Suple Dia Del Trabajador

download Suple Dia Del Trabajador

of 4

  • date post

    28-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Suple Dia Del Trabajador

Transcript of Suple Dia Del Trabajador

  • Pgina 1ESTEELel diario de la cordillera

    N

    S

    EO Martes 30 de abril de 2013

    Contina pgina 2

    El Da Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales.

    Desde su establecimiento en la mayora de pases (aunque la consideracin de da fes-tivo fue en muchos casos tarda) por acuer-do del Congreso Obrero Socialista de la Segun-da Internacional, cele-brado en Pars en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de ho-menaje a los Mrtires de Chicago. Estos sin-dicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por su participacin en las jor-nadas de lucha por la consecucin de la jor-nada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de1886 y su punto l-gido tres das ms tar-de, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. En la actualidad es una fiesta reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general, y se celebra en muchos pases.

    Llamativamente, en Estados Unidos y Canad no se celebra esta conmemoracin. En su lugar se celebra el Labor Day el primer lunes de septiembre en un desfile realizado en Nueva York y organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en ingls). El presidente Grover Cleveland, auspici la celebracin en septiembre por temor a que la fecha de mayo reforzase el mo-vimiento socialista en los Estados Unidos desde 1882. Canad se uni a conmemorar el primer lu-nes de septiembre en vez del primero de mayo a partir de 1894.

    La historia

    Los hechos que dieron lugar a esta celebracin estn contextualizados en los albores de la revo-lucin industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo IXX Francia era la segunda ciudad en nmero de habitantes de Paris, del Oeste y del Sudeste lle-gaban cada ao por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergaran a cientos de miles de trabajadores. Adems, estos centros urbanos acogieron a emi-grantes venidos de todo el mundo a lo largo del si-glo XIX.

    Una de las reivindicaciones bsicas de los tra-bajadores era la jornada de 8 horas. El hacer valer la mxima: ocho horas para el trabajo, ocho horas

    para el sueo y ocho horas para la casa. En este contexto se produjeron varios movimientos, en 1829 se form un movimiento para solicitar a la legislatu-ra de Nueva York la jornada de ocho horas. Anterior-mente exista una ley que prohiba trabajar ms de 18 horas, salvo caso de necesidad. Si no haba tal necesidad, cualquier funcionario de una compaa de ferrocarril que hubiese obligado a un maquinista o fogonero a trabajar jornadas de 18 horas diarias deba pagar una multa de 25 dlares.

    La mayora de los obreros estaban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, pero

    tena ms preponderancia la American Federation of Labor (Federacin Estadounidense del Trabajo), inicialmente socialista (algunas fuentes sealan el origen anarquista). En su cuarto congreso, realiza-do el 17 de octubre de 1884, sta haba resuelto que desde el 1 de mayo de 1886 la duracin legal de la jornada de traba-jo debera ser de ocho horas, yndose a la huelga si no se obtena esta reivindicacin y re-comendndose a todas las uniones sindicales que tratasen de hacer leyes en ese sentido en sus jurisdicciones. Esta resolucin despert el inters de las organi-zaciones, que vean la posibilidad de obte-ner mayor cantidad de puestos de trabajo con la jornada de ocho ho-ras, reduciendo el paro.

    El 25 de junio de 1868, el presidente An-drew Johnson promul-g la llamada Ley Ingersoll, estableciendo la jornada de ocho horas. Al poco tiempo, diecinueve estados sancionaron leyes con jornadas mximas de ocho y diez horas (aunque siempre con clusulas que per-mitan aumentarlas a entre 14 y 18 horas). Aun as, debido a la falta de cumplimiento de la Ley Ingersoll,

    las organizaciones laborales y sindicales de EE.UU. se movilizaron. La prensa calificaba el movimiento como indignarte e irrespetuoso, delirio de lunti-cos poco patriotas, y manifest que era lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ningu-na hora de trabajo.

    El da 1 de mayo, la huelga

    El 1 de mayo de 1886, 200.000 trabajadores ini-ciaron la huelga mientras que otros 200.000 obte-nan esa conquista con la simple amenaza de paro.

    En Chicago donde las condiciones de los tra-bajadores eran mucho peor que en otras ciu-dades del pas las mo-vilizaciones siguieron los das 2 y 3 de mayo. La nica fbrica que tra-bajaba era la fbrica de maquinaria agrcola Mc-Cormik que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque queran descontar a los obre-ros una cantidad para la construccin de una iglesia. La produccin se mantena a base de esquiroles. El da 2 la polica haba disuelto violentamente una ma-nifestacin de ms de

    50.000 personas y el da 3 se celebraba una con-centracin en frente sus puertas, cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies son la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los con-centrados se lanzaron sobre los scabs (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compaa de

    policas, sin aviso alguno, procedi a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo 6 muertos y varias decenas de heridos.

    El redactor del Arbeiter Zeitung Fischer corri a su peridico donde redacta una proclama (que lue-

  • Pgina 2 ESTEELel diario de la cordillera

    N

    S

    EOMartes 30 de abril de 2013

    go se utilizara como principal prueba acusatoria en el juicio que le llev a la horca) imprimiendo 25.000 octavillas. La proclama deca:

    Trabajadores: la guerra de clases ha comenza-do. Ayer, frente a la fbrica McCormik, se fusil a los obreros. Su sangre pide venganza! Quin po-dr dudar ya que los chacales que nos gobiernan

    estn vidos de sangre trabajadora? Pero los tra-bajadores no son un rebao de carneros. Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria. Si se fusila a los trabaja-dores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo. Es la necesidad lo que nos hace gritar: A las armas!. Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se beba a la salud de los bandidos del orden... Secad vuestras lgrimas, los que sufrs! segura mente es-toy interesa en el me pidio pololeo Tened coraje, esclavos! Levantaos!.

    La proclama terminaba convocando un acto de protesta para el da siguiente, el cuatro, a las cuatro de la tarde, en la plaza Haymarket. Se consigui un permiso del alcalde Harrison para hacer un acto a

    las 19.30 en el parque Haymarket. Los hechos que all sucedieron son conocidos como Revuelta de Haymarket.

    El 21 de junio de 1886, se inici la causa con-tra 31 responsables, que luego quedaron en 8. Las irregularidades en juicio fueron muchas violndose todas las normas procesales de forma y de fondo, tanto que ha llegado a ser calificado de juicio farsa. Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisin y cinco a la horca.

    El Crimen de Chicago cost la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un nmero exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o tortura-dos. La mayora eran inmigrantes: italianos, espa-oles, alemanes,irlandeses, rusos, polacos y de otros pases eslavos.

    Radiologa y MaMogRafa digital

    San Martin y Pto. Moreno

    Representantes exclusivos de:Rivadavia 1659 - Esquel Tel. 450460

    orma E. TruccoEscribana

    rEgistro n 70

    rivadavia 1223 - tEl. (02945) 453232cEl. (02945) 15681339

    EsquEl - chubut - Patagonia argEntinaEmail: norma.trucco@speedy.com.ar

    n

    Viene de tapa

    Da Internacional del Trabajo

  • Pgina 3ESTEELel diario de la cordillera

    N

    S

    EO Martes 30 de abril de 2013

    Consecucin de la jornada laboral de ocho horas

    En la actualidad

    En la actualidad, muchos pases rememoran el Primero de Mayo como el origen del Movimiento Obrero moderno. Hay algunos que no lo hacen, siendo en general pases de colonizacin britnica, como Estados Unidos de Norteamrica y Canad, que celebran el Labor Day (Da del Trabajo) el pri-mer lunes de septiembre; Nueva Zelanda, el cuarto lunes de octubre. En Australia, cada estado fede-raldecide la fecha de celebracin: el primer lunes de octubre en el Territorio de la Capital Australiana, Nueva Gales del Sur y Australia Meridional; el se-gundo lunes de marzo, en Victoria y Tasmania; el primer lunes de marzo, en Australia Occidental; y el primero de mayo en Queensland y el Territorio del Norte.

    En 1954 el papa catlico Po XII apoy tcitamen-te esta jornada de memoria colectiva al declararla

    como festividad de San Jos Obrero. ltimamente se viene denominando a este da como Da Interna-cional del Trabajo.

    En Portugal el Da Internacional de los Trabajado-res se comenz a celebrar libremente tras el triunfo de la Revolucin de los claveles el 25 de abril de 1974. Mientras que en las grandes ciudades se rea-lizan manifestaciones promovidas por los sindicatos como la Inter-CGT (Confederacin General de Tra-bajadores Portugueses - Inter) o la Confederacin Sindical de UGT (Unin General de Trabajadores) en otros lugares como en el Algarve se acostumbra a realizar comidas campestres.

    Les desea muy Feliz Da a sus

    empleados

    Paredes S.R.L.

    Sarmiento y Rivadavia

    Saluda a los Trabajadores en su Da

  • Pgina 4 ESTEELel diario de la cordillera

    N

    S

    EOMartes 30 de abril de 2013

    Nuestros mejores deseos a los Trabajadores en su da

    Saludamos a todos los trabajadores en su da

    S.E.C.E.

    Avenida Ameghino 1481 - Telefax