Trabajo Final el techo de cristal

download Trabajo Final el techo de cristal

of 17

  • date post

    03-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    18
  • download

    0

Embed Size (px)

description

El techo de cristal 2º GIE

Transcript of Trabajo Final el techo de cristal

EL TECHO DE RISTAL Y EL TECHO DE CEMENTO.

TECHO DE CRISTAL

TECHO DE CEMENTO

2. GIEUNIVERSITAT POLITECNICA DE VALENCIA

ndice1.INTRODUCCIN22.DEFINICIONES.4 Techo de cristal.4 Techo de cemento53.HISTORIA53.1Pasado5Respecto a la educacin6Respecto al trabajo6Respecto a la sociedad62.1.Presente7Mujeres en altos cargos pblicos y privados8Participacin poltica, mujeres en cargos ejecutivos y en el Gobierno112.2.Futuro13

el Techo de Cristal, el Techo de Cemento y la mujer en el liderazgo.Katya Guadalupe Avendao RodrguezBeln Martnez LaosaElena Mancls GimenoM Cruz del Ro MolinaResumenMximo 150 palabras Mximo 150 palabras Mximo 150 palabras Mximo 150 palabras Palabras clave: Mujer, techo de cristal, techo de cemento, sociedad, impedimentos, evolucin, economaINTRODUCCINEl reloj de Ins suena antes de las siete en la casa de la colina. Acciona la perilla para calentar el calentador de agua y toma un t mientras mira el noticiero alemn con el que se pone al da. Se ducha con un hilito de agua que cae desde arriba y unos bidones que la esperan abajo por si se corta el suministro justo cuando est enjabonada. Eso suele suceder todos los das. En la casa de Ins tampoco hay luz. Slo un generador mnimo para encender unas lmparas de emergencia y la televisin satelital. Afuera siempre hay dos policas. A las ocho y media la pasa a buscar su chofer: una tanzana viuda que mantiene a sus cuatro hijos. A esa hora es cuando Ins se transforma en la doctora Weinberg. Jueza del Tribunal Penal Internacional para Ruanda de la ONU, que fue acogido por Tanzania para trabajar sobre uno de los genocidios ms brutales del siglo XX. All, vive en una ciudad llamada Arusha. Es la nica jueza latinoamericana.

Sus das transcurren de la casa al tribunal y vuelta. As, desde octubre de 2005 cuando, con el acuerdo de su esposo -tambin abogado- y de su hijo adolescente, dej la comodidad de su casona de Barrio Parque y una vida tranquila para emprender su viaje de tres aos a frica.Ruanda es un pequeo pas mediterrneo, del tamao de Tucumn, en el que viven 9 millones de personas. Ms conocido por ser el escenario de "Gorilas en la niebla", la pelcula sobre la cientfica que dedic su vida a estudiar a esos animales, que por la masacre de casi un milln de ruandeses asesinados a machetazos a mediados de los 90. El torbellino de violencia se desat en horas cuando, el 6 de abril de 1994, derribaron el avin en el que viajaba el presidente Juvenal Habyarimana a su regreso de Tanzania, donde se discuta un acuerdo de paz."Mi vida no es muy distinta a la de los detenidos", compara la jueza que eligi a una chofer mujer para trasladarse por calles sin asfalto en las que se recomienda no ir a pie para no arriesgar la vida.- El ambiente de la justicia internacional es hostil para una mujer?Cuando recin llegu era una jueza ms. Me enviaron a la Cmara de Apelaciones, donde era la nica entre seis hombres. Mis colegas tenan un sistema de trabajo que consista en que los hombres se reunan entre ellos y llegaban a la conclusin de cmo haba que resolver una cuestin. Luego me lo comunicaban. Pero oh, sorpresa!, se encontraron con que yo era una mujer que quera saber qu firmaba. La reaccin era "pero si esto ya est resuelto". Es muy fcil poner mujeres en los cargos pero que la decisin la sigan tomando ellos.- Cmo ve el ascenso de la mujer en Argentina?En el rea que manejo, que es la Justicia, el ascenso es relativo. Hay muchas mujeres ocupando secretaras porque los jueces las prefieren por su fama de prolijidad. En cargos superiores empiezan a ser ms cuando el varn se retrae porque los sueldos son bajos.- Cmo logr usted ocupar un lugar en el Tribunal para Ruanda?Creo, pude acceder porque eleg frica. Porque no haba hombres a quienes les interesara ese destino. Yo dira que, aunque falta mucho, la Argentina est ms evolucionada que otras partes del mundo en participacin femenina. Europa es mucho ms tremenda. Es difcil para la mujer, todava, acceder a los cargos cuando a los hombres tambin les interesan.- Es optimista con el tema de la participacin femenina?Soy optimista. No creo que haya que pelear el 50 por ciento del cupo para las mujeres en el Congreso. Yo lo dejara con el 30, porque luego quienes van a pelear por el cupo sern los hombres.- Cmo hizo para conciliar trabajo y vida familiar?No podra hacerlo sin el apoyo de mi marido y de mi hijo. Decidimos que ellos se quedaran porque de esa forma yo puedo trabajar sin sentir que estoy arruinando sus vidas al llevarlos a un lugar como Arusha. Nos vemos cada tres o cuatro meses.- Cul es el rol de las mujeres en la reconstruccin luego de un desastre como el de Ruanda?Despus del genocidio, el 70 por ciento de los sobrevivientes eran mujeres. Ellas enterraron a sus muertos, asistieron a medio milln de hurfanos, tomaron a su cargo oficios no tradicionales. Hoy ocupan el 49 por ciento de los escaos en la Asamblea Nacional y producen la mayor parte de los alimentos. La historia reciente revela que son las mujeres las protagonistas de la reconstruccin posterior a las peores crisis.Pez, N. (2008). Es difcil para la mujer, todava, Clarn.comComenzamos con un caso real plasmado en unas lneas de la revista Clarn, la protagonista nos cuenta que a pesar de estar en el siglo veintiuno an es difcil acceder o que tomen en serio a las mujeres en puestos tradicionalmente de hombres. Sin embargo, es notoria la actitud de Ins Weinberg, de dejar a su familia en su pas, estar a gran distancia de ellos y seguir subiendo escalones en su mbito laboral. Esta mujer, nos cuenta que con ayuda de su marido e hijos, ha sido capaz de superar la barrera emocional que poda evitarle ascender en su trabajo, ms conocido como techo de cemento. A lo largo de las siguientes pginas hablaremos sobre este obstculo invisible que impide el progreso en la carrera profesional de las mujeres en las empresas especialmente cuando se acercan a la cumbre. Aun as, existe otra barrera a superar por el gnero femenino en el proceso de su inclusin en la vida pblica, el llamado techo de cristal.Siendo el techo de cristal y el techo de cemento temas de actualidad, en el presente trabajo abarcaremos como ha ido evolucionando al paso de los aos, como se encuentra en la actualidad, centrndonos en la mujer y el liderazgo y como se estima que ser en el futuro, tambin se citaran algunos casos de mujeres. Incluiremos los datos que hemos obtenido al realizar una encuesta realizada por la Universidad de Sevilla. DEFINICIONES.

Para continuar con el desarrollo de este trabajo, es conveniente describir cada techo, para as diferenciarlo y estudiar sus causas y consecuencias en la sociedad.Techo de cristal.ElTecho de cristal es un obstculo invisible pero presente, slido e infranqueable en la carrera laboral de las mujeres, difcil de traspasar, que no las deja crecer, que impide el progreso en la carrera profesional de las mujeres en las empresas especialmente cuando se acercan a la cumbre. Muchas mujeres rozan con la punta de los dedos, este techo que se impone sobre sus capacidades. La idea de invisibilidad se justifica porque su existencia no es explcita, es decir, no existen leyes dispositivos sociales ni cdigos visibles establecidos que impongas a las mujeres semejante limitacin, pero sus consecuencias son muy visibles. Y aqu no hay dudas, porque los datos las muestran: baja presencia en los niveles directivos, diferencias salariales, desigual carga de trabajo, etctera.Se trata de prejuicios extendidos para confiar en las mujeres puestos de responsabilidad, pagar un salario y otorgar una categora similar por las mismas funciones al considerar que se conformar con menos, as como sutiles prcticas patriarcales del mundo de los negocios, como el tipo de reuniones, el corporativismo masculino o el amiguismo.Techo de cemento.ElTecho de Cementose lo autoimpone la mujer para crecer poltica, social o empresarialmente, al decidir no querer promocionarse por el alto coste personal y familiar que va a tener el nuevo puesto. Las mujeres, inconscientemente o no, se creen las principales responsables del cuidado de la familia y el hogar. En muchos casos la maternidad coincide, con el momento de desarrollo profesional clave para acceder a puestos superiores. La ausencia de verdaderas polticas de conciliacin de vida laboral y personal, dificulta la decisin de la mujer. Muchas decisiones son derivadas de miedos- y por otra parte de la estructura empresarial: escasa flexibilidad, horarios complicados, reuniones tardas, viajes, fomento de la presencia en la oficina ms que el trabajo por objetivosEste concepto tiene que ver con la educacin sexista, la organizacin del tiempo en las empresas (sin tener en cuenta la conciliacin) o la forma en la que histricamente se establecen las jerarquas en las corporaciones. Para vencer este techo, muchas mujeres tienen como nica opcin adaptarse a estructuras laborales, horarios y dinmicas masculinas.HISTORIACmo se estableci la jerarqua de los sexos? Algunas de las claves ms importantes para responderla se encuentran en la historia.3.1 Pasado

Tomaremos como punto de partida la diferente situacin de hombres y mujeres en el periodo que precedi a la agricultura. Aquellos que tenan el privilegio de la fuerza fsica, los varones- a pesar que hubiera mujeres fuertes y resistentes- asuman las tareas de defensa. Las vidas de las mujeres estaran lastradas por la reproduccin. Los largos periodos de impotencia-pensemos en los embarazos casi continuos- supondran para las mujeres un obstculo que las alejara de determinadas funciones dentro del grupo, que seran asumidas por los varones: defensa, caza, pesca Todo aquello habra establecido una diferencia fundamental entre las posibilidades de desarrollo humano de unas y otros, en un contexto en que el control tcnico sobre el cuerpo y sus servidumbres era prcticamente inexistente: ellas tienen enormemente limitadas sus posibilidades de accin.() engendrar, amamantar no son actividades, son funcione