Tema 9. Lecciones 7, 8, 9

download Tema 9. Lecciones 7, 8, 9

of 25

  • date post

    21-Jan-2018
  • Category

    Education

  • view

    82
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Tema 9. Lecciones 7, 8, 9

  1. 1. TEMA 9 Lecciones 7. 8. 9
  2. 2. El nacimiento del movimiento obrero Surge de manera violenta y clandestina por parte de los obreros debido a la falta de normativa en las condiciones laborales de las fbricas. Dcada de 1820: Luddismo (movimiento de origen ingls contra el nuevo sistema industrial, que se materializaba en la destruccin de mquinas, incendio de fbricas, etc.). Los obreros optaron por la destruccin espontnea de mquinas porque las consideraban responsables de la prdida de puestos de trabajo y del descanso de los jornales. El ejemplo ms conocido fue el incendio de la fbrica de Bonaplata (Barcelona) en 1835, puesto que se trataba del primer vapor que funcion en Espaa.
  3. 3. Dcada de 1830: Al darse cuenta de que el problema no estaba en las mquinas, sino en las condiciones que imponan sus propietarios, el eje de la protesta obrera fue poco a poco centrndose en las relaciones laborales, como la defensa del derecho a la asociacin y la mejora de las condiciones de vida y de trabajo. De esta manera, hacia 1834 surge el primer embrin de asociacionismo obrero, a travs de un grupo de tejedores de Barcelona.
  4. 4. Dcada de 1840: Fortalecimiento del movimiento asociacionista a travs de la creacin de las Sociedades de Socorros Mutuos ou Sociedades Mutalistas. A travs de estas entidades los obreros asociados que entregaban una cuota, podan asegurarse una ayuda en caso de enfermedad, desempleo o muerte. La primera que se llevo a cabo fue la Sociedad de Proteccin Mutua de los Tejedores de Algodn, creada por Juan Munts. Sin embargo, estas asociaciones no pueden considerarse sindicatos, puesto que su funcin era proteger al asociado, no la reivindicacin. La expansin del asociacionismo -en campo y ciudad-, llev a diversas reivindicaciones obreras que buscaban el aumento salarial y la disminucin de la jornada laboral. A pesar de que las huelgas estaban prohibidas, se hicieron un instrumento frecuente para presionar a los patrones. Para evitar represalias, las sociedades obreras crearon un fondo para ayudar a los obreros en huelga, las cajas de resistencia.
  5. 5. Dcada de 1850: Se produce la primera huelga general declarada en Espaa (1855), durante el Bienio Progresista. Se lleva a cabo en Barcelona como reaccin a la introduccin de nuevas mquinas hiladoras, las selfactinas, que ahorraban mano de obra y dejaban a muchos obreros en paro. Esta huelga se extendi a diversos lugares de Castilla y Andaluca.
  6. 6. Las revueltas agrarias Fueron una constante en los campos andaluces a partir del Bienio Progresista, despus de que la nueva desamortizacin hizo pasar la mayora de las antiguas tierras comunales a manos privadas (y no a los jornaleros, que eran mayora); sin embargo, adems de la desigual distribucin de la propiedad, la proletarizacin del campesinado tambin contribuy a la radicalizacin de estas revueltas. La forma ms habitual de la revuelta era la ocupacin ilegal de las tierras y su posterior reparticin entre los jornaleros; adems, se solan incendiar los registros notariales de la propiedad y enfrentarse con la autoridad pblica.
  7. 7. Comunidades enteras de Andaluca, Aragn o Castilla durante los aos cincuenta y sesenta llevaron a cabo centenares de protestas. Las ms sonadas fueron las de Loja (Granada), en donde seiscientos campesinos levantaron cuarenta y tres villas de Cdiz, Granada, Mlaga y Jan y consiguieron formar un ejrcito de varios miles de hombres armados. Sin embargo, la falta de apoyo poltico y el miedo a las represalias produjeron el fracaso de la revuelta. No obstante, los movimiento campesinos no cesaron; durante las dcadas siguientes (1860-70) el bandolerismo se extendi por Andaluca como respuesta violenta a las desigualdades sociales (asaltaban caminos o pequeas villas y caseros).
  8. 8. Socialismo Utpico y Republicanismo Socialismo utpico(Utopismo): El movimiento obrero y jornalero primitivo se vio potenciado cuando sus reivindicaciones fueron apoyadas por doctrinas como el socialismo, en sus diversas manifestaciones. La primera de ellas fue el socialismo utpico, que pretenda crear sociedades igualitarias, con propiedad colectiva y reparticin equitativa de la riqueza y acabar con las injusticias de la sociedad liberal. Fue Cdiz la ciudad por la que entr y se difundi la ideologa de algunos socialistas utpicos como Saint-Simon, Cabet o Fourier. En Espaa destacara la figura de Joaqun Abreu, fourierista nacido en Tarifa (Cdiz) que defenda la creacin de falansterios (cooperativas de hombres y mujeres en la que cada uno elega su trabajo, y producan y consuman todo lo necesario para sus habitantes), a travs de los cuales promover un orden social ms equitativo (sin reparto desigual de entonces). Sus ideas se expandieron desde Andaluca: Hacia Madrid, con la figura de Fernando Garrido, importante defensor del corporativismo. Hacia Barcelona, donde destacaron Felipe Monlau (defensor de las ideas de Saint-Simon), Abdn Terradas y Narcs Monturiol (seguidor acrrimo das ideas de Cabet).
  9. 9. SAINT-SIMN FELIPE MONLAU CABET NARCS MONTURIOL
  10. 10. Republicanismo: La difusin de las ideas democrticas expuestas por el republicanismo federal fue mayor que la del utopismo y tuvo en las clases medias y las masas obreras y campesinas ms politizadas sus mayores seguidores, por considerarlo la opcin ms favorable a sus aspiraciones sociales. En resumen, el programa del republicanismo (desde la Revolucin del ao 1868) sera as: Exigencia de un rgimen republicano. Descentralizacin del Estado. Reformismo social que implicase una mejora en las condiciones laborales. Sin embargo, a pesar del xito inciaol, la falta de apoyo poltico y, sobre todo, el no poder llevar a cabo buena parte de sus premisas, condujo a que muchos de sus seguidores se decantasen hacia otro tipo de ideologas (anarquismo o socialismo).
  11. 11. La llegada del Internacionalismo (1868- 1874)
  12. 12. La Internacional en Espaa La Gloriosa dio origen a un perodo conocido como Sexenio Democrtico (1868-74), en el que la tolerancia poltica permiti que el movimiento obrero organizado dejase de actuar en clandestinidad y pudiese expandirse pblicamente. . De este modo, llegaron a Espaa las primeras ideas anarquistas y socialistas, as como los primeros ncleos vinculados a la Primera Internacional, creada por Karl Marx en Londres (1864).
  13. 13. La Primera Internacional se dio a conocer en Espaa gracias a un viaje de Giuseppe Fanelli, enviado por el dirigente anarquista Bakunin (octubre 1868). Fanelli viaj a Madrid y a Barcelona con el propsito de crear los primeros ncleos de afiliados a la AIT (Asociacin Internacional de Trabajadores o Primera Internacional), entre los que destacan dirigentes sindicales como Anselmo Lorenzo ou Ramn Farga Pellicer. Fanelli, como anarquista, difundira las ideas bakunistas como si fuesen las de AIT, por lo que los primeros afiliados espaoles a la Primera Internacional, pensaron que el programa de Fanelli (basado en principios bakunistas) eran los principios generales de la AIT, lo que implic que ideas como ala supresin del Estado, la colectivizacin o el apoliticismo, se expandiesen de forma rpida y exitosa entre el proletariado cataln o el campesinado andaluz.
  14. 14. La Primera Internacional se dio a conocer en Espaa gracias a un viaje de Giuseppe Fanelli, enviado por el dirigente anarquista Bakunin (octubre 1868). Fanelli viaj a Madrid y a Barcelona con el propsito de crear los primeros ncleos de afiliados a la AIT (Asociacin Internacional de Trabajadores o Primera Internacional), entre los que destacan dirigentes sindicales como Anselmo Lorenzo ou Ramn Farga Pellicer. Fanelli, como anarquista, difundira las ideas bakunistas como si fuesen las de AIT, por lo que los primeros afiliados espaoles a la Primera Internacional, pensaron que el programa de Fanelli (basado en principios bakunistas) eran los principios generales de la AIT, lo que implic que ideas como ala supresin del Estado, la colectivizacin o el apoliticismo, se expandiesen de forma rpida y exitosa entre el proletariado cataln o el campesinado andaluz.
  15. 15. En 1870 se fund en el Congreso de Barcelona la FRE (Federacin Regional Espaola) de la Primera Internacional, que promulgaba: La aprobacin del recurso a la huelga como medio de accin. La necesidad de preparar al obrero para la revolucin social. El carcter apoltico del movimiento (a pesar de que este asunto no sera bien visto por todos sus miembros). De este modo, se recomendaba a todas las asociaciones obreras que se abstuviesen de participar en agrupaciones que tuviesen como objetivo la transformacin de la sociedad por medio de reformas polticas. La direccin de la FRE quedaba en nanos de un Congreso Federal, con sede en Madrid y posteriormente en Alcoy (Valencia). Rpidamente se hicieron un gran nmero de afiliados, sobre todo en Catalua, Valencia y Andaluca.
  16. 16. Crisis y escisin en la Federacin Regional Mientras que las ideas del bakunismo vinieron de la mano de Fanelli, las del Marxismo llegaron a travs de Paul Lafargue, instalado en Madrid a principios de los aos setenta (s. XIX) para impulsar las ideas internacionalistas ms vinculadas con el marxismo. El grupo madrileo desarrollado por Lafargue, integrado por personajes de la FRE como Francisco Mora, Jos Mesa o Pablo Iglesias, publicara en el diario La Emancipacin, una campaa a favor de la necesidad de la conquista del poder poltico por parte de la clase obrera. Las discrepancias entre las dos corrientes internacionalistas (anarquismo bakunismo- y marxismo) condujeron a la expulsin de la FRE al grupo madrileo y a la fundacin de la Nueva Federacin Madrilea, de carcter marxista (minoritaria en comparacin con la FRE). El punto lgido del internacionalismo en cualquiera de sus dos vertientes tuvo lugar durante la Primeira Repblica, momento en el que los anarquistas tenan la esperanza de provocar la revolucin y el derrum