ÚLTIMOS AÑOS

download ÚLTIMOS AÑOS

of 20

  • date post

    22-Jul-2015
  • Category

    Education

  • view

    2.100
  • download

    4

Embed Size (px)

Transcript of ÚLTIMOS AÑOS

  • LTIMOS AOS on Ramn Menndez Pidal nos habla de la gran aficin que D. Juan Gualberto profesaba a la msica, pues, aunque brevemente, le menciona al referirse a la msica instrumental1. Esta vocacin musical la manifiesta nuestro biografiado en

    su Obras en verso y prosa, pues, no en vano, en una de sus Notas al Arte Potica, de Horacio, describe como se form un comps musical a partir de otro ms complejo y, en otra parte de esta misma obra literaria, incluye un fragmento de una partitura.

    Iniciamos la bsqueda de datos ms precisos sobre este tema y nuestra labor se vio facilitada cuando D. Manuel Martn de Vargas, cura prroco de Encinasola, nos proporcion una carta del investigador alemn Udo Grub en la que hablaba de la aficin musical de D. Juan Gualberto, y reseaba su inclusin en el Diccionario Biogrfico - Bibliogrfico de efemrides de msicos espaoles, escrito por Baltasar Saldoni, en 1880.

    Considerable deba de ser su calidad como msico aficionado, pues as lo revelan dos hechos: Uno, el que figure en este importante diccionario y otro, el reconocido prestigio de los msicos que, cada mircoles, acudan a su casa para, junto con l, interpretar obras musicales.

    Ningn comentario que aadir a lo que se refleja en el tomo III de la obra de Saldoni, que dice as: Pgina. 335

    28 de Noviembre de 18572. - Muere en Madrid, calle de JACOMETREZO, num. 15, el Excmo. Sr. D. Juan Gualberto Gonzalez, A. msico violinista (Vease el dia 12 de Julio)

    Pgina. 31

    12 de Julio de 17773. - Nace en la villa de Encinasola, provincia de Huelva, dicesis de Sevilla, el Excmo. Sr. D. Juan Gualberto Gonzalez, ministro que habia sido de Estado, y el que firm el acta de la jura de la princesa Isabel (Vease el dia 28 de Noviembre.)

    En 1817 estableci en su casa una sociedad para tocar msica clsica, reducida a cuarteto de cuerda, en el que tomaba parte como segundo violn, hasta que por su edad y sus achaques no pudo desempear su papel, pero que sin embargo continuaron las reuniones musicales semanalmente, pues que le servan de un gran lenitivo a sus males y padecimientos.

    Para dar a conocer al Sr. Gonzalez como hombre de Estado y de ciencia en las artes, vamos a copiar la excelente cronologa que public el peridico La poca del miercoles 2 de diciembre de 1857, y por ella se vendr en conocimiento de lo que dejamos apuntado. Su autor fu Pedro Fernandez, seudnimo que us nuestro distinguido amigo el Sr. D. Ramon de Navarrete

    Al propio que nacia el futuro Francisco I4, bajaba a la tumba un sabio y un filsofo que figur mucho en los principios de este reinado y durante el anterior: hablo del

    1 Historia de Espaa, Ramn Menndez Pidal, Tomo XXXV**, pag. 233

    2 Esta fecha es errnea, pues, en la partida de defuncin figura el 27 de Noviembre.

    3 Existe un error en esta fecha, pues, como queda reflejado en la Partida de Bautismo, la correcta es el da 11 de Julio de 1777. 4 Cuando se public este artculo, el da 2 de diciembre de 1857, el autor del mismo supuso que al prncipe recin

    nacido, al tiempo que bajaba a la tumba D. Juan Gualberto, le iba a ser impuesto el nombre de Francisco, por ser hijo de Francisco de Ass, esposo de la reina Isabel II. El bautismo de este Prncipe tuvo lugar el da 7 de diciembre, a las cuatro de la tarde y, entonces, se le impusieron los nombres de ALFONSO, FRANCISCO, FERNANDO, PO, JUAN MARA DE LA CONCEPCIN, GREGORIO. Se trata del futuro Alfonso XII.

    El Diario Espaol del mircoles 2 de diciembre, respecto al nombre que se pensaba imponer al prncipe recin nacido, public lo siguiente:

    Como parece decidido que el recin nacido principe recibir en el bautismo el nombre de Francisco, que ser el primero en el catalogo de los reyes de Espaa, si Dios le otorga la dicha de ceir un da la corona que hoy resplandece en las sienes de su augusta madre, cree el Estado que en nuestra magnfica historia nacional

    D

  • Excmo. Sr. D. Juan Gualberto Gonzalez, individuo que fu del ministerio Cea Bermudez, senador del reino, y personaje digno de la mas alta estimacion por sus talentos, virtudes y probidad.

    El Sr. Gonzalez ha muerto en una edad avanzadsima, cerca de los ochenta aos, entre algunos fieles amigos y cariosos parientes, que han endulzado con su ternura y cuidados sus ltimos tiempos y los postreros instantes de su noble y honrosa vida, consagrada a su patria, a las artes y a las ciencias. En el antiguo secretario de Gracia y Justicia habia que considerar dos individuos distintos: El hombre de Estado, profundo, recto, lleno de firmsimas convicciones, y el poeta, el artista eminente; todos le conocian bajo el primer aspecto; muy pocos le conocen bajo el segundo. Y es porque sus obras literarias las guardaba para s solo, cuando mucho, se las leia a los que honraba con su ntima confianza; es porque los destellos de su musa, tmida y recelosa como una virgen, no iluminaban otros mbitos que los de su gabinete de estudios. As, entre el culto de la poesa y la msica, olvidado en su soledad, ha pasado cinco lustros; as, inspirndose con la una, cantando con la otra, ha tenido fuerzas y valor para soportar los dolores y las enfermedades que le abruman.

    Todos los mircoles, a las ocho de la noche, las puertas de la tranquila morada del Sr. Gonzalez, situada en la calle Jacometrezo, se abrian para recibir a un par de docenas de personas, que permanecian all hasta que resonaba la primera campanada de las once. Entonces se retiraban, sin aguardar un minuto ms, despidindose hasta el sbado prximo. Qu hacian? A qu venian? Quines eran los visitadores nocturnos del modesto e ilustre anciano? Uno se llamaba Jesus Monasterio5, y haca resonar muy a menudo las cuerdas de su inspirado violin en el saloncito de la calle Jacometrezo; otro Pedro Sarmiento6 , y los ecos de su dulcsima flauta resonaban en l igualmente con frecuencia; los restantes tenian nombres no menos gloriosos, y a todos los traia el mismo objeto noble y piadoso: el de hacer gustar al moribundo el nico placer de que disfrutaba: el oir las obras maestras de Beethoven, de Mozart, de Mendelsson, la msica clsica, en fin, de los antiguos compositores alemanes. Porque el Sr. Gonzalez miraba con profundo desden la escuela italiana y las sinfonas modernas; y Rossini, Bellini, Donizetti y Verdi estaban proscritos en sus conciertos, lo mismo que Thalberg, Balfe, Wagner y Paganini.

    Parecia que aquellas melodas grandiosas, solemnes y severas

    hay nombres mas ricos de recuerdos, nombres gloriosos que encierran fases enteras de nuestro desarrollo social, poltico y cientfico; tales son los Alfonsos, los Carlos, los Felipes, y los Fernandos. Hasta etimolgicamente estos nombres significan y envuelven idea, a diferencia del de Francisco, que segun nuestro colega, fue en su origen apodo, segun general creencia.

    Cuando El Diario Espaol dice que segun nuestro colega fue en su origen apodo se refiere a que esta misma noticia haba sido publicada en otro diario, en el que se afirmaba que el origen del nombre de Francisco era debido a que en Ass haba vivido un muchacho con buenos conocimientos del idioma francs, por lo que le llamaban Francesco. Este muchacho, con el tiempo, lleg a ser santo, San Francisco de Ass, y de aqu el citado nombre. 5 Excmo. Sr. D. Jess Monasterio y Ageros

    Naci, en Potes (Santander), el 21 de marzo de 1836. Violinista - compositor- director. Maestro de violn de la Escuela Nacional, primero de la Real Capilla, acadmico de nmero de la Real de Bellas Artes de San Fernando, Gran Cruz de la Orden americana de Isabel la Catlica, autor de varias obras musicales, individuo y fundador, con el Sr. Guelbenzu, de la Sociedad de Cuartetos, director de la Sociedad de Cuartetos, etc. Su biografa figura en el Diccionario tcnico, histrico y biogrfico de la msica, pag. 276, Madrid 1868, de Jos Parada y Barroto y en el Diccionario de la Msica, de Luisa Lacal, Madrid, 1900, pag. 302.

    (Del Diccionario Biogrfico-bibliogrfico de efemrides de msicos espaoles, escrito y publicado por Baltasar Saldoni, edicin de 1880, tomo 2, pag. 141) 6 D. Pedro Sarmiento

    Naci en Madrid, el 23 de Octubre de 1818. Flautista, profesor del conservatorio de la Real Capilla. Su biografa figura en el antes citado Diccionario tcnico, histrico y biogrfico de la msica, p. 348, Madrid 1868. (Del Diccionario Biogrfico-bibliogrfico de efemrides de msicos espaoles, escrito y publicado por Baltasar Saldoni, edicin de 1880, tomo 3, pag. 269)

  • reanimaban, vivificaban al enfermo; parecia que sus nervios se calmaban, que sus padecimientos disminuian con las tres horas de escogida msica de que gozaba semanalmente, y despues de las cuales se dorma con un sueo dulce y suave. Pero ay! que lleg el dia en que el blsamo no surti efecto; en que los achaques de la vejez triunfaron de la robustez del hombre, y una noche el alma pura y generosa se desprendi del cuerpo y se remont a los cielos.

    Slo dir un elogio del Sr. Gonzalez que su muerte ha sido sentida como si fuese la de un joven: que sus amigos; sus sobrinos y herederos le han llorado cual si hubiesen perdido un amoroso padre. Ahora les falta a unos y otros un deber que cumplir: el de publicar las obras inditas del ilustre difunto, enriqueciendo a la vez la literatura nacional.

    El Sr. Navarrete nos describe a un anciano cargado de achaques, no slo incapaz de interpretar al violn, sino ni siquiera de arrancarle unas notas de acompaamiento y, aade, que encontraba consuelo con la audicin de la msica clsica teutnica. A pesar del realismo y de la claridad de la descripcin que nos ofrece, es difcil captar el estado real de deterioro fsico en que se encontraba D. Juan Gualberto.

    Para completar esta imagen puede sernos de ayuda la comparacin de su bella firma de primeros