Tigaiga Esculturas

download Tigaiga Esculturas

of 34

  • date post

    14-May-2015
  • Category

    Travel

  • view

    1.430
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Un paseo entre esculturas enmarcado en las celbraciones del 50 aniversario del hotel Tigaiga - Puerto de la Cruz www.tigaiga.com

Transcript of Tigaiga Esculturas

  • 1.?Qu ocurre en el Jardn? J a r d n C a ro l i n a H ot e l Ti g a i g a Pa r q u e Ta o r o P u e r t o d e l a C r u z?

2. Qu ocurre en el Jardn? del 9 al 31 de mayo de 2009 Jardn Carolina Hotel Tigaiga Parque Taoro Puerto de la Cruz Organiza: Comisario: Hotel Tigaiga 50 AniversarioJulio EspinosaColaboran:Catlogo: Gobierno de CanariasFotografas: Celestino Gonzlez Cabildo de Tenerife Diseo y Maquetacin: ymanera.com rea de Cultura del Excmo. Ayto. de Puerto de la Cruz Impresin: colorym.com 3. Saluda Pudiera parecer que cincuenta aos en la vida de una actividad empresarial es, relativamente, un espacio corto de tiempo.Pero medio siglo en una actividad empresarial familiar, relacionada con el turismo en Canarias, y mantenida de manera continuada con altos ndices de calidad es, adems de un xito indudable de gestin, un ejemplo de constancia y de tenacidad.Y esto es lo que ocurre con la actividad turstica y alojativa que ha protagonizado durante cinco dcadas el Hotel Tigaiga del Puerto de la Cruz.Tras una larga trayectoria marcada por la oferta de un servicio de alta calidad, con una amplsima experiencia en el cuidado del medio ambiente y el desarrollo de una industria sostenible, el Hotel Tigaiga celebra sus Bodas de Oro acercndose, de una manera singular, al mundo de la cultura.Esta iniciativa, enmarcada en la realizacin de esta exposicin de esculturas al aire libre de autoras y autores ca- narios, en los cuidados jardines del hotel, refuerza una vez ms ese componente de oferta de calidad que pone a disposicin el Tigaiga para sus clientes y pblico en general.No es casualidad que una actividad empresarial, y ligada al turismo, busque en las actividades culturales tambin un referente de su oferta. Es visin de futuro.Siendo el turismo nuestro principal motor econmico, es indudable que la actividad cultural comienza a ocupar un espacio importante en la generacin de activos econmicos y de empleo en Canarias, y que nuestros visitantes, cada vez en mayor medida, solicitan la participacin en eventos culturales unidos a nuestra tradicional oferta de sol y playa.As, tradicin en la empresa familiar, gestin impecable, cuidado del medio ambiente y cultura, se dan la mano para consolidar la apuesta de calidad que el Hotel Tigaiga realiza en la industria turstica de nuestra isla. Con cabeza y con mucho corazn. Felicidades.Milagros Luis Brito Consejera de Educacin, Universidades, Cultura y Deportes Gobierno de Canarias 4. La Familia Talg en Tenerife El turismo en el Puerto de la Cruz siempre se ha beneficiado de la iniciativa de un buen grupo de extranjeros. En 1958 se aprob el Plan General de Ordenacin Urbana y Rural, que en la prctica significaba el trazado de la avenida de Coln y la urbanizacin prxima a la playa de Martinez, todo bajo la batuta del alcalde Isidoro Luz Car- penter. A finales de la dcada de 1950 ya el pequeo territorio portuense atrajo la atencin de inversores extranjeros, como Nerburghvan de Putte, que construy el hotel Blgica, Ernest Schaefer, responsable de la construccin del hotel Concordia Playa, George Uberreiter edificando el hotel Guajara, o nacionales como Cndido Lus Garca Sanjun, constructor del hotel Tenerife Playa, entre otros. Dentro de este contexto del desarrollo del turismo local cabe destacar la familia Talg. Con unos planos existentes desde 1956 segn proyecto del arquitecto Flix Senz Marrero, que muri ese mismo ao, Enrique Talg Schulz, pone en marcha la construccin del anhelado hotel de categora 1 A, al que se le pondra el nombre de Tigaiga, a propuesta de su joven hijo, Enrique Talg Wyss. El edificio se inici y termin en diciembre de 1958 con 24 habitaciones dobles. Al principio el hotel consisti en una sola planta y se inaugur en el ao siguiente, 1959. Pronto, comenzaron reformas para su mejora. A lo largo de los aos 1961 y 1962 el inmueble es ampliado y duplicada su capacidad alojativa. Se aaden ascensor, salones, bar, tienda de souvenirs; las habitaciones estaban equipadas de servicios de bao, ducha, lavabo, W.C., bid y clavija para mquina de afeitar de 110V, as como telfono y balcn con vistas al mar y la montaa. Hasta nuestros das su composicin es de setenta y seis habi- taciones y siete junior suites, espaciosas e insonorizadas y equipadas profusamente de los mximos elementos de confortabilidad para hacer ms grata la estancia. En 1964 se dot de piscina climatizada y en 1982 cont con ins- talacin de paneles solares, una de las energas renovables, particularmente del grupo no contaminante, conocida como energa limpia o energa verde, siendo de esa manera el primer hotel de Canarias en usarla.Hoy el hotel Tigaiga, cuatro estrellas, situado en el enclave del Parque Taoro, una de las zonas del Puerto de la Cruz privilegiada y representativa en la historia del turismo de la ciudad, es uno de los hoteles, sin duda, con ms certificados y reconocimientos de toda Espaa, habiendo sido pionero en casi todas ellas. Pero, a diferencia de otros destacados protagonistas en la industria hotelera de la ciudad, establecida fun- damentalmente en el momento de la expansin urbanstica de las dcadas 1950/60, la familia Talg se establece en los mismos inicios del despertar del turismo en las islas. Cuando Enrique Talg Schulz lleg a Tenerife en 1922, arrend el hotel Quisisana en Santa Cruz, cons- truido en 1904 por Enrique Wolfson, para regentarlo desde el ao de su llegada, 1922, hasta 1939, fecha en que se clausur por los difciles momentos histricos que atravesaba el pas, fin de la cruenta Guerra Civil de Espaa y comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Tambin era concesionario de los servicios del restaurante del Gran Hotel Peinador, de Mondariz (Pontevedra), en verano, balneario existente desde 1874, muy famoso por aquellos 5. tiempos y al que acudan hacendados y nobles espaoles para su convalecencia. La actividad de Talg Schulz era frentica. Tena en verano el restaurante de Mondariz y en el invierno el hotel Quisisana, adems de colaborar en la administracin del hotel Taoro, el cual acabara arrendndolo desde 1953 hasta 1963, y en los aos de 1950 intent arrendar el hotel Metropol de Las Palmas de Gran Canaria con el nimo de extender sus negocios.En estas dcadas se propuso y consigui hacer un viaje de propaganda turstica por el extranjero. Visit ms de diez pases europeos, divulgando las bellezas naturales y paisajsticas de Tenerife y la benignidad de su clima subtropical. Invit a los jefes de las ms prestigiosas agencias de viaje de Suiza, Dinamarca, Alemania, entre otros, a visitar la isla, consiguiendo con su accin directa ms de 125 contratos que proporcionaron de inmediato un nmero importante de turistas de elevado poder adquisitivo.Mientras Enrique Talg Schulz se encontraba en Galicia, el 26 de octubre de 1924 naci en Vigo su nico hijo, Enrique Talg Wyss. Como su padre, Enrique Talg, como lo tratbamos los que le conocimos, fue un empre- sario lleno de iniciativas. Ya en los aos 1950 intent arrendar el hotel Playa, en la playa de Las Canteras de Las Palmas y el hotel Santa Brgida, de Tafira, tambin en Gran Canaria. Pero al final, se qued con su propio hotel, el Tigaiga, del cual su padre poco disfrut al fallecer en 1962. A Enrique Talg se le debe algunas de las iniciativas tursticas ms destacadas cuando estuvo en el ayun- tamiento. Por sealar algunas, fue el responsable del actual escudo herldico de la ciudad, al encargrselo al arzobispo titular de Xanthus, Bruno Bernard Heim, con el que mantuvo una estrecha amistad; tambin logr la promocin del senderismo en el valle de La Orotava y, en general, de Tenerife, ejemplo a seguir en el resto de las islas. Esta prctica adquiri categora de actividad turstica desde 1972 y desde entonces experiment un considerable auge como resultado de su persistente y valiosa labor. Talg Wyss fue uno de los principales promotores del Plan de Excelencia Turstica del valle de La Oro- tava de tanta relevancia para Tenerife, que entre cuyos objetivos estaba la recuperacin paisajstica y fomento del turismo verde o ecolgico, pero no suficientemente respetado en su compromiso por la defensa de la belleza natural de nuestros paisajes y caminos. Hoy en da, hablar de Enrique Talg es hablar del hotel Tigaiga. Y a la viceversa. Hablar del Hotel Tigaiga es hablar de Enrique Talg. Sus hijos, rsula, Irene y Enrique, permanecen al frente del hotel, toda una respon- sabilidad si se tiene en cuenta el alto listn dejado por sus ascendentes, abuelo y padre. As todo, con ellos, el establecimiento, centro de descanso, confort y con sus modlicos jardines, sigue siendo merecedor de numerosos galardones nacionales e internacionales.Nicols Gonzlez Lemus La Orotava, mayo de 2009 6. Que ocurre en el Jardn? Hace unos das, se estaba preparando una exposicin de escultores, en un bonito jardn. Uno de los escultores, Julio Espinosa, me llam y me dijo: Te voy a buscar cuando salgas del trabajo para que veas, lo que estamos haciendo.Sub con l a ver las obras, al llegar y ver el jardn y a los artistas con sus creaciones; mi reaccin fue de asombro, en mi vida (y ya tengo mis aos) haba visto nada igual, no daba crdito a lo que vean mis ojos.Me pregunt qu est ocurriendo en el jardn, qu poder tiene para que el ser humano se transforme, estn tan unidos, tan alegres?. Ponan tanto amor en lo que estaban haciendo, que pareca que la naturaleza los haba absorbido.Era tal la simbiosis entre la luz que emanaba de las flores y su perfume era tan maravilloso, que no sala de mi asombro. Pero qu es lo que ocurre en el jardn que es capaz de cambiar a los seres humanos? Pero claro, estos no eran unos seres humanos normales y corrientes, eran artistas y ellos tienen un don, no slo el de crear, sino tambin el don de trabajar divirtindose con lo que han creado.A medida que iban llegando los artistas, con sus esculturas, eran recibidos por los dems con alegra, si la escultura pesaba mucho no importaba, todos ayudaban, y entre todos, buscaban el lugar ms idneo para cada escultura.Era un ambiente, de alegra,