Trilce Completo Cesar Vallejo

download Trilce Completo Cesar Vallejo

of 96

  • date post

    02-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    61
  • download

    4

Embed Size (px)

Transcript of Trilce Completo Cesar Vallejo

  • TRILCE

    CSAR VALLEJO

    Laberintos

  • CSAR VALLEJO36

  • Trilce

    TRILCEEdicin de divulgacin basada en la de

    Ricardo Gonzlez Vigil (99)

    Lima, 2007 [Madrid, 1922]

    Laberintos

    Csar Vallejo

  • CSAR VALLEJO2

    2008 DERECHOS RESERVADOSDE ESTA EDICIN EN FORMATO ELECTRNICO

    Centro Peruano de Estudios Culturales

    Ediciones Laberintos es una marca comercial delCentro Peruano de Estudios Culturales

    Edicin distribuida por Pginas del Per S. A. C.www.paginasdelperu.com

    DIGITACIN

    Alumnos de la promocin 2003del Colegio Trilce Surco,

    dirigidos por Karem Robertson y scar Limache

    PRIMERA REVISIN

    Rosario Rivas Tarazona

    REVISIN FINAL

    Paul Forsyth

    DISEO Y DIAGRAMACIN

    Ana Mara Tessey

    SUPERVISIN Y EDICIN GENERAL

    scar Limache y Alexander Forsyth

    PINTURA DE PORTADA

    Ricardo Wiesse

  • Trilce 3

    NDICE DE LOS PRIMEROS VERSOS

    Quin hace tnta bulla, y ni deja 7

    Tiempo Tiempo. 8

    Las personas mayores 9

    Rechinan dos carretas contra los martillos

    Grupo dicotiledn. Oberturan 2

    El traje que vest maana 3

    Rumb sin novedad por la veteada calle 4

    Maana esotro da, alguna 5

    Vusco volvvver de golpe el golpe. 6

    Prstina y ltima piedra de infundada 7

    He encontrado a una nia 18

    Escapo de una nta, peluza a peluza. 19

    Pienso en tu sexo. 20

    Cual mi explicacin 21

    En el rincn aquel, donde dormimos juntos 22

    Tengo fe en ser fuerte. 23

    Destlase este 2 en una sola tanda, 24

    Oh las cuatro paredes de la celda. 25

    A trastear, Hlpide dulce, escampas, 26

    Al ras de batiente nata blindada 27

    En un auto arteriado de crculos viciosos, 28

    Es posible me persigan hasta cuatro 29

    Tahona estuosa de aquellos mis bizcochos 30

    Al borde de un sepulcro orecido 32

    Alfan alles a adherirse 33

    El verano echa nudo a tres aos 34

    Me da miedo ese chorro, 36

  • CSAR VALLEJO4

    He almorzado slo ahora, y no he tenido 37

    Zumba el tedio enfrascado 38

    Quemadura del segundo 39

    Esperanza plae entre algodones. 40

    999 caloras. 4

    Si lloviera esta noche, retirarame 42

    Se acab el extrao, con quien, tarde 43

    El encuentro con la amada, 44

    Pugnamos ensartarnos por un ojo de aguja, 45

    He conocido a una pobre muchacha 46

    Este cristal aguarda ser sorbido 47

    Quin ha encendido fsforo! 48

    Quin nos hubiera dicho que en domingo 49

    La Muerte de rodillas mana 50

    Esperaos. Ya os voy a narrar 5

    Quin sabe se va a ti. No le ocultes. 52

    Este piano viaja para adentro, 53

    Me desvinculo del mar 56

    La tarde cocinera se detiene 57

    Ciliado arrecife donde nac, 58

    Tengo ahora 70 soles peruanos. 59

    Murmurado en inquietud, cruzo, 60

    El cancerbero cuatro veces 62

    Mentira. Si lo haca de engaos, 63

    Y nos levantaremos cuando se nos d 64

    Quin clama las once no son doce! 66

    Forajido tormento, entra, sal 67

    Samain dira el aire es quieto y de una contenida 68

    Todos los das amanezco a ciegas 69

    Craterizados los puntos ms altos, los puntos 70

    En la celda, en lo slido, tambin 7

  • Trilce 5

    La esfera terrestre del amor 73

    Es de madera mi paciencia, 74

    Esta noche desciendo del caballo, 75

    Alfombra 77

    Amanece lloviendo. Bien peinada 78

    Hitos vagarosos enamoran, desde el minuto 79

    Madre, me voy maana a Santiago, 80

    Dobla el dos de Noviembre. 82

    Canta cerca el verano, y ambos 83

    Estamos a catorce de Julio. 84

    Qu nos buscas, oh mar, con tus volmenes 86

    Todos sonren del desgaire con que voy- 87

    Serpea el sol en tu mano fresca, 88

    Lento saln en cono, te cerraron, te cerr, 89

    Ha triunfado otro ay. La verdad est all. 90

    Hubo un da tan rico el ao pasado! 9

    Estis muertos. 92

    De la noche a la maana voy 93

    Graniza tnto, como para que yo recuerde 94

  • CSAR VALLEJO6

  • Trilce 7

    I

    Quin hace tnta bulla, y ni dejatestar las islas que van quedando.

    Un poco ms de consideracinen cuanto ser tarde, temprano,y se aquilatar mejorel guano, la simple calabrina tesreaque brinda sin querer,en el insular corazn,salobre alcatraz, a cada hialidea grupada.

    Un poco ms de consideracin,y el mantillo lquido, seis de la tarde DE LOS MS SOBERBIOS BEMOLES

    Y la pennsula prasepor la espalda, abozaleada, impertrritaen la lnea mortal del equilibrio.

  • CSAR VALLEJO8

    II

    Tiempo Tiempo.

    Medioda estancado entre relentes.Bomba aburrida del cuartel achicatiempo tiempo tiempo tiempo.

    Era Era.

    Gallos cancionan escarbando en vano.Boca del claro da que conjugaera era era era.

    Maana Maana.

    El reposo caliente an de ser.Piensa el presente gurdame paramaana maana maana maana.

    Nombre Nombre.

    Qu se llama cuanto heriza nos?Se llama Lomismo que padecenombre nombre nombre nombrE.

  • Trilce 9

    III

    Las personas mayoresa qu hora volvern?Da las seis el ciego Santiago,y ya est muy oscuro.

    Madre dijo que no demorara.

    Aguedita, Nativa, Miguel,cuidado con ir por ah, por dondeacaban de pasar gangueando sus memoriasdobladoras penas,hacia el silencioso corral, y por dondelas gallinas que se estn acostando todava,se han espantado tanto.Mejor estemos aqu no ms.Madre dijo que no demorara.

    Ya no tengamos pena. Vamos viendolos barcos el mo es ms bonito de todos!con los cuales jugamos todo el santo da,sin pelearnos, como debe de ser:han quedado en el pozo de agua, listos,etados de dulces para maana.

    Aguardemos as, obedientes y sin msremedio, la vuelta, el desagraviode los mayores siempre delanterosdejndonos en casa a los pequeos,como si tambin nosotros no pudisemos partir.

  • CSAR VALLEJO0

    Aguedita, Nativa, Miguel?Llamo, busco al tanteo en la oscuridad.No me vayan a haber dejado solo,y el nico recluso sea yo.

  • Trilce

    IV

    Rechinan dos carretas contra los martilloshasta los lagrimales trifurcas,cuando nunca las hicimos nada.A aquella otra s, desamada,amargurada bajo tnel camperopor lo uno, y sobre duras ljidaspruebas espiritivas.

    Tendime en sn de tercera parte,mas la tarde qu la bamos a hhazerse anilla en mi cabeza, furiosamentea no querer dosicarse en madre. Son los anillos.Son los nupciales trpicos ya tascados.El alejarse, mejor que todo,rompe a Crisol.

    Aquel no haber descolorado por nada. Lado al lado al destino y lloray llora. Toda la cancincuadrada en tres silencios.

    Calor. Ovario. Casi transparencia.Hse llorado todo. Hse entero veladoen plena izquierda.

  • CSAR VALLEJO2

    V

    Grupo dicotiledn. Oberturandesde l petreles, propensiones de trinidad,nales que comienzan, ohs de ayescreyrase avaloriados de heterogeneidad.Grupo de los dos cotiledones!

    A ver. Aquello sea sin ser ms.A ver. No transcienda hacia afuera,y piense en sn de no ser escuchado,y crome y no sea visto.Y no glise en el gran colapso.

    La creada voz reblase y no quiere ser malla, ni amor.Los novios sean novios en eternidad.Pues no deis 1, que resonar al innito.Y no deis 0, que callar tnto,hasta despertar y poner de pie al 1.

    Ah grupo bicardiaco.

  • Trilce 3

    VI

    El traje que vest maana no lo ha lavado mi lavandera:lo lavaba en sus venas otilinas,en el chorro de su corazn, y hoy no hede preguntarme si yo dejabael traje turbio de injusticia.

    A hora que no hay quien vaya a las aguas,en mis falsillas encaonael lienzo para emplumar, y todas las cosasdel velador de tnto qu ser de m,todas no estn masa mi lado. Quedaron de su propiedad,fratesadas, selladas con su triguea bondad.

    Y si supiera si ha de volver;y si supiera qu maana entrara entregarme las ropas lavadas, mi aquella lavandera del alma. Qu maana entrar satisfecha, capul de obrera, dichosade probar que s sabe, que s puede CMO NO VA A PODER!azular y planchar todos los caos.

  • CSAR VALLEJO4

    VII

    Rumb sin novedad por la veteada calleque yo me s. Todo sin novedad,de veras. Y fonde hacia cosas as,y fui pasado.

    Dobl la calle por la que rarasveces se pasa con bien, salidaheroica por la herida de aquellaesquina viva, nada a medias.

    Son los grandores,el grito aquel, la claridad de careo,la barreta sumersa en su funcin de ya! Cuando la calle est ojerosa de puertas,y pregona desde descalzos atriles trasmaanar las salvas en los dobles.

    Ahora hormigas minuterasse adentran dulzoradas, dormitadas, apenasdispuestas, y se baldan,quemadas plvoras, altos de a 1921.

  • Trilce 5

    VIII

    Maana esotro da, algunavez hallara para el hifalto poder,entrada eternal.

    Maana algn da,sera la tienda chapadacon un par de pericardios, parejade carnvoros en celo.

    Bien puede ancar todo eso.Pero una maana sin maana,entre los aros de que enviudemos,margen de espejo habrdonde traspasar mi propio frentehasta perder el ecoy quedar con el frente hacia la espalda.

  • CSAR VALLEJO6

    IX

    Vusco volvvver de golpe el golpe.Sus dos hojas anchas, su vlvulaque se abre en suculenta recepcinde multiplicando a multiplicador,su condicin excelente para el placer,todo ava verdad.

    Busco volvver de golpe el golpe.A su halago, enveto bolivarianas fragosidadesa treintids cables y sus mltiples,se arrequintan pelo por pelosoberanos belfos, los dos tomos de la Obra,y