2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

download 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

of 176

  • date post

    02-Jun-2018
  • Category

    Documents

  • view

    219
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    1/176

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    2/176

    Pgina2

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    3/176

    Pgina3

    StaffModeradora:Mery St. ClairTraductoras:

    MonikgvDemoiselle

    KassAmy

    MacasolciJo

    LuisaNats

    Perpi27JulesG92

    VaneLucia A.

    Elle87Juli_Arg

    Amnl3012Chachi--

    Mery

    Correctora:MaryJaneNatsItxi

    LadypandoraVerito

    Suelick*Zafiro

    VericityAnnabelle

    Violet~Juli_Arg

    Deeydra AnnMelii

    Revisin & Lectura Final:Juli_Arg

    Diseo:Hanna Marl

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    4/176

    Pgina4

    ndiceSinopsisCaptulo 1Captulo 2

    Captulo 3

    Captulo 4Captulo 5

    Captulo 6

    Captulo 7

    Captulo 8

    Captulo 9

    Captulo 10

    Captulo 11

    Captulo 12

    Captulo 13

    Captulo 14

    Captulo 15

    Captulo 16

    Captulo 17

    Captulo 18

    Eplogo

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    5/176

    Pgina5

    Sinopsisa nica cosa fcil en la relacin de Jude y Luce es su amor entre ellos.Todo lo dems es difcil.Especialmente cuando se trata de refrenar el temperamento de Jude

    y los celos cada vez ms fuertes de Luce por la animadora que sigue a Jude entodas las maneras que una chica puede. Sintiendo el estrs por salir con un chico

    malo por excelencia mientras se convierte en la bailarina principal de su clase,Luce sabe que algo tiene que terminar. Quiere a ambos. Necesita a los dos. Perosi no toma una decisin, corre el riesgo de perderlo todo.

    Para Lucy Larson y Jude Ryder, amar puede no ser suficiente.

    Crash, #2

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    6/176

    Pgina6

    1 Traducido por MonikgvCorregido por MaryJaneo me concentr en el hecho de que cerca de mil pares de ojosestaban puestos en m. Progresando en el difcil final, bail slo paraun grupo. Las luces que me cegaban de la multitud, la presin de

    hacer una presentacin que me impulsar hacia delante, y la falla en el vestuarioque estaba a un hilo de romperse, empuj todo de lado y bail para l.

    Los ltimos compases de la msica llegaron a su fin cuando yo haca migran alegro final en el aire. Mis puntillas aterrizaron al mismo tiempo que el ltimoacorde flua a travs de la habitacin.

    Este era. El momento que yo amaba. El respiro y la mitad de quietud ysilencio antes de moverme en una reverencia y que la multitud aplaudiera. Unaventana de dos segundos para reflejar y deleitarme en la sangre, sudor, ylgrimas que haba derramado para llegar a este punto. El punto en el que, si yofuera un espectador en el juego de la vida de Lucy Larson, podra asentir y pensartrabajo bien hecho.

    Era un momento que quera que durara para siempre, pero lo acept por loque era. Un vistazo a la perfeccin antes de que fuera descartado.

    Aspirando aire, levant mis brazos y, movindome en una posicin dereverencia, levant mis ojos. Justo donde Madame Fontaine me haba entrenadopara dirigirme al final de una presentacin. Al frente y al centro. Y luego, contratodo lo que ella me haba advertido nunca hacer, una sonrisa jug en lascomisuras de mi boca.

    Era imposible no hacerlo cuando mi frente y centro era Jude Ryder.l se levant de prisa de su asiento, aplaudiendo como si estuviera tratando

    de llenar toda la habitacin con ello, sonrindome de una manera que me hacaun nudo en el estmago. Aquellos que lo rodeaban ya miraban con curiosidad,as que cuando Jude salt sobre su asiento y comenz a gritar Bravo a todovolumen, esas miradas de curiosidad se afilaron en algo no tan bueno.

    No es que me importe. Haba aprendido hace un tiempo que estar conJude significaba ir contra la corriente de la sociedad. Luchbamosconstantemente contra la corriente y casi cada norma social y el principiogeneralmente aceptado que hay. Vala la pena.

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    7/176

    Pgina7

    Haciendo una reverencia ms, encontr su mirada una vez ms e hice loimpensable. Gracias que la creadora Madame Fontaine no haba venido aquesta noche porque su moo perpetuamente apretado podra haberse rotocuando yo emparej mi sonrisa con un guio. Dirigido directo al hombre que seelevaba sobre la multitud, animndome como si yo hubiera salvado al mundo desu extincin.

    Las luces se apagaron y, antes de que me apresurara a salir del escenario,escuch una ronda ms de Jude gritando y silbando. l rompi toda regla tcitade cmo uno deba mostrar su apreciacin por las artes. Y yo lo amaba.

    As como nuestra relacin, todo lo hacamos fuera del estndar.

    Crees que podras tratar, slo por una vez, de no dar una presentacinperfecta? Sabes, para que el resto de nosotros no luzcamos como principiantes

    me susurr Thomas, un amigo estudiante y bailarn, mientras yo me mova detrsde las cortinas.

    Podra le susurr por detrs mientras el ltimo bailarn tomaba elescenario. Pero, dnde est la diversin en eso?

    Sonriendo, me tir una botella de agua. Tomndola con una mano, losalud con la otra agradecindole y me dirig hacia los bastidores para estirarmey cambiarme. Tena un descanso de diez minutos antes de la presentacin que seacerca al final, y saba por experiencia que Jude estara viniendo a toda prisa alos bastidores para encontrarme si yo no lo encontraba primero. l no eraexactamente un hombre paciente, especialmente despus de un recital de

    baile. Lo que me provocaba a m el verlo jugar ftbol, mi baile se lo provocaba al.

    Deslizndome hacia el vestidor, agarr mi pie, estirando mis cudricepsmientras suba hacia mi esquina de la habitacin, desatando mi zapatilla. El nudocolorido de la banda elstica enrollado alrededor de mi cuello, sosteniendo micors en su lugar as mi presentacin no se convertira en un show pornogrfico, serompi al momento en que estir mi cuello hacia un lado. La falla en el vestuariono pudo escoger un mejor momento para fallar.

    Estirando la otra pierna hacia atrs, mis dedos trabajaron por desatar mi

    otra zapatilla. Tirando ambas en mi bolso, saqu mis vaqueros, suter, y botas demontar. Era viernes por la noche y, ya que Jude tiene un juego maana, esosignificaba que tenamos toda la noche para nosotros. l tena algo planeado yme haba dicho que me vistiera con algo caliente. Yo preferira estar vestida paraclima caliente, pero realmente, cuando se trataba de estar con Jude, no meimportaba lo que vesta. De hecho, preferira no usar nada, pero por el ltimopatrn de virtud de santidad, Jude Ryder, no tena nada de eso hasta quearreglara su mierda.

    Nunca haba querido que se arreglara su mierda ms rpido.

    Realmente necesitaba estirar un poco ms, pero tena dos minutos mximo

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    8/176

    Pgina8

    antes de que Jude viniera corriendo a travs de la puerta del vestidor.Retorciendo mis brazos detrs de m, trabaj en el cors de mi traje. Dndeestaba Eve cuando la necesitaba? Esa chica poda amarrar y desamarrar uncors ms rpido de lo que un mujeriego poda bajarse la cremallera en la partede atrs de su coche deportivo.

    Estaba medio contemplando buscar un par de tijeras para escapar delaparato de satn cuando un par de manos clidas se apoyaron sobre mishombros.

    Puedo ser de ayuda? dijo Thomas, sonrindome mientras lo mirabasobre mi hombro.

    Si tu ayuda viene con velocidad y precisin, entonces s, por favor lecontest.

    Su sonrisa se llen de maldad. Cuando se trata de quitarle la ropa a lasmujeres, la velocidad y la precisin son de suma importancia.

    Lo code mientras se rea. En cualquier momento hoy, Sr. DedosCalientes.

    S, seora dijo, haciendo crujir los dedos dramticamente antes demoverse hacia la parte posterior de mi vestido.

    Thomas tena razn, l haba dominado la parte de la velocidad y laprecisin del desvestir a las mujeres. Sin embargo, no haba nada ni remotamententimo sobre un bailarn ayudando a otro bailarn a vestirse o desvestirse, hombre o

    no. Al bailar por demasiado tiempo, te acostumbras a casi todos los bailarines enun radio de tres estados mirndote a un lado desnudo. No haba lugar para seruna mojigata en el mundo de la danza.

    Ya casimurmur Thomas mientras sus dedos trabajaban hacia la parteinferior del remache de mi cors.

    Yo estaba a punto de volverme con algo inteligente de mi variedadingeniosa cuando la puerta del vestuario se abri. No tuve ni un segundo calientepara explicar antes de que el rostro de Jude palideciera de entusiasmo aasesinato.

    Qu diablos?grit, su rostro de un rojo llameante.Judecomenc, dndome la vuelta y levantando mis manos.

    Eres hombre muertoespet, lanzndose a travs de la habitacin hacianosotros.

    Movindome rpidamente delante de l, puse ambas manos en su pechoduro como una pared de ladrillos. Me iban a doler un poco por la maniobra.

    Jude! Esta vez grit. Detente! orden, interponindome delantede l de nuevo cuando se abalanz hacia Thomas, quien se retiraba hacia un

    rincn de la habitacin.

  • 8/11/2019 2.- Clash.- El Lado Peligroso de Jude Ryder

    9/176

    Pgina9

    Claro, voy a parar respondi Jude, sus ojos grises destellando comonix1. Una vez que este cretino est bailando en el escenario en una silla deruedas.

    No haba visto su monstruo rabioso en meses y verlo de nuevo en toda sugrandeza me dej sin palabras. Este era el tipo de ira de la que la gente contabahistorias alrededor de una fogata.

    Girando de nuevo alrededor de m, Jude se lanz hacia Thomas, quienmiraba con los ojos muy abiertos, medio confundido, medio aterrado, por elhombre furioso tratando de destruirlo. Mi fuerza no igualaba la de l, ni siquiera ladcima parte para ser su rival, pero yo tena otros poderes que poda