Teorias de Localizacion

download Teorias de Localizacion

of 81

  • date post

    07-Dec-2014
  • Category

    Documents

  • view

    115
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Teorias de Localizacion

TEORIAS DE LOCALIZACION

1

1. IntroduccinLa literatura econmica reciente, especialmente aquella que se ocupa de explicar las causas del crecimiento econmico, ha focalizado su anlisis en el papel del territorio y de sus determinantes histricos. La introduccin de la dimensin espacial en la teora econmica convencional supone modificaciones rigurosas a los resultados tradicionales del anlisis competitivo, sobre todo en referencia a su influencia sobre la organizacin industrial local y su capacidad de potenciar el crecimiento. Las decisiones locacionales, mediante las cuales se elige un lugar determinado para instalar una empresa, generan una distribucin espacial de las actividades econmicas, que pueden estar concentradas en algunos puntos o dispersas por todo un territorio. Estas decisiones pueden obedecer a ciertas regularidades o ser totalmente aleatorias. La teora tradicional de la localizacin ha tenido un enfoque incompleto ante el problema de explicar los patrones de localizacin y los factores que los determinan, muchas veces sin siquiera hacer explcitos los mecanismos microeconmicos que inducen a las empresas y a los consumidores a ubicarse los unos cerca de los otros. Los avances en la teora de la organizacin industrial y del crecimiento econmico, ocurridos durante la dcada de los setenta, han permitido la aparicin de modelos basados en los principios de la competencia imperfecta, que permiten un anlisis ms profundo de la realidad econmica y que encajan muy bien en el estudio de la localizacin. En este planteamiento, se considera que el espacio acta como fallo de mercado, por lo que asumir la existencia de competencia perfecta es, aunque tericamente vlido, un supuesto en exceso restrictivo. De esta forma, las economas de escala en la produccin juegan un papel preponderante en la explicacin de no pocos fenmenos econmicos. Los modelos con externalidades se han constituido como una alternativa lo suficientemente rigurosa para hacer frente a la teora econmica tradicional, apuntalada en la competencia perfecta y los rendimientos constantes a escala y resultan especialmente atractivos para el anlisis de la aglomeracin de las actividades econmicas. Para que la teora de la localizacin tenga sentido, es necesario alejarse del enfoque de rendimientos constantes a escala y mercados competitivos, ya que la introduccin del espacio limita la competencia. La propia localizacin se constituye como una barrera a la entrada y proporciona un cierto poder de mercado a las empresas ah ubicadas. Los rendimientos crecientes son fundamentales para explicar la concentracin territorial de la produccin. Si nos enfrentramos a rendimientos no crecientes, sera deseable para cada empresa distribuir sus actividades entre todas las reas de consumo posible, en

2

donde el nivel de produccin sera el que satisface la demanda local. Los costes de transporte se ahorraran y cada mercado sera una autarqua. Sin embargo, las ciudades son la evidencia ms convincente de la magnitud de las externalidades en las economas reales. La concentracin espacial provee a las empresas de una serie de beneficios que generan un tipo especial de economas externas: las economas de aglomeracin, por medio de las cuales se reducen los costes locales de produccin . Dichas economas se derivan del aglutinamiento territorial de las actividades econmicas. En el territorio, las economas son internas, pero a nivel de la empresa individual, las economas son externas. Existen, adems, otro tipo de efectos externos, o externalidades, que afectan las decisiones locacionales: las externalidades tecnolgicas (o no pecuniarias) que se refieren a las ventajas que disfrutan las empresas de la capacidad innovadora de otras geogrficamente prximas. Las razones de la marginacin del espacio en la teora econmica todava se desconocen. Blaug (1985) sostiene que von Thnen adoleca de falta de claridad en sus trabajos mientras que Launhardt desarroll sus teoras siguiendo un formalismo poco accesible para su poca. Sin embargo, la explicacin de haber carecido de precursores eminentes parece poco satisfactoria. Para que la economa espacial tenga relevancia, es necesario que los tericos del espacio demuestren la importancia real que tiene ste en el seno de la teora econmica. El inters de un modelo no reside en el realismo de sus hiptesis, sino en su poder explicativo. En este sentido, los tericos del espacio deben reconocer la importancia y multitud de problemas econmicos fundamentales que pueden estudiarse de manera profunda a partir de modelos puntuales (no espaciales). Resulta equivocado inferir de lo anterior que el espacio es econmicamente neutro y que debe ser menospreciado como objeto de anlisis, aun cuando muchos de los intentos serios por construir teoras del espacio econmico se contabilicen como fracasos. Paradjicamente, el espacio juega un papel fundamental en el funcionamiento real de los mercados, pero est ausente de los modelos tericos. La paradoja resulta aparente, ya que integrar espacio y competencia exige alejarse de la comodidad de los principios del anlisis competitivo e impone restricciones complejas sobre cualquier otra forma de competencia. Por consiguiente, resulta ms cmodo jugar con los tringulos de Weber o los hexgonos de Lsch, dando la impresin de que la economa espacial se reduce a cuestiones de geometra aplicada, sin considerar las implicaciones fundamentales que tiene la interdependencia espacial y el territorio en el anlisis econmico. El nuevo enfoque del anlisis locacional justifica la concentracin espacial de las actividades econmicas mediante la existencia de economas externas de aglomeracin que reducen los costes de produccin dentro de unos determinados lmites territoriales.

3

Este proceso genera, asimismo, una dinmica industrial capaz de atraer actividades complementarias y de generar servicios especializados, as como de fomentar la innovacin tecnolgica. Este nuevo enfoque recupera la tradicin de Marshall sobre las economas externas a la empresa pero internas al territorio, lo que permita, segn el propio Marshall, mantener el supuesto de competencia perfecta. Si suponemos que las economas externas tienen una limitacin geogrfica que favorece la aglomeracin, debemos suponer tambin la imposibilidad de que dichas economas sean trasladadas de un lugar a otro, lo que hace que las regiones se diferencien unas de otras. Por lo tanto, dichas economas estn circunscritas por ciertas barreras territoriales. Sin embargo, los procesos de integracin econmica modifican, debido a la alteracin de los mecanismos de atraccin y repulsin, el espacio econmico en consideracin. La ampliacin de dicho espacio o la adicin de nuevas unidades territoriales con otro tipo de fuerzas, alteran el equilibrio espacial y tienden a modificar la estructura de regiones particulares, en la bsqueda de una organizacin espacial general ms eficiente. Este trabajo se plantea investigar sobre los determinantes de la localizacin industrial bajo este nuevo enfoque, sobre todo dirigindose a los efectos que sobre la relocalizacin de las actividades tienen los procesos de integracin econmica o de Globalizacin. En el primer apartado se ofrece una breve resea histrica de la teora de la localizacin, sobre todo lo que se conocen como modelos normativos y se plantea el nuevo enfoque basado en la existencia de externalidades a nivel territorial, poniendo nfasis en el papel que han desempeado las economas externas en la literatura sobre crecimiento econmico y organizacin industrial. Se intenta hacer ver cmo se ha modificado el paradigma de la teora de la localizacin. En un primer momento, las consideraciones tericas giraban sobre la determinacin de la localizacin ptima, desde la perspectiva del equilibrio parcial, y de configuracin de una estructura espacial eficiente en trminos de ventajas distributivas, desde la perspectiva del equilibrio general en el espacio. Sin embargo el cambio de enfoque, el paso del anlisis normativo hacia uno positivo, debe explicar no el patrn ptimo, sino los factores que explican lo que realmente ocurre y las consecuencias de dicho comportamiento. Es aqu donde se presentan los avances en la teora del crecimiento y de la organizacin industrial que utilizan intensivamente el concepto marshalliano de economas externas y que han impulsado una nueva lnea de investigacin en la teora de la localizacin. El punto principal del nuevo argumento es la revelacin de la importancia de las economas externas pecuniarias, ya que se derivan explcitamente de efectos asociados al tamao de mercado (Krugman, 1992).

4

En el segundo apartado se presentan las bases tericas que han impulsado este nuevo paradigma y se ofrece una revisin de la literatura, tanto terica como emprica, sobre el papel de las economas externas en la determinacin de las pautas de localizacin, destacando de manera particular los determinantes de la localizacin, asociados bajo este enfoque con los mecanismos por los que se generan las economas externas. El siguiente apartado, el tercero, hace referencia a la influencia que sobre la localizacin, pueden tener los procesos de integracin econmica. Se discute la importancia renovada que temas como el desarrollo desigual y el patrn centro-periferia tienen hoy en el seno de la economa regional. ()

2. Evolucin histrica de la teora de la localizacin1La dimensin espacial y, por lo tanto el efecto de la distancia, ha sido generalmente omitido en el anlisis econmico tradicional, an cuando algunos de los tratados clsicos en la materia consideraban de una u otra forma el territorio. Los orgenes de la introduccin de los efectos espaciales en la economa pueden remontarse hasta Cantillon (1755), para quin la organizacin social en su totalidad dependa bsicamente de la fertilidad de la tierra y del trabajo humano dedicado a ella. Supuso que las economas de tiempo y de transporte obligan a los agentes econmicos a situarse cerca de la tierra en que