Volumen 5/ Número 1 / enero-marzo 2009

download Volumen 5/ Número 1 / enero-marzo 2009

of 12

  • date post

    13-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Nutrición Hoy de la Biblioteca científica virtual del Fondo Nestlé para la Nutrición de la Fundación Mexicana para la Salud

Transcript of Volumen 5/ Número 1 / enero-marzo 2009

  • Nutricin Hoy /Volumen 1/ Nmero 3/ julio - septiembre 2005 1

    rgano del Fondo Nestl para la Nutricin de la Fundacin Mexicana para Salud

    Boletn trimestral

    www.fondonestlenutricion.org.mx

    Nutricin Hoy /Volumen 5/ Nmero 2/ abril - junio 2009

    Nut

    rici

    n en

    el c

    reci

    mie

    nto

    y de

    sarro

    llo

    La alimentacin del nio preescolar

    Sobrepeso y obesidad. Perspectivas de la

    investigacin cualitativa

    Resea de la 69 Reunin Cientfica de la

    Asociacin Americana de Diabetes

    2

    6

    Tem

    as V

    ario

    s

    11

    Nut

    rici

    n en

    la e

    dad

    adul

    ta

    Presentacin

    La obesidad es el tema de actualidad. En diversos contextos se habla de l con relacin a su frecuencia, a su importancia sobre la salud, respecto de sus causas, de los factores que han originado su ascenso epidmico, etc. De toda esta avalancha de informacin hay un punto de vista especialmente preocupante. En crculos clnicos especializados se ha dicho que se trata de un problema de salud incurable. Una declaracin as desarma a quienes son responsables de modificar su curso e inhibe a los profesionales que contienden con este problema desde diferentes trincheras.

    En este nmero de Nutricin Hoy abordamos este problema de salud. Victoria Fernndez hace una resea detallada de las contribuciones de la investigacin cualitativa publicadas en la literatura cientfica para entender la complejidad de los factores involucrados en el cambio de conducta y su resistencia en dos reas bsicas: la alimentaria y la de los patrones de actividad fsica. Su punto de partida es la afirmacin de la importancia de esta estrategia de investigacin la cualitativa- que estudia procesos conductuales y las motivaciones que los subyacen. En el texto apreciamos las dificultades que enfrentan las personas afectadas y los miembros de los equipos de salud que las atienden. Mucha de esta informacin se deriva de otras latitudes, ya que en nuestro medio el avance de estas investigaciones es ms limitado y lento.

    El otro trabajo que presentamos en este nmero y que fue preparado por la Dra. Ana Luz Reyes se refiere a la alimentacin del preescolar y su relacin con la prevencin y control de la obesidad. Tambin hay informacin abundante sobre la importancia creciente de este problema en este segmento de la poblacin. La informacin que se presenta habla de los requerimientos y recomendaciones de nutrimentos de los nios, as como las opciones para elaborar un plan alimentario factible y que se adece a su contexto familiar.

    El nmero que se presenta incluye una resea de la 69 reunin cientfica de la Sociedad Americana de Diabetes a la que tuve la oportunidad de asistir. Esta reunin se celebra anualmente y este ao tuvo lugar en la ciudad de Nueva Orlens. Dada la imposibilidad de resumir la gran variedad de temas presentados, seleccion uno que me pareci especialmente importante: un debate acerca de la pertinencia de la definicin de prediabetes y sus implicaciones para los programas de deteccin, prevencin y control de esta enfermedad.

    Finalmente, ofrecemos la convocatoria para el premio de nutricin del Fondo Nestl para la Nutricin correspondiente a 2009.

    Dr. Pedro Arroyo

    Coordinador Cientfico del Fondo Nestl para la Nutricin

  • 2 Nutricin Hoy / Volumen 5/ Nmero 2/ abril - junio 2009

    Nut

    rici

    n en

    el c

    reci

    mie

    nto

    y de

    sarr

    ollo

    La alimentacin del nio preescolar

    La edad preescolar se define como el periodo que abarca de los dos hasta los seis aos de edad de un nio. Es una etapa importante durante la cual el nio establece preferencias y aversiones alimentarias que persisten en la vida adulta.

    El objetivo de la educacin nutricional del preescolar es educarlo en hbitos dietticos adecuados y en un estilo de vida saludable. En Mxico, la educacin nutricional para nios menores a 5 aos de edad est considerada dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-031-SSA2-1999 donde se establece que la atencin al menor debe ser integral, incluyendo orientacin alimentaria a la madre o al responsable del menor. Esta orientacin debe estar enfocada a la utilizacin de alimentos de la comunidad de forma variada y combinada, adems de hacer nfasis en la higiene al momento de su preparacin. El mdico familiar, el pediatra y nutrilogo deben realizar las recomendaciones pertinentes dentro del control del nio sano.

    Es importante recordar algunos de los fenmenos que caracterizan a los nios menores, entre ellos, el que perfeccionan sus movimientos finos y gruesos, tienen un rpido aprendizaje del lenguaje y comienzan a socializar, adquieren hbitos, y aumentan su actividad fsica, su autonoma y su curiosidad. A los 3 aos de edad completan su erupcin dentaria y alcanzan madurez en sus funciones digestivas y metablicas. Por otra parte, su velocidad de crecimiento va desacelerando, por ejemplo, del aumento de talla de 12 cm por ao a los 2 aos de vida, baja en el tercer ao a 8-9 cm/ao, y luego a 5-7 cm por ao hasta alcanzar la adolescencia.

    Hay dos fenmenos que aparecen en esta edad y que preocupan mucho a los padres: uno es la neofobia, temor por lo nuevo, que condiciona rechazar alimentos nuevos y que puede hacer que sus preferencias en frutas y verduras sean pocas. La sugerencia es tener paciencia y presentar los alimentos nuevos en repetidas ocasiones hasta que el menor se familiarice y los incluya dentro de su men. El otro fenmeno es la reduccin del apetito que acompaa

    a la disminucin en la velocidad de crecimiento, lo cual puede hacer pensar a los padres que sus hijos no comen lo suficiente. Pero lo cierto es que los nios sanos pueden regular su ingesta a lo largo del da y de la semana y sin embargo, cubrir sus requerimientos sin problema. En casos de menores que presenten una falta de apetito prolongada y ausencia de crecimiento adecuado, se debe buscar la existencia de un proceso patolgico que condicione tal estado.

    El mximo desarrollo de la deglucin y masticacin es hacia los 8 aos por lo que los preescolares deben siempre estar acompaados durante las horas de comida para prevenir eventos adversos como el sofocamiento. Los alimentos a ofrecer tienen que desarrollar las habilidades para comer (picados, alimentos suaves) y es preferible evitar alimentos difciles de controlar en la boca como nueces, palomitas de maz y caramelos. Las instalaciones y el ambiente deben ser adecuados para el grupo de edad (una silla en donde el menor coloque sus pies en el piso, evitando la presencia de televisin y otros distractores).

    Requerimientos nutricionales

    Las necesidades dependern del gasto calrico necesario para mantener el metabolismo basal, termorregulacin, actividad fsica y el crecimiento. Es importante tomar en cuenta si existe un estado de enfermedad o situacin clnica que amerite ajustes en los requerimientos nutricionales.

    En la tabla 1 se presentan las recomendaciones de energa para nios sanos de 2 a 8 aos segn la Dietary Guidelines for Americans.

    Distribucin de los macronutrimentos

    Los hidratos de carbono son la fuente principal de energa del preescoloar. La recomendacin es que ocupen del 50 al 55% del requerimiento calrico total de modo que 10% sea de hidratos de carbono simples y 90% de complejos. En promedio se sugiere 130 gramos al da de carbohidratos.

  • Nutricin Hoy / Volumen 5/ Nmero 2/ abril - junio 2009 3

    Nut

    rici

    n en

    el c

    reci

    mie

    nto

    y de

    sarr

    ollo

    Planeando el men

    El consumo diario de una cantidad adecuada de cada uno de los grupos de alimentos permite obtener una alimentacin equilibrada. Muchos pases han establecido pirmides de alimentos, y en Mxico contamos con el Plato del Bien Comer que est incluido dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2005 como un recurso importante en la promocin y educacin de salud alimentaria. La cantidad de alimentos debe medirse en raciones las cuales debe cuidarse que tengan un tamao adecuado. La Academia Europea de Pediatra sugiere que el tamao de las raciones para nios de 2 y 3 aos sean dos tercios del tamao de las raciones de los nios de 4 y 6 aos, mientras que la Academia Americana de Pediatra sugiere un sistema de cucharadas, v.gr. una cucharada por cada ao de edad. En Mxico contamos con el Sistema Mexicano de Equivalentes, el cual nos ayuda a distribuir de forma equilibrada los grupos de alimentos.

    Hay recomendaciones para el porcentaje de energa que debe proporcionar cada uno de los tiempos de comida, tomando en cuenta que se deben incluir cuatro o cinco tiempos de alimentacin en el transcurso del da, en un esquema que asigna 25% al desayuno, 30% a la comida, 30% a la cena, y 15% a las colaciones. Hay que tomar en cuenta la variacin del apetito del preescolar, lo cual puede repercutir en variaciones en la distribucin de estos porcentajes.

    Las protenas deben ocupar del 10 al 15% del requerimiento total, o sea, 1.1 gramos por kilo de peso y por da. Es importante el aporte de protena de alto valor biolgico a travs de los alimentos de origen animal que son buena fuente de aminocidos esenciales. Las protenas de origen vegetal proveen aminocidos como lisina (cereales) y metionina ( leguminosas) y deben incluirse tambin.

    Se recomienda que las grasas ocupen del 30 al 35% del requerimiento calrico total, pero menos del 10% deber estar ocupado por grasas saturadas, un mximo de 10% por grasas poliinsaturada tipo omega3 y omega6, 1-2% de cido linoleico, y 10-15% de grasas monoinsaturadas. El aporte de colesterol no debe superar los 300 mg/da a partir de los dos aos de edad.

    El agua es otro factor a considerar para el preescolar: se recomiendan 1.5 0.2 litros al da.

    Recomendaciones d