Volumen 2 · El Zohar Tomo 2º JAYE SARA Génesis XXIII, 1 - XXV, 18 Y la vida de Sara fue ciento...

of 248/248
El Zohar Tomo 2º ZOHAR Volumen 2 1
  • date post

    03-Nov-2018
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Volumen 2 · El Zohar Tomo 2º JAYE SARA Génesis XXIII, 1 - XXV, 18 Y la vida de Sara fue ciento...

  • El Zohar Tomo 2

    ZOHAR

    Volumen 2

    1

  • El Zohar Tomo 2

    I N D I C E

    Seccin Jaye Sara (Gnesis )XIII, 1 - XXV, 18)

    Seccin Toldoth (Gnesis XXV, 19 - XXVIII, 9)

    Seccin Vayetze (Gnesis XXVIII, 10 - XXXII, 3)

    Seccin Vayishlaj (Gnesis XXXII, 4 - XXXVI, 43)

    Seccin Vayeschev (Gnesis XXXVII, 1 - XL, 23)

    Seccin Miketz (Gnesis XLI, 1 - XLIV, 17)

    Seccin Vayigash (Gnesis XLIV, 18 - XLVII, 27)

    Seccin Vayehi (Gnesis XLVII, 28 - L, 26)

    2

  • El Zohar Tomo 2

    JAYE SARA Gnesis XXIII, 1 - XXV, 18 Y la vida de Sara fue ciento veintisiete aos. R. Yose discurri sobre el versculo:

    Y tomaron a Jons y lo arrojaron en el mar; y el mar ces en su furia1. Dijo: Es posible plantear la pregunta de por qu fue ,el mar, y no la tierra, quien se enfureci contra l, dado que huy para evitar que la Shejin descansara sobre l. Pero de hecho era apropiado que fuese as. Nuestros maestros dicen que el mar se parece al cielo y el cielo se parece al Trono de Gloria; de ah que el mar lo tom y lo tuvo firmemente. Pues, en efecto, en cuanto huy del mar, el mar fue el agente adecuado para llenarlo de temor y temblor. "Y ellos tomaron a Jons y lo arrojaron en el mar". La tradicin dice que en cuanto lo tomaron y lo sumergieron en el agua hasta sus muslos, el mar se aplac, y cuando lo sacaban, de nuevo el mar reanudaba su violencia. Esto ocurri repetidas veces, hasta que, finalmente, Jons dijo: "Tomadme y arrojadme en el mar"2. Y as lo hicieron. En cuanto fue arrojado en el mar, su alma vol de l y ascendi al Trono del Rey, ante quien fue sometida a juicio. Entonces fue restituida a Jons, y el pez lo trag. El pez muri, pero luego revivi. Esta es la explicacin aceptada. De la misma manera, cada noche cuando un hombre va a su cama, su alma lo abandona y asciende para ser juzgada ante el tribunal del Rey. Si se encuentra que merece continuar en su estado presente se le permite volver a este mundo. En el juicio no son pesadas de la misma manera las acciones buenas y las malas. No se toman en cuenta los actos malos que un hombre pueda efectuar en el futuro, pues est escrito "porque Dios ha odo la voz del mozo donde l est"3. Pero en cuanto a las buenas acciones, no slo son tomadas en cuenta las ya cumplidas en el pasado, sino tambin las que el hombre efectuar en el futuro. De manera que aun si el cmputo presente mostrara que un hombre es culpable. el Santo en Su generosidad hacia sus criaturas pone en su crdito todas sus futuras buenas acciones, y de este modo el hombre es salvado. Observa que cuando Jons fue arrojado en el mar, "el mar como leemos ces en su furia". Esto significa el mar superior del que se dice que permanece tranquilo cuando su ira est aplacada. Pues el tribunal celestial, en un tiempo en que el mundo est bajo juicio, es como una mujer embarazada que sufre los dolores del alumbramiento, los cuales, sin embargo, cesan tan pronto como ella es librada del nio. De manera similar el tribunal celestial en tiempo de juicio se halla agitado y convulsionado, pero una vez que el juicio es ejecutado se pacifica y retorna con alegra a su calma acostumbrada, como est escrito, "Y cuando los malvados perecen hay alegra"4. Ciertamente hay un pasaje que dira lo contrario: "Tengo yo acaso algn placer en que los malvados mueran?" 5. Pero este pasaje habla de los pecadores que an no han llegado al lmite de la provocacin, mientras que el pasaje anterior habla de los pecadores que han colmado la medida.

    1 Jons I, 15. 2 Jons I, 12 3 Gnesis XXI, 17 4 Proverbios XI, 10 5 Ezequiel XVIII, 23

    3

  • El Zohar Tomo 2

    Y la vida de Sara fue... Cmo es que de entre todas las mujeres mencionadas en la Biblia, la de Sara es la nica muerte registrada? R. Jiy dijo: Es eso as? Acaso no encontramos escrito "Y Raquel muri y fue sepultada en el camino a Efra"6, y luego, "Y Miriam muri all..." 7, tambin "y Dbora la niera de Rebeca muri"8, y, finalmente, "y la hija de Schuah, la mujer de Jud, muri"9?

    R. Yose dijo: El problema es: Por qu la indicacin de los aos de Sara se da con tanto detalle, como no encontramos en el caso de ninguna otra mujer? Ms an: por qu de todas las mujeres de la Escritura solamente a Sara se le dedica una seccin entera de la Tor? Hay una razn esotrica, y es que Sara alcanz ese grado del cual dependen todos los aos y los das de todo hijo de hombre. R. Yose discurri sobre el versculo: Y la abundancia de la tierra est en todo (ba-kol), y un rey para un campo labrado10.

    La abundancia de la tierra --dijo ciertamente est en kol (en el Todo), pues sta es la fuente de la cual salen espritus y almas y de la cual se otorga beneficencia al mundo. Por "Rey" hemos de entender al Santo, Bendito Sea, el Rey Altsimo, el cual, si el campo est labrado y cultivado adecuadamente se le liga. Qu es este campo? Es .el campo mencionado en las palabras "como el aroma de un campo que el Seor ha bendecido11,

    R. Eleazar dijo: Aqu se incluyen varias ideas esotricas profundas. Aqu el trmino "Rey" es una referencia a la Shejin que no mora en una casa a menos que el dueo de la casa est casado y unido a su mujer para producir descendencia. Entonces la Shejin trae almas para establecer en esa casa. De ah que el Rey, o Shejin, se liga nicamente a un predio cultivado, y no a otro. Segn otra explicacin traducimos "un rey est sujeto a un campo". En este caso "Rey" es una referencia a la mujer temerosa de Dios de quien est escrito, "pero una mujer que teme al Seor, ser alabada"12, mientras que "campo" se refiere a la mujer extraa, de la que dice "que te aparten de la mujer extraa"13. Pues hay campos y campos. Est el campo en el que se encuentran todas las bendiciones y santidades y del cual est dicho "come el aroma de un campo que el Seor ha bendecido"14. Y hay otra especie de campo que alberga desolacin, impureza, guerra y matanza. Y ese rey a veces est esclavizado a tal campo, como est dicho: "Por tres cosas la tierra tiembla... y la cuarta no la puede sufrir: por un esclavo cuando se hace rey, por el vil cuando se harta de alimento, por una mujer odiosa cuando se casa, y por una criada cuando hereda de su ama" 15. Tal rey est sumergido en la oscuridad hasta que se purifica y recupera la esfera superior. Por esta razn se ofrece un macho cabro en los das de Luna Nueva, es decir, por-que ese campo fue sustrado al Rey Divino, de modo que no puede recaer sobre l bendicin alguna de ese rey; as cuando el otro rey es esclavizado al campo podemos aplicar las palabras "pues en el campo la encontr..." 16. As cuando Eva

    6 Gnesis XXXV, 19 7 Nmeros XX, 1 8 Gnesis XXXV, 8 9 Gnesis XXXVIII, 12 10 Eclesiasts V, 8 11 Gnesis XXVII, 27 12 Proverbios XXXI, 30 13 Proverbios VII, 5 14 Gnesis XXVII, 27 15 Proverbios XXX, 21-23 16 Deuteronomio XXII, 27

    4

  • El Zohar Tomo 2

    lleg al mundo se lig a la serpiente que inyect en ella su impureza, de modo que trajo muerte al mundo y a su marido. Entonces vino Sara, la cual, aun-que descendi, ascendi de nuevo, y nunca se lig a la serpiente, conforme leemos: "Y Abraham subi del Egipto, l y su mujer y todo lo que tena" 17. Y porque Abraham y Sara se mantuvieron aparta-dos de la serpiente, Sara obtuvo para ella misma vida eterna y tambin para su marido y todos sus descendientes despus de ella, a los cuales se les orden "mirar la roca en la que hubo destrozo y a la cima donde hubo excavacin" 18. De ah que la Escritura dice "y la vida de Sara fue ... ", una frmula que no se emplea en el caso de Eva ni en el de ninguna otra mujer. Pues Sara se lig totalmente a la vida, y la vida se volvi suya.

    Y loa vida de Sara fue ciento veintisiete aos. Cada uno de estos perodos estuvo marcado por su peculiar grado de virtud. R. Simen dijo: hay una significacin interna en el hecho de que para los otros nmeros la palabra hebrea para "anos" est en singular, mientras que el nmero siete est en plural. El ciento forma una unidad porque el Santo se halla unido a lo ms elevado y ms misterioso por el secreto de las cien bendiciones que se pronuncian cada da. De manera similar el nmero veinte simboliza La unidad del Pensamiento con el Jubileo. De ah que se encuentre en singular la palabra hebrea que significa aos. Mientras que los siete aos corresponden a los siete reinos inferiores que salen separadamente de la misteriosa esencia superior y que, aunque tambin forman, en un sentido, una unidad, divergen con relacin a las categoras de justicia y misericordia por distintos lados y sendas. Ello no ocurre as en la regin superior. Por consiguiente, tenemos all "ao" mientras que aqu tenemos "aos". Pero a todas se los llama "vida". As "la vida de Sara fue' significa "fue realmente", habiendo sido creada y establecida en las regiones superiores. R. Jiy dijo: Se ha establecido que cuando Isaac fue atado sobre el altar tena la edad de treinta y siete aos, e inmediatamente despus muri Sara, como est escrito, "Y Abraham estuvo de duelo por Sara y llor por ella". De dnde vino? Vino del Monte Moriah, despus de haber atado a Isaac. Los treinta y siete aos desde el nacimiento de Isaac hasta el momento .en que fuera atado eran as la vida real de Sara conforme se indica en la expresin "y la vida de Sara fue (vayihyu) ", teniendo la palabra VYHYV el valor numrico de treinta y siete.

    R. Yose discurri sobre el versculo: Un Salmo. Cantad al Seor un canto nuevo, porque ha hecho cosas maravillosas. Su mano derecha y su brazo santo han formado salvacin para l19. Dijo R. Yose: Segn los compaeros, este versculo fue enunciado por las vacas, de las que. se dice "y las vacas cantaron en el camino" 20. Lo que cantaron fue el Salmo que comienza: "cantad al Seor un canto nuevo, porque ha hecho cosas maravillosas". Aqu se ha de observar que mientras todo lo que el Santo cre canta untos de alabanza ante El, en lo alto y aqu abajo, el canto de esas vacas no era de la especie que cae dentro de la categora mstica, sino que se debi al hecho de que conducan el arca sagrada Es que tan pronto el arca fue separada de ellas, volvieron a su bestialidad y comenzaron a mugir a la manera de otras vacas. Seguramente fue el sentir el arca sobre sus lomos quien actu sobre ellas y las hizo cantar. La diferencia entre "Salmo de David" y "Para David un Salmo" ya se explic en otro lugar. Pero aqu tenemos simplemente "Salmo". La razn es que este Salmo est destinado a cantarse por el Esprtu Santo en el

    17 Gnesis XIII, 1. 18 Isaas LI, 1. 19 Salmos XCVIII, 1. 20 I Samuel VI. 12

    5

  • El Zohar Tomo 2

    tiempo en que el Todopoderoso levante a Israel del polvo. De ah el epteto "canto nuevo", pues semejante canto nunca fue cantado desde la Creacin del mundo. R. Jiy dijo: Est escrito "nada hay nuevo bajo el sol" 21, mientras que este canto ha de ser algo nuevo y ha de ocurrir bajo el sol. Cmo puede ser eso? La. verdad es que es la luna, y la luna es ambos, "nuevo" y "bajo el sol". Por qu habr un canto nuevo? Porque "El ha hecho cosas maravillosas. Su mano derecha y su santo brazo han formado salvacin para l". Para quin? Para ese grado que entona el canto, pues en ese grado El se sostiene a S mismo, por Su mano derecha y por Su mano izquierda. Cundo se cantar ese Salmo? Cuando los muertos vuelvan a la vida y se levanten del polvo. Entonces habr algo nuevo que nunca hubo antes en el mundo.

    R. Yose dijo: Cuando el Santo vindique a Israel sobre las naciones, entonces ser cantado este Salmo. Porque despus de la resurreccin de los muertos el mundo ser perfectamente renovado y no ser como antes, cuando la muerte prevaleci en el mundo por la influencia de la serpiente que contamin e hizo desdichado al mundo. Observa lo siguiente. Est escrito "Y yo ponlo' enemistad entre ti y la mujer... " 22. El trmino ebah (enemistad) es similar a una palabra anloga en .el versculo "han pasado como los barcos de ebeh" 23, porque en el gran mar flotan numerosos barcos y botes de muchas especies, y aquellos en que navega la serpiente se llaman "barcos de ebeh" (enemistad). La "mujer" referida aqu es la mujer temerosa de Dios; "tu simiente" se refiere a las naciones idlatras; la simiente de ella" se refiere a Israel; "l golpear tu cabeza", esto es, el Santo que un da la destruir, como est escrito: "El eliminar la muerte por siempre" 24, y tambin "y yo har que el espritu impuro desaparezca del pas" 25. "En la cabeza" significa en el tiempo por venir, cuando los muertos revivan, pues entonces el mundo ser la "cabeza", porque ser establecido por la "cabeza", es decir, el mundo superior. "En el taln" significa ahora en este mundo, que es meramente "taln" si no est dotado de permanencia; y as la serpiente muerde y la humanidad est en desgracia. Ve, ahora, que los das de un hombre fueron creados y estn localizados en los grados superiores, pero cuando se acercan a su fin, cuando alcanzan el lmite de setenta fijado por las Escrituras 26, no queda ya grad alguno para elfos donde alojarse. y asi "el orgullo de ellos slo es trabajo y vanidad" 27 y son como nada. No ocurre lo mismo con los das de los justos. Ellos son una morada permanente. As leemos "y los das de Sara fue" (la palabra hebrea significa "y ellos fueron" o "quedaron"). De manera similar, "Y estos son los das de los aos de la vida de Abraham" 28. Podis objetar que de manera similar est escrito en el caso de Isrnael, "Y estos son los aos de la vida de Ismael" 29. Pero Ismael de hecho se haba arrepentido de sus malos pasos, y los das de su vida lograron, as, permanencia.

    Y Sara muri en Kiriat-Arba... R. Abba dijo: Solamente acerca de Sara, entre todas las mujeres, encontramos registrado el nmero do sus das y aos y la longitud de su vida y el lugar donde fue sepultada. Todo esto fue para mostrar que entre todas las

    21 Eclesiasts I, 9. 22 Gnesis III, 15. 23 Job IX, 26. 24 Isaias XXV, 8. 25 Zacarias XIII, 2. 26 Salmos XC, 10. 27 Salmos XC, 10. 28 Gnssis XXV, 7 29 Gnesis XXV, 17.

    6

  • El Zohar Tomo 2

    mujeres del mundo no se encuentra una igual a Sara. Podis objetar que encontramos un registro algo similar con relacin a Miriam, de quien est escrito: "Y Miriam muri all, y all fue sepultada" 30. Pero all el objeto era mostrar la indignidad de Israel, para quien se hizo correr agua solamente en mrito a la virtud de Miriam. Por eso la muerte de Miriam no fue registrada tan detalladamente corno la de Sara.

    R. Jud discurri sobre el versculo: Feliz eres t, Oh pas, cuando tu rey es un hombre libre 31. Dijo: Los compaeros ya han explicado este versculo, pero cabe extraer de l ms enseanzas. Felices son los hijos de Israel, a quienes el Santo, Bendito Sea, dio la Tor, por cuyo estudio pueden hacrseles conocer todas las sendas escondidas y se les pueden revelar los misterios sublimes. El "Irs" es aqu "el pas (la tierra) de vida", y es "feliz" porque el Rey le prodiga todas las bendiciones que para ella pronunciaron los patriarcas. Esto ocurre por la influencia mstica de la letra veo,

    que siempre est dispuesta a derramar sobre ella bendicin, y que cs el "hijo de la libertad" e "hijo del Jubileo", el cual obtiene la libertad para los esclavos. El os el vstago del mundo superior y el autor de toda vida, de todas las iluminaciones y estados de exaltacin. Todo eso lo lleva a ese pas el primognito. De ah que "Feliz eres t, Oh pas". Por otro lado, las palabras "Desdichado t, Oh pas, cuando tu rey es un muchacho" 32 se refieren a la tierra inferior y al mundo inferior que extraen su sostn solamente del dominio del no circuncidado y de ese rey que se llama "muchacho" (Metatrn). Desdichado el pas que ha de obtener su sostn de esta manera! Pues este "muchacho" nada posee de s mismo, sino nicamente las bendiciones que recibe y segn las recibe en ciertos perodos. Pero cuando estas bendiciones le son sustradas, no le llegan, cuando la luna est menguada y prevalece la oscuridad, entonces desdichado el mundo que necesita extraer sostn en ese tiempo. Y cunto ms el mundo ha de sufrir hasta que obtiene sostn de l!

    Y bien, observad que en las palabras "y Sara muri en Kiriat-Arba" hay un significado interno, o sea, que la muerte de Sara no fue trada por la tortuosa serpiente, que no tena sobre ella poder como lo tena sobre el resto de la humanidad. Pues por la serpiente la gente del mundo haba muerto desde el pecado de Adn, con excepcin de Moiss, Aarn y Miriam que, como est escrito, murieron "por la boca del Seor", si bien esta expresin no se emplea con relacin a Miriam, debido al respeto a la Shejin. Pero la Escritura indica aqu que Sara muri no meramente en, sine a manos de hiriat-Arba, que significa literalmente ciudad de cuatro, as llamada pesque es la misma que Hebrn, donde David se reuni con los patriarcas. As la muerte de ella fue producida por manos de nadie, salvo Kiriat-Arba.

    Observad que cuando los das de un hombre se hallan firme-mente establecidos en los grados superiores, ese hombre tiene una disidencia permanente en el mundo; pero si no, esos das descienden gradualmente hasta que se acercan al grado en que reside la muerte.

    Entonces el ngel de la Muerte recibe autorizacin para retirar de ese hombre el alma, atraviesa el mundo con paso rpido, saca el alma del hombre y contamina su cuerpo que queda permanente-mente impuro. Felices los justos que no se han contaminado y en quienes no qued contaminacin. En el centro del cielo hay una senda

    30 Nmeros XX, 1. 31 Eclesiasts X, 17 32 Eclesiasts X, 1

    7

  • El Zohar Tomo 2

    iluminada que es el dragn celestial, y all hay fijadas multitudes de pequeas estrellas, encargadas de vigilar sobre las acciones secretas de los seres humanos. De la misma manera miradas de emisarios salen de la primigenia serpiente celestial, que sedujo a Adn, para espiar los actos secretos de la humanidad. Por eso, cualquiera que se afana por vivir una vida de pureza recibe apoyo de lo alto y est rodeado por la mano protectora de su Amo, y es llamado santamente. Por otra parte, cuando un hombre busca contaminarse, multitudes de demonios lo acechan y lo aguardan; revolotean sobre l y lo envuelven y contaminan, de moda que se lo llama impuro. Todos ellos caminan ante l y proclaman "impuro, impuro" como la Escritura dice, "y l gritar impuro, impuro" 33,

    R. Isaac y R. Yose caminaban una vez de Tiberas a Lud. R. Isaac dijo: Me maravilla el malvado Balaam, dado que todas sus acciones provenan del lado de la impureza. Aqu aprendemos la leccin mstica de que todas las especies de hechicera estn ligadas entre s y provienen de la serpiente primigenia que es 'el espritu sucio e impuro. De ah que todas las taumaturgias se llaman con la palabra hebrea nejaschim, que literalmente significa serpientes. Y quien se vuelve adicto a ellas se contamina tanto ms si primero se contamin para atraer a s el lado del espritu impuro. Pues nuestros maestros han dicho que correspondiendo a los impulsos de un hombre aqu, estn las influencias que l atrae hacia s desde arriba. Si este impulso lo es hacia la santidad, atrae hacia s mismo santidad de lo alto y de este modo se torna santo; pero si su tendencia es hacia el lado de la impureza, hace bajar hacia s el espritu impuro y de este modo se vuelve contaminado. Por esta razn, el malvado Balaam, para atraerse el espritu impuro de esa serpiente superior, se ensuci de noche por el trato bestial con su asno, y entonces se dirigi a sus adivinaciones y hechiceras. Comienza tomando una de las serpientes familiares, la ata, quiebra su cabeza y extrae su lengua. Luego toma ciertas hierbas y las quema como incienso. Luego toma la cabeza de la serpiente; la parte en cuatro y la ofrenda corno una segunda ofrenda. Finalmente, traza un crculo alrededor suyo, murmura algunas palabras y hace algunos gestos hasta que llega a estar posedo por los espritus impuros, que le dicen todo lo que conocen del lado del dragn celestial. Y as continuara sus prcticas mgicas hasta hallarse posedo por el espritu de la serpiente primigenia. Es esto lo que entendemos del pasaje "l no fue, como las otras veces, a encontrarse con nejaschim", (es decir, encantamientos, literalmente serpientes") 34.

    R. Yose pregunt: Por qu muchas especies de magia y adivinacin se encuentran solamente en las mujeres? R. Isaac respondi: As he aprendido que cuando la serpiente tuvo relacin con Eva inyect impureza en ella, pero no en su esposo. R. Yose se dirigi entonces a R. Isaac y lo bes, diciendo: Mucho tiempo he preguntado eso mismo, pero hasta ahora no haba recibido una respuesta real. Luego R. Yose le pregunt: En qu lugar y de quin deriv Balaam todas sus prcticas y sus conocimientos mgicos? R. Isaac respondi: Lo aprendi primero de su padre, pera fue en las "montaas del Oriente", que se encuentran en un pas del Este, donde obtuvo un dominio de todas las artes de magia y adivinacin. Pues esas montaas son la morada de los ngeles Uza y Azael a quienes el Santo arroj del cielo y que estaban encadenados all en cadenas de hierro. Ellos son quienes imparten a los hijos de los hombres un conocimiento de magia. De ah que la Escritura dice: "De Haram me trajo Balak, el rey de Moab, de las montaas

    33 Levtico XIII, 45. 34 Nmeros XXIV, 1.

    8

  • El Zohar Tomo 2

    del Este" 35. R. Yose dijo: Pero no est escrita "y no fue, como las otras veces, para encontrarse con encantamientos, sino que dirigi su rostro hacia el desierto"? 36. R. Isaac le dijo: el lado inferior que viene del espritu impuro de arriba, fue el espritu impuro que prevaleci en el desierto cuando Israel hizo el becerro para contaminarse con l; y Balaam prob todo recurso de magia para desarraigar a Israel, pero lo hizo sin xito. R. Yose declar: con razn dijiste que cuando la serpiente tuvo relacin camal con Eva inyect en ella impureza. Pero se nos ha enseado que cuando Israel estuvo sobre el Monte Sina esa impureza se apart de l. Pero solamente Israel, que haba recibido la Tor, se liber de esa impureza.

    R. Isaac dijo: Lo que expresas es justo. Pero observa que la Tor solamente fue dada a varones, como est escrito: "Y esta es la Ley que Moiss puso ante los hijos de Israel" 37, de modo que las mujeres estn eximidas de los preceptos de la Tor. Ms an, cuando ellas pecaron volvieron a su anterior estado de contaminacin, del cual le es ms difcil a la mujer que al hombre el lograr la liberacin. De ah que son ms numerosas las mujeres que los hombres adictos a la magia y a la lujuria, pues provienen del lado izquierdo y as estn bajo la gida del rigor divino, y ese lado les llega a ellas ms que a los hombres. He aqu una prueba de lo que acabo de decir: Balaam se contamin primero para traer hacia s el espritu impuro. Durante el perodo de la menstruacin de una mujer el hombre debe mantenerse apartado de ella, pues entonces ella se encuentra en contacto con el espritu impuro; por eso en tal perodo ella ser ms exitosa en el empleo de artes mgicas que en cualquier otro tiempo. Toda cosa que ella toca se vuelve impura, y tanto ms ocurre eso con todo hombre que se le acerca. Feliz es Israel, a quien el Santo dio la Tor que contiene el precepto: "Y no te acercars a una mujer para descubrir su desnudez mientras ella es impura por su impureza" 38. R. Yose pregunt: Por qu quien intenta interpretar la piada de pjaros es llamado najash (mago y tambin "serpiente")? R. Isaac respondi: Porque ciertamente uno as viene del lado izquierdo; como el espritu impuro revolotea sobre semejante pjaro y le imparte conocimiento de sucesos futuros; y todos los espritus impuros estn ligados a la serpiente, de quien ninguno puede escapar, pues ella continuar permaneciendo con cada cual hasta que el Santo la retire del mundo, como ya se dijo y est escrito: "El eliminar la muerte para siempre, y el S -or Dios enjugar las lgrimas de todos los rostros... " 39, y tambin "y el espritu impuro por obra ma saldr del pas" 40.

    R. Jud dijo: Abraham reconoci la cueva de Majpelah por cierto signo y con su mente y su corazn le prest atencin largo tiempo. Pues una vez haba entrado y visto a Adn y Eva enterrados all. Se dio cuenta de que eran Adn y Eva porque vio la forma de un hombre, y mientras estaba mirando se abri una puerta al jardn de Edn y percibi la misma forma de pie cerca de ella. Y bien, quien mira la forma de Adn no puede escapar a la muerte. Pues cuando un hombre est por salir del mundo aleanza a ver a Adn y en ese momento muere. Pero Abraham lo mir y vio su forma y sin embargo sobrevivi. Ms an, vio una luz que iluminaba la cueva y una lmpara encendida. Entonces

    35 Nmeros XXIII, 7. 36 Nmeros XXIV, 1. 37 Deuteionomio IV, 44. 38 Levtico XVIII, 19 39 Isaas XXV, 8. 40 Zacaras XIII, 2.

    9

  • El Zohar Tomo 2

    Abraham anhel esa cueva para lugar de su sepultura y su mente y su corazn se preocuparon por ello. Observa ahora con qu tacto hizo Abraham su pedido de un lugar de sepultura para Sara. No pidi de entrada la cueva, ni indic ningn deseo de separarse del pueblo del pas, sino que dijo simplemente: Dadme una posesin de un lugar de sepultura con vosotros, para que yo pueda enterrar mi muerta fuera de la vista. Aunque se dirigi a los hijos de Het, no podemos supo-n sr que Efrn no estuviera presente entonces, pues est dicho: 1' Efrn estiba sentado (moraba) en medio de los hilos de Het. Pero Abraham primero no le dijo nada, sino que habl solamente a ellos, como est dicho: Y habl a los hijos de Het... Y bien, no cabe imaginar que Abraham hubiera querido ser enterrado entre ellos, entre los impuros, o que hubiese deseado mezclarse con ellos, pero obr con tacto, dando una leccin al mundo. Aunque todo su deseo se centraba en esa cueva, no la pidi directamente, sino que pidi algo distinto de que no tena necesidad y dirigi su pedido a los otros, y no a Efrn mismo. Slo despus de que ellos le hubieran dicho en presencia de Efrn: "escchanos, mi Seor; eres un prncipe poderoso entre nosotros, etc."; l, a su vez, expres, "escuchadme y rogad para m a Efrn el hijo de Zoar, que puede darme la cueva de Majpelah, que l tiene..." Abraham dijo an: No pensis que deseo separarme de vosotros como siendo superior a vosotros. No, en medio de vosotros deseo ser sepultado, pues como me tratis bien, no quiero apartarme de vosotros.

    R. Eleazar dijo: Abraham entr en la cueva de esta manera: Estaba corriendo detrs de ese becerro del cual leemos "Y Abraham corri al rebao y sac un becerro" 41, y el becerro corri hasta que entr en una cueva, y entonces Abraham entr tras el becerro y vio lo que hemos descrito. A continuacin Abraham acostumbraba ofrendar su oracin diaria, y al hacerlo caminaba hasta ese campo, que emita aromas celestiales. Estando all vio una luz que sala de la cueva, de modo que or en ese lugar y en ese lugar el Santo comulg con l. Merced a ello Abraham ahora pidi el lugar, habiendo siempre anhelado desde entonces esa cueva. Por qu no la pidi antes? Porque la gente no le habra prestado atencin, porque no tena una necesidad manifiesta de ella. Ahora que la necesitaba, pens que haba llegado el momento para pedirla. Observad que si Efrn hubiese visto dentro de la cueva lo que Abraham vio, nunca se la habra vendido. Pero nunca vio nada all, pues tales cosas jams se revelan excepto para su justo dueo. Y as se revel a Abraham, y no a Efrn. A Abraham que era su justo dueo, y no a Efrn, que no tena parte o heredad en ella y que por eso slo vio en ella oscuridad. Por esta razn la vendi. Y la vendi par ms de lo que haba mencionado en su pedido original. Pues Abraham solamente dijo "que me d la cueva de Majpelah que l tiene... por el precio completo me la d", mientras que Efrn dijo "te doy el campo y la cueva que est en l", pues l era indiferente ante todo el asunto porque no comprenda de qu se trataba.

    Observad que cuando Abraham entr en la cueva por primera vez vio all una luz brillante, y cuando fue avanzando el suelo se levant revelndole dos sepulcros. Entonces apareci Adn en su verdadera forma. Vio a Abraham y le sonri, y Abraham supo, as, que estaba destinado a ser sepultado all. Entonces Abraham k dijo a Adn: "Puedes decirme si hay para m una tienda cerca de ti?" Adn respondi: "El Santo me enterr aqu y desde entonces hasta ahora yo yaca oculto como un grano sembrado en el suelo, hasta que t viniste al mundo. Pero desde ahora, en consideracin a ti, hay salvacin para m y para el mundo". De ah que est escrito, Y el campo y la cueva que est en l 41 Gnesis XVIII, 7.

    10

  • El Zohar Tomo 2

    aparecieron, es decir, hubo literalmente una aparicin ante la presencia de Abraham, pues hasta entonces nada haba sido visible, pero ahora lo que estaba oculto apareca, y de este modo todo el lugar fue dedicado

    su legtimo propsito. R. Sianen dijo: Cuando Abraham trajo a Sara adentro de la cueva, para

    sepultarla, Adn y Eva aparecieron y se negaron a recibirla. Dijeron: "No es ya bastante nuestra vergenza ante el Santo en el otro mundo por causa de nuestro pecado que trajo muerte al mundo, para que vosotros vengis a avergonzamos ms con vuestras buenas acciones?" Abraham contest: "Yo ya estoy destinado a expiar por ti ante el Todopoderoso, de modo que nunca puedas ser avergonzado ante El". Consiguientemente, Abraham despus de esto sepult a Sara su mujer, o sea despus de que Abraham hubo contrado esta obligacin. Entonces Adn retorn a su lugar, pero Eva no, hasta que Abraham vino y la coloc al lado de Adn, el cual la recibi en consideracin a l. De ah que el texto diga: "y despus de esto, Abraham sepult a (et) Sara su mujer". La partcula aumentativa et indica que el entierro inclua a Eva. De modo que cada uno estuvo colocado en su lugar apropiado. Por eso la Escritura dice: "Estas son las generaciones del cielo y la tierra cuando fueron creados (behibaram)" (Gnesis 11, 4), que segn la tradicin significa "merced a Abraham" (beAbraham). Y bien, "las generaciones del cielo y la tierra" slo pueden ser Adn y Eva, siendo producto directo, como lo son, del cielo y la tierra, y no de padres humanos, y fueron ellos los que llegaron a ser establecidos merced a Abraham, pues antes de Abraham, Adn y Eva no se hallaban establecidos en sus lugares en el otro mundo.

    R. Eleazar pregunt a su padre R. Simen cul era la explicacin del trmino Majpelah, que literalmente significa doble o doblado. Dijo: Cmo es que primero est escrito "la cueva de Majpelah" y subsiguientemente, "la cueva del campo de Majpelah", que implica que Majpelah (doblado) era el campo y no la cueva?

    R. Simen respondi: Hablando propiamente el trmino Majpelah no pertenece ni a la cueva ni al campo, sino a algo con lo cual los dos estn conectados. La cueva pertenece al campo y el campo a algo ms. Pues todo el pas de Israel y de Jerusalem est doblado por debajo suyo, pues existe a la vez arriba y abajo, de la misma manera que hay una Jerusalem arriba y una Jerusalem abajo, ambas con la misma pauta. La Jerusalem de arriba tiene una doble vinculacin, arriba y abajo; de manera similar la Jerusalem de abajo est ligada a dos lados, al ms alto y al ms bajo. De ah que est doblada. El mencionado campo tiene el mismo carcter, pues est situado all. La misma referencia est contenida en el pasaje "como el aroma de un campo que el Seor ha bendecido" 42, o sea, arriba y abajo. De ah que su nombre sea "campo de dobla-dura", pero no "campo doblado". Adems, la implicacin esotrica del trmino Majpelah se relaciona al Nombre Divino en que la letra he est doblada, aunque las dos son una sola. Ciertamente es verdad que la cueva .era dable, una cueva dentro de una cueva, aunque el nombre "cueva del campo de Majpelah" tiene una con-notacin diferente, como ya se explic. Abraham, por su parte, que conoca el verdadero carcter de la cueva, al hablar a los hijos de Het la llam simplemente "cueva de Majpelah"; como para implicar meramente "cueva doble", que tambin lo era efectivamente. Pero la Escritura la describe como "la cueva del campo de Majpelah", y sta es su verdadera descripcin. Pues el Santo ha dispuesto todas las cosas de manera que cada cosa en este mundo fuese una rplica de algo en el mundo 42 Gnesis XXVII, 27.

    11

  • El Zohar Tomo 2

    superior y que ambas estuvieran unidas de manera que la gloria de El pudiese extenderse arriba y abajo. Feliz la suerte del justo en quien el Santo encuentra pacer en este mundo y en el mundo par venir.

    Y Abraham era viejo, haba entrado en das; y el Seor bendijo a Abraham en todas las cosas. R. Jud discurri sobre el versculo: Feliz es el hombre a quien elegiste y acercaste, para que pudiese morar en tus palacios 43. Dijo: Este versculo puede explicarse de la manera siguiente: Feliz es el hombre cuyos caminos son rectos ante el Santo y en quien El encuentra placer como para acercarlo a S mismo. Observad cmo Abraham procur acercarse ms y ms a El, haciendo de El objeto de su anhelo durante el conjunto de sus das. No justamente un da, o justamente cada da, ahora y entonces, sino con sus obras que avanzaban da a da de grado a grado, hasta que, cuando fue viejo, se elev al grad ms alto que le era adecuado. De ah que leemos que cuando Abraham era viejo haba "entrado en das", es decir, entr en esos das superiores, los das familiares en la doctrina de la fe verdadera. Adems, "el Seor bendijo a Abraham en todas las cosas (ba-kol)"; la regin llamada kol es la fuente de donde salen todas las mercedes y bendiciones. Felices son los penitentes que en el espacio de un da, de una hora y hasta de un segundo pueden acercarse al Santo, tan prximamente como aun el justo verdadero en el espacio de muchos aos. Abraham, como ya se dijo, slo alcanz este grado cuando fue viejo. As tambin aconteci con David, de quien est escrito, "y el Rey David era viejo, entrado en das" 44. Pero el penitente encuentra inmediatamente entrada y es trado cerca del Santo, Bendito Sea.

    R. Yose dijo: Se nos ha enseado que el lugar asignado a los penitentes en el mundo futuro es uno en el cual no est permitida la entrada aun a los totalmente justos, dado que aquellos son los ms cercanos de todos al Rey; ellos son ms devotos y se afanan ms intensamente para acercarse al Rey. Pues muchas moradas prepar el Santo, Bendito Sea, para los justos en el mundo futuro, para cada uno de acuerdo a su grado. Est escrito: "Feliz es el hombre a quien elegiste y acercaste, de modo que pueda morar en tus palacios", es decir, aquellos a quienes el Santo acerca a El, aquellas almas que ascienden de abajo hacia arriba como para poseer la heredad preparada para ellas; "para que pueda morar en tus palacios'', es decir las salas y los grados exteriores a que se refieren las palabras "entonces te dar acceso libre entre quienes permanecen fieles" 45, es decir un grado entre los ngeles santos superiores. Quienes alcanzan ese grado son mensajeros del Seor, al igual que los ngeles, y constantemente son empleados en servicio de su Amo, porque en la vida ellos siempre se empearon por permanecer san-tos y mantenerse lejos de toda impureza. En cambio, quien se contamina en este mundo tiende al espritu de impureza, y cuando su alma lo abandona los espritus impuros lo contaminan, y su habitacin est entre ellos. Pues la habitacin de un hombre en eI mundo futuro est de acuerdo con sus afanes en este mundo; de ah que un tal hombre se halla contaminado por los espritus de impureza y arrojado en la Guehena. As, quien se santifica y est en guardia contra la contaminacin en este mundo, encuentra su habitacin en el mundo futuro entre los superiores ngeles santos, donde ellos llevan a cabo los mensajes de Dios. Estos son los que residen en el Palacio, "en el Palacio del

    43 Salmos LXV, 5. 44 I Reyes I, 1. 45 Zacaras III, 7

    12

  • El Zohar Tomo 2

    Tabernculo" 46. Pero hay otros que penetran ms lejos y de los cuales David dijo "estaremos satisfechos con la belleza de tu casa" 47. Aqu se ha de sealar que el plural "nosotros" estaremos satisfechos, en vez de "l", en singular, como se habra esperado, se explica por el dicho de que en el Palacio del Templo slo se permiten asientos para los reyes de la dinasta de David. Y aun ms lejos adentro hay un compartimiento reservado para los piadosos de un grado ms alto, a los cuales se refiere el versculo "y aquellos que deban instalarse ante el tabernculo a la izquierda, ante la tienda de reunin hacia el amanecer, eran Moiss y Aarn y sus hijos. .." 48. Hay, pues, en el mundo futuro una gradacin de moradas gloriosas y luces resplandecientes, cada una brillando sobre la otra. Como las obras de los justos difieren en este mundo, as difieren sus palacios y luces ,en el mundo futuro. Adems, qued establecido que aun en este mundo, cuando los hombres de noche duermen y sus almas los abandonan y vuelan por el mundo, no todos se levantan igualmente para contemplar la gloria del Anciano de Das, sino cada uno en proporcin a la constancia de su vinculacin a Dios y a sus buenas acciones. El alma del hombre que es ensuciado, cuando abandona el cuerpo dormido, se encuentra con catervas de espritus impuros de los rdenes infernales que atraviesan el universo, y que la llevan hacia aqul por quien ella se inclina. L. revelan sucesos por acontecer en el mundo; ocasionalmente la engaan con falsa informacin. Esto ya se dijo en otra parte. Pero el alma del hombre digno, cuando lo abandona estando l dormido, asciende y se abre camino a travs de los espritus impuros, que proclaman: "haced camino, abrid camino! aqu hay una que no pertenece a nuestro lado!" Entonces el alma asciende entre los ngeles santos, quienes le comunican alguna informacin verdadera Cuando el alma se halla descendiendo de nuevo, todas esas bandas malignas se empean por encontrarla a fin de obtener de ella esa informacin, a cambio de lo cual le conceden muchas otras cosas. Pero la nica cosa que el alma aprendi de los ngeles santos es con respecto a esas otras cosas como el grano con respecto a la paja. Es ste un raro privilegio de alguien cuya alma an se encuentra en este mundo. Aventuras similares esperan a las almas cuando ellas abandonan el cuerpo para partir de este mundo. En su intento de re-montarse hacia arriba han de pasar por muchas puertas junto a las cuales se encuentran estacionadas bandas de demonios. Estos toman las almas que son de su lado y las entregan en manos de Duma para que ste pueda llevarlos a la Guehena. Entonces las toman de nuevo y ascienden y proclaman a su respecto: "Estos son aquellos que transgredieron los mandamientos del Seor". Entonces ellos recorren el universo y traen de vuelta las almas a la Guehena. Este procedimiento dura el conjunto de los primeros doce meses. Entonces, despus de esto a cada alma se le asigna su lugar apropiado.

    Por otra parte, las almas dignas se remontan hacia arriba, como ya se explic, y se les asignan los lugares correspondientes a sus mritos. Por eso son felices los justos, a quienes les estn reservadas muchas mercedes en el mundo futuro. Pero para ninguna hay reservada una morada ms interior que para aquellas que penetran en las divinas doctrinas msticas y cada da entran en estrecha unin con su Divino Maestro. De tales est escrito: "Lo que ningn ojo ha visto, Oh Dios, fuera de Ti, eso ser para aquellos que lo esperan" 49. La palabra "esperar" empleada aqu tiene un paralelo en el versculo

    46 Exodo XXVII, 9. 47 Salmos LXV, 5. 48 Nmeros III, 38. 49 Isaas LXIV, 3

    13

  • El Zohar Tomo 2

    "ahora Elihu esperaba para hablar a Job" 50 y se refiere a aquellos que insisten en cada palabra de la sabidura esotrica, que la estudian minuciosa y pacientemente para descubrir su verdadera significacin y de este modo adquirir conocimiento de su Seor. Estos son aquellos

  • El Zohar Tomo 2

    sobre el mundo. Pues el rbol de vida exuda vida incesantemente en el universo. La vida en la presente dispensacin es abreviada por la influencia de la mala serpiente, cuyo dominio se simboliza en la luna oscurecida. Bajo la misma influencia las aguas celestiales faltan, se acaban, y la vida no es dispensada en el mundo en medida apropiada. Pero en ese tiempo el mal tentador, que no es otro que la mala serpiente, ser eliminado del mundo por el Todopoderoso y desaparecer, como est escrito, "Y yo har que el espritu impuro desaparezca de la tierra" 56. Despus de que desaparezca, la luna no ser ms oscurecida y las aguas del ro celestial corrern perennemente. Entonces se cumplir la profeca: "aun ms: la luz de la luna ser como la luz del sol y la luz del sol ser siete veces mayor, como la Iuz de los siete das..." 57.

    R. Jizqui dijo: Si todos los cuerpos muertos se levantaran del polvo, qu acontecer con un nmero de cuerpos que compartieron sucesivamente la misma alma? Contest R. Yose: Los cuerpos que fueron indignos y no cumplieron su propsito, sern considerados como no habiendo existido; como si hubieran sido un rbol mar-chitado en este mundo, as sern considerados en el tiempo de la resurreccin. Slo el ltimo, que estuvo firmemente establecido y arraig y prosper, llegar a vivir, como est dicho: "pues ser como un rbol plantado junto a las aguas... pero su follaje ser abundante..." 58. Esto se refiere al cuerpo que ech raz, produjo fruto y prosper, pero en cuanto al cuerpo anterior que qued sin fruto, que no arraig, que fue indigno y no alcanz su fin, est escrito: pues ser como un tamarisco en el desierto, y no ver cuando venga el bien..." 59, es decir, no ser incluido en la resurreccin y no ver la luz acumulada sobre la Creacin para deleite de los iustos, acerca de la cual s dice: "Y Dios vio la luz que era buena" 60, y tambin, "pero hasta vosotros que tenis mi nombre se levantar el sol de justicia..." 61. As, el Santo levantar en el futuro a los muertos para vivir de nuevo y el buen principio prevalecer en el mundo y el malo desaparecer del mundo, como ya se dijo, y los cuerpos anteriores sern como si nunca hubieran sido. R. Isaac dijo: Para tales cuerpos el Santo proveer otros espritus y si se verificara que son dignos obtendrn una morada en el mundo, pero si no, sern cenizas bajo los pies de los justos, como est escrito, "y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarn..." 62. Entonces todos se levantarn y sern colocados en fila ante el Santo, el cual los enumera, como est dicho: "el que saca su hueste por nmero" 63. Obsrvese que se ha asentado que los muertos de la Tierra de Israel sern los primeros en levantarse. v de ellos est escrito: "tus muertos vivirn" 64. Por otra parte, las palabras "mis cuerpos se levantarn" 65 se refieren a los muertos de otros pases, pues en vez de decir "vivirn", se dice "se levantarn". Efectivamente, el espritu viviente slo se infundir en los cuerpos del Pas de Israel. Entonces, "Tus muertos vivirn" Pero los otros cuerpos muertos se levantarn sin el espritu de vida, y slo despus de haber rodado bajo el suelo y alcanzado la Tierra de

    56 Zacaras XIII, 2. 57 Isaas XXX, 26. 58 Jeremas XVII, 8. 59 Jeremas XVII, 6. 60 Gnesis I. 4. 61 Malaquas 111, 20. 62 Daniel XII, 2. 63 Isaas XL, 26. 64 Isaas XXVI, 19. 65 Isaas XXVI, 19.

    15

  • El Zohar Tomo 2

    Israel recibirn almas, solamente all, y no en otro reino, de modo que realmente puedan renacer.

    R. Eleazar y R. Yose se hallaban una noche estudiando la Tor, R. Eleazar dijo: Observa que en el tiempo en que el Santo devolver los muertos a la vida, todas las almas revistadas ante El llevarn cada una una forma idntica a la que llevaban en este mundo. El Santo las har bajar y las llamar por sus nombres, corno est dicho, "El lo llam por el nombre" 66. Cada alma entonces entrar en su propio lugar y ser completa la resurreccin de los muertos y as el mundo alcanzar su consumacin. De ese tiempo est escrito: "En toda la tierra ser apartado el reproche de su pueblo 67, io que es una referencia al mal tentador, que oscurece los rostros de los hombres y los descarra.

    R. Yose intervino, preguntando: Cmo es que el hombre mientras el espritu est en l no es una fuente de impureza, y, una vez que su alma lo abandona, se convierte en fuente de contaminacin? Le respondi R. Isaac: Esta es seguramente la ley, y la explicacin dada es que el mal tentador, en el acto de retirar el espritu de un hombre, lo contamina y de este modo el cuerpo queda en un estado de impureza. Pero este no es el caso de las naciones idlatras. Pues como ellas llevan impureza durante la vida, como sus almas son derivadas del lado de la impureza, cuan-do esta impureza es retirada el cuerpo queda sin contaminacin. Por esta razn todo aquel que se liga a una mujer de alguna de las naciones idlatras se vuelve impuro y la descendencia que nace de semejante unin recibe un espritu contaminado. Cribe preguntar por qu, dado que el padre es un israelita, la descendencia habra de recibir un espritu contaminado. La razn es que tan pronto como el padre se uni a esa mujer, entr en l la impureza. Y si el padre se volvi contaminado por la mujer impura, cunto ms debe ser contaminada en su mismo espritu la descendencia nacida de ella. Ms an, un hombre as viola el precepto de la Tor, expresado en las palabras, "Pues no te inclinars a ningn otro Dios; porque el Seor cuyo nombre es Celoso es un Dios celoso" 68, es decir, El es celoso de la santidad del sagrado pacto.

    R. Eleazar dijo: Observad que, como ya se asent en otra parte, nuestro padre Abraham, una vez que adquiri Sabidura, decidi mantenerse separado de todas las otras naciones y no entrar en alianza matrimonial con ellas. De ah que leemos: Y yo te har jurar por el Seor, el Dios del cielo y el Dios de la tierra. que no tomars para mi hijo mujer de entre las hijas de los canaaneos. Las palabras "hijas de los canaaneos" son paralelas a la expresin "hijas de un dios extrao"69. As tambin la palabra "Yo" (Anoji), que sigue, es una referencia a la Divinidad, corno en el versculo "Yo (Anoji) hice la tierra". La finalidad de esta orden era salvar a Isaac de la contaminacin par ellas. Porque quien daa a la santidad del pacto sagrado por el contagio con una mujer de una alcin idlatra trae la impureza de cierto otro lugar, a lo que se refiere el pasaje, "pues por tres cosas la tierra ha de temblar..." 70. Y aunque Abraham conjur a su sirviente por el pacte sagrado. no se sinti satisfecho hasta que suplic por l al Santo, Bendito Sea, diciendo: El Seor, el Dios del cielo ha de enviar su ngel delante de t..., es decir, el ngel del pacto, de modo que ste pueda ser preservado en su santidad y no ser contaminado entre

    66 Isaas IL, 26. 67 Isaas XXV, 8. 68 Exodo XXXIV, 14. 69 Malaquas II, 11. 70 Proverbios XXX, 21.

    16

  • El Zohar Tomo 2

    las naciones. Continu: Cudate para que no traigas a mi hijo de nueve all. Por qu es eso? Porque Abraham conoca que ninguna de entre las naciones tena conocimiento del verdadero Dios como lo cono-ca l, y por eso deseaba que Isaac no se estableciera entre ellas, sino que morara con l, de modo que siempre pudiera aprender los caminos del Santo, y no virar ni a la derecha ni e la izquierda.

    R. Yose dijo: Ciertamente, los mritos de Abraham sostuvieron en buena situacin a su servidor, pues el mismo dia en que sali lleg a la fuente, conforme est dicho: Y ese da llegu a la fuente.

    R. Eleazar discurri sobre el versculo: Abre T mis ojos, para que yo pueda contemplar cosas maravillosas por obra de tu ley (Salmos CXIX, 18). Cun carentes san dijo de discernimiento esos hijos de hombres que permanecen en ignorancia de la Tor y no se dedican a su estudio. Pues es la Tor quien otorga vida, libertad y felicidad en este mundo y en el mundo por venir. Es vida en este mundo, devenga a sus devotos plenitud de das, como est dicho, "el nmero de tus das llenar"' (Exodo XXIII, 26), as tomo largura de das en el mundo por venir. Pues la Tor es la plenitud misma de vida, vida de bendicin sin nada lbrego. Es libertad en este mundo, libertad completa. Es que cuando un hombre se aplica al estudio de la Tor, ninguna nacin del mundo puede prevalecer contra l. Uno as tambin obtiene liberacin ante la muerte, la cual no tiene poder sobre l. Y si hubo mrtires, como R. Akiba y sus colegas, que sufrieron en tiempos de persecucin, ello fue por un decreto especial de lo alto para un propsito especial. Seguramente si Adn se hubiese atenido can firmeza al rbol de vida, que no es otra cosa que la Tor, no habra trado muerte para l y para el resto del mundo. De ah que en conexin con el otorgamiento de la Ley est escrito, "Jerut, libertad, sobre las tablas" (Exodo XXXII, 16), corno est explicado en otra parte. Y si los hijos de Israel no hubieran pecado y abandonado el rbol de vida, no habran de nuevo trado muerte al mundo. Por eso Dios les pudo decir, con palabras del Salmista: "Yo dije, vosotros sois seres divinos, y todos vosotros hijos del Altsimo" (Salmos LXXXII, 6), pero os habis daado, y, por eso, "como Adn moriris, etc." (Salmos LXXXII, 6). Pero quien se aplica al estudio de la Tor no est sometido al poder de la mala serpiente, la oscurecedor-a del mundo. R. Yesa plante la pregunta: Si es as, por qu muri Moiss, si no haba pecado? R. Elezar contest: Moiss segura-mente muri, pero no por el poder de la serpiente, y por eso no fue contaminado. Adems, desde otro punto de vista, no muri. sino que solamente fue alzado por la Shejin y parti a una vida eterna, como ya se explic en relacin con el pasaje "Y Benaia el hijo de Yehoiada, el hijo de un hombre viviente, etc," (II, Samuel XXXIII, 20). As, quien se aplica al estudio de la Tor adquiere libertad perfecta, libertad en este mundo, de la servidumbre de las naciones idlatras y libertad en el mundo futuro, pues no se levantar all acusacin contra l. Pues la Tor contiene verdades sublimes y recnditas, como est dicho: "Ella es ms preciosa que rubes" (Proverbios III, 15). Ciertamente en ella estn ocultos innumerables tesoros, de modo que David, al considerar la Tor en cl espritu de la Sabidura y al comprender cuntas verdades maravillosas se despliegan desde ella, hubo de exclamar: "Abre t mis ojos, para que yo pueda contemplar cosas maravillosas de tu ley" (Salmos CXIX, 18).

    Y aconteci que antes de que l hubiese hablado, he aqu que Rebeca .urdi. Habramos esperado que en vez de "sali" dijera "vi-no". La implicacin es que Dios la apart de las gentes de la ciudad y la convirti en una excepcin frente a ellas. Y ella baj a la fuente. Esta fuente no era otra que el pozo de Miriam; de ah la palabra "a" se

    17

  • El Zohar Tomo 2

    expresara aqu con la letra he en el vocablo hebreo. Segn otra explicacin el trmino "sali", como el trmino similar en el pasaje "muchachas jvenes que salen para extraer agua" (I, Samuel IX, 11), implica modestia, es decir, que permanecan en casa y solamente salan a cierta hora para sacar agua. Este fue el signo por el cual el servidor de Abraham la reconoci. Pues cuando l lleg a Harn y encontr a Rebeca "a la hora de la noche" fue el momento de la plegaria del atardecer (miaja), As el momento en que Isaac comenz la plegaria de la tarde coincidi con el momento en que el servidor encontr a Rebeca. As, tambin, fue en el mismo momento de su plegaria de la tarde la plegaria de Isaac que Rebeca lleg a l. De esta manera todo estuvo adecuadamente dispuesto por la obra de la Sabidura Divina. Como parte del mismo esquema fue que el servidor lleg al pozo de agua, cuya significacin interna se encuentra en el pasaje "T eres una fuente de jardines, una cisterna de aguas vivas, y corrientes que fluyen del Lbano" (Cantar de los Cantares IV, 15).

    R. Simen caminaba un da a Tiberias en compaia de R. Abba. R. Simen le

    dijo: Continuemos, pues preveo que llegar a nosotros un hombre que tiene algo nuevo que decirnos, algunas nuevas exposiciones de la Tor. R. Abba dijo: Verdaderamente s que por donde t andes el Santo te enva ngeles alados para entretenerte Cuando haban marchado un poco ms, R. Simen 1: vant la vista y vio correr a un hombre. Entonces R. Simen y R. Abba se sentaron. Cuando el hombre lleg a ellos, R. Simen le pregunt "De dnde eres t?" El dijo: soy de Judea y vengo de Capadocia y estoy en camino a la residencia del hijo de Yojai, a quien me enviaron los compaeros para informar de ciertas conclusiones a que han llegado. R. Simen le dijo: Habla, hijo mo. El hombre pregunt: Eres t el hijo de Yojai? La respuesta fue: "Lo soy". Entonces el hombre dijo: Es regla establecida que un hombre mientras reza no ha de dejar que se interponga nada entre l y la pared, como est escrito, "Entonces Ezequas dirigi su rostro a la pared" 71. Y, adems, est prohibido pasar dentro del mbito de cuatro codos del hombre que reza, y ellos ahora han asentado que esto significa a cada lado, salvo directamente frente a l. Adems, que un hombre no ha de rezar estando parado detrs de su maestro... Estas son las decisiones de los compaeros. A continuacin el hombre discurri sobre el versculo: Escucha mi plegaria, Oh Seor, y escucha y presta atencin a mi clamor; no permanezcas en silencio ante mis lgrimas 72. Pregunt: Por qu la palabra para escuchar en este lugar est escrita shmiah en vez de la habitual shm? La verdad es que la forma shm siempre se dirige al aspecto masculino de la Divinidad, mientras que la forma shmiah se dirige al aspecto femenino. De ah que el trmino shm se emplea porque est dirigido a ese grado que recibe todas las plegarias de la humanidad, y, de acuerdo a nuestra tradicin, las entrelaza en una corona que coloca sobre la cabeza del Tzadik, la vida del universo, a la que se refieren las palabras "Bendiciones sobre la cabeza del Justo"73. Adems, las palabras, "escucha, Oh Seor, mi plegaria" se refieren a la plegaria silenciosa, mientras que las palabras siguientes "y escucha mi clamor" se refieren a la plegaria en alta voz de hombre angustiado, como leemos, "y el clamor de ellos ascendi a Dios" 74. El trmino que significa "el clamor de ellos" Indica la elevacin de la voz y la elevacin de los ojos,

    71 Isaas XXXVIII. 2. 72 Salmos XXXIX, 13. 73 Proverbios X, 6. 74 Exodo II, 23.

    18

  • El Zohar Tomo 2

    de la mirada, hacia el cielo. Es afn al trmino hebreo que significa "virando" en el pasaje "y virando hacia el monte" 75. Semejante plegaria atraviesa todas las puertas y asciende al cielo. "No permanezcas en silencio ante mis lgrimas": lgrimas de oracin ascienden ante el Rey, ninguna puerta puede oponrseles y nunca vuelven vacas. Adems, hay en este pasaje tres grados de splica: plegaria, clamor y lgrimas, que corresponden a los tres grados que se mencionan en el versculo "Porque yo soy un extrao junto a ti, un transente, como lo fueron todos mis antepasados" 76. Primero "un extrao", luego "un transente" y, por ltimo, "como todos mis antepasados", que fueron la base del mundo. Observad que hay dos categoras de plegarias, una que ha de decirse de pie, y la otra de sentado, aun-que forman un solo todo. Hay tambin dos filacterias, una para el brazo y otra para la cabeza, correspondientes al da y a la noche, formando las dos, de nuevo, un todo. La plegaria de sentado corresponde a la filacteria del brazo, que la prepara y adorna como una novia antes de entrar bajo el palio nupcial. As, hablando mstica-mente, la plegaria es rodeada y escoltada por los carros y legiones que se mencionan en la oracin: "Creador de espritus asistentes... Y los Ofanim y las Jayot santas..." Por eso esta plegaria se recita de sentado, pero cuando la oracin se acerca al Rey Supremo, El est por recibirla, y entonces nos ponemos de pie ante el Rey Altsimo, pues entonces lo masculino se une con lo femenino. De ah que no debe haber interrupcin entre la bendicin de la redencin al final de la plegaria de sentado y el comienzo de la plegaria de pie. Tambin, dado que uno est de pie ante el Rey Supremo, al finalizar debe retroceder cuatro codos, que como se explic es una medida divina. As cualquier parte de la plegaria que es simblica del principio masculino ha de recitarse de pie. De manera similar, el orante dobla su rodilla al decir baruj (Bendito sea) y se yergue a toda su altura al enunciar el Nombre Divino, para simbolizar la superioridad de lo masculino sobre lo femenino. Adems, observa que, como lo hemos establecido, uno no debe, mientras reza, estar parado inmediatamente detrs de su maestro. La razn es la siguiente. Est escrito: "Temers al (et) Seor tu Dios" 77. La partcula et indica aqu que el maestro est asociado con Dios como objeto de temor. Por eso durante la plegaria un hambre no debe enfrentarse con ese objeto de temor, de manera que se llene exclusivamente con el temor del Santo solo, sin nada agregado. Isaac instituy la plegaria de la tarde de la misma manera en que Abraham instituy la plegaria de la maana. Cada uno de ellos instituy la plegaria correspondiente al grado al cual estaba unido. Por eso el tiempo para la plegaria de la tarde comienza con l_a declinacin del sol hacia el Oeste, dado que el perodo que precede a ese tiempo, a partir del amanecer, se llama da, como en el pasaje "la misericordia de Dios dura todo el da" 78. No se puede decir que "todo el da" dura hasta que se asienta la oscuridad, pues est. escrito, "Desdichados nosotros, pues el da ha partido, porque las sombras de la noche se han extendido" 79. Esto muestra que el trmino "da" se limita al tiempo de recibir la plegaria matinal, de la cual est escrito: "La misericordia de Dios dur todo el da", pues en ese tiempo el sol an se encuentra en el lado oriental. Tan pronto como el sol declina en su paso hacia el Oeste, el tiempo de la plegaria de la tarde queda asentado. Entonces, como el da ya parti y ha dado lugar a las

    75 Isaas XXII, 5. 76 Salmos XXXIX, 13. 77 Deuteronamio VI, 13. 78 Salmos LII, 3. 79 Jeremas VI,4.

    19

  • El Zohar Tomo 2

    sombras de la noche, es cuando se afirma la cualidad del rigor. "El da ha partido". Es decir, el perodo en que prevalece la misericordia (Jsed) y "las sombras de la noche se hallan extendidas", cuando se encoleriza el grado del rigor, esa misma hora en que fue destruido el Santuario y quemado el Templo. Por esta razn la tradicin nos ensea que el hombre no ha de descuidar el recitar la plegaria de la tarde, porque entonces es cuando el mundo se halla bajo la gida del rigor. jacob instituy la plegaria de la noche (arvit), con lo que la letra vau (simblica de Jacob) viene a ser simplemente de la letra he (simblica de Isaac) que se nutre de la vau, por no tener luz propia. Por esa razn la plegaria nocturna es optativa, dado que es una continuacin de la plegaria del da, teniendo como su finalidad la de iluminar la oscuridad de la noche. Esta oscuridad prevalece hasta la medianoche, a cuya hora el Santo se entretiene con los justos en el Jardn del Edn. De ah que sea tiempo oportuno para que un hombre se ocupe con el estudio de la Tor, corno ya se explic en otra parte. Observad que David en sus Salmos se refiere a los tres perodos de oracin, con las palabras: "Noche y maana y a medio-da medito y gimo" 80. Aqu tenemos una referencia a los tres perodos, aunque David mismo slo observaba dos plegarias., a una de las cuales se refiere en "medito" y a la otra se refiere en "y gimo". La primera es la plegaria de la maana, el perodo de misericordia, y por eso basta con "meditar". La segunda es la plegaria de la tarde, el perodo del rigor, y de ah "y gimo". A medianoche David se levantaba para cantar cantos e himnos, como est escrito, "y en la noche su canto est conmigo" 81.

    R. Simen se levant entonces y continuaron caminando, acompandolos el extranjero hasta Tibsrias. En el camino dijo R. Si-men: Observad que los miembros de la Gran Asamblea instituyeron las plegarias en correspondencia con las ofrendas diarias fijadas, de las que haba dos, Domo est escrito, "un cordero ofrendars en la maana, y el otro cordero ofrendars a la cada de la tarde" 82, es decir, en los dos perodos que coinciden con los perodos de la plegaria. El extranjero dijo: Dado que originalmente fueron los patriarcas quienes instituyeron las plegarias, por qu las instituidas por Abraham e Isaac han de ser de primera importancia, mientras que la instituida por Jacob, el cual era lo mejor de los patriarcas, solamente es voluntaria? R. Simen respondi: La razn, como se ha afirmado, es la siguiente: Los dos perodos de las dos plegarias ms tempranas tienen corno objeto solamente unir a Jacob a su heredad, y una vez efectuado esto nada ms necesitamos. Tan pronto como la Mujer es colocada entre los dos brazos y es unida al Cuerpo, no se necesita nada ms. As, las dos plegarias son los dos brazos entre los cuales Jacob es unido al cuerpo, es decir, al cielo, en conformidad con el versculo: "Pero T, Oh Seor, eres en lo alto por siempre" 83. Todo esto contiene misterios profundos que unicamente los iniciados conocen. R. Abba y el de Jud se acercaron entonces a R. Simen y besaron su mano, despus de lo cual R. Abba observ: Hasta hoy yo siempre encontr aqu una dificultad, pero ahora es feliz mi suerte porque tuve el privilegio de resolverla!

    E Isaac la trajo a la tienda de Sara, su madre. R. Yose observ: La letra he al final de la palabra haohelah (a la tienda) es una referencia a la Shejin, que ahora regres a la tienda. Pues durante toda la vida de Sara la Shejin no parti de ella, y acostumbraba

    80 Salmos LV, 18. 81 Salmos XLII, 9. 82 Nmeros XXVIII, 4. 83 Salmos XCII, 9.

    20

  • El Zohar Tomo 2

    haber all encendida una luz de la vspera de un Sbado a la del otro; una vez encendida, ella duraba todos los das de la semana. Despus de su muerte la luz se extingui, pero cuando vino Rebeca, la Shejin regres y la luz se encendi de nuevo. As, el versculo dice literalmente: "Y l la trajo a la tienda, Sara su madre", implicando la ltima frase que Rebeca era en todos sus actas una rplica de Sara, la madre de l. R. Jud dijo: Exactamente como Isaac fue la total imagen de Abraham, y cualquiera que miraba a Isaac deca "all est Abraham" y saba a la vez que "Abraham engendr a Isaac", as era Rebeca la plena imagen de Sara. Ella lo era a tal punto que en la frase de nuestro texto se dice "Sara, la madre de l". R. Eleazar dijo: Todo esto es verdad. Pero observad aqu un misterio ms profundo. Pues, verdaderamente, aunque Sara muri, su imagen no parti de la casa. Pero por un tiempo no fue visible, y tan pronto como Rebeca vino se volvi visible de nuevo, como est escrito, "y l la trajo a la tienda de Sara, la madre de l", que es como decir "y entonces Sara su madre apareci". Sin embargo, nadie la vio salvo Isaac, y as entendemos las palabras "e Isaac fue confortado por su madre", es decir, despus de que su madre se hizo visible y fue instalada de nuevo en la casa.

    R. Simen dijo: Por qu la Escritura nos cuenta con tanto detalle que Isaac tom a Rebeca y ella fue su mujer y l la am? La ltima afirmacin parece innecesaria, pues, naturalmente, si ella fue su mujer l la am, como es la manera de todos los hombres de amar a sus esposas. La explicacin es que la atraccin del varn a la mujer deriva de la izquierda, como leemos: "Que su mano izquierda est bajo mi cabeza" 84, siendo la izquierda simblica de la noche y la oscuridad. De ah que, aunque Abraham am a Sara, la afirmacin "y l la am" slo se mencicna en el caso de Isaac, que era de la izquierda. Tambin de Jacob est escrito que "am a Raquel" (Gnesis XXIX, 18), pero aqu la explicacin es que ello se debi al lado de Isaac que estaba contenido en l. Observad que Abraham, al ver a Sara, solamente la abraz, y nada ms, mientras que Isaac tom a Rebeca y puso su brazo bajo la cabeza de ella, como est escrito: "Que su mano izquierda est bajo mi cabeza y su mano derecha me abrace" (Cantar de los Cantares II, 6). Jacob tuvo luego relacin con sus mujeres y engendr doce tribus. Observad, tambin, que todos los patriarcas siguieron el mismo camino, en cuanto cada uno de ellos despos cuatro mujeres. Abraham tuvo cuatro esposas, dos concubinas. adems de Sara y Agar, como se ve por el pasaje, "pero entre los hijos de las concubinas que Abraham tuvo" (Gnesis XXV, 6). Isaac tuvo cuatro esposas, pues Rebeca, hablando msticamente, combinaba en s misma las virtudes de cuatro mujeres. Esto se indica en la Escritura de la manera siguiente: "Y tom a Rebeca" se refiere a una; "y ella fue su esposa" indica una segunda; "y l la am" indica una tercera; "e Isaac fue alentado por su madre" es la cuarta. En correspondencia, tuvo Jacob cuatro esposas. Y un propsito mstico gui a todos ellos. R. Jiy dijo: Abraham e Isaac tuvieron cada uno una esposa para una unin de santidad, el uno a Sara, el otro a Rebeca, y Jacob tuvo tantas como ambas en doble, es decir cuatro. R. Simen dijo: Prcticamente viene a ser la misma cosa, pues todo se orden por una dispensacin divina para un mismo propsito mstico.

    Y Abraham tom otra esposa, y el nombre de ella fue Ketur. Ketur no era otra que Agar. Pues sabemos por la tradicin que Agar, cuando dej a Abraham, se desvi tras de los dolos de los antepasados de ella, aunque con el tiempo volvi a ligarse a una vida de virtud. De ah su nombre Ketur, que literalmente significa ligada. Entonces Abraham mand por ella y la tom por mujer. De aqu aprendemos que un cambio de nombre obra 84 Cantar de los Cantares II, 6.

    21

  • El Zohar Tomo 2

    como una expiacin por el pecado, pues sta fue la razn por la cual su nombre se cambi. El trmino vayosef, que literalmente significa y l agreg, indica aqu, no que Abraham tom otra esposa, sino que tom de nuevo a su esposa anterior a la que haba expulsado antes por causa de Ismael y la cual haba ahora abandonado sus malas prcticas, e hizo un cambio en su nombre que simbolizaba su cambio de vida. Observad que R. Eleazar, al comentar el pasaje "E Isaac la trajo a la tienda de Sara, la madre de l", dijo que la forma de Sara se revel all y eso lo confort a Isaac que cada da miraba la imagen de ella. Aunque Abraham volvi a casarse, nunca entr en la tienda de Sara ni permiti que esa mujer entrara all, pues una servidora no puede ser heredera de su seora. Efectivamente, ninguna otra mujer apareci nunca en la tienda de Sara, con excepcin de Rebeca. Y aunque Abraham saba que la imagen de Sara se haba revelado all, dej la tienda enteramente a Isaac para que cada da contemplara la figura de su madre. Esto se indica en el versculo, y Abraham dio todo lo que tena a Isaac, donde la expresin "todo lo que tena" indica la forma de Sara que se instal en esa morada. Segn otra explicacin, este versculo indica que Abraham transmiti a Isaac la exaltada doctrina de la fe verdadera, de modo que pudiese ligarse a su grado justo. Pero a los hijos de las concubinas que Abraham tuvo dio Abraham obsequios. Qu clase de obsequios eran? Comprendan los lados de los grados bajos, es decir, los nombres de las facultades del espritu impuro, de modo de completar toda la lista de grados. Isaac, a su vez, fue elevado por encima de esos grados merced al poder de la fe verdadera. "Los hijos de las concubinas" son los hijos de Ketur, que anteriormente haba sido una concubina y ahora era de nuevo una concubina. R. Jiy dijo que el trmino "concubinas" en plural debe tomarse aqu literalmente. Y l las mand que dejaran a Isaac su hijo, de modo que no estuvieran en paridad eon Isaac. Mientras l an viva, es decir, mientras, Abraham an estaba vivo y vigoroso, de modo que no se quejaran contra l despus de su muerte y de modo que Isaac pudiese fortalecerse en el lado del rigor para prevalecer sobre ellas y someterlas. Hacia el Oriente, al pas del Este: por la razn de que all estn las rondas de los practicantes impuros de la magia y la hechicera. Observad esto. Est escrito: "Y la sabidura de Salomn superaba a la sabidura de todos los hijos del Oriente" 85. Hay aqu una alusin a los descendientes de los hijos mismos de las concubinas de Abraham, que, como ya se dijo, habitaban en las montaas del Este, donde instruyen a los hombres en las artes de la magia y la adivinacin. De ese mismo pas del Este provenan Labn y Beor y su hijo Balaam, que eran todos magos.

    R. Jizqui discurri sobre el versculo: "Quin dio a Jacob para que se lo daara y a Israel a los salteadores? No lo hizo el Seor, contra el cual hemos pecado y por cuyos caminos ellos no quisieron andar?" 86. Dijo: Observad que desde la destruccin del Templo las bendiciones fueron retiradas del mundo, si as puede decirse, tanto en lo alto copio aqu abajo, de modo que todos los grados inferiores se hallan reforzados y ejercen dominio sobre Israel a causa de sus pecados. Y bien, el versculo que acabamos de citar requiere una aclaracin. Pues mientras comienza hablando de Jacob e Israel cn tercera persona, pasa a la primera, al decir "contra quien nosotros hemos pecado", y entonces vuelve a la tercera persona, diciendo "y ellos no queran seguir". La verdad es que cuando el Santuario fue destruido y el Templo fue quemado y el pueblo arrojado al exilio, la Shejin dej su residencia para acompaarlo en el cautiverio. Pero antes de hacerlo dio 85 I Reyes V, 10. 86 Isaas XLII, 24.

    22

  • El Zohar Tomo 2

    una ltima mirada a su Casa y al Santo de los Santuarios y los lugares donde los sacerdotes y los levitas acostumbraban efectuar su culto. Cuando ella entr en cal pas del exilio observ cmo el pueblo estaba oprimido y pisoteado por las naciones, y exclam: "Quin dio a Jacob para ser daado...?" Y la respuesta del pueblo fue: "Aquel contra quien nosotros hemos pecado". Entonces la Shejin replic como en un eco: "Y en cuyos caminos no queran seguir." As en los das por venir, cuando el Santo, Bendito Sea, recordar a Su pueblo, a la Comunidad de Israel, la Shejin ser la primera, en retornar del exilio y se dirigir a su Casa, pues el santo Templo ser primero edificado. El Santo, Bendito Sea, dir entonces a la Comunidad de Israel: "Sacdete del polvo, levntate y establcete, Oh Jerusalem" 87. Ella preguntar: "Adnde ir, si mi Casa est destruida, mi Templo quemado con fuego?" Entonces el Santo, Bendito Sea, reconstruir primero el Templo, restaurar el Santo de los Santuarios, construir la ciudad de Jerusalem y la levantar del polvo; as la Escritura dice: "El Seor reconstruye Jerusalem" primero, y, luego, "El rene juntos a los dispersos de Israel", y despus, "que cura el corazn quebrantado y venda sus heridas" 88. Y esto es una referencia a la resurreccin de los muertos. Entonces se cumplir lo que est escrito: "Y yo pondr mi espritu en vosotros y har que sigis en mis estatutos..." 89.

    Bendito sea ,el Seor por siempre.

    87 Isaas LII, 2. 88 Salmos CXLVII, 2 y 3. 89 Ezequiel XXXVI, 27.

    23

  • El Zohar Tomo 2

    TOLDOTH Gnesis XXV, 19 - XXVIII, 9 R. Jiy discurri una vez sobre el texto: Quin puede expresar los potentes actos

    del Seor, o hacer or toda su alabanza? 90. Dijo: Cuando Dios resolvi crear el mundo, El emple la Tor como el plan a la vez del todo y de las partes. Por eso, la Escritura dice: "Entonces estaba a su lado como un nio de pecho, y era su delicia de da en da" 91 donde la palabra amon (nio de pecho) tambin puede leerse ornan (arquitecto, diseador). Cuando Dios estaba por crear al hombre la Tor obiet, diciendo: "Si fuere creado el hombre, entonces el pecado ser trado a juicio ante Ti, y la obra de Tu mano ser en vano, porque l no ser capaz de sobrellevar Tu juicio". A esto Dios respondi: "Yo ya he modelado el arrepentimiento antes de crear el mundo". Cuando Dios cre el mundo, le dijo: ";Oh mundo, mundo! t y tu orden solamente se fundan sobre la Tor y por eso Yo he creado al hombre en ti para que pueda aplicarse al estudio de ePa; de no ser as, volver a ponerte en el caos". De ah que la Escritura dice: "Yo he hecho la tierra y creado al hombre sobre ella" 92. En verdad, la Tor llama continuamente a los hijos de los hombres a que se dediquen al estudio de ella, pero ninguno le presta atencin. Ciertamente, quien trabaja en la Tor sostiene al mundo y capacita a cada parte a realizar su funcin. Pues no hay en el cuerpo humano ningn miembro que no tenga su contraparte en el mundo corno un todo. Y as corno el cuerpo del hombre consiste de miembros y partes de rangos variados que actan y reaccionan recprocamente de modo de formar todos un organismo, as el mundo consiste de una jerarqua de cosas crea-(las, que cuando accionan y reaccionan adecuadamente cada una sobre la otra, forman en conjunto literalmente un cuerpo orgnico. De esta manera el todo est organizado sobre el esquema de la Tor, que tambin consiste de secciones y divisiones que se adecuan una a otra y, cuando estn debidamente ordenadas juntas, forman un cuerpo orgnico. Esta reflexin condujo a David a exclamar: "Cun mltiples son Tus obras, Oh Seor! En sabidura las hiciste a todas; la tierra est llena de tus creaturas" 93. La Tor contiene todos los misterios ms profundos y ms recnditos, todas las doctrinas sublimes, las reveladas y las no reveladas; todas las esencias de los grados ms altos y de los ms bajos de ste y del mundo ,por venir se encuentran all, pero ninguno hay para penetrar sus enseanzas. De ah que est escrito: "Quin puede expresar los potentes actos del Seor o hacer or el todo de su alabanza?" 94. Salomn pens penetrar en los ms ntimos significados de la Tor, pero ella lo frustr y l exclam: "Dije, yo obtendr sabidura, pero ella estaba lejos de m95 David dijo: "Abre t mis ojos, para que yo pueda mirar cosas maravillosas a partir de tu ley" 96. Sobre Salomn leemos que l "habl tres mil proverbios, y sus cantos fueron mil y cinco" (I Reyes V, 12), y la tradicin explica que 90 Salmos CVI, 2. 91 Proverbios VIII, 30. 92 Isaas XLV, 12. 93 Salmos CIV, 24. 94 Salmos CVI, 2. 95 Eclesiasts VII, 23. 96 Salmos CXIX, 18.

    24

  • El Zohar Tomo 2

    esto significa que cada uno de sus proverbios era susceptible de mil y cinco interpretaciones. Y bien, si esto se dijo de las palabras de alguien de slo carne y sangre, como Salomn, no deberamos necesariamente creer que cada una de las palabras de la Tor dichas por el Santo, Bendito Sea, contiene proverbios, cantos e himnos sin nmero, misterios sublimes y verdades de Sabidura Divina? De ah: "Quin puede expresar los potentes actos del Seor?"

    Tambin extraemos otra leccin de este versculo. Est escrito "Y estas son las generaciones de Isaac" 97, y, unos pocos versculos antes, en el nmero 12 del mismo captulo, el texto dice "Y estas son las generaciones de Ismael" y enumera doce prncipes. Dado que Isaac solamente tuvo dos hijos, podramos pensar que a este respecto Ismael le era superior. Pero, ciertamente es con referencia a Isaac que la Escritura exclama: "Quin puede expresar los potentes actos del Seor?", siendo el trmino "potentes actos" una referencia a Isaac. Pues Isaac engendr a Jacob, el cual en s mismo los superaba a todos y .el cual luego engendr doce tribus, por quien todo fue firmemente establecido tanto arriba como abajo. Isaac fue investido con la santidad del mundo superior, mientras que Ismael era del mundo inferior. De ah que est dicho: "Quin puede expresar los potentes actos del Seor, o hacer or el todo de su alabanza?", siendo la ltima clusula una alusin a Jaoob, como si dijera: "Cuando el sol se une a la luna se iluminan por ello innumerables estrellas".

    Y estas son las generaciones de Isaac, hijo de Abraham. R. Yose pregunt: Por qu ha de haber referencia a Isaac justamente aqu, y aqu

    solamente, como "hijo de Abraham"? La razn es que a la muerte de Abraham asumi Isaac la imagen de su padre, de modo que cualquiera que lo mirara pudiese decir "Este es seguramente Abraham" y as se convenciera d,e que "Abraham engendr a Isaac".

    R. Isaac se levant una noche de su cama para estudiar la Tor. R. Jud, que justamente se hallaba en Cesrea, se dijo a s mismo en ese tiempo: Yo ir a juntarme con R. Isaac en el estudio de la Tor. Consiguientemente, sali con su joven hijo Jizqui. Cuando se acercaba al umbral de R. Isaac, lo oy exponer el versculo: "Y aconteci, despus de la muerte de Abraham, que Dios bendijo a Isaac su hijo; e Isaac mor en Beer-lajai-roi" 98. La conexin dijo entre las dos partes de este versculo es oscura, pero se la puede explicar de la manera siguiente: Fue necesario que Dios bendijera a Isaac porque Abraham no lo haba bendecido, y la razn por la cual Abraham no lo haba bendecido fue porque quera evitar que la bendicin se transmitiera a Esa. De ah que la tarea de la bendicin, le toc, por as decirlo, al Todopoderoso. El texto contina as: "E Isaac mor en Beer-lajai-roi", que literalmente significa el pozo del que vive y ve, es decir, segn la parfrasis aramea, "el pozo donde apareci el Angel del Pacto", esto es, la Shejin, a la cual Isaac se lig, con lo que se atrajo la bendicin del Todopoderoso. En este punto R. Jud golpe en la puerta de R. Isaac, entr en la habitacin y se le uni. R. Isaac dijo: Ahora la Shejin misma est en nuestra presencia. R. Jud dijo: Tu exposicin del trmino Beer-lajai-roi es muy correcta, pero hay en l ms de lo que dijiste. Entonces empez a exponer as. Est escrito: Una fuente de jardines, un pozo de aguas vivas y corrientes que fluyen del Lbano".99 Una fuente de jardines" es una descripcin de Abraham; ` un pozo de, aguas vivas" es una descripcin de Isaac, del cual est escrito: "E

    97 Gnesis XXV, 19. 98 Gnesis XXV, 11. 99 Cantar de los Cantares IV, 15.

    25

  • El Zohar Tomo 2

    Isaac mor junto al pozo del que vive y ve". El "pozo" no es sino la Shejin; "el que vive" es una referencia al Justo que vive en los dos mundos, es decir, que vive arriba, en el mundo superior, y que, tambin, vive en el mundo inferior, que existe por l y por l es iluminado, exactamente como la luna slo es iluminada cuando ella mira al sol. As .el pozo de la existencia emana literal-mente de aquel "que vive" al cual "ve", y cuando lo mira se llena de aguas vivas. La palabra que significa "que vive" se emplea de manera similar en el versculo "Y Benaia el hijo de Yehoiada, el hijo de un hombre viviente" 100, es decir, un hombre recto que ilumina su generacin como la Divinidad viviente arriba ilumina al universo. As el pozo constantemente mira al "viviente" para ser iluminado. Luego, la afirmacin de que Isaac mor en Beer-lajai-roi ensea la misma leccin que la sentencia "e Isaac tena cuarenta aos de edad cuando tom a Rebeca" 101, y residi con ella y se uni a ella, y de esta manera simboliza la unin de la oscuridad con la noche, como est escrito: "Su mano izquierda bajo mi cabe

    " 102 Observad ahora que despus de la muerte de Abraham qued Isaac en Kiriat-Arba, y, entonces, cabe preguntar: cmo se puede decir que mor en Beer-lajai-roi? La respuesta es, para indicar que Isaac, se lig y se mantuvo firme junto a ese pozo para despertar el atributo de misericordia, como ya se explic.

    R. Isaac discurri sobre el versculo: "El sol tambin se levanta y el sol se pone, apresurndose a volver al lugar de donde se levan-ta" 103 "El sol se levanta" desde su lugar excelso para verter su brillo sobre la luna, la que slo refleja la luz del sol; "Y se pone' para juntarse con la luna. "Va hacia el Sud" 104, que' est a 1 s derecha y en la cual, por eso, descansa su fortaleza, porque toda la fortaleza del cuerpo est en el lado derecho; "Y entonces gira hacia el Norte" 105, para impartir luz tanto a un lado como al otro. Adems, "el viento gira continuamente y en su crculo" 106. Aun-que el texto habla del viento y del sol, todo es, sin embargo, uno y tiene el mismo significado interior; todo eso es para que la lun pueda iluminarse del sol y los dos puedan asociarse. Observad que cuando Abraham apareci en el mundo abraz a la luna y 'se la acerc; cuando Isaac vino la tuvo firmemente y la abraz con afecto, como se dice: "Su mano derecha bajo mi cabeza" 107. Pero, cumule Jacob vino el sol se junt con la luna y ella se volvi iluminada, de modo que a Jacob se le encontr perfecto en todos las lados, y la luna fue rodeada de luz y alcanz su eompletitud por las doce tribus.

    R. Jud disert sobre el versculo: He aqu, bendecid al Seor, todos vosotros servidores del Seor... 108. Dijo: este versculo nos cuenta que solamente son verdaderamente dignos de bendecir al Todopoderoso quienes son los servidores del Seor. Es verdad que todo israelita es considerado como apropiado para bendecir al Todo-poderoso, pero, sin embargo, solamente los servidores del Seor son dignos de ofrendar las bendiciones de las cuales se difunde bendicin en los mundos superior e inferior. Y quines son, entonces, esos servidores del Seor? "Aquellos que permanecen

    100 II Samuel XXIII, 20. 101 Gnesis XXV, 20. 102 Cantar de los Cantares II, 6. 103 Eclesiasts I, 5. 104 Eclesiasts 1, 6. 105 Eclesiasts 1, 6. 106 Eclesiasts I, 6. 107 Cantar de les Cantares II, 6. 108 Salmos CXXXIV, 1.

    26

  • El Zohar Tomo 2

    en la casa del Seor en las estaciones nocturnas" 109, es decir, aquellos que se levantan a medianoche y permanecen despiertos en el estudio de la Tor; stos "permanecen en la casa del Seor en las estaciones nocturnas", dado que entonces el Santo, Bendito Sea, viene para entretenerse con los justos en el Jardn de Edn. Como entonces pasamos la noche exponiendo la Tor, digamos algo sobre Isaac al cual acabamos de mencionar.

    R. Isaac comenz entonces su discurso sobre el versculo: E Isaac tena cuarenta aos de edad cuando tomo a Rebeca... Dijo: el nmero "cuarenta" tiene aqu un significado esotrico, es decir, que Isaac cuando tom a Rebeca comprenda en s la unin del Norte y el Sur y el fuego y el agua. Adems, como el arco iris exhibe tres colores, verde, blanco y rojo, as Rebeca tena tres aos cuando Isaac la tom; y l engendr descendencia cuando era de edad de sesenta aos, siendo sta una edad madura para producir un nio como Jacob, que, segn el designio de Dios, deba estar dotado de todas las buenas cualidades. La hija de Bethuel es ara-mea, de Parin-Aix m, la hermana de Labn el arameo. Por qu todos estos detalles, dado ya que se afirm: "Y Bethuel engendr a Rebeca.. . "? 110. Es para acentuar el hecho siguiente: Ella fue criada entre gente pecadora, siendo hija de Bethuel, era nativa de Parin-Aram y hermana de Labn el arameo, es decir, proceda de un mal ambiente, y, sin embargo, no sigui los caminos de ese ambiente, sino que se distingui por buenas y rectas acciones. Aqu surge una dificultad. Si dijramos que Rebeca tena entonces veinte aos o ms, o aun slo trece aos, podramos efectivamente elogiarla por no imitar la conducta de los que la rodeaban. Pero dado que, como se dilo antes, era una nia de slo tres aos, cmo podemos atribuirle por ello algn mrito? R. Jud respondi: Aun-que slo tena tres aos, ella mostr su carcter con lo que hizo para el servidor de Abraham. R. Isaac agreg: A pesar de todo lo que ella hizo para l, no se podra decir, sin embargo, categrica-mente que su carcter era realmente bueno. Pero lo aprendemos de otra fuente. Est escrito: "Como un lirio entre espinos, as yes mi amor entre las hijas" 111. Se puede tomar al lirio como simblico de la Comunidad de Israel que en medio de sus multitudes se asemeja a una rosa entre espinos. Pero hay una explicacin ms esotrica del versculo, y ,es esta: Isaac fue derivado del lado de Abraham, el cual era la corporizacin de la gracia superior (Jsed) y actu graciosamente hacia todas las creaturas, aunque representaba el atributo de la severidad. De otro lado, Rebeca se origin del lado de la severidad, pero se apart de su parentela y se uni a Isaac. A pesar de su origen, ella era de disposicin suave y de porte gracioso, de manera que en medio de la severidad que caracterizaba a Isaac ella era "como un lirio entre espinos". Y si no hubiera sido por su suavidad el mundo no habra sido capaz de resistir la severidad inherente a Isaac. De esta manera Dios constantemente une parejas de caracteres opuestos, uno, por ejemplo, de carcter severo con uno de tipo benigno, de manera que el mundo preserve su equilibrio.

    R. Jud continu con un discursa sobre el texto: E Isaac or al Seor por su esposa. Dijo: El trmino "or" implica la plegaria acompaada de ofrendas, en analoga con un trmino afn en el pasaje "As el Seor recibi oracin por el pas" 112, donde la plegaria estuvo tambin acompaada de ofrendas. Aqu est escrito primero "E Isaac or" y, luego est escrito "y el Seor dej que se orara a El", con lo que se indica que. un

    109 Salmos CXXXIV, 1. 110 Gnesis XXII. 23. 111 Cantar de los Cantares II, 2. 112 II Samuel XXIV, 25.

    27

  • El Zohar Tomo 2

    fuego celestial descendi para encontrar al fuego que ascenda de abajo. Segn otra explicacin, el trmino en hebreo que significa y or es afn al trmino que significa y excav, lo que importa que Isaac con sus plegarias cav un tnel que conduca derecho al departamento superior asignado a la fecundidad. As se elev encima de las influencias planetarias (Mazal), de la misma manera que Jana en su plegaria, de quien est escrito: "Y ella or al Seor" 113. De manera similar, el trmino en hebreo que significa y l dej que se le orara implica que el Seor mismo abri un camino para la plegaria de Isaac, con el resultado de que "Rebeca su mujex concibi". Observad que Isaac vivi con su mujer veinte aos sin tener hijos, por la razn de que Dios se deleita con la plegaria de los justos, con cuya plegaria alcanzan una santidad y purificacin ms elevada. Por eso no les otorga lo que necesitan hasta que ofrendan sus splicas. Y bien, observad que Abraham no suplic a Dios por hijos, a pesar de que Sara era estril, pues cuando dijo "He aqu que no me diste simiente" 114, no le entendi como una plegaria, sino como una mera afirmacin; en cambio, Isaac ofrend una plegaria en nombre de su mujer, pues confiaba en que l mismo no era estril. Esta confianza se basaba en su inspirado conocimiento de que Jacob estaba destinado a salir de 1 y producir doce tribus, pero no habra podido decir si sera de su esposa presente o de otra. De ah que or a Dios por su esposa, no por Rebeca.

    El joven hijo de R. Jud pregunt aqu al padre: Si es as, por qu Isaac no am a Jacob tanto como a Esa, sabiendo. como saba, que el primero criara doce tribus? Dijo el padre: Es sta una buena pregunta y la respuesta es la siguiente: Todas las creaturas de la misma especie se aman entre s y tienden la una hacia la otra. Y bien, se nos cuenta que Esa "naci rojizo", de un color que es emblema de la severidad. Haba as una afinidad entre Isaac, representativo de la severidad en lo alto y Esa, encarnacin de la severidad aqu abajo; y por esta afinidad Isaac lo am por encima de Jacob. De ah que leemos: "E Isaac am a Esa, porque coma de su cacera", donde el trmino que significa cacera sugiere la misma idea que el trmino similar ,en el versculo: "como Nimrod un potente cazador ante el Seor" 115

    R. Isaac dijo: Est escrito: Y los nios luchaban entre s dentro de e