Toque Crítico de Martín Esparza Flores: Una Nueva Central de Trabajadores

of 1/1
Siempre! 8 de abril de 2012 Martín Esparza FlorEs E l avasallamiento que los poderes empresarial y político han hecho en contra de los derechos labo- rales de los millones de trabajadores en México ha conducido a organiza- ciones sociales, catedráticos univer- sitarios y sindicatos independientes, a la serena y profunda reflexión so- bre la apremiante necesidad de fundar una nueva central de trabajadores en el país que frene el desmantelamien- to sistemático de las conquistas socia- les adquiridas por la clase trabajadora y que ahora como nunca buscan ser borradas de la Constitución y de la Ley Federal del Trabajo, mediante la pre- tendida reforma laboral que impulsan el PAN y el PRI. Nunca antes un gobierno dio tan- tas muestras de intolerancia y perse- cución contra los sindicatos indepen- dientes. A gremios como el de los mi- neros o de los electricistas del SME se les ha negado la justicia, pero, en contrasentido, con Felipe Calderón, el charrismo sindical y su caduco corpo- rativismo expresado a través de obso- letas centrales como la CTM, han te- nido protección y cobijo para jugar el triste y vergonzante papel de compar- sas y esquiroles. Pruebas de tan indignante com- plicidad y subordinación hay por do- quier. Una de las más evidentes ha sido el caso de los mineros de la sec- ción 65 de Cananea a quienes la Jun- ta Federal de Conciliación y Arbitraje les negó el derecho a huelga. Cínica- mente, poco tiempo después, la mina reinició sus operaciones bajo la com- placencia de las autoridades laborales que de inmediato se aprestaron a re- conocer otro sindicato de filiación ce- temista que contrató nuevos trabaja- dores pero con salarios y prestaciones muy inferiores a los que había con- quistado el sindicato minero. En la antes zona de influencia de Luz y Fuerza del Centro, otro charro cetemista, Víctor Fuentes del Villar, puso de tapete al SUTERM permitien- do que la CFE admita que infinidad de empresas contratistas presten un ser- vicio de mala calidad en perjuicio de la lucha del SME por recobrar su fuente laboral, y de los propios de los usua- rios. Este modelo de corporativismo sin- dical, anacrónico y corrupto, debe ser desplazado por el bien de los traba- jadores, pues también bajo su com- placencia existen miles de contratos de protección que permiten a empre- sarios voraces y poderosas cadenas trasnacionales pisotear los derechos laborales de millones de mexicanos. Por eso, es apremiante que en una convocatoria nacional, organizaciones sociales, académicos y sindicatos in- dependientes, sentemos las bases de una nueva central de trabajadores que luche por sus derechos pero también por los de los campesinos y los demás sectores sociales que sufren los em- bates de un poder empresarial, aliado con un poder político que ha no sabi- do equilibrar con la justa aplicación de las leyes laborales, las relaciones entre el capital y el trabajo. Sin comparsas ni esquiroles Una nueva central de trabajadores Fotografía: Agencia El Universal Electricistas en lucha.
  • date post

    13-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    217
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Toque Crítico de Martín Esparza Flores: Una Nueva Central de Trabajadores

Transcript of Toque Crítico de Martín Esparza Flores: Una Nueva Central de Trabajadores

  • Siempre! 8 de abril de 2012

    Martn Esparza FlorEs

    El avasallamiento que los poderes empresarial y poltico han hecho en contra de los derechos labo-rales de los millones de trabajadores en Mxico ha conducido a organiza-ciones sociales, catedrticos univer-sitarios y sindicatos independientes, a la serena y profunda reflexin so-bre la apremiante necesidad de fundar una nueva central de trabajadores en el pas que frene el desmantelamien-to sistemtico de las conquistas socia-les adquiridas por la clase trabajadora y que ahora como nunca buscan ser borradas de la Constitucin y de la Ley Federal del Trabajo, mediante la pre-tendida reforma laboral que impulsan el PAN y el PRI.

    Nunca antes un gobierno dio tan-tas muestras de intolerancia y perse-cucin contra los sindicatos indepen-dientes. A gremios como el de los mi-neros o de los electricistas del SME se les ha negado la justicia, pero, en contrasentido, con Felipe Caldern, el

    charrismo sindical y su caduco corpo-rativismo expresado a travs de obso-letas centrales como la CTM, han te-nido proteccin y cobijo para jugar el triste y vergonzante papel de compar-sas y esquiroles.

    Pruebas de tan indignante com-plicidad y subordinacin hay por do-quier. Una de las ms evidentes ha sido el caso de los mineros de la sec-cin 65 de Cananea a quienes la Jun-ta Federal de Conciliacin y Arbitraje les neg el derecho a huelga. Cnica-mente, poco tiempo despus, la mina reinici sus operaciones bajo la com-placencia de las autoridades laborales que de inmediato se aprestaron a re-conocer otro sindicato de filiacin ce-temista que contrat nuevos trabaja-dores pero con salarios y prestaciones muy inferiores a los que haba con-quistado el sindicato minero.

    En la antes zona de influencia de Luz y Fuerza del Centro, otro charro cetemista, Vctor Fuentes del Villar, puso de tapete al SUTERM permitien-do que la CFE admita que infinidad de

    empresas contratistas presten un ser-vicio de mala calidad en perjuicio de la lucha del SME por recobrar su fuente laboral, y de los propios de los usua-rios.

    Este modelo de corporativismo sin-dical, anacrnico y corrupto, debe ser desplazado por el bien de los traba-jadores, pues tambin bajo su com-placencia existen miles de contratos de proteccin que permiten a empre-sarios voraces y poderosas cadenas trasnacionales pisotear los derechos laborales de millones de mexicanos.

    Por eso, es apremiante que en una convocatoria nacional, organizaciones sociales, acadmicos y sindicatos in-dependientes, sentemos las bases de una nueva central de trabajadores que luche por sus derechos pero tambin por los de los campesinos y los dems sectores sociales que sufren los em-bates de un poder empresarial, aliado con un poder poltico que ha no sabi-do equilibrar con la justa aplicacin de las leyes laborales, las relaciones entre el capital y el trabajo.

    Sin comparsas ni esquiroles

    Una nueva central de trabajadoresFotografa: Agencia El Universal

    Electricistas en lucha.