Yo s³lo te amo

Click here to load reader

download Yo s³lo te amo

of 11

  • date post

    24-Jan-2017
  • Category

    Education

  • view

    140
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Yo s³lo te amo

Yo slo te amo (Extrado del libro

Yo slo te amo

Y cuando hube llegado hasta l, lo salud dicindole:Buen da.Buen da, Miriam me contest.Luego me mir. Sus ojos negros vieron en m lo que no vio hombre alguno antes que l. Ante sus miradas sent como si me hallara desnuda, y me avergonc de m misma. No habindome dicho, entretanto, ms que ese , le dije:Quieres venir a mi casa?No estoy ahora, acaso, en tu casa? replic.No comprend sus palabras en aquel momento, pero ahora s que las comprendo.

Quieres compartir conmigo mi vino y mi pan? insist.-S; Miriam, pero no ahora., as me dijo. En estas palabras haba la voz del mar, del huracn, del bosque. Y cuando me las dijo hablaron simultneamente la Vida y la Muerte.Acurdate, amigo mo, y no te olvides, que yo estaba muerta, que era una mujer que se haba divorciado de s misma y viva lejos de este Yo que hoy ves en m. Haba pertenecido a todos los hombres sin ser de ninguno.

Me llaman mujer libertina, y que yo tena siete demonios. Todos me maldecan y todos me envidiaban, pero cuando el crepsculo de sus ojos albore en los mos, desaparecieron y se apagaron todos los astros de mis noches y me volv Miriam, solamente Miriam: una mujer que se haba extraviado sobre la tierra que conoca, para despus encontrarse a s misma en nuevos mundos. Y volv a insistir:-Ven a mi casa a compartir conmigo mi pan y mi vino.-Por qu insistes en que yo sea tu husped? contest.

Y le respond:-Te ruego que entres en mi casa.Mientras yo le hablaba sent que todo lo que tena de la tierra y del cielo se reunan en mis palabras y en mis splicas. Entonces me mir fijamente y sobre mi espritu alumbr la luz de sus ojos. Y me dijo:-T tienes muchos amantes, en cambio yo soy el nico que te ama. Los dems hombres se aman a s mismos a tu lado: mas yo quiero y amo tu alma. Los dems hombres ven en ti una belleza que se marchita antes de la terminacin de sus aos, pero la belleza que yo veo en ti no se marchitar jams.

En el otoo de tus das no temer aquella Belleza mirarse a s misma en un espejo, y nadie podr acusarla ni denigrarla. Slo yo amo lo que no se ve en ti.Y luego me dijo en voz baja:-Vete ahora en tu camino, y si no quieres que yo me siente a la sombra de este ciprs tuyo, seguir yo tambin mi camino.Y le supliqu llorando:-Maestro, ven y entra en mi casa. All tengo un incienso que quemar delante de ti, y un lavabo de plata para lavar tus pies. Por eso te suplico que entres en mi casa.

No bien hube terminado, se levant y me mir como cuando miran las Estaciones al campo; se sonri y me dijo nuevamente:-Todos los hombres se aman a s mismos a tu lado, mas yo slo te amo para tu salvacin.Dijo esto y sigui su camino: pero ninguno hubiera podido caminar como l. Habra nacido en mi jardn algn soplo divino y luego se fue hacia el Levante? Fue una tempestad que vino a sacudir todas las cosas para volverlas a sus cimientos verdaderos?

No lo supe en ese entonces, pero en aquel da mat el atardecer de sus ojos la bestia que viva en m. Y por eso me volv una mujer, una Miriam; Miriam la Magdalena(Gibran K. Gibran, Jess el Hijo del hombre)

CUESTIONARIOPiensa y analiza cada una de estas preguntas y hazlas tuyas.Observa cmo se comunica Jess con la forma de mirar. Su mirada enfrenta a la persona con la verdad de s misma. Slo l ama lo que no se ve en cada persona. Y llega a obrar el cambio ms radical en la persona: el atardecer de sus ojos mat la bestia que viva en m. Y por eso me volv una mujer.a) Jess nos mira como mir a Mara Magdalena. Siente durante unos momentos su mirada sobre ti.

b) Cmo miras t a los dems? Con una mirada se puede odiar, despreciar pero tambin se puede comprender, amar.2. Todos los hombre se aman a s mismos a tu lado, slo yo amo lo que no se ve en ti. Hasta qu punto son verdad cada una de estas afirmaciones en todas nuestras formas de amar, incluso en la matrimonial?

El hombre y la mujer son seres libres, porque son imagen de Dios. El espacio infinito de la libertad es el querer de Dios.La verdadera libertad es la que nace cuando la persona se deja guiar por el Espritu; porque donde est el Espritu est la libertad.