Toque Crítico de Martín Esparza Flores: Nueva Ley de Amparo

of 1/1
Martín Esparza FlorEs L uego de los estropicios cometidos por los ministros de la Corte en enero pasado tras los ambivalentes fallos de Florence Cassez y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), el presidente Enrique Peña Nieto anunció con fanfarrias, el pasado 3 de abril, la entrada en vigor de la Nueva Ley de Amparo que, a decir de los inte- grantes del alto tribunal, ampliará la esfera de protección de los derechos humanos en el ámbito del Poder Judicial de la Federación. La nueva ley puede ser la panacea, según admiten expertos juristas, el problema de fondo es y seguirá sien- do la probidad ética y moral de quienes sean los encar- gados de ejecutarla porque, como el país lo ha atestigua- do, no puede confiarse la correcta aplicación del derecho a funcionarios judiciales que carecen de un alto sentido de responsabilidad y honorabilidad, más propensos a los reflectores, a la vida palaciega y a la rimbombante decla- ración pública, que a la ejecución pulcra y sin consiga de los ordenamientos constitucionales. Hace unos meses y mientras se esperaba la aproba- ción final del reglamento de la flamante ley, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea señaló enfático que el Poder Judicial estaba preparado para aplicar la reforma en materia de amparo “aunque la ley reglamentaria esté detenida en el Congreso”. Y casi en una función de prócer de la justicia, expresó: “esta nueva Ley de Amparo, junto con la reforma constitucional en materia de derechos humanos, forman un sistema integral para el desarrollo y la protección de los derechos fundamentales que sin duda necesitaba México”. Adelantó el integrante de la Corte que entre los princi- pales avances del innovador ordenamiento se podían contemplar una mayor protección a los derechos funda- mentales y a los derechos humanos así como el privilegiar la ponderación que deberían hacer los jueces entre la apariencia del buen derecho y la no afectación al interés social. Ambas premisas brillaron por su ausencia y fueron ignoradas cuando los ministros de la Corte decidieron exonerar como patrón sustituto de los trabajadores de la extinta Luz y Fuerza al presidente de la república. Una cosa es segura y los mexicanos lo sabemos a pie juntillas: no importa cuántas reformas judiciales se hagan y qué grado de buenas intenciones contengan. Todo pro- seguirá sumido en el eterno gatopardismo judicial si no desterramos a nuestros pésimos funcionarios judiciales como los que ahora se han enquistado en el máximo órgano de justicia del país y en buena parte del Poder Judicial de la Federación. 14 de abril de 2013 De los dichos a los hechos Nueva Ley de Amparo, catálogo de buenos propósitos Siempre! Todo proseguirá sumido en el eterno gatopardismo judicial si no desterramos a nuestros pésimos funcionarios judiciales.
  • date post

    21-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Toque Crítico de Martín Esparza Flores: Nueva Ley de Amparo

Transcript of Toque Crítico de Martín Esparza Flores: Nueva Ley de Amparo

  • Martn Esparza FlorEs

    Luego de los estropicios cometidos por los ministrosde la Corte en enero pasado tras los ambivalentesfallos de Florence Cassez y el Sindicato Mexicanode Electricistas (SME), el presidente Enrique Pea Nietoanunci con fanfarrias, el pasado 3 de abril, la entrada envigor de la Nueva Ley de Amparo que, a decir de los inte-grantes del alto tribunal, ampliar la esfera de proteccinde los derechos humanos en el mbito del Poder Judicialde la Federacin.

    La nueva ley puede ser la panacea, segn admitenexpertos juristas, el problema de fondo es y seguir sien-do la probidad tica y moral de quienes sean los encar-gados de ejecutarla porque, como el pas lo ha atestigua-do, no puede confiarse la correcta aplicacin del derechoa funcionarios judiciales que carecen de un alto sentidode responsabilidad y honorabilidad, ms propensos a losreflectores, a la vida palaciega y a la rimbombante decla-racin pblica, que a la ejecucin pulcra y sin consiga delos ordenamientos constitucionales.

    Hace unos meses y mientras se esperaba la aproba-cin final del reglamento de la flamante ley, el ministroArturo Zaldvar Lelo de Larrea seal enftico que elPoder Judicial estaba preparado para aplicar la reformaen materia de amparo aunque la ley reglamentaria estdetenida en el Congreso. Y casi en una funcin de prcerde la justicia, expres: esta nueva Ley de Amparo, juntocon la reforma constitucional en materia de derechos

    humanos, forman un sistema integral para el desarrollo yla proteccin de los derechos fundamentales que sinduda necesitaba Mxico.

    Adelant el integrante de la Corte que entre los princi-pales avances del innovador ordenamiento se podancontemplar una mayor proteccin a los derechos funda-mentales y a los derechos humanos as como el privilegiarla ponderacin que deberan hacer los jueces entre laapariencia del buen derecho y la no afectacin al interssocial. Ambas premisas brillaron por su ausencia y fueronignoradas cuando los ministros de la Corte decidieronexonerar como patrn sustituto de los trabajadores de laextinta Luz y Fuerza al presidente de la repblica.

    Una cosa es segura y los mexicanos lo sabemos a piejuntillas: no importa cuntas reformas judiciales se hagany qu grado de buenas intenciones contengan. Todo pro-seguir sumido en el eterno gatopardismo judicial si nodesterramos a nuestros psimos funcionarios judicialescomo los que ahora se han enquistado en el mximorgano de justicia del pas y en buena parte del PoderJudicial de la Federacin.

    14 de abril de 2013

    De los dichos a los hechosNueva Leyde Amparo,

    catlogo de buenos propsitos

    Siempre!

    Todo proseguir sumido en eleterno gatopardismo judicial si no desterramos a nuestros

    psimos funcionarios judiciales.

    esparza-aguilar_Maquetacin 1 4/10/13 2:05 PM Page 1