clamarán diciendo: “¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?” (6:10). La respuesta de Dios viene en el sexto sello cuando la tierra es sacudida, y la multitud del cielo es destruida como una advertencia de la tribulación que está por venir. El sexto sello y las primeras cinco trompetas tienen una estrecha relación en cuanto al tiempo.

Debemos considerar en este contexto el segundo capítulo de Joel, donde dice que ocurrirán ciertas cosas antes del día del Señor. Si uno lee las profecías del Nuevo Testamento a la par con las del Antiguo, verá que hay un período llamado el día del Señor. Este equivale a la gran tribulación. El día del Señor significa el día de Su ira, el día en El que viene a intervenir en el mundo usando calamidades sobrenaturales. El día del Señor será terrible. Muchos profetas del Antiguo Testamento mencionan el día del Señor, y todos ellos indican que será un día espantoso (Jl. 1:15; 2:1, 11, 31; 3:14; Zac. 14:1; Mal. 4:5). El sexto sello se abrirá antes del día del Señor, lo cual indica que se abrirá antes de la gran tribulación, la cual comenzará cuando suene la quinta trompeta. Las primeras cuatro trompetas son el preámbulo de la gran tribulación. Esto es similar a arrancar un automóvil. Primero se enciende el interruptor, el motor arranca, y entonces el automóvil echa a andar. De igual manera, después de la advertencia del sexto sello, las primeras cuatro trompetas serán el preludio de la gran tribulación. Pero igual que el automóvil que está calentando el motor y todavía no se mueve, estas trompetas son la preparación para la gran tribulación. No obstante, estas trompetas causarán sufrimientos severos. El daño causado a la tierra, a las aguas y a la multitud del cielo será mayor que el daño causado por el terremoto del sexto sello. Desde la apertura del sexto sello, no habrá nada bueno para el hombre en la tierra.

El Nuevo Testamento indica que los primeros vencedores, tales como el hijo varón y las primicias, serán quitados de la tierra poco antes de que se abra el sexto sello. Sin embargo, no podemos precisar con exactitud el momento en que esto ocurrirá. Pero según Apocalipsis, Mateo y otras porciones de la Palabra, podemos decir que la primera clase de arrebatamiento, el del hijo varón y las primicias, sucederá antes de que se abra el sexto sello. Recuerde que el Señor prometió a la iglesia que estaba en Filadelfia que a ellos los guardaría de la hora de la prueba que vendría sobre toda la tierra habitada (3:10). Los que aman y buscan al Señor serán tomados de la tierra antes de la apertura del sexto sello. Inmediatamente después, tenemos el capítulo siete, una inserción que revela que antes de la gran tribulación Dios hará dos cosas para preservar a Su pueblo: sellará el remanente escogido de Israel y comenzará el arrebatamiento de los redimidos, la iglesia.

Page 190: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

I. EL REMANENTE ESCOGIDO DE ISRAEL ES SELLADO

Apocalipsis 7:1 dice: “Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol”. Esta es la inserción que aparece entre el sexto sello y el séptimo, la cual muestra la manera en que Dios cuida a Su pueblo mientras está a punto de ejecutar Su juicio sobre la tierra. Los vientos a los que aquí se hace alusión traen el juicio de Dios (Jon. 1:4; Is. 11:15; Jer. 22:22; 49:36; 51:1). El versículo siguiente dice: “Vi también a otro Ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado potestad para hacer daño a la tierra y al mar”. Este Ángel, así como el mencionado en 8:3, 10:1 y 18:1, es Cristo. En el Antiguo Testamento, Cristo era llamado “el Ángel de Jehová”; ese Ángel era Dios mismo (Gn. 22:11-12; Ex. 3:2-6; Jue. 6:11-24; Zac. 1:11-12; 2:8-11; 3:1-7). Aquí en el Nuevo Testamento otra vez se le menciona como un ángel.

Aunque amo a Israel, siento tristeza por ellos, porque de acuerdo con la profecía y la condición actual de ellos, han regresado en incredulidad a su patria. Continúan aferrados a su antigua religión, y no creen en Dios según Su economía neotestamentaria. En realidad están en rebeldía contra Dios. Cuando el Señor Jesús vino, Dios cambió la dispensación, de la observancia de la ley a la fe en el Señor Jesús. Los judíos no aceptaron este cambio y no quisieron dejar la observancia de la ley ni creer en el Señor Jesús. En esto consistió su rebelión, su obstinación y su desobediencia. Dios los ha tolerado durante siglos, y en Su soberanía los ha restaurado y los ha establecido nuevamente como nación, pero ellos persisten en su incredulidad. No creen en el Señor Jesús. Según fuentes fidedignas, el gobierno de Israel está haciendo lo posible por excluir cualquier tipo de actividad cristiana. No quieren que ningún misionero cristiano realice ninguna obra misionera. Las profecías relacionadas con Israel indican que ellos permanecerán en incredulidad hasta el último día. Sin embargo, Dios es soberano y siempre cuidará de la nación de Israel, no por causa de ellos, sino por causa de la economía de Dios. El sabe que entre los judíos incrédulos hay algunos fieles, y los sellará antes de juzgar la tierra con calamidades sobrenaturales.

A. Antes de que suenen las primeras cuatro trompetas

La primera trompeta dañará la tierra y los árboles (8:7); la segunda trompeta dañará el mar (8:8, 9); la tercera trompeta dañará los ríos (8:10, 11), y la cuarta trompeta dañará los cuerpos celestes (8:12). Antes de la ejecución de las primeras cuatro trompetas, Dios sellará a los israelitas escogidos para

Page 191: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

preservarlos de las calamidades sobrenaturales que vendrán cuando se toquen estas cuatro trompetas.

B. Preserva el remanente en la tierra especialmente del tormento

de la quinta trompeta

Las primeras cuatro trompetas dañarán solamente la tierra, el mar, los ríos y la multitud del cielo. La quinta trompeta atormentará a los hombres directamente. El sello de los israelitas escogidos de Dios tiene como fin especial protegerlos del tormento de la quinta trompeta (9:4).

C. Doce mil de cada una de las doce tribus son sellados

En Apocalipsis 7:4-8 vemos que Dios sellará a ciento cuarenta y cuatro mil “de todas las tribus de los hijos de Israel”, doce mil de cada una. Estos son los israelitas que guardarán los mandamientos de Dios durante la gran tribulación (12:17; 14:12). Un total de ciento cuarenta y cuatro mil israelitas fieles serán sellados en sus frentes. No sé en qué consiste este sello; será una marca que podrán reconocer los ángeles enviados a juzgar la tierra. Esta es la manera en que Dios preserva a Sus israelitas escogidos mientras ejecuta Su juicio sobre la tierra.

D. José obtiene una doble porción

En los versículos 6 y 8 vemos que José obtiene una doble porción (cfr. 1 Cr. 5:1, 2; Ez. 48:4, 5). Debido a que José (Gn. 48:8) y Manasés, uno de los dos hijos de José (v. 5), representan a dos tribus diferentes, José aún tendrá la doble porción que corresponde al primogénito (1 Cr. 5:1-2), durante el milenio (Ez. 48:4-5).

Rubén era el primogénito de Israel, pero perdió su primogenitura por causa de su pecaminosidad, mientras que Judá prevaleció sobre sus hermanos (1 Cr. 5:1-2). Por eso aquí se menciona primero la tribu de Judá.

E. Dan no se menciona

En Apocalipsis 7 no se menciona a Dan. Y en los capítulos del dos al nueve de 1 Crónicas, se omite la tribu de Dan debido a su idolatría (Jue. 18:30-31; 1 R. 12:29-30; 2 R. 10:29; cfr. Gn. 49:17). Sin embargo, Dan será contado de todos modos durante el milenio (Ez. 48:1) debido a la bendición de Jacob que estaba sobre él, la cual fue dada para que, mediante la salvación provista por el Señor, Dan fuera incluido de nuevo entre las tribus de Israel (Gn. 49:16-18).

Page 192: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

II. EL ARREBATAMIENTO DE LOS REDIMIDOS, LA IGLESIA

Además del remanente escogido de Israel, Dios tiene otro pueblo, los santos redimidos, la iglesia (7:9-17). En esta inserción tenemos una visión que nos muestra la manera en que Dios preserva a Sus santos redimidos en medio de las tribulaciones. Dios preserva a Su remanente escogido, los hijos de Israel, sellándolos y dejándolos en la tierra. Los israelitas son el pueblo terrenal de Dios, y los cristianos son el pueblo celestial de Dios. Dios le prometió a Abraham multiplicar su descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar (Gn. 22:17). El pueblo celestial, los cristianos, son las estrellas, y el pueblo terrenal, los israelitas, son la arena de la orilla del mar. Para preservar al pueblo terrenal de Dios, El los sella y los mantiene en la tierra; no los llevará a los cielos. Sin embargo, la manera en que Dios preserva a Sus santos redimidos no consiste en mantenerlos en la tierra, sino en llevárselos por medio del arrebatamiento. El arrebatamiento no va a ocurrir una sola vez ni habrá una sola clase de arrebatamiento. Hay por lo menos dos o tres clases de arrebatamientos. Finalmente, todos los santos redimidos que haya en la iglesia serán arrebatados de la tierra al cielo. La inserción añadida en esta visión acerca de la iglesia nos presenta una vista panorámica que se extiende desde el momento del arrebatamiento hasta la eternidad. En otras palabras, el capítulo siete de Apocalipsis concluye con la eternidad. En la eternidad toda la iglesia estará bajo el cuidado de Dios y bajo el pastoreo del Cordero.

A. Comienza antes de que se abra el sexto sello

El arrebatamiento de los redimidos de Dios empezará con los primeros vencedores, que son el hijo varón, mencionado en 12:5, y las primicias de 14:1-6. Esto debe de ocurrir antes de la apertura del sexto sello, debido a que éste dará comienzo a las calamidades sobrenaturales que Dios trae como “la prueba que ha de venir sobre toda la tierra habitada, para probar a los que moran sobre la tierra” (3:10). El arrebatamiento de los santos que Dios redimió continuará con los dos testigos en 11:12, los vencedores tardíos en 15:2, y la cosecha en 14:14-16 (la mayoría de los creyentes que pasarán por la mayor parte de la gran tribulación), hasta que todos los santos sean arrebatados para que puedan participar del cuidado de Dios y del pastoreo del Cordero por la eternidad.

B. Una multitud grande e incontable

El versículo 9 dice: “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar”. Esta incontable multitud consta de los redimidos que vivieron en todas las generaciones y que proceden de todas las naciones, los cuales constituyen la iglesia (5:9; Ro. 11:25; Hch. 15:14, 19).

Page 193: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. De toda nación, tribu, pueblo y lengua

Esta gran multitud consta de los que fueron comprados con la sangre del Cordero de toda nación, tribu, pueblo y lengua (7:9; 5:9) para ser los constituyentes de la iglesia.

D. Salen de la gran tribulación, y llevan palmas en las manos

Hablando de la gran multitud a la que alude el versículo 9, uno de los ancianos dice: “Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus vestiduras, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero” (v. 14). Esta gran tribulación es diferente a la mencionada en Mateo 24:21. La gran tribulación de la que aquí se habla es la tribulación en sentido general. Todos los redimidos del Señor han pasado por ciertas tribulaciones, sufrimientos, persecuciones y aflicciones. Ningún cristiano puede evitar estas cosas. En nuestro espíritu somos personas gozosas, mas en la vida diaria somos un pueblo sufrido. Pero un día saldremos triunfantes de la gran tribulación y estaremos en pie delante del trono y delante del Cordero. Todos los que constituyen la gran multitud mencionada en este capítulo tienen palmas en sus manos, lo cual significa que obtuvieron la victoria sobre la tribulación (cfr. Jn. 12:13), a través de la cual pasaron por la causa del Señor (v. 14). Las palmas también son una señal de la satisfacción que proviene de las fuentes de agua (Ex. 15:27). Las ramas de palmera se usaban durante la fiesta de los Tabernáculos, en la cual el pueblo de Dios, al ser satisfecho, se regocijaba y se deleitaba (Lv. 23:40; Neh. 8:15). La fiesta de los Tabernáculos era el tipo y tendrá cumplimiento en esta gran multitud de redimidos, los cuales disfrutarán la fiesta eterna de Tabernáculos. Esta multitud “florecerá como la palmera” en el templo de Dios (Sal 92:12-13).

E. En pie delante del trono y del Cordero

“En pie delante del trono” indica que la gran multitud de los redimidos fue arrebatada a la presencia de Dios. “En pie... delante del Cordero” corresponde a “en pie delante del Hijo del Hombre” (Lc. 21:36) donde se hace referencia claramente al arrebatamiento. Esto se menciona inmediatamente después de la apertura del sexto sello, lo cual da a entender que el arrebatamiento de los creyentes comenzará antes del sexto sello. Lo narrado en los versículo del 9 al 17 contiene una escena general que va desde el arrebatamiento de los creyentes hasta el deleite que tendrán en la eternidad.

Page 194: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

F. Vestidos de vestiduras blancas lavadas en sangre

En el versículo 9 vemos que esta gran multitud está “vestida de vestiduras blancas”, porque “han lavado sus vestiduras, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero” (v. 14). La expresión en plural “vestiduras” representa la justicia de su conducta. El color blanco indica que su conducta es pura y aprobada por Dios mediante la sangre del Cordero.

G. Alaban a Dios y al Cordero

El versículo 10 dice: “Y claman a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero”. El gran clamor que sólo menciona la salvación indica que los que alaban son los salvos. La gran multitud, los salvos, están agradecidos con Dios por la salvación.

H. Sirven a Dios día y noche en Su templo

El versículo 15 dice: “Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en Su templo”. Esta gran multitud ha salido de la gran tribulación y ha entrado en un estado celestial, en el templo de Dios, donde le sirve día y noche.

I. Dios extiende Su tabernáculo sobre ellos

El versículo 15 también dice que “Aquel que está sentado sobre el trono extenderá Su tabernáculo sobre ellos”. La gran multitud disfrutará a Dios y Su cuidado. El extenderá Su tabernáculo sobre ellos, lo cual significa que hará de Su morada la morada de ellos. Dios hará morar a Sus redimidos consigo. En el más positivo de los sentidos, Dios mismo será nuestra morada, nuestro tabernáculo. Mientras se extiende como tabernáculo sobre nosotros, le disfrutamos plenamente. Cristo es el tabernáculo de Dios (Jn. 1:14), y la Nueva Jerusalén, el agrandamiento de Cristo, será el tabernáculo eterno de Dios (21:2, 3), donde todos los redimidos morarán con El eternamente. Dios los cubrirá consigo mismo corporificado en Cristo. Cristo como corporificación de Dios será el tabernáculo de ellos. El cuadro descrito en los versículos del 15 al 17, es similar al que vemos en 21:3, 4 y 22:3-5, el cual perdurará por la eternidad.

J. El Cordero los pastorea y los guía a fuentes de aguas de vida

En los versículo 16 y 17 dice: “Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida”. Aquí vemos que el Cordero los pastorea y los guía a manantiales de aguas de vida. El pastorear incluye dar

Page 195: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

el alimento. Al ser pastoreado por Cristo “nada me faltará” (Sal. 23:1). El Cordero también nos guiará a manantiales de aguas de vida. En la eternidad beberemos de muchos manantiales y disfrutaremos muchas aguas diversas. ¡Que bueno!

K. Dios enjugará toda lágrima de sus ojos

El versículo 17 también dice que “Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos”. Las lágrimas son muestra de tristeza. Las aguas de vida producen satisfacción. Los redimidos no derramarán lágrimas debido a que el Cordero les proveerá aguas de vida que les satisfará. Las aguas de vida serán suministradas, y las lágrimas serán enjugadas. No habrá lágrimas ni hambre ni sed; sólo habrá deleite.

L. Los ángeles, los ancianos y los cuatro seres vivientes

alaban a Dios

Los versículos 11 y 12 dicen: “Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén”. Esto es similar a lo dicho en Lucas 15:7: “Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente...” Aquí los ángeles dicen “Amén” a las alabanzas que profieren los redimidos por la salvación.

En este capítulo vemos cómo Dios cuida a Su pueblo mientras se prepara para juzgar la tierra. El sellará a Su pueblo terrenal y se llevará a Su pueblo celestial. El remanente escogido de Israel es sellado, pero los creyentes son regenerados ya que Dios se ha depositado como vida en ellos. El no pone una simple marca en nuestra frente; El se imparte como vida en nosotros. Es por eso que nosotros no somos Su pueblo terrenal, sino Su pueblo celestial. ¿Qué prefiere usted ser un cristiano regenerado o un israelita sellado? Nosotros los cristianos no tenemos este sello, pero tenemos a Dios en nosotros, lo cual es mucho mejor. A diferencia del remanente de Israel, nosotros no permaneceremos en la tierra. Seremos preservados siendo arrebatados a la presencia de Dios. Estaremos en esa condición disfrutando el cuidado eterno de Dios y el pastoreo eterno del Cordero. ¡Que agradable será! El remanente escogido de Israel será el pueblo bueno, pero nosotros seremos el mejor pueblo.

No obstante, si queremos ser arrebatados a la presencia de Dios, tenemos que estar maduros. Si aún estamos tiernos e inmaturos, Dios no nos llevará consigo. Nos dejará en el campo para que suframos hasta madurar. Pese a que toda la

Page 196: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

iglesia será arrebatada, de todos modos hay una condición, estar maduros. Todos tenemos que madurar. Este es el requisito para que Dios nos arrebate de esta tierra. Esto se revela detallada y adecuadamente en Apocalipsis. En el capítulo catorce, por ejemplo, podemos ver claramente las primicias y la cosecha. En ese pasaje se nos dice explícitamente que la cosecha viene después que el campo está maduro. De manera que todos tenemos que crecer. Cuando una persona está en una religión, no puede crecer debido a que allí no hay alimento. En cierto sentido, allí ni siquiera se tiene un campo. El único campo donde los cristianos pueden crecer es la iglesia, puesto que en ella está el pasto, Cristo, con el cual el rebaño se alimenta y así recibe la nutrición que necesita para crecer. Por la gracia soberana del Señor, disfrutamos este pasto. Todos podemos testificar que desde que vinimos a la vida de la iglesia, estamos en los prados tiernos y verdes. Día tras día comemos en los prados verdes, que son Cristo. Aquí en la vida de la iglesia nos alimentamos de Cristo y crecemos. Aquí ingerimos todo el alimento tierno. Gracias damos al Señor porque crecemos día tras día. Alabamos al Señor porque estamos creciendo y porque El nos está preparando para nuestro arrebatamiento. No esperamos pasar por la tribulación. Estamos creciendo, y este crecimiento nos llevará a la madurez, al arrebatamiento y a entrar en Su presencia. Un día estaremos allá.

Page 197: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTIDOS

LOS SIETE OJOS DEL CORDERO PRODUCEN EL EDIFICIO DE DIOS

Muchos cristianos comprenden que, según Apocalipsis 5, Cristo, el Cordero inmolado, es digno, y algunos himnos cristianos alaban al Señor por Su dignidad. Sin embargo, la mayoría de los himnos que proclaman que Cristo es digno, lo alaban por ser digno debido a que efectuó la redención. Es difícil encontrar un himno que vaya más allá de la redención en su proclamación de que el Señor es digno. Es bíblico decir que el Cordero es digno de alabanza porque nos redimió y nos compró. No obstante, de acuerdo con Apocalipsis 5, el Cordero es digno no por Su redención primeramente, sino por revelar el secreto de la economía de Dios. Cristo es digno de abrir los sellos de la economía de Dios porque El derrotó al enemigo y nos redimió. Este Cristo, quien trajo la autoridad de Dios a la tierra, es el León vencedor y victorioso de la tribu de Judá y el Cordero que efectuó la redención completa para el pueblo escogido de Dios. Por lo tanto, El está plenamente calificado para abrir el misterio de la economía de Dios y tiene la posición para hacerlo. Este es uno de los puntos cruciales del capítulo cinco de Apocalipsis.

LOS SIETE OJOS, LAS SIETE LAMPARAS Y LOS SIETE ESPIRITUS

Otro punto principal en Apocalipsis 5 es que Cristo como León-Cordero tiene “siete ojos, los cuales son los siete Espíritus de Dios” (v. 6). Estos siete ojos también son las siete lámparas que arden delante del trono de Dios (4:5). Así que en estos capítulos tenemos las siete lámparas, los siete ojos y los siete Espíritus. Apocalipsis es el único libro de la Biblia que menciona los siete Espíritus. Aquí vemos que estos siete Espíritus son los siete ojos de Cristo, y que los siete ojos de Cristo son las siete lámparas que están delante del trono de Dios.

Las siete lámparas se mencionan por primera vez en Éxodo 25, donde vemos siete lámparas que conforman un candelero. Pero si sólo tuviéramos Éxodo 25, no conoceríamos el significado del candelero y de las siete lámparas. En nuestro entendimiento humano, simplemente diríamos que las siete lámparas intensifican la luz. Aunque esto es correcto y tiene sentido, el significado es más profundo. ¿Por qué el candelero no tiene seis ni ocho lámparas? En Zacarías vemos algo más acerca de las siete lámparas, pues en los capítulo 3 y 4 vemos que las siete lámparas son los siete ojos (3:9; 4:2, 10). Aunque en Zacarías 4:10 se habla de los siete ojos del Señor, es difícil precisar la relación que hay entre

Page 198: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

los ojos, las lámparas y el Espíritu. Por consiguiente, tenemos que ir más allá, e ir al Apocalipsis, donde vemos las siete lámparas, los siete ojos y los siete Espíritus. Necesitamos ver la secuencia progresiva que parte de Éxodo, pasa por Zacarías y llega a Apocalipsis. En Éxodo tenemos las siete lámparas; en Zacarías, los siete ojos; y en Apocalipsis, los siete Espíritus. En Éxodo se mencionan las siete lámparas, pero no se dice nada de los ojos ni de los Espíritus. En Zacarías tenemos las siete lámparas y los siete ojos, con una somera alusión al Espíritu. Pero en Apocalipsis tenemos las siete lámparas, los siete ojos y los siete Espíritus.

Como dijimos en el mensaje ocho, el candelero es el símbolo del Dios Triuno. El oro representa la sustancia divina del Padre; el pie del candelero, hecho de oro, simboliza a Cristo, el cual es la corporificación del Padre; y las siete lámparas simbolizan al Espíritu como la expresión de Cristo, quien, a su vez, es la corporificación del Padre. Por consiguiente, tenemos al Padre (el oro) como la substancia, al Hijo (el pie del candelero) como la corporificación, y al Espíritu (las lámparas) como la expresión. Tenemos la substancia, la corporificación y la expresión. En Éxodo no vemos que las siete lámparas sean los siete Espíritus de Dios. Tenemos que ir a Zacarías y por último a Apocalipsis para poder ver esto. Esto es completamente nuevo, pues es una revelación recobrada.

EL EDIFICIO DE DIOS

Las lámparas de Éxodo 25 son necesarias en la edificación del tabernáculo. Sin luz, es imposible moverse. La luz es necesaria para el mover, y el mover para la edificación de la morada de Dios. De modo que las siete lámparas son útiles en la edificación del tabernáculo, el lugar donde Dios mora en la tierra.

Las siete lámparas de Zacarías 3 y 4 se emplean para recobrar el edificio de Dios. En la reedificación del templo el principio es el mismo que en la edificación del tabernáculo, y vemos ese mismo principio en el libro de Apocalipsis. Si nos acercamos al libro del Apocalipsis con una visión corta, no podremos ver los siete Espíritus, que son los siete ojos del Cordero y las siete lámparas que arden delante del trono para que se edifique la morada de Dios. Pero si tenemos una visión amplia, veremos que los siete Espíritus son indispensables para la edificación de la morada de Dios. Apocalipsis comienza con las siete iglesias locales y termina con la Nueva Jerusalén. Aunque este libro contiene el juicio de Dios, dicho juicio no es la meta. El juicio no se ejecuta simplemente por juzgar, sino para edificar la morada de Dios. La Nueva Jerusalén, la eterna morada de Dios es el resultado de este juicio. Así que las siete lámparas, los siete ojos y los siete Espíritus producen la edificación de la morada de Dios. Nuestro único interés es alcanzar la eterna meta de Dios en Su edificio divino.

Page 199: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

LOS SIETE OJOS TRAEN EL EDIFICIO DE DIOS

Zacarías 3:9 dice: “Porque he aquí ésta es la piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí Yo grabaré su escultura, dice Jehová de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día”. Este versículo revela que los siete ojos no solamente son los siete ojos del Señor, sino también los siete ojos de la piedra. Esta piedra fue grabada en un día por la iniquidad del pueblo de Dios al ser juzgada por la justicia de Dios en la cruz para nuestra redención. Cristo, el Cordero redentor, también es la piedra en la cual están los siete ojos. Esos siete ojos son las siete lámparas del edificio de Dios. Cuando llegamos al libro de Apocalipsis, vemos claramente que las siete lámparas son los siete ojos del Redentor, y los siete ojos del Redentor son los siete Espíritus de Dios que edifican Su morada.

De acuerdo con el libro de Apocalipsis, el Señor Jesús tiene siete ojos que despiden fuego. Aunque estos ojos nos escudriñan, nos juzgan, nos refinan y nos traen luz, realmente nos infunden la esencia de Dios, Su elemento divino. ¿Cómo puede ser forjada en nuestro ser la esencia divina del Señor? Por lo que nos infunden Sus siete ojos. Cuando somos escudriñados, purgados, purificados, refinados y juzgados por los ojos consumidores de Cristo, ganamos algo de Él. No solamente cierto elemento nuestro es purificado, sino que cierto elemento Suyo es infundido en nosotros. Las cosas naturales son purgadas, y las cosas divinas son infundidas en nosotros. Mediante este proceso, el Señor nos edifica y edifica la morada de Dios. El libro de Apocalipsis no tiene la sola función de escudriñar y juzgar; nos muestra cómo se produce y se edifica la Nueva Jerusalén, que es la máxima consumación de este libro. Cuando los siete ojos de Cristo nos infunden Su elemento, es edificada la Nueva Jerusalén. Los siete ojos de Cristo miran al pueblo escogido, alumbrándolo, escudriñándolo, juzgándolo, purificándolo, refinándolo y, por último, infundiéndole lo que El es. Al infundirnos Su esencia, nos hace iguales a Él y, haciendo esto, nos transforma en lo que El es. Entonces nos convertimos en el material transformado con el que se edifica la Nueva Jerusalén. Debemos de ver que los siete ojos, los cuales son los siete Espíritus de Dios y del Cordero, tienen la función primordial de edificar la morada de Dios.

EL ESPIRITU ES LOS OJOS DE CRISTO

Los siete Espíritus son el Espíritu Santo. Es por esto que no están separados de Cristo. Desde el punto de vista doctrinal, el Espíritu y Cristo son dos entidades separadas, pero en la experiencia, son una sola. Del mismo modo que una persona y sus ojos son uno, así Cristo y el Espíritu son uno solo. Cuando alguien lo mira a usted, lo mira con los ojos, y cuando los ojos de él lo miran, es él quien lo hace. Es absurdo decir que los ojos estén separados de la persona misma. En

Page 200: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

nuestra experiencia, el Espíritu es los ojos de Cristo. Los que discuten sobre esto tal vez tengan doctrinas en su mente, pero carecen de la experiencia. Si ellos ponen todas sus doctrinas en la experiencia, descubrirán que no es correcto separar a Cristo del Espíritu. Uno no puede experimentar al Dios Triuno de una manera doctrinal. Algunos tratan de definir o explicar al Dios Triuno, pero cuando lo experimentamos, podemos entender que el Hijo es la corporificación del Padre, y que el Espíritu es la expresión del Hijo. Ellos son uno. El Padre está corporificado en el Hijo, y el Hijo es hecho real, expresado y experimentable como el Espíritu.

EXPERIMENTAMOS AL DIOS TRIUNO PARA CONSTRUIR EL EDIFICIO DE DIOS

El Dios Triuno produce la morada de Dios. El Dios Triuno tiene que ser impartido en nosotros a fin de que Dios obtenga Su edificio. Esto es revelado claramente en el libro de Apocalipsis. El ángulo que debemos asumir al ir a la Biblia es la construcción del edificio de Dios. Si usted no ha visto el edificio de Dios, le será difícil entender correctamente la Biblia, puesto que ella está relacionada con la edificación de la morada de Dios, y el edificio se obtiene cuando el Dios Triuno es impartido en nosotros. Debemos tener esta perspectiva cuando leemos el Apocalipsis; si la tenemos, entenderemos que no se trata de un libro sobre el juicio, sino sobre la edificación de la morada de Dios.

EL JUICIO DE DIOS PRODUCE SU EDIFICIO

La construcción del edificio de Dios requiere juicio. El juicio de Dios es llevado a efecto por Cristo, quien tiene los siete ojos de fuego que nos queman, nos iluminan, nos escudriñan, nos purifican y nos refinan. Al final estos ojos nos infunden todo lo que El es y nos transforman metabólicamente hasta hacernos como El. Toda la ciudad, la Nueva Jerusalén, tendrá la misma esencia y la misma apariencia que Dios. Como hemos dicho, la apariencia de Dios, quien está sentado en el trono, es jaspe (4:3), y la apariencia de la Nueva Jerusalén, especialmente sus paredes, también son jaspe (21:11, 18, 19). Por consiguiente, la esencia y la apariencia de Dios y las de la ciudad son iguales. ¿Cómo puede ser esto? Solamente teniendo a Dios mismo forjado en nosotros. La esencia de Dios es forjada en nosotros cuando El es infundido en nosotros.

No pase por alto los siete ojos, los siete Espíritus. El Apocalipsis no es un libro que contiene un solo Espíritu; contiene siete Espíritus, los siete ojos de Cristo, con los cuales el Cristo que redime, vence y edifica se infunde en todos Sus miembros. Mientras El se infunde en nosotros, nos escudriña, nos ilumina, nos juzga, nos purifica y nos refina. Es así como nos transforma. ¡Cuánto necesitamos recibir esta visión! En esto consiste el recobro del Señor.

Page 201: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

LA VISION PREDOMINANTE EN LA BIBLIA

Aunque es imposible mejorar la Biblia, la verdad que ella contiene es progresiva, y el recobro de la verdad divina que hay en la Biblia también es progresiva. Hace cuatrocientos años, muy pocas de las verdades en la Palabra de Dios habían sido recobradas, pero ése no es el caso en la actualidad. Las verdades que se han recobrado son más ricas ahora que hace veinte años. Esto no significa que la Biblia cambie ni que nosotros cambiemos la Biblia, pues nadie tiene derecho a hacer tal cosa, más bien, significa que el Señor continúa avanzando en lo que concierne a recobrar Sus verdades.

El único fin del recobro de las verdades bíblicas es el edificio de Dios. En 1958, el año en que comenzó la oposición en mi contra, fue precisamente el año en que recibí la carga de ministrar sobre el edificio de Dios. Esta fue la causa de toda la oposición y las críticas. Pero de todos modos, lo único que me interesa es la edificación de la morada de Dios. Agradecemos al Señor por haber vindicado el recobro. La palabra del hombre no tiene ningún valor; lo único que cuenta es lo que dice Dios. El ha dicho que Su único interés es obtener Su edificio. Toda la Biblia tiene este solo fin. Al principio, en el libro de Génesis, tenemos el árbol de la vida y un río que riega la tierra, en el que hay oro, bedelio (perla) y piedras preciosas (Gn. 2:9-12). Al final de la Biblia, en Apocalipsis, tenemos una ciudad construida con estos materiales preciosos, con oro, perlas y piedras preciosas (Ap. 21). Vemos, pues, que toda la Biblia gira en torno al propósito eterno de Dios, que consiste en la obtención de la morada eterna de Dios, lo cual se consigue al impartirse El mismo como vida en Sus escogidos. Esta es la visión que se extiende por toda la Biblia.

EL DESEO DE DIOS

Si tenemos una visión diferente, significa esto que estamos cortos de vista. Dios no busca santidad ni espiritualidad. El busca la edificación de Su morada. En 1958 dije que nuestra espiritualidad tiene que ser probada por la edificación, es decir, por la vida de la iglesia. Cuando dije que a Dios no le interesa nuestra espiritualidad, los opositores tomaron mis palabras fuera de contexto y me censuraron, diciendo: “Oigan, el hermano Lee dice que a Dios no le interesa nuestra espiritualidad. ¿No es esto herético?” Si usted deja estas palabras dentro del contexto en que fueron dichas, no tienen nada de herético. A Dios no le interesa nuestra espiritualidad; lo que a Él le interesa es cuánto hemos sido edificados en Su iglesia. La espiritualidad centrada en el individuo es un cáncer. Cualquier miembro individualista de la iglesia es un cáncer en el Cuerpo de Cristo. Usted puede decir que es espiritual o santo, pero su espiritualidad y su santidad tienen que ser probadas por la vida de la iglesia. Tal vez su santidad sea

Page 202: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

individualista. Si es así, esto quizá no sea saludable, ya que la verdadera santidad edifica la morada de Dios.

Dios no quiere un grupo de personas espirituales individualistas; El desea obtener Su morada. El no quiere un montón de piedras preciosas que sólo sirvan de exhibición. Dios obviamente necesita individuos, pero necesita individuos que sean material para la edificación. Todas las piedras individuales deben ser puestas en el edificio. Esto no es una simple doctrina sino un hecho importantísimo. ¿Ha sido puesto usted en el edificio de Dios? ¿O es usted una persona salva, temerosa de Dios, que ama al Señor y ora pero que dice: “No me interesa la iglesia”? ¿Es usted uno de los que dice que no es bueno hablar mucho sobre la iglesia, y que es mejor estar solo con el Señor y leer la Biblia? Es posible que usted se complazca en ello, pero Dios no estará tan contento como usted. El quiere que usted pierda su misma persona. Debe ser iluminado, escudriñado, purificado, refinado, y luego recibir todo lo que El es, a fin de ser transformado en una piedra preciosa útil para el edificio de Dios. Esto es lo que Dios desea hoy.

¿Por qué llamó Dios a los israelitas a salir de Egipto? Para edificar Su morada en la tierra. Más tarde, el tabernáculo, la morada de Dios en la tierra, vino a ser el centro del pueblo de Israel. Siempre que su relación con el tabernáculo estaba incorrecta, perdían todas sus guerras. Pero cuando estaban bien con el tabernáculo, tenían victoria. Después de que los israelitas entraron en la buena tierra, construyeron el templo como el centro de su vida como pueblo de Dios. Cuando su relación con el templo estaba bien, su relación con Dios estaba bien, y cuando estaba mal con el templo, estaba mal con Dios. Este es un breve resumen del Antiguo Testamento. ¿Qué tenemos en el Nuevo Testamento? Tenemos la iglesia en esta era y la Nueva Jerusalén en el futuro. Por lo tanto, el edificio de Dios es una breve síntesis de la Biblia.

LA INFUSION DEBE INTENSIFICARSE

Dios se ha visto obligado a obrar como el Espíritu siete veces intensificado a fin de iluminarnos, por causa de las tinieblas y la degradación de esta era. Necesitamos el escrutinio y la iluminación de los siete Espíritus. Tal vez usted haya estado aferrado a doctrinas durante años. ¿De qué le ha servido? La iglesia recobrada que cayó en degradación tiene muchas doctrinas, ¿pero qué dijo el Señor de ella? Dijo que ellos no eran fríos ni calientes, sino tibios; por consiguiente, estaban a punto de ser vomitados de la boca del Señor (3:16). Esta es la condición de la iglesia en Laodicea.

Damos gracias al Señor porque hoy la luz relacionada con Su edificio es más clara que nunca. La luz brilla sobre nosotros. No es asunto de ser un vencedor

Page 203: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

individualista en cosas pequeñas, sino de ser un vencedor en las cosas importantes relacionadas con la edificación de la morada de Dios. Muchos cristianos no entienden qué significa ser vencedor en el libro Apocalipsis. Vencer en este libro significa vencer el cristianismo degradado. Tenemos que vencer la situación degradada de la autodenominada iglesia, para poder edificar el edificio de Dios. Lea el libro de Apocalipsis varias veces, y descubrirá que la visión en torno a la cual gira el libro es la edificación de la morada de Dios. Debemos recordar esto. Todo debe redundar en la edificación de la morada de Dios. Cristo es revelado en el capítulo uno para que el edificio sea construido; las siete epístolas dirigidas a las siete iglesias de los capítulos dos y tres tienen como objetivo edificar la morada de Dios; y la escena que se produce en el cielo después de la ascensión de Cristo y la visión de Cristo como el León-Cordero en el capítulo cinco también está relacionada con la edificación de la morada de Dios. Los siete ojos de Cristo, que son las siete lámparas y los siete Espíritus de Dios, no tienen como fin que nosotros seamos santos individualistas, sino que se obtenga el edificio de Dios. Tenga el Señor misericordia de nosotros. En esta era estamos en una noche oscura y necesitamos que el Espíritu siete veces intensificado como las siete lámparas resplandecientes nos ilumine, nos escudriñe, nos purgue y nos refine. Finalmente, lo que necesitamos es que el Señor sea infundido en nosotros de una manera intensificada. Necesitamos que El se infunda en nuestro ser a fin de que seamos transformados en piedras útiles para la edificación de la morada de Dios.

Page 204: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTITRES

LA ESCENA DEL CIELO DESPUES DE ABRIRSE EL SEPTIMO SELLO

Y EL JUICIO SOBRE LA TIERRA, EL MAR,

LOS RIOS, EL SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS: LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS

En este mensaje llegamos a 8:1-12. En este capítulo tenemos la apertura del séptimo sello (vs. 1-2), la escena en el cielo después de que esto ocurre (vs. 3-5), y el sonido de las primeras cuatro trompetas (vs. 6-12).

I. EL SEPTIMO SELLO

El séptimo sello, el cual comenzará antes de la gran tribulación, consta de siete trompetas; las siete trompetas son, pues, el contenido del séptimo sello. Si queremos entender la profecía de este libro, debemos darnos cuenta de que el secreto de la economía de Dios está sellado con siete sellos. Como dijimos, el libro del capítulo cinco es el nuevo pacto, establecido por Cristo con Su preciosa sangre. Este nuevo pacto es el libro de la economía de Dios, sellado con siete sellos que, a su vez, son el contenido del libro. Vimos que los primeros cuatro sellos no son consecutivos sino simultáneos y que el quinto sello y el sexto son consecutivos. El séptimo sello abarca desde el sexto sello hasta la eternidad futura. Por consiguiente, el séptimo sello, que consta de siete trompetas, es todo inclusivo. Como veremos, las siete copas son parte de las siete trompetas. Los siete sellos constan de las siete trompetas, y la séptima trompeta, por su parte, consta de las siete copas. Tanto los siete sellos como las siete trompetas continúan hasta la eternidad. La séptima trompeta pondrá fin a esta era e introducirá el reino, el nuevo cielo y la nueva tierra.

Algunos tal vez tengan la idea de que las siete trompetas vienen después de los siete sellos y que las siete copas se derraman después de sonar las siete trompetas. Este concepto procede del hombre natural. No debemos tener ninguna confianza en nuestros conceptos naturales para entender la Palabra. Al contrario, debemos abandonarlos, acudir al Señor y decirle: “Señor, muéstrame Tu camino”. Desde 1933 he recibido mucha ayuda del estudio que hizo el hermano Nee en el libro de Apocalipsis. Debido a mi concepto natural, arraigado en lo más recóndito de mi mente, yo creía que las siete trompetas eran la continuación de los siete sellos, y que las siete copas vendrían después de las siete trompetas. Este concepto me preocupaba constantemente. Estudié esto reiteradas veces, hasta que un día la luz vino y vi que el séptimo sello contiene las siete trompetas. Las siete trompetas equivalen al séptimo sello. En realidad

Page 205: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ellas son el séptimo sello. El contenido de los primeros cuatro sellos son los cuatro caballos, el contenido del quinto sello es el clamor de los santos martirizados, el contenido del sexto sello es la respuesta de Dios al clamor de los santos martirizados, y una advertencia a los moradores de la tierra, y el contenido del séptimo sello es las siete trompetas.

Igual que los primeros cuatro sellos, las primeras cuatro trompetas, las cuales todavía no son el juicio directo sobre los hombres, forman un grupo. La primera trompeta trae juicio sobre la tierra, los árboles y la hierba, como ocurrió en Egipto (Ex. 9:18-25); la segunda, trae juicio sobre el mar y los seres vivos que hay en él, y sobre los barcos; la tercera trae juicio sobre los ríos y las fuentes de las aguas, como ocurrió en Egipto (Ex. 7:17-21); la cuarta trompeta trae juicio sobre el sol, la luna y las estrellas, igual que ocurrió en Egipto (Ex. 10:21-23). Mediante los juicios de estas cuatro trompetas, la tercera parte de la tierra, el mar, los ríos y los cuerpos celestes son dañados, lo cual hace que ya no sirvan para la subsistencia del hombre. Antes de tocarse las siete trompetas, ya habrá venido juicio sobre la tierra y sobre los astros en el sexto sello (6:12-14). El daño causado por ese juicio no será tan definitivo como el producido por las primeras cuatro trompetas. Al sonar la quinta trompeta, Satanás y el anticristo colaborarán para atormentar a los hombres; con la sexta trompeta vendrá otro juicio sobre los hombres, mientras doscientos millones de soldados de caballería matan la tercera parte de ellos; cuando se toque la séptima trompeta sucederán muchas cosas: el eterno reinado de Cristo, el tercer ay constituido de las siete copas, el juicio de los muertos, la recompensa a los profetas, a los santos y a los que temen a Dios, y la destrucción de los que destruyen la tierra. En la séptima trompeta, vendrán más juicios sobre la tierra, el mar, los ríos y el sol por medio de las siete copas (16:1-21) Estos serán los más severos de los juicios de Dios sobre la tierra y el cielo.

Debemos abandonar el concepto de que los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas son consecutivos. No, repito que las siete trompetas están incluidas en el séptimo sello, y que las siete copas son parte de la séptima trompeta. Esta es la clave para entender la profecía de este libro. Solamente Dios pudo haber escrito el libro de Apocalipsis; solamente El tiene la sabiduría para redactarlo de un modo tan maravilloso. ¿Quién más tiene la sabiduría para escribir un libro con símbolos y señales como las de los cuatro caballos, los cuales abarcan la historia de los últimos veinte siglos? El hecho de que los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas no sean consecutivos, revela la sabiduría de Dios al escribir este libro. Si no tenemos la luz para entender este arreglo, quedaremos confundidos aunque leamos el Apocalipsis muchas veces.

Page 206: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

II. LA ESCENA DEL CIELO DESPUES DE ABRIRSE EL SEPTIMO SELLO

En Apocalipsis 8:1-2 vemos que las siete trompetas suenan como respuesta a la oración que hacen los santos en el quinto sello. Los sellos son abiertos en secreto, mientras que las trompetas son tocadas públicamente.

A. Silencio en el cielo como por media hora

Cuando el cordero “abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora” (v. 1). Este silencio indica solemnidad. Cuando se abrió el séptimo sello, todo el cielo estuvo en silencio debido a que la era iba a cambiar. El período anterior a la apertura del séptimo sello fue la era de la paciencia de Dios. Dios ha tolerado la situación pecaminosa de la tierra por causa de Su propósito de predicar el evangelio para producir las iglesias y así cumplir Su plan eterno. Pero al abrirse el séptimo sello, la era de la paciencia termina y comienza una nueva edad. Esta es la edad de la ira de Dios. Dios ahora interviene en la situación de rebelión y pecado que hay en la tierra. El cielo queda en silencio por la solemnidad de esta ocasión, lo cual indica que algo serio está a punto de suceder.

B. Cristo ministra en el cielo como Sumo Sacerdote

1. Como “otro Ángel”

En medio de esta solemne escena, aparece otro Ángel (v. 3). Este es Cristo. Cuando Cristo fue revelado como el que anda en medio de las iglesias, fue manifestado como el Hijo del Hombre, y cuando habló a las iglesias, presentó todos Sus méritos. Pero en cuanto a la administración del juicio de Dios sobre la tierra, Cristo es el Ángel que tiene la posición de un enviado de Dios. De hecho, Cristo lo es todo; El es todo lo que la economía de Dios necesite. El Apocalipsis describe a Cristo específicamente como “otro Ángel”, lo cual indica que no es un ángel común sino un Ángel especial. Como dijimos en el mensaje veintiuno, en el Antiguo Testamento Cristo fue llamado “el Ángel de Jehová”, es decir, Dios mismo (Gn. 22:11-12; Ex. 3:2-6; Jue. 6:11-24; Zac. 1:11-12; 2:8-11; 3:1-7). En Génesis 22 el Ángel de Jehová habló con Abraham, y en Éxodo 3 el Ángel de Jehová apareció a Moisés. Cristo es el otro Ángel; El es el Ángel especial y único.

2. Presenta a Dios las oraciones de los santos

El versículo 3 dice: “Otro Ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para que lo ofreciese junto con las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono”.

Page 207: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

El primer altar de este versículo se refiere al altar del holocausto (cfr. Ex. 27:1-8), y el altar de oro que está delante del trono se refiere al altar del incienso (cfr. Ex. 30:1-9). El incensario de oro simboliza las oraciones de los santos, las cuales Cristo, el “otro Ángel”, lleva a Dios. El incienso representa a Cristo con todos Sus méritos, quien es añadido a las oraciones de los santos a fin de que las oraciones ofrecidas por ellos sobre el altar de oro sean aceptables a Dios. Cuando se abra el séptimo sello todavía habrá “santos” orando en la tierra.

En esta escena celestial, que se da después de la apertura del séptimo sello, Cristo aparece como otro Ángel para llevar a cabo la administración de Dios en la tierra ministrando a Dios como Sumo Sacerdote las oraciones de Sus santos. Al ofrecer las oraciones de Sus santos a Dios, El agrega Su incienso a ellas. El versículo 4 dice que “de la mano del Ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos”. El “humo del incienso” indica que el incienso es ofrecido a Dios por fuego con las oraciones de los santos. Esto implica que por el incienso añadido, las oraciones de los santos llegan a ser eficaces y aceptables para Dios.

3. Se arroja fuego a la tierra para ejecutar el juicio de Dios sobre ella

El versículo 5 dice: “Y el Ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto”. Esto indica que ésa es la respuesta a las oraciones de los santos, especialmente a la oración hecha en el quinto sello, en 6:9-11, y a la oración mencionada en Lucas 18:7-8. La oración que hacen los santos en este capítulo, muy posiblemente trae el juicio a la tierra, la cual se opone a la economía de Dios. La respuesta a las oraciones de los santos es la ejecución del juicio de Dios sobre la tierra realizado por las siguientes siete trompetas. Arrojar fuego sobre la tierra equivale a ejecutar el juicio de Dios sobre la misma. De modo que los truenos, las voces, los relámpagos y el terremoto, vienen como señales del juicio de Dios.

El juicio que Dios trae sobre la tierra es la respuesta a las oraciones de los santos mezcladas con Cristo como incienso. Aunque el sexto sello ha sido abierto y las siete trompetas están a punto de sonar, nada pasa hasta que Cristo ofrece a Dios las oraciones de los santos y se añade a ellas como incienso. En aquella hora, habrá truenos, voces, relámpagos y un terremoto. Esto indica que pese a que Dios tiene la intención de ejecutar Su juicio sobre la tierra, sigue siendo necesario que los santos cooperen con El por medio de las oraciones. Dios necesita que los santos oren para poder ejecutar Su juicio. Si usted lee Lucas 18, verá que el Señor Jesús dice que en cierto tiempo los santos que estén en la tierra clamarán al Señor pidiéndole que intervenga, ponga fin a la situación y se vindique a Sí mismo. Al final de esta era, la gente estará en una rebeldía tan

Page 208: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

grande contra Dios, que declararán al universo entero que ellos son Dios. Dios ha estado tolerando esto, pero algunos de los santos fieles no lo soportarán más y clamarán: “¿Oh Dios soberano, cuánto tiempo más vas a soportar esto? ¿Has de soportar esta rebelión perpetuamente? ¿Cuándo te vengarás y nos vengarás a nosotros? ¿Cuánto tiempo más pasará antes que toda la tierra sepa que Tú eres el Señor?” Finalmente, será necesario que se eleven esta clase de oraciones. Creo que el tiempo se acerca en que todos nos veremos obligados a orar así. No puedo exhortarlos hoy a orar de esta manera, porque no están bajo esta clase de opresión. Pero un día la opresión será tal que tendremos que orar de esa manera. Esto indicará que el fin se acerca, porque nuestro espíritu ya no tolerará la situación. Entonces oraremos al Señor pidiéndole que se vengue para que los rebeldes sepan que El es Dios. Cuando oremos de esta manera, el Ángel enviado por Dios ministrará a Dios llevándole nuestras oraciones y añadiéndose a ellas como incienso. Dios ciertamente contestará esa oración, y habrá truenos, voces, relámpagos y un terremoto. Este sólo será el comienzo del juicio de Dios sobre la tierra rebelde. Esto sucederá cuando se abra el séptimo sello y Cristo, el otro Ángel, ministre a Dios como nuestro Sumo Sacerdote nuestras oraciones mezcladas con Su incienso, y sea enviado a ejecutar el juicio de Dios sobre la tierra.

El versículo 6 dice: “Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas”. A los siete ángeles les fueron dadas siete trompetas (v. 2). Sólo después de que las oraciones de los santos son contestadas en los versículos del 3 al 5, los ángeles se preparan a tocar las trompetas. La voluntad de Dios en el cielo requiere las oraciones de los santos para llevarse a efecto en la tierra. Cuando Cristo presenta a Dios las oraciones de los santos, se presentan las siete trompetas.

III. LA PRIMERA TROMPETA: EL JUICIO SOBRE LA TIERRA

El versículo 7 dice: “El primero tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclado con sangre, que fue lanzado sobre la tierra; y la tercera parte de la tierra se quemó, y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde”. Cuando los ángeles empiecen a tocar las trompetas, todas las cosas del universo serán trastornadas. La primera trompeta dañará “la tercera parte de la tierra”. Nótese que este versículo no dice “un tercio”, sino “la tercera parte”. Esto significa que cierta parte de la tierra será dañada. Aunque toda la tierra es pecaminosa, algunas partes son particularmente infernales, diabólicas, satánicas, demoníacas y malignas. No creo que la tercera parte de la tierra incluya los Estados Unidos. Estados Unidos es un país pecaminoso, pero, a diferencia de las otras partes de la tierra, no es pecaminoso diabólicamente. Esas regiones de la tierra que son tan pecadoras serán “la tercera parte”. Mucha

Page 209: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

gente necesita oír este mensaje y necesita estar advertida para no ser tan maligna contra Dios que su región se incluya en “la tercera parte” de la tierra, la región que será completamente destruida por el juicio de Dios. De acuerdo con Apocalipsis 9, el juicio de Dios sobre “la tercera parte” de la tierra será también una advertencia al mundo rebelde para que se arrepienta.

IV. LA SEGUNDA TROMPETA: EL JUICIO SOBRE EL MAR

En los versículos 8 y 9 vemos la segunda trompeta: “El segundo ángel tocó la trompeta, y algo como una gran montaña ardiendo en fuego fue lanzada al mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida”. Aquí vemos que la segunda trompeta destruirá “la tercera parte del mar”. Algunas naciones poderosas están desarrollando flotas marinas para ensanchar su dominio marino. Hacen esto por su rebeldía en contra de Dios. Así como fue juzgada la tierra con la primera trompeta, Dios juzgará la tercera parte del mar. El versículo 9 menciona específicamente la destrucción de la tercera parte de las naves. La parte del mar que está contaminada por la maldad contra Dios será destruida por el juicio de Dios.

V. LA TERCERA TROMPETA: EL JUICIO SOBRE LOS RIOS

Y SOBRE LAS FUENTES DE LAS AGUAS

Los versículos 10 y 11 describen lo que ocurre cuando suena la tercera trompeta: “El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas”. Otra vez vemos que la tercera parte de los ríos y los manantiales serán destruidos. El agua es crucial para la vida humana. Los que se oponen a Dios y los que practican maldad contra El continuarán disfrutando de las cosas que Dios creó. Aunque ellos participan del agua creada por Dios, siguen oponiéndose a Dios. Un día Dios dirá: “Ahora haré descender ajenjo del cielo sobre el agua y la volveré amarga”. Este juicio de Dios sigue limitado solamente a la tercera parte de los ríos y los manantiales.

VI. LA CUARTA TROMPETA: EL JUICIO DE LA MULTITUD CELESTIAL

En el versículo 12 leemos de la cuarta trompeta, el juicio de las huestes del cielo: “El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se

Page 210: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

oscureciese la tercera parte de ellos, y el día no resplandeciese en su tercera parte, y asimismo la noche”. Después de ejecutarse el juicio sobre la tierra, el mar y los ríos, el juicio de Dios destruirá la tercera parte de los cuerpos celestes, al dañar la tercera parte del sol, de la luna, y de las estrellas. La parte del sol que será dañada será la parte que brilla sobre las naciones malignas. Dios conoce esta parte, y hará que se oscurezca.

Page 211: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTICUATRO

EL JUICIO SOBRE EL HOMBRE: LA QUINTA TROMPETA

La carga que tengo en este mensaje es compartir acerca de la gran tribulación. Apocalipsis 8:13 dice: “Y miré, y oí a un águila que volaba por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los restantes toques de trompeta, los cuales están para sonar los tres ángeles!” Los tres ayes de las últimas tres trompetas (9:12; 11:14) serán los tres ayes de la gran tribulación (Mt. 24:21). Como veremos, ocurrirán en la segunda mitad de la septuagésima semana de la cual profetizó Daniel (Dn. 9:27), es decir, en un período de tres años y medio (Dn. 7:25; 12:7; Ap. 12:14), o cuarenta y dos meses (Ap. 11:2; 13:5), o mil doscientos días (Ap. 11:3; 12:6).

I. EL COMIENZO DE LA GRAN TRIBULACION

Muchos cristianos piensan que la gran tribulación durará siete años. Algunos tienen esta idea porque entienden la Biblia de una manera tradicional y sin prestarle la debida atención. Pero la Biblia es muy exacta, y debemos entenderla de tal manera que recibamos iluminación. La Biblia no desperdicia ni una sola palabra; todo tiene sentido y es exacto.

Consideremos ahora Daniel 9:24-27. El versículo 24 dice: “Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, y para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos”. Este pueblo es el pueblo de Daniel, y la ciudad santa se refiere a Jerusalén. En la Biblia, una semana no significa siete días sino siete años. Si usted dice que las setenta semanas se refieren a setenta períodos de siete días, nunca podrá interpretar este pasaje apropiadamente.

El versículo 25 dice: “Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro, pero esto, en tiempos angustiosos”. Aquí vemos “siete semanas” y luego “sesenta y dos semanas”. El versículo 26 añade: “Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por Sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será en una inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones”. Al decir que “se quitará la vida al Mesías”, se da a entender que Cristo sería crucificado. La destrucción de la

Page 212: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ciudad y del santuario, se refiere a la destrucción del templo y de la ciudad de Jerusalén que vendrían por mano de Tito en el año 70 d. de C.

El versículo 27 concluye diciendo: “Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”. Aquí vemos que el príncipe confirmará el pacto por una semana y que en el medio de la semana, o sea, después de tres años y medio, hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Esto significa que suspenderá la adoración de Dios.

Estas setenta semanas constituyen cuatrocientos noventa años, a partir del año veinte de Artajerjes, quien decretó la reconstrucción del muro de Jerusalén (Neh. 1:1; 2:1). Las primeras siete semanas, que son cuarenta y nueve años, proveyeron el tiempo necesario para que se terminara la reconstrucción de la calle y el muro de Jerusalén. Desde entonces hasta que se le quitase la vida a Cristo transcurrirían sesenta y dos semanas, es decir, cuatrocientos treinta y cuatro años. Desde el final de las sesenta y nueve semanas, ha habido un largo intermedio. De todos modos llegará la última semana, los últimos siete años. Esto ha dado origen a la idea de que la gran tribulación durará siete años.

Como veremos ahora, este concepto no es correcto. Los últimos siete años, la última semana, será el tiempo cuando el anticristo hará un pacto con el pueblo judío. Durante la primera parte de esos siete años, el anticristo se mostrará amistoso con los judíos. Pero después de tres años y medio, cambiará de parecer. Aunque había asentido que los judíos podían adorar a Dios en el templo y ofrecer sacrificios, cambiará de parecer y se proclamará a sí mismo Dios, erigirá su propia imagen en el templo y obligará a la gente a adorarlo a él y a su imagen. Entonces comenzará a maltratar a los judíos. De modo que la primera mitad de los siete años no será un tiempo de tribulación, debido a que el anticristo estará en buenas relaciones con los judíos. De acuerdo con Daniel 9:27, “a la mitad de la semana” el anticristo “hará cesar el sacrificio y la ofrenda”, ordenando que los judíos cesen la adoración de Dios y los sacrificios. El anticristo también erigirá la abominación desoladora en el lugar santo. Según Apocalipsis, la abominación desoladora será la imagen del anticristo erigida como un ídolo en el templo.

Veamos ahora Mateo 24, el capítulo que trata el asunto de la gran tribulación. En el versículo 15 el Señor Jesús dice: “Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora, anunciada por medio del profeta Daniel, erigida en el lugar santo”. ¿Cuándo sucederá esto? No será en el principio de los siete años, sino a la mitad de los siete años, cuando el anticristo haga cesar la adoración de Dios, se proclame Dios a sí mismo, y ponga su imagen en el templo, lo cual es una

Page 213: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

abominación delante de Dios. Luego en el versículo 21 el Señor predice lo siguiente: “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás”. En consecuencia, vemos que la gran tribulación, la cual empezará a la mitad de los últimos siete años, durará solamente tres años y medio. La enseñanza tradicional de que la gran tribulación durará siete años es inexacta, y no debemos seguirla, pues no nos da suficientes detalles para el estudio de esta profecía. Los que sostienen la enseñanza tradicional hablan de siete años, sin darse cuenta de que en medio de los siete años el anticristo cambiará de parecer, lo cual dará como resultado la gran tribulación, que durará tres años y medio, o sea, la segunda mitad de la última semana.

Veamos algunos versículos en Apocalipsis 12. Los versículos 5 y 6 dicen: “Y ella dio a luz un hijo varón, que pastoreará con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado a Dios y a Su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días”. Los mil doscientos sesenta días equivalen a tres años y medio. Después que el hijo varón sea arrebatado, habrá un período de tres años y medio, o sea, la segunda mitad de la septuagésima semana, el tiempo en el cual la imagen del anticristo será erigida en el templo. Entonces, en los versículos del 7 al 13, se revela que habrá guerra en el cielo y que el dragón y sus ángeles serán arrojados del cielo a la tierra, y que el dragón perseguirá a la mujer que dio a luz al hijo varón. El versículo 14 dice: “Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde será sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo”. Este “tiempo y tiempos, y la mitad de un tiempo” se refieren a los tres años y medio que constituyen la segunda parte de la última semana. En este pasaje vemos que Satanás será arrojado del cielo a la tierra al principio de la segunda mitad de los últimos siete años. Esto también prueba que, en realidad, la gran tribulación durará tres años y medio, y no siete años.

Otra prueba de esto se halla en Apocalipsis 11:2, donde dice: “Pero el atrio que está fuera del templo deséchalo, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses”. En este versículo se nos dice que la ciudad de Jerusalén será hollada por los gentiles durante cuarenta y dos semanas. Los gentiles que hollarán la ciudad santa serán el anticristo y sus ejércitos. Esto corresponde a la profecía de Daniel 9, donde el anticristo romperá el pacto y se proclamará Dios a sí mismo, y mandará que la gente lo adore. En esos días él hollará la ciudad santa. Esto sucederá durante la gran tribulación. De manera que la gran tribulación comenzará al principio de los tres años y medio, cuando Satanás sea arrojado del cielo a la tierra. Vimos ya que esto se menciona explícitamente en el capítulo doce.

Page 214: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

II. SATANAS CAE DEL CIELO A LA TIERRA

Con este trasfondo, llegamos a la quinta trompeta. En Apocalipsis 9:1 dice: “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo”. Esta estrella representa a Satanás, el cual será arrojado del cielo a la tierra. Los ángeles son asemejados a estrellas (Job 38:7; Ap. 12:4). Satanás, como arcángel, era el lucero (Is. 14:12). En Lucas 10:18 se menciona el juicio dictado sobre él. Aquí y en 12:9-10, vemos la ejecución de dicho juicio. El abismo es la morada de los demonios (Lc. 8:31).

¿Cuándo será lanzado Satanás del cielo a la tierra? La respuesta a esta pregunta está en el capítulo doce, el cual revela que después de ser arrebatado el hijo varón al cielo, peleará contra Satanás, y parece que le dice: “Satanás, ahora que nosotros estamos aquí, no hay lugar para ti. Tienes que ser echado afuera”. Según este capítulo, Satanás caerá del cielo al principio de los tres años y medio. Hicimos notar que ésa es una clara evidencia de que la gran tribulación no comenzará antes de este suceso, porque, antes de esto, Satanás todavía estará en el cielo.

Cuando Satanás caiga del cielo a la tierra, se le dará la llave del abismo para que lo abra y suelte las langostas poseídas de demonios a fin de que atormenten a los hombres durante cinco meses.

III. LAS LANGOSTAS

Debido a que la gran tribulación comienza con el primer ay al sonar la quinta trompeta, no incluye el sexto sello ni las primeras cuatro trompetas. El sexto sello será una calamidad sobrenatural, y las primeras cuatro trompetas serán juicios ejecutados sobre la tierra, el mar, los ríos y las huestes celestes. Esos juicios no son parte de la gran tribulación. Las primeras cuatro trompetas son muy severas, pero no harán daño al hombre directamente. Después de tocarse las cuatro trompetas comienza la gran tribulación, en la cual el hombre será atormentado directamente. Antes de la quinta trompeta, el hombre no será castigado directamente; solamente la tierra, el mar, los ríos y las huestes de los cielos lo serán. Esto puede considerarse el preámbulo de la gran tribulación. El juicio de Dios sobre la tierra, el mar, las aguas y los cielos es una advertencia al hombre. Cuando se toque la quinta trompeta, el hombre será atormentado directamente.

En los versículos del 3 al 5 dice: “Y del humo salieron langostas a la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les dijo que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era

Page 215: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

como tormento de escorpión cuando hiere al hombre”. Estas langostas no son como las mencionadas en Éxodo 10:12-15, dado que éstas tienen colas y aguijones como escorpiones y dañan a los hombres (v. 10). Han de estar poseídas por demonios, porque salen del humo que proviene del pozo del abismo, la morada de los demonios (v. 2). Las plagas de las primeras cuatro trompetas no fueron dirigidas al hombre, mientras que los ayes de las últimas tres trompetas sí. Los israelitas que tengan el sello de Dios en sus frentes serán los únicos que no sufrirán el daño infligido por las langostas poseídas por los demonios (7:3-8).

En los versículos del 7 al 10 vemos las características de esas langostas. Los vs. 7 y 9 son muy similares a lo que se dijo acerca de Israel en Joel 2:4-5, 25; 1:6. Esto, junto con el hecho de que los israelitas necesitan ser sellados por Dios para escapar del daño infligido por las langostas, tal vez indique que el ay de la quinta trompeta vendrá específicamente sobre los israelitas. El versículo 7 dice: “Y las langostas eran semejantes a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras de hombres”. Estas langostas son como un ejército, similares a las langostas mencionadas en el libro de Joel, donde se nos dice que Dios enviará un ejército de langostas. Las langostas de Apocalipsis 9 no son las mismas que las de Joel; sin embargo, están relacionadas. Las langostas eran semejantes a caballos preparados para la guerra, y tenían coronas como de oro en sus cabezas. Tenían cabello como de mujer, y sus dientes eran como de leones (v. 8); tenían corazas como corazas de hierro, y “el ruido de sus alas era como el estruendo de carros de muchos caballos corriendo a la batalla” (v. 9).

El versículo 10 dice: “Tenían colas como de escorpiones, y también aguijones”. En la Biblia los escorpiones representan a los demonios, los espíritus malignos que siguen a Satanás. En Lucas 10:19 el Señor dice: “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre todo poder del enemigo”. Nosotros los creyentes en Cristo, vencimos los escorpiones, los servidores demoníacos de Satanás. El versículo 10 añade que “en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses”. El tormento del primer ay afectará directamente al hombre; sin embargo, Dios limitará el tiempo del mismo a sólo cinco meses. El tormento será tan agudo que “en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos” (v. 6). Durante estos cinco meses, los que sean atormentados por estas terribles langostas poseídas por demonios desearán morir. Seguramente el terremoto y la oscuridad del sol no son nada comparados con esto. Este es el primero de los tres ayes anunciados por el águila que volaba en medio del cielo (8:13).

Page 216: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

IV. EL ANTICRISTO

Con respecto a las langostas, el versículo 11 dice: “Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego tiene por nombre Apolión”. El ángel del abismo es la bestia, el anticristo, el cual saldrá del abismo (11:7; 17:8). En hebreo el ángel del abismo es llamado Abadón, que significa destrucción, como vemos en Job 26:6; 28:22; y en Proverbios 15:11. El nombre griego es Apolión, que significa destructor. El anticristo causará mucha destrucción (Dn. 8:23-25).

El anticristo es una persona peculiar, pues está compuesto de dos personas: el espíritu de César Nerón y el cuerpo de otro césar del Imperio Romano. Nerón comenzó a perseguir a los cristianos en el siglo primero, y es su espíritu el que está encerrado en el abismo hasta el día que sea liberado y entre en el cuerpo de otro césar. El césar en el cual este espíritu entrará será muerto y resucitará con el espíritu de Nerón. Este será el anticristo. Entonces Satanás soltará las langostas, las cuales estarán organizadas como un ejército bajo la autoridad de la bestia, el anticristo, el cual será su rey. Las langostas atormentarán durante cinco meses a todos los que no tengan la marca de Dios en sus frentes.

Según la Biblia, el universo está compuesto de tres secciones: los cielos, la tierra y la región que está debajo de la tierra (Fil. 2:10). Al principio de la gran tribulación, esto es, después de la primera mitad de los últimos siete años, Satanás será lanzado del cielo a la tierra, y al mismo tiempo el anticristo, el rey de las langostas malignas poseídas por demonios, será liberado del abismo y subirá para reunirse con Satanás. Por consiguiente, un espíritu diabólico se reunirá con un hombre diabólico. Aunque ellos vienen de dos direcciones diferentes, Satanás de arriba y el anticristo de abajo, tendrán una sola meta: atormentar a la humanidad creada por Dios. Estos dos personajes se unirán y colaborarán para atormentar a la humanidad cuanto más puedan. Cuando lleguemos a los capítulos trece y diecisiete consideraremos al anticristo más detalladamente.

Como ya vimos, la gran tribulación durará tres años y medio. Antes de ese tiempo, vendrán las calamidades sobrenaturales del sexto sello y de las primeras cuatro trompetas. Pero de acuerdo con Mateo 24:22, la gran tribulación será limitada a un corto tiempo, el cual comenzará cuando el anticristo levante la abominación desoladora en el lugar santo.

¿Dónde va a estar usted cuando comience la gran tribulación? No diga: “Mientras yo esté entre el pueblo celestial, estaré bien”. Como pueblo celestial de Dios, no tendremos la marca que tendrá el remanente escogido de entre los israelitas. El pueblo celestial no estará aquí durante la gran tribulación, ya que

Page 217: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Dios no tiene la intención de dejarnos en la tierra junto con el remanente de Israel. Dios planea arrebatarnos a los cielos. Sin embargo, si vamos a ser arrebatados a los cielos, hay una condición que tiene que cumplirse: tenemos que haber madurado. La manera en que Dios trata a los israelitas difiere de la manera en que trata a los creyentes. Si yo fuera un israelita, clamaría a Dios, para que tuviera misericordia de mí y marcara mi frente. De ese modo sería preservado durante la tribulación. Pero Dios no sella a los creyentes; sino que se los lleva a los cielos. Pero para esto, ellos deben haber madurado.

La carga que tengo en este mensaje es presentarles cuándo comenzará la gran tribulación y qué la producirá. Como hemos visto, Satanás será lanzado del cielo a la tierra y tendrá la llave para abrir el abismo y soltar las langostas poseídas por demonios. Al mismo tiempo, la bestia, o sea, el anticristo, el rey de las langostas, será liberado del abismo. El ejército de langostas atormentará al hombre durante cinco meses. El tormento será tan severo que los hombres desearán morir, pero la muerte se alejará de ellos. Hoy en día, la gente trata de evitar la muerte, pero la muerte persigue a la gente. En ese tiempo ansiarán la muerte, pero ésta huirá de ellos. ¡Que padecimiento tan grande será ése! ¡Qué tribulación tan terrible! Sin embargo, ése es sólo el primer ay, el comienzo de la gran tribulación. Los otros dos ayes todavía no han venido.

Los tres ayes de las últimas tres trompetas constituyen la gran tribulación. El primer ay será la quinta trompeta; el segundo ay, la sexta trompeta, y el último ay serán las siete copas de la séptima trompeta. Los tres ayes son anunciados con mucha solemnidad. Como ya vimos, Apocalipsis 8:13 dice: “¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los restantes toques de trompeta, los cuales están para sonar los tres ángeles!”. Y en 9:12 dice: “El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto”. Finalmente cuando se anuncia el último ay, vemos en 11:14: “El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto”. El sexto sello y las primeras cuatro trompetas son simplemente el prólogo de los sufrimientos de la gran tribulación.

Es probable que esta gran tribulación, junto con las calamidades sobrenaturales del sexto sello y las primeras cuatro trompetas, constituya “la hora de la prueba que ha de venir sobre toda la tierra habitada, para probar a los que moran sobre la tierra” (3:10). El Señor le prometió a la iglesia en Filadelfia que El los guardaría de esa prueba. Si usted desea ser guardado de la hora de la prueba, tiene que estar preparado para ser arrebatado de esta tierra. No debemos hablar descuidadamente de la venida del Señor ni del arrebatamiento de los santos. Según la Palabra pura, si deseamos ser arrebatados antes de la gran tribulación, tenemos que haber madurado y estar preparados para que El nos lleve lejos de la tierra. Si hemos madurado y estamos preparados, no nos afectará nada de lo que acontezca en la tierra. Alabado sea el Señor porque tenemos una salida.

Page 218: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTICINCO

MAS JUICIO SOBRE EL HOMBRE: LA SEXTA TROMPETA

El libro de Apocalipsis tiene tres secciones principales, aparte de la introducción (1:1-8) y la conclusión (22:6-21). En 1:19 el Señor le dice a Juan: “Escribe, pues, las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas”. Por lo tanto, estas tres secciones principales son: “las cosas que has visto” (1:9-20), “las que son” (2:1—3:22), y “las que han de venir” (4:1—22:5). En el capítulo uno vemos los siete candeleros de oro y a Cristo entre ellos, todo lo cual es “las cosas que has visto”, y en los capítulos dos y tres tenemos las siete iglesias, que son “las cosas que son”. La sección de “las cosas que han de venir” comienza con la escena del cielo, en el capítulo cuatro. Como lo revela el capítulo cinco, Cristo viene a esta escena como el único digno de abrir el secreto de la economía de Dios. Ya hemos dicho que los primeros cuatro sellos proporcionan una síntesis de la historia del mundo desde la ascensión de Cristo hasta Su venida, y esta historia es presentada como una carrera de cuatro caballos. Casi al final de esta era, cuando se abra el quinto sello, los santos que fueron mártires clamarán al Señor. El sexto sello será la respuesta de Dios a su clamor. El sacudirá el universo como una advertencia para los que moran en la tierra y como una introducción a la gran tribulación. Después de esto, vienen las siete trompetas, las cuales son el contenido del séptimo sello. Las primeras cuatro trompetas traerán el juicio de Dios a la tierra, el mar, los ríos y a las huestes del cielo. Debido a este juicio, la tierra dejará de ser útil para la subsistencia del hombre. Podemos ver que las cuatro trompetas y el sexto sello no son parte de la gran tribulación por el hecho de que las calamidades del sexto sello y de las primeras cuatro trompetas no dañan al hombre directamente, sino solamente la tierra, dejándola inhabitable. Ya hicimos notar, en el último mensaje, que la quinta trompeta marca el comienzo de la gran tribulación. La gran tribulación mencionada en Mateo 24:21 se compone de los tres ayes de la quinta, la sexta y la séptima trompetas.

En la quinta trompeta la humanidad será atormentada directamente. Al sonar la quinta trompeta, Satanás vendrá desde el cielo a la tierra y el anticristo subirá del abismo, y juntos atormentarán al hombre durante cinco meses. A diferencia de las calamidades sobrenaturales, el tormento de las langostas poseídas por los demonios afectará directamente al hombre. Como vimos anteriormente, al principio de los tres años y medio, el anticristo cambiará de parecer en cuanto a los israelitas, suspenderá la adoración a Dios y atormentará al hombre, a quien Dios creó para Sí mismo. Esto dará inicio a la gran tribulación. Este tormento,

Page 219: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

que es el primer ay, será tan severo que nadie podrá soportarlo. Después de esto, vendrá el segundo ay, la sexta trompeta.

I. LOS CUATRO ANGELES SON DESATADOS

El segundo ay es más complejo que el primero. No está tan definido como el ay de la quinta trompeta, el cual es causado por la obra conjunta de Satanás y el anticristo. Apocalipsis 9:13-14 dice: “El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que está delante de Dios, diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates”. La sangre de la expiación era puesta sobre los cuernos del altar de oro, el altar de incienso, para expiación, esto es, para redención (Lv. 16:18). La voz que viene “de los cuatro cuernos del altar de oro” indica que el juicio de Dios sobre el hombre se basa en la redención efectuada por Cristo; Dios envía Su juicio debido a que los hombres no creyeron en la redención de Cristo.

El versículo 12 dice: “El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto”. Al sonar la quinta trompeta Satanás es lanzado del cielo a la tierra para destruirla, y para perseguir al pueblo de Dios por tres años y medio (12:10, 12-17, 6), y simultáneamente (los últimos tres años y medio, 13:5-7; 11:7) el anticristo sube del abismo para colaborar con Satanás atormentando y persiguiendo a los santos, y blasfemando a Dios; este período corresponde a los tres años y medio en el que la ciudad santa será entregada a los gentiles para ser destruida (11:2). Por todo lo anterior deducimos que el ay de la quinta trompeta debe de ser el comienzo de la gran tribulación (Mt. 24:21). El segundo ay, la sexta trompeta, y el tercer ay, la séptima trompeta (8:13; 9:12; 11:14), deben de ser parte de la gran tribulación, la cual probablemente, con el daño que el sexto sello y las primeras cuatro trompetas causan, será la hora de prueba para todos los moradores de la tierra (3:10). Los dos ayes que menciona el versículo 12 son la sexta y la séptima trompetas (9:13-20; 11:14-15).

Indudablemente, los cuatro ángeles “que están atados junto al gran río Eufrates” son cuatro ángeles rebeldes y malignos que siguieron a Satanás. La Biblia no especifica cuánto tiempo han estado atados junto al río. El versículo 15 dice: “Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres”. Muchos entienden este pasaje en conformidad con su concepto natural, pensando que “la hora, día, mes y año” se refiere al año, mes, día y hora específicos cuando será muerta la tercera parte de los hombres. Pero éste no es el significado. “La hora, día, mes y año” significa que los cuatro ángeles han sido preparados para la suma de la hora, y el día, y el mes, y el año, es decir, un total de trece meses, un día y una hora, para la matanza de los hombres. Esta mortandad primero durará una

Page 220: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

hora, luego un día, luego un mes, y luego un año. Este castigo será tan severo y terrible, que al principio la gente no esperará que dure más de una hora. Cuando la hora pase, y no termine, esperarán que no dure más de un día. Después del primer día anhelarán que no se prolongará más de un mes. Después de transcurrido un mes, la gente deseará que no pase de un año. En conjunto, el tiempo de esta terrible hecatombe, será de trece meses, un día, y una hora.

Muchos de nosotros sufrimos durante la segunda guerra mundial. Cuando esa guerra comenzó, el 7 de julio de 1937, estaba yo viajando por China. La mañana siguiente leí una edición especial del periódico con la noticia de que la noche anterior había comenzado la guerra. Desde ese momento empezamos a sufrir los rigores de la guerra, primeramente por cuatro años. Luego Pearl Harbor fue bombardeado, y Estados Unidos entró en la guerra. Al continuar nuestro sufrimiento, esperábamos que la guerra terminaría en cualquier momento. Las noticias prometían constantemente que la guerra terminaría, pero seguía extendiéndose, y nosotros contábamos los días. En esos días me encarcelaron por treinta días. En la prisión, ya no contaba los días sino las horas, con el anhelo de que en la próxima hora saldría libre. Después de treinta días me soltaron, pero seguíamos sin libertad, y seguíamos contando los días. Por esta experiencia podemos entender el significado de “la hora, el día, el mes y el año” que vemos en 9:15. Cuando venga sobre los hombres la terrible matanza mencionada en el capítulo nueve, la gente esperará que la mortandad cese en una hora, luego en un día, en un mes, luego en un año. Los cuatro ángeles que están atados junto al río Eufrates están preparados para matar hombres por ese largo tiempo, una hora, un día, un mes y un año.

II. DOSCIENTOS MILLONES DE JINETES

El versículo 16 dice: “Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número”. Los cuatro ángeles usarán doscientos millones de jinetes para matar la tercera parte de los hombres. El número de esos jinetes es casi la población de los Estados Unidos. Esos doscientos millones de soldados de caballería, vendrán de donde sale el sol (16:12), esto es, del oriente. El lugar de la tierra que produce más caballos es Mongolia. El mundo occidental ha inventado muchos medios modernos de transporte, pero esta caballería del oriente no usará ninguno de ellos. En su lugar usarán caballos. Para viajar a caballo no se necesitan rutas modernas ni ferrocarriles. Es posible que cada jinete traiga un caballo extra con agua y comida. A este ejército le será fácil esconderse o dispersarse ante la amenaza de ser atacado con bombas, y será difícil hallarlo. Estas tropas se moverán hacia el occidente matando a su paso. Los jinetes de estos caballos tendrán “corazas de fuego, de jacinto y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre” (v. 17). El versículo 19 dice: “El poder de los caballos

Page 221: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

estaba en sus bocas y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban”. Las colas de estos caballos, semejantes a serpientes, eran más venenosas que las de las langostas, semejantes a la de los escorpiones (v. 10). Las langostas solamente atormentarán a los hombres durante cinco meses (vs. 5, 10), mientras que los caballos matarán a la tercera parte de los hombres (vs. 15, 18). Esto significa que el ay de la sexta trompeta será más severo que el de la quinta.

Como dijimos, los cuatro ángeles serán desatados para impulsar a los doscientos millones de soldados de a caballo. Estas tropas se moverán de oriente a occidente, pasarán el Eufrates, y llegarán a la región más rica de la tierra, el Medio Oriente. Apocalipsis 9:14 dice que los cuatro ángeles estaban atados junto al río Eufrates, y en 16:12 dice: “El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes que vienen de donde el sol sale”. Estos doscientos millones de soldados de caballería que “vienen de donde el sol sale” se unirán para la batalla de Armagedón (16:10-16; 19:17-18).

En Apocalipsis 16:13-14 dice: “Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”. El versículo 16 del mismo capítulo dice: “Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón”. El río Eufrates se secará como resultado del derramamiento de la sexta copa. Puesto que se menciona el río Eufrates en los capítulos 9 y 16, vemos que los doscientos millones de jinetes de la sexta trompeta están relacionados con la sexta copa de la séptima trompeta, que trata de la reunión de los ejércitos de la tierra en Armagedón. Estos doscientos millones de soldados montados que vienen del oriente, y los ejércitos del norte y del occidente se concentrarán en Armagedón. Dios concentrará todos los ejércitos de la tierra en un solo lugar. Esto lo hará por Su sabiduría, y ocurrirá cuando se derrame la sexta copa, la cual es parte del ay de la séptima trompeta. Al mismo tiempo Satanás hará lo posible por destruir a la gente; el anticristo perseguirá al pueblo de Dios e incluso peleará contra Dios, haciendo todo lo que pueda por corromper la tierra. Por consiguiente Dios enviará Su juicio sobre la tierra. Durante los últimos tres años y medio, Satanás y el anticristo harán todo lo que esté a su alcance por destruir al hombre, y Dios juzgará la tierra. ¡Que lugar tan horrible será el mundo en ese entonces!

Una vez que el Eufrates se haya secado, los reyes del oriente y sus ejércitos cruzarán el río en seco camino a Armagedón, el cual está ubicado bastante cerca de Jerusalén. Ya vimos que todos los ejércitos de la tierra se juntarán para apoderarse de todas las riquezas de esa región. Muchas naciones de esa área son

Page 222: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ricas debido a las reservas de petróleo. Esto lo dispuso Dios así, y ésta será Su manera de juntar las uvas en el lagar (14:17-20; 19:15). Apocalipsis 19:15 dice que Cristo “pisa el lagar del vino del ardor de la ira del Dios Todopoderoso”. En el capítulo 14 primeramente tenemos las primicias (vs. 1-4); en segundo lugar, la cosecha (vs. 15-16), y tercero, el lagar es pisado (vs. 18-19). El versículo 20 dice: “Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios” (Un estadio equivale a ciento ochenta metros). La concertación de los ejércitos del mundo en un lugar llamado Armagedón es semejante a recoger todas las uvas en el lagar. Todas las uvas serán recogidas en el gran lagar de la ira de Dios. Cuando Cristo regrese a la tierra, destruirá a estos combatientes malvados pisando el lagar de la ira de Dios. El resultado será un río de sangre tan grande que llegará hasta los frenos de los caballos por una distancia de más de trescientos kilómetros.

Mencionamos con anterioridad que los trece meses, un día y una hora es probablemente el tiempo que necesiten los doscientos millones de hombres de a caballo para viajar desde “donde el sol sale” hasta el Medio Oriente. En su viaje matarán la tercera parte de los hombres. Esta matanza será terrible. Cuando ese ejército llegue al Eufrates, inmediatamente antes de la batalla de Armagedón, será derramada la sexta copa. La crónica de este suceso es muy seria. Es un relato histórico descrito antes de que suceda. Los escritores de este mundo tienen una vista muy corta y son superficiales e ignorantes. El Señor mismo escribió este informe histórico de la historia humana. Digo esto con solemnidad.

Hace más de cincuenta años que fui salvo. Durante esos años, desde 1918, he observado la situación del mundo y he estudiado las profecías de la Biblia. Puedo testificar que en ningún tiempo el cumplimiento de las profecías del Nuevo Testamento han estado tan cerca como ahora. El centro de la noticias de hoy es el Medio Oriente. Muchas de las noticias diarias acerca de esa región concuerdan con lo que dice la Biblia. Esto significa que el Señor cumple lo que dice y que las profecías se están cumpliendo. Sin duda alguna, estamos muy cerca del tiempo del sexto sello, cuya característica principal es el gran terremoto. Sin embargo, en este estudio-vida no estamos interesados en satisfacer nuestra curiosidad estudiando las profecías. El Señor está abriendo nuestros ojos por causa de lo que El está recobrando. No estamos ciegos ni velados ni cubiertos. Si hay cristianos que conocen la voluntad de Dios y Su economía, esos somos nosotros. ¿Entonces, qué debemos de hacer? Simplemente decir: “Amén, Señor. Amén a Tu Palabra, Tus hechos, Tu economía y Tu mover. Señor, Amén al secreto que nos has mostrado”.

Como un hermano ya entrado en años, permítanme decir unas palabras a los jóvenes: ustedes son bienaventurados de estar en el recobro del Señor. En el transcurso de su vida, con seguridad se cumplirán muchas profecías de la Biblia.

Page 223: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Después de considerar todos los asuntos tratados en este estudio-vida, nadie puede decir que no ha visto algo, o que no sabe algo sobre los días que vienen. Jóvenes, hace cincuenta años yo no tenía la visión clara que ustedes tienen hoy, pese a que había estudiado libros acerca de la profecía. Alabado sea el Señor porque el velo ha sido quitado, la economía de Dios se ha hecho manifiesta a nosotros, y ahora tenemos una visión clara de lo que viene. En estos días el panorama, la luz y la visión están bien definidos. Sabemos lo que pasará en el quinto sello, lo que ocurrirá en el sexto sello y lo que sucederá cuando se toquen las primeras cuatro trompetas. Sabemos que la quinta trompeta, el primer ay, determinará el comienzo de la gran tribulación, y sabemos que la sexta trompeta, el segundo ay, será la continuación de la tribulación. Ya vimos que la sexta trompeta está relacionada con la sexta copa. En resumen, se nos ha dado un panorama claro del futuro. Después de que se abra el sexto sello, no quedará nada bueno en la tierra para nosotros. ¡Prepárense! La tierra será sacudida, el mar será destruido, los ríos se volverán amargos, y los astros del cielo se oscurecerán. Finalmente, Satanás y el anticristo trabajarán conjuntamente atormentando a los hombres durante cinco meses. Después de esto, cuando suene la sexta trompeta, los doscientos millones de jinetes comenzarán a marchar a lo largo de una gran parte de la tierra, y a su paso destruirán la tercera parte de la humanidad. Finalmente, todos los ejércitos del mundo se reunirán en un solo lugar llamado Armagedón. Entonces las uvas, los ejércitos del mundo, serán holladas por Cristo en el lagar de la ira de Dios.

III. LA CONTINUACION DE LA GRAN TRIBULACION

Ha quedado claro que el segundo ay de la sexta trompeta es la continuación de la gran tribulación (11:14). Los versículos 20 y 21 dicen: “Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a los ídolos de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, los cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos”. (El versículo 20 no dice que estos ídolos no puedan hablar, como en Salmos 115:5; 135:16, porque según Apocalipsis 13:15, la imagen de anticristo hablará.) Estos versículos indican que Dios trae juicio para que los hombres se arrepientan. Aunque el propósito de Dios al ejecutar Sus juicios es que los hombres se arrepientan, estos versículos muestran que ellos no se arrepentirán.

Page 224: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTISEIS

CRISTO VIENE A TOMAR POSESION DE LA TIERRA

En los mensajes anteriores consideramos el contenido de los siete sellos. En el libro de Apocalipsis, el número siete se forma de dos maneras: cuatro más tres y seis más uno. Los siete sellos y las siete trompetas están dispuestos de esta manera. El número siete puede ser formado sumando números, mas no multiplicándolos. Pero el número doce es el producto de tres por cuatro. Los siete sellos indican que en la obra completa de Dios Sus criaturas serán conducidas al Dios Triuno. La criatura —el hombre— será conducida al único Dios. Por consiguiente, los siete sellos representan la obra completa de Dios. Los siete sellos, los cuales constituyen la obra completa de Dios en la tierra y en el universo, son el contenido de la economía de Dios. El propósito del mover de Dios es conducir Sus criaturas, simbolizadas por el número cuatro, al Dios Triuno, y conducir al hombre, simbolizado por el número seis (el hombre fue creado en el sexto día), al Dios que es uno solo. En realidad, los siete sellos llevan la creación a Dios mismo. La caída del hombre, la cual fue causada por Satanás, lo separó de Dios. La caída del hombre fue una substracción, mientras que la economía de Dios es una adición. La caída creó una separación entre el hombre y Dios, pero la economía y el mover de Dios regresan al hombre a Él.

Muchos cristianos no entienden los asuntos relacionados con el sexto sello y las primeras cuatro trompetas. El sexto sello y las primeras cuatro trompetas del séptimo sello se relacionan principalmente con el terremoto y el juicio sobre la tierra y las huestes celestiales. Como resultado de este sacudimiento y juicio, la tierra ya no será útil para la supervivencia pacífica del hombre. El sexto sello y las primeras cinco trompetas están estrechamente ligadas en el tiempo, pues el intervalo de tiempo entre ellas es corto. Algunas personas cuentan desde que sale el primer caballo, y dicen que la gran tribulación durará siete años. Los que lo hacen no se han dado cuenta de que el Apocalipsis abarca la historia de la humanidad a partir de la ascensión de Cristo. La interpretación de ellos deja un gran vacío entre la ascensión de Cristo y el fin de la era. Dejar este vacío, unos dos mil años, está fuera de toda lógica en relación con la profecía del Señor, puesto que fue en el siglo primero cuando El profetizó que estas cosas sucederían (1:19). Además, el libro mencionado en el capítulo cinco es una revelación completa de la economía de Dios. Como tal, debe de incluir la predicación del evangelio. El evangelio se predica para producir la iglesia y es un elemento importantísimo de la economía de Dios. Nosotros creemos que los cuatro caballos de los primeros cuatro sellos son un bosquejo de la historia

Page 225: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

humana desde la ascensión de Cristo hasta el final de esta era, ya que sería ilógico que quedara un vacío tan grande en este libro.

Después de estudiar cuidadosamente hemos visto que los últimos siete años probablemente no empezarán cuando el sexto sello sea abierto, porque desde este evento hasta que se toca la quinta trompeta, la cual es el principio de la gran tribulación, transcurrirá muy poco tiempo, mucho menos de tres años y medio. La gran tribulación durará tres años y medio, la segunda mitad de los últimos siete años. Si usted cuenta los últimos siete años a partir de la apertura del sexto sello, entonces desde que se abre el sexto sello hasta que se toca la quinta trompeta deben de transcurrir cuando menos tres años y medio. Lógicamente, éste sería un período demasiado largo. Entre la apertura del sexto sello y el toque de la quinta trompeta se tocarán cuatro trompetas, que traerán juicio sobre la tierra, el mar, los ríos y los cuerpos celestes. El sexto sello, que sacudirá la tierra y también dañará los cuerpos celestes, aunque es menos severo, es igual en principio al de las primeras cuatro trompetas.

El sexto sello y las primeras cuatro trompetas son un prefacio, un preámbulo, de la gran tribulación. Dios no tocará directamente al hombre en ninguna de estas calamidades. Esto sólo ocurrirá con el tormento del ay de la quinta trompeta y la hecatombe que causan los doscientos millones de jinetes, la cual es el ay de la sexta trompeta. Después del ay de la sexta trompeta, se derramarán las siete copas, que son el último ay y parte del contenido de la séptima trompeta. La sexta copa, que está relacionada con la sexta trompeta, será la preparación de la batalla de Armagedón. Esa batalla será el gran lagar de la ira de Dios, que será hollado por el Señor (14:19-20; 19:15) cuando venga a la tierra a pelear contra el anticristo y a lanzarlo en el lago de fuego (19:11-21). Esto pasará al mismo tiempo que se derrama la séptima copa sobre los aires para provocar el más grande terremoto y el peor granizo, los cuales constituirán la última plaga y el final de la gran tribulación.

En este mensaje llegamos al pasaje 10:1-11, una inserción entre la sexta y la séptima trompetas. Si queremos entender el Apocalipsis, debemos saber qué secciones van en secuencia y cuáles son inserciones. Cuando estábamos en el capítulo siete, hicimos notar que ese capítulo era una inserción entre el sexto sello y el séptimo, el cual muestra la preservación del pueblo de Dios. Dicho capítulo presenta la visión donde el remanente de Israel es marcado y los redimidos son arrebatados. El capítulo diez es parte de una inserción entre la sexta trompeta y la séptima. Esta inserción consta de tres visiones: la visión de Cristo, que viene a tomar posesión de la tierra (10:1-7), la visión de la holladura de la Jerusalén terrenal por el anticristo y sus ejércitos (11:1-2), y la visión de los dos testigos (11:3-12).

Page 226: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Debemos leer y estudiar el libro de Apocalipsis hasta que sepamos de memoria los principales hechos y podamos presentar un resumen de cada capítulo. En el capítulo uno hay siete candeleros, y Cristo anda en medio de ellos; en los capítulos dos y tres tenemos las siete iglesias; en el capítulo cuatro vemos la escena en el cielo; en el capítulo cinco Cristo el único digno de abrir el libro; en el capítulo seis están los seis sellos; el capítulo siete es una inserción que muestra dos visiones en cuanto a la preservación del pueblo de Dios; en el capítulo ocho están las primeras cuatro trompetas; en el capítulo nueve, vemos la quinta y la sexta trompetas; en el capítulo diez Cristo viene a tomar posesión de la tierra; en el capítulo once aparecen los dos testigos; en el capítulo doce se menciona el hijo varón; en el capítulo trece se habla de la bestia; en el capítulo catorce, de los primeros frutos, la adoración a la bestia, la cosecha y el lagar; en el capítulo quince los vencedores que están sobre en el mar de vidrio; en el capítulo dieciséis vemos las siete copas; en el capítulo diecisiete, la Babilonia religiosa; en el capítulo dieciocho, la Babilonia material y política; en el capítulo diecinueve se describen la fiesta de las bodas del Cordero y la batalla de Armagedón; en el capítulo veinte Satanás es atado, y se habla del reino milenario, la última rebelión de la humanidad, y el juicio del gran trono blanco; y en los capítulos veintiuno y veintidós vemos el cielo nuevo y la tierra nueva con la Nueva Jerusalén.

I. CRISTO COMO OTRO ANGEL

Consideremos ahora los detalles que se mencionan en 10:1-11. En este pasaje tenemos una clara visión de Cristo, quien viene a tomar posesión de la tierra. En este capítulo Cristo es “otro Ángel fuerte” como el que encontramos en 7:2; 8:3; 18:1.

A. Desciende del cielo

El versículo 1 dice que Juan vio a otro Ángel “descender del cielo”. Cristo desciende del cielo. Esta visión implica que, antes de tocarse la séptima trompeta, Cristo está en camino a la tierra.

B. Viene vestido de una nube

El versículo 1 también dice que Cristo viene “vestido de una nube” y aún no está “sobre la nube” como aparece en 14:14 y en Mateo 24:30; 26:64. Venir “sobre la nube” es venir visiblemente, mientras que estar “vestido de una nube” significa venir secretamente. Esto indica que incluso después de tocarse la sexta trompeta, lo cual ocurrirá en medio de la gran tribulación, Cristo viene secretamente, y no visiblemente, hasta que sea visto por todas las tribus de la tierra, como se menciona en 1:7 y en Mateo 24:30. En el capítulo diez la venida de Cristo a la tierra sigue siendo secreta. Incluso cuando se derrama la sexta

Page 227: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

copa, cuando se juntan los ejércitos en Armagedón, Cristo advierte que vendrá como un ladrón (16:15). El estará envuelto en la nube hasta el capítulo catorce, cuando se sentará en la nube y Su venida se hará visible. Con esto vemos que la enseñanza predominante de que Cristo vendrá antes de la gran tribulación es inexacta.

C. El arco iris sobre Su cabeza

En esta visión Cristo tiene un “arco iris” sobre “Su cabeza”. Aquí el arco iris indica que cuando Cristo venga a tomar posesión de la tierra, mientras trae Su juicio sobre ésta, guardará el convenio que Dios hizo con Noé acerca de la tierra (Gn. 9:8-17). También indica que será Él quien ejecute juicio, en conformidad con el que está sentado en el trono con el arco iris alrededor.

D. Su rostro es como el sol

El versículo 1 también dice que “Su rostro era como el sol”. Indudablemente en ese momento, poco antes de Su venida visible a la tierra, El no será como la estrella de la mañana, la cual aparece en el lapso más oscuro de la noche, antes del alba.

E. Sus pies son como columnas de fuego

Cuando Cristo venga a tomar posesión de la tierra, Sus pies serán “como columnas de fuego”. Estas columnas indican firmeza (Jer. 1:18; Gá. 2:9). El fuego simboliza la santidad de Dios (Ex. 19:18; He. 12:29), según la cual Cristo ejecutará Su juicio sobre la tierra.

F. Tiene en Su mano un librito abierto

En este capítulo, Cristo tiene “en Su mano un librito abierto” (vs. 2, 8). Este “librito abierto” es el libro de 5:1, el cual solamente Cristo es digno de abrir, y El lo tomó de la mano de Dios (5:5, 7). Ahora está en Su mano. En 5:1 el libro estaba sellado, pero en 10:2, 8 está abierto. El libro ha sido abierto porque todos los sellos fueron desatados. En este caso, por tratarse de una parte del libro, se le llama un librito. Se le considera tal, debido a que la mayor parte de la economía de Dios ya ha sido revelada.

G. Su pie derecho puesto sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra

El versículo 2 también dice que El “puso Su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra”. Al poner Cristo Sus pies en el mar y en la tierra, toma posesión de ellos (Dt. 11:24; Jos. 1:3; Sal. 8:6). Esto indica que Cristo desciende a tomar posesión de la tierra. Solamente El es digno de abrir el libro de la

Page 228: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

economía de Dios, y únicamente El está calificado para tomar posesión de la tierra. En Josué, Dios dijo al pueblo que todo lo que pisara la planta de los pies de ellos les pertenecería. Ellos andarían por la buena tierra, y todo lo que pisaran sus pies sería su posesión. Basándose en este principio, Cristo, el otro Ángel enviado por Dios, vendrá y pisará la tierra y el mar, ya que la tierra y el mar le han sido dados por herencia (Sal. 2:8). Aunque la tierra y el mar fueron usurpados por Su enemigo, y aunque El ha tolerado esto por siglos, un día no lo tolerará más. El vendrá a reclamar Su legítima herencia.

H. Clama a gran voz como ruge un león

El versículo 3 dice que Cristo “clamó a gran voz, como ruge un león”. El rugido de un león es comparado con la ira de un rey (Pr. 19:12; 20:2). Esto indica que Cristo como Rey de la tierra es provocado a ira. En los evangelios, Cristo hablaba como cordero, pero aquí ruge como león. El capítulo tres menciona la palabra de la perseverancia del Señor. La perseverancia implica tolerancia. Cuando ocurre lo narrado en el capítulo diez, el Señor ya no ejerce Su paciencia. En Su venida a tomar posesión de la tierra, El ruge como león.

I. Siete truenos sellados

Cuando Cristo clamó a gran voz, “siete truenos emitieron sus voces”. Los siete truenos deben de ser las últimas palabras expresadas por la ira de Dios. El versículo 4 dice: “Cuando hablaron los siete truenos, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas”. Hasta el presente no sabemos lo que dijeron los siete truenos, pero un día lo sabremos.

J. No hay más demora

Los versículos 5 y 6 dicen: “Y el Ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó Su mano derecha al cielo, y juró por Aquel que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que ya no habría más demora”. En el cielo lo más importante de todo lo creado es los ángeles; en la tierra, lo más importante es el hombre; y en el mar lo más importante es los demonios. Después de la sexta trompeta, no habrá más tolerancia en el juicio de Dios sobre la tierra. Por lo tanto, la séptima trompeta es el más severo de los juicios de Dios. Representa la consumación de la respuesta de Dios a la oración de los santos mártires, que se menciona en 6:10.

Page 229: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

II. LA CONSUMACION DEL MISTERIO DE DIOS

A. Al sonar la séptima trompeta

El versículo 7 dice: “Sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él esté por tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, según las buenas nuevas que El anunció a Sus esclavos los profetas”. Aquí vemos que el misterio de Dios tendrá su consumación cuando se toque la séptima trompeta.

B. El sonido de la séptima trompeta dura varios días

La mención de “días” en el versículo 7 indica que el sonido de la séptima trompeta durará varios días.

C. El fin de los misterios

Cuando el séptimo ángel esté a punto de tocar su trompeta, el misterio de Dios será concluido. En las dispensaciones transcurridas desde Adán hasta Moisés y desde Moisés hasta Cristo, todo fue revelado y manifestado, y no había ningún misterio. Pasará lo mismo en la dispensación del reino milenario y en el cielo nuevo y la tierra nueva: todo será revelado y ya no habrá misterio. Sin embargo, en la dispensación transcurrida desde Cristo hasta el reino milenario todo es misterioso. La encarnación de Cristo, como principio de esta dispensación misteriosa, es un misterio (1 Ti. 3:16). Cristo mismo es un misterio (Col. 2:2), así como la iglesia (Ef. 3:4-6), el reino de los cielos (Mt. 13:11), el evangelio (Ef. 6:19), el hecho de que Cristo more en los creyentes (Col. 1:26-27), y la resurrección y transfiguración de los santos que ocurrirá al final de esta dispensación misteriosa (1 Co. 15:51-52). Todos estos misterios estaban escondidos en los tiempos de las edades (Ro. 16:25; Ef. 3:5; Col. 1:26) y se completarán y habrán terminado cuando haya sonado la séptima trompeta. Al tocarse la séptima trompeta, se consumará no sólo el juicio de la ira de Dios sobre la tierra, sino también el misterio de Dios.

En la actualidad tanto el Cristo que mora en nosotros como la iglesia son un misterio. Los de afuera no nos entienden, porque para ellos somos misteriosos. Cuando decimos: “¡Gloria al Señor! Cristo está en nosotros”, tal vez digan: “Muéstrennoslo”. A lo cual podemos contestar: “No puedo mostrárselo, pero yo sé que Cristo está dentro de mí”. Esto es un misterio. Cuando a un incrédulo le devuelven por error dinero extra al pagar en un restaurante, es probable que se alegre. Cuando nosotros recibimos más de lo que debemos, lo devolvemos. Esto es un misterio para el cajero. Los incrédulos no pueden entender qué clase de personas somos. No traten de entenderme, pues soy un hombre misterioso. Aunque ésta es una era de misterio, cuando la séptima trompeta sea tocada, el

Page 230: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

misterio terminará. Al sonar la séptima trompeta, Cristo se manifestará, y toda la tierra lo reconocerá. Entonces los cajeros sabrán por qué nosotros, los misteriosos, devolvimos el dinero extra. Es probable que digan: “Nosotros creíamos que ustedes eran tontos, pero ahora entendemos”. Ellos no pueden entender este misterio hoy, pero un día lo entenderán.

Los sellos son algo privado y escondido, mientras que las trompetas son una declaración pública. En la apertura de los sellos Cristo guarda silencio, pero no lo hace cuando suenan las trompetas.

D. Las buenas nuevas anunciadas a los profetas

En la séptima trompeta, se cumplirán las buenas nuevas que Dios anunció a Sus propios siervos los profetas, como en Isaías 2:4; 11:1-10; 65:17-20; 66:22, es decir, el reino vendrá en su manifestación (11:15) y luego el cielo nuevo y la tierra nueva con la Nueva Jerusalén (21:1-3).

III. JUAN PROFETIZA OTRA VEZ

A. Recibe y come el librito abierto

Los versículos 8 y 9 dicen: “La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del Ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Y fui al Ángel, diciéndole que me diese el librito. Y El me dijo: Toma, y cómetelo entero; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel”. El escritor de Apocalipsis no sólo recibió el libro sino que también lo comió entero. Comer una cosa es recibirla y asimilarla. Debemos recibir la revelación divina, especialmente el libro de Apocalipsis, de este modo. Tanto Jeremías como Ezequiel hicieron esto (Jer. 15:16; Ez. 2:8; 3:1-3).

B. Dulce en la boca pero amargo en el vientre

El versículo 10 dice: “Entonces tomé el librito de la mano del Ángel, y me lo comí entero; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre”. Cuando recibimos la revelación divina y la comemos, es “dulce” al paladar, pero se vuelve amarga cuando la digerimos, o sea, cuando la experimentamos. Cuando leemos estos mensajes, tal vez sean dulces en nuestro paladar, pero en nuestra experiencia se hacen amargos. De todos modos, al final no habrá lágrimas en nuestros ojos, debido a que solamente disfrutaremos las aguas que salen de “las fuentes de agua de vida” (7:17). Hoy conocemos las aguas que contienen las lágrimas. Pero al final no habrá más lágrimas. En vez de lágrimas, beberemos agua de manantiales maravillosos. Alabado sea el Señor porque al final no habrá amarguras, sino sólo dulzura eterna.

Page 231: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

C. La profecía de que Cristo poseerá la tierra

En el versículo 11 leemos: “Y ellos me dijeron: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes”. Después que Juan vio el librito, la última parte de la economía de Dios, y lo comió, halló que fue dulce en su boca y amargo en su vientre, y se le ordenó que profetizara otra vez. La profecía de este libro se compone de dos secciones. La primera va desde el primer sello hasta la sexta trompeta, y es secreta. La segunda sección va desde la séptima trompeta hasta el cielo nuevo y la tierra nueva, y es la parte manifiesta. Juan profetizó en la primera sección. Ahora debe profetizar otra vez, esto es, debe profetizar en la segunda sección de la profecía de este libro. La segunda profecía de Juan se relaciona con la toma de posesión de la tierra por parte de Cristo (11:15; 12:5). Esta profecía es simplemente la séptima trompeta, la cual incluye las copas, el arrebatamiento de todos los santos, el tribunal de Cristo, las bodas del Cordero, el regreso de Cristo con Su ejército para derrotar al anticristo y al falso profeta, el encadenamiento de Satanás, el reino milenario, la última rebelión de la humanidad bajo la instigación de Satanás, el juicio de los muertos ante el gran trono blanco para determinar su destino eterno, y el cielo nuevo y la tierra nueva con la Nueva Jerusalén. Esto es lo que consta en la séptima trompeta y es la segunda profecía de Juan. Este también es el contenido del librito, la última parte de la economía de Dios.

Page 232: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTISIETE

JERUSALEN ES HOLLADA Y LOS DOS TESTIGOS DAN TESTIMONIO

El capítulo diez y la primera parte del capítulo once son una inserción entre la sexta trompeta y la séptima. En el capítulo diez tenemos una clara visión en la que Cristo regresa a tomar posesión de la tierra. En el capítulo once tenemos una visión que es crucial para entender la profecía de este libro. Al considerar esta visión, se debe tener presente tres cosas principales: el tiempo, el lugar y los participantes. El espacio de tiempo que esta visión abarca es de cuarenta y dos meses (v. 2). Cuarenta y dos meses equivalen a mil doscientos sesenta días (v. 3). Indudablemente, ésta es una referencia a los versículos del libro de Daniel donde se hace mención a los tres años y medio, la segunda mitad de las últimas setenta semanas (Dn. 12:7; 7:26; 9:27). En Apocalipsis tenemos el cumplimiento de lo que se menciona en Daniel. El lugar donde sucede esta visión es la ciudad de Jerusalén, la cual, de acuerdo con el libro de Daniel, será entregada a los gentiles, principalmente al anticristo. Cuando el anticristo rompa el pacto de siete años que hizo con Israel (Dn. 9:27), perseguirá a los judíos y los forzará a cesar la adoración a Dios (Ap. 13:7; Dn. 7:21; 8:11-12). El anticristo creerá que está apoderándose de Jerusalén, pero en realidad será Dios quien la entregue en sus manos. Esto significa que Dios permitirá que el anticristo haga todo lo que le plazca en la ciudad de Jerusalén.

Durante estos cuarenta y dos meses profetizarán en la ciudad de Jerusalén dos testigos vestidos de cilicio (vs. 3-4), quienes son los dos olivos y los dos candeleros. Como veremos, estos dos testigos no serán dos personas nuevas, sino dos personas que ya estuvieron presentes en los tiempos del Antiguo Testamento: Moisés y Elías. En Apocalipsis 11 estos dos testigos “están en pie delante del Señor de la tierra” (v. 4). Cuando llegamos a esta porción de la Palabra, debemos tener en mente estas tres cosas: el tiempo, el lugar y los testigos.

I. DURANTE LA GRAN TRIBULACION

El versículo dos dice que las naciones “hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses”. Al final de esta era, el anticristo confirmará un pacto de una semana (siete años) con los judíos, y ésa será la última semana de las setenta que Dios determinó para la nación judía en Daniel 9:24-27. En medio de la última semana (o sea, después de la primera mitad de los siete años) el anticristo romperá el convenio y hará cesar el sacrificio y la ofrenda a Dios (Dn. 9:27). Entonces él blasfemará a Dios y perseguirá a Su pueblo por tres años y medio

Page 233: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

(13:5-7; Dn. 7:25; 12:7), los cuales serán los cuarenta y dos meses o los mil doscientos sesenta días mencionados aquí, y la segunda mitad de la última semana de Daniel 9:27, cuando el anticristo destruirá la ciudad santa de Jerusalén. Según Mateo 24:15, 21 estos tres años y medio será el tiempo de la gran tribulación.

II. JERUSALEN ES HOLLADA

En los versículos 1 y 2 leemos que Jerusalén es hollada: “Entonces me fue dada una caña semejante a una vara, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Pero el atrio que está fuera del templo deséchalo, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses”. Una caña se usa para medir (21:15; Ez. 40:3; 42:16-19), mientras que una vara implica castigo (Pr. 10:13; Is. 10:5; 11:4). Por consiguiente, la expresión “una caña semejante a una vara” denota la idea de medir con castigo. Medir equivale a santificar, preservar y poseer (Nm. 35:2, 5; Ez. 45:1-3; 42: 15-20; 48:8, 12, 15). El altar del versículo 1 se refiere al altar de oro, el altar del incienso, pues está en el templo, y no al altar de bronce, el altar de los sacrificios, ubicado en “el atrio que está fuera del templo” (v. 2). El atrio al que hace alusión el versículo 2 está en la tierra. Aquí la ciudad santa se refiere a la Jerusalén terrenal (Is. 52:1; Mt. 27:53).

Al apóstol Juan se le dijo que midiera el templo de Dios y el altar. Indudablemente éstos son el templo y el altar que están en los cielos. Esta medición indica que los cielos serán preservados. Durante estos tres años y medio, el cielo será preservado debido a que Satanás será lanzado del cielo a la tierra. Debido a que el hijo varón habrá sido arrebatado al cielo, ya no habrá lugar para Satanás allí. Dondequiera que los vencedores estén, no habrá lugar para Satanás. Los vencederos pelearán a medida que suben al cielo, y una vez allí, se desatará una guerra entre ellos y Satanás. Este será derrotado y lanzado a la tierra. Entonces Cristo y los vencedores pelearán a medida que descienden a la tierra hasta llegar a Armagedón y allí destruirán el ejército del anticristo. En los últimos tres años y medio no habrá rastros de Satanás en el cielo, el cual será enteramente preservado. En ese entonces, Satanás, el anticristo y el falso profeta, un trío maligno, estarán en la tierra haciendo todo lo posible por corromperla.

El templo de Dios que está en el cielo es medido, mientras que “el atrio que está fuera del templo” será desechado y no será medido (v. 2) “porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses”. Aquí vemos que el templo terrenal, la Jerusalén de la tierra, será entregado para que sea destruido por el anticristo y las naciones.

Page 234: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

III. LOS DOS TESTIGOS DAN TESTIMONIO

A. Los dos testigos

Veamos ahora el testimonio que dan los dos testigos (vs. 3-12). Todos los estudiosos de la Biblia están de acuerdo en que uno de los dos testigos es Elías. Pero hay cierto debate sobre la identidad del otro testigo. Algunos afirman que es Enoc porque, aparte de Elías, él es el único que nunca murió. De acuerdo con Hebreos 9:27, está establecido que el hombre muera una sola vez. Aquellos que sostienen este punto de vista dicen que Enoc y Elías deben de ser los dos testigos que morirán durante la gran tribulación, dado que nunca han muerto. Como Moisés ya murió, no debe morir por segunda vez. Pero, ¿qué diríamos de Lázaro? Contrariamente a este punto de vista, él murió, resucitó y volvió a morir. ¿Por qué afirmamos nosotros que los dos testigos son Moisés y Elías? Lo afirmamos con una sólida base en las verdades bíblicas. La Biblia revela que Moisés y Elías son los dos testigos de Dios. Lo que ellos hacen en 11:5-6 es exactamente lo que hicieron en el Antiguo Testamento (Ex. 7:17, 19; 9:14; 11:1; 2 R. 1:10-12; 1 R. 17:1). Moisés convirtió el agua en sangre, y Elías hizo descender fuego del cielo. Por consiguiente, de acuerdo a sus respectivos ministerios, los dos testigos deben de ser Moisés y Elías. Además, fueron ellos quienes aparecieron delante del Señor en el monte de la transfiguración (Mt. 17:1-3). Moisés representa la ley, y Elías los profetas (Lc. 16:16), y ambos son testigos de Dios. El Antiguo Testamento se compone de los escritos que estos dos hombres representan, a saber, la ley y los profetas. La ley fue dada por medio de Moisés, y el mayor de los profetas fue Elías. Así que el Antiguo Testamento fue llamado “la ley y los profetas” (Lc. 16:16). Estos dos ministerios siempre han sido el testimonio de Dios. A lo largo de los siglos la ley, representada por Moisés, y los profetas, representados por Elías, han sido los testigos de Dios en la tierra. La misión de Elías fue profetizada (Mal. 4:5; Mt. 17:11).

1. Los dos olivos, los dos candeleros, y los dos hijos de aceite que están

delante del Señor de la tierra

Estos dos testigos son los dos olivos, los dos candeleros y los dos hijos de aceite que están delante del Señor de la tierra (v. 4; Zac. 4:3, 11, 12-14). El versículo 4 dice: “Estos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Señor de la tierra”. Los olivos mencionados en el versículo 4 producen aceite para las lámparas, y los candeleros emiten luz con el aceite de los olivos. Zacarías 4:14 dice que ellos son “los dos hijos de aceite que están delante del Señor de toda la tierra”. Se les llama hijos de aceite porque están llenos de aceite; están llenos del Espíritu. Por consiguiente, tienen varios nombres: los dos testigos, los dos candeleros, los dos olivos y los dos hijos de aceite. En la era de la iglesia, las iglesias son los candeleros que irradian el testimonio de Dios

Page 235: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

(1:20), pero en los últimos tres años y medio de esta era, los dos testigos serán los candeleros que difundirán el testimonio de Dios.

Los mil doscientos sesenta días del versículo 3 son los cuarenta y dos meses mencionados en el versículo 2, el período cuando el anticristo blasfemará contra Dios (13:5-6) y perseguirá a Su pueblo (12:6, 14). Mientras él ejerce su poder maligno y persigue al pueblo de Dios, los dos testigos profetizarán, hablarán por Dios y darán testimonio en contra de las maldades del anticristo. Durante la gran tribulación, la persecución será severa y feroz. Por esta causa Dios enviará de nuevo a Moisés y a Elías, y éstos, llenos del Espíritu fortalecerán a los judíos, a los cuales el anticristo obligará a dejar su religión. También fortalecerán a los santos que queden en la gran tribulación. De acuerdo con Apocalipsis 14, inmediatamente después del arrebatamiento de las primicias, el anticristo perseguirá al pueblo de Dios y lo obligará a adorarlo a él y a su imagen (14:9-12). En este entonces, los dos testigos fortalecerán al pueblo de Dios. Al mismo tiempo, un ángel que vuela por en medio del cielo predicará “el evangelio eterno” (14:6). Este evangelio, que es diferente al evangelio de vida o al evangelio del reino, exhortará a los hombres a temer a Dios, lo cual da a entender que no deben perseguir al pueblo de Dios, y a que adoren a Dios, o sea que no adoren al anticristo. De manera que durante la gran tribulación, habrá dos clases de fortalecimientos: el fortalecimiento por parte de los dos testigos y el fortalecimiento que produce la predicación del evangelio eterno.

2. Vestidos de cilicio

El versículo 3 dice: “Y daré a Mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio” (v. 3). El cilicio se usa para mostrar luto (2 S. 3:31). Los dos testigos usarán vestidos de luto como advertencia para los hombres. No predicarán el evangelio de gozo, sino que exhortarán a las personas a no adorar al anticristo para que sean libradas del juicio de Dios.

3. Consumen con fuego y matan a sus enemigos

El versículo 5 dice: “Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera”. Nosotros no tenemos el poder que ellos tienen, y en nuestra predicación no matamos ni echamos fuego. Pero estos dos testigos podrán decir: “Si ustedes tratan de dañarnos, serán consumidos con fuego y muertos”.

Page 236: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

4. Tienen potestad para cerrar el cielo, convertir las aguas en sangre,

y herir la tierra con toda clase de plagas

El versículo 6 dice: “Estos tienen potestad para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen potestad sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran”. Cerrar el cielo para que no llueva es similar a lo que Elías hizo (1 R. 17:1; Lc. 4:25). Convertir las aguas en sangre y herir la tierra con plagas es semejante a lo que Moisés hizo (Ex. 7:17,19; 9:14; 11:1).

5. El anticristo los mata

Dios en Su sabiduría permitirá que estos dos testigos sean derrotados temporalmente. El versículo 7 dice: “Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará”. Esta bestia es el anticristo, quien subirá del abismo (17:8) y del mar (13:1), y quien hará guerra contra los santos (13:17). Al final, aun los dos testigos más fuertes serán muertos bajo la persecución del anticristo. El anticristo no solamente peleará en contra del hombre sino también en contra de Dios. El continuará peleando contra Dios hasta que Cristo venga con Sus vencedores para pelear contra él directamente. Cristo, la corporificación de Dios, descenderá con un ejército de vencedores para pelear contra el anticristo, “el hombre de iniquidad” (2 Ts. 2:3). En los últimos tres años y medio habrá una guerra entre la humanidad rebelde, bajo la dirección de la bestia, “el hombre de iniquidad”, y el Creador. Esto forzará a Dios a intervenir y pelear directa y físicamente en Cristo junto con todos Sus vencedores.

6. Sus cadáveres son dejados en la calle de Jerusalén por tres días y medio

Los versículo 9 y 10 dicen: “Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sus cadáveres sean puestos en sepulcros. Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra”. Los cadáveres no serán sepultados, sino que serán dejados en la calle de la gran ciudad, como espectáculo público, en la ciudad donde su Señor fue crucificado. La “gran ciudad” se refiere a “la ciudad santa” del versículo 2, la Jerusalén terrenal, la cual en sentido espiritual vendrá a ser Sodoma y Egipto, donde el Señor fue crucificado. Después de la restauración de la nación de Israel en 1948, los judíos que regresaron a su patria seguían siendo incrédulos. Israel será tan pecador como Sodoma (cfr. Is. 1:9-10; 3:9; Jer. 23:14) y tan mundano como Egipto (cfr. Ez. 23:3, 8, 19, 27), y estará en esa condición hasta el regreso de Cristo, su Mesías, cuando “todo Israel será

Page 237: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

salvo” (Ro. 11:26). Las personas más mundanas se encuentran en la pequeña nación de Israel. Al fin de esta era ante los ojos de Dios, Jerusalén será tan pecadora como Sodoma y tan mundana como Egipto. Debido a esto, Dios abandonará esa ciudad en los últimos tres años y medio. Es como si Dios dijera: “Dejémosla. La voy a entregar en manos del anticristo, para que él haga lo que le plazca a esta Jerusalén pecaminosa y mundana”.

En el año 70 d. de C. Tito, un príncipe de Roma, destruyó la ciudad de Jerusalén. Tanto en Daniel como en el Nuevo Testamento, ese príncipe tipifica al anticristo. En Daniel 9:26-27 se considera las dos destrucciones como una sola. Si usted lee cuidadosamente el capítulo 9 de Daniel, verá que Jerusalén será destruida dos veces. Tito realizó la primera destrucción, y el anticristo llevará a cabo la segunda. En la profecía de Daniel las dos destrucciones se presentan como una sola, pero en realidad no lo son. El anticristo destruirá a Jerusalén igual que lo hizo Tito. En principio, el cumplimiento de un tipo siempre es más completo que el tipo mismo. Por eso el Señor dice que la gran tribulación será más severa que todo lo que la ha precedido y la sucederá. Incluso en Mateo 24 y en Lucas 21, la profecía del Señor no hace una distinción clara entre la destrucción de Jerusalén bajo Tito y la destrucción a manos del anticristo. Las dos están combinadas. Por esta razón, en las setenta semanas hay un largo intervalo entre las primeras sesenta y nueve semanas y el cumplimiento de la septuagésima. Hay un largo período de receso antes de que ésta se cumpla. Después de la sexagésima novena semana, ocurrió una destrucción por mano de Tito, y después del intervalo entre la sexagésima novena semana y la septuagésima vendrá otra destrucción bajo el mando del anticristo. No obstante, en la Biblia estas dos destrucciones son mencionadas casi como si fueran una sola. En los días de Tito, Jerusalén era pecaminosa, y en los días del anticristo será aún más pecaminosa. En Apocalipsis once Jerusalén ni siquiera es llamada por su nombre, sino “la gran ciudad”, el lugar donde el Señor fue crucificado (v. 8). El Señor, por supuesto, no fue crucificado en Sodoma ni en Egipto, sino en Jerusalén. En el tiempo de la destrucción y la persecución que trae el anticristo, Jerusalén se habrá vuelto tan pecaminosa como Sodoma y tan mundana como Egipto. Cuánto necesitamos orar por los judíos para que se arrepientan. Entre ellos estarán los fieles, los ciento cuarenta y cuatro mil. Después del arrebatamiento de los dos testigos, estará cerca la venida del Señor con Su ejército para derrotar al anticristo en la batalla de Armagedón.

7. Resucitados

El versículo 11 dice: “Pero después de tres días y medio entró en ellos el aliento de vida que venía de Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron”. Esto indica que fueron resucitados. Esta resurrección

Page 238: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

es distinta de la que se menciona en 1 Tesalonicenses 4:16. El Señor Jesús resucitó después de tres días, y Lázaro fue resucitado después de cuatro. Pero estos dos testigos serán resucitados después de tres días y medio.

8. Arrebatados al cielo

El versículo 12 añade: “Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron”. Esto indica que fueron arrebatados. Este arrebatamiento también es distinto al que se menciona en 1 Ts. 4:17.

B. El testimonio de ellos

El versículo 7 dice que los dos testigos acaban su testimonio. Ellos dan testimonio de Dios como el Señor de la tierra (v. 4) y en contra del anticristo. Durante la gran tribulación los dos testigos darán un adecuado testimonio a favor de Dios y en contra del anticristo (Dt. 17:6; 19:15; Mt. 18:16).

Pese a que muchos verán la resurrección y el arrebatamiento de los dos testigos, no se arrepentirán. Esto nos muestra que no debemos confiar en los milagros. Muchos tienen el concepto errado de que a la gente se le puede convencer con milagros. Pero estos dos testigos, los cuales serán muertos físicamente, resucitarán repentina y milagrosamente y serán arrebatados a los cielos. Sin embargo, la gente no se arrepentirá.

IV. UN GRAN TERREMOTO

El versículo 13 dice: “En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo”. Esta ciudad es la “grande ciudad” del versículo 8, o sea, Jerusalén. La décima parte de la ciudad de Jerusalén caerá por causa de este terremoto, y el resto de la ciudad se dividirá en tres partes con el último terremoto, mencionado en 16:19.

El versículo 13 dice que “por el terremoto murieron siete mil hombres” o “nombres de hombres”, lo cual denota personas de renombre. Serán siete mil personas famosas. En ese entonces, muchos de la nación de Israel serán personas notables. Siete mil de estas personas morirán por este terremoto, porque ellos tomaron la iniciativa en no creer en el Señor Jesús. Actualmente muchos filósofos, doctores, políticos y economistas judíos son pecaminosos y mundanos y no creen en el Señor Jesús. Hoy día la nación de Israel está bajo el control de estas personas destacadas. Muy pocos de los israelitas de renombre creerán en el Señor. Hace poco oí que el gobierno de Israel decidió estorbar que cualquier obra misionera cristiana se lleve a cabo en Israel. Esta decisión fue

Page 239: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

tomada por las personas de renombre. Cuando este terremoto suceda, serán las personas famosas principalmente las que morirán.

Este pasaje es un ventana por la cual podemos ver la deplorable situación prevaleciente entre los judíos al final de la era presente. Esta es la razón por la cual se desatará una gran persecución. Los países árabes no tendrán éxito en ninguno de sus intentos de destruir la nación de Israel, debido a que el Señor cuida a Israel. Pero esto no significa que los judíos tengan interés en el Señor. No, ellos siguen siendo pecaminosos y mundanos; pero un día Dios les dirá: “Os voy a abandonar. Los cielos serán medidos, pero dejaré a Jerusalén en las manos del anticristo. El la destruirá con más crueldad que Tito”. Según Zacarías 12, la persecución pondrá a los judíos en una situación tal que tendrán que acudir a Aquel a quien traspasaron. En ese momento, Cristo vendrá y todas las tribus de la Tierra Santa verán al Redentor, el mismo a quien ellos traspasaron hace dos mil años. Cuando acudan al Señor, llorarán por El y se arrepentirán (Zac. 12:10-14). Pero este lamento llegará algo tarde, pues antes de esto, muchos serán muertos por el anticristo. Esta es la palabra de profecía. No podemos hacer otra cosa que orar por ellos y estar preparados para la hora cuando el Señor nos llevará.

Después de morir las siete mil personas de renombre en el terremoto, el resto del pueblo quedará aterrorizado y dará gloria a Dios. Cuando el Señor regrese a ellos, muchos, posiblemente todos, se arrepentirán y recibirán al Señor, aquel a quien traspasaron.

Page 240: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTIOCHO

LA SEPTIMA TROMPETA

En Apocalipsis 11:14-18 tenemos la séptima trompeta. Sin ésta la economía de Dios y el mover de Dios no pueden concluirse. Al leer desde el capítulo ocho hasta el once, vemos que las siete trompetas verdaderamente son algo inmenso. Cuando la séptima trompeta suene, ocurrirán muchas cosas. Esta trompeta sonará por cierto tiempo, y durará por la eternidad; declarará, anunciará y proclamará el plan eterno de Dios. En cada una de las primeras seis trompetas sólo ocurre un evento, pero en la séptima trompeta ocurrirán muchas cosas.

La séptima y última trompeta (1 Co. 15:52) tiene tanto aspectos positivos como negativos. Los aspectos negativos se relacionan con la ira de Dios, la cual consta de las últimas plagas de las siete copas (15:1; 16:1-21), el último ay anunciado sobre los moradores en la tierra (8:13; 9:12; 11; 14), y la destrucción de los que destruyen la tierra, lo cual sucederá cuando el Señor regrese a la tierra (17:14; 18:1-2; 19:19—20:3). Los aspectos positivos son: el reino eterno de Cristo, que es el reino manifestado (11:15, 17); el juicio de los muertos, el cual ocurre antes de la resurrección de los santos (v. 18); y la entrega de la recompensa a los profetas y a los santos, lo cual sucederá en el tribunal de Cristo (2 Co. 5:10) después de la resurrección y el arrebatamiento de los santos (1 Co. 15:23, 52; 1 Ts. 4:16-17), y en el trono de gloria de Cristo (Mt. 25:31-34), y después de la entrega del galardón a aquellos que temieron al nombre del Señor (14:6-7). De modo que la séptima trompeta comprende todo lo que acontece desde el fin de la gran tribulación hasta la eternidad futura: las últimas plagas de las siete copas (cap. 16), la resurrección y el arrebatamiento de los santos, el galardón dado a los santos, el regreso de Cristo a la tierra, la destrucción de la gran Babilonia (17:1—19:6), las bodas del Cordero (19:7-10), la destrucción del anticristo, el falso profeta, Satanás y sus seguidores (19:11—20:3), el reino milenario (20:4-6), el juicio final ejecutado sobre la tierra y sobre Satanás (20:7-10), el juicio final de los muertos (20:11-15), y el cielo nuevo y la tierra nueva con la Nueva Jerusalén, que perdurarán por la eternidad (21:1—22:5).

I. TERMINA LA GRAN TRIBULACION

En Apocalipsis 11:14 leemos: “El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto”. El tercer ay consta de las siete copas de la ira de Dios (cap. 16), y es parte del contenido negativo de la séptima trompeta. El ay de la séptima trompeta debe de marcar el final de la gran tribulación (Mt. 24:21), puesto que el toque de esta trompeta es mencionado después de la visión acerca de la destrucción de Jerusalén durante los últimos tres años y medio (11:2), y puesto

Page 241: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

que las siete copas son las últimas plagas de la consumación de la ira de Dios (15:1; 16:1).

II. CONCLUYE LA ERA

Al sonar la séptima trompeta, no solamente terminará la gran tribulación, sino que también concluirá esta era. El misterio de Dios finalizará (10:7), y los reinos del mundo serán el reino de nuestro Señor y de Su Cristo (11:15). Entonces comenzará otra era, la era del reino, el milenio.

III. TRAE EL REINO QUE PERDURA POR LA ETERNIDAD

La séptima trompeta traerá el reino que perdura por la eternidad. El versículo 15 dice: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: El reinado sobre el mundo ha pasado a nuestro Señor y a Su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos”. La frase “El reinará por los siglos de los siglos” se refiere al reinado eterno del Señor en el cielo nuevo y la tierra nueva (22:5). Esto indica que la séptima trompeta abarca el cielo nuevo y la tierra nueva con la Nueva Jerusalén.

IV. LA SEPTIMA TROMPETA CONSTA DE:

A. Las siete copas de la ira de Dios contenidas en el tercer ay

La séptima trompeta incluirá las siete copas de la ira de Dios y el tercer ay (11:14, 18; 15:1, 7-8; 16:1-21). El versículo 18 dice: “Se airaron las naciones, y Tu ira ha venido”. Esta ira se refiere a la ira de las siete copas mencionadas en el capítulo 16, las cuales son parte del contenido negativo de la séptima trompeta. El último ay comprende las siete copas de la séptima trompeta. Las siete copas constituyen la intensificación de la ira de Dios. Cuando las siete copas sean vertidas sobre la tierra, la ira de Dios será desfogada. Las copas no serán vertidas sobre la tierra ni sobre el cielo, sino sobre los hombres, especialmente sobre el anticristo y su reino. En el último ay, el anticristo estará peleando contra Dios, y Cristo descenderá a la tierra con Sus ejércitos vencedores para pelear contra él. Las siete copas del tercer ay serán como siete bombas arrojadas desde el cielo y usadas por Dios para destruir al anticristo y su reino. Las siete copas probablemente serán vertidas en un corto lapso de tiempo. Al derramarse las siete copas, concluirá la gran tribulación y terminará esta era.

B. El reino eterno de Cristo

La séptima trompeta también incluye el reino eterno de Cristo (11:15, 17). El versículo 15 dice que el reinado sobre el mundo pasará a nuestro Señor y a Su

Page 242: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Cristo, y El reinará por los siglos de los siglos. Los reinos del mundo llegarán a ser el reino de Cristo cuando éste regrese después de juzgar a las naciones (Dn. 7:13-14; 2:44-45). En ese momento, los veinticuatro ancianos se postrarán sobre sus rostros y adorarán a Dios, diciendo: “Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras, porque has tomado Tu gran poder, y has reinado” (v. 17).

C. El juicio de los muertos

Durante el transcurso de la séptima trompeta, Cristo juzgará a los muertos. El versículo 18 dice que ha venido “el tiempo de juzgar a los muertos”. El juicio de los muertos mencionado en este versículo no se refiere al juicio del gran trono blanco. Puesto que juzgar a los muertos se menciona antes de “darle la recompensa a tus esclavos”, no debe de referirse al juicio de los muertos ante el gran trono blanco que sucede después del milenio (20:11-15). Esto significa que, según Juan 5:27-29, al terminar esta era, antes del milenio, los muertos serán juzgados para determinar quién participará de la resurrección de vida antes del milenio (1 Co. 15:23; Apocalipsis 20:4-6) y quién será dejado para la resurrección de condenación después del milenio (20:11-12). Antes que Cristo resucite a los santos, El determinará entre los muertos quiénes estarán en la primera resurrección, la resurrección de vida, y quiénes en la segunda, la resurrección de condenación. Después de determinarse esto, se producirá la resurrección de los santos.

Cuando los santos hayan resucitado, serán arrebatados. En 1 Tesalonicenses 4 vemos que los santos que estén muertos serán levantados. Muchos cristianos tienen el concepto equivocado de que los santos que murieron están en el cielo, y que cuando el Señor Jesús venga, ellos descenderán con El. Lea la Biblia otra vez. Los santos no descenderán sino que serán levantados, y, junto con los que vivan, serán arrebatados a las nubes al encuentro del Señor. Decir que los santos que murieron están ahora en el cielo no tiene base en las Escrituras.

D. Confiere el galardón

1. A los profetas y a los santos

El versículo 18 también dice que el tiempo ha llegado “de dar el galardón a Tus esclavos los profetas, y a los santos, y a los que temen Tu nombre, a los pequeños y a los grandes”. El galardón será dado por el Señor a Sus fieles a Su regreso (22:12; Mt. 16:27). El juicio de los profetas y de los santos se llevará a cabo ante el tribunal de Cristo (2 Co. 5:10). El propósito de este juicio será determinar entre las personas salvas quién será digna de recibir el galardón y quién necesitará más disciplina. El galardón para los profetas y para los santos

Page 243: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

se dará después de la resurrección y del arrebatamiento de los santos (1 Co. 15:23, 52; 1 Ts. 4:16-17).

La séptima trompeta de Apocalipsis 11 es la final trompeta de 1 Corintios 15. A la final trompeta los santos que hayan muerto resucitarán y, juntamente con los que estén vivos, serán arrebatados a los aires. No es bíblico decir que el arrebatamiento de la mayoría de los santos sucederá antes de la tribulación. ¿Cómo pueden decir que Cristo vendrá visiblemente antes de la tribulación? La Biblia es muy clara en este respecto. Pablo dice que los santos que estén vivos no precederán a los que murieron, y que cuando suene la última trompeta, los santos que hayan muerto resucitarán. Todos tenemos que admitir que la trompeta final es la séptima trompeta. Después de la séptima trompeta no habrá más trompetas. Antes de la séptima trompeta, están la quinta y la sexta, que son las partes principales de la gran tribulación. Puesto que muchos santos serán arrebatados cuando suene la séptima trompeta, lo cual sucede al final de la gran tribulación, ¿cómo podría uno decir que el arrebatamiento de la mayoría de los santos sucederá antes de la gran tribulación? No se deje limitar por las enseñanzas tradicionales de hoy, que son superficiales e inexactas. Necesitamos tomar la palabra pura de la Biblia. Cuando suene la séptima trompeta, los santos que hayan muerto serán resucitados, y los que estén vivos serán arrebatados juntamente con ellos a los aires. Sin embargo, ni siquiera en ese entonces Cristo habrá regresado. Durante ese tiempo El permanecerá en los aires. Después de este arrebatamiento, Cristo establecerá Su tribunal de juicio para decidir quién recibirá el galardón y será parte de su ejército vencedor, y quién necesitará más disciplina y castigo.

2. Al pueblo que teme a Dios

Cristo también recompensará al pueblo que teme a Dios. Apocalipsis 11:18 también menciona específicamente que se le dará galardón a los que temen el nombre de Dios. El pueblo que teme a Dios consta de aquellos que obedecen al evangelio eterno, el cual consiste en temer y adorar a Dios, en no adorar a la bestia y a su imagen (14:6-7), y en proveer de lo necesario al pueblo de Dios. (Mt. 25:33-40). Luego, después de que Cristo venga a tomar posesión de la tierra y a establecer el trono de Su gloria en Jerusalén, el centro de Su reino, El juzgará las naciones, a todos los incrédulos que aún vivan. El Nuevo testamento dice que Cristo ha sido designado para juzgar a los vivos y a los muertos (Hch. 10:42; 2 Ti. 4:1). ¿Cuándo juzgará a los que viven? Después de la batalla de Armagedón y de destruir al anticristo, al falso profeta y a sus seguidores (Ap. 19:11-21). En ese tiempo todavía habrá un gran número de incrédulos en la tierra. De acuerdo con Mateo 25:31-46, Cristo reunirá todas las naciones delante de Su trono en Jerusalén y las juzgará.

Page 244: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Muchos piensan que este juicio es el juicio de los cristianos en el que se determina quién es genuino y quién es falso. Considere lo que dice Mateo 25:31-32: “Pero cuando el Hijo del Hombre venga en Su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en el trono de Su gloria, y serán reunidas delante de Él todas las naciones”. En el Nuevo Testamento la palabra “naciones” se refiere a los gentiles. Mateo 25:32 también dice: “Y separará los unos de los otros, como separa el pastor las ovejas de los cabritos”. Este juicio no se ejecutará de acuerdo con la ley ni tampoco de acuerdo con el evangelio de gracia, sino conforme al evangelio eterno que predica el ángel en Apocalipsis 14:6-7. Durante los tres años y medio el anticristo obligará a la gente a adorar su imagen, y un ángel en medio del aire proclamará el evangelio eterno, exhortando a los moradores de la tierra a no adorar la imagen, y a temer y adorar a Dios. Algunos de los habitantes de la tierra obedecerán este evangelio eterno, temerán y adorarán a Dios, no adorarán la imagen de la bestia, y cuidarán de los judíos y de los cristianos necesitados, quienes estarán sufriendo bajo la persecución del anticristo. Así que, en Mateo 25:34-36, el Rey dice a los de Su derecha: “Venid, benditos de Mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me acogisteis; estuve desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a Mí”. Cuando estos justos le pregunten al Señor cuándo hicieron tal cosa, El les responderá: “De cierto os digo que por cuanto lo hicisteis a uno de estos Mis hermanos más pequeños, a Mí lo hicisteis” (Mt. 25:40). Estas “ovejas” entonces serán trasladadas al reino y serán las naciones durante el milenio (2:26: 12:5). Durante esos mil años, los cristianos vencedores reinarán con Cristo; los judíos salvos serán los sacerdotes, y estos justos serán el pueblo que los vencedores regirán. Los “cabritos”, los malignos, los que siguieron al anticristo y desobedecieron al evangelio eterno, serán lanzados al lago de fuego “preparado para el diablo y sus ángeles” (Mt. 25:41). Esto ocurrirá durante el tiempo de la séptima trompeta, cuando toda la tierra haya llegado a ser el reino de Cristo.

E. Destruye a los que destruyen la tierra

La séptima trompeta también incluye la destrucción de los que destruyen la tierra. El versículo 18 dice que Cristo destruirá “a los que destruyen a la tierra”. Los que destruyen la tierra incluyen a la gran Babilonia (17:2; 18:3), al anticristo (13:3), al falso profeta (13:14), a Satanás (20:7-9), y a los que los siguen (17:12-24; 19:19; 20:8-9). Todos éstos serán destruidos cuando suene la séptima trompeta.

La gran Babilonia, la religión falsa, la Iglesia Católica Romana, debe de ser considerada como uno de los destructores de la tierra. En Apocalipsis 17:2 dice que con ella “han fornicado los reyes de la tierra”, y “los moradores de la tierra

Page 245: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

se han embriagado con el vino de su fornicación”. El Señor la destruirá debido a que ella es uno de los que destruyen la tierra y a que toda la tierra ha sido corrompida por ella.

Después de destruir a la gran Babilonia, el Señor destruirá al anticristo, al falso profeta y a sus seguidores en la batalla en Armagedón. El anticristo y el falso profeta serán lanzados en el lago de fuego, y Satanás será destruido. En realidad el Señor juzgará a Satanás dos veces: primeramente atándolo y lanzándolo en el abismo antes del milenio, y luego lanzándolo al lago de fuego después del milenio. El anticristo será el primero en ser lanzado al lago de fuego. El anticristo, el falso profeta y sus seguidores, entre los cuales están los “cabritos” mencionados en Mateo 25, serán arrojados al lago de fuego antes que Satanás (Ap. 19:20; Mt. 25:41), el cual será retenido en el abismo por mil años, y finalmente será lanzado al lago de fuego. Al final del milenio, todos los muertos que no fueron salvos también serán lanzados en el lago de fuego (20:15). Para entonces todo lo negativo del universo habrá terminado.

V. LA ESCENA EN EL CIELO DESPUES DE TOCARSE LA SEPTIMA TROMPETA

Si queremos entender la profecía, tenemos que conocer bien el contenido completo del séptimo sello. Esta es la clave para conocer la profecía de este libro. En mi juventud, pensaba que la séptima trompeta solamente comprendía las siete copas y que las siete trompetas eran todo el contenido del séptimo sello. Basándome en ese concepto, me fue difícil asimilar el contenido completo del libro de Apocalipsis. Pero después de varios años, vi que las siete trompetas constituyen todo el contenido del séptimo sello, y que las siete copas son sólo parte del contenido de la séptima trompeta, pues ésta incluye mucho más que las siete copas. Como dijimos anteriormente, la séptima trompeta incluye tanto aspectos negativos como positivos.

El versículo 19 revela la escena en el cielo después de que suena la séptima trompeta. Este versículo dice: “Y fue abierto el templo de Dios que está en el cielo, y el arca de Su pacto se veía en Su templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo”. En este libro se pronostican cuatro terremotos. El primero (6:12) ocurre cuando se abre el sexto sello; el segundo (8:5), antes de tocarse las siete trompetas; el tercero (11:13) se produce entre la sexta trompeta y la séptima; y el cuarto (v. 19), al sonar la séptima trompeta cuando se derrama la séptima copa (16:18-20), lo cual constituye la conclusión del contenido negativo de la séptima trompeta.

En este versículo, el cual continúa en 15:5, vemos que el templo de Dios es abierto. El trono que está rodeado del arco iris en 4:2-3 es el centro de todos los juicios ejecutados sobre la tierra en los capítulos del seis al once, lo cual

Page 246: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

presenta el lado negativo; mientras que el templo con el arca es el centro de todo lo que Dios logra en el universo, lo cual se lleva a efecto en los capítulos del doce al veintidós y muestra el lado positivo. El trono que está rodeado del arco iris y que es el centro de la primera sección, es el lugar donde se ejecuta el juicio de Dios. El templo con el arca, el centro de la segunda sección, es el edificio de Dios. Primeramente, por el lado negativo, tenemos los juicios de Dios, y en segundo lugar, por el lado positivo, tenemos el edificio de Dios. El trono con el arco iris son el centro del juicio de Dios, y el templo con el arca son el centro del edificio de Dios.

El juicio de Dios se cumple plenamente en la primera sección del libro. La idea principal de la segunda sección es el edificio. ¿Quién será el templo? El pueblo de Dios, principalmente la iglesia. ¿Quién es el arca? Cristo. Por consiguiente, el centro del edificio de Dios en la eternidad será Cristo y la iglesia. Nosotros no estamos bajo el trono que tiene el arco iris; estamos en el templo con Dios. No estamos bajo el juicio de Dios; somos parte del edificio de Dios. El anticristo y los incrédulos estarán bajo el trono que está rodeado del arco iris, pero nosotros estamos en el templo donde está el arca, en el edificio de Dios con Cristo.

¡Qué luz nos ha mostrado el Señor! Después del toque de las siete trompetas en la primera sección, todos los misterios habrán terminado, todos los juicios habrán sido realizados, y la administración de Dios se habrá completado. Solamente una cosa perdurará: el edificio de Dios. Debido a esto, el panorama o la escena del cielo pasa del trono con el arco iris al templo con el arca. ¿Qué ve usted hoy, el trono con el arco iris o el templo con el arca? Nosotros vemos el templo con el arca. Vemos a Cristo y la iglesia. El fin de esta visión no es que seamos santos o espirituales, sino que seamos edificados. Todos debemos ver el templo con el arca, los cuales se relacionan con la edificación de la morada de Dios.

Cuando el templo de Dios en el cielo se abra y el arca de Su testimonio sea vista en el templo, habrá relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo (v. 19). Esto mismo sucederá cuando la séptima copa sea vertida (16:17-21). Los relámpagos, las voces y los truenos son declaraciones solemnes de la ira y el juicio de Dios. El terremoto y el grande granizo son el juicio en sí. Por este terremoto, que será el más grande en la historia, las ciudades serán sacudidas y caerán, entre ellas Jerusalén, Roma y Babilonia la Grande (16:19). Con el grande granizo, los hombres sufrirán una plaga extremadamente grande (16:21). Así concluirá la gran tribulación.

El libro de Apocalipsis está dividido en dos secciones. La primera sección consta de los capítulos del uno al once, y provee una vista panorámica de los eventos. Por ser sólo un bosquejo, no contiene detalles. Por esta razón la siguiente

Page 247: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

sección, constituida de los capítulos del doce al veintidós, presenta los detalles de los principales eventos contenidos en la primera sección. Todos los capítulos contienen algunos detalles. Por ejemplo, sin los capítulos veintiuno y veintidós nunca habríamos visto los detalles de la Nueva Jerusalén mencionada en 3:12. Las dos secciones de Apocalipsis son semejantes a los primeros dos capítulos de Génesis. Génesis uno presenta una crónica general de la creación, especialmente de la creación del hombre. El capítulo dos de Génesis suministra los detalles relativos a la creación del hombre. Necesitamos dicho capítulo como suplemento, ya que nos trae los detalles del cuadro general de Génesis uno. De igual modo, necesitamos la segunda sección de Apocalipsis, pues ésta nos muestra los detalles de las cosas cruciales que se mencionan someramente en la primera sección.

Page 248: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE VEINTINUEVE

EL ARREBATAMIENTO DE LOS CREYENTES (1)

En este último siglo y medio, el arrebatamiento de los santos ha sido un asunto complicado para muchos cristianos que buscan seriamente al Señor. En términos generales, existen tres escuelas en cuanto al entendimiento del arrebatamiento: la que afirma que ocurre antes de la tribulación, la que asevera que sucede después de la tribulación, y la que se conoce como el arrebatamiento parcial. Aquellos que creen en el arrebatamiento parcial dicen que los vencedores serán arrebatados antes que la mayoría de los creyentes. En cada uno de estos puntos de vista ha habido santos muy espirituales bastante versados en la Biblia. Debido al conflicto de opiniones, ha habido mucho debate acerca del arrebatamiento. Después de ser salvo, comencé a estudiar las profecías, y como resultado pude familiarizarme con todas esas diversas posiciones. Después de muchos años de estudio y observación, deseo presentar en este mensaje y en el siguiente una explicación clara y simple en cuanto al arrebatamiento, de acuerdo con la palabra pura de la Biblia. Debemos olvidarnos de los diferentes puntos de vista y ocuparnos solamente de la palabra pura de Dios.

I. EL ARREBATAMIENTO DE LOS VENCEDORES

En la Biblia vemos dos aspectos del arrebatamiento: el de los vencedores y el de la mayoría de los santos. Esto no significa que haya solamente dos arrebatamientos. En el arrebatamiento de los vencedores hay por lo menos tres categorías. Por ejemplo, el arrebatamiento de las primicias difiere del arrebatamiento del hijo varón. El hijo varón (12:5) está compuesto de los vencedores que murieron y que son resucitados. Las primicias (14:1-5) son los vencedores que todavía estén vivos, los que nunca pasaron por la muerte. Cuando lleguemos al capítulo doce, veremos que el hijo varón, igual que la mujer vestida del sol, es un símbolo. El hijo varón que aparece en el Apocalipsis es engendrado, es decir, dado a luz. Consideremos al Señor Jesús. El fue engendrado por Dios como el Hijo primogénito en la resurrección (He. 1:5; Hch. 13:33). El hijo varón también será engendrado en resurrección. La resurrección del hijo varón será su nacimiento. Apocalipsis 12:11 dice que los vencedores que conforman el hijo varón son fieles hasta la muerte, vencen al enemigo por la sangre del Cordero y por la palabra de su testimonio, y menosprecian la vida de su alma hasta la muerte. Esto indica que todos los que están incluidos en el hijo varón son fieles hasta la muerte. Muchos de ellos han sido martirizados. Por consiguiente, el hijo varón, el cual incluye a todos los vencedores que murieron,

Page 249: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

es diferente de las primicias, pues éstos son los vencedores que estén vivos. Aparte del hijo varón y de las primicias, existe otro grupo de vencedores, el cual vemos en el capítulo quince: los vencedores tardíos, aquellos que vencieron al anticristo, su marca, el número de su nombre y su imagen; ellos serán arrebatados y estarán en pie sobre el mar de vidrio alabando al Señor. Por lo tanto, con respecto a los vencedores, vemos por lo menos tres clases de arrebatamientos. Además de esto, vemos el arrebatamiento individual de los dos testigos en el capítulo once.

El arrebatamiento de los vencedores es la primera clase de arrebatamiento, y el arrebatamiento de la mayoría de los santos, lo cual se considera en Apocalipsis como la cosecha (14:15), es la segunda clase de arrebatamiento. En Levítico 23:10 vemos un tipo del arrebatamiento, el tipo de la cosecha que madura en el campo. Algunas cosechas maduran temprano y otras más tarde. El fruto que madura primero es considerado las primicias. En el Antiguo Testamento las primicias siempre eran llevadas al templo de Dios, y no al granero. Éxodo 23:19 claramente dice: “Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios”. Las primicias eran traídas del campo al templo de Dios para el deleite y la satisfacción de Dios. Cuando el campo estaba completamente maduro, era el tiempo de recoger la cosecha. Después de segarse la cosecha, era traída al granero. Esto es solamente el tipo. La cosecha es el pueblo de Dios (1 Co. 3:9), y los primeros frutos que maduran son las primicias de la cosecha, y son llevados directamente al templo de Dios en los cielos. Después de esto, el sol brillará con mayor intensidad, y la cosecha que no haya madurado, que todavía esté verde, comenzará a madurar. Cuando toda la cosecha haya madurado, los santos, en su mayoría, serán cosechados y llevados al aire. El aire corresponde al granero. En la mayoría de los campos el granero está entre la casa y el campo. La cosecha es almacenada en el granero, pero las primicias se llevan a la casa para que el primero en disfrutar de la cosecha sea el labrador. Pese a que muchos maestros han escrito sobre el arrebatamiento, muchos de ellos no se han interesado en este asunto de la cosecha de Dios. En Mateo 13 el Señor Jesús revela que El vino a sembrar la semilla en el campo. En 1 de Corintios 3 Pablo les dice a los corintios: “Vosotros sois labranza de Dios”. Por último, en Apocalipsis 14, tenemos las primicias y la cosecha. Esto nos presenta el concepto básico con respecto al arrebatamiento.

Muchos cristianos son demasiado superficiales y miopes. No leen ni estudian la Biblia de una manera exhaustiva. Se basan en algunos versículos aislados y enseñan que todos los cristianos serán arrebatados antes de la tribulación. Afirman que ellos son pecadores lavados por la sangre del Señor, que fueron regenerados por el Espíritu, que son salvos y que ahora están esperando la venida del Señor Jesús, cuando todos seremos arrebatados. En términos generales, esto es correcto y no hay nada erróneo en ello. Sin embargo, ésta

Page 250: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

explicación es demasiado resumida, inexacta y superficial. Como ejemplo de lo vago y general de la enseñanza tradicional en cuanto al arrebatamiento, puedo usar mi antiguo domicilio en la calle Arden Place, en Anaheim. Una persona que no esté familiarizada con el área tendría dificultades para hallar la calle Arden Place. Algunos sabían que estaba cerca de las avenidas Ball y Euclid, pero aun así tardaban una hora o más buscando la calle Arden Place. Ellos sabían llegar hasta la esquina de Ball y Euclid, pero no tenían la dirección exacta para llegar desde allí, pasando por muchas calles pequeñas, hasta mi apartamento. Aunque era correcto decir que nuestro domicilio estaba cerca de Ball y Euclid, el lugar preciso, Arden Place y Juno, estaba casi escondido. Para llegar hasta allí, uno tenía que atravesar un laberinto de pequeñas calles.

Entender el asunto del arrebatamiento en el Nuevo Testamento es semejante a conducir un automóvil por un laberinto de calles. Es muy difícil determinar este asunto con precisión. Tal vez el Señor lo diseñó de esta manera para que seamos más vigilantes. No crea que usted conoce todo lo relativo al arrebatamiento, porque es posible que esté en la misma condición de los que creían saber dónde vivía yo, pero solamente tenían información general sobre la vecindad de las avenidas Ball y Euclid. Es probable que usted esté informado acerca del arrebatamiento de un manera general, y que no conozca los detalles. Lo que necesitamos no es un mapa general, sino uno detallado. La mayor parte de lo que dicen los cristianos en cuanto al arrebatamiento es demasiado generalizado. Es como conocer la intersección de Ball y Euclid sin saber específicamente cómo llegar a mi apartamento. Durante los últimos cincuenta años, he empleado mucho tiempo estudiando el arrebatamiento. Desde 1925, aproveché toda oportunidad que tuve de oír o leer sobre este asunto. En cuanto al arrebatamiento, tengo la seguridad de decir que el Señor nos ha mostrado hasta los más mínimos detalles, y en estos dos mensajes quisiéramos examinar algunos de ellos.

Indiscutiblemente el Señor Jesús vendrá antes del milenio. Hubo una escuela teológica que enseñaba que la venida del Señor ocurriría después del milenio. Aunque esa escuela todavía existía hace cincuenta años, es probable que para esta fecha esa enseñanza ya esté caduca. Cuando yo era joven estudié los dos puntos de vista, que el Señor vendría antes del milenio y que vendría después del milenio. En estos últimos cincuenta años, la segunda opinión se ha desvanecido, y por lo general nadie se interesa en esta enseñanza. Tal vez usted ni siquiera haya oído al respecto. Decir que Cristo vendrá después del milenio es absolutamente contrario a las Escrituras. De modo que sólo queda un punto de vista: Cristo viene antes del milenio. No obstante, esto es muy general. Necesitamos ser mucho más exactos y específicos. Es perfectamente válido decir que el Señor Jesús regresará antes del milenio y que todos los cristianos serán arrebatados, pero necesitamos conocer bien los detalles.

Page 251: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Me preocupan algunos de los lectores de este mensaje. Lo primero que penetra en nuestras mentes es muy difícil de sacar. Una vez que se tiene la idea de que todos los creyentes serán arrebatados antes de la tribulación, es difícil librarse de esa creencia. Sin embargo, todos los conceptos tradicionales e inexactos tienen que ser eliminados.

A. La necesidad

1. La gran tribulación vendrá

En primer lugar tengamos en cuenta la necesidad de que los vencedores sean arrebatados. Mateo 24:21 revela que la gran tribulación vendrá. En Mateo 24:22 dice: “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”. La gran tribulación será tan severa que sus días serán acortados, para que por lo menos algunos sean salvos.

2. Habrá una trampa para todos los moradores de la tierra

Otra razón por la cual es necesario el arrebatamiento, es que se tenderá una trampa para todos los moradores de la tierra (Lc. 21:34-35). Así como un pescador extiende su red para pescar, asimismo Satanás extiende sus redes para atraparnos a nosotros. En Lucas 21:34 el Señor menciona tres cosas relacionadas con la trampa mencionada en el versículo 35: “Mirad también por vosotros mismos, no sea que vuestros corazones se carguen de disipación y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día como un lazo”. En este versículo el Señor menciona disipación (se relaciona con comer), embriaguez (tiene que ver con beber) y los afanes de la vida. Desde la segunda guerra mundial, casi todo el mundo ha estado ocupado en estas tres cosas. Por ejemplo, la industria gira en torno a los afanes de la vida. Lo mismo sucede con las finanzas. Todas las universidades operan para fomentar la industria, la industria, a su vez, tiene como meta producir dinero, y el objetivo del dinero es satisfacer los afanes de la vida. Consideren los billones de personas que hay en la tierra; su única preocupación es esta vida. Todas sus actividades —la educación, la industria, la política, la guerra— giran en torno a los afanes de esta vida. Comer, beber y preocuparse por esta vida son los tres elementos principales de esta trampa maligna, esta red usada por Satanás, la cual arroja para atrapar a todos los moradores de la tierra. En estos versículos de Lucas, el Señor Jesús dice que vendrá el día cuando todos los moradores de la tierra serán atrapados. He vivido más de setenta años y he observado la situación mundial durante casi sesenta años. Yo sé lo que es la vida humana. He estudiado la historia humana, he leído los periódicos y he analizado la situación mundial. He descubierto que la gente no se ocupa de ninguna otra cosa que no sea su vida física, especialmente desde la segunda guerra mundial. Dios no creó la tierra por

Page 252: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

casualidad. No, Su creación es bella y contiene muchas maravillas. Sin embargo, si estamos atrapados en alguna de esas cosas, seremos capturados por ellas. Por ejemplo, es necesario y apropiado mantener una vivienda adecuada para nosotros, pero tenemos que estar alerta, no sea que esto nos atrape.

Aunque existe el grave peligro de ser atrapados por la comida, la bebida y los afanes de la vida, tenemos que seguir viviendo una vida humana normal. Los jóvenes deben obtener una buena educación, puesto que la necesitan para ganarse el sustento. No use el pretexto de decir: “Yo no me preocupo por esta vida. Amo al Señor, y no estudiaré más, sino que alabaré al Señor día y noche”. Si usted hace esto, se convertirá en una carga para otros. Tal vez usted crea estar muy bien, pero otros no lo estarán. Es posible que afirme que tiene fe, pero tal fe forzará a otros a laborar por usted. No, usted debe estudiar diligentemente y ser aplicado en los estudios. Eso sí, no lo haga con el propósito llegar a ser alguien ni de llegar a ser una persona importante. Usted debe estudiar, pero no debe permitir que su educación sea su trampa. Puede ser que algunos digan: “No voy a estudiar porque no quiero caer en una trampa. Más me vale usar todo mi tiempo leyendo la Biblia y teniendo comunión con los demás jóvenes. ¿No sería esto maravilloso?” Muchos jóvenes tienen cierto concepto erróneo y afirman: “El Señor Jesús podría venir mañana. ¿Por qué tenemos que estudiar tanto? Esto es una pérdida de tiempo”. Aunque el Señor sí podría venir mañana, también es posible que tenga que posponer Su regreso por causa de la pereza de ustedes, hasta que hayan aprendido a estudiar y se hayan graduado en la universidad.

Nosotros, por ser personas caídas, carecemos de equilibrio. En Mateo 24:40 se habla de dos que estaban en el campo. No dice que estaban durmiendo ni en comunión ni viviendo enteramente para el Señor sin trabajar. Algunos podrían decir: “Es posible que el Señor venga mañana, ¿para qué vamos a trabajar en el campo? Si es necesario, hasta podríamos ayunar y prescindir de las tres comidas hasta que El venga”. Cierta vez oí un mensaje en el cual el orador dijo: “Qué maravilloso sería si cuando el Señor viniera nos encontrara a mi esposa y a mí orando y adorando”. La Biblia no indica que vamos a estar haciendo esas cosas cuando El se manifieste. En Mateo 24:41 se habla de dos mujeres que estarán moliendo en un molino. En la antigüedad el trabajo más difícil para las mujeres era moler trigo. Si yo hubiera sido una de las mujeres de esos días, diría: “Los hermanos jóvenes nos han enseñado que el Señor Jesús puede venir esta noche. ¿Qué necesidad hay, entonces, de laborar moliendo trigo? Esta es una pérdida de tiempo. ¿Por qué necesitamos hacer harina si el Señor podría venir esta noche? Sentémonos aquí y esperemos Su venida”. Este sería un caso extremo.

En el otro extremo hay cristianos a quienes sólo les interesa ganar dinero y gastarlo. Ellos dicen: “No debemos ser tan espirituales. Tenemos que ser

Page 253: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

prácticos y ocuparnos de nuestra esposa y de nuestros hijos. Yo tengo que proveer para mi familia y ocuparme de muchas cosas más. No tengo tiempo para asistir a las reuniones de la iglesia. ¿No podemos acaso adorar aquí en la casa?” A los que están en este extremo, el Señor les podría decir: “Vendré como un ladrón. Vendré a la hora cuando menos lo esperáis. Quizás venga cuando estéis más ocupados tratando de ganar dinero”. Pero a los que están en el otro extremo, les podría decir: “Por vosotros demoraré Mi venida. Anheláis demasiado Mi regreso. Sois tan fervientes que no hacéis nada. Ni siquiera os ocupáis en cocinar. Voy a retrasar Mi venida hasta que aprendáis a cocinar, a ganaros el sustento, a preocuparos por vosotros mismo y por los demás”. No estoy bromeando; digo esto en serio. Esta es la deplorable situación de los cristianos en la actualidad.

Todos debemos trabajar para ganar nuestro sustento; no obstante, debemos hacerlo sin caer en la trampa. Podemos tener muchas cosas, pero nunca debemos permitir que nos dominen. Aprenda a ser equilibrado y a no caer en ningún extremo: el de no hacer absolutamente nada, ni el de estar cargado de los afanes de esta vida. En este asunto, como en tantas otras cosas, hay dos lados. Considere el ejemplo del apóstol Pablo. ¿Acaso no esperaba él la venida del Señor? Si usted examina lo que él escribió, verá que todo ello tenía objetivos a largo plazo. El nunca dijo: “Queridos santos, puesto el Señor Jesús puede venir mañana, no necesitan hacer tantas cosas. Deben sentarse a orar”. No, en sus epístolas Pablo parecía estar diciendo, “Mientras que esperamos la venida del Señor, debemos llevar una vida normal”. Aunque no sabemos cuándo volverá el Señor, si sabemos que mientras estemos en esta tierra debemos vivir normalmente para ser el testimonio apropiado del Señor Jesús. Debemos obtener la mejor educación posible y llevar una vida diaria equilibrada. Debemos mantener en orden nuestras casas y ser personas normales en todos los aspectos.

Nosotros debemos vivir apropiadamente sin ser enlazados por nada, puesto que esperamos el regreso del Señor. Nuestro corazón no está puesto en nada que no sea el Señor Jesucristo. Sin embargo, esto no significa que no estudiemos ni trabajemos ni nos ocupemos de las tareas diarias, como por ejemplo limpiar. No digan: “¿Por qué debo mantener mi ropa limpia y pulcra? Es una pérdida de tiempo y dinero lavar la ropa. Al Señor no le interesa la carne; a Él solamente le interesa mi espíritu. En tanto que mi espíritu esté limpio, todo está bien”. Estoy seguro de que muchos jóvenes tienen esta actitud. Ellos ni siquiera hacen sus camas por la mañana, pues piensan que hacerlo es una pérdida de tiempo. Siempre que tengan un lugar donde acostarse, están satisfechos, y creen que pueden emplear su tiempo leyendo la Biblia o libros espirituales. Ellos no saben por qué deben de esforzarse por mantener su cuarto limpio y ordenado. Su abandono personal podría retrasar el regreso del Señor. El Señor les podría

Page 254: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

decir: “Debéis aprender a tender vuestra cama temprano en la mañana, peinaros el cabello y limpiar vuestros zapatos. Luego debéis ordenar bien todos los libros. No coloquéis el Nuevo Testamento antes del Antiguo Testamento”. Ningún anciano descuidado puede ser útil en la edificación de la iglesia. Debemos aprender a ser diligentes, y a mantener todo en orden. Sin embargo, no debemos fijar nuestra mente en estas cosas. Cuando el Señor diga: “Ciertamente vengo pronto”, podremos abandonarlo todo. Algunos mantienen sus posesiones en orden, pero esto se convierte en un trampa para ellos. Esta es una prueba que pone de manifiesto nuestra verdadera condición. Nosotros estamos aquí como el testimonio de Jesús. Somos personas normales, llevamos una vida normal, pero nada de esta vida nos puede afectar. No somos negligentes, haraganes, ociosos ni indolentes. Pero no hay nada en este mundo que tenga control sobre nosotros. Estos dos lados del asunto nos forzarán a ser uno con el Señor.

¿Qué significa el arrebatamiento? Significa ser llevado a la presencia del Señor. Si ustedes desean ser llevados a la presencia del Señor, tienen que estar en Su presencia hoy. Es factible que gran parte de la comunión y adoración suya no esté en la presencia del Señor; tal vez concuerde con su propia decisión; quizá usted no esté en la presencia del Señor, sino en la presencia de su propio gusto y su preferencia. Cuando usted desee tener comunión con el Señor, puede ser que El diga: “Ve a trabajar, o ve a estudiar”.

3. Viene juicio sobre toda la tierra habitada

Otra razón por la cual es necesario el arrebatamiento de los vencedores es que vendrá juicio sobre toda la tierra habitada (Ap. 3:10). Este juicio será la gran tribulación, que consta de los tres ayes de las últimas tres trompetas, probablemente con las calamidades sobrenaturales del sexto sello y las primeras cuatro trompetas. Esos ayes y esas calamidades serán el peor juicio para los moradores de la tierra. Para ser salvos del juicio, necesitamos ser arrebatados antes que el juicio venga.

4. Vendrá destrucción como dolores de parto sobre los que hablan de paz y seguridad

En 1 Tesalonicenses 5:3 dice: “Cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán”. Este versículo indica que la destrucción vendrá como los dolores de parto sobre los que hablan de paz y seguridad. Los delegados de las Naciones Unidas usan las palabras paz y seguridad como un lema. Cuando los hombres hablen de paz y seguridad, vendrá destrucción sobre ellos repentinamente.

Page 255: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

5. El diablo desciende a la tierra con gran ira, el ay anunciado sobre la tierra y el mar

Otra de las razones por las cuales es necesario que los vencedores sean arrebatados es que el diablo ha de descender a la tierra con gran ira, lo cual es el ay anunciado sobre la tierra y el mar (Ap. 12:12). En ese entonces ya sabrá que le queda poco tiempo y hará todo lo posible por atormentar al máximo a los hombres. Ciertamente necesitamos ser arrebatados para estar fuera de su tormento maligno.

6. El gran dragón, Satanás, en su enojo contra la mujer, guerrea

contra el resto de la descendencia de ella

Después de que el gran dragón, Satanás, sea lanzado a la tierra, perseguirá a la mujer y guerreará contra el remanente de la descendencia de ella (12:17). La mujer del capítulo doce es la totalidad del pueblo de Dios, que consta de la iglesia y los hijos de Israel. Su descendencia se divide en dos categorías: los que guardan la ley, y los que tienen el testimonio de Jesús. Los ciento cuarenta y cuatro mil escogidos del remanente de Israel ciertamente serán fieles a la ley, y los redimidos, los creyentes, serán los fieles al testimonio de Jesús. El gran dragón, el cual estará lleno de ira contra la mujer, guerreará contra el resto de su descendencia, contra los judíos que guardan la ley de Moisés y contra los creyentes que tienen el testimonio de Jesús. Es necesario que ocurra un arrebatamiento temprano antes de que esto suceda.

7. La bestia, el anticristo, guerrea contra los santos, y los vence

En Apocalipsis 13:7, refiriéndose al anticristo, dice: “Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos”. Los santos son el pueblo de Dios, según lo indica la mujer del capítulo doce. Esto significa que en la gran tribulación el anticristo peleará contra los creyentes que todavía estarán aquí, y los vencerá. Esto indica que él perseguirá a los creyentes durante la tribulación. ¡Cuánto necesitamos ser arrebatados antes de eso!

Nosotros necesitamos ser llevados de aquí debido a las cosas tan terribles y horrendas que vendrán. No esperamos que estos eventos sucedan; esperamos que el Señor nos lleve antes que de que ocurran estas cosas. Por consiguiente, es necesario que los vencedores sean arrebatados.

Page 256: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

B. Las promesas

1. Lograr escapar de todas estas cosas y estar en pie delante del Hijo del Hombre

Llegamos a las promesas relacionadas con el arrebatamiento de los vencedores. Lucas 21:36 dice: “Velad, pues, en todo tiempo rogando para que logréis escapar de todas estas cosas que van a suceder, y estar en pie delante del Hijo del Hombre”. Según el griego, la expresión “logréis” puede ser traducida “seáis completamente fortalecidos”. En el idioma original esta expresión tiene ambos significados. Cuando somos completamente fortalecidos, podemos lograr escapar. Debemos ser completamente fortalecidos para escapar de la trampa y poder estar delante del Hijo del Hombre. Antes que el Señor regrese, estará en el tercer cielo como Hijo del Hombre. Lucas 21:36 revela que los vencedores estarán delante del Hijo del Hombre. Esto significa que serán arrebatados a la presencia del Señor en los cielos. Mientras que la trampa está a punto de ser tendida, nosotros debemos ser completamente fortalecidos para lograr escapar de ella. Si usted está familiarizado con la pesca, reconocerá que algunos peces fuertes pueden escapar de la red. De igual manera los vencedores serán completamente fortalecidos para escapar de la trampa y presentarse delante del Señor en los cielos. Esta es una promesa: ser arrebatados antes de la gran tribulación.

2. Ser guardados de la hora de la prueba

En Apocalipsis 3:10 se encuentra otra promesa en cuanto al arrebatamiento. “Por cuanto has guardado la palabra de Mi perseverancia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre toda la tierra habitada, para probar a los que moran sobre la tierra”. Algunos dicen que los creyentes serán arrebatados después de la tribulación. Este concepto se encuentra entre el grupo de los Hermanos que siguen a Newton, quienes se separaron del grupo de Darby. El grupo de Newton enseña que todos los cristianos pasarán por la tribulación. En cierta ocasión le pregunté a uno de los principales maestros del grupo de Newton sobre Apocalipsis 3:10, y él reconoció que este versículo era un problema para ellos. De acuerdo con este versículo, los vencedores no solamente serán guardados del juicio, sino también de la hora de la prueba; esto implica que serán arrebatados antes de la gran tribulación. Por consiguiente, el arrebatamiento de los vencedores se producirá antes de la gran tribulación.

Page 257: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE TREINTA

EL ARREBATAMIENTO DE LOS CREYENTES (2)

I. EL ARREBATAMIENTO DE LOS VENCEDORES

C. Los hechos

1. El uno será tomado y el otro será dejado

En Mateo 24:39-42 vemos el hecho del arrebatamiento. Los versículos 40 y 41 dicen: “Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en el molino; la una será tomada, y la otra será dejada”. Aquí vemos dos hermanos en el campo y dos hermanas moliendo en un molino. Un hermano y una hermana son tomados, y los otros dejados. Algunos en nuestro medio, especialmente los jóvenes, aman al Señor y piensan que no tienen que preocuparse por su vida diaria. Pero en estos versículos vemos dos hermanos trabajando en el campo y dos hermanas moliendo en un molino. Ambas expresiones tienen que ver con la comida. Mientras vivamos en la tierra no podemos hacer a un lado la necesidad de comer. Tenemos que trabajar para poder comer. Así que si usted verdaderamente ama al Señor, debe comprender que mientras lo ama a Él, tiene que ganarse su propio sustento. Mientras dos están en el campo trabajando para obtener su sustento, uno es tomado, y el otro dejado. Externamente ellos son iguales, pero internamente son diferentes. Si lee el contexto, verá que uno vela y está preparado, mientras que el otro no. Uno de ellos está preparado, y el otro no está velando.

2. El hijo varón es arrebatado para Dios

El hecho del arrebatamiento de los vencedores, también se halla en Apocalipsis 12:5. Este versículo dice: “Y ella dio a luz un hijo varón, que pastoreará con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado a Dios y a Su trono”. Observe que el hijo varón no es arrebatado a los aires, sino al trono de Dios. El trono de Dios está en el tercer cielo. Este arrebatamiento sucederá antes de los tres años y medio de la gran tribulación (12:6, 14).

3. Los ciento cuarenta y cuatro mil son las primicias para Dios y el Cordero

El hecho del arrebatamiento se encuentra también en 14:1-5, donde leemos sobre los ciento cuarenta y cuatro mil que vienen a ser las primicias para Dios y el Cordero. Puesto que ellos son las primicias, no son llevados al aire, sino a la

Page 258: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

casa, el templo, de Dios en los cielos. Los ciento cuarenta y cuatro mil serán arrebatados a Sion en los cielos, antes de que el anticristo obligue a la gente a adorarlo a él durante la tribulación.

Los hechos relacionados con al arrebatamiento de los vencedores son innegables. Los que estaban en el campo y las que estaban en el molino van a ser tomados antes que los demás; el hijo varón es arrebatado al trono de Dios antes de los tres años y medio, y las primicias son tomadas antes de la cosecha. Nadie puede decir que la cosecha será recogida al mismo tiempo que las primicias. Como el capítulo catorce lo indica claramente, las primicias son arrebatadas primero, y la cosecha después.

D. La hora

Consideremos el momento en que sucederá el arrebatamiento de los vencedores. De acuerdo con Apocalipsis 3:10, se producirá antes de “la hora de la prueba”. Más aún, el capítulo doce indica que el hijo varón será arrebatado al trono de Dios antes de los tres años y medio, esto es, antes de la gran tribulación (12:5-6, 14, 17). Además, los ciento cuarenta y cuatro mil, las primicias, estarán de pie en el monte de Sion antes de que las fuerzas del anticristo obliguen a la gente a adorarlo a él y su imagen durante la gran tribulación (14:1-5, 9-12). Si usted lee detenidamente el capítulo catorce, verá que después de que las primicias son tomadas al monte de Sion que está en el cielo, en la tierra el anticristo erigirá su imagen en el templo y obligará a la gente a adorarla. No puede uno argumentar al respecto, a menos que no crea lo que dice la Biblia. Si creemos lo que la Biblia dice, tenemos que reconocer que algunos creyentes serán arrebatados al tercer cielo, no a los aires, antes de que el anticristo persiga al pueblo de Dios.

E. El lugar

1. En pie delante del Hijo del Hombre

Los vencedores serán arrebatados y llevados ante el Hijo de Dios en los cielos (Lc. 21:36). Cuando sean arrebatados los vencedores, Cristo todavía no habrá salido del cielo para venir a los aires, mucho menos a descender a la tierra. Los vencedores que han escapado de la trampa del diablo, estarán en pie delante del Hijo del Hombre en los cielos.

2. Son arrebatados al trono de Dios

Según lo indica 12:5, el hijo varón será arrebatado al trono de Dios en los cielos. Pienso que la mayoría de los cristianos sabe que 1 Tesalonicenses 4 habla de que aquellos que estén vivos y permanezcan en la tierra serán arrebatados a los

Page 259: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

aires. Aquí vemos que el hijo varón será arrebatado al trono de Dios que está en los cielos.

3. De pie en el monte de Sion

El hecho de que las primicias estarán de pie en el monte de Sion en los cielos también prueba que el lugar al cual serán arrebatados los vencedores es los cielos. Todos estos versículos indican que los vencedores no serán arrebatados a los aires, sino al tercer cielo. De manera que, con respecto a la hora y el lugar, el arrebatamiento de los vencedores es absolutamente diferente del arrebatamiento de la mayoría de los creyentes.

F. Las condiciones

1. Orar y velar siempre

Veamos ahora las condiciones para el arrebatamiento de los vencedores. Nos referimos con esto a los términos y al precio que tenemos que pagar para poder tener parte en este primer arrebatamiento. Ante todo, debemos orar y velar en todo tiempo (Lc. 21:36). Velar y orar siempre no significa que solamente oremos y no trabajemos ni durmamos ni comamos; quiere decir que mientras trabajamos, tenemos un espíritu de oración y que constantemente oramos. Para orar constantemente no tenemos que dejar de trabajar. Si usted no puede orar mientras trabaja, entonces su oración no debe de ser muy genuina; es posible que sea un rito y una actividad religiosa. La mejor oración consiste en que mientras uno está ocupado trabajando, acude constantemente al Señor con un espíritu viviente. Esta es una oración verdadera y genuina. Todos podemos orar continuamente. Aun mientras hablo estoy orando. Necesitamos ser personas que oran. Necesitamos ser hombres de oración y tener un espíritu de oración. Necesitamos orar en todo momento. Esto es lo que significa orar siempre.

2. Velar y estar preparados

La segunda condición es que tenemos que velar y estar preparados (Mt. 24:40-44; Lc. 12:35-40). Debemos decir: “Señor, estoy ocupado trabajando, pero estoy preparado para irme contigo. Señor, aquí estoy limpiando mis cosas y manteniéndolas en orden, pero no quiero vivir aquí para siempre. Estoy listo para que me lleves”. ¿Puede usted decirle esto al Señor? Estar preparado no significa que dejemos de trabajar y no hacer nada. En el siglo pasado algunas personas hicieron esto. Un maestro les dijo que Cristo vendría en cierta fecha. Al oír esto, se bañaron, se vistieron de blanco y no hicieron nada más que orar. Esta no es la manera apropiada de esperar el regreso del Señor. La manera apropiada es llevar una vida normal. La Biblia no dice en ninguna parte que nos bañemos, nos vistamos de blanco y esperemos el regreso del Señor. Al contrario,

Page 260: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

el Señor Jesús dice que nadie sabe la hora. De la misma manera, dos hermanos estarán trabajando en el campo, para sorpresa de ambos, uno será tomado repentinamente y el otro será dejado.

No podemos entender la Biblia según nuestros conceptos humanos. Muchos cristianos que esperan la venida del Señor, tienen el concepto de que el Señor viene pronto, y que, por ende, es mejor no hacer nada. Eso no es así, todo depende de una vida normal y del contacto continuo con el Señor en un espíritu viviente. Dígale al Señor: “Señor, no tengo ataduras en la tierra. Estoy preparado para irme en cualquier momento que quieras llevarme”. Esta es la manera de velar y estar listo.

3. Amar la presencia del Señor

La tercera condición es amar la presencia del Señor. En 2 Timoteo 4:8 Pablo dijo: “Y desde ahora me está guardada la corona de justicia, con la cual me recompensará el Señor, Juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman Su manifestación”. Pablo dice que la corona de justicia está reservada para los que aman la venida del Señor. Debemos decirle al Señor: “Señor Jesús, te amo, y amo Tu venida”. En todo caso, amar la venida del Señor no significa que no tengamos que vivir normalmente. Por el contrario, si amamos Su venida, tenemos que vivir hoy más normalmente.

4. Guardar la palabra de Su perseverancia

Otra condición es guardar la palabra de Su perseverancia (Ap. 3:10). Para ser el testimonio de Jesús, debemos guardar la palabra de la Biblia. Pero si hacemos esto seremos perseguidos. A través de los siglos, los santos han sido perseguidos y martirizados por ser fieles a la palabra del Señor. Hoy también nosotros debemos ser fieles a la palabra del Señor. No seguimos tradiciones ni religión. Solamente nos ocupamos de la palabra del Señor, que es la palabra de Su perseverancia. Es por esto que sufrimos persecución. Por eso necesitamos la perseverancia del Señor. Debemos sufrir con perseverancia la persecución que ejecuta la religión. La palabra que guardamos es la palabra de la perseverancia del Señor.

5. Vencer, y guardar las obras del Señor

Por último, si deseamos ser arrebatados en el primer arrebatamiento, tenemos que vencer el cristianismo degradado y guardar la obra del Señor. En 2:26 el Señor dice a los de Tiatira: “Al que venza y guarde Mis obras hasta el fin, Yo le daré autoridad sobre las naciones”. Nadie puede refutar el hecho de que la Iglesia Católica Romana ha negado las obras del Señor. ¿Qué son las obras del Señor? Primeramente, Su muerte en la cruz. La Iglesia Católica Romana niega

Page 261: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

esto, porque no enseña a confiar en la muerte del Señor para así ser salvos. Al contrario, enseña a orar a ciertos santos, a donar dinero, a portarse bien, y aun a sufrir. Haciendo esto, los que están en la Iglesia Católica Romana abandonan lo que hizo el Señor en la crucifixión para redimirnos. La Iglesia Católica Romana también niega la resurrección; olvida por completo todo lo que el Señor ha hecho. El catolicismo enseña que si uno da limosnas, un pariente puede reducir su estancia en el purgatorio. Este es un ejemplo de su ignorancia acerca de lo que el Señor hizo en Su resurrección. En la epístola a Tiatira el Señor parece estar diciendo: “Debes vencer el catolicismo y guardar mis obras. Debes guardar todo lo que he hecho por ti. No debes adorar a María; al contrario, debes guardar Mi redención, Mi ascensión y mantenerme dentro de ti. Estas son mis obras. No confíes en tus buenas obras, tus contribuciones, tus oraciones a los santos, tus ayunos ni tus sufrimientos”. No obstante, a pesar de las palabras del Señor, los católicos continúan haciendo a un lado las obras del Señor.

Debemos vencer el catolicismo diabólico y guardar todo lo que el Señor ha hecho por nosotros. Nunca adoraremos a María. Aunque ella es una hermana, y nosotros hablamos de ella como tal, nunca nos dirigiremos a ella como “Madre María”. Ella no es la madre de Dios, y es terrible aun decirlo. El catolicismo enseña que Cristo es el Hijo de María, pero en la epístola a Tiatira, el Señor Jesús dice que El es el Hijo de Dios (2:18). Puesto que el catolicismo hace a un lado las obras de Cristo, los que estén en él no serán arrebatados antes de la tribulación. Al contrario, de acuerdo con Apocalipsis 17:16, Dios usará al anticristo y sus diez reyes para matar a muchos en la Iglesia Católica Romana. En 2:23 el Señor Jesús dice a los de Tiatira: “A los hijos de ella heriré de muerte”. Por consiguiente, no serán arrebatados. Tenemos que vencer el catolicismo degradado y volvernos a las obras del Señor Jesús, quien murió por nosotros, resucitó, ascendió y vendrá por nosotros. Debemos guardar Sus obras hasta el fin.

II. EL ARREBATAMIENTO DE LA MAYORIA DE LOS CREYENTES

Ahora llegamos al arrebatamiento de la mayoría de los creyentes.

A. El hecho

El hecho del arrebatamiento de la mayoría de los creyentes consiste en que “la cosecha es segada” (14:14-16). En 14:1-5 vemos que las primicias son llevadas al monte de Sion en los cielos. En los versículos del 6 al 13 vemos la persecución que sucede bajo el anticristo, el cual erigirá su imagen y forzará a la gente a adorarla. Después de esto, se nos dice que la cosecha está madura. Por lo tanto, de acuerdo con Apocalipsis 14, hay dos clases de arrebatamientos: el arrebatamiento de las primicias y el arrebatamiento de la cosecha.

Page 262: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

B. Los que han de ser arrebatados

1. Los santos que son resucitados

Los santos que son arrebatados con la mayoría de los creyentes son en primer lugar los santos que resucitan (1 Ts. 4:15; 1 Co. 15:23). En 1 Tesalonicenses 4:15 dice que “nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron”. Al sonar la final trompeta, los santos que duermen resucitarán, y junto con los santos que vivan, serán llevados a los aires al encuentro del Señor.

2. Los creyentes que vivan y hayan quedado

En 1 Tesalonicenses 4:15-17 se habla de los que vivimos, los que hayamos quedado en la tierra. Esta frase implica que habrá algunos que aún vivirán y no permanecerán en la tierra. Si no fuera así, el apóstol Pablo no habría usado la palabra “quedado”; simplemente habría dicho “los que vivamos”. Esto indica que los santos que vivan constituirán dos categorías: los que están vivos y no permanecen en la tierra, y los que están vivos y quedan en la tierra. Los que están vivos y no permanecen en la tierra, son los que ya habrán sido arrebatados. Para entonces algunos de los santos vivos ya habrán sido arrebatados al trono de Dios en el tercer cielo.

C. La hora

1. A la final trompeta

El arrebatamiento de la mayoría de los creyentes sucederá cuando suene la última trompeta, esto es, al tocarse la séptima trompeta casi al final de la gran tribulación (1 Co. 15:52; 1 Ts. 4:16; Ap. 10:7; 11:14-15). Algunos dicen que la final trompeta de 1 Tesalonicenses 4 y de 1 Corintios 15 no es la séptima trompeta de Apocalipsis 11, sino probablemente una trompeta que se toca para movilizar el ejército judío. Esta es una interpretación extraña. No veo cómo pueden aceptarla, ya que no es una interpretación bíblica. Cuando el apóstol Pablo escribió 1 Corintios 15, habló de la final trompeta. ¿Cree usted que se refería a la última trompeta del ejército judío? ¡Qué absurdo! ¿Dé dónde saca la gente estos conceptos? ¡Qué manera tan errónea de interpretar la Biblia! Algunos propagan esta interpretación debido a que enseñan que todos los santos serán arrebatados antes de la tribulación. Sin embargo, ellos saben que la última trompeta, la séptima, será tocada casi al final de la tribulación. De manera que, para afirmar que todos los santos van a ser arrebatados antes de la tribulación, también tienen que demostrar que la final trompeta, mencionada en 1 Corintios 15 y 1 Tesalonicenses 4, son diferentes de la séptima y última trompeta del libro de Apocalipsis. Ellos se alejan de la verdad de la Biblia, la cual revela que los

Page 263: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

creyentes en su gran mayoría serán arrebatados al sonar la séptima trompeta, la final trompeta, que se tocará al final de la gran tribulación. Esto es una evidencia de que la mayoría de los creyentes pasará por la mayor parte de la tribulación. Por lo tanto, la enseñanza de que todos los creyentes serán arrebatados antes de la tribulación está en completo desacuerdo con las Escrituras.

2. Después de manifestarse el hombre de pecado, el anticristo

El arrebatamiento de la mayoría de los creyentes se producirá después de que se manifieste el hombre de pecado, el anticristo (2 Ts. 2:1-4). En 2 Tesalonicenses 2 se nos da una base sólida para afirmar que el arrebatamiento de la mayoría de los creyentes sucederá al final de la gran tribulación. Este pasaje indica que antes de ser arrebatados los santos, se manifestará el hombre de pecado, el anticristo, y se sentará en el templo de Dios, “proclamándose Dios” (2 Ts. 2:4). Esta idolatría se producirá después del arrebatamiento de la mayoría de los creyentes. Cuando los hermanos del grupo de Newton presentaban esos versículos al grupo de Darby, éstos quedaban desconcertados. Darby enseñaba que todos los creyentes serían arrebatados antes de la tribulación, pero el grupo de Newton afirmaba que el anticristo tiene que manifestarse primero, su imagen tiene que ser introducida en el templo, y la gente ha de ser obligada a adorar dicha imagen, antes de que el Señor regrese y los santos sean reunidos con El. Siempre que se menciona este pasaje, quedan en silencio los que enseñan que todos los creyentes serán arrebatados antes de la tribulación.

3. Después de que la bestia, el anticristo, obliga a la gente a adorarlo a él y a la imagen

durante la gran tribulación

El arrebatamiento de la mayoría de los creyentes ocurrirá después de que la bestia, el anticristo, obligue a la gente a adorarlo a él y a su imagen durante la gran tribulación (14:9-16). Esto se revela claramente en el capítulo catorce de Apocalipsis.

4. Después de que Satanás guerrea contra el remanente del pueblo de Dios

El arrebatamiento se producirá después de que Satanás, el gran dragón, pelee contra el remanente del pueblo de Dios durante la gran tribulación (12:17, 14, 5). Esto acontecerá después del arrebatamiento del hijo varón. De acuerdo con Apocalipsis 12, el hijo varón será arrebatado al trono de Dios antes de los tres años y medio, después de los cuales será arrebatada la mayoría de la descendencia de la mujer. Esto significa que después de ser arrebatado el hijo

Page 264: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

varón, el remanente de la descendencia de la mujer sufrirá la persecución de Satanás. Así que, la mayoría de los creyentes permanecerá en la tierra y será arrebatada al final de la gran tribulación.

5. Al final de la era

El arrebatamiento de la mayoría de los creyentes marcará la “consumación del siglo” (Mt. 13:39). La conclusión de la era ocurre al final de la gran tribulación. De acuerdo con Mateo 13:39, éste será el tiempo de cosechar. Cristo vino a sembrar la semilla en el campo a fin de producir una cosecha para Dios. Esta cosecha será recogida cuando concluya la era. Esta edad terminará con los últimos tres años y medio. Comenzando con la reconstrucción de la ciudad de Jerusalén, se ha determinado un período de setenta semanas. Las primeras sesenta y nueve, se extienden desde el decreto de reconstruir a Jerusalén hasta la crucifixión de Cristo, lo cual comprende un lapso de cuatrocientos ochenta y tres años. Después de la crucifixión, hay un largo intervalo. Finalmente, esta separación se cerrará, y comenzará la última semana, los últimos siete años. La segunda parte de esta última semana será la conclusión de la era del Nuevo Testamento, la cual se extiende desde la crucifixión hasta el final de la gran tribulación. Nadie sabe cuánto tiempo habrá entre la crucifixión de Cristo y el comienzo de la septuagésima semana. Pero Daniel 9 revela claramente que el fin de esta era estará compuesta de los siete años de la última semana. La era llegará a su consumación a la segunda mitad de esos siete años. Casi al final de esos tres años y medio, la mayoría de los santos será arrebatada. Los vencedores serán arrebatados antes de los tres años y medio. La fecha o la hora del arrebatamiento de los vencedores no se conoce, pero el arrebatamiento de la mayoría de los creyentes sí; se nos ha dicho que sucederá al tocarse la séptima trompeta, la cual sonará cerca del fin de la gran tribulación.

D. El lugar

Veamos ahora el lugar al cual será arrebatada la mayoría de los creyentes. En 1 Tesalonicenses 4:17 se revela que el lugar es “el aire”, y Apocalipsis 14:14-16 indica que será “la nube”. Los vencedores serán arrebatados al trono, a la presencia del Hijo del Hombre en el tercer cielo. Pero en 1 Tesalonicenses 4 se nos dice claramente que la mayoría de los creyentes será arrebatada al aire, y Apocalipsis 14 revela que la cosecha será segada y llevada a la nube. En ese entonces, Cristo ya no estará envuelto en la nube, sino que estará sentado sobre la nube en el aire.

E. La condición

La condición para que se produzca el arrebatamiento de la mayoría de los santos es que la cosecha esté madura. Apocalipsis 14:15 dice: “Y del templo salió otro

Page 265: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete Tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura”. Por consiguiente, la madurez es la condición necesaria para que la mayoría de los creyentes sea arrebatada.

III. OTROS DOS ARREBATAMIENTOS

Además de estas dos clases de arrebatamientos, el de los vencedores y el de la mayoría de los creyentes, se producirán otros dos arrebatamientos: el arrebatamiento de los dos testigos (11:12) y el arrebatamiento de los santos que vencerán a la bestia, su imagen y el número de su nombre (15:2).

Page 266: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE TREINTA Y UNO

CUATRO ASPECTOS DE EXPERIMENTAR EL CANDELERO

Génesis es el campo en el cual fueron sembradas casi todas las semillas de la verdad. En Apocalipsis tenemos la cosecha de las verdades que se plantaron al comienzo de la Biblia. En este libro de consumación, las iglesias locales son cruciales. Las iglesias locales también son el centro de este libro. Hemos visto que las iglesias locales son la meta de la revelación y la manifestación progresivas de Dios. En la Biblia no sólo tenemos la revelación de Dios sino también Su manifestación. La revelación podría considerarse como un libro doctrinal, mientras que la manifestación se relaciona, sin lugar a dudas, con la experiencia. Por lo tanto, la Biblia no sólo nos da la doctrina, sino también la experiencia de la revelación de Dios y de Su manifestación. Si no existieran las iglesias locales, no habría meta alguna para la revelación y la manifestación de Dios.

Satanás, el enemigo insidioso, aborrece las iglesias locales. A lo largo de los siglos, muchos buenos maestros cristianos han dedicado su atención a muchas otras cosas. Tenemos que reconocer que algunas de ellas han sido importantes. No obstante, la mayoría de estos maestros ha errado el blanco, la meta, que es las iglesias locales. Tenemos que adorar y alabar a Dios porque Él es el Señor. El jamás permitirá que este asunto se pase por alto. Después de recobrar tantos elementos en estos últimos siglos, en nuestros días El ha llegado a Su destino. Esta es la razón por la cual día y noche tenemos la única carga de edificar las iglesias locales. Todos los ataques y la oposición que afrontamos se deben simplemente a nuestra posición en cuanto a las iglesias locales.

EL CANDELERO ES UN TIPO DE LA IGLESIA

Todos saben que la palabra “iglesia” no se encuentra en el Antiguo Testamento. Se usa por primera vez en Mateo 16:18, donde el Señor Jesús dijo: “Edificaré Mi iglesia”. Sin embargo, en el Antiguo Testamento la iglesia es tipificada en muchas ocasiones. Por ejemplo, en Génesis 2 tenemos la esposa, que tipifica a la iglesia como complemento de Cristo. Además, tanto el tabernáculo como el templo tipifican la iglesia como morada terrenal de Dios entre los hombres. El hecho de que los hijos de Israel fuesen un pueblo significa que la iglesia también es una entidad colectiva que expresa a Dios. Con todo, ninguno de estos tipos tiene tanto contenido como el candelero.

Page 267: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

El candelero se menciona por primera vez en Éxodo 25. Si solamente tuviéramos ese capítulo, no podríamos comprender que el candelero está relacionado con la iglesia o las iglesias. Casi al final del Antiguo Testamento, en Zacarías 4, hallamos el candelero una vez más. Zacarías muestra cierto progreso y desarrollo con relación al Éxodo. En Éxodo sólo tenemos el candelero con las siete lámparas; no dice a qué aluden las siete lámparas. Pero en Zacarías se nos da una interpretación específica de las siete lámparas, pues en dicho libro se nos dice que las siete lámparas son los siete ojos de Dios (4:10) y los siete ojos de la piedra (3:9). Zacarías nos dice dos cosas importantes acerca del candelero: que las siete lámparas del candelero son los siete ojos de Dios, y que ellas son los siete ojos de la piedra. Consideren el cuadro que presenta Zacarías. El hecho de que la piedra tenga siete ojos, que son los siete ojos de Dios, indica que los siete ojos nos infunden lo que Dios es. El es luz, vida, amor, santidad, etc. Todo lo que Dios es como elemento vital se nos infunde mediante Sus siete ojos. Esto es válido aun entre nosotros los humanos, pues cuando miramos a otros infundimos en ellos algo por medio de nuestro ojos. ¿Qué significa el hecho de que los siete ojos de Dios también sean los siete ojos de la piedra? Sin duda alguna, la piedra es útil para edificar. De modo que estos siete ojos no sólo nos infunden el elemento de la vida de Dios, sino que también nos infunden a Cristo como el material de construcción, haciéndonos así materiales para el edificio de Dios. Zacarías 4:2-6, 10 también deja implícito que los siete ojos de Dios, los cuales son las siete lámparas del candelero, son el Espíritu. Como respuesta a la pregunta: “¿Qué es esto?”, dice: “No con poder, ni con fuerza, sino con Mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (4:6). Este versículo indica que sólo por medio del Espíritu podemos ser parte del edificio de Dios. Por lo tanto, podemos ver que el candelero de Zacarías 4 revela un claro desarrollo con relación al de Éxodo 25. No obstante, Zacarías no es el libro de consumación; así que tenemos que seguir hasta llegar al último libro de la Biblia, el Apocalipsis.

En Apocalipsis vemos siete candeleros de oro. Este libro también revela que las siete lámparas son los siete Espíritus de Dios y los siete ojos del Cordero (5:6). Por consiguiente, los candeleros incluyen a Dios, a Cristo, al Espíritu, al Redentor y los materiales de construcción.

CUATRO ASPECTOS DEL CANDELERO QUE PODEMOS EXPERIMENTAR

Al repasar Éxodo 25, Zacarías 3 y 4, y el libro de Apocalipsis, vemos cuatro aspectos del candelero que debemos experimentar. En primer lugar, tenemos que participar de la esencia, el elemento de oro, del candelero. En segundo lugar, tenemos que permitir que en nuestra experiencia esta substancia de oro tome una forma específica, a saber, el candelero. El oro del candelero no es oro amontonado, sino que tiene la forma de un candelero. En tercer lugar, junto con

Page 268: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

la forma del candelero tenemos que experimentar su expresión, la cual se manifiesta en el resplandor de las siete lámparas. En cuarto lugar, vemos la reproducción del candelero. Así que, tenemos que experimentar los cuatro aspectos del candelero: el elemento, la forma, la expresión y la reproducción.

EXPERIMENTAMOS EL ELEMENTO DE ORO

Todos nosotros necesitamos experimentar el elemento de oro del candelero. Si sólo tuviéramos 30 gramos de oro, ¿cómo podríamos hacer un candelero? Sería imposible. Podríamos fabricar un anillo, pero sería imposible hacer un candelero. A fin de hacer un candelero necesitamos un talento de oro (Ex. 25:39). (Un talento equivale aproximadamente a 45 kilogramos.) Necesitamos más oro, más de Dios. Si deseamos obtener la iglesia, el candelero, necesitamos algo sólido: el oro, que representa la substancia de Dios mismo, Su esencia, Su elemento. Si no tenemos esta substancia, todas nuestras palabras acerca de la iglesia son vanas. ¡Qué triste es la situación de muchos cristianos hoy! Ellos tienen muy poco del oro divino; en vez de atesorar la substancia, han estado debatiendo sobre vanas doctrinas. Aun si nuestra doctrina es correcta, ortodoxa y bíblica, no es Dios mismo. Sólo Dios es el elemento. ¡Cuánto necesitamos a Dios como el oro!

¿Qué es Dios? En Juan 4:24 el Señor Jesús dice explícitamente: “Dios es Espíritu”. En el griego “Espíritu” no tiene artículo en este caso. Decir que Dios es Espíritu es como decir que una mesa es madera. Así como el elemento de la mesa es madera, así el elemento de Dios es Espíritu. Según Juan 4:24 para poder adorar a Dios tenemos que adorarlo en espíritu. Adorar a Dios no es simplemente inclinarse ante El; es acercarse a Él, tocarle y recibirle. Según el contexto de Juan 4, adorar a Dios es beberle como el agua viva (v. 14), la cual es el Espíritu mismo que fluye en nuestro ser. ¿Cómo podemos tomarle como el agua viva? Le tomamos al abrir todo nuestro ser a El ejercitando nuestro espíritu. Tenemos que recibir, en lo más recóndito de nuestro ser, a Dios mismo como el oro. Día y noche debemos estar abiertos. Nunca cierre ninguna parte de su ser al Señor. Dígale: “Dios, estoy abierto a Ti de par en par. Ejercito mi espíritu para tocarte a Ti, el Espíritu divino. Oh divino Espíritu, entra en mí y lléname”. Esta es la manera de obtener más oro.

Si todos obtenemos más oro, no tendremos un solo talento de oro, sino muchos, tal vez centenares de talentos. Seremos extremadamente ricos en el elemento divino, en el material que constituye el candelero. Todos los hermanos y las hermanas estarán llenos de Dios, y adondequiera que nosotros vayamos, veremos oro. Cuando entremos en las casas de los santos, no veremos más que oro. Cuando yo visite a los hermanos y hermanas, veré oro. Cuando vaya a los jóvenes, veré oro, y cuando me relacione con los de más edad, veré más oro. Las

Page 269: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

hermanas no deben ser de madera ni de lodo; deben ser de oro. Siempre me siento avergonzado cuando oigo a algunas hermanas diciendo chismes. Aunque no las censuro, me siento avergonzado porque ellas, por estar en la iglesia, deberían ser de oro. Una hermana chismosa no está verdaderamente en la iglesia. Del mismo modo, me siento avergonzado cuando veo que un hermano trata sin amor a su esposa y alega con ella. ¿Dónde está el oro en este hermano? Si es un hermano de la iglesia, debería estar lleno de oro. Cuando veo estas cosas, vuelvo la cara. No me agrada ver la condición enlodada de los santos. Me complace ver el oro que hay en ellos. Todos necesitamos más oro. La iglesia tiene que estar llena de oro, llena de Dios. Cuando veo esto, me glorío y siento que estoy en el tercer cielo.

EXPERIMENTAMOS EL ORO MARTILLADO CON EL CUAL SE FORMA EL CANDELERO

No es suficiente tener una gran cantidad de oro. Es posible que tengamos miles de talentos de oro y que no tengamos el candelero, pues sólo tenemos la substancia pero no la forma. ¿Cómo podemos obtener la forma? Todos los estudiosos ortodoxos de la Biblia están de acuerdo en que el candelero era hecho de oro martillado. Un hermano podría tener cinco kilos de oro, y otro tal vez tenga siete, y otro quizás tres. ¿Cómo podemos darle forma de candelero a todo ese oro? Solamente al ser martillados juntos. Todo el oro tiene que reunirse. Esto nos habla del edificio. En primer lugar, necesitamos la substancia y luego necesitamos edificar dándole forma al oro a martillo. El hecho de que aun hoy no veamos ningún edificio trae vergüenza al Señor. Muchas personas discuten con nosotros acerca de la iglesia, y nos preguntan por qué decimos que nosotros somos la iglesia y ellos no. Pero la verdadera pregunta es: ¿dónde se está llevando a cabo alguna edificación? ¿Dónde está el edificio? Es posible que ustedes tengan gran cantidad de oro, pero si no le dan ninguna forma con la edificación, no tienen el candelero. Esto significa que ustedes pueden ser ricos en oro pero carecer del candelero, el edificio.

Si ustedes desean tener el candelero, tienen que ser martillados en compañía de otros. Deben perder su individualidad. No digan: “Este es mi oro. Yo soy espiritual”. Ser espiritual como un fin en sí mismo no tiene sentido alguno en lo que al candelero se refiere. Lo que usted tenga en su experiencia y su deleite en Dios tiene que ser golpeado junto con lo que tengan los demás. Nuestro oro tiene que ser reunido y martillado, y entonces tomará forma, constituirá una sola entidad, una unidad. Entonces no sólo tendremos oro, sino que también seremos edificados y conformaremos un candelero de oro. Esta es la iglesia.

Si los que componen la iglesia en Anaheim son simplemente centenares de individuos, están acabados. Dios no desea tener centenares de pedazos

Page 270: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

individuales de oro. El desea que el oro sea reunido y golpeado hasta que tenga la forma del candelero. ¡Cuánto necesitamos ser edificados! Si hemos visto lo que es el edificio, jamás seremos individualistas. Comprenderemos que todo lo que obtenemos o recibimos del elemento divino, tiene como meta construir el candelero. Como sabemos que lo que Dios desea es el edificio, hemos dado muchos mensajes en los que hemos dicho que necesitamos a Dios en Cristo como nuestra misma substancia, a fin de ser edificados conjuntamente. Es bueno tener una gran cantidad de oro y ser ricos en Dios. Pero es necesario determinar si uno todavía está en el nivel individualista o si es parte de una entidad colectiva. Necesitamos que el edificio sea construido.

EXPERIMENTAMOS LAS SIETE LAMPARAS, LA EXPRESION

Aunque tengamos el oro y éste sea martillado hasta constituir una sola entidad, el candelero, de todos modos necesitamos las siete lámparas, los siete Espíritus de Dios, que son Su expresión. Si carecemos de los siete Espíritus de Dios, no podremos resplandecer ni expresar a Dios. No importa si somos jóvenes o viejos, necesitamos estar llenos diariamente del Espíritu séptuple de Dios. Cuando somos llenos del Espíritu séptuple, vivimos y resplandecemos. No podemos estar muertos ni apagados, puesto que estamos llenos de los siete Espíritus de Dios. Puesto que estamos llenos del pneuma siete veces intensificado, no podemos ser como una llanta desinflada. Nada puede oprimirnos. Cuanto más presión se ejerce sobre nosotros, más alto rebotamos, puesto que estamos llenos del Espíritu de Dios. Puedo testificar que cuanto más dificultades tengo, más me elevo por encima de las cosas. En muchas ocasiones me han aconsejado que no diga ciertas cosas, pero no puedo evitar hablar de ellas porque estoy lleno de los siete Espíritus de Dios. Alguien me preguntó una vez: “¿Por qué está usted tan lleno de vida, de frescura y de lozanía?” El secreto es que tengo el Espíritu.

No es necesario prepararse para ejercer su función en las reuniones. Si usted hace eso, su función será una mera actividad. Ejercer la función de uno consiste sencillamente en ser lo que uno es. En algunas ocasiones los líderes animan insistentemente a los hermanos a ejercer su función en la reunión de oración. Pero lo que los santos hacen como respuesta a esto es sólo actividades, porque no están llenos del Espíritu; son como llantas desinfladas. Ellos están desinflados antes de venir a la reunión. Pero tal vez los líderes fuercen a estas llantas desinfladas a rodar un poco en la reunión de oración. Este tipo de actividad no es consecuencia de estar llenos del pneuma que mora en ellos, sino que actúan presionados por los ancianos. Después de que un hermano o una hermana se ve obligado u obligada a funcionar, es posible que no vuelva a orar en dos semanas. Puedo dar testimonio de esto por mi propia experiencia.

Page 271: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

Presionar a los hermanos jamás traerá resultados. Cuando una llanta se desinfla, es mejor no hacerla rodar, pues cuanto más rueda más se daña. Por otro lado, ninguno de nosotros debería ser una llanta desinflada. Por el contrario, todos deberíamos estar llenos de pneuma. Tenemos una “estación de servicio” en el tercer cielo, y allí podemos llenarnos del pneuma celestial en cualquier momento. Cuando somos llenos del Espíritu, podemos ejercer nuestra función en cualquier ocasión. Esta función no será una actividad, sino que será nuestra misma vida. Cuando estoy lleno y rebosando del Espíritu, soy activo, persistente y vigoroso. Puedo predicarles a los demonios. Si el diablo viniera a mí, le daría una buena lección. Cuando somos llenos del Espíritu séptuple de Dios, que está en la iglesia edificada, este Espíritu podrá ser la expresión misma de Dios en Cristo.

LA REPRODUCCION DEL CANDELERO

Llegamos al cuarto aspecto de lo que es experimentar el candelero: la reproducción. Tanto en Éxodo como en Zacarías había un solo candelero. Pero en el libro de la consumación hay siete candeleros que representan las siete iglesias locales. Esto indica que Cristo, según lo representa el candelero de Éxodo, y el Espíritu de Dios, según lo muestran las siete lámparas del candelero mencionado en Zacarías, traen la reproducción no sólo de la iglesia universal, sino también de las iglesias locales. El candelero, que era uno solo, se reproduce en los siete candeleros. Todas las iglesias locales, los muchos candeleros, son la reproducción de Cristo y del Espíritu como el candelero único. Cuanto más se opongan los críticos a las iglesias locales, más reproducción habrá. La oposición simplemente fomenta la reproducción. No se preocupen por la oposición. Preocúpense solamente por la substancia, la edificación y la expresión. Cuanto más tengamos de estas tres cosas, más reproducción veremos. ¿Qué es la reproducción? Es en realidad una multiplicación de la plena expresión de Cristo como Espíritu vivificante de una manera práctica. Esta es la reproducción de la iglesia. Me gozo en decirles que tengo la plena certeza de que esta reproducción preparará el camino para que el Señor regrese. Por medio de esta reproducción, el Señor tendrá una base firme donde asentar Sus pies para poder venir y tomar posesión de la tierra.

Page 272: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

ESTUDIO-VIDA DE APOCALIPSIS

MENSAJE TREINTA Y DOS

EXPERIMENTAMOS LA VIDA DE CRISTO, QUE NOS TRANSFORMA Y NOS EDIFICA

En 1925 comencé a leer, estudiar e investigar el libro de Apocalipsis. Los primeros tres capítulos fueron los más difíciles, especialmente los dos que tratan de las siete iglesias. En las siete epístolas a las siete iglesias hay muchos versículos difíciles de entender, y casi nadie los puede explicar. Uno de los más difíciles es 3:12, donde el Señor dice: “Al que venza, Yo lo haré columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de Mi Dios, y Mi nombre nuevo”. Cuando leí ese versículo hace cincuenta y un años no pude entenderlo. ¿Qué significa eso de que el Señor nos va a hacer columnas en el templo de Dios y que escribirá el nombre de Dios, el nombre de la Nueva Jerusalén y Su nombre nuevo sobre nosotros? Ninguno de los libros que consulté con respecto a este asunto pudo responder mis interrogantes. Aun un muchacho de cuarto año de primaria podría entender las palabras de este versículo, pero es bastante difícil captar el significado del mismo. Apocalipsis 3:12 ha sido un versículo difícil de entender para todos los expositores de la Biblia, debido a que ninguno de ellos ha tenido la experiencia adecuada. Con el paso de los años, pude comprender que la promesa que contiene es la más grande de las siete promesas hechas en las siete epístolas que aparecen en Apocalipsis 2 y 3. En este mensaje vamos a poner atención a esta promesa que el Señor hace a los que venzan de la iglesia en Filadelfia.

LA MAYOR DE LAS BENDICIONES

No entenderemos Apocalipsis 3:12 a menos que tengamos la debida experiencia. La promesa que hace aquí el Señor no es darnos algo sino hacernos algo. Cuando pensamos en las promesas del Señor, siempre tenemos la idea de que nos va a dar algo. Según nuestro concepto, una promesa se relaciona con una bendición. En nuestra opinión, no puede haber una promesa sin una bendición. Pero en 3:12 el Señor no dice: “Le daré”; dice: “Lo haré”. En 3:12 el Señor Jesús no promete darnos santidad ni bendiciones celestiales. No, El promete convertirnos en algo, en columnas del templo de Dios.

Llegar a ser una columna en el templo de Dios implica dos cosas: transformación y edificación. Desde que vine a este país, he tenido carga por estas dos cosas. La mayor bendición que el Señor nos puede dar es transformarnos y hacernos parte de Su templo. La mayoría de los cristianos no ha podido entender lo que significa ser hecho columna en el templo de Dios.

Page 273: Estudio-vida de Apocalipsis - IGLES.ORG de Apocalipsis.pdf · Estudio-vida de Apocalipsis CONTENIDO 1. ... (1) 52. LA GRAN RAMERA QUE ESTA SENTADA SOBRE UNA BESTIA ... (1:3; 22:7),

¿Qué significa esto? ¿Qué significa tener el nombre de Dios, el nombre de la Nueva Jerusalén y el nuevo nombre del Señor escritos sobre nosotros? Aquellos que han llegado al nivel de la iglesia en Filadelfia tienen un entendimiento correcto. Si estamos en este nivel, estamos listos para que el Señor nos transforme. Si usamos la poca fuerza que el Señor nos ha dado en Su palabra y tomamos seriamente nuestra relación con El, estaremos preparados para que El nos convierta en columnas. Esto requiere que, en primer lugar, seamos transformados en materiales preciosos y que, en segundo lugar, seamos columnas edificadas. ¿Cómo podemos nosotros, que no somos más que barro, llegar a ser columnas en el templo de Dios? Es imposible, a menos que seamos transformados en piedras preciosas y luego seamos puestos como columnas en el edificio de Dios. Antes de 3:12 tenemos la promesa que el Señor hace en 2:17 donde indica que podemos ser transformados en una piedra blanca al comer al Señor como maná escondido. Esta es ciertamente la mayor bienaventuranza; afecta todo nuestro ser, pues se relaciona con lo que somos. La mayor bendición no consiste en que el Señor nos dé algo, sino en que nos transforme.

Supongamos que yo soy un pedazo de barro. No importa qué se me dé, ya sea oro o diamantes, sigo siendo barro. Aun si me llevaran al cielo y me p